AGLI

Recortes de Prensa     Miércoles 20 Junio   2001
#Himnos en la escuela
José Domingo es vicepresidente de la Asociación por la Tolerancia La Razón 20 Junio 2001

#Impunidad
Pablo A. Mosquera es secretario general de Unidad Alavesa La Razón 20 Junio 2001

#El nuevo Estado, según Zapatero
César ALONSO DE LOS RÍOS ABC 20 Junio 2001

#Varela Ortega contra la violencia
Luis María ANSON La Razón 20 Junio 2001

#Herrera replica a Ibarretxe que lo antidemocrático es no respetar las leyes
BURGOS / VITORIA. M. G. / J. J. S. ABC 20 Junio 2001

#«¿Basta Ya!» acusa a Anasagasti de tratar de «desactivarlos» y se querella por injurias
Marcos González - Madrid.- La Razón 20 Junio 2001

#El PNV se une a EH para mantener la subvención a una revista infantil con consignas políticas
Redacción - Vitoria.- La Razón 20 Junio 2001

#La Policía gala abre el primer grupo especial contra ETA en Bayona
F. ITURRIBARRIA CORRESPONSAL. PARÍS El Correo 20 Junio 2001

Himnos en la escuela
José Domingo es vicepresidente de la Asociación por la Tolerancia La Razón 20 Junio 2001

Las instrucciones para la organización y funcionamiento de los centros educativos del Departament de Ensenyament de la Generalitat incluyen para el próximo curso escolar un repertorio de canciones patrióticas. Los responsables educativos sugieren diez o quince canciones, entre las que figuran «L estaca» y «el virolai», e imponen «Els Segadors». Con ello se pretende evitar que ningún niño salga de la escuela sin conocer el himno catalán. No es de extrañar el encono de nuestros mandatarios. La última entrega del Premio de Honor de las Letras Catalanas se cerró con el canto ¬¿en pie!¬ de Els Segadors y la imagen debió ser insufrible para los medidores de la catalanidad. La premiada, Teresa Pamies, azorada, no se atrevía a cantarlo a pesar de que era objeto de todas las miradas y algunos insignes miembros del jurado del Premio que otorga Omnium Cultural susurraban la letra con más timidez que convicción. Suerte que Millàs, el activo presidente de la entidad catalanista, compensaba con energía los déficits patrióticos de sus compañeros. ¿Si eso ocurre en el rovell de l ou de la catalanidad qué no acontecerá en Santa Coloma o en Viladecans! La solución está al alcance de los gestores políticos: manos a la música por imperativo. 

De todas maneras, puestos a cantar himnos habría que reflexionar sobre la conveniencia de que los niños canten canciones con estrofas tan violentas como las que contiene Els Segadors. Todavía tenemos en nuestra reciente memoria la contestación que desató el desfile militar de Barcelona en las organizaciones «pacifistas». El éxito del festival musical del Parc de la Ciutadella y las algaradas callejeras contra la presencia de los militares en las calles barcelonesas probó irrefutablemente, según los impulsores, que Cataluña es un pueblo amante de la paz. 

Es de imaginar que los que invitaron a la ciudadanía a manifestarse en aquella ocasión, lo harán ¬ahora¬ contra la imposición de canciones de guerra en las escuelas. El president Pujol ha recordado que la Marsellesa es objeto de veneración en Francia y él sabe que ese himno es cuestionado allí, precisamente, por la violencia de su letra. Dado que ha surgido la polémica es l hora catalans! de reflexionar sobre la letra de nuestro himno y la repercusión que pueda ocasionar su enseñanza obligatoria en los colegios. ¿De verdad creen que es apropiado que los niños catalanes se eduquen con canciones que invitan a dar «cops de falç»? 

Los pedagogos buscan la forma de erradicar la violencia en las aulas y los políticos catalanes estimulan con canciones a los niños a la venganza. Si de lo que se trata es de fomentar la cultura de la paz, los himnos belicosos en las escuelas están de más. ¿Podemos sentirnos orgullosos de nuestro himno? Creo que no y es aconsejable que el Parlament abra un concurso público para cambiar su letra, si bien sería mucho mejor dejarlo sin letra (como el español) o atreverse, incluso, a suprimirlo. El imaginario popular tiene muchas más canciones que facilitan la expresión de sentimientos, sensaciones y emociones que Els Segadors. Estoy seguro que Mediterráneo, la canción de Serrat, toca mucha más fibra sensible de los catalanes de hoy que una canción guerrera del siglo XVI. Con una pequeña adaptación quedaría muy solemne y no haría falta imponerla obligatoriamente en las escuelas. La cantaría mucha gente y, sin necesidad de campañas de publicidad, los catalanes ganaríamos en simpatía a los ojos del resto de los españoles y nuestras señas de identidad ¬como la fiesta de Sant Jordi¬ serían conocidas en todo el mundo.

