AGLI

Recortes de Prensa     Domingo 18 Noviembre   2001
#El delirio europeísta de Ibarretxe
César ALONSO DE LOS RÍOS ABC 18 Noviembre 2001

#Oklahoma
Jaime CAMPMANY ABC 18 Noviembre 2001

#ETA también es una amenaza para Francia
Impresiones El Mundo 18 Noviembre 2001

#Revelador y triste
Breverías ABC 18 Noviembre 2001

#LA PIEDRA FILOSOFAL DE PUJOL
Editorial El Mundo 18 Noviembre 2001

#Harry Potter no sabe catalán
M. MARTÍN FERRAND ABC 18 Noviembre 2001

#«Es posible y deseable incluir al entorno de ETA en la lista internacional contra el terrorismo»
MADRID. M. Peral ABC 18 Noviembre 2001

#Redondo asegura que el PNV siempre ha tenido contactos con ETA y que los intensificó tras el 11-S
BILBAO. ABC   18 Noviembre 2001

#Ibarretxe en Europa
La Pértiga ABC 18 Noviembre 2001

#Un gendarme herido grave cerca de Pau al ser tiroteado por dos presuntos etarras
El Mundo 18 Noviembre 2001

El delirio europeísta de Ibarretxe
Por César ALONSO DE LOS RÍOS ABC 18 Noviembre 2001

El golpeteo del PNV a las puertas de Europa era hasta ahora un síntoma de delirio. Ahora, después del 11 de septiembre, es además una provocación. ¿Cómo puede esperar la comprensión y la solidaridad de la Unión Europea ¡en estos momentos! un partido que ha mantenido pactos con el terrorismo etarra y que ahora quiere repetirlos, como demostraba el documento publicado por ABC el jueves último?

Si durante años hemos hablado de la espiral de la violencia para describir la perversión de un proceso de acción y reacción, ahora hay que hablar de la continuación de esa espiral -siempre sangrienta- hacia la idiocia, en el sentido etimológico del término, es decir, por su incapacidad para relativizar lo propio y para no entender una racionalidad exterior.

Quizá un PNV democristiano y de orden, leal a las instituciones derivadas de la Constitución del 78 podría haber aspirado a unas oficinas en Bruselas pero con pretensiones independentistas y con compañeros de viaje como Díez Usabiaga (ETA) sólo puede esperar la fiscalización de sus cuentas corrientes y del destino de las subvenciones con las que ampara a las organizaciones auxiliares de ETA. Da la impresión de que Ibarretxe quiere imponernos a todos los demás -incluidos los europeos- los cánones que salen de la idiocia en la que está instalado.

El nacionalismo vasco pasará a la historia como una de esas perversiones colectivas sin salida alguna pero arrasadoras de los valores más elementales, esto es, los más preciosos: la vida, la solidaridad, el sentido común. La responsabilidad de los otros nacionalismos, el catalán y el gallego, es haber alentado la versión vasca, la más cargada de odio, la más amoral en relación con el Terror.

Este ensimismamiento del PNV en ese ámbito vasco del sinsentido se muestra de modo perfecto en las argumentaciones de Ibarretxe. Decía el viernes que no se puede esperar nada de los que insultan a las instituciones vascas, y lo decía él, que no sólo las humilla sino que quiere destruirlas al pretender pasar de la autonomía a la independencia, del Estatuto al Estado.

La deriva aventurera del nacionalismo vasco no sólo ha ido encontrando en el resto de la sociedad española una oposición creciente, sino que se está enfrentando de plano a la realidad europea. El complejo PNV/EA/EH/IU/ETA ha venido a chocar con la Unión Europea de la que una parte sustancial es la nación española. Nunca imaginaron los nacionalistas vascos (tampoco los catalanes) que la Europa de 2000 sería la de los Estados/Nación. Creían en una federación de regiones (de ciudades, según Maragall), que sería la réplica de unos Estados light, manejables por las minorías nacionalistas. Al caminar el proceso europeo en el sentido contrario, el rincón vasco aparece como un esperpento trágico. Llenos de odio pueblerino, los nacionalistas vascos no quisieron ver que la emergente España democrática se convertía en una parte sustancial de esa Unión de Estados/Nación. Así que mientras el PNV se escapaba de la lealtad constitucional y estrechaba lazos con los partidarios del Terror, la Unión Europea (cuya comprensión pedía) se consolidaba en un modelo beligerante con los etnicismos y la fragmentación institucional.

