AGLI

Recortes de Prensa     Domingo 8 Julio   2001
#Coacción nacionalista sobre un juicio emblemático
Impresiones El Mundo 8 Julio 2001

#Los nacionalistas, a lo suyo
Federico Jiménez Losantos Libertad Digital 8 Julio 2001

#La guerra sobre el catalán se traslada a los juzgados
SALUD MUÑOZ. Corresponsal El Mundo 8 Julio 2001

#¡QUE VIENE EL LOBO!
ROBERTO BLANCO VALDÉS
La Voz 8 Julio 2001

#Un proyecto para España
Román CENDOYA La Razón 8 Julio 2001

#Rubalcaba, RAZÓN de Oro
Editorial La Razón 8 Julio 2001

#Paz, amor y cócteles molotov
Pablo PLANAS ABC 8 Julio 2001

#Abogados de etarras impulsan las acciones legales de los antiglobalización contra el Gobierno
Barcelona. M. J. C. ABC 8 Julio 2001

#Atacan en Bilbao la casa de los padres de un senador del PP por Toledo
O. B. DE O. / I. O. DE O. BILBAO / VITORIA El Correo 8 Julio 2001

#La Ertzaintza lanza una «ofensiva» para evitar que Eguibar mantenga a Balza
Jose A. Pérez - Madrid.- La Razón
8 Julio 2001

#El PP pide a Balza explicaciones por las denunciasde los ertzainas
BILBAO. Vasco Press ABC 8 Julio 2001

#Mayor acusa a PNV-EA de «alimentar el terror» al hablar de autodeterminación
MARRÓN (CANTABRIA). ABC 8 Julio 2001

#Redondo dice que la apuesta del PNV y EA por la autodeterminación «legitima» a ETA
LOURDES PÉREZ BILBAO El Correo 8 Julio 2001

Coacción nacionalista sobre un juicio emblemático
Impresiones El Mundo 8 Julio 2001

Un simple trámite judicial degeneró el viernes en un descarado acto de reivindicación catalanista. Los protagonistas eran el rector de la Universidad Rovira i Virgili de Tarragona, Lluís Arola, y el coordinador de las pruebas de selectividad, Joan Igual, acusados de prevaricación por haber apartado del tribunal de selectividad a una profesora de Lengua, Josefina Albert, que en 1998 repartió fotocopias de exámenes en castellano a varios alumnos en contra de la normativa lingüística vigente. 

Albert interpretó su exclusión como una «represalia» por haberse quejado ante el Defensor del Pueblo de la discriminación del español y en 1999 denunció a la cúpula de URV. Los jueces deben decidir si Arola e Igual merecen penas de hasta ocho años de inhabilitación. A su favor está el que el reglamento en materia de pruebas de acceso no depende de ellos, sino que les es impuesto por el Consejo Interuniversitario de Cataluña. Sin embargo, el problema no es tanto el fondo del asunto como el carácter político que ha adquirido el juicio. 

Medio centenar de personas se apostaron a las puertas del juzgado a entonar Els Segadors. Los imputados llegaron acompañados por los rectores de 14 universidades catalanas, valencianas, baleares e incluso de Perpiñán, y por representantes de todas las fuerzas políticas, excepto el PP. Entre ellos estaba, con un lazo granate en la solapa en muestra de solidaridad, Andreu Mas-Colell, el consejero de universidades de la Generalitat. El que las autoridades hayan autorizado y contribuido activamente a convertir el juicio de dos altos cargos universitarios en un acto en defensa del catalán constituye por un lado un intento evidente de presionar a la Justicia y por otro una muestra preocupante de irresponsabilidad.

Los nacionalistas, a lo suyo
Por Federico Jiménez Losantos Libertad Digital 8 Julio 2001

Sólo uno de cada tres vascos -según el último Euskobarómetro- se siente con libertad para opinar de política. Entre esa minoría privilegiada están, sin duda y como siempre, los batasunos de ETA, Arzallus y Setién. Es incluso muy probable que se sienta también en libertad ahora Ibarretxe, cuyo Gobierno va a consistir esencialmente en un lobby separatista para aprovechar el terrorismo etarra y forzar la capitulación de la democracia española. Así, mientras ETA pone bombas en las viviendas de los familiares de los representantes del PP o del PSOE, los políticos del PNV recogen y realzan el chantaje terrorista presentándolo como un diálogo para la paz. La mitad de la sociedad vasca y la gran mayoría de la de Navarra -objeto común del proyecto totalitario separatista- resisten heroicamente la presión del nacionalismo, en sus variantes criminal o cómplice, terrorista o institucional, y no merecen ser abandonadas a su seguro destino de judíos bajo la dictadura euskonazi. De otro modo, sería una necesidad política y un placer intelectual ver a los Von Papen y kerenskis del PNV-EA convertirse en víctimas de los verdugos que quieren llevar al Poder.

