AGLI

Recortes de Prensa     Lunes 27 Agosto   2001
#El destructivo Arzalluz
Editorial ABC 27 Agosto 2001

#Arzalluz sigue fiel a su vocación de saboteador
Impresiones El Mundo 27 Agosto 2001

#La deslegitimación completa
Enrique de Diego Libertad Digital 27 Agosto 2001

#Independencia de Marbella
Antonio GARCÍA TREVIJANO La Razón 27 Agosto 2001

#Explota un coche «trampa» en el aeropuerto de Barajas sin causar heridos
MADRID. Agencias ABC 27 Agosto 2001

#Un grupo de encapuchados toma el centro de Irún y desata una ola de vandalismo
SAN SEBASTIÁN EL CORREO 27 Agosto 2001

#Aumenta espectacularmente el aprendizaje del español en el Reino Unido
Efe Libertad Digital 27 Agosto 2001

El destructivo Arzalluz
Editorial ABC 27 Agosto 2001

EL presidente del PNV, Xabier Arzalluz, no deja pasar ocasión para enfriar cualquier atisbo de normalización entre los Gobiernos central y vasco y, de paso, lanzar mensajes entrevelados sobre el sentir real del nacionalismo. Sus irrupciones cíclicas en los medios de comunicación son tan nocivas para la recuperación de la confianza entre los partidos vascos como para la coherencia de mensajes entre el suyo y el Gobierno de Ibarretxe. Pero el problema no es tanto lo que Arzalluz dice, sino que sea verdad lo que dice, porque en tal caso se confirmaría que el nacionalismo no ha abandonado la doblez de su política ni el engaño como método de relación con los demás partidos. La última exhibición de Arzalluz en este sentido se produjo ayer, al declarar que lo de la colaboración policial entre Vitoria y Madrid es poco menos que una farsa y que en la desarticulación del «comando Buruntza» no hubo información previa del Ministerio del Interior, lo cual, si fuera cierto, pertenecería a una fase de incomunicación superada. También aprovechó la ocasión para sumir en la desconfianza los resultados de esta nueva etapa de entendimiento entre los departamentos de Interior.

Lo más probable es que ni Balza ni Ibarretxe corrijan a Arzalluz en la finalidad destructiva de sus palabras, pero al no hacerlo incurren en un doble error. El primero es desacreditarse en el diálogo con el Gobierno central sobre la cooperación policial, porque en estas cosas el que calla otorga. El segundo es dejar que se consolide la impresión -fortalecida por las lecciones de la historia más reciente- de que el nacionalismo sólo cree en la lucha contra ETA no como una convicción ética y legal, sino como una estrategia coyuntural para aliviar la presión del momento y, también, si se tercia, para ajustarle a ETA las cuentas por atentar contra nacionalistas, como igualmente recordaba Arzalluz en sus declaraciones. Las palabras del presidente del PNV demuestran que el entendimiento con el nacionalismo vasco, incluso en lo que debería estar más liberado de condicionamientos políticos como es la lucha antiterrorista, aún está en precario. Y esta precariedad sigue haciendo necesaria, por un lado, la firmeza ante Ibarretxe para que su compromiso contra ETA sea irreversible y sin reservas, reforzando la política de colaboración que hoy mismo se plasmará en una nueva reunión entre Pedro Morenés, secretario de Estado de Interior, y Mikel Legarda, viceconsejero del Interior vasco; por otro, la ratificación por PP y PSOE de los criterios políticos recogidos en el Acuerdo por las Libertades y Contra el Terrorismo, que seguirán vigentes en tanto exista la posibilidad de que las turbias declaraciones de Arzalluz revelen más que una maldad de este dirigente, las verdaderas intenciones de su partido y del Gobierno que apoya.

Arzalluz sigue fiel a su vocación de saboteador
Impresiones El Mundo 27 Agosto 2001

Fiel a su papel de saboteador de cualquier indicio de buena sintonía entre las administraciones central y vasca, el presidente del PNV, Xabier Arzalluz, aseguraba ayer que no ha habido ningún tipo de colaboración entre el Ministerio del Interior y el Gobierno vasco a la hora de planificar la operación que concluyó con la desarticulación por la Ertzaintza del comando Buruntza, núcleo del denominado complejo Donosti. Las críticas de Arzalluz contra el ministro del Interior, Mariano Rajoy, al que acusa de hurtar información a la policía vasca, vienen a poner un punto de recelo ante la reunión que mantendrán hoy en Vitoria los responsables de Interior de los gobiernos central y autonómico. Posiblemente, se trataba de eso. Durante esta semana, ni Rajoy ni el presidente Aznar han ahorrado elogios a la Ertzaintza. También desde el Gobierno vasco se ha valorado esta nueva etapa de entendimiento. Un nuevo clima que Arzalluz es, al parecer, incapaz de soportar.

