AGLI

Recortes de Prensa     Lunes 24 Septiembre   2001
#El inicio del fin de ETA
Carlos MARTÍNEZ GORRIARÁN ABC 24 Septiembre 2001

#Golpe a los dinamiteros
Editorial ABC 4 Septiembre 2001

#MENOS DINAMITA PARA ETA
Editorial El Mundo  24 Septiembre 2001

#Eta quiere seguir asesinando
Editorial La Razón 24 Septiembre 2001

#El capote
ANTONIO BURGOS El Mundo  24 Septiembre 2001

#En la trampa terrorista
Carlos PARÍS La Razón 24 Septiembre 2001

#El día en que el mundo «descubrió» el terrorismo
Roberto L. Vargas - Madrid.- El Mundo 24 Septiembre 2001

#El pionero de la «kale borroka»
CARMEN GURRUCHAGA El Mundo 24 Septiembre 2001

#Golpe de Francia al aparato logístico de ETA: Asier Oyarzábal y otros cuatro etarras iban a robar un polvorín
MADRID. D. Martínez / J. Pagola ABC 24 Septiembre 2001

#El nuevo espíritu antiterrorista mundial acelera la lucha contra ETA en Francia
PARÍS. Juan Pedro Quiñonero, corresponsal ABC  24 Septiembre 2001

#La vía política
Editorial El País  24 Septiembre 2001

#Mayor Oreja: "Arzalluz ha echado una mano a ETA para dificultar su derrota"
Libertad Digital  24 Septiembre 2001

#Los docentes brasileños se vuelcan en la difusión del español
JUAN ARIAS Río de Janeiro El País 24 Septiembre 2001

#Constituida en Toledo una federación internacional de profesores de español que reúne a 40.000 personas
ISABEL SALVADOR Toledo El País 24 Septiembre 2001

 

El inicio del fin de ETA
Por Carlos MARTÍNEZ GORRIARÁN ABC 24 Septiembre 2001

Sería iluso creer que la detención del aparato logístico etarra en Francia sea una consecuencia directa del nuevo clima surgido de los atentados del 11 de septiembre. Sin embargo, es de esperar que la movilización antiterrorista convenza definitivamente a Francia de que ETA también es problema de ella, en vez de verlo como un fenómeno aislado sin trascendencia internacional y una molestia exportada por su vecino del sur. Hay que convencer a la opinión pública de la Unión Europea de que el nacionalismo étnico de ETA es tan intolerable como el integrismo islámico de Osama bin Laden. En los últimos meses hemos avanzado mucho en ese terreno, y podríamos avanzar más entrando en los problemas políticos de fondo: por ejemplo, creando junto al espacio policial y judicial europeo un espacio ciudadano europeo donde el nacionalismo étnico no tenga cabida. ¿Qué significa esto para ETA?: sin duda, el principio del fin. Pero ellos no lo verán así. Siguiendo el viejo patrón paranoico de que «cuanto peor, mejor», pensarán que la nueva situación les favorece. ¿Por qué no pactar con los talibán un reparto del mundo donde cada tribu totalitaria -étnica, religiosa o ideológica- tenga su rincón hermético y garantizado?

Y por ahí anda el PNV, con sus acólitos de EA e IU, asustado por la perspectiva del fin del «conflicto vasco» y tanteando otra tregua que lo prolongue, pensando quizás en reeditar los sueños de posguerra del lendakari Aguirre: pasar de España y ofrecer a Washington la inestimable lealtad nacionalista vasca a cambio de nuevas ganancias políticas. Ya verán como lo intentan. PNV y compañía van a procurar traernos tiempos delirantes, entre propuestas políticas disparatadas (que siempre tienen mucho público) y nuevas demostraciones del desvarío homicida etarra, esperemos que sólo teóricas si prosiguen las detenciones de asesinos.

Golpe a los dinamiteros
Editorial ABC 24 Septiembre 2001

El descabezamiento del «aparato logístico» de ETA no es una consecuencia del nuevo clima internacional respecto al terrorismo, pero sí un ejemplo del imperativo de la cooperación policial y un magnífico punto de partida en la estrategia global frente al terror. Los etarras comparten con los terroristas árabes fines, medios, justificaciones y perversiones morales a modo de cobertura, razón por la que los intentos de Arzalluz por discriminar a unos de otros no es más que una coartada política que se desvanece cuando se tiene la ocasión de constatar la capacidad mortífera de ETA. Ningún grupo terrorista es igual a otro, pero sus efectos son idénticos.

Asier Oyarzábal y los cuatro etarras más detenidos -uno de ellos de nacionalidad francesa- se disponían a cometer un nuevo golpe para suministrar explosivos a los «comandos» que operan en España. La conclusión policial es que los terroristas activos en nuestro país deberán seguir utilizando una dinamita cada vez más escasa, procedente de los robos en Plévin y Grenoble, en muy malas condiciones y de difícil manejo pero con gran capacidad mortífera. Conviene, pues, ampararse en la prudencia, prever reacciones a la desesperada y recordar que antes de la dinamita, la banda empleaba otras sustancias, como el amosal. Además, el aparato logístico descabezado por la Brigada Antiterrorista francesa -que se estrena con esta operación desde su creación antes del verano-, era una reconstrucción del penúltimo órgano del que dispuso la banda en Francia, desarticulado hace un año.

La primera acción efectiva de esa Brigada demuestra que los nuevos mecanismos que se aportan a la lucha contra el terror no son simplemente acumulativos sino que multiplican la eficacia de la persecución.Es pronto para evaluar el alcance de los acuerdos alcanzados en Bruselas, pero convendría que la «euroorden» adelantara sus plazos. Si esa normativa estuviera ya en vigor -la previsión más optimista la fija para comienzos de 2002-, los etarras serían extraditados inmediatamente y juzgados aquí, lo que abriría unas expectativas policiales desconocidas hasta ahora. Al menos, el clima unitario ya ha surtido efecto en el complejo que sirve de muralla para los terroristas.

Las palabras de Otegi desmarcándose de los talibán, las apresuradas consideraciones del PNV sobre las especificidades de ETA y los contactos denunciados por el PSE para que la banda frenara su actividad se antojan papel mojado. La atención mundial está pendiente también del País Vasco, de que puedan los asesinos continuar con su actividad o no. Hay muchos muertos a los que velar y muchas vidas que proteger.Además, la operación de ayer reafirma la necesidad de eliminar de raíz los refugios, donde integristas islámicos, etarras y otros grupos se abastecen a cambio de cierta paz; redoblar las medidas policiales y no permitir alegrías demagógicas por el simple hecho de que los daños conciernen básicamente al otro lado de la frontera. La composición del aparato logístico demuestra que ETA ha captado a ciudadanos galos y que se relaciona con el terrorismo bretón. Frente a ese esquema, las autoridades democráticas de todo el mundo deben actuar conjuntamente, sin ceder a la tentación de preservar una endeble paz geográfica a cambio de cerrar los ojos a las tareas de reorganización, financiación y entrenamiento que los terroristas acometen fuera de sus campos del horror.

La importancia de las medidas acordadas por los Quince este fin de semana para asfixiar las tramas terroristas (desde sus tentáculos operativos a los financieros) hará posible que se cree un rastro de información, a disposición de cualquier Policía del mundo, que ayudará a reprimir sus andanzas.Las conclusiones de que el terror no tiene justificación posible, de que no hay una situación de pueblo sojuzgado, de que el nacionalismo radical constituye una de las peores amenazas para todo el mundo, llegan, para España, con un doloroso retraso, pero en los últimos tiempos el camino policial abría puertas a la esperanza. Los últimos golpes a ETA confirman la necesidad de insistir con todos los medios por esa vía, conjuntada ahora con la cooperación internacional y una nueva conciencia respecto al fenómeno terrorista.