La única ventaja de la constitución de un Gobierno Ibarretxe donde no cabe ni Madrazo y cuyo único programa real es el separatismo, o sea, la gestión institucional de la presión terrorista, es que no deja ningún margen para la confusión interesada de los que pretenden echar al Gobierno del PP aprovechando el terrorismo vasco. Los cebrianes y tusellones, felipones y polankos, ya no pueden seguir hablando de la voluntad de convivencia y de diálogo del PNV, manipulada arteramente -según ellos- por el PP y sus secuaces del PSE-EE para destruir un nacionalismo democrático -el vasco- e imponer un nacionalismo antidemocrático -el español-.

Naturalmente, Arzallus puede seguir dándole emisoras y contratos publicitarios a Polanko. Y puede el jefe de PRISA seguir tratando de heredar la hegemonía del Grupo Correo tras los asesinatos programados de la "Brunete" marcada por Arzallus, para así instalar su "Panzer Mediática" a la sombra del Arbol de Lizarra. También pueden González y sus cómplices arrastrar al PSOE a un papel de servicio doméstico del nacionalismo, para así seguir conspirando contra esta democracia ignorante y desagradecida que elige a la Derecha para gobernar. Pero detrás del "federalismo asimétrico" no hay más que separatismo nacionalista. Y detrás del separatismo no hay más que terrorismo. El que no lo ve es porque no lo quiere ver, pero no puede estar más claro.

La guerra sobre el catalán se traslada a los juzgados
El fiscal mantiene su petición de condena contra Arola e Igual por expulsar a una profesora que dio exámenes en castellano
SALUD MUÑOZ. Corresponsal El Mundo
8 Julio 2001

TARRAGONA.- El 22 de junio de 1998 los alumnos de COU de Tarragona trataban nerviosos de contestar a las preguntas de unos exámenes que podían abrirles las puertas de la Universidad. La profesora de lengua castellana Josefina Albert formaba parte del tribunal encargado de corregir las pruebas de acceso a la tarraconense Universitat Rovira Virgili (URV). Albert repartió fotocopias de los cuestionarias a algunos alumnos en castellano.

Nadie podía imaginar que la actitud de la profesora desembocaría en un juicio por prevaricación contra el rector de la URV, Lluís Arola, y el coordinador de las pruebas de selectividad, Joan Igual, y daría lugar a uno de los actos nacionalistas vividos en Cataluña con mayor intensidad en los últimos años.

La cúpula de la URV consideró que la actuación de Albert y la de otro profesor, José María Fernández, que también repartió exámenes en castellano, contravenía el reglamento lingüístico del centro. Según la normativa aplicable en la URV, los alumnos debían examinarse en catalán y, en caso de tener dudas, los profesores habían de aclararselas. Albert y Fernández fueron apartados de la corrección de la selectividad.

Los profesores no se conformaron y acudieron al Defensor del Pueblo. Luego, Albert fue más allá y recurrió a los tribunales. El fiscal vió indicios de un posible delito de prevaricación .

Tres años después, el pasado viernes se inició el juicio, que se convirtió en una fiesta nacionalista. Arola e Igual acudieron a su cita con el juzgado arropados por el conseller de Universitats de la Generalitat, Andreu Mas-Colell, representantes de todas las fuerzas políticas -a excepción del PP-, rectores de 13 universidades catalanas, valencianas y balerares y miembros del sindicato Unió de Pagesos.

El séquito de Arola e Igual no se conformó con acompañar a los acusados. Al llegar a las puertas del juzgado parte del, por entoces ya muy amplio grupo, entonó el himno catalán de Els Segadors.

El fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, José María Mena, consideró que este canto «puede significar objetivamente una presión sobre la administración de Justicia». Consideró que este cántivo era «una utilización desafortunada y preocupante».

La imagen de Arola e Igual, rodeados de gente, contrastaba con la de la solitaria Albert, a la que ni siquiera el profesor Fernández secundó en su querella. La primera jornada del juicio se alargó hasta bien entrada la madrugada. El fiscal, la juez y la mayoría de los testigos utilizaron el catalán en sus intervenciones. La defensa intentó desacreditar a Albert tratando de demostrar que no participó en los exámenes celebrados el 22 de junio, mientras los encausados, que se negaron a contestar a las preguntas de la acusación particular, declararon que no hubo por su parte ninguna intencionalidad a la hora de apartar a Albert y Fernández de las pruebas de selectividad.

Ayer este juicio quedó visto para sentencia. El fiscal y la acusación particular mantienen su petición inicial de 8 y 11 años de inhabilitación para Arola y Igual. No obstante, rebajan de medio millón a 200.000, el fiscal, y de 11 millones a dos, la acusación, las indeminizaciones.

¡QUE VIENE EL LOBO!
ROBERTO BLANCO VALDÉS La Voz 8 Julio 2001

La primicia era ayer titular en todos los periódicos: «Ibarretxe marca como prioridad de su gobierno lograr el derecho de autodeterminación». Ante tal noticia cabría, claro, reaccionar como lo hemos hecho habitualmente, es decir, situándonos fuera de la lógica de quienes suscitan al asunto, y afirmando, por ejemplo, que los vascos se han autodeterminado ya en todas las elecciones celebradas en Euskadi desde la recuperación de las libertades democráticas; o poniendo de relieve que una propuesta como esa lleva inscrito el germen de la discordia civil entre los vascos. Yo mismo me he cansado de argumentar en esa línea y de impugnar una lógica que encubre lo que se ha planteado una y otra vez como el farol de unos taures.

