AGLI

Recortes de Prensa    Martes 30  Mayo  2000
#CARTA ABIERTA AL LEHENDAKARI IBARRETXE
INICIATIVA CIUDADANA “BASTA YA”. 30 Mayo 2000

#Geografía e historia
RAUL DEL POZO El Mundo 30 Mayo 2000

#La Generalitat rectifica y dará exámenes en castellano a los alumnos que lo pidan
A. M / M. P. O, Barcelona El País 30 Mayo 2000

#Más mesas, más
Federico Jiménez Losantos El Mundo 30 Mayo 2000

#Los proetarras aumentan su acoso mafioso al PP con el apaleamiento de un concejal en Balmaseda
BILBAO. I. Souto ABC 30 Mayo 2000

#El sindicato proetarra exporta su modelo de actuación a Cataluña
MADRID. D. Mártinez / J. Pagola ABC 30 Mayo 2000

#¿Elecciones en Euskadi?
JORDI SOLÉ TURA El País 30 Mayo 2000

#Nota del editor:
30 Mayo 2000

#Pista para el PNV
Editorial El País 30 Mayo 2000  

#El Catalanismo
Pablo Planas ABC 30 Mayo 2000

#Juaristi ve poco futuro a la propuesta del presidente del PSE y destaca que sólo gusta a los nacionalistas
MADRID. ABC 30 Mayo 2000

#Jon Juaristi centra un debate sobre las luces y sombras del nacionalismo
ANGEL VIVAS El Mundo 30 Mayo 2000

#Jon Juaristi explora las paradojas del fenómeno nacionalista
E. F.-S, Madrid El País 30 Mayo 2000

#El Cervantes y Telefónica se unen para difundir el español en Internet
EL PAÍS, Madrid 30 Mayo 2000

#Dos nuevos acuerdos del Cervantes apoyan el español en la red y la industria cultural 
MADRID. J. M. O. ABC 30 Mayo 2000


CARTA ABIERTA AL LEHENDAKARI IBARRETXE
INICIATIVA CIUDADANA “BASTA YA”. 30 Mayo 2000

Los abajo firmantes, preocupados por el retroceso de las libertades, la seguridad y los derechos elementales de las personas en el País Vasco, convencidos de que el remedio de esta situación exige un Gobierno vasco fuerte, decidido a enfrentarse sin reservas con el terrorismo en cualquiera de sus expresiones y formas, y considerando que el Gobierno presidido por usted no tiene esa fuerza ni demuestra esa decisión, queremos hacer públicas las siguientes reflexiones:

1 – Estamos padeciendo una ofensiva general lanzada por ETA y sus grupos afines contra las libertades políticas y los derechos humanos, muy en particular contra el derecho a la seguridad de los ciudadanos no nacionalistas, cuyas personas y bienes sufren agresiones y asaltos cotidianos por la única razón de discrepar públicamente del llamado proceso de construcción nacional lanzado por el Pacto de Estella. Su Gobierno no reacciona ni acierta a proteger los derechos de los ciudadanos amenazados, mientras las agresiones aumentan en número, crueldad y ensañamiento. Los ejemplos son ya sencillamente innumerables. Su Gobierno parece desentenderse de la seguridad de personas tan repetida, clamorosa e impunemente señaladas y perseguidas por grupos conocidos por todo el mundo, que ocupan con descaro pueblos y barrios que consideran de su exclusiva propiedad, aplastando por la fuerza cualquier disidencia. Lejos de constituir casos aislados, las agresiones, que van desde la amenaza hasta el asesinato, forman parte de una campaña sistemática contra los vascos no nacionalistas. Sin embargo, la convocatoria de la manifestación de Basta Ya en San Sebastián el pasado 19 de febrero, convocada para protestar contra este estado de cosas, fue descalificada por su Gobierno e injuriada por los partidos que lo sostienen, afirmando que en Euskadi sobraba seguridad. Pues bien, Fernando Buesa y José Luis López de Lacalle, que participaron en la manifestación y apoyaban activamente la iniciativa Basta Ya –al igual que ERNE, el sindicato del ertzaina Jorge Díez-, han sido asesinados. Muchísimas otras personas están soportando toda clase de agresiones impunes.

2 – Su Gobierno recibe el apoyo parlamentario de PNV, EA y EH. PNV y EA suscribieron un pacto secreto con ETA, recientemente hecho público por los propios terroristas, que constituye un genuino fraude democrático a los electores. Ese pacto no sólo ha fracasado en sus presuntos objetivos de terminar con la violencia y democratizar al nacionalismo radical, sino que, por el contrario, ha servido para el rearme moral y material de los terroristas y sus partidarios, incrementando la indefensión e inseguridad de las personas amenazadas.

Exigimos un Gobierno que persiga la disolución de ETA, que apoye a las víctimas y persiga a los victimarios, decidido a restaurar la justicia y a trabajar por la unidad de la sociedad vasca sobre derechos y deberes comunes e iguales para todos, sin ciudadanía de primera y de segunda en función de su ideología. Su Gobierno debe asumir sus obligaciones, gobernando para todos los vascos y haciendo respetar el Estado de derecho, sin concesiones secretas que sólo favorecen a los terroristas.
INICIATIVA CIUDADANA “BASTA YA”.

