AGLI

Recortes de Prensa    Jueves 1 Junio  2000
#Benegas
Ramón PI ABC 1 Junio 2000  

#La Universidad de Tarragona alega buena fe en el caso del castellano
LALI CAMBRA, Tarragona El País  1 Junio 2000

#Nuevas amenazas contra PSE y PP en el País Vasco
J. ITURRI El Mundo  1 Junio 2000

#Recurso contra la decisión de Hernani de anular tres fiestas
El Mundo 1 Junio 2000

#Arregi y López Garrido oponen sus dos visiones del nacionalismo
PEDRO CIFUENTES, Madrid El País  1 Junio 2000

#Arregi: «El fin de ETA no pasa por la solución política sino por su asfixia social»
El Mundo  1 Junio 2000

#Jon Juaristi da por concluido su ciclo de ensayo sobre el nacionalismo vasco
MADRID. A. A. ABC  1 Junio 2000

#Tres detenidos por poner un artefacto explosivo en casa de un policía
A.G, Bilbao El País 1 Junio 2000

#Mayor tacha de «infamia repugnante» que el PNV le acuse de ocultar información a la Ertzaintza
MADRID. José Luis Lorente ABC 1 Junio 2000

 

Benegas 
Por Ramón PI ABC 1 Junio 2000

JOSÉ María «Chiqui» (o «Txiki») Benegas la ha organizado buena con su propuesta para la «pacificación» del País Vasco contenida en un libro de próxima aparición. Tan disonante, incluso tan chirriante, ha sido la proposición del presidente del Partido Socialista de Euskadi (PSOE) en relación con la actitud no ya del Gobierno y el PP, sino de su propio partido, que los dirigentes actuales del PSOE, actualmente en la comisión gestora, han tenido que salir al paso y decir que Benegas va por su cuenta y que ésa no es la posición del socialismo.

Los periódicos de ayer daban cuenta de la conferencia de prensa celebrada para informar acerca de la reunión de la gestora del PSOE. Protagonizó la rueda de prensa Nicolás Redondo Terreros, secretario general del PSE (PSOE), como miembro de la gestora, y, como no podía ser menos, uno de los asuntos más destacados de esas informaciones, si no el que más, fue precisamente el lío de Benegas. ABC titula de esta expresiva manera: «La gestora del PSOE avala el liderazgo de Redondo Terreros en el País Vasco. El secretario general del PSE dice que el plan Benegas sólo vale si ETA deja de matar». Y el comienzo de la información, que en la jerga profesional se llama el «lead», no es menos elocuente: «Nicolás Redondo Terreros obtuvo ayer el aval de la Comisión Política del PSOE —a la que él pertenece— como máximo representante de los socialistas vascos. Para no desautorizar a José María Benegas, el secretario general del PSE alegó que el planteamiento que hace aquél constituye “una reflexión para el caso hipotético de que ETA dejase de matar”, por lo que “no contradice” las propuestas del PSE». En una información de apoyo, ABC recoge lo que José María Aznar dijo ayer a los periodistas: «Aznar pide una sola voz».

Esta petición de Aznar viene en otros diarios de circulación nacional titulada con más alarde tipográfico, como ocurre en El País, a tres columnas: «Aznar reclama a los socialistas “una sola voz” contra el terrorismo», o en La Vanguardia, también a tres columnas («Aznar insta al PSOE a usar “una sola voz” al hablar de terrorismo»), o en Diario 16, a cuatro columnas («Aznar pide al PSOE que se aclare y tenga “una voz” respecto a ETA». El Mundo titula a una columna («Aznar pide al PSOE que se aclare sobre el País Vasco»).

