AGLI

Recortes de Prensa     Jueves 2 Agosto   2001
#Balza tiene un plan
Breverías ABC 2 Agosto 2001

#Ibarretxe predica a favor del diálogo
Impresiones El Mundo 2 Agosto 2001

#Colaboración policial contra Eta
Editorial La Razón 2 Agosto 2001

#Sigue fallando la prueba del nueve
Lorenzo CONTRERAS La Razón 2 Agosto 2001

#Encarcelar al entorno
Antonio GARCÍA TREVIJANO La Razón 2 Agosto 2001

#Pilatos
Tomás CUESTA La Razón 2 Agosto 2001

#El peligro de tener razón
Manuel Martín Ferrand La Estrella 2 Agosto 2001

#En un Estado de Derecho
Cartas al Director ABC 2 Agosto 2001

#El alcalde de Amurrio, de EA, organiza y subvenciona una fiesta independentista
C. Zabalbeitia - Madrid.- La Razón2 Agosto 2001

#La AVT pide que la Ertzaintza actúe con más contundencia
CESAR PIERNAVIEJA El Mundo

#Basta Ya pide a Ibarretxe «una cultura de rechazo» a ETA y a los que la justifican
MADRID EL CORREO 2 Agosto 2001

#Basta Ya pide a los titulares de Interior que acaben con la impunidad con que actúa el entramado de ETA
Madrid Estrella Digital 2 Agosto 2001

#Los proetarras queman un autobús y una estación
BILBAO. M. A. ABC 2 Agosto 2001

#El profesor José del Valle defiende que el «spanglish» beneficia la expansión del español en EE UU
J. A. M. - San Lorenzo de El Escorial.- La Razón 2 Agosto 2001

#Azerbaiyán adopta el alfabeto latino en sustitución del cirílico, impuesto por Stalin
EFE Libertad Digital 2 Agosto 2001

Balza tiene un plan
Breverías ABC 2 Agosto 2001

Por Balza, el consejero de Interior del Gobierno vasco, nos hemos enterado de que su Departamento tiene desde hace años un plan concreto para la lucha contra la violencia callejera. La eficacia del plan de Balza alcanzó cotas de excelencia en Vergara, localidad arrasada por el terrorismo callejero ante la atenta mirada de la Ertzaintza, que recibió órdenes concretas de no intervenir para evitar males mayores. Balza, en vísperas de su reunión a regañadientes con Rajoy, tiene claro que el mejor plan para combatir la «kale borroka» es mantener una prudente distancia con los violentos, no vaya a ser que se alboroten en exceso. Balza tiene un plan. ¡Menudo secreto!

Ibarretxe predica a favor del diálogo
Impresiones El Mundo 2 Agosto 2001

El lehendakari vasco dijo ayer que «nadie debe tener miedo al debate», y trató de argumentar que en el PP están «nerviosos» por sus «dificultades» para abordar la discusión sobre el autogobierno. Eso sí, no entró a juzgar cómo él mismo ha desperdiciado la ocasión para dialogar que le brindó la entrevista con Aznar, en la que no habló ni de soberanía ni de autodeterminación. También pasó por alto el hecho de que su consejero de Interior, Javier Balza, rechace la propuesta de Mariano Rajoy de confeccionar un plan específico contra la violencia callejera, uno de los más graves problemas de inseguridad del País Vasco. Ibarretxe parece carecer de una cualidad fundamental para el diálogo: saber escuchar. Y lo que el Gobierno ha dicho sobre el debate del autogobierno es muy claro. Mientras ETA siga matando no puede plantear en foros políticos el mismo objetivo que la banda terrorista pretende lograr con bombas.

Colaboración policial contra Eta
Editorial La Razón 2 Agosto 2001

Llama poderosamente la atención la importancia, similar al encuentro de dos jefes de Estado, que se está dando a la entrevista que mañana, viernes, mantendrán el ministro del Interior, Mariano Rajoy, y el consejero del mismo departamento del Gobierno vasco, Javier Balza. Y es que se trata de un hecho que debe ser parte de la normalidad institucional y una costumbre en el trabajo habitual de ambos departamentos, que están en conjunto obligados garantizar la seguridad de los ciudadanos en el País Vasco. Presentar desde instancias oficiales dicha entrevista como un hecho excepcional e importantísimo no deja de ser algo ridículo, pues se trata sólo de un encuentro entre el ministro del Interior y el consejero de un gobierno regional, y como tal debe valorarse.