Las manifestaciones de Ibarretxe colocan, sin embargo, la cuestión en otro plano. Ya no es un partido el que, con más o menos claridad, reivindica en su programa tal supuesto derecho colectivo; ni es el Arzalluz de turno, o el Anasagasti de guardia, el que defiende la autodeterminación ante su aguerrida muchachada o ante el atónito periodista de un semanario bonaerense. ¡No!: ahora es el futuro lehendakari el que afirma que la autodeterminación será la prioridad fundamental de su gobierno.

Es tal el paso de gigante que supone esa manifestación de voluntad, que la misma nos obliga a entrar en la lógica particular del proponente y a exigirle que aclare con absoluta precisión los perfiles de su oferta. En concreto, y como mínimo: ¿el ejercicio del derecho de autodeterminación debería traducirse en la celebración de un referéndum sobre la secesión del País Vasco?; ¿quién, en caso afirmativo, debería votar en tal consulta?; ¿cuándo debería celebrarse?; ¿podría tener lugar con una banda armada apoyando la secesión con sus pistolas?; ¿qué recomendaría el PNV: el voto a favor de la secesión o el voto en contra?; ¿cuál es el porcentaje mínimo de votos que el lehendakari considera necesario para que la decisión pro-secesión fuera legítima?; ¿qué compromisos de futuro en relación con la autodeterminación asume el PNV si aquella decisión fuera negativa?

Sin aclarar todos esos extremos, hablar de la autodeterminación como parte de un programa de gobierno es de una irresponsabilidad intolerable. Una irresponsabilidad que se parece, por lo demás, a la del pastor que anunciaba al lobo en falso una y otra vez. ¡Ya está bien de gritar que viene el lobo! ¿Es que viene de verdad? Pues díganos, señor lehendakari, bien clarito, cómo es el lobo, si viene sólo o en manada, si ha comido o llega hambriento, y, sobre todo, si le echará usted a los perros para defender a sus ovejas o lo sentará a su lado para compartir con él mesa y mantel.

Un proyecto para España
Román CENDOYA La Razón 8 Julio 2001

El debate sobre el estado de la Nación ha reflejado la normalidad económica y social en la que vive España. Esta situación permite que los partidos políticos de dimensión nacional aborden el debate de cómo dotar de mayor solidez al Estado.

   Los dos partidos que representan al 80% del electorado nacional nunca tienen «tiempo» para pactar y establecer lo que es y debe ser nuestro país. PP y PSOE deben abordar un proyecto de España que haga frente al de separación y disgregación de los partidos nacionalistas.

   Zapatero ha abierto un interesante debate para la renovación ideológica de su partido en el camino del «socialismo de centro» que debería servir para definir y concretar un proyecto de futuro para España. El documento es ambicioso y no contempla el pacto ni la connivencia con proyectos nacionalistas.

   El problema de España es que el PSOE y el PP viven en un permanente momento electoral. Ahora, el tiempo político inmediato está en las elecciones de Galicia. No son buenas las dos únicas alternativas para la gobernabilidad que se ofrecen al electorado. O la mayoría absoluta de Fraga o el pacto entre los socialistas y los nacionalistas del BNG que, entre otras cosas, firmaron el Pacto de Barcelona. El Estado de las autonomías debe servir para el reconocimiento de la singularidad de los pueblos de España pero no para que vayan tomando cuerpo y desarrollándose nacionalismos excluyentes y enfrentados al Estado.

   Así, si el PP ganara sin mayoría absoluta debería poder gobernar desde el teórico centro reformista que representa, haciendo política y logrando consensos a través del debate en el Parlamento. De igual forma, si el socialismo ganara en Cataluña, el PP no debería apartar al PSC de la Generalitat mediante un pacto con los nacionalistas de CiU.

   En Euskadi, debido a la presencia de ETA y a la escalada soberanista de los partidos nacionalistas, el PSOE y el PP han llegado a un pacto. La defensa de valores superiores como la Constitución y el modelo de Estado han aparcado las diferencias ideológicas sobre el modelo de sociedad.

   Sería bueno que PP y PSOE, que representan al 80% del electorado nacional, establecieran un pacto sobre un modelo de España que evite las servidumbres que les imponen los partidos nacionalistas.

Rubalcaba, RAZÓN de Oro
Editorial La Razón 8 Julio 2001

El Pacto Antiterrorista firmado por el PP y el PSOE sigue vivo, al igual que el compromiso por la libertad suscrito por los dos grandes partidos. Lo ha explicado con una claridad meridiana el diputado del PSOE, y ex ministro, Alfredo Pérez Rubalcaba, en el curso del acto en el que le fue entregada «LA RAZÓN de Oro», precisamente por su decisiva contribución a la firma del histórico acuerdo: «El Pacto tiene un valor muy importante, porque aquí de lo que se trata es de ver quién desiste ¬dijo¬, y yo creo que la cosa está muy clara: que desistan ellos; que no vamos a desistir, que ni podemos ni debemos hacerlo. (...) Ese es el valor fundamental del Pacto; decirles a esos señores que pierdan toda esperanza, por que no van a conseguir nada». Tiene Pérez Rubalcaba toda la razón, incluso cuando recuerda que le hubiera gustado disponer de un pacto similar cuando era el PSOE quien estaba en el Gobierno.

