AGLI

Recortes de Prensa     Viernes 7 Julio   2000
#La crispación
FERNANDO SAVATER El País 7 Julio 2000

#Historia y nacionalismos
Alberto Piris* La Estrella 7 Julio 2000

#Los espejismos de Carrillo
César ALONSO DE LOS RÍOS ABC 7 Julio 2000

#Iturgaiz dice que el PP tiene «proyecto y equipo» para gobernar el País Vasco
BILBAO. I. Souto ABC 7 Julio 2000

#ORDIZIA: Desactivan una bomba colocada bajo el coche de un empresario vasco
EFE | EUROPA PRESS El Mundo 7 Julio 2000

#Sólo falta la censura previa
Editorial ABC 7 Julio 2000

#Diario Comisario
FEDERICO JIMENEZ LOSANTOS El Mundo 7 Julio 2000

#El PP se desmarca de Vidal-Quadras en la polémica del catalán 
E.C., Barcelona El País 7 Julio 2000

#Nota del Editor: El problema del copión PP gallego
7 Julio 2000

#Mayor Oreja 'lehendakari' y el 'ménage a trois'
Lorenzo Contreras La Estrella 7 Julio 2000

#Gobierno y PSOE reafirman su estrategia de desplazar al PNV
LUIS R. AIZPEOLEA, Madrid El País7 Julio 2000

#«Basta ya» reúne a cientos de vascos contra ETA
BILBAO. ABC 7 Julio 2000

#El Instituto Cervantes abrirá nuevas sedes en EEUU, Brasil y el Lejano Oriente
L. D. / EFE Libertad  Digital 7 Julio 2000

#Rodríguez Lafuente: «En cuestión de español, no hay que dar un paso sin Iberoamérica»
Antonio Sempere - Santander .- La Razón 7 Julio 2000




La crispación
FERNANDO SAVATER El País 7 Julio 2000

Entre las muchas interesadas vaciedades que se repiten sobre la situación en el País Vasco destaca una por lo frecuente y por lo grave: asegura que la crispación actual, alentada por la culpable incapacidad de los políticos para ponerse de acuerdo y encontrar soluciones, está a punto de convertir en enfrentamiento la armoniosa convivencia civil que antes, incluso en los peores momentos, reinaba entre quienes por aquí vivimos.

Pero... ¿en qué consistía tal armonía? ¿En que la gente descartase la incómoda mención del último atentado para no turbar la simbiótica rutina a la hora del txikiteo? ¿O en mirar para otro lado, en el mejor de los casos, apretando los labios para no responder al que comentaba "algo habrá hecho"? ¿Era armonía social que la mayoría de los empresarios pagasen a sus extorsionadores sin rechistar apenas, mientras los profesores de universidad se dedicaban a lo suyo sin meterse en líos y procurando confraternizar con todos?

¡Preciosa Arcadia, conseguida gracias a que gran parte de la ciudadanía renunciase a exhibir sus símbolos o comentar en público sus opiniones políticas, y sobre todo a que nadie mostrase interés en cuestionar la hegemonía nacionalista! Estaba autorizado por la corrección política repudiar la violencia de los asesinos, pero ni una palabra más: hasta las concentraciones contra los crímenes y secuestros debían hacerse en silencio, porque sólo el pacifismo renunciativo -sin duda meritorio, pero políticamente limitado- podía aspirar a alguna simpatía frente al terrorismo.

Críticas de mayor calado contra el insaciable ideario nacionalista que compartían los moderados y los radicales eran propias sólo de gentes de Madrid, esos que "no nos pueden ni ver". Sobre todo había miedo, un miedo cerval no sólo a ser agredido o asesinado, sino a sentirse repudiado, a perder el confortable (¡y en muchos casos rentable!) "calor de establo" -por repetir la expresión cruel de Nietzsche- que han hecho reinar en el País Vasco los dueños de la situación política durante las últimas dos décadas. Y el miedo es miedo, no bonhomía conciliadora: no confundamos la concordia civil con el pánico servil.

Hace poco oí en una radio a una catedrática nacionalista de la UPV, preocupada por este posible deterioro de la convivencia: decía que ahora la gente no nacionalista tiene verdadero miedo y ello puede llevar a la fractura social, etcétera... Me encanta ese "ahora": ¡pues no han tardado poco en asustarse! Por lo visto, mientras se exterminaba a los miembros de UCD, a ingenieros, a catedráticos, a socialistas, a gente del PP, mientras se secuestraba a empresarios y se aplicaba la limpieza étnica a guardias civiles, policías nacionales, ertzainas y funcionarios de prisiones, la gente no perdía su buen ánimo y todos seguíamos tan amigos. Sin rechistar: ¡cosas de los políticos, que no se ponen de acuerdo!

Pues no, señora mía: la gente no nacionalista (y de paso muchos de los nacionalistas con dos dedos de frente) estaban asustadísimos desde antes. Lo que ha pasado ahora es precisamente lo contrario de lo que usted cree: sin perder el miedo, que es una forma de cordura cuando uno vive rodeado de asesinos y cómplices de asesinos, la gente está ya más indignada que atemorizada. Se ha dado cuenta de que es mucha, probablemente la mayoría, y de que tiene derecho no sólo a pedir el cese de la violencia, sino un cambio de Gobierno y de orientación política en la CAV. Porque en una democracia no sólo cuentan los políticos, que políticos somos todos, luego ya es hora de que los ciudadanos se hagan oír y no sólo se quejen en voz baja... aunque tal pronunciamiento haga perder algunas amistades de conveniencia. Malo, malísimo es el enfrentamiento civil: pero el enfrentamiento militar contra civiles que venimos padeciendo es sencillamente intolerable.

