AGLI

Recortes de Prensa    Martes 4  Abril  2000
#Los tribunales empiezan a poner en cuestión el modelo lingüístico de la Universidad catalana
BARCELONA. M. J. C./E. A. ABC 4 Abril 2000

#La Generalitat de Cataluña recurre el distrito universitario único ante el Constitucional
Barcelona  EL PAÍS 4 Abril 2000

#Alternativa en Álava
Editorial El País 4 Abril 2000

#La cuenta atrás
FERNANDO LOPEZ AGUDIN El Mundo  4 Abril 2000

#Diccionarios (una rectificación) 
Rafael Conte, periodista ABC  4 Abril 2000

#Topografía política
Pablo PLANAS ABC  4 Abril 2000

#Convergencia, como el PNV, ayudará al BNG a formar otro grupo nacionalista
J. Clotet / J. L. Lorente ABC  4 Abril 2000

#Creada una gigantesca biblioteca pública en la Red
LONDRES. José Manuel Costa corresponsal ABC 4 Abril 2000

#Un nuevo portal lanzará la cultura española por todo el mundo
MADRID. ABC 4 Abril 2000

#El MEC y Telefónica crearán un sitio web con acceso al catálogo de todo el patrimonio cultural
Redacción Madrid La Estrella 4 Abril 2000

Los tribunales empiezan a poner en cuestión el modelo lingüístico de la Universidad catalana 
BARCELONA. M. J. C./E. A. ABC 4 Abril 2000

El consejo rectoral de la Universidad Rovira i Virgili de Tarragona se reunirá hoy para decidir si presenta un recurso contra la suspensión cautelar del reglamento de usos lingüísticos de esta institución. Su rector, Luis Arola, será juzgado en unos meses por separar de la Selectividad a una profesora que entregó a un alumno un examen en castellano. Tras denunciar los hechos, la docente ha recibido numerosas amenazas de muerte.

«Me siento indefensa y sola y tengo miedo de que un día por la mañana coja mi coche y todo salte por los aires». Estas son las declaraciones de una profesora de universidad que vive angustiada y al borde de una depresión porque, en su opinión, ha sido mezclada injustamente en una lucha política, la de la causa lingüística, de la que «nunca he participado activamente». Josefina Albert, titular de Gramática Española en la Facultad de Letras de la Universitat Rovira i Virgili de Tarragona, está en el ojo del huracán desde que en junio de 1998 interpuso una denuncia contra el rector de esta Universidad, Luis Arola, acusándole de prevaricación porque, a su entender, fue apartada de forma injusta del tribunal de corrección de las pruebas de Selectividad de 1999.

DEFENSOR DEL PUEBLO
El origen del conflicto se remonta a junio de 1998, en el marco de las Pruebas de Aptitud para el Acceso a la Universidad (PAAU), en las que la denunciante ejercía de vigilante y correctora del ejercicio de Geología. Albert asegura que entregó a dos alumnos que lo solicitaron las pruebas en castellano después de que el presidente del tribunal le prohibiera explícitamente que repartiera los folletos en otra lengua que no fuera el catalán. Tras el incidente, «como medida preventiva ante posibles represalias» la profesora hizo una consulta al Defensor del Pueblo, quien efectuó un informe en el que cuestionaba la actuación de esta Universidad. «Éste fue mi gran delito porque llegó a oídos del rector y actuó», afirmó Josefina Albert a este diario. La denuncia ha traído cola y la pasada semana un juez de Instrucción de Tarragona abrió juicio oral contra Arola, que posiblemente comparecerá ante los tribunales dentro de unos meses.

Desde que se destapó el escándalo, Josefina Albert ha sido presentada en muchos casos como activista en la lucha contra la discriminación del castellano en Cataluña y se ha insinuado su afinidad y flirteo con determinadas asociaciones como la plataforma Convivencia Cívica Catalana (CCC), presidida por el eurodiputado del PP, Aleix Vidal-Quadras. Ella lo desmiente, aunque no niega que les ha mantenido informados. En estas últimas dos semanas, Albert ha recibido numerosas amenazas de muerte en su propia casa y ha sido objeto de pintadas injuriosas contra su persona. «Hace apenas unos días elevé una carta a la decana de mi Facultad instándola a que retirara urgentemente una pintada que había dentro de una vitrina del centro; y lo hizo rápidamente. Desde que me levanto hasta que me acuesto sólo recibo amenazas y desplantes», dijo Josefina Albert. Ayer mismo, pocos minutos antes de empezar esta entrevista, se desplazó a una comisaría de Polícia situada a 200 metros de su despacho para denunciar nuevas amenazas; esta vez «realmente serias». «He ido a presentar a la Policía los cuatro mensajes que quedaron grabados el sábado en la cinta de mi contestador automático; son terribles», explicó la docente.

Sus perseguidores, que en algunas ocasiones se han identificado como Colectivo Independentista Radical, la insultan y advierten de que van a colocar una «bomba lapa» en su vehículo. Por este motivo, desde hace unos días lo deja en un aparcamiento cuya entrada vislumbra desde su despacho. «Mi teléfono está pintado en las paredes de toda la ciudad; por eso es tan fácil acceder a mi número», dice Josefina Albert.