Es evidente que los únicos que perderían en una situación de normalidad institucional son los terroristas y la masa social que los apoya. Los demás, la inmensa mayoría, vascos y no vascos, saldrían ganando. Pese a ello, Arzalluz insiste en sus ya conocidas obsesiones del ellos y el nosotros y vuelve a la carga con su esperpéntico reproche a ETA: hablan de liberación nacional y matan nacionalistas. Nunca fue fácil comprender las verdaderas intenciones que ocultan los exabruptos de Xabier Arzalluz, pero el auténtico misterio es saber por qué en el PNV nadie se atreve a responderle ni siquiera cuando pone en ridículo al Gobierno que sostienen. Algunos, como Anasagasti, incluso le corean.

La deslegitimación completa
Por Enrique de Diego Libertad Digital 27 Agosto 2001

El terrorismo no ha sido eliminado tras la caída del Muro, sino que se ha incrementado en la misma medida que la desesperación de los totalitarios. La pérdida de la financiación soviética se ha cubierto con otras formas, como el secuestro, la extorsión de los empresarios y la alianza con las mafias de los narcotraficantes. En el estadio alcanzado, el necesario debate sobre la legalización de las drogas es más urgente que nunca, pero no es esencial para esta materia, porque el narcotráfico ha pasado a ser no sólo cuestión de delito sino también agresión a la seguridad.

Por el sopor y la modorra de Occidente tras la caída del Muro –esa estupidísima tesis de que ya nunca pasaría nada, o nada esencial– ante el terrorismo se ha adoptado una posición pasiva, preventiva, en la que los terroristas mantiene la iniciativa y dan el primer golpe. Han creado santuarios como Afganistán, desde donde se perpetran los atentados más sangrientos del fundamentalismo islámico. El terrorismo llevado a su máxima irracionalidad, el de Hamas, en el que el terrorista utiliza su propio cuerpo como bomba, es incluso entendido como esquema acción-reacción dentro de un conflicto más amplio, local. La “causa” palestina con tales métodos no sólo se desacredita, sino que debería provocar el aislamiento de Arafat –uno de los grandes terroristas del siglo XX– sin que ello reduzca la repulsa hacia las represalias indiscriminadas de Israel. Ningún sentido tiene que el Gobierno español se muestre amigable ante un líder que no combate tales formas de terrorismo extremo, cuando en España el terrorismo es el mal mayor con el que nos enfrentamos.

Los sistemas de defensa internacionales, las Fuerzas Armadas de las naciones democráticas, han de atender los problemas humanitarios y evitar los genocidios, pero, al tiempo, han de dar una respuesta activa al terrorismo, con un sistema de policía internacional que pase por la eliminación de sus santuarios. Es el caso de Colombia, donde desde hace tiempo se debían haber eliminado mediante el uso de la fuerza militar las zonas de exclusión dominadas por Tirofijo o el Afganistán de los talibanes, refugio del terrorista número uno del fundamentalismo islámico.

Parece necesario, frente a lo que es frecuente e incluso norma en los medios de comunicación occidentales, y específicamente los españoles, proceder a la deslegitimación completa del terrorismo, no sólo en cuanto a sus medios de uso de la violencia, sino también en cuanto a sus fines, que no son otros que la destrucción del sistema democrático y la economía de mercado.

Los peligros, tras la caída del Muro, no terminaron, han cambiado de forma. Ya no mueven a grupos significativos de personas, ni consiguen respaldo en las urnas, pero las minorías desesperadas se han vuelto aún más peligrosas, porque no encuentran otra senda que la violencia para tratar de imponer sus demenciales y absurdos criterios de organización social, en los que la libertad es pisoteada y con los que no se pueden mantener los actuales niveles de población.

Independencia de Marbella
Antonio GARCÍA TREVIJANO La Razón 27 Agosto 2001

Mucha gente se pregunta hoy cómo ha sido posible que a la dictadura del miedo haya podido sucederle ¬con las libertades¬ la corrupción, el crimen de Estado y la extensión del terrorismo. No entiende por qué la Transición, conducida por sujetos tal vez inteligentes aunque su obra lo desmienta, ha consistido en pasar, desde la exageración represiva de que hizo gala el nacionalismo central, a la exageración permisiva de derechos de soberanía en los nacionalismos periféricos.

