AGLI

Recortes de Prensa     Miércoles 26 Julio   2000
#Otra vez Neguri
Editorial La Razón 26 Julio 2000

#Toros, monjas y freedom
César ALONSO DE LOS RÍOS ABC 26 Julio 2000

#Pilar Aresti
Z Rana La Estrella 26 Julio 2000

#Concierto económico y deslealtad
Ignacio SÁNCHEZ CÁMARA, catedrático de Filosofía del Derecho ABC 26 Julio 2000

#ETA intenta matar por séptima vez en 15 días
EUROPA PRESS El Mundo 26 Julio 2000

#Con 40 viviendas destrozadas, el alcalde de Guecho acusa al PP de «generar odios sin ninguna justificación»
BILBAO. I. Souto ABC 26 Julio 2000

#Mayor: «Vivimos uno de los momentos más difíciles que recuerdo»
DIEGO ARTOLA El Mundo 26 Julio 2000

#Zapatero entra hoy en el circuito de la alta política
Lorenzo Contreras La Estrella 26 Julio 2000

#Zapatero y la crisis vasca
Pablo Sebastián La Estrella 26 Julio 2000

#Zapatero Sipero
Federico Jiménez Losantos Libertad Digital 26 Julio 2000

#Toma posesión en Málaga el sustituto del concejal asesinado por ETA
IGNACIO MARTÍNEZ, Málaga El País 26 Julio 2000

#Telefónica y el Instituto Cervantes cierran filas en defensa del idioma
MADRID. Tulio H. Demicheli ABC 26 Julio 2000

#"Si alguien ataca la lengua española es un suicida", según Andrés Amorós
EFE  Libertad Digital 26 Julio 2000

Otra vez Neguri
Editorial La Razón 26 Julio 2000

La zona vizcaína de Neguri, uno de los más claros emblemas del empresariado vasco, ha sido de nuevo el escenario cuidadosamente elegido por la banda en su escalada del terror. Eta ha hecho estallar otro coche bomba en el corazón mismo del empresariado que ha osado alzar su voz contra el pacto Estella y la locura soberanista a la que Arzallus conduce al PNV.

    El criminal que advirtió telefónicamente de la colocación de un coche-bomba, anunció que el ataque se dirigía «contra la oligarquía vasca», aunque también cabe sospechar que la proximidad, junto al lugar del atentado, de la vivienda de la senadora del Partido Popular Pilar Aresti, pueda explicar mejor las intenciones de los asesinos etarras, sólo unos días después del asesinato del concejal malagueño, José María Martín Carpena.

    La explosión confirma el hecho de que los cabecillas de la banda tienen a los industriales vascos en el punto de mira. Eta no puede consentir que «se subleve la oligarquía», a la que somete al chantaje del «impuesto revolucionario» y que constituye por sí misma una fuerza capaz de acabar con las locuras de Arzallus y los suyos. Por eso Eta hace estallar sus bombas en el corazón de Neguri. Por eso los vecinos no dudan en insultar al alcalde nacionalista después de cada atentado. Con el PNV y Eta juntos en Estella, los empresarios aciertan al apostar por la Constitución y el Estatuto de Autonomía como garantía de futuro para el País Vasco.
  

Toros, monjas y freedom
Por César ALONSO DE LOS RÍOS ABC 26 Julio 2000

Compro en el Rastro «L'unitat d'Europa» de Lluis Durán i Ventosa, editorial Áncora, Barcelona. ¡En catalán, en 1953! El autor reclama una federación de las naciones que deberá ser precedida por la adaptación de los Estados respectivos. Se abre también a la posibilidad de una confederación de Estados que mantengan en su interior una heterogeneidad cultural... Como se ve, no es un invento de los nacionalistas y de muchos socialistas de estos últimos años la utilización de la idea de Europa en la política interior.

Para algunos la construcción de Europa pasa por la deconstrucción del Estado (del español, por supuesto, no del francés) y así se intenta justificar con lo de fuera lo que no tiene sentido desde dentro.

Los nacionalistas vascos y catalanes están intentando convertir sus Comunidades en Estados de hecho gracias al reconocimiento como tales por parte de la Unión Europea. Como es lógico, la tarea no es fácil y la experiencia no es precisamente positiva y con frecuencia las normas igualitarias españolas se revuelven contra los privilegios que tiene en España el País Vasco. Tal ha sido la liberalidad de nuestro Estado de las Autonomías con algunas de éstas.

Pero no quiero desviarme hacia ese terreno. Me preocupa que vaya siendo del dominio público este afán que tienen algunos partidos españoles por encontrar en el seno de la Unión la solución de los contenciosos interiores. Entreguismo hacia fuera, chantaje hacia dentro. Deslealtad con la comunidad española, no reconocida como «nacional» por ellos sino tan solo como estatal y, aun así, como algo provisional. Al margen del terror, los llamados nacionalistas moderados están consiguiendo consolidar (discretamente, es cierto) una imagen de España quebradiza o, al menos, de una integridad delicada.

Desde Maquiavelo, tales movimientos interiores no han sido nunca despreciados por los Estados más próximos y competidores. ¡Qué alivio para los franceses saber que los explosivos robados gracias a los nacionalistas bretones van a utilizarse en España! ¡Qué suerte para el jacobinismo francés saber que del Ebro hacia los Pirineos una parte de España amenaza con despegarse como mercado! Para los que seguimos la prensa francesa no es tan raro encontrar en estos guiños de ojo a Cataluña como una tierra con personalidad propia respecto a la española. Así que mientras los franceses cuidan celosamente su identidad, sueñan con posibles divisiones en España y convierten las promesas de rupturas en datos para su política.

Si nuestra transición ha sido ejemplar para los hispanoamericanos, el «caso catalán» es modelo para los constructores de Padania. Y Pujol y Maragall se jactan de ofrecer un precedente a los italianos del norte más civilizado que el vasco y con unas cuotas de autonomismo que para sí quisiera el Ulster. Se olvidan que esa realidad no fue una conquista de Pujol o Maragall sino una decisión de todos los españoles. Pero Roma no será tan generosa como lo fue Madrid en los setenta.

