AGLI

Recortes de Prensa     Martes 6 Noviembre   2001
#¿La lección del ira?
Iñaki Ezkerra La Razón 6 Noviembre 2001

#Ingenua hipocresía
Enrique de Diego Libertad Digital 6 Noviembre 2001

#El fautor
SANTIAGO GONZÁLEZ El Correo 6 Noviembre 2001

#Sin novedad en el frente
Carlos Semprún Maura Libertad Digital 6 Noviembre 2001

#Solidez y claridad
Ignacio Villa Libertad Digital 6 Noviembre 2001

#Estalla un coche bomba en Madrid causando varios heridos graves
MADRID. Agencias ABC 6 Noviembre 2001

#Detenidos dos miembros del Comando Madrid armados cerca del lugar de la explosión
MADRID. Agencias ABC 6 Noviembre 2001

#Garzón revela que las Gestoras usaban una trama de 9 empresas
J. Prats - Madrid.- La Razón 6 Noviembre 2001

#Urchueguía y Elías, galardonadas con el premio «López de Lacalle»
Redacción - Madrid.- La Razón 6 Noviembre 2001

#Nicolás Redondo defenderá el rechazo «tajante» del PSE a la autodeterminación
JAVIER URTASUN El Mundo 6 Noviembre 2001

#«No me sentía cómodo hablando de seguridad con el edil de Batasuna»
OLATZ BARRIUSO BILBAO El Correo 6 Noviembre 2001

#Aznar advierte del "deslizamiento radical" de los nacionalistas vascos y de su identificación con los objetivos terroristas
ANTÓN BILBAO Vitoria La Estrella 6 Noviembre 2001

¿La lección del ira?
Iñaki Ezkerra La Razón 6 Noviembre 2001

Ya sé que el pretendido desarme del IRA puede venir bien para mostrar el lado más extemporáneo de la violencia etarra y desanimar al nacionalismo vasco que pretende servirse de esa violencia para lograr sus fines. Pero uno, al margen de tácticas improvisadas que son pan para hoy y hambre para siempre, prefiere decir la verdad sobre lo que piensa de ese famoso e iracundo desarme. Uno desea de verdad equivocarse, pero no cree en él. Antes o después volverá la violencia al Ulster de la mano del IRA o del IRA Octava Asamblea, del IRA auténtico o del falso IRA. Hay muchas diferencias entro el terrorismo norirlandés y el vasco pero algo que ambos tienen de común es su estrategia de marear la perdiz de su disolución, su voluntad de perdurar simulando mutaciones de siglas o signos superfluos y su fidelidad al lema de la Revolución que describe Lampedusa en el «Gatopardo»: «Cambiarlo todo para que no cambie nada».

En el Ulster se seguirá derramando la sangre entre otras razones porque un grupo terrorista e independentista no actúa durante décadas para luego suicidarse cuando se abre la puerta de esa independencia que persigue con el terror. Y esa puerta se abrió en Stormont al abrirse la vía de la autodeterminación. También es frecuente omitir este espinoso asunto para defender la causa constitucionalista en Euskadi y argumentar al nacionalismo que su grado de autonomía es muy superior al de Irlanda del Norte. Aunque esa táctica retórica sirva para contradecir las demandas soberanistas, uno prefiere prescindir de ella e ir al fondo de la verdad. Y la verdad es que si, ciertamente, la autonomía norirlandesa se halla a años luz de la vasca también es cierto ¬en eso tienen razón los nacionalistas¬ que en ese reconocimiento de la posibilidad de una consulta de autodeterminación el gobierno británico dio un salto que, por fortuna, no ha dado el español. Precisamente ésa es una de las causas por las que va a fracasar la paz de Stormont, porque es un plan con dos velocidades incompatibles. Al mantenerse la esperanza en un referéndum esa incipiente autonomía sólo puede ser entendida por el IRA como un paso estratégico para alcanzar su meta, lo mismo que este regateado desarme, que viene muy bien para esquivar la atención y la movilización internacionales. No sería raro que, en efecto, Eta aprendiera la lección del IRA declarando una nueva tregua. Una lección que no consistiría en desarmarse sino en otra forma de «inmersión» hasta que pase la tormenta de la «Coalición Antiterrorista».

La posibilidad de una consulta de autodeterminación es el seguro para la perduración del terror aunque éste no necesite de esa garantía en el feo caso irlandés, tan distinto del vasco.

