AGLI

Recortes de Prensa    Miércoles 22  Marzo 2000
#Balance y perspectivas
Editorial El País  22 Marzo 2000 

#ETA observa un silencio táctico
Lorenzo Contreras La Estrella  22 Marzo 2000

#Quizá otra tregua
Carlos DÁVILA ABC  22 Marzo 2000

#Los vasos comunicantes de la intolerancia en el País Vasco
IMPRESIONES El Mundo  22 Marzo 2000

#Opinión
FÉLIX DE AZÚA El País 22 Marzo 2000

#"El Correo"
El Cascarrabias La Estrella  22 Marzo 2000

#Foros nacionalistas
Editorial ABC  22 Marzo 2000

#Estallan dos artefactos en casa de los padres de un periodista de «El Correo»
BILBAO. I. Souto ABC  22 Marzo 2000

#También Unió
Editorial El País  22 Marzo 2000

#La «Declaración de Barcelona» abre mañana una nueva ofensiva
BARCELONA. Jaume Clotet ABC  22 Marzo 2000

#Microsoft y Telmex, a la conquista del español en la Red
MIAMI. Efe ABC  22 Marzo 2000

Balance y perspectivas
Editorial El País  22 Marzo 2000

NADA RESULTA tan humillante para el derrotado como la magnanimidad del vencedor. El secretario general del PP, Javier Arenas, lamentó ayer los problemas del PSOE, e incluso comentó que no es para tanto. Poco antes, en la reunión de la Junta Directiva de su partido, Aznar y Arenas habían hecho balance de las elecciones y planteado algunos planes de futuro.

Lo principal es que procurarán ganar también las próximas, y para ello se proponen evitar morir de éxito, es decir, de mal uso de la mayoría absoluta. Ello implica gestos conciliadores y ofertas de consenso. Con los agentes sociales, pero también con los ex socios políticos, buscando prolongar su participación en la política española y su compromiso en la gobernabilidad, en los términos -ha dicho Aznar- que los propios nacionalistas definan. Para ver hasta dónde están dispuestos a llegar, se inician hoy las conversaciones entre sendas delegaciones de CiU y PP.

Nunca se sabe, pero los de Pujol han tenido interés en adelantar que probablemente se abstendrán en la investidura de Aznar. Es decir, que evitarán comprometerse demasiado, pero no cerrarán la puerta a acuerdos posteriores. La situación es diferente de la de 1996, cuando era necesario cerrar el acuerdo por adelantado, porque si no lo había existía la posibilidad de convocatoria de elecciones anticipadas: la peor de las hipótesis, en aquel momento, para CiU. Ahora la elección de Aznar y la gobernabilidad están garantizadas por la mayoría absoluta del PP. Los nacionalistas carecen de la fuerza intimidatoria de las dos últimas legislaturas, pero no renuncian a seguir jugando un papel en la política general.

Pero será en condiciones distintas a las previstas, incluso por parte del PP. No vendrá mal que sea así; para que los nacionalistas no den por supuesto que, hagan lo que hagan, quien gobierne en Madrid deberá irremediablemente pactar con ellos. Así que tendrán que modular sus reivindicaciones de acuerdo con esa posibilidad, porque ha dejado de ser evidente que se hayan acabado las mayorías absolutas. Además, ya no puede sostenerse como dato previo la incapacidad del centro-derecha no nacionalista para disputar la mayoría en Cataluña y Euskadi. Ayer mismo, Aznar adelantó que su partido buscará afianzarse en las comunidades en las que no gobierna, pero donde ha conseguido un incremento notable de votos: hubo mención a Andalucía, pero también al País Vasco y a Cataluña.

ETA observa un silencio táctico
Lorenzo Contreras La Estrella  22 Marzo 2000

La mayor incógnita del momento político no es la identidad del nueva líder que deba surgir, aunque sea provisionalmente, en el PSOE, sino la respuesta de ETA a todo un proceso de acontecimientos, incluidas las últimas elecciones, que no favorecen su causa. Los socialistas difícilmente acordarán en estos días, incluida la reunión del Comité Federal, algo que no sea una fórmula para ir tirando, una "solución" burocrática más que política destinada a la gestión y no tanto a la gobernación propiamente dicha del partido. Y ETA, por su parte, ofrece el peligro de atenerse a su siniestra lógica que consiste en levantar acta de su presencia en la marcha del país, el país llamado España, del que reniega, pero al que tiene que supeditar su propio futuro. Se trata de una realidad que conviene tener en cuenta ahora tanto como siempre, cuando la banda está silente en lo principal, aunque no en lo secundario, si por tal se entiende la llamada "kale borroka"  o terrorismo de baja intensidad que mantiene a Euskadi en permanente situación de zozobra.