SITUACIÓN LÍMITE
La docente asegura que ha llegado a una situación límite y que está dispuesta a aceptar la ayuda de todas las asociaciones que se presten a defenderla. «Estoy destrozada y cansada y me siento totalmente indefensa», indicó a este diario. Aseguró también que nunca ha tenido intención de perjudicar a la lengua catalana. «Soy valenciana y nunca he luchado en contra del catalán», dijo.

Pese a todo lo ocurrido, Josefina Albert está decidida a seguir adelante con su causa porque, según dice, «se trata de defender lo justo. Mi único delito fue defender los derechos de dos alumnos y ejercer un derecho constitucional y por eso me han castigado». Sin embargo, Albert desmiente que haya recibido el apoyo de ninguna asociación de defensa del castellano. «He luchado de forma independiente y la denuncia la interpuse y la he tirado adelante yo sola».

Asegura también que su caso ha coincidido en el tiempo con la respuesta judicial al recurso de la plataforma liderada por Vidal-Quadras, que unos meses antes de que ella interpusiera su denuncia, recurrió el reglamento de usos lingüísticos de la Rovira i Virgili. Asimismo, el abogado de la citada asociación es el mismo que defiende a Albert en el proceso penal. Según la docente, esta coincidencia la ha perjudicado porque «la gente ha mezclado los dos casos y no tienen nada que ver. Yo denuncié simplemente una decisión del rector que a mi juicio fue injusta». La docente vive en vilo, aunque espera que finalmente todo se resuelva a su favor. «Confío plenamente en la Justicia», dice Albert.

Todavía faltan algunos meses para que el rector suba al estrado. Hasta entonces, Josefina Albert intentará llevar una vida lo más normal posible. «Espero que la opinión pública entienda realmente cuál es mi situación», apunta. Albert ha solicitado de nuevo participar en la vigilancia y coordinación de las pruebas en junio. «Me contestarán en un mes». Por su parte, el consejo rectoral de esta Universidad se reunirá hoy para decidir si presenta un recurso contra la suspensión cautelar del citado reglamento de usos lingüísticos. El catedrático de Derecho Constitucional y miembro de la Comisión de Política Lingüística de la URV, Jaume Vernet, explicó a ABC que ese reglamento «se limita a aplicar lo establecido en la Ley de Política Lingüística de 1998, que otorga a las universidades la competencia para regular en su ámbito el uso del catalán».

SORPRESA POR LA SUSPENSIÓN
Según Vernet, «no existe una imposición sino un proceso en el que se establecen las bases para que el uso del catalán y del castellano sea normal». El catedrático aludió a una sentencia del Tribunal Constitucional de 1983, según la cual, el catalán es la lengua propia de la Administración, «lo cual no significa que una persona no tenga derecho a utilizar el castellano en su relación con la universidad». Jaume Vernet mostró su sorpresa ante el hecho de que el juez de lo Contencioso «haya suspendido todo el reglamento, sin distinguir qué párrafos son presuntamente ilegales, pues actualmente se están llevando numerosas actividades basadas en esta norma». Respecto al proceso penal, que «no tiene nada que ver con el contencioso», entiende que «el rector de la Rovira i Virgili aplicó estrictamente el reglamento de la Generalitat, común a todas las universidades, que regula las pruebas de Selectividad». Según dijo, «si es cierto que el presidente de un tribunal se negó a entregar exámanes en castellano a uno o dos alumnos en la convocatoria del pasado año 1998, la profesora Josefina Albert debió hacerlo constar en las actas, porque eso deja en indefensión al estudiante, que tiene derecho a pedir la prueba en castellano. No notificarlo al rectorado supone una infracción y por eso se apartó a la profesora de la Selectividad al año siguiente».

El catedrático dijo que «quizá se cometió un error administrativo al no notificar a la docente que había sido apartada de las pruebas. Pero no se puede acusar al rector de prevaricación». En este sentido, dijo que el Defensor del Pueblo «tuvo la oportunidad de presentar denuncia ante la Fiscalía cuando conoció los hechos, pero no lo hizo». El nuevo consejero de Universidades, Investigación y Sociedad, Andreu Mas-Colell, expresó ayer durante el acto de toma de posesión de su cargo la «gran preocupación» por este «inicio de crispación en el tema lingüístico». Pidió un esfuerzo para que estas cuestiones «no se lleven al ámbito penal».

La Generalitat de Cataluña recurre el distrito universitario único ante el Constitucional
Andreu Mas-Colell toma posesión como consejero de Universidades del Ejecutivo catalán
Barcelona  EL PAÍS 4 Abril 2000

El Gobierno de la Generalitat de Cataluña ha presentado un recurso ante el Tribunal Constitucional contra el decreto del Ejecutivo central sobre el distrito único universitario -también llamado distrito abierto-, que establece que los alumnos españoles podrán elegir la universidad en la que quieran cursar sus estudios, independientemente de la comunidad autónoma en la que residan.

La decisión de recurrir fue tomada por el Ejecutivo catalán hace unos días cuando estaba a punto de cumplirse el plazo legal para hacerlo, ya que el Consejo Consultivo de la Generalitat, su órgano de asesoramiento jurídico, tuvo que recurrir al voto de calidad de su presidente para decidirse sobre el asunto, lo que retrasó su decisión. Finalmente, concluyó que el decreto sobre el distrito único vulnera las competencias de la Generalitat en materia universitaria y es parcialmente inconstitucional.

