AGLI

Recortes de Prensa     Martes 6  Marzo  2001
#...Y seguirá
Alfonso USSÍA ABC 6 Marzo 2001

#¿Qué pasará el catorce de mayo?
José María CARRASCAL La Razón  6 Marzo 2001

#Lizarra 2
Iñaki EZKERRA  La Razón  6 Marzo 2001

#Hasta el horizonte
SANTIAGO GONZÁLEZ El Correo 6 Marzo 2001

#Mayor: ¿qué presidencia?
Lucrecio Libeertad Digital  6 Marzo 2001

#Los talibanes
FRANCISCO UMBRAL El Mundo   6 Marzo 2001

#«El objetivo político del Bloque es claramente independentista»
La Voz   6 Marzo 2001

#El Foro de Ermua denunciará en la ONU y el Vaticano la falta de libertad
BILBAO. ABC    6 Marzo 2001

#De prensa
ERASMO El Mundo   6 Marzo 2001

#Referéndum
MARÍA MAIZKURRENA El Correo 6 Marzo 2001

#El nacionalismo vasco radical incrementa su actividad en Francia
AGENCIAS | París El Correo  6 Marzo 2001

#Temor a ETA en Francia
Carlos Semprún Maura Libertad Digital 6 Marzo 2001

#Detenidos 15 dirigentes de la organización juvenil Haika relacionada con ETA
Bilbao. Vp ABC 6 Marzo 2001

#La ‘kale borroka’ causó daños por valor de 1.147 millones el año pasado
G. TESTA BILBAO El Correo  6 Marzo 2001

#La Ertzaintza sólo arrestó a 97 el año pasado frente a 534 actos de violencia callejera
AITOR GUENAGA | Bilbao El País 6 Marzo 2001

#PP y PSE denuncian la estrategia de Arzalluz de coacción a la Prensa
BILBAO. M. Alonso ABC 6 Marzo 2001

#California hispana: el mestizaje ya está aquí
ANTONIO CORTIJO OCAÑA El Mundo 

#Trabajo hecho
Nota del Editor 6 Marzo 2001

#El Gobierno recurrirá el impuesto que Pujol ha fijado a los 'híper'
EDUARDO INDA El Mundo  6 Marzo 2001

...Y seguirá
Por Alfonso USSÍA ABC 6 Marzo 2001

Los canallas han intentado, una vez más, acabar con la libertad de expresión. La han herido, pero ha salido reforzada. El Grupo Correo tiene en las Vascongadas su origen y sus cimientos. El vizcaíno es el «Correo Español» y el guipuzcoano «El Diario Vasco». Como bien apunta César Alonso de los Ríos, «El Correo Español» es un plebiscito cotidiano, como su colega donostiarra. Hace pocos días los salvajes estuvieron a punto de volar la sede de «El Diario Vasco» de San Sebastián. Si algo conmueve y distorsiona al nacionalismo violento es la libertad de expresión, la independencia en la crítica, la voz del individualismo frente al mugido de la barbarie. Para los vascos enamorados de su ombligo, el ideal sería que cada mañana, en los quioscos, los lectores tuvieran que elegir su periódico entre el «Deia» y el «Gara». Más libertad resulta peligrosa, y el peligro lo quieren neutralizar con bombas y cócteles «molotov». Recuerdo un dibujo, creo que de Mingote —¿de quién, si no?—, publicado en ABC en pleno franquismo. Un señor bastante triste y con un periódico bajo el brazo le comentaba a un transeúnte: «Es falso que en España no haya libertad de prensa. Yo compro el periódico en el quiosco que me da la gana». Esa libertad de prensa es la que desea el nacionalismo en las tierras vascas.

En «El Correo» y «El Diario Vasco» se pueden leer, diariamente, artículos y opiniones libres y encontrados, divergencias y concordancias, pros y contras de un mismo suceso analizados o comentados desde la libertad. Y sus profesionales han contribuido, desde sus cimientos vascos, a crear uno de los grupos empresariales de medios de comunicación más fuertes, prestigiosos y respetados de España. A veces, en ocasiones, algunos matices en sus publicaciones se nos antojan desde aquí, excesivamente tibias e inanes, lo que supone en la mayoría de los casos una apreciación lejana e injusta. Prueba de ello es que las bombas, los cócteles «molotov», las agresiones verbales y físicas y las amenazas se reúnen con constancia para atemorizar a sus profesionales.

«El Correo Español» y «El Diario Vasco», recuerdan día tras día, que una Constitución garantiza la libertad de expresión y el derecho a la vida de los ciudadanos vascos. Se impr
imen ambos medios en castellano, si bien no puede ser tamaño pecado el que desencadena la ira de los bestias. También el «Deia» y el «Gara», en su mayor parte, se escriben y leen en español, entre otras razones, porque pretenden que se les entienda. Si el «Deia» de las homilías dominicales de Arzallus se imprimiera íntegramente en vascuence, Ibarreche, por ejemplo, se vería obligado a contratar a un traductor para enterarse de las opiniones de los suyos. Pero como una gran mayoría de sus correligionarios opinantes tampoco saben escribir en batúa, la contratación del traductor, al menos por ahora, no es asunto de carácter urgente en «Ajuria Enea», que para los no entendidos significa la «Casa de los Ajuria», que a estas alturas de su desmandato puede formar parte aún, de su inagotable pozo de ignorancia.

«El Correo Español» y «El Diario Vasco», ambos periódicos heridos y reforzados desde sus llagas, son instituciones insustituibles para decenas de miles de vascos cultos e instruidos. Los leen y los escriben constitucionalistas y nacionalistas —¡Qué tristeza establecer esta división!—, y lo hacen profesionales que se juegan la vida por el mero hecho de trabajar en sus redacciones o talleres. Jamás, en sus páginas, se ha aplaudido la muerte, ni celebrado el terrorismo, ni justificado el crimen, ni analizado con cinismo el dolor de las víctimas. Y como urnas al revés, que se vacían, cada día los quioscos de las ciudades vascas agotan por voluntad de los lectores, sus periódicos libres e independientes.

Ya pueden los ayatolás nacionalistas señalar con sus índices al «Correo» que nada conseguirán. Quizá tristezas, dramas, heridas y amarguras personales. Las instituciones libres e independientes no se derrumban con bombas, balas o amenazas. El «Correo» estuvo ahí, está ahí, y seguirá ahí. Y con el futuro cada día más claro.

¿Qué pasará el catorce de mayo?
José María CARRASCAL La Razón  6 Marzo 2001

A algunos les parecerá poner el carro delante de los bueyes hablar de lo que ocurrirá después de las elecciones vascas antes de que ocurran. No comparto esa opinión. El 14 de mayo va a ser una fecha clave en la historia española y no digamos ya en la vasca, dado que, por primera vez en nuestra democracia, los nacionalistas pueden salir del gobierno. Un cambio completo de aquel panorama.

    Hay dos actitudes opuestas ante ese escenario. La catastrofista, defendida por Arzallus y compañía, que amenaza con todo tipo de desastres -«podrán ganar pero no gobernar», «una victoria del PP significará una escalada de la violencia»-- y la esperanzadora, que ve el comienzo de una nueva etapa en el País Vasco, basada en el respeto a los derechos básicos y la implantación de la norma democrática que hoy allí falta. La experiencia, sin embargo, nos advierte de que las previsiones casi nunca se cumplen, sobre todo cuando son tan categóricas como éstas. Lo más probable es que tengamos una mezcla de ambas cosas. La violencia puede acentuarse, de hecho se está ya acentuando, con Eta movilizando todos los comandos que le quedan, pero al mismo tiempo con un vuelco en la situación, con consecuencias imprevisibles. El mayor cambio sería que ya no tendríamos al PNV como protagonista, con los demás de meros acólitos, incluidas las víctimas. Su papel seguiría siendo importante, pero serían otros quienes llevaran la batuta o, si lo quieren más prosaico, quienes manejarían los cuartos. Ese nuevo reparto de papeles causaría el efecto de un cataclismo en la escena vasca, primero por la novedad que representa, segundo, por las consecuencias que puede tener dentro del propio PNV. 