   Una última reflexión sobre la propuesta del Departament d Ensenyament. Es preocupante que en el abanico de canciones sugeridas no se refleje nuestra pluralidad cultura. Enseñar la simbología del país es bueno, pero se ha de ser honesto. La escuela sostenida con fondos públicos debiera ser laica y salvo en las clases de religión no tienen por qué incluirse obligatoriamente canciones confesionales. Ahora bien, si de lo que se trata es de reflejar la realidad simbólica de Cataluña en beneficio de la interculturalidad, además del virolai, tendría que encontrar un hueco en el repertorio la salve rociera.

Impunidad
Pablo A. Mosquera es secretario general de Unidad Alavesa La Razón 20 Junio 2001

Fiestas en una población Guipuzcoana; la noticia, medio centenar de encapuchados organizan una guerrilla urbana y ponen de manifiesto que son los amos de la noche. No hay detenidos, pero hay fotos, hay miedo, hay indignación en una parte de la ciudadanía, habrá tangana parlamentaria y, me temo, que el desprecio de los telespectadores de los informativos nacionales, fruto de la impotencia de quienes no comprenden cómo pueden pasar estas cosas en un país con tanta policía, tanto autogobierno, tantos votos... Puede que algunos no lo digan ante las cámaras de la tele, pero lo estén pensando. ¿Les está bien empleado por apostar masivamente por un determinado modelo de gestión pública! Y, en alguna tasca del MLNV, habrá regocijo y chulería, por el éxito de la operación urbana, que supone una advertencia de lo que nos espera mientras no aceptemos el diálogo de EH.

   En cualquier lugar civilizado, con más de cien años de sistema democrático en vigor, se habrían producido ceses y dimisiones entre los responsables de la seguridad ciudadana, amén de investigaciones eficientes fruto de la información policial y de la colaboración ciudadana. ¿Y aquí? Hasta la próxima...

   Es difícil hacerse a la idea de que esto no tiene solución, y que seguiremos apretando los dientes, entre el temor a las represalias y la rabia por lo que constituye una vergonzosa historia interminable, de impunidad y violencia. Uno piensa que cincuenta bárbaros dejan huellas, se reúnen en alguna parte, tiene cabecillas, compran la gasolina en alguna estación de servicio, necesitan contar con vehículos y cómplices en la propia población. No me puedo creer que nadie haya sido testigo de nada, no me puedo creer que todo haya sido tan rápido como para estar ante la acción de un supercomando de elite, capaz de hacer la fechoría y desaparecer en las sombras de la noche sin posibilidad de pillarlos.
   Puede que estemos ante el modelo festivo estival del 2001, con lo que podemos empezar a rezar lo que sepamos.

   Esta era una de las cuestiones por las que necesitábamos un cambio; el motivo por el que durante las elecciones no se pudo tratar de lo que tratan otros procesos electorales en sociedades normales, en las que el conflicto político se centra en el debate de modelos económicos, sociosanitarios, laborales, medio ambientales. Aquí tenemos una situación en la que se conjuga calidad de equipamientos, renta y prestaciones públicas, con la impunidad de unos jóvenes que se ponen la capucha para quemar, destruir y atemorizar, si no es para algo peor.¿Hasta cuándo? ¿Quién será el próximo? ¿De qué sirven las condenas y las manifestaciones pidiendo paz y libertad? Las urnas han legitimado a un Gobierno que sabemos lo que dio de sí. ¿Y ahora qué? ¿Otra vez a pedir elecciones anticipadas? ¿Qué les contarána las próximas víctimas? ¿De dónde sacan los fondos los cincuenta de Vergara? ¿Nos lo dirá el diputado Anasagasti?

