Asociación G. para la Libertad de Idioma
AGLI

La Coruña, España

R.N.Asociaciones: 80.224, CIF: G-15200553, CCC-IBAN: solicitar via email
Dirección postal: solicitar via email
    e-mail: agli-geocities.com   agli.geo-yahoo.com  
(no olvide cambiar - por  @)
www.libertadidioma.com

Desde 1.988 defendiendo los derechos humanos y constitucionales
de los que hablamos el idioma español.
Si no hemos conseguido mucho, es muy probable que una parte de la culpa sea tuya.

 


Una         opinión crítica contra los nacionalismos

En         Defensa de los Derechos Constitucionales de los que hablamos el Idioma         Común Español
 

FelñFiRecortes de Prensa    Última actualización 22  21  20 (act)   19 (act) 18 (act) 17 (act)  16  15  14  13  12  11  10  9  8  7  6  5  4  3  2  1  31  30  29  28  27  26  25  24  23 (act)  22 (act)   21  20 (act) 
 19 (act)   18  17  16  15 (act)  14  13  12  11  10  09  08  07 (act)  06 (act) 

Los recortes de ayer al final de la página
  
******************
 

Lenguas inútiles - Y ahora Ucrania, tomad nota idiotas!!

 

Euro and Europe doomed by Spain's inefficiency
AGLI Editor. 22 August 2012

The Spanish government has no intention to attack the intrinsic inefficiency problem, otherwise it should already have abolished the laws of  regional languages. This measure  would destroy inefficiencies affecting market, work force, education, legal, procedural, health, security systems and more. This measure has no cost, and benefits are outstanding.

Spain has seventeen regional governments partitioning the country with laws and languages. Therefore, the disassembly of the regional system, by abolishing the laws of the regional (and many local) governments and reducing the redundant government employees is also compulsory. This measure means a heavy social cost, two million people should be laid off, but the private sector could recover and start creating productive jobs. As a byproduct, professionals of politics would probably disappear (as they are the problem). 

Spain will sink the Euro and Europe unless it returns to common language and law.
AGLI Editor. 22 August 2012 

The deep problems of  Spain's economy are paving the way to the destruction of the Euro and Europe and the Spanish governments have no intention to fix their problems, otherwise the first measure with zero cost, returning to the spanish common language by abolishing all laws of  regional languages, should already have been taken. 

Basically, the inefficiencies of the governments and the unnecessary expenses are so high that no tax system can survive after the depletion of its citizens. 

Spain has a multitude of regional governments (seventeen) with many of them using different regional languages instead of the Spanish, and consequently the country is divided by laws and languages, the work force can't move unless families surrender themselves and the education of their children from their mother spanish language to the regional languages, government employees are valued more for their knowledge of the regional language than anything else, enterprises have to cope with many different and opposing laws written in different regional languages, and have to translate their operating  business systems to them. 

Therefore, should the Spanish government have any intention to fix the problem, the first measure should have been to abolish all the laws concerning regional languages, letting the Spanish be the common language. This measure  would destroy many inefficiencies affecting market, work force, education, legal, procedural, health, security systems and more. This measure has no cost, on the contrary benefits are absolute neccesity. 

The second measure should be the disassembly of the regional systems, abolishing the laws of the seventeen regional (and many local) governments and reducing the redundant and unnecessary government employees. This measure has a very heavy social cost, around two million people should be laid off, but by reducing those, unnecessary expenses, the private sector could recover and start creating productive work. As a byproduct, the superfluous class of professionals of politics would probably disappear (they are the problem).




Valor_economico_del_español,_una_empresa_multinacional.2103.217p.pdf

Las_cuentas_del_espanol.2009.95p.pdf

Economia_del_espanol.2008.75p.pdf

Valor Economico del Espanol. Una empresa multinacional.2013.217s.pdf

(nota: para las versiones en formato ePub http://www.fundacion.telefonica.com/es)


**************
Boletín AGLI nº25 (Nov 2011)

*******

Si te importa España, diez acciones indispensables
Nota del Editor 1 Noviembre 2011

  la lengua española para unificar mercado, educación, sanidad, justicia, legislación, seguridad, anulando toda la legislación sobre lenguas regionales.

 desmantelar el tinglado autonómico.

3ª  deshacerse de la enorme casta de profesionales de la política

4ª  simplificar y reducir el enorme aparato burocrático y millones de funcionarios

5ª deshacerse del intervencionismo de un estado ineficiente y depredador de los recursos de la clase media

6ª deshacerse de un estado indoctrinador y comprador de votos de unos con dinero de otros

7ª  arreglar un sistema educativo desastroso con menos medios y más responsabilidad

8ª  educar en valores humanos a una sociedad indoctrinada y adormecida

9ª liberalizar y optimizar un mercado fragmentado e ineficaz

10ª arreglar una justicia irracional, politizada, lenta, incompetente e irresponsable con menos medios y más responsabilidad

******

El Nacionalismo Obligatorio en las Aulas
Por Ernesto Ladrón de Guevara y Arbina.

A LAS PERSONAS QUE HAN SACRIFICADO SU BIENESTAR PARA HACER PREVALECER LA VERDAD
(Vitoria, año 2011)
394 páginas

www.educacionynacionalismo.com

******
La "normalización lingüística", una anormalidad democrática. El caso gallego
Dedicado "A todos aquellos que piensan que los idiomas se hicieron para las personas y no las personas para los idomas"
Manuel Jardón     (1.284KB, formato .pdf)  Nota: si no consigue descargar el libro completo, pulse el botón derecho de su ratón y
seleccione "Guardar destino como" en
Internet Explorer o "Guardar enlace como" en FireFox.

Por la normalización del español: El estado de la cuestion, una cuestion de Estado.
FADICE      (747KB, formato .pdf )

Manifiestos:
POR LOS DERECHOS LINGÜÍSTICOS EN GALICIA
POR LA LIBERTAD DE ELECCIÓN DE LENGUA EN LOS CENTROS DE ENSEÑANZA DE GALICIA

Índice General

Recortes de Prensa   22 enero 2017
Boletines
Artículos y Conferencias
Bibliografía  
Gabinete Jurídico y Legislación
Enlaces/links
English
© Copyright

Del libro de Manuel Jardón

"A todos aquellos que piensan que
los idiomas se hicieron para las
personas y no las personas
para los idiomas"

La "normalización lingüística",
una anormalidad democrática
El caso gallego

Recortes de prensa de ayer

 

 

AGLI Recortes de Prensa    Domingo 22  Enero 2017
El populismo y el nacionalismo ponen en peligro la democracia
EDITORIAL El Mundo  22 Enero 2017

Movidos por el malestar que ha generado la crisis económica y el desencanto con una clase política incapaz de hacerle frente, muchos son los que están empeñados en olvidar las lecciones del pasado aferrándose ciegamente a las esperanzadoras soluciones que proponen los populismos tanto de derechas como de izquierdas. Las democracias occidentales han visto resurgir en su interior ideas que todos creíamos ya superadas como el racismo y la xenofobia o planteamientos proteccionistas contrarios a la colaboración entre naciones y al libre mercado. Una vez más, la Historia nos demuestra que ningún logro puede darse por conquistado para siempre, sino que mantener en pie los valores en los que se sustenta el Estado de Derecho requiere de un esfuerzo y una disciplina continuos. La victoria de Donald Trump en EEUU y las declaradas intenciones de Theresa May de acelerar la desconexión de Gran Bretaña del resto de Europa son dos manifestaciones de una tendencia suicida que amenaza con destruir la estabilidad y el progreso logrados en Occidente, especialmente tras el final de la II Guerra Mundial.

Por eso hay que ver como un fenómeno alarmante el auge del nacionalismo en el continente, simbolizado por el encuentro de ayer en Coblenza de cuatro de sus principales líderes europeos, la alemana Frauke Petry, la francesa Marine Le Pen, el holandés Geert Wilders y el italiano Matteo Salvini. No hay que olvidar que aquellos cinco años de conflicto en los que murieron millones de personas en todo el mundo fueron provocados por ideologías salvíficas y excluyentes, y por la sacralización de palabras como pueblo, patria o nación, en cuyo nombre todo estaba permitido, incluso convertir la vida humana en mercancía carente de valor. Es lo que puede ocurrir cuando el concepto de ciudadano, entendido como un individuo sujeto a derechos y deberes dentro de un Estado libre, queda subsumido en el de un pueblo que reclama derechos históricos y se repliega sobre sí mismo porque siente amenazada su estabilidad por inmigrantes y refugiados que llaman a sus fronteras huyendo de la guerra y el hambre.