   Son palabras de un verdadero hombre de Estado, de alguien en quien coinciden los más firmes valores que han construido el socialismo español y la actitud de un político serio, honesto, tan amante de su país, capaz de olvidar comprensibles rencores y sellar con el partido en el Gobierno un primer acuerdo de Estado.

   El camino desbrozado por Pérez Rubalcaba es el mismo que el PSOE de Rodríguez Zapatero ha seguido después, anteponiendo el interés general de los españoles a la política concreta, y ciertamente legítima, de los partidos para poder negociar acuerdos de la trascendencia del Pacto de Estado por la Justicia.

Paz, amor y cócteles molotov
Por Pablo PLANAS ABC 8 Julio 2001

El espíritu de la contradicción es el que ha debido llevar a los portavoces y líderes de la antiglobalización a dejar sus asuntos en manos de un despacho de abogados especialista en defender a presuntos etarras. Habrá sido eso, la contradicción o la ingenuidad, dado el acendrado pacifismo que se atribuyen estas brigadas de un nuevo amanecer. Tras la manifestación de Barcelona, en la que el burgués y apacible paseo de Gracia quedó igual que un campo de fútbol de un país globalizado tras partido de rivalidad local, los indignados líderes de los grupos convocantes fiaron la querella contra el Gobierno por la supuesta brutalidad policial a un par de abogados que acumulan más de diez denuncias por desacato y desobediencia así como varios expedientes disciplinarios abiertos en el Colegio de Abogados de Barcelona. Uno de los letrados es, además, especialista en la defensa de individuos relacionados con el «Comando Barcelona» de ETA y, en tiempos, colaborador de la revista de Pepe Rei «Ardi Beltza», un órgano de expresión también pacifista, como nadie ignora.

Podría ser, sin embargo, que quienes con tanta buena fe denuncian los supuestos estragos mundiales del capitalismo pretendan combatir el sistema de libertades, de derechos y de deberes que nos ampara, con tales letrados porque ningún otro disponga de la paciencia necesaria para explicar a los impulsores de la denuncia que el orden público es tan ciego y global que garantiza incluso el que ellos se puedan manifestar.

La contradicción o la ingenuidad, la buena fe o el desconocimiento han debido llevar a estos hombres y mujeres, luchadores y luchadoras, compañeros y compañeras, hasta un despacho que llegó a presentar en 1990 una denuncia contra Felipe González y varios de sus ministros por detención ilegal y secuestro de los soldados enviados a la Guerra del Golfo. Todo esto podría sonar a chiste y travesura sino fuera porque acostumbra a suceder que también son muy pacíficos y teóricos los que prestan su lumbre a los chicos que portan en una mano una lata de gasolina y en la otra, una botella vacía de naranjada con un trapo en el cuello. Si no se pregunta para qué quieren el fuego es más fácil alegar luego que se creyó que era para encender un pitillo.

Hay una pintada en un quiosco del mismo paseo de Gracia que es una síntesis perfecta de esta alternativa al pensamiento único: «Paz, amor y cócteles molotov». Podría desprender una sutil ironía sino fuera porque quienes dirigen los grupos antiglobalización parecen haberse tomado esta consigna al pie de la letra, lo mismo en las calles que en los juzgados. Y es que, a la vista de los datos, cualquiera diría que el calibre de este nuevo pacifismo globófobo es tan milimétrico como el del consejo latino. «Si vis pacem»...

Abogados de etarras impulsan las acciones legales de los antiglobalización contra el Gobierno
Barcelona. M. J. C. ABC 8 Julio 2001

«Teléfono exclusivo para las detenciones por las botas y porras del Estado». Así reza el anuncio del despacho de abogados que representa a los grupos antiglobalización que participaron en la manifestación del pasado 24 de junio. Este bufete tiene como principales clientes a jóvenes violentos y ha defendido a presuntos miembros del Comando Barcelona de ETA.

El Despacho de Asesoramiento Laboral y Popular (DALP), con sede en Barcelona y sucursales en Badalona y Vic, está dirigido por Francesc Arnau y Jaume Asens, especializados en la defensa de jóvenes implicados en acciones violentas, algunos de los cuales pertenecen al movimiento «okupa» catalán y a otros grupos antisistema. La actuación más reciente de este bufete está relacionada con la querella que presentarán la semana próxima semana los grupos antiglobalización contra la delegada del Gobierno, el subdelegado en Barcelona y diversos mandos policiales por los incidentes ocurridos en la manifestación del pasado 24 de junio.