Detrás de esta impugnación subyace de nuevo el problema lingüístico. El Consejo Escolar de Cataluña ya se había manifestado en contra "por las implicaciones que esto podría comportar en el proceso de normalización lingüística". El nuevo consejero de la Generalitat para Universidades, Investigación y la Sociedad de la Información, Andreu Mas-Colell, que ayer tomó posesión de su cargo convirtiéndose así en miembro del Ejecutivo catalán, también era contrario a los planes del ministro Mariano Rajoy.

Implantación gradual
El decreto, uno de los proyectos que más se ha preocupado en impulsar el ministro de Educación y Cultura en funciones, Mariano Rajoy, desde que sustituyó a Esperanza Aguirre a principios de 1999, establece que el distrito abierto se implantará de forma gradual a partir del curso 2001-2002.

CiU había anunciado hace un mes la presentación de este recurso de inconstitucionalidad, a lo que el secretario de Estado de Educación en funciones, Jorge Fernández Díaz, contestó con una acusación de "delealtad institucional" por hacer el anuncio en plena campaña electoral. Fernández Díaz añadió que, en su opinión, "intentar contraponer la libertad de la autonomía catalana al derecho de movilidad de los alumnos y el progreso de la ciencia y la docencia es no entender por dónde va la universidad española, la del futuro y la europea".

El Consejo de Ministros aprobó el pasado 22 de enero un real decreto para la creación del distrito universitario único. El Consejo de Universidades (formado por los rectores de todas las universidades españolas y los representantes de las administraciones central y autonómicas y representantes designados por el Congreso y el Senado) dio el visto bueno al proyecto el 16 de diciembre de 1999.

En el curso 2001-2002, las universidades ofrecerán el 20% de las plazas a los alumnos de otros distritos y este porcentaje se irá incrementando progresivamente hasta hacer posible la libre circulación de todos los estudiantes.

Uno de los motivos que llevó a decidir que la puesta en marcha fuera progresiva fue que los rectores veían necesario hacer un ajuste muy fino de las políticas de becas y de plazas para garantizar la igualdad de oportunidades de los alumnos. Algunos rectores se mostraron partidarios de que la implantación no alcanzara el 100% de las plazas.

Alternativa en Álava
Editorial El País 4 Abril 2000

A MÁS soberanismo, menos territorialidad. La fórmula, acuñada por Kepa Aulestia, antiguo secretario general de la desaparecida Euskadiko Ezkerra, se revela cada día más atinada. Hace años que la persistencia de ETA arruinó los esfuerzos del nacionalismo vasco por atraer a los navarros; la radicalización soberanista del PNV (y EA) está alejando ahora al territorio alavés del nacionalismo. Su pérdida de control sobre Caja Vital, materializada ayer con la elección de un presidente avalado por el PP, el PSOE y Unidad Alavesa, es un efecto derivado de ese alejamiento. Ello compromete el proyecto nacionalista de creación de un banco público vasco nacido de la fusión de las tres cajas de Euskadi.

Ya en los años de la República, el escaso entusiasmo de los alaveses planteó problemas de encaje de ese territorio en el estatuto vasco. De ahí que el PNV se empeñara, tras las primeras elecciones autonómicas, en designar a Vitoria capital de la comunidad, con la esperanza de favorecer una mayor penetración del ideal patriótico. Así pareció ocurrir en los primeros años de autonomía, de forma que a mediados de los ochenta las formaciones nacionalistas llegaron a agrupar el 54% de los votos de los alaveses. En las elecciones del mes pasado no superaron el 27%: justo la mitad. Ya en 1999, el PNV perdió la alcaldía de Vitoria y la Diputación. En ambos casos, a favor del PP, que contó con el apoyo de los socialistas. Éstos aplazaron hasta después de las legislativas la posibilidad de un acuerdo político que garantizase la estabilidad de la alianza. El PSE decidió la semana pasada dar ese paso. No sólo por los resultados de las elecciones, sino porque entretanto se produjo la ruptura de la tregua y el asesinato de su portavoz parlamentario, Fernando Buesa. Su sucesor, Javier Rojo, ha dicho que un pacto PP-PSOE, imposible en el resto de España, era necesario en Euskadi en defensa de la libertad, porque la situación es de excepción. El acuerdo sobre Caja Vital es un primer efecto de esa disposición. El PNV intentó evitarlo con un acuerdo de última hora con EH, lo que ha puesto en evidencia el relieve que concedía al asunto y también la debilidad de su posición política: forzado a apoyarse en una formación con la que ha tenido que romper un acuerdo de gobierno por su negativa a distanciarse de los atentados de ETA y la kale borroka.

Álava se ha convertido en prueba viviente de los límites del proyecto rupturista en que se ha embarcado el PNV y también en laboratorio de ensayo de alternativas a la hegemonía nacionalista. El PSOE vasco ha acordado descartar cualquier acuerdo institucional con el PNV. Si se suma a la negativa del PP deja sin sentido la ronda de conversaciones propuesta por Ibarretxe en busca de una salida que impida la convocatoria anticipada de elecciones. La conclusión es que no sólo es improbable una entidad política que agrupe al País Vasco, Navarra y País Vasco francés, sino que el nacionalismo puede pagar su aventura soberanista con la pérdida del Gobierno autónomo.