   Puede, sin embargo, comprenderse la expectación periodística, al haberse producido días después de la visita de Ibarreche a la Moncloa y de su órdago soberanista ante las cámaras. La colaboración policial en la lucha contra todas las formas de terrorismo es, precisamente, el trabajo que los ciudadano han encomendado a Rajoy y a Balza y no el de hacer política partidista. Por eso extraña que Balza pretenda aprovechar la entrevista para obtener mayores cotas de soberanía, como, por ejemplo, servirse de la Ertzainzta para situarse al mismo nivel que España, porque no quiere formar parte de la delegación española, ante las autoridades francesas. Es, de todo punto, inadmisible. Todo lo contrario cabe decir de la propuesta que lleva Rajoy en su cartera, porque cabía esperar del Gobierno vasco que aceptase una colaboración profesional con la Guardia Civil y la Policía para combatir la violencia callejera. Sin embargo, el proyecto de Rajoy se corresponde con una de las ofertas que Aznar hizo a Ibarreche, sin obtener una respuesta, y parece por tanto que será ahora su consejero Balza el encargado de escenificar la negativa que Ibarreche no se atrevió a dar ante las cámaras cuando aseguraba con toda solemnidad que la lucha contra Eta sería la «prioridad» de su Gobierno.

Sigue fallando la prueba del nueve
Lorenzo CONTRERAS La Razón 2 Agosto 2001

Parecía que la propuesta de celebrar una pronta reunión entre Mariano Rajoy y Javier Balza, sugerida por José María Aznar a Juan José Ibarreche en su última entrevista de la Moncloa, había caído en el vacío. El ministro portavoz del Gobierno, Pío Cabanillas, había anunciado la decepción del presidente ante el aplazamiento de tal reunión hasta el mes de septiembre próximo. Nada menos que aplicar vacaciones a algo tan urgente y apremiante como empezar a entenderse de manera directa en la lucha contraterrorista. Lo cual tampoco habría sido demasiado novedoso o insólito a la luz ¬o a la sombra¬ de tantos años de desencuentros entre los responsables de Interior de Madrid y Vitoria.

   Sin embargo, cuando cobraban volumen los ecos de ese distanciamiento de entrada, con las palabras del «lehendakari» todavía calientes respecto a la prioridad que pensaba imprimir a su política antietarra y en favor de los derechos y libertades de los ciudadanos vascos, fue cuando se produjo la confirmación de que Rajoy y Balza se verían las caras en el mejor sentido. O sea, que Ajuria Enea consideró oportuno no dar la sensación de abandonar de hecho el comienzo de la prioridad, negando a ésta su esencial significado.

   Esta corrección del rumbo premeditado parece indicar hasta qué punto Ibarreche, y detrás de él Javier Arzallus, procuran no perder del todo el cartel de las buenas intenciones. La prioridad, como la mujer del César, tiene que parecer que lo es, sin vacaciones de verano, que es precisamente lo que el terrorismo no practica. O sea, cuanto antes se concierten las estrategias de los dos Gobiernos, el central y el autonómico vasco, mejor. Es, al menos, lo que dicta la teoría.

   Tampoco conviene engañarse demasiado. Dar ese sesgo de colaboración urgente a la lucha contraterrorista no autoriza a pensar que las políticas respectivas van a llegar muy lejos en el recorrido común. Para moderar cualquier entusiasmo poco realista baste considerar que sigue fallando lo que alguna vez he llamado «la prueba del nueve», cuya aplicación consiste en reprimir con eficiencia lo más sencillo, lo más al alcance de cualquier política policial que se precie: el desafío callejero de las huestes juveniles etarras.

   Pero, como cualquier ciudadano puede observar directamente, de cerca o de lejos, la llamada «kale borroka» continúa gozando de buena salud en su perversa trayectoria. Es algo que se percibe cada día. El famoso principio de que quien quiere lo más quiere lo menos, pierde vigencia en el caso vasco. Sucede justo al revés. Se dice desde Vitoria que se luchará contra Eta y no se reprime el desarrollo de sus embriones.