MENOS DINAMITA PARA ETA
Editorial El Mundo  24 Septiembre 2001

La detención en Francia de Asier Oiarzabal, antaño pionero de la kale borroka y hoy presunto responsable del aparato logístico de ETA, es importante porque de nuevo cae uno de los jefes de la banda terrorista y sufre un golpe notable su capacidad de asesinar, ya que Oiarzabal y otros cuatro detenidos se aprestaban a llevar a cabo el tercer robo de gran cantidad de explosivos en apenas dos años. Pero estas detenciones también son importantes por todo lo que reflejan: por una parte, la vulnerabilidad de la cúpula etarra, que tiene hoy que renovarse al cabo de plazos cada vez más cortos; por otra, la eficacia creciente de la cooperación policial con Francia que permite al fin evitar un robo de dinamita en el país vecino tras la amarga protesta española por el acaecido en marzo pasado en Grenoble.

Quizá pueda incluso relacionarse este éxito, como hace el dirigente socialista Rodolfo Ares, con el compromiso europeo con la lucha antiterrorista conjunta, tras los atentados del 11 de septiembre en Estados Unidos.En todo caso, es fundamental el descabezamiento del aparato de obtención y transporte de explosivos de ETA, sólo un año después de la detención del antecesor de Oiarzabal, José Luis Turrillas Peputo. La dinamita francesa desempeña hoy un papel primordial en la estrategia de ETA, y se puede estimar que sólo le queda una tercera parte de los 1.600 kilos de Grenoble; con la captura de los comandos Buruntza y Barcelona se recuperaron 400. También se sabe que el deterioro de este explosivo por el paso del tiempo minimizó pronto la utilidad criminal del robo anterior en Bretaña, organizado por Oiarzabal, y parte de cuyo botín fue vendido a la banda palestina Hamas: otra vez la co- nexión internacional. Así, la operación que Oiarzabal planeaba se volvía vital porque ETA hace ahora de las bombas su principal utensilio de terror. La sociedad puede respirar un poco mejor.

Eta quiere seguir asesinando
Editorial La Razón 24 Septiembre 2001

La colaboración policial hispanofrancesa ha dado nuevamente sus frutos con la captura, ayer, en el sur de Francia, del jefe del aparato logístico de Eta, Asier Oyarzabal Txapartegi, alias «Baltza» y de otras cuatro personas. Los terroristas, dirigidos por «Baltza», se disponían a asaltar un polvorín en la zona para apoderarse de grandes cantidades de dinamita y material para la fabricación de más coches bomba. Un asunto ya familiar para el dirigente etarra, al que se considera como uno de los responsables del robo de otro polvorín en Bretaña, durante la tregua-trampa.

   La operación policial confirma nuevamente que para Eta no hay más objetivo que el crimen y que sólo sabe asesinar. Mientras el mundo entero se sume en una dolorosa reacción contra el terror, e incluso desde el PNV se trata de conseguir que la banda acepte una nueva «tregua», Eta ofrece su única respuesta, en la que sobran explicaciones: aprovisionarse de más explosivos para extender el terrorismo.

   La dinamita es igual en todo el mundo y no cuenta su origen a la hora de segar vidas: esta lección, aprendida con harto dolor y en solitario durante décadas por los españoles, en la que la trágica jornada del 11 de septiembre, ha hecho abrir los ojos al resto del mundo. Y ya no caben justificaciones políticas o explicaciones nacionalistas: Eta es parte del terror y, como tal, es tan culpable como Ben Laden. En la gran batalla por la justicia Eta es otro más de los enemigos de libertad en el mundo.

El capote
ANTONIO BURGOS El Mundo  24 Septiembre 2001

Aunque ahora no encabece todas las semanas los 40 Principales de la política, me sigo teniendo por presidente del club de fans de Jaime Mayor Oreja. Y me ha alegrado comprobar que, como buen aficionado que es, con el saber hondo y asolerado de la plaza de toros de San Sebastián, haya advertido que Arzalluz le ha echado un capote a la ETA, aprovechando que el Nervión pasa por Kabul. Igual que un antiguo colega en la Compañía de Jesús del exclaustrado escribió aquel manual de inquisiciones literarias titulado Lecturas buenas y malas, el ahora rector y prefecto del jesuítico nacionalismo vascongado ha publicado el libro Terrorismos buenos y malos, entiéndase por malo a Bin Laden y entiéndase a Josu Ternera como el mejor de los nacidos.Me debe, no obstante, admitir mi admirado Jaime Mayor una corrección fraterna. Tenía que haber alargado la mano y aprovechado el viaje en la brillante metáfora taurina del capote de sangre y oro. Tenía que haber dicho que a la ETA y a los talibanes les pasa como a los toros de la ganadería de Juan Pedro Domecq, como Jaime Mayor sabe de sobra. Juan Pedro Domecq lidia toros con dos hierros distintos: lo de toda la vida de la V de Veragua y lo nuevo que hierra como Parladé. Los toreros y los aficionados saben que todo es lo mismo, que todo viene de los mismos encastes y reatas, vacas y sementales. Con su capote a la ETA, Arzalluz le hace el quite también a Bin Laden, que si lo uno es de Juan Pedro, lo otro de Parladé, al fin y al cabo lo mismo. Como en la cabaña española de bravo el 80% de las ganaderías viene de sementales de Juan Pedro, en el terrorismo mundial a todos los parió la misma vaca.

Espero que los americanos, aunque no aficionados, no entren al trapo. Espero que detengan a Bin Laden antes que se refugie en Francia. Espero que cuando lo trinquen, no haya americanos que quemen cajeros automáticos y autobuses como protesta. Espero que no lo nombren para una comisión parlamentaria de derechos humanos. Espero que no lo tengan a papitos en la cárcel, en una celda con televisor y ordenador. Espero que ningún funcionario de prisiones sea secuestrado para exigir el reagrupamiento del mocito con los de su calaña. Espero que ningún partido político americano diga que hay iniciar un diálogo con los talibanes para conseguir la paz. Como espero que algún avión espía americano, o algún espía sin avión, le eche un vistazo a ese santuario de apoyo a los talibanes y a su camada que se llama Gara.

Y para que la metáfora taurina junte las manos, esperemos finalmente que a pesar de los capotes de Arzalluz y de Llamazares, Bush se la meta a todos los hierros, encastres y reatas del terrorismo en los blandos, hasta donde pone Toledo. Toledo, Ohio, naturalmente.

En la trampa terrorista
Carlos PARÍS La Razón 24 Septiembre 2001

¿Cuál era la intencionalidad última del acto que ha derribado las torres del centro comercial neoyorquino y atacado el Pentágono? La pregunta es decisiva. A lo largo de los pasados días se han multiplicado los comentarios y análisis sobre la tremenda y espectacular agresión que ha conmovido al mundo, pero creo que no se ha hecho mucha luz sobre la interrogación que propongo y que es básica para determinar una reacción adecuada. En elementales términos de teoría de la acción diríamos que el «objetivo» era claro, los edificios atacados y el montaje de un terrible espectáculo, como muestra la calculada separación temporal de los dos choques. ¿También la producción de un número importante de víctimas? O ¿eran éstas puros daños colaterales? Sería una primera pregunta. Pero, más fundamentalmente: ¿Cuáles eran los «fines»? ¿Qué se pretendía con la acción terrorista? No ya en el ánimo subjetivo de sus realizadores, sino en la programación y organización del ataque.

   ¿Se aspiraba simplemente a golpear, herir y castigar a un enemigo, sin finalidades ulteriores? ¿Una venganza de quien se considera perseguido y maltratado hasta el crimen? En tal caso se trataría de una mera descarga de odio acumulado. Tal interpretación parece demasiado superficial para una acción tan meticulosamente planificada. Se quedaría en una muy singular rabieta vesánica. Más mitificadoramente, ¿se trataba de una especie de orgía mortífera, un sacrificio atávico de víctimas y una inmolación cargada de sangrienta religiosidad? Sin duda no han dejado de actuar componentes de tal carácter. Por otra parte, los objetivos atacados pueden ser vistos revestidos de un alcance simbólico: del imperio capitalista las torres del World Trade Center; del militar, el Pentágono. Pero hay algo que me parece muy claro: los objetivos a alcanzar ¬y de hecho alcanzados¬ no agotaban los fines de una acción que hay que suponer iba más lejos. Al fin y al cabo es evidente que el golpe proporcionado, por muy traumático que haya resultado, por más que haya roto la idea de la invulnerabilidad del territorio de los EE UU y acarreado una humillación, no supone la derrota del dominio estadounidense sobre el mundo.