DESACATO Y DESOBEDIENCIA
Sin embargo, la trayectoria de estos letrados se remonta a varios años atrás. En 1993, Arnau creó junto a otros letrados la Coordinadora contra los Abusos de Poder con la finalidad de apoyar a los miembros del grupo independentista Terra Lliure detenidos el año anterior. Francesc Arnau es conocido por sus polémicas intervenciones judiciales en defensa de «okupas», insumisos y ateneos libertarios, lo que le ha llevado a acumular 16 denuncias por desacato y desobediencia, así como la apertura de varios expedientes disciplinarios en el Colegio de Abogados de Barcelona. En 1995, el DALP asumió la defensa de Zigor Larredonda Muñoz, Juan Carlos Maya Gómez y Concepción Casado Fuertes, acusados de colaboración con ETA. El año pasado, el bufete ejerció la defensa en el juicio de los cuarenta jóvenes desalojados del cine Princesa en 1996 y que fueron acusados de usurpación, desobediencia y resistencia.

Este año, los dos abogados defendieron a Larredonda y Sergi Orge Sánchez, en el proceso seguido en la Audiencia Nacional por su supuesta colaboración en el Comando Barcelona. Francesc Arnau, además, es antiguo colaborador de la clausurada publicación «Ardi Beltza», presuntamente vinculada a la banda terrorista, y suscribió un manifiesto en el que se solicitaba la puesta en libertad de su ex director, Pepe Rei, procesado por el vídeo «Periodistas, el negocio de mentir». Se da la circunstancia de que, hace unos días, Rei pronunció una conferencia en Barcelona organizada por el semanario «El triangle» y estuvo acompañado por Arcadi Oliveras, portavoz de los antiglobalización y presidente de Justicia i Pau.

El asesoramiento que el DALP ofrece a los jóvenes implicados en actuaciones violentas incluye consejos respecto a cómo deben actuar en caso de detención, asistencia jurídica en comisaría y en los procedimientos judiciales. En medios judiciales barceloneses son muy conocidas las tácticas dilatorias y recusaciones que emplean los letrados, en el marco de una filosofía basada en la oposición frontal al sistema judicial y que ha agotado la paciencia de los jueces en varias ocasiones. En esta línea antisistema, el citado despacho ha apoyado denuncias y querellas contra autoridades e instituciones del Estado, como por ejemplo la presentada en 1990 contra el presidente del Gobierno y varios ministros, a los que se acusó de un delito de detención ilegal por enviar soldados al conflicto del Golfo Pérsico.

El ejemplo más elocuente de esa especialización en hechos de carácter radical y violento es el anuncio que este despacho posee en la web members.estripod.de/DALP y que incluye la expresión «teléfono exclusivo para las detenciones por las botas y porras del Estado».

«FIESTA Y CONFRONTACIÓN»
Y es que Internet se ha convertido en un inestimable vehículo de cohesión entre los grupos antisistema. En los días previos a la celebración de la marcha antiglobalización, se produjo un cruce de correos electrónicos y de mensajes lanzados a través de distintas web y que demuestran, tal como indicaba el informe de la Brigada de Información de la Policía de Barcelona publicado por ABC, que los violentos habían planificado perfectamente su actuación días antes de la protesta. «Pedazo fiesta autobús, dieta mediterránea, liarla en Barcelona. Tenemos un espacio, desde la fiesta hasta la confrontación. Desde un tipo de confrontación, a otro», indicaba un e-mail.

En otra página se leía «Si no hay tomate, ¿en busca de qué recorrerse los cientos de kilómetros que llevan a Barcelona. Aparte de cancelaciones, saltos cualitativos, verbenas, puntos de inflexión y celebraciones, ¿para qué venir?». En otros portales, los antiglobalización se indicaban horario, punto de encuentro, número de asistentes, estrategias y coordinación a seguir el día de la manifestación.

Atacan en Bilbao la casa de los padres de un senador del PP por Toledo
El sabotaje provocó desperfectos en el acceso a la vivienda, pero no causó heridos El estallido de otro explosivo casero destroza la entrada de un bar en Vitoria
O. B. DE O. / I. O. DE O. BILBAO / VITORIA El Correo 8 Julio 2001

La ‘kale borroka’ volvió ayer a provocar destrozos en el País Vasco. En Bilbao, el domicilio particular de los padres de un senador del PP por Toledo fue atacado con un artefacto incendiario, mientras que en Vitoria, los violentos destrozaban el acceso a un bar, tras hacer estallar una bomba casera en la puerta. En ninguno de los sabotajes se registraron heridos.

El ataque a los padres del senador del PP por Toledo Tomás Burgos, quien reside fuera de Vizcaya desde hace décadas, se produjo a las once y cuarto de la mañana en la plaza Pío X de Deusto. Los familiares del cargo popular se vieron sorprendidos por un gran estallido que incendió la puerta de acceso a la vivienda. La deflagración originó un pequeño fuego en el interior de la casa, que pudo ser sofocado por sus propios ocupantes.

La explosión ennegreció las paredes del piso y también causó daños en el portal de la vivienda, que resultó totalmente destrozado. La Ertzaintza, tras conocer el sabotaje, acordonó la zona, al tiempo que los bomberos y los servicios de limpieza procedían a limpiar la zona. Los artificieros de la Policía vasca examinaron el artefacto incendiario para recoger evidencias.