Encarcelar al entorno
Antonio GARCÍA TREVIJANO La Razón 2 Agosto 2001

Nadie objetará la creencia de que el terrorismo es impropio de un país civilizado. Pero pocos aceptarán que donde se muestra la falta de civilización no es tanto en la barbarie del pequeño grupo que produce terror, como en la incultura que lo identifica con el sitio donde tuvo lugar el embarazo terrorista, o con la índole sanguinaria de los partos que genera. O sea, la incultura que aquí explica el terrorismo por su origen vasquista o por su sadismo congénito. Una incultura española que pretende anular la causa del terror combatiendo sus efectos. No otro fin persigue, ni otro sentido tiene, la acción policial.

   Recorta las cabezas de la hidra y deja intacta la fuerza ideal que las regenera. El despiste es de tal envergadura, y su lógica tan errática, que se necesitaría un ensayo sistemático para explicitar el entuerto y reorientar la acción disolvente del terror hacia la causa que lo engendra. Se puede ver el disparate en su analogía con un ejemplo sacado de la antropología.

   Durante millones de años, antes de que se descubriera el origen biológico de la paternidad, todos los pueblos se dieron explicaciones mágicas de la maternidad, que eran culturalmente tan válidas para ellos como para nosotros las científicas. La mujer era fecundada por la piedra donde estaba sentada, el árbol que la sombreaba, el río donde se lavaba, el viento que le daba de frente, la lluvia que la mojaba o el fuego donde se calentaba, cuando sintió el primer hálito de vida en su vientre. Los síntomas del embarazo delataban, por la cercanía del ENTORNO fecundador, al progenitor material de la nueva vida. La mitología reprodujo esas legendarias creencias populares. La ninfa Io, recostada en una roca, es poseída por una nube. Se entiende que el sentimiento del amor, como de la poesía y la religión, brotara del corazón femenino. Y que la primera reflexión de los hombres versara sobre los elementos naturales de donde procedían orden y vida.

   Esta primitiva cultura, fundada en la potente lógica de la maravilla, no debe hacernos sonreír con aires de condescendiente superioridad. Pues no son de mejor calidad intelectual las ideas y los juicios que nos formamos en los asuntos que las ciencias no dominan. El sentido común suele estar basado en la fantasía de explicar los asuntos humanos por sus efectos personales, sin sospechar siquiera que tengan causas sociales.

   Parece de sentido común que, si los terroristas actúan como delincuentes, sea la policía la única instancia que pueda neutralizarlos. Pero así se olvida lo ya sabido: que la delincuencia común además de móviles subjetivos susceptibles de represión, tiene causas culturales que requieren instituciones no represivas para eliminarlas. Al PP le han bastado pocos años de Gobierno para descubrir que el delito terrorista, además de móvil personal, no sólo tiene como causa material una entidad llamada entorno, sino que tal causa debe ser reprimida junto con los agentes de la materializan.

   El fruto terrorista lo produce la rama más sombría del árbol divino de Guernica. Nacionalismo y terrorismo se hermanan en su paternidad arbórea. Se alimentaron de su vieja savia a la orilla de la ermita. Y crecieron como ramas divergentes que equilibran el soberanismo vertical del tronco.

   En la del PNV germina el polen de la autodeterminación como derecho natural. En la de Eta, el de la autodeterminación como hecho de armas. Se necesitan en lo común, se repelen en lo específico. Pero éste no es el hallazgo donde aparece la analogía con la lógica de la maternidad en las creencias primitivas.

   Lo que embaraza de terrorismo a la sociedad vasca es el ENTORNO físico donde se concibe, genera y reproduce la pollada etarra. Para el PP, Eta no tiene entorno social porque ella es el entorno de sí misma. Autogeneración mágica. Solución: encarcelar al entorno.

Pilatos
Tomás CUESTA La Razón 2 Agosto 2001

El procurador Pilatos -escribió José Jiménez Lozano en «Tres cuadernos rojos», ese manantial de sabiduría inagotable- era, en realidad, un liberal frente a los clérigos fanáticos: Anás y Caifás, y a un reyezuelo como Herodes hinchado en su conciencia de realeza. Pero fue él quien ordenó el azotamiento y quien firmó la sentencia de muerte en la cruz de Jesús y el indulto a Barrabás. ¿Este es el eterno papel del liberal? Probablemente; y el de quedar, luego, en la historia como una figura melancólica, agónica, llena de bondad... y con las manos manchadas de sangre, pese al lavado de las mismas.