Geografía e historia
RAUL DEL POZO El Mundo 30 Mayo 2000

Los asirios, los babilónicos, los egipcios poseían ya representaciones cartográficas y las dibujaban con los recuerdos de los camelleros del desierto y de los marineros, que se orientaban por las estrellas. Los griegos elevaron la geografía y la historia a ciencia y precisaron los contornos del universo. Luego, llegaron los padres de la Iglesia, redujeron los conocimientos, hicieron retroceder la historia y la geografía a la imagen que de ella tenían los antiguos hebreos. Con la Biblia en la mano negaron la esfericidad de la Tierra, condenaron a Galileo, como después condenaron a Darwin, e insistieron en el mito de Adán y Eva. A pesar de los inquisidores y de sus hogueras, la Tierra no dejó de ser redonda, aunque algo achatada, y nadie discute ya que nuestra abuela es Lucy y lo de Eva es como lo de Pandora pero en hebreo. Si en el siglo X no se hubieran hecho los primeros globos terrestres, Cristóbal Colón hubiera continuado de pirata en el Mediterráneo al servicio de la Corona de Aragón y no habría descubierto las Indias. Se inventaron las esferas, los mapas, la brújula y se descubrieron los confines del mundo y del sistema planetario porque los hombres hicieron historia con sus sueños y sus mapas y no quedaron reducidos a siervos de campanario. Ahora, los inquisidores son unos políticos fementidos y alevosos, comarcales, que abusan insolentemente de nuestras tribunas políticas y de nuestra paciencia. Han cercado el idioma común, han ocultado y distorsionado le geografía y la historia. Un día tendrán que pedir perdón; mientras, tendremos que soportar que insistan en la desigualdad de derechos en nombre de fueros y privilegios antiguos y de agravios modernos. La tiranía de estos bisagristas de fortuna está configurando en sus propias comunidades sociedades provincianas, predemocráticas, premodernas, ombliguistas, chatas, arcaicas, violentas, racistas y con el tiempo analfabetas. Al siglo XX se le llamó el siglo del hombre común. Ellos han desbaratado lo que hay de común entre nosotros, la democracia, la historia, la geografía. Los abuelos de la Academia no han protestado ante el saqueo de la lengua castellana, pero sí los geógrafos y los historiadores. España es el único país de Europa en el que se prohíbe la geografía y la historia de todos como se prohibió la esfericidad de la Tierra. Los niños españoles de 17 comunidades no saben ni de dónde vienen ni a dónde van e ignoran que los españoles protagonizaron tantas hazañas como los griegos. A Esperanza Aguirre, que intentó parar el desatino, la echaron del Gobierno los nacionalistas. Y ahora, los catedráticos intentan desfacer el desvarío. Entienden con Ortega que el hombre no tiene naturaleza, lo que tiene es historia (Ortega), y más en España, uno de los primeros estados de Europa.

La Generalitat rectifica y dará exámenes en castellano a los alumnos que lo pidan
El Gobierno catalán cambia de criterio tras el conflicto de la Universidad de Tarragona
A. M / M. P. O, Barcelona El País 30 Mayo 2000

El Gobierno de la Generalitat da marcha atrás y rectifica su postura sobre la distribución de exámenes en castellano en las pruebas de acceso a la universidad. La comisión específica encargada de regular los exámenes de acceso a la universidad está preparando unas nuevas instrucciones que establecerán la obligación de entregar las pruebas en castellano cuando así lo soliciten los alumnos, sin más requisitos. Ahora, la normativa interna sobre selectividad indica que cuando un alumnos plantee problemas de incomprensión linguística, se le traduzca oralmente.

La medida supone un cambio radical con respecto a las instrucciones vigentes. Estas se encontraban contenidas en un manual de instrucciones que la Generalitat entregó a cada universidad, y se completaba, según han confirmado a este diario varios rectores, mediantes instrucciones verbales a los respectivos tribunales.

El manual escrito indicaba que en los exámenes de acceso a la universidad sólo se repartieran los cuestionarios en castellano en casos previamente solicitados y justificados por cumplir determinados requisitos, por ejemplo, haberse trasladado a Cataluña en fecha reciente y no haber realizado, por tanto, los estudios previos en catalán.

Esta normativa partía de la base de que todos los alumnos que han estudiado primaria y secundaria en Cataluña han pasado por el proceso de inmersión lingüística y, por tanto, han sido escolarizados en catalán, de modo que no deben plantear problemas de comprensión de esta lengua.

La normativa que se ha venido aplicando hasta ahora indica que cuando un alumno plantee problemas de incomprensión lingüística, el profesor responsable de la prueba le dará las explicaciones orales necesarias para que pueda comprenderla. Sólo si el alumno insiste, tras las pertinentes explicaciones orales, se le entregará la prueba en castellano.

Varios rectores han confirmado que existen instrucciones verbales que en la práctica algunos tribunales interpretan restrictivamente, en el sentido de no entregar los exámenes en castellano en ninguna circunstancia.

Ahora, el nuevo manual de instrucciones para las pruebas de selectividad que la Generalitat distribuirá entre las universidades indica que el examen se dará en castellano en cuanto lo solicite el alumno. En cualquier caso los alumnos tienen derecho a contestar la prueba en la lengua que quieran tal como ya venía ocurriendo.

El derecho a una copia de los exámenes en castellano desató una viva polémica en noviembre de 1998 a raíz de un conflicto surgido en la Universidad Rovira y Virgili de Tarragona, cuando los profesores Josefina Albert y José María Fernández recurrieron al Defensor del Pueblo para denunciar las trabas que, según ellos, se ponían al castellano en las pruebas de selectividad.

Querella
José María Fernández planteó su queja respecto de las normas generales de selectividad y Josefina Albert explicó al defensor que el tribunal le había impedido distribuir exámenes en castellano a dos alumnos que lo habían solicitado. Albert indicó que, pese a la negativa, repartió las pruebas en castellano a los dos alumnos.

Albert fue apartada en el año siguiente de las pruebas de selectividad y presentó denuncia contra el rector de la universidad Rovira i Virgili por prevaricación al considerar que había sido objeto de una sanción no motivada ni comunicada por haber recurrido al Defensor del Pueblo. El juez ha abierto juicio oral contra el rector y contra el responsable de las pruebas de selectividad. El fiscal solicita ocho años de inhabilitación para el rector, Lluís Arola. La universidad asegura que decidió apartar a la profesora por no haber cumplido el reglamento de las pruebas, ya que si creyó que se estaba conculcando el derecho individual de los alumnos, debía notificarlo al propio tribunal, y no al Defensor del Pueblo.

Paralelamente otro juez suspendió el reglamento de usos linguísticos de la Rovira i Virgili por estimar que se podían producir "daños a terceros afectados". Este reglamento era el primero que se aprobaba en Cataluña de acuerdo con la Ley de Política Lingüística de 1998. El resto de las universidades se rige por un reglamento anterior basado en la ley de 1983.

Más mesas, más
Federico Jiménez Losantos El Mundo 30 Mayo 2000

Nunca he entendido la manía de los políticos vascos por la creación de mesas, parlamentos, plataformas y demás instrumentos de diálogo para tratar de los que sólo dialogan con la nuca del adversario político. Mejor dicho, lo entiendo en los nacionalistas, que ven en su propia legalidad democrática y parlamentaria, regida por el Estatuto de Autonomía y, en consecuencia, por la Constitución española, no un ámbito de diálogo natural sino una obligación legal que les obliga a parlamentar con quien no quisieran y a contemplar, siquiera formalmente, a la representación de la pluralidad social vasca, cuando lo plural y lo vasco juntos les produce repelús gramatical y político. Lo que no comprendo es que los políticos que no son nacionalistas y pretenden que funcione lo único que tiene que funcionar en el País Vasco, es decir, un Parlamento que parlamente o parle, que vote y apruebe leyes y que las mande cumplir y hacer cumplir a la policía autonómica, también tengan la manía de las mesas, las tablas, los foros y los ámbitos de encuentro. Eso está bien en la sociedad, pero no en los representantes electos, que para algo se les ha elegido y para algo se les paga el sueldo de parlamentarios. Si en vez de usar el Parlamento se dedican a deslegitimarlo promoviendo parlamentos paralelos, lo menos que podían hacer es renunciar al sueldo.