La cuenta atrás
FERNANDO LOPEZ AGUDIN El Mundo  4 Abril 2000

Con la elección del nuevo presidente de Caja Vital de Alava, apoyado por los partidos constitucionalistas, populares y socialistas dan un nuevo paso en su estrategia común de obligar al lehendakari Ibarretxe a convocar elecciones autonómicas anticipadas en Euskadi. La fragilidad del actual Gobierno de Vitoria, motivada por la fractura interna de los nacionalistas, se acentúa, además, con la anunciada decisión de Nicolás Redondo de cortarle, incluso, la línea de retirada basada en la hipotética recuperación de su potencial colaboración con Arzalluz. Mientras el nacionalismo se bifurca en las dobles lecturas del pacto de Estella, discutiendo sobre el contenido y los ritmos de su apuesta soberanista, el PP y el PSOE actúan como dos brazos de un mismo cuerpo político que persigue la apertura de las urnas para tratar de establecer una nueva hegemonía en la sociedad vasca.

Sobre la realidad estable de un mapa social plural, ratificado en los seis procesos electorales celebrados en los últimos dos años, buscan variar la correlación de fuerzas en detrimento de las opciones nacionalistas.

Si ya la histórica escisión del PNV dio el triunfo a los socialistas a mitad de la década de los ochenta, la quiebra de la tregua, que divide externa e internamente a todas las siglas que se reclaman del nacionalismo, genera una nueva oportunidad para que los populares se conviertan en el primer partido de Euskadi. Desde el Parlamento, ayuntamientos, diputaciones e instituciones económicas se va perfilando un doble poder real que trabaja eficazmente para ser sancionado oficialmente en unas nuevas elecciones. El cerco policial y judicial sobre el entorno de HB, previo a la declaración de la tregua, se ha transformado, tras su ruptura, en un cerco político a todo el nacionalismo.

La cuenta atrás del Gobierno Ibarretxe lleva camino de acelerarse si la violencia terrorista, tanto la de alta como baja intensidad, no cesa. Cogido en la doble dialéctica del constitucionalismo y soberanismo, no puede avanzar ni retroceder.

Carece tanto de vanguardia como de retaguardia y se ve cuestionado por la oposición y por quienes a duras penas le sostienen en un pacto de legislatura resquebrajado. Se encuentra en un callejón sin salida. Sólo espera ganar tiempo hasta el verano; sin saber qué podrá hacer después del estío, una vez que se despejen los espejismos a los que se agarra para sobrevivir. En realidad, un adelanto de las elecciones no sería más que la escenificación del fracaso del proceso en que fue gestado. Lo sucedido ayer en Caja Vital es toda una inequívoca señal de su nula vitalidad.

Diccionarios (una rectificación) 
Por Rafael Conte, periodista ABC  4 Abril 2000

NO me queda más remedio que empezar pidiendo perdón por un error que cometí al final del comentario que dediqué al último libro de Rafael Sánchez Ferlosio, «El alma y la vergüenza», uno de los más importantes que he podido leer en los últimos tiempos, tanto por el trasfondo implacable que lo inspira -y que tanto echo en falta en el reinado del pensamiento único que nos seduce y aherroja- como por su prosa tan personal, hermosa, clásica y actual a la vez, y tan inusual también en el contexto actual de las letras españolas. Al final de mi comentario, en el que había hecho referencia a la persistencia en su prosa de muchos términos tradicionales -o anacrónicos- junto a divertidos neologismos de fabricación propia, tropecé con una palabra que hoy parece perdida -«maguer»- cuyo hallazgo en texto tan autorizado me regocijó bastante. La busqué en algunos diccionarios y descubrí que todavía viene en las últimas ediciones del DRAE y el María Moliner, pero no en el reciente que ha dirigido don Manuel Seco en Aguilar, que desde finales del pasado año figura ya en las listas de libros más vendidos, y a cuyo manejo me dedico ahora, como si fuera un deber, para acostumbrarme a él.

Este «Diccionario del español actual» me parece una obra considerable, digna heredera de la gran tradición lexicográfica española, de la que sin embargo intenta desmarcarse desde su propia introducción, donde se presenta como el producto más científico y moderno de todos los hasta hoy existentes. De ahí la obligatoriedad de su uso y consulta no sólo para los profesionales del tema, sino para cualquier español medio a quien su curiosidad o afán de conocimiento le acerquen a los problemas de su lengua, una de las más hermosas y difundidas del mundo. Se trata en el fondo de un intento de renovar los antiguos diccionarios «de autoridades» -el español del siglo XVIII, es uno de sus mejores modelos- esto es, que dan fe de sus afirmaciones mediante citas que las apoyan, aunque como el principio de autoridad ya no está de moda, ahora se habla de referencias documentales y papeletas. En verdad se trata de lo de siempre, de acumular citas «ejemplares» que apoyen los significados de las palabras y sus acepciones; ya decía Voltaire que «un diccionario sin citas no es más que un esqueleto» y además llamar «autoridades» a las citadas referencias, procedentes de los medios de comunicación en su mayor parte, sería una verdadera osadía.