La victoria del PP, que ha igualado electoralmente al PNV en su propia comunidad, significa para ETA, inspiradora de la actitud política observada por EH/HB una adversidad innegable. La sociedad vasca no ha sucumbido a las intimidaciones del mundo radical abertzale, sino todo lo contrario. Y ahora se añade a tal situación una creciente crisis del gobierno de Vitoria, alíado de EH y en el fondo de ETA en los pactos de Estella/Lizarra. Crisis que empieza a cuestionar la viabilidad de Ibarreche como "lehendakari", cuando circula cada día con mayor intensidad la hipótesis de que una nueva convocatoria de elecciones vascas, consecuencia de una renuncia (improbable) de Ibarroche al cargo en las actuales circunstancias, situará a Mayor Oreja en la condición de candidato al sillón de Ajuria Enea.

El solo hecho de esta posibilidad, si obedece a un rumor calculado, es ya un temerario riesgo político. Un ministro del Interior o ministro de la policía convertido en "lehendakari" es una hipótesis que no debería utilizarse ni siquiera a efectos indicativos de remota respuesta del Gobierno central frente a una situación empeorada. Pero el hecho es que la especulación campa libremente mientras llbarreche ofrece cada día más el perfil de un gobernante en crisis. Este Ibarreche que dentro de unoa días pronunciará una conferencia en el Club Siglo XXI de Madrid no parece el mismo que recientemente anunciaba en otro foro de la capital, el Club Diálogos para la Democracia, que después de las elecciones generales empezaría a amanecer.

Sea cual fuere la intención del conferenciante no cabía predicción tan desgraciada como éstas cuando el secretario general del PSOE guipuzcoano, tras el incendio de la Casa del Pueblo en Rentería, acusa de debilidad al Ejecutivo de Ajuria Enea que, a su juicio, realiza "el trabajo sucio" de los llamados fabricantes de la "construcción nacional" vasca. Este dirigente socialista, Manuel Huertas, advierte sobre la posibilidad de que, ante la impunidad que el lehendakari no ataja, surja la necesidad y hasta la obligación de  los socialistas busquen "sus propios métodos de supervivencia".

Es éste un episodio ilustrativo de la gravedad reinante en el País Vasco, cuando Arzallus, en declaraciones a Euskadi Irratia, la emisora filoetarra, ha acusado a Mayor Oreja de desear que Lizarra se rompa. Un deseo que lógicamente no cabe negar porque es el deseo de la inmensa mayoría de la opinión española. Pero que acredita la voluntad, por parte del presidente del PNV, de que los pactos de Estella/Lizarra no pasen a la historia, sino que mantengan su actual vigencia.

O sea, que la situación no ofrece vIsos de arreglo. Y en este contexto político conviene no descartar la nueva presencia de ETA, es decir, un nuevo atentado o acto criminal de envergadura. Por desgracia, la banda necesita cada cierto tiempo hacerse notar. Si Ibarreche quería manifestar, con su referencia a un nuevo amanecer que ETA puede estar en disposición de ofrecer una nueva tregua,  no parece que éste sea el momento oportuno para alimentar tanto optimismo.

Quizá otra tregua 
Por Carlos DÁVILA ABC  22 Marzo 2000

EMBOBADOS como estamos en el seguimiento de la catástrofe socialista, y en el adivina adivinanza de los planes de Gobierno de Aznar, a lo peor se nos está escapando la percepción de un síntoma, sólo por ahora un síntoma: la declaración de una nueva tregua etarra. En el Gobierno se estudia y la especie, y el que probablemente cuenta con la mejor información, el PNV, está empezando a «sugerir» la apreciación de tal síntoma. Tópicamente se podría decir: nadie desmiente ni confirma la especie. Luego algo hay. Parece que sí.

