AGLI

Recortes de Prensa     Martes 25 Julio   2000
#Neguri, objetivo de ETA
Editorial ABC 25 Julio 2000

#La indignación se desborda en Getxo contra el alcalde del PNV
Impresiones El Mundo 25 Julio 2000

#Otra Vez
El Cascarrabias La Estrella 25 Julio 2000

#El pacto necesario
Editorial ABC  25 Julio 2000

#Efectos y causas
José Cavero Libertad Digital 25 Julio 2000

#Santiago
Dalmacio NEGRO La Razón 25 Julio 2000

#Lepanto y cierra España
Bruno AGUILERA La Razón 25 Julio 2000

#ETA atenta por segunda vez en un mes contra los empresarios vascos en Guecho
BILBAO. I. Souto ABC  25 Julio 2000

#Vecinos de Guecho intentan agredir al alcalde del PNV tras colocar Eta otro coche-bomba en Neguri
Redacción - Bilbao .- La Razón 25 Julio 2000

#«¿Creen estos canallas que con tiros en la nuca van a conseguir sus objetivos?»
BILBAO. ABC  25 Julio 2000

#Uno de los etarras huidos fue profesor en la ikastola de las hijas de Ibarretxe
BILBAO. I. Souto ABC 25 Julio 2000

#Vecinos de Neguri increpan e insultan al alcalde, Iñaki Zarraoa
ELISABETH GARCIA El Mundo 25 Julio 2000

#CiU y BNG se unen al PNV al acusar a España de «siglos de opresión»
SANTIAGO DE COMPOSTELA. A. Aycart ABC 25 Julio 2000

#Declaración de Barcelona: «Nosotros no imponemos nada»
ANIBAL C. MALVAR El Mundo 25 Julio 2000

#Nota del Editor: no nada igual a todo
25 Julio 2000

#Un juez ordena que Santiago sea fiesta en Hernani al querer EH suprimirla por «española»
Efe - Sevilla .- La Razón 25 Julio 2000


Neguri, objetivo de ETA
Editorial ABC 25 Julio 2000

Respetando el orden de una escrupulosa alternancia entre víctimas populares y socialistas, ETA ha querido matar esta vez a la senadora popular de Vizcaya Pilar Aresti. De nuevo un coche-bomba ha estallado en el centro de Guecho —expresión de la oligarquía opresora, según la simbología del nacionalismo terrorista— y otra vez una llamada —la de ayer fue al diario abertzale «Gara»— que tiene más de escarnio que de advertencia, más de muestra de dominio sobre la vida de sus víctimas que de evitación de males mayores. Aun así, ocho personas han resultado heridas leves y muchas más engrosarán la lista de los que a partir de ahora vivirán con el miedo instalado en el corazón. 

Frente a esta tormenta terrorista sólo es posible reiterar el mensaje de firmeza que expresó de forma muy gráfica el presidente del Gobierno, José María Aznar, cuando proclamó que ni su Ejecutivo ni la sociedad española doblarán la rodilla ante ETA. Algún dirigente nacionalista quiso hacer frases ocurrentes con este nítido mensaje de Aznar, comparando su actitud con las de Jospin, Blair o Clinton, citados como ejemplos de gobernantes que han dialogado con organizaciones terroristas. La estulticia de quien hizo tales comparaciones —algunas radicalmente asimétricas— y de quienes la aplaudieron explica lo disparatado de su ocurrencia, pero también la complacencia de los nacionalistas con su visión de lo que llaman «conflicto vasco», en la que, tarde o temprano, todos tendrán que hacer lo mismo que hicieron ellos, es decir, plegarse a ETA y actuar como mensajeros de unas propuestas de rendición, disfrazadas como quieran, que un Estado democrático no puede aceptar de ninguna forma.

Pero la estrategia nacionalista de extender su abdicación ante ETA está fracasando. Lo cierto es que la política vasca está trasladando su eje desde el nacionalismo irrecuperable al constitucionalismo, como resultado de una dinámica social y ciudadana, que ha ido por delante de unos partidos, el Popular y el Socialista, que deben ser coherentes con la responsabilidad que se ha puesto en sus manos. Ambos partidos comparten la defensa de unos valores mínimos de convivencia política y social —los que recogen la Constitución y el Estatuto— que el nacionalismo ha puesto en cuarentena. 

La réplica de ciudadanos y movimientos cívicos al terrorismo y a la deriva soberanista del nacionalismo ha cambiado el curso de una política basada hasta ahora en la concesión permanente a las reivindicaciones nacionalistas, alimentada por la sombra chantajista del terrorismo. A partir de ahora deben ser los nacionalistas los que se preocupen de atender las reivindicaciones de libertad, de seguridad y de paz de los no nacionalistas y deben asumir las consecuencias por no hacerlo.

La indignación se desborda en Getxo contra el alcalde del PNV
Impresiones El Mundo 25 Julio 2000

Un coche bomba, colocado en Getxo junto a la vivienda de la senadora del PP Pilar Aresti, causó ayer cuatro heridos, aunque su intención era mortífera. Poco después, los ciudadanos de este municipio vizcaíno no pudieron contener su rabia, sin duda justificada, e increparon duramente al alcalde del PNV, Iñaki Zarraoa, que se acercó al lugar de los hechos. Tuvo que ser protegido por la Ertzaintza mientras oía gritos que responsabilizaban al PNV de fomentar los atentados con su política de pactos con los proetarras. 

Llovía sobre mojado porque Zarraoa ya presenció la indignación de sus conciudadanos cuando, hace exactamente un mes, estalló a poca distancia otro coche bomba y tuvo la desfachatez de situar los atentados «en el marco inmovilista del PP», asegurando que el Gobierno no había puesto los medios necesarios para la pacificación del País Vasco. 

La oleada de atentados implica un reto para las Fuerzas de Seguridad en el que deben poner todo el empeño y es de esperar que la cooperación con la Ertzaintza, normalizada recientemente, ayude a la persecución y detención de los comandos etarras. Pero la lucha contra el terrorismo tiene también una faceta política, en la que el PNV no puede obviar su responsabilidad. Es preciso reafirmar con palabras y hechos que los terroristas no deben tener ninguna esperanza de conseguir sus objetivos. Las invitaciones a la rectificación del PNV se van convirtiendo ya en ociosas. La sociedad vasca sabe muy bien quién es el enemigo que hay que combatir y, además, como muestra la indignación creciente, cada día está más convencida de que, para ello, es precisa la alternancia en el País Vasco.

Otra Vez
El Cascarrabias La Estrella 25 Julio 2000

ETA no cesa, no se está quieta, vuelve por Guecho con su estallido de dolor. En Camp David se negocia la paz, en Irlanda salen los presos a la calle y en España, bomba viene y bomba va. Nos esperan unas vacaciones más que difíciles. La famosa serpiente de verano está enroscada en el palo de un hacha de guerra que no quiere la paz, sino la muerte. Frente a esto nos quedan la paciencia, la eficacia y la unidad.