   Así como el chiste encuentra su gracia en lo grotesco de la lógica insospechada de lo real, la petición de Independencia para Marbella resulta cómica no por ser más extravagante, inverosímil o infundada que la de Cataluña o Galicia, sino por responder con fidelidad a la absurda idea dominante de nación y a la realidad de la dinámica nacionalista. Si el partido andaluz defiende la autodeterminación de Andalucía con el mismo derecho democrático que los partidos nacionalistas de Cataluña, País Vasco y Galicia, ¿por qué negar ese derecho a los ciudadanos de Marbella? Si la Secesión es, como dicen los liberalísimos, un derecho natural de todos los pueblos, ¿acaso no tiene Marbella más fisionomía de pueblo que Andalucía o Cataluña?; ¿se puede dudar de que ha hecho más patria que nadie por metro cuadrado?; ¿no es la idea marbellí un proyecto sugestivo de vida en común y de unidad de destino en lo universal de veraneo?

   Cuando Napoleón raptó y fusiló al duque de Enghien en 1804 cundió por Europa la frase acuñada por el Consejero de Estado La Meurthe y difundida por Talleyrand: «es peor que un crimen, es un error». Pocas veces una frase brillante responde, como ésta, a una idea certera. Las consecuencias políticas de los errores de principio son aún más criminales que el mismo crimen que los comete. El crimen pasa, el error permanece. Hasta que lo elimina el error opuesto, reproductor de condiciones propicias al crimen contrario. En los cambios de Régimen, la impunidad de las culpas personales se paga con represalias de los sentimiento colectivos sobre sus propias emociones justificantes de anteriores crímenes. Y no hay modalidad de represalia, aún en la forma aparentemente civilizada de Instituciones opuestas a las represivas, que no lleve, en su sino permisivo, salvoconductos de impunidad a nuevos crímenes. El derecho de autodeterminación, el mayor error que quepa imaginar respecto a España, conduce llanamente al crimen.

   En virtud de la ciega ley sentimental del péndulo, el error básico de la Transición cuajó como reacción mecánica al error sustantivo del Régimen anterior. Un historiador de renombre como Toynbee hizo de la acción-reacción, del estímulo-respuesta, el motor dinámico de la historia cíclica de las civilizaciones. De este modo torpe, el error reclama al error contrario. Y al error sucede el error. La justicia y la libertad son sacrificadas a la necesidad emotiva, propia del infantilismo, de corregir un error mediante el error opuesto. A la exageración de un defecto no la compensa el equilibrio de la ecuanimidad, sino el contrapeso de la exageración del defecto contrario.

   Lo que puede ser explicable en la reacciones espontáneas de las masas, deja de serlo en las acciones de la clase dirigente. Sin pura ambición de poder no se explica el desvarío nacionalista ni la vergüenza de ser español, que dieron oportunidad histórica a la arribada de élites tan mediocres como perversas. Los errores de la dictadura, siendo de bulto, no requerían incurrir en otros, tanto o más grandes, para poder subsanarlos. Franco hirió de suma gravedad al sentimiento de patria y nación española. La Monarquía de este funesto Estado de Partidos, en lugar de sanarlo, lo deja morir para que oligarcas nacionalistas secesionen los miembros vivos de un cuerpo inerte.

Explota un coche «trampa» en el aeropuerto de Barajas sin causar heridos
MADRID. Agencias ABC 27 Agosto 2001

El coche bomba que ha explotado esta mañana en una aparcamiento del aeropuerto de Madrid-Barajas estaba cargada con entre 40 y 50 kilos de explosivos y aunque ha causado daños a más de cien coches y a la estructura del edificio, no ha provocado ningún herido.

El director general de la Policía, Juan Cotino, aseguró que el coche-bomba que ETA ha explotado en el aeropuerto de Barajas fue robado el pasado 9 de agosto en Guernica y contenía entre 40 y 50 kilos de explosivo. Cotino precisó que se considera un "coche-trampa" ya que que explotó unos minutos antes de la hora anunciada por los terroristas, que además habían proporcionado una matrícula falsa.

Dijo desconocer aún cuándo pudo haber sido colocado el vehículo en el parking del terminal dos del aeropuerto. Preguntado si el autor del atentado de esta mañana es el "comando Madrid", el director de la Policía explicó el vehículo fue robado hace unos veinte días en el País Vasco y que aún se desconoce como se han desarrollado los hechos, es decir, si algún terrorista lo ha colocado en el aeropuerto procedente del País Vasco o si algún etarra que estuviera en Madrid lo pudo recoger. De momento, están abiertas todas las hipótesis sobre la investigación. 