Las aspiraciones de Cataluña (también de algunas otras regiones europeas) son ya tan conocidas que merecieron hace poco la atención de Clinton e incluso éste llegó a señalar el alto grado de responsabilidad que estaban dando al querer ganarse la soberanía sin trauma. ¿Por qué le ha dado al presidente norteamericano por hacer la loa de lo que en Estados Unidos resultaría traición intolerable?

Recientemente «Time» publicaba, en un número extraordinario, una serie de fotos mediante las que pretendía definir algunos países. Las seleccionadas para el caso español eran las siguientes: un interior de convento de monjas, la escena de una corrida de toros y una bandera catalana con el discreto slogan «freedom for Catalonia». Como se ve, una inteligente compaña de publicidad. Quizá el producto de uno de esos viajes en los que Pujol pasa por ser el presidente de un Estado, más real que virtual.

Pilar Aresti
Z Rana La Estrella 26 Julio 2000

Es bajita, pero recia. Una mujer fuerte, de Bilbao, que acaba de dar ejemplo de sosiego tras salir indemne del último atentado de ETA. Su familia y su apellido son inseparables de la historia de Vizcaya. Hace más de cinco siglos que no falta un Aresti en la vida pública bilbaína. Su abuelo Enrique Aresti fue el primer presidente de la Diputación de Vizcaya y ella y su prima Victoria de Lecea son los dos pilares con que José María Aznar refuerza a Jaime Mayor Oreja para la reconstrucción del PP cuando el partido, después de las elecciones autonómicas de 1986, había perdido la mitad de sus votos y sólo contaba con dos diputados.

Pilar Aresti es la presidenta del Comité de Amigos del Museo Guggenheim, representa al PP en la Juntas Generales de Vizcaya y está casada con Ramón de Icaza, hombre importante en la sociedad vasca y relevante en el BBVA. Además, y como todo el mundo sabe desde el último coche-bomba de ETA, es senadora.

La información que ayer publicaba la prensa sobre la identidad de Pilar Aresti Lecea de Icaza era claramente incompleta. Cosa curiosa. Hay un dato, sobre todos los demás, que subraya el valor cívico de esta mujer: su primo Enrique Aresti, conde de Aresti, fue asesinado por ETA, hace veinte años, en aquella dolorosa serie en la que cayeron Javier Ybarra, Augusto Unceta, Esteban Balderrain y otros muchos preclaros nombres vascos. Ni ese antecedente familiar, que no es el único, ha debilitado el carácter y las ganas de esta vasca persistente y resistente que, sin aspavientos, lucha abnegadamente por la libertad.

Por qué se habrán silenciado ahora esos antecedentes? Cada vez se entiende peor el concentrado fenómeno de la información española.

Concierto económico y deslealtad
Por Ignacio SÁNCHEZ CÁMARA, catedrático de Filosofía del Derecho ABC 26 Julio 2000

La democracia no es la dictadura del voto ni el poder absoluto de la mayoría. Los votos no son arma que se arroja al rostro del perdedor. Precisamente la democracia es el sistema político que tiende a atenuar la condición de perdedor hasta hacerla casi desaparecer. La democracia liberal no es la democracia radical asamblearia. En ella el poder de las mayorías se encuentra limitado, al menos, por los derechos de las personas y de las minorías, por el sistema de frenos y contrapesos que establece la Constitución y, también, por la necesaria lealtad institucional. No es lícito utilizar una eventual mayoría en una región, en un municipio o en una institución para socavar los fundamentos del orden constitucional. Una mayoría no faculta para destruir aquello en lo que se asienta su propio poder y sin lo que ella misma no es nada.

En el País Vasco asistimos a un fenómeno de deslealtad institucional por parte del PNV y del Gobierno regional que sostiene, por cierto, apoyado también en los votos de HB, a quienes la palabra «deslealtad» no les resulta aplicable por benigna. Intentar reformar la legalidad desde la propia legalidad no es deslealtad institucional.

Aspirar a la reforma de la Constitución respetando los mecanismos legales que ella establece, tampoco es deslealtad institucional. Pero servirse de las instituciones para combatirlas, sí es deslealtad institucional. Utilizar fondos colectivos en contra del interés colectivo, sí es deslealtad institucional. Asumir funciones para torpedear su ejercicio eficaz, sí es deslealtad institucional. Beneficiarse de un Estado al que se combate o se niega legitimidad, sí es deslealtad institucional. Y, si la reforma de la Constitución es una opción legítima, la alteración del titular de la soberanía no entraña la modificación de la Constitución, sino su destrucción. Es la Carta Magna la que otorga legitimidad al Estatuto de Guernica y a las instituciones vascas. Fuera de ella, el lendakari no es sino un ciudadano más, carente de toda autoridad o legitimidad política, y el Parlamento vasco, una reunión de amigos, o de enemigos. Fuera de ella, Arzalluz no preside nada ni Ibarretxe gobierna nada. Su única legitimidad procede de la Constitución, de la que se aprovechan y a la que no son leales.

La lealtad institucional se encuentra hoy vulnerada y la legalidad constitucional amenazada por los inquilinos del palacio de Ajuria Enea y por la dirección del PNV. En estas condiciones, la opción de revisar el actual Concierto Económico no debería ser desdeñada por el Gobierno. En ningún caso, entrañaría un acto ilegítimo de represalia ni de ilícita presión. Es una posibilidad legal y, en las condiciones actuales, legítima, y que viene además exigida por el principio de subsidiaridad. El apartado f del artículo 41 del Estatuto de Autonomía del País Vasco, establece que «el régimen de Concierto se aplicará de acuerdo con el principio de solidaridad a que se refieren los artículos 138 y 156 de la Constitución». El artículo 138.1 afirma que el Estado debe velar «por el establecimiento de un equilibrio económico adecuado y justo entre las diversas partes del territorio español», y el párrafo 2 del mismo artículo prescribe que «las diferencias entre los Estatutos de las distintas Comunidades Autónomas no podrán implicar, en ningún caso, privilegios económicos o sociales». El artículo 156.1 determina que el ejercicio de la autonomía financiera de las Comunidades Autónomas debe ajustarse a los principios de coordinación con la hacienda estatal y de solidaridad entre todos los españoles. Para empezar, es discutible que algunos de estos principios y normas constitucionales no se encuentren vulnerados por los beneficios fiscales del Concierto. Pero si a estas dudas se añade la deslealtad, la cosa resulta clara.

