AGLI

Recortes de Prensa    Jueves 30  Marzo 2000
#La falsa equidistancia del «lehendakari» Ibarretxe
IMPRESIONES El Mundo 30 Marzo 2000

#Mucho País Vasco
Ramón PI ABC 30 Marzo 2000

#Jaque-Mate a PNV y EA
Pablo Sebastián La Estrella 30 Marzo 2000

#Nacionalismo español
FRANCISCO UMBRAL El Mundo 30 Marzo 2000

#Nota del Editor
30 Marzo 2000

#Un rector catalán que impidió examinarse en castellano será juzgado por prevaricación
LALI CAMBRA, Tarragona El País 30 Marzo 2000

#Carlos Herrera
ANTONIO GALA El Mundo 30 Marzo 2000

#El PP impide que el Parlament investigue la financiación de Unió
XAVIER HORCAJO, Barcelona El País 30 Marzo 2000

#CiU y PP se alían contra la transparencia
IMPRESIONES El Mundo 30 Marzo 2000

#Zaplana aboga por la vertebración frente al discurso desintegrador del nacionalismo
MADRID. ABC 30 Marzo 2000

#El PP pacta con CC la reforma de las humanidades que bloqueó Pujol
L. R. AIZPEOLEA / J. CASQUEIRO, Madrid El País 30 Marzo 2000

#La dimisión de Javier Guevara ahonda la crisis del PNV
BILBAO. I. Souto ABC 30 Marzo 2000

#La condena de la violencia callejera divide a los demócratas en Getxo
DIEGO ARTOLA El Mundo 30 Marzo 2000


La falsa equidistancia del «lehendakari» Ibarretxe
IMPRESIONES El Mundo 30 Marzo 2000

La verdadera alternativa en el País Vasco es optar entre quienes utilizan la violencia y quienes, por defender pacíficamente sus ideas, la padecen. El lehendakari Ibarretxe, aunque no haya dado excesivas muestras de perspicacia, sabe que, ante tal disyuntiva, no cabe sino estar del lado de las víctimas, que son los demócratas. Pero, como una elección tan razonable no parece convenir al PNV para «construir la nación vasca» de la mano de HB, altera una de las opciones para mantener una pretendida equidistancia que resulta ridícula. Ayer, tras el intento de asesinato de Carlos Herrera, Ibarretxe dijo que ni el Gobierno vasco ni él mismo van a «caminar nunca con quienes matan, amenazan o coaccionan, pero tampoco vamos a admitir que no se asuma de una vez por todas la personalidad de este pueblo». Era mejor la torpeza que este falseamiento de la realidad. Frente a los terroristas y los que apoyan la violencia (que no hay que olvidar que son los socios del PNV en el Pacto de Estella), no están los que no reconocen la «personalidad del pueblo vasco». Están, por el contrario, los que han respetado las instituciones vascas y las votaciones democráticas, que son el único referente de la personalidad política del pueblo vasco. Quienes no asumen ni la realidad ni la verdadera personalidad de ese pueblo son los violentos y quienes caminan con ellos y, precisamente por ello, quieren imponer sus ideas por el terror. La falsa equidistancia de Ibarretxe es una prueba más de que al PNV se le acaba el tiempo y el espacio. Los acuerdos entre PP y PSOE en Alava son el primer aviso.

Mucho País Vasco 
Por Ramón PI ABC 30 Marzo 2000

MUCHO País Vasco otra vez. Los atentados de ETA contra la familia de un periodista de El Correo, contra los vecinos y familiares del concejal socialista Fidel Fernández Amor y contra el popular periodista Carlos Herrera, no son hechos aislados, sino piezas de una estrategia más amplia. Esto salta a la vista de todo el que tenga ojos y quiera ver. Por eso los diarios de circulación nacional de ayer no encontraron mejor material informativo para abrir sus secciones de Nacional que todo lo que está ocurriendo en el País Vasco: los atentados, las reacciones de los partidos, las críticas (por primera vez en serio) de destacados militantes del PNV a su propio partido, la renuncia del concejal socialista de Basauri Iñaki Gurtubay por puro sentimiento de «frustración», los intentos del PNV de vestir el muñeco aprobando en el seno de la «Udalbiltza», que no abandona, peticiones a ETA de que deje de matar (o de intentarlo). Como en el disparatado chalé de la película «Mi Tío», todo comunica. Todo viene a ser parte del extraño conglomerado resultante del error estratégico colosal de Xabier Arzalluz y los suyos de considerar que «a más soberanismo, más territorialidad y más avance en el proceso de paz». La realidad demuestra que a más soberanismo, menos territorialidad (Álava se va, se va), y de proceso de paz, nada de nada, porque el proceso de paz, sencillamente, jamás existió, sino que fue un proceso hacia la independencia intentado por la vía de la falsa «tregua» de ETA. Burda trampa en la que el PNV, cegado por sus dogmas y sus prejuicios, cayó como un doctrino, y ahora no acierta a saber cómo salir de ella.