La apocalíptica sentencia de la ultraderechista Le Pen augurando el "nacimiento de una nueva era" y haciendo un llamamiento a los "pueblos de la Europa continental" para que despierten de su letargo como ha ocurrido en EEUU y Gran Bretaña no deben ser consideradas ocurrencias excéntricas sino una amenaza más que real. Según todas las encuestas, el Frente Popular podría disputar la segunda vuelta en las próximas presidenciales francesas, ya que su discurso eurófobo y de crítica a la clase política, a la que culpa de la crisis económica y del deterioro del Estado del Bienestar, está calando entre una población que se siente víctima de la globalización.

Lo preocupante es que, como ha ocurrido en las últimas elecciones estadounidenses, detrás del auge del nacionalismo están las clases medias de las democracias occidentales, que se sienten estafadas y esperan que el populismo les restaure parte del poder adquisitivo perdido. Pero eso no será posible con las medidas proteccionistas que proponen estos movimientos. La globalización es un fenómeno imparable y de nada servirá volver a levantar fronteras con nuevos aranceles o medidas amenazadoras para las empresas que no se sometan a los criterios del nuevo proteccionismo. La economía de libre mercado y la democracia instaurada sobre el respeto a los derechos humanos son las que han posibilitado el mayor progreso económico, social y político que haya conocido la humanidad hasta nuestros días. Significaría un retroceso de incalculables consecuencias poner en cuestión estos modelos esperando lograr beneficios particulares rompiendo organizaciones de cooperación interestatal, como son la UE o los espacios creados por tratados internacionales de libre comercio, para volver al aislacionismo y el reforzamientos de las identidades nacionales.

Europa se enfrenta en los próximos meses a uno de los mayores retos de su historia. En marzo habrá elecciones en Holanda, en abril se celebrarán las presidenciales francesas y en septiembre se abrirán las urnas en Alemania. En todas ellas, los líderes de la extrema derecha que ayer se reunieron en Coblenza para iniciar simbólicamente el inicio de un largo año electoral en Europa tienen posibilidades de llegar al poder. Los ciudadanos de la UE deben recordar las lecciones del pasado y ser conscientes de que no existen soluciones fáciles a problemas complejos. El populismo y el nacionalismo no son la solución, sino la antesala del desastre.

La alianza de Marx y Alá: una amenaza global para Occidente
Editorial La Tribuna TBN  22 Enero 2017

“La Marcha de las Mujeres” y otros cientos de manifestaciones que lideradas por personajes patéticos como la cantante Madonna o por radicales demagogos e incendiarios como el “cineasta” Michael Moore, reúnen, bien aireadas por los medios de comunicación más rastreros y manipuladores que ha padecido Occidente desde el fin de la II Guerra Mundial, todas las estereotipadas proclamas que la extrema izquierda occidental utiliza desde la caída del Muro de Berlín para llenar su listado de perennes protestas y reclamaciones.

Basta observar la imagen terrorífica que encabeza este artículo editorial para entender cómo la “Marcha de las Mujeres” y similares solamente son la punta de lanza de un movimiento global anti-Occidente que se construye sobre varios elementos perversos: el apoyo a la inmigración sin control, fundamentalmente islámica, como forma de desgastar los valores tradicionales sobre los que se levantan los Estados liberales; la utilización de la ideología de género más aberrante como herramienta básica para diluir el papel fundamental que desempeña la familia tradicional en nuestras vidas; la manipulación de las minorías raciales y políticas como instrumentos de ataque contra los gobiernos democráticamente elegidos, y la islamofilia como pancarta disgregadora y destructora del bagaje espiritual e intelectual clásico sobre el que se levantan nuestras sociedades.

Todas estas banderas, utilizadas habitualmente por los partidos, las organizaciones y los movimientos de izquierda y de extrema izquierda occidentales, son las que han llegado para ocupar el hueco creado en el pensamiento pretendidamente "progresista" tras el hundimiento del marxismo con la caída de la antigua URSS. Incluso, hace unas semanas, en otra de las manifestaciones “anti-Trump” que tuvo lugar en Nueva York se pudo contemplar cómo el empleo de la violación femenina como arma terrorista, tan utilizada por los actuales movimientos terroristas islamistas, también se ha introducido en la campaña de protestas contra el nuevo presidente: un manifestante concentrado ante la puerta de entrada a la Torre Trump, situada en la Quinta Avenida de Nueva York, portaba un cartel muy explícito: "Rape Melania". ("Viola a Melania" - nombre de la esposa de Donald Trump -).

Hay que estar preparados porque las diferentes marcas del totalitarismo de extrema izquierda, aliado con el totalitarismo político islamista, quieren utilizar sus ataques a Donald Trump como arietes para acabar con los valores occidentales tradicionales. Y para ello, tal y como están demostrando hasta el vómito moral medios de comunicación como “The New York Times”, “The Washington Post”, “BBC”, “El País” o “CNN”, entre otros muchos, generalmente abanderados serviles de todo tipo de causas presuntamente progresistas, no dudarán en manipular, mentir, tergiversar, señalar y difamar para obtener sus objetivos.

Hay una alianza global de Marx y Alá, santificada por lo políticamente correcto, impulsada por las elites mundiales socialdemócratas, regada por recursos económicos de oscuros orígenes y acelerada por el poder de las nuevas tecnologías de la comunicación, que se está convirtiendo, se ha convertido ya, en el principal desafío contra las democracias clásicas, contra nuestra tradición judeocristiana y grecorromana y contra los valores éticos y los mejores elementos socioculturales que han permitido a una buena parte del mundo alcanzar los mayores niveles de libertad, tolerancia, progreso y desarrollo de la historia. Y solamente combatiendo con firmeza esta lacra moral, intelectual, política y cultural, podremos alcanzar lo que los votantes americanos de Donald Trump han querido lograr a través de las urnas: que las oportunidades han de extenderse a todo el cuerpo social; que el respeto a las minorías no debe confundirse con ser esclavos de éstas; que la apertura a la inmigración no debe mezclarse con la aceptación ridícula de todo tipo de flujos migratorios incontrolados, y, en definitiva, que el individualismo como valor supremo, la libertad personal y el derecho a la seguridad no debe ceder ante el empuje de los comunitarismos populistas más agresivos, groseros y desnortados.

La juez de los ERE se desahoga por fin y desvela su calvario a manos del PSOE
Esdiario  22 Enero 2017

Si por algo se ha caracterizado la magistrada Mercedes Alaya durante la instrucción de mayor caso de corrupción en Andalucía ha sido por su discreción. Ahora ha hablado.

Exhaustiva, prudente y discreta. La jueza Mercedes Alaya, instructora de la larga investigación sobre el fraude masivo de los ERE en la Junta de Andalucía culminó su trabajo hace meses, pese a las innumerables zancadillas que tuvo que sufrir y las presiones desde el PSOE de Susana Díaz y del propio gobierno andaluz, que trató de boicotear su trabajo, sobre todo cuando José Antonio Griñán ocupaba el Palacio de San Telmo.

Sin embargo, Alaya ha roto ahora su silencio. En una conferencia que ofreció en la noche de este jueves, Alaya ha lamentado que la "interferencia" del poder político en la justicia ha seguido una "progresión absolutamente proporcional" al aumento de los casos de corrupción en los últimos años.

En su charla sobre la independencia judicial en una sociedad democrática organizada por el Foro para la Concordia Civil en la Facultad de Derecho de la Universidad de Granada, Alaya denunció que existen "intentos cada vez más socavadores" por parte del poder del político de injerencias que "no las percibe con claridad el ciudadano".

Los gobiernos "proponen leyes para luchar contra la corrupción, para agilizar la justicia" que, en opinión de Mercedes Alaya, "consiguen el efecto contrario" como es "atar de pies y manos al poder judicial", se lamentó la magistrada.

La juez sevillana, que aclaró en el inicio de la conferencia que se expresaba "con toda la libertad" como ciudadana enfatizó que el "ataque a la independencia judicial es un fenómeno actual", advirtiendo de que "sin independencia judicial, el poder judicial no existe".