Así las cosas busqué en la lista final de esas fuentes documentales el nombre de Rafael Sánchez Ferlosio y no lo encontré, lo que me extrañó sobremanera al tratarse de uno de nuestros máximos referentes en el uso literario de nuestra lengua. Así lo hice constar en una breve postdata al comentario citado al principio de estas líneas. Pues bien, don Manuel Seco me envió una breve carta tan cariñosa como irónica, respetuosa y dolida, en la que me denuncia en privado el error, dada su caballerosidad. Rafael Sánchez Ferlosio figura en dichas referencias bajo el sintagma «SFerlosio», al que todavía no estoy acostumbrado, pido perdón por mi inexperiencia y por la falsedad evidente de mi acusación, que conste en acta. Aunque esta presencia no haya sido suficiente para haber rescatado la palabra «maguer», cuya ausencia, don Manuel -sin citar la palabra en sí- explica remitiéndose a la introducción general a su gran diccionario, que sólo refleja lo actual, no lo literario, como si de paso suprimiera por decreto todas las demás palabras ausentes. Aunque no llegué a condenar la calidad de su obra -ni lo quise, ni es mi oficio, nunca hubiera podido hacerlo, ni quizá se pueda- sino que me limité a señalar la ausencia de una palabra y de un nombre propio. Lo primero es verdad y lo segundo no, no se puede sentenciar a un diccionario tan a la ligera, hace ya tiempo que no se juzgan ni por su número de voces ni de acepciones. Flaubert decía que los diccionarios se hacen para los ignorantes, para la gente como yo, quizás.

Los diccionarios -a diferencia de las enciclopedias- no se leen, no se pueden leer, son por lo general ilegibles, salvo para profesionales y otras patologías: los diccionarios se consultan, eso es todo. No se puede salvar o condenar un diccionario por la presencia o ausencia de nada, no se trata más que de una herramienta de trabajo, que cuanto mejor sirva para que funcione nuestra maquinaria ligüística mejor, la literatura es lo de menos, quizá otra cosa que para los diccionarios no es importante. ¿Y para la lengua? Todo lo demás lo buscamos en los desvanes de las hemerotecas, no en los de la memoria, no hay quien pueda aprendérselos a su través, además ahora lo tenemos en Internet, donde están entrando los diccionarios tan masivamente que hasta se está transformando de manera radical su propia industria y mercado editorial: no sé si va a ser peor el remedio que la enfermedad, pues no se trata de hablar más fácilmente, sino mejor, y de ahí nace la literatura. Los grandes diccionarios del pasado se van convirtiendo en historia y en literatura, monumentos ficticios que de poco sirven en estos tiempos de rebaja general de las humanidades. Ya no existen diccionarios integradores, y desde que se dictaminó que el hablante siempre tiene razón, todas las academias del mundo se han abierto de piernas -de esfínteres- para facilitar una difusión que al fin y al cabo sólo se consigue a base de dinero. Se puede tener razón y hacerlo todo mucho peor y más feo, de eso es de lo que al final me quejo.

Los grandes proyectos se acumulan y no se cumplen, la informática abre todas las puertas hacia un futuro que Internet, si no va cerrando, sí va «orientando» en el mal sentido pues el 90 por ciento de sus negocios viene de la pornografía que vehicula. Optar por el español de «uso» o «actual», es arrojar por la borda gran parte de nuestra lengua, nuestra mayor riqueza colectiva. Los diccionarios pasan a toda velocidad, compiten entre sí de manera desenfrenada, se entrematan sin cesar, se copian unos a otros y se repiten mientras dicen que se renuevan. ¿Quién dice que una palabra ya no existe? ¿La Prensa, la radio, la televisión, Internet? (¡Y qué idiomas los suyos, qué espantoso su inglés!). La literatura no admite que le arrebaten el diccionario, si se le quitan palabras la limitan y empobrecen, aunque todos soñemos -es un sueño- que de verdad somos más cultos y sabios y que conocemos más y mejor. Ojalá, aunque por el momento los diccionarios son ideológicos, todos nacen de -y responden a- las pequeñas necesidades de una sociedad que se uniformiza tanto como su pensamiento. No son más que el resultado de lo que nosotros mismos somos. Anatole France dijo que el diccionario es el libro por antonomasia, porque todos los demás están en él. Hoy nos van adoctrinando de que es en Internet donde lo tenemos todo, y dentro de poco ya no tendremos que consultar nada más. Los diccionarios describen -es su misión- pero también ordenan y mandan y están al servicio de «algo»; cuando dicen «esto es lo que hay» nos están diciendo que «no hay otra cosa» y así nos van empobreciendo poco a poco, aunque a veces pienso si no estaré soñando una mala pesadilla.

Topografía política 
Por Pablo PLANAS ABC  4 Abril 2000
«Pujol ha puesto al nacionalismo catalán a favor del viento, con una tibia contestación interna»

Aún arriban a las costas de papel los restos del naufragio socialista en forma de análisis, predicciones y magia estadística. Mientras, José María Aznar ya ha cubierto aguas en la construcción de una votación de investidura con un respaldo igual o puede que mayor que el obtenido jamás por Felipe González. Ayer, el secretariado permanente de Convergencia acordaba votar a favor de la investidura tras una sesión de tres horas. Ardua discusión a la que sometió Jordi Pujol su decisión de aprovechar la corriente y emplazar al nacionalismo catalán a favor del viento. Más tarde, Javier Arenas y Xavier Trias discernían sobre un mantel madrileño en torno a los principios generales del acuerdo.