El pacto necesario
Editorial ABC  25 Julio 2000

EL nuevo secretario general del PSOE y, desde su nombramiento, jefe de la oposición, ha solicitado tiempo para resolver los problemas internos de su partido y para adoptar las decisiones necesarias para hacer de él lo que no ha sido en los últimos años: un instrumento eficaz de oposición y también de colaboración con el Gobierno. Tiene derecho a ese tiempo imprescindible para imprimir el «cambio tranquilo» al que aspira, y le debe ser concedido.

Pero existen urgentes asuntos de Estado, cuya solución ha venido siendo lamentablemente postergada por el estado de marasmo y de crisis de liderazgo que ha vivido el PSOE en los últimos tiempos. Ésta ha de ser la tarea prioritaria para el nuevo secretario general, incluso por encima de la reorganización y renovación de su partido y del afianzamiento de su liderazgo. Los partidos son medios y no fines en sí. Los fines son la solución de los grandes asuntos de Estado. Antes que la conquista del poder, se encuentra el interés de España.

La entrevista de mañana entre Aznar y Zapatero, que permite augurar un nuevo ambiente de entendimiento, debería conducir a un acuerdo entre los dos grandes partidos sobre los más importantes asuntos de Estado. El primero y más urgente de todos ellos es el relativo a la lucha contra el terrorismo y la defensa de los valores del orden constitucional frente al desafío del nacionalismo separatista. Rodríguez Zapatero ya ha declarado que no cambiará «ni un ápice» la estrategia de su partido en la lucha contra ETA. Y está muy bien que así sea, pero quizá no baste. Sin embargo, ha expresado más reservas sobre la posibilidad de un pacto con el PP para formar un Gobierno regional no nacionalista en el País Vasco. Con independencia de que ese posible acuerdo de Gobierno parece pertinente, lo decisivo es alcanzar la unidad de todos los partidos democráticos, sin más exclusiones que las de quienes amparan, justifican o alientan el terrorismo. No se trata de edificar un frente españolista contra el nacionalismo vasco, sino de crear un frente constitucional contra el terrorismo y los enemigos de la Constitución. Eso no admite ni reservas ni demoras. Es el más grave asunto que amenaza a España.

Mas no es éste el único asunto en el que el entendimiento y el pacto entre el PP y el PSOE resulta urgente. Los problemas de la inmigración también requieren un tratamiento que supere los límites del partidismo. Lo mismo cabe decir de la postergada reforma de la Justicia, que continúa siendo una de las más flagrantes deficiencias de nuestro sistema institucional y motivo de las más amargas y reiteradas quejas de la mayoría de los ciudadanos. O de la recuperación del diálogo para sentar las bases de un nuevo pacto autonómico, la reforma del Senado, la del régimen de financiación de los partidos políticos o la modificación del sistema electoral.

El partidismo ha de tener unos límites infranqueables. Ni el Gobierno puede abusar de la mayoría absoluta, ignorando que gobierna también a millones de ciudadanos que no le han votado, ni la oposición puede eludir el carácter minoritario de la adhesión ciudadana a su programa y a sus ideas, ni ceder a la tentación de pensar que cuanto peor le vaya a España mejor le va a ella como oposición. Del acierto a deslindar entre el ámbito en el que debe oponerse y aquél en el que ha de colaborar lealmente, depende tanto el bien de la Nación como la reconstitución del PSOE y su conversión en verdadera oposición, así como su consolidación como alternativa de Gobierno. El nuevo secretario general no debe olvidar que la España que, en su día, si así lo deciden los ciudadanos, tendrá que gobernar será la misma que deje el PP.

No le ha de faltar ni tiempo ni comprensión a Rodríguez Zapatero, pero algunos grandes asuntos de Estado no pueden esperar y es preciso recuperar cuanto antes el tiempo perdido.

Efectos y causas
Por José Cavero Libertad Digital 25 Julio 2000

A mi amigo, "vasco en el exilio", se le ocurre una maldad, cuando termina de leer el reportaje publicado en "El Correo Español-El Pueblo vasco", primer periódico de Euskadi. Acaba de leer que "la ocupación turística cae este verano en Euskadi. Desciende la reserva de habitaciones en los hoteles tras la euforia que vivió el sector el año pasado. Negocios y clientes achacan el descenso de visitantes al final de la tregua de ETA".

Calla unos segundos mi amigo, el vasco en el exilio, y suelta la maldad: A alguno de por allá se le podría ocurrir una visita a la plantación de árboles del bosque de Oma, del escultor Agustín Ibarrola, descuartizada y repintada por los bárbaros. E incluir seguidamente, en esta excursión turístico-artística a los caballos que le acaban de pintar con insultos al concejal de Amurrio, del PP, Santiago Abascal.

A lo mejor esa ruta anima a los turistas a contemplar el Euskadi de los bárbaros más bárbaros que en el mundo han sido.

Santiago
Dalmacio NEGRO La Razón 25 Julio 2000

En el siglo XVII hubo en España una tumultuosa querella en torno al patronazgo del apóstol Santiago, cuando se quiso instituir un segundo patronazgo a favor de la santa castellana Teresa de Ávila. Don Francisco de Quevedo «caballero profeso de la orden de Santiago», uno de los polemistas a favor «del santo Apóstol, solo y singular patrón de las Españas», escribió un famoso Memorial por el patronato de Santiago y por todos los santos naturales de España en favor de la elección de Cristo nuestro Señor. Fue autor también de Su espada por Santiago solo y único patrón de España..., que quedó inédito; en él decía al rey: «Yo escribí por Santiago como parte; y padezco libelos donde, sin nota de mi nación, no debí temer respuesta sino de África. Defiendo yo al Apóstol, y persiguen mis costumbres y los estudios de que tengo arrepentimiento, no satisfacción». Rechaza, por cierto, el argumento a favor de la santa de «ser natural de España», pues, «en los santos no hay patria, y menos estando en la patria; ni estas cosas participan de carne y de sangre, ni puede ni debe excluir la tierra al cielo; eso es negar las honras a los santos porque no son de este lugar y dárselas porque son dél», es decir se les convierte en fetiches. Quizá barruntó algo de lo que podía pasar en nuestros días.

    En la España actual, donde prevalece la cultura liberadora y cosmopolita del «Gran Hermano» sobre la histórica y nacional, si llegara a suscitarse una disputa parecida sobre el hecho de que, después de siglos Santiago haya dejado de ser el patrón de España, quedando arrinconado su patronazgo en Galicia, parecería más que una nimiedad una prueba contundente de estar out o incluso de atentado directo o indirecto a la Consitución (¿por cierto, en cuántos países se consagra un día de fiesta a la Constitución como si fuera un texto sagrado?).