No se trata de un mero berrinche de fanáticos "españolistas", como dicen los tontos, los que se hacen los tontos y los que cobran por fingir que lo son. Hace pocas semanas, en estas mismas páginas, Emilio Lamo de Espinosa comentaba ponderadamente una carta que le había enviado un nacionalista contrario a la violencia donde se le preguntaba qué podían hacer quienes, como él, abominaban de la violencia pero no se sentían a gusto en el marco político actual. Respuesta: para empezar, comprender del todo la situación del país en que viven. Pues a muchos vascos tampoco nos entusiasma este marco político, aunque por razones opuestas. Nunca hemos sentido fervor alguno porque nuestra región deba ser denominada según la nomenclatura nacionalista y tenga la bandera, el himno y la fiesta nacional no de los vascos, sino de los nacionalistas vascos.

Creemos en el derecho a educar y vivir en euskera de quienes desean hablarlo, pero consideramos que convertirlo en prioridad cultural ha llevado a despilfarros económicos y a imposiciones atrabiliarias. Y, sin embargo, la mayoría lo hemos aceptado todo con la mejor voluntad, incluso con simpatía cómplice, esperando que esa conformidad zanjase de una vez por todas la violencia y permitiese, en reciprocidad, el reconocimiento de los símbolos y proyectos de los demás. Entendimos el Estatuto de autonomía como punto de llegada, un acuerdo entre discrepantes, no como un simple escalón que, al calor de la perpetuación del terrorismo, iba a ser descartado luego como algo canijo y mediocre... ¡hasta como una imposición!

Pero resulta que nos equivocamos. Y eso nos ha convencido de que la necesaria convivencia no consiste simplemente en hacer concesiones: hay que marcar claramente las reglas del juego y demostrar políticamente a los nacionalistas que no queremos seguir atrapados en la disyuntiva de integrarnos en su proceso de construcción nacional o vernos socialmente excluidos... cuando no algo peor. Ya sabemos que en cualquier futuro hay que contar con el nacionalismo democrático; pero lo que no hay que dar por descontado es que tengan que mandar siempre.

A estas alturas, ciertas cosas ya no son de recibo. Denunciarlas no es provocar la fractura social, sino la fractura de la hipocresía social. Al historiador Ernest Nolte se le ha reprochado que hablase -aun condenándolo- de una "base racional" para el exterminio hitleriano de los judíos, aduciendo que muchos de éstos eran comunistas y estaba justificado combatir el totalitarismo estalinista.

Pues bien, quienes hoy repudian el terrorismo etarra, pero recuerdan que existe un conflicto político en el País Vasco, por tanto ustedes verán, me parecen de la misma impresentable calaña que herr Nolte. Otrosí: el celo de instituciones y políticos nacionalistas en convertir la situación de los etarras presos en cuestión fundamental del orden político. Oyendo a ciertas instancias sindicales o parlamentarias se diría que su encarcelamiento es algo así como un atropello que debe acabar cuanto antes para facilitar la reconciliación y que los familiares de las víctimas son rencorosos por insistir en su castigo.

Es, sin duda, deseable que los terroristas presos (como cualesquiera otros reclusos) reciban un trato correcto y que, en la medida de lo posible, sean acercados a los domicilios de sus familiares (aunque no se trate, como falsamente se repite todavía, de un precepto legal): pero no es lo mismo querer que los presos estén bien que olvidar que en justicia deben estar bien presos. A la mayoría de las personas decentes del País Vasco los miembros de ETA que les preocupan no son los que ya están juzgados y encarcelados, sino los que desdichadamente quedan aún sueltos.

Uno de los motivos de crispación, se quiera o no, es también la cuestión educativa. Dejando aparte las sandeces que se han dicho sobre sus nombres, lo cierto es que la mayoría de los integrantes de la kale borroka y de los manifestantes que dan vivas a ETA frente a los que protestan por algún asesinato tienen menos de veinte años. No me parece un dato insignificante. Puede que el informe de la Academia de Historia, que no he leído, contenga exageraciones o conclusiones poco fundadas. Yo no sé si las ideas del nacionalismo vasco llevan al racismo, aunque tengo claro que provienen de él.

Pero resulta alarmante oír al propio lehendakari hablar de "ciento sesenta años de convivencia frustrada" o de una "Euskadi anterior a España". Confieso de entrada mis propias perplejidades historiográficas. Nunca he comprendido, por ejemplo, que los defensores del PNV le elogien por ser un partido "centenario", lo que me parece un mérito más indudable en un coñac que en una organización política.

Después de todo, la Inquisición duró cinco siglos y tanta longevidad la mejoró poco. Tampoco entiendo cómo pueden llamarse derechos "históricos" a prebendas que resultan inmunes a su propia abolición, al paso de los lustros, a varias guerras civiles, a los cambios demográficos o sociales... En todo caso, serán ejemplo distinguido de derechos enigmáticamente ahistóricos. Pero no quiero ir más allá, para no crispar a nadie: ya advirtió Pío Baroja que "rebelarse contra la mentira es peligroso". Fernando Savater es catedrático de Filosofía de la Universidad Complutense de Madrid.

Historia y nacionalismos
Alberto Piris* La Estrella 7 Julio 2000

Una versión castellanizada del aurresku vascongado que escuché en mi juventud contenía la siguiente estrofa que aún recuerdo de memoria: "...sin maketos ni chulapos sensuales, ni pianos de manubrio, ni nada de inmoral / sin mezclarse como hoy con criminales, que siempre van provistos de mísero puñal / allí bailaba el euskaldún, de raza viril / luciendo bien su agilidad al son del txistu y del tamboril".

