AGLI

Recortes de Prensa     Martes 11 Septiembre  2001
#La provocación
Alfonso USSÍA ABC 11 Septiembre 2001

#Algo más que okupas
Editorial La Razón 11 Septiembre 2001

#Madrazo o padraza
Iñaki EZKERRA La Razón 11 Septiembre 2001

#Descubren en los ordenadores «okupas» datos sobre atentados antes de su ejecución
Josep Clemente - Barcelona.- La Razón 11 Septiembre 2001

#En cristiano
Tomás CUESTA La Razón 11 Septiembre 2001

#Blecua: «Internet puede democratizar la norma de la lengua en Iberoamérica»
Antonio Sempere - Santander.- La Razón 11 Septiembre 2001

#Lengua española
Cartas al Director ABC 11 Septiembre 2001

#EL PRECIO DE EB-IU
Editorial El Mundo 11 Septiembre 2001

#Coraje para resistir
RAÚL GUERRA GARRIDO El Correo
11 Septiembre 2001

La provocación
Por Alfonso USSÍA ABC 11 Septiembre 2001

Los chicos del terrorismo urbano se lo han pasado bomba -muy de la mano viene- este fin de semana. Además de unas cuantas sucursales bancarias y alguna agencia de viajes, han estado a punto de llevarse por delante la Comisaría de la «Ertzaintza» en la guipuzcoana Mondragón, que ellos llaman «Arrasate». Los medios de comunicación habrían de ponerse de acuerdo para no aumentar la confusión. En unos se lee que la Comisaría de Mondragón ha sido atacada, y en otros que la de Arrasate. Para un lector medio, poco enterado del lío, la barbarie es doble. Han sido atacadas dos Comisarías. Si ABC informa que la trainera de Orio ha ganado en San Sebastián, «El Mundo» que en Donosti y «El país» que en Easo, la ciudadanía tiene todo el derecho a exclamar «¡Joé con Orio!». Pero ése es otro problema que sirve aquí de truco cesáreo. Decía César González-Ruano que un buen artículo es como una longaniza. Hay que atarlo muy bien al principio y al final y en el medio poner toda clase de relleno.

Pues eso, que los chicos la emprendieron a bombazo, coctelazo y chinazo limpio contra la Comisaría de la «Ertzaintza» en Mondragón, y ninguno fue detenido. Las órdenes de la superioridad recomendaban a la Policía Autonómica vasca una actitud de sutil imitación del Santo Job. Más o menos esto: «Si los muchachos están enfadados, no los detengáis, que entonces se van a enfadar muchísimo más». Pero hay que ser «ertzaina» y estar en la Comisaría de Mondragón para saber qué se siente cumpliendo este tipo de órdenes.

Con un poco de intención, alguno habría caído en el talego, que eran más de cincuenta los chicos enfadados y un número parecido el de policías observadores. El motivo del ataque no está aclarado del todo, si bien el entorno inmediato de los airados muchachos justifica la acción como respuesta a una provocación intolerable. Y como los analistas somos así de concienzudos, hemos sabido del contenido de la intolerable provocación.

Un concejal de Batasuna, Iñaki Saéz -no confundir con el entrenador de la Selección de España subveintitrés y antiguo jugador del Athletic de Bilbao-, se dispuso a visitar a un preso etarra. Se dispuso y fuese. Tras despedirse de su familia y colocar en el salpicadero de su coche las fotografías de sus hijos con la leyenda «Aitá, no korras», el concejal de Batasuna emprendió viaje. Por exceso de velocidad, por imprudencia, por culpa propia o responsabilidad ajena, sufrió un accidente de tráfico con resultado de fallecimiento. Murió en la carretera, como tantos centenares de españoles que han compartido tan trágico destino. Pero en este caso, los chicos terroristas callejeros, advirtieron una perversa diferencia. «Si nuestros presos «estarían» en cárceles de «euskadi», a Iñaki no le habría sucedido esto. Y aquí hay provocación, y el culpable es el Gobierno del Partido Popular, y los socialistas, y de paso Ibarreche, y la «Ertzaintza», y como todos son culpables de la muerte de Iñaki, se van a enterar los «cipayos»». Y se enteraron.

