Asociación G. para la Libertad de Idioma
AGLI

La Coruña, España

R.N.Asociaciones: 80.224, CIF: G-15200553, CCC-IBAN: solicitar via email
Dirección postal: solicitar via email
    e-mail: agli-geocities.com   agli.geo-yahoo.com  
(no olvide cambiar - por  @)
www.libertadidioma.com

Desde 1.988 defendiendo los derechos humanos y constitucionales
de los que hablamos el idioma español.
Si no hemos conseguido mucho, es muy probable que una parte de la culpa sea tuya.

 


Una         opinión crítica contra los nacionalismos

En         Defensa de los Derechos Constitucionales de los que hablamos el Idioma         Común Español

Información dias 4 al 15.actualizada  Disculpen las molestias

Recortes de Prensa    Última actualización 25  24   23   22   21   20   19 (act)  18   17 (act)  16 (act)  15  (ok) 14   (ok)   13    (ok)  12   (ok)   11  (ok)    10  (ok)    9   (ok)   8  (ok) 
  7  (ok)    6   (ok)   5   (ok)   4   (ok)   3  (ok)    2   1 (act)
  
******************
 

Lenguas inútiles - Y ahora Ucrania, tomad nota idiotas!!

 

Euro and Europe doomed by Spain's inefficiency
AGLI Editor. 22 August 2012

The Spanish government has no intention to attack the intrinsic inefficiency problem, otherwise it should already have abolished the laws of  regional languages. This measure  would destroy inefficiencies affecting market, work force, education, legal, procedural, health, security systems and more. This measure has no cost, and benefits are outstanding.

Spain has seventeen regional governments partitioning the country with laws and languages. Therefore, the disassembly of the regional system, by abolishing the laws of the regional (and many local) governments and reducing the redundant government employees is also compulsory. This measure means a heavy social cost, two million people should be laid off, but the private sector could recover and start creating productive jobs. As a byproduct, professionals of politics would probably disappear (as they are the problem). 

Spain will sink the Euro and Europe unless it returns to common language and law.
AGLI Editor. 22 August 2012 

The deep problems of  Spain's economy are paving the way to the destruction of the Euro and Europe and the Spanish governments have no intention to fix their problems, otherwise the first measure with zero cost, returning to the spanish common language by abolishing all laws of  regional languages, should already have been taken. 

Basically, the inefficiencies of the governments and the unnecessary expenses are so high that no tax system can survive after the depletion of its citizens. 

Spain has a multitude of regional governments (seventeen) with many of them using different regional languages instead of the Spanish, and consequently the country is divided by laws and languages, the work force can't move unless families surrender themselves and the education of their children from their mother spanish language to the regional languages, government employees are valued more for their knowledge of the regional language than anything else, enterprises have to cope with many different and opposing laws written in different regional languages, and have to translate their operating  business systems to them. 

Therefore, should the Spanish government have any intention to fix the problem, the first measure should have been to abolish all the laws concerning regional languages, letting the Spanish be the common language. This measure  would destroy many inefficiencies affecting market, work force, education, legal, procedural, health, security systems and more. This measure has no cost, on the contrary benefits are absolute neccesity. 

The second measure should be the disassembly of the regional systems, abolishing the laws of the seventeen regional (and many local) governments and reducing the redundant and unnecessary government employees. This measure has a very heavy social cost, around two million people should be laid off, but by reducing those, unnecessary expenses, the private sector could recover and start creating productive work. As a byproduct, the superfluous class of professionals of politics would probably disappear (they are the problem).


AGLI Recortes de Prensa   Domingo 25 Septiembre  2016
La España ingobernable en el horizonte de 2020
Jesús Cacho www.vozpopuli.com 25 Septiembre 2016

Perdidos en la arboleda del pin pan pun al que nos tienen sometidos nuestros partidos, incapaces de ponerse de acuerdo a la hora de formar Gobierno, los españoles no estamos sabiendo ver el bosque de un futuro que a medio plazo se presenta cargado de incertidumbres tanto desde el punto de vista político como económico. La España ingobernable en el horizonte del 2020. Parece claro que quien finalmente se instale en Moncloa tras el caos actual lo hará al frente de un Gobierno débil, con escaso respaldo parlamentario, incapaz por tanto de hincarle el diente a los grandes retos que tiene planteados este país para mejorar drásticamente la calidad de su democracia, por un lado, y para seguir creciendo y creando empleo. Como contaba aquí días atrás Teresa Lázaro, la Fundación de Cajas de Ahorros (Funcas) acaba de dar la voz de alarma en un informe en el que afirma que, si no se toman medidas para remediarlo, la tasa de desempleo seguirá en 2020 por encima del 14% de la población activa y la deuda pública se mantendrá por encima del 100% del PIB. Sin cambios en la política económica, los grandes desequilibrios del país seguirán sin corregirse y el crecimiento de la economía no será suficiente para resolver los dos grandes retos españoles: el paro y la deuda.

La caótica situación política actual contrasta poderosamente con el comportamiento de la economía, que crece a más del 3% en tasa interanual, una paradoja que está llamando la atención de toda la UE. Parece, en efecto, que la parálisis política no pasa factura a la economía. En el segundo trimestre del año, el PIB registró un crecimiento del 0,8%, igualando los registros de los tres previos (tercer y cuarto trimestre de 2015 y primero de 2016). Entre abril y junio, el empleo aumentó a un ritmo del 2,9% en términos interanuales, tres décimas menos que en el trimestre anterior, lo que se traduce en la creación de 484.000 empleos equivalentes a tiempo completo en un año. “La economía parece tener una opinión diferente a la del típico periodista político para quien la ausencia de Gobierno es un grave problema, casi un drama”, podía leerse en un artículo aparecido en la revista británica The Spectator, bajo el título “Por qué los españoles tal vez están mejor sin Gobierno”. Otros van incluso más lejos. “Desde las elecciones de diciembre pasado no ha habido normas nuevas, y la población se ha librado de la carga de la nueva legislación que nadie entiende y que muchos tratan de desobedecer”, aseguraba este martes el historiador británico Henry Kamen, en un interesante artículo (“La delicia de no tener Gobierno”) publicado en El Mundo. “Un Gobierno débil significa menos control gubernamental, que no es una mala cosa cuando reparamos en que gran parte de esos controles son un obstáculo para esa prosperidad que se origina mediante el trabajo duro y los esfuerzos de la gente común, no por las leyes y regulaciones gubernamentales”.

Una visión con tintes anarquizantes que choca con la opinión de Miguel Cardoso, economista en jefe de BBVA Research, para quien, si bien no se puede hablar de un impacto evidente, la incertidumbre política no ha dejado de tener un efecto negativo sobre la economía. “Probablemente la pregunta que hay que hacerse es cuánto más estaríamos creciendo en un entorno de mayor certidumbre”, una cuestión que él mismo responde asegurando que “el impacto del aumento de la incertidumbre sobre la economía se ha traducido en que en lugar de estar creciendo a tasas de entre el 3 y el 3,5% del PIB, muy probablemente podríamos estar haciéndolo a tasas de entre el 3,5% y el 4%, medio punto por encima”. La ausencia de un Gobierno, por otro lado, impide la aprobación de los PGE, asunto que tiene su impacto en el gasto público, lo que indudablemente ralentizará el crecimiento, por no hablar del déficit de legitimidad y representación de un Gobierno en funciones incapaz de atender las demandas ciudadanas.

Malas perspectivas en deuda y paro
Según las previsiones de Funcas, si el próximo Gobierno no es capaz de corregir los desequilibrios y proseguir con las reformas que el Gobierno de mayoría absoluta del PP dejó a medio hacer, el crecimiento del PIB se irá frenando en los próximos años hasta situarse en el 2% en 2020. El paro también bajará y la deuda se estabilizará, pero la tendencia será insuficiente para corregir ambas variables. En lo que al empleo se refiere, la tasa de ocupación aumentará en los próximos años, pero en ningún caso alcanzará los estándares de nuestros socios europeos más ricos, lo que se traducirá en que en 2020 el 14,3% de la población activa seguirá desempleada. Los cambios demográficos que ya vive España no harán sino empeorar estas perspectivas. La población en edad de trabajar disminuirá en 500.000 personas en los próximos 5 años por la caída de la natalidad y el inicio de la jubilación de la generación del baby boom, una situación que es un misil dirigido a la línea de flotación de las pensiones. En efecto, el número de activos por cada jubilado será de 2,5 en 2020, frente a los 2,7 actuales y los 3,1 de antes de la crisis. Solo un problema como el de las pensiones, que se nos viene encima como si de una avalancha de montaña se tratara, debería ser suficiente para hacer reflexionar a nuestra clase política e inducirla de inmediato a ponerse de acuerdo, pacto de Estado mediante, para hincarle el diente al problema.

Nuestras administraciones públicas siguen gastando bastante más dinero del que ingresan, de modo que este año el Tesoro pedirá prestado en los mercados una cifra cercana a los 50.000 millones (déficit público del 4,6% para 2016), cantidad que casi en su totalidad se traslada a una deuda pública que no deja de crecer, que se ha triplicado desde la llegada de la crisis y que se ha consolidado por encima del billón de euros. Sin PGE para 2017, el desfase entre gastos e ingresos públicos podría elevarse al 3,6% del PIB el próximo año (frente al 3,1% previsto), lo que puede exponer a España a una multa por parte de Bruselas de hasta 6.000 millones y la congelación de otros 1.350 millones de fondos europeos. Raymond Torres, director de coyuntura de Funcas, ve muy difícil reducir un desfase presupuestario en casi 15.000 millones en 2017, un desafío en toda regla para una sociedad como la española, que en modo alguno quiere volver a oír la palabra “ajuste”. “Es cierto que la economía tiene mucha inercia, pero hay decisiones que no se pueden aplazar indefinidamente. Hace falta un Gobierno que tome medidas de inmediato para afrontar los desafíos de nuestra economía”.