Cuando se discute sobre la enseñanza distorsionada de la historia que, según algunos, se imparte en ciertas autonomías españolas, se tiende a atribuir ese localismo a un efecto moderno, propiciado por la transferencia a ellas de las responsabilidades educativas. Hay quien, incluso, atribuye tal consecuencia a la influencia de las ikastolas, sólo plenamente desarrolladas en el País Vasco después de la transición política.

Con una perspectiva temporal más amplia, la anónima letra del aurresku que arriba reproduzco es de finales del XIX. Se escuchaba en un Bilbao donde el vascuence era lengua menos habitual que en el campo y el aurresku podía cantarse en castellano sin causar extrañeza. Su contenido revela con gran claridad uno de los sentidos más habituales de la distorsión histórica propia de cualquier nacionalismo: el melancólico sueño de un pasado feliz e idealizado, donde vivían dichosos los antepasados míticos, y que fue perturbado por las nefastas influencias foráneas, en este caso maquetas.

Los pianos de manubrio y los chulapos sensuales apuntaban sin disimulo a un Madrid que de ellos hacía gala por aquella época, en un ambiente zarzuelero creado de la nada y que fue cuajando poco a poco en la capital de España. Los criminales armados de puñal eran la imagen detestada del inmigrante violento, que venía a perturbar la paz vascongada. Por el contrario, el vasco libre e inocente se contentaba con bailar a lo suelto, faltaba más ante la iglesia del pueblo, mostrando así su virilidad y sus incontaminadas costumbres.

Esto no es historia narrada en libros de texto que puedan ser objeto de análisis, sino la vivencia natural de un pueblo propenso a crear mitos y a creer en ellos. Tampoco es de hoy, sino de siempre. Ni exclusiva de unos u otros pueblos, sino vastamente extendida. Hasta los textos bíblicos abundan en narraciones de parecido cariz.

Raro es el movimiento nacionalista que no depura el pasado de todas las excrecencias no favorables a su ideología, a fin de convertirlo en el reflejo de una Arcadia feliz a la que se desea retornar cuanto antes. Hasta los nacionalismos históricamente dominantes, como el castellano, prefieren ignorar los muchos desafueros cometidos en su más brillante pasado, atribuyéndolos a nefastas "leyendas negras" inventadas por los enemigos de la Patria.

Por mucho que se perciba la imposibilidad de materializar aquel sueño, e incluso detectando el retroceso real que tal vuelta atrás supondría, los nacionalismos subordinados ven en él un señuelo de gran efectividad política. Y lo utilizan, como es natural. Tan ilógico como describir al Ebro desde Cataluña como un río que nace en tierra extranjera o narrar un inexistente pasado vascongado atribuido a un pueblo feliz y políticamente independiente, es ignorar la aniquilación de la población caribe por los primeros conquistadores españoles o la destrucción de los pueblos indios autóctonos por los blancos norteamericanos en su peculiar "conquista del Oeste". Dominantes o dominados, los nacionalismos no cejan en sus esfuerzos por modificar la historia a su antojo.

Ésta siempre será en sus manos un instrumento distorsionador y engañoso. Habría que preguntarse si en realidad es posible escribir otra historia, objetiva y ecuánime, o si es que toda historia es producto obligado de la necesidad de maquillar un pasado cuya realidad no complace a los ideólogos de siempre.

* General de Artillería en la Reserva Analista del Centro de Investigación para la Paz

Los espejismos de Carrillo
Por César ALONSO DE LOS RÍOS ABC 7 Julio 2000

SANTIAGO Carrillo ha publicado un artículo en «El País» sobre el País Vasco, que, por ser la expresión de un pensamiento tópico, merece la pena analizar. Está en la ortodoxia tradicional del PCE, afortunadamente cada vez más contestada por el pensamiento crítico que ha ido surgiendo a causa de la radicalización de los nacionalismos llamados democráticos.

En estas «reflexiones sobre el País Vasco» Carrillo critica al Gobierno del PP por su empeño obsesivo en que el PNV abandone el pacto de Lizarra. ¿Por qué pedirle que rompa algo que ya está roto, que rompió ETA cuando puso fin a la tregua y volvió a matar?

Esta es la tesis de la que parte Carrillo: el pacto no existe ya pero sin embargo el Gobierno se empeña en que el PNV renuncie a tal entelequia porque lo que pretende es humillarle, arrinconarle, negarle un espacio al que los nacionalistas tienen derecho.

Sin embargo, el pacto de Estella/ Lizarra existe. Diga Carrillo lo que diga. Está ahí, vigente. No se ha roto. Nadie lo ha roto. Cuando ETA terminó con la tregua no terminó con el pacto. Rompió aquélla porque, según su comunicado, el PNV y EA no habían cumplido con lo que se esperaba de ellos, esto es, el abandono de las instituciones derivadas del Estatuto en función de la llamada construcción nacional vasca. La vuelta a las pistolas no significaba una ruptura del pacto ni para ETA ni para las direcciones del PNV y de EA. Hasta el punto esto es así que Arzalluz ha dicho con frecuencia que ni rompe ni romperá con el pacto de Estella/ Lizarra. Más aún: hace unos días los partidos abertzales (incluido EH) aprobaron en el Parlamento vasco un presupuesto destinado a Udalbiltza, que es una institución derivada de los pactos de Lizarra. Y todavía más: la vigencia de Estella/Lizarra está tan viva que por esa razón se están haciendo excepciones en ciertos Ayuntamientos. La «Revisión» de los pactos es una prueba de su existencia misma.