Por si fuera poco, el orden internacional que ha comenzado el 11 de septiembre es incompatible con las excrecencias terroristas y sus aliados. En la lucha contra la vulnerabilidad del sistema, la nueva situación reclama el fortalecimiento de los poderes centrales en todos los países occidentales. En el caso de Estados Unidos, la reivindicación de mayores atribuciones para los poderes federales es sin duda el hecho más relevante desde la declaración de guerra del islamismo. Al tiempo, como digo, se está endureciendo la realidad europea de los Estados/Nación.

Es en este escenario en el que Ibarretxe llama a las puertas de Europa. Una figura delirante si no fuera la de un provocador al venir acompañado por Díez Usabiaga.

Oklahoma
Por Jaime CAMPMANY ABC 18 Noviembre 2001

Estos inmoderados nacionalistas nuestros ya le han cogido a Jiménez de Parga el rábano por las hojas. Sólo aquellos españoles -tan pocos, pero tan excitados y arrogantes- que no quieren entrar con clara sinceridad por el aro de la Constitución y que se sienten constantemente recelosos contra el Estado pueden sentirse molestos con unas declaraciones como las de Jiménez de Parga, nuevo presidente del Tribunal Constitucional. Es natural. Si no aceptan los preceptos esenciales de la Constitución, no van a sentir entusiasmo por el alto Tribunal que vigila y ordena su aplicación. Ellos pretenden que los magistrados encargados de esa vigilancia y esa aplicación de la Ley de Leyes fuesen en sus declaraciones solemnes tan ambiguos y oscuros como son ellos en las suyas.

Vamos a hablar claro. Los nacionalistas vascos no votaron la Constitución. Y no solamente no la votaron, sino que no pierden ocasión de inventar iniciativas y de avanzar pretensiones y propósitos que la desobedecen y vulneran en sus preceptos básicos y fundamentales. Los nacionalistas vascos contradicen y atacan la unidad esencial de España, intentan dividir y trocear la soberanía del pueblo español, propugnan y defienden el derecho de autodeterminación para un territorio que es parte inseparable de España y para decirle en el lenguaje del pueblo muestran y esconden alternativamente su deseo de pasarse la Constitución por el arco del triunfo. Ya ven ustedes que cuando se busca la verdad lo «políticamente correcto» adquiere la categoría de un ñoñismo.

Y si esos nacionalistas vascos, ahora bajo la égida del inefable Javier Arzalluz, han pactado con el terrorismo, quieren consolidar el pacto con el terrorismo, se aprovechan del terrorismo para vindicar sus objetivos políticos y edifican su programa sobre una pirámide de muertos, el ejemplo de un país como Norteamérica, ejemplar en su reacción contra el terrorismo y sus cómplices, tiene por fuerza que ponerlos nerviosos. Más. Si ese ejemplo lo presenta el presidente del Tribunal Constitucional como envidiable unanimidad de todas las instituciones del Estado, el nerviosismo se convierte en histeria. Mucho más porque, infortunadamente, en España y durante el cuarto de siglo que llevamos padeciendo el terror, jamás se ha dado un ejemplo como ese. Siempre fallan ellos.

Aquí, siempre hubo un «lehendakari», Ibarreche o sus predecesores, y desde luego Javier Arzalluz desde detrás del sillón, que sale por peteneras o por los cerros de Úbeda cuando se trata de luchar contra la banda etarra con todas las armas e instrumentos que la ley permite. Y también ante cualquier propuesta de afilar esas armas o de endurecer esos instrumentos en justa correspondencia al aumento de peligrosidad de los protagonistas del terror. El ejemplo de los «lehendakaris» de Oklahoma y Nevada, apiñándose en torno al Estado para combatir el asesinato organizado por el terror nacional e internacional, deja en evidencia las ambigüedades y el mírame y no me toques de los dirigentes nacionalistas y los cómplices «abertzales» de los etarras. Pues que se contemplen en su verdadera figura.

La reacción de algunos socialistas, esos, no por nacionalismo exacerbado, sino por costumbre de fastidiar, se comprende menos aún. La predicación desde la más alta Sala de Justicia de un Estado fuerte que luche eficazmente contra el terrorismo, sin socorrerse nuevamente del crimen, es un acto impecable, y las palabras de Jiménez de Parga han predicado eso y sólo eso. Que los nacionalistas se den por aludidos se comprende. Es culpa de ellos y no de las palabras del presidente del TC. Que lo hagan algunos socialistas es sencillamente gana de caer en el ridículo. Gracias, Oklahoma.