La concejala de Protección Civil de Bilbao, Isabel Sánchez, que visitó a los padres del senador, aseguró que el atentado pudo haber causado mayores daños, ya que se produjo a las once y media de la mañana, una hora en la que los vecinos comenzaban a abandonar la casa. «No ocurren más cosas porque hay alguien más grande que impide que pasen desgracias. La verdad es que ha habido suerte», aseguró.

Dirección del PP
El senador por Toledo Tomás Burgos reside desde hace varios años fuera del País Vasco, por lo que la Ertzaintza cree el ataque iba dirigido contra sus padres y no se atribuye a un error de los radicales. Burgos militó en la Democracia Cristiana Vasca durante la transición y, posteriormente, fue responsable de las juventudes de UCD en el País Vasco. Desde 1989, forma parte de la dirección del PP, en calidad de responsable de las áreas de formación y electorado, y ha ocupado cargos en la Asamblea de Madrid.

En Vitoria, una bomba de fabricación casera explosionó a las cinco y media de la madrugada frente a la entrada del bar ‘Rasta’, ubicado en el número 3 de la calle Guatemala, en el barrio vitoriano de El Pilar. El artefacto, compuesto por pólvora prensada y un petardo pirotécnico, destrozó el marco metálico y los cristaleras del establecimiento, que en ese momento se encontraba cerrado.

Vehículos dañados
La onda expansiva provocó también desperfectos en las lunas de tres vehículos estacionados frente al local, así como en uno de los cristales de un estudio de tatuajes y ‘piercing’ que se encuentra al otro lado de la calle. Tras la explosión, que hizo retumbar las ventanas de los domicilios cercanos, según aseguraron vecinos de la zona, una dotación de bomberos se trasladó al lugar para retirar los cristales rotos .

Los dos ataques fueron condenados ayer por el Gobierno vasco, que mostró su «más absoluto desprecio y repulsa por el ataque» llevado a cabo contra los padres del senador. Según la nota de la Lehendakaritza, los autores del sabotaje «sobran, ya que sus acciones sólo merecen el desprecio de los vascos». El consejero de Interior, Javier Balza, estuvo en contacto con los responsables de Partido Popular en el País Vasco y con la familia de Burgos.

La Ertzaintza lanza una «ofensiva» para evitar que Eguibar mantenga a Balza
El PP interpelará al PNV en el Parlamento sobre Hernani
Ibarreche quiere sacarle de Interior con una vicepresidencia y dar la cartera a Olabarría o Uría
La filtración por la Ertzaintza ayer de una carta enviada por una veintena de agentes al consejero de Interior, Javier Balza, en la que se revelaba que ese Departamento no informó de al menos dos atentados de Eta, es la penúltima forma de presión de importantes sectores de la Policía autónoma para que Ibarreche no renueve al propio Balza como consejero de Interior. Fuentes del Ejecutivo vasco aseguran que Ibarreche tenía una vicepresidencia para Balza pero Eguibar y el «núcleo duro» del PNV se niegan a «moverle».
Jose A. Pérez - Madrid.- La Razón
8 Julio 2001

La Policía autónoma vasca no quiere, «bajo ningún concepto» que Balza repita al frente de la Consejería de Interior en el nuevo Gobierno vasco. En esta base, expresada por uno de los «pesos pesados» del sindicalismo en la Ertzaintza, se apoya la filtración hecha ayer por la propia Policía vasca de una carta enviada por una veintena de agentes al polémico titular de la Consejería de Interior en el que se relataba, con pelos y señales, cómo ese Departamento no había informado a sus agentes de Hernani de al menos dos atentados terroristas en los que hubo víctimas: el director financiero de «El Diario Vasco», Santiago Oleaga, y el político Juan María Jáuregui.

   Estas «ocultaciones» pusieron en peligro a los agentes que «pudieron encontrarse con los terroristas sin estar alertados ni preparados» y abortaron la posibilidad de detenerles.

   Esta denuncia a menos de una semana de la nueva investidura de Juan José Ibarreche tiene su explicación. Fuentes de toda solvencia del Gobierno vasco aseguraron a LA RAZÓN que la Ertzaintza está presionando con ésta y otras «fórmulas» de última hora para evitar «a toda costa» que Javier Balza vuelva a ocupar el sillón de Interior. La imagen del Cuerpo, de pasividad y tolerancia con los violentos, la dotación del mismo, sueldos, infraestructura, organización, planificación y «trato», aspectos todos ellos valorados como «peor que negativos» son directamente achacables al consejero por la inmensa mayoría de los miembros de la Policía autónoma.

   Ibarreche está en esa línea. Desde un principio, quería que el «aire fresco» que quiere dar a su nuevo Gobierno empezase por la salida de Balza y dar un nuevo impulso a la polémica Ertzaintza. Para él había pensado crear una segunda vicepresidencia que ocuparía el ahora titular de Interior, encantado con pasar a un puesto más «administrativo». Sería un nuevo Departamento para «asuntos generales» que se complementaría con una segunda vicepresidencia para «asuntos económicos» de la que se encargaría Ioia Zanarruzabeitia.

