AGLI

Recortes de Prensa     Miércoles 14 Junio   2000
#Arzalluz: paños calientes para unos, ataques y querellas para otros
Impresiones El Mundo  14 Junio 2000

#A régimen
ERASMO El Mundo 14 Junio 2000

#No propone, pero dispone
JAVIER ORTIZ El Mundo 14 Junio 2000

#Nota del editor: loa de la ilógica
14 Junio 2000

#Rechazan que los jueces deban saber las lenguas cooficiales
MADRID. J. L. L. ABC 14 Junio 2000

#Mayor Oreja confirma la detención de siete personas presuntamente vinculadas a grupos 'Y'
Madrid La Estrella Digital 14 Junio 2000

#Se rompió el cántaro
Pablo Sebastián La Estrella 14 Junio 2000

#La arrogancia de Aznar y las astucias de Arzallus
Lorenzo Contreras La Estrella  14 Junio 2000

#EA de Basauri dice que sólo romperá con EH si ETA asesina en su municipio
BILBAO. I. Souto ABC 14 Junio 2000

#La 'Gramática Descriptiva de la Lengua' gana el Premio Logos
EFE, Madrid El País 14 Junio 2000


Arzalluz: paños calientes para unos, ataques y querellas para otros
Impresiones El Mundo  14 Junio 2000

Arzalluz aseguró ayer que, mientras ETA mate, no se puede mantener con EH una «colaboración activa». Este criterio, al que añadió la precisión de que cada ayuntamiento es «autónomo», parece definir el estratégico paso atrás que ensaya el PNV, pero que queda lejos del «cambio de rumbo» que José María Aznar solicitaba. De hecho, el PNV mantendrá el diálogo con la coalición abertzale y su presidente se ocupó de señalar que no considera que EH sea cómplice de ETA y que no condenar no supone «tomar parte en hechos de ese tipo». Por contra, rechazó las condiciones de Aznar para un diálogo con el PNV e insistió, con su habitual cinismo, en que el Gobierno «no tiene prisa hoy por hoy en que ETA termine». Incluso los más condescendientes tendrán que reconocer que mantiene y no enmienda la deriva del PNV hacia la colaboración política con el radicalismo proetarra, aunque se vea obligado a moderarla según las circunstancias, que desgraciadamente son los asesinatos. El aparente paladín del diálogo en el País Vasco lo reserva sólo para los nacionalistas. Con los ataques al Gobierno, que se repiten idénticos ya se muestre éste más moderado o más contundente, quizá quiera disimular ante sí mismo y ante EH que sigue obcecado en no colocarse de ninguna manera del lado de quienes ETA quiere aniquilar. A la misma estrategia -desde luego no al resultado de la última entrevista de Mayor Oreja con el consejero vasco de Interior- responde la querella que el Ejecutivo vasco ha decidido presentar contra el delegado del Gobierno, que la semana pasada se refirió a la dificultad de compartir información con «un Gobierno que colabora con los asesinos a los que perseguimos». Mayor Oreja ha respondido que el PNV vuelve a equivocarse de adversario aunque la verdad es que el peor error está en la elección de sus amigos.

A régimen
ERASMO El Mundo 14 Junio 2000

Otra vez la verborrea/ se instala en Ajuria Enea. Grandilocuente edición/ de varios libros-milagro/ y ensayos de Fierabrás/ exponen lo ya ensayado/ visto hasta la saciedad/ Resultado: 23 años, mil muertos/ sin contar a los de acá/ Mas hay ya unanimidad/ PNV-HB: alianza obscena (Pradera)/ En el atolladero (Santos Juliá). ¿Y Arzalluz con sus grasitas? Lo mezcla todo: ETA, ética y dietética.

No propone, pero dispone
JAVIER ORTIZ El Mundo 14 Junio 2000

Aznar dice: «El PNV es parte del problema».