Consuelo Ordóñez culpa a partidos e instituciones del culto a ETA
Ordóñez aboga, en el 22 aniversario del asesinato de su hermano por ETA, por ser "radicales en la defensa de dignidad, justicia y memoria".
Agencias Libertad Digital  22 Enero 2017

La presidenta del Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite), Consuelo Ordóñez, ha acusado al PNV, en el acto en memoria de su hermano el que fuera edil del PP en San Sebastián asesinado por ETA hace 22 años, Gregorio Ordóñez, de ser "uno de los mayores problemas para la deslegitimación del terrorismo".

Ordóñez se ha referido en estos términos en el cementerio donostiarra de Polloe donde ha tenido lugar un responso a cargo del sacerdote Jaime Larrinaga en memoria de Ordóñez.

Al homenaje han acudido decenas de personas, entre las que se encontraban, su viuda Ana Iribar, y una amplia representación del PP encabezada por su presidente en el País Vasco, Alfonso Alonso, junto a Nerea Llanos, Carmelo Barrio, Borja Sémper, Miren Albistur, entre otros.

También han asistido a la cita la expresidenta de los populares vascos María San Gil; el delegado del Gobierno, Javier de Andres; el ex delegado Carlos Urquijo; el subdelegado en Gipúzcoa José Luis Herrador; el alcalde de San Sebastián, Eneko Goia (PNV); la presidenta del Parlamento vasco, Bakartxo Tejería, y el edil socialista en el ayuntamiento, Ernesto Gasco, entre otros.

La presidenta de Covite ha destacado que su hermano "fue alguien a quien ETA, su brazo político y gran parte de la sociedad vasca que justificaba a ETA y aún sigue justificándola, enterraron aquí para que no hablase más", puesto que "era considerado un peligro por hablar, por defender la dignidad y por no sucumbir al chantaje, ni al de las pistolas ni al de los pistoleros verbales, como él los llamaba".

"Y si a él lo mataron porque defendía la dignidad de todos, no tenemos derecho a manchar la memoria de quienes aceptaron ser asesinados a cambio de la libertad de todos", ha afirmado, para añadir que "hoy la estamos manchando".

En este sentido, ha denunciado que la banda terrorista "sigue teniendo soporte político y apoyo social" y ha recordado que en 2016, año en que San Sebastián ha sido Capital Europea de la Cultura, la ciudad, "como otras muchas del País Vasco", ha sido, en realidad, "capital de la cultura de la indignidad y del odio".

Según ha recordado, las calles "se cortaron" el pasado 21 de diciembre para que "cientos de personas, en el barrio de Gros, aclamen como a un héroe a un condenado por matar a siete seres humanos, uno de ellos asesinado, si cabe, con más crueldad, mientras sostenía a su bebé", en alusión al recibimiento al expreso de la banda terrorista Francisco Javier Balerdi tras su salida de prisión.

"Aquí, en San Sebastián, en Hernani, Azpeitia o Lekeitio, en las calles, en los institutos y en los salones de Pleno, se brinda con honores en torno a asesinos orgullosos de serlo", ha censurado. Ordóñez ha advertido de que, en este contexto, "tan culpable es quien aplaude a un asesino como quien no hace nada por evitar ese aplauso" y "tan culpable es quien envenena las mentes de los más jóvenes dándoles el ejemplo de criminales de la peor calaña, que quien cede y concede ante los radicales".

A su juicio, "tanta responsabilidad tiene el brazo político de ETA de radicalizar a las nuevas generaciones como las instituciones y partidos que hacen oídos sordos ante este gravísimo cáncer que tiene nuestra sociedad, la indignidad".

Además, ha apuntado echar en falta "la lucha frontal contra quienes disculpan el asesinato selectivo", así como "que alguien diga alto y claro que del mismo modo que un pederasta no debe jamás acercarse a un colegio, un condenado por terrorismo no debería ni oler una institución pública". "Echo de menos la honestidad, la honestidad de quienes trabajan por la dignidad de todos sin hacer malabares para no molestar a potenciales socios electorales y sobre todo echo de menos la claridad", ha incidido.

Ordóñez ha subrayado que a su hermano "no le hubiera temblado el pulso para decir que hoy el PNV, por la credibilidad que le dan las instituciones, es uno de los mayores problemas para la deslegitimación del terrorismo" y tampoco hubiera dudado "en censurar de forma tajante que un Gobierno criticase la detención de terroristas en busca y captura".

"El jamás hubiera callado cómplice al enterarse de que Gernika premia en 2017 al narcoterrorista y genocida Timochenko, líder de las FARC", ha sostenido, para, a continuación, apuntar que "un criminal orgulloso de su pasado que busca concesiones a golpe de metralleta es un mal ejemplo independientemente de dónde haya matado".

"Ejemplo" radical
Ordóñez ha instado a "copiar" el "ejemplo" de Gregorio Ordóñez, a quien cuando le acusaban de radical contestaba que "sí, que tenían razón", porque lo era "en la defensa de la vida y en la honradez".

Finalmente, ha opinado que en la actualidad "es clave que seamos radicales en la defensa de la dignidad, de la Justicia y de la Memoria", porque "sin esa firmeza seguiremos traicionando el legado de personas como Gregorio".

Censura la empatía hacia el terrorista y advierte de que hoy el País Vasco es capital europea de la indignidad
www.latribunadelpaisvasco.com  22 Enero 2017

Consuelo Ordóñez: “En San Sebastián se brinda con honores en torno a asesinos orgullosos de serlo”

La presidenta del Colectivo de Víctimas del Terrorismo (COVITE), Consuelo Ordóñez, ha advertido que tanta responsabilidad tiene el brazo político de ETA de radicalizar a las nuevas generaciones como las instituciones y partidos que hacen oídos sordos ante el culto al terrorista en el País Vasco. Lo ha hecho en el cementerio de Polloe (San Sebastián) durante el acto homenaje en torno a la figura del dirigente del PP Gregorio Ordóñez, asesinado hace 22 años.

La hermana del edil asesinado ha señalado que “como muchos donostiarras, como muchos vascos y como muchos españoles” echa de menos “la lucha frontal contra quienes disculpan el asesinato selectivo”, “que alguien diga alto y claro que del mismo modo que un pederasta no debe jamás acercarse a un colegio, un condenado por terrorismo no debería ni oler una institución pública”.

Del mismo modo, ha destacado que también echa en falta “la honestidad de quienes trabajan por la dignidad de todos sin hacer malabares para no molestar a potenciales socios electorales”.

Durante su intervención, ha insistido en que “estamos manchando” la memoria de quienes “aceptaron ser asesinados a cambio de defender la libertad de todos”. “A aquellos que puedan pensar que el contexto era otro, que hoy la situación es muy diferente porque ETA ya no mata y que la democracia ha triunfado”, ha añadido, “les digo que el terrorismo acabará cuando ETA no tenga soporte político, cuando ETA y sus miembros no tengan apoyo social”.

En el acto organizado por la Fundación Gregorio Ordóñez, la presidenta de COVITE ha destacado que hoy “en San Sebastián, en Hernani o en Azpeitia, Lekeitio, en las calles, en los institutos y en los salones de pleno, se brinda con honores en torno a asesinos orgullosos de serlo”. “Y os digo algo: tan culpable es quien aplaude a un asesino como quien no hace nada por evitar ese aplauso. Tan culpable es quien envenena las mentes de los más jóvenes dándoles el ejemplo de criminales de la peor calaña, que quien cede y concede ante los radicales”, ha zanjado.

Empresas catalanas cambian su sede social en secreto para huir de la persecución independentista
Borja Jiménez okdiario  22 Enero 2017

Decenas de pequeñas y medianas empresas catalanas trasladan su sede fiscal fuera de Cataluña, cambian la domiciliación de la sucursal de su cuenta corriente e incluso utilizan oficinas virtuales para que el teléfono y dirección de la empresa no pertenezca a Cataluña.

Según ha podido saber OKDIARIO, son varias las empresas que ya han actuado de este modo para evitar ser ligados a la conflictiva situación de desobediencia que atraviesa Cataluña, si bien es cierto que, como es lógico, han preferido mantenerse en el anonimato. En ocasiones, de hecho, ni siquiera se llega a producir el traslado de forma física, sino que se da de baja la sociedad con domicilio en Cataluña, o se mantiene pero inactiva, y se crea una nueva en Madrid (en la mayor parte de los casos), para que sea la que facture y haga las veces de domicilio social.