¿Por qué, entonces, Santiago Carrillo siente la necesidad de dar por muerto un hecho político cuya vitalidad reclaman los propios protagonistas? Porque pretende defender a éstos contra su propia voluntad y quiere descargarlos de una responsabilidad que ellos consideran misión histórica y no servidumbre?

Así que mientras Arzalluz dice que no piensa romper con EH, porque siguen siendo válidas todas las razones que les llevaron a pactar con ellos, Carrillo dice que todo eso es una ilusión.

Se mantiene, así, una actitud de la izquierda verdaderamente rara como es la de ocultar los objetivos de los nacionalistas incluso contra la voluntad de éstos. Ya pueden éstos asegurar que su objetivo es la creación de una nación y de un Estado independiente para que desde una cierta izquierda se diga que no hay que tomarlo en serio, que sólo es humo ideológico.

Este empeño en legitimar cualquier reivindicación nacionalista por considerarla, como tal, fundada frente a la sinrazón histórica de los defensores del Estado, ha sido y sigue siendo clave para entender el deslizamiento hacia la fatalidad. Por supuesto, en el artículo de Santiago Carrillo subyace la justificación del tradicional autodeterminismo «de los pueblos de España» propio del PCE, y de ahí la existencia de ese esperpento político llamado Madrazo, las incoherencias de Izquierda Unida con respecto a la política de los abertzales radicales y su posición ante el de Estella /Lizarra.

Pero esta política es tan perversa que no deja de producir mala conciencia en quien la practica. Cuando uno llega al punto de negar la realidad más rabiosa, como es la unidad abertzale, es que está instalado en la mala fe, en la «mauvaise foi» sartriana, en el espejismo consciente. Para Carrillo los pactos de Estella/Lizarra son un espejismo del que ni siquiera es consciente Arzalluz.

Iturgaiz dice que el PP tiene «proyecto y equipo» para gobernar el País Vasco
BILBAO. I. Souto ABC 7 Julio 2000

El presidente del PP del País Vasco, Carlos Iturgaiz, hizo ayer balance del resultado de sus congresos provinciales, que, según dijo, han demostrado la unidad y la solidez de esa fuerza política, cuyo objetivo es intentar gobernar en el País Vasco. «El partido tiene proyecto, programa y equipo -dijo- para presentarnos como alternativa a los vascos para sustituir democráticamente al nacionalismo».

El PP vasco pretende, según explicó su presidente, garantizar el pluralismo, la normalidad en esta Comunidad autónoma donde entiende que la política del Gobierno del lendakari ha fracasado. «Las políticas del gobierno del señor Ibarretxe -dijo Iturgaiz- se han demostrado ineficaces y sectarias, porque van dirigidas únicamente hacia una parte de los vascos y no hacia toda la sociedad».

El PP pidió, asimismo, al lendakari que reflexione y que no traslade su fracaso, ya que ha sido incapaz del vertebrar el País Vasco y sus socios de gobierno le han dado la espalda. «Le pediría -señaló- que no prolongue esta agonía, que no prolongue incluso su propia agonía al frente del Gobierno vasco y que resuelva de una manera digna la crisis a la que nos ha adentrado a todos los ciudadanos vascos. La única salida viable que tiene el señor Ibarretxe es la convocatoria de elecciones y que los ciudadanos vascos hablen en las urnas».

Según Iturgaiz, los ciudadanos dijeron en las últimas elecciones que el País Vasco es plural y que se tiene que gobernar teniendo en cuenta esta situación y no desde la exclusión, además de darle la espalda al frente de Estella. «Lo que la sociedad vasca pide -insistió- es que haya una regeneración democrática en este país».

REPROCHES A ATUTXA
Respecto a la posibilidad de que Jaime Mayor Oreja se presente a lendakari, Iturgaiz dijo que sería un candidato extraordinario para el PP y reprochó a Juan María Atutxa que considerara que su cargo de ministro de Interior le incapacita para aspirar a la Presidencia del Gobierno vasco, cuando él mismo formó parte de los nombres que barajó su partido para sustituir a José Antonio Ardanza como candidato a lendakari por el PNV, siendo consejero del Interior.

Desde el Gobierno vasco, su portavoz, Josu Jon Imaz, señaló en el Parque tecnológico de Zamudio, en Vizcaya, que no era ninguna novedad que Mayor Oreja fuera a ser el candidato a lendakari de su partido, ya que ha sido aspirante al cargo durante veinte años, la última vez hace seis, sin conseguirlo,y que además no está prevista una convocatoria electoral.

«Creo que va a tener una carrera larga como candidato por delante -señaló Imaz- porque no hay elecciones previstas a corto plazo». También puso en duda la capacidad de Mayor para poder ser representante de todos los vascos, considerando que su política «está basada -dijo- en fomentar la confrontación».

DIFICULTADES PARA ENCONTRAR SUBDELEGADOS PARA EL PAÍS VASCO
El Gobierno tuvo dificultades para encontrar la persona idónea para el cargo de subdelegado del Gobierno en Vizcaya y también para el de Guipúzcoa, ya que varios de los seleccionados no quisieron dar el paso ante la amenaza del terrorismo etarra, según manifestó ayer el delegado del Gobierno, Enrique Villar, en la toma de posesión del subdelegado del Gobierno en Vizcaya, Enrique Menéndez Tablado.

«Hubo gente que estaba dispuesto a dar el paso adelante -explicó Villar- pero sus familias les dijeron que esto es muy complicado y eso no es más que un signo, tristemente, de la falta de libertd que todavía existe en el País Vasco».