Respuesta: según de qué problema esté hablando y qué entienda por ser «parte». Si «el problema» es ETA, entonces el PNV es parte, sí, pero accesoria. El problema de ETA -es una perogrullada, pero se ve que no sobra- se resuelve con la disolución de ETA.

Aznar precisa: «El PNV seguirá siendo parte del problema aunque ETA desaparezca».

Comentario: puesto que ETA es accesoria en «el problema», hay que deducir que, para José María Aznar, «el problema» -el mayor problema- no es el terrorismo, sino el separatismo.

Constatemos entonces que la doctrina gubernamental sobre «la cuestión vasca» ha experimentado un cambio profundo. Todavía hace un año, esa doctrina sostenía que, en la España de hoy, toda meta política es defendible y respetable, siempre que se persiga mediante métodos pacíficos.

Ahora, en cambio, defiende que lo inaceptable, en realidad, es el objetivo.

Curioso cambio.

Aznar sigue: «Es indignante que haya quien defienda negociar con los que matan o con aquellos que justifican a los que matan».

Comentario: si mi memoria no me traiciona, un político que defendió negociar con los que matan fue... él.

No sólo defendió que cabía hacerlo, sino que además lo hizo.

Tal vez objete que él ordenó negociar con los que matan porque trataba de lograr que dejaran de matar de una vez por todas.

No tenga la más mínima duda de que ése es también el propósito que anima a los que acusa ahora de hacer lo mismo que él hizo.

A no ser que argumente que él actuó así en otras circunstancias. En cuyo caso habría que ver cómo se las arregla para explicar que las víctimas que ETA causa ahora reclaman una intransigencia mayor que las de hace un año.

El negoció con ETA. Y no pese a que mataba, sino precisamente porque mataba.

Ahora lanza severos anatemas y descalifica a cuantos no le jalean.

Pero no propone nada.

Ni él ni sus corifeos.

Que digan si creen que van a acabar con el terrorismo sin más recurso que la actuación policial. O, si no, cómo piensan lograrlo. O si les da lo mismo no lograrlo. O si prefieren no lograrlo, que todo puede ser.

Que digan qué les importa más: si acabar con ETA o poner coto al separatismo vasco despedazando al PNV. O hacerse con unos cuantos escaños más en el Parlamento de Vitoria para que Mayor Oreja se vea por fin investido lehendakari, que es el sueño de su vida.

O su pesadilla.   javier.ortiz@el-mundo.es

Nota del editor: loa de la ilógica
14 Junio 2000

No es que pretendamos defender aquí al PP, pues el de la Junta de Galicia es el culpable principal de nuestra actividad, pero de la misma manera que pretende desmontar frase por frase, por supuesto sin lograrlo (puede que consiga embarullar a alguna minoría despistada), cualquier lector no nacionalista ya habrá desmontado, hoy in mente, mañana seguro que lo veremos por escrito, todos sus argumentos. 

Rechazan que los jueces deban saber las lenguas cooficiales
MADRID. J. L. L. ABC 14 Junio 2000

Con los votos del Grupo Popular (168), el Pleno del Congreso de los Diputados rechazó ayer tomar en consideración una proposición de ley del Parlamento autonómico de Cataluña con la que se pretendía refomar la ley orgánica del Poder Judicial para suprimir el carácter nacional de los cuerpos de funcionarios de la Administración de Justicia y exigir a los jueces el conocimiento de las lenguas cooficiales. A favor votaron PSOE, CiU, PNV y Grupo Mixto (142 votos) mientras que los once diputados de IU y CC se abstuvieron.

El diputado del PP Jordi de Juan dijo que su Grupo rechaza la proposición por razones de «inoportunidad». Según De Juan, la reforma de la oficina judicial se integra dentro del Pacto de Estado de la Justicia, que el Gobierno quiere empezar a negociar de inmediato con grupos parlamentarios y colectivos judiciales.