   Pero sí puede abrir una nueva etapa en el conflicto entre los EE UU y una parte importante del mundo islámico. Creo que «meter en el mismo saco» las variadas formas de terrorismo actual ¬el anónimo que ha actuado en este golpe, el de Eta, el chechenio, el palestino el que se da en Irlanda del Norte, el fascista también¬ es un grave error de análisis y de política. Aunque tanto Aznar como Putin traten de aprovechar la situación y ganar aliados para su lucha antiterrorista. Pero ahí sí se da un aspecto en que el terrorismo de Eta y el que comentamos, coinciden: es en la necesidad de agudizar el conflicto del cual pretenden partir. Un conflicto, ciertamente, muy fantaseado en Euskadi, al presentar, falseando la historia y la imagen de un país ocupado por fuerzas exteriores y al olvidar que, aunque con ciertas limitaciones, existe una situación de democracia y libertades. Un conflicto, en cambio, con base real en pueblos islámicos que han sido colonias y algunos de los cuales se encuentran sometidos a constante represión imperialista, a bloqueos genocidas en Irak, a bombardeos periódicos, a intensa violencia en Palestina. Pero en ambos casos el ideal terrorista es pasar del conflicto a la guerra. ¿Qué más desearía Eta que ver al ejército por las calles de Euskalherria? ¿Y que el actual Estado restableciera la pena de muerte? El retorno del franquismo pero operando sólo en Euskadi. Entonces se haría realidad su mitología.

El fundamentalismo islámico terrorista para ampliar su influencia y ganarse a las masas necesita, también la guerra. Comprende que en la compleja inmensidad del Islam es un movimiento minoritario. Una situación de violencia bélica podría arrastrar importantes multitudes tras sus banderas. Como ya estamos viendo surgirían graves crisis entre los países musulmanes con gobiernos favorables a los EE UU y gran parte del pueblo. ¿No es posible leer aquí la finalidad última de los recientes atentados? Es la trampa que el terrorismo islámico tiende a los EE UU y al Primer Mundo que le siga. Y en la cual podemos caer si la reacción se deja seducir por los clarines bélicos que ya han empezado a sonar.

El día en que el mundo «descubrió» el terrorismo
Las víctimas españolas lamentan que sólo ahora se vea este fenómeno como un problema grave
Roberto L. Vargas - Madrid.- El Mundo 24 Septiembre 2001

A las víctimas españolas del terrorismo les ha dolido mucho el ataque del día 11 en Nueva York y Washington. Y aunque entienden su repercusión, lamentan que sólo ahora muchos países se den cuenta de que el terrorismo es un problema mundial que muchos padecen desde hace años.

   Llevan tres décadas sufriendo, añorando a sus seres queridos, clamando a la comunidad internacional reconocimiento por lo que siempre han considerado un problema grave y de todo el mundo. Y, sin embargo, no ha sido hasta ahora, hasta que un salvaje atentado ha segado la vida de varios miles de personas en EE UU, cuando las víctimas del terrorismo en España, las víctimas de Eta, han visto a la comunidad internacional reconocer que el terrorismo es un fenómeno a escala mundial, no un quiste doméstico de España o de Irlanda, para que reparen en todo lo que ellos han padecido y en lo injustamente que han sido tratados por algunas instancias.

   Ahora, 806 muertos después. Y eso no deja de doler, a pesar de que todos califican de «estremecedor» el ataque a las Torres Gemelas y el Pentágono. «La Asociación de Víctimas del Terrorismo de Andalucía ¬dice su presidente, Joaquín Vidal¬, después de muchos años de terror, de dolor...; siempre ha pensado que el problema del terrorismo no era algo de andar por casa, sino un fenómeno internacional. Y, lamentablemente, ha tenido que suceder esto [los ataques en Estados Unidos] para que la gente de todo el mundo se de cuenta».

   «Es muy doloroso que la medicina sea curativa, y no preventiva», coincide en señalar Paulino Baena, de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT). «A veces, sin embargo, hace falta tocar fondo para que los resortes se activen», añade.

   Pero, ¿por qué la comunidad internacional no ha querido, hasta ahora, reconocer y tomar cartas en el fenómeno del terrorismo y ha dado la espalda a sus víctimas tanto tiempo? Baena apunta, como primera traba, lo diferentes que eran la sociedad de ahora y la que había cuando Eta empezó a actuar. «La sociedad occidental de 2001 ¬dice¬ no es la misma que había hace veinte o treinta años. Ahora está más concienciada de que el terrorismo es la mayor amenaza para las sociedades democráticas occidentales».

   Para Caty Romero, del Colectivo de Víctimas del Terrorismo (COVITE), sin embargo, el problema ha estado en que los países más próximos a España, la vieja Europa, no han querido prestar atención a este fenómeno. «Lo que es doloroso es que la propia Europa, conviviendo tan cerca de nosotros, no haya reconocido durante tantos años que Eta es una banda de asesinos». Pero en el fondo de todas las reflexiones sobre este particular subyace el hecho de que, de no haber sido Estados Unidos la víctima de la masacre, no se hubiese desatado una «caza de brujas» contra el terrorismo a nivel internacional. «Que el fenómeno terrorista haya trascendido ahora mientras que a Eta hace poco en Noruega, por ejemplo, sólo la conocían cuando ponían una bomba en un destino turístico y se cancelaban reservas, tiene que ver con el hecho de que el ataque haya sido en Estados Unidos, cuyo poder es mucho mayor que el de España», afirma Romero, quien, como Paulino Baena, señala a los medios estadounidenses como aliados imprescindibles en esta campaña. «Nos lo han metido por todos los lados», dice.

   Aliados, pero de tipo militar, son los que ahora busca el presidente estadounidense, George W. Bush, para esta «cruzada mundial» contra el terrorismo, y aunque algunos quieren pensar que ésta podría ser la solución, no todos comparten este optimismo. «No. Esto no va a cambiar nada. Aquí seguiremos resistiendo. No vamos a levantar una mano. Yo moriré y seguiré viendo a Eta», confiesa con resignación Romero.

   Sin embargo, para Vidal, el acto pergeñado, según todos los indicios, por Osama Ben Laden, puede marcar un antes y un después en la lucha contra el terrorismo, el nacimiento de la conciencia internacional. «Espero y deseo que sea la gran oportunidad para erradicar el terrorismo». Aunque tampoco duda de que será un proceso «largo y sinuoso». «A medio plazo ¬coincide Baena¬ esta coalición puede hacer mucho para librarnos de esta lacra. No obstante, lo que hace falta es que Occidente se dé cuenta de que el terrorismo es su enemigo, sin necesidad de que actúe en la costa este de EE UU; que el asesinato de un Guardia Civil en el País Vasco mueva las conciencias del mismo modo que lo ha hecho el ataque contra los estadounidenses. Porque, cualitativamente, es lo mismo: la pérdida de una vida humana».

ASIER OIARZABAL / DIRIGENTE DE ETA
El pionero de la «kale borroka»
CARMEN GURRUCHAGA El Mundo 24 Septiembre 2001

MADRID.- Asier Oiarzabal Txapartegi Baltza es otro de los dirigentes etarras que procede de la kale borroka, y que fueron creados por el ex ideólogo de la organización terrorista José Luis Alvarez Santacristina Txelis para suplir las carencias operativas de ETA. En la actualidad los expertos de la lucha antiterrorista lo integraban en la dirección de la banda junto a Javier García Gaztelu Txapote, número uno -detenido en la primavera pasada en la terraza de un bar de la localidad vascofrancesa de Anglet- y a Soledad Iparagirre, actual miembro de la cúpula etarra. Todos juntos habrían desplazado de la toma de decisiones a Mikel Albisu Mikel Antza y a Iñaki de Gracia con el fin de poner punto y final a la tregua y reanudar la lucha armada.Nacido en la localidad guipuzcoana de Andoain hace 30 años, Oiarzabal se estrenó en la actividad terrorista en 1989, con atentados contra la tristemente famosa autovía de Leizaran, la carretera que une Navarra y Guipúzcoa. Acompañado de otras cuatro personas retuvieron a un guardia jurado para poder incendiar una fábrica. Además, quemaron dos grúas, siete camiones, cuatro excavadoras y una motoniveladora de distintas empresas adjudicatarias de esa obra a la que ETA se oponía argumentando que el trazado causaba un irremediable impacto medioambiental.Sin embargo, las dudas judiciales respecto a si estas actuaciones podían enmarcarse como actos terrorista o no, permitieron que Oiarzabal pudiera ser absuelto. En un principio, el sumario fue instruido por la Audiencia Nacional, pero más tarde, se trasladó a la Audiencia de San Sebastián al considerar el Tribunal Supremo que no podía vincularse a los inculpados con ETA.