El principio de subsidiaridad, por otra parte, permite que el poder superior asuma las competencias del inferior cuando éste no pueda o no quiera ejercerlas eficazmente. Por si esto fuera poco, el artículo 155 de la Constitución faculta al Gobierno a intervenir cuando una Comunidad Autónoma no cumpla las obligaciones impuestas por la Constitución o por otras leyes. «Si una Comunidad Autónoma no cumpliere las obligaciones que la Constitución u otras leyes le impongan, o actuare de forma que atente gravemente al interés general de España, el Gobierno, previo requerimiento al Presidente de la Comunidad Autónoma y, en el caso de no ser atendido, con la aprobación por mayoría absoluta del Senado, podrá adoptar las medidas necesarias para obligar a aquélla al cumplimiento forzoso de dichas obligaciones o para la protección del mencionado interés general».

Con el dinero de todos no es lícito atentar contra las instituciones y los derechos y libertades de todos. El propio empresariado vasco, probablemente conocedor de los riesgos que para la economía vasca y para sus propios intereses puede tener la permanencia de la situación actual y la oportunidad que la revisión del Concierto pone en manos del Gobierno, ha advertido al Gobierno vasco de la necesidad de mantener la lealtad a la Constitución y al Estatuto. 

Mientras tanto, se diría que un sector, el más influyente del PNV, mantiene una estrategia parecida a la del «viejo topo», introduciéndose suavemente en los ámbitos que intenta socavar o destruir. El PNV, o, al menos, sus dirigentes actuales, utiliza su presencia en las instituciones al servicio de sus intereses particularistas. Ya sea la Ertzaintza, o las instituciones municipales o el Parlamento autónomo. Se vacían de su contenido jurídico originario para ponerlos al servicio de los intereses particularistas o separatistas. El caso de la pretendida Asamblea de Municipios vascos resulta evidente. Nada sólido puede construirse sobre los cimientos de la deslealtad. Con los recursos de todos los españoles se financian instituciones que se declaran enemigas de España. 

Con el dinero de todos los españoles se financia una Policía Autónoma que o no quiere o no puede defender los derechos y libertades de los vascos no nacionalistas. Con el dinero de todos se violan los derechos de muchos. Podría decirse que en este caso, el Estado sí paga traidores. La Constitución y el Estatuto confieren al Gobierno de la Nación facultades para impedir que se siga produciendo este uso indebido de fondos públicos. La revisión del Concierto puede ser ocasión excelente. Quienes consideran que la Constitución ha dejado inerme a España frente al separatismo, deberían revisar el artículo 155, entre otros. Lo extraño, lo anómalo es que estando ahí, ante los ojos de todos, casi nadie quiera leerlo o recordar su existencia.

No parece fácil evitar los actos de deslealtad de quienes son desleales. Al menos, habría que conseguir que no resultasen rentables, que sean gravosos. Convendría hacerles pagar el precio de la deslealtad, incluido el económico que, dada su escala de valores, tal vez sea el que más les duela.

ETA intenta matar por séptima vez en 15 días
La Ertzaintza explota un artefacto situado en los bajos del coche de un concejal del PP en Abadiño - El coche del edil ya había sido quemado tres veces
EUROPA PRESS El Mundo 26 Julio 2000

BILBAO .- Una víctima y seis intentos de asesinato en tan sólo 15 días. Esta mañana, el objetivo de la banda ha sido el concejal del PP en Abadiño (Vizcaya) Agustín Ramos Vallejo. Bajo su coche, ETA había colocado una bomba lapa. El escolta del edil se ha percado de la presencia de un bulto sospechoso y ha avisado a la Policía Autónoma, que ha explotado el vehículo.

Tras acordonar la zona, que se encuentra a escasos cuarenta metros de la calle en la que mataron al concejal del PP en Durango Jesús María Pedrosa en junio pasado, y desalojar a los vecinos de dos bloques de viviendas, la Unidad de Desactivación de Explosivos de la Ertzaintza ha hecho explotar el artefacto sobre las 09.30 horas.

El turismo, un Seat Ibiza con matricula de Bilbao aparcado frente a la vivienda del concejal en la calle Juan Abasolo, ha quedado totalmente destrozado tras la deflagración, que también ha afectado a varios coches que se encontraban en las inmediaciones y a los cristales de las viviendas y comercios colindantes.

Este no es el primer ataque que sufre el edil, ya que, en otras tres ocasiones los violentos le quemaron el coche. Como ha explicado el alcalde de Abadiño, Javier Uriarte, los sabotajes eran «obra de críos» pero, a partir de hoy, Agustín Ramos Vallejo sabe que su vida corre peligro.

Tres sabotajes previos
Este no es el primer ataque que recibe el concejal. Ramos Vallejo, de 56 años, ya sufrió el día 25 de diciembre de 1998 y el 21 de febrero de 1999 dos sabotajes sobre su coche particular mediante artefactos incendiarios, época en la que el PP estaba confeccionando sus listas para las elecciones municipales que se celebraron en junio de 1999 y en la que ETA mantenía vigente la tregua decretada.

En la primera ocasión, ocurrida el día de Navidad de 1998, agentes de la Ertzaintza neutralizaron un artefacto de fabricación casera colocado por miembros de un grupo de violencia callejera. Apenas un mes después, el 21 de febrero de 1999, la Policía Autónoma vasca retiró de los bajos de su vehículo un artefacto incendiario.

