AGLI

Recortes de Prensa     Lunes 18 Junio   2001
#ETA-HAMAS: LA SINIESTRA ALIANZA
Editorial El Mundo 18 Junio 2001

#Ibarreche en Treviño
Editorial La Razón 18 Junio 2001

#Mayor Oreja en Euskadi
Iñaki EZKERRA La Razón 18 Junio 2001

#Jospin, Schröder y los nacionalistas
ÁLVARO DELGADO-GAL El País 18 Junio 2001

#Bueno para Marte, Plutón ¿y Galicia?
Federico Jiménez Losantos Libertad Digital 18 Junio 2001

#La Oveja Negra, en libertad
Cartas al director ABC 18 Junio 2001

#La incursión irredentista de Ibarretxe
Carlos MARTÍNEZ GORRIARÁN ABC 18 Junio 2001

#Dos de los detenidos la semana pasada reconocen haber colocado el coche-bomba de Logroño
Efe - Madrid.- La Razón 18 Junio 2001

#Tras ser ilegalizada, Haika pasa a llamarse Segi

El Mundo
18 Junio 2001

#Ibarretxe consuma su desprecio a Castilla y León y asiste a la fiesta del euskera en Treviño
LA PUEBLA DE ARGANZÓN. ABC 18 Junio 2001

#Redondo: «Esto es un ejemplo de lo que no se debe hacer»
La Razón 18 Junio 2001

#El Ministerio de Educación potenciará la enseñanza del español en EEUU con el envío de profesores
EFE Libertad Digital 18 Junio 2001

ETA-HAMAS: LA SINIESTRA ALIANZA
Editorial El Mundo 18 Junio 2001

E
s sabido que los servicios secretos de EEUU e Israel han ayudado en ocasiones al Gobierno español en su lucha contra ETA. Han actuado así por solidaridad y por convicción, pero tal vez en el futuro tengan que hacerlo por necesidad, ya que, según publica hoy EL MUNDO, la organización terrorista ETA vendió dinamita a finales del año pasado al grupo palestino Hamas, con un largo historial de atentados sangrientos.

La dinamita suministrada por ETA era una parte de las ocho toneladas robadas en Plevin (Bretaña francesa) en septiembre de 1999, cuando la banda había decidido ya probablemente poner fin a la tregua. La dinamita es un producto con una vida muy corta y que se deteriora muy fácilmente, por lo que ETA decidió vender una cantidad que no iba a poder utilizar.

La banda contactó con Hamas a través de traficantes de armas que operan en Oriente Medio y, concretamente, mantuvo reuniones con los representantes de la organización islámica en el norte de Italia. Allí se cerró la operación.

Hamas estaba atravesando entonces graves problemas de suministro de armas, munición y explosivos, ya que los Gobiernos de Egipto y el Líbano, países que aprovisionaron al brazo militar de Hamas en el pasado, habían establecido controles para impedir este tráfico.

Se da la circunstancia de que una delegación de Hamas visitó el País Vasco a finales del año pasado, invitada por HB, con la que tiene magníficas relaciones. También ETA parece identificarse mucho más en estos momentos con el grupo islámico que con el IRA irlandés, que se ha decantado por la vía de la acción política para defender su causa.

Como dice el refran, dime con quién andas y te diré quién eres. La alianza entre ETA y Hamas es la de dos organizaciones criminales que han optado por el terror en la creencia de que los fines justifican cualquier medio, por repugnante que sea.

Ibarreche en Treviño
Editorial La Razón 18 Junio 2001

Cualquier ciudadano español tiene el derecho de utilizar las libertades constitucionales para visitar cualquier lugar de España, para hacer ahí propaganda o para reunirse pacíficamente con el objetivo que desee dentro de la ley. Ibarreche, presidente del Gobierno vasco, puede, por tanto, viajar al Condado de Treviño, insertado geográficamente en la provincia de Álava pero históricamente perteneciente a la de Burgos, con el mismo derecho del que disfrutaría si quisiera viajar a Marbella.

   Dicho esto, otra cuestión es la intención que anime a Ibarreche a celebrar un acto por el vascuence en un enclave en el que este idioma no se habla desde el siglo XVII. Le suponemos la misma de cuando decidió en 1998 celebrar el «Treviño eguna» (día de Treviño) en ese lugar, como si en Puebla de Arganzón se manejaran los mismos simbolismos que los impuestos por el nacionalismo en la Comunidad vasca. Es lógico, por tanto, que las autoridades de Castilla y León hayan hablado de «provocación» o de deseos expansionistas del citado nacionalismo vasco.

   Obviamente, estos existen, independientemente de si Treviño es o no un anacronismo histórico. En uno u otro caso, lo cierto es la palabra para decidir sobre su futuro la tienen las instancias políticas implicadas, especialmente Castilla y León y, concretamente, la Diputación de Burgos, tal como decidió en su momento el Tribunal Constitucional. La tienen, porque es un derecho histórico incuestionable, al margen de que se pueda modificar en un proceso negociado y sin prisas. No impuesto a la brava como una conquista del nacionalismo. Porque si Treviño pasara a Álava, pasaría al conjunto de ese territorio, y no al «patrimonio de partido» de los nacionalistas, como dan a entender con sus gestos, pues en Álava no son ni siquiera mayoría.