Pero como el síndrome de Estocolmo no es nada al lado del síndrome de Guernica, resulta que los socialistas se han empeñado en una carrera a ver quién propone más mesas. La de Ajuria Enea ha creado hábito -fueron muchos años compartiendo mantel con el PNV-, así que Nicolás Redondo propone una mesa como aquélla pero con otro nombre. Eso sí, con la misma composición: los partidos que están contra el terrorismo. Como si esa razón de fondo no hiciera ridícula toda carpintería diplomática que no sea la de fortalecer el Parlamento vasco, a ver si funciona. Pero a la nostalgia de Redondo, Benegas opone su prodigalidad: una mesa es poco para sustituir al Parlamento; que sean dos. Y Odón Elorza apunta una tercera, que sería como la de Ajuria Enea bis de Redondo pero en Estella, o sea, Lizarra bis. Ya tenemos, pues, cuatro mesas: las dos de Txiki, que es de buen yantar y buena conversación, la de Nicolás y la de Odón, que por disimular todavía más su origen político y asilvestrarse al modo romántico, acabará llamándose Odín. ¿Debemos contentarnos con estos logros? Ahuyentemos la tentación. Jáuregui también propone cosas por su cuenta. Que las llame mesa y ya tenemos la mesa de Don Ramón. Cinco. Y Maragall ha aparecido últimamente por Bilbao en plan Lizarra del Llobregat. Sea la suya mesa de comedor, con aparador incorporado. Seis. Es asombroso cómo el terror promueve la ebanistería.

Los proetarras aumentan su acoso mafioso al PP con el apaleamiento de un concejal en Balmaseda  
BILBAO. I. Souto ABC 30 Mayo 2000

El concejal del PP en Zalla Israel Núñez fue apelado el domingo por la tarde en Balmaseda por un grupo de ocho personas que le identificaron como edil popular. A consecuencia de la paliza, tuvo que ser ingresado en un centro hospitalario. El pasado viernes, otro concejal del PP, Germán López, de Ondárroa, fue zarandeado por cerca de ochenta personas durante una sesión plenaria municipal.

A los asesinatos de ETA, las amenazas y los ataques a sus viviendas y a las de sus vecinos con cócteles molotov, los cargos públicos de partidos no nacionalistas tienen que sumar un nuevo riesgo en el País Vasco: el de ser apaleados por nacionalistas violentos.

Hasta ahora, esto había ocurrido en contadas ocasiones, con otros objetivos, como hace tiempo el ertzaina Ander Susaeta, que recibió una brutal paliza cuando paseaba por el centro de Bilbao de paisano, al ser reconocido como agente de la Policía vasca, o, más recientemente, un joven que había recriminado a un grupo de encapuchados la colocación de carteles proetarras en la Universidad, que también fue apaleado. Pero la práctica de la paliza al que discrepa parece haberse generalizado en los últimos días, ya que del viernes al domingo han sido dos los concejales del PP agredidos.

Israel Núñez, concejal del PP en Zalla, paseaba el pasado domingo por el municipio vizcaíno de Balmaseda cuando un grupo de personas le reconoció como concejal del PP y le abordó, propinándole patadas en todo el cuerpo, que le obligaron a ingresar en un centro hospitalario.

El mismo ambiente hostil, pero con menor gravedad en cuanto a lesiones, sufrió el pasado viernes el concejal del PP en Ondárroa Germán López, que fue zarandeado por cerca de ochenta personas durante una sesión plenaria municipal, personas que intentan imponer su voluntad mediante la violencia, como ocurre en los ambientes de la mafia.

Ante esta escalada de violencia, el presidente del PP de Vizcaya, Leopoldo Barreda, lamentó ayer que «representantes legítimamente elegidos para el desempeño de sus cargos tengan que sufrir en sus propias carnes la intolerancia de quienes no están dispuestos siquiera a respetar ideas distintas a las suyas».

Denunció el dirigente del PP el agravio comparativo que sufren los cargos públicos de partidos no nacionalistas respecto a los nacionalistas. «Es evidente -señaló Barreda- que en el País Vasco hay quienes ejercen sus cargos con plena libertad, mientras otros están expuestos a ser el centro de las iras y los ataques de los violentos».

Políticamente, Barreda interpretó estas agresiones como «hechos incontestables» frente a los voluntarismos que intenta ver el PNV entre los responsables de HB. «Cuando el PNV quiere ver signos de cambio en HB -dijo Barreda- la realidad se encarga de decir que la apuesta violenta sigue siendo la única alternativa que tienen quienes llevan años ejerciendo de fiel escudero de ETA».

El presidente del PP de Vizcaya subrayó la gravedad de estas agresiones que, en su opinión, «ponen al descubierto el importante déficit democrático que padecemos quienes no somos nacionalistas en el País Vasco y que impide a las instituciones democráticas tener el normal funcionamiento que exige un sistema de derechos y libertades plenas».

A pesar del incremento constante de los riesgos para los cargos públicos de partidos no nacionalistas en el País Vasco, el presidente del PP de Vizcaya dejó claro que los concejales de su partido seguirán realizando su trabajo con normalidad. «El PP -manifestó Barreda- va a seguir defendiendo los intereses de los ciudadanos vascos allá donde sea elegido y ni las presiones del cóctel molotov ni las pintadas ni las agresiones físicas van a hacer variar una pizca la vocación de nuestros cargos electos de desempeñar honradamente el cargo para el que democráticamente han sido elegidos».

EXPLICACIONES A BALZA
Mientras los concejales del PP están siendo agredidos, la alcaldesa y los concejales de EH de Hernani se reunieron el pasado 25 de mayo con el consejero de Interior del Gobierno vasco, Javier Balza, para denunciar «las “operaciones represivas” -según su particular punto de vista- de la Ertzaintza realizadas contra jóvenes de la localidad» que protagonizan los ataques de «violencia callejera». Tras la entrevista, los ediles de EH destacaron que Balza «se mostró receptivo ante las cuestiones planteadas», por lo que el PP pidió ayer en una iniciativa presentada en el Parlamento vasco al consejero de Interior que aclare el contenido de la reunión mantenida con la alcaldesa y los concejales de HB de Hernani.