   Ahora, cuando los nacionalistas euskaldunes parecen dispuestos a echar suertes sobre la torturada túnica de España, la figura de aquel delegado del Gobierno en Galilea vuelve a cobrar, a todas luces -y a todas sombras, claro-, una presencia desasosegante. Pilatos, en efecto, respetó la voluntad de las autoridades autonómicas y sepultó los dictados de su propio corazón bajo los gritos histéricos del exaltado populacho, pese a que su mujer -«cherchez la femme», también en este caso- le había prevenido sobre la divinidad del Nazareno y la responsabilidad histórica que su condena iba a acarrearle.

   Frente al órdago a la grande de la autodeterminación, el presidente Aznar lo va a tener más fácil que el romano. Le basta con enrocarse en la Constitución y colocarse en el centro del tablero para no perderle la cara al adversario. Ibarreche cumple con el papel de reyezuelo. Arzallus y Otegui representan con soltura a un sanedrín que defiende sus privilegios como casta. Apurando el símil, incluso Ana Botella sería aquella esposa que al dormir lo veía todo claro. ¿Y Pilatos? Atrincherado en su refugio menorquín, el procurador sabe que, esta vez, no se podrá lavar las manos. Que el papel de liberal se torna un papelón cuando te tocan la elementalidad más descarnada. Y que, a la que te descuides, llega Tito, el destructor del Templo, y rompe la baraja.

   Para completar el elenco nos falta Jesucristo. Pero, la verdad es que, tal y como están las cosas, a cualquiera de nosotros le puede tocar interpretarlo.

El peligro de tener razón
Manuel Martín Ferrand La Estrella 2 Agosto 2001

Todo el mundo –PP, PSOE e IU– ha visto aspectos positivos en la reunión entre José María Aznar y Juan José Ibarretxe. Eso está bien. Como alguien tiene que ponerle un toque de cordura a la gran demencia nacional, se toma como punto de partida la gran destilación de la sabiduría popular: "Hablando (que es gerundio) se entiende la gente". Como para demostrar que algo de entendimiento hubo en la reunión de la Moncloa, mañana viajará a Madrid Javier Balza, el consejero de Interior en Ajuria Enea, para entrevistarse con el vicepresidente y ministro Mariano Rajoy.

Se había dicho por quienes interpretan el vuelo de las aves, por quienes entienden la caligrafía de los posos del té y por quienes, en suma, con el rabo espantan las moscas, que esa reunión quedaba para septiembre, para San Mateo más o menos; pero no es así. Mañana, a las cuatro de la tarde, mientras los pajaritos mueren achicharrados en los árboles calientes de agosto, Rajoy y Balza, mano a mano, empezarán a ponerle letra a la música que bocetaron el lunes Aznar e Ibarretxe.

El tema dominante en el encuentro habrá de ser la hipótesis de colaboración entre la Ertzaintza y las Fuerzas de Seguridad del Estado, una vieja asignatura pendiente sin cuyo aprobado la violencia seguirá campando en el País Vasco. Especialmente importante es, dentro de ese capítulo de colaboración, el compromiso de que la Ertzaintza intensifique su acción contra la kale borroka. Las algarabías callejeras no son, como algunos quieren seguir pintando, las desproporcionadas gamberradas de unos jovenzuelos vascos. Forman parte de la estrategia operativa etarra y pretenden ser lo que los golpes al hígado que, machaconamente, repiten los púgiles que prefieren el éxito al brillo.

Tampoco es un asunto menor, en la agenda previsible para el encuentro Rajoy-Balza, la seguridad de los cargos públicos del PP y del PSOE en el País Vasco. Más aún en vísperas de una muy posible huelga de guardaespaldas privados en ese territorio. La inseguridad de esas personas de fe constitucional es la más flagrante de las pruebas de la anormalidad vasca, de la carencia de libertad que padece, redondeando, la mitad de la población. Y eso en el supuesto, no demostrado, de que la otra mitad, la nacionalista, acepte complacida el juego que marcan los violentos.