A estos chicos se les provoca demasiado. Si la madre de uno de ellos se ahoga en la playa de Ondarreta, la culpa no la tiene la resaca, ni el oleaje, ni que la madre nade peor que la bisabuela de la condesa de Pardo Bazán, sino Jaime Mayor Oreja, Nicolás Redondo, la Guardia Civil y de rebote, la «Ertzaintza». ¿Y por qué? Por no haber advertido de la resaca. Que hay que ser canalla, antivasco, españolista y colaboracionista para no advertir a los vascos de verdad que en septiembre, con mareas vivas, es peligroso nadar lejos de las orillas. Y si no lo creen, llamamos a Pérez-Esquivel y Hebe de Bonafini para corroborarlo.

Tienen toda la razón, los muchachos que han atacado la Comisaría de la «Ertzaintza» en Mondragón o Arrasate, que no en Mondragón y Arrasate. Que un concejal de Batasuna fallezca en la carretera por acudir a visitar a un preso de la ETA es una prueba más de la falta de espíritu negociador del Gobierno de Madrid. Y como el Gobierno de Madrid queda lejos de Mondragón, se lían con la Comisaría de la «Ertzaintza». Y no pasa nada, claro.

Algo más que okupas
Editorial La Razón
11 Septiembre 2001

Las investiigaciones sobre el desarticulado «comando Barcelona» de Eta han llevado a la conclusión de que la banda terrorista ha encontrado una inapreciable ayuda en el movimiento «okupa» catalán. No quiere decir esto que todos los «okupas» pertenezcan a Eta, sino que en el seno del movimiento se encuentran individuos que han decidido trasladar su vocación «antisistema» a su vertiente más violenta, la del terrorismo. Por eso, Eta, a falta de otra estructura, ha aprovechado la afinidad de los «okupas» para informarse y esconderse, cuando no para apoyarse en determinados atentados. Las conclusiones de la investigación son inequívocas: en manos de algunos «okupas» se han encontrado datos decisivos para varios atentados en Cataluña. De ahí que las advertencias sobre un incremento en esta Comunidad de movimientos filoterroristas no pueden caer en saco roto. Ya hay también síntomas de «lucha callejera» y hay un caldo de cultivo ideológico independentista que puede contagiarse, si no lo ha hecho ya, del sarampión vasco.

   La incorporación de los «antisistema» al complejo terrorista debe también preocuparnos. Se ha demostrado que planeaban, y probablemente lo mantengan, una dura ofensiva contra los acontecimientos internacionales que se celebren en España, empezando por la presidencia europea de la UE.

   Debemos preguntarnos si las autoridades tendrán la misma parálisis ante este nuevo fenómeno que la que permitió la creación y auge de Eta, o si habrán aprendido de los errores.
  

Madrazo o padraza
Iñaki EZKERRA La Razón 11 Septiembre 2001

No lo digo por faltar sino porque es un hecho irrebatible. El misterio, la gracia, el acierto de Madrazo es que posee un apellido que carece totalmente de lógica sexual. Esto es lo primero que desconcierta, desubica, desasosiega de Madrazo. Uno al principio no se da cuenta de lo que pasa exactamente pero percibe que algo falla, no encaja, no está claro en ese futuro consejero de Vitoria. En la vida ordinaria hay padrazos o hay madrazas. No hay terceros ni cuartos espacios. No hay madrazos ni tampoco padrazas como en la política vasca.

   En la política vasca ya hay de todo: etarras que quisieran ser palestinos, políticos que se creen que son irlandeses, cristianos de base que fueron etarras, jarraitxus que se entrenan seriamente para ser catalanes, gallegos y canarios. Hay una fauna tan rara, ambigua y variopinta que eso no parece la Gran Euskal Herria sino el arca de Noé. Hay monos, cacatúas, jirafas y hasta uno de Izquierda Unida que se ha metido en el Gobierno de Ibarretxe para intentar demostrar a sus camaradas que su deprimente papelón en Estella y después de Estella no era lo que es: un viaje a ninguna parte.

   En ese viaje de IU los únicos que saben adónde va son el PNV y EA, o sea los que no están dentro del autobús escolar, los que no han hecho el viaje en efecto. Ellos saben que Madrazo va a poner por de pronto en ese Ejecutivo nacionalista una nota de legitimación española. Esta es la paradoja del independentismo vasco. Para reclamar autodeterminaciones y puertas legales que conduzcan a su nación soberana necesita de la bendición de esa misma España de la que se quiere independizar. Como sabe que su «ámbito vasco de decisión» deja mucho que desear en la Europa de los grandes y clásicos Estados; como se ha percatado de la mala imagen que inspiran sus sueños de limpieza étnica y sus prácticas de limpieza ideológica; como ve lo impresentable, lo irracional, lo ilegítimo y lo imposible por autodestructivo que es en realidad su odio hacia todo lo español, no puede rechazar a una formación política con sede central en Madrid que le regale un certificado de buena conducta. No puede privarse, en fin, ese independentismo de exhibir la regocijante contradicción que hay entre unos vascos que denuncian a los nacionalistas porque no les dejan seguir siendo españoles y unos españoles, que sin ser vascos, abrazan y exculpan a los nacionalistas.