Ingenua hipocresía
Por Enrique de Diego Libertad Digital 6 Noviembre 2001

Mantenemos una encantadora ficción de Estado de Derecho. ¿Por qué no se asume, en aras de la estricta verdad, que es Batasuna la que forma parte de ETA y evitamos ese estúpido sonrojo del corrimiento de siglas tras cada operación de desarticulación del aparato político? Pronto habrá unas Plataformas proAmnistía. Que las Gestoras forman parte de ETA no es una noticia. Lo es el hecho de que el Estado de Derecho se dé cuenta tan tarde. Las Gestoras, por ejemplo, son las encargadas de informar cuanto antes de la detención de cualquier pistolero para que los otros miembros de su grupo mafioso se den a la fuga. ETA y Batasuna son la misma cosa, luego, en buena lógica, si A es igual a B, B es igual a A: Batasuna es ETA, su comando legal, que marca objetivos, recluta sicarios y debate la estrategia general de los asesinatos. Con financiación y jerarquía comunes. Más claro, agua. Últimamente los concejales son ya directamente los pistoleros y casas y garajes han pasado a ser los zulos.

Se arrastra mucha beatería, mucho eufemismo y mucho complejo de culpa para difuminar lo obvio: Batasuna es una banda terrorista, sin solución de continuidad con ETA. ¿Pruebas? Cotidianas, habituales. De hecho, lo que no hay es ninguna prueba de lo contrario.

El fautor
SANTIAGO GONZÁLEZ El Correo 6 Noviembre 2001

La última rueda de prensa del partido-guía tenía la desusada solemnidad que acompaña a los acontecimientos extraordinarios: el presidente Arzalluz iba a leer un escrito del EBB. Ambos pertenecen a una tradición más bien oral, como los sargentos irlandeses, como los sargentos de mi servicio militar, que también tenían una relación esporádica con la escritura. Por eso tendían a solemnizar sus advertencias: «Te voy a meter un parte por escrito». Ese redundante ‘por escrito’ era una declaración ágrafa de principios.

Por eso, el PNV llamó a los medios a una rueda de prensa contra las declaraciones de Aznar con una coletilla cuartelera y a todas luces inadecuada para un partido con tanta inclinación hacia el diálogo: «¡¡ATENCIÓN: (SIN PREGUNTAS)!!». Estas ruedas de prensa, o así, eran antes monopolio de HB, pero últimamente se está aficionando el personal jelkide, Ibarretxe incluido, a dialogar a los periodistas. Una rueda de prensa sin preguntas es un jardín sin flores, una aparición, una declaración institucional (que es como la llaman en La Moncloa), pero nunca una rueda de prensa, lo que no puede ser, no puede ser y además es imposible.

Luego, ya en la lectura de aquel evangelio laico, Arzalluz atornilló bien al presidente del Gobierno: «Decir que el País Vasco tiene el autogobierno más importante de Europa y del mundo es una solemne tontería». Como la que yo mismo dije el 17 de junio del 85 en el hotel Villa de Bilbao: «por lo menos sobre el papel, hoy no existe una autonomía del nivel del Estatuto de Gernika», debería haber añadido, a la par que reivindicaba el copyright.

Lo mejor, con todo, fue su advertencia a Aznar: «(Si suspende la autonomía) se hallará en trance de pasar por ese camino a la Historia como fautor principal del desmoronamiento del Estado». Una de las diferencias entre Aznar y su amigo Tony Blair es que el presidente español no puede suspender ni siquiera el Estatuto de Autonomía de La Rioja, como sabemos todos. Por eso, todo esto suena a retórica y alharaca y a mí me interesa más el término ‘fautor’, ese súbito engolamiento que les lleva a elegir un culteranismo de tanto cante, en vez de decir: autor, culpable, responsable, causante, factor o reo.

Ardanza acuñó ‘a futuro’, un disparatado dolecismo al que Ibarretxe dio carta de naturaleza. Prepárense. ‘Fautor, fautor’, gritará el público del Arriaga a partir de ahora. «He pensado en cambiar de fauto», dirá el esposo a la esposa y los consejeros del Gobierno vasco explicarán la buena nueva de que la ‘fautonomía’ se nos ha quedado estrecha y vamos a probarnos la fautodeterminación que es más crecedera.

Los periodistas, efectivamente, no preguntaron nada.

Sin novedad en el frente
Por Carlos Semprún Maura Libertad Digital 6 Noviembre 2001

Esta vez no fue una sinagoga, sino una escuela hebrea que se incendió la semana pasada en Marsella. Cuando, hace unos años y en diferentes periodos, terroristas iraníes, luego argelinos, pusieron bombas contra sinagogas y escuelas judías (pero también en el metro, almacenes, en la calle, etc), causaron docenas de muertos. Los atentados actuales contra sinagogas y escuelas no parecen obra de “profesionales”, sino de jóvenes franceses de origen magrebí, que han hecho de Ben Laden su líder simbólico, y que pese a constituir una minoría, pueden crecer, adiestrarse y matar el día de mañana. Con la política de avestruz del gobierno y la prensa, se echa un tupido velo sobre estos asuntos. Oficialmente, la explosión de Tolosa no pudo ser un atentado, el descarrilamiento del TGV cerca de Bayona no puede ser un sabotaje de los pro etarras, y así todo. Los niños suelen cerrar los ojos ante el peligro, pero cuando lo hacen los gobiernos esta actitud es muy peligrosa.