En una contemplación desde la Constitución, sin ignorar todos los supuestos del Estatuto de Guernica, los planteamientos que ha de defender Rajoy en el encuentro con su homólogo vasco están asistidos por la razón. Ahí está el peligro. A los españoles nos encanta "tener razón" y, en esta ocasión, lo importante es tener éxito: conseguir dificultar el trabajo de ETA, aportarle certezas a la vida en el País Vasco y hacer que brillen los supuestos de una convivencia democrática. Como Rajoy es gallego fino, que no en vano ha nacido en el pueblo más bonito de la provincia de La Coruña, cabe esperar que arrincone los argumentos de razón que le asisten. El nacionalismo no cursa, no podría hacerlo, por las vías de la lógica tradicional, aun cuando se asiste en sus elucubraciones de la tomista. El nacionalismo es un sentimiento y, según Baura, eso sólo puede ser suplido por un instinto. En este caso, es el de conservación el que está en juego.

Quizás haría bien Mariano Rajoy, a la hora de la siesta de mañana, cuando tenga frente a sí a Javier Balza, en recitarle aquellos versos tan bellos de sor Juana Inés de la Cruz:

"Esta tarde, mi bien, cuando te hablaba,
como en tu rostro y tus acciones vía
que con palabras no te persuadía, 
que el corazón me vieses deseaba; 

y amor, que mis intentos ayudaba,
venció lo que imposible parecía: 
pues entre el llanto, que el dolor vertía, 
el corazón desecho destilaba."

Son los dos primeros cuartetos de un hermoso soneto. Sor Inés se hizo monja, seguramente, para poder ser escritora. No al revés. Y eso es lo que le cuadra, sin pretender "tener razón", al vicepresidente reconvertido en ministro de Interior. Los caminos de Aznar son tortuosos.

En un Estado de Derecho
Cartas al Director ABC 2 Agosto 2001

Por muchas lecturas que se pretenda hacer de la Constitución para forzar un hueco que pueda admitir el plan de autodeterminación del País Vasco, en un Estado de Derecho es inútil, porque la claridad de la Carta Magna en este sentido no deja lugar a dudas al señalar que «la Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles», manifiesta que se requiere la «autorización para la convocatoria de consultas populares por vía de referéndum» y que «el Estado tiene competencia exclusiva en esta materia». ¿Queda entonces algo que objetar a este respecto? Dionisio Piris Duro. Madrid

El alcalde de Amurrio, de EA, organiza y subvenciona una fiesta independentista
El PP denuncia que «podría tratarse de una presunta malversación de fondos públicos»
El Ayuntamiento alavés de Amurrio, gobernado por EA, organizó el pasado fin de semana un acto de corte independentista denominado «I Encuentro Cultural de Pueblos sin Estado», al que fueron invitados nacionalistas catalanes, vascos, gallegos y saharauis. Según denunció ayer el PP, la celebración de este encuentro, financiado por el Ayuntamiento de la localidad, podría suponer una presunta malversación de fondos públicos «porque si se trata de una fiesta nacionalista, que lo paguen los nacionalistas». Desde el balcón consistorial ondeó una bandera catalana independentista.
C. Zabalbeitia - Madrid.- La Razón2 Agosto 2001

La localidad alavesa de Amurrio fue el lugar elegido para celebrar el pasado fin de semana el denominado «I Encuentro Cultural de Pueblos sin Estado», un acto festivo al que acudieron nacionalistas catalanes, gallegos, vascos y saharauis. Según el cartel anunciador, la reunión estaba organizada por el propio Ayuntamiento del municipio ¬cuyo alcalde es de Eusko Alkartasuna (EA) y cuyo equipo de Gobierno lo forman también EH y PNV¬, y contaba con la colaboración de la Oficina de Turismo de la Cuadrilla (mancomunidad) de Ayala, gobernada por EH y formada por la localidades de Amurrio, Llodio, Arceniega, Oquendo y Ayala.

   El presidente del PP de Ayala y concejal de Amurrio, Santiago Abascal, manifestó que «es lamentable e impresentable que con el dinero de todos se financien actos nacionalistas de corte independentista». Por ello, el edil popular explicó que «podría tratarse de una presunta malversación de fondos públicos; si celebran una fiesta nacionalista, que se lo paguen los nacionalistas».