El País informa de que «el paquete bomba enviado a Carlos Herrera llevaba 250 gramos de la dinamita robada por la banda en Francia». No es difícil imaginar lo que puede causar un cuarto de kilo de dinamita estallando a treinta centímetros de la cara de una persona. Y en una información titulada «La asamblea de electos pide otra tregua con el voto en contra de HB», publica una frase pequeñita al final, pero que se me antoja de cierto interés. Es una de esas cosas que se añaden a una información, anteponiéndole la expresión «por otra parte», para indicar que se trata de asunto distinto, aunque relacionado con la información a la que se añade: «Por otra parte, el lehendakari, Juan José Ibarretxe, ha iniciado con el secretario general del PSE, Nicolás Redondo, y la presidenta de EA, Begoña Errazti, los contactos que anunció tras las elecciones para recabar apoyos a su Gobierno minoritario tras romper el pacto de legislatura con EH».

Germán Yanke escribe una columna en El Mundo en la que analiza el comportamiento de los diarios Deia y Gara, «un par de periódicos abonados a la doctrina del victimismo». Pero esos periódicos no son el problema. «El problema es haber convertido en parte fundamental de la actual cultura política nacionalista el presenta a la prensa no adicta, al igual que al discrepante político, como enemigos esenciales del País Vasco». Este diario también nos cuenta cosas que hace el PSE (Partido Socialista de Euskadi). En esta ocasión, «PP y PSOE pactan en Álava los presupuestos sin el PNV».

Diario 16 abre su edición contando que «ETA acordó durante la tregua hostigar a los periodistas», porque «el objetivo era que sintieran “la misma presión que los políticos”». Esto viene de «fuentes de la lucha antiterrorista». También destaca que la dinamita de la falsa caja de puros procede de la robada por ETA en Francia, lo que es más que suficiente para atribuir la paternidad de la caja-bomba. Y respecto de los contactos PP-PSE en Álava, este diario va un poco más allá: «PP y PSE se alían en Álava y estudian hacerlo en toda Euskadi».

Pero es ABC el que da más importancia a este pacto, porque lo lleva a su portada: «Los constitucionalistas se unen en Álava frente al PNV». El titular de la página que abre la sección de Nacional es: «PP y PSOE pactan en Álava para emprender “el cambio que necesita esta Comunidad”». El anuncio de una estrategia para un vuelco político en la gobernación del conjunto del País Vasco parece estar muy claro. Y -todo comunica, ya lo he dicho- añade una información importante, referida a las instituciones nacionales con sede en Madrid: «El PNV se quedará sin representante en la Mesa del Congreso por su pacto con Euskal Herritarrok». E ilustra esta información con un gráfico que detalla la posible composición de la Mesa: el Partido Popular tendría la Presidencia, las Vicepresidencias Primera y Cuarta, y las Secretarías Primera y Tercera. El PSOE tendría la Vicepresidencia y la Secretaría Segundas. Convergència i Unió tendría la Vicepresidencia Tercera, e Izquierda Unida, la Secretaría Cuarta.

Mientras tanto, los amigos de ETA siguen a lo suyo. Arnaldo Otegui, según destacan todos los periódicos, omprende que ETA trate de aterrorizar a los periodistas, porque «no son neutrales» en el «conflicto vasco».

Jaque-Mate a PNV y EA
Pablo Sebastián La Estrella 30 Marzo 2000

Javier Arzallus y Begoña Erratzi deben entender que son ETA y HB los que con su violencia están buscando la ruptura o casi destrucción del PNV y EA, aprovechando la presión política (mediática y de opinión pública) que sobre los nacionalistas democráticos están haciendo de manera constante los partidos españoles y el gobierno central, por causa de los últimos crímenes y atentados de ETA y su violencia callejera. Y como respuesta a la presencia de PNV y EA en el Pacto de Estella y a los apoyos parlamentarios que el lendakari Ibarretxe recibe de EH para poder gobernar.

Toda la violencia que emane de ETA, a partir de ahora, se apuntará desde las posiciones de los españolistas en el haber del PNV por más que digan que ellos no tienen nada que ver y que si están en Estella es para buscar vías de paz. Y esto que es así, y que difícilmente el PNV y EA lo podrán desmontar ante la opinión pública, lo sabe y lo fomenta ETA con la intención de romper el PNV y ponerlo, nunca mejor dicho, entre la espada y la pared.

Es verdad que en Madrid no se están dando pasos que faciliten el regreso del PNV al marco estrictamente democrático, sin roces que puedan interpretarse como zonas de ambiguedad. En esta línea el ministro Mayor Oreja y el presidente Aznar son los abanderados y de ello hicieron uso intencionado en la pasada campaña electoral.