   Para el relevo en Interior Ibarreche ya tenía dos nombres: Emilio Olabarría, un «moderado» que cambiaría a priori la imagen del Cuerpo, y la diputada en Madrid Margarita Uría, mucho más próxima al sector «duro» de los nacionalistas vascos y muy próxima a Javier Arzallus. Cambio de nombre pero no de tendencia.

   Sin embargo, lo más posible es que Balza repita por orden de Eguibar, el encargado de mantener las tesis más duras en el PNV. La «mano derecha» de Arzallus se niega a que la Policía deje de ser un Cuerpo atado y bien atado a los intereses del PNV. El Partido Popular del País Vasco ha mostrado su preocupación por la gravedad de los hechos denunciados por varios ertzainas de la comisaria de Hernani.

   Ante la gravedad de los mismos, registrará mañana en el Parlamento autonómico una pregunta dirigida al consejero de Interior, Javier Balza, instándole a que explique si lo desvelado por los citados agentes es, o no, cierto, y pidiéndole que dé cuenta también de qué medidas piensa adoptar para mejorar la respuesta policial ante atentados, bien para prevenirlos, o bien para mejorar su respuesta inmediata una vez producidos, informa E. Mejuto.

   En opinión del parlamentario Carlos Urquijo, los hechos denunciados por estos ertzainas «llena de inquietud al conjunto de la ciudadanía vasca ya que lejos de, al parecer, ser un hecho aislado, es una situación anómala que se ha reiterado en varias ocasiones, lo que no es de recibo en una policía integral como es la Ertzaintza». El popular destaca el «celo profesional» con que los ertzainas procuran realizar su trabajo y que, a menudo, se ve «mediatizado» y «puesto en cuestionamiento» por órdenes «más políticas que profesionales» que impiden al Cuerpo de la Ertzaintza alcanzar el «grado de confianza que en ella merecen tener todos y cada uno de los vascos».

El PP pide a Balza explicaciones por las denunciasde los ertzainas
BILBAO. Vasco Press ABC 8 Julio 2001

El parlamentario del PP en el País Vasco Carlos Urquijo mostró ayer su preocupación por la «gravedad» de las denuncias de falta de coordinación en el seno de la Ertzaintza formulada por varios agentes de la Comisaría de Hernani, por lo que pedirá explicaciones al consejero de Interior, Javier Balza, sobre lo que piensa hacer para corregir tales disfunciones.

Urquijo afirmó que el conocimiento sobre este tipo de hechos «llena de inquietud» al conjunto de la ciudadanía vasca, ya que «lejos de ser un hecho aislado, es una situación anómala que se ha reiterado en varias ocasiones, lo que no es de recibo en una policía integral como es la Ertzaintza». El parlamentario «popular» ha destacado el «celo profesional» con que los agentes de la Ertzaintza procuran realizar su trabajo, pero a menudo «se ve mediatizado y puesto en cuestionamiento por órdenes más políticas que profesionales».

Por ello, Urquijo presentará el lunes en le Parlamento vasco una pregunta a Balza para que responda si son o no fundadas las denuncias de los agentes y qué medidas piensa adoptar para mejorar la respuesta policial ante los atentados. Cerca de veinte agentes de la Ertzaintza de Hernani habían denunciado que no fueron avisados de los atentados contra Santiago Oleaga y Juan María Jáuregui, cometidos en lugares próximos a su zona de actuación.

Mayor acusa a PNV-EA de «alimentar el terror» al hablar de autodeterminación
MARRÓN (CANTABRIA). ABC 8 Julio 2001

El ex ministro de Interior y diputado autonómico del PP Jaime Mayor Oreja afirmó ayer que fijar la autodeterminación y la independencia como objetivo central del Gobierno vasco es un «doble disparate», y advirtió de que esta estrategia política del PNV y EA «alimenta, aumenta y amplifica el terror, el miedo, la zozobra y la angustia de muchos millones de españoles».

Jaime Mayor Oreja, quien intervino ante unas seis mil personas en la fiesta regional del PP en Cantabria, afirmó que fijar la autodeterminación como objetivo es un «disparate» en cualquier Comunidad Autónoma, pero hacerlo cuando toda la oposición lleva escolta en el País Vasco y cuando los padres de un senador por ser del PP tienen que soportar una bomba en la escalera de su casa «es un doble disparate», informa Efe.

El vicesecretario general del PP subrayó que desde el 13 de mayo, «hay que estar en el País Vasco, desde el País Vasco, defendiendo la idea de España, la construcción y la libertad», y destacó que el Partido Popular consiguió en las elecciones vascas una alternativa «creíble» al nacionalismo vasco que —dijo— «ha sido la bien aparecida (utilizando el nombre del santuario donde se celebra la fiesta del PP cántabro) y va a ser la esperanza de futuro del País Vasco».