   La provocación, por tanto, no viene de que Ibarreche haga la propaganda política que desee, o que viaje adonde le plazca, sino en que el gesto en Treviño forma parte de un proceso desarrollado por el nacionalismo de identificación de PNV, pueblo y territorio. De ahí que gestos similares se produzcan sin cesar en Navarra, otra de las reivindicaciones del nacionalismo vasco.

   Lo que el PNV hace en Treviño es, además, ensayar un concepto que le es extraordinariamente útil para este propósito identitario: la autodeterminación. «Que decidan los treviñeses», dice Ibarreche, como si sólo a los habitantes actuales de ese condado (no a los depositarios de su herencia histórica ni a las generaciones futuras que allí residan) les correspondiera opinar; como si nada tuvieran que decir los administradores de la Comunidad política y cultural en la que ahora está Treviño y en la que, con las lógicas transformaciones de la historia en su denominación, ha estado durante ocho siglos.

   A diferencia de los Estados-nación consolidados en Europa en los últimos siglos, los nacionalismos de nuevo cuño buscan su lugar bajo el sol con una mentalidad expansionista. Eso es lo irritante del caso de Treviño. Que es un gesto de ocupación, no un deseo de buscar una solución negociada para desarrollar una administración adecuada de un territorio. Una ocupación que se ha desarrollado en una primera fase cultural (con subvenciones al vascuence por parte del Gobierno vasco); otra demográfica, facilitando que los pueblos de Treviño sean «ciudades dormitorio» para los alaveses. Y una tercera fase política. Se trata de alcanzar una victoria para el expansionismo, y así lo ha planteado el PNV. Por eso, una alternativa de reordenación administrativa que podría ser razonable se ha transformado en una imagen de «anschluss» al modo hitleriano sobre Austria. ¿Un ensayo general con todo para Navarra?
  

Mayor Oreja en Euskadi
Iñaki EZKERRA La Razón 18 Junio 2001

Hay por lo menos dos motivos para la esperanza en el País Vasco. Uno de ellos es que Jaime Mayor Oreja ha decidido quedarse en él, consolidar la oposición que por primera vez se ha logrado crear contra el nacionalismo y meterse en ese buen lío que haría salir corriendo a cualquier otro político ambicioso. El otro motivo es que sus primeros pasos han sido los de la autocrítica. Como él mismo ha reconocido hace unos días, la campaña para las autonómicas se diseñó desde Madrid.

   No es desde los despachillos desde donde se hacen las transiciones sino asomándose un poco a la calle. Yo creo que quien debía molestarse en amordazar a Fraga y quitarle a Mayor el traje de ministro de Interior para esas otras lides no lo hizo porque no pisó la calle y porque la victoria la daba ya por hecha. En ese partido hay uno que andaba mirando por encima del hombro a esos comicios y dando palmaditas de suficiencia a los que proponían hablar de la corrupción del PNV o movilizar a los colectivos cívicos para vigilar el voto en los pueblos y para usar todos los altavoces desde donde se pudiera mover conciencias y voluntades. Concretamente el viaje del Foro El Salvador al Vaticano para denunciar la situación vasca fue saboteado desde dentro del PP. Y no es la primera vez que ocurre algo semejante gracias a las mismas personas.

   Esos son los fondos reservados que reciben los colectivos sociales. Esas zancadillas de niñato siniestro que juega al «a ti te ajunto y a ti no te ajunto» en un momento tan crítico son las que hacen aún más sangrantes las calumnias de Arzalluz y Anasagasti. Pensando en esos saboteadores desinteresados (eso es lo más grave) me he acordado de un viejo chiste en el que un guardia de tráfico detiene a un coche y le dice al chófer que le da un premio de 100.000 pesetas por su conducta impecable en la carretera. Entonces el tipo que está al volante responde: «¿Qué bien, así me podré sacar el carnet de conducir!». La mujer del asiento contiguo intenta arreglarlo y añade: «No le haga caso a mi marido que está borracho». El hijo lo pone aún mejor preguntando desde el asiento trasero: «¿Papá, éste es uno de esos mamones que decías antes?». Y la abuela apostilla: «¿Ya sabía yo que con un coche robado no íbamos a ninguna parte!».

   Yo que creo que esas elecciones se perdieron porque con un coche robado no íbamos a ninguna parte; porque no se fue a por todas; porque el PSOE andaba deshojando la margarita de «PNV sí, PNV no» pese a la confianza que trataba de inspirar Redondo Terreros; y porque el PP sigue teniendo en Euskadi la imagen de que representa a una clase social muy concreta. Probablemente sea ésa una imagen inexacta e injusta porque donde está realmente el dinero es en los partidos nacionalistas, que son los partidos realmente populares, y porque ¬salvando algunas honrosas excepciones de ese barrio¬ Neguri no estuvo en la noche electoral junto a Mayor Oreja. Neguri ante esa cuestión no sabe, no contesta. Neguri les dice a sus propios escoltas que no pisen, por favor, las moquetas de su club de golf, aunque luego no haga ascos a compartir palco con Ibarretxe en el Arriaga y sepa decir «de Pancorbo para abajo» con el mismo desdén que los nacionalistas. Neguri calla, riega sus jardines o su nostalgia franquista y piensa: «Si hay que pegarse con los nazis, que se peguen los de Baracaldo-jolín».