ABC dedica a este asunto su principal editorial («Planes para la discordia»), y sostiene que «en las actuales circunstancias de la política vasca, resulta preocupante la brusca aparición de discrepancias y contradicciones entre los dirigentes socialistas sobre su definición ante el nacionalismo (...) Es cierto que, en su discurso oficial, el Partido Socialista defiende el pacto de Estado con el Gobierno y niega al PNV cualquier apoyo en tanto siga aliado con HB en el Pacto de Estella o en Udalbiltza. Pero en el socialismo vasco no existe una total coherencia con estos postulados. Las últimas propuestas y disidencias de algunos de sus dirigentes siembran la confusión entre los ciudadanos y la discordia entre las formaciones constitucionalistas (...) Pese a que Chaves y Redondo han reducido suavemente las propuestas de Benegas a una opinión meramente personal, es previsible que el capítulo de las discrepancias siga abierto (...) La contribución del Partido Socialista a la situación vasca debe ser la claridad y la coherencia. Los socialistas ya saben cuál es la factura electoral que hay que pagar cuando no se está a la altura de la responsabilidad histórica y política».

En El País, Javier Pradera («Un plan inoportuno e inconsecuente») se muestra crítico con Benegas: «El plan de Benegas (...) es un retroceso hacia la vía irlandesa que sirvió en su día de falsa coartada al Pacto de Estella: las escasas posibilidades de que los nacionalistas moderados aceptasen la invitación del PSE quedaron desbaratadas por esa fantasmal resurrección del espíritu de Stormont. Además de inoportuna (algo imperdonable en un político veterano al que extrañamente se le sigue llamando Txiki), la propuesta de Benegas resulta inconsecuente con los elementos centrales de su propio razonamiento (...) pretende convertir en negociaciones democráticas un conjunto de pretensiones antidemocráticas que sólo pueden ser impuestas mediante la violencia y la intimidación (...) Además de inoportuno y de inconsecuente, el plan de Benegas se muestra impermeable a los hechos que la publicación por Gara del pacto secreto firmado por el PNV, EA y ETA en julio-agosto de 1998 puso al alcance de todo el mundo (...) ETA subraya que su alianza táctica con los nacionalistas moderados se halla al servicio de su programa máximo (...) como futuro Estado independiente de la Unión Europea. La conclusión de ETA es obvia: “Si el PNV participa en un planteamiento de este tipo, sería mucho más fácil, más rápido; si no, sería más duro, pero lo llevaremos a cabo”».

La Universidad de Tarragona alega buena fe en el caso del castellano
LALI CAMBRA, Tarragona El País  1 Junio 2000

Los abogados de la Universidad Rovira i Virgili de Tarragona (URV) alegaron ayer -en la vista oral del proceso contencioso-administrativo que enfrenta a esta institución con la profesora Josefina Albert- que el centro docente aplicó la normativa "con la mejor intención y de buena fe". La URV excluyó a Albert de los exámenes de las pruebas de acceso a la universidad (PAAU) tras denunciar ésta la discriminación del castellano en los cuestionarios de los exámenes.

El proceso, iniciado por la profesora tras su marginación de los exámenes de selectividad al haberse dirigido al Defensor del Pueblo denunciando la supuesta discriminación del castellano en los mismos, quedó visto ayer para sentencia, después de que las dos partes ratificaran ante el juez sus posturas. La vista de ayer es sólo la primera estación del vía crucis judicial que va a tener que recorrer el rector de la URV, Lluís Arola, quien además, por el mismo caso, se enfrenta a un proceso penal por prevaricación por el que el fiscal le pide ocho años de inhabilitación.

Sanción encubierta
Para Juan Carlos Zayas, abogado de Albert, la marginación de la profesora encubría una sanción, mientras que los letrados de la URV la calificaron de cumplimiento escrupuloso de la normativa. Pero, Enrique Alcántara, abogado de la universidad, tras afirmar en tono contundente que el comportamiento del equipo rectoral fue intachable, al final de su alegato, llegó a admitir que "todo el mundo se equivoca". Alcántara explicó que la exclusión de Albert se produjo después de que la URV fuera informada por el Defensor del Pueblo de supuestas incidencias acaecidas en las PAAU de 1998 y no por parte de la profesora que teóricamente las presenció.