Mayor Oreja, quien resaltó que el PP obtuvo en las elecciones vascas «el mejor resultado posible», agradeció a los afiliados de Cantabria su apoyo y concluyó señalando que esta comunidad autónoma y el País Vasco «sólo tienen razones para estar abrazados alrededor de la idea de España».

En la VI Fiesta del PP cántabro también intervinieron el presidente regional del partido, Gonzalo Piñeiro, y el presidente del Ejecutivo regional, José Joaquín Martínez Sieso, quien destacó que el Gobierno del PP en España, Cantabria y en numerosos municipios «genera prosperidad y genera confianza en los ciudadanos».

Piñeiro agradeció al presidente de la comunidad autónoma que haya «sabido aunar esfuerzos y voluntades para que Cantabria siga prosperando», y destacó que hoy Cantabria «cuenta para el Gobierno de José María Aznar y los cántabros —dijo— sabemos que podemos contar con el Gobierno de la Nación».

Redondo dice que la apuesta del PNV y EA por la autodeterminación «legitima» a ETA
Atisba un intento de los nacionalistas de supeditar la paz a «objetivos partidarios» y asegura que la banda «no dejará de matar» con la soberanía Mayor tilda de «disparate» el programa del nuevo Gobierno cuando «toda la oposición lleva escolta»
LOURDES PÉREZ BILBAO El Correo 8 Julio 2001

La reivindicación expresa, por primera vez, del derecho de autodeterminación en el programa de gobierno del nuevo Ejecutivo vasco ha trazado una línea divisoria entre los nacionalistas y los dos principales partidos de la oposición, a tres días vista del debate de investidura del lehendakari. El PP y el PSE identificaron ayer la posible modificación del marco legal e institucional vigente como el objetivo más espinoso del Gabinete Ibarretxe, una alternativa a la que ambas formaciones negaron la virtud que le atribuyen el PNV y EA; esto es, que un «nuevo modelo de autogobierno», apoyado en la capacidad de los vascos para decidir «su propio futuro», ayudaría a alcanzar la paz y la normalización. Al contrario: populares y socialistas insistieron, con distinto tono, en que la vinculación del fin de la violencia a logros políticos viene a amparar las aspiraciones de ETA.

En su valoración oficial del documento de los nacionalistas, el PSE se esforzó por equilibrar las críticas a un programa «decepcionante» y cargado «de tópicos» con su compromiso de ofrecer una «oposición constructiva» en el Parlamento de Vitoria. Nicolás Redondo reiteró la disposición de su partido al diálogo, pero lo delimitó a la recuperación de la unidad democrática contra el terrorismo, a la defensa de la libertad «de todos» y al fortalecimiento de las instituciones. Fuera de ahí «no nos van a encontrar», advirtió el líder de los socialistas vascos, que atisba un intento de los nacionalistas de supeditar la búsqueda de la paz a «objetivos partidarios».

Dos motivos
Aunque subrayó en varias ocasiones que la defensa de esos intereses es respetable, Redondo sí consideró «un grave error» que el PNV y EA «relacionen» el fin de la violencia con la autodeterminación, por dos motivos. El primero, que ese planteamiento otorga a ETA «un traje de cierta legitimidad, se quiera o no»; el segundo parte de su convencimiento de que la banda «no dejará de matar» porque la soberanía es un reto «táctico» para los terroristas, cuyas pretensiones sólo se saciarían, enfatizó, con el «ejercicio totalitario del poder».

La inclusión de la autodeterminación en el programa de gobierno supone además, para los socialistas, un regreso del PNV a la «ambigüedad» sobre el futuro del Estatuto. Redondo condicionó cualquier modificación del texto de Gernika a un respeto escrupuloso de «las reglas del juego democrático» y a que un eventual nuevo acuerdo recabe mayor consenso que el conseguido hace dos décadas. Ésta es una de las «sombras» que vislumbra el PSE en el documento que guiará las decisiones de Ibarretxe, al que exigió que precise en la sesión de investidura «qué va a hacer» con los 600.000 votos que cosechó el 13-M.

«Aclarar»
A juicio de Redondo, ni el triunfo electoral con un programa en el que ya se recogía el derecho de autodeterminación ni el proyecto presentado por los nacionalistas el viernes arrojan luz sobre las intenciones del lehendakari en funciones. El líder del PSE, que situó en las municipales de dentro de dos años el nuevo termómetro sobre el estado de las libertades en Euskadi, instó a Ibarretxe a «aclarar», entre otras cosas, si va a seguir la senda soberanista y si su iniciativa de un diálogo sin exclusiones es compatible con su rechazo a colaborar con EH.

Los populares vascos despacharon su breve valoración con unas duras declaraciones de Jaime Mayor Oreja, que asistió ayer a un acto del PP cántabro en Ampuero. El ex ministro calificó de «doble disparate» la defensa del derecho de autodeterminación porque, por una parte, «amplifica el terror, la angustia y la zozobra de muchos millones de españoles» y cuando, por otra, «toda la oposición lleva escolta» en Euskadi. Mayor señaló que éste es el momento de «estar en el País Vasco» defendiendo «la libertad» y «la idea de España».

Recortes de Prensa   Página Inicial