Como también parece que el PNV ha urgido a ETA para que la banda haga «otro esfuerzo» (sic) hacia la paz. El Gobierno de Vitoria, en un ridículo clamoroso, precisa de una ayudita para llegar hasta el 31 de julio, el día que el patético Ibarretxe se ha marcado para llegar a un acuerdo, que se antoja imposible, tras las elecciones del pasado día 12. Antes, el PSOE estaba dispuesto a casi todo. Una vez, el zascandil de Benegas, un jubilado imprescindible, decía por teléfono a Otegi: «Nos vamos a reunir, pero esta vez para hablar en serio, ¿eh?». Antes, asimismo, y con el cuerpo aún caliente del pobre Fernando Buesa, el filonacionalista Eguiguren, todavía en el PSOE, se citaba con el pérfido Olarra exactamente para el día 28 de febrero. Las noticias eran todas malas para el Gobierno del PP; Nicolás Redondo, seráfico como un bebé, no se enteraba de casi nada, y sus colegas de partido trapicheaban con el PV para construir algo así como una «mesa de trabajo», sin el PP dentro. El mensaje hubiera podido ser éste: «...es que el PP se niega a todo».

Pero el día 12 destrozó toda la operación y ya nos encontramos, como escribirían los clásicos del marxismo con telarañas, en otro momento del proceso. Mikel Antza, en su retiro —creen— parisino está escuchando a unos y a otros, y aún no ha tomado una decisión definitiva. Antza es, dentro de lo que cabe en un fanático, un reflexivo sujeto que no da puntada sin hilo. Uno de los representantes de Aznar en la reunión que existió en mayo, suele describir a Antza como un mozo crecidito que masculla las palabras. El jefe de los asesinos se ha quedado ahora sin la compañía de Belén González Peñalva, pero no importa nada: la única locuacidad común que ambos sostuvieron en las cuatro horas de las afueras de Zúrich fue un simple detalle estético: la bolsa grande en el caso de Antza, que ambos calzaban ante el trío Fluxá-Arriola-Zarzalejos. Peñalva escuchaba y escribía; Antza, hablaba. La bolsa, ¿con pistola dentro?, no unía.

¿Se repetirá una reunión como aquella? Desde luego que el PNV quiere que sí; primero, para salvar a Ibarretxe y, segundo, para colocar a este Gobierno o al próximo de Aznar en la tesitura de negociar con los criminales. Esa es la única salida de un PNV acosado ya desde la sociedad vasca, desde ese ámbito vasco de decisión que ha cambiado —lo suele afirmar Jaime Mayor— «la rebeldía por el miedo». Se han levantado los empresarios, los burgueses sindicatos acostumbrados a la subvención de la Autonomía más sufragada de España, y ahora, la Universidad que, por primera vez, ha estrenado un rector que no tiene obediencia nacionalista. ¿Cómo no le va a preocupar todo esto a un PNV anquilosado como la estatura de Lot?

De aquí, de los datos aportados y del análisis posterior, parte la percepción anotada: la posibilidad de una nueva tregua que, con seguridad, sería tan tramposa como la anterior, pero que permitiría hinchar su pecho de tambor a Arzalluz, y a los menos conspicuos del país a equivocarse de nuevo con indicaciones como ésta: «Hay que mover pieza; nos toca a los demócratas mover pieza». Lo real es que el PNV promueve el nuevo parón por interés, y no sólo por el plausible de que ETA no vuelva a matar, sino porque el 12 de marzo quedó claro que Ibarretxe puede ser el último lendakari del PNV. Ahora lo que hace el PNV es preparar el ambiente y asustar un poco más, como si ya no lo estuviéramos demasiado, ante una nueva fechoría de ETA. Fíjense, por ejemplo, lo que le dijo un altísimo cargo del Gobierno vasco a otro altísimo cargo del Gobierno nacional: «Tú y yo asistiremos al entierro de Atutxa». Es para asustar, ¿no?