El nuevo Estado, según Zapatero
Por César ALONSO DE LOS RÍOS ABC 20 Junio 2001

«Rodríguez Zapatero se pone a las órdenes de Pascual Maragall», concluyen los diarios de Barcelona. Es la reanudación del proceso hacia un Estado confederal (no otra cosa es el federalismo asimétrico) que había quedado interrumpido por las elecciones vascas. El Partido Socialista vuelve donde solía. Pérez Touriño ofrece a Beiras un pacto de gobierno para sustituir a Fraga y de ese modo impulsar el gran aliento social/nacionalista.

Digo que los comicios vascos han sido un alto en el camino en ese proceso hacia el nuevo Estado. El terrorismo llevó al Partido Socialista a una especie de frente no querido, una coalición no deseada con la derecha españolista, una heterodoxia política en definitiva para los que han hecho de la estrategia con los nacionalismos una profesión de fe política, un dogma, una creencia. En realidad, cuando se habla a fondo con los socialistas de Madrid o de Barcelona e incluso con muchos del País Vasco, se llega a la conclusión de que lo que deseaban era la derrota de los constitucionalistas o en todo caso era un mal menor. Para éstos, un éxito de Mayor/Redondo lo habría sido del PP y, desde luego, habría supuesto un parón en el avance hacia el nuevo Estado.

La posibilidad de un Gobierno de populares y socialistas realmente les resultaba repugnante a éstos, venía a romper todo ese sueño de la nación de naciones o, mejor, la idea de una Monarquía de naciones hispánicas o ibéricas, una Monarquía prácticamente virtual, un nexo simbólico y útil, que permitiera la diversidad real, el final de esa imposición histórica llamada España. El maldito terrorismo había venido a romper ese proyecto y a justificar esa heterodoxia que significaba la coalición de populares y socialistas. Así que, una vez fracasada gracias a los resultados electorales, ¿por qué seguir insistiendo en ello? ¿Acaso no se hizo lo que se pudo, acaso no se retorcieron los corazones en bien de la convivencia y contra el terrorismo? ¿Podía exigirse un sacrificio mayor que esto de tener que caminar junto a Aznar, tener que aguantar a Arenas, tener que soportar la proximidad de Fraga como socio, aunque fuera por una razón tan poderosa como la lucha contra el terrorismo?

Así que, una vez rota esa posibilidad, los socialistas de Madrid y de Barcelona —también muchos en el País Vasco— aún confían en que el PNV vuelva a entenderse con el PSE/PSOE. Aún vuelven a soñar con la vieja coalición social/nacionalista que pueda favorecer ese cambio de signo del Estado que vienen defendiendo Maragall y González y al que tan entusiásticamente se ha sumado Rodríguez Zapatero. En esa nueva forma de convivencia el Gobierno central será un mero coordinador de los gobiernos nacional/regionales que tendrán su Cámara en el Senado.

Y ¿qué posibilidades tiene ese nuevo Estado? Muchas, ciertamente. El acuerdo de nacionalistas y socialistas en torno a la construcción de aquél (que sólo los descerebrados pueden definir como «descentralizado», y que por la propia dinámica del proceso terminará siendo algo virtual) se impondrá a las fuerzas integradoras, que no integristas, partidarias del actual Estado autonómico. Hablemos claro: será muy difícil que el PP pueda detener ese proceso por el que parecen obsesionados no ya los nacionalistas, que sería lo lógico, sino los socialistas.

Hasta ahora la marcha hacia esa superación del autonomismo le ha costado mucho al PSOE. Le ha dejado en el 15 por ciento en el País Vasco (la izquierda más débil de Europa), le ha hecho retroceder en Galicia y perder la Comunidad Valenciana pero le ha dado resultado en Cataluña y le permitirá formar coaliciones de gobierno en la mayoría de las Comunidades.

En esa perspectiva el PSOE podrá manejar la extrema fragilidad del nuevo Estado. Fragilidad, debilidad, virtualidad. Que es de lo que se trata.

Varela Ortega contra la violencia
Luis María ANSON La Razón 20 Junio 2001
de la Real Academia Española

Para el profesor Varela Ortega, en su libro de lectura imprescindible «Contra la violencia», los euskonazis etarras no detendrán sus acciones terroristas si un día consiguen extirpar a PP y PSOE del País Vasco. El gran historiador afirma con sagacidad: «Reducido el enemigo constitucionalista al silencio, o la sumisión o la muerte, los peneuvistas ocuparán su lugar como Danton y hasta Robespierre, enviados a la guillotina por el aliado más intrépido». No hay quien pare la espiral revolucionaria. Los aliados objetivos de Arzallus y el PNV -los etarras- se convertirán en sus verdugos. Si un día no existieran concejales populares o socialistas que asesinar serían sustituidos ineluctablemente por los peneuvistas. No es verdad como afirma Arzallus que unos mueven el árbol y otros recogen las nueces. El que mueve el árbol termina por recoger también las nueces. La violencia no es sólo una demostración de salvajismo. Es una meditada estrategia revolucionaria. El desarrollo violento se produce como fórmula única para el éxito. Eta es una sangre sin fin que se derrama.