Tanto el PSOE como CiU, PNV y Mixto aseguraron que la oportunidad de la medida se debe a que existe una insuficiente adaptación de la Administración de Justicia a la organización territorial del Estado. Manuel Silva, de CiU, afirmó que con la iniciativa se hubiera avanzado en el autogobierno y mejorado el servicio a los ciudadanos. Carmen Chacón, del PSOE, apeló a la voluntad de la Cámara para abordar una reforma global de la Justicia. El PNV, lamentó la ausencia del ministro de Justicia del debate.

Mayor Oreja confirma la detención de siete personas presuntamente vinculadas a grupos 'Y'
La operación continúa abierta por lo que no se descartan nuevas detenciones
Madrid La Estrella Digital 14 Junio 2000

El ministro del Interior, Jaime Mayor Oreja, confirmó hoy la detención en Guipúzcoa durante la pasada madrugada de siete personas presuntamente vinculadas con grupos "Y" de apoyo a ETA e implicadas en hechos relacionados con la violencia callejera.

De los detenidos, cinco personas fueron arrestadas en San Sebastián y dos en Rentería (Guipúzcoa), informó la subdelegación del Gobierno en San Sebastián.

Mayor Oreja, indicó que los siete detenidos están acusados de cometer supuestamente hechos delictivos "alrededor de la violencia callejera" y no descartó que en las próximas horas se produzcan más detenciones.

"Confío -añadió- en que siga la investigación, pueda producirse alguna detención más y a lo mejor podamos esclarecer, en base a lo que podamos encontrar en ese grupo, otras cuestiones que pueden ser también relevantes en un entramado tan complejo y diversificado como es el que tiene ETA".

Tras felicitar a los efectivos del Cuerpo Nacional de Policía que han realizado la operación precisó que los detenidos pasarán durante las próximas horas a disposición de la Audiencia Nacional.

El titular del Interior destacó la importancia de "avanzar en la acción policial", y confió en que este tipo de acciones sirvan para seguir "desenmascarando" a estos grupos "que protagonizan tantos daños en el País Vasco".

Se rompió el cántaro
Pablo Sebastián La Estrella 14 Junio 2000

No hay manera de serenar la relación entre el PP y el PNV, o entre los gobiernos de Madrid y de Vitoria. El último episodio ha sido la querella presentada por el Gobierno vasco contra el delegado del Gobierno central en el País Vasco por causa de unas declaraciones en las que se acusó al PNV de colaborar con los asesinos y  en las que se confirma -y no es un asunto menor- que el Gobierno central ha ocultado información sobre ETA a la policía autónoma vasca porque desconfían del uso que el Gobierno vasco puede hacer de ella.

Estas declaraciones son un disparate político, impropio de un cargo público con una alta y delicada responsabilidad, que veremos si tienen consecuencias legales y que, por otra parte, confirman la denuncia que días atrás hizo el PNV acusando al Ministerio de Interior de ocultar información a la policía autónoma vasca.

No cabe duda de que Enrique Villar hizo estas declaraciones preso de la emoción y por causa del último crimen de ETA en Durango, en el que murió un concejal del PP. De igual manera, estas durísimas palabras y graves acusaciones están en línea -aunque fuera de lugar- de la actual guerra dialéctica que se libra entre primeros gobernantes de Madrid y Bilbao. Una batalla inútil que sólo beneficia a ETA, que ha llegado a límites que rompen no sólo el marco de la cortesía, sino que puede que también el de la legalidad y que, lejos de facilitar la unidad de las fuerzas democráticas, da un espectáculo impropio de todas ellas ante las narices de ETA.

La verdad es que el Gobierno de Aznar, a pesar de los gestos de retirada del PNV del Pacto de Estella, no ha cejado en su presión y su empeño de meter la mano en el Gobierno vasco y en el interior del PNV. Una política ésta de entrar en casa ajena que Aznar había extendido al PSOE y a CiU el pasado fin de semana y que parecía que amainaba cuando Javier Arenas hizo, el lunes, unas declaraciones más templadas, poniendo el acento y la esperanza en el anunciado encuentro de Aznar e Ibarretxe previsto para el día 22.