   Asimismo, Abascal indicó que el encuentro «estaba manejado por EH, pero el PNV y EA lo aplaudieron». Durante los tres días que duraron las celebraciones ¬27, 28 y 29 de julio¬, desde el balcón de la Casa Consistorial ondearon las banderas de Galicia, del País Vasco y del pueblo saharaui, así como la enseña independentista catalana. «Los saharauis están siendo manipulados, porque toda España colabora con ellos, y, en segundo lugar, lo de los pueblos sin estado es una falacia porque, salvo el pueblo saharaui, Galicia, Cataluña y Euskadi son parte de España», añadió el concejal popular.

   El encuentro comenzó el pasado viernes con una recepción en el Ayuntamiento. El sábado se organizaron pasacalles, muestras de artesanía e instrumentos, y un festival de música y danzas. El encuentro se cerró el domingo con una comida en una plaza para 150 personas. las víctimas exigen eficacia A balza. «Basta Ya», la «Asociación Víctimas del Terrorismo» (AVT) y el colectivo vasco «Víctimas del Terrorismo» pidieron ayer que el consejero vasco de Interior, Javier Balza, «tenga una postura clara» frente al terrorismo y utilice a la Ertzaintza para luchar contra ETA. Así lo expresaron la portavoz de «Basta Ya», Cristina Cuesta; el gerente de la AVT, Juan Antonio Corredor, y la presidenta del colectivo vasco «Víctimas del Terrorismo», Teresa Díaz, que participaron en los cursos de verano de la Complutense sobre «Terrorismo: las víctimas y la resistencia»

La AVT pide que la Ertzaintza actúe con más contundencia
CESAR PIERNAVIEJA El Mundo

SAN LORENZO.- El director gerente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, Juan Antonio Corredor, pidió ayer a Javier Balza que «de verdad ejerza de consejero de Interior» y que haga actuar a la Ertzaintza «con toda su contundencia, como hacen la Guardia Civil y la Policia Nacional» para que los miembros de la Policía Autonómica vasca «no estén contenidos en la lucha contra ETA y contra la kale borroka, tal y como han confesado muchas veces».

Las asociaciones de víctimas del terrorismo exigieron ayer al Gobierno vasco un cambio drástico de actitud que restablezca el reconocimiento a la memoria de las víctimas. Así lo expresaron ayer Corredor, la presidenta del Colectivo de Víctimas del Terrorismo del País Vasco, Teresa Díaz Bada y la portavoz de la plataforma Basta Ya, Cristina Cuesta, en un seminario en San Lorenzo de El Escorial.

Basta Ya pide a Ibarretxe «una cultura de rechazo» a ETA y a los que la justifican
MADRID EL CORREO 2 Agosto 2001

La integrante de Basta Ya Cristina Cuesta pidió ayer al lehendakari, Juan José Ibarretxe, que cree «una cultura ética y política de rechazo a los fines y métodos» de ETA y que adopte, a través de las consejerías de Justicia e Interior, «medidas concretas que neutralicen las comprensiones y justificaciones al terrorismo».

Cuesta señaló, en los cursos de verano de El Escorial, que «más del 80% de la sociedad vasca» está contra ETA y que «ese debe ser el principal problema a resolver por el nuevo Gobierno.

Para Cuesta, «lo primero» son los derechos de los ciudadanos «que no podemos pasear libremente y tenemos mermada nuestra facultad de vivir en el País Vasco». En este sentido, destacó «la ofensiva» que están sufriendo los partidos constitucionalistas, que «pone la democracia en precario en el ámbito vasco». Así, anunció que en las próximas elecciones municipales «va a haber problemas» en la confección de las listas por parte de estos partidos.

También destacó el papel «fundamental» de las víctimas para «desmontar los falsos relatos» y «recordar lo injusto de todos los crímenes». «Cuando matan o intimidan a un miembro de un partido político merman la democracia todos», afirmó.

Basta Ya pide a los titulares de Interior que acaben con la impunidad con que actúa el entramado de ETA
El PSOE espera que Balza y Rajoy aumenten la coordinación policial
Madrid Estrella Digital 2 Agosto 2001

La portavoz de "Basta ya", Cristina Cuesta, pidió ayer por la mañana al 'lehendakari', Juan José Ibarretxe, que cree "una cultura ética y política de rechazo a los fines y métodos" de ETA, además de solicitar a los titulares de las carteras vasca y española de Inerior que acaben con la impunidad con que actúa el entorno de ETA. Por su parte, el PSOE espera de la reunión entre ambos representantes de los respectivos Ejecutivos que aumenten la coordinación entre sus respectivas fuerzas policiales.