El sindicato proetarra exporta su modelo de actuación a Cataluña  
MADRID. D. Mártinez / J. Pagola ABC 30 Mayo 2000

El proyecto sindical «alternativo» que comenzó a gestarse hace tres años en varias comunidades autónomas, en torno al modelo de los proetarras de LAB, se afianza, especialmente en Cataluña, aunque también se han detectado avances en otras regiones, como Galicia, Valencia, Andalucía, Canarias, Baleares y Murcia, según diversas fuentes consultadas por ABC.

Estos medios no ocultan cierta preocupación, ya que las conexiones con LAB pueden generar focos de inestabilidad, toda vez que la izquierda abertzale constituye un potencial de futuros activistas y con ello el riesgo de que se exporte la «kale borroka» fuera del País Vasco.

El pasado año LAB sostenía en el número 92 de «Iraultzen», su órgano de expresión, que «la actividad armada de ETA, como expresión más radical de la resistencia nacional, juega un importante papel...».

LA REUNIÓN DE SEVILLA
El 23 de mayo de 1998 representantes de LAB así como de la Intersindical Alternativa de Cataluña (IAC) y de la Confederación Intersindical Gallega (CIG), se reunieron en Sevilla con «compañeros y compañeras» de la Mesa Intersindical Andaluza, integrada por varias centrales radicales minoritarias, para avanzar en una estrategia común. Desde «Iraultzen», LAB saludaban efusivamente el marco de colaboración. «Les animanos a continuar este incipiente pero ilusionante proyecto para la clase trabajadora andaluza. En la línea iniciada, deben saber que cuentan con el apoyo y reconocimiento de LAB».

De momento, la exportación del modelo proetarra parece encontrar su mejor caldo de cultivo en Cataluña donde, a diferencia de otras comunidades, no se consolidan espacios sindicales vinculados a las fuerzas nacionalistas mayoritarios, como CiU y ERC. Así, por ejemplo, todos los intentos de crear una «ELA-STV catalana» han fracasado haste el momento, por lo que sindicatos radicales pueden encontrar mejor cobijo en el independentismo catalán que ve en LAB el modelo a seguir y, también, la colaboración necesaria.

En este contexto, la Coordinadora Obrera Sindical (COS), grupúsculo sindical, aspira a convertirse en el núcleo de un espacio sindical en Cataluña, al estilo del proetarra LAB, y ha iniciado un proceso de confluencia con la Intersindical Alternativa de Cataluña .(IAC), fundada en 1997, que en estos momentos es el segundo sindicato de la función pública en la Generalitat. El carácter marxista leninista de la COS sitúa a la IAC en la extrema izquierda.

La COS es el sindicato del Partit Socialista D'Alliberament Nacional (PSAN), cuyas conexiones con Terra Lliure y ETA se manifestaron en 1980, cuando tres de sus miembros participaron con un «comando» de los «polimilis» en el asalto al cuartel de Berga. Desde la COS se intenta convertir a la Intersindical Alternativa de Cataluña en un instrumento de lucha política de corte «abertzale» y ponerlo al servicio del Partido Socialista D' Alliberación Nacional, estrategia que ha recibido un impuslto tras la firma del pacto de Estella, entre cuyos firmantes está LAB

Según las diferentes fuentes consultadas por ABC, dado el carácter de grupúsculo, su confluencia no le ha aportado a la Intersindical Alternativa de Cataluña afiliación, sino estrategia política procedente del PSAN. Y ahí puede residir el fiasco, porque delante de sus trabajadores la IAC ha negado mantener contactos con la COS, lo que revela el intento de sus dirigentes de ocultar, de momento, sus conexiones con los grupos proetarras. La cúpula de IAC está integrada en gran parte por profesores de ideología independentista y los cuadros medios se están nutriendo de funcionarios, cuya estabilidad laboral les permite trabajar como «liberados».

Al mismo tiempo, el bloque COS-IAC mantiene contactos con centrales de Valencia y Baleares con el objetivo de crear una Intersindical que actúe en el ámbito que denominan «Países catalanes».

TODAS LAS FORMAS DE LUCHA
La organización juvenil vinculada a la COS es Maulets que en una declaración de principios, en 1988, asumía la «aceptación y legitimación de todas las formas de lucha». Maulets se ha fusionado recientemente con las Juventudes Independentistas Revolucionarias (JIR). Es curioso el parecido de estas siglas con las de GIR, correspondientes a los Grupos Independentistas Revolucionarios, que han reivindicado varios atentados contra sedes del PP en Gerona.

Las conexiones entre Maulets y Jarrai se vieron confirmadas cuando los catalanes participaron en unas jornadas convocadas por los proetarras en la localidad de Oyarzun.

¿Elecciones en Euskadi?
JORDI SOLÉ TURA El País 30 Mayo 2000

El asesinato de dos amigos tan queridos y admirados como Fernando Buesa y José Luis López de Lacalle me hizo pensar, por un momento, que quizá tenían razón los que propugnaban unas elecciones anticipadas para salir del pozo en que se estaba hundiendo la sociedad vasca. Pero fue sólo un momento, y una vez interiorizado el dolor y controlada la ira, volví a la difícil realidad de una sociedad próspera y creadora traumatizada por las muertes, las violencias y las disensiones, y recordé que la propuesta de unas nuevas elecciones era, precisamente, lo que buscaban los dos extremos del arco político, el PP por un lado y ETA por el otro, y que lo que necesitaba Euskadi no era la confrontación de los extremos, sino la suma de todos los demócratas contra la barbarie. Unas elecciones anticipadas en este panorama no sumarían, sino todo lo contrario, y ETA tendría más margen de maniobra que nunca para conseguir su objetivo: la polarización de la sociedad vasca en torno a ella y al PP.

Éste es, a mi entender, el fondo del asunto. Después del espantoso asesinato de Miguel Ángel Blanco, el PP decidió emprender la vía de la bipolarización entre él y ETA, vía que ha seguido hasta hoy con gran intensidad. Y ETA, no sólo entró en el desafío, sino que consiguió lo que esperaba desde hacía tiempo, a saber, consolidarse como el auténtico adversario del PP y marcar la línea dura del nacionalismo vasco. Desde extremos opuestos, unos y otros coincidían en poner al PNV y al Partido Socialista de Euskadi contra las cuerdas, impedir su posible alianza para rehacer el pacto de gobierno y convertirlos en simples escuderos de los dos grandes adversarios.