Los hechos tuvieron en la calle Juan Antonio Abasolo del muncipio de Durango, donde estaba estacionado el turismo y donde reside el concejal del PP. En su interior, los agentes encontraron un bidón de gasolina, adosado a un pequeño artefacto pirotécnico.

Tras el atentado, el PNV de Abadiño ha anunciado su intención de revisar mañana el pacto de Gobierno con Euskal Herritarrok. Aunque en un principio, el Ejecutivo municipal dio cabida a todos los partidos y llegó a estar compuesto por PNV, EH, PSE y AI, las dos últimas formaciones han ido abandonando la Comisión de Gobierno, que ahora componen únicamente el PNV y la coalición 'abertzale'.

Con 40 viviendas destrozadas, el alcalde de Guecho acusa al PP de «generar odios sin ninguna justificación»
BILBAO. I. Souto ABC 26 Julio 2000

Con 40 viviendas destrozadas por un coche bomba en su municipio, el alcalde de Guecho, Iñaki Zarraoa, del PNV, se mostró ayer preocupado porque en su opinión algunos políticos, en referencia a los del PP, «están generando unos odios que no tienen ninguna justificación». Lo que tendrían que hacer esos dirigentes, según el alcalde, es decir a los ciudadanos que «hay que callar».

Iñaki Zarraoa realizó ayer unas declaraciones que sentaron tan mal a muchos de sus vecinos como las que hizo tras la explosión de otro coche bomba el mes pasado también en su municipio, cuando consideró que la culpa de todo la tenía el «inmovilismo» del PP.

Esta vez, tras ser increpado por vecinos de Guecho cuando iba a visitar a la senadora del Partido Popular Pilar Aresti, Zarraoa manifestó ayer no entender cómo «algunos exaltados -dijo-, por el mero hecho de que queramos hacer algo para que venga la paz a este país, te insulten». «Me parece -señaló Zarraoa- una manera muy poco civilizada de plantear estas cuestiones».

En opinión del alcalde de Guecho, lo más preocupante «no es que estos exaltados se dediquen a hacer estas cosas, sino que otros, con más responsabilidad política no les digan nada, no les digan que hay que callar, y esto es más preocupante porque los políticos tenemos que intentar calmar los ánimos a los exaltados».

«METERNOS EN ESA ESPAÑA ÚNICA»
Según Zarraoa, el abucheo que sufrió por parte de los ciudadanos supone «una constatación de que en ese mundo político del Partido Popular todavía hay mucha gente que no sabe asumir los principios de la democracia ni de la discrepancia y de la diferencia de opiniones, y quieren todavía meternos a todos en esa España única».

Iñaki Zarraoa lleva un año como alcalde de Guecho, y ya se ha enfrentado a muchos de sus vecinos, algunos de los cuales le catalogan como «nazi».

ENFRENTADO A LOS COLECTIVOS
Concejales del municipio manifestaron a ABC que su orgullo le ha enfrentado a todos los colectivos de Guecho, desde los comerciantes -a quienes les dijo que ellos tenían que enfrentarse a quienes quemaban sus negocios, cuando fueron a pedir protección al alcalde tras una tarde salvaje de violencia callejera en la que fueron atacados once comercios-, hasta el colectivo de defensa de los animales domésticos.

Estos mismos concejales recuerdan que el alcalde no quiso condenar el incendio del bar de un militante de Izquierda Unida, argumentando que podía ser un ajuste de cuentas en lugar de un acto de violencia callejera, a pesar de que se lo pedían socialistas y populares, que suponen la mitad de los votos de la corporación.

Aunque Iñaki Zarraoa no haya firmado ningún pacto con EH, sus tres votos siempre le sacan de cualquier apuro cuando el PP, con nueve concejales, y el PSE, con dos, se oponen conjuntamente a algunas actuaciones del gobierno municipal, formado por nueve concejales del PNV y dos de EA. Los concejales de EH están siempre ahí para sacar de un apuro a Zarraoa, incluso en temas como contratos de servicios, a pesar de que tradicionalmente HB ha defendido en el municipio que estos servicios sean cubiertos por personal funcionario.

INTERRUPCIÓN DE LOS PLENOS
Iñaki Zarraoa llegó a la alcaldía de Guecho desde la Dirección General de EITB, la radiotelevisión pública vasca, al frente de la cual estuvo ocho años. Está casado con una hermana de la consejera de Cultura, Mari Carmen Garmendia, y es un hombre de partido al que no le molesta que concejales de Euskal Herritarrok interrumpan los plenos con carteles alusivos a los presos, según manifestaron a este periódico concejales del municipio, ni siquiera que increpen a los concejales del PP.

En una ocasión que ocurrió un incidente de este tipo, necesitó que un concejal del PP recibiera una patada de quienes les increpaban para suspender el pleno. Teniendo en cuenta que el PNV tiene los mismos concejales que el PP en el municipio de Guecho, está claro que una parte importante de la población no sintoniza con este alcalde, que sustituye a Humberto Cirarda, el anterior alcalde del PNV, que fue relevado con el respeto de sus vecinos.

Mayor: «Vivimos uno de los momentos más difíciles que recuerdo»
Admite dificultades policiales porque ETA ha reorganizado toda su estructura
DIEGO ARTOLA El Mundo 26 Julio 2000

GETXO (VIZCAYA).- El ministro del Interior, Jaime Mayor Oreja, reconoció ayer en Getxo que la última ofensiva de ETA ha puesto al Gobierno en «uno de sus momentos más difíciles». Sin embargo, apeló a «la unidad y a la entereza de la población, y sobre todo, de los representantes del PP, para vencer al terror».