En su comunicación al Defensor del Pueblo, Josefina Albert aseguró que el presidente del tribunal le dio órdenes expresas de no repartir las preguntas del examen en castellano a dos alumnos que así se lo solicitaron. La decisión de apartarla de las pruebas estuvo motivada, según la URV, porque la profesora no comunicó de forma oficial dichas incidencias -que la universidad niega que sucedieran- y por el "hecho irregular" de que la docente, por su cuenta, decidiera hacer fotocopias de los exámenes en castellano y repartirlos.

Albert, a juicio de Alcántara, era conocedora de su irregularidad puesto que, según expuso ayer el letrado, en su misiva al Defensor del Pueblo, la docente reconoce que repartió los exámenes "a pesar de que se jugaba no volver a participar en las pruebas". El letrado recordó que es la docente quien debe acreditar que fue sancionada por acudir al defensor y no por no ser idónea para la corrección de las pruebas. Alcántara reiteró en numerosas ocasiones que la URV había observado escrupulosamente el ordenamiento jurídico de la Generalitat y del Consejo Interuniversitario, que ha redactado la normativa de la selectividad.

Nuevas amenazas contra PSE y PP en el País Vasco
Detenidos tres jóvenes en Villava, acusados de participar en actos de «kale borroka»
J. ITURRI El Mundo  1 Junio 2000

BILBAO.- El PSE-EE presentó ayer una denuncia ante la Ertzaintza por la carta sin firmar que ha recibido en su sede del barrio bilbaíno de Uribarri, en la que se amenaza al partido con «incrementar la dureza» si no cambia de actitud sobre la situación de los presos y respecto a la «globalidad del conflicto que enfrenta a Euskal Herria y los Estados español y francés».

En la misiva, que llegó por correo, se advierte: «Si no detectamos ningún cambio en vuestra política inhumana e intransigente nos veremos obligados a tomar posiciones más enérgicas, del resultado de las cuales no nos hacemos responsables», ya que éstas dependerán, según los autores de la carta, «de la mejoría que se pueda dar» en la actitud de los socialistas. En el texto anónimo se acusa al PP y PSOE de buscar la «aniquilación» del pueblo vasco y de utilizar «como títeres» a los presos.

El secretario general de los socialistas vizcaínos, Patxi López, y el portavoz municipal Dimas Sañudo se personaron en la comisaría de la Ertzaintza en Deusto para formular la denuncia por las amenazas que se vierten en esta carta, con matasellos fechado en Bilbao el pasado viernes.

«Actos de fascismo»

El secretario del PSE en Vizcaya aseguró que, a pesar de estos «actos de fascismo», los socialistas «no vamos a cambiar porque se nos amenace, sólo cambiamos si estamos convencidos y estos casos nos hacen reafirmarnos en nuestras convicciones».

El alcalde de Bilbao, Iñaki Azkuna, afirmó ayer que este tipo de actos «rutinarios y planificados» vienen a «intimidar la acción política y el ejercicio libre de las ideas» y reclamó espacios de diálogo y tolerancia «para conseguir avanzar en la paz que reclama el conjunto de la sociedad».

Al tiempo que presentaba la denuncia por la carta recibida en Uribarri, Patxi López advirtió también de las numerosas «coacciones y amenazas» que los socialistas vienen sufriendo, sobre todo en los últimos 10 días, y se refirió, en este sentido, a los carteles que han aparecido esta semana en la localidad vizcaína de Leioa con los nombres de los concejales del PSE-EE y PP y el número de teléfono particular de algunos de ellos.

En estos carteles, bajo el epígrafe de «colectivo de presos en huelga de hambre, en favor de los derechos fundamentales que les corresponden», se reclama la libertad para los reclusos que han cumplido las tres cuartas partes de la condena y para los que padecen enfermedades incurables, tal y como contempla la legislación penal y penitenciaria. A este respecto, junto a los nombres de los ediles socialistas y populares, se señala también: «El pueblo ha tomado la palabra y ahora les corresponde a éstos».