Nada lo explica mejor que los documentos revelados por ETA sobre la trampa de una tregua que no era tal, sino un intento de llevar al PNV a su redil, sabiendo como sabía que el propio PNV se debatía internamente para conseguir dos cosas cada vez más inalcanzables al mismo tiempo: seguir liderando el nacionalismo vasco y someter a la propia ETA. La tregua era, para ETA, una trampa tan evidente como el Pacto de Estella o Lizarra, un pacto en el que ni el PNV ni EA podían creer pero del que pensaban que no se podían distanciar sin romper la única plataforma en la que el nacionalismo vasco se podía mover con posibilidades de mantener su hegemonía y de controlar a ETA. La lectura de los documentos demuestra, en todo caso, el fracaso del PNV en aquel intento de seguir al frente del nacionalismo y la astucia política de una ETA que manejó muy bien los hilos del asunto, tanto por el contenido de los acuerdos como por el momento y la forma en que decidió revelarlos.

El resultado está ahí. Un PNV desconcertado, con unos líderes que han perdido en buena parte la carta de navegar -como lo demuestra la tremenda frase de Xabier Arzalluz sobre los inmigrantes- y, por tanto, poco capaces de recuperar a corto plazo el liderazgo del nacionalismo vasco; un Partido Socialista convertido en víctima principal del terrorismo etarra para ponerlo a remolque del PP e impedirle un acuerdo con el nacionalismo democrático, y un PP encantado de quedarse solo en el extremo opuesto, convencido de que cada confrontación con ETA le da más votos y, por lo mismo, deseoso de unas elecciones anticipadas que conviertan el panorama político de Euskadi en una lucha directa entre ellos dos, el PP y ETA.

Ésta es, hoy por hoy, la situación. Por esto creo que unas elecciones anticipadas serían una auténtica catástrofe, una confrontación suicida entre dos polos incapaces, uno y otro, de estabilizar la sociedad vasca y asegurar la paz, y lanzados a una batalla insensata que provocaría unas fracturas sociales extraordinariamente violentas y muy difíciles de reparar.

Frente a la actual situación bipolar, no creo que exista más salida que el acuerdo entre el PNV, EA y el Partido Socialista, pero, eso sí, un acuerdo que llegue al fondo del asunto y no se limite a una maniobra coyuntural. No es, desde luego, una solución fácil. La dirección del PNV ha cometido en estos últimos meses unos errores brutales que ponen en seria duda la capacidad de sus actuales miembros para dirigir un proceso tan delicado. No sé si estos mismos dirigentes se aferrarán a la dirección del partido, si darán paso a otros más abiertos, si unos u otros serán capaces de abrir un nuevo camino para conseguir el liderazgo auténtico del nacionalismo vasco o si seguirán embarrancados en el fango acumulado en estos últimos meses. Pero no tienen otra salida: o se estancan y siguen a remolque de Euskal Herritarrok y de ETA o abren un nuevo sendero, con una visión más dúctil y abierta de un nacionalismo que tenga en cuenta la perspectiva de la Unión Europea y busque un espacio propio sin meterse en concepciones soberanistas que pertenecen a un pasado remoto.

A su vez, el Partido Socialista tiene ante sí una difícil tarea. Hoy por hoy es el principal objetivo del terrorismo etarra y nada permite suponer que no lo siga siendo si se acerca a un PNV alejado de ETA. A su vez, el PSE está inmerso, como todo el socialismo español, en una reconversión política y organizativa muy compleja. Pero no puede esperar el final de esta reconversión para ponerse en marcha, porque en el panorama político de Euskadi cada día que pasa puede ser un siglo de retroceso.

Éste es el gran reto de las fuerzas democráticas. Un reto que puede convertirse en derrota si el nacionalismo no deja de mirar al pasado y si el socialismo no supera sus traumas del presente. Y nada sería peor para Euskadi que una derrota de estas características, que dejaría el país en manos de un PP y de una ETA lanzados a una batalla insensata que precipitaría a la sociedad vasca en un abismo sin límites. Jordi Solé Tura es senador socialista.

Nota del editor:
30 Mayo 2000
A ver si mañana aparece otra declaración de Chaves, desautorizándolo como ha tenido que hacer con Benegas.

Pista para el PNV
Editorial El País 30 Mayo 2000  

LA PROPUESTA parlamentaria presentada la semana pasada por los socialistas vascos para activar un diálogo entre nacionalistas y no nacionalistas puede considerarse un intento de contener el deterioro institucional tan crudamente manifestado el viernes en el Parlamento de Vitoria. El lehendakari y otras voces nacionalistas acogieron con alivio una oferta que puede facilitar su descenso de las nubes soberanistas al consenso autonomista. Pero la irrupción del llamado plan Benegas interfiere más que favorece ese propósito.

La pérdida de autoridad del lehendakari no justifica los insultos que tuvo que oír el viernes, pero esos insultos no pueden servirle de coartada para ignorar que su pérdida de autoridad obedece a razones reales: miles de vascos cuya vida se ve afectada diariamente por las agresiones y amenazas de ETA y su entorno no se sienten representados por él, sobre todo después de conocer los compromisos asumidos por su partido y nunca explicados a los electores. El resultado es que sólo se aprueban las propuestas del Ejecutivo que EH quiere que se aprueben, y que el Parlamento vasco no encauza, sino encona los problemas.

Sin embargo, algunos gestos recientes de Ibarretxe, como el reconocimiento de que Lizarra ha quedado invalidado por ETA o el de su visita al pintor Agustín Ibarrola, víctima de los fanáticos, indican una voluntad de actuar como lehendakari y no sólo como portavoz del portavoz de su partido. La propuesta socialista de constituir una Mesa de todos los partidos que proclamen su renuncia a la violencia permite al PNV (y a EA) retirarse de Lizarra sin necesidad de abjurar de golpe de todo lo dicho en los últimos dos años.

La propuesta introduce como tema de discusión eventuales cambios en el marco político, siempre que se planteen desde el respeto a las reglas del juego democrático. Esa fórmula permitiría al PNV exhibir como un éxito propio que se admita la posibilidad de superar el Estatuto, sin que, por otra parte, pueda rechazar el principio de respeto a las reglas democráticas. Algo parecido dijo Aznar en su duelo parlamentario con Anasagasti en la sesión de investidura: todo se puede cambiar siempre que sea sin imposición, partiendo de la legalidad y desde el respeto a las reglas.

Frente a quienes sostienen que es necesario hacer pagar al PNV su irresponsabilidad, es defendible la idea de quienes propugnan crear un marco que favorezca la reincorporación de ese partido al frente democrático. Como mínimo, la propuesta socialista favorece las posiciones que dentro del nacionalismo pugnan por un regreso al consenso estatutario. Sin embargo, consenso no significa que una vez más sean las fuerzas no nacionalistas las que tengan que ceder para ayudar a Arzalluz a salir del atolladero. No es posible dar una salida al PNV sin que este partido rompa con la dinámica soberanista de Lizarra. El mito de que son los nacionalistas quienes más arriesgan carece de sentido: lo que han venido ofreciendo a ETA es que sean los no nacionalistas quienes renuncien a sus convicciones, avalando la solución soberanista en una mesa constituida exclusivamente para ello.