Este domingo se comentaron dos sucesos: el maratón de Nueva York, y la cena en Downing Street, 10. Los corresponsales galos de la tele parecían extrañarse por el ambiente “casi normal” de la gran ciudad, insistiendo que entre los 32.000 corredores de fondo, nada solitarios ellos, había dos mil franceses. Este mismo domingo, lo digo como muestra de normalidad, nos llamó mi nuera para precisar detalles de su próximo viaje a Europa. Normalidad en Nueva York, sí, desde luego, pero nada de olvido. El pánico lo intenta crear la prensa para vender, y me pregunto si es muy ¿cómo se dice? deontológico.

La cena en casa de los Blair se pareció a la clásica escena del camarote de los hermanos Marx: cada vez llegaba más gente. Primero eran tres los invitados, luego Berlusconi se invitó, hubo que invitar a Aznar, no podía quedar fuera el presidente de turno de la UE, el belga Verhofstadt, que es el más anti Berlusconi, anti yanqui, anti todo, salvo Castro y Arafat, de los europeos. Este dudó, pataleó, pero fue, como el holandés Wim Kok, gran amigo, me dicen, de Toni Blair, y como arbitro Javier Solana, pero sin toalla. No se sabe muy bien lo que se decidió, salvo que, en la sobremesa, Chirac, declaró: “Solidaridad total, participación nula”. Lo de siempre. El único que prometió una ayuda militar efectiva, fue Berlusconi. Casi al mismo tiempo, H. Vedrine y Bernard-Henri Levy, discutían, en el marco de la emisión de televisión “France-Europe-Express”, sobre el destino de Afganistán. Como Levy exaltaba la figura, inteligencia y decisión de Toni Blair, el ministro galo de exteriores, enfureció, pero intentó disimular -tiene experiencia- habiendo sido chambelán de Mitterrand en el Elíseo. Afirmó que el señor Blair, ni decía, ni hacía nada más que los otros líderes europeos, olvidándose de los buques y aviones británicos que ya están en la línea de fuego. Al defender calurosamente a Blair, Levy dijo una tontería, lo cual no es de extrañar: Blair se ha estudiado el Corán, afirmó, y puede discutir con los musulmanes y decirles, entre otras cosas, que el Corán prohíbe el suicidio. Bobadas, monsieur, el Corán prohíbe el suicidio privado. Todos los musulmanes, perteneciendo a Alá, no pueden disponer de sus vidas, por penas de amor, o por cáncer. En cambio, el Corán exalta el sacrificio humano en la guerra santa contra los infieles. Lo cual no es exactamente lo mismo, desgraciadamente para los neoyorquinos y para nosotros.

Lunes de premios comerciales: para J.C. Ruffin Rouge Brésil (Gallimard), el Goncourt; para Martine le Coz, Celeste, (Le Rocher), el Renaudot. No los he leído, ni pienso leerlos, en cambio leí Plataforme de Michel Houllebecq, descartado de los premios, por ahora, para complacer a Ben Laden. Alain Robbe-Grillet, fugitivo favorito, sigue pagando sus críticas feroces a la novela francesa contemporánea, a los jurados y sistemas editoriales. Siendo él mismo una institución, no necesita premios, pero los desea. Humanas contradicciones.

Solidez y claridad
Por Ignacio Villa Libertad Digital 6 Noviembre 2001

José María Aznar ha vuelto al País Vasco. Lo ha hecho después de seis meses. El presidente del Gobierno no estaba en tierras vascas desde el 11 de mayo de 2001, en el cierre de la campaña electoral vasca. La vuelta de Aznar al País Vasco es, pues, una buena noticia; significa recuperar la normalidad.

Parece imprescindible que, para que se consolide una alternativa clara al nacionalismo, el presidente del gobierno mantenga una presencia habitual en el País Vasco, como lo ha hecho en estos cinco años. José María Aznar ha vuelto a sacar a relucir su mejor discurso, y es que el Presidente del Gobierno tiene muy bien interiorizados unos claros mensajes sobre el futuro vasco y sobre las necesidades políticas y sociales.

El mejor Aznar ha vuelto a la palestra, y lo ha hecho en Álava, para insistir que la construcción de una alternativa al nacionalismo sigue adelante. Y advirtiendo que los resultados del 13 de mayo no han provocado que los populares den un paso atrás, sino dos pasos adelante.

El presidente del gobierno ha marcado una inteligente vuelta de tuerca, acusando al nacionalismo de convertir la independencia en un principio democrático intocable cuando, como mucho, se puede considerar un objetivo sólo de partido. Es más, añadía Aznar, el nacionalismo se desliza hacía el radicalismo identificándose con los objetivos del terrorismo.