Pero también es verdad que la ruptura de la tregua y la violencia de ETA, de mayor o menor intensidad, busca por parte de ETA y de manera calculada e intencionada el arrinconar o liquidar al PNV y a EA, como se ve en los comunicados de ETA. Y de ello no parecen darse cuenta los líderes del nacionalismo democrático, que se encuentran en la difícil disyuntiva de romper con ETA y su entorno y, a la vez, no perder la cara para que no parezca que lo hacen por presiones de Madrid.

Aunque entre la divisiones internas que está creando el inmovilismo de Arzallus, por causa de las presiones de uno y otro signo (de Madrid y de ETA), están empezando a surgir voces en el seno del PNV que discrepan de esta situación. Y también algunos signos importantes y mas que significativos como la condena ayer a ETA forzada por el PNV en el seno de la Asamblea de Municipios, precisamente creada por ellos y HB.

A Javier Arzallus y a la dirección de su partido les está pasando lo peor que les puede pasar: que están en el centro del "bocadillo", y además no tienen los medios ni posibilidad de explicar su propia y muy difícil posición "particular". Una postura de "diálogo, pacificación y puentes tendidos" hacia el nacionalismo radical y violento desde donde no se cesa de bombardear a PNV y EA de manera muy especial.

Una política pacificadora de PNV y EA que en los tiempos de la tregua tenía razón de ser. Pero en tiempos de violencia no solo pierde sentido sino que les hace cómplices por más que insistan en que la puerta abierta permitirá el regreso de la paz. Por esa puerta se está colando el virus de la autodestrucción del nacionalismo democrático, porque ellos no controlan lo que pasa al otro lado de ese portal, ni saben cuanto tiempo va a durar la violencia antes de que se pueda regresar a un nuevo remanso de paz.

No es justo ni democráticamente serio que se diga que el PNV apunta y ETA dispara como se ha dicho en medios y en boca de dirigentes de la política. Eso no es verdad, ni nadie al día de hoy ha podido demostrar semejante y tan grave acusación. Pero en el caso de la tensión que cada día crece entre ciertos medios y periodistas y la dirección del PNV hay que reconocer que no es normal que los dirigentes políticos se dediquen a calentar a su clientela usando los nombres de los informadores y las cabeceras de los medios de comunicación.

Están en su derecho los políticos de criticar a los medios y esta crítica no justifica, en ningún modo, la acusación de que PNV colabora con ETA en la selección de víctimas (ni mucho menos el disparate de Otegui, cuando asegura que "ETA puede condicionar a los medios no neutrales"). Pero el PNV debería rectificar o cambiar su política de información o de relación con los medios, aunque solo fuera por el sencillo argumento de que nada arreglará con su actitud actual y que, como hemos dicho, nunca podrá contar con el suficiente eco ni el apoyo de los grandes medios y de opinión pública, vasca y española en general, para defender su posición.

Muchos de los comportamientos del PNV se pueden entender (aunque no se los comparta) desde la óptica del nacionalismo vasco, pero vistos desde fuera y a la luz de la realidad actual dan la impresión de que carecen de racionalidad y de que están fuera del mundo en el que viven. Por más, incluso, de que hayan conseguido en estas elecciones siete diputados (por ausencia de HB). Da la impresión que al PNV, en su campo nacionalista, les está pasando lo que le ha pasado a IU en la izquierda: que viven en un país idílico para ellos pero irreal y que además no lo pueden explicar.

Una situación en la que el gobierno de Madrid lidera el jaque y ETA el "mate", en una extraña y a la vez contradictoria alianza. Y ellos inmóviles ante un tablero donde tienen que gobernar y, sobre todo, mover las fichas mientras el reloj, implacable, dejar pasar el tiempo de una partida que de seguir como va PNV y EA perderán.

Nacionalismo español
FRANCISCO UMBRAL El Mundo 30 Marzo 2000

El nevadón de votos que cayera sobre España hace bien poco puede llevar a algunos -los está llevando ya- al más grave de los nacionalismos que es el nacionalismo español, y veamos lo que entiendo por esto.

En principio, se trata de aquéllos más aznaristas que Aznar, quienes imaginan (me lo decía un aristócrata hace poco) que esta victoria electoral del PP es ya para veintitantos años. En una palabra, que estamos a punto de olvidar la democracia en favor del patriotismo, a olvidar todo lo que el nuevo poder, afortunadamente, no olvida. España es un milagro de pueblos, una casualidad histórica de retales, y lo último que dijo el presidente, en el balcón genovés, fue «España plural».

El sí tiene presente la pluralidad de España, ya ha ofrecido el debido diálogo a otras gentes, otros idiomas, otras culturas, otras maneras de estar en el mundo o de estar en España. Pero incluso el Oscar de Almodóvar se ha utilizado para roborar aquello de que somos «cojonudos», de que somos los más, y vamos de únicos, en plan de campeón, exhibiendo una manera «diferente», que fue la que Almodóvar exhibió con humor en Los Angeles. El nacionalismo español, con todas sus Vírgenes de rifa, es una cosa que está al caer.