ETA también es una amenaza para Francia
Impresiones El Mundo 18 Noviembre 2001

Los etarras dispararon ayer contra un gendarme tras saltarse un control rutinario de tráfico, cerca de Pau. El gendarme resultó herido, aunque no se teme por su vida. El incidente demuestra que ETA es también una amenaza para Francia, donde reside su dirección y encuentran refugio sus pistoleros. Es cierto que la acción de ayer no estaba premeditada y que los dos etarras hicieron fuego para quitarse de encima a su perseguidor. Pero la banda ya ha amenazado en varias ocasiones con atentar contra ciudadanos franceses si el Gobierno de París sigue colaborando con el español. Precisamente Juan María Olano, líder de las Gestoras reclamado por el juez Garzón, ha anunciado su reapareción pública hoy en Bayona. La Policía francesa debe detenerlo para demostrar que los acuerdos antiterroristas entre los dos países son algo más que palabras.

Revelador y triste
Breverías ABC 18 Noviembre 2001

«Siempre ha habido relaciones entre el PNV y ETA». Con esta elocuente frase entraba el líder de los socialistas vascos, Nicolás Redondo Terreros, en el debate suscitado tras dar a conocer ABC los contactos entre el partido de Arzalluz y la banda para reabrir el proceso de Estella. La naturalidad con la que Redondo ve creíbles esas conversaciones es el dato más revelador, y triste, de la situación que se vive en el País Vasco y de cuál es el comportamiento que el PNV ha tenido y tiene con ETA. Claro que quizás Redondo es sólo un exagerado pertinaz y no se entera de nada de lo que allí ocurre. Puede que sea hora de que llame a su conmilitón Pérez Rubalcaba a su despacho, en Madrid, y que éste le convenza de que el PNV no está pactando con ETA.

LA PIEDRA FILOSOFAL DE PUJOL
Editorial El Mundo 18 Noviembre 2001

Antes de llegar a las pantallas españolas, Harry Potter, el aprendiz de mago creado por la novelista escocesa Joanne K. Rowling, ha conseguido el notable éxito de convertirse en el epicentro de una polémica lingüística que, como casi todas las que surgen en torno al catalán, tiene sus inevitables ribetes políticos.

La Warner Bross se ha negado a que la cinta se doble al catalán, pese a que la Generalitat estaba dispuesta a sufragar los costes.Desde que el Tribunal Constitucional rechazó el decreto de la Generalitat que pretendía imponer a las grandes productoras el doblaje de sus estrenos, el Gobierno autonómico ha desarrollado la cuestionada política de sufragar los doblajes: el número de películas que se estrenan en catalán se ha duplicado, no sin que ello suponga un coste que han tenido que asumir las arcas catalanas.

La actitud de la Warner sería más comprensible si hubiera explicado por qué se negaba a doblar la historia de Harry Potter, personaje cuyas aventuras escritas en catalán han vendido 200.000 ejemplares.De hecho, otras distribuidoras, como Aurum, traducirán el también esperado estreno navideño de El señor de los anillos. No es difícil pensar que la Warner no quiere que la costumbre de doblar se convierta en ley, y en el futuro se exija a las productoras correr con los gastos.

Por el momento, la política de la Generalitat, que recordó ayer Jordi Pujol, es negociar con la Warner para lograr que acepte el doblaje. Pero lo hace sólo por conveniencia táctica. En el fondo, Pujol envidia el caso de Quebec, donde las majors de Hollywood están obligadas por ley a traducir sus estrenos a la variante del francés que allí se habla. Está de más decir que los francófonos de Quebec son cerca de 30 millones, mientras los catalanoparlantes apenas llegan a cinco y la inmensa mayoría de ellos dominan a la perfección el castellano.

De las más de 5.000 lenguas que se hablan en el mundo, el catalán es una de las minoritarias. Ello no significa que no deba ser fomentada y respaldada. Pero conviene no perder de vista su estatus cuando se pone en marcha una campaña en su defensa, como la de Convergència. Porque instar al boicot de la versión castellana de Harry Potter y la piedra filosofal equivale a pedir a una comunidad de hablantes que, lejos de servirse de su bilingüismo para enriquecerse culturalmente, lo conviertan en un arma para su empobrecimiento intelectual.