El propio Carlos Rivadulla, vicepresidente de Empresarios de Cataluña, explica a OKDIARIO que sabe de “muchas empresas catalanas que han trasladado su sede social y fiscal a Madrid, tanto de forma real como virtual”. De hecho, según un informe publicado en el mes de agosto por Informa D&B, más de 2.000 empresas cambiaron su domicilio fuera de Cataluña, lo que, unido a la falta de creación de compañías en la región, hace que el saldo para la autonomía catalana es negativo, produciéndose un retroceso de casi 800 empresas en el último año. Madrid, por ejemplo, creció en 595 compañías en el mismo periodo.

Por todo esto, el próximo miércoles, 25 de enero, la eurodiputada de Alde, Teresa Giménez Barbat, junto a un grupo de empresarios catalanes, celebrarán un acto en el Parlamento Europeo en el que tratarán de exponer los “problemas económicos y sociales derivados del proceso independentista”, en un evento llamado Cataluña corazón económico de España y Europa.

La eurodiputada atendió recientemente a la llamada de OKDIARIO, donde se declaró “catalana no nacionalista”, y donde explicó que el Grupo de la Alianza de los Liberales y Demócratas por Europa (abreviado como ALDE por su nombre en inglés) “hasta ahora sólo había tenido dos diputados españoles y los dos eran independentistas, uno de PNV y otro de CiU, así que ahora yo estoy haciendo todo lo que puedo para que la gente se dé cuenta de que están promoviendo una imagen de España absolutamente falsa. Imagínate lo que han estado haciendo aquí durante tanto tiempo, transmitiendo una imagen de una república bananera, cuando todo lo que dicen es totalmente falso”.

Giménez Barbat reconocía hace unos días a este digital que la situación es “mala”: “Desde el punto de vista económico, recientemente Fitch advirtió de que la calidad crediticia catalana está al nivel de bono basura, al mismo nivel que Albania. Además, empresas como Banco Sabadell ya han advertido de que si Cataluña se independiza se irían de Cataluña”. Por todo esto, “este 25 de enero celebraremos este acto al que vendrán empresarios, que tienen una gran preocupación porque, recuerden, el 40% de las exportaciones catalanas van al resto de España, y las otras van a Europa. Así que imagínense lo que implicaría una salida de Cataluña de España y de Europa. Sería una catástrofe”.

Recursos públicos para mantener el radicalismo musulmán
www.latribunadelpaisvasco.com  22 Enero 2017

La fiesta continúa: las instituciones vascas también apoyan económicamente a imanes musulmanes abusadores de niños

Las principales instituciones vascas, todas ellas en manos del PNV, no solamente alimentan económicamente a varios terroristas islamistas crecidos al calor de las generosas ayudas públicas que esta región destina a miles de musulmanes llegados como inmigrantes ilegales al calor del dinero gratis, sino que, al parecer, también sufragan a los imagines que adoctrinan religiosamente a éstos.

Según informan varios periódicos del Grupo Vocento, el imán investigado por la Fiscalía de Álava por supuestos abusos sexuales a dos menores en una mezquita vitoriana, también estaría cometiendo un presunto fraude en el cobro de ayudas sociales. “Cada mes recibe de Lanbide (Servicio Vasco de Empleo) 803,31 euros por la Renta de Garantía de Ingresos (RGI) y otros 250 a través de la ayuda al alquiler, conocida como PCV. En total, 1.053,31 euros ya que en las bases del Servicio Vasco de Empleo figura como demandante de empleo sin ocupación conocida. Sin embargo, medios de toda solvencia desvelan que por su cargo en el templo musulmán se embolsa todos los meses entre 400 y 500 euros”.

Las informaciones publicadas por “El Correo” y “El Diario Vasco” indican que la remuneración del imán presuntamente abusador de dos menores “se paga en mano”. “Sin facturas, ni notificaciones a ningún organismo oficial. Son pagos en ‘b’", según han indicado algunas fuentes a estos periódicos. “Esta mezquita, como es práctica habitual en la religión musulmana, se mantiene con las aportaciones de fieles. Cuenta con alrededor de un centenar de adeptos. Sus donativos ayudan a pagar el local, gastos corrientes como la luz o el agua. Y también al imán, un guía espiritual que lo mismo pronuncia la 'jutba' (sermón del viernes) ante los seguidores masculinos que adoctrina en el Corán a sus vástagos en clases particulares”.


******************* Sección "bilingüe" ***********************

ETA nunca existió
EDUARDO INDA okdiario   22 Enero 2017

El revisionismo del nazismo es delito en cualquier país civilizado de Europa. El negacionismo no sólo lo es sino que acarrea penas más duras aún. Y, obviamente, insultar, menospreciar, vejar o alegrarse de lo que le sucedió a seis millones de judíos tiene relevancia penal. Vaya si la tiene. Nuestros socios no se andan con chiquitas. El tan peligrosísimo como perturbadísimo Jean-Marie Le Pen lo ha experimentado en carne propia. Fue condenado en 1987 y hace poco más de año y medio por mantener públicamente que el Holocausto (una de las mayores masacres del siglo XX) fue “un detalle de la historia”. También le metieron un puro por insultar a los gitanos que salen adelante como pueden en una Francia en la que proverbialmente han gozado de pocas simpatías.

Alucino con la que se ha montado por la condena a un año de prisión al cantante de Def con Dos, un tipo malencarado que se hace llamar César Strawberry pero en cuyo carné de identidad pone César Montaña Lehmann. Bueno, en realidad, no alucino teniendo en cuenta que España padece el síndrome de Caracas por acción u omisión. El que no está podemizado a conciencia siente un miedo cerval, de ésos que te aceleran una gastroenteritis, a expresar su simple desacuerdo intelectual con estos comunistas que quieren imponer en España el modelo de ruina que triunfa en Grecia y cuyo máximo exponente se llama Venezuela. Los que practican esta modalidad tan extendida del miedo escénico olvidan que (Franklin Delano Roosevelt dixit) “a lo único que debemos tener miedo es al miedo mismo”.

Los podemitas y los proetarras, primos hermanos y socios en mi tierra navarra, salieron cual hienas a defender a César Strawberry. Lo que más me llama la atención no es eso obviamente sino cómo la acomplejada España liberal se esforzaba en pedir perdón al fan de los etarras subrayando que su condena por parte de la Sala Segunda del Supremo era “un atentado a la libertad de expresión”. Lo habitual entre los socialdemócratas y en ese centroderecha que es víctima desde tiempos inmemoriales de esa inferioridad moral que algunos ni nos creemos ni vamos a consentir nunca porque las sociedades liberales son setenta veces siete superiores en este apartado. No sólo nos achantan sino que les advertimos muy alto, y lo más claro que podemos, que “lecciones, ni una”. No es prepotencia, es que somos más y mejores. Algunos no arrastramos rémoras del pasado porque el franquismo ni lo vivimos (cuando espichó el dictador yo tenía siete años) ni lo aprobamos. Es más, lo detestamos más que esa extrema izquierda que en el fondo añora los modos y maneras del ferrolano.

Imagino que los enemigos de la España liberal sí reclamarían cárcel para alguien que humilla a una víctima de la violencia de género. Y me parecería muy bien. Tan bien como que el Código Penal contemple la privación de libertad para quienes, como bien recalca el tribunal presidido por Manuel Marchena en alusión al tal Strawberry, “alimentan el discurso del odio, legitiman el terrorismo como fórmula de solución de los conflictos sociales y obligan a la víctima al recuerdo de la lacerante vivencia de la amenaza, el secuestro o el asesinato”. Más claro, agua. ¿Y qué afirmó en twitter este malnacido? Ahí va y juzguen ustedes:

1.-“El fascismo sin complejos de Esperanza Aguirre me hace añorar hasta los GRAPO”.
2.-“A Ortega Lara habría que secuestrarle ahora”.
3.-“Street Fighter, edición postETA: Ortega Lara versus Eduardo Madina”.
4.-“¿Cuántos deberían seguir el vuelo de Carrero Blanco?”.
5.-“Al Rey le voy a regalar por su cumpleaños un roscón bomba”.