Además, en 1994, la Audiencia de la capital guipuzcoana anuló las pruebas presentadas contra Oiarzabal y sus compañeros al estimar que las autorizaciones judiciales con que se consiguieron carecían de razonamiento jurídico. Por todo esto, quedó en libertad. Más tarde, tras el recurso presentado por el fiscal, en julio de 1995, el Tribunal Supremo consideró válidas todas las pruebas y, tras revocar la anterior sentencia absolutoria, ordenó que se repitiera la vista oral, pero para entonces Asier Oiarzabal ya había desaparecido de su domicilio y pasado a la clandestinidad.Oiarzabal fue identificado por las autoridades galas como uno de los autores del robo de más de ocho toneladas de dinamita en Plevin (Bretaña), el 28 de septiembre de 1999, durante la tregua de ETA. El reconocimiento fue posible gracias a las fotografías tomadas por sus servicios secretos de las reuniones entre el comando y sus cómplices bretones.Carmen Gurruchaga es autora del libro Los Jefes de ETA que se presenta hoy.

Golpe de Francia al aparato logístico de ETA: Asier Oyarzábal y otros cuatro etarras iban a robar un polvorín
MADRID. D. Martínez / J. Pagola ABC 24 Septiembre 2001

La Brigada Antiterrorista francesa, con la colaboración de la Policía española, asestó ayer un duro golpe al «aparato logístico» de ETA al detener a su jefe, Asier Oyarzábal, «Baltza», así como a Didier Aguerre, Oihane Errazkin, Dolores López, «Lola», y Alberto Illundain, «Mollejas», responsables del robo de dinamita en los polvorines de Plévin y Grenoble.

La operación se llevó a cabo simultáneamente, a partir de las dos de la tarde, en la localidad de Dax, en la región de Las Landas, y en Saboya, cerca de Los Alpes y ha sido fruto de una larga y laboriosa investigación llevada a cabo por la recien creada Brigada Especial Antiterrorista, con sede en Bayona, con la estrecha colaboración del Cuerpo Nacional de Policía.

En una vivienda de la localidad de Dax fueron detenidos el máximo responsable del «aparato logístico» de ETA, Asier Oyarzábal Txapartegi, «Baltza», Dolores López Resines, «Lola», y Oihane Errazkin, que portaban pistolas. Asimismo, los agentes localizaron abundantes armas, explosivo, numerosos documentos de identidad falsos destinados a los «comandos» que entran en España, información interna de la banda terrorista, que ha sido calificada de «muy importante», y una elevada cantidad de dinero, en moneda española y francesa.

Simultáneamente, en los Alpes la Policía arrestó al ciudadano francés Didier Aguerre, que tenía un papel destqacado en el «aparato logístico», y a Alberto Illundain, alias «Mollejas», cuando ambos viajaban por una autopista en el interior de un automóvil en dirección hacia el norte. Fuentes de la lucha antiterrorista destacan la trascendencia de esta operación, ya que a los detenidos y, en especial, al jefe del «aparato logístico» hay que atribuirles responsabilidades, al menos, en los atentados con coches bomba y otros artefactos perpetrados tras la tregua trampa, ya que algunos de ellos participaron en los robos de dinamita. Un explosivo con el que estos etarras han suministrado a todos los «comandos» que han lanzado la brutal ofensiva en España tras el fiasco del «alto el fuego».

Los miembros de la Brigada Antiterrorista que, como tal, se estrena con esta operación, venían siguiendo a los integrantes del «aparato logístico» desde hacía dos meses. Finalmente, el comisario Roger Marion decidió acelerar el desenlace del operativo ante la sospecha fundada de que Asier Oyarzábal y sus «lugartenientes» planeaban, de manera inminente, el robo de material en un depósito de Sajonia.

A POR ALUMINIO
No obstante, la Policía gala investiga si lo que proyectaban estos terroristas era el asalto a otro polvorín o, por el contrario, preparaban el robo de aluminio. Se trata éste de un material que la banda solía emplear para la fabricación del amonal y el amosal.

El caso es que la banda criminal considera desechable lo que le queda de la dinamita robada en Plévin y, posteriormente, en Grenoble, ya que ha comprobado que se encuentra en mal estado como consecuencia de la humedad. La muerte de la etarra Olaia Castresana, que le sobrevino al explosionarle en un apartamento de Torrevieja la bomba que preparaba, el pasado mes de julio, hizo que se encendiera la luz de alarma entre los responsables del «aparato logístico». Se da la circunstancia de que ya al «comando Buruntza», desarticulado el pasado mes de agosto por la Ertzaintza en Guipúzcoa, se le encontró, además de dinamita, una cierta cantidad de amonal, lo que hizo sospechar a las Fuerzas de Seguridad de que la banda habría conseguido reconstruir su fábrica de explosivos al verse obligada a desprenderse de la dinamita francesa.

Hasta el momento, se ha podido confirmar que Asier Oyarzábal y Didier Aguerre formaron parte del «comando» que asaltó los polvorines de Plévin, en Bretaña, y Grenoble. A ellos se suma el terrorista Gregorio Vicario Setién, que fue detenido horas después de participar en el robo de Grenoble. Se da la circunstancia de que Vicario Setién participó junto a Dolores López Resines, «Lola», también detenida ayer, en los secuestros del empresario José María Aldaya y del abogado Cosme Delclaux, a los que retuvieron en un «zulo» camuflado en un taller de la localidad guipúzcoana de Irún.

La Policía francesa sospecha que Alberto Illundain, «Mollejas», también intervino en los asaltos a esos polvorines. Además, hay pruebas de que participó, al menos, en el perpetrado en Plévin Fermín Benito Martínez Vergara, «Demonio», ya que sus huellas fueron halladas en la casa donde horas después del robo fueron detenidos otros tres de sus autores, Jon Bienzobas, «Karaka», Patxi Segurola y Argi Perurena. Los agentes galos vieron como un etarra eludía en el último momento el operativo establecido.

En el organigrama que ABC publicó recientemente se informaba que «Demonio» podría haber abandonado el «aparato logístico» para replegarse, al menos, temporalmente, al considerarse «quemado», ya que también huyó «in extremis» durante la operación en la que fue capturado, en septiembre del pasado año, el entonces máximo dirigente de ETA, Ignacio Gracia Arregui, «Iñaki de Rentería».

«BALTZA» Y LA «KALE BORROKA»
El máximo responsable del «aparato logístico» de ETA, Asier Oyarzábal Txapartegi, «Baltza», de 30 años de edad, natural de la localidad guipuzcoana de Andoain, comenzó como activista de Jarrai. Después, ya huido a Francia, aprovechó su condición de hombre de confianza de Soledad Iparraguirre, «Anboto», para ascender en el organigrama de ETA.

El abandono de Eusebio Arzalluz Tapia, «Paticorto», que probablemente se encuentre en Cuba, por problemas personales con los otros cabecillas, despejó el camino para que Asier Oyarzábal se consolidara como máximo dirigente del «aparato logístico».

En marzo de 1998 las Fuerzas de Seguridad tuvieron pistas sobre él, ya que entregó en el sur de Francia un cargamento de explosivos, que había recibido de «Anboto», a los etarras franceses Jean José Esnal y David Gramont para que lo pusieran a disposición del «comando Andalucía».

Precisamente, el seguimiento a estos dos terroristas posibilitó, el 21 de marzo, la desarticulación de este grupo en una estación de servicio de Sevilla. Además de los cargos que haya contra él tras su detención, como tenencia de armas y explosivos así como de documentación falsa, «Baltza» deberá hacer frente ante los tribunales franceses a cinco años de prisión por asociación de malhechores impuesta, tras ser juzgado en rebeldía, por el Tribunal Correccional de París, el 21 de febrero de 2000. En el mismo juicio, el Tribunal condenó a diez años de prisión -la máxima por asociación de malhechores- al ex máximo responsable del «aparato logístico», Julián Achurra Egurola, «Pototo», y a su «lugarteniente», Daniel Derguy.