No hay que olvidar que la Autonomía vasca es la más amplia de Europa, con controles prácticamente absolutos en todos los ámbitos de la vida ciudadana, desde la policía a la Haciencia, pasando por la enseñanza y la sanidad. Perder el control de toda esa soberanía, o lo que es lo mismo, de esos miles de millones de pesetas, va a ser difícil de explicar y aún más difícil de digerir. ¿Por qué se creen ustedes que el PNV ha luchado como gato panza arriba para no convocar nuevas elecciones, inc
luso cuando había perdido su capacidad legislativa y ejecutiva? Nadie sabe mejor que él lo que significa dejar de gobernar. Su esperanza hoy es que los nacionalistas le apoyen en bloque, y si eso no basta, lograr un acuerdo con los socialistas, ya a toro pasado de las elecciones. Dos posibilidades que no conviene descartar -en política no puede descartarse nada-, pero bastante alejadas hoy por hoy. 

Si con EA el PNV ha conseguido un acuerdo electoral de mínimos, con la llamada izquierda abertzale tiene todo un problemazo. Fue Eta la que dinamitó el Pacto de Lizarra, y de paso la estrategia nacionalista del PNV, y fue EH quien dinamitó su pacto de gobierno, dejándole en cueros en el Parlamento vasco. Reconstruir una alianza con esas fuerzas va a ser todo menos fácil, a no ser que el PNV esté dispuesto a renunciar a su programa de calculada ambigûedad, lo que no es una fórmula de gobierno, sino de claudicación ante los terroristas. Todo apunta, pues, a que el 14 de mayo el PNV tendrá que hacer un examen de conciencia y replantearse tanto su liderato como sus objetivos. Tal vez para él resulte traumático, pero no lo es en absoluto. Le ha ocurrido a todos los partidos políticos en un momento u otro de su historia, e incluso a muchos de ellos les ha servido para renovarse y vigorizarse. Aunque también hay que decir que hubo partidos que no fueron capaces de tal renovación y han desaparecido o quedado reducidos a la mínima expresión, como ocurrió a los liberales ingleses, que de partido de gobierno durante más de un siglo se han convertido en un grupo testimonial. Al PNV puede ocurrirle algo parecido si no está a la altura de las circunstancias el 14 de mayo. Nadie puede decirle lo que tiene que hacer. Puede echarse al monte con los que ya están en él a tiros o puede recuperar sus credenciales democráticas. Lo que ya no podrá seguir hac
iendo es recoger las nueces del árbol que otros sacuden. Se lo impedirán quienes lo sacuden y se lo impedirán las propias nueces, quiero decir las víctimas, que no están dispuestas a continuar siéndolo.

    Entre éstas la situación tampoco va a ser fácil. Es posible que los votos del bloque constitucionalista no sean suficientes para formar un gobierno sólido y estable. E incluso si lo consiguen, no va a ser fácil de formar gobierno entre dos fuerzas políticas que no han gobernando nunca juntas. Aparte de que hay personajes en ellas, sobre todo en el PSOE, dispuestos a torpedear el acuerdo. Pero tanto los populares como los socialistas vascos conocen la realidad mejor que sus colegas, por sentirla sobre ellos como una espada de Damocles o, mejor, como una pistola en su nuca. Son estas situaciones límite que permiten distinguir perfectamente lo importante de lo que no lo es, por lo que pienso no habrá mayores problemas ni siquiera en el tema de elegir quien será lehendakari. Los hombres y mujeres dispuestos a arriesgar diariamente su vida por su compromiso con la sociedad en la que viven no va a detenerse en esos detalles.

    La única incognita, pues, será el mapa parlamentario resultante de las elecciones. El PNV se está hartando de decir que no va a variar mucho del actual. Muy seguros, sin embargo, no deben de estar cuando tanto se han resistido a convocar los comicios. Y en cualquier caso, algo fundamental va a cambiar: hay un acuerdo básico entre los demócratas vascos a no seguir dejándose llevar como las ovejas al matadero por unos nacionalistas que empuñan las pistolas y otros que no hacen nada para impedirlo. A poco que cambie la aritmética electoral, tendremos allí nuevo gobierno, y entonces verán como empiezan a cambiar las cosas, desde la actuación de la Ertzaintza a las subvenciones. Por cierto, me juego lo que quieran a que cambia también la actitud de Iglesia vasca.

Lizarra 2
Iñaki EZKERRA  La Razón  6 Marzo 2001

La decisión de llevar la autodeterminación al programa electoral, anunciada por Ibarretxe y ahora ratificada por la componenda del PNV con EA demuestra que estamos ante una reedición de Lizarra. Y para calibrar la dimensión del peligro de ésta, hay que mirar a la primera edición, a la Lizarra 1, a su peligro y a cómo se conjuró. Se conjuró gracias a la actitud coherente y resistente del Gobierno Aznar, de su ministro de Interior Mayor Oreja y de su partido en el País Vasco; gracias al apoyo de la ciudadanía a través tanto de las urnas y las movilizaciones como de los colectivos sociales de claro signo constitucionalista y gracias finalmente al Pacto por las Libertades promovido por Rodríguez Zapatero, que ponía fin a la actitud incongruente, errática y esquizofrénica del PSOE.

    En sólo dos años, en eso que ahora Caldera llama «el bienio negro» tomando la expresión de Redondo Terreros, aquellos a quienes el nacionalismo trató de presentar como «numantinos» han ido ganándole terreno a éste hasta cercarlo de un modo dramático. ¿Quiénes son los numantinos ahora? ¿Los partidos de la Constitución y el Estatuto, el Foro Ermua, el ¡Basta ya!, la Asociación de Víctimas del Terrorismo...? Los numantinos ahora son todos los que se pringaron en la famosa y pomposa apuesta soberanista. Numantino hoy es ese Ibarretxe que hace unas semanas se fotografiaba en el «Kutxaespacio de la Ciencia» de San Sebastián, encogido el hombre dentro de una habitación enana de ese museo que era una verdadera metáfora de su papelón público y su situación desesperada. ¿Pero no tiene ese infeliz un asesor de imagen que le impida sacarse ciertas fotos y jugar en esas atracciones de feria? En efecto, hoy Ibarretxe está en el «Kutxaespacio de la política», en la noria de la autodeterminación, en el auto de choque de otra Lizarra.

    En esta campaña electoral que ya ha empezado (uno es que no sabe distinguir «electoral» de «preelectoral») va a verse bien hasta dónde es una farsa ese teatral distanciamiento del PNV y EA con respecto a EH y a ETA en el que uno, personalmente, no creyó nunca. Si Ibarretxe ha caído no fue por la huida de Otegi del Parlamento de Vitoria. Esa huida y la convocatoria electoral se han producido porque Lizarra 1 estaba ya derrotada por la respuesta constitucionalista y el tiempo para Ibarretxe corría en su contra hiciera lo que hiciera. Ahora intentan una precaria Lizarra 2, que es a todas luces otro error. El error del jugador que empeña hasta la peluca. Pero hay que pensar que los nacionalistas tienen alguna carta en la manga. No pueden ser tan tontos como para ir a estas elecciones sin tener pactada una «tregua-trampa 2» también. Rearmémonos para ella.