El presidente del ejecutivo ha utilizado con sabiduría este argumento, poniendo el dedo en la llaga y denunciando precisamente la connivencia de nacionalismo y terrorismo, una connivencia con tintes fundamentalistas. En este punto, Aznar ha incorporado otra buena argumentación. El fundamentalismo es, sobre todo, excluyente; esta exclusión permanente es la forma de entender la vida que mantienen los nacionalistas, porque no saben de opiniones diversas, ni de visiones distintas. El nacionalismo tiende a la uniformidad, y por lo tanto, se desengancha de la pluralidad.

José María Aznar ha entrado de lleno en otra polémica. Ha recordado al PNV que la apuesta por la constitución y el estatuto no se traduce en exclusividad, sino en amplitud e integración. No se ha olvidado tampoco de la contrariedad que ha significado al nacionalismo, que el 11 de septiembre haya transformado el terrorismo en un problema de todos, no en un problema de unos pocos.

José María Aznar, en su reaparición en el País Vasco, ha elaborado un buen discurso, un mensaje nítido y ha vuelto a poner encima de la mesa sus mejores argumentos con solidez y claridad. En el País Vasco hemos vuelto a ver al mejor Aznar.

Estalla un coche bomba en Madrid causando varios heridos graves
MADRID. Agencias ABC 6 Noviembre 2001

Un coche bomba ha explotado esta mañana minutos después de las nueve entre los números 15 y 17 de la calle Corazón de María de Madrid. La explosión ha causado al menos cuatro heridos graves, entre ellos, una madre y su hija de tres años, y una mujer sufre estallido del globo ocular y se encuentra grave ingresada en el hospital de La Paz, a donde fueron trasladados por ambulancias del Insalud-061. También un hombre de origen africano con quemaduras graves fue trasladado desde la clínica San José a la unidad de quemados del Hospital La Paz.

Según informaron fuentes de este servicio de emergencias, además un número indefinido de personas se han dirigido a los diferentes ambulatorios del Insalud en la zona. La madre y su hija heridas graves han sido ingresadas en el hospital Gregorio Marañón afectadas por impacto de metralla y cristales.

El concejal de Salud y Consumo del Ayuntamiento de Madrid, Simón Viñals, informó de que a las diez y media de la mañana habían recibido atención médica un total de 59 heridos en el atentado por coche bomba, cuatro de ellos de cierta gravedad, aunque no se teme por sus vidas.

La fuerte explosión tuvo lugar poco después de las nueve de la mañana en la calle de Corazón de María esquina con la del Cardenal Silíceo,
delante de una sede del BBVA. El coche estaba estacionado a escasos 200 metros de la sede central de la multinacional IBM en España y un centro de oficinas del BBVA.

La policía busca otro coche-bomba en la zona del atentado, según
informaron fuentes policiales.

JUAN JUNQUERA, POSIBLE OBJETIVO
El ministro del Interior, Mariano Rajoy, confirmó hoy, poco antes de las once de la mañana, que ETA pretendía asesinar a Juan Junquera González, secretario general de Política Científica del Ministerio de Ciencia y Tecnología, con el coche-bomba que hizo estallar en Madrid.

Rajoy dijo a los periodistas en las proximidades de la calle Corazón de María, donde tuvo lugar la explosión, que todo apunta a que los dos detenidos como presuntos responsables de los hechos forman parte del "comando Madrid" de la banda etarra. El titular de Interior explicó que estos detenidos son un hombre y una mujer, que portaban una pistola del calibre nueve milímetros parabellum y llevaban en el coche pelucas y otros elementos para cambiar de aspecto, así como carnés falsos de la
Guardia Civil, la Policía y el Partido Popular.

El ministro también manifestó que, dada la ubicación del coche-bomba y las circunstancias de la acción terrorista, podía haberse producido "una masacre de características enormes". "Si las cosas se hubieran producido de forma distinta", afirmó Rajoy, "podríamos estar ahora lamentando el fallecimiento de muchas personas inocentes. Esto demuestra la brutalidad, el salvajismo y la falta total y absoluta de respeto a la vida de las personas por parte de la banda terrorista ETA".

Concluyó que ETA se ha quedado como la única organización
terrorista "que queda en la Europa occidental, asesinando y
matando y extorsionando".

Detenidos dos miembros del Comando Madrid armados cerca del lugar de la explosión
MADRID. Agencias ABC 6 Noviembre 2001

La Policía ha detenido a dos personas, un hombre y una mujer, con una pistola y una cierta cantidad de explosivo poco después de la explosión de un coche bomba en la capital española. También llevaban consigo carnes falsos de Policía, Guardia Civil y del Partido Popular informaron fuentes policiales. El vicepresidente primero y ministro del Interior, Mariano Rajoy, declaró esta mañana que las dos personas pertenecen al comando Madrid de la banda terrorista ETA y en estos momentos se está investigando su posible implicación en la colocación del coche bomba.