Por otra parte, en la localidad navarra de Villava, donde recientemente se distribuyeron carteles con las fotos y los números de teléfono de los concejales de UPN, fueron detenidos ayer tres jóvenes. Se trata de S.G.P., de 22 años; I.U.O., de 19 y un menor de edad, de 16 años, todos ellos naturales de Pamplona y vecinos de Villava. A los tres se les acusa de ataque cometido el pasado 30 de abril contra la vivienda de un policía nacional en este mismo municipio, con un artefacto de fabricación casera.

Tras la detención, la policía se incautó de diverso material supuestamente utilizado en actos de violencia callejera. En el domicilio de S.G.P. se encontraron dos bombonas de camping-gas de las utilizadas habitualmente en la confección de artefactos explosivos, una capucha, guantes de látex y diversa documentación, y en la sociedad Etxe Beltza, los agentes se incautaron de una bolsa de plástico con trece petardos clase Trueno, seis petardos de clase Trueno Especial, seis petardos sin marca, dos pistolas simuladas y sus respectivos cargadores, grilletes, cadenas, guantes de látex, cintas adhesivas y diversa documentación.

También ayer fueron detenidos en la misma localidad navarra, por injurias a las Fuerzas de Seguridad del Estado, otros tres jóvenes que protestaban por la detención de los anteriores.

Recurso contra la decisión de Hernani de anular tres fiestas
El Mundo 1 Junio 2000

BILBAO.- El delegado del Gobierno en el País Vasco, Enrique Villar, anunció ayer que tramitará un recurso contra la decisión del Ayuntamiento de Hernani (Guipúzcoa) de anular a afectos laborales las festividades de Santiago, el 25 de julio, El Pilar, 12 de octubre, y la Constitución, 6 de diciembre, por su carácter «español».

Villar aseguró que la decisión adoptada el pasado 31 de diciembre por este Ayuntamiento, gobernado por EH con mayoría absoluta, es un «acto nulo de pleno derecho», que «ha sido acordado por un órgano manifiestamente incompetente» en la materia como es el Consistorio, ya que así lo establece la legislación de procedimiento administrativo.

El delegado del Gobierno en el País Vasco aseguró que no ha recibido este acuerdo, por lo que lo reclamará por vía oficial o mediante una requisitoria al Ayuntamiento.

Todos los grupos de la oposición en el Ayuntamiento de Hernani, EA-PNV, PSE/EE y PP, han expresado también su oposición a este acuerdo, que ya fue recurrido por los sindicatos CC.OO. y ELA, aunque este recurso fue desestimado por la comisión de gobierno el 29 de marzo.

Arregi y López Garrido oponen sus dos visiones del nacionalismo
PEDRO CIFUENTES, Madrid El País  1 Junio 2000

La sensación que quedó reflejada ayer en la presentación de Ser nacionalista (Acento Editorial), nuevo libro del diputado del PNV, Joseba Arregi y del secretario general de Nueva Izquierda, Diego López Garrido, es que la situación política en el País Vasco está hoy mucho peor que en los primeros años de la transición a la democracia, aunque entonces hubiera mayor número de atentados.

Acompañaban a los dos autores Nicolás Sartorius -vicepresidente de la Fundación Alternativas- y dos vascos "creadores e impulsores de opinión": José Antonio Zarzalejos, director del diario Abc, e Iñaki Gabilondo, director del programa matinal Hoy por Hoy, de la Cadena SER.

El diálogo comenzó girando en torno al contencioso político vasco partiendo de la realidad, que asumieron todos los presentes, de que un "porcentaje significativo" de los ciudadanos de Euskadi no se sienten españoles y quieren superar su Estatuto de Autonomía. Pero en este enfoque, propuesto por Sartorius, pronto apareció el terrorismo de ETA, que, lamentó Gabilondo, "ha cogido el timón" de la realidad vasca, como demuestra, dijo, el "desolador espectáculo" del enfrentamiento entre la Consejería de Interior del Gobierno vasco y el ministro del Interior, Jaime Mayor Oreja, por un supuesto ocultamiento de información en materia antiterrorista.