Sólo comentaré el caso más sangrante si cabe: el de José Antonio Ortega Lara, funcionario burgalés de prisiones que pasó 534 días y noches secuestrado por la banda terrorista ETA en un zulo de 2×1. Independientemente de su ideología, cualquier persona de bien podrá imaginar el dolor, el sufrimiento y la tortura que supone pasar más de 17 meses en unas condiciones que ni las peores de las dictaduras ofrecen a sus presos. Si esto no es alimentar el odio, incitar a la violencia y humillar a las víctimas del terrorismo que venga Dios (si existe) y lo vea. La misma vomitiva conclusión extraigo cuando plantea asesinar al jefe del Estado o implícitamente a la ganadora de las elecciones municipales en Madrid.

Los acomplejados de turno y los jetas de guardia que ven la viga en el ojo ajeno y la paja en el propio olvidan que España no es, como quieren imponer los tan matones como efectivos propagandistas podemitas, una satrapía. Ven Francos por todos los lados cuando Franco está muerto y requetemuerto hace 41 años. En Europa la sanción penal por delitos de odio es incluso superior. Francia, que es el país que encendió la luz del mundo tras millones de años de oscuridad, contempla hasta 5 años de reclusión para aquellas conductas que entrañen apología del terrorismo y siete si se han producido online. En este capítulo se incluye cualquier comentario que suponga un menosprecio o humillación a las víctimas. En Alemania, que no es precisamente Corea del Norte o la Venezuela del jefe podemita, Nicolás Maduro, está estipulada la misma pena que en España: de uno a dos años. Tiene suerte el tipejo éste de no vivir en Francia porque allí habría dado con sus huesos en la trena un lustro.

A los que en buena lid quieren que estas aberrantes prácticas salgan gratis recordarles que en el periodo más duro de la terrorífica Alemania nazi vejar, insultar, estigmatizar e incluso agredir o matar a un judío no conllevaba castigo penal alguno. Más que nada, porque se entendía que el pueblo elegido era una raza inferior y, por tanto, carente de derechos. Consecuencia: el ensañamiento fue a más. Consecuencia de la consecuencia: las mentes más psicopáticas de la sociedad tomaron el poder. Consecuencia al cubo: seis millones de almas fueron exterminadas en los escasos cuatro años que duró la Solución Final.

Más allá de la polémica de la semana, es imprescindible divisar el telón de fondo. Esto, obviamente, no es una disquisición libertad de expresión “sí”-libertad de expresión “no”. Tampoco es sólo el enésimo botón de muestra de cómo se las gastan los podetarras. No. El quid de la cuestión es el intento de negar y revisar los más de 40 años de ETA con sus 900 asesinatos, sus miles de heridos, mutilados y quemados y sus 250.000 exiliados. Mala pinta moral y ética tiene un país en el que algo tan grave parece que nunca existió. Y que si existió fue porque las víctimas eran poco menos que unos fascistas que se lo merecían. El genio español Jorge Ruiz de Santayana, uno de los gurús de Harvard a caballo del XIX y el XX, ya lo avisó: “Los pueblos que olvidan su historia están condenados a repetirla”. A eso llegaremos si esta gentuza llega al poder e incluso antes: cuando consigan que aquí valga todo.

“Los Deplorables” en Washington, “Los Miserables” en Madrid
Federico Jiménez Losantos Libertad Digital  22 Enero 2017

Trump, en vilo, a la espera de las represalias de Cebrián.

Los seguidores de Trump han adoptado el insulto que les dirigió Hillary Clinton en la campaña: "deplorables". Y como "Los deplorables", que guarda el eco de la estúpida novela de Victor Hugo y luego exitoso musical Los Miserables, se han presentado en Washington tras ganar las elecciones a todos los periódicos, radios, televisiones, élites políticas, intereses económicos, Unión Europea, China, Iberoamérica y ese ejército progre que, en Madrid sin ir más lejos, amenaza con invadir los Estados Unidos de América. "América", dicen Los Deplorables; y Los Miserables de Madrid se lo reprochan. Pero los hispanos, americanos antes que ellos, los llaman así. Cuando los insultan, "gringos"; cuando piden la green card, "americanos". Para un español es triste, pero así es.

Cebrián, dispuesto a pararle los pies a los USA
Ningún periódico ha hecho tanto daño a la nación española como El País. Ninguno ha hecho tan miserablemente el ridículo como cuando el 12S tituló: "El mundo en vilo a la espera de las represalias de Bush". Para el capomedia favorito de casi todos los presidentes del Gobierno en los últimos cuarenta años (de Arias Navarro a Rajoy) "el mundo" no estaba aterrado, conmovido o indignado por la masacre de las Torres Gemelas, sino por lo que los USA hicieran en su defensa. En los países musulmanes, bailaban en las calles; los comunistas decían: "los yanquis se lo han ganado"; lo que nadie discutía es que las víctimas del 11S -los USA y Occidente- tuvieran derecho a defenderse.

Sólo Cebrián. Sólo El País.
Ayer, el editorial del diario mantenido por Rajoy y Soraya daba un ultimátum a la nueva Administración USA: "Toca ahora, dentro y fuera de EEUU, estar vigilantes. Igual que Obama anunció en su despedida que intervendría si Trump se extralimitaba y dañaba derechos o libertades básicos de los estadounidenses, los demás países también deberán fijar con toda claridad cuáles son las líneas rojas que no piensan dejar sobrepasar a Trump."

No se leía nada semejante en España desde que un editorialista del diario falangista dirigido por el padre de Cebrián se quitó la chaqueta, se arremangó la camisa azul, se sentó a la máquina de escribir y dijo: "¡Se van a enterar en El Kremlin!". Menos mal que no se enteraron.

Pero que Obama, el Padrino de Irán, Cuba, las FARC y Venezuela, diga que "intervendrá", como una especie de Unabomber de Hollywood, contra el Gobierno legítimo de los USA cuando, según decidan él, sus nobles aliados islámicos, narco-comunistas y archiprogres, "se extralimite" el presidente de los USA, debería preocupar a todos los demócratas. No a El País, defensor de todas las fechorías liberticidas -en especial la de Colombia, donde tantos intereses comparte con Santochenko- de Obama, cuyo legado hemos analizado aquí. Pero Neoperón va a estar recogiendo fondos para Evita-Michelle, así que "frenar" a Trump será cosa de Cebrián.

En cierto modo, el inevitable paso a la acción -militar, por supuesto- del académico de Prisa -y corriendo- coronará su trayectoria intelectual. Y si gana la guerra, puede suceder a Churchill, Dylan y, seguramente, Messi como Nobel de Literatura. Pero deberá tener en cuenta la experiencia del descendiente de Mambrú -Marlborough- que tuvo que limitarse a aguantar las bombas nazis en Londres hasta que un día Japón atacó Pearl Harbour, Roosevelt declaró la guerra a Tokio y Hitler -extrañamente- a los USA. Con Francia no se pudo contar ni antes ni casi durante ni después de que los americanos los liberaran de Berlín y de Vichy. Tampoco con Italia, entonces con el payasesco Mussolini y ahora con el payaso Beppe Grillo. Theresa May, la Pasionaria del Brexit, está más por cortejar a Trump que por ponerle líneas rojas, alambradas o peros. En cuanto a Alemania, paga el gas en Moscú y tiene constitucionalmente limitada la acción militar. Así que Cebrián deberá tomar la iniciativa.

En PRISA John Carlin estará ya pasando lista a las Nuevas Brigadas Internacionales de Janli, que saldrán de la SER, desfilarán por la Gran Vía, cruzarán el Atlántico y se apostarán en la margen izquierda del Potomac. Pitita, Tania (la Guerrillera Heroica de Rivas-Vaciamadrid), Irene y demás dipunovias podemitas serán artilleras o soldaderas. De La Habana partirá Willy Toledo y la Brigada de los Goya. Y por la derecha, en majestuoso movimiento de flanqueo centrista, confluirá el Ejército Rojo de Soraya, con la teórica rockera y grupie podemita Andrea Levy en el papel de Rosario "La Dinamitera" de la División de El Campesino, recientemente fallecida.