Harry Potter no sabe catalán
Por M. MARTÍN FERRAND ABC 18 Noviembre 2001

Cuando los poderes del Estado, en cualquiera de sus formas, abandonan el territorio limitado por la Ley para abordar lo que nos conviene a los ciudadanos en el ámbito de la moral y las costumbres, se produce una perversión cuyos graves efectos se advierten mirando por el retrovisor de la Historia. El Índice de libros prohibidos, por ejemplo, hijo del Concilio de Trento y herramienta de la Inquisición española hasta su desaparición a mediados del XIX, pretendía perseguir, primero, el erasmismo y, más tarde, el enciclopedismo; pero, de verdad, lo que consiguió fue el fomento de la ignorancia y el miedo al conocimiento.

En 1929, la Unión de los escritores soviéticos creó la Literatúrnaia Gazieta, que llegó a alcanzar una difusión próxima al millón de ejemplares y que delimitaba con enérgica precisión el territorio cultural por el que podían circular los «ciudadanos» soviéticos. Ahí están los resultados. En la España más actual, Gabriel Arias Salgado, ministro que fue de Información y Turismo, se pavoneaba, al margen de la censura política, de que gracias a la censura moral impuesta por el franquismo el porcentaje de españoles en el cielo era muy superior al de los demás países del mundo. Siempre hay alguien que, instalado en la patología del poder, sabe lo que nos conviene en el orden político, moral, cultural, estético y hasta lo que puede hacernos más felices.

CDC, el partido de Jordi Pujol, no es ajeno a esa larga y nefasta tradición orientadora y ha lanzado una campaña contra la productora cinematográfica Warner Bros porque, dicen, discrimina el catalán cuando se niega a doblar a ese idioma su película «Harry Potter y la piedra filosofal». Hablan de «falta de respeto a Cataluña» y recuerdan que «tienen derecho a ver películas en catalán en su país».

Cuando los hermanos Albert, Harry, Jack y Sam Warner crearon, en 1913, su empresa cinematográfica el cine era mudo. Fue, precisamente, la Warner la que, en 1927, introdujo el avance del sonoro y son culpables porque, al diseñar una industria de ambición mundial, previeron que sus producciones originales en lengua inglesa se doblaran al castellano, con un mercado potencial de cuatrocientos millones de personas, pero no al catalán con sus seis millones de parlantes. Ahora, el hijo de J. K. Rowling, el mayor fenómeno de la literatura infantil de los últimos tiempos, no le ha enseñado catalán al joven mago. ¿Una catástrofe?

El boicot que postulan los muy poco políglotas militantes de CDC -mucha Cataluña, poca convergencia y nada de democracia- llega a recomendar que los ciudadanos responsables no vean ninguna película de la Warner. La Generalitat, en una práctica de fomento de la competencia desleal, había ofrecido a esa productora correr con los gastos del doblaje; pero, con un criterio de mercado, no lingüístico, los de Hollywood no quieren atomizar su oferta mundial y se resisten a trabajar en idiomas, vistos a la escala de su mercado, minoritarios. Esa es una actitud, al menos, tan respetable como la voluntad idiomática que empuja, con el exceso de la exclusión, a estos rabiosos apóstoles del catalanismo que, según la tradición inquisidora, saben muy bien lo que les conviene a los niños y jóvenes de Cataluña a la hora de ir al cine. «El último tango» en Perpignan y «Harry Potter» en Zaragoza. Somos así.

«Es posible y deseable incluir al entorno de ETA en la lista internacional contra el terrorismo»
MADRID. M. Peral ABC 18 Noviembre 2001

Manuel Jiménez de Parga es, desde el pasado jueves, presidente del Tribunal Constitucional y desde ese mismo día partidos nacionalistas como el PNV han pedido su cabeza por subrayar que al «lendakari» de Oklahoma o de Nevada no se les ha ocurrido cuestionar las medidas antiterroristas de Bush. En su primera entrevista tras tomar posesión, explica que quiso «llamar a una reflexión sobre cómo en un Estado federal todos están de acuerdo en que ha llegado el momento de la unidad nacional».

No se le ve muy alterado por las críticas que está recibiendo. Se diría, incluso, que le refuerzan en sus tesis. «Es que no dejo de recibir mensajes diciéndome que el 98 por ciento de los ciudadanos piensa como yo», afirma.