El ratio deuda sobre PIB se situará en 2016 en el 100,4%, por encima de las previsiones oficiales (99,14% del PIB), y en 2020 escalará hasta el 100,9%. Un problema de primera magnitud. Por otro lado, el servicio de la deuda (intereses) tenderá a ir en aumento en el inmediato futuro en tanto en cuanto la política del BCE con el precio del dinero tienda a normalizarse. Las posibilidades de una reducción significativa de la deuda a medio plazo son mínimas: la presión social, espoleada por el populismo rampante que, en mayor o menor medida, practican todos los partidos, incluido el PP, no deja de crecer en demanda de más y más gasto público, que seguirá creciendo en pensiones, sanidad y educación. Es el triunfo del Estado beneficencia. Algunos expertos parecen haberse instalado en la resignación: “No soy nada optimista de que el futuro Gobierno sea capaz de hacer las reformas que necesita el país, pero yo me daría por satisfecho con que al menos no deshaga lo que se ha hecho bien en el pasado, por ejemplo, que no se cargue la reforma laboral o que no suba impuestos directos”, asegura José Luis Feito, presidente del Instituto de Estudios Económicos. “Lo que me da realmente miedo son los compromisos que Mariano Rajoy, en el caso de que el PP vuelva a formar Gobierno, pueda adoptar para superar la investidura, porque si esos acuerdos son muy gravosos en términos de gasto público, esto se puede ir por la alcantarilla en poco tiempo. Ahí va a estar la clave”.

El proyecto loco de Pedro Nono
En un santiamén se iría por la alcantarilla el crecimiento en caso de que triunfara ese proyecto de mayoría parlamentaria alternativa al PP que Pedro Sánchez proyecta exponer ante el Comité Federal del PSOE el 1 de octubre para salvar, una vez más, su pellejo. La formación de un Gobierno con el respaldo de un “frente progresista” no es una hipótesis imposible en términos de aritmética parlamentaria, puesto que los 170 diputados de PP, Ciudadanos y Coalición Canaria que apoyaron la fallida investidura de Rajoy tienen en frente a los 180 del resto de grupos que la impidieron, 4 por encima de la mayoría de la Cámara, con los que sería posible constituir un gabinete alternativo. Pedro Nono parece dispuesto a aceptar todos los votos “disponibles” para cerrar el paso a un Gabinete Rajoy. La patulea de grupos integrados en Unidos Podemos daría su respaldo a la fórmula, y otro sí harían los independentistas catalanes, que podrían incluso hacerlo “gratis” en el convencimiento de que cualquier Gobierno que no esté liderado por Mariano será más proclive a sus tesis. Con el apoyo adicional de la minoría de izquierdas del Grupo Mixto, la fórmula podría reunir los diputados necesarios como para hacer incluso innecesario el apoyo del PNV.

Con el respaldo, al menos supuesto, de la militancia socialista y la cobardía congénita de los llamados “barones” regionales, el bello Pedro está dispuesto a saltar la banca, incluso a jugarse el default de España, con tal de salvar su culo. “¡Mantente firme, Pedro, aguanta las presiones y líbranos de Rajoy y del PP!”, le arengaba ayer mismo Miquel Iceta, actual capo del PSC. Es el instinto de supervivencia llevado a nivel superlativo y expuesto en plaza pública con total desvergüenza. Se trata de saber quién resiste más, si Pedro o Mariano. La jornada electoral de hoy en Galicia y País Vasco podría despejar no pocas incógnitas: la continuidad de Sánchez en Ferraz, la posibilidad de Rajoy de formar Gobierno, y el liderazgo futuro del PP tras el marianismo. Lo que no va a variar es la querencia de la sociedad española hacia el Estado como manantial capaz de solucionar todos sus problemas con más gasto público, una sociedad que vive de espaldas a aquella sentencia que el escritor y filósofo Ralph W. Emerson escribiera hacia 1860, según la cual “la única regla segura se encuentra en el metro ajustable de la oferta y la demanda. No legislen. Interfieran y harán saltar las fibras con leyes suntuarias. No concedan subsidios, sancionen leyes justas, aseguren la vida y la propiedad y no necesitarán dar limosna. Abran las puertas de la oportunidad y la virtud, y ellos se harán justicia a sí mismos y la propiedad no estará en malas manos”.

Pedro Sánchez, la guillotina y el asesinato de Marat
El problema del PSOE va más allá que su posición ante Rajoy. Y la convocatoria de un congreso exprés no es más que una añagaza. El PSOE lo que necesita es un proyecto
Carlos Sánchez El Confidencial 25 Septiembre 2016

Uno de los episodios más extraordinarios de la Revolución francesa tiene que ver con el asesinato de Marat. Su autora, Charlotte Corday, fue un personaje singular a quien su padre, con apenas 13 años, arrastró a un convento junto a sus hermanas. De allí salió expulsada a los 22 años, tras decretar la Revolución el cierre de cenobios y abadías. Adscrita a los moderados girondinos, ha pasado a la historia como el símbolo de la inmolación patriótica.

Un célebre cuadro de Jacques-Louis David refleja de forma descarnada a Marat, ya asesinado, sujetando con el último hálito de vida una pequeña cuartilla en la que antes del asesinato la joven Charlotte, de 25 años, suplicaba audiencia al jacobino por motivos humanitarios, cuando en realidad su aviesa intención era perpetrar el crimen. En otro fragmento del cuadro de David se puede observar un retazo de papel encaramado sobre una rudimentaria caja en el que el propio Marat -todavía con la pluma ensortijada entre sus dedos- condona las deudas de una viuda, madre de cinco hijos, en un acto de piedad revolucionaria. Una brutal y certera puñalada había acabado con la vida del 'amigo del pueblo' mientras tomaba un baño en su oscuro habitáculo de la calle de los Cordeleros.

Charlotte, ya se sabe, ni siquiera trató de huir. Se refugió torpemente tras unas cortinas y apenas cuatro días después del asesinato fue llevada al patíbulo. En el juicio fue defendida por el mismo letrado de oficio que asistió a María Antonieta. Y poco antes de ser aguillotinada dijo al sacerdote: “Agradezco a quienes lo han mandado, pero no tengo necesidad de su ministerio; la sangre que he derramado y la mía que va a verterse son los únicos sacrificios que puedo ofrecer al Eterno”.

Matar políticamente a un tirano, y Marat representaba como nadie los excesos y delirios de la revolución, es, desde los romanos, un acto de dignidad. Pedro Sánchez no es, desde luego, Marat. Ni, por supuesto, un tirano, pero todo lo que rodea a la crisis del Partido Socialista -y en general al resto de partidos- tiene que ver con la incapacidad del sistema político para renovarse sin acudir a la catástrofe. Probablemente, por un problema de madurez democrática que empuja a los líderes a aferrarse al poder y al resto a obedecer.

Tanto Mariano Rajoy -tres décadas en coche oficial y dos elecciones generales perdidas contra Zapatero- como Pedro Sánchez representan la querencia por el poder. Ambos son los principales responsables del colapso institucional, y si ninguno de ellos es capaz de resolver el bloqueo, deben marcharse a casa. Es irresponsable acudir una y otra vez a las urnas para resolver problemas que tanto el PP como el PSOE están obligados a solucionar. Fue Tocqueville quien hablaba de democracia como un estado de la sociedad, no como una ‘forma de gobierno’, como habitualmente se confunde.

Ruido de sables
Estas dificultades para cambiar de líderes cuando no son capaces de resolver los problemas o fracasan de forma estrepitosa no es, desde luego, un asunto nuevo en la democracia española. La fórmula que ha utilizado el PP desde los lejanos tiempos de Fraga es el ‘dedazo’, y eso explica que la principal fuerza conservadora de este país haya interiorizado un comportamiento ciertamente falangista en el proceso de elección de sus líderes. Algo que explica que en Génova nunca haya ‘ruido de sables’ más allá de las inútiles conspiraciones de salón que en toda organización existen y que no van a ninguna parte Un altísimo dirigente del PP reconocía hace algunas semanas en la sede de El Confidencial que ni él ni sus compañeros de pupitre se enteraban de nada de lo que pasaba por la cabeza de Rajoy.

No ocurre lo mismo en otros partidos de centro derecha europeos, donde la elección del líder es abierta y transparente. En Francia, sin ir más lejos, seis candidatos, seis, compiten ahora por encabezar la alternativa republicana a la presidencia francesa, y lo mismo sucede en el Reino Unido o, incluso, EEUU, donde el proceso de elección del candidato republicano forma parte del ADN del sistema democrático.

El caso del Partido Socialista es, incluso, más llamativo. Sánchez fue elegido por los afiliados, y su ejecutiva, obviamente, está legitimada para seguir dirigiendo el partido hasta que se celebre un nuevo Congreso. No dimitió ni tras el 20-D (90 escaños) ni tras el 26-J (85 escaños), y eso le ha permitido asentarse sobre un dilema maldito, y ciertamente siniestro, que tiene mucho de chantaje político: ‘O yo o el caos’. O lo que es lo mismo, quien cuestione su liderazgo en las actuales circunstancias políticas, está poniendo al PSOE, en realidad, al pie de los caballos, toda vez que sería una irresponsabilidad cambiar de jinete en medio de la carrera electoral. Así, de una forma tan primitiva y hasta zafia, es como se ha blindado Sánchez todos estos meses una vez sobrepasado ampliamente el mandato congresual.