Declaraciones de Arenas a las que se sumaba un cambio de estrategia del PP que renunciaba a pedir, al día de hoy, elecciones anticipadas en el País Vasco, rectificando la estrategia de Mayor Oreja y desviando a la vez el foco de la crítica hacia Arzalluz pero salvaguardando de esa manera a Ibarretxe.

Pero como la guerra dialéctica no cesa, el PNV ha decidido contraatacar, se muestra más unido y ha dado el paso firme de una querella oficial del propio Gobierno vasco contra un alto cargo del Gobierno central, el delegado en Euskadi. El que además ha confirmado que el Ministerio de Interior oculta información de ETA a la policía vasca, como decían en el PNV. Este incidente le sirve al PNV para atacar y a la vez recular o dar pasos hacia atrás, cuando anuncia que rompe sus pactos con EH en los ayuntamientos. De esa manera los nacionalistas no pierden la cara ante Madrid y retroceden ante EH.

Veremos si todo ello no acaba de romper o de suspender el encuentro en La Moncloa. Porque el PP se equivoca si cree que puede actuar de dos maneras distintas: ante Ibarretxe y ante el PNV de Arzalluz. Sobre todo ahora que la dirección empieza a alejarse del Pacto de Estella y parece haber encontrado en el PSOE la puerta o la ayuda colateral (que no le ofreció el PP) para salir de su embarazosa situación. Al final los de Arzalluz han pasado a acusar al Gobierno del PP y a la vez rectifican con EH y se acercan al PSOE, al que, finalmente, le van a entregar la ventaja de su ruptura con EH.

Pero todavía queda mucho camino por andar. Un difícil camino que no sabemos a dónde llega y que estará manchado con nuevos crímenes de ETA. Aunque parece claro que si eso ocurre al PNV no lo van a pillar en otros pactos, porque da la impresión de que empieza a romper en serio con Otegui y compañía. Y si es así, el problema de ETA quedará, al desnudo, donde estuvo siempre, en el solo campo de lo criminal o de lo policial. Y entonces el Gobierno de Madrid tendrá que ofrecer respuestas sin culpar políticamente a nadie que no sea ETA.

Lo ideal sería que los dirigentes de PNV, EA, PSOE y PP se pudieran entender y llegaran a unos acuerdos. Pero eso está hoy muy lejos. La querella que se acaba de presentar por parte del Gobierno vasco es la prueba de que se ha roto el cántaro que, de tanto ir por la vía de la pública disputa, acaba ahora en un tribunal. Discretos todos para hablar con ETA y a voces y con malas maneras entre ellos ante la opinión pública nacional.

La arrogancia de Aznar y las astucias de Arzallus
Lorenzo Contreras La Estrella  14 Junio 2000

Las elecciones generales de marzo han convertido a José María Aznar en un arrogante líder. Y no porque plantee cuestiones de fondo que sabe de antemano inasumibles por el PNV, sino porque ha descuidado las formas, los modos y los tonos. Este lenguaje y estilo, lejos de debilitar al PNV de Arzallus, ha vigorizado su capacidad de respuesta política. A falta de razones para mostrarse como se muestra en la cuestión soberanista y en la proximidad a las tesis etarras, el "ayatola" vasco se abastece de excusas para mantener su actitud. Interpretadas las exigencias de Aznar como una especie de ultimátum condicionante para llegar a entenderse con el PP y con su Gobierno, Arzallus apela astutamente al orgullo nacionalista, al orgullo vasco en clave sabiniana, y combate a sus críticos internos en nombre del patriotismo. Recuérdese que el pasado domingo, en un barrio bilbaíno, llamó a esos críticos, algunos de ellos presentes en el acto, "michelines que sobran", excrecencias que deben ser eliminadas para que la pureza de los ideales nacionalistas queden preservados y garantizados frente a las "insidias" de Madrid.