   Espléndido libro el de José Varela Ortega. Lúcido, penetrante, de escritura transparente, el prestigioso profesor hace filosofía de la Historia del siglo XX y radiografía científicamente, con frialdad de laboratorio y precisión de microscopio, los movimientos de carácter violento desde los nazis a los estalinistas. Una cabeza liberal, desprovista de escapularios ideológicos, ajena a ejercicios voluntaristas, ha sabido reflexionar, desde la Historia, en la España de hoy. La construcción de un patriotismo constitucional para una democracia fuerte y sin complejos sería la solución que enderezaría los errores cometidos en el País Vasco. El Estado de Derecho no puede negociar con la violencia si no quiere fracturarse en su mismo tejido interno. Los asesores de Moncloa tienen ahora ocasión de leer un libro que les aclarará los errores que han cometido, sobre todo, en el último órdago perdido: el que aconsejaron jugar a Aznar en el País Vasco el pasado mes de mayo.

Herrera replica a Ibarretxe que lo antidemocrático es no respetar las leyes
BURGOS / VITORIA. M. G. / J. J. S. ABC 20 Junio 2001

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, afirmó ayer que «es malo» que las administraciones públicas olviden que su obligación «es servir a los ciudadanos» y no tomarlos como pretexto «para poner banderillas de tipo territorial y nacionalista». Con estas palabras respondía a la presencia de Ibarretxe en la fiesta de las ikastolas celebrada en el enclave burgalés del Condado de Treviño el pasado domingo.

El presidente de la Junta de Castilla y León volvía a criticar ayer la presencia el domingo del lendakari vasco, Juan José Ibarretxe, en la fiesta de las ikastolas de Álava en el enclave burgalés del Condado de Treviño, y le recordó que aunque desde la Junta están abiertos al «diálogo serio», éste debe llevarse a cabo desde «el respeto a la Constitución y a los estatutos de autonomía, especialmente al Estatuto de Autonomía de Castilla y León».

Herrera, que realizó ayer su primera visita institucional a Burgos, criticó la utilización política de las instituciones con fines nacionalistas recordó a los dirigentes políticos que han afirmado que la situación de Treviño «es antidemocrática» que «lo más democrático que hay en un Estado constitucional es el respeto al marco democrático de las leyes, que establecen lo que establecen».

El presidente de la Junta recordó que el mandato que el ejecutivo autonómico tiene de las Cortes de Castilla y León, «donde reside la voluntad de los ciudadanos de la región», es una apuesta por la «cooperación permanente para mejorar la prestación de servicios a los ciudadanos del Condado de Treviño» y se ratificó en que «en esa posición vamos a mantenernos».

FIRMA DE CONVENIOS EDUCATIVOS
Herrera señaló que la Junta está dispuesta a firmar convenios para la enseñanza del euskera en Treviño, ya que entiende que «puede ser muy positivo para los ciudadanos de Treviño, para su vida familiar y laboral en el País Vasco» tener conocimiento del euskera por lo que el citado convenio «sería un esfuerzo de someternos al servicio de los propios ciudadanos de Treviño para que esa enseñanza se prestara también con el apoyo de Castilla y León».

Por su parte, el diputado general de Álava, Ramón Rabanera (PP), explicó ayer que no acudió el pasado domingo a Treviño a la celebración de la fiesta de las ikastolas porque «no queremos enfrentamientos ni crispación» con Castilla y León, y anunció que se reunirá en los próximos días, sin fecha fijada, con el presidente de esta Comunidad, Juan Vicente Herrera, informa Efe.

Rabanera afirmó que habló con Herrera sobre la celebración de esta fiesta el pasado viernes «porque noté cierta tensión, aunque no creí que llegaría a este extremo», y después «tomé una decisión meditada y consecuente con la línea de la Diputación de intentar disminuir las distancias».