Este planteamiento es el que puede explicar la indulgencia con la que los dirigentes socialistas ajenos a la línea oficial han tratado a Sánchez desde las elecciones de diciembre. Ninguno quiere aparecer ante la opinión pública como la Charlotte Corday del siglo XXI y asestar una puñalada política a quien ha llevado al PSOE a los peores resultados de su historia reciente. Probablemente, porque la inmolación patriótica no forma hoy parte del código de conducta de la mayoría de los dirigentes políticos, acostumbrados a pastelear para que todo siga igual. De ahí que lo que ocurre hoy en el PSOE no es solo responsabilidad de Sánchez, sino de quienes en lugar de enfrentarse de frente a los problemas han mirado para otro lado o se han conformado con dar pequeñas collejas en público para salvar la cara.

El drama socialista
El drama socialista, con todo, no es solo ese. Ha construido un debate interno fragmentado ideológicamente por territorios, lo que explica la inexistencia de dirigentes alternativos con un perfil nacional. La oposición a Sánchez son hoy los barones autonómicos (salvo alguna excepción como Baleares), lo cual transmite la idea de un partido agrietado sin un discurso global que se mueve únicamente por intereses regionales. Miquel Iceta va a lo suyo, defendiendo los intereses electorales del PSC, y lo mismo ocurre con Susana Díaz. Es como si Alain Juppé, candidato conservador a las presidenciales y alcalde de Burdeos, se presentara ante los franceses como el líder de la Gironda. La democracia, ya se sabe, es lo opuesto a la aristocracia, aunque sea regional.

Sánchez, parece obvio, ha lanzado en los últimos días el globo sonda de convocar un congreso exprés inmediatamente antes de las previsibles elecciones de diciembre. Evidentemente, con la intención de legitimar su ‘no’ a Rajoy a través del máximo órgano de decisión. Pero en realidad se trata de una burda trampa con la que pretende mantenerse como secretario general. O expresado de otra forma, quiere aparecer como el garante del ‘no’ a Rajoy ante la militancia.

Sánchez tiene razones de sobra para decir ‘no’ una y otra vez al líder del PP. Y, de hecho, ha sufrido una presión inaceptable por parte de los poderes fácticos para cambiar de voto. Pero anteponer sus intereses orgánicos sobre el futuro de su partido convocando por la puerta de atrás un congreso exprés es, simplemente, irresponsable, como le ha recordado el presidente asturiano, Javier Fernández.

El problema principal de los socialistas no es hoy si se abstienen en un hipotético debate de investidura o votan ‘no’, por muy relevante que sea la decisión. El problema es de mucho mayor alcance y tiene que ver con el proyecto socialdemócrata en un mundo cada vez más polarizado, y en el que se mueven con soltura todos los ismos de este tiempo: los nacionalismos, los populismos, los fanatismos… O, incluso, el nuevo capitalismo postindustrial que ha desarbolado a los Estados y los ha convertido en subalternos de muchas multinacionales con enorme capacidad de presión política.

Y cuanto más tarde el PSOE en encontrar a su Charlotte Corday más tiempo seguirá siendo un partido ideológicamente colapsado. Marat seguirá haciendo de las suyas y Jacques-Louis David no tendrá a quien pintar dentro de la bañera postrado en su fracaso.

'Nueva política', elecciones y cupo vasco
Enrique Calvet Libertad Digital 25 Septiembre 2016

Nadie ha hablado en campaña del cupo vasco, ese oscuro, y obsceno, objeto del deseo. Y lo llaman 'nueva política'.

Cabe dudar de que exista nada claro sobre la frontera entre nueva y vieja política, salvo que nos centremos en aspectos poco trascendentes como el desaliño indumentario, la falta de respeto escandalosa o las extravagancias. Pero sí existe, claramente, la diferencia entre la falsa política, la politiquería de unos mediocres con pocas luminarias y mucho interés personal, y la Política con mayúscula que necesitamos. Uno de los síntomas claros, tanto en medios (que también son política) como en políticos ejercientes, es el esfuerzo en no tratar los temas fundamentales que condicionan y modularán la vida de los españoles en la polis común. Y, refinamiento funesto, estas ocultaciones de birlibirloque se dan en campañas electorales.

Por ejemplo, es intolerable y de una enorme deficiencia democrática que la campaña en Vascongadas, o en la Comunidad Autónoma del País Vasco, para que nadie se moleste (a partir de ahora CAPV), no aborde el tema del cupo vasco en profundidad, analítica y propositiva. Se podría argumentar que es un tema de importancia nacional y que aquí no procede porque se trataría de elegir a los mejores gestores regionales para trabajar en el marco vigente. Sería, de nuevo, hacerse lamentables trampas en el solitario, ya que nadie ignora que el enfoque de estas elecciones es totalmente nacional y que la dinámica establecida es una disputa entre partidos regionales secesionistas con un modelo de ciudadanía pre Ilustración frente a partidos de ámbito nacional o cuasi nacional (PSE) que, por lo menos, dicen creer en una España de ciudadanos iguales y libres. Por lo tanto, la opinión e intención de los partidos que se presentan sobre el cupo vasco, a más de tener una obligada visión global de los intereses de los españoles todos, debería ser un factor clave a la hora de valorar la entrega del voto. Lo que pase con el concierto y el cupo vascos va a condicionar grandemente la prosperidad, solidaridad e igualdad de los españoles del futuro, así como el elemento clave de sentirse miembros de un proyecto común en marcha solidaria. Es decir, va a condicionar la posibilidad de que España vuelva a ser lo antes posible una sociedad de libres e iguales que los partidos españoles dicen defender. Como lo ha condicionado hasta ahora, pero en sentido totalmente destructivo. Y de ese análisis serio, riguroso y debatido habría que partir y hacer propuestas, al servicio de lo que se ha dado en llamar valores republicanos, que inspiran, por ejemplo, la sociedad en la que viven los vascos franceses. (Nada que ver, por supuesto, con la forma de jefatura de Estado, lo mismo diríamos de Dinamarca, por ejemplo).

Si podría ser entendible que no se hablase demasiado del concierto vasco en el ámbito de unas regionales porque es un hecho constitucional, como tal democráticamente votado, cuya modificación o erradicación necesita del Parlamento español y de una actitud propositiva a nivel nacional. Los problemas para la democracia española, en que la disposición adicional primera de la Constitución echaba las primeras potencialidades retrógradas de discriminación, territorialidad por encima de ciudadanía, agravios comparativos e insolidaridad, pueden haberse convertido en verdadera metástasis venida a más por la gestión y el desarrollo políticos que se le ha dado posteriormente, absolutamente imprudente para el bien común de los españoles, por decirlo con generosidad.

Uno de los aspectos catastróficos tangibles de ese desarrollo es el llamado cupo vasco, a no confundir con el concierto, que atribuye derechos diferenciales a determinados españoles que viven en determinadas áreas. El cupo es la plasmación cuantitativa de esos derechos, en cuanto supone la cantidad de dinero con el que el Gobierno regional (recolector de lo que aportan las tres Haciendas forales) contribuye a los ingresos del Estado, que deberá atender sus obligaciones de protección al bien común, entre otras las redistributivas. Pues bien, no existe estudio de disparidades regionales, no existe análisis de la financiación autonómica, no existe medición de los gastos e ingresos públicos per cápita que no demuestren límpidamente que la contribución foral está muy por debajo de la del resto de España y que, por lo tanto, determinados ciudadanos españoles, geográficamente ubicados, temporal o permanentemente, en la CAPV, gozan de mejores prestaciones sociales porque el Gobierno regional está grandemente sobrefinanciado en comparación con los de otras regiones.

En otras palabras, sin dudar de la mítica capacidad gestora de los habitantes de la CAPV, la realidad es que la mayor prosperidad relativa de la que gozan se debe en gran parte a los impuestos del resto de los españoles. Y eso es una discriminación entre ciudadanos compatriotas, un absurdo democrático y un ataque frontal a la visión moderna de una nación de libres e iguales. Y, por supuesto, el germen de agravios, confrontaciones tribalistas y descrédito del valor solidaridad. Lo que en épocas de gravísima crisis económica para todos y de gigantescos problemas para mantener el Estado del Bienestar, adquirido por los españoles todos con esfuerzos ímprobos, es una catástrofe política disolvente. Como se ha explicado, el cupo vasco no es el resultado inevitable de una apuesta constitucional, sino el resultado de un método impresentable gestionado políticamente en vez de científicamente para asegurar la igualdad de todos los españoles, lo que sí es un prioritario valor constitucional. Por eso, al ser gestión política que condiciona grandemente el futuro de la igualdad y solidaridad entre españoles, es absolutamente intolerable que no sea un tema debatido intensamente en la campaña electoral, aunque más no fuera por los partidos de ámbito nacional, por pedagogía, por ética y por respeto a los ciudadanos.

Un solo partido así lo hacía, el laminado UPyD a manos de sus creadores, por lo que aquí rindo homenaje a la valentía y honradez de don Gorka Maneiro. Hoy el minúsculo UPyD ya no se presenta y nadie habla en campaña del cupo vasco, ese oscuro, y obsceno, objeto del deseo. Y lo llaman nueva política.

Enrique Calvet, eurodiputado.

Nace Narcolombia, capital Tarifa
Federico Jiménez Losantos Libertad Digital 25 Septiembre 2016

La inevitable guerra entre cárteles y la guerra sucia de los paramilitares provocarán la descomposición social que sufre Venezuela y que buscan las FARC.