Diría yo más. El único secreto de la gestión aznarista está en que el presidente siga teniendo en cuenta esa pluralidad de que habla y se maneje siempre sobre el mapa variado, rico, expresivo, diverso y dinámico de las Españas. Países más grandes y más variados que el nuestro han llegado a fórmulas federales u otras, consiguiendo la orquestación de un Estado sin estatalismo, de una pluralidad sin rivalidades mostrencas de forofo de Liga.

La España de las tres culturas se comparte y reparte en otras muchas, pero hay quien ha aprovechado la ocasión para identificar la unanimidad con la totalidad -grave error: ¿y la abstención?-. Los nacionalismos catalán, vasco, galaico, etc., son pluralidades que arrojan el total barroco y nutricio de la singularidad de una vieja península de la cultura, de la artesanía, de las religiones, de las maneras de contar y las maneras de cantar.

El nacionalismo español, por el contrario, se ha contrachapeado a golpe de guerras civiles, motines, pronunciamientos y asonadas. Respeto el concepto de Jiménez Losantos sobre «los nuestros», y me parece fecundo, pero hay otros intelectuales menos inteligentes -¿intelectuales?- que consideran que «los nuestros» son ellos y, como mucho, su abuelo gobernador en Filipinas. Aquí parece que todos venimos de la Regencia, pero el futuro de España no se guarda en las viejas consolas, sino en las jóvenes y locuaces comunicaciones.

Comprendo que el ala de la gaviota ha crecido mucho y no está ahí para esconder la cabeza, sino para gallearla con toda actualidad, pero quienes ahora arrasarían las otras nacionalidades son precisamente los que se han amachambrado mucho tiempo con la cabeza debajo del ala.

Nota del Editor
30 Marzo 2000
Esta vez, el maestro de la palabra, parece que ha escrito por encargo. Ninguno de los párrafos se mantiene ante el análisis más somero. Para que haya "locuaces  comunicaciones" tiene que haber idioma común. 

Un rector catalán que impidió examinarse en castellano será juzgado por prevaricación
Una profesora que repartió exámenes en español fue apartada de la selectividad
LALI CAMBRA, Tarragona El País 30 Marzo 2000

El titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Tarragona ha dictado auto de apertura de juicio oral contra el rector de la Universidad Rovira i Virgili de Tarragona, Lluís Arola, por un presunto delito de prevaricación. El rector sancionó (con el apartamiento de la corrección de la selectividad) a una profesora que facilitó copias de los exámenes en castellano. El auto judicial se expresa en términos muy duros y descalifica la normativa interna de la universidad de Tarragona que regula el uso de las lenguas en el recinto académico.

El auto de apertura de juicio oral fue dictado el 11 de febrero, pero su contenido no trascendió hasta ayer. En este trámite el juez también insta a la acusación y la defensa a que presenten sus escritos de conclusiones provisionales. En la resolución el juez emite contundentes afirmaciones que ponen en cuestión la política lingüística de la universidad y recuerda que "cualquier norma que implique limitación de usar el idioma castellano es inconstitucional" y que cualquier alumno tiene "el legítimo derecho" a utilizar el idioma castellano.

El juez Pedro Antonio Casas considera que la actuación del rector de la Universidad Rovira i Virgili (URV) se enmarca en el artículo 404 del Código Penal, que castiga con penas de entre 7 y 10 años de inhabilitación a "la autoridad o funcionario público que, a sabiendas de su injusticia, dictare una resolución arbitraria en un asunto administrativo".

Fuentes judiciales explicaron ayer que la petición de la fiscalía contra el rector será de ocho años de inhabilitación. El caso llegará en los próximos días a la Audiencia de Tarragona, que señalará la fecha del juicio y celebrará la vista.

El auto de apertura de juicio oral no sólo supone un mazazo, al Reglamento de Usos Lingüísticos del Catalán de la URV, sino también al conjunto de las normas lingüísticas de la Generalitat. En este sentido, el juez explica que los alumnos tienen "legítimo derecho" a utilizar el idioma castellano, por lo que la profesora no incurrió en falta alguna, y como consecuencia la sanción a la docente, que fue apartada el pasado año de las pruebas de corrección, no tendría base.

A raíz de lo expuesto, el juez asegura que "es obvio que cualquier norma que implique limitación de usar el idioma castellano es inconstitucional" y que, por tanto, tampoco tendría base actuar contra quienes denunciaran la situación de preeminencia del catalán en las pruebas.

Marginar a disidentes
El juez llega a la conclusión de que la resolución dictada por el rector Lluís Arola y el coordinador de las pruebas de selectividad (PAAU), Joan Igual, estaba "encaminada a la marginación de profesores disidentes o incómodos", aun sabiendo los ya acusados que dicha resolución era injusta. Ésta es la justificación del juez para calificar la actuación de los dos cargos de la URV como prevaricadora.