AGUERRE Y LA CONEXIÓN FRANCESA
Los expertos en la lucha antiterrorista dan una especial importancia a la captura del francés Didier Aguerre por la relevancia que había alcanzado en el «aparato logístico». Este individuo perteneció a la organización francesa Gazteriak, que se fusionó con Jarrai para constituir Haika. Constituye la prueba, tal y como adviertieron los expertos antiterroristas, de que Gazteriak actuaba como cantera para el «aparato logístico». El 4 de febrero de 1997 Aguerre fue detenido acusado de atacar con cócteles molotov las comisarías de las localidades vasco francesas de Irisarry y Saint Pée sur Nivelle, el 22 de septiembre del año anterior. La juez de París Laurence Le Vert le condenó a tres años de cárcel.

«LOLA» Y LOS SECUESTROS
Por otra parte, Dolores López Resino, «Lola», se había convertido en una de las etarras más buscadas. El pasado mes de enero fue identificada junto a Gregorio Vicario Setién y Josu Ordóñez, como los integrantes del «comando» que secuestro al empresario José María Aldaya y al abogado Cosme Delclaux. Ello fue posible gracias a las declaraciones a la Policía de los etarras Francisco José Ramado y Sagradio Yoldi, tras ser expulsados de México.

Con anterioridad, Dolores López Resino formó parte -junto a Gregorio Vicario Setién- del «comando Barcelona» que mandaba el entonces dirigente de HB Felipe San Epifanio. Tras la captura de éste, López y Vicario consiguieron huir. Este «comando» asesinó en febrero de 1994 al coronel interventor del Ejército Leopoldo García Campos, y el 18 de abril de ese año atentó contra la sede del Gobierno Militar de Barcelona. Una de las granadas lanzadas acabó con la vida del transeunte Vivente Beti.

DE LAS ETARRA MÁS BUSCADAS
Por su parte, Oihane Errazkin Galdós, «Zapa», se encontraba huida desde el 11 de marzo de 1997, día en que su compañero del «comando Donosti», Fernando Elejalde, asesinó al funcionario de la prisión de Martutene Francisco Javier Gómez Elósegui. Elejalde fue detenido en el mismo lugar por agentes de la Policía Nacional, pero Errazkin, que se encontraba en la zona realizando labores de apoyo, huyó. Asimismo, tiene una causa pendiente en la Audiencia Nacional por el atentado, perpetrado el 22 de julio de 1996, mediante la colocación de una bomba lapa, contra el cocinero del cuartel de la Policía Nacional en San Sebastián, que resultó gravemente herido.

Posteriormente, en julio del pasado año, logró huir de la operación en la que fueron detenidos los etarras Aitor Lorente y David Pla, cuando preparaban infraestructura para la banda en Zaragoza e información para un secuestro. Su fotografía ha sido distribuida por el Ministerio del Interior como una de las etarras más buscadas.

La detención de Asier Oyarzabal se logra poco más de un año después de que la Policía francesa diera otro golpe al «aparato logístico» de ETA que se inició con la captura del máximo cabecilla de la banda, Ignacio Gracia Arregui, «Iñaki de Rentería». Las investigaciones abiertas permitieron días después los arrestos, entre otros integrantes del «aparato logístico», de Jesus María Zabala Muruira, «Smeril»; Rosario Delgado Iriondo; José Luis Turrillas Aranceta, «Peputo»; Ángel Picabea Ugalde, «Atxurri», y Pedro Ignacio Santesteban Goicoechea, «Einstein», Sin embargo, logró huir uno de los responsables, Ángel Ochoantesana Badiola «Kirru».

ADQUISICIÓN DE MATERIAL
Un año después de aquel golpe ETA tenía asentado ya su nuevo «aparato logístico» con Asier Oyarzábal a su frente. En el organigrama publicado recientemente por ABC, aparecía Alberto Illundain, «Mollejas», como uno de los encargados del aprovisionamiento del material explosivo, tal y como ayer quedó confirmado. La operación llevada a cabo ayer constituye un golpe contra el mismo núcleo duro del «aparato logístico» en cuanto han sido capturados su máximo jefe y los encargados del suministro de los explosivos o del material para elaborarlo. La Policía francesa mantiene abiertas las investigaciones a fin de localizar los garajes que emplea la banda para ocultar los vehículos robados y después convertirlos en coches bomba. Las pesquisas van orientadas también a capturar a los etarras encargados de idear los nuevos artefactos mortíferos que emplea la banda, cada vez más sofisticados, así como a aquellos que podrían ser los encargados de robar los coches en territorio galo. Además, las Fuerzas de Seguridad tratan de comprobar si la banda ha conseguido o no construir una nueva fábrica de explosivos.

«ASIGNATURA PENDIENTE»
La detención de Asier Oyarzábal y de sus «lugartenientes» se había convertido en una asignatura pendiente del Gobierno de París, después de que en el plazo de año y medio ETA hubiera asaltado cuatro almacenes de dinamita que luego ha utilizado en atentados perpetrados en españa. Ello forzó a las autoridades galas a comprometerse públicamente ante las españolas a reforzar las medidas de seguridad en torno a los depósitos de explosivos distribuidos por el país vecino. 

El 28 de septiembre de 1998 un «comando» de ETA, con el apoyo de terroristas bretones, robaba 8.350 kilos de explosivo que la empresa Tytadine tiene en un polvorín en Plévin, así como once kilómetros de cordón detonante y más de 5.754 detonadores.

Dos días más tarde, la Policía francesa detuvo a tres de los autores, Jon Bienzobas, Patxi Segurola y Argi Perurena, al tiempo que recuperó aproximadamente la mitad de la dinamita sustraída. En última instancia pudo huir Fermín Benito Martínez Vergara, «Demonio», uno de los responsables del «aparato logístico». Sus huellas aparecieron en la vivienda en la que fueron capturados sus compañeros.

El 27 de julio de 2000 ETA robó 15 kilogramos de dinamita, 800 metros de cordón detonante y cien detonadores en una cantera de Asson. El 22 de agosto de ese mismo año, un «comando» etarra sustrajo otros 47,5 kilos de explosivo y 500 metros de cordón detonante en una estación de esquí Guset-Neige, cerca de la frontera con Huesca. Finalmente, el 6 de marzo de este año robó 1.600 kilogramos de dinamita, 10 kilómetros de cordón detonante y 20.000 detonadores, en dos depósitos de un polvorín de Grenoble propiedad trambién de la empresa Tytadine.

«MOBUTU», EL «CEREBRO»
En este último asalto participaron ocho individuos, pero la la Policía gala sospechó ya entonces que el «cerebro» del asalto podía ser Félix López, «Mobutu», que acaba de huir de un hotel de París donde se encontraba en situación de libertad vigilada ya que las autoridades galas se habían opuesto a entregarlo a España tras cumplir la condena que le impusieron los tribunales franceses. En la práctica totalidad de los atentados con coche bomba u otro tipo de atefactos perpetrados por ETA tras la tregua trampa los terroristas han empleado dinamita robada en los polvorines franceses.

Expertos en la lucha antiterrorista consideran que el golpe al «aparato logístico», unido a las recientes desarticulaciones de los comandos «Buruntza» y «Barcelona» merman la capacidad operativa de ETA considerablemente, pero advierten de la necesidad de no bajar la guardia ya que la banda cuenta aún con grupos en España, como el que actúa de manera estable en Madrid y tres grupos «legales» en Vizcaya y Guipúzcoa. Además, subrayan que la banda se sigue moviendo con cierta facilidad en territorio galo como demuestra el hecho de que acaba sustutuyendo a sus dirigentes.

En cualquier caso, en el Ministerio del Interior no se oculta su satisfacción por cuanto se trata de la primera operación de la recién creada Brigada de Búsqueda e Intervención que puede abrir paso a un nuevlo clima de cooperación.

Los detenidos fueron trasladados ayer a la comisaría de Bayona donde serán interrogados hasta que sean puestos a disposición de la juez Laurence Le Vert.