Este domingo, en el que Marianono y Pedronono, secuestradores de la democracia, revalidarán su derecho a llevarnos a las urnas cualquier Navidad, verá el parto asistido del primer narcoestado de la historia, cuya cuna será la sepultura de la antiguamente conocida como República de Colombia. La madre morirá en el parto, porque no hay república capaz de sobrevivir a una Constitución que no se puede siquiera reformar (ver el análisis del ex-ministro Londoño en LD), y que establece un poder judicial no colombiano que podrá absolver a los narcoguerrilleros y condenar, sin derecho a apelación, a los militares y policías que tanto los han combatido.

Esa Carta Magna es una Manga Ancha para el cartel comunista más sangriento de Iberoamérica, con decenas de miles de adultos y niños que han sido secuestrados, asesinados, violados, convertidos en carne de cama y de cañón. La narconstitución redactada en La Habana y asumida por un presidente legal, Santos, pero ilegítimo por estar bajo chantaje o perpetrarlo, reconoce una total y absoluta capacidad constituyente a las FARC que se traduce en presencia parlamentaria al margen de las urnas, prohibición constitucional de los vuelos para fumigar la planta de coca, creación de un poder mediático –cadenas de radio y televisión- pagado por los colombianos con sus impuestos, y, por supuesto, para cuando Obama sea recuerdo, prohibición de extraditar a los USA a los narcos, a los que el aparato mediático de Narcolombia llamará pronto cultivadores sostenibles.

La Constitución soñada por Pablo Escobar
La Constitución que, sobre las cenizas de una Colombia sometida al doble chantaje de los narcoterroristas y de su Gobierno, se refrendará hoy –basta el 13%- parece redactada por Pablo Escobar. Pero este precursor del Derecho Constitucional acuñado por Santos y Timochenko no contó con la logística de los Castro y Maduro, la diplomacia de Obama y la UE, ni la bendición apostólica de S. S. Francisco I de Perón y Guevara. Lástima que Escobar sólo alquilara a la guerrilla comunista M-19 para asaltar el Palacio de Justicia y destruir sus archivos, porque ahora los destruirá el Gobierno salvo los que se conviertan en garantías de empleo. Lástima que se jugara la vida el que impidió que Escobar tomara posesión de su escaño cuando exhibió su ficha policial de narcotraficante, porque las FARC tendrán, sin pasar por las urnas como Escobar en Medellín, 27 escaños. Lástima que Gaviria, presionado por su predecesor Turbay tras la muerte accidental de su hija Diana, secuestrada por Escobar, se arrepintiera al cabo de dos años de aceptar el cese de la fumigación de los cultivos de coca, prohibir la extradición de narcos a los USA y conceder a Escobar el derecho a cárcel particular, con la máxima seguridad y comodidad, dirigida por el propio Escobar y desde la que él seguía controlando su red de narcotráfico.

Es verdad que Escobar asesinó a mucha gente, pero mucha menos que las FARC. Sin embargo, a diferencia del visionario de Medellín y de sus elegantes herederos Rodríguez Orejuela y Ochoa, el cártel de Cali que, según Pastrana, hizo presidente a Ernesto Samper, el actual jefe del cártel de las FARC, Timochenko, puede aspirar, narconstitución en mano, a que esa cárcel de oro que pasma en la serie Narcos sea el propio Palacio de Nariño. Siete mil narcoguerrilleros han puesto de rodillas a cuarenta y siete millones de colombianos, por la cobardía infinita de su gobierno, sin duda, pero también por la colaboración que el nacimiento de Narcolombia tiene en La Habana, Caracas, Washington, El Vaticano, Bruselas y, ay, Madrid.

La capital de Narcolombia será española
Aunque el respaldo de Obama al nacimiento de Narcolombia haya levantado los vetos de países como Alemania o Francia, cuyos dirigentes están harto ocupados por el terror islamista, los migrantes ilegales llamados refugiados y sus colaterales daños electorales, es en España, el país más cercano a Colombia y el que más ha sufrido el terrorismo comunista, donde más poderes mediáticos y políticos –si hubiera alguna diferencia- exhibe el narcoestado recién nacido. El imperio PRISA, cuya presencia americana desde el fichaje de ex-presidentes por Polanco es apabullante, ha arrastrado a la Izquierda que ya apoyó la rendición de ZP a la ETA, a los centristas despistados –Rivera, tras defender a las víctimas de Maduro, felicitó a Colombia por el proceso de paz, apoyado por Caracas- y sobre todo ha guiado a los medios audiovisuales controlados por la Vicepresidenta del Gobierno: el duopolio Atresmedia-Mediaset y RTVE. En los medios de papel, sólo El País ha apoyado abiertamente el pacto con las FARC, con los mismos argumentos que usó para defender el pacto ZP-ETA pero ocultando que esta narco-ETA impone, con el Gobierno de Santos como intermediario, una narconstitución hecha a la medida de un cartel de la droga, jamás de una democracia con separación de poderes, justicia independiente, medios de comunicación libres y leyes iguales para todos.

Como siempre, con Escobar, con ZP o con Santos (no los equiparo, me parecen moralmente peores Santos y ZP, que juraron defender las libertades en sus países que el narco vil que por dinero las atropelló) la Paz es el señuelo para que la ciudadanía acepte la corrupción institucional. Pero hay una diferencia esencial entre defender la rendición ante una banda terrorista o una guerrilla, que es una banda venida a más. La diferencia la explica muy bien Herman Terstch en su videoanálisis para LD: la cocaína. Lo que ha hecho poderosas a las FARC no es el salvajismo con los civiles o la infiltración mediática y judicial del proyecto marxista-leninista, sino el inmenso poder del dinero que, de forma casi ilimitada, le ha dado la droga.

¿Y cabe suponer que ese dinero de la droga que ya ha corrompido a jueces y fiscales, periodistas y religiosos, diputados y hasta presidentes en Colombia no está pagando o no pagará en el futuro a los jueces, policías, políticos y periodistas de todos los países en que opere Narcolombia? No se sabe cuánto dinero, aunque es muchísimo, pone el Gobierno de Santos y cuánto, aunque ilimitado, pone el cártel de las FARC, ambos igualmente interesados en la campaña para legitimar el nacimiento de su narcoestado. Si Santos usa pródigamente el dinero de todos los colombianos, las FARC no escatimarán el necesario para engrasar el necesario apoyo internacional. ¿Cuántos políticos y medios de comunicación inclinados sobre la cuna de Narcolombia lo hacen por el patológico buenismo progre y cuántos por el billete discreto del narco? Es imposible saberlo, pero legítimo sospecharlo.

La presión para llevar al Rey
En España ha habido una presión brutal para que el rey Felipe VI asistiera, es decir, legitimara a ese íncubo dictatorial que es Narcolombia. La cabeza de esa presión en el área decisiva, que es la del Gobierno, ha sido Margallo, ese metomentodo que ocupa la cartera de Exteriores, Asuntos Catalanes y Tinglados Varios, amén de aspirar a Vicepresidente, Presidente del Gobierno o Cardenal de Manila, lo que sea. Y probablemente ha sido la entrevista de Pérez Maura a Pastrana en ABC, detallando cómo el acuerdo suponía entregar a las FARC un terreno cultivable de 3 o 4 millones de hectáreas, casi la mitad del total, además de señalar a Samper como criatura del Cartel de Cali y futuro hombre fuerte de Narcolombia, lo que decidió a Zarzuela para no acudir. A cambio, representó a los poderes fácticos que aquí apoyan ese engendro Campechano I, que con Margallo representa todo lo corrompido o corruptible de nuestra política. El caso no merecía menos.

Pero se equivoca quien piense que el naciente narcoestado se limitará a Colombia. En su novela El Puñal, el periodista y escritor argentino Jorge Fernández Díaz (nada que ver con el ministro espiado en su propio despacho) explica cómo la ruta Colombia-Rio de la Plata-Europa pasa por dos polos españoles: Tarifa y las Rías Bajas gallegas o eventualmente algún lugar del Cantábrico. Ahí, el soborno en las fronteras, los abogados ricos y los políticos corruptos complementarán a las planeadoras del contrabando que hace años merodean en el Estrecho, con parada en Gibraltar.

Con el dineral que a diario ingresará Narcolombia, dudo de que un país como España pueda resistir. Es el lugar natural para entrar en Europa, por mar y por tierra, por aire y en mula. Por todas partes entrarán, pero en buena lógica, serán Tarifa y Vigo las primeras puertas de la penetración narcolombiana en Europa. Y Madrid, el Miami del blanqueo de su dinero. El narcotráfico asaltará Europa por España, de abajo arriba y de arriba abajo. Y Narcolombia, capital Tarifa, acabará mudando su sede a Madrid.

Dentro de Colombia, lo que Santos ha firmado es la guerra civil a medio plazo, dentro de la estrategia comunista que se dice bolivariana pero que ya desarrolló Mao propugnando alianzas temporales con sectores no revolucionarios obreros, campesinos o estudiantiles. La diferencia con los análisis marxistas clásicos es que la potencia de fuego del dinero del narco es superior a cualquier división acorazada. Las FARC fraguarán, lo han hecho ya con Santos, una alianza contra esos aparatos del Estado que se les han resistido durante 40 años. Pero el dinero del narco no lo puede todo.

No toda Colombia se rendirá
No todos se rendirán. Uribe, Pastrana y la parte de la izquierda colombiana opuestos al pacto con las FARC representan a lo mejor de esa nación y lucharán. La narconstitución irrevocable acabará siendo revocada. Esa sociedad falsamente unificada por el señuelo de la Paz barata saltará en pedazos. Pero antes, la inevitable guerra entre cárteles y la guerra sucia de las Autodefensas o los paramilitares provocará la descomposición social revolucionaria que sufre Venezuela y que buscan las FARC. Creer que el Poder corromperá a los terroristas, como se finge en España con la ETA, es inmoral; pero es además estúpido si se trata de los narcoterroristas de las FARC.