    El Estado, en tanto máquina, es de suyo antitradicional; pero como se ve en tantos Estados bien constituidos, no tiene por qué oponerse, no ya a la religión, sino a la tradición nacional, pues lo nacional, si no es ideológico es tradicional. Por eso, el hecho de que la Iglesia siga considerando festivo, «de precepto», el día de Santiago, por muy aconfesional que sea el Estado «resultante», según feliz expresión de don Felipe González, de las Autonomías, y que después de haber sido festejado durante siglos por el poder público de la Nación española como patrón de España, ya no lo sea, sintetiza simbólicamente muchas cosas y dice mucho acerca de lo que no pasa, como decía Ortega, de lo que está pasando o incluso de lo que puede pasar. Por lo pronto, es una anomalía que, mientras cada una de las Autononomías tiene su santo patrón propio, sea por razones religiosas, por tradición o mirando por los votos electorales, España, como un Estado, carezca de él. De lo que se deduce que, en tanto una Nación, la nacionalidad española sigue estando vinculada a la Iglesia, como por otra parte ha sucedido siempre. Esta es, precisamente, una causa fundamental de la debilidad del sentimiento político de la Nación existente en España y de que el nacionalismo hispano tenga que ver mucho con la religión. El Estado, en cuando Estado-Nación, ha sido incapaz suscitarlo, y así, cuando se requiere caracterizar la nacionalidad española en el concierto de las naciones, hay que contar con el factor religioso. Por eso se explica también la creciente desnacionalización del Estado y que el normal nacionalismo legítimo integrador de España, haya dejado paso a los cada vez más difundidos (¡Madrid una autonomía!) e intensos sentimientos nacionalistas paricularistas, en los que, como se sabe, en los más radicalizados el clero ha tenido y sigue teniendo una parte muy principal.

    El Estado, como forma política está en declive, pero la Nación está en auge. Sin ir más lejos, es mucho más probable que la Europa futura sea una especie de sociedad de naciones que no de Estados, forma incompatible con la unidad europea si llegara a producirse. España, según están las cosas, dada la imparable desnacionalización del Estado, podría quedarse sin Estado y sin Nación, sin otra identidad que su figura de piel de toro.

Lepanto y cierra España
Bruno AGUILERA La Razón 25 Julio 2000

El 25 de julio, a pesar de los fervientes anhelos de algunos nacionalistas, sigue siendo una fecha señalada para España. Quizás porque, según cuenta la leyenda, hace ya once siglos que el apóstol Santiago, montado en blanco corcel, ayudó a los cristianos a ganar la batalla de Clavijo contra unos sarracenos que en aquél entonces ocupaban la mayor parte de la Península. 

Hoy las tornas han cambiado y son los musulmanes norteafricanos quienes se encuentran en franca desventaja, sobre todo cuando tratan de acceder a nuestras costas enrolados en esas pateras que fletan los traficantes de esclavos del año 2000 después de Cristo. Esos mafiosos de uno y otro lado del Estrecho que se enriquecen con la miseria ajena. Lo que me hace pensar que el apóstol compostelano hoy no ayudaría a los cristianos sino a los mahometanos, por aquello de que uno de los atributos de la santidad es defender al más débil, abstracción hecha de su credo o religión. 

Aunque pensándolo mejor es posible que nuestro santo patrón reserve sus energías para defender a los españolitos que soportan con paciencia, y cada vez con menos resignación, los excesos de quienes en vez de a gobernar, 25 años después de muerto Franco, siguen dedicando todas sus ansias y energías a aniquilar, exterminar y erradicar hasta el último vestigio que pueda quedar de españolidad en sus respectivos feudos. Tarea vana e inútil, no sólo porque la historia siempre acaba resurgiendo sino porque el personal empieza a estar harto de la inoperante y carísima maraña que constituye esa burocracia autonómica que lenta pero seguramente va hundiéndonos a todos en la más absoluta de las bancarrotas. 

Y si no que alguien me diga, ahora que el honorable Pujol ha perdido la llave del gobierno de Madrid, a qué va a recurrir la Generalidad catalana para enjugar el pavoroso déficit crónico que sufren sus finanzas. Máxime cuando el eje Madrid-Valencia está empezando a arrasar y la actividad económica se retira «poc a poc» de la agradable Cataluña y de ese entrañable País Vasco que el egregio estadista Javitxu Arzallus, tras ímprobos esfuerzos, ha conseguido sumir en una cruel guerra civil. Inefable hazaña. 

Menos mal que nos queda la esperanza de que la ineluctable crisis económica que se cierne sobre vascos y catalanes sea fatal para esos despotismos nacionalistas que, comprensiblemente, no pueden sobrevivir sin la mamandurria subvencionada. Situación frontalmente opuesta al espíritu de la Unión Europea y que afecta cada vez más gravosamente al bolsillo del sufrido contribuyente, que no entiende por qué debe sufragar ese onerosísimo clientelismo presupuestario. Aunque quizás no haga falta esperar tanto pues en la España profunda la ciudadanía empieza a sublevarse cada vez más abiertamente contra la dictadura nacionalista.

    Así que con un poco de suerte la historia puede repetirse y la inoperancia de algunos gobiernos propiciar una reacción popular contra la falta de sentido común y la arbitrariedad de que hacen gala algunos sátrapas locales. Los síntomas son aún apenas perceptibles, sin embargo existen y a quienes todavía no hemos perdido la esperanza de que retorne la cordura pueden depararnos alguna grata sorpresa. 

Como la que se ha llevado un servidor cuando ha leído en el diario local de un pequeño pueblo mediterráneo, sometido a ese proceso tan democrático que es la normalización lingûística, que una iniciativa municipal dirigida a sustituir el nombre de la calle Lepanto de dicha localidad por el de un ilustre lugareño totalmente desconocido -al menos para quien suscribe- ha tropezado con la oposición frontal de los vecinos, que no entienden que para mantenerse nacionalísticamente puros tengan que renunciar a su brillante pasado. 

Al final el Ayuntamiento se la ha tenido que envainar y la calle en cuestión mantendrá el nombre de la gran victoria naval obtenida por Don Juan de Austria, por clamorosa unanimidad vecinal. Así que desde mi estival retiro, distinguidos lectores, en este glorioso día de Santiago pido licencia para gritar: «Lepanto y cierra España».

ETA atenta por segunda vez en un mes contra los empresarios vascos en Guecho
BILBAO. I. Souto ABC  25 Julio 2000

Un potente coche bomba hizo explosión ayer en Guecho (Vizcaya) junto a la vivienda de la senadora del PP y consejera del BBVA Pilar Aresti, que resultó ilesa, cerca de donde ya estalló otro automóvil hace hoy un mes. El consejero de Interior del Gobierno Vasco, Xabier Balza, confirmó que ella era el objetivo de los terroristas. A consecuencia del estallido resultaron heridas ocho personas. Cinco minutos antes se recibieron dos llamadas en nombre de ETA en la Policía Municipal y en el diario «Gara» anunciando un «ataque contra la oligarquía vasca».  

ETA colocó ayer un coche bomba en la calle José Amman de Neguri, cuyo objetivo era la senadora del PP Pilar Aresti. Aunque el artefacto sólo causó ocho heridos tenía potencia como para provocar una masacre. Los cinco minutos de antelación con que avisó ETA no fueron suficientes para desalojar la zona. «Sólo nos ha dado tiempo a irnos a la parte posterior de la casa y tumbarnos», relató Aresti, que también es consejera del BBVA.