La explosión ocurrió poco antes de las ocho de la mañana en la planta segunda del aparcamiento P-2 de la terminal de vuelos nacionales y se produjo mientras las fuerzas de seguridad inspeccionaban la zona y antes de ser desactivado, informaron fuentes del Ministerio de Interior. Agentes de la Policía Municipal han cortado los accesos por carretera al aeropuerto, lo que está ocasionando grandes problemas de circulación en la zona.

Un comunicante, en nombre de ETA, avisó a la DYA de San Sebastián a la siete de la mañana de la existencia de un coche-bomba, un Renault-19 matrícula M-2522-L en el citado aparcamiento, que haría explosión sobre las 8 de la mañana. La placa de matrícula corresponde a un "Seat 127" dado de baja hace tiempo.

La DYA alertó a la Guardia Civil y Policía nacional, que mantiene acordonada la zona donde se ha registrado la explosión, que ha originado una columna de humo.

AL MENOS 110 COCHES AFECTADOS
La explosión ha originado un incendio en la planta baja del edificio, un parking de seis alturas, en el que trabajan los bomberos y ha causado daños en al menos 110 vehículos aparcados en el recinto, según un primer balance realizado por los Bomberos del Ayuntamiento de Madrid que han sofocado ya el incendio.

Un portavoz de los Bomberos informó que la explosión ha provocado importantes desperfectos, en concreto ha afectado a dos pilares de la planta baja del estacionamiento P-2, aunque aún se desconoce si ha dañado la estructura del edificio. El fuerte estallido ha sido de tal calibre que ha producido un agujero entre dos plantas del aparcamiento. |

SE MANTIENEN TODOS LOS VUELOS
El aeropuerto tiene previsto mantener todos los vuelos programados para hoy. A las 09.15 de esta mañana fueron abiertos los accesos por carretera a la Terminal 2 de Barajas y posteriormente se volvieron a cerrar para buscar el segundo coche boma. Desde las 08.00 horas, los pasajeros que acudían a la T-2 tuvieron que recorrer andando y con el equipaje unos 150 metros hasta llegar a la terminal, al haber sido cortada la carretera de acceso, pero desde las 09,15, hora en la que se abrió un carril, el tráfico de vehículos es fluido.

El aeropuerto, según AENA, está evaluando si la estructura del edificio ha resultado dañada a consecuencia de la explosión. La operatividad en los vuelos no se ha visto afectada por el suceso.

UN POLICIA CON DOLOR DE OIDOS
La explosión no ha producido heridos, únicamente un miembro de los TEDAX sufre un fuerte dolor de oídos y tras ser reconocido en el lugar de los hechos fue conducido a un centro hospitalario para que se le efectúe un reconocimiento completo, informó el SAMUR. 

Hasta el lugar de la explosión acudieron equipos del citado servicio municipal de emergencias por si fuera necesaria su intervención urgente, como ha ocurrido en otros atentados, en que incluso el Samur instaló hospitales de emergencia para atender a las víctimas. Sin embargo, en este caso no fue necesario desplegar tales equipos ya que no ha habido heridos, salvo las molestias sufridas en los oídos por un policía.

FALSA ALARMA EN UN SEGUNDO COCHE
Por su parte, artificieros de los TEDAX del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) hicieron explosionar de manera controlada, hacia las once y media de la mañana, un segundo coche sospechoso aparcado en el aeropuerto. Una vez realizada la explosión, los agentes no encontraron material explosivo alguno en el interior del vehículo que tenía matrícula fracesa.

Los propietarios de los vehículos afectados por la explosión podrán reclamar la correspondiente indemnización por los daños causados en una oficina de información habilitada por AENA en el aeropuerto.

Responsables de la Oficina de Atención a las Víctimas del Terrorismo y del Consorcio de Compensación de Seguros se han trasladado hasta el lugar de la explosión para valorar los daños causados por la explosión del coche-bomba, cargado con entre 40 y 50 kilos de explosivos.

Estos dos organismos y AENA han habilitado una oficina de información en el aeropuerto para atender a los afectados, quienes deberán rellenar un formulario con los datos de sus vehículos y los daños causados.  