- Ha tenido un polémico estreno del cargo por sus declaraciones sobre el consenso alcanzado en Estados Unidos entorno a las extremas medidas antiterroristas adoptadas, sin que el «lendakari de Oklahoma» haya salido a reivindicar sus competencias. ¿Reconoce que fue una expresión desafortunada?
- No quise molestar a nadie. Siento que algunos se hayan dado por aludidos. Mi propósito fue invitar a una reflexión sobre el hecho norteamericano de un presidente tomando importantes medidas antiterroristas sin oposición de grupo político alguno. Me parece interesante este comportamiento de los responsables de las instituciones de un Estado federal. Pero quienes han seguido mi trayectoria saben que siempre he destacado que Estados Unidos es un mundo diferente. La comparación no es posible, pero sí la reflexión desde fuera y sin trasladar las consecuencias a España. Utilicé un ejemplo -no importable, insisto- para llamar a una reflexión sobre cómo en un Estado federal todos están de acuerdo en que ha llegado el momento de la unidad nacional. Otra interpretación de mis palabras no la admito.

«REFORZAR» AL ESTADO
- Quizá molestó a los partidos nacionalistas al hablar de un «reforzamiento del Estado» y de «mejorar la vertebración de España».
- El Estado de las Autonomías, que es el formalizado por la Constitución de 1978, fue una novedad y sigue siendo una fórmula singular. Por ello, por su carácter atípico en el conjunto de las soluciones que funcionan en diferentes países, exige una especial atención jurídico-política. Lo que he querido decir es que la articulación armoniosa de las Comunidades Autónomas entre sí y con las instituciones centrales del Estado redunda en una mayor fortaleza del Estado, que incluye a todos. El nuestro no es un Estado unitario, sino compuesto, y no es un Estado federal, sino autonómico. La relación entre las autoridades de los poderes central y autonómico tiene que estar bien vertebrada, bien estructurada.

- ¿Quiere decir que en los últimos años se ha dado demasiado poder a las Autonomías y es necesario introducir una fuerza centrípeta?
- No, no. Lo que quiero decir es que existen las Comunidades Autónomas con las competencias que les otorga la Constitución y existen materias en las que nuestro Texto dejó abierto el diseño definitivo, debido precisamente a la dificultad de hacerlo. Nuestra tarea, como intérpretes de la Constitución, es establecer en esa zona ambigua una armonía, una vertebración adecuada, porque, si no, el Estado no funciona. Por ejemplo, en un asunto como el terrorismo, que es lo que más preocupa a los ciudadanos, si no está perfectamente articulada la relación entre Policías autonómicas y las del Estado quienes se benefician son los terroristas. En esta y en otras materias debe haber una colaboración auténtica para lograr un funcionamiento eficaz. El «Estado fuerte» del que he hablado no niega las libertades, como no niega los ámbitos autonómicos. Todo lo contrario, los garantiza. Pondré otro ejemplo: la situación de los jueces del País Vasco. Es gravísimo que no puedan desempeñar su función en las debidas condiciones. Su misión es esencial para el Estado y éste debe poder proporcionar la seguridad necesaria.

- ¿Es posible, a la vista de nuestro ordenamiento jurídico, la inclusión de organizaciones situadas en el entorno de ETA dentro de la lista internacional que se prepara para bloquearles todo tipo de ayudas?
- Lo creo posible y deseable. Las organizaciones terroristas actuales son complejas. Los medios de acción de los terroristas en el siglo XXI son incomparablemente más eficaces que los que tenían hace medio siglo. Por eso hay que combatir el terrorismo en todos los terrenos donde actúe. Los terroristas no actúan sólo en el hecho criminal de perseguir a una persona y asesinarla, sino que actúan con un entorno, a veces en forma de redes mercantiles o de organizaciones disimuladas bajo otros ropajes pero que les proporcionan una actuación mucho más amplia. Si queremos que el terrorismo desaparezca, hay que adoptar medidas respecto a esos «colaboradores» externos. De lo contrario será una lucha estéril. Si se demuestra que esas organizaciones están, en definitiva, al servicio de los terroristas, hay que incluirlas en esa lista para cortarles toda ayuda financiera o cualquier reconocimiento institucional.