El consejero de Interior del Gobierno vasco, Xabier Balza, confirmó que el Fiat Tipo con matrícula de San Sebastián en el que los terroristas habían colocado cincuenta kilos de explosivos iba destinado a Aresti.
El propio responsable de Interior explicó cómo ante la falta de tiempo las Fuerzas de Seguridad no tuvieron tiempo de desalojar a los vecinos. Incluso, uno de los heridos es uno de los ertzainas que estaba acordonando la zona y avisando puerta por puerta del inminente peligro.

«A ETA no le importa las muertes que causa, es una ofensiva en la que programa sus actuaciones con independencia de otras voluntades», dijo, para agregar que este atentado no supone una respuesta a la reunión de la comisión de coordinación policial, «sino que la coordinación policial es precisamente respuesta a este tipo de atentados terroristas».

A pesar de todo sólo hubo que lamentar daños materiales en cuarenta viviendas y ocho heridos leves por el impacto de cristales y crisis nerviosas.

Sin embargo, la tensión en los alrededores era muy grande, ya que los familiares de las personas que viven en la calle José Amman intentaban acceder a las casas de sus hijos o hermanos, sin que se lo permitiera el cordón policial, en el que ni los policías municipales, ni los ertzainas tenían certeza del alcance de lo ocurrido hasta casi una hora después de la explosión.

INSULTOS AL ALCALDE, DEL PNV
La llegada del alcalde de Guecho, el peneuvista Iñaki Zarraoa, no fue muy bien recibida por algunos de los afectados, que en medio de un clima de enorme tensión, le increparon. Había una sensación de impotencia y de acoso entre quienes viven en los alrededores de la calle José Amman y buscaban ayer a sus hijos que estaban montando en bicicleta por esa zona tranquila de Neguri o a sus hijos que tenían que pasar a la hora de la explosión por el mismo lugar para volver a casa.

Pilar Aresti estaba en su casa en el momento de la explosión, según relató a ABC la presidenta del PP de Guecho Marisa Arrúe, que había hablado con ella poco después de haber estallado el coche bomba. Se encontraba tranquila, según nos dijo Marisa Arrúe, pero dando «gracias a Dios» porque los daños, muy grandes en su vivienda, sólo fueran materiales.

Pilar Aresti había asistido por la mañana a la Junta directiva del Partido Popular en Madrid y había regresado poco antes del atentado. En el momento de hacer explosión el coche bomba, a las ocho y veinte de la tarde, la senadora se encontraba todavía deshaciendo las maletas.

DOS LLAMADAS DE AVISO
A las ocho y cinco, según informaron a ABC fuentes de la Ertzaintza, la Policía municipal de Guecho y el diario Gara recibieron una llamada en nombre de ETA en la que se les advertía que iba a explosionar de forma inminente un coche bomba en la calle José Amman y que se trataba de un «ataque contra la oligarquía vasca».

La Policía municipal y la Ertzaintza estaban acordonando la zona cuando hizo explosión el coche bomba. Realmente, no han podido ser menores las consecuencias de este atentado, aunque los daños físicos en las viviendas sean muy grandes, ya que en la casa de enfrente de Pilar Aresti, donde no viven personas con cargos políticos, ni empresarios relevantes, varias viviendas estaban totalmente destrozadas, posiblemente porque al ser la vivienda más alta que la de enfrente, le alcanzaría más de lleno la onda expansiva.

La explosión y la humareda se oyó en todo Neguri. En seguida los vecinos de la zona pensaron en un coche bomba y el humo negro que siguió al ruido lo corroboraba. A menos de un kilómetro de allí había explotado sólo hace un mes, el domingo 25 de junio, en la calle Manuel Smith de Las Arenas, otro vehículo cargado de explosivos.

Arrúe comentó a ABC que el problema es que «a toda esta gentuza se la deja actuar» y que los «no nacionalistas sufrimos un auténtico acoso, que tiene que hacer pensar a los nacionalistas que no están de acuerdo con eso».
Marisa Arrúe dice que «en estos momentos ETA está atacando fuertemente contra los demócratas y estamos teniendo una suerte terrible, porque tanto en el otro atentado de Guecho como en este gracias a Dios no ha habido consecuencias graves, pero con esta gentuza estamos en la cuerda floja».

Vecinos de Guecho intentan agredir al alcalde del PNV tras colocar Eta otro coche-bomba en Neguri
El artefacto iba dirigido contra la senadora del PP Pilar Aresti, que resultó ilesa
Ocho personas resultaron heridas, una de las cuales necesitó ser trasladada al Hospital de Cruces, en Bilbao, al estallar un coche-bomba en la tade-noche de ayer en la localidad vizcaína de Guecho, en el barrio residencial de Neguri, junto a la residencia de la senadora del PP Pilar Aresti. La explosión se produjo sobre los ocho y cuarto de la noche. Previamente, tanto la Policía local como el diario «Gara» habían recibido una llamada en la que se alertaba sobre la colocación del vehículo, un Fiat Tipo matrícula de San Sebastián. La agentes de la policía, sin embargo, no tuvieron tiempo de desalojar las viviendas, aunque sí de acordonar la zona, lo que evitó que hubiese víctimas mortales.
Redacción - Bilbao .- La Razón 25 Julio 2000

Sobre las ocho de la tarde, el diario «Gara» y la Policía local de Guecho recibieron una llamada de una persona, que dijo hablar en nombre de Eta, en la que se les avisaba de la inminente explosión de un coche bomba que había sido estacionado a la altura del número 20 de la calle José Amann, junto a la avenida Neguri, al lado de la residencia de la senadora del PP Pilar Aresti. La llamada, sin embargo, no precisaba a qué hora se iba a producir la explosión.

    Pocos minutos después, varias ambulancias y efectivos de la Ertzaintza se desplazaron hasta el lugar donde había sido aparcado el vehículo, un Fiat Tipo, matrícula de San Sebastián, del que, al cierre de esta edición, aún no se sabía si portaba placas falsas. A su llegada a la avenida Juan Amann, los efectivos de la Policía autónoma vasca procedieron a acordonar la zona, para evitar el tránsito de vehículos y de viandantes, pero no tuvieron tiempo suficiente para desalojar los edificios contiguos. Sobre las ocho y cuarto de la tarde, el coche bomba, cargado con 50 kilos de explosivos explotó, causando graves destrozos a los edificios colindantes y dejando heridas, con varios cortes, a cuatro personas. Otras cuatro más, según precisaron las mismas fuentes de la Ertzaintzas y de DYA, hubieron también de ser atendidas después de sufrir importantes crisis nerviosas a causa de la detonación del vehículo. Dos de estas ocho personas fueron evacuadas al Hospital de Cruces, en Bilbao.

    Entre las personas afectadas por la explosión del artefacto se encuentra un agente de la Ertzaintza que resultó herido en un oído cuando se encontraba realizando su trabajo, ya que los agentes tuvieron que ir puerta por puerta avisando a los vecinos que se colocaran en la parte más protegida de la casa para evitar en lo posible daños personales.