Cuando las instituciones democráticas albergan terroristas para corromperlos lo que se corrompe son las instituciones. Lo que firma Santos es lo que Mao denominó guerra civil prolongada. Y si una nación no merecía ese destino es la Colombia que hoy, envuelta en el sudario de la Paz, entierran Santos, Obama y Campechano, con la bendición apostólica de Su Santidad el Papa Francisco, que Dios confunda y el Diablo se lleve.

La claudicación de Santos ante las FARC
EDITORIAL Libertad Digital 25 Septiembre 2016

El pacto alcanzado con el siniestro terrorista Timochenko es una rendición del Estado ante una banda asesina, ahora con marchamo legal.

Tras 52 años de terrorismo y miles de asesinatos, secuestros y violaciones de derechos humanos, el Gobierno de Colombia ha alcanzado un acuerdo con uno de los grupos terroristas más longevos, responsable de haber aterrorizado a varias generaciones de colombianos. Las FARC, una organización grupo terrorista de estirpe comunista, devenido uno de los cárteles más poderosos del narcotráfico a escala mundial, ha conseguido la rendición del Gobierno legítimo colombiano con un pacto que no puede ser más ventajoso para los integrantes de la banda asesina.

Cuatro largos años de negociaciones en La Habana, patrocinadas por los Castro, han culminado en un acuerdo que quedará firmado mañana lunes y será sometido a referéndum el día dos de octubre. Tan sólo con los votos a favor del 13% del censo electoral quedará sancionado este pacto de impunidad para los integrantes de una de las bandas terroristas más sanguinarias de la historia a escala mundial.

No es extraño, por tanto, que hayan surgido voces de peso dentro de Colombia, como los expresidentes Uribe y Pastrana, en contra de este apaño, gestionado por un gobernante que dejará a su país a merced de unos marxistas que podrán a partir de ahora llevar a cabo sus objetivos dentro de la legalidad.

Como acertadamente han interpretado los dos expresidentes contrarios a esta rendición del Estado de Derecho ante una banda terrorista, la presencia de mandatarios de otros países supone otorgar un marchamo internacional a un asunto que tiene que ser dilucidado por los ciudadanos del país en las urnas. Por eso cabe agradecer que, en un gesto de sensatez y de dignidad institucional, el Rey de España haya declinado viajar a Colombia como quería el inefable ministro García Margallo, para enviar en su lugar a su padre, el rey emérito, convirtiendo la participación española en un acto meramente protocolario en lugar de una manifestación clara de apoyo a un pacto que tiene dividida a la sociedad colombiana.

Los colombianos tendrán que resolver este dilema en tan sólo unos días, pero el pacto alcanzado con el siniestro terrorista Timochenko es una rendición del Estado ante una banda asesina que, ahora con marchamo legal, seguirá persiguiendo los mismos fines totalitarios de una organización asesina de estirpe comunista como han sido y serán siempre las FARC.

Herrera y Leguina estallan con Carmena y cuentan un alarmante dato de su gestión
David Lozano esdiario 25 Septiembre 2016

El locutor pedía aplicar a la alcaldesa el “desfibrilador”de tontos" . “Abre las fronteras de tu casa”, sugería a la alcaldesa. Además destapaba algo que está ocurriendo en el Ayuntamiento.

Terminaba este martes su particular repaso de la actualidad el colaborador de Herrera en COPE, Santi González, y lo hacía como siempre con su sección estrella “el desfibrilador de tontos”, un singular espacio que se toma con humor las ocurrencias de algunos de los personajes de actualidad. Carlos Herrera reclamaba entonces aplicar este desfibrilador a la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, por su abstracta apuesta de “humanizar fronteras”. Se preguntaba Carlos Herrera si con esa acción pretende Carmena “dejar pasar a dos de cada tres o uno de cada cinco o que la valla sea lo suficientemente alta para disuadir para saltar pero que las puedan saltar unos cuantos… bueno, pues que abra las fronteras de su casa, por ejemplo”.

Eran los momentos previos a una tertulia en la que posteriormente los participantes se emplearon a fondo contra la gestión y balance de Gobierno de la alcaldesa. Joaquín Leguina intervenía entonces para calificar lo dicho por alcaldesa de Madrid como de auténtica “mamonada” para ceder momentáneamente la palabra el socialista y ex presidente madrileño al periodista Bieito Rubido, que denunciaba que “Manuela Carmena tiene opinión de todo, como Belén Esteban, pero no se ocupa para nada de la ciudad de Madrid. Los inmigrantes, la paz en el mundo, pone en marcha radios, hace absolutamente de todo… pero Madrid está perdiendo enormes oportunidades, se le están poniendo todo tipo de trabas al desarrollo económico, la inversión económica se está parando y la gran oportunidad que tenía de convertirse en una capital de turismos de compras la está perdiendo. Es decir que doña Carmena y toda su pandilla instalada en el Palacio de Cibeles tienen opinión de todo menos de la ciudad de Madrid”.

Era el momento en el que Joaquín Leguina, sin pelos en la lengua, revelaba un dato estremecedor para la credibilidad del Gobierno municipal de Carmena “hay un problema, y ya que eres director de un periódico te animo a que lo investigues (se refería a Rubido), el programa de inversiones, el capítulo 6 de los Presupuestos, lo tienen parado pero no por ganas de invertir sino porque no saben hacer los papeles. Tu en el ayuntamiento, como en cualquier institución pública, tienes un interventor y te dicen como se tienen que hacer las cosas pero no las saben hacer”.

Una afirmación que refrendaba la tercera tertuliana en cuestión, Isabel Durán, “eso es lo que está pasando en ayuntamiento gobernados por podemitas que se reúnen y no se atreven a tomar decisiones porque pueden firmar verdaderas barbaridades y dislates. Me contaba un técnico que se acaba de jubilar de unos de estos ayuntamientos que estaba escandalizado porque toda esta gente, y concretamente en el Ayuntamiento de Madrid, tiene una especie de lenguaje no escrito para reconocerse entre ellos y hablo de los podemitas al uso y en las reuniones que mantienen a la hora de la verdad no firman un papel porque les da pánico porque no entienden de nada y no saben de nada.

Y de esta manera cerraban en COPE un capítulo más de la actualidad política municipal madrileña, siempre marcada por la polémica y desgraciadamente con pocas buenas noticias para los vecinos de la capital de España.

La «no campaña» de ETA en el País Vasco
Editorial La Razon 25 Septiembre 2016

El líder socialista ha ido a tomar aliento a Cataluña. Tras semanas de críticas por parte de los barones territoriales, por fin, ha hallado en el PSC el apoyo político a su envite de gobierno que otros territorios le niegan. Ayer, en la Fiesta de la Rosa de Gavà, el cuestionado y denostado Pedro Sánchez fue ungido por Miquel Iceta cruzado para acabar con el Gobierno de Mariano Rajoy. Sin embargo, como en ocasiones no deja de repetir el propio Sánchez, en el PSOE existen distintas sensibilidades. Y la encabezada por Iceta no se puede decir que sea ni la más numerosa ni la que tiene mayor peso. De hecho, Iceta y Sánchez, en sus descalabros electorales, han ido parejos.

De ahí la escasa autoridad con que se ve a ambos desde otras federaciones que sí tienen responsabilidades de gobierno y sí han ganado elecciones. No ha sido casual que fuera Iceta el que también ha llamado al «diálogo y la negociación». Con sus palabras ha dado la alternativa a Sánchez a hablar con los independentistas. Sus votos son clave para un «Gobierno Frankenstein» –como con socarronería apuntó esta semana la vicepresidenta, Sáenz de Santamaría–. Desde posiciones soberanistas se dejan querer. No hacen ascos a unir fuerzas a quien sea con tal de desalojar de La Moncloa a Rajoy. De hecho, el primero que dio la idea –que, sin duda, estaba en la cabeza de más de uno–, fue el dirigente de la extinta Convergència Francesc Homs, al sugerir la hipótesis de aparcar el referéndum si ello facilitaba la salida de Rajoy de La Moncloa.

Desde el círculo más cercano a Pedro Sánchez también se juega la carta vasca. Sus próximos en Ferraz valoran la posibilidad de que el PSE-EE resista en el País Vasco y sea el socio que necesita el PNV para alcanzar Ajuria Enea. Ese peso específico de los socialistas vascos sería contrapuesto a las voces críticas a Pedro Sánchez que llegan desde Aragón, Castilla-La Mancha, Asturias o Extremadura. Territorios donde el PSOE sí gobierna. Para muchos de estos partidos independentistas la estrategia del castillo de naipes ideológico que se plantea sería su última oportunidad frente al descalabro de sus ambiciones que traería aparejadas unas terceras elecciones.

En caso de llevarse a cabo esos comicios, muchos independentistas trabajan con la posibilidad, cada vez más cierta, ante el hartazgo del electorado español, de una victoria absoluta del Partido Popular. El peor escenario para sus aspiraciones. Por no hablar de la inquietud con que se observan estos movimientos en sectores económicos. Una inmensa mayoría de la clase empresarial mira con preocupación el peligro de que el PSOE abandone la socialdemocracia para embarcarse en dictados populistas o radicales de la mano de sus socios de conveniencia. Por no hablar del caos económico que supondría el resquebrajamiento territorial en la unidad de mercado que es en la actualidad nuestro país.