El líder de la coalición CiU ha pasado por alto todas las reticencias de un aparato que se encuentra más cómodo en la confrontación y que maneja con astucia el victimismo y el agravio. La sensibilidad nacionalista y la aparente «progresía» que decora a los sectores emergentes de CDC no ha sido suficiente palanca para desplazar a Pujol de su terreno natural, el pragmatismo, una cualidad que ha superado la falta de coincidencias personales con Aznar. Sobre este aspecto, es digno de mención el hecho de que el presidente del Gobierno y Xabier Arzalluz compartían unas afinidades que les llevaban a confesarse, por ejemplo, descubrimientos gastronómicos, territorio sensible las más de las veces relacionado con la amistad. Entre Pujol y Aznar, sin embargo, la relación era y es fría, cordial, pero eminentemente práctica.

En el resto de España, el nacionalismo catalán comienza y acaba en las figuras de Pujol, Duran Lleida, Molins, Trias y en determinados sectores Roca, pero en CiU, por razones biológicas y sucesorias, se ha producido la eclosión de un grupo de jóvenes y no tan jóvenes que aspiran a tener una gran influencia ahora y las riendas del nacionalismo cuando Pujol ya sólo tutele a su sucesor. Se trata de profesionales de la política que han trasladado sus inquietudes vitales y una ortodoxa educación a la Administración catalana, con lo que disponen de resortes de no poca importancia. El principal exponente de ellos es Oriol Pujol, hijo del «president», concejal en el Ayuntamiento de Barcelona y en breve miembro de la ejecutiva de CDC. Con escaso apego a la notoriedad, en torno a su figura se han creado unas expectativas que le hacen estar en el centro de un grupo de «cachorros» que modelan sus teorías según el aire que fingida o realmente respira la familia Pujol. Si en los modelos políticos de partido, las relaciones de parentesco son mera coincidencia, en los modelos de movimiento o transversales, no conviene perder esta clase de detalles de vista. Otros nombres son los de Jordi Xuclà, responsable de las Juventudes Nacionalistas; Josep Rull, su antecesor; Felip Puig, conseller de Medio Ambiente, ex secretario de organización y uno de los valedores de estos grupos; Pere Esteve, cuyo poder se sostiene en las contingencias aritméticas del sistema asambleario y Carles Campuzano, diputado y también ex responsable de las Juventudes. De sus ideas políticas es muy revelador el apodo con el que se les conoce: «Talibanes». En cuanto a su importancia, ni siquiera han osado doblegar la voluntad de la dirección, que es lo mismo que decir de Pujol. No obstante, sí han aireado sus apuestas estratégicas a medio y largo plazo: soberanistas, partidarios de romper con Unió o engullirla, de pactar con Esquerra Republicana, de arar el camino hacia una consulta quebecquiana y, según sus generosas tesis, de soltar el lastre de España. No hay nada que quede al margen de sus ambiciones, pero cada vez que han influido en Pere Esteve para decisiones de largo alcance (o, más bien, que sus ideas han coincidido con las de Pujol) el fracaso ha merodeado cerca. La imposibilidad de medir el peso de la Declaración de Barcelona, la no renovación de licencias a la Cope, la agresividad dialéctica y otras connotadas circunstancias en la paulatina pérdida de votos les ha ahorrado severos disgustos.

De cara a la votación que habrá de ratificar el sí de CiU en la sesión de investidura de José María Aznar, en el próximo Consell Nacional convergente se espera una tibia contestación a los deseos de la dirección, cifrada en torno al 20 por ciento de los cuadros con derecho a voto, una contestación, obviamente, jaleada por estos jóvenes. No será, de atenerse dicho Consell a este preguión, un escollo que perturbe los semblantes de Pujol y Duran. El papel de las juventudes de los partidos es el de agitar conciencias, ir uno o dos pasos por delante de sus mayores y servir de cantera para una vocación, la política, cada vez más profesionalizada. En realidad, no pasa nada porque los jóvenes socialistas vascos apuesten por un referéndum sobre la autodeterminación o porque las juventudes convergentes se envuelvan en banderas independentistas entre los agasajos velados de quienes despachan con Pujol. La madurez suele coincidir con la primera hipoteca. Sí conviene, empero, saber el terreno que se pisa en la topografía convergente, entre el valle y la agricultura de montaña.

Convergencia, como el PNV, ayudará al BNG a formar otro grupo nacionalista 
J. Clotet / J. L. Lorente ABC  4 Abril 2000
La dirección de Convergencia Democrática decidió ayer ceder uno de sus diputados al Bloque Nacionalista Gallego para que pueda formar grupo parlamentario en el Congreso, ya que sólo cuenta con tres representantes de los cinco necesarios. El otro diputado se lo prestarían los nacionalistas vascos. CiU, PNV y BNG son socios en la Declaración de Barcelona.

BARCELONA / MADRID

Según explicó ayer el secretario general de CDC, Pere Esteve, los nacionalistas gallegos ya tenían garantizada la asignación de dos diputados del PNV, aunque optaron por sondear también a CDC. Así, un diputado convergente y otro del PNV formarán grupo con los tres del BNG, lo que constituirá una visualización de la Declaración de Barcelona, foro nacionalista que agrupa a las tres fuerzas y que persigue «el reconocimiento de la plurinacionalidad del Estado». En el caso de que la operación fructifique, el Grupo Mixto quedará reducido a cuatro diputados (ERC, EA, CHA y PA).