El ministro acudió ayer a Getxo, acompañado del secretario general del PP, Javier Arenas, del presidente del PP del País Vasco, Carlos Iturgaiz, y del delegado del Gobierno, Enrique Villar, con el objetivo de visitar y solidarizarse con los vecinos afectados por la explosión del coche bomba en la noche del pasado lunes, en especial con la senadora popular Pilar Aresti, cuya vivienda fue la más afectada por la deflagración.

«Yo creo que vivimos uno de los momentos desde luego más difíciles que yo recuerdo en este Gobierno, porque sin duda ETA está actuando con una crueldad implacable, tratando de demostrar lo que es, una organización que quiere expulsar del País Vasco a las personas que no piensan como ellos», afirmó el ministro.

Sin embargo, insistió en que «desde esa dificultad, se sabe que se puede vencer al terror si contamos con la entereza de la población». Tras destacar «la capacidad de aguante, de paciencia y de tolerancia» de Pilar Aresti y mostrar su «admiración y agradecimiento» a todos los cargos del PP en Euskadi -de quienes dijo que «están escribiendo una de las paginas más brillantes y emocionantes de España y del País Vasco»-, Mayor Oreja aseguró que estas acciones de ETA «nos ayudan a creer más firmemente en nuestras convicciones».

Nuevos procedimientos

El ministro del Interior consideró que con la ofensiva de ETA ha quedado demostrado que durante la «mal llamada tregua» la organización terrorista ha aprovechado para reorganizar sus estructuras y logística. Según afirmó, es evidente que probablemente es una estructura diferente de la anterior y tiene unos nuevos procedimientos, unos nuevos métodos y unos nuevos activistas, diferentes, y «probablemente tiene otro esquema de funcionamiento».

Según Mayor, en estos momentos no existe, como anteriormente, una delimitación clara entre los diferentes comandos legales y liberados, en donde tampoco está muy clara la diferenciación entre los comandos de violencia callejera y la organización terrorista. «Estoy seguro de que sus nombres serán anónimos, no los conoceremos, porque evidentemente significarán los resultado de esa mal llamada tregua y que, sin duda, significan el soporte principal de la actividad de ETA», insistió.

Asimismo, Mayor Oreja quiso resaltar también que el último atentado en Neguri, junto al perpetrado también por ETA en la misma zona hace exactamente un mes, demuestra que «Getxo es la obsesión de ETA». Según dijo, la banda terrorista quiere actuar «singularmente» en este municipio vizcaíno «por odio y por resquemor». «Getxo fue realmente el comienzo de ETA y estoy convencido de que, si somos capaces de afrontar con entereza y con serenidad esta situación, también será otra vez el final» de la organización, aseveró.

Por su parte, el portavoz de Interior en el Congreso de los Diputados, Ramón Jáuregui, condenó el atentado de ayer en Neguri y afirmó que se trata de «un problema de eficacia policial». El diputado socialista señaló, como una posible medida, que se debería mejorar la colaboración francoespañola, así como la eficacia de la Ertzaintza y de la Policía.

Zapatero entra hoy en el circuito de la alta política
Lorenzo Contreras La Estrella 26 Julio 2000

Hoy se celebra la primera entrevista del nuevo secretario general del PSOE con el presidente Aznar. Es difícil sin estar dentro del cotarro saber si ha habido realmente en esta cita de la Moncloa una iniciativa del presidente o una propuesta del secretario. Preferible es pensar que ambos han confluido en la idea de que es útil hablar cuanto antes.

La entrevista coincide con un nuevo acto de terrorismo, otra vez en Neguri, barrio de los grandes empresarios bilbaínos. Y aunque el repertorio de asuntos a tratar es muy amplio, la cuestión del terrorismo acucia y se sitúa en lugar preferente de atención. Durante sus discursos del congreso socialista, las referencias de Rodríguez Zapatero a ese tema fueron parcas, casi inexistentes. Sin embargo, el Gobierno tomó nota de ellas y se mostró conforme con la necesidad de darles un enfoque común. Luego, en una entrevista para la cadena SER, Zapatero ha dicho literalmente: "Hay que marcar un camino hacia el encuentro entre todos los demócratas en Euskadi. Creo que es obligado por parte del Gobierno central tener eso como horizonte y no la prioridad de una convocatoria electoral".

La declaración es significativa. Y no tanto por abundar en la idea de la unidad entre demócratas, sino más todavía por el apunte crítico que se hace al afán de no obsesionarse con las elecciones anticipadas.

El nuevo secretario general ha hecho también referencia al "papel decisivo" que en el País Vasco corresponde al nuevo secretario de relaciones institucionales, Nicolás Redondo Terreros. Redondo, hombre pragmático, garantiza con su personalidad y su experiencia un buen oráculo para calcular el rumbo de los acontecimientos relacionados con el terrorismo y la respuesta que cabe dar tanto a ETA como al condescendiente y extraviado PNV.

Sin embargo, el nuevo secretario de relaciones institucionales ofrece resistencia a una actitud seguidista del partido socialista respecto a la posibilidad de que se configure un Gobierno vasco de concentración popular-socialista presidido por un miembro del PP, presumiblemente el mismísimo ministro de Interior, Jaime Mayor Oreja. Redondo ha dado a entender últimamente que está abierto a cualquier posibilidad, incluido el entendimiento con el PNV para reconducir la política común desde Ajuria Enea.

Rodríguez Zapatero ha hablado de "encuentro entre todos los demócratas" de Euskadi y en Euskadi; es decir, arrancar de grandes acuerdos en Madrid para después trasladar al País Vasco el proyecto de consesuar una política suficientemente orientada hacia metas positivas de paz. "Todos los demócratas" es una expresión que incluye por fuerza al PNV y a EA, los partidos nacionalistas principales y hoy contaminados por los acuerdos de Estella/Lizarra.