Zarzalejos elogió la aportación de Arregi en el libro como "asimilación del sentimiento para construir una nación cívica" y aseguró que el nacionalismo vasco debe abandonar la "política de regreso a la historia" que ha "petrificado" su mensaje. Para Arregi, exponente moderado del PNV, la solución habría de venir por un cambio en la cultura política. El diputado vasco apeló al PP para que acepte esta diversidad cultural y no aboque el conflicto al "fracaso".

Como había aventurado López Garrido y aceptaron los demás, la falta de acuerdo en las soluciones -"no hay recetas", dijo Arregi- demostró que "la situación es peor que hace 20 años". Para salir de ella, sólo quedó patente que nacionalistas y partidos de ámbito estatal han de reconocer sus "indudables errores" y sentarse a hablar.

Arregi: «El fin de ETA no pasa por la solución política sino por su asfixia social»
El Mundo  1 Junio 2000

MADRID.- El parlamentario del PNV Joseba Arregi precisó ayer en Madrid, en un coloquio sobre nacionalismos, que el final del terrorismo etarra no pasa por las soluciones políticas, sino por la asfixia social de los pensamientos que defienden y apoyan ese terrorismo. El parlamentario nacionalista, quien en muchas ocasiones se ha mostrado crítico con las opiniones en el seno de su partido, defendió también la validez del Estatuto de Gernika siempre que, con él en la mano, se apueste por el desarrollo y por la gestión de la pluralidad.

Arregi, en la presentación de su libro Ser nacionalista, dos visiones en diálogo, explicó además que ETA «no es la patología del nacionalismo», sino ajena, ya que «no tiene nada que ver» con esta opción política, al mantener «el desprecio más absoluto a la tradición nacionalista, aunque utilice sus símbolos».

El dirigente del PNV explicó que el problema del País Vasco no tiene «recetas mágicas» ni una «metodología concreta». En este punto, se mostró algo crítico con la apuesta de Txiki Benegas y afirmó que la solución pasa por «saber gestionar la pluralidad» existente en la sociedad vasca. Eso sí, reiteró que el diálogo es buen camino, siempre y cuando ese diálogo tenga unas condiciones básicas y trate sobre cuestiones concretas. Por ello, defendió el marco estatutario como forma válida para desarrollar esa pluralidad.

En cuanto al terrorismo, insistió en que éste no tiene soluciones políticas porque ETA «no acepta a la sociedad vasca como es». «Para llegar a una solución política del terrorismo, tendríamos que hacer la sociedad como quiere ETA», precisó.

En el debate, organizado por la Fundación Alternativas que dirige Nicolás Sartorius, participaron el secretario general de Nueva Izquierda y coautor del libro, Diego López Garrido y los periodistas José Antonio Zarzalejos, director de ABC e Iñaki Gabilondo, director de Hoy por Hoy de la Ser y asistió Joaquín Almunia, entre otros.

Jon Juaristi da por concluido su ciclo de ensayo sobre el nacionalismo vasco 
MADRID. A. A. ABC  1 Junio 2000

Jon Juaristi, el ensayista que con gran valentía y rigor ha abordado el nacionalismo vasco, dio anoche por concluido su ciclo. «Sería reiterativo y llegaría a copiarme a mí mismo», confesó en el multitudinario homenaje que su editorial, Espasa, y la Feria del Libro le brindaron en el Pabellón de Encuentro Culturales de ABC. «En lo sucesivo procuraré cambiar de chip. No puedo decir nada más»