Pablenin y Errejín combatirán juntos el heteropatriarcado masculino con los rufianes de la Esquerra, las vigorosas heroínas hirsutas de la CUP y toda la patulea batasuna. Con el Emperador Janlileón al frente y el mariscal Tigrekán al aparato, Trump está perdido. La única esperanza para la abyecta y fascista democracia americana es que Melania se enfade, se acuerde de su infancia comunista, se descalce los guantes y se tire al cuello de Janlileón.
Feministas de guardia, en marcha atrás

Pero Cebrián no está solo. Ayer, titulaba El Mundo, sin ironía: "Mujeres de todo el mundo marchan contra Donald Trump", aunque dos días atrás aseguraba que "la calle" estaba ya alzada, adoquín en mano, contra el presidente electo de los Estados Unidos.

Si uno no supiera que cuando la prensa progre, que es casi toda, dice "mujeres" hay que entender "feministas de izquierda, actrices y políticas", creería que las "mujeres de todo el mundo" se manifestarían en Washington para instar a Trump a romper relaciones con Arabia Saudí, el aliado preferido de Hillary Clinton, o con Irán, el nuevo socio antisemita preferido por Obama, porque sunnitas y chiítas machacan a las mujeres. Claro que entonces habrían "marchado" contra Hillary por prestarse a la vil tarea de destruir civilmente a Monica Lewinsky para proteger el abuso de poder de su marido con una becaria en la Casa Blanca. Y no marcharon. Es más, apoyaron la hipócrita, machista y repugnante estratagema legal de los Clinton -porque Hillary siempre apoyó a su hombretón, el Presidente- que defendieron, apoyándose en una sorprendente lectura de la Biblia, que el sexo oral y la íntima introducción de un habano en la becaria no era sexo.

¿Qué era, entonces? ¿Geografía, geología, habanología? ¿O simple abuso de poder de un hombre con una joven empleada? Esto último, claro, siempre que el hombre no sea progre. Entonces se desentierra la canción Stand by your man y adelante con los farolillos rojos. Nixon dimitió por mentir. Hillary mintió respaldando a su marido y en esa mentira al servicio del hombre y la trola fundó su campaña de "una mujer a la Casa Blanca". ¿No era mujer la becaria? No. Era un obstáculo para una izquierdista. Y un obstáculo así se sacrifica en aras de la dignidad de género… de la progre.

¿Son peores los Deplorables que los Miserables?
Cayetana Álvarez de Toledo, alma de la única asociación a la que pertenezco, Libres e Iguales, y persona de mi mayor consideración, publicó ayer un tremendo artículo en El Mundo, tras intentar en vano asistir a la investidura de Trump. La crítica liberal al discurso era impecable. Pero me sorprendieron algunos párrafos, que merecen comentario. El primero éste:

"La zona estaba blindada. Unos metros más allá, coincidimos con uno de los tantos grupos que habían venido a boicotear la toma de posesión. De pronto, recibimos un fuerte empujón por la espalda. Ana, antigua ministra de Exteriores, referente de racionalidad, la persona menos sectaria que he conocido, había sido violentamente zarandeada. La vi desaparecer bajo un amasijo de cuerpos y carteles de 'Black Power is Back' e 'Indigenous Resistance'. Una chica delgadita con el pelo desteñido de azul y hierro en los dientes me gritó: "¡El paso está cerrado!" Le contesté: "Quiero llegar al Mall". Me replicó: "¡Me da igual, la calle es nuestra!"Unas horas después, la policía intervenía con gases lacrimógenos."

¿Tiene la culpa Trump o la policía de los energúmenos anti-Trump? Lamento que el coincidir con la patulea que, como los de "Rodeemos el Congreso", se manifestaban contra el presidente elegido democráticamente, Ana y Cayetana se vieran privadas del espectáculo de un discurso que ya supondrían malísimo. ¿Se sorprendieron? Lo curioso es que de la fétida contigüidad con los liberticidas salga este 'ataque preventivo' contra los que estamos hartos de antitrumpismo: "La derecha comete un grave error al asumir a Trump como uno de los suyos."" ¿Y debe por ello hacer causa común con Obama y la izquierda? ¿Un Frente Popular Anti-Trump?

Se queja mi admirada Cayetana de "la desmoralización que produce ver a personas inteligentes hacer contorsiones morales y dialécticas para defender a Trump. Acusan a sus críticos de elitistas pero luego invocan a las élites republicanas, judiciales e institucionales como garantía frente a los posibles desmanes del nuevo presidente." Y, de pronto, carga contra los que ""exculpan"" (sic) a los votantes de Trump: "Dicen que son gente racional y bien informada pero luego les exculpan con argumentos que lo desmienten:"No sabían exactamente lo que votaban"", eufemismo de ignorancia. "Votaron movidos por la ilusión", eufemismo de frivolidad. "Votaron contra Obama", eufemismo de irresponsabilidad. Un demócrata debe aceptar dos premisas esenciales: el pueblo siempre tiene la responsabilidad y el pueblo a veces se equivoca. 'We, the people...' no siempre acertamos".

Demasiados "eufemismos" traídos por los pelos. No, no acertamos siempre cuando votamos. Ni cuando opinamos. Para eso están las 'elitistas' instituciones de los USA: para rectificar. Lo que a mí me preocupa es ver a "gente inteligente" arrastrada por la marea roja del antitrumpismo. Cayetana dice que Trump "no tiene ideología, ha cambiado de partido cinco veces y su política ataca los fundamentos de la modernidad política: la nación cívica, la apertura económica, la alianza atlántica y una Europa unida."" Cierto. ¿Sólo Trump? ¿Y Rajoy? ¿No ha cambiado su partido, el PP? ¿Es España una nación cívica? Entonces, no existiría Libres e iguales.

Yendo al fondo de la cuestión: ¿Debe Trump defender Europa de los europeos? ¿O es que los americanos son responsables -como en las dos guerras mundiales- de elegir bien para que los europeos podamos seguir eligiendo mal? No. Las responsabilidades se asumen, no se transfieren.

En Washington estrenan Los Deplorables. En Madrid reestrenan Los Miserables. Lo peor de Washington es que empieza a parecerse a Madrid.

Puigdemont y Dalila
Pedro J. Ramírez El Espanol  22 Enero 2017

Leyendo la sentencia sobre el caso Blanquerna, tan severa como ejemplar, en la que el Tribunal Supremo multiplica por ocho las penas de la Audiencia Provincial y condena a más de cuatro años de cárcel a los ultras que, tras irrumpir en el local de la Generalitat, golpearon y derribaron al diputado Sánchez Llibre, me vino a la memoria la anterior agresión efectuada en Madrid contra un representante electo del nacionalismo catalán.

Tuvo lugar el 30 de junio de 1932, en pleno debate sobre el primer Estatuto de Autonomía de la República, en el hotel Nueva York, sito en la Gran Vía –entonces avenida de Eduardo Dato- y la víctima fue el poeta Ventura Gassol, diputado de la recién constituida Esquerra Republicana, estrecho colaborador de Francesc Maciá y miembro del primer gobierno de la Generalitat.

Ventura Gassol era todo un personaje. Cual fiel Sancho había acompañado al quijotesco Maciá en todas sus aventuras, incluida la fallida intentona de invasión de España desde Prats de Molló, y servía de ariete del independentismo en el periódico 'Nosaltres sols!', con modales a medio camino entre Rufián y Tardá. Chaves Nogales lo definió como "el hombre que, no sé por qué, personifica la antipatía que siente el no catalán por el catalanismo". Y ese "no sé por qué" incluía una pelambrera, aun más copiosa que la de Puigdemont, organizada en guedejas de trovador o pétalos de flor de invernadero. Cualquiera diría que en aquel Madrid castizo que iniciaba su trayecto de corte a cheka, no había nada peor para los patriotas diletantes que hacían la ronda diaria entre Embassy y el café Gijón que la melena de Ventura Gassol.

Un aristócrata arruinado con aires de machote y fama de mujeriego, conocido como Pepe Blanes, decidió pasar a la acción, alegando un poco a bulto que Ventura Gassol había llamado “cerdos” a los españoles. Alquiló una habitación contigua a la suya y le tendió una celada, junto a un grupo de jóvenes sicofantes que incluía al mismo Lucas María Oriol y Urquijo que en su senectud emergería como empresario de la prensa más integrista del tardofranquismo.

Cuando el diputado catalán, embutido en su pijama azul, abordó el cuarto de baño compartido en el pasillo, se abalanzaron sobre él y le introdujeron con violencia en el retrete. En el forcejeo le provocaron un corte en un brazo con una maquinilla de peluquero. Era una herida leve pero aparatosa que acabó manchando su rostro con sangre. Fue entonces cuando Pepe Blanes procedió a raparle el pelo, según la costumbre infamante que los furrieles practicaban con los reclutas, los carceleros con los presos y los absolutistas con las mujeres liberales desde el siglo XIX.