Aznar tiene ocasión de sondear las intenciones e incluso las capacidades de Zapatero para estar a la altura de las circunstancias. Aún es pronto para saber lo que un ilustre desconocido puede dar de sí. Se supone que el nuevo líder (?) del PSOE, leonés de ejecutoria opaca, será más conocido, sin embargo, por José María Aznar que por otros políticos. A fin de cuentas, el presidente del Gobierno fue en su día, no muy lejano en el tiempo, presidente de la Comunidad de Castilla y León. De todos modos, por tanto, si alguien en el PP se halla en condiciones de calibrar qué temple y calidad de político encierra Rodríguez Zapatero, ése es, junto con Juan José Lucas, el presidente Aznar.

El éxito de Rodríguez Zapatero en su asalto a la dirección del PSOE no da la impresión de haber causado la más mínima inquietud en los altos rangos del PP. Entre otras razones porque el itinerario que todavía tiene que recorrer en su partido se ofrece difícil y largo. En algo menos de cuatro años, hasta las elecciones del 2004, ha de aclarar y confirmar si tiene madera de líder. Y no porque en los partidos modernos se requieran grandes hombres para ocupar y merecer la categoría de líder carismático, sino porque el PSOE es hoy día, y mañana probablemente también, un partido en situación difícil, atascado en una crisis de personas y de ideas, con una vieja guardia dispuesta a no considerarse derrotada y barrida por un nuevo secretario general que ha vencido por nueve votos de diferencia.

Zapatero y la crisis vasca
Pablo Sebastián La Estrella 26 Julio 2000

El punto crucial del encuentro entre Aznar y Zapatero en La Moncloa está en la crisis del terrorismo vasco, además de la obligada toma  de contacto entre el jefe del Gobierno y el nuevo líder de la oposición. La escalada de bombas y crímenes de ETA en los últimos días obliga al Gobierno de Aznar, como ayer lo hizo el ministro de Interior, a reconocer el calado de la crisis como una de las más graves de las sufridas por el gabinete.

Una crisis que afecta a la ciudadanía en general del todo el Estado, y que mantiene en la más viva excitación a la población vasca y, especialmente, a los representantes políticos del PP y del PSOE, como probados objetivos de ETA que son. Y una crisis que llega en un difícil momento en las relaciones entre los gobiernos de Madrid y de Vitoria, y entre los gobiernos de Madrid y París.

Tan es así que el Gobierno de Aznar comenzó, con sigilo, a rectificar su tensión con el PNV. En primer lugar retirando de su campaña la petición de elecciones vascas anticipadas y en segundo lugar aceptando una reunión entre Mayor Oreja y el consejero de Interior, Balza, ante la evidente falta de colaboración de las policías autonómica y central.

De igual manera, el Gobierno español ha forzado reuniones del más alto nivel con Francia, como la que presidió el propio Mayor Oreja (diciendo que estaban previstas), y de un segundo nivel entre responsables de las Fuerzas de Seguridad de ambos países, en un intento desesperado para buscar un contraataque contra la cúpula de ETA, que, presumiblemente, está en Francia.

Todo esto se hace mientras se elogia la –escasa– colaboración hispano-francesa, y mientras se quiere separar la colaboración policial entre Madrid y Vitoria del debate político, lo que a todas luces es impensable. Aznar y Mayor están rectificando su actitud rupturista con el PNV de la misma manera que el PNV está rectificando su relación con EH, con la ruptura en cadena de sus pactos municipales.

Y bueno es que así sea para que se recupere la cordura entre todas las fuerzas democráticas y se acaben los frentes españolista y nacionalista. Un frente que busca ETA y que el PSOE quiere romper, en favor de fórmulas dialogantes como las de la pasada Mesa de Ajuria Enea. Zapatero y Redondo Terreros se han manifestado en ese sentido reiteradas veces, subrayando que no es el momento de unas elecciones anticipadas, lo que puede ser la garantía que espera obtener el PNV para poder romper definitivamente sus lazos con EH/HB.

En ese sentido Zapatero tiene ante sí la gran oportunidad de recomponer, por lo menos, el diálogo entre unos y otros (PP y PNV), aunque no se arregle del todo la situación y las relaciones de los gobiernos de Madrid y Vitoria. Sobre todo en este momento en el que nadie sabe si va a continuar y hasta dónde la gran escalada de ETA, ante la que Mayor Oreja pide paciencia para conseguir el éxito policial, mientras siguen echando todas las culpa sobre la tregua, en la que presumiblemente ETA se rearmó. ¿Ante las narices impasibles del Ministerio de Interior?

Ese discurso del rearme y el de la tregua trampa no es real, como prueban las acciones policiales contra ETA (y sus negociadores, incluso) cuando la tregua estaba en vigor. O ¿acaso el Ministerio de Interior también estaba en tregua contra los delincuentes? Por una vez los responsables de la política tienen que apartar el electoralismo y la batalla mediática y de opinión para concentrarse en la colaboración democrática y en la eficacia policial. El PSOE es consciente de esta situación e intentará mediar en pos de conseguir una zona de unidad democrática. Si Zapatero alcanza este logro será su primer éxito político en una crisis que cada día va, sin salida previsible, a más.

Zapatero Sipero
Por Federico Jiménez Losantos Libertad Digital 26 Julio 2000

Rodríguez Zapatero comienza su andadura política como líder nacional donde quiere terminar: en la Moncloa. Sin embargo, los extractos o adelantos de su posición con respecto a los grandes temas de Estado sobre los que dice que quiere pactar con el Gobierno permiten prever que, a corto plazo, lo que va a generar es una cierta insatisfacción. O una insatisfacción cierta. Sobre terrorismo, sobre inmigración, sobre España, sobre educación y algún otro asunto verdaderamente crucial para el futuro de nuestro país, Zapatero no va a apartarse de lo que hasta ahora ha hecho su partido: predicar el consenso pero no consensuar absolutamente nada.

Se da por supuesto que Zapatero debe actuar mirando más hacia el público interno de su partido que hacia la opinión exterior, hacia la sociedad española, tratando sobre todo de afianzar su liderazgo dentro del PSOE antes de plantear la alternativa a José María Aznar. Sin embargo, eso que en teoría es muy claro, en la práctica puede resultar demasiado frustrante. Para los de fuera y para los de dentro.