- ¿Cabrían en nuestra Constitución restricciones de derechos fundamentales como las que acaban de aprobar Estados Unidos y Gran Bretaña, particularmente la detención policial de sospechosos de terrorismo por plazo indefinido o los Tribunales militares secretos?
- Nosotros tenemos un sistema de garantías de los detenidos y de los justiciables mucho más estricto. Creo que esas medidas no tendrían encaje aquí. En estos momentos de indignación -explicable- con motivo de los actos terroristas hay que tener la cabeza fría para no buscar sólo la eficacia y para preservar los derechos fundamentales.

EL «INTERÉS GENERAL DE ESPAÑA»
- Volvamos a sus ideas sobre la organización territorial del Estado. Usted viene defendiendo la recuperación del «interés general de España» como principio constitucional inspirador de la jurisprudencia del TC. ¿Se trata de un «giro centralista»?
- Con intención recta, no ha de apreciarse un «giro centralista». Yo utilicé ese concepto, por ejemplo, en mi voto particular a las sentencias sobre impacto ambiental. Es muy difícil hacer una gran obra pública como un tren de Sevilla a Hendaya si primero ha de hacer la evaluación de impacto ambiental la Comunidad de Andalucía, luego la de Castilla-La Mancha, luego la de Madrid... El interés general de España se traduce en que, si es el Estado el que realiza esa obra, el impacto ambiental debe declararlo la Administración central.

- Con esa interpretación parece inevitable un recorte del poder de las Comunidades Autónomas.
- En función del interés general debe ceder el interés particular. Pero no es que sufra el poder de las Comunidades Autónomas. Es una consecuencia lógica de su integración en un Estado compuesto. Pareciera que hay unas competencias originarias de las Comunidades Autónomas por encima de la Constitución, cuando es la Constitución la que da los Estatutos.

-¿Considera negativo para el TC que no haya ningún magistrado propuesto por CiU ni por el PNV, esto es, ningún magistrado identificable con lo que se ha venido en denominar «sensibilidad autonómica»?
- Los magistrados tenemos «sensibilidad constitucional», lo que quiere decir que nuestro Estado es el de la Constitución, o sea, el Estado de las Autonomías. La procedencia del nombramiento es un hecho por completo accidental. Basta con repasar la lista de quienes nos propusieron o nos nombraron.

- O sea que, una vez nombrados, ¿los magistrados del TC se olvidan de quiénes les propusieron?
- No es que se olviden o les recuerden. Es que no decidimos en función del origen de nuestro nombramiento. Recurriré a un ejemplo personal: el vicepresidente del Tribunal, Tomás Vives, y yo fuimos nombrados en el mismo acto del Consejo de Ministros, presidido por Felipe González, en 1995. Los dos llevamos seis años en el TC y hemos votado muchas veces juntos y también en muchas ocasiones hemos discrepado. En el Tribunal Constitucional no se vota por bloques de procedencia.

ACTUALIZAR» LOS DERECHOS
- En su toma de posesión marcó como prioridad del Tribunal la actualización de las garantías en el ejercicio de los derechos fundamentales y libertades públicas. ¿A qué se refiere al hablar de actualización?
- Cuando se elaboró la Constitución, una serie de circunstancias que hoy día son configuradoras de la sociedad española -por ejemplo, Internet- no existía. No es que el constituyente omitiera esas circunstancias, es que no las pudo tener en cuenta porque no existían. A mi juicio, si nosotros tenemos que garantizar los derechos fundamentales hemos de considerar que estamos en 2001, con una configuración social muy distinta de la de 1978. Y esto se proyecta no sólo en los nuevos derechos -como puede ser el derecho a la libertad informática o el derecho al medio ambiente- sino también sobre los derechos tradicionales. Pensemos en los derechos de los procesados. En un mundo de «televización de lo público», los derechos de una persona que es llamada a declarar ante el juez o a sentarse en el banquillo exigen una actualización de las garantías, porque hace cincuenta años se enteraban de que una persona iba a ser juzgada su familia y los vecinos, y ahora lo conocen miles de personas a través de televisión o Internet.

- En una ocasión afirmó que el TC carece de autoridad para censurar a los jueces por la lentitud de sus respuestas cuando él mismo es incapaz de cumplir los plazos de su Ley Orgánica. Ahora la responsabilidad es suya. ¿Cómo se puede solucionar o, al menos, paliar el retraso del TC?
- Los retrasos son un mal que termina destrozando la Administración de Justicia. El TC no se libra de esa enfermedad. Una de mis mayores preocupaciones es la lentitud de