   «Tan malo no será Arzalluz cuando IU se alinea con él». Para lanzar ese mensaje se va a poner la corbata Madrazo o Padraza. Y para reforzar el falso tópico según el cual el nacionalismo representa a una derecha más social, más humana que el PP. Con la corbata institucional de Madrazo termina su ambigüedad.

Descubren en los ordenadores «okupas» datos sobre atentados antes de su ejecución
La Guardia Civil cree que los radicales funcionaban como comandos de información para Eta
Efectivos de la lucha antiterrorista han descubierto en los ordenadores incautados a los dirigentes «okupas» detenidos en Barcelona datos que fueron archivados con anterioridad a que los comandos de Eta los ejecutaran, lo que confirma, una vez más, que las relaciones entre los grupos radicales catalanes y la banda terrorista no son circunstanciales, tal y como sostienen determinados sectores de la izquierda y algunos ayuntamientos socialistas. Los «okupas» también archivaron sus ataques de «kale borroka» contra los cajeros, partidos y Empresas de Trabajo Temporal.
Josep Clemente - Barcelona.- La Razón
11 Septiembre 2001

La documentación hallada en poder del «comando Gorbea» está poniendo al descubierto las verdaderas relaciones entre el mundo radical en Cataluña y la banda criminal Eta. Efectivos de la lucha antiterrorista han descubierto ahora abundantes datos sobre los atentados de Eta en Cataluña, quetambién fueron archivados en los ordenadores que estaban en poder de los «okupas». El cruce de las informaciones de ambos sistemas informátivos ha permitido concluir que Eta se sirvió de los datos facilitados por los «okupas» para actualizar los que pasaba a sus comandos, a la vez que incrementaba su base documental sobre futuros objetivos de la banda en la capital catalana. No en vano, se han podido intentificar tras la desarticulación del último «comando Barcelona» hasta un total de 2.148 objetivos de la banda terrorista en Cataluña.

Conexiones
Pero lo más sorprendente es que algunas de las informaciones ahora encontradas en los ordenadores de los «okupas» fueron archivadas con anterioridad a que el «comando Barcelona» actuara, lo que confirma que las relaciones entre los colectivos radicales y la banda asesina no son simples circunstancias. En poder de Zigor Larredonda, por ejemplo, fueron encontrados planos de Viladecavalls y de Sant Adrià del Besós, poblaciones en las que fueron asesinados los concejales del PP, José Luis Ruiz Casado y Francisco Cano Consuegra, respectivamente, y que el número de matrículas en poder de la banda de agentes de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado superaba el centenar.

   Ahora se sabe que otros muchos datos, que han sido hallados en poder de Eta sobre objetivos de Barcelona, también figuran y con la misma actualización en los ordenadores de los «okupas». La investigación trata de buscar los nexos entre las personas que realizaron tales archivos informáticos y los miembros del comando que dirigía Fernando García Jodrá, con el fin de determinar quiénes serían las presuntos informadores de la banda en Cataluña.

   En medios de la investigación no se descarta que Eta continuara manteniendo algunos contactos informativos en la capital entre los núcleos de colaboradores, aunque los últimos golpes policiales y las detenciones de «okupas» presuntamente vinculados a la banda han dejado su infraestructura informativa seriamente dañada.
   También se sabe que los «okupas» archivaron con todo lujo de detalles sus atentados de «kale borroka» contra partidos, cajeros automáticos, ETT s e instituciones.

En cristiano
Tomás CUESTA La Razón 11 Septiembre 2001

Hace ya más de veinte años, Manuel Iborra debutaba en el cine con «Tres por cuatro», una película tan llena de emoción como vacía de elementos comerciales. En la «opera prima» del director de «Orquesta Club Virginia», Jaume Sisa interpretaba el papel de un charlatán que, en el tumulto cosmopolita de las Ramblas, exhortaba a la parroquia a hablar con Dios en catalán y con el tendero en castellano. Ahora, monseñor Jaume Camprodon, obispo de Girona, ha elevado el «gag» a la categoría de dogma y ha decidido que no se puede explicar la buena nueva sino la bona nova. Collons, noi, pues sí que vamos dados.