Juaristi explicó que se adentró en el ensayo para explicar el porqué del nacionalismo vasco, que al fin y al cabo —añadió— es el porqué «de la disensión central en el proceso de creación de una forma de nación española a las puertas y a finales de la modernidad». El autor de «El bucle melancólico» observa el nacionalismo vasco como una metáfora «de la cuestión española y del nacionalismo español»: «Es decir, no he tenido nunca la impresión de escribir sobre algo ajeno al mundo español». Juaristi aseguró que ha intentado, a través de lo particular, llegar a una visión «del problema español que, sin un propósito declarado de ser una explicación total, iluminase con una luz lateral las claves fundamentales de ese problema». «No sé si lo he conseguido», matizó Juaristi para anunciar que «ese abordar el problema de España desde la perspectiva vasca ha concluido». En nombre de Espasa, Pilar Cortés ensalzó la trayectoria «fundamental» de Juaristi y el director editorial, Jorge Aliques, le entregó una placa que reconoce su contribución a la cultura. Por último, el presidente de la Feria, Fernando Valverde, planteó a Juaristi una preocupación: «Nos llegan noticias de que se estudia modificar el acuerdo del precio único de los libros. Sería aterrador para los pequeños libreros. Desde aquí le pido la defensa del precio fijo como garantía de libertad». Juaristi aceptó el reto: «Les aseguro que trasladaré su preocupación a instancias más altas».

Tres detenidos por poner un artefacto explosivo en casa de un policía
A.G, Bilbao El País 1 Junio 2000

Efectivos del Cuerpo Nacional de Policía detuvieron ayer a tres jóvenes supuestamente relacionados con la colocación de un artefacto explosivo junto a la puerta del domicilio de un agente de ese cuerpo en la localidad navarra de Villava el pasado 30 de abril. Los tres arrestados declararán hoy ante el magistrado del Juzgado Central numero 1 de la Audiencia Nacional, Guillermo Ruiz Polanco. Las identidades de las tres personas arrestadas durante la mañana de ayer corresponden a Iker I. B., menor de edad, Iván U. O. y Sergio G. P., todos naturales de Pamplona.

La Delegación del Gobierno en Navarra indicó que en el registro del domicilio de Sergio G. P. la policía halló dos bombonas de camping gas, una capucha, guantes de látex y documentación. También fue registrada la sociedad Etxe Beltza, de Villava, en cuyo interior la policía encontró una bolsa de plástico con 25 petardos de diferentes modelos, dos pistolas simuladas con sus respectivos cargadores y guantes.

El 30 de abril desconocidos colocaron a la cinco de la madrugada una bomba casera, formada por dos bombonas camping gas, dos cohetes pirotécnicos y un bidón de gasolina, en la puerta de la vivienda familiar del policía. La explosión produjo heridas a un vecino del inmueble y daños.

Ayer se sucedieron los episodios de amenazas a electos del PP y del PSE vascos. Ambas formaciones denunciaron la aparición de pasquines con los nombres y teléfonos de ediles de Leioa (Vizcaya).

Además, la Agrupación Socialista del barrio bilbaíno de Uribarri denunció haber recibido una carta amenazante en la que se acusaba a socialistas y populares de usar a los presos "como títeres" y se amenazaba con adoptar "posiciones más enérgicas" si no se producía un "cambio en su política inhumana e intransigente". El alcalde de Bilbao, Iñaki Azkuna, del PNV, censuró estos "atentados contra la libertad y la democracia". El PSE denunció los hechos ante la Ertzaintza. Además la plataforma ¡Basta Y a! ha convocado para hoy concentraciones en las tres capitales de provincia contra la kale borroka .

Mayor tacha de «infamia repugnante» que el PNV le acuse de ocultar información a la Ertzaintza  
MADRID. José Luis Lorente ABC 1 Junio 2000

El ministro del Interior, Jaime Mayor Oreja, afirmó ayer ante el Pleno del Congreso que es «absoluta y radicalmente falso» que los Cuerpos de Seguridad del Estado hayan ocultado información antiterrorista a la Ertzaintza y añadió que todo lo que el PNV está diciendo sobre el asesinato del dirigente socialista Fernando Buesa constituye «una infamia que produce repugnancia».