El nuevo espíritu antiterrorista mundial acelera la lucha contra ETA en Francia
PARÍS. Juan Pedro Quiñonero, corresponsal ABC  24 Septiembre 2001

La nueva conciencia antiterrorista mundial acelera y ahonda la lucha contra ETA, desde Francia, con nuevas detenciones, más medios, mejor información, nuevos recursos de cooperación y una cobertura mucho más amplia de todos tentáculos de la hidra etarra, perseguida con una eficacia creciente y neutralizada, como ayer, cuando se disponía a dar un nuevo zarpazo criminal de temibles consecuencias.

«Sin ser una consecuencia directa del atentado de Nueva York -comentaba ayer a ABC una fuente antiterrorista altamente cualificada-, es evidente que la crisis de los EE.UU. ha dado un acelerón a todas las formas de cooperación contra el terror. La redada de ayer es el primer fruto de la cooperación y el trabajo de la Brigada de Búsqueda e Intervención que se creó, antes del verano, para incrementar la lucha contra ETA».

En apenas diez días, tras el atentado de Nueva York, la fuerzas de seguridad francesas han multiplicado sus redadas contra grupúsculos terroristas islámicos, corsos y etarras. «Cada una de esas redadas -comenta la misma fuente- obedece a su propia lógica. Sin embargo, es evidente que hay una voluntad de atacar, en sus raíces, diversas manifestaciones terroristas que quizá sean distintas, pero obedecen a un mismo comportamiento totalitario y asocial».

De las operaciones de los últimos días, la redada de ayer es la más importante, con mucho, por su complejidad, por su larga y sofisticada preparación, por la importancia misma de sus resultados. Las detenciones son el fruto de varios meses de trabajo. Durante días, semanas y meses, las fuentes informativas españolas y francesas han permitido seguir y vigilar a unos personajes importantes en el organigrama criminal de ETA. La operación se consumó, con precisión, en varios puntos, muy alejados geográficamente. A uno y otro lado de los Pirineos, en el País Vasco francés, en las Landas, en la región del Loira, cerca de la Saboya, donde los terroristas se aprestaban a consumar un nuevo robo de explosivos.

ESPACIO JUDICIAL EUROPEO
Tras varios meses de paciente trabajo de base, ETA ha podido ser golpeada en la cabeza que más le duele: el aparato logístico. Los robos de Plévin (Bretaña), el mes de septiembre de 1999, y Grenoble, el mes de marzo pasado, habían dejado al descubierto la mala vigilancia de algunos polvorines y arsenales franceses.

La primavera pasada se montó un nuevo sistema de vigilancia. El verano pasado comenzó a funcionar la nueva brigada antiterrorista, con sede oficial en Bayona. Las detenciones de ayer son el fruto maduro de ese largo trabajo de zapa antiterrorista.

El atentado de Nueva York crea un nuevo clima y una conciencia más aguda de los problemas de fondo. «La cooperación antiterrorista con España ya era buena -comenta nuestra fuente antiterrorista-. Pero es una evidencia de que estamos entrando en una nueva fase histórica, con una conciencia más profunda de la gravedad de la gangrena terrorista. La cooperación continuará mejorándose, por supuesto».

Asier Oyarzábal Txarpategui y el resto de los detenidos serán interrogados en un plazo de 48 horas en Bayona antes de ser trasladados a París, entre la noche del martes y la mañana del jueves, donde serán inculpados y encarcelados, a la espera de un nuevo proceso. En ese terreno, puramente procesal y jurídico, también se esperan avances.

La elite judicial especializada en la lucha antiterrorista comienza a conocer con mucha precisión los mecanismos de la presencia etarra en Francia y está convencida de la necesidad de agilizar la complejidad de los procedimientos jurídicos. La nueva conciencia antiterrorista mundial está llamada a agilizar el proyecto de un espacio judicial europeo, que es uno de los grandes objetivos diplomáticos españoles.

En una semana, las fuerzas antiterroristas han procedido a la detención de siete terroristas islámicos, nueve corsos y cinco etarras.

La vía política
Editorial El País  24 Septiembre 2001

La detención en el sur de Francia de un supuesto miembro de la dirección de ETA y otros cuatro activistas cuando preparaban un nuevo robo de dinamita parece indicar que la conmoción creada por los ataques contra Estados Unidos y la consiguiente reacción internacional contra el terrorismo no ha provocado por el momento cambios en la estrategia de esa organización. Es decir, que en su dirección dominan las posiciones de quienes sostenían hace meses -en un boletín interno cuyo contenido se conoció hace dos días- que 'es la hora de intensificar la lucha armada'.

Ello confirma la dificultad de ETA para procesar los datos externos, siempre que tales datos no confirmen la necesidad ineludible de seguir matando.Esa dificultad es una característica compartida por casi todos los grupos clandestinos. Los retrocesos electorales, las rupturas internas, la pérdida de aliados raramente provocan rectificaciones. Si la realidad no confirma las previsiones, es porque está manipulada por el enemigo. La experiencia indica que sólo las detenciones, la sensación de debilidad organizativa, provoca periódicamente en ETA dudas sobre su continuidad. Así ocurrió tras la detención de la dirección en Bidart y de nuevo en vísperas de la tregua de 1998.

'La vía policial es una de las mejores medidas políticas', declaró recientemente, tras las detenciones de los comandos Donosti y Barcelona, el portavoz del Gobierno vasco, el nacionalista Josu Jon Imaz. No siempre ha sido ése el mensaje nacionalista.Las detenciones de ayer confirman que la eficacia policial está en función de la cooperación entre las diversas fuerzas de seguridad, que se intensificará ahora tras los acuerdos entre países miembros de la UE. Los efectos de esa cooperación reforzada no serán visibles de inmediato en el aspecto operativo, pero lo son ya en el político. Ser amigo de los terroristas será ahora más difícil de justificar incluso en sectores propensos a encontrar causas a la violencia. También será más difícil mantener actitudes ambiguas y mirar para otro lado.No sólo aumentará el aislamiento de ETA, sino el de su brazo político.

Dentro y fuera.
Ayer informaba la prensa británica de que el IRA podría iniciar en breve la destrucción verificable de sus arsenales. La experiencia irlandesa demuestra, por otra parte, que la única voz que traspasa el autismo de los terroristas es la de su brazo político. Eficacia policial y presión nacionalista para que Batasuna convenza a ETA de que le conviene más dejarlo: no hay mejor vía política hacia la paz.

Mayor Oreja: "Arzalluz ha echado una mano a ETA para dificultar su derrota"
Libertad Digital  24 Septiembre 2001

El portavoz parlamentario del PP en el Parlamento vasco, Jaime Mayor Oreja, ha denunciado que el presidente del PNV, Xabier Arzalluz, ha vuelto a “echar una mano” y “un capote” a la banda terrorista ETA con el objetivo de “dificultar su derrota e impedir que España y la UE puedan terminar con ella”.

Mayor Oreja se ha referido así a las declaraciones efectuadas este viernes por Arzalluz en las que criticó al jefe del Ejecutivo, José María Aznar, por “decir que todo el terrorismo es igual”, cuando, a su juicio, el problema que existe con ETA es “muy pequeño” comparado con los ataques contra EEUU del pasado 11 de septiembre. El ex ministro del Interior ha censurado los intentos del líder nacionalista de “limitar la reacción contra ETA” y argumentado que las declaraciones de Arzalluz responden a que “no puede soportar” que España y la UE defiendan los mismos principios, las mismas convicciones y enfoquen de la misma manera la lucha contra el terrorismo.

A juicio del dirigente vasco del PP, “decir que hay terrorismos buenos y malos, o malos y menos malos, simplemente porque uno sea el de casa y otro ajeno, es un disparate, una perversión moral, una tragedia para lo sociedad vasca”. Mayor Oreja ha recalcado que “los terrorismos son idénticos” y que todas las organizaciones que lo utilizan para defender sus ideas “son lo mismo”, puesto que ninguna tiene “límites morales” y “su maldad es total”.