El propio Blanes se vanaglorió de su hazaña en un libro titulado 'Andanzas de un peluquero': “El cuadro era aterrador. Don Buenaventura gemía, la gente del hotel aporreaba la puerta con furia, gritando todos a la vez; yo, pelaba; los otros, sujetaban a la víctima”.

Cuando el ruido y los gritos del diputado atrajeron a otros huéspedes, los agresores interrumpieron su tarea a la mitad y huyeron escaleras abajo al grito patriótico de “¡Maricón el último!”. Ventura Gassol, con el cráneo clareado y la cara tiznada de rojo, se precipitó hacia su cuarto, sacó una pistola e hizo un disparo que no llegó a alcanzar a los fugitivos.

Blanes fue detenido tras una rocambolesca huida a Portugal y pasó dos meses como preventivo en la Modelo, sin que exista traza hemerográfica de si llegó tan siquiera a ser juzgado. Pero lo significativo fue la forma en que la prensa conservadora le rió la “gracia”. A la mañana siguiente de la agresión, ABC incluía un artículo de su escritor estrella César González-Ruano, titulado 'Los amigos de Dalila' y subtitulado 'Interviu con Pepe Blanes, autor del atentado capilar al vate Gassol'.

En esa entrevista con tintes de panegírico, el agresor –“un muchacho simpático, alto, fino”- se regodeaba en “los grititos” del diputado “como los que deben dar los niños catalanes” y explicaba por qué lo había hecho: "¡Qué sé yo! ¿Te parecería pedante que dijera que por estética?... ¿Te parecería desafortunado que te dijera que por asco al Estatuto?... La verdad es que por las dos cosas, porque me molestaban sus pelos, sus propósitos, su personalidad ingratísima...".

El número siguiente del semanario satírico Gracia y Justicia, fundado por el luego cardenal Herrera Oria, incluía una docena de chistes, caricaturas y artículos con títulos tan elocuentes como 'Atropello de un vate en un water', 'Espantoso pelicidio que llevó a un hombre a presidio' o 'Sansoni, el desmelenado, o ¡aquí la diña el tinglado!'. Mucha menos gracia y ninguna justicia rezumaba el editorial de la publicación cuyo párrafo inicial proclamaba que: "Estamos de Estatuto hasta por encima de donde le cortaron las guedejas a Gassol" y proponía a continuación diversas fórmulas "para quitarnos de delante ese espantajo".

La primera de ellas no necesita glosa alguna: "Coger a Maciá, Gassols, Campalans, Tontalans and Company (Lluis Companys) y fusilarlos a las tres en las Ramblas, después de haber vitoreado el hecho diferencial". Al menos en dos casos se trató de una profecía autocumplida de forma que, como escribió Zweig en la biografía de Fouché, "los hechos frenéticos sucedieron a las palabras frenéticas". Por supuesto en el de Companys, fusilado por el franquismo; pero también en el del propio director del semanario derechista, Manuel Delgado Barreto, pasado por las armas por los milicianos comunistas durante las sacas de presos de Paracuellos del Jarama.

Así se las gastaban entonces las dos Españas. Precisamente como antídoto a la reaparición de esa espiral de odio que destilan tantos textos de la época, el legislador introdujo en 1995 la agravante de "discriminación ideológica" en el Código Penal (artículo 22,4) que ha sido aplicada en el caso Blanquerna por el Supremo.

Es importante subrayar que el incremento exponencial de las penas de los asaltantes a la librería de la Generalitat en Madrid se ha producido a instancias de ese ministerio público, tantas veces descrito por el independentismo catalán como un simple perro de presa azuzado por el Gobierno en su contra. Y que el ponente de la sentencia, el magistrado José Ramón Soriano, caracteriza los argumentos del fiscal como "contundentes", "oportunos" o "brillantes", adjetivos muy reveladores de su empeño por obtener condenas ejemplares.

La sentencia no sólo sostiene que los atacantes actuaron "movidos exclusivamente por razones ideológicas, al tener posiciones antagónicas con el movimiento independentista catalán", sino que añade que, tras gritar obviedades como "no nos engañan, Cataluña es España" y "catalanidad es Hispanidad", alguno de los acusados "dirigió insultos a las víctimas referidos a su condición de catalanes y por el hecho de ser catalanes".

Quiere esto decir que los 85 años que median entre la agresión a Ventura Gassol y el castigo del episodio en el que de forma más leve fue atacado Sánchez Llibre no han transcurrido en vano. Nadie vertió una palabra justificativa o condescendiente cuando ocurrió el asalto y el Tribunal Supremo considera ahora que tanto la particularidad de los españoles por haber nacido en un territorio determinado, como su derecho a promover cualquier opción política, incluido el separatismo, por medios legales, son bienes jurídicos a defender con especial énfasis.

La sentencia sobre Blanquerna deja así en evidencia el infundado victimismo de los independentistas ante los procesos por desobediencia que afectan a Homs, Mas o Forcadell. Pero también marca un rasero en la protección de derechos fundamentales, insoslayable para los jueces que en Cataluña instruyen sumarios como el de la agresión a las dos activistas pro-Selección Española, echadas a patadas de su tenderete al grito de "putas españolas, os vamos a matar", los ataques a miembros de Sociedad Civil Catalana en la Universidad Autónoma, los atentados y amenazas contra dirigentes de Ciudadanos o los escraches y coacciones al puñado de padres que tienen el valor de intentar escolarizar a sus hijos en castellano.

Sería inadmisible que tras este hito jurisprudencial siguiera en vigor el doble rasero que resume aquél dicho de Lope que en las clases de gramática servía como ejemplo de verso dividido en dos hemistiquios: “Las glorias tuyas y las penas mías”. O sea que resultaran más iguales ante la ley y mejor protegidos por la justicia quienes pretenden romper España que quienes tratan de mantenerla unida.

En cuanto al legado capilar de Ventura Gassol, reordenado al modo Harry Potter sobre la terraza de Puigdemont, poco cabe añadir a la suplantación de Buenafuente: "Soy como Sansón, este pelazo de Beatle me da una fuerza... Ya me he cargado a Mas y a la CUP". Claro que, como bien demostró Cecil B de Mille, a todo Sansón le llega su Dalila y ahora lo único que está por ver es si será Anna Gabriel la que le cortará la melena de los presupuestos o Sor Aya Saénz de Santamaría la que le cortará la melena del referéndum.

Parece en todo caso inexorable que el anhelo de Mercè -su estilista de toda la vida en el Llongueras de Girona- de "vaciarle un poco el pelo" será pronto realidad. Por fortuna esta vez, sólo como metáfora. Pero las columnas del templo de la autonomía pueden caer, arrastradas por Puigdemont, con similar estrépito al de octubre del 34 cuando, muerto ya l'Avi (Maciá), Ventura Gassol también escoltó a Companys en su atolondrado itinerario desde el balcón en que proclamó la República Catalana a la sentina del buque-prisión Uruguay.

La sublevación secesionista se topa con la ley
Roberto L. Blanco Valdés La voz  22 Enero 2017

A los que alardean de violar las leyes del Estado democrático cabría recordarles lo que afirmaba Napoleón Bonaparte sobre quienes despreciaban la fuerza imparable de las cureñas que transportaban sus cañones: «Desgraciados los que se encuentren bajo sus ruedas». Y es que la ley puede ser lenta, pero es la ley y su peso cae, antes o después, aunque de forma inexorable, sobre aquellos que la incumplen.

También, por supuesto, sobre quienes, como el dirigente de la antigua CiU Fracesc Homs, están convencidos de que, por contar con la patente de corso de un mayor o menor apoyo popular, pueden violarla impunemente. Homs, Consejero de Presidencia de la Generalitat cuando en 2014 se celebró el referendo ilegal del 9 de noviembre sobre la secesión de Cataluña, lo apoyó con todo el poder propio de su cargo y tomó las medidas necesarias para que la consulta, contra la prohibición expresa del Tribunal Constitucional, que la había anulado previamente, pudiera celebrarse. Violó Homs la ley penal a sabiendas de que lo hacía sin ningún genero de dudas, despreció todas las advertencias que en ese sentido se le hicieron y se jactó, como un matón, de utilizar para delinquir un poder público que tenía conferido para servir a la ley y garantizar su cumplimiento.