Un grupo de encapuchados toma el centro de Irún y desata una ola de vandalismo
Los radicales coordinaron su acción para atacar las oficinas de Iberdrola, la Cadena Ser y Telefónica Al huir de la Ertzaintza, abandonaron 18 ‘cócteles’ en la zona
SAN SEBASTIÁN EL CORREO 27 Agosto 2001

Los violentos volvieron a sembrar el terror la noche del sábado en la localidad guipuzcoana de Irún, donde una veintena de encapuchados, perfectamente organizados, cercó una de sus calles más céntricas para atacar con impunidad las oficinas de la Cadena Ser y de Telefónica, así como el edificio de Iberdrola, que registró los mayores desperfectos por efecto de los ‘cócteles molotov’.Los incidentes comenzaron a las doce menos cuarto de la noche, cuando los radicales, divididos en grupos coordinados entre sí, según Interior, cruzaron varios contenedores en la calle Iglesia para dificultar el acceso de vehículos policiales. Una vez cercada la zona, arrojaron varios artefactos incendiarios contra la sede de Iberdrola.

Las llamas afectaron al mobiliario y a la entrada del inmueble, que resultó seriamente dañado. En las inmediaciones del edificio, los encapuchados atacaron con ‘cócteles’ dos coches de la compañía eléctrica. Uno de los vehículos quedó completamente calcinado y el otro sufrió rotura de cristales.El siguiente objetivo de los violentos fue la oficina de la Cadena Ser, situada en un primer piso. Los ‘cócteles molotov’ que arrojaron no penetraron en el interior, por lo que sólo provocaron el ennegrecimiento de la fachada y pequeños desperfectos en un cartel de la emisora.

Los radicales también atacaron con artefactos incendiarios la sede de Telefónica, que apenas registró daños materiales, al estallar sólo una de las botellas con líquido inflamable.Varias patrullas de la Ertzaintza que se desplazaron de inmediato al lugar de los incidentes fueron recibidas por los encapuchados con más ‘cócteles molotov’, piedras y otros objetos contundentes, lo que obligó a los agentes a emplear material antidisturbios para dispersar a los radicales, que se dieron a la fuga.En su huida, abandonaron un total de dieciocho artefactos incendiarios, que fueron retirados por los ertzainas. La Consejería de Interior considera que la incautación del arsenal de ‘guerrilla urbana’ abortó el plan de los encapuchados de cometer más sabotajes en la zona.

La Ertzaintza, que no practicó ninguna detención, ha abierto una investigación para identificar a los saboteadores.El modo en que actuaron los radicales es similar al empleado a principios del verano en otras localidades guipuzcoanas, como Rentería y Bergara, donde también cercaron algunas calles con barricadas para impedir el acceso a los coches policiales y poder así actuar con libertad de movimientos.

Condena
El alcalde de Irún, el socialista Miguel Buen, que visitó los edificios atacados, lamentó que haya jóvenes que sigan practicando la violencia callejera, una actividad que, a su juicio, constituye la «autoescuela particular de entrenamiento para futuros militantes» de ETA. Buen anunció asimismo que convocará hoy a la junta de portavoces para consensuar un comunicado de condena.

Aumenta espectacularmente el aprendizaje del español en el Reino Unido
Efe Libertad Digital 27 Agosto 2001

El aprendizaje del español es cada vez más popular en el Reino Unido y este idioma se ha convertido en el más solicitado a la hora de adquirir métodos para el aprendizaje "en casa" de lenguas extranjeras, en detrimento del francés, hasta ahora la lengua más solicitada según publica este domingo el periódico "The Observer".

El dominical apunta a la popularidad de estrellas latinas como la cantante Jennifer López o el bailarín Joaquín Cortés como una posible causa del interés por aprender la lengua de Cervantes.

En las escuelas el español ha registrado un crecimiento del 101 por ciento en la última década, aunque es aún el tercer idioma por detrás del francés y el alemán. Por contra, la enseñanza del francés, el idioma extranjero más difundido en el Reino Unido hasta ahora, ha caído en un 4 por ciento en los últimos cinco años.

Según una portavoz del Centro de Información sobre Enseñanza de Idiomas, "el español es de repente un idioma de moda entre los escolares". Pero la demanda de cursos de español también se ha disparado en los centros para adultos, por encima de cualquier otro idioma, alimentada en parte por la menor dificultad del lenguaje y el aumento de los viajes de los británicos a América Latina.

Según los datos de la Embajada española en Londres, cerca de 250.000 personas estudian castellano en Inglaterra y Gales, lo que representa un aumento del 60 por ciento con respecto a cinco años atrás.

Peter Jamieson, director ejecutivo de Linguaphone, la compañía especializada en métodos "en casa" de aprendizaje de idiomas, afirmó que "el español supera cómodamente al francés" como el curso más popular, "tanto entre los que se van de vacaciones y quieren chapurrear un poco, como entre los estudiantes más serios".

 

 

Recortes de Prensa   Página Inicial