Duras palabras se escucharon ayer en el Pleno del Congreso. La tensión que desde el comienzo de legislatura existe entre el Gobierno y el grupo parlamentario del PNV continuó ayer con un durísimo enfrentamiento entre el ministro del Interior y el diputado nacionalista vasco Joxé Joan González de Txabarri.

Todo ocurrió durante la sesión de control al Gobierno. González de Txabarri preguntó al ministro si entendía «razonable» que el departamento de Interior «ocultase a la Ertzaintza, cuerpo policial competetente en materia de seguridad en Euskadi, información operativa incautada a ETA». Mayor contestó que ese extremo es «absoluta y radicalmente falso» y tachó las acusaciones de los nacionalistas vascos de «infamia que produce repugnancia».

«Dictadorzuelo»
El parlamentario nacionalista descargó después todas sus baterías contra Mayor Oreja: le llamó «dictadorzuelo de república bananera», le acusó de «anteponer sus intereses partidistas y personales a la seguridad de los ciudadanos vascos» y calificó de «intolerable» que, desde que Mayor Oreja es titular del Ministerio del Interior, la información incautada a ETA en Francia y a los comandos terroristas en España por la Policía Nacional o la Guardia Civil no se entrega a la Ertzaintza.

Mayor Oreja explicó que la documentación intervenida al comando etarra «Basurde» por la Guardia Civil se refiere a 287 políticos no nacionalistas.

Añadió que los profesionales de los servicios de información, en estÿe caso de la Guardia Civil, tienen que diferenciar necesariamente las informaciones que ellos califican de «elaboradas» de aquellas que se pueden obtener por fuentes públicas y abiertas, como las guías de teléfonos o recortes de prensa.

Según relató el ministro, los datos sobre Fernando Buesa, como los de la práctica totalidad del resto de los amenazados, salvo dos «claras excepciones», sólo tenían direcciones del listín telefónico y alguna fotografía. «La prioridad -dijo- exige dar relevancia a la información elaborada y eso no es ocultar documentos».

VIGILABA LA ERTZAINA
El ministro aseguró que también es falsa la acusación del PNV de que en la contravigilancia que tenía asignada la Policía prevaleció la idea de detener a un comando etarra antes que salvar la vida de Buesa. «Esa afirmación es falsa porque nunca hubo un sistema de contravigilancia, al ser la Ertzaintza el cuerpo que desarrollaba la vigilancia» del dirigente socialista asesinado, explicó Mayor.

Asimismo, el ministro dijo que a los nacionalistas vascos «se les debería caer la cara de vergüenza por tratar de presentar a las víctimas como verdugos, por acusar de los asesinatos a los agentes de la Policía y de la Guardia Civil, que son los que detienen a los comandos». «Están llegando ustedes a un grado de maldad en este terreno que les lleva al esperpento, porque no saben reconocer el error que ha sido alcanzar un acuerdo con los terroristas».

CONTRA RUDI
Enfadado por cómo se había desarrollado el debate, el portavoz del PNV, Iñaki Anasagasti, se apresuró a convocar una rueda de Prensa en los pasillos de la Cámara para arremeter -también él- contra Mayor Oreja. Calificó al ministro de «autoritario y prepontente» y preguntó: «¿Qué clase de democracia bananera es esta dónde es imposible controlar al Gobierno? ¿Estamos en el Perú de Fujimori o dónde?». Anasagasti también dedicó duras palabras a la presidenta del Congreso, Luisa Fernanda Rudi, a la que acusó de «avalar» la estrategia del Gobierno de «machacar» a los nacionalistas vascos, y anunció que elevará una queja formal en una próxima reunión de la Junta de Portavoces.

Minutos después, el coordinador de Comisiones del Grupo Popular, Ignacio Gil Lázaro, lamentó el tono empleado por el PNV y lo achacó a un «estado de nerviosismo» motivado por la situación interna que viven los nacionalistas vascos y el fracaso del pacto de Estella.

Recortes de Prensa   Página Inicial