Los vasos comunicantes de la intolerancia en el País Vasco
IMPRESIONES El Mundo  22 Marzo 2000

La bomba casera que estalló ayer en el domicilio bilbaíno de los padres de Pedro Biongos, periodista de El Correo, es cualquier cosa menos un hecho aislado. Se inscribe en la larga relación de actos violentos e intimidatorios protagonizados durante los últimos años por seguidores del abertzalismo radical contra los profesionales de la información que no se pliegan a sus consignas. Ha habido concentraciones ante sus domicilios y ante las sedes de sus periódicos, asaltos a estudios de emisoras de radio, carteles amenazantes con sus fotografías... A nuestra compañera Carmen Gurrutxaga le pusieron una bomba en la puerta de su casa en San Sebastián, que destrozó parte de su domicilio y aterró a sus hijos. A muy otro nivel, pero con un trasfondo de intolerancia no tan distante, se sitúa la posición del PNV ante los medios de prensa que no le gustan. Un ejemplo: hace pocos días, el presidente del PNV vizcaíno dirigió una carta al editor de El Correo, Alejandro Echebarría, en la que criticaba su «españolismo». Tampoco esta actitud es infrecuente en los de Arzalluz. Hay una especie de vasos comunicantes que vinculan todas estas intolerancias. La hostilidad que el PNV muestra contra la prensa que le critica, boicots incluidos, sirve de legitimación de los actos de intimidación abierta y pública de los más radicales. Y éstos, a su vez, legitiman las bombas a domicilio y las amenazas etarras contra los «periodistas policías». Mientras las cosas estén así, de nada valdrá que el Gobierno vasco llore lágrimas de cocodrilo y emita condenas formales: debe empezar por pedir al PNV que cambie de conducta.

Opinión
FÉLIX DE AZÚA El País 22 Marzo 2000

La gente de mi edad sólo ha conocido la política radical. Durante medio siglo fue imposible no enfrentarse radicalmente contra la tortura física y moral del franquismo. En aquellas décadas de plomo muchos quedamos marcados para una concepción de la política que consideraba a "las masas" como una mayoría de enajenados a quienes la vanguardia revolucionaria debía indicar el camino de la libertad. El modelo era Fidel Castro. La soberbia elitista y un inconfesado deseo de jefatura determinó fatalmente a quienes, tras la muerte de Franco, asaltaron como profesionales los partidos de izquierda. Felipe González moderó las tendencias castristas del PSOE pero la tradición leninista era fácil de percibir en el aparato. Quienes optaron por el nacionalismo tampoco reprimieron sus hábitos radicales, de manera que incluso entre los moderados se da por sentado que la minoría patriótica, con un jefe teocrático a la cabeza, debe conducir al Cielo de la independencia a una masa indiferente o remisa. Las últimas elecciones anuncian la muerte de esa política radical anclada en los años setenta y en el narcisismo de la vanguardia ilustrada.

La población ha cambiado por completo y sería estúpido discutir si ha sido para bien o para mal. La endogamia, la complacencia de los mandos con diminutos círculos de "consejeros", el uso farisaico del resentimiento y también una inepcia colosal, son elementos importantes de la derrota. Pero lo decisivo ha sido el desconocimiento suicida del carácter de la población actual. El mérito de Aznar (y de González en su momento) fue adivinar qué clase de ciudadano está construyendo el poder europeo.

Así que lo más urgente para la izquierda y los nacionalistas no es abandonar sus sillones (que también), sino huir del círculo íntimo y estudiar cómo está el patio. Se acabó el caudillismo aristocrático y la "educación de las masas" que con santa paciencia ha practicado Anguita. En la futura política europea sólo sobrevivirá quien tenga la habilidad de obedecer a la clientela. Justo lo contrario de los radicales, los cuales exigen obediencia a "las masas" porque sólo ellos saben lo que se hacen. Me lo digo a mí mismo, a ver si me convenzo. Quitarse del radicalismo es más difícil que dejar el tabaco.

"El Correo"
El Cascarrabias La Estrella  22 Marzo 2000

Los cachorros de ETA se ensayan en la Kale Borroka cuasando el terror en la sociedad. Todos entran en  sus negros planes: políticos locales, empresarios, y ¡como no! también los medios de comunicación. Ayer le tocó sufrir una infame agresión a  la familia de un periodista del diario "El Correo" que lucha por la libertad de expresión.   Así no se puede vivir en paz ni en libertad.  A "El Correo" le enviamos todo nuestro apoyo incondicional.