Hasta el horizonte
SANTIAGO GONZÁLEZ El Correo 6 Marzo 2001

Mucho se ha criticado a Ibarretxe por empezar su campaña con manifestación en vez de mitin. Se le reprocha que la marcha del sábado es un acto electoral convocado con el dinero de todos los ciudadanos. En realidad es una petición de apoyo a su «compromiso social a favor de la no-violencia y el diálogo», el famoso, qué digo famoso, el legendario documento del Kursaal, que Ajuria Enea distribuyó a mansalva con cargo al contribuyente y que el partido-guía ha incorporado a su campaña electoral. Como hubieran dicho su abuelo y el mío, lehendakari, «a escote nada es caro».

También quiero decirle que no se deje usted amilanar por las críticas fáciles de los de siempre. Les ha molestado que haya convocado usted su manifestación contra tirios y ‘tirioteados’, contra los del no a la vida y los que dicen no al diálogo, contra ETA y contra la política de los partidos en los que militan las víctimas. Mi abuelo, que también se llamaba Ricardo, como su aitite, solía decirme que hacen falta dos para bailar un tango y que dos no se pegan si uno no quiere. No se trata de minimizar la culpa de ETA, pero, ¿quién habla de la responsabilidad de las víctimas? Si las víctimas no existieran o se hubieran marchado a tiempo, tampoco habría entre nosotros asesinos. Les faltaría la materia prima y tendrían que cumplimentar su vocación como becarios en los mataderos municipales y las almas sensibles del país nos ahorraríamos estos tragos.

Tengo que decirle, sin embargo, que no puedo con la parte teórica; he intentado leer su documento y no he podido pasar de la primera frase: «La actual polarización política transmite a nuestra sociedad un horizonte cerrado y sin alternativas».

Apostaría algo, lehendakari, a que esta frase es una aportación de Jonan Fernández, amén de una invitación irresistible a la hermenéutica. Verá, transmitir es un verbo que normalmente va acompañado de un predicado inmaterial. Se transmite una noticia, una imagen, un mensaje, el pésame, una enfermedad. Pero, ¿cómo se transmite un horizonte? La cosa es aún más complicada si se trata de «un horizonte cerrado». Los horizontes son abiertos por definición, lehendakari; es la línea donde la tierra o el mar parecen juntarse con el cielo. Esto estaba implícito en un chiste de bilbaínos: «¿Echamos una carrera?». «¿Hasta dónde?». «Hasta el horizonte».»¿Ida y vuelta?». Si además no tiene alternativas, todavía peor: «Buenas, ¿tiene usted horizontes?» «No, señor, pero le puedo transmitir unas vaguadas y unos valles que da gloria mirarlos».

Ahora entiendo su predisposición a dialogar «hasta el amanecer». Si empezamos con esta claridad conceptual, me temo que en la más banal de las conversaciones nos podrían dar las uvas.

Mayor: ¿qué presidencia?
Por Lucrecio Libeertad Digital  6 Marzo 2001

¿Y si la presidencia que está en juego el 13 de mayo fuera otra? ¿Otra de una entidad muy diferente a la de la tediosa Vasconia?

Porque, a decir verdad, si no, nada se entiende. Salvo milagro –mala cosa contar con los milagros en política—, tiene el bloque PNV-EA garantizado ser el más numeroso del nuevo parlamento vasco. Salvo milagro –y nadie puede suponer que gente con el oficio de Aznar y Oreja a cuestas cuente en serio con bazas milagrosas—, la suma de escaños del PP y el PSE quedará irremisiblemente por debajo de la mayoría absoluta. Y EH, encogida a la dimensión de sus años HB, seguirá pudiendo decidir, a su antojo, cuándo un gobierno pervive y cuando se va al garete en Vitoria. Entonces, esa fracción muy relevante del Partido Socialista vasco (a la sombra del viejo Glez del GAL), que por nada del mundo está dispuesta a renunciar al cobijo institucional que el PNV le brinda, verá llegado el momento de plantar batalla interna, en nombre de lo que presentará cómo única estabilidad posible: la del viejo gobierno nacional-socialista de tantos años fieles en Ajuria Enea.

¿Pagará en votos el PSOE del resto de España semejante regresión a la prehistoria? Poco importa –replican los gestores en la sombra del felipismo vasco—. El PSOE va a estallar en media docena de organizaciones regionales. Mejor tocar poder en Vitoria y blindarse administrativa y económicamente, antes de que todo se vaya al carajo. Las navajas se mueven en la sombra de la alta dirección socialista vasca, desde hace ya un par de meses.

¿Mayor Oreja, en todo esto? Tendrá un buen resultado. El mejor que jamás el PP soñara para el País Vasco. No formará gobierno. Pero eso no será por culpa suya. Traicionado por un ávido PSOE en el último milímetro de la carrera, el líder del PP tendrá la mejor ocasión de su vida para forjarse una imagen definitiva de hombre de Estado digno de la más alta confianza. Y, en dos años, estará en condiciones de emerger como el delfín que Aznar oculta.

¿Alguien piensa de verdad que el adiós de Rato es ajeno a este refinado movimiento de ajedrez en el tablero vasco?


Los talibanes
FRANCISCO UMBRAL El Mundo   6 Marzo 2001

La destrucción de monumentos budistas en Afganistán, por orden del Gobierno, me ha sido dada a conocer con más pormenor por mi querido maestro y amigo Salvador Pániker, mediante artículo que publicaba el otro día en ABC. Este ataque sin sentido, de un heroísmo vacío, a la hermosura extensa de la quieta antigüedad, parece y es un escándalo de los fanatismos perdurables y equivocados, pero, bien mirado, lo de Afganistán no es sino el éxtasis de una constante histórica: el hombre vive de dar muerte a su pasado, el hombre es cazador de esa caza mayor que son los siglos.

Grecia necesitaba hundir a Persia. André Breton lo denuncia muchos siglos más tarde: «Persia, siempre Persia; Grecia es el gran error». Viniendo a nuestra siempre reciente guerra civil, digamos que ambos bandos se dedicaron con mucha aplicación a destruir las glorias arquitectónicas del contrario, que además eran asimismo las propias. Don Manuel Azaña y Rafael Alberti tuvieron que ocuparse de salvar nuestra gran pinacoteca en una noche de guerra en el Museo del Prado. Mediado el siglo XX, un general español proyectaba bombardear el mayor y mejor museo de España. A la Cibeles, que no es una obra de arte, pero sí un símbolo cereal de Castilla, hubo que fabricarle un dosel de ladrillo.

Por el otro lado, los rojos fusilaron al Cristo monumental, en piedra y mediocridad, del Cerro de los Angeles, al Sur de Madrid, y comenta Carlos Saura en una película: «Algo haría». Mientras tanto, los patriotas de Queipo de Llano fusilaban a Federico García Lorca, que tampoco era mal faraónico.

Los españoles, pues, somos unos talibanes de cuidado que masacramos física y teológicamente a los judíos, los moros y hasta los sospechosos de serlo, como pedía uno de los grandes genios del Imperio, Quevedo. Nadie veía que judíos, moros y cristianos eran España, como doña Marta Ferrusola no ve que los marroquíes «y todo eso», como ella dice, son una Cataluña venidera, cuarterona y fecunda. Los nacionalismos no desean integrar, sino excluir, y el señor Arzalluz insulta a los periodistas el día en que ETA está plantando fuego a dos periódicos vascos. El talibanismo nacional es la explicación de nuestra Historia, y las palabras que utiliza Pániker, «barbarie y estupidez», no sólo son las precisas y mejores, sino, asimismo, las más extensivas al caso peninsular. La citada doña Marta ya ha denunciado las mezquitas que los inmigrantes no piensan para nada poner en la Diagonal, porque ellos vienen a currárselo y no a darnos su catequesis, que es tan elemental como la nuestra. Pero todas las civilizaciones, de vez en cuando, necesitan mirar atrás y darle caza al hermoso mamut del pasado.