Por ello urge que los socialistas aclaren cómo encaja su propuesta con el plan presentado por Benegas en la perspectiva de establecer un diálogo del Gobierno con ETA y la constitución de sendas Mesas (en Euskadi y Navarra) en las que se discutirían eventuales modificaciones del marco político. Mientras no haya síntomas de que ETA se plantea el abandono de las armas -como el IRA en su día-, este tipo de ocurrencias sólo sirve para estimular el delirio de omnipotencia de los terroristas. Sobre todo, la idea de que la paz tiene un precio, que es la renuncia de los no nacionalistas a sus ideas. Y llama la atención la dificultad del PSOE para mantenerse en una misma línea durante más de tres meses seguidos. En la campaña electoral se dijo que "nunca más" habría diálogo con ETA, "con tregua o sin tregua", porque ello equivalía a dejar la iniciativa en manos de los terroristas; y hasta ayer el mensaje era que había que llegar a un Pacto de Estado con el PP para hacer perder a ETA toda esperanza de sacar beneficios políticos de la violencia.

También se consideraba que para hacer volver al PNV al consenso había que dejarle clara la posibilidad de una alternativa de gobierno sin su presencia. Es posible que el plan de Benegas tenga alguna viabilidad en el futuro, cuando ETA decida abandonar la violencia, pero de momento crea confusión sobre la estrategia de su partido. Hasta el punto de que Manuel Chaves, como responsable máximo de la comisión política del PSOE, ha tenido que salir al paso respaldando públicamente la propuesta presentada por el secretario de los socialistas vascos.

El Catalanismo
Por Pablo Planas ABC 30 Mayo 2000

«La sociedad catalana es algo más complejo que la dialéctica entre desfile o no, Barça o Espanyol»
Si se acepta que el concepto «sociedad civil» (el estamento donde confluyen los impulsos y las personalidades políticas, culturales, económicas, jurídicas, asociativas, etcétera) es el brazo con el que las personas, consciente o inconscientemente, tratan de construir el mundo en el que les gustaría vivir, Cataluña presenta una fisura en la muñeca que perturba los impulsos que emite el brazo ciudadano hacia la mano representativa. Que de fisura no se pase a fractura depende en buena medida de la prudencia de la clase política en la gestión de las discrepancias. 

Más allá de la alambicada figura del brazo, en los últimos días, Cataluña ha asistido a varios acontecimientos que resultan muy ilustrativos respecto a esta cuestión. En materia de desfiles militares, el nacionalismo ha declinado la responsabilidad de acogerse a la tolerancia y el consenso, y las demás opciones políticas no han hecho demasiado por reducir las torpezas de Convergencia a la categoría de anécdota escénica. Entre unos y otros se ha obligado a los ciudadanos a optar entre la adhesión sin matices al Ejército o el rechazo visceral hacia esa institución disfrazado de pacifismo. La cuestión del desfile es ese tipo de cosas que no figuran precisamente entre las preocupaciones de las personas, que no suelen tener ninguna relación con sus vidas, pero sobre las que es terriblemente fácil deslizarse por la pendiente de la demagogia. 

El resultado de toda esta tensión no parece sino el alejamiento de la mayoría de los ciudadanos de sus representantes políticos y la cohesión de unas minorías en defensa de posturas tan palmarias como poco equilibradas. Esto provoca que hasta acontecimientos como el triunfo futbolístico del Espanyol se connoten políticamente; que se contraten notarios para verificar el número de asistentes a un acto trufado de conciertos gratuitos y actores del «establishment» televisivo autonómico para poder afirmar que hay más antimilitaristas que paisanos en un desfile y que la gente vuelva a agudizar sus sentidos respecto a signos como el idioma y otras opciones que siendo puramente individuales son utilizadas como herramientas de identificación. 

El punto de partida de este proceso es la aceptación de apriorismos como «ése está a favor del Ejército; fíjate que sólo habla en castellano» o «seguro que a Pujol no le ha hecho ninguna gracia que el Espanyol ganara la Copa del Rey», por citar el tipo de fragmentos que se pueden percibir en la parada de un autobús. El catalanismo está en horas bajas porque ha sido expoliado por un nacionalismo que ha cumplido su papel democrático y retorna a su punto de partida bajo la tesis emocional de que lo importante no es el destino sino el propio viaje, o sea, vuelta a empezar. El problema es que al carecerse de enemigo se ha de crear uno a la medida. Más de dos décadas después de la recuperación de las instituciones de autogobierno, Cataluña responde al modelo de las sociedades plurales. 

Hay una cierta presencia de personas de otros países cuyas motivaciones migratorias no han sido la miseria o la intolerancia política; se aceptan, al menos teóricamente, fórmulas religiosas, familiares y vitales distintas a las propias de la tradición y se estiman más las potencias fruto del esfuerzo que el origen familiar y geográfico o la pertenencia «per se» a un determinado grupo, ya sea profesional, político, social o recreativo. Sin embargo, el esencialismo de algunos políticos no entiende demasiado de sutilezas, de modo que trata de captar complicidades que apelan a un tipo de sociedad absolutamente compacta. Cataluña para ellos es el país de los catalanes —definición de una simpleza alarmante— que, en tanto que catalanes, han de actuar de una manera predeterminada. Como esto es imposible, relacionan la falta de pureza con el término negativo de la contaminación. 

Los nacionalismos esencialistas, tanto el catalán como el español, son tan atrabiliarios que han acabado por conformar la irrealidad de que sólo hay dos Cataluñas y dos formas perfectas de ser catalán. Un ejemplo formidable de esta circunstancia es la típica pregunta de las encuestas: «Defínase, ¿se siente más catalán que español; más español que catalán; sólo catalán; sólo español?». Quizás algunos o muchos de los encuestados jamás se hayan planteado sus vidas en esos términos y lo que se sienten, en realidad, es abrumados, contentos, pesados del estómago o dubitativos. Ocurre que la estadística, como el periodismo y la política, son ejercicios rápidos que desacomplejadamente han convertido sus defectos en cualidades y no admiten dudas, medias tintas o correcciones.

Para muchos catalanes sin prejuicios, el catalanismo no es otra cosa que una fórmula de asimilación de las diferencias cuyas pretensiones básicas son la estabilidad social, la productividad, la reducción de las diferencias y la participación sin peajes ni reticencias en los Gobiernos de España y Europa. Quien sea capaz de asumir la fórmula sin someterse a disquisiciones sobre el sentido de un desfile militar, de ser del Barça o del Espanyol, hablar en uno u otro idioma... tendrá el futuro en la mano. El catalanismo está al alcance de cualquiera, incluso de CDC, de Unió, del PSC y del PP.