Si el auto de apertura de juicio oral contra el rector Lluís Arola es terminante y duro, no lo es menos otra resolución dictada el pasado 23 de marzo por el mismo juez instructor a propósito del recurso que presentaron los abogados defensores contra esa decisión, que ha sido desestimado.

Según el juez, el rector y el vicerrector Estanislao Pastor -que fue exculpado al no mediar en el conflicto- utilizaron "con fines bastardos" el nombramiento de los profesores que integran los tribunales calificadores y que ni siquiera escucharon las razones de los dos profesores apartados de las pruebas -de los cuales sólo una denunció el hecho-, lo que vulneraba el principio de defensa. Además, el juez instructor asegura que "estas ilegalidades, groseras por afectar a principios del más elemental conocimiento", se ven acrecentadas con "el olvido de múltiples normas" del procedimiento administrativo.

Fuentes cercanas a la defensa de los integrantes del equipo rector explicaron por su parte su extrañeza ante el auto del juez, que tacha de inconstitucional una cuestión sobre la que no se ha pronunciado, precisamente, el Tribunal Constitucional.

La defensa del rector Arola continuará sosteniendo que éste cumplió las normas administrativas que rigen el funcionamiento de la Universidad Rovira i Virgili.

Carlos Herrera 
ANTONIO GALA El Mundo 30 Marzo 2000

En ocasiones ETA no mata al tuntún, sino que afina su puntería y dispara contra sus mejores enemigos. Para que se le considere tal no se requiere ser militar ni político, basta con ser un buen profesional, un eximio periodista, alguien que alza su voz pidiendo la paz y la palabra, pidiendo el diálogo, pidiendo abominar la estúpida destrucción y el trato injusto y suicida del futuro de un pueblo. Sea desde el Norte o desde el Sur, del Este o del Oeste. La maldad de ETA, que exige levantar sus fronteras, no las tiene cuando busca matar.

El PP impide que el Parlament investigue la financiación de Unió
Pujol dice que impondrá el concurso público
XAVIER HORCAJO, Barcelona El País 30 Marzo 2000

Los votos del PP, sumados a los de CiU, impidieron ayer que el Parlamento catalán aprobase una comisión de investigación sobre la supuesta financiación a Unió Democràtica (UDC) por parte de las academias de Fidel Pallerols, subvencionadas por el departamento de Trabajo de la Generalitat.

Los populares brindaron un valioso servicio a CiU, quien, a través del actual consejero de Trabajo, Lluis Franco, hizo el gesto de anunciar una investigación interna de la Generalitat sobre las empresas de Fidel Pallerols. La comisión era una propuesta del PSC, ERC e Iniciativa per Catalunya-Verds, que atacaron con dureza el reparto de estos fondos.

El presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, anunció en la sesión de control del Parlamento autonómico que "a partir de ahora" la adjudicación de los fondos ocupacionales de Trabajo se hará "a través de concurso público", lo cual "sin duda representará una mayor garantía".

Pujol hizo este anuncio en respuesta al diputado de IC-V, José Luís López Bulla, quien le había interpelado sobre las últimas informaciones del denominado caso Pallerols y la supuesta financiación irregular de UDC a través de los fondos otorgados a empresas o entidades vinculadas con esta formación política o sus dirigentes.

El líder de CiU defendió la correcta actuación del Gobierno catalán en esta cuestión y reiteró su "plena confianza" en "la actuación que ha tenido" Unió "desde el punto de vista interno de partido". No obstante, indicó que "otra cosa es que tengamos que ser más cuidadosos, y para serlo, a partir de ahora esto se hará a través de concurso público".

El diputado de IC-V José Luís López Bulla había denunciado en su intervención previa que el presidente catalán "calla ahora y ha callado siempre" en torno a estas cuestiones, cuando "estamos hablando de dinero público" en un "vínculo extraño entre el dinero y la política".

CiU y PP se alían contra la transparencia
IMPRESIONES El Mundo 30 Marzo 2000

No habrá investigación de la financiación de UDC en el Parlamento catalán. CiU y PP impidieron ayer la constitución de una comisión para aclarar las subvenciones que el departamento de Trabajo de la Generalitat, controlado por UDC, otorgó a una empresa que, a su vez, hizo pagos a militantes del partido. Los socios de Pujol han negado cualquier ilegalidad, tanto en las concesiones como en los cobros, que serían por servicios prestados, pero el asunto tiene la entidad y reúne los indicios suficientes como para que el Parlamento investigue el destino de fondos públicos. Tan mal está que CiU se haya negado como que lo haya hecho el PP después de tantos llamamientos a la transparencia. Si pidió que se investigara Filesa, no tiene disculpa ahora: ni la mayoría absoluta en Madrid, ni los posibles acuerdos con CiU justifican este obstruccionismo a la legítima función de control del Parlamento.