En los dos grandes asuntos, terrorismo e inmigración, sobre los que ha reclamado consenso, Zapatero ofrece una política absolutamente contradictoria. Sobre la lucha contra ETA, el PSOE parece más preocupado por escapar al seguidismo del PP que por continuar, como siempre, practicando el seguidismo del PNV, que está fuera de la democracia y de la Constitución. Apelar a Ajuria Enea con el PNV y EA en el Pacto de Estella es como invocar a los reyes Magos en la sección de juguetería de El Corte Inglés. Ni se puede ser equidistante entre ETA y el PP ni tampoco entre el PP y el PNV, porque el PNV está con ETA. Zapatero debe decidir. Toda ambigüedad será nefasta.

Y en cuanto a la inmigración, pretender que el Gobierno no ponga en marcha la reforma de la Ley es también una forma de refugiarse en el pasado y no de mirar hacia el futuro. La política de Zapatero va a ser, por lo que parece, la del "sí, pero...". Sin embargo, eso ya lo hacía Martínez Noval. Si realmente quiere cambiar el tipo de relación con el Gobierno, el nuevo líder debe estar más en el "pero sí". Por desgracia, de momento parece que va a estar más en la hipoteca que en la inversión. Y no resulta precisamente estimulante que al jefe de la oposición pueda llamársele Zapatero Sipero.

Toma posesión en Málaga el sustituto del concejal asesinado por ETA
Elías Bendodo afirmó que "ojalá nunca hubiésemos estado aquí"
IGNACIO MARTÍNEZ, Málaga El País 26 Julio 2000

José María Martín Carpena, el concejal asesinado por ETA en Málaga la noche del 15 de julio, tiene ya sustituto. Elías Bendodo, estudiante de Derecho de 25 años, secretario general de Nuevas Generaciones en la provincia, tomó posesión ayer como nuevo concejal del Ayuntamiento de Málaga. El nuevo edil ha sido director de distrito del populoso barrio de Palma-Palmilla y ocupó el número 23 en la lista del PP en las elecciones municipales de 1999. Los populares tienen 19 de los 31 concejales del Ayuntamiento.

"El hombre prudente debe seguir la línea marcada por los hombres ilustres, por lo que lo más lógico es seguir el camino marcado por José María Martín Carpena", afirmó Elías Bendodo en su toma de posesión, como homenaje a su antecesor, asesinado a tiros por ETA el 15 de julio. Arropado por la casi totalidad de los concejales del Partido Popular, PSOE y e Izquierda Unida, el nuevo concejal aguantó ayer los nervios, en un acto que se celebró en el salón de los espejos del Ayuntamiento, el lugar en donde se instaló hace diez días la capilla ardiente de Martín Carpena.

Bendodo explicó que "para cualquier malagueño es un orgullo ser concejal con sólo 25 años, pero esto se ve empañado por las circunstancias en las que se produce; ojalá nunca hubiésemos estado aquí". El nuevo concejal conocía bien al asesinado Martín Carpena: "Siempre estaba con los jóvenes, haciendo bromas, diciendo que era uno más de Nuevas Generaciones. Nos reíamos y le respondíamos que era muy mayor para eso. He tenido mucho trato con él, en el año que he estado de director de distrito en Palma-Palmilla; era un caballero, un gentleman de la política. Un hombre entrañable que estaba siempre en la calle, con los vecinos".

El edil sustituirá a Martín Carpena como delegado de los distritos de Carretera de Cádiz y Puerto de la Torre. El concejal socialista Francisco Trigueros, que se ocupa desde la oposición de Carretera de Cádiz, ofreció ayer su colaboración al recién llegado. Bendodo declaró que su antecesor "ha dejado el listón muy alto" y que "espera hacerlo casi tan bien como él; su muerte ha sido un mazazo muy fuerte para todos los ciudadanos, pero en honor a su memoria hay que seguir adelante".

Afirma no tener miedo por la situación vivida en Málaga en los últimos días: "Más que miedo, precaución". Y confiesa que sigue las medidas de autoprotección recomendadas a los cargos públicos. Al joven concejal le quedan "siete u ocho asignaturas para acabar Derecho". No considera la política una profesión. Su vocación es ejercer su carrera en un bufete siguiendo los pasos de su padre, el abogado Sentob Bendodo Cohen. Sus dos hermanos también estudian Derecho. Esta familia de judíos sefardíes, asentada en el norte de Marruecos, volvió a España hace unos treinta años. Bendodo optó ayer por prometer su cargo por la Constitución.

La jornada en el Ayuntamiento fue "emotiva", en palabras del nuevo concejal. Francisco Oliva, el portavoz del PSOE, resumió el pensamiento de todos: "Nunca ha habido una toma de posesión tan triste".

Normalidad institucional
EL PAÍS, Málaga
"Los terroristas pueden quitar la vida a las personas, pueden llenarnos de tristeza, pero no van a alterar la vida institucional", afirmó ayer el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, tras la toma de posesión del nuevo concejal. De la Torre emplazó a la banda terrorista a "hacer una tregua indefinida y luego hablar", y a convencerse de que "no tiene sentido seguir sembrado el dolor". El alcalde valoró la colaboración ciudadana para la posible localización de los etarras en Málaga y añadió que "la lectura que debe hacer todo el mundo de estos actos, incluida ETA, es que con total normalidad Elías Bendodo da un paso al frente y asume las tareas que hacía José María Martín Carpena".

De la Torre precisó que el asesinato del concejal ha dejado un "inmenso dolor y un vacío irreparable" que queda en la memoria de todos. Pero añadió que el vacío que dejó en la Corporación se cubrió ayer "con normalidad y serenidad". Se refirió al nuevo concejal como "un hombre joven que es recibido con afecto y calor".