La Internacional Antiterrorista y el cuento de la lechera

Lorenzo Contreras La Estrella

La apuesta del Gobierno español por la acción militar norteamericana, en una respuesta o represalia ante la agresión terrorista contra Nueva York y el Pentágono, es sencillamente total. Es incondicional e ilimitada. Ha convertido la solidaridad antiterrorista en un acto de fe ciega. Las actitudes observadas por José María Aznar en el Consejo Europeo celebrado en Bruselas han sido menos comedidas y prudentes que las de sus correligionarios de la Unión Europea. Lo cual tiene su explicación, incluso psicológica, si se piensa que Aznar cree haber visto el cielo abierto en la lucha contra ETA. Su viejo sueño del judicial y policial común en la UE adquiere en la imaginación del presidente español dimensiones universales. Universales e ilimitadas en el tiempo. Ahí está el sentido de la apuesta. Y ahí puede estar el riesgo del desengaño. Los Estados Unidos siempre han cuidado de sus intereses propios y específicos. El problema interpretativo que se plantea es si van a incluir en ese repertorio una solidaridad con España en materia terrorista, un criterio de reciprocidad susceptible de transformarse en el anatema planetario contra todas las fórmulas de violencia ligada a los movimientos nacionalistas aunque no le inquieten de manera directa.El momento es pésimo para andarse con escrúpulos políticos y jurídicos. Pocas declaraciones públicas más entregadas y rendidas que la que acaba de facilitar Josep Piqué, ministro español de Asuntos Exteriores, al diario El País : "Yo no creo que cualquier acción militar que pudiera emprender EEUU con el apoyo de los aliados tendrá en todo caso su justificación".Obsérvese la barbaridad acrítica. Todo vale. En este planteamiento que se vive, a Washington no le va a faltar "el apoyo de los aliados" y menos todavía el respaldo español. No hay control de la respuesta militar norteamericana, salvo el que quiera ejercer la Casa Blanca con la asesoría del establishment estadounidense. La potencia agredida administra sus razones. La ONU no ha funcionado en la práctica y la OTAN no deja de ser un instrumento de guerra que ni siquiera funciona democráticamente, convertido en legitimador de la voluntad de su propietario.En tales circunstancias, si la represalia norteamericana se atiene a baremos de justicia y proporcionalidad, sin quemar el pajar para dar con la aguja, será exclusivamente acierto y ponderación de Washington y de nadie más. Lo ha dicho en Bruselas el secretario general de la OTAN, George Robertson, sucesor de Javier Solana. Cuando le han preguntado si los Estados Unidos deben consultar a la Alianza Atlántica antes de emprender las acciones militares, ha respondido que "no está obligado" y que "un país que ha sido atacado puede responder conforme al artículo 51 de la Carta de las Naciones Unidas". Imaginémonos una respuesta española con ese grado de autonomía interpretativa y ese principio de iniciativa si sufriéramos, por ejemplo, una agresión de Marruecos. Increíble, ¿verdad?Pero los Estados Unidos son lo que son. El imperativo manda. Y lo temible es que nos meta a todos en el gran lío. Un lío que se anuncia largo y que puede abarcar, con derivaciones imprevisibles, buena parte del siglo XXI. Pero Aznar y su Gobierno se muestran casi felices, como si en España no hubiera islamitas "durmientes" capaces de cualquier barbaridad. O como si los golpes contra ETA, que siguen a buen ritmo según acabamos de ver en la nueva operación desarrollada en Francia, fuesen el infalible anuncio de que la preconizada Internacional Antiterrorista nos va a cobijar bajo sus amorosas alas. Eso ya se verá. Lo ingenuo será pagar precios ilimitados antes de que nos garantizen el producto. Más vale el clásico pájaro en mano, que para nuestros efectos es mantener la presión policial y judicial de marco europeo contra ETA, sin entrar en el cuento de la lechera de que nuestros amigos americanos van a ligar nuestro problema con el suyo.De alborotador callejero en La Salve a la cúpula etarraAsier Oiartzabal, que inició su actividad violenta en las calles de San Sebastián, fue procesado por primera vez a los 19 añosJ. P. Madrid El País

Empezó alborotando en la procesión de La Salve, atacando grúas y quemando excavadoras de las empresas que construyeron la autovía de Leizarán entre Pamplona y San Sebastián y acabó en la cúpula de ETA. Asier Oiartzabal Txapartegi, Baltza, nacido hace 30 años en Andoain (Guipúzcoa), es el paradigma de la última generación de dirigentes terroristas, aquellos que se han curtido en la kale borroka para alcanzar en tiempo récord el centro mismo del poder.

Al igual que Xabier García Gaztelu, Txapote, jefe del aparato militar de la banda, Baltza proviene del terrorismo callejero. Desde las filas de Jarrai -la organización juvenil proetarra ahora denominada Segi- acabó procesado en agosto de 1993 por los desórdenes provocados en la capital donostiarra tras el principal desfile religioso de la Semana Grande. En esa fecha, Asier Oiartzabal estaba ya acusado de haber atentado en siete ocasiones contra las empresas constructoras de la polémica autovía que une Navarra y Guipúzcoa.

A los 19 años quemó, junto a otros cuatro jóvenes, dos grúas, siete camiones, cuatro excavadoras y una motoniveladora, según información de la policía. También retuvo al vigilante jurado de una fábrica suministradora de las obras de la autovía, mientras sus compañeros Xabier Lekuona, Andotitz San Sebastián y Juan José Petrikorena incendiaban las instalaciones. Por estos delitos se inició una causa en la Audiencia Nacional en 1994 en la que el magistrado Luis Blánquez los juzgó y absolvió al declarar nulas las pruebas que los relacionaban con los atentados. Sin embargo, el Tribunal Supremo rectificó esta decisión al poco tiempo; consideró válidas dichas pruebas y ordenó la celebración de otro juicio, con un tribunal distinto, por los mismos delitos de estragos y detención ilegal.

De nuevo fueron juzgados, en esta ocasión por la Audiencia de Guipúzcoa, pero para entonces -febrero de 1996- Asier Oiartzabal Txapartegi había escapado ya a Francia. No le faltaban motivos para eludir a la justicia española. A los 46 años de cárcel que solicitaba el fiscal para los cinco inculpados en los atentados contra la autovía, Oiartzabal sumaba la acusación de participar en el ataque con mochilas bomba contra el cuartel de la Guardia Civil en Arnedo (La Rioja) en el verano de 1995.

En aquella ocasión, según el Ministerio del Interior, Valentín Lasarte Oliden, Juan Antonio Olarra Guridi y el propio Baltza intentaron una matanza en esta casa cuartel. Los terroristas depositaron de madrugada, a una decena de metros del acuartelamiento, dos mochilas cargadas con 50 kilos de explosivos. Una patrulla de la Policía Municipal sospechó de los jóvenes, que conducían un Opel Kadett, del que arrojaron precipitadamente las mochilas. Se inició entonces una rocambolesca persecución en la que los violentos huyeron hacia Calahorra.

A una decena de kilómetros de Arnedo, en una pronunciada curva, los agentes observaron restos de frenada sobre el asfalto de la carretera. Pararon el vehículo oficial y descubrieron al fondo del talud, de unos tres metros de profundidad, al coche que perseguían. Sin sospechar que se enfrentaban a un grupo de terroristas, los municipales acudieron desarmados a socorrer a los accidentados. Éstos les encañonaron y obligaron a esposarse entre sí. Después huyeron. Al poco tiempo, se escuchó una tremenda explosión. Las mochilas bomba acababan de estallar. La precipitación al abandonarlas evitó una matanza. Originaron importantes daños materiales en las viviendas del entorno e hirieron a 30 personas que resultaron contusionadas por los cascotes y la rotura de cristales. En el accidente sufrido por los terroristas durante su huida, uno de ellos resultó herido. La policía vio rastros de sangre, pero nunca averiguaron a quién pertenecía.

Tras este episodio, Asier Oiartzabal se refugió en Francia. Allí participó en el robo de ocho toneladas de dinamita en Plevin (Bretaña), en 1999. La fiscal Antiterrorista del Tribunal Correccional de París, Irene Stoller, pidió en diciembre de ese mismo año un total de diez años de prisión para Baltza y otros 12 etarras refugiados en Francia. Stoller solicitó la pena máxima prevista para el delito de asociación de malhechores con fines terroristas. Baltza fue condenado por este tribunal a la mitad, cinco años, el 21 de febrero de 2000. Desde entonces estaba declarado en rebeldía. La sentencia incluía también la prohibición de vivir en Francia tras cumplir la condena.