Foros nacionalistas 
Editorial ABC  22 Marzo 2000

MAÑANA tendrá lugar en Barcelona la sexta reunión de los partidos nacionalistas firmantes de la Declaración que lleva el nombre de la Ciudad Condal. Nacionalistas vascos, catalanes y gallegos revisarán el estado de la iniciativa conjunta que presentaron en junio de 1998. La finalidad de esta Declaración era provocar un debate sobre la llamada «plurinacionalidad» de España, argumento sobre el que han venido sustentando reivindicaciones de corte económico, político y cultural, que pretenden relanzar. Sin embargo, es indudable que en esta reunión se analizarán los resultados electorales del día 12, que no permiten a los nacionalistas ninguna euforia. El PNV, además, llega a esta reunión en una muy difícil situación después de que ayer se suspendiera una nueva reunión del pacto de Estella, un experimento de otra clase, con unos efectos nocivos que ya está empezando a notar.

En conjunto, los tres partidos de la Declaración de Barcelona —CiU, PNV y BNG— han ganado 2 escaños en el Parlamento, pero han perdido más de setenta mil votos. El BNG incrementa el número de sufragios pero sólo obtiene un escaño más —pasando de 2 a 3—, quedando muy lejos de la expectativa de un grupo parlamentario propio. El PNV gana votos y dos escaños —de 5 a 7— gracias al electorado «abertzale» de HB y de EA, aunque esta progresión queda más que compensada por el incremento espectacular del PP, que ha captado votos del nacionalismo moderado, y por la caída contenida de los socialistas vascos. CiU ha perdido votos y un escaño, lo que hace un tanto voluntarista el optimismo de sus líderes ante los resultados, quizá destinado a contrarrestar el freno que para su proyección política supone la mayoría absoluta del PP. Otro dato que deberán abordar en la reunión de mañana es que pese a la caída del PSOE y de IU, los grupos nacionalistas sólo ganan dos escaños (pasan de 32 a 34 representantes).

Al margen de esta desequilibrada situación electoral, los partidos de la Declaración tendrán que analizar con un mínimo de sentido de la realidad la disparidad de sus actitudes ante cuestiones básicas del Estado, como el acatamiento del orden constitucional, el respeto al marco estatutario y la voluntad de integración en la política nacional. Tales actitudes marcan la diferencia entre los nacionalismos abiertos, por un lado, y los nacionalismos endogámicos, por otro. Estas diferencias de planteamiento reducen de hecho la Declaración de Barcelona a una plataforma de propaganda y de consumo interno; a un foro de debates para satisfacción de los nacionalistas, del que es muy díficil que salgan propuestas capaces de vincular al nacionalismo con la dinámica de un país que el 12-M expresó su voluntad inequívoca de conducirse con políticas de integración nacional. La responsabilidad de los líderes nacionalistas es entender esta nueva situación y colocarse con realismo en el tiempo que vive la sociedad española.

Estallan dos artefactos en casa de los padres de un periodista de «El Correo»
BILBAO. I. Souto ABC  22 Marzo 2000

Dos bombas caseras estallaron ayer en el domicilio de los padres de Pedro Briongos, redactor jefe del diario «El Correo». La explosión provocó daños materiales, pero los progenitores del periodista no resultaron heridos. Es la cuarta vez que se produce un ataque de estas características en domicilios particulares de periodistas.

Los hechos ocurrieron a las dos menos veinticinco de la tarde, en el primer piso del inmueble número 68 de la calle Autonomía, de Bilbao. Varios desconocidos colocaron dos artefactos de fabricación casera, compuestos por una bombona de camping gas y un iniciador, según manifestaron a ABC fuentes de la Ertzaintza.

La explosión causó daños en la entrada de la vivienda, rompiendo los cristales de la escalera del portal, pero no alcanzó a los padres del periodista, de avanzada edad, que se encontraban en ese momento en el interior de la vivienda.