Los monumentos afganistaníes, de vasta y actualísima hermosura, como un Picasso budista, han sido talados con hachas y con balas. Está en nuestra condición el periódico alzamiento revolucionario contra el pasado, sólo que se trata más bien de una contrarrevolución mediante la cual el presente se afirma, el Poder se legitima extrañamente, adquiere un prestigio inverso. Es preciso hacer el safari monstruo contra la cultura, cada cierto tiempo, porque es la mejor manera de revalidar lo que hay. El hombre sólo se afirma negando.

«El objetivo político del Bloque es claramente independentista»

La Voz   6 Marzo 2001


El alcalde de A Coruña, Francisco Vázquez, se volvió a mostrar ayer particularmente crítico con los nacionalistas gallegos. A preguntas de los periodistas sobre un hipotético pacto postelectoral entre el PSdeG y el BNG para impedir que el Partido Popular siga al frente de la Xunta, Francisco Vázquez reiteró su total oposición a este tipo de alianzas. El objetivo político del BNG, según el alcalde coruñés, es «claramente independentista», lo que, a su juicio, entra en «absoluta contradicción» con los planteamientos socialistas e impide cualquier posibilidad de pacto entre ambas formaciones.
En una comparecencia en la tertulia televisiva Los desayunos de TVE, Vázquez subrayó que la estrategia del Bloque es «la del lobo que sólo enseña la patita, porque coyunturalmente arrincona su proyecto independentista», en alusión a la decisión de los nacionalistas de no incluir esta reivindicación en su programa electoral. «Pero en realidad, es un partido muy destructivo, que siempre dice no de inmediato a cualquier cosa, y es claramente independentista y separatista», afirmó.
El alcalde de A Coruña destacó que la UPG es «de las pocas formaciones marxistas-leninistas que hay en Europa», y subrayó que su oposición a la Constitución y al Estatuto de Autonomía prueban que busca «la soberanía y la autodeterminación».

El Foro de Ermua denunciará en la ONU y el Vaticano la falta de libertad
BILBAO. ABC    6 Marzo 2001

El Foro de Ermua, junto al resto de asociaciones que conforman la Plataforma Libertad, está preparando un estudio sobre la «vulneración de derechos que se vive en Euskadi» que pretende presentar ante el Papa en el Vaticano, los máximos responsables de Naciones Unidas y el Tribunal de Derechos Humanos de Europa. Así, además de los atentandos, están siendo objeto de estudio los fenómenos de la «kale borroka» o violencia callejera, «la extorsión» a ciudadanos vascos o la «diáspora» ligada al fenómeno terrorista. La participación de esta organización en el proyecto que dará a conocer internacionalmente la actividad de ETA fue decidida en un consejo extraordinario celebrado el pasado fin de semana.

Además, esta asociación prevé sacar a la calle, antes de mayo, el primer número de «Papeles de Ermua», una revista «de pensamiento» en la que se analizará la situación vasca y en la que se aceptará la colaboración "de personas con relevancia intelectual».

De prensa
ERASMO El Mundo   6 Marzo 2001

Llega Arzalluz, lee, se interesa, cómo va lo de Kabul. Mienten los diarios, dice, recuerdan los mil muertos. Las crías airadas de Molotov suministran a las redacciones el catering del miedo, su demoniaca coctelería, ante la serena prestancia de ese periódico que luce su insólita mancheta -español- sin mayores aspavientos. ¿Qué hacer? Parafrasear al bardo: El Correo es un arma cargada de futuro

Referéndum
MARÍA MAIZKURRENA El Correo 6 Marzo 2001

El domingo leíamos en las páginas de este diario un titular que rezaba ‘El terrorismo y la crispación política afectan a la salud mental de los vascos’. Habrá quien diga que noticias como ésta dan una idea exagerada y falsa de la realidad del País, pero, sin ir más lejos, a los trabajadores de este diario les parecerá que la situación sí es como para sentirse un poco ‘depre’, especialmente a los que estaban en la redacción cuando, el sábado por la noche, los toldos de la trasera del edificio se convirtieron en un bonito espectáculo para pirómanos gracias al hábil lanzamiento de unos ‘cócteles molotov’ que, sin duda, tenían como objeto insuflar alegría y combatividad en nuestras vidas y en la campaña electoral. Porque ya todo es campaña electoral y esto no hay quien lo remedie. La cosa no tenía remedio, y la violencia -o su amenaza- lloverá también durante la campaña, como llueven el destino y las tragedias, todo cuanto no podemos controlar y que planta la sombra de la depresión en los días de estupor y luto.

La violencia es y será el núcleo oscuro del periodo preelectoral. En los medios de comunicación seguirá desarrollándose esa terrible guerra mediática que nos hace desear que todas las guerras fuesen como ésta, guerras sin sangre, guerras que se libran con palabras. Hubo un tiempo en que los pactos entre nacionalistas y no nacionalistas aglutinaban una mayoría social que daba esperanza y cohesión a la sociedad vasca, a pesar del terrorismo. La muerte de Miguel Ángel Blanco, que sacó a la calle a la gran mayoría de los vascos unida contra la violencia, marcó una inflexión que, asombrosamente, fue seguida por un trabajo tenaz para destruir esa mayoría y ahondar las diferencias entre nacionalistas y no nacionalistas. Han renacido viejos tópicos y viejos errores. ¿Riesgo de fractura social? No debería haberlo. Solventar nuestras diferencias en las urnas es la solución de quienes no queremos las soluciones de ETA, es decir, de esa inmensa mayoría del pueblo que se echó a la calle horrorizada ante la muerte de Miguel Ángel Blanco.

El panorama de alejamiento entre nacionalistas y no nacionalistas, la evolución reciente, los programas de unos y de otros, la crisis que se pretende abrir en torno al modelo estatutario, harán de estas elecciones, de hecho, un verdadero referéndum a favor o en contra de la autodeterminación. Tal como están las cosas, aquí lo único que se vota es soberanismo o autonomismo (con la violencia, nítida y cercana, al fondo). En estos momentos, no tenemos libertad para votar otra cosa. Conviene tenerlo en cuenta. Quienes demandan respeto a la voluntad de los vascos, deberían saber que el 13 de mayo tendrán su referéndum.

El nacionalismo vasco radical incrementa su actividad en Francia
AGENCIAS | París El Correo  6 Marzo 2001

La unidad antiterrorista francesa en su informe del año 2000, dirigido al director general de la Policía, Patrice Bergougnoux, pone de manifiesto que el resurgimiento de la organización separatista vasco-francesa Iparraterrak, el incremento de acciones violentas en territorio francés, las amenazas de dirigentes de ETA y la importación de la kale borroca (violencia callejera) son elementos que confirman el empuje del nacionalismo vasco radical en territorio francés.

El informe confidencial de la Unidad de Coordinación de Lucha Antiterrorista (Uclat) de Pau, suroeste de Francia, publicado ayer por el diario Le Figaro, recoge el caso Lizarazu, el futbolista al que ETA pidió el denominado impuesto revolucionario, y revela que en diciembre pasado la directora de la sucursal de una sociedad francesa de transportes instalada en el País Vasco fue contactada en dos ocasiones por hombres que dijeron hablar en nombre de ETA para reclamar el pago de la citada extorsión. El informe alude también al fracasado plan de evasión de tres miembros de ETA el pasado 21 de febrero -Julián Achurra Egurola, Pototo, José Luis Urrusolo Sistiaga y Jacques Esnal- y tras analizar esto y otros atentados y reivindicaciones, afirma que 'Francia no es España, pero poco a poco podría estar iniciando el camino'.

Varios asuntos motivan la preocupación de las autoridades: el regreso de los clandestinos de Iparretarrak, inactiva desde agosto de 1998, con cuatro atentados con explosivos; el auge del movimiento nacionalista radical con 34 acciones de todo tipo, 130 manifestaciones y reuniones organizadas por el movimiento abertzale en Pirineos Atlánticos a favor de los presos y la exportación de las técnicas de kale borroka al sur de Francia.