Pedro Sánchez tiene ya su agenda de batalla política ajustada. Con los oídos cerrados a las críticas, y a los que le piden moderación y sentido común, está decidido a embarcarse en una aventura coral que lleva camino de superar en desorganización y caos a las padecidas en Galicia con el bipartito, en Baleares con el «pentapartito» o en Cataluña con el tripartito de infausto recuerdo. Sólo hay que echar la vista atrás y observar dónde están cada uno de aquellos actores y las consecuencias que acarreó para esas comunidades. Sánchez no quiere recordar. Seguro que en el Comité Federal del 1 de octubre habrá alguien con buena memoria

'No más silencio cómplice, no más concesiones'
Miles de personas defienden la calle de Millán Astray en Madrid
Numerosos madrileños han acompañado este sábado a la Hermandad de Antiguos Caballeros Legionarios en la concentración para defender el honor de su fundador tras la decisión del Ayuntamiento de Madrid de retirarle su calle.
A. B  www.gaceta.es 25 Septiembre 2016

Asociaciones legionarias se han concentrado este sábado en la Plaza Mayor de Madrid para defender el honor de su fundador, tras la decisión del Ayuntamiento de Madrid de retirarle la calle en virtud de la sectaria ley de Memoria Histórica, y han estado acompañados por miles de madrileños que han querido así respaldar a una institución respetada y admirada en todo el mundo. Han asistido también hermandades y asociaciones de todas las comunidades autónomas y de las ciudades de Ceuta y Melilla, y de Portugal, y otras como la hermandad de paracaidistas, veteranos del Ejército y Legión Urbana.

El acto, que ha comenzado con el izado de la bandera de España, ha contado con la presencia de Peregrina Millán-Astray, hija del general, que ha llegado en un vehículo del Cuerpo. Guillermo Rocafort, secretario de la Hermandad Nacional de los Antiguos Caballeros Legionarios, ha manifestado su oposición a la decisión del Ayuntamiento y ha asegurado que "una nación unida es una nación respetada". En este sentido, ha agradecido a la Hermandad de Cataluña, la más numerosa, su presencia, y ha censura la ambigüedad del arzobispado respecto a la Ley de Memoria Histórica. "Como cristianos y devotos del Cristo de la Buena Muerte nos sentimos decepcionados con la actitud del arzobispo de Madrid por no haberse posicionado contra la ley revanchista impulsada por los que quemaron iglesias y conventos".

Tras él, ha tomado la palabra José Pérez Recena, teniente coronel legionario, que ha censurado la hipocresía de los que gobiernan en Valencia, Barcelona y Madrid. "Se denominan defensores de la tolerancia y el diálogo y nada más lejos de la realidad. Defienden el derribo de la historia de España". Recena ya manifestó en una entrevista concedida a Gaceta.es que "la calle dedicada a Millán Astray no se concedió por su participación en la Guerra Civil, sino por ser el fundador de la Legión" y manifestó que quitarle su nombre a la calle es un daño gratuito y sin fundamento".

Los legionarios, que han manifestado que repondrán cada día la placa con el nombre de su fundador si finalmente se cambia su denominación por la de avenida de la Inteligencia, han terminado el acto cantando el "Novio de la Muerte". Cabe señalar que durante la concentración se han escuchado gritos contra Wyoming por sus ataques e insultos a Millán Astray y contra la regidora Manuela Carmena, y vivas a España y a la Legión.

Los legionarios, con la hija de Millán-Astray: “Carmena, repondremos la placa a diario si la quitas”
OKDIARIO 25 Septiembre 2016

Ha sido una concentración masiva de veteranos caballeros legionarios. En la mañana de este sábado, cientos de ellos se han concentrado en la Plaza Mayor de Madrid para reclamar la vigencia de su fundador, Millán-Astray, a quien la alcaldesa de Madrid, la podemita Manuela Carmena, quiere retirar la calle que lo homenajea en Madrid. Los herederos de su obra advierten a la primera edil, de la mano de la ya anciana hija del general: “Carmena, repondremos cada día la placa de Millán-Astray si la retiras”.

Los viejos legionarios han advertido a la alcaldesa Carmena de que no permitirán que aplique a su modo la Ley de Memoria Histórica. En la concentración organizada por la Hermandad Nacional de los Antiguos Caballeros Legionarios se ha hecho esta advertencia a la alcaldesa después de que el Comisionado de la Memoria Histórica del Ayuntamiento haya propuesto cambiar el nombre de 27 calles, entre ellas la de Millán-Astray.

El Comisionado ha explicado este cambio recordando que “¡Viva la muerte! ¡Muera la inteligencia!” fueron los gritos con los que Millán-Astray interrumpió en 1936 el discurso de Miguel de Unamuno en el Paraninfo de la Universidad de Salamanca, y que el rector Unamuno le respondió con una admirable réplica abrochada con un “¡Viva la inteligencia”.

Guillermo Rocafort, secretario de la Hermandad ha reivindicado la calle Millán-Astray que, ha dicho, “el Gobierno sectario de Madrid quiere anular de una forma totalmente arbitraria, cuando hay motivos más que suficientes para que se mantenga porque forma parte de un personaje importantísimo en la historia de España”. Rocafort ha querido recordarle a Carmena, en declaraciones a OKDIARIO que “los primeros legionarios fueron 300 pistoleros anarquistas, de izquierdas”, y es que la Legión “es una hermandad sin ideología política”.

“No entendemos cómo este Ayuntamiento”, ha continuado, “intenta aplicar ese rodillo del odio, que es la Memoria Histórica, para arrebatar a los héroes de nuestras calles poner nombres totalmente improcedentes. Para Rocafort, “ésta es la gota que culmina el vaso de la paciencia de la hermandad”, de la que forman 100.000 antiguos caballeros legionarios, y por eso establecerán una hoja de ruta, en la que se prevén más concentraciones, porque, según apostillan, no van a permitir que se insulte a quien les ha creado.

“Ya esta bien de agitar el odio. España es una gran nación. Todos unidos tenemos que sacar este proyecto adelante”, ha comentado el antiguo legionario, que al comenzar ya su intervención ha pedido a los asistentes que moderaran sus lemas y se centraran en el motivo de la concentración. “Nosotros queremos la reconciliación, no somos ni de derechas ni de izquierdas, somos militares españoles”.

Y es que durante el acto, en el que ha ondeado numerosas banderas de España y la Legión, se han escuchado por parte del público vítores a Jose Antonio y a Francisco Franco y frases contrarias a las comunidades autónomas.

La concentración estaba encabezada por una pancarta que llevaba el lema “Contra la venganza y la represión… con Millán-Astray y la Legión. Respeto… Carmena”.

Los responsables de la hermandad han asegurado estar dispuestos a acudir a los tribunales si se retira el nombre de la calle y han sostenido que pedirán una entrevista con Carmena para, según han señalado, “decirle a los ojos lo que sentimos y que deje en paz a nuestro padre legionario”.

Para la hermandad, “las alegaciones que ha hecho la Comisión navega entre el desconocimiento absoluto y la mala fe” porque, en su opinión, “los argumentos que se utilizan son inapropiados”. “Esto es un debate histórico. No se puede imponer la historia por la ley, eso es romper el estado de derecho”, ha incidido Rocafort.

Ya al término del acto se ha escuchado el himno de la Legión, que ha cantado en primera fila, sentada junto a otros familiares, la hija de Millán-Astray, Peregrina, quien ha señalado a OKDIARIO que se sentía “embargada y enormemente agradecida por la emoción tras el cariño recibido”.

Preguntada sobre si quería que se cambiara la calle de su padre, ha respondido: “yo lo que quiero es que vivamos en paz, tranquilos; mi padre ya está en otra dimensión, Unamuno en la otra también, y lo importante es la Legión”.

Alepo, la ciudad sitiada, símbolo de un dramático fracaso colectivo
EDITORIAL El Mundo 25 Septiembre 2016

"En esta sala hay representantes de Gobiernos que han ignorado, facilitado, financiado, participado o incluso planeado y ejecutado atrocidades infligidas por todas las partes del conflicto sirio contra civiles. ¡Tenéis sangre en las manos!". Es parte del inusitado discurso con el que el secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, se dirigió a los líderes mundiales en la última Asamblea General de la organización. Nunca había hablado tan claro. Lo lacerante es que lo hiciera justo cuando está a punto de abandonar el cargo y, por tanto, sus responsabilidades para intentar frenar lo que se puede considerar un crimen de lesa humanidad: la guerra de Siria.

Pero son palabras que reflejan perfectamente lo que es una situación insostenible, en la que la propia Humanidad se está poniendo a prueba. En primer lugar, existen esos gobiernos que mantienen y alientan una guerra cruenta y atroz contra civiles inocentes sin importarles lo más mínimo su sufrimiento. Después, hay otros países que miran hacia otro lado ante la matanza impune y sus consecuencias. En tercer lugar, están los organismos internacionales, con la ONU al frente, castrados en sus iniciativas por los propios gobiernos de los que dependen, e incapaces de obligarles a asumir sus responsabilidades.

La consecuencia de todo ello se concreta estos días en un nombre propio: Alepo. Una ciudad convertida en una carnicería, en la que los bandos contienden para ver quién comete más barbaridades sobre la población civil. Alepo es una tragedia en la que ya no valen ni las reglas de la guerra. Lo que se está viviendo allí ya es difícilmente comparable con algún episodio similar en las fases más oscuras de la Historia de la Humanidad.