Oiartzabal aprovechó su estancia en el país vecino para escalar puestos en el organigrama de ETA. Tras el duro golpe policial padecido por la banda en septiembre de 2000, en el que fue detenido el entonces máximo dirigente, Iñaki de Rentería, y otros 15 presuntos etarras, Baltza pasó a encargarse del aparato logístico de la organización. La policía sospecha que ha sido también uno de los lugartenientes de Soledad Iparraguirre, Anboto, la dirigente etarra que podría haber escapado a Latinoamérica. Junto a Félix Alberto López de Lacalle, Mobutu; Miguel Albizu, Mikel Antza; Juan Antonio Olarra Guridi, y Ainhoa Mujika, el ayer detenido en Dax formaría, según fuentes policiales, el comité ejecutivo de la organización terrorista. De nuevo el aparato logístico de ETA se ha quedado sin dirección. El histórico Mobutu, que logró espacapar de su confinamiento en Francia mientras se encontraba a la espera de que los tribunales decidieran su extradición a España, podría asumir temporalmente este cometido.

La cumbre extraordinaria de jefes de Estado y Gobierno, clausurada el pasado viernes en Bruselas, para intensificar la lucha antiterrorista tras los atentados de Washington y Nueva York, ha asestado a ETA el primero de sus golpes.

Los docentes brasileños se vuelcan en la difusión del español
El IX Congreso de Profesores, especializados en enseñar lengua española, reúne en Brasil a más de 800 docentes
JUAN ARIAS Río de Janeiro El País 24 Septiembre 2001

E n Brasil existe hoy una verdadera fiebre de español', resumió Mariluci da Cunha Guberman, presidenta de la Asociación de Profesores de Español de Río de Janeiro. De esta manera justificaba esta docente la amplia participación (más de 800 asistentes) en el IX Congreso Brasileño de Profesores de Español, que este año ha tenido lugar en Fortaleza entre los meses de agosto y septiembre, una localidad situada al noroeste pobre del país.

Esta asociación brasileña celebrará en noviembre el 20º aniversario. Es la más antigua organización de este tipo de Brasil. 'Cuando la fundé, en 1981, me tacharon de loca porque lo que entonces primaba era el inglés, seguido del francés y por último del alemán. En el español nadie pensaba . Hoy en nuestra asociación están inscritos más de 300 profesores de Río de Janeiro y aún sigue creciendo. En este Estado, la enseñanza del español, al igual que en el de São Paulo, es ya obligatoria'.

La percepción de Guberman fue compartida por los otros 20 presidentes de distintas asociaciones de profesores de español creadas por todo Brasil. Estos representantes se reunieron en Fortaleza con los responsables de la editorial Moderna-Santillana para conocer sus proyectos para la publicación de libros de textos para la enseñanza del español en Brasil. Se trata del primer grupo completamente español que ha aterrizado en este país con la compra de las editoriales Moderna y Salamandra.

El precioso teatro José de Alencar de Fortaleza se quedó pequeño para la inauguración del congreso, en una ceremonia en la que se mezclaron los folclores más tradicionale españoles con los del Estado de Ceará, sin faltar mantones de manila, castañuelas y cantos de la Tuna.

Un gran entusiasmo

Entre los asistentes se encontraba el nuevo embajador de España en Brasil, José Cordech, que en pocos meses lleva ya visitados 17 de los 26 Estados del país. El embajador se mostró impresionado por el gran entusiasmo que los docentes brasileños tienen por la lengua española. 'Al llegar a Brasil, pensé que sólo iba a haber un embajador de España, pero hoy me doy cuenta de que existen más de 800, porque cada uno de vosotros sois otros tantos embajadores españoles', dijo Cordech a los participantes ante el entusiasmo demostrado por la lengua española.

Cordech resaltó la importancia que tiene para España no perder la oportunidad histórica actual que se ha abierto con el entusiasmo general de Brasil hacia la lengua y cultura españolas. La misma impresión de que España y lo español viven un momento de gracia en Brasil, de lo que a veces España no parece darse cuenta del todo, se expresó reiteradas veces en el congreso.

A lo largo del congreso, los numerosos profesores presentes de varias universidades españolas y los nuevos directores de los institutos Cervantes en Brasil -María Angeles García Collado, en el de São Paulo, y Javier Escudero del Río, en el de Río- se impresionaron ante la cantidad de profesores jóvenes asistentes, quienes insistieron en que en este momento es cuestión 'de vida o muerte coordinar las fuerzas de todas las instituciones españolas presentes en Brasil para ganar esta batalla del español'.

Constituida en Toledo una federación internacional de profesores de español que reúne a 40.000 personas
ISABEL SALVADOR Toledo El País 24 Septiembre 2001

Trece asociaciones de profesores de español de todo el mundo han constituido en Toledo la Federación Internacional de Asociaciones de Profesores de Español (FIAPE). Esta federación, de momento, engloba a unos 40.000 profesores de los 70.000 que se calcula que enseñan español como lengua extranjera en universidades y centros de educación secundaria de todo el mundo.Las trece asociaciones fundadoras de esta iniciativa proceden de Francia, Alemania, Irlanda, Suiza, Inglaterra, Bélgica, Noruega, Austria, Hungría, Brasil, Rusia, Bélgica y Estados Unidos.La asociación norteamericana, que es, con diferencia, la que cuenta con un mayor número de profesores de español, unos 13.000, asumirá la presidencia, y Bélgica, la vicepresidencia de esta nueva federación. La secretaría general y la sede estarán situadas en el campus universitario de Toledo, que pertenece a la Universidad de Castilla-La Mancha.Con esta nueva Federación, abierta a todas las asociaciones de profesores de español del mundo, se persiguen los objetivos de crear un punto de referencia y cooperación a través de Internet con foros de debates para profesionales, la organización de congresos y la aparición de nuevas publicaciones dirigidas a este tipo de especialistas de todo el mundo.Un aumento sostenido

Para el profesor de Enseñanza de Español para Extranjeros de la Universidad de Castilla-La Mancha, Carlos Rubio, coordinador de la reunión que ha permitido la creación de esta nueva federación, 'más que una explosión del español en el mundo, se ha producido un aumento sostenido de la importancia del español. Se trata de un incremento gradual y muy consolidado que es previsible que se prolongue a lo largo de este siglo'.De ahí la importancia de los profesores que enseñan el español en todo el mundo y que se han convertido en lo que los sociólogos denominan 'prescriptores de español', es decir, en las personas capaces de influir a cientos de miles de estudiantes con el potencial social, laboral y político que esto lleva unido.Precisamente, como ejemplo del potencial político que el español tiene en Estados Unidos, se calcula que en tan solo tres décadas, para poder llegar a la presidencia de este país, el candidato necesitará el voto de una población que hablará el español, pero no es seguro que haga lo mismo con el inglés.En el caso de Brasil, por ejemplo, según dijeron los participantes, la demanda del español ha crecido por razones puramente económicas, por sus relaciones dentro de Mercosur.El experto de la Universidad de Castilla-La Mancha subrayó que el futuro organismo de coordinación entre asociaciones de profesores de español no entrará en colisión con los intereses del Instituto Cervantes, del que afirmó que 'hace una labor encomiable en la difusión del español, pero a un nivel oficial'.Carlos Rubio destacó que la iniciativa privada ha contribuido a la creación de la FIAPE, en este caso a través de la empresa E/RE, Español como Recurso Económico.Las organizaciones participantes en la nueva federación esperan que a partir de ahora se pueda dar respuesta a una 'necesidad real' que vienen demandando estos profesionales para conseguir coordinar las distintas asociaciones existentes en el mundo, que se encuentran muy dispersas geográficamente y que carecían de un nexo centralizado en un país.España ha sido el país elegido para centralizar todos los contactos, y Toledo, la ciudad que albergará esta federación. En esta localidad se encuentra además, desde el siglo XIII, la tradicional Escuela de Traductores de Toledo.

 

 

Recortes de Prensa   Página Inicial