   En su extraordinario «Viaje en autocar», Josep Pla describía la tristeza mineral del Empordà en una posguerra gris, zarrapastrosa y zafia. Un tiempo en el que la lengua que nutrió a los trobadores, la que alumbró el amor cortés, la lengua en la que rezaban y morían los «perfectos» occitanos, era ninguneada hasta el susurro por una avalancha de charol ennegrecido y chulería aliñada a la romana. «¿Hable usted en cristiano!», escupían los feligreses del cardenal Gomà, otro catalán -de Tarragona, para ser exactos- que bautizó la guerra civil como «Cruzada cristiana» y convirtió el crucifijo en munición y el idioma en ariete de la raza. Gomà y Camprodon tienen al mismo dios intolerante oculto en las entretelas del sagrario. Así que, cuando uno ha mondado la retórica y separado el trigo de la paja, estamos en la misma encrucijada. El «Parli vostè en cristià!» es tan poco evangélico como el «¿Hable usted en cristiano!». Confundir el verbo con el Verbo y deslindar la Paraula y la Palabra es hacer el ridículo como lo hace Juan Gaspart cuando identifica a Barcelona con el Barça.

   El caso es que entre el retorno del nacional-catolicismo y la inmoralidad desorejada se está poniendo imposible lo de ser cristiano. Hoy, más que nunca, el pecado es de palabra: «Perdóneme, mosen, le he tocado las tetas a la Marta» «¿Las tetas o las mamelles, hijo mío?» «Las tetas, mosen. Es que es de Málaga».

Blecua: «Internet puede democratizar la norma de la lengua en Iberoamérica»
El filólogo dirige en la UIMP un curso sobre la lengua de la ciencia y de la técnica
«Internet puede ser el gran camino para democratizar la norma de la lengua en Iberoamérica». Es la idea que defiende José Manuel Blecua, catedrático de Filología Española de la Universidad Autónoma de Barcelona, que dirige uno de los cursos de formación del profesorado que se imparten esta semana en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP). Blecua, para quien las posibilidades de Internet son un «privilegio», desdramatizó los problemas lingüísticos en España, y aseguró que las distintas lenguas son perfectamente capaces de convivir pacíficamente.
Antonio Sempere - Santander.- La Razón
11 Septiembre 2001

El influjo de Internet, para el profesor Blecua, es lento pero efectivo. «El influjo es progresivo, puesto que solamente la mitad de los hogares tienen acceso a la Red. Pero a la lengua española le va a venir muy bien como medio para crear una norma culta y rica, respetando las distintas variedades territoriales del idioma».
   Para José Manuel Blecua, las posibilidades que da Internet son un privilegio del que él se aprovecha cada día. «Leer El sol de Zacateca , desayunarme con diarios de Cuba y de Argentina o con el Heraldo de Aragón cada mañana es una auténtica hermosura. En general, todas estas ediciones digitales están muy bien. Tienen una vivacidad de la que carece la prensa escrita. La noticia está viva, va cambiando a lo largo del día. Existen más de mil diarios en castellano en Internet, y esa es una cifra muy elocuente».

Convivencia
Desdramatizando los problemas lingüísticos, José Manuel Blecua recuerda una frase de Antonio Tovar, que decía que las lenguas son capaces de convivir pacíficamente, y que son los hablantes los que se enfrentan. «Si estuviésemos en el estado mexicano de Guajaca, con más de treinta dialectos, sí sería una locura, pero una situación como la española no admite comparación. Lo que ocurre es que el tema lingüístico nos afecta mucho, es algo que tenemos a flor de piel».

   La raíz de muchas de las situaciones anómalas derivadas de la articulación de las lenguas que se hablan en España está en la división provincial realizada por el ministro Javier de Burgos en el siglo XIX, y que no se corresponde con las fronteras lingüísticas. «Muchos no se dan cuenta de que esta división provincial no es eterna, que se hizo así como se podía haber hecho de otra manera. Por eso no hay que dar excesiva importancia a las situaciones de cohabitación de lenguas a que dé lugar en muchos lugares fronterizos».

   Los medios de comunicación constituyen, para José Manuel Blecua, el principal modelo que tienen los hablantes para fijar la lengua: «Más la televisión y la radio que la prensa escrita». A veces los responsables de los medios la usan mal, por distintas causas. «La prisa es una enemiga. La prontitud en la transmisión es muy peligrosa. También puede serlo la inseguridad con la que se emplea en algunas ocasiones la lengua, cuando se dan dudas y titubeos», afirmó.