Cuesta, que participó en el encuentro "Terrorismo: las víctimas y la resistencia civil" de los 'Cursos de Verano' de El Escorial, señaló que "lo primero" son los derechos de los ciudadanos afectados por "el problema".

"Lo principal es que hay ciudadanos que no podemos pasear libremente y tenemos mermada nuestra facultad de vivir y sentir en el País Vasco", concluyó. 

Sobre los objetivos que ha de perseguir el nuevo ejecutivo vasco, Cuesta recordó que "más del 80 por ciento" de la sociedad vasca está en contra de ETA, y que "ese debe ser el principal problema a resolver" por el nuevo Gobierno.

La portavoz de "Basta Ya" pidió al ministro del Interior, Mariano Rajoy, y al consejero de Interior vasco, Javier Balza, que en su reunión "traten de ver cómo podemos evitar que mucha gente en el País Vasco viva con escolta", y que marquen un "camino de resolución" que pase por acciones policiales que disminuyan "el nivel de impunidad con el que se mueve el entramado de ETA".

Por último, les solicitó que no entren en "polémicas" sobre los distintos cuerpos de seguridad del Estado y que "mientras llega" la disminución de la impunidad, "tranquilicen a la gente y posibiliten que los que están en primera línea de riesgo estén protegidos".

El PSOE ve "positiva la reunión"
El portavoz parlamentario del PSOE, Jesús Caldera, consideró ayer que la reunión entre Mariano Rajoy y Javier Balza "no sólo es positiva, sino indispensable" y confió en que depare "planes de coordinación suficientes" para garantizar la libertad, la tranquilidad pública y una lucha más eficaz contra ETA.

En conferencia de prensa en el Congreso, Caldera hizo estas consideraciones respecto a la entrevista que mantendrán mañana en Madrid el ministro del Interior y el responsable de este Departamento del Gobierno vasco. 

El dirigente socialista recordó que su partido ya solicitó esta entrevista durante la reunión de la comisión de seguimiento del pacto antiterrorista que tuvo lugar la pasada semana ante el "probable" incremento de la actividad de la banda terrorista ETA durante el verano.

"Este verano, como el pasado, probablemente depare un aumento de la actividad de ETA y, por ello, se necesita una inmediata cooperación y estrechamiento de la relaciones entre las Fuerzas de Seguridad del País Vasco y del Estado para combatir a ETA", subrayó.

Los proetarras queman un autobús y una estación
BILBAO. M. A. ABC 2 Agosto 2001

La violencia callejera continuó ayer en el País Vasco con el incendio de un autobús en Rentería y la quema de la estación de Renfe en Trápaga, a pesar de los dispositivos especiales de la Ertzaintza puestos en marcha en los últimos días para intentar frenar las acciones de encapuchados proetarras, especialmente virulentas en los meses de verano.

Media docena de encapuchados interceptaron en la noche del martes un autobús de línea que cubre el trayecto entre San Sebastián y Fuenterrabía e hicieron descender del vehículo a todos sus ocupantes. Posteriormente, los encapuchados rociaron el vehículo con líquido inflamable y le prendieron fuego.

DESALOJO DE VECINOS
El vehículo quedó totalmente calcinado y la Ertzaintza tuvo que desalojar las viviendas situadas en los alrededores de la parada, en la Avenida de Navarra de Rentería, donde el autobús había sido interceptado por los encapuchados a las diez y media de la noche.

El incendio fue de tales proporciones que las viviendas cercanas y varios establecimientos comerciales resultaron afectados con daños en los cristales de las ventanas y el ennegrecimiento de sus fachadas.

En este contexto, a las dos y media de la madrugada, un grupo de desconocidos prendió fuego al vestíbulo de la estación de Renfe en la localidad vizcaína de Trápaga. Los encapuchados arrojaron líquido inflamable en el vestíbulo y prendieron fuego al interior. No obstante, los daños ocasionados por el fuego fueron escasos y las llamas se extinguieron antes de que llegaran los Bomberos, limitándose los desperfectos a la rotura de una luna y al ennegrecimiento de paredes.

DESESTABILIZAR LAS FIESTAS
Precisamente, uno de los asuntos claves en la reunión que mañana viernes celebrarán el ministro del Interior, Mariano Rajoy, y el titular del Departamento correspondiente del Gobierno vasco, Javier Balza, será la coordinación para mejorar la lucha contra el terrorismo callejero.