    Minutos después de que se produjese la primera detonación, varias dotaciones de artificieros de la Policía (TEDAX) se desplazaron hasta el lugar de los hechos para inspecccionar la zona en previsión de que hubiese algún otro vehículo cargado con explosivos. Al cierre de esta edición, no obstante, no se había encontrado ningún vehículo más. Por su parte, la Ertzaintza intenta aclarar la procedencia del vehículo utilizado para cometer el atentado, investigando si existe o no una denuncia del robo.

    La senadora del PP Pilar Aresti, junto a cuya casa estaba estacionado el vehículo, resultó ilesa. En el momento de la explosión, se encontraba deshaciendo las maletas, ya que en la mañana de ayer había viajado a Madrid para participar en la Junta Directiva Nacional del Partido Popular. Aresti explicó, pasada la tensión propia del momento, que desde que fue avisada de la existencia del coche-bomba cerca de su casa hasta que este explotó «sólo nos ha dado tiempo a irnos a la parte posterior de la casa y tumbarnos».

    Pilar Aresti es senadora del Partido Popular por Vizcaya desde las pasadas elecciones del 12 de marzo y representa a su partido en las Juntas Generales de esta provincia. Es además miembro en la Cámara Alta de las comisiones de Defensa y de Educación, Cultura y Deporte. Así, desde sus diferentes cargos, a lo largo de su dilatada vida política ha llevado a cabo una clara defensa de la paz y la tolerancia y, desde hace 22 años, lucha por la democracia en el País Vasco.

    La proximidad de la calle donde se produjo la explosión con el Ayuntamiento de la localidad vizcaína, apenas distan quinientos metros, facilitó el desplazamiento hasta el mismo del alcalde de Guecho, Iñaki Zarraola, del Partido NacionalistaVasco, y del diputado foral de Acción Social de Vizcaya Ricardo Ansotegui. A sus llegada, varios de los vecinos que se habían concregado en la calle abuchearon a ambos dirigentes, a los que acusaron de ser artífices de esta situación.

    Con esta acción, Eta arremete de nuevo contra los empresarios vascos que residen en el barrio guechoarra de Neguri. Este atentado de la banda terrorista podía haber sido una «masacre», como pueso de manifiesto la senadora popular. A las ocho de la tarde, este barrio se encontraba transitado por multiud de vecinos, no sólo los que residen en el barrio, sino multitud de ciudadanos de Guecho que pasean por la zona marítima, cercana a Neguri.   

Campaña de verano
Esta nueva acción terrorista perpetrada por Eta, se produce justamente un mes después de la que banda terrorista hiciera explosionar otro coche de similares características, en las primeros minutos del 25 de junio en la calle Manuel Smith, del mismo municipio vizcaino.

    En este último mes, Eta ha hecho explotar cuatro coches-bomba -dos en Getxo (Vizcaya) y otros dos en Madrid y Agreda (Soria)-, colocó dos bombas-lapa, cuyos objetivos resultaron ilesos al fallar el dispositivo y asesinó al concejal del Partido Popular de Málaga, José María Martín Carpena.

    Eta comenzó su campaña de verano el pasado 25 de junio haciendo explosionar a las 00.25 horas, un coche bomba en la calle Manuel Smith de Gecho, que no provocó víctimas mortales porque avisó quince minutos antes a la DYA y al diario «Gara». El coche bomba contenía más de 50 kilos de cloratita reforzada con dinamita. El objetivo que Eta perseguía era el de atemorizar a un «colectivo social con potencial económico», según el consejero vasco de Interior, Javier Balza. En la llamada de ayer al «Gara», los terroristas dijeron también que el atentado iba contra la «oligarquía vasca».

    Doce días después, el 7 de julio, la banda terrorista colocó una bomba lapa en los bajos de una furgoneta que conducía la hija del empresario de hostelería en Ordicia Juan Bautista Rubio Beloki. El paquete estaba compuesto por un kilo de explosivo procedente del que Eta robó en Bretaña (Francia). Los artificieros de la Policía vasca pudieron comprobar que el detonador de la bomba se había activado, pero el explosivo no llegó a deflagar, por lo que no estalló.

    Ese mismo día un artefacto explosionó en la delegación del diario «El Correo» en Vitoria, causando únicamente daños en la puerta del periódico, que quedó destrozada.
   
En Callao
Posteriormente, el miércoles 12 de julio, los etarras colocaron un coche-bomba en la calle de El Carmen de Madrid, que estalló a las seis y media de la mañana entre los edificios de El Corte Inglés y la FNAC. Estaba cargado con 20 kilos de dinamita y como consecuencia de la explosión resultaron heridas nueve personas, aunque sólo una con carácter grave: un indigente israelí.

    Al día siguiente, a las 04.00 horas de la madrugada explotó en la puerta del diputado navarro José Cruz Pérez Lapazarán, un artefacto de fabricación casera compuesto por dos bombonas de camping gas, de unos 190 gramos.

    La banda terrorista asesinó el 15 de julio por la tarde en Málaga a Martín Carpena y al día siguiente a las 14:40 hizo estallar una furgoneta-bomba en Ágreda, que además de daños materiales causó heridas a la mujer de un agente de la Guardia Civil.

    La banda terrorista ha intensificado sus ataques en las últimas semanas, intentando demostrar al Gobierno y a la sociedad española que dispone de potencial suficiente para asesinar en cualquier lugar del territorio nacional.    

Sexto atentado en la escalada terrorista de las últimas dos semanas
El coche-bomba que explosionó ayer cerca de la casa de la senadora del PP Pilar Aresti, en Gecho, es el sexto atentado de Eta en las últimas dos semanas, y el número trece tras la ruptura de la tregua. Un total de seis personas han muerto en las acciones de la banda terrorista durante este año.
  
    El anterior atentado fue el pasado 19 de julio y consistió en la colocación de una bomba-lapa en Málaga en el vehículo del vicesecretario general del PSOE de Andalucía, José Asenjo, que no llegó a estallar. Esta acción terrorista tenía lugar cuatro días después de que ETA asesinara en esta misma ciudad al concejal del PP José María Martín Carpena de seis disparos, en presencia de su mujer y su hija.

    El pasado día 12, un coche-bomba, cargado con unos 20 kilos de explosivos, explotó a las 6.30 horas en la calle del Carmen de Madrid, en pleno corazón comercial de la capital, e hirió a diez personas aunque sólo una de ellas tuvo que ser ingresada en un centro hospitalario.El 16 de julio, ETA atentó de nuevo contra la Casa Cuartel de Agreda (Soria) con un coche bomba que contenía entre 25 y 30 kilos de explosivos.

    Además, el día 18, se produjo una explosión que causó daños materiales en una galería de alimentación y un cajero anexo de la Caja Vital en Vitoria.

«¿Creen estos canallas que con tiros en la nuca van a conseguir sus objetivos?»
BILBAO. ABC  25 Julio 2000

«¿Creen estos canallas que pegando tiros en la nuca van a conseguir sus objetivos políticos?». Esta es la pregunta que hacía el presidente del PP vasco, Carlos Iturgaiz, tras visitar anoche a la senadora de su partido Pilar Aresti después de que ETA explosionara un coche bomba en la puerta de su casa en Guecho. El PNV «sólo está dando cobertura a ETA y HB», añadió.