«No me imagino -añadió- que para ser subdelegado de Huelva o de Gerona, o de Cádiz, no hay ningún inconveniente, es un honor, como lo es ser para Vizcaya, pero además aquí tienes que cambiar tu vida y tomar una serie de precauciones ante el terrorismo».

Al acto de toma posesión no asistió ningún representante de las instituciones vascas, ni tampoco del PSE-PSOE, por lo que la representación política estuvo limitada al PP. Si asistieron, sin embargo, representantes sindicales y de otros organismos como el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco.

El delegado del Gobierno confirmó la próxima reunión de la Junta de Seguridad del País Vasco y se mostró partidario de que se lleve el mundo político lo menos posible al judicial, en referencia a las querellas que el Gobierno vasco ha interpuesto contra él.

ORDIZIA: Desactivan una bomba colocada bajo el coche de un empresario vasco
Remiten al «ABC», «La Razón» y Esteban Ibarra tres paquetes 'sospechosos', aparentemente 'simulados' - Se descarta la autoría de ETA en este caso
EFE | EUROPA PRESS El Mundo 7 Julio 2000

MADRID | GUIPUZCOA .- La Ertzaintza ha desactivado un paquete bomba escondido en los bajos de un vehículo en la localidad guipuzcoana de Ordizia. El vehículo era propiedad de un pequeño empresario de la zona del Goierri.

Según fuentes de la policía autónoma vasca, el explosivo era dinamita procedente del robo de Bretaña. El mecanismo que iba a activar la bomba falló por alguna causa aún no determinada. El artefacto, compuesto por un kilo de explosivo, ha sido desactivado por la Ertzaintza pasadas las dos de esta tarde.

Tres paquetes 'sospechosos'
Por otro lado, tres paquetes sospechosos han sido recibidos hoy por los diarios «ABC», «La Razón» y por el presidente del Movimiento contra la Intolerancia, Esteban Ibarra. Según fuentes de la Delegación del Gobierno, técnicos especialistas en desactivación de explosivos se han personado en los distintos lugares donde se han recibido los paquetes.

En el remite del paquete enviado a Movimiento contra la Intolerancia aparecía el nombre de David Jiménez, con la dirección del diario 'El Mundo', y que se identificaba como corresponsal de este rotativo en Hong Kong.

Por su parte, los servicios de seguridad del diario «ABC» detectaron un paquete sospechoso al pasarlo por el escáner del periódico. Estaba dirigido a un redactor de la sección de sucesos y el remite correspondía a un preso común peligroso, Juan José Romero Chuliá, que se suicidó el pasado mes de marzo. En el caso del diario «La Razón», se trataba de un sobre marrón acolchado, también destinado a un redactor de sucesos y con un remite en el que figuraba la misma persona.

Artefactos 'simulados'
Las primeras investigaciones realizadas pos los artificieros de la Policía (TEDAX) parecen poner de manifiesto que ninguno de los tres paquetes contenían explosivos ni detonadores, por lo que podría tratarse de artefactos simulados.

Por otra parte, fuentes de la Delegación del Gobierno en Madrid han manifestado que, de las primeras investigaciones, se descarta que el envio de estos paquetes sea obra de ETA, por lo que la Policía estudia en estos momentos si pudiera tratarse de algún grupo de características violentas.

Sólo falta la censura previa
Editorial ABC 7 Julio 2000

DE lo único que carecen las bases para la adjudicación del diario del Metro de Barcelona es del mecanismo de la censura previa. Hay, eso sí, elementos de control igual de descarnados, como el obligatorio visto bueno del equipo de gobierno municipal en el nombramiento del director de la publicación o del presidente del consejo editorial, así como el control de la publicidad en época electoral o la imposición de que en todas las noticias se identifique la fuente de la información, muestra lacerante del desprecio por conquistas de la deontología periodística como la de preservar el anonimato de los informantes caso de que así lo soliciten. 

El escandaloso pliego de condiciones para adjudicar la edición y distribución de este periódico no ha suscitado, por el momento, la denuncia de aquellas instituciones que debieran velar por la independencia, rigor, objetividad y veracidad de los medios de comunicación. Los dos grupos empresariales que optan a la concesión tampoco han expresado de forma pública sus quejas ante tan leoninas imposiciones, compensadas, eso sí, por las expectativas económicas que se infieren de la explotación publicitaria de un diario gratuito cuya tirada mínima será de cien mil ejemplares. Los responsables políticos de este concurso, el alcalde de Barcelona, Joan Clos, y el primer teniente de alcalde, Xavier Casas, a la sazón presidente de Transportes Metropolitanos de Barcelona, se amparan en el estricto cumplimiento de la legalidad respecto a la publicidad dada al concurso. Sin embargo, hasta sus socios de gobierno, los concejales de Iniciativa per Catalunya (IC) y Esquerra Republicana (ERC) se frotaban los ojos al conocer a través de este periódico los detalles de la licitación y anunciaban toda clase de requerimientos. 

Joan Clos ha logrado equiparar a sus socios con sus opositores, aunque todos llegan tarde, cuando de este concurso ya sólo resta saber a finales de mes el nombre del ganador, a no ser que la Generalitat impugne el proceso, tal como sus servicios jurídicos meditan desde hace una semana. Si los concejales de las formaciones y los responsables políticos de la empresa del Metro aseguran que desconocían los detalles, ¿qué clase de transparencia tiene este concurso? Si, como se dice desde el Metro, las bases estaban al alcance de quienes las solicitaran, la dejación de funciones de la clase política tendría unas dimensiones espectaculares.