   No. Neguri no es el PP vasco. El problema de ese PP no es que sea terrateniente, engominado y pijo-oligárquico sino que esa gente resulta demasiado educada, demasiado formalita, demasiado entre seria y doméstica. No es la que estaba hecha para llevar a Euskadi el cambio. No es la que puede arrojar tomates al Gobierno, hacer canciones y grupos de teatro contestatarios, parodiar las korrikas y los símbolos del régimen, disfrazarse con las sotanas de Setién y Uriarte o con las cejas y el flequillo hospicianos del lehendakari de Llodio. Y un cambio como ése necesita de quien esté dispuesto a disfrazarse, a parodiar y señalar con irreverencia las ridiculeces del poder, a hacer canciones que se peguen a las voces de la gente joven y a arrojar tomates, por supuesto.

   Algo así no se puede diseñar desde un despacho de Madrid ni de Rentería. Y pedirles a esos Borjas y Covadongas de San Sebastián o Bilbao que capitaneen el cambio es como pedirle que haga la revolución a nuestra tía solterona que trabaja en Hacienda. No es que ella, la pobre, sea la oligarquía. Es que no es lo suyo. Bastante hacen los Borjas y las Covadongas jugándose la vida y dejando en evidencia a ciertos sindicalistas viejos y antifranquistas históricos que no hablan porque les da pereza a su edad y no están ya por la labor de joderse la jubilación teniendo que andar con guardaespaldas. El cambio lo tenía que haber liderado la izquierda y no la derecha ni un profesorado universitario amenazado pero incapaz de movilizar a sus estudiantes ni en la calle ni en las urnas.

   Sí. La clave de por qué aún no ha triunfado en el País Vasco una alternativa al nacionalismo radica en que esa misión le correspondía históricamente al PSOE y en que, ante su renuncia, la está teniendo que asumir el PP. De ahí viene toda esa «lentitud exasperante del cambio» de la que hablaba Aznar al día siguiente del 13-M. Y tener en cuenta este factor lleva a hacer una lectura de esa fecha que no es la lectura de la derrota: ¿cómo será de patéticamente necesario el cambio en Esukadi que, cuando la izquierda desiste de liderarlo, esa necesidad rompe por la derecha y hace crecer vertiginosamente a un PP por el que nadie daba un duro hace un lustro? Para consolidar esa alternativa se queda Mayor en el laboratorio vasco. Yo creo que ese hombre vale tanto que es capaz de crear el social-aznarismo y la izquierda que no existe.

Jospin, Schröder y los nacionalistas
ÁLVARO DELGADO-GAL El País
18 Junio 2001

España es como cualquier otro país, con la salvedad siguiente: que no se conoce de cierto cuál será su organización territorial dentro de tres, cinco o 10 años. Existen disensiones nacionalistas graves y una incertidumbre no resuelta sobre lo que convendría hacer para que las aguas vuelvan a su cauce. Al factor indígena, se suma el europeo: tampoco sabemos cómo será definitivamente Europa, ni los efectos que para nuestro propio orden interior podría tener la fórmula de integración continental que acabe por imponerse. Por esta razón ha despertado interés en Madrid -y por supuesto en Vitoria y Barcelona- el pulso que a propósito de Europa están manteniendo Schröder y Jospin. Sobre el papel al menos, el modelo de Jospin es el menos hospitalario para los intereses nacionalistas. ¿Por qué? Porque el modelo consagra a los Estados nacionales ahora existentes como intermediarios autorizados y decisivos entre Bruselas y la masa ciudadana. En este esquema, el País Vasco o Cataluña sólo conseguirían tener una voz realmente propia si egresan de Europa, se ponen a la cola de quienes esperan ser admitidos en la Unión, y dan tiempo al tiempo. La aventura encierra costes potencialmente enormes, y no es del gusto de CiU ni del PNV, cuyo temple, en lo social y económico, propende a lo conservador.

La estrategia convergente y peneuvista va por otro lado. Consiste en que España permanezca nominalmente en el mapa, aunque muy debilitada y demediada. Se mantendrían los mercados, se mantendrían arreglos -tal el Concierto Económico- cuestionables desde el punto de vista europeo, aunque sumamente ventajosos para los nacionalistas, y se practicarían luego políticas que, de hecho, equivalieran a la independencia. La cuestión es sobre todo urgente para el PNV, que desearía tener la impedimenta a punto antes de 2004, año en que se celebrará la Conferencia Intergubernamental. Pasemos, pues, de Jospin a Schröder. ¿Favorecería el proyecto Schröder las ambiciones nacionalistas?