La detención de estas dos personas se produjo en la calle Virgen del Val, cuando portaban dos pistolas de 9 mm parabellum, así como pelucas y otros instrumentos similares para ocultar su identidad. Tras su detención, fueron trasladados a la comisaría de Policía de Ciudad Lineal para proceder a su identificación.

Al parecer, un ciudadano persiguió a dos sospechosos que huían del lugar donde se había producido el atentado y posteriormente notificó a la policía municipal donde se encontraban los detenidos. Agentes policiales procedieron a detener entonces a los dos hombres.

Garzón revela que las Gestoras usaban una trama de 9 empresas
Los abogados facilitaban datos a Eta, según el juez
El juez Baltasar Garzón asegura en el auto de prisión de los miembros de Gestoras detenidos la semana pasada que los fondos que gestiona Gestoras Pro Amnistía a través de su red de empresas van a parar a estructuras vinculadas a Eta, citando a Herri Batasuna, AEK y empresas editoriales.
J. Prats - Madrid.- La Razón 6 Noviembre 2001

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón asegura, en el auto de prisión que dictó el pasado sábado contra once miembros de Gestoras Pro Amnistía, que ha iniciado la investigación «de todas las fuentes de financiación de Gestoras Pro Amnistía y sus organismos, así como el destino, a parte de los mencionados, hacia otras estructuras que, de una y otra forma, participan o están vinculadas con el mismo entramado criminal (Herri Batasuna, AEK, empresas editoriales, etc.), y respecto de las que existen datos bastantes para poder configurar todo el entramado mercantil, financiero y económico de todo el complejo criminal».

El magistrado, que cita en su auto por primera vez a «Batasuna» como sustituta de «Herri Batasuna» en el «frente político o institucional» de la banda, mantiene que Gestoras «es directamente financiada por Eta, al menos hasta 1991», y que, tras la definición del «Proyecto Udaletxe» urdido por la cúpula etarra, Gestoras Pro Amnistía ha utilizado un entramado de empresas para sufragar los gastos derivados del «frente de cárceles» (ver gráfico) y para el «sostenimiento económico del colectivo de militantes de Eta en situación de clandestinidad, conocidos como refugiados o huidos ».

En este sentido, Garzón afirma que las Gestoras «desarrollan el principio de autofinanciación establecido por Eta-Kas, y desarrollan un entramado mercantil que absorbe los costes, protege a la organización y a sus miembros y consigue beneficios que destina a las finalidades encomendadas, entre las que destaca el control, dirección y mantenimiento del colectivo de presos y de militantes de Eta en situación de clandestinidad».
Entre las funciones que el juez atribuye a Gestoras Pro Amnistía figuran: ejercer el control de los presos de Eta, «enlazando y comunicando, a sus integrantes y sus responsables, a través de algunos abogados de su bufete»; garantizar la cohesión interna y la sumisión a la disciplina orgánica de este colectivo a Eta; coordinar las movilizaciones y acciones de los presos; «recabar datos trascendentales para la seguridad interna de Eta, extrayéndolos de los procedimientos penales en los que los miembros se hallan imputados, a través de alguno de los abogadosw de su bufete, excediendo con creces el derecho de defensa»; y «señalar a los que consideran responsables de la situación y condiciones de los presos de Eta».

En este sentido, Garzón recuerda que el concejal del PP de Durango (Vizcaya) Jesús María Pedrosa fue asesinado «tras ser reiteradamente señalado por un miembro y responsable de Gestoras y luego de Senideak. Además, el juez dice que Gestoras aprovecha la «sensibilidad que suscita la presunta vulneración de los derechos de los presos» para «realizar captaciones», y le acusa de coordinar y dirigir «jornadas de lucha» y «kale borroka».

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional destaca que «la financiación del colectivo de presos es una actividad esencial en la dinámica de la organización terrorista para mantener la cochesión de la misma y garantizar la persistencia de aquella actividad delictiva». «Por ello ¬añade Garzón¬, no sólo el apoyo, sino la coordinación de actividades, iniciativas, medidas de presión, etc, están dirigidas por Eta-Kas-Ekin a través de Gestoras y sus enlaces, a esa finalidad, y por tanto entran dentro de las actividades de apoyo y sostén de la organización como elemento básico y definitivo».

Otra labor asumida por Gestoras, explica el auto, es «la puesta en marcha del proyecto de Eta-Ekin denominado Alde Hemendik (Fuera de Aquí)», según el cual los Ayuntamientos afines serán los encargados de ejecutar las medidas necesarias para la exclusión social de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado a través de la «precarización» de las condiciones de trabajo de estas personas y de su vida personal, tal y como manifestó Juan María Olano en noviembre de 1999.