Desde luego, el deterioro de conceptos como la independencia y el rigor periodísticos, el control de la oposición sobre el poder y la transparencia administrativa alcanza con este episodio proporciones alarmantes, impropias de una sociedad que debiera tener en las libertades (entre ellas la de expresión y empresa) el anclaje de su progreso y vitalidad.

Diario Comisario
FEDERICO JIMENEZ LOSANTOS El Mundo 7 Julio 2000

Lo último es un periódico gratuito que se distribuirá en el Metro de Barcelona. «¡Bah, de eso ya tenemos en Madrid!», dirá el enterado. Pero lo que no tenemos es un mecanismo de control como el que ha ideado Clos. Por de pronto, se convoca un concurso en el que los aspirantes deberán pagar un mínimo de 100 millones al Ayuntamiento. «Si éste no los devuelve multiplicados en publicidad, bien», dirán ustedes. Pero el beneficio no es el norte que guía al Consistorio. Clos, ese agradable alcalde de diseño, se reserva el nombramiento o el plácet para el director, también la línea editorial de la publicación, amén de la determinación de los espacios dedicados a publicidad, información política, nacional, internacional, etcétera. Ah, y además del director, el presidente del Consejo Editorial también deberá contar con el visto bueno del Ayuntamiento o no presidirá nada. Eso sí, la Alcaldía barcelonesa tiene la pétrea faz de decir que el periódico será privado. Será privado en el sentido de paralítico, claro. Ya me dirán qué clase de libertad y qué género de propiedad son esos que dependen hasta en los últimos detalles del capricho del poder político. En una democracia, por lo menos en la que contempla la Constitución española, la función del Poder político en materia de Telecomunicaciones debería limitarse a la concesión de permiso administrativo para ejercer los derechos que proclama el artículo 20. Ya sabemos que en materia de televisión y radio vivimos en la concesión, es decir, en la mendicidad política y en la corrupción. Pero al menos los periódicos eran libres, todo lo libres que querían ser. Ahora, tampoco. Llega el periódico gratuito con regalito: censura política incorporada. Por supuesto, el diario de Clos no podrá hablar del Metro de Barcelona, ámbito de su existencia, salvo en los términos que se le dicten. Imagínense ustedes lo que contará sobre los escándalos y corrupciones de la Ciudad Condal. Para oprobio de la Barcelona de los 70 y mal ejemplo en la España del 2000, llega de Barcelona el Diario Comisario. Qué novedad

El PP se desmarca de Vidal-Quadras en la polémica del catalán 
Investigación del Parlamento Europeo
E.C., Barcelona El País 7 Julio 2000

"Queremos alejarnos de cualquier controversia en clave nacionalista, que no hace más que dividir a la sociedad catalana", dijo ayer el presidente del PP de Cataluña, Alberto Fernández Díaz, a propósito de la petición formulada por su antecesor en el cargo, Aleix Vidal-Quadras, para que el Parlamento Europeo investigue si en Cataluña se discrimina a la población de habla castellana.

La Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo ha aceptado la demanda presentada por la plataforma Convivencia Cívica Catalana (CCC), presidida por Vidal-Quadras, para que investigue la supuesta vulneración de los derechos lingüísticos de la población castellanohablante en Cataluña. Esta decisión provocó ayer un rotundo rechazo del Gobierno catalán y de los partidos catalanes. El portavoz del Gobierno de la Generalitat, Artur Mas, aseguró que "lo que está en riesgo es el catalán, y lo que lamentamos es que personas que han nacido en Cataluña estén obsesionadas por la defensa del castellano".

Tan significativo como este rechazo, sin embargo, fue que también el PP quiso desmarcarse claramente de la acción de Vidal-Quadras. Rafael Luna, secretario general de los conservadores en Cataluña, dijo que la solicitud de CCC "no expresa la opinión del PP de Cataluña".

"Como castellanohablante debo decir que no me siento en absoluto discriminado y creo que ésta es la opinión de la mayoría de los ciudadanos de Cataluña", dijo el primer secretario de los socialistas catalanes, José Montilla. Agregó que no es con peticiones como la realizada por CCC ni con más normativas como se normalizará la situación del catalán en Cataluña.

Una de las plataformas nacionalistas catalanas dedicada a la defensa de su idioma, Plataforma per la llengua, pidió que se dé a Vidal-Quadras "un trato parecido al que se da a las proclamas y aspiraciones políticas de Haider".

Nota del Editor: El problema del copión PP gallego
7 Julio 2000

El PP nacionalista gallego ha ido "fotocopiando" toda la política normalizadora de los  nacionalistas catalanes, así que no es de extrañar el interés en desmarcarse, pero aquí estamos para recordarles que tienen una piedrecita en el zapato, un recurso en el supremo, otras minucias en el defensor del pueblo y nos encantará acercarnos a la Grand Place y de paso presentar nuestra queja

Mayor Oreja 'lehendakari' y el 'ménage a trois'
Lorenzo Contreras La Estrella 7 Julio 2000

Si definitivamente es verdad que Jaime Mayor Oreja decide postularse para candidato a lehendakari, habrá que prepararse para lo mejor y también para lo peor. Para lo mejor porque, frente a la pasividad tantas veces demostrada de la policía autónoma, ETA iba a encontrar, por sí y a través de sus sicarios de la kale borroka, una adecuada respuesta de las instituciones encargadas de preservar el orden y garantizar la protección ciudadana. Para lo peor porque, en medio de esta mejora, la tensión subiría de grado extraordinariamente. El PNV es permisivo y claudicante frente a la violencia, pero al mismo tiempo es necesario, por no decir imprescindible, para conservar en mínimo buen estado las esperanzas de arreglar el conflicto vasco.