Juaristi ve poco futuro a la propuesta del presidente del PSE y destaca que sólo gusta a los nacionalistas  
MADRID. ABC 30 Mayo 2000

El director de la Biblioteca Nacional y ensayista vasco, Jon Juaristi, tachó ayer la propuesta del presidente del PSE-EE, José María Benegas, de «inoportuna» en un momento en que su partido «anda muy dividido» en torno al problema vasco. A su juicio, «no va a tener apoyo y no va a solucionar nada» ya que «ha nacido muerta» dado que «solamente han sido receptivos los nacionalistas».

En declaraciones a RNE, Juaristi pronosticó poco futuro a la propuesta de Benegas por dos motivos. El primero radica en que viene «lastrada» por un planteamiento previo «que no se ajusta demasiado a las expectativas del sector crítico con la política nacionalista».

Es decir, consideró que su planteamiento es el de un proyecto de paz, cuando desde mediados del 97 «esos planteamientos ultrapacifistas de la paz a ultranza» se han sustituido por «la lucha por las libertades y la defensa de la democracia por delante de la defensa de la paz».

El segundo escollo para aceptar la iniciativa de Benegas es, a juicio de Juaristi, su fundamentación en el modelo irlandés. En su opinión, el camino que llevó al acuerdo de Stormont «ha hecho crisis varias veces» y es un proyecto «problemático e improbable». «El proyecto de Benegas se ajusta a estas pautas y por eso ha entusiasmado únicamente a los partidos que previamente estaban convencidos de la bondad del modelo irlandés, es decir a los nacionalistas», apostilló.

«AUMENTARÁ MÁS LA CONFUSIÓN»
Jon Juaristi añadió que esta oferta lanzada por Benegas «aumentará más la confusión y el efecto paradójico» que este tipo de propuestas -como el plan Ardanza o el pacto de Estella- han generado en el País Vasco en los últimos años.

En cualquier caso, el ensayista vasco se mostró convencido de que esta propuesta no se ha producido ahora por «oportunismo» ya que, en su opinión, Benegas «siempre ha pensado así y ha sido la personalidad del PSE más cercana siempre al PNV».

José María Benegas suscribió el pacto de legislatura con el lendakari José Antonio Ardanza y, posteriormente, acuerdos de coalición.

Por último, Jon Juaristi aseguró que su nuevo cargo público al frente de la Biblioteca Nacional «en absoluto» le va a impedir «seguir interviniendo en la política cotidiana del País Vasco, desde la esfera en la que lo he hecho hasta ahora, que es el movimiento democrático y la abierta disidencia crítica frente a la política del nacionalismo».

Jon Juaristi centra un debate sobre las luces y sombras del nacionalismo
ANGEL VIVAS El Mundo 30 Mayo 2000

MADRID.- «Es verdad que todos somos un poco nacionalistas, pero, dejado a su inercia, el nacionalismo llega pronto a ser totalitario», señaló ayer Jon Juaristi, e inmediatamente asumió y recomendó el consejo de Julio Caro Baroja: «Crea usted en lo que quiera, pero crea poquito».

El ensayista y nuevo director de la Biblioteca Nacional intervino, junto con Germán Yanke, Juan José Solazábal y José María Calleja en el ciclo Opiniones Contundentes, que, organizado por el grupo Santillana, se viene celebrando en el marco de la Feria del Libro.

En esta ocasión el tema del debate, «Origen y actualidad de los nacionalismos europeos», puso sobre la mesa la ambigüedad del nacionalismo.

Juaristi considera que los nacionalismos invocan, por una parte, relatos tradicionales y paraísos perdidos asociados a una comunidad unida por vínculos prepolíticos, pero también son movimientos lanzados al futuro, a la transformación tecnológica de la sociedad, creando un sistema de lealtades que ya no son las del viejo mundo.

Se pueden concebir, según Juaristi, nacionalismos cívicos que instituyen comunidades solidarias y justas. «Los nacionalismos son contemporáneos de los movimientos revolucionarios, y los desposeídos veían en ellos una promesa de libertad, emancipación y justicia, con líderes nacionalistas, como José Martí, que no odiaban al enemigo. Pero frente a ellos están los nacionalismos étnicos y excluyentes».

El debate, que se centró en buena medida en el reciente libro de Jon Juaristi El bosque originario, se adentró también en la consideración que a Juaristi le merecen algunos pensadores, como por ejemplo Herder. Juaristi explicó, siguiendo a Isaiah Berlin, que Herder no fue sólo un antiilustrado, sino también una consecuencia de la ilustración y que resolvió ciertos problemas de la filosofía kantiana. Como un aspecto aprovechable del pensamiento de Herder, Juaristi señaló su idea de que la lengua es una estructura subjetiva del conocimiento. La lengua crea mitos y ningún hablante puede escapar de la relación que tiene con su lengua.

Jon Juaristi explora las paradojas del fenómeno nacionalista
El foro 'Opiniones contundentes' debate sobre los conflictos de la identidad europea
E. F.-S, Madrid El País 30 Mayo 2000

Su análisis del nacionalismo vasco a través de los mitos le valió en 1998 el Premio Nacional de Ensayo. Jon Juaristi desgranó ayer en el foro Opiniones contundentes, de la Feria del Libro de Madrid, su libro El bucle melancólico y el material que dejó detrás de él. "El nacionalismo es un fenómeno paradójico que crea un sistema de lealtades que no tienen nada que ver con las de su viejo mundo", dijo.

"Dejé fuera de El bucle melancólico muchos mitos porque me desviaban del tema o porque por sí solos daban para otro libro entero. Entre ellos, por ejemplo, dejé aparte el de los mitos sefardíes, que, sin duda, daría para otro apasionante texto", señaló ayer el nuevo director de la Biblioteca Nacional en el debate celebrado en la Casa de Vacas y titulado Origen y actualidad de los nacionalismos europeos. Junto a él, completaban la mesa el periodista José María Calleja (que coordinó el debate); el catedrático de Derecho Constitucional Juan José Solazábal y el periodista y escritor Germán Yanke.