Pedro Briongos, que no vive con sus progenitores desde hace años, era hasta el pasado lunes redactor jefe de Local y Regional, día en que pasó a dirigir la sección «Vivir», una de las cuatro nuevas con las que el periódico «El Correo», el de mayor difusión el País Vasco, se ha renovado. Fuentes del mencionado diario señalaron que la noticia de atentado sorprendió a Briongos cuando preparaba los temas que ocuparán la sección «Vivir» del nuevo periódico que hoy comienza una nueva andadura con un profundo cambio de imagen y contenidos.

El ataque fue interpretado por el PP como un intento de condicionar la libertad de expresión de los informadores vascos, mientras el lendakari Juan José Ibarretxe se preguntaba qué es lo que pretenden quienes realizan estos atentados. «¿Qué proyecto político están defendiendo -se interrogó el lendakari-, qué es lo que pretenden desarrollar con este tipo de actividades?». «La sinrazón -fue su respuesta-, generar odio, generar un mayor grado de confrontación aún en la sociedad vasca, generar temor o generar terror y este no es el camino por el que se construye un país».

El PP hizo pública ayer una nota en la que señalaba que el ataque contra los padres del periodista «vuelve a colocar en el punto de mira a otro de los principios fundamentales de una sociedad democrática, como es el de la libertad de expresión y el libre derecho de informar sin estar sujeto ni a coacciones ni a amenazas de ninguna clase».

Los populares vascos hicieron un llamamiento al conjunto de los medios de comunicación «para que sigan ejerciendo su tarea fundamental de informar a la sociedad, con autonomía y libertad, para, entre otras cosas, denunciar a quien pretende callar a este país a base de atentados, amenazas e insultos».

La ejecutiva del PNV de Vizcaya consideró ayer que «este tipo de comportamientos son ajenos a cualquier principio democrático y al respeto a las ideas que libremente quieran defender todos los ciudadanos vascos». En opinión del partido de Arzalluz, este tipo de actos sólo beneficia a quienes quieren dividir y enfrentar a la sociedad vasca.

«La normalización política y la convivencia -añade la nota del PNV- necesita de la participación de todas las sensibilidades políticas de Euskadi y esto sólo se conseguirá propiciando un clima de serenidad que, en estos momentos y más que nunca después de la crispación sufrida en estas últimas elecciones, necesita la sociedad vasca».

El portavoz del grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Bilbao, Dimas Sañudo, calificó la agresión como un «ataque a la libertad de expresión contra quien tiene una cierta capacidad de escribir sobre lo que pasa en este país». En opinión del concejal socialista, «se está intentando amedrentar la libertad del pueblo».

Desde EA también fue condenado el atentado al considerar que «no existe argumento ético ni político que justifique semejantes acciones».

Es la cuarta vez que se produce un ataque contra domicilios de periodistas.

También Unió
Editorial El País  22 Marzo 2000

APENAS CELEBRADAS las elecciones generales, ha saltado a la opinión pública un nuevo escándalo de un supuesto mal uso de dinero público, parcialmente procedente de fondos europeos, por parte del Departamento de Trabajo de la Generalitat.

Se trata de la típica operación triangular: el empresario Fidel Pallarols, propietario de varias academias, ha recibido en los últimos años 1.500 millones de pesetas de los fondos para la formación de parados del Departamento de Trabajo, que en los últimos años ha estado en manos de Unió Democràtica de Catalunya (UDC). En la contabilidad de una de las empresas de Pallarols, radicada en Andorra, aparecen numerosos apuntes que revelan pagos de esta empresa a varios dirigentes de Unió por un valor próximo a los 200 millones de pesetas. Otros documentos contienen apuntes sobre el cobro por parte de dichas personas de supuestas comisiones del 10% de los fondos. El Departamento de Trabajo gestiona un presupuesto de 20.000 millones de pesetas, del que un 45% procede del Fondo Social Europeo.

El escándalo guarda una enorme semejanza con el que provocó la dimisión del ministro de Trabajo Manuel Pimentel, pocos días antes de las pasadas elecciones, al conocerse que la esposa del director general de Migraciones, Juan Aycart, participaba en una empresa que había obtenido 2.000 millones de subvenciones del Inem. Pero con una diferencia sustancial. Pimentel dimitió a las 48 horas de que trascendieran los hechos.