Zaplana aboga por la vertebración frente al discurso desintegrador del nacionalismo 
MADRID. ABC 30 Marzo 2000

El presidente de la Generalitat valenciana, Eduardo Zaplana, apostó ayer por la vertebración del proyecto de España frente al discurso «desintegrador» de los nacionalismos. Zaplana hizo esta reflexión en el foro «Madrid, punto de encuentro», organizado por el diario ABC y Arthur Andersen. Zaplana fue presentado por el presidente de la Comunidad de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón.

Alrededor de trescientos invitados del mundo político y empresarial de Madrid y la Comunidad Valenciana asistieron a la conferencia que pronunció Eduardo Zaplana en el foro organizado por ABC. Entre otras personalidades se encontraban los ministros en funciones de Sanidad, José Manuel Romay Beccaría, y Trabajo, Juan Carlos Aparicio; los secretarios de Estado en funciones de Administraciones Territoriales, Francisco Camps; Relaciones con las Cortes, José María Michavila; Hacienda, Juan Costa; y Cooperación Internacional, Fernando Villalonga; la presidenta de las Cortes Valencianas, Marcela Miró; el director general de la Policía, Juan Cotino; y varios consejeros de los Gobiernos valenciano y madrileño.

El acto fue presentado por el presidente de Prensa Española, Nemesio Fernández-Cuesta, y el coloquio posterior a la conferencia fue moderado por el director de ABC, José Antonio Zarzalejos.

El presidente de la Comunidad de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, hizo una elogiosa presentación de Eduardo Zaplana, al que atribuyó el mérito de haber sabido construir en la Comunidad Valenciana un partido, un discurso propio y un Gobierno basado en la eficacia y la tolerancia.

ESTABILIDAD
El presidente de la Generalitat Valenciana comenzó su intervención afirmando que «la España de hoy tiene la mayor estabilidad política y social desde hace siglos». En su opinión, nunca ha existido en nuestro país un escenario de «serenidad» como el actual ni un momento económico tan bueno.

En este contexto, Zaplana criticó el «discurso desintegrador» de los nacionalismos y apostó por conjugar la defensa de la idea de España con «el sentimiento inequívoco de la defensa de las peculiaridades lingüísticas, históricas o económicas».

El dirigente popular puso como ejemplo a la Comunidad Valenciana. «Nosotros —indicó— nos sentimos orgullosos de participar en el proyecto de España. Pero es evidente que no hace falta ser nacionalista para hacer una política de profundización del autogobierno». Tras señalar que «los nacionalistas no tienen razón, en conjunto, de sus reivindicaciones», agregó que es bueno que esos «atisbos» sean encauzados.

En materia de financiación autonómica, reiteró su reclamación de los impuestos especiales, la suficiencia financiera y la territorialización de tramos de impuestos como el IRPF o el IVA, pero siempre dentro de un modelo solidario y estable. Se congratuló especialmente de que los nacionalistas catalanes hayan manifestado su disposición a negociar este sistema. Todavía en este capítulo, criticó que el Consejo de Política de Fiscal y Financiera sea con frecuencia «un patio de niños» en el que cada Gobierno compite por ver quien obtiene más recursos, en lugar de mirar por el interés general.

El discurso vertebrador de Zaplana también se extendió a los retos de la nueva economía. Por ello, pidió que el crecimiento tecnológico no sirva para ahondar las diferencias de riqueza entre territorios. Asimismo, reclamó que los cambios que suponen las nuevas tecnologías sirvan para reforzar la cohesión social, y no para rebajarla.

NUEVA ECONOMíA
Zaplana, cuya conferencia se titulaba precisamente «El papel futuro de la Comunidad Valenciana en España y en la Nueva Economía», apostó por que su región se convierta en un centro de nuevas tecnologías.

Tras repasar la buena situación económica de su Comunidad, reiteró sus advertencias sobre algunos de los riesgos de la «nueva economía» surgida en torno a las tecnologías de la información.

Por otra parte, Zaplana anunció que las dos grandes Cajas de Ahorro de la Comunidad Valenciana, CAM y Bancaja, han encargado estudios sobre la viabilidad de su fusión y que, si los inconvenientes son mayores que las ventajas, su Ejecutivo no apoyaría esa unión. Zaplana descartó en principio que otras Cajas regionales entren en este proceso de fusión.

No obstante, señaló que la decisión que adopten los órganos de gobierno respectivos de dichas entidades financieras tendrá que basarse en criterios sólidos y no en otros de carácter político. El titular de la Administración autonómica criticó la «banalidad y la falta de peso» de algunas opiniones que se están vertiendo sobre ese asunto, e insistió en que sólo cuando esos estudios estén terminados «estaremos en condiciones de poder opinar».

Por lo que se refiere al AVE, el jefe del Ejecutivo autonómico dijo que el trazado debe ser el más racional y sensato e incluir Valencia, Alicante y Castellón. Además, indicó que debe incidir en la vertebración nacional y no superar un periodo de ejecución de seis años.