Explicó que «al ver las graves reticencias de Castilla y León, vimos que era mucho más factible una buena relación para conseguir los objetivos que creo que son fundamentales, que es que Treviño esté cada vez más próxima (a Alava), o que por lo menos se puedan conseguir convenios con instituciones de Castilla y León para el beneficio de los ciudadanos de Treviño».

Por otra parte, el presidente del Parlamento vasco, Juan María Atutxa, anunció ayer que la Cámara acogerá los próximos días 3, 4 y 5 de septiembre la conferencia de presidentes de los parlamentos autonómicos que tenía que haberse celebrado en enero, pero que tuvo que suspenderse al no asistir más que cuatro de los 17 presidentes autonómicos invitados ante la situación de «anormalidad política» del País Vasco. Atutxa, que el pasado día 8 fue reelegido en el cargo, en tercera votación, con el único apoyo de PNV, EA e IU, aseguró que, esta vez, está confirmada la asistencia de los presidentes a la conferencia.

En declaraciones a ETB, el presidente de la cámara vasca manifestó que esta conferencia «se va a celebrar y yo tendré la enorme satisfacción de poder recibir aquí a esos presidentes autonómicos» a los que, según destacó, «sus respectivas formaciones, PP y PSOE, les impidieron acudir al País Vasco» para participar en la conferencia.

Atutxa señaló que la ausencia en dicha conferencia de la mayoría de los presidentes de los parlamentos autonómicos españoles —sólo acudieron cuatro de un total de 17— fue «un boicot poco respetuoso» con las instituciones, «que no se qué fruto ha podido proporcionar a esas dos formaciones políticas».

«¿Basta Ya!» acusa a Anasagasti de tratar de «desactivarlos» y se querella por injurias
Marcos González - Madrid.- La Razón 20 Junio 2001

La plataforma cívica, «¿Basta Ya!» presentó ayer en el Tribunal Supremo una querella criminal por injurias contra el portavoz del PNV en el Congreso de los Diputados, Iñaki Anasagasti, por sus declaraciones a una televisión mexicana. En la entrevista, concedida a TV Azteca, el portavoz del PNV afirmó que intuía que ciertos colectivos estaban financiados por fondos reservados, y citaba a organizaciones como «Asociación de Víctimas del Terrorismo» (AVT) o «¿Basta Ya!». Según el portavoz del colectivo «¿Basta Ya!», Carlos Martínez Gorriarán, la querella sólo busca que el Tribunal Supremo obligue a Anasagasti a «probar» lo que dijo o, si no puede, le haga «retractarse». Gorriarán añade que antes de iniciar acciones legales solicitaron a Ibarreche que hiciera un «reconocimiento expreso» de la legalidad de su grupo, pero que no obtuvieron más que «la callada por respuesta».

Declaraciones destructivas
En el texto de la querella, presentada ante el Supremo debido a la condición de aforado de Anasagasti, la plataforma considera que la intención del diputado nacionalista era «puramente destructiva» e iba buscando «el descrédito y la desactivación» del colectivo. Además, la plataforma considera que al acusarles el peneuvista de «instrumento del Estado», les pone en el punto de mira de la banda terrorista. Por su parte, el filósofo y miembro fundador de la plataforma, Fernando Savater, afirmó que estas aseveraciones de Anasagasti sólo tenían el ánimo de «desprestigiar y desactivar» iniciativas ciudadanas «no santas a ojos nacionalistas» y que «sólo quedase Elkarri, que es la que sí que está financiada por el PNV». Asimismo, el filósofo dijo que le trae «absolutamente al pairo» lo que ellos crean o dejen de creer, pero «esto es una cuestión de principios». Por otro lado, Anasagasti, les acusó de no «haber cambiado el chip» tras las elecciones del 13 M, y seguir en una «estrategia de confrontación». El caso es que Savater aseguró que «estaríamos encantados de que el Gobierno que salga de la investidura del nuevo lendakari resuelva todos los problemas, pero eso es tan difícil como apagar un fuego con gasolina». Pese a ello, el filósofo dijo que «estaría encantado de equivocarse». Esta querella criminal se suma a la demanda civil que presentó la «Asociación de Víctimas del Terrorismo» hace sólo 12 días.