REUNIONES DE LOS PORTAVOCES
Precisamente hoy, el portavoz del BNG en el Congreso de los Diputados, Francisco Rodríguez, planteará al PP que la pretensión de los nacionalistas gallegos de obtener grupo parlamentario propio es legal, según el Reglamento de la Cámara. Rodríguez tratará de convencer al portavoz del Grupo Popular, Luis de Grandes, de que un rechazo a esa posibilidad supondría una discriminación con respecto a otras formaciones políticas, como Coalición Canaria. La decisión final sobre el asunto corresponderá a la Mesa del Congreso, donde el Grupo Popular tendrá mayoría tras la constitución, mañana, del órgano rector de la Cámara.

El secretario general del PP, Javier Arenas, insinuó ayer que su partido se va a oponer a la pretensión del Bloque. Arenas recordó que el Reglamento del Congreso prohíbe que una fuerza política tenga sus diputados distribuidos en dos grupos. Éste, según Arenas, no sería el caso de Coalición Canaria si finalmente UPN -formación que jurídicamente es independiente del PP- le cede un diputado.

La reunión de Luis de Grandes con Francisco Rodríguez, que se celebra a petición de los nacionalistas gallegos, cerrará la ronda de contactos que desde ayer mantiene el dirigente del PP con los portavoces de los otros grupos parlamentarios con el objetivo de consensuar la composición de la Mesa. De Grandes se entrevistó por la mañana en el Palacio de la Carrera de San Jerónimo con el portavoz del Grupo Socialista, Luis Martínez Noval, y con el de Izquierda Unida, Felipe Alcaraz. Por la tarde y en la sede central del PP de la calle Génova se reunió con dirigentes de CiU.

LAS EXIGENCIAS DE LOS GRUPOS
Martínez Noval planteó al portavoz popular que, según los cálculos de los socialistas, al PSOE le corresponden dos Vicepresidencias y dos Secretarías. Además, el portavoz socialista dio a entender que en el caso de que no hubiese consenso, los populares podrían arriesgarse a perder la Vicepresidencia Primera y quedarse con las otras tres. A los socialistas no les ha gustado que se haya designado ya a los cinco parlamentarios que el PP quiere situar en el órgano de gobierno de la Cámara

Por su parte, Felipe Alcaraz planteó la necesidad de que, para que el Congreso sea «plural», al menos cuatro fuerzas políticas, entre ellas Izquierda Unida, estén representadas en la Mesa. IU defiende que éste es el principio que se ha mantenido desde la transición democrática, incluso cuando el PSOE disponía, como ahora el PP, de mayoría absoluta.

Por su parte, el portavoz de CiU, Xavier Trias, cree que en la Mesa deben estar representadas cuatro fuerzas políticas. Por su parte, Javier Arenas garantizó que el PP, sin renunciar a su mayoría en el órgano rector, intentará que la Mesa sea lo más plural posible.

Por otra parte, el presidente del Congreso, Federico Trillo, se reunió por espacio de dos horas en su despacho con su próxima sustituta, Luisa Fernanda Rudi, para preparar el traspaso de poderes. Después, recorrieron juntos varias dependencias del área de Presidencia y conversaron con algunos trabajadores de la Cámara. Rudi conoce perfectamente el funcionamiento del Congreso, ya que fue diputada y miembro de la Mesa de la Cámara.

Creada una gigantesca biblioteca pública en la Red 
LONDRES. José Manuel Costa corresponsal ABC 4 Abril 2000

Seis grandes instituciones inglesas y norteamericanas anunciaron ayer que acudirán unidas a Internet para formar lo que será uno de los mayores «pools» de conocimiento que puedan encontrarse en la Red. Los participantes tienen un amplio crédito, tanto desde el punto de vista docente como el puramente bibliográfico y son la London School of Economics, Cambridge University Press, la British Library, la Smithsonian Institution's National Museum of Natural History, la Columbia University (Nueva York) y la New York Public Library.

De lo que se trata es de agrupar en el futuro los inmensos recursos de cada una de ellas bajo una dirección común en la Red, en este caso «Fathom.com». El nombre es curioso, porque ya hay un Fathom, una revista de ciencia ficción con una comunidad de seguidores de lo más entusiasta. Al igual que otras universidades, Fathom.com se propone ofrecer cursos en la Red, pero según Stephen Hill, de la LSE, «la idea es ofrecer de forma gratuita una gran riqueza de contenido que normalmente ha estado circunscrito al ámbito universitario».

Aunque Fathom.com empieza a andar utilizando fondos de lo que son organismos públicos o semi-públicos, la idea es abrirse posteriormente a inversores privados. El precio de los cursos será fijado por cada institución, pero los contenidos libres incluirán vídeos, seminarios, bases de datos o publicaciones. Los temas irán desde economía hasta periodismo pasando por artes, derecho, medicina o informática. A pesar de lo que la página ya puede visitarse (http://fathom.com/) aún habrá que esperar algunos meses para verla en funcionamiento real.

Un nuevo portal lanzará la cultura española por todo el mundo 
MADRID. ABC 4 Abril 2000

La cultura entra de lleno en Internet con la futura creación de un nuevo portal de referencia de temas culturales españoles que se incorporará a la reformada página «web» del Ministerio de Educación y Cultura, que ya alberga información de más de 90 instituciones públicas. Así el Ministerio pretende difundir la cultura española y convertirse en una auténtica ventana cultural.