El PP pacta con CC la reforma de las humanidades que bloqueó Pujol
CiU adelanta que es probable que apoye la investidura de Aznar
L. R. AIZPEOLEA / J. CASQUEIRO, Madrid El País 30 Marzo 2000

El PP y Coalición Canaria (CC) suscribieron ayer un pacto de legislatura que compromete a los firmantes a llevar adelante la polémica reforma de las humanidades que bloqueó CiU la pasada legislatura. El compromiso escrito entre PP y CC consiste en el apoyo de los nacionalistas canarios a la investidura de José María Aznar a cambio de que el futuro Gobierno defienda los intereses específicos de Canarias. CiU no firmará ningún acuerdo con el PP pero, según adelantó ayer Xavier Trias, es probable que vote la investidura de Aznar.

La principal novedad del pacto de legislatura, recogido en cinco folios y suscrito ayer entre el PP y CC, fue la introducción, entre sus compromisos, de la reforma de las humanidades, una de las propuestas más polémicas y sentidas de los populares, que ya adelantaron en la campaña electoral que la retomarían si lograban una mayoría suficiente. El texto precisa incluso que la reforma se hará en la línea propuesta por el Ministerio de Educación y Cultura en la Conferencia Sectorial de Educación del 22 de julio de 1999.

Según dicha revisión, el idioma castellano y la historia de España serán obligatorias en la enseñanza de todas las comunidades autónomas. La propuesta contó con la oposición de los socios nacionalistas del Gobierno en la anterior legislatura, CiU y PNV, que la bloquearon. No obstante, la propuesta de reforma de 1999 es más suave que la que le precedió. Ayer, el portavoz de CiU en el Congreso, Xavier Trias, no quiso pronunciarse sobre esta cuestión, aunque adelantó que esperaba llegar a un entendimiento con el PP. El secretario general de los populares, Javier Arenas, que junto a Mariano Rajoy firmó el acuerdo con Paulino Rivero, presidente de CC y José Carlos Mauricio, portavoz, dijo que el apoyo de CC a la reforma de las humanidades era sólo "un punto de partida". Sin embargo, PP y CC eluden pronunciarse, en su pacto de legislatura, sobre otra cuestión crucial para los populares: la Ley de Extranjería. El texto pactado se refiere vagamente a "prestar especial atención a la cooperación internacional y a la inmigración".

El acuerdo escrito recoge expresamente el compromiso de los nacionalistas canarios a "sentar las bases de apoyo" al Gobierno del PP, en "la convicción de que tal Gobierno defenderá los intereses generales de España y, por ende, los específicos del archipiélago canario". Entre estos últimos destaca la promoción ante la Unión Europea del desarrollo del Estatuto Permanente de las Regiones Ultraperiféricas, la defensa de la compatibilidad de las medidas del Régimen Ecónómico y Fiscal (REF) de Canarias con el derecho comunitario y el desarrollo del Estatuto de Autonomía de Canarias.

Arenas resaltó, al explicar el acuerdo, la pretensión del futuro Ejecutivo de "no gobernar a golpe de mayorías" y admitió que el pacto se había visto facilitado por la colaboración existente entre ambas fuerzas en la anterior legislatura.

Asimismo, las conversaciones entre el PP y CiU avanzan de forma "positiva", según señaló ayer en una rueda de prensa Trias, quien dio a entender que posiblemente Aznar cuente con los 15 votos favorables de CiU en la investidura. "Lo importante no es el voto de investidura sino las relaciones que se generen en la legislatura", dijo Trias, que destacó la "buena disposición al diálogo" del PP "aunque no precisa" de sus votos "para gobernar".

El portavoz de CiU también dijo que su primera reacción, cuando se conoció la mayoría absoluta del PP, fue votar en contra, pero la actitud de éste partido de "pedir colaboración y reconocer el mérito de CiU en su éxito" les hizo pasar del no a la abstención. "El paso siguiente ha sido que el PP insiste en colaborar más por lo que vamos a hablar y veremos si nos ponemos de acuerdo", añadió.

Trias confirmó que, al contrario que Coalición Canaria, CiU no firmará ningún documento escrito con el PP. Se limitarán a acordar unas "líneas generales" de colaboración en las que el nuevo modelo de financiación autonómica y la mayor capacidad de autogobierno para Cataluña serán los puntos más delicados del diálogo, "no negociación", según destacó Trias.

Admitió que en la negociación sobre el modelo de financiación autonómica el campo de juego lo establecerá el PP al disponer de mayoría absoluta. No se pronunció si el punto de partida sería el Plan Zaplana de financiación autonómica -cesión de los impuestos especiales y de una parte del IVA a las comunidades- pero lo admitió implícitamente al señalar: "Nos van a bajar el listón de la negociación". CiU reclamaba un pacto fiscal para Cataluña. 