Felipe González advirtió en su día que en política "se puede morir de éxito". Esta sabia recomendación de prudencia, que el líder socialista no se aplicó a sí mismo, mantiene su validez en estos momentos políticos, cuando Arzallus se crece y avisa sobre su inconmovible postura. José María Aznar sólo se ha moderado en algún aspecto de fondo, como, por ejemplo, la no insistencia en la celebración de elecciones vascas anticipadas, pero su lenguaje sigue siendo imperial.

En una comparecencia que ha tenido por marco el madrileño Club Diálogos para la Democracia, Nicolás Redondo Terreros, líder de los socialistas vascos, ha precisado sus distancias tácticas de Aznar. No participa el dirigente socialista de los estilos del presidente del Gobierno, ni acepta que se pida la dimisión de Arzallus para empezar a hablar. Este detalle diferencial resulta elocuente, como si el PSE-EE intentara preparar el terreno por su cuenta con vistas a los eventuales diálogos con los nacionalistas.

De todos modos, parece difícil que el PNV logre conservar el poder con su actual minoría si llega a romper los pactos municipales con EH. Es algo que los nacionalistas no alejan demasiado de su atención. Hay en los planes del PNV un proyecto en el sentido de pasar del cinco por ciento al tres por ciento en los requisitos para formar grupo parlamentario. Ello se debe al temor de que su reducción de fuerzas, si se convocan elecciones autonómicas anticipadas, le pondría en la necesidad de depender del apoyo que pueda proporcionarle Izquierda Unida (Ezker Batúa en vascuence). O sea, que los nacionalistas no descartan esas elecciones, que el lehendakari Ibarreche habría de convocar si no le queda otro remedio.

Los socialistas, en tal caso, según se desprende de las palabras de Nicolás Redondo Terreros, no respaldarían una moción de censura si el PNV rompe sus acuerdos con EH en los ayuntamientos. Ayuntamientos que serían los de Vizcaya, pero no los de Guipúzcoa y Álava. La argumentación para que eso fuera así es muy endeble, por no decir infumable. Consistiría en aducir que los últimos asesinatos de ETA han sido perpetrados en la provincia primeramente citada y no en las otras dos. Curiosa parcelación geográfica de la lógica política, como si los muertos vizcaínos no merecieran la solidaridad de guipuzcoanos y alaveses.

Mientras tanto, falta por saber si el proyecto de promover un lehendakari del PP como única alternativa de gobierno en Euskadi mantiene la plenitud de su vigencia o, por el contrario, va siendo olvidado. Las referencias hablan de la fe de José María Aznar en esa fórmula de cambio de situación, como si los riesgos que algunos observadores aprecian fuesen mera fantasía pesimista.

EA de Basauri dice que sólo romperá con EH si ETA asesina en su municipio
BILBAO. I. Souto ABC 14 Junio 2000

El presidente del PP de Vizcaya, Leopoldo Barreda, exigió ayer a EA la inmediata desautorización de su concejal de Basauri, Alejandro Cerdeño, después de sus manifestaciones en las que aseguraba que la ruptura con EH en su ayuntamiento sólo tendría que producirse si ETA asesinara a alguien en esa localidad vizcaína. Según Barreda, «ese tipo de manifestaciones revelan la perversión que han alcanzado los nacionalistas en sus pactos y acuerdos con HB y ETA».

El PP ha exigido la inmediata desautorización de Alejandro Cerdeño por su partido. «Ningún demócrata -dijo- puede comprender que tenga que haber un muerto en Basauri para que se pueda romper el pacto político que los nacionalistas mantienen con EH».

Barreda considera que «este tipo de manifestaciones revelan hasta qué punto el discurso político nacionalista ha perdido toda referencia democrática» y que en las palabras de Alejandro Cerdeño «hay una invitación a la actuación de ETA por encima de cualquier condena de su actuación».