En este sentido, explica Garzón, los denominados «Ayuntamientos Vascos Insumisos» toman una serie de iniciativas como suspender el suministro de agua y luz a las instalaciones y viviendas oficiales de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y las Fuerzas Armadas o prohibir a la Policía Municipal que colabore con ellos.

Finalmente, el Baltasar Garzón imputa a los responsables nacionales de Gestoras Proamnistía Julen Celarain y Juan María Olano, éste último en busca y captura internacional, participar «en el entramado mercantil de Eta».

Urchueguía y Elías, galardonadas con el premio «López de Lacalle»
Redacción - Madrid.- La Razón 6 Noviembre 2001

La alcaldesa de Lasarte, Ana Urchueguía, del PSE/EE, y la concejal del PP en Azpeitia Pilar Elías fueron galardonados anoche con el premio «José Luis López de Lacalle» para la convivencia cívica, instituido por el «Foro de Ermua», inform a Efe.

El jurado consideró que ambas ediles se han caracterizado «por su congruencia y su valor en la defensa del pluralismo democrático en las instituciones municipales», según un comunicado difundido ayer por el «Foro de Ermua».

El premio correspondiente a la presente edición del año 2001, que se falló ayer, fue concedido por unanimidad a Ana Urchueguía y Pilar Elías, en quienes, según el jurado, se personifica con el premio «un rendido homenaje a todas las personas que defienden la libertad en las instituciones».

El jurado, que estuvo presidido por Vidal de Nicolás, ha estado integrado por el alcalde de La Coruña, Francisco Vázquez; los periodistas Isabel San Sebastián y César Alonso de los Ríos; y los catedráticos Fernando García de Cortázar y Javier Corcuera, mientras que actuó de secretario Ernesto Ladrón de Guevara.

La entrega del premio, que consiste en una escultura y medio millón de pesetas para cada una de las ediles galardonadas, se celebrará el próximo día 23 de noviembre en Vitoria

Nicolás Redondo defenderá el rechazo «tajante» del PSE a la autodeterminación
JAVIER URTASUN El Mundo 6 Noviembre 2001

BILBAO.- Nicolás Redondo está decidido a zanjar con firmeza la polémica generada en el PSE-EE en las últimas semanas. Así, el secretario general reflejará un «tajante» rechazo a la autodeterminación en la nueva ponencia que está elaborando de cara a la próxima Conferencia Política del partido.

Según ha podido saber este periódico de fuentes cercanas al secretario general, Redondo eliminará del documento que presentará próximamente ante la Comisión Ejecutiva del PSE-EE las tesis de la ponencia inicial que abogaban por abordar el debate sobre la autodeterminación, las que aceptaban una consulta popular con garantías y todas las referencias al proceso de la región canadiense de Quebec.

De este modo, Nicolás Redondo suprimirá del nuevo texto todos los elementos polémicos que plasmó en el documento original el número dos del partido, Jesús Eguiguren, que daban pie a un giro estratégico del socialismo vasco. En todo caso, permitirá que algunos de ellos figuren como un anexo a título particular, pero en ningún caso que formen parte del documento oficial.

El rechazo que suscitaron varios de estos planteamientos en la Comisión Ejecutiva del pasado 23 de octubre llevó a que este órgano encargara al propio Redondo que refundiera todas las sensibilidades en un nuevo texto.

Frente a los posicionamientos de Eguiguren, el documento base que está confeccionando Redondo apenas modificará la línea ideológica que ha seguido el PSE-EE en los últimos tiempos, e incidirá en que «no hay nada fuera de la Constitución y el Estatuto».

El líder de los socialistas vascos, que se mostró muy molesto con algunos de los postulados de Jesús Eguiguren, pretende de esta manera situar al PSE-EE en una «posición clara» y así resolver el «equívoco» que, en su opinión, se ha producido en los últimos días.

«No me sentía cómodo hablando de seguridad con el edil de Batasuna»
ALFONSO ÚCAR ALCALDE DE VILLAVA (UPN) «Sé a lo que me expongo, pero pienso aguantar el tirón», dice el alcalde de Villava tras expulsar al concejal abertzale del equipo de gobierno
OLATZ BARRIUSO BILBAO El Correo 6 Noviembre 2001

«Esto no puede seguir así». Al alcalde de Villava, Alfonso Úcar (UPN), se le ha agotado la paciencia. Tras sufrir once actos de ‘kale borroka’ en el pueblo en los últimos dos años -quemaron su coche y han atacado las viviendas y bienes de todos los ediles de su grupo-, ha decidido expulsar del gobierno municipal al único edil de Batasuna, Txema Jurado, por su negativa a condenar la violencia. Una determinación que le ha costado «muchas noches en blanco» y que -asegura sin pestañear-, le traerá «represalias fuertes». «No me sentía cómodo hablando de temas de seguridad delante de él», admite.