El presidente del Partido Popular en Málaga, Joaquín Ramírez, que también asistió a la toma de posesión, resaltó "el aplomo y la madurez" de Bendodo, "impropios de su edad". Ramírez reconoció "el gran dolor" del concejal por incorporarse al Ayuntamiento en estas circunstancias, pero dijo que "hará un gran trabajo".

El trámite para esta toma de posesión ha sido realizado con rapidez por los servicios municipales y la junta electoral central. Han pasado sólo ocho días entre la comunicación a la junta y el acto de ayer.

Telefónica y el Instituto Cervantes cierran filas en defensa del idioma
MADRID. Tulio H. Demicheli ABC 26 Julio 2000

Telefónica y el Instituto Cervantes firmaron ayer un convenio de colaboración para la actualización del español en Internet. El proyecto incluye una mejora de la Oficina del Español en la Sociedad de la Información, un estudio econométrico de la influencia del idioma, la renovación del Centro Virtual Cervantes y la colaboración en el II Congreso Internacional de la Lengua Española.

El director del Instituto Cervantes, Fernando Rodríguez Lafuente transmitió al presidente de Telefónica Media, Manuel García-Durán, el pésame de la institución que vela por la enseñanza y la difusión del español en el mundo por la muerte de la madre del director de nuestra mayor multinacional, Juan Villalonga, quien ayer no pudo acudir, por tal motivo, a un «acto histórico», en palabras del secretario de Estado de Cultura, Luis Alberto de Cuenca: la firma del acuerdo para la promoción y actualización de nuestro idioma en Internet. Asistieron a la firma del convenio los académicos Ángel Martín Municio (quien dirige la puesta en marcha de un plan de medición econométrica de la influencia del español en el mundo), Gregorio Salvador y Rafael Alvarado; así como Rafael Rodríguez Ponga, director de Relaciones Culturales del Ministerio de Asuntos Exteriores y Fernando Díaz Plaja.

Un hecho histórico, en opinión de Luis Alberto de Cuenca, porque «el español, que es una lengua con un pasado muy rico, asimismo es una lengua de futuro» que ya hablan 400 millones de habitantes, de ellos, más de 30 millones en Estados Unidos, una minoría en ascenso que va capitalizando políticamente su presencia social, una minoría que dentro de 50 años habrá llegado a los 530 millones de hablantes en todo el mundo. «La sociedad del futuro cada vez será más una sociedad de la comunicación», insistió el secretario de Estado, «y este acuerdo es un asalto al futuro. El español es nuestro petróleo».

Manuel García-Durán quizá pronunció el discurso que tenía que haber dictado Rodríguez Lafuente, el que se refiere a la defensa del idioma desde las atalayas del Instituto Cervantes. Cierto, se cambiaron los papeles y ellos se rieron un poco de sí mismos: el presidente de Telefónica Media se vistió de filólogo y el del Cervantes defendió los avances de la tecnología y el papel que han de desempeñar las grandes empresas con implantación internacional. En fin, Manuel García-Durán abogó por la consecución de un gran pacto cívico entre las instituciones públicas, como el Instituto Cervantes, y la empresa privada, para la defensa del español en la sociedad de la información. A su juicio, este convenio, en cuyo punto de mira está aunar voluntades con Hispanoamérica, porque 9 de cada diez hispanoahablantes viven allá o en EE.UU., y porque Telefónica es una empresa en expansión en 24 países del mundo.

¿Cuáles son los planes que se recogen en el convenio firmado ayer? Un proyecto de análisis econométrico de lo que supone, económicamente, hablar español en el mundo, para el que se tendrán en cuenta todos aquellos sectores que invierten recursos relacionados con la lengua española. Otro de los proyectos auspiciados es la ampliación de la ya fundada Oficina del Español en la Sociedad de la Información, cuyos objetivos son, además de los aspectos teóricos y de investigación vinculados con la aparición de las nuevas tecnologías, el impulso del comercio en Internet y el seguimiento de nuestro idioma en la Red.

Es muy posible que el desafío más ambicioso y arriesgado sea la creación de un gran buscador panhispánico, un robot informático capaz de comunicar al usuario con todas las páginas y todas las informaciones que discurran por Internet en español. Si se piensa que hoy puede haber muchas más de novecientos millones de páginas distintas en la Red, y que ninguno de los buscadores actuales puede explorar más allá del 16 por ciento, se tendrá idea de la magnitud de este proyecto tecnológico.

Asimismo se renovará el Centro Virtual Cervantes, muy en especial su Atril del Traductor, sitio virtual destinado a la formación a distancia de traductores franceses, portugueses e ingleses; y, por último, en este convenio se contempla la participación en el II Congreso Internacional de la Lengua Española, que cierra el tercer vértice de participación con la Real Academia Española.

"Si alguien ataca la lengua española es un suicida", según Andrés Amorós
EFE  Libertad Digital 26 Julio 2000

La riqueza fundamental de España es la lengua española y si "alguien la ataca es un insensato y un suicida", afirmó el catedrático y director general del Instituto de las Artes Escénicas y de la Música, Andrés Amorós. El profesor dirige un seminario sobre "La escena española moderna y contemporánea", que ofrece la Universidad Internacional Meléndez Pelayo (UIMP).

Para Amorós, España "cuenta en el mundo" porque tiene una importante historia cultural que sería absurda ignorarla. "Si no fuera por la lengua española contaríamos en el mundo poquísimo", afirmó.

Según el catedrático, el problema de la enseñanza de las humanidades no es de los partidos políticos y tampoco exclusivo de España. En su opinión, se trata de un problema de los españoles, porque "lo único que da sentido a la vida es el espíritu crítico, que se adquiere leyendo y aprendiendo, sobre todo, la historia del país".

Amorós indicó, además, que otro problema es que hay gente que identifica a España con el franquismo o una determinada ideología. Agregó que los alumnos no deben limitarse a estudiar sólo a los escritores locales, sino que deben conocer la historia común "con sus luces y sus sombras".

 

Recortes de Prensa   Página Inicial