Vitoria está en vísperas de sus fiestas patronales y posteriormente San Sebastián y luego Bilbao celebrarán su Semana Grande. Son cicunstancias que aprovechan los grupos proetarras para intensificar la «kale borroka», aprovechando la masiva presencia de turistas, en su intento de lanzar una imagen de desetabilización.

El profesor José del Valle defiende que el «spanglish» beneficia la expansión del español en EE UU
J. A. M. - San Lorenzo de El Escorial.- La Razón 2 Agosto 2001

Las fronteras de la lengua española, sobre todo su integración en la sociedad americana y la relevancia que pueda alcanzar en un mundo globalizado, están siendo analizadas en los cursos de verano de la Complutense. José del Valle, profesor de Literatura y Lengua Española de la Fordham University, en el Bronx, señaló ayer en su ponencia, «La lengua española: expansión y vigilancia de sus fronteras» que, según el censo, «algo más del 27 por ciento de los neoyorquinos dice ser de origen hispano, lo que ha motivado el entusiasmo de los grupos empresariales españoles».

   Del Valle denunció que «la prensa española presente la expansión de la lengua española en EE.UU. de modo acrítico, en términos ingenuamente triunfalistas» y señaló que la imagen que se tiene aquí de esa relevancia es errónea, ya que se piensa que Estados Unidos teme la presencia del español «y se mantiene la voluntad de consolidar a la España triunfalista situando al español en una pugna con el inglés». Como lengua de contacto, el español «se ve sometido a la influencia del inglés. Es un proceso propio de este tipo de situaciones. A ello se suman los dialectos propios de los hispanohablantes, que provienen de múltiples naciones de toda Iberoamérica », dijo.

Prensa triunfalista
Una de las características de la comunidad residente en Nueva York «es que los hispanos no son necesariamente conscientes de hablar una lengua u otra: simplemente hablan. Poseen un amplio repertorio plurilingüístico que produce variedades como el spanglish . Ese fenómeno de hablas híbridas no debería escandalizar a los académicos. En cualquier zona donde se hable español encontramos mezclas y no se deberían tener prejuicios, ya que forman parte de los elementos históricos-culturales de cada pueblo».

   Según Del Valle, los hispanos de Nueva York «se ven sometidos a una doble presión. Por un lado, los poderes culturales y políticos americanos que les recomiendan aprender inglés. Por otra parte, los poderes culturales e intelectuales españoles condenan uno de los elementos constitutivos de la identidad latina».

Azerbaiyán adopta el alfabeto latino en sustitución del cirílico, impuesto por Stalin
EFE Libertad Digital 2 Agosto 2001

El presidente de Azerbaiyán, Gueidar Alíe,v ha aprobado este miércoles un decreto por el que este país adopta el alfabeto latino en sustitución del cirílico, que fue impuesto por Stalin en 1939. En opinión de los partidarios de esta reforma lingüística este paso contribuirá a la aproximación de Azerbaiyán al mundo exterior.
Los defensores del cambio de alfabeto consideran que la grafía latina permitirá que Azerbaiyán se acerque al mundo exterior, en primer término a Turquía, y disminuirá la dependencia cultural que tiene ese país musulmán con Rusia. Los adversarios de la medida, por el contrario, han advertido de que la aplicación del decreto hará complicada la situación de la población rusohablante del país, y conducirá a un caos que amenaza con dividir la sociedad. Un periódico azerbaiyano de cobertura nacional ha calculado que el paso obligatorio al alfabeto latino tendrá como consecuencia la reducción en un 25 por ciento del número de sus lectores.

El azerbaiyano, un idioma cuyos orígenes se remontan al siglo XI, usaba hasta 1929 el alfabeto árabe y durante los diez años posteriores el latinoEste último fue desplazado por el cirílico en 1939, en el marco de la campaña de Stalin de expansión de la cultura rusa. Tras la caída en 1991 de la URSS, Uzbekistán y Turkmenistán, otras dos repúblicas de Asia Central de habla turcomana, ya efectuaron el paso del alfabeto cirílico al latino por ser, en opinión de los filólogos, más adecuado a la fonética de sus idiomas.
 

Recortes de Prensa   Página Inicial