En cierto sentido, sí. En cierto sentido, se ignora. Y en cierto sentido, da lo mismo. Me explico... En esencia, Schröder ha envuelto en retórica europeísta un artificio para resolver cuestiones internas alemanas. Schröder quiere poner vaselina entre sus länder, que legislan con frecuencia en conflicto con Bruselas, y esta última. Y para ello ha inventado un principio de subsidiariedad que devuelve competencias a los Estados nacionales. Esto suena a barrer para dentro. Y lo es. En compensación, ha hablado de un orden federal europeo y del fortalecimiento de las instituciones europeas. Y aquí, como se dice en fútbol, nuestros nacionalistas ven hueco. En la medida en que el fortalecimiento institucional de la cúspide desdibuje o torne borrosos los perfiles de los elementos intermedios -en este caso, los Estados nacionales-, cobrarán protagonismo las unidades de rango inferior. El propio apaño alemán tiene ecos atractivos para peneuvistas y convergentes. España funcionaría como escudo contra la invasión legislativa de Bruselas, mientras los länder carpetovetónicos -echen a volar la imaginación, e incluyan en el cómputo las unidades que prefieran- se las arreglan entre sí. Naturalmente, el paralelismo concluye aquí, por un motivo doble. Uno, el régimen interno español no sería federal, esto es, no estaría inspirado en la igualdad entre las regiones. Y, dos, sería, inestable. Puesto que nuestros nacionalistas son eso, nacionalistas, y por lo mismo, incompatibles con cualquier acomodo que constriña perdurablemente sus aspiraciones expansivas.

Sea como fuere, y esto es lo más importante, no parece prudente tomarse a Schröder demasiado en serio. Desde el acuerdo de Berlín de 1996, Alemania ha expresado de modo inequívoco su voluntad de restringir el porcentaje del PIB destinado a la financiación de la Unión. Y sin sacrificios fiscales, no se construye un Estado europeo. ¿Atenuará la inconsistencia del plan Schröder el activismo de nacionalistas vascos y catalanes? No. Cualquier tensión que altere el statu quo y provoque grietas será recibida como una oportunidad para plantear reformas interesadas del edificio. Nuestros nacionalistas saben que el movimiento se demuestra andando. Y la voluntad nacional, también. De modo que, entre Jospin y Schröder, preferirán a Schröder.

Bueno para Marte, Plutón ¿y Galicia?
Por Federico Jiménez Losantos Libertad Digital 18 Junio 2001

Zapatero ha dejado muy atrás el doble lenguaje del nacionalismo vasco o el triple y bífido del nacionalismo catalán. El presunto líder del PSOE ha inventado el discurso a diecisiete bandas, con estereofonía y cacofonía, a elegir. En cada autonomía dice una cosa, nunca igual o parecida a la que dice en la comunidad anterior o en la siguiente. Total, que en su discurso la "asimetría" o desigualdad de forma y fondo que Maragall predica para el federalismo –simétrico por definición, hasta que lo redefinió la teoría maragalliana– se ha convertido ya en un hecho oratorio, ideológico y político. En Extremadura defiende lo que defienda Ibarra, en Cataluña lo que defienda Maragall, en Aragón lo que defienda Iglesias, en Baleares lo que defienda Antich y en Andalucía lo que diga Chaves, o sea, González. Sólo en el País Vasco no está claro lo que defiende, tal vez porque Blanco (Pepiño) es hombre de tinieblas. Pero como siga disimulando o desayudando a los vascos, Zapatero puede quedarse a dos velas tras dejar a oscuras al heroico PSE. Porque Redondo no caería solo.

Pero su insulso y sin embargo pavoroso discurso barcelonés, suscribiendo todos los topicazos progres de los setenta que siguen siendo los nacionalistas de hoy, permite entrever con relativa claridad que Zapatero ha decidido dejarse llevar por los poderes fácticos del partido en lugar de tratar de imponer una línea política homogénea nacional. Difícilmente va a unificar el partido quien quiere trocear España por parcelas. Difícilmente cuando se dice una mamarrachada como ésa de que la cuadratura del círculo o federalismo asimétrico maragalliano es buena para Cataluña, España, Europa y el mundo, se va a proponer a la ciudadanía un discurso de coherencia y responsabilidad nacional. Bueno para Marte, Júpiter, Plutón y el universo en general, podría haber añadido Zapatero, redondeando el dislate y la horterada.

Pero aparte de Urano y Venus, el planeta que más cerca queda de la asimetría nacionalista de Maragall-Zapatero es Galicia. El federalismo asimétrico, que no es sino el desmantelamiento de España en taifas a gusto de los nacionalistas, tiene en los comicios gallegos su prueba de fuego. La alianza de separatistas confesos o disimulados y el PSOE de Zapatero puede dibujarse allí no sólo como alternativa a Fraga sino como proyecto para llegar a La Moncloa defenestrando al PP. Si la "ideíca" de Maragall se asume con ese entusiasmo banal que acostumbra a exhibir Zapatero, está claro que el plan del "Triángulo de las Bermudas" (González & Arzallus & Polanco) para desestabilizar el sistema político y poder echar de La Moncloa al PP va a tener en el presunto candidato socialista a la Presidencia del Gobierno su más oportunista, estúpido y peligroso valedor. 

La Oveja Negra, en libertad
Cartas al director ABC 18 Junio 2001

La Sección Cuarta de la Audiencia Nacional ha dictado auto de libertad sobre el director de la revista «Ardi Beltza» (Oveja Negra), José Rei, porque las pruebas que había solicitado el juez Baltasar Garzón no han sido todavía practicadas. Ahora bien, estas pruebas eran referentes a temas económicos, con el fin de esclarecer la financiación de la citada publicación y, en todo caso, de la misma manera, cómo y en qué invertía los fondos que de la publicación se obtenían.