El presidente de los populares vascos, Carlos Iturgaiz, insistió una vez más en que «no basta con que el PNV se lamente» e invitó a este partido a «tomar una nueva posición con sus colegas de Estella». En referencia a EH, aseguró que «mientras el PNV siga enrocado con ellos sólo va a conseguir que se sigan poniendo más bombas y pegar tiros en la nuca».

Tras ver los destrozos ocasionados por la explosión del coche bomba, el dirigente popular señaló que «lo único que están consiguiendo es que nos afiancemos en nuestra posición y sigamos trabajando».
Iturgaiz, que insistió que «ETA y HB son lo mismo», pidió a la coalición abertzale que «no hable más en nombre de los vascos porque este pueblo ya ha hablado y lo que quiere es que desaparezcan ETA y sus colegas».
Por su parte, la presidenta del Senado, Esperanza Aguirre, señaló tras hablar con la senadora Aresti que esto «supone un atentado contra el Senado en su conjunto».

El Gobierno vasco, a través de su portavoz, Josu Jon Imaz, condenó también anoche de manera «clara y rotunda» el atentado «incalificable» perpetrado en Guecho.

En una comparecencia junto con el alcalde de Guecho, Iñaki Zarraoa, y el consejero de Interior del Gobierno vasco, Javier Balza, el portavoz del Ejecutivo autónomo transmitió su solidaridad a los heridos, a Pilar Aresti, objetivo del atentado, a quien calificó de «representante del pueblo», y a su partido, el PP.

Imaz, que demandó a la sociedad apoyo para las personas que están siendo víctimas de ataques y amenazas, puso de manifiesto que a los demócratas «lo que nos une, el respeto al derecho a la vida es más de lo que nos separa. Este -dijo- es un principio básico que hay que respetar».

El portavoz del Gobierno vasco calificó de «execrable» la violencia y señaló que desde un punto de vista político, su uso «es inútil» y demandó a ETA que «abandone esta vía y oiga la voz de la sociedad vasca, que le exige que abandone la violencia».

Imaz señaló, asimismo, que el Gobierno vasco está a disposición de las personas que han sufrido daños materiales en el atentado para tratar de resarcirles de los mismos.

Por otro lado, la Junta de Portavoces del Ayuntamiento de Guecho se reunirá mañana miércoles. En la reunión el alcalde propondrá, además de la aprobación de un comunicado de condena al atentado, la celebración de una concentración de rechazo ante el Consistorio.

El alcalde, Iñaki Zarraoa, del PNV,que fue increpado ayer cuando llegó al lugar de los hechos, expresó su condena «más rotunda» y puso de manifiesto que «no hay justificación para estas barbaridades».
El presidente del Foro de Ermua, Vidal de Nicolás, dijo que es «un acto más de esta barbarie nazi».

Vecinos de Neguri increpan e insultan al alcalde, Iñaki Zarraoa
«Esto es lo que fomentáis», espetaron los residentes del barrio getxotarra al representante del PNV a su llegada anoche al lugar del atentado
ELISABETH GARCIA El Mundo 25 Julio 2000

BILBAO.- «Desgraciadamente, hasta los niños reconocen el sonido de una bomba; es terrible». Así se expresaba una vecina del barrio de Neguri que, como todos los demás, se mostraba indignada por el nuevo atentado. Indignados y asustados, hasta el punto de que intentaban desahogar su frustración contra el alcalde de Getxo, Iñaki Zarraoa, al que recibieron con insultos y gritos; y es que «no goza de muy buena consideración en esta zona», según una ciudadana de Getxo.

La Ertzaintza tuvo que impedir que los vecinos llegaran a las manos, pero las descalificaciones al edil del PNV no las pudo acallar nadie, e incluso le exigieron su dimisión argumentando: «Esto es lo que fomentáis».

No es el primer incidente de estas características que protagonizan los vecinos de esta zona. Tras el atentado perpretado por ETA hace exactamente un mes, ya hubo tensiones porque Zarraoa señaló que era «tremendamente injusto» responsabilizar al PNV de las acciones de ETA. Asimismo, el alcalde de la localidad vizcaína achacó el fracaso del denominado proceso de paz al Gobierno central.

«Por desgracia, el camino intentado no ha contado con los recursos suficientes para ponerse en marcha, que son competencia de Madrid», manifestó al tiempo que situaba el atentado de ETA «en el marco inmovilista» del PP.

Críticas a Arzalluz

También el presidente del PNV, Xabier Arzalluz, se llevó las críticas de un barrio en el que residen mayoritariamente empresarios que, como dicen algunos vecinos, «están tan amenzados por ETA como los políticos del PP». Sin dejar lugar a la duda, un testigo declaraba: «Por supuesto que Pilar Aresti había recibido amenazas, como todos los del Partido Popular».

El hartazgo ante estos atentados era patente: «Me da vergüenza ser vasca» y «le tengo tanta manía a mi pueblo...», espetaban algunos ciudadanos. Y una vez más, un exigencia: «que los políticos hagan algo, porque manifestarse ya no vale de nada y ellos son los únicos responsables».

Los getxotarras se agolpaban anoche alrededor de las casas afectadas por el coche bomba, la mayoría preocupados por el estado de sus familiares y conocidos.

Aparte de las caras de precupación y los lamentos por no poder acceder a la zona acordonada a abrazar a sus seres queridos durante toda la noche, algunos todavía expresaban su asombro: «Lo extraño es que no haya habido ningún muerto» comentaba un señor al contemplar hasta donde había llegado la onda expansiva.

Por si a alguien le quedaban dudas de las consecuencias que podría haber tenido este atentado, varios niños que paseaban en bici por el lugar se acercaban a sus padres con los restos del coche bomba.

De paso a la playa

Los transeúntes de esta zona, muy frecuentada por personas que acuden a la playa de Ereaga, mostraban su preocupación: «Si llego a vivir yo ahí, estoy ahora con la metralleta o en el manicomio» indicaba una señora.

Afortunadamente, aseguraba, ella no vivía allí; pero otras personas sí que intentaban volver a sus domicilios tras una jornada de trabajo y se encontraban con que la Ertzaintza les prohibía acceder «por su propia seguridad». Así, unas ocho familias en un inmueble afectado, un vecino enfermo de Alzheimer e incluso una residencia de disminuidos físicos sufrieron ayer el ataque.

También había quien apelaba a la tolerancia: «No hay derecho a que por ser de un partido político y por pensar diferente, por ejemplo, del señor Arzalluz, te hagan esto» manifestaba una getxotarra.

Uno de los etarras huidos fue profesor en la ikastola de las hijas de Ibarretxe
BILBAO. I. Souto ABC 25 Julio 2000

La Comisión Permanente integrada por representantes de la Guardia Civil, la Ertzaintza y la Policía Nacional se estrenó ayer con el análisis de los datos incautados a ETA en Vitoria en el piso franco en el que se escondían tres terroristas. Uno de ellos, Diego Uriarte, dio clases el curso pasado en la ikastola donde estudian las hijas del lendakari Juan José Ibarretxe.