   El seminario que dirige José Manuel Blecua durante esta semana en la UIMP aborda los problemas del discurso, la lengua de la ciencia y de la técnica, los conocimientos de gramática y de léxico, las normas y variedades de la lengua y la aproximación a las denominadas nuevas tecnologías en su relación con la enseñanza de la lengua española y con las técnicas actuales del trabajo intelectual.

Lengua española
Cartas al Director ABC 11 Septiembre 2001

Se ha desatado estos días una gran polémica porque la Comunidad Valenciana considera que ni los literatos catalanes ni los de las Islas Baleares forman parte de su cultura, y así excluyen a los nacidos en el territorio de las provincias catalanas y a los de las Islas Baleares. Sin querer entrar ni salir en estas trifulcas, yo manifiesto que la lengua común de leridanos, barceloneses, alicantinos, valencianos, mallorquines, menorquines, ibicencos, coruñeses, pontevedreses, orensanos, vizcaínos, malagueños, sevillanos, oscenses, melillenses, tinerfeños, etcétera, es decir, de todos los habitantes de España, es la lengua en que todos nos entendemos, es decir, el español. Más claro, el agua, porque pienso que todos son como yo, españoles. Ante todo y sobre todo, españoles.

Mario Santander Tiadó. Barcelona.

EL PRECIO DE EB-IU
Editorial El Mundo 11 Septiembre 2001

L
a entrada de EB-IU en el Gobierno presidido por Ibarretxe en una consejería de contenido social se consumará en los próximos días. No es ninguna sorpresa, ya que desde que Javier Madrazo lograra tres escaños en las elecciones del 13 de mayo, y aún antes con la firma del Pacto de Lizarra, la coalición de izquierdas viene respaldando con armas y bagajes la política del PNV y EA.

Ya se sabe que la política vasca tiene unas peculiaridades que resultarían impensables en otros lugares, pero aun así no cabe pasar por alto lo asombroso e incoherente que resulta que una coalición con un programa de izquierda pura y dura entre en un Gobierno de ideología democristiana. Por no hablar de que una fuerza política de ámbito estatal que pretende tener un proyecto para toda España establezca una alianza con partidos nacionalistas cuya pretensión es avanzar en el soberanismo y la autodeterminación. El acuerdo que firmarán las tres formaciones -PNV-EA y EB- incluirá una defensa de la vigencia de los principios que inspiraron el Pacto de Lizarra. A estas alturas, EB-IU persiste en el error de defender un acuerdo que, en contra de las proclamas de diálogo de Madrazo, era la imposición de las tesis de la población nacionalista vasca a los defensores de los principios constitucionales.

Es muy probable que IU haya decidido entrar en el Gobierno vasco para buscar un lugar bajo el sol, habida cuenta de la práctica desaparición de la coalición del debate político nacional. Y es seguro que Javier Madrazo, desde que logró los tres escaños, estaba deseando tocar poder. Lo que sucede es que lo que puede ser bueno para IU en el País Vasco puede no serlo tanto para la dirección federal liderada por Llamazares. Los dirigentes de la coalición en el resto de las comunidades tendrán que hacer gala de mucha imaginación para explicar el acuerdo con el partido de Arzalluz.

Porque, además, ¿a cambio de qué entra EB-IU en el Gobierno vasco? Llamazares dijo ayer que lo hace para abrir la posibilidad de un diálogo entre nacionalistas y no nacionalistas. Lo cual resulta, además de grandilocuente, muy vago e inconcreto. Mientras no aclaren con más datos qué han logrado a cambio, es lícito pensar, como ha dicho Nicolás Redondo, que EB-IU «se ha vendido a un precio muy barato».

Coraje para resistir
RAÚL GUERRA GARRIDO El Correo
11 Septiembre 2001

Jamás creí que iba a vivir una experiencia fascista tan pura y dura como la que está imponiendo el terrorismo vasco. Que en una España democrática tengamos que premiar el valor personal y el coraje cívico de los periodistas que se atreven a escribir la verdad, es un hecho tan lamentable como necesario. Casi imprescindible para recordar dos lances fundamentales:

Que en una situación injusta el neutral o mudo es un cómplice; y que la libertad de expresión no es (en palabras de Machado) la libre emisión de un pensamiento esclavo.

El acoso y asesinato de intelectuales, periodistas y libreros es la eutanasia política de quien los practica. La verdad, sutil sinónimo de la libertad, siempre gana; por desgracia, a la larga, a veces demasiado larga. Coraje para resistir tan larga marcha.

Recortes de Prensa   Página Inicial