Temor a ETA en Francia
Por Carlos Semprún Maura Libertad Digital 6 Marzo 2001

Me parece interesante señalar los titulares de los dos diarios franceses más influyentes, Le Figaro y Le Monde, el lunes 5 de marzo. Los más influyentes, pero no los más vendidos. La prensa regional, como Ouest-France y Sud-Ouest, venden casi el doble, pero, bueno, a lo nuestro: mientras Le Figaro titula en portada “Terrorismo vasco; el contagio francés”, Le Monde dedica el suyo a cómo “Luchar contra la violencia en las escuelas”. Evidentemente, entre indignación, psicoterapia, sociología barata y justificación anticipada de una posible y futura represión del gamberrismo, se olvidan de lo esencial: cuando una casa se derrumba, salen las ratas, cuando un terremoto arrasa aldeas y ciudades, surgen los ladrones. Cuando la Educación Nacional francesa ha sido durante años sistemáticamente siniestrada por los sucesivos ministros y los sindicatos de enseñanza, aparecen los violentos.

Los artículos de Le Figaro nos atañen más directamente, aunque nuestra enseñanza tampoco sea un modelo. Basándose en un informe confidencial de la “Unidad de coordinación de la lucha antiterrorista” (sic), informan sobre el considerable aumento de la violencia callejera en el País vasco francés, y asimismo la creciente actividad de organizaciones nacionalistas como Iparreterrak, Jarrai, y otras, fuertemente controladas y jaleadas por ETA, que no sólo intentaron incendiar Bayona durante la reunión europea en Biarritz, sino que también estuvieron en diciembre en Niza, durante la cumbre asimismo europea, cuando aparecieron pintadas “Gora ETA”, y de paso se incendiaron coches y se destruyeron escaparates. Si el “informe confidencial” y el diario se inquietan ante ese aumento radical de la violencia, subestiman radicalmente, por así decir, la práctica de extorsión de fondos, calificada de “impuesto revolucionario”, que consideran incipiente, en Francia, cuando es mucho más corriente y moliente, de lo que dicen. Ocurre que casi todos los que por miedo pagan, por miedo se callan. Le Figaro sólo cita el caso del futbolista Lizarazu, amenazado por colaborar con un “país enemigo” (¿cuál será? ¿Francia o Alemania?), pero resulta que el futbolista y su familia han hecho público el chantaje. Lo cual no quiere decir que no hayan pagado...

Lo que parece inquietar especialmente a las autoridades francesas, es el intento fallido, ya que un informador lo denunció a tiempo, de un comando armado, por liberar a la fuerza, a tres etarras, Jacques Esnal, Julián Achurra Egurola, y sobre todo, José Luis Urrusolo Sistiaga, detenidos en una cárcel de Moulins, en el centro de Francia. De la violencia callejera al terrorismo, si se sigue la lógica de ETA, sólo hay un paso, y me parece positivo que los franceses comiencen a inquietarse seriamente, ya era hora. Pero seamos honestos, lo que ocurre en casa, siempre preocupa mas que lo que ocurre fuera. Pero si ésta inquietud se convierte en firmeza y eficacia, puede que Francia deje de ser refugio y retaguardia del terrorismo etarra. Algo se ha hecho, pero se podría hacer mucho más.

Detenidos 15 dirigentes de la organización juvenil Haika relacionada con ETA
Bilbao. Vp ABC 6 Marzo 2001

La operación llevada a cabo esta madrugada por el Cuerpo Nacional de Policía coordinada por el director general, Juan Cotino y por el juez de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, ha dado como resultado la detención de quince presuntos dirigentes de la organización Haika –vinculada a ETA– imputados por el magistrado por pertenencia a banda armada, por considerar que Haika está subordinada a ETA, ejerce la «kale borroka» y sirve de cantera suministrando terroristas a la banda.

Según un comunicado del Ministerio del Interior, la operación denominada «Sugekumea» –«la cría de la serpiente»–, se ha desarrollado en el País Vasco y Navarra y la Policía ha registrado sus sedes de Pamplona, Bilbao, Hernani (Guipúzcoa) y Vitoria.

Haika es la fusión de Jarrai y Gazteriak –la organización juvenil de apoyo a ETA que operaba en territorio galo– en un proceso constituyente denominado «Amaiu», que se hizo público en Cambo Les Bains (Francia), el 22 de abril de 2000, y finalizó el 17 de febrero de 2001 en Pamplona. El magistrado de la Audiencia Nacional considera que Haika mantiene una erlación de dependencia y subordinación a ETA, cooperando en su actividad terrorista.

La investigación, desarrollada por el Juzgado Central número cinco de la Audiencia Nacional trata de poner de manifiesto que, desde 1990, primero Jarrai y después Haika han venido cumpliendo directrices de ETA-KAS y, posteriormente, de ETA-EKIN, para la puesta en práctica de distintas formas de violencia complementarias a las de ETA, que, según el comunicado de Interior, «han permitido a ésta concentrarse en lo que denominan el 'núcleo del conflicto', en tanto que esas otras formas de violencia, concretamente la ejercida a través de la 'kale borroka' o 'violencia callejera', es dirigida contra el conjunto de la sociedad».

Según Interior, de este movimiento han salido prácticamente todos los terroristas que han formado parte de los comandos de ETA desarticulados por la Policía desupés de la tregua, tales como: David Pla Martín, Igor Solana Matarranz, Harriet Iragi Gurruchaga, Iñaki Beaumont Ecehvarría o Iñigo Guridi Lasa.

El primero de estos fue el máximo responsable de Jarrai en Navarra y formó parte del comando desarticulado en Zaragoza el pasado 27 de julio; Solana Matarranz e Iragi eran los integrantes del comando Andalucía desarticulado el 17 de octubre de 2000; Beaumont fue detenido en Pamplona, acusado de pertenecer al Nafarroa, cuando iba a atentar contra un concejal y Guridi Lasa, que fue detenido por la Ertzaintza acusado de numerosos crímenes como integrante del comando Donosti.

Todos ellos eran dirigidos en esta última época por Francisco Javier García Gaztelu «Txapote», detenido recientemente en una operación en Francia y que, en su momento, ya había sido detenido por acciones de «kale borroka».

ESCUELA DE TERRORISTAS
ETA ha impulsado la formación de Haika, consiguiendo que el movimiento Jarrai, que actuó durante la última década, y Gazteriak sean los ejecutores de la «lucha callejera», según explica el comunicado de Interior que aclara que el paso por Haika, la «kale borroka», constituye el «bautismo de fuego y la escuela de los terroristas».

La operación «Sugekumea» se ha desarrollado durante la pasada madrugada en el País Vasco y Navarra, y en ella han participado más de 300 agentes de la Policía, dirigidos pro el jues de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón y el fiscal Enrique Molina, así como por personal de la propia Audiencia y de los distintos Juzgados de Instrucción de las cuatro provincias.

Los detenidos se han realizado simultáneamente entre las 2: 05 y las 2: 25 horas de la madrugada. De ellas, ocho se han practicado en Guipúzcoa, cuatro en Vizcaya, dos en Alava y una en Navarra, con los respectivos regstiros domiciliarios. Por otra parte, en los registros de las sedes de Haika en Hernani, Pamplona, Bilbao y San Sebastián, los agentes del Cuerpo Nacional de Policía se incautaron de abundante documentación.