Mientras, el Gobierno vasco aprobó en la reunión del consejo que mantuvo ayer presentar una querella criminal contra el delegado del Gobierno en el País Vasco, Enrique Villar, quien admitió la semana pasada que el Ministerio del Interior no comparte todos los datos con la Ertzaintza en determinadas ocasiones. «Difícilmente podemos -señaló Villar- llegar a un acuerdo en este momento con una fuerza que está ligada en Estella a los que precisamente estamos combatiendo; es decir, nos es muy duro colaborar o decir ciertas cosas, compartir ciertas cosas, que deberíamos hacerlo, con personas que en este momento su gobierno, el de PNV y EA, está en Estella colaborando y compartiendo cosas con los asesinos; yo creo que eso no se ha visto nunca».

El Gabinete de Ibarretxe considera que de las declaraciones se deduce que Villar «reconoce que el Ministerio del Interior lleva a cabo acciones y omisiones a sabiendas de que el ordenamiento jurídico y las resoluciones que emanan de las competencias asumidas por el País Vasco en materia de seguridad, según el Estatuto de Guernica y la Constitución, le obligan a ello. Por ello, el Ejecutivo vasco considera que Villar ha podido incurrir en un delito de prevaricación y otro de calumnia.

Enrique Villar, en declaraciones a ABC, dijo no estar preocupado por la decisión adoptada contra él por el Gobierno vasco, por cuanto sus declaraciones «estaban llenas de sentido común».

Por otra parte, el presidente de la ejecutiva del PNV, Xabier Arzalluz, manifestó ayer en Radio Euskadi que si no presentaba una denuncia por calumnias contra dirigentes del PP era porque no tendrían ningún efecto. «El que el Iturgaiz diga los colegas de ETA, hablando de nosotros -señaló Arzalluz-, o Villar haya dicho que como van a pasar información a unos que se entienden con ETA, es calumnia pura». «¿No sé qué hacen los fiscales, por cierto?», se preguntó Arzalluz. «Yo sé que estas cosas no prosperan porque la judicatura no tiene una mínima sensibilidad -señaló- y cree que esto es dialéctica política». «Yo creo que si no presentamos una querella -dijo- será porque es absolutamente inútil, que un juez de España juzgue al presidente del Gobierno y a los suyos por estas cuestiones, pero vamos, con el código en la mano, evidentemente que son calumnias».

La 'Gramática Descriptiva de la Lengua' gana el Premio Logos
EFE, Madrid El País 14 Junio 2000

La Asociación Europea de Lingüistas y Profesores de Lengua (AELPL), con sede en París, ha concedido el III Premio Logos a la Gramática Descriptiva de la Lengua Española (Espasa), la primera obra colectiva que sobre esta materia se ha publicado en España. Patrocinada por la Real Academia Española (RAE), la obra está coordinada por Ignacio Bosque, miembro de la RAE y catedrático de Lengua Española de la Universidad Complutense de Madrid, y Violeta Demonte, catedrática de la misma especialidad en la Autónoma de Madrid. Este premio destaca la aparición de aquellas obras que pueden contribuir a un mejor conocimiento de las lenguas.

Desde que se publicó en octubre de 1999, la Gramática Descriptiva... va por su quinta edición y se han vendido 25.000 ejemplares. Supera las 5.300 páginas y su precio ronda las 19.000 pesetas. Es la primera gramática colectiva de la lengua española y el estudio más extenso y detallado publicado hasta ahora sobre la sintaxis y la morfología del español. En ella han participado más de 70 especialistas y, a diferencia de la que en su día publicara la RAE, no es normativa, sino descriptiva: presenta las propiedades de las construcciones lingüísticas y de las palabras que la forman y muestra cómo es y cómo funciona la lengua española.

Recortes de Prensa   Página Inicial