Ayer recogíamos en estas páginas el ataque "a sangre y fuego" que había lanzado el presidente sirio Bashar Asad, ayudado por Rusia, contra la ciudad, que masacró a decenas de civiles en el barrio de Al Marja y a consecuencia del cual murieron al menos once menores. Las imágenes de los niños muertos o malheridos deberían azotar las conciencias de los dirigentes políticos y animar a los ciudadanos de todo el mundo a exigir responsabilidades.

Alepo es un enclave estratégico para controlar toda Siria. y por eso se libra allí esta cruenta guerra en la que todo vale. Centenares de miles de personas se encuentran asediados desde 2012, ya prácticamente sin alimentos para subsistir y sin apenas recursos sanitarios con los que curar a los heridos por los feroces ataques incluso a hospitales. La ofensiva de los últimos días -paradójicamente con una tregua pactada entre Estados Unidos y Siria en vigor- ha provocado que toda la población se quede sin agua, lo que incrementará el riesgo de epidemias. Ni las agencias humanitarias de la ONU operan allí tras el ataque de esta semana a un convoy de la organización que llevaba alimentos y ayuda sanitaria a los habitantes de Alepo.

Urge frenar este despropósito que, tras cinco años de guerra, ha causado en Siria más de 400.000 muertos e innumerable heridos, en el que unas 500.000 personas viven actualmente bajo asedio y que ha provocado el desplazamiento forzoso de casi cinco millones de sirios, que huyen de la guerra y se concentran en las fronteras de Turquía y de la Unión Europea.

Siria es una encrucijada en la región más explosiva del planeta y es responsabilidad de todos intentar poner fin a la sangría. En primer lugar de las grandes potencias, en especial Rusia, cuyo apoyo bélico a Asad es clave para que éste prosiga con su brutal hostigamiento a los rebeldes. También Estados Unidos, cuya tibieza al afrontar el conflicto ha dado alas al Gobierno sirio. Y está el doble juego de Turquía, que aprovecha la situación en su batalla particular contra los kurdos.

La Unión Europea tampoco aporta soluciones, mientras sufre una de las tremendas consecuencias del conflicto: una marea de refugiados cuya nefasta gestión amenaza con subvertir el estatus político vigente desde la II Guerra Mundial. Empiezan a consolidarse partidos xenófobos con posibilidades ya de gobernar o de influir en los gobiernos de algunos países. Y también hay que mirar a la ONU, incapaz de lograr un acuerdo mínimo que fuerce a las partes a negociar, y acusada de connivencia con el régimen de Asad.

Las sociedades occidentales se juegan tanto en Siria que sorprende la ceguera de los líderes para darse cuenta de la imperiosa necesidad de poner fin a esta guerra sin sentido.

Crean la asociación 'Mi ciudad sin inmigrantes'
Alcaldes franceses se rebelan contra la 'dispersión' de inmigrantes de Calais
El Gobierno galo proyecta cerrar la 'Jungla' de Calais repartiendo sus 12.000 inmigrantes subsaharianos entre diversas ciudades de toda Francia. "¡No en mi ciudad!", han respondido los alcaldes, en pie de guerra.
Carlos Esteban  www.gaceta.es 25 Septiembre 2016

"El Gobierno ha decidido desplazar a los migrantes de Calais a ciudades y pueblos de toda Francia sin tener en cuenta lo que piensen la población o los alcaldes", alerta Steeve Briois, alcalde de Henin-Beaumont, cerca de Calais, quien ha creado la asociación 'Mi ciudad sin inmigrantes' a la que llama a unirse a otros alcaldes de Francia.

Briois, que insiste en que la asociación es transversal y no partidista porque "oponerse a la invasión de migrantes se ha convertido en un problema que trasciende las líneas de partidos", apeló en la televisión francesa a los 36.000 alcaldes de Francia, señalando que no quiere ver réplicas de la 'Jungla' repartidas por toda Francia. "Tenemos que decir basta".

El plan del Gobierno prevé crear campamentos de refugiados de entre cien y trescientas personas por toda la campiña francesa. Pero la disrupción de la vida diaria de una aldea rural con la llegada de un centenar de recién llegados de culturas remotas es enorme, como demuestra la reacción de Allex, un pueblecito de la región Ródano-Alpes. La llegada de una cincuentena de refugiados a un centro cercano a la aldea, de 2.500 habitantes, ha puesto a la población en pie de guerra, suscitando marchas y protestas y la exigencia de un referéndum.

La llamada 'crisis de los refugiados' y, más concretamente, la 'Jungla' de Calais están centrando cada vez más el debate político en un país que tiene este año una cita con las urnas para elegir presidente de la República y que experimenta, como se ha conocido recientemente, una contracción económica.

Las noticias que llegan casi diariamente de este frente son, en su mayoría, alarmantes y rara vez positivas. La 'Jungla' de Calais alberga a 12.000 inmigrantes procedentes de África, Asia y Oriente Medio -de Sudán (45%), Afganistán (30%), Pakistán (7%), Eritrea (6%) y Siria (1%), según un censo reciente- que llevan ya años tratando de llegar a Gran Bretaña a cualquier precio.

Los intentos violentos o peligrosos para lograrlo -y, en el caso de doscientos cada semana, con éxito- han propiciado la construcción de un muro de hormigón -bautizado ya como "La Gran Muralla"- cuyas obras ya se han iniciado, para impedir que los migrantes asalten coches o se cuelen en camiones o ferries con destino a Gran Bretaña. Con una longitud de un kilómetro y una altura de cuatro metros a ambos lados de la autopista, costará al contribuyente británico 2,3 millones de euros y deberá completarse hacia final de año.

La 'Jungla', cuya población ha aumentado en solo un mes un 12%, también ha sido noticia esta semana al conocerse el plan del ex presidente y candidato de nuevo a la Presidencia, Nicolas Sarkozy, de 'obligar' a Gran Bretaña a acoger a los habitantes del campamento. "No podemos actuar de guardias fronterizos de los británicos", ha dicho.

También ha saltado a la luz que, según informa el diario británico The Independent, voluntarios que trabajan ayudando en la Jungla han sido acusados de explotar sexualmente a los refugiados e incluso a sus hijos menores de edad.

La revelación no ha provocado una respuesta unívoca, con diversas fuentes del mundo del voluntariado defendiendo que es normal que se formen uniones sexuales entre los voluntarios y sus supuestos beneficiarios. Pero la agencia de las Naciones Unidas para los refugiados, ACNUR, ha exigido a las ONGs que trabajan en el campamento que impongan una política de 'tolerancia cero' con tales prácticas.

******************* Sección "bilingüe" ***********************
 

ELECCIONES GALLEGAS
Las muchas dudas económicas que genera la Galicia de Núñez Feijóo
Pedro Ruiz Estrella Digital 25 Septiembre 2016

Tras más de siete años de gobierno del PP, la región no ha conseguido superar las cifras de PIB y de PIB per capita de 2009. Además, el legado del dirigente ‘popular’ está lejos de la ortodoxia económica de su partido: los gallegos son los séptimos de España que más porcentaje de su sueldo destinan a impuestos, su comunidad es la cuarta por la cola en libertad económica y en la que es más difícil crear una empresa

Ni más riqueza, medida por Producto Interior Bruto (PIB) ni tampoco más riqueza por ciudadano -medida por PIB per capita- y lejos de la media española. Además, de ocupar puestos muy discretos en esfuerzo fiscal -la séptima mayor- en presión fiscal -entre las cinco primeras- y en libertad económica -la cuarta por la cola.

Además, la Galicia que lega Alberto Núñez Feijóo, tras más de siete años como presidente de la Xunta, es la comunidad en la que más difícil es crear una empresa según el índice Doing Bussines, del Banco Mundial. Con todo ello, el ‘conservador’ no solo se perfiló en algún momento como sustituto de Mariano Rajoy, sino que todo apunta a una holgada victoria el próximo 25 de septiembre.

Existen pocos lugares en España dónde el Partido Popular haya tenido una presencia tan larga y con tanto poder como Galicia. Ya sea con el actual formato del partido, Alianza Popular o Coalición Popular, podría sumar 26 años en el poder en las últimas tres décadas. La realidad es que ese tiempo y ese poder no se han traducido en grandes cambios económicos en la región, o no al menos transformaciones que hayan mejorado la media.

El apoyo a Feijóo se sustenta sobre una mejoría económica más en el papel, que ha sabido transmitir el PP en toda España, que en la realidad. El candidato ‘popular’ lleva al frente de la Xunta de Galicia siete años, y en los grandes indicadores económicos la región sigue por debajo que los que presentaba por aquel entonces.

Lejos de las mejores en PIB
Pese a que Galicia es la quinta región por población y la sexta por PIB, en cuanto a riqueza por habitante está por debajo de la media española. En concreto, mientras que la media nacional alcanza los 23.200 euros, en Galicia apenas supera los 20.400 euros anuales.

Además, tras los siete años de Gobierno de Feijóo, Galicia no tiene ni más PIB ni tampoco más PIB per capita. En cuanto a la riqueza de la región, los siete años del 'popular' se han saldado con una pérdida del 2%, de los 56.739 millones con que cerro 2009 a los 55.701 en 2015. Mientras, el conjunto de España ya ha superado el nivel de PIB que marcaba en 2009. En cuanto al PIB per capita, la caída es casi inapreciable, al igual que la media española, pero sigue lejos de otras autonomías y ocupa el doceavo puesto en este apartado.

Galicia sigue aquejada de los viejos fantasmas de la economía primaria. La pesca y la ganadería tienen un fuerte peso en el PIB y ambas actividades vienen marcadas por sus propias características como son: las bajas rentas, la poca productividad, la excesiva temporalidad y la necesidad vital de subvenciones, como ocurre como el sector lácteo.