Según confirmó ayer ABC en fuentes de la Presidencia del Gobierno vasco, Diego Ugarte López-Arcaute, de 30 años y nacido en Vitoria, era profesor de inglés en la ikastola privada Olavide, donde estudian las hijas de Juan José Ibarretxe. No obstante, las hijas del lendakari ingresaron en este centro el pasado mes de septiembre, ya que hasta entonces estaban en Llodio, por lo que no llegaron a coincidir con el presunto etarra como profesor, al terminar éste su trabajo en la ikastola el anterior curso escolar.

Diego Ugarte, Luis Mariñelarena Garciandía y Asier Carrera Aranzana, identificados como ocupantes del piso franco de la banda terrorista desmantelado en Vitoria, no tienen causas pendientes en la Audiencia Nacional.

Para analizar la documentación encontrada en esta vivienda se reunió ayer, por primera vez, la recién creada Comisión Permanente, que está integrada por representantes del Cuerpo Nacional de Policía, Guardia Civil y Policía autónoma vasca. Entre la documentación hallada por el CNP se encuentran datos sobre los movimientos del diputado general de Álava, Ramón Rabanera; del alcalde de Vitoria, Alfonso Alonso; del teniente de alcalde, Miguel Ángel Echeverría, los tres del PP; del secretario general de Unidad Alavesa, Pablo Mosquera, y dirigentes socialistas, así como militares.

Mientras, la violencia callejera continuó en la madrugada de ayer con el incendio de una oficina de la empresa de seguros Mapfre en la calle Urki, de Éibar (Guipúzcoa). Los proetarras arrojaron varios cócteles molotov.

Ayer seguía en estado grave en el hospital bilbaíno de Cruces el policía municipal de Arrigorriaga Ángel Ruiz Otero, que recibió el impacto de un cóctel químico, cuando intentaba impedir el incendio de un cajero por parte de un grupo de radicales. Ese cóctel químico es más destructivo que los cócteles molotov, al contener un ácido que se pega en la piel y que destruye los tejidos incluso después de apagado el fuego.

CiU y BNG se unen al PNV al acusar a España de «siglos de opresión»
SANTIAGO DE COMPOSTELA. A. Aycart ABC 25 Julio 2000

Los tres partidos firmantes de la Declaración de Barcelona, PNV, CIU y BNG acusaron a España de «siglos de opresión» a Galicia, Cataluña y País Vasco, en el manifiesto que hicieron público ayer en Santiago de Compostela. El texto en defensa de las tres lenguas y culturas, dice oponerse, sin embargo, a la manipulación de la Historia.

El documento propugna una concepción «plurinacional» de España y arremete contra el Gobierno, a quien acusa de «atacar al nacionalismo y anular la diversidad nacional». El manifiesto, elaborado por el equipo de lengua y cultura de la Declaración de Barcelona, intenta replicar el informe elaborado recientemente por la Real Academia de la Historia sobre el estudio de esta disciplina en las diferentes Comunidades autónomas.

Los representantes de los tres partidos recuerdan lo que definen como «difícil trayectoria» de sus pueblos, lenguas y culturas propias, para rechazar textualmente «la represión de que fueron objeto durante siglos por parte de aquel Estado Español que se fundamentaba en el uniformismo y el centralismo».

MANIPULACIÓN MÍTICA
Los firmantes del documento que se negaron a responder a preguntas de la Prensa, señalan en el texto que los tres pueblos «no pueden ser minusvalorados, deformados o ignorados bajo la manipulación mítica de una historia oficial, empeñada en convencernos de que sólo existe, y siempre fue así, una sola nación, la española».

El manifiesto, escrito en gallego, vascuence, catalán y castellano denuncia que el Gobierno intente reforzar esa primacía en el sistema educativo, sin tener en cuenta las diversas realidades nacionales, las competencias propias y el carácter plural que deben caracterizar la investigación y la enseñanza de la Historia», para insistir en que una política gubernativa en esta materia «no puede estar destinada a impedir un conocimiento y una información que puede servir para terminar con los prejuicios alimentar la conciencia de la pluralidad del Estado y potenciar el espíritu de convivencia».

Los tres partidos firmantes achacan la manipulación «al interés ideológico y político que mueve al Gobierno en este asunto, que es contrario a una concepción de la democracia como pluralidad, contrario a la libertad de investigación y docencia y parece estar guiado solo por la obsesión de atacar al nacionalismo».

Declaración de Barcelona: «Nosotros no imponemos nada»
BNG, PNV y CiU leyeron en Santiago un manifiesto en defensa de la pluralidad
ANIBAL C. MALVAR El Mundo 25 Julio 2000

SANTIAGO.- «Nosotros no imponemos nada a los demás, simplemente queremos para nuestras lenguas y culturas (...) impulsar y consolidar procesos de normalización». La respuesta de los partidos formantes de la Declaración de Barcelona (Bloque Nacionalista Galego, Partido Nacionalista Vasco y Convergència i Unió) a lo que consideran actitudes «involucionistas» por parte del Gobierno de José María Aznar ante el desarrollo de las nacionalidades, estuvo marcada por la más absoluta moderación.

El manifiesto por la pluralidad cultural redactado por la comisión de Lengua y Cultura de la Declaración de Barcelona fue leído en Santiago de Compostela, ayer, por el diputado del BNG Francisco Rodríguez.

El informe de la Real Academia de la Historia sobre la educación en Galicia, Euskadi y Cataluña, en el que se sugerían presuntas manipulaciones pro nacionalistas en la enseñanza de la Historia, inspiró la reacción de la Declaración de Barcelona reflejada en este informe.

«Nuestros pueblos son pueblos con historia propia. No pueden ser minusvalorados, deformados o ignorados bajo la manipulación mítica de una historia oficial, empeñada en convencernos de que sólo existe una nación, la española, y de la que debemos aceptar resignadamente su versión y el papel que en ella se nos asigna a cada uno de nosotros», leyó Rodríguez.

A la lectura asistieron Alberto Ansede y Pilar García Negro por parte del BNG; Josune Ariztondo y Xabier Aizpuria, del PNV; Joaquim Ferrer, Ignasi Guardans y Olga Lombarte, por parte de CiU.

El texto era todo lo que tenían que decir los firmantes al respecto. Olga Lombarte salió literalmente corriendo cuando los periodistas se acercaron a pedirle unas declaraciones.

«La política gubernativa en esta materia [la Historia] está destinada a impedir un conocimiento y una información que puede servir para terminar con los prejuicios, alimentar la conciencia de la realidad plural del Estado y potenciar el espíritu de convivencia que reclamamos y promovemos los partidos firmantes de la Declaración de Barcelona».