No es contradictorio este enfoque del problema. La convivencia entre lo mejor y lo peor puede existir. El que ETA encontrase, con Mayor Oreja en Ajuria Enea, la horma de su zapato es compatible con su capacidad para seguir golpeando en puntos sensibles para los intereses y las coberturas del Estado. Habría más etarras en las cárceles y más comandos desarticulados, más detenidos de la kale borroka y menos chulería impune de los proetarras institucionalizados en EH/HB. Es decir, el mundo etarra pagaría más caro su desafío. Pero esto significaría un incremento de la actitud desestabilizadora, mayor grado de exasperación en las provocaciones de todo orden, tal vez menos crímenes cualitativos en ventaja de las atrocidades cuantitativas e indiscrimanadas. Crecería el victimismo de todos los sectores independentistas, con el PNV a la cabeza. Habría en la sociedad vasca, probablemente, una sensación de asfixia mayor que la actual, justamente al compás de los avances en la represión.

Puede que esta visión del problema sea errónea. Ojalá. La contemplación paradisíaca, dentro de un marco infernal hasta ahora, ha de estar referida a una poderosa Ajuria Enea bajo Mayor Oreja, una Consejería de Interior disuasiva por las consecuencias que ETA padecería, una mayor protección de los extorsionados por el "impuesto revolucionario", un crecimiento del bienestar económico... Casi nada.

Y, sin embargo, cuando se considera la certeza de que ETA desea fervientemente lo peor, un PNV desalojado de poder, una crecida de los echados al monte, una presencia política total de la llamada "bota española", se echa de ver que los nacionalistas pueden demostrar entonces que son el mal menor necesario. Tal vez fuese lo que el frentismo de Lizarra necesitaría para consolidarse.

Pensar así del problema no es complacerse en él. Es simplemente admitir su carácter insoluble dentro de ciertas coordenadas. Sería como radicalizar a los sectores moderados de un nacionalismo sometido a la predicación sin límites de los demagogos.

En resumidas cuentas, conviene no descartar que el ascenso de Mayor Oreja al "lehendakarinato" fuese una excelente noticia para ETA. Y, por supuesto, una mala noticia para el PNV, condenado a la radicalización y a la pérdida de su provechosa ambigüedad.

Si ETA tiene que desaparecer, porque nada hay eterno, su verdugo definitivo, con ayudas inteligentes de Madrid, estaría llamado a ser el PNV, seducido por la tentación realista de la moderación. Y cuando se dice Madrid hay que referirse también al PSOE, no sólo al PP gobernante. La cordura pasa por la búsqueda de un entendimiento a tres y no por la tenaza de dos, socialistas y populares, contra los nacionalistas democráticos. La paz o pacificación del País Vasco tiende a ser cosa de tres, un ménage a trois en el mejor de los sentidos.

Gobierno y PSOE reafirman su estrategia de desplazar al PNV
Zarzalejos se reunió con Redondo Terreros
LUIS R. AIZPEOLEA, Madrid El País7 Julio 2000

Representantes del Gobierno y del PSE-PSOE han dado un espaldarazo a la posición de los populares y socialistas vascos de presentarse autónomamente como alternativa al PNV en unas previsibles elecciones anticipadas en el País Vasco, en un encuentro celebrado el pasado miércoles. A la cita acudieron el secretario general de la Presidencia del Gobierno, Javier Zarzalejos, y por parte del PSOE su secretario general en Euskadi, Nicolás Redondo Terreros, y el ex secretario de Comunicación socialista Alfredo Pérez Rubalcaba, que desde la declaración de la tregua de ETA se responsabilizó de los contactos de los socialistas con el Ejecutivo.

La reunión terminó con una amplia coincidencia en la necesidad de rechazar, como proponen el PP vasco y el PSE, cualquier tipo de apoyo al Gobierno del lehendakari Juan José Ibarretxe mientras el PNV no abandone el Pacto de Lizarra y se convoquen elecciones. También sirvió para que el representante gubernamental y los socialistas se cruzaran algunos reproches y superaran algunas tensiones recientes.

Zarzalejos criticó al PSE la iniciativa de promover una proposición no de ley, presentada en el Parlamento vasco hace dos semanas, a favor de una mesa de diálogo de todos los partidos vascos. El PP rechazó la propuesta, y esto permitió al lehendakari Ibarretxe, en su encuentro con José María Aznar, reprocharle a éste y al PP en general su falta de voluntad de diálogo. El Gobierno opina que "este tipo de maniobras lo único que consiguen es crear confusión en la sociedad vasca y ofrecer oxígeno a la situación insostenible del lehendakari.

Redondo Terreros admitió que su propuesta había sido "manipulada" por el lehendakari Ibarretxe, en su entrevista con Aznar, al presentarla como una alternativa política y lanzarla como reproche al Gobierno del PP. Pero el líder del PSE también exigió al representante del Gobierno que respetara la autonomía política de los socialistas vascos.

«Basta ya» reúne a cientos de vascos contra ETA
BILBAO. ABC 7 Julio 2000

Varios cientos de personas secundaron ayer en las tres capitales vascas las concentraciones convocadas por «Basta ya» a favor de la normalización política, entendida como un proceso «en el que nadie quiera cambiarnos libertad por paz».

En Bilbao algo más de un centenar de personas se concentraron tras un pancarta con el lema «Por la libertad. Basta ya». Entre los asistentes estaban el escultor Agustín Ibarrola y el presidente del Foro de Ermua, Vidal de Nicolás, quien recordó en su intervención los últimos ataques proetarras, como el sufrido por Consuelo Ordóñez. En Vitoria se concentraron unas cien personas y en San Sebastián dos centenares bajo el lema «Por la libertad. ETA fuera» y entre ellas se encontraba Consuelo Ordóñez.