Empleo y exportaciones sus mejores bazas
Los grandes logros del PP gallego en sus siete años de gobierno está muy relacionados con la evolución general de la economía española. En primer lugar el empleo, la tasa de paro -medida por la EPA- se sitúa por debajo de la media española con el 17,7%. Aunque se debe matizar que existen dos patrones muy marcados en la región: El primero es la caída en más de 50.000 personas de la población activa. En segundo lugar, la tasa de Galicia siempre ha estado entre un punto y dos por debajo de la media nacional.

Otro de los logros del gobierno de Feijóo es la evolución de la balanza comercial y en especial de las exportaciones de Galicia. Mismo bagaje positivo que presentan las cuentas nacionales. El volumen de exportaciones no ha dejado de crecer, con un incremento del 27% desde el 2009. En 2015 las exportaciones suponían un 33,1% del PIB gallego, frente al 24,6% que marcaba en 2009.

Pese a ello, no todos los datos son igual de buenos. El Instituto Estadístico Gallego (IGE), señala que la tasa de exportaciones a la Unión Europea ha caído del 3,25% al 2,89%. También han caído las ventas a países de la Unión Monetaria un 14%, mientras que en las destinadas a países de la OCDE la reducción es del 18%.

¿Galicia, referente para el PP?
Pese a que Núñez Feijóo se haya postulado como sustituto de Rajoy para liderar el PP, la Galicia que queda tras sus siete años de gobierno dista de los ideales económicos del partido. Aunque el PP se ha apartado del liberalismo económico por el que abogaban José María Aznar o Esperanza Aguirre, algunos valores siguen arraigados pero no se encuentran en la región.

Quizás el más importante sea la dificultad que entraña crear una empresa en Galicia. Las trabas burocráticas, los papeleos y demás la relegan al último puesto, según el índice 'Doing business' del Banco Mundial. Por ejemplo, Madrid, otro buque insignia 'popular', está en el segundo puesto. De hecho, bajo la batuta de Mariano Rajoy, España ha mejorado esa posición, aunque todavía está muy lejos de las mejores.

En cuanto a impuestos, Galicia destaca por tener una de las presiones y esfuerzos fiscales (la parte del sueldo que pagan sus habitantes) más altas de España, al contrario que Madrid. En cuanto a libertad económica, mientras que Galicia ocupa el decimotercer puesto, Madrid es la primera. Incluso en PIB per capita, mientras bajo el Gobierno de Feijóo Galicia no ha recuperado el nivel de 2009, en Madrid o Castilla y León (dónde llevan gobernando años) sí ha crecido, un 1,2% y un 1% respectivamente.

El demoledor balance del Gobierno Puig y Oltra: “impuestazo” y “catalanización”
ESdiario 25 Septiembre 2016

Pese a la promesa electoral, el Gobierno valenciano ha engordado la Administración y eso se traduce en una histórica subida de impuestos. Críticas por sus simpatías con el independentismo.

Las NN GG del PP lo denunciaba hace 9 meses en una campaña, el tripartito valenciano (PSPV, Compromís y Podemos) había engordado en pocos meses la Administración de manera escandalosa y en muchos casos para colocar a familiares directos y amigos en los órganos dependientes de la Generalitat. Meses después, las consecuencias las van a empezar a pagar todos los valencianos con lo que va a ser una de las más importantes subida de impuestos de la Comunidad Valenciana.

En este sentido, La portavoz del PP en Les Corts, Isabel Bonig, ha denunciado que "mientras Ximo Puig prepara el impuestazo a los valencianos para mantener su administración glgantesca, ha anulado 30 millones de euros en 2015, ha dejado de cobrarlos tal y como dice la intervención general del Estado. En el presupuesto tenían 1.600 millones de euros más gracias a la mejora de la economía pero en un año han incrementado la deuda en 3.100 millones de euros. Son un desastre como gestores. A la política se viene llorado y aprendido y ustedes ni quieren, ni saben, ni pueden".

La síndica popular ha acusado a Puig de "mentir ya que el plan económico financiero contiene recortes en Sanidad, Educación y Política Social y elimina 1.325 millones de euros. Aquí dice una cosa y en Madrid otra. Falsea las cuentas y miente. Los 1.325 millones que dijo que eran intocables solo aparecen en el presupuesto aprobado de 2016. En el Plan Económico Financiero ya no aparecen en los sucesivos trimestres ni en las previsiones de 2017, solo aparece un cero como una catedral".

Además, Isabel Bonig ha explicado que "el plan económico y financiero del Consell tiene otra trampa: la subida abusiva de impuestos. El impuesto de sucesiones y donaciones subirá en 34,6 millones de euros, el IRPF sube 284 millones más, el impuesto de transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados 265 millones de euros más, las tasas otros 260 millones de euros... en total una subida de impuestos, un impuestazo de 1.140 millones de euros".

Catalanismo
Por otra parte, Bonig, durante una sesión parlamentaria, ha acusado a Puig de "alta traición" por abrir las puertas del Palau a quien quiere romper España, en relación a su encuentro con Carles Puigdemont. "Con su acto del lunes abrió las puertas a quien quiere romper la nación más antigua de Europa". "Usted –ha señalado dirigiéndose a Puig- ha comenzado la catalanización de esta tierra. Primero con el recibimiento del lunes, luego con el decreto de plurilingüismo el martes y, nos preguntamos si el siguiente paso será modificar nuestro estatuto de autonomía para cambiar el nombre de nuestra tierra".
 


Recortes de Prensa   Página Inicial




















































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































 






















































































 






























































 


































 













































































































































 




















 
































































 

















 


********************

Valor_economico_del_español,_una_empresa_multinacional.2103.217p.pdf

Las_cuentas_del_espanol.2009.95p.pdf

Economia_del_espanol.2008.75p.pdf

Valor Economico del Espanol. Una empresa multinacional.2013.217s.pdf

(nota: para las versiones en formato ePub http://www.fundacion.telefonica.com/es)


**************
Boletín AGLI nº25 (Nov 2011)

*******

Si te importa España, diez acciones indispensables
Nota del Editor 1 Noviembre 2011

  la lengua española para unificar mercado, educación, sanidad, justicia, legislación, seguridad, anulando toda la legislación sobre lenguas regionales.

 desmantelar el tinglado autonómico.

3ª  deshacerse de la enorme casta de profesionales de la política

4ª  simplificar y reducir el enorme aparato burocrático y millones de funcionarios

5ª deshacerse del intervencionismo de un estado ineficiente y depredador de los recursos de la clase media

6ª deshacerse de un estado indoctrinador y comprador de votos de unos con dinero de otros

7ª  arreglar un sistema educativo desastroso con menos medios y más responsabilidad

8ª  educar en valores humanos a una sociedad indoctrinada y adormecida

9ª liberalizar y optimizar un mercado fragmentado e ineficaz

10ª arreglar una justicia irracional, politizada, lenta, incompetente e irresponsable con menos medios y más responsabilidad

******

Novedad

El Nacionalismo Obligatorio en las Aulas
Por Ernesto Ladrón de Guevara y Arbina.

A LAS PERSONAS QUE HAN SACRIFICADO SU BIENESTAR PARA HACER PREVALECER LA VERDAD
(Vitoria, año 2011)
394 páginas

www.educacionynacionalismo.com

******************

Frente a la impunidad, Justicia
www.vocescontraelterrorismo.org
******

 !!!! LIBROS EN FORMATO DIGITAL ¡¡¡¡

! YA NO TIENE EXCUSA PARA NO LEERLOS ¡

! YA TIENE EXCUSA PARA DIFUNDIRLOS ¡

! BÚSQUEDA AUTOMÁTICA A PARTIR DEL ÍNDICE ¡
(los libros son para uso individual, cualquier uso comercial requiere la autorización expresa del autor o editorial)


La "normalización lingüística", una anormalidad democrática. El caso gallego
Dedicado "A todos aquellos que piensan que los idiomas se hicieron para las personas y no las personas para los idomas"
Manuel Jardón     (1.284KB, formato .pdf)  Nota: si no consigue descargar el libro completo, pulse el botón derecho de su ratón y
seleccione "Guardar destino como" en
Internet Explorer o "Guardar enlace como" en FireFox.

Por la normalización del español: El estado de la cuestion, una cuestion de Estado.
FADICE      (747KB, formato .pdf )

  

Manifiestos:
POR LOS DERECHOS LINGÜÍSTICOS EN GALICIA
POR LA LIBERTAD DE ELECCIÓN DE LENGUA EN LOS CENTROS DE ENSEÑANZA DE GALICIA

Índice General

Recortes de Prensa   25 septiembre 2016
Noticias
Opinión
Gobierno, Defensor del Pueblo, Parlameno Europeo
Locura Nacionalista y Autonómica  
Cartas y correos de los lectores   
Boletines
Premio Manuel Jardón
Objetivos, Donativos, Inscripción, Servicios Trabajos y Publicaciones
Artículos y Conferencias
Bibliografía  
Gabinete Jurídico y Legislación
FADICE
Enlaces/links
English
Búsqueda/Search
© Copyright

Del libro de Manuel Jardón

"A todos aquellos que piensan que
los idiomas se hicieron para las
personas y no las personas
para los idiomas"

La "normalización lingüística",
una anormalidad democrática
El caso gallego

Nota: esta dirección tiene muchos enlaces que hay que cambiar con cierta frecuencia y a veces se nos escapa alguno, 
asi que rogamos a nuestros lectores que nos envíen un email cuando detecten alguna anomalía. 

Muchas gracias

 

******************************************************************

1 1