En Pamplona ha resultado detenido Arturo Villanueva Arteaga, nacido en esta capital el 8 de mayo de 1976; en Bilbao fueron detenidos Unai Beascoechea Gutiérrrez, nacido en Bilbao el 27 de agosto de 1978 y Olatza CArro Boado, nacido en esta misma ciudad el 2 de abril de 1976. En Zamudio (Vizcaya) fue detenido  Ibon Meñica Orue- Echeverría, nacido en Bilbao el 8 de septeimbre de 1977. Otras cinco personas han sido detenidas en San Sebastián: Ugaitz Elizarán Aguilar, nacido el 10 de agosto de 1976 en Biarriz (Francia); Igor Ortega Sunsundegui, nacido el 9 de mayo de 1975 en Baracaldo (Vizcaya); Igor Suberbiola Zumalde, nacido el 25 de mayo de 1979; Arkaitz Rodríguez  Torres, nacido el 1 de febrero de 1979 en San Sebastián y Patricio Jimbert Leturiondo, nacido el 17 de marzo de 1976 en Vitoria.

En Eibar (Gyuipúzcoa), la Policía detuvo a Garazi Viteri Izaguirre, nacido el 19 de abirl de 1976 en Biarritz (Francia).

También en Guipúzcoa, en la localidad de Azpeitia fue arrestado Garikoitz Echeverría Uría, nacido el 23 de abril de 1977 en esa localidad y en Hernani fue detenido Aiora Epelde Aguirre, nacido el 5 de julio de 1977 en San Sebastián. En Vitoria resultaron arrestados: Mikel Ayllón Corral, nacido el 25 de febrero de 1980 en Bilabo e Igor Chillón Barbadillo, nacido el 21 de ocutbre de 1977 en Vitoria.

Finalmente, la Policía detuvo a Olatz Dañobeitia Ceballos, en Lekeitio, nacido el 21 de mayo de 1976 en Bilbao.

La ‘kale borroka’ causó daños por valor de 1.147 millones el año pasado
G. TESTA BILBAO El Correo  6 Marzo 2001

El consejero de Interior del Gobierno vasco, Javier Balza, ha comunicado al Parlamento vasco, en un informe presentado a instancias de la oposición, de que durante el año 2000 se contabilizaron en el País Vasco 534 actos de kale borroka’. Estas acciones produjeron daños en bienes materiales por un importe de 1.147 millones de pesetas, que fueron asumidos por el Consorcio de Seguros de Euskadi.

Vizcaya fue el territorio que soportó más actos de violencia callejera (252), seguida de Guipúzcoa (216) y Álava (66). La Ertzaintza detuvo por estos sucesos a 97 personas, que fueron puestas a disposición de la Audiencia Nacional o de los juzgados locales. Otras 106 personas fueron detenidas por actividades de presión social como cortes de carretera o manifestaciones no comunicadas.

Balza detalla en su informe que la Ertzaintza invirtió durante el año pasado 509.694 horas en la vigilancia de personas, domicilios, sedes e instituciones amenazadas.

El último acto de ‘kale borroka’ se registró a las 6.30 de la madrugada de ayer en Vitoria. Varios desconocidos atacaron un cajero automático del BBVA en la plaza Carlos I. Los radicales explosionaron un artefacto de fabricación casera que generó un pequeño incendio que calcinó el cajero, pero no afectó a las oficinas interiores.

La noche anterior, un grupo de radicales destrozó otro cajero de la misma entidad en la capital alavesa con dos ‘cócteles molotov’. Un coche aparcado en las inmediaciones resultó afectado en su parte delantera.

La Ertzaintza sólo arrestó a 97 el año pasado frente a 534 actos de violencia callejera
La policía vasca arrestó ayer en Vizcaya a tres jóvenes acusados de actos de violencia callejera
AITOR GUENAGA | Bilbao El País 6 Marzo 2001

La violencia callejera continúa siendo un problema de primer orden en Euskadi a tenor de los datos facilitados ayer por el consejero vasco de Interior, Javier Balza. El año pasado se produjeron 534 sabotajes, siendo por primera vez Vizcaya la provincia más afectada, y en ese mismo año la Ertzaintza detuvo por ese tipo de delito a 97 personas. Ayer mismo, la Ertzaintza arrestaba en Vizcaya a tres personas, una de ellas menor de edad, bajo la acusación de participar en actos de violencia callejera. La policía vasca vincula a los detenidos con los sabotajes ocurridos en los últimos meses en la comarca del Duranguesado.

La operación realizada ayer por la Ertzaintza coincidió en el tiempo con la publicación de una respuesta parlamentaria al Grupo Socialista por parte del consejero vasco de Interior, Javier Balza, en la que se detalla la actividad del año pasado de estos comandos de violencia callejera de apoyo a la organización terrorista ETA. Los ertzainas detuvieron en el portal de su domicilio de Durango (Vizcaya) al menor de 17 años Z. L. y a Jurdan Martitegi, de 20 años, mientras que Jon Duandikoetxea, natural de Iurreta y también de 20 años, fue arrestado en su puesto de trabajo en Mallabia, según precisaron las Gestoras pro Amnistía.

Junto a las detenciones, la Ertzaintza registró las viviendas de los tres detenidos. La policía les acusa de haber participado en varios sabotajes contra entidades bancarias y contra el juzgado de Durango, según apuntaron fuentes de Interior. La Ertzaintza continúa las investigaciones para esclarecer algunos de los sabotajes en la comarca del Duranguesado de los que aún se desconoce el autor.

El menor Z. L. es el primero que pasa a disposición judicial de la Audiencia Nacional por un delito de violencia callejera tras la entrada en vigor la nueva Ley Penal del Menor. El juez de menores de la Audiencia Nacional, José María Vázquez Honrubia, decidirá hoy si deja en libertad a Z. L. o acuerda alguna medida cautelar. Tras la reforma de la Ley Penal del Menor, los actos de terrorismo callejero cometidos por menores con más de 16 años de edad pueden ser castigados con internamiento de uno a ocho años y hasta cinco de libertad vigilada, según fuentes jurídicas.

Esta operación coincidió en el tiempo con el balance realizado por el departamento vasco de Interior sobre la actividad de estos grupos en 2000 a raíz de una pregunta parlamentaria realizada por el socialista Víctor García Hidalgo.

De los 534 actos de sabotaje registrados el pasado año, 252 se produjeron en Vizcaya y 216 en Guipúzcoa, y a gran distancia se encuentra Álava, con 66 actos de violencia callejera de apoyo a la organización terrorista ETA. Los niveles de sabotajes están, sin embargo, muy por debajo de los años anteriores a la tregua. En 1995 hubo 889; en 1996, 1.264, y en 1997 se produjeron 925 acciones. En el capítulo de arrestos, la policía vasca detuvo por sabotajes a 97 personas, que posteriormente fueron puestas a disposición de la Audiencia Nacional o del juzgado correspondiente. Junto a estas detenciones, la Ertzaintza apunta que realizó otros 106 arrestos relacionados con actividades de orden público como cortes de carreteras, manifestaciones no comunicadas u otro tipo de altercados similares.

Las detenciones también fueron mucho más altas en número en los años anteriores a la tregua, salvo en 1997. Así en 1995 se produjeron 631 detenidos; en 1996, 766, y en 1997, 84

PP y PSE denuncian la estrategia de Arzalluz de coacción a la Prensa
BILBAO. M. Alonso ABC 6 Marzo 2001

Populares y socialistas acusaron ayer a Arzalluz de dar «munición política a ETA» con sus críticas a los medios de comunicación horas después del atentado contra «El Correo». PP y PSE recordaron que Arzalluz mantiene la estrategia que inició su partido con el boicot a «El Correo» en 1996 y 1997 y aseguraron que trata de coaccionar a la Prensa ante los comicios vascos.

El dirigente del PP Carlos Urquijo señaló a ABC que es irresponsable por parte del PNV dar «munición política» a ETA, porque no se trata de inducir al atentado, pero «el que lo comete se siente justificado cuando Arzalluz asegura que “los medios de comunicación no son neutrales” y les coloca en una guerra, calificándoles de “brunete mediática”».