-Habrá sido una decisión, cuando menos, complicada.
-Ha sido muy madurada y no se debe sólo al último ataque contra el policía municipal. Hemos tenido once atentados en los últimos dos años. Seguramente debí haberla tomado antes, pero entendía que si poníamos todos de nuestra parte, tal vez… Me dolía que en los plenos para condenar los ataques Batasuna no moviera ficha. Me dolía porque al final estamos todos en el mismo barco, somos compañeros y, salvando las distancias de las ideas políticas, por encima de todo está el trabajo de dos años.

-Hubo un tiempo en el que sí depositó su confianza en esta persona pese a su militancia.
-Sí. Cuando entré en la Alcaldía en 1999, después de haberse roto un tripartito, las comisiones estaban formadas por todos los grupos municipales. Entendí que era preferible que esta persona siguiera ostentando su responsabilidad porque ahí podía ser más útil que si lo quitaba de en medio.

-La política municipal tiene sus propias reglas.
-Siempre he creído que era mejor ceder por el bien de todos que poner por delante los postulados políticos de cada uno. Yo he aprobado mociones que me dejaban en muy mal lugar y he tenido que convencer a mis compañeros de que lo hacía por el bien del pueblo. Pero me he dado cuenta de que esto no puede seguir así. La cuerda se ha roto porque se ha estirado demasiado.

-¿Cree que su decisión puede abrir camino a otras similares?
-No lo hecho por nada de eso y no creo que sea así. Sólo sé que mi paciencia se estaba agotando y no me encontraba cómodo. El alcalde debe rodearse de gente de confianza y no la había. El portavoz de Batasuna tiene mucho peso y poder en Villava, ¿sabe? Y no podíamos tratar los temas con el rigor necesario sólo para que él no trasladara fuera lo que se hablaba en la comisión de gobierno.

«La carga del cargo»
-Quiere decir que le preocupaba que manejara información sensible.
-Así es. No podía hablar claramente de la seguridad en el pueblo o de la actuación de la Policía porque esta persona puede llevar ese mensaje a donde yo no quiero que llegue. No puedo hablar si él está delante porque quiero que mi pueblo viva en paz. A eso me refiero cuando digo que no estaba cómodo y así se lo trasladé al resto de grupos.

-¿Y cuál fue su reacción?
-La política es tan mala que se me echaron encima. Pero sigo adelante, me apoyen o no. El edil socialista sí me respalda ahora. Los demás me dirán que estoy crispando al pueblo. No es mi intención. Sólo quiero que podamos convivir en paz y libertad. Cuando se lo comuniqué ya sabía cuál iba a ser su reacción: ‘Tú te la juegas y tú habrás valorado los pros y los contras’. Sé a lo que me expongo, pero pienso aguantar el tirón.

-¿Tiene miedo?
-No. Si tuviera miedo me iría. Voy a seguir hasta el final de la legislatura y más si fuera necesario para que UPN pueda completar sus listas. Es una decisión que me imagino traerá represalias. Lo que hay que hacer es intensificar las medidas de seguridad porque supongo que habrá algún enfrentamiento fuerte contra mi persona. Pero es la carga del cargo.

Aznar advierte del "deslizamiento radical" de los nacionalistas vascos y de su identificación con los objetivos terroristas
Afirma que el PP vasco "no está para resistir" sino para construir una alternativa
ANTÓN BILBAO Vitoria La Estrella 6 Noviembre 2001

El presidente del Gobierno, José María Aznar, afirmó ayer en la localidad alavesa de Argómaniz que el PP vasco debe “transmitir un mensaje de confianza a la sociedad, decirles que no estamos aquí para resistir, sino para construir una alternativa”. Aznar aseguró que “no vamos a aceptar desafíos irresponsables. Si alguien ha decidido llevar al País Vasco hacia ninguna parte, podrá ir él, pero no este país”.  Aznar alertó del "deslizamiento radical" de los nacionalistas y de su identidad con los objetivos de los terroristas a la vez que instó al PP a a tener, en las elecciones municipales de 2003, el mayor número posible de listas. El presidente del Gobierno comparó la actual situación del PP en el País Vasco con el partido en 1993,  cuando, según señaló, "los ciudadanos nos dijeron que podíamos estar al lado de la silla, pero aún no sentarnos en ella", lo que se consiguió en 1996.

 El presidente acudía ayer por vez primera a Euskadi desde las pasadas elecciones del 13 de mayo al Parlamento vasco. Para la ocasión, Aznar se rodeó de dos centenares de cargos públicos de su partido, a quienes transmitió su “gratitud y ánimo por lo que estáis haciendo”.

El presidente del Gobierno, José María Aznar, recibió ayer en Argómaniz, por boca del presidente del PP en el País Vasco, Carlos Iturgaiz, el recado de los concejales populares vascos. “Dile al presidente que ni un paso atrás”. 