Ante la no práctica de las pruebas propuestas, la Sección Cuarta no tiene otro remedio que dejarle en libertad. Ahora bien, la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) lamenta su excarcelación, porque los verdaderos motivos que han movido a esta asociación para ejercer la acusación particular son la existencia de evidencias más que suficientes para considerar al señor Pepe Rei —por la utilización de la publicación por él dirigida, «Ardi Beltza»— como elemento activo de la inmundicia etarra.

Y por el apoyo que en su día demostró al periódico «Egin» con su clausura, el auto que dictó en su día el juez Garzón le imputaba el delito de integración en banda armada.

Uno de los votos particulares de un magistrado para apoyar su excarcelación alude a su estado de salud, pero —digo yo— peor salud tienen los que desde su «Oveja Negra» han sido señalados como objetivos, muchos de los cuales no pueden ser desenterrados.

Desde la AVT se quiere, además, vincular a los periodistas para que presenten su más enérgica protesta por esta excarcelación, e incluso, aunque existiendo la «libertad de expresión», por encima de todo. No debería permitirse que alguien que utiliza los medios de comunicación, no para expresar una opinión, sino para, presumiblemente, señalar objetivos, ejerza una profesión tan digna como la que ejercen otros muchos que dejan su vida en aras de expresar su opinión, sólo su opinión.  José Javier Solabre Heras.  Navarra.

La incursión irredentista de Ibarretxe
Por Carlos MARTÍNEZ GORRIARÁN ABC 18 Junio 2001

Treviño es un enclave burgalés rodeado de Álava por todas partes. La cercanía de la próspera Vitoria y la calidad de los servicios forales alaveses, en contraste con la lejanía de la parca y poco solícita Burgos, han popularizado en Treviño la unión con Álava y el abandono de Castilla. Los alaveses también reclaman de antiguo un condado que, de todos modos, se formó más o menos a la par que Álava. De no mediar la intoxicación nacionalista, la situación de Treviño se vería como un asunto de pura racionalización administrativa y territorial. En Castilla dicen que Treviño fue siempre castellano, pero los abertzales escrutan la toponimia del condado para concluir que, como allí se habló vascuence un día, es un territorio vasco irredento. En este caso, y a diferencia del navarro o vasco-francés, este tramposo argumento nacionalista, hábil para que Roma reivindicara todos los territorios donde se habló latín, coincide con las conveniencias de muchos treviñeses. 

Ibarretxe ha ido de excursión dominical a Treviño con la excusa de apoyar el «Araba euskaraz», la fiesta pro ikastolas alavesas, pero en realidad ha ido a explotar esta interesante coincidencia, útil para abrir otro frente de confrontación victimista con el Estado y también para hacer un nuevo guiño de complicidad al agrietado frente abertzale. No olvidemos que ETA exige el reconocimiento de la «territorialidad», esto es, de la indivisibilidad de los territorios que considera suyos, incluyendo Treviño. Por lo demás, el «respeto al ámbito vasco de decisión» que exige el lendakari requiere el atropello de las sensibilidades, derechos y razones de los que no son nacionalistas vascos. De los castellanos, en este caso. La incursión de Ibarretxe pretende convertir en un conflicto envenenado lo que de otro modo sólo sería un asunto menor.

Dos de los detenidos la semana pasada reconocen haber colocado el coche-bomba de Logroño
Efe - Madrid.- La Razón 18 Junio 2001

Los presuntos miembros del «comando Xoxua» de ETA Premin Sanpedro y Jesús María Goikoetxea, que hoy ingresaron en prisión incondicional por orden del juez Guillermo Ruiz Polanco, reconocieron, ante la policía, haber colocado el coche-bomba que estalló en Logroño el pasado día 10 y recabado información para otros atentados.

   Según informaron fuentes jurídicas, los otros tres arrestados que hoy prestaron declaración en la Audiencia Nacional, Gorka Astondoa, Nerea Hernández y Natale Landa, quedaron en libertad sin fianza, si bien esta última permanecerá en prisión, en calidad de detenida, a disposición del Juzgado Central de Instrucción número 5, en relación con la causa en la que se investiga a la organización ilegal EKIN.

    Aunque los detenidos en la operación desarrollada en la madrugada del pasado jueves fueron siete, finalmente sólo estos cinco han pasado a disposición judicial, ya que la Policía puso en libertad anoche a dos hermanos de Gorka Astondoa, Aitor e Iván. Jesús María Goikoetxea, que ingresó en prisión acusado de pertenencia a banda armada, tenencia de explosivos y terrorismo, fue el único que reconoció su pertenencia a ETA ante el juez Ruiz Polanco, al que también dijo que había elaborado informaciones para la organización terrorista y que, aunque se desplazó a Logroño y compró un plano de esta ciudad, no colocó el coche-bomba.

    Sin embargo, Goikoetxea, que hoy reconoció fotográficamente a otro etarra que permanece huido, fue mucho más explícito ante la Policía, ante la que aseguró que había enrolado a Sanpedro, que ya formaba parte de ETA, en el «comando Xoxua» y que había realizado un cursillo de manejo de explosivos en el sur de Francia a las órdenes de Ainhoa Múgica y Francisco Javier García Gaztelu, «Txapote».