Desde el socialismo vasco, Rosa Díez señaló que la actitud de Arzalluz criticando a los medios de comunicación y a los partidos de la oposición y no a ETA «ya no es indignante, sino que me empieza a dar miedo». Para la europarlamentaria socialista, Arzalluz -a quien calificó de «jefe del Gobierno vasco»- se ha convertido en un «peligro» para la democracia, porque «sus declaraciones hacen sentir cada vez más impunes a quienes cometen atentados». En su opinión, mientras gobierne el PNV no se acabará con ETA.

LAS «ESTUPIDECES» DE ARZALLUZ
El presidente de la ejecutiva del PNV dijo el pasado mes de noviembre que «no hay que silenciar las críticas a los periodistas porque se cometan atentados contra ellos» y el pasado domingo, tras la última acción criminal contra el diario «El Correo», volvió a arremeter contra los medios de comunicación.

En opinión de Arzalluz, el hecho de que haya atentados contra determinados periodistas «será un problema con ETA». «Es una estupidez que se pueda deducir que cuando nosotros criticamos a un periodista lo ponemos en el punto de mira de ETA», manifestaba el pasado noviembre

BOICOT A «EL CORREO»
El día 25 de ese mes, Xabier Arzalluz dirigió una carta abierta al director de «El Correo», Ángel Arnedo, en la que le acusaba de «usar la violencia mediática contra sus enemigos políticos». Tres meses después, ETA lanza veinte cócteles molotov contra la sede de ese periódico.

En otras ocasiones, la respuesta de ETA a las críticas de Arzalluz ha sido más rápida. Hace un año, ETA envió un paquete-bomba camuflado en una caja de puros a Carlos Herrera días después de que ese periodista e Isabel San Sebastián fueran duramente criticados en un comunicado del PNV en el que se acusaba al conjunto de los medios de comunicación de estar llevando a cabo un «linchamiento» al nacionalismo y al pueblo vasco.

En mayo del año pasado, la dirección del PNV definía a la mayoría de los medios de comunicación de «abusiva fuerza mediática del señor Aznar». En junio, Arzalluz insistía en su tesis de que «el 75 ó 80 por ciento de los medios de comunicación están siendo dirigidos desde la Moncloa» y acusaba al presidente del Gobierno de lanzar una campaña mediática de acoso al nacionalismo democrático. En esos días, la dirección del PNV de Vizcaya hizo público un comunicado en el que acusaba a los medios de comunicación de mentir y tergiversar para sembrar la división en el partido.

DISCURSO RECURRENTE
El pasado mes de noviembre, Xabier Arzalluz volvía sobre este tema recurrente en sus discursos y explicaba que no concede entrevistas a periódicos españoles y sí a los extranjeros porque considera que estos son «más imparciales». «No existe ningún país de Europa -decía- en el que un Gobierno directamente controle tantos medios, tanto paniaguado y tanto facha convencido».

Hace ya varios años que Arzalluz critica a los medios de comunicación en prácticamente la totalidad de sus habituales intervenciones los domingos en distintas sedes locales de su partido y también en discursos más preparados, como el de su última reelección al frente de la dirección nacionalista, en el que llamó «garbanceros» a los periodistas que participan en tertulias de radio.

A LA CAZA DEL DISIDENTE
También en una de las últimas fiestas de su partido acusó especialmente a «El Correo» y «El Diario Vasco» de estar «a la caza del disidente nacionalista». Pocos días después, el «Diario Vasco» fue objetivo de un atentado con cócteles molotov. Previamente, entre 1996 y 1997 el PNV llevó a cabo una campaña pública de boicot contra El Correo.

El 13 de mayo del año pasado los directores de los periódicos de mayor tirada en todo el Estado respondieron al asesinato del columnista José Luis López de Lacalle con un compromiso en defensa de las libertades en un comunicado en el que se reprochaba al PNV su imprudencia e irresponsabilidad con los medios informativos.

En el manifiesto había una llamada de atención a los nacionalistas democráticos: «Aun sabiendo que es ETA quien asesina y su brazo político quien lo justifica, resulta imprudente y ajeno a la responsabilidad que se les supone el comportamiento de algunos dirigentes de los partidos nacionalistas democráticos contra los periodistas y los medios que discuten sus planteamientos».

En enero de 1995 un documento interno de KAS contemplaba la posibilidad de que ETA atentara contra determinados profesionales de los medios de comunicación, pero sugería que previamente habría que llevar a cabo contra ellos una campaña de desprestigio, a fin de que fuera comprendido por sus militantes.

California hispana: el mestizaje ya está aquí
ANTONIO CORTIJO OCAÑA El Mundo 6 Marzo 2001

Hay que preguntarse qué está ocurriendo con la mezcla de culturas en Estados Unidos. ¿Complot de la raza cósmica de Vasconcelos? ¿Forzada depuración racial? ¿Desaparición de la minoría blanca? Quizá un poco de todo esto combinado. Desde Eureka a San Diego, por la costa y por las localidades del interior de California, los valles de San Joaquín y de Salinas, el estado más poblado de EEUU habla y vive en español.

Lo que comenzó como una necesidad económica y laboral (la mano de obra barata del jornalero mexicano para la recogida de productos agrícolas de temporada) ha dado paso a una realidad que podríamos denominar in your face (irrebatible). Pero no es la macropolítica que rechazó la educación bilingüe o que vetó la atención médica a inmigrantes indocumentados la que habla del verdadero estado de cosas por estos pagos. En Santa Bárbara (la Marbella estadounidense), una localidad conocida por las viviendas de superlujo y el tráfico constante de estrellas de Hollywood, más del 45% de la población habla español. En San Diego, el gran mito de El Dorado para millones de soñadores mexicanos, es difícil encontrar una calle con nombre remotamente anglosajón. En Huntington Park, uno más de los suburbios que componen la gran urbe de Los Angeles, es difícil (imposible dicen algunos) encontrar alguien que pueda darle a uno direcciones en inglés.

George W. Bush, el gran texano heredero del orgullo de El Alamo y la derrota del general Santa Ana a manos de Austin y Huston, tuvo que hacer acto de presencia en su gira electoral (por pocos minutos y sin que el tren llegara a detenerse del todo) en la misérrima localidad de Guadalupe (where is that?), a medio camino entre las misiones de La Purísima-Santa Inés y San Antonio. Se dice, incluso, que chapurreó algunas frases ininteligibles en español. Mundo Latino, que por supuesto se encuentra al alcance de cualquiera en las salas de espera de dentistas y médicos en general, recomienda en su número de enero del 2001 (con visión exclusivamente económica) que los negocios empiecen a dedicar estrategias de venta a la comunidad hispana. E insiste en que no se haga, como hasta ahora, con una simple traducción al español de los mensajes comerciales dedicados al mundo de habla inglesa, sino que se tengan en cuenta los valores y necesidades (really?) de la población de origen hispano.

Bill McMurray, desconocido director de un gabinete de abogados especializados en accidentes de tráfico y que anuncia sus servicios a través de anuncios en cadenas de televisión local para la región centro y sur de California, a pesar de no haberse animado (todavía) a contratar a un abogado hispano, realiza esfuerzos ímprobos (veo ahora mismo su anuncio por la televisión) por pronunciar con un relativo nivel de coherencia y con una mínima pero elogiable precisión fonética su anuncio en español.

¿Estaría Vasconcelos, el teorizador e ideólogo de la raza cósmica, en lo cierto al pensar en un mestizaje racial como el futuro del planeta (americano)? Lo preocupante, claro está, es que con este grupo de población, el hispano, nos las habemos con gentes que no han optado por el silencio asiático, ni por la aculturalización italiana o irlandesa, ni por la fusión anglogermana de alemanes, holandeses o suecos. Bergmann (que se cambió su nombre a Bergman) o Miloevich (que lo hizo a Milosevich) no han podido competir con la dichosa e infame ñ que se mantiene obstinada y cabezona en el se habla español de anuncios en puertas de negocios de pro.