El Consejo de Ministros concederá hoy la Gran Cruz de Reconocimiento Civil a las Víctimas del Terrorismo al dirigente del PP Gregorio Ordóñez, asesinado por ETA el 23 de enero de 1995.

El Instituto Cervantes abrirá nuevas sedes en EEUU, Brasil y el Lejano Oriente
L. D. / EFE Libertad  Digital 7 Julio 2000

El Instituto Cervantes tiene previsto abrir otras nueve sedes, dos de ellas en las ciudades brasileñas de Sao Paolo y Río de Janeiro, aseguró su director Fernando Rodríguez Lafuente, que inauguró este jueves el primer “mestrado” en enseñanza de español para los brasileños en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo de Santander.

Entre este año y el primer semestre del 2001 abrirán sus puertas las sedes de Brasil, cuyo Parlamento decidirá en agosto si hace del español una asignatura obligatoria en secundaria, y las de Alburquerque (Nuevo México, EEUU), Estambul, Berlín y Tokio.

También se han incluido en el calendario de nuevas aperturas otras delegaciones en Moscú, Washington y Pekín, aunque, según indicó Rodríguez Lafuente, es necesario resolver algunos problemas de infraestructura antes de saber cuándo estarán en funcionamiento.

El director del Instituto Cervantes destacó la gran expansión que ha experimentado el español en el Lejano Oriente, concretamente en China, donde por cada estudiante que cursa español, hay otros 60 que han solicitado una plaza. La razón de esta expansión, explicó, está en el crecimiento del comercio de este país con Iberoamérica, que el año pasado aumentó un 66 por ciento.

Rodríguez Lafuente: «En cuestión de español, no hay que dar un paso sin Iberoamérica»
Treinta profesores universitarios brasileños inician un curso de español en la UIMP
«En cuestiones de lengua española, no hay que dar un paso sin contar con Iberoamérica. Nueve de cada diez hablantes de nuestra lengua viven en el otro lado del Atlántico». Fernando Rodríguez Lafuente, director del Instituto Cervantes, se mostró así de contundente en la inauguración de un curso de español para profesores brasileños que ayer se inició en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, y anunció la apertura de nuevas sedes de este organismo, a lo largo del próximo curso, en Alburquerque, Berlín, Tokio, Washington, Pekín y Río de Janeiro.
Antonio Sempere - Santander .- La Razón 7 Julio 2000

Una treintena de profesores brasileños de español desembarcaron ayer en la península de la Magdalena para convertirse en alumnos durante tres semanas. Se trata de la primera promoción de este curso de formación que cumple con todos los requisitos exigidos por el Ministerio de Educación de Brasil, y que contará con el reconocimiento oficial de cuatro universidades españolas, la Complutense, la Autónoma de Madrid, la de Alcalá de Henares y la Carlos III.

    El «mestrado» de Enseñanza de Español para Brasileños, impartido por profesores de distintas universidades españolas y del CSIC, se prolongará a lo largo de dos años en 360 horas lectivas, está dividido en dos módulos, y va dirigido a profesores brasileños con licenciaturas en Letras y a docentes de origen hispano con la misma titulación que estén legalmente establecidos en Brasil con un mínimo de cinco años de residencia en el país.

    El proyecto conjunto del Instituto Cervantes y la UIMP emprende su marcha coincidiendo con el momento en el que el Congreso de Brasil empezara hace unos meses los trámites necesarios para convertir la lengua española en asignatura obligatoria de los centros educativos de primaria y secundaria en este país. Para poner en marcha esta iniciativa, que entrará en vigor en un plazo máximo de cinco años, serán necesarios unos 210.000 profesores de español, según las cifras del Ministerio de Educación de Brasil.   

Compromiso
«El primer “mestrado” es sólo el principio del compromiso entre el Cervantes y la UIMP», aseguró Rodríguez Lafuente, que repitió unas palabras muy alentadoras del ministro de Educación brasileño sobre el imparable proceso de implantación del español en su país. «El avance del español es una tendencia natural». Hasta un total de 29 universidades brasileñas imparten el español en la actualidad. «La opinión pública de aquel país ve con muy buenos ojos la puesta en marcha de la obligatoriedad de nuestra lengua en las escuelas».

    Asimismo, el director del Cervantes explicó los cometidos del Observatorio del Español a través del cual se estudiarán todos los contenidos que se pueden encontrar en lengua española en la Red. «Sabemos que el 15 por ciento de la información que genera Internet está en español, pero es preciso especificar qué es lo que hay, y dónde lo hay. La clave de la Red va a estar en el portal por el que se accede».

    Wanderleu Gomes de Oliveira, Dilma Olimpio Perim y Mirtis Caser, procedentes de la Universidad de Victoria, en la provincia de Espíritu Santo, se encontraban felices en su primer día de clase, y aseguraron que sus alumnos tienen un elevado interés por la lengua española. Pero buscaban desesperadamente un lugar donde conseguir un equipo de música para escuchar los discos compactos que han traído del otro lado del Atlántico. Y es que, una música como la brasileña no puede quedar encerrada en una maleta.

    A mediodía los profesores supieron que cada jueves por la noche el patio de las Caballerizas se convierte en una discoteca portátil. Y se tranquilizaron. «Esta noche van a bailar todos a nuestro son. Traemos ritmos ante los que no se puede permanecer impasible». Y sus palabras se cumplieron. Habrá otras noches para dormir. Pero la colonia brasileña, anoche, impuso sus leyes gracias a esos pentagramas escritos por los dioses.

Recortes de Prensa   Página Inicial