El PNV se une a EH para mantener la subvención a una revista infantil con consignas políticas
Redacción - Vitoria.- La Razón 20 Junio 2001

Las Juntas Generales de Vizcaya rechazaron ayer, con los votos de PNV, EA y EH, una proposición presentada por el Grupo del PP para pedir la retirada de la subvención concedida por la Diputación foral a la revista infantil en euskera «Kili-Kili», propuesta que sí fue apoyada por el Grupo Socialista.

   El juntero del Grupo Popular Arturo Aldecoa denunció el hecho de que se subvencione con dinero público una revista «que se usa para la difusión de unas ideas, que están teniendo un coste en vidas humanas, y de un odio que es la causa última de nuestra situación».

   Mientras que EA se posicionó en contra de la propuesta del PP y rehusó entrar en debates sobre el contenido de la revista, la portavoz socialista, Gotzone Mora, manifestó que el problema suscitado en torno a la revista «Kili-Kili» no tiene nada que ver con el euskera, «sino con los contenidos».

   Desde el PNV, su portavoz, Amaia Espinosa, manifestó que la revista está subvencionada porque cumple los requisitos legales y dijo que «no se puede entender el euskera sin entender Euskal Herria», mientras que EH votó en contra.

La Policía gala abre el primer grupo especial contra ETA en Bayona
La nueva brigada tendrá 25 agentes, medios sofisticados y competencias en todo el territorio
F. ITURRIBARRIA CORRESPONSAL. PARÍS El Correo 20 Junio 2001

La Policía francesa instaló ayer de manera oficial en Bayona su primera brigada especializada en la lucha contra ETA y la violencia callejera de signo abertzale. La nueva unidad estará formada por tres grupos operativos con un total de 25 agentes y tendrá competencias en todo el territorio francés en misiones de seguimiento, vigilancias, escuchas telefónicas y detenciones.

La Brigada de Investigación e Intervención (BRI) está implantada en locales de la comisaría de Bayona, contará con «medios sofisticados» y permanecerá vinculada estructuralmente al servicio regional de la Policía Judicial de Burdeos. Al igual que otras unidades similares existentes ya en Niza, Marsella y Lyón dependerá de la oficina central de represión del bandidismo en París.

Su creación fue anunciada por el ministro del Interior francés, Daniel Vaillant, a su homólogo español Mariano Rajoy, durante su primera entrevista celebrada el pasado 2 de abril en la capital francesa. Los objetivos fundacionales consisten en luchar «contra los actos de violencias urbanas (kale borroka) y contra la implantación de estructuras de la organización separatista vasco-española ETA militar», según el comunicado oficial difundido entonces.

El dispositivo estará bajo el control directo de la Dirección General de la Policía Judicial gala y en concreto de su número dos, el comisario Roger Marion, ex-jefe de la división nacional antiterrorista. Este ‘superpolicía’, con sólidos padrinazgos en las esferas de poder en París, es el principal impulsor de la brigada en un intento de acaparar todos los resortes policiales del combate contra ETA en Francia.

Guardia Civil
Frente a las reticencias suscitadas en algunos sectores, medios oficiales insisten en que la nueva unidad funcionará «en conexión con los Renseignements Géneraux (RG, servicios de información)», servicio que trabaja en estrecha conexión con la Guardia Civil pero que no está habilitado para practicar detenciones. En el pasado Marion ha protagonizado serios enfrentamientos con los RG y la Guardia Civil ya que siempre ha concedido prioridad en las actuaciones contra ETA a la Policía Judicial, que forma tándem operativo con el Cuerpo Nacional de Policía.

Los medios citados descartan que la iniciativa sea consecuencia del temor a la extensión de los atentados a Francia. «La creación de esta BRI responde a la verdadera necesidad de llegar a una mejor eficacia. Es la prueba, una vez más, de nuestro compromiso en la lucha antiterrorista. Pero no supone una inquietud particular respecto al riesgo de lo que eventualmente pueda ocurrir en Francia», puntualizan desde la cúspide policial gala.

En círculos policiales vascofranceses, la unidad ha sido acogida con preocupación ante la hipotética merma de efectivos en los servicios de seguridad ciudadana. «Estamos de acuerdo en el principio de la creación de la BRI, pero esta lucha antiterrorista no tendría que focalizar todos nuestros medios», ha declarado Yves Lefèvre, responsable local del Sindicato General de Policía. «No hay sólo terrorismo. La protección de nuestros ciudadanos es importante al igual que la policía de proximidad», añadió.

Recortes de Prensa   Página Inicial