El Ministerio de Educación y Cultura presentó ayer en Madrid su nueva página web que permite un recorrido completo por las áreas temáticas de la Secretaría de Estado de Cultura desde Bellas Artes, Museos y Patrimonio, pasando por el Libro, Archivos y Bibliotecas o Cooperación Cultural, hasta Cine, Música, Danza y Teatro.

El web de la Secretaría de Estado de Cultura (www.mec.es) será así «una auténtica ventana de la cultura española», según aseguró ayer en la presentación del portal el secretario de Estado de Cultura, Miguel Ángel Cortés, quien se mostró seguro de la capacidad de promoción «de la cultura española en español». La página alberga información de más de 90 instituciones públicas y centros de titularidad pública y engloba bases de datos que conjuntamente suponen siete millones de registros.

MAPA CULTURAL
Por otra parte el Ministerio de Educación y Cultura presentó ayer el proyecto del Mapa de Infraestructuras, Operadores y Recursos Culturales (MIOR) de España, que permitirá acceder al catálogo de todos los bienes del patrimonio cultural español.

El punto de partida para la elaboración del proyecto ha sido la edición impresa del MIOR. De esta forma, el proyecto se desarrollará en colaboración con otras administraciones incorporando con posterioridad el Patrimonio Artístico Español.

El directorio del web ofrecerá información sobre la localización y características básicas de las instituciones y agentes culturales españoles. Cuenta con un área de actividades y servicios con acceso para realizar actualizaciones y cambios e introducir contenidos. Esta iniciativa ofrecerá a los ciudadanos la posibilidad de acceder a la información de las entidades e instituciones culturales y poner en manos de los agentes españoles un soporte que les permita la difusión de sus actividades en Internet.

Telefónica participa en este proyecto como socio tecnológico, a través de Ifigenia Plus, una empresa especializada en contenidos digitales de los sectores de la educación y la cultura. Además, la operadora ha aportado al proyecto más de 28 millones de pesetas.

En este sentido, el subdirector general de relaciones institucionales de Telefónica, Arturo Moreno, justificó la participación de la empresa de telecomunicaciones al asegurar que «Internet es un medio que permitirá fomentar el acceso de los ciudadanos a la cultura».

El MEC y Telefónica crearán un sitio web con acceso al catálogo de todo el patrimonio cultural
Está enmarcado en el proyecto MIOR y albergará información de más de 90 instituciones públicas y más de 7.000 registros
Redacción Madrid La Estrella 4 Abril 2000

El Ministerio de Educación y Cultura (MEC) y Telefónica colaborarán en la creación de un sitio web de la Secretaría de Estado de Cultura que dará acceso al catálogo de todos los bienes del patrimonio cultural español. El sitio web está enmarcado en el proyecto Mapa de Infraestructuras, Operadores y Recursos Culturales (MIOR) y albergará información de más de 90 instituciones públicas y más de 7.000 registros.

El sitio web estará dividido en diferentes áreas temáticas: Bellas Artes, Museos y Patrimonio, Libro, Archivos y Bibliotecas, Cooperación cultural, cine, música, danza y teatro.

En el área de Bellas Artes se dará acceso a la programación de exposiciones temporales e itinerantes e incluirá enlaces a las principales instituciones museísticas dependientes de la Secretaría de Estado. Por ejemplo, el Museo del Prado ofrecerá un recorrido por las principales obras de arte que alberga, además de consulta de las colecciones a través del catálogo. El servicio 'Mirar un cuadro' permitirá analizar desde el ordenador algunas de las más importantes pinturas de la pinacoteca.

En el área de Archivos y Bibliotecas el visitante podrá consultar la Agencia Española ISBN, que contiene información de cerca de 980.000 libros editados en España desde 1972. Asimismo podrá accederse al Catálogo Colectivo de Publicaciones Periódicas, integrado por más de 70.000 revistas.

175.000 documentos para investigación
En el campo de Archivos, los investigadores y estudiosos tendrán acceso a más de 175.000 documentos y, en lo que hace a las bibliotecas, se pondrá a disposición de todas las de España una herramienta para obtener registros de la base de datos REBECA, que contiene más de 379.000.

En cuanto al cine, el nuevo sitio web del MEC incluirá información sobre los servicios que ofrece la Filmoteca Española. En Artes Escénicas y Musicales se recogerán todas las actividades de sus unidades de producción como la Orquesta y los Coros nacionales, la Compañía Nacional de Danza, el Ballet Nacional de España o el Centro Dramático Nacional. El Teatro Real dará a conocer su programación anual de ópera, danza y conciertos líricos.

También habrá en el nuevo sitio web un apartado relativo a la Cooperación Cultural. Desde esta parte del directorio se podrá acceder al llamado Punto de Contacto Cultural, que informa y asesora sobre los programas culturales europeos, en especial el Programa Cultural 2000.

Propiedad intelectual
El sitio web también recogerá información sobre la propiedad intelectual, por ejemplo, qué se puede inscribir, quién puede solicitarlo o cómo y dónde debe hacerse la inscripción de los derechos de propiedad.

Recortes de Prensa   Página Inicial