    También admitió haber elaborado informaciones sobre varios objetivos en Logroño, como el edificio de Telefónica y el del Banco de España, sobre dos hoteles y la sede de Telefónica en Santander y sobre «varios puntos» de Burgos. La Policía encontró en el piso de Goikoetxea en Mondragón (Guipúzcoa) 35 kilogramos del explosivo Tytadine y un plano de Logroño en el que había tres puntos marcados con las siglas B.E., T.L. y T., que pudieran corresponder a Banco de España, Torre de Logroño (el lugar en el que estalló el coche-bomba del día 10) y Telefónica.

    Por su parte, Premin Sanpedro, a quien se imputan los mismos delitos que al anterior, se limitó hoy a decir ante el juez que es inocente y se negó a contestar las preguntas que se le formularon, además de asegurar que había declarado ante la Policía bajo la amenaza de torturas a su novia, Natale Landa, también detenida.

    En su declaración policial, Sanpedro -que dijo ser miembro de la organización ilegal EKIN- admitió haber llevado hasta Logroño el coche-bomba que estalló el domingo 10, pero dijo que no fue él quien lo activó. Sí reconoció haber elaborado informaciones sobre la Torre de Logroño -el lugar en el que se produjo la explosión- y sobre el edificio de Telefónica en la capital riojana, así como sobre la Delegación de Hacienda y la sede del «Diario de Burgos» en la capital castellana; y sobre dos hoteles en Santander, uno de ellos situado junto al Banco de España. En la capital cántabra, los miembros del «comando Xoxua» también habían obtenido los horarios del ferry que une esta ciudad con Inglaterra, aunque según las fuentes consultadas no habían llegado a comprobarlos ni a elaborar un plan detallado para atentar contra este objetivo.

    Sanpedro aseguró que había sido captado para ETA el pasado invierno por «Txapote», detenido el pasado 22 de febrero en Francia, y que había elaborado informaciones sobre cuarteles de la Guardia Civil en varias localidades de Alava, La Rioja y Zaragoza. Los acuartelamientos sobre los que había recabado datos están situados en Santa Cruz de Campezo, Laguardia y Labastida (en La Rioja alavesa); en la localidad riojana de Haro, donde pensaban emplear un lanzagranadas, y en la zaragozana de Ejea de los Caballeros, donde tenían planeado colocar un coche-bomba.

    Sanpedro, por último, también disponía de información sobre el tendido eléctrico de la línea férrea que atraviesa las localidades de Irún (Guipúzcoa) y Hendaya (Francia). Según el relato hecho por estos dos presuntos terroristas, Goikoetxea y Sanpedro se desplazaron el pasado sábado día 9 en dos vehículos a Logroño, adonde llegaron sobre las siete de la tarde, y dejaron el coche-bomba aparcado y listo para estallar a las 6:30 horas del día siguiente, después de lo que se tomaron unos vinos y se volvieron a Mondragón, donde residían.

    Estos testimonios pasarán ahora al Juzgado Central de Instrucción número 6, cuyo titular es el juez Juan del Olmo, que se encontraba de guardia el día 10 y que lleva la investigación sobre el atentado de Logroño. Por su parte, la abogada de Gestoras pro Amnistía Natale Landa quedó en libertad en esta causa después de asegurar al juez que no es de ETA, si bien permanece detenida a disposición del juez Baltasar Garzón en relación con la causa en la que se investiga a EKIN, considerada la sucesora de la ilegalizada KAS. Según informaron fuentes jurídicas, el miembro de EKIN Xabier Arregi Imaz, detenido el pasado mes de marzo, identificó a Landa como la responsable en la comarca guipuzcoana de Leniz de esta organización, para que la realizaba presuntamente labores de captación y cobro de cuotas. Ante la ausencia de Garzón esta semana, las fuentes consultadas señalaron que lo más probable es que el propio Ruiz Polanco, quien le sustituye al frente del Juzgado Central de Instrucción número 5, cite a Landa el próximo miércoles para decidir sobre su situación. Mientras tanto, Nerea Hernández, novia de Goikoetxea, quedó en libertad sin fianza, aunque se le fijarán comparecencias quincenales o mensuales, después de declarar que ni es de ETA ni ha colaborado con la banda terrorista. Además, y a pesar de haber convivido los últimos dos años con Goikoetxea, en cuyo domicilio se encontraron 35 kilogramos de explosivo, explicó que desconocía que el Tytadine estuviera allí porque "nunca bajaba al trastero".

 También quedó en libertad sin fianza, con comparecencias quincenales, Gorka Astondoa, quien negó ser afín a ETA y sólo admitió haber prestado su vehículo a Aitor Agirre Muguruza, uno de los presuntos miembros del "comando Ttotto" de ETA que consiguió huir el pasado mes de febrero. Astondoa dijo que suponía que Agirre utilizaría el coche para pasar a Francia, pero que pensaba que no lo emplearía para cometer un atentado. Las fuentes consultadas explicaron, sin embargo, que Agirre prestó más tarde este vehículo a Sanpedro para que se desplazara con él hasta Logroño. Además, señalaron que ninguno de los detenidos tiene relación con los incidentes ocurridos el pasado día 3 en Bergara (Guipúzcoa), donde unos cincuenta encapuchados perfectamente organizados provocaron cuantiosos daños materiales en vehículos y distintas entidades y se enfrentaron a agentes de la Ertzaintza, y que la Policía ni siquiera les preguntó por ello.