Nota del Editor: no nada igual a todo
25 Julio 2000

Hace algún tiempo el gran Antonio Mingote publicaba un chiste en ABC sobre los nacionalistas "moderados", donde una señora le respondía a su interlocutor que ella estaba también moderadamente embarazada. A pesar del desprestigio de su comportamiento, pues razones nunca han tenido, hay una parte de la población que sigue votándoles, allá quienes lo hacen, su responsabilidad histórica está a la altura en sentido inverso de su irresponsabilidad ética, quizás es que sólo entienden las constantes estupideces que dicen. No hay que dejarse conmover por el constante lloriqueo infantil, en cuanto pueden hacen las barbaridades que más les conviene, desde aplicar su rodillo a todo el país como partido minoritario bisagra entre dos partidos (entre los cuales hay uno o dos incapaces priorizar entre lo importante y lo superfluo), fomentando asociaciones juveniles  terroristas, hasta asociarse con los asesinos. Todos siguen el mismo camino que abre el más radical, después los otros sólo tienen que fotocopiar los procedimientos, y las instancias superiores del estado, asienten, dominadas como están por ellos.

Clama al intelecto que se atrevan a decir " Nuestros pueblos son pueblos con historia propia", anda y nuestras aldeas, nuestras calles, nuestros barrios, nuestras casas y nuestras uñas, pues no faltaría más.

Si es que hasta las características geográficas de los mapas topográficos de IGN están en su lengua "propia" (será porque en vez de Instituto Geográfico Nacional es IG Nacionalista, aunque dependa de la Presidencia del Gobierno). 

Un juez ordena que Santiago sea fiesta en Hernani al querer EH suprimirla por «española»
La alcaldesa intenta coaccionar y abrirá el Ayuntamiento «para que vaya quien quiera trabajar»
Un juez de San Sebastián ha dado frenazo a la pretensión del Ayuntamiento de Hernani, gobernado por EH, de declarar la festividad de Santiago como día laboral al considerar que se trata de una fiesta «española». Tras la sentencia, comunicada ayer, la alcaldesa de la localidad guipuzcoana anunció que mantendrá hoy abiertas las puertas del Consistorio para que acudan a trabajar «aquellas personas que lo deseen», en lo que medios de la oposición han interpretado como un modo de coacción hacia los trabajadores que hayan decidido secundar la festividad.
Efe - Sevilla .- La Razón 25 Julio 2000

Un juzgado de lo contencioso administrativo de San Sebastián dictó ayer un auto en el que ratifica la decisión de suspender cautelarmente el acuerdo del Ayuntamiento de Hernani (Guipúzcoa), gobernado por EH con mayoría absoluta, de declarar laborable hoy, festividad de Santiago.

    Sin embargo la alcaldesa, Merche Echeberria, anunció en una conferencia de prensa tras conocer este fallo judicial que son los trabajadores los que tienen que decidir si acuden o no hoy a su puesto de trabajo y que la Corporación no les impedirá su acceso al Ayuntamiento, que permanecerá abierto.

    El consistorio de Hernani acordó el pasado 31 de diciembre en comisión de Gobierno declarar laborables las festividades de Santiago, el Pilar (12 de octubre) y la Constitución (6 de diciembre) por su carácter de «fiestas españolas».

    Los sindicatos ELA y CC.OO presentaron contra esta decisión un recurso ante un juzgado de lo social de San Sebastián, que se declaró incompetente para resolver sobre este asunto, por lo que posteriormente el grupo municipal de EA-PNV recurrió ante lo contencioso.

    El juzgado número 1 de lo contencioso administrativo dictó el pasado viernes una resolución en la que declaró cautelarmente festiva la jornada de hoy y convocó para ayer una audiencia a los ediles de EA-PNV que presentaron el recurso, José Antonio Rekondo e Iñaki Arratibel, y a los representantes del Ayuntamiento de Hernani.

    En esta Audiencia, la alcaldesa de EH, Mertxe Etxeberria, alegó que consideraba que este juzgado no era el competente para tratar esta cuestión, pero el juez, Iñigo Suárez de Odriozola, rechazó este argumento y, aunque no se pronunció sobre la cuestión de fondo, acordó suspender cautelarmente la decisión del Ayuntamiento para proteger el «interés general».

    El juez pone de relieve en su auto, al que tuvo acceso Efe, que con esta medida quiere «garantizar el principio de seguridad jurídica en la tramitación de los expedientes administrativos municipales», ya que si hoy se considera día laborable ello generaría «desfases lesivos» para numerosos entes públicos y privados porque se modificarían los plazos de conclusión de esos expedientes al ser considerado día hábil.

    En una rueda de prensa tras el fallo judicial, la alcaldesa de Hernani dijo que la decisión de acudir hoy al trabajo depende de «los trabajadores, pero lo que está claro es que la Corporación en absoluto va a impedir el acceso al trabajo», al tiempo que anunció que ella misma irá hoy al Consistorio, como también lo hace muchas veces fuera del horario laboral.

    Mientras, EH puede seguir sufriendo la decisión del PNV de romper los pactos municipales con los abertzales en varios ayuntamientos. Así, los Consistorios guipuzcoanos de Urretxu, Legazpi y Zumárraga, todos ellos con alcaldes de EA, debatirán mañana miércoles la moción de condena de la violencia del PNV, como ocurrió la pasada semana en otros cuatro municipios de la provincia y provocó la ruptura de los pactos de este partido con EH.

    Según confirmaron ayer a Efe fuentes del PNV, con el debate de la moción en estos tres ayuntamientos continúa el proceso de ruptura del PNV con EH en Guipúzcoa iniciado el pasado jueves en los ayuntamientos de Beasain, Bergara, Deba y Arrasate.

    Tanto en Beasain como en Bergara, los alcaldes del PNV cesaron a los de EH de la comisión de Gobierno y de sus responsabilidades en áreas municipales, mientras que en Deba, liderado por EA, y Arrasate, gobernado por EH, fueron los ediles del partido que lidera Javier Arzallus los que abandonaron sus cargos de responsabilidad.

    En Zumárraga, Legazpi y Urretxu podría repetirse el miércoles la situación del ayuntamiento de Deba, donde el alcalde no cesó a los ediles de EH pese a que éstos no apoyaron la moción, lo que provocó la salida de los representantes del PNV de las comisiones de Gobierno.

    Las mismas fuentes del PNV indicaron que previsiblemente a lo largo de esta misma semana también se debatirá la moción en el Ayuntamiento de Elgoibar, cuya alcaldía ostenta este partido, y en Mutriku, liderado por EH.

    Si se materializa la ruptura en estos dos últimos ya sólo quedarían otros tres municipios en Guipúzcoa donde debe ser debatida la moción: Ordizia, dirigido por la alcaldesa del PNV, Alejandra Iturrioz; Zarautz, liderado por la alcaldesa de EA, Maite Echaniz, y Arechabaleta, con alcalde de EH, Angel Bergareche.

    El PNV decidió presentar estas mociones, en las que se condenan «todo tipo de acciones y manifestaciones vulneradoras de derechos individuales y colectivos» y se exige a ETA «el cese de la actividad violenta», para forzar el posicionamiento de EH en contra del terrorismo.

Recortes de Prensa   Página Inicial