Aznar hizo suyo el mensaje y lo amplió. “Después de las elecciones, tras el primer momento, era necesario decir ni un paso atrás,” afirmó, para añadir que “pasados los meses tenemos que decir, ahora, dos pasos adelante”. “Nada me importa más”, dijo Aznar, “que el PP del País Vasco, y lo quiero cada vez mejor, más fuerte y más convencido de ser esa alternativa que queremos que sea una realidad”. 

El presidente del Gobierno indicó que “vamos a responder lealmente al mensaje que recibimos de los electores, un mensaje de confianza, y vamos a transmitirles que no estamos aquí para resistir, sino para construir una alternativa”.   

Desafíos irresponsables
José María Aznar lanzó, sin mencionarlo directamente, duras críticas al nacionalismo vasco. “Nosotros no estamos para desafiar a nadie, sólo vamos a defender nuestras ideas sensatamente. Pero no vamos a aceptar tampoco desafíos irresponsables, que son un sin sentido en España, en Europa y en el mundo,, y si alguien ha decidido llevar al País Vasco a ninguna parte, podrá ir él, pero no levará al País Vasco”, añadió. 

Para Aznar, “el debate actual es el debate de las sociedades abiertas, incluyentes, tolerantes y plurales, no el de las sociedades cerradas”. El presidente insistió en esa línea, afirmando que “los fundamentalismos son todos muy parecidos, porque su factor determinante es la exclusión, el no soportar la discrepancia ni la diferencia” 

El líder popular rebatió además, sin tampoco aludir a ello de manera directa, las propuestas del lehendakari Juan José Ibarretxe para la normalización de Euskadi. “Nos hablan de diálogo, pero no es más que una imposición; nos dicen que nos sentemos a dialogar, pero también nos dicen cómo tiene que acabar el diálogo. Se habla de convivencia”, añadió, “pero, cuando conviene, el Estatuto está superado; se habla de principios democráticos, pero presentan un objetivo de partido como un principio irrenunciable, y se hace coincidir con el mensaje de los violentos”.

 “Los fundamentalismos son todos muy parecidos, 
porque su factor determinante es la exclusión, 
el no soportar la discrepancia ni la diferencia” 

Frente a este “deslizamiento radical” al que, según Aznar, ha llegado el nacionalismo como consecuencia de todo lo anterior, el presidente del Gobierno ha afirmado que “se hace más que nunca necesaria nuestra vocación de alternativa”. 

José María Aznar avanzó que esa alternativa popular al nacionalismo vasco estará inspirada por la “vigencia del pacto constitucional y estatutario, el respeto a la pluralidad, el mantenimiento del sistema autonómico, el leal diálogo institucional y la firmeza contra el terrorismo”.   

Batalla contra el terror
En ese último aspecto, el presidente aseguró que “vamos a seguir dando con firmeza y con todas sus consecuencias la batalla contra el terror. El terrorismo”, añadió, “ha dejado de ser el problema de unos pocos para convertirse en el de todos, en la primera amenaza para el mundo”

Por ese motivo, Aznar dijo no entender por qué debe dar explicaciones cuando afirma que “aplicaremos las resoluciones de la ONU respecto al terrorismo, que se van a integrar a todos los terroristas en la lista internacional, que se van a bloquear sus fondos y que se van a denunciar las complicidades, todo ello en el marco del Estado de Derecho y de la legalidad internacional”. 

José María Aznar reiteró que “la batalla será larga y difícil, pero ese va a ser nuestro camino y nuestra línea de conducta hasta erradicar el terror”.  

Elecciones vascas
El presidente del Gobierno hizo asimismo una reflexión sobre el resultado de las elecciones vascas del pasado 13 de mayo. Para Aznar, y al igual que ocurriera con su candidatura a la Presidencia en el año 93, “la sociedad vasca nos dio un espaldarazo, nos enseñó la mesa pero no nos dejó todavía sentarnos en ella”. 

Por eso, el dirigente del PP está convencido de que “debemos mirar al futuro desde nuestra alternativa, desde nuestro proyecto, que son muy necesarios, más necesarios si cabe después de los cambios que están sucediendo en el mundo”. “Debemos perseverar”, explicó Aznar a los cargos públicos del PP en Euskadi de cara a las elecciones municipales, “ en la transmisión de confianza a los ciudadanos vascos. Van a intentar que presentemos el menor número de candidaturas posible, pero nuestro objetivo será dar dos pasos adelante, presentar el mayor número posible”. 

Terminada su alocución, y antes de almorzar con ellos, José María Aznar se hizo una foto de familia con los alcaldes, concejales, junteros y parlamentarios populares en los exteriores del parador de Argómaniz. Entre los asistentes, fuera del objetivo de las cámaras, los dirigentes de Unidad Alavesa Pablo Mosquera y Enriqueta Benito, que doce años atrás fraguaron su salida de la entonces AP en ese mismo lugar.

Recortes de Prensa   Página Inicial