Tras ser ilegalizada, Haika pasa a llamarse Segi
El Mundo 18 Junio 2001

BILBAO.- Una nueva organización juvenil denominada Segi, que se define como «nacional, independentista, socialista y revolucionaria», ha tomado el relevo de Haika en el seno de la izquierda abertzale.

Los jóvenes de la izquierda abertzale no han tardado en volver a crear su propia estructura organizativa tras la reciente ilegalización de Haika -colectivo que, a su vez, sustituyó a Jarrai- por parte del juez Baltasar Garzón. Al término de una asamblea celebrada el pasado sábado en Pamplona, en la que participaron alrededor de 300 jóvenes y representantes de EH, el sindicato LAB y Gestoras pro Amnistía, Segi (Continuar, en euskara) presentó su manifiesto fundacional, en el que señala que esta nueva organización debe ser uno de los motores de «un proceso nacional de soberanía», según publicó ayer el diario Gara.

Esta organización surge de un debate puesto en marcha en las últimas semanas entre los jóvenes de la izquierda abertzale, llamado Gazte Bilgunea, y sus promotores señalan en su documento fundacional que, «ante la dinámica represiva del Estado, no podemos permanecer de brazos cruzados ni vivir la actual situación en normalidad».

Segi anunció que está abierta a todos los jóvenes «abertzales y revolucionarios», y manifestó su intención de constituir un «movimiento juvenil asentado y fuerte» para construir «una Euskal Herria libre y socialista».

Según manifestaron los componentes de Segi, su intención es dar respuesta a problemas como la falta de independencia, el paro, la drogodependencia o la búsqueda de un nuevo modelo educativo.

En el transcurso de la asamblea, los asistentes realizaron un análisis sobre diversas cuestiones de la situación política. En este sentido, debatieron sobre los pasos necesarios para conseguir la soberanía de Euskal Herria y plantearon que, «por encima de la represión española y francesa», de los marcos vigentes y de los partidos que los apoyan, la izquierda abertzale tiene que ser el «motor» en el proceso nacional hacia la soberanía.

Por otra parte, hablaron sobre la situación de «excepción» que vive la juventud vasca, y añadieron que no pueden «estar callados» ni permanecer pasivos ante las «vejaciones» que sufre Euskal Herria, ya que los Estados español y francés «vulneran» los derechos políticos, língüísticos, sociales y civiles de los vascos.

El manifiesto fundacional recoge las siete bases sobre las que se basa el ideario de Segi: «nacional, independentista, socialista, revolucionario, joven, euskaldun y plural».

Ibarretxe consuma su desprecio a Castilla y León y asiste a la fiesta del euskera en Treviño
LA PUEBLA DE ARGANZÓN. ABC 18 Junio 2001

La fiesta a favor del euskera de las ikastolas de Álava, que movilizó hasta la localidad burgalesa de La Puebla de Arganzón al lendakari en funciones, a tres de sus consejeros, al portavoz de PNV y al secretario general de EA, Gorka Knörr —también cantautor y «artista» invitado—, entre otros, comenzó, como en cualquier lugar del País Vasco, con el «aurresku», la tradicional danza vasca de bienvenida a las autoridades.

Junto a Ibarretxe, en primera fila, el alcalde de esta localidad y representantes de la Federación de Ikastolas de Álava, organizadores de la jornada en la que se sustituyó la peseta por el «araba-euro» dentro del recinto.

Al final, tras la polémica institucional suscitada, el «Araba Euskaraz» contó con una representación monocolor, en la que no faltaron dirigentes de «segunda fila» de EH, carteles a favor del acercamiento de los presos y sudaderas de Haika, una vez que la Diputación foral de Álava, gobernada por el PP, decidió «a última hora» no estar representada en su condición de institución colaboradora. Fuentes de la institución foral justificaron su ausencia en el acto por la «politización» del mismo, debido a «la falta de sensibilidad» del Gobierno vasco con el castellano-leonés.

Antes de que el lendakari en funciones Juan José Ibarretxe pidiera respeto a la voluntad del pueblo de Treviño, el concejal de Cultura del Ayuntamiento burgalés, Roberto Aguirre, leyó un manifiesto en el que expresó el deseo de la Corporación de que «este día marque un nuevo rumbo en las relaciones con el Gobierno vasco», y también pidió el respaldo del lendakari ante el «acoso judicial» de la Junta de Castilla y León, a la que acusó de mantener un «talante intransigente al diálogo».

VOLUNTAD DE LOS TREVIÑESES
Instantes después, Ibarretxe exigió respeto a la voluntad de los treviñeses porque «más allá —dijo— de lo que pensemos el lendakari o el presidente de Castilla y León estoy absolutamente convencido de que Treviño será lo que quieran ser los treviñeses porque es una cuestión, no de reivindicación política, sino una cuestión democrática», y añadió, en euskera, que «debemos seguir para construir los pueblos».