La dimisión de Javier Guevara ahonda la crisis del PNV 
BILBAO. I. Souto ABC 30 Marzo 2000

Javier Guevara, parlamentario vasco del Partido Nacionalista Vasco y hermano de dos históricos miembros de la formación nacionalista, abandonó precipitadamente su escaño en la Cámara de Vitoria unos días antes de que su hermano Emilio criticara públicamente la estrategia oficial del partido.

El relevo, que se produjo el pasado viernes, se llevó a cabo de una forma demasiado rápida como para corresponder al motivo oficial del mismo, que era la imposibilidad de compatibilizar su trabajo como abogado con su escaño en el Parlamento vasco.

Este no es más que un nuevo capítulo de la crisis abierta en las últimas semanas en la formación nacionalista.

CENTRADO EN SU TRABAJO
Javier Guevara no es una persona de partido, sino un profesional centrado en su trabajo de abogado, que ocupaba escaño por primera vez en la Cámara de Vitoria tras las elecciones autonómicas de octubre de 1998.

Su labor como parlamentario ha sido en todo momento discreta, con contadas intervenciones a lo largo del año y medio de legislatura, y todo indica que el Partido Nacionalista Vasco le hizo la oferta de ocupar el escaño por Álava por el prestigio de su apellido.

Su hermano Emilio fue diputado general de Alava y portavoz del PNV en el Parlamento y su otro hermano, Juan Ramón, destacó como «guardian» del Estatuto durante seis años en el Gabinete Ardanza.

Ambos defienden en estos momentos el Estatuto y acudieron juntos a la celebración de su vigésimo aniversario del mismo en la Diputación de Alava, presidida por Ramón Rabanera, del Partido Popular.

IMPULSO RENOVADOR
Emilio Guevara criticó abiertamente el pasado domingo la estrategia de su partido y propugnó una rectificación, que impulsará a través de la renovación de la ejecutiva alavesa del PNV. «La situación interna en el PNV es insostenible» comentaron fuentes consultadas por ABC a este respecto.

El propio Emilio Guevara aseguró, en claro desafío a los dirigentes del partido de Arzalluz, que «como el PNV tiene carácter cuasirreligioso, eclesial, la dirección es poco menos que infalible».

En esa coyuntura de posturas encontradas, su hermano Javier ha preferido abandonar el escaño de la formación nacionalista en el Parlamento autonómico.

La condena de la violencia callejera divide a los demócratas en Getxo
Los ediles del PSE y del PP se enfrentaron a los del PNV y EA
DIEGO ARTOLA El Mundo 30 Marzo 2000

VIZCAYA.- El último episodio de violencia callejera en la localidad vizcaína de Getxo -el ataque contra la vivienda del concejal socialista Luis Almansa- provocó ayer el más intenso enfrentamiento entre los partidos democráticos desde la ruptura de la tregua de ETA. Esta división tuvo su punto culminante en la convocatoria para hoy de dos movilizaciones separadas.

Anteriormente, el equipo de Gobierno (PNV y EA) y la oposición (PSE y PP) fueron incapaces de consensuar un comunicado de condena que salió adelante con los únicos apoyos de los primeros partidos.

El concejal socialista afectado por el ataque, Luis Almansa, denunció la falta de firmeza de los nacionalistas democráticos frente a los radicales y exigió un nuevo Gobierno: «Los nacionalistas no garantizan la libertad ni la seguridad». Almansa extendió sus ataques al nacionalismo democrático: «El fascismo abertzale que campa a sus anchas fracasará como ha fracasado el Gobierno nacionalista atenazado por el Pacto de Lizarra».

El ataque
Anteriormente a estas manifestaciones se sucedieron los comunicados y contracomunicados en respuesta al segundo ataque que recibía Almansa en dos meses. En la madrugada de ayer, cinco cócteles impactaron en la fachada de su vivienda.

Los intentos de aproximación del equipo de gobierno a los partidos de oposición se vieron truncados con una frustrada declaración de repulsa, que contó con el único apoyo del PNV y de EA. Al texto tampoco se adhirió el portavoz de EH. Para lograr un acuerdo más amplio, los nacionalistas se mostraron dispuestos a incluir la palabra «condena», tal como reclamaban PSE y PP. «No teníamos ningún problema en incorporarla», admitió el alcalde. Las posturas enfrentadas volvieron a manifestarse al decidir el lugar de la concentración. PP y PSOE abogaron por manifestarse frente a los radicales en la plaza del pueblo de Algorta, uno de los espacios públicos más concurridos. Los nacionalistas, en cambio, eran partidarios de mantener el lugar habitual de las concentraciones, junto a las escalinatas de la Casa Consistorial.

El equipo de Gobierno descartó la primera cita ante la posibilidad de que se produjesen incidentes. Finalmente, los socialistas convocaron su propia movilización, al margen del Ayuntamiento, que fue secundada por el PP.

Recortes de Prensa   Página Inicial