Por eso, si el Código Penal no está de adorno y debe aplicársele a alguien más que a los ladrones de gallinas, las acciones de Homs entran de lleno en sus claras previsiones. La fiscalía lo acusa de prevaricación y desobediencia grave y sobre la procedencia de ambas acusaciones pueden juzgar ustedes mismos.

El primer delito lo comete la autoridad que «a sabiendas de su injusticia, dictare una resolución arbitraria en un asunto administrativo». El segundo, los que «resistieren o desobedecieren gravemente a la autoridad o sus agentes en el ejercicio de sus funciones» (artículos 404 y 556.1 del Código Penal). ¿No es eso lo que sin duda alguna ha hecho Homs -él también, aunque no él solo- impulsando la celebración de un acto prohibido por quien tenía legalmente esa facultad? Esa pregunta merece una respuesta afirmativa tan rotunda que nadie debería dejarse impresionar por las baladronadas de quien pronto será sentado en el banquillo de los acusados y tiene la delirante pretensión de salirse de rositas negando la legitimidad del Tribunal que va a juzgarlo y descalificando el proceso al que será sometido, como una supuesta manifestación de justicia política dirigida contra el derecho a decidir del pueblo catalán. Ni justicia política, ni derecho a decidir, ni falta de legitimidad del juzgador: aplicación de la ley penal, con todas la garantías de defensa, a quien creía poder delinquir protegido por la impunidad de su cargo y sus ideas. De eso se trata. Solo de eso. Nada más.

El inquietante informe sobre “la verdad” catalana que el CNI ha enviado a Rajoy
Carlos Dávila esdiario  22 Enero 2017

¿Nos está diciendo la verdad el Gobierno sobre lo que pasa realmente con Cataluña? Todo parece indicar que no. En la realidad, no está tan claro que la Generalitat esté perdiendo el partido.

Desde hace meses, desde los primeros días de septiembre, Rajoy tiene sobre su mesa de trabajo el informe, confidencial como no puede ser de otra manera, de los servicios de inteligencia (en plural y en minúscula porque son varios estos servicios) en el que, al menos, se informa de tres conclusiones de extraordinaria trascendencia: primera, de que empieza a abrirse una brecha de solidaridad con España en algunos países europeos; segunda, de que hay un “embajador” catalán en Viena que está llevando con singular éxito las relaciones del Govern con la Unión Europea y más concretamente con los estados que más recientemente se han constituido como tales; tercera, que, y esto resulta medianamente positivo, no existen demasiadas posibilidades de que al fin, Puigdemont y su cuadrilla puedan celebrar, como quieren y pretenden, el referéndum de independencia.

Aún se puede añadir una cuarta conclusión: que el actual descenso del ánimo independentista, el “soufflé”como se le denomina en los citados servicios de inteligencia, puede revertirse, cambiar en cualquier momento; es más, en muy breve plazo. ¿Cómo? Fácil si el fuguista presidente de la Generalitat consigue que los anarquista furiosos de la CUP aprueben sus Presupuestos, y si sale de su prevista, y aún no fijada, entrevista con Rajoy, presentándose como una víctima absoluta de la intransigencia de “Madrit”.

Todo lo que han escrito (porque sí, lo han dejado por escrito) los expertos del Centro Nacional de Inteligencia y de otros servicios, está en manos de Rajoy y, desde luego, de la vicepresidenta “para asuntos catalanes” Soraya Sáenz de Santamaría con la que el director del CNI suele despachar con gran asiduidad, probablemente una vez por semana. Estos despachos encierran singular importancia porque la vicepresidenta logró cuando se constituyó el Gobierno a última y casi a la desesperada, que el jefe Rajoy se aviniera a que el CNI no pasara a depender directamente de Ministerio de Defensa cuya titular y Santamaría no se guardan simpatía alguna.

El hecho de que la vicepresidenta reciba toda la información pertinente del general Sanz Roldán le convierte en una fuente de decisión imprescindible a la hora de fijar la estrategia gubernamental con Cataluña, incluso con sus independentistas más inflexibles.

Rajoy, Santamaría y probablemente el ministro Dastis, titular de Asuntos Exteriores, saben que los parlamentos de Holanda, Dinamarca y Noruega, se están mostrado últimamente muy proclives a pedir al Gobierno español un acuerdo para que el referéndum de autodeterminación de Cataluña se negocie “bilateralmente” con el Ejecutivo de Puigdemont, una postura que preocupa enormemente en Madrid donde nunca se creyó que iniciativas de este tipo pudieran siquiera plantearse. Esto explica que el ministro Dastis haya salido esta semana a la palestra recordando que ni la Unión Europea, ni el Consejo son favorables a la consulta pactada.

Lo que ha hecho Dastis es algo más que un recuerdo: es un movimiento de presión para cortar por lo sano las proclamas de los mencionados parlamentos que pueden tener un efecto dominó y trasladarse a otras asambleas europeas. Es curioso que estas proclamas parlamentarias hayan tenido un nulo eco en España donde casi ningún medio de información se ha ocupado de este movimiento que puede constituirse en el embrión ejemplarizante de otros similares en países diferentes de la Unión Europea.

El "embajador"de Cataluña en Austria
El Gobierno popular español conoce también al dedillo las actividades del denominado abusivamente “embajador” de Cataluña en Austria, un experto en relaciones internacionales, que habla mejor alemán que la propia Merkel, al que se le califica como “especialmente listo” en los informes de la Inteligencia. Este Adam Casals lleva trabajando en Viena desde julio de 2005 y desde luego sus cometidos se alargan mucho más de los reducidos que pueda desarrollar en la ciudad del Danubio Azul, porque Casals tiene encomendadas por el peculiar conseller de Exteriores de la Generalitat, el madrileño Raúl Romera, las relaciones nada menos que con otros cinco estados más: Eslovenia, Croacia, Chequia, Eslovaquia y Hungría.

No es inocente este encargo porque los primeros países citados son independientes desde hace apenas treinta años y tienen una sensibilidad muy notable respecto a procesos de secesión como los que ellos vivieron tras las caída del telón de acero y la consiguiente derrota del régimen soviético. Inteligencia y por tanto el Gobierno saben de las martingalas de este individuo y son, según hay que esperar, perfectamente conscientes del peligro que supondría el triunfo de las actividades, muy bien financiadas por cierto con el dinero de todos los españoles, de Casals, su representación y por consiguiente del Govern de la Generalitat.

La única buena noticia que se inscribe en los informes recientes antes citados es que los “espías” de nuestra Inteligencia que trabajan en Cataluña coinciden en que el referéndum tal y como lo conciben los separatistas catalanes no va a poder celebrarse. Ahora bien: ¿significa eso que Puigdemont y sus secuaces en la sedición renuncien a una consulta singular por chapucera que ésta pueda ser caso de volver a celebrarse? De ningún modo: la decisión absolutamente imparable, según el CNI, de los independentistas es ésta: si no nos dejan referéndum, habrá consulta.

Es de suponer que el Gobierno de Rajoy trabaje en este escenario y que ya haya elaborado un plan para impedir incluso la apertura de urnas de cartón en el mes de septiembre, en un, procedimiento tan cutre pero tan real como el que ya se perpetró ahora hace dos años. Recuérdese a este respecto que las papeletas que introdujeron los catalanes que se acercaron a los ilegales colegios electorales, fueron elaboradas en una prisión dependiente de la Generalitat. Si ello se repitiera ahora, ¿estaría el Gobierno de España dispuesto a impedir punitivamente la impresión de tales papeletas?

A nueve meses de la amenaza consultiva de la Generalitat, sería conveniente que el Gobierno aclarara todos estos extremos. En el Centro Nacional de Inteligencia debería funcionar algún departamento destinado a defender la Constitución y todo lo que ella guarda. Con seguridad de que lo antedicho tiene cabida en esta sección. Los españoles y los agentes de Inteligencia que nos protegen seguimos denunciando que el papel del Gobierno en Cataluña sigue siendo o muy modesto o claramente ineficaz. Y encima, tal papel se ha iniciado muy a destiempo. No es imposible que los barreneros de España nos estén comiendo la merienda.

Recortes de Prensa   Página Inicial


































 





 

























































































 

 

 1  1