Si bien evitó entrar en la polémica suscitada en los días previos, afirmó que hubiera sido «bueno» que al acto hubieran acudido también las instituciones castellano-leonesas, no sólo las vascas. «No he venido aquí —indicó— a hacer ningún tipo de reivindicación en términos políticos» sino «a dar mi apoyo al euskera», que es «patrimonio de la humanidad».

No obstante, a juicio del presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, la pretendida defensa de la lengua vasca ha sido «una excusa para relanzar un objetivo territorial, una estrategia de hechos consumados al margen del marco constitucional y democrático». Para Herrera, la presencia de Ibarretxe en el condado burgalés «desoyendo la advertencia cortés, pero firme, del gobierno de Castilla y León supone una falta de respeto y un error político» que, según advirtió, «enrarece las relaciones entre ambas comunidades», y dificulta «la vía del diálogo» para solucionar los problemas de los treviñeses.

Por su parte, el portavoz del PNV, Joseba Egibar, tampoco quiso entrar en la polémica previa suscitada y se limitó a señalar que «quien ha querido venir, ha venido, y quien ha entendido que no debería participar en esta fiesta tampoco ha venido en absoluta libertad». Egibar añadió que el PNV apoyará «al máximo» la lengua vasca en Treviño «para que el euskera se pueda labrar también en esta tierra». Por su parte, desde EA, Knörr acusó al PP de continuar «en campaña» y de no respetar la democracia.

Ante el cariz de la jornada, los socialistas se sumaron a las críticas del PP y calificaron la presencia de Juan José Ibarretxe como «grosería institucional». El secretario general de los socialistas vascos, Nicolás Redondo Terreros, acusó a Ibarretxe de «falta de diplomacia e inteligencia política». Sostuvo, además, que la actitud de Ibarretxe iba a ser entendida por las autoridades castellano-leonesas como «una injerencia». A su juicio, se trata de «un magnífico y extraordinario ejemplo de cómo no deben hacerse las cosas».

Redondo: «Esto es un ejemplo de lo que no se debe hacer»
La Razón 18 Junio 2001

El secretario general del PSE-EE, Nicolás Redondo Terreros, afirmó ayer que la presencia del «lendakari», Juan José Ibarreche, en el «Araba Euskaraz» en el Condado de Treviño «es buen ejemplo de cómo no se deben hacer las cosas». En este sentido, Redondo acusó de falta de «diplomacia política» a Ibarreche porque su decisión es interpretada como una «injerencia y una intromisión», y ese «no es el mejor ejercicio político para que comprendan en el resto de España nuestra situación, dificultades, y problemas». Redondo realizó estas declaraciones en un rueda de prensa celebrada en San Sebastián, para presentar la comida de homenaje que se tributó ayer en San Sebastián los socialistas a los 93 cargos municipales del PSE de Guipúzcoa «por su compromiso en defensa de la libertad».

   Tras reconocer que «asuntos como el de Treviño y otros que existen se deberían solucionar con una cierta urgencia», el secretario general de los socialistas vascos añadió que, dada la situación, «quien tiene que hacer el mayor ejercicio de prudencia y reponsabilidad política es el lendakari ». Redondo criticó que en el País Vasco «sigue faltando esa inteligencia, sutileza y necesaria diplomacia política que haría que esta posicion de injerencia se trocara en una relacion de solidaridad y entendimiento y de comprensión entre dos comunidades que no tienen por qué estar la una de espaldas a la otra».

El Ministerio de Educación potenciará la enseñanza del español en EEUU con el envío de profesores
EFE Libertad Digital 18 Junio 2001

España incrementará en los próximos años los recursos para la enseñanza del español en Estados Unidos, país que en pocos años tendrá la segunda comunidad más numerosa de hispanohablantes. El Ministerio de Educación y Cultura ha llagado a acuerdos con el Gobierno federal y con los distritos locales para el envío de 600 profesores de castellano.

Las instituciones españolas son conscientes de que la "minoría" hispana en los Estados Unidos ronda ya los 23 millones de personas y también de que, en 10 ó 15 años, su crecimiento puede convertir al país en el segundo hispanohablante del mundo, por detrás de México.

Por ese motivo, España tiene previsto incrementar en los próximos años los recursos que destina para apoyar la enseñanza del castellano en colaboración no sólo con el Gobierno federal, sino con los propios distritos educativos de cada uno de los estados.

España aumentará en los próximos años los recursos que destina para apoyar la enseñanza del castellano en colaboración no sólo con el Gobierno federal, sino con los propios distritos educativos de cada uno de los estados.

El subdirector de Cooperación Internacional del Ministerio de Educación y Cultura, Luis Antonio Buñuel Salcedo, explicó que el número concreto de nuevas plazas de profesores visitantes dependerá de la demanda que reciban de los distritos educativos, aunque el incremento será de alrededor de 600.

En estos momentos, el Ministerio de Educación y Cultura tiene repartidos por los Estados Unidos 27 asesores lingüísticos y 570 profesores visitantes, en su mayoría licenciados españoles, un colectivo que el próximo año crecerá significativamente.

Recortes de Prensa   Página Inicial