20/20 o 60 Minutes, programas punteros en las cadenas de televisión estadounidenses, que analizan temas de actualidad y que nunca llegaron a cuestionarse las profundas diferencias entre sicilianos y vénetos o toscanos e italoyugoslavos, irrumpen de vez en cuando en millones de hogares explicando que Little Havana en Miami, el Neoyorican en Nueva York, el Mexican-American (no tan American) de California y el hispano de Nuevo México son tan diferentes como el loco californiano, el más que frenético neoyorquino y el todavía educado sureño de las Carolinas.

Quizá las estadísticas que indican (alarman) que los hispanos serán mayoría en numerosos estados para el año 2020 sean responsables de esta hispanomanía. O quizá el prurito mercantil que, al fin y a la postre, catapultó a los estados de la Unión a un puesto de primacía mundial, hace que se imponga como una forzada ideología económica la aceptación hispana.

Cuando la noticia del primer nacimiento del milenio saltó a la palestra en España y por unos instantes en el comienzo del 2001 se pensó que el primer nacimiento español provenía de una madre inmigrante sin papeles (really?). California y España se aunaron en un abrazo hermano. Africa empezaba en los Pirineos, como México-Cuba empezaba en las Cataratas del Niágara. Pero claro está, en esta globalización del mestizaje (raza global la habría tildado Vasconcelos) el poder y la raza todavía deben luchar una batalla final.

Para ello deberemos esperar en España a tener más Juan Manillas. Juan, amigo y alumno, entró por San Diego hace ya unos años con los coyotes de turno. Recogió fresas, brócoli y quién sabe qué más. Vivió en el barrio, se occidentalizó y aspiró un buen día a lograr el sueño americano. Cursó estudios, llegó a completar su Doctorado y ahora mismo debe andar impartiendo clases, hablando ex catedra en alguno de esos cientos de universidades americanas de postín. Del trabajo esclavo a perder su afasia con papeles que le acreditan como legal y ciudadano y de allí a la cátedra que le otorgó el poder de la educación.

Y el futuro se le imagina prometedor a Juan Manillas, porque dicen las estadísticas que entre los departamentos de Humanidades que más crecen (educación es poder) en estos días en EEUU se cuentan los de español.

Santa Bárbara, ciudad hermana de Puerto Vallarta en México y quién sabe si prima lejana de Marbella, campo fértil de la raza global del nuevo Vasconcelos, está probando que hay más nexos de unión de los pensados entre los Estados Unidos hispanos, España, el Magreb y el Caribe. Pero esta dichosa inmigración a lo mejor va a resultar imparable en el nuevo melting pot de nuestra Europa, como también lo está siendo en el melting pot estadounidense. Como diría un buen anuncio en puritito inglés de estos días por estas latitudes, ¿se habla español?

Antonio Cortijo Ocaña es profesor de Literaturas Románicas y Cultura Renacentista y Medieval en la Universidad de California.
[José Vasconcelos, (1882-1959), político y escritor mexicano, es autor de La raza cósmica (1925), donde augura un futuro de mestizaje para el continente americano]

Trabajo hecho
Nota del Editor 6 Marzo 2001

La inmigración en España parece que sigue el mismo camino, pero como los árabes ya estuvieron antes por aquí unos cuanto siglos, el idioma español  ya tiene el trabajo hecho.

El Gobierno recurrirá el impuesto que Pujol ha fijado a los 'híper'
Llevará al Constitucional una norma aprobada con el respaldo del PP catalán
EDUARDO INDA El Mundo  6 Marzo 2001

MADRID.- El Gobierno aprobará, previsiblemente esta semana, la presentación de un recurso de inconstitucionalidad contra el impuesto de la Generalitat de Cataluña que penaliza a las grandes superficies comerciales desde el pasado 1 de enero.

El Govern promulgó el pasado 29 de diciembre la ley que crea el Impuesto sobre Grandes Establecimientos Comerciales. Esta normativa grava a todas las superficies comerciales que tienen una extensión superior a los 2.500 metros cuadrados. Esto es, híper y grandes almacenes.

El Ejecutivo autonómico asegura que el objetivo de la norma es que las grandes superficies le resarzan por los «daños medioambientales que causan» y por el gasto extra que le obligan a hacer en infraestructuras.

Pujol obliga a los titulares de grandes superficies a abonar a la Generalitat 2.900 pesetas por metro cuadrado y año. Obviamente, están exentos los 2.499 primeros metros cuadrados.

Actividades ya gravadas
El recurso de inconstitucionalidad que presentará José María Aznar -es a él al que le corresponde presentarlo en nombre del Gobierno- es taxativo: el impuesto de Pujol recae sobre actividades ya gravadas por el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) y el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI). O, lo que es lo mismo, las grandes superficies estarían tributando dos veces por el mismo concepto: a sus ayuntamientos y a la Generalitat.

«Este impuesto es claramente ilegal porque se solapa con gravámenes locales. El Tribunal Constitucional ha declarado ya la incompatibilidad entre un tributo local y un nuevo tributo autonómico si ambos inciden en la misma fuente de riqueza o materia gravada por aquél», argumentan fuentes gubernamentales. La comisión de secretarios de Estado y subsecretarios analizará el recurso de inconstitucionalidad en su reunión del próximo miércoles. Si recibe luz verde, pasará al Consejo de Ministros del viernes 9. La mera interposición del recurso supondrá la suspensión automática de la legislación por un periodo de seis meses, gracias a un privilegio que ostenta el presidente del Gobierno. Después, el Alto Tribunal decidirá si confirma la suspensión hasta que se pronuncie sobre el fondo de la controversia.

La Moncloa recurrirá una ley que, curiosamente, salió adelante con los votos del Grupo Popular en el Parlament de Cataluña. El contraataque legal ha sido diseñado por los juristas de los ministerios de Hacienda, Economía y Administraciones Públicas.

Los expertos legales de la Administración central basan buena parte de su análisis en la doctrina del Constitucional, que arrumbó el impuesto balear sobre instalaciones contaminantes aprobado en la época de Gabriel Cañellas. El Gobierno ha reaccionado rápidamente para impedir que las 16 comunidades autónomas restantes sigan el ejemplo de Pujol e instauren sus propios tributos.

En el fondo, esta ley no es más que un guiño a los botiguers -tenderos- catalanes, gremio que constituye una de las más sólidas canteras de votos de CiU. El ideólogo del Impuesto sobre Grandes Establecimientos Comerciales, el conseller en cap, Artur Mas, ha sido sensible a las presiones de los miles de pequeños y medianos comerciantes.

El propio preámbulo de la Ley 16/2000 es todo un ejercicio de catalanismo y de proteccionismo: «El sector del comercio en Cataluña está integrado, mayoritariamente, por pequeñas y medianas empresas que se distribuyen por toda la trama urbana, una circunstancia que singulariza el modelo de ciudad propio de los países mediterráneos. En los últimos tiempos, esta estructura ha experimentado notables transformaciones de origen claramente ajeno a la tradición urbanística y económica catalana».

La Generalitat destinará parte de la recaudación a la potenciación del pequeño y mediano comercio en Cataluña. La patronal de las grandes superficies calcula que el impuesto reportará «unos 6.500 millones de pesetas» anuales a las arcas autonómicas.

Uno de los aspectos más curiosos de la ley es que libera del pago del impuesto las zonas dedicadas a jardinería, sector en el que tiene notables intereses Marta Ferrusola, esposa de Jordi Pujol. «Está exenta de la aplicación del impuesto la utilización de grandes superficies llevada a cabo por grandes establecimientos comerciales dedicados a la jardinería, a la venta de vehículos, materiales para la construcción y maquinaria», prescribe el texto.

 

Recortes de Prensa   Página Inicial