Ahora, la respuesta del Gobierno catalán y de la dirección del partido afectado ha sido decepcionante. Han negado los hechos, no han proporcionado explicación aclaratoria alguna, reclamada por los propios militantes, se han opuesto a la creación en el Parlament de la comisión de investigación que había pedido la oposición. Pero no deja de ser sorprendente también que esa oposición, demasiado ocupada en lamerse las heridas, haya tenido una reacción rutinaria, como si no quisiera meterse en profundidades. Ello ha permitido a Unió tomar iniciativas defensivas, como la apertura de una investigación interna: el procedimiento clásico de autoexculpación de los partidos, como se comprobó en el caso Naseiro y tantos otros.

Las dos supuestas irregularidades descubiertas -mal uso del dinero de los parados y financiación indirecta de un partido político- exigen tanto que los dirigentes de UDC afectados asuman sus responsabilidades como que la oposición cumpla con su obligación de denuncia pública. De lo contrario, se daría pábulo a quienes consideran que los escándalos se diluyen en el oasis catalán, fruto de un consenso tácito y perverso entre todos los partidos.

La «Declaración de Barcelona» abre mañana una nueva ofensiva 
BARCELONA. Jaume Clotet ABC  22 Marzo 2000

Los máximos dirigentes de los cuatro partidos firmantes de la Declaración de Barcelona se reúnen mañana en la capital catalana para analizar el resultado electoral del 12-M y decidir la estrategia a seguir tras la mayoría absoluta conseguida por los populares. El encuentro, al que asistirán Pere Esteve (CDC), Josep Antoni Duran Lleida (Unió), Xabier Arzalluz (PNV) y Xosé Manuel Beiras (BNG), estaba previsto desde la última reunión de este foro nacionalista, que se celebró en Bilbao en el mes de enero. Durante la reunión se decidirá, con toda probabilidad, relanzar el debate sobre el reconocimiento del Estado plurinacional, así como explorar nuevas vías de incidencia política tras unos comicios que han dejado a los partidos nacionalistas aritméticamente sin capacidad de presión sobre el Gobierno.

El secretario general de CDC, Pere Esteve, considerado uno de los promotores originarios del foro y ubicado en el ala soberanista del partido, quiso dejar claro el lunes que, pese a la mayoría absoluta lograda por el PP, los firmantes «no radicalizarán el contenido de la Declaración» ni la utilizarán a modo de frente nacionalista contra el próximo ejecutivo. En este punto, y en referencia a las críticas recibidas de populares y socialistas, afirmó que «lo preocupante es que se haya visto como radical por algunos sectores».

Los partidos nacionalistas son conscientes que los objetivos que plantean no se lograrán a corto plazo, por lo que están dispuestos a mantener una táctica de diálogo a largo plazo. En este sentido, tanto CDC como Unió instarán a gallegos y vascos a no enrocarse en sus posicionamientos y abogarán por establecer un diálogo político con el próximo ejecutivo de José María Aznar.

QUEBEC, ESCOCIA Y FLANDES
Por otra parte, la Generalitat de Cataluña se propone, en esta legislatura, consolidar su relación con el Quebec y establecer relaciones bilaterales con los gobiernos de países con una sensibilidad nacional similar a la de Cataluña, como sería el caso de Escocia y Flandes. El gobierno de CiU prosigue, al mismo tiempo, la ofensiva para que la Generalitat esté representada en la UE.

El consejero de Gobernación, Josep Durán Lleida, afirmó que uno de los objetivos prioritarios de la Generalitat será que Cataluña «lidere» la creación de un grupo de regiones europeas con «competencias legislativas y con una marcada identidad propia».

Microsoft y Telmex, a la conquista del español en la Red 
MIAMI. Efe ABC  22 Marzo 2000

Microsoft Corporation y la empresa Teléfonos de México (Telmex) anunciaron ayer en Miami la creación del portal de Internet T1msn (T1msn.com), uno de los más grandes en español de cuantos estarán operativos en la Red. El presidente de Microsoft, Bill Gates, y el presidente del Consejo de Administración de Telmex, Carlos Slim, hicieron el anuncio durante el transcurso de una conferencia de Prensa en Miami, donde informaron de que T1msn es el resultado de una alianza estratégica que fue suscrita por ambas compañías el año pasado

 

Recortes de Prensa   Página Inicial