Los cuatro sacaron a relucir teorías de Herder y de Isaiah Berlin, o la forma de abordar la antropología de Julio Caro Baroja. Juaristi señaló a Caro Baroja como uno de sus indiscutibles maestros. "Debo mucho a cómo me enseñó a desconfiar de las grandes teorías". Sobre la modernidad del nacionalismo, apuntó: "El nacionalismo se asocia con el mundo de la aldea, de la pequeña comunidad, pero en realidad los efectos son muy destructivos precisamente en ese mundo tradicional. El nacionalismo destruye el mundo de la pequeña comunidad tradicional, porque plantea un horizonte más ancho. El nacionalismo es un fenómeno paradójico que crea un sistema de lealtades que no tienen nada que ver con las de su viejo mundo".

Ambigüedades
La ambigüedad del nacionalismo, y el peligro de esa ambigüedad, que puede derivar en limpieza étnica, fue otro de los asuntos que trataron, aunque finalmente también quisieron dejar claro que "todos los líderes nacionalistas no han sido asesinos con un odio feroz al otro; recordemos el caso de José Martí y sus textos sobre España".

"El peligro", afirmó Juan José Solazábal, "está en la tendencia degenerativa del nacionalismo, y en la argumentación nacionalista hay una derivación irracional. Su deseo de ser Estado puede llevar a esta derivación sin que vean que antes de la nación están los que la componen, los ciudadanos. El peligro de construir la nación fuera de la sociedad es la forma de oprimir a los que no son nacionalistas".

Solazábal quiso destacar que el libro de Juaristi no es un libro antinacionalista, como se le ha tachado en algunos sectores, sino un libro que argumenta en qué se legitiman los nacionalismos y sus "sueños".

"El bucle melancólico trata de ser un libro de divulgación, escrito en un estilo poco académico", explicó su autor. "He preferido seguir el método de Herodoto, seis bloques que estudian y describen esas mitografías como seis grandes ámbitos culturales". "No quería abrumar con excesos de citas o análisis al lector. El libro intenta ser una especie de historia de Europa desde sus sueños de origen".

"Existe una necesidad del mito en la vida política del que no podemos deshacernos nunca. El mito del presente es el del contrato constitucional, que es el que nos permite llegar a un consenso mayoritario", continuó Juaristi.

Finalmente, el autor recordó la trascendencia de la lengua como portadora y ordenadora de esos mitos, y como conclusión quiso dejar claro que su visión era fatalista, pero, "dentro de esa fatalidad, encuentro cierta libertad, algo que Caro Baroja explicaba al hablar de la importancia del sujeto humano y su necesidad imperativa de tener esa libertad".

El Cervantes y Telefónica se unen para difundir el español en Internet
EL PAÍS, Madrid 30 Mayo 2000

El Instituto Cervantes y Telefónica firmaron ayer un convenio para poner en marcha una serie de iniciativas destinadas a la promoción y potenciación de la lengua española en Internet. El convenio, que tendrá una duración de tres años y contará con una dotación económica de 500 millones de pesetas, será ratificado próximamente por el director del Instituto Cervantes, Fernando Rodríguez Lafuente, y por los máximos directivos de Telefónica.

Con este acuerdo se crearán una Oficina del Español en la Sociedad de la Información que potencie el uso de la lengua española en Internet y un Observatorio Panhispánico que haga un seguimiento de la evolución y el crecimiento del idioma en la red. El español ocupa el cuarto lugar en la red tras el inglés, el japonés y el alemán.

En la misma línea de promoción están el deseo de potenciar el número de contenidos en español en Internet, con la inclusión, por ejemplo, de una biblioteca científica y técnica, y el lanzamiento de nuevos servicios relacionados con la cultura en español, entre los que destacan fondos bibliográficos en la red o formularios y documentos comerciales sobre negocios. En lo que a la enseñanza del español se refiere, están previstos cursos para la difusión de la lengua.

Dos nuevos acuerdos del Cervantes apoyan el español en la red y la industria cultural 
MADRID. J. M. O. ABC 30 Mayo 2000

«Convertir el español en la segunda lengua del mundo». Ése es el objetivo que se ha marcado Fernando Rodríguez Lafuente, director del Instituto Cervantes. Para conseguirlo, esta institución va a dotarse, en colaboración con otros organismos, de dos nuevas herramientas: un estudio para saber cuánto dinero mueve el español, y el desarrollo de varios proyectos relacionados con Internet.

«Se trata de responder a una cuestión reiterada en el ámbito de la lengua: saber cuánto dinero mueve el español en España y en todo el mundo», aclaraba ayer a este diario Fernando Rodríguez Lafuente. El estudio que ha de averiguarlo, denominado «Modelo econométrico de la lengua española», será dado a conocer en el II Congreso de la Lengua que se celebrará en octubre de 2001 en Valladolid. El trabajo, con un presupuesto inicial de 25 millones de pesetas, corre a cargo de Ángel Martín Municio, presidente de la Real Academia de Ciencias, institución que participa en el proyecto junto con el Instituto Cervantes y la Fundación Santander Central Hispano. El estudio cuenta también con la colaboración del departamento de Econometría de la Universidad Carlos III y del Departamento de Estadística de la Universidad de Málaga.

Según Rodríguez Lafuente, el objetivo primordial es «crear y fijar el modelo, y luego ampliarlo, conforme a unos criterios científicos», para después afianzar el español en el ámbito de las industrias culturales, «tanto en nuestro país como en Hispanoamérica y Estados Unidos». Una empresa que debe desvelar la repercusión económica del idioma español en los medios de comunicación, la industria editorial, la enseñanza, el comercio exterior, el arte, la música, e, incluso, la ciencia y la tecnología, donde tradicionalmente la presencia del español ha sido débil. Ámbitos que, en el estudio, de carácter fundamentalmente técnico, serán puestos en relación con parámetros macroeconómicos nacionales como el Producto Interior Bruto.

Paralelamente, el Cervantes firmará, dentro de un mes, un convenio de colaboración con Telefónica en virtud del cual esta compañía desembolsa 500 millones de pesetas en tres años (2000-2003) con objeto de promover la difusión del español en la sociedad de la información. El acuerdo será ratificado con la presencia de varios ministros vinculados a esta área de actividad, y rubricado por los directivos de Telefónica y el director del Instituto Cervantes. Para Rodríguez Lafuente, «el patrocinio de Telefónica, tanto por la cuantía como por la ambición del proyecto, es verdaderamente extraordinario, y permitirá cumplir uno de los puntos de actuación del Instituto presentados hace un año: el plan de actuación del español en la sociedad de la información». El director del organismo encargado de la difusión exterior de la lengua y la cultura hispanoamericanas subraya que «por una parte se impulsa y consolida esa presencia española en la sociedad de la información, y por otra se renueva de modo constante el Centro Virtual Cervantes». Rodríguez Lafuente considera que «el objetivo es ocupar espacios de contenidos, porque esa será la gran batalla en Internet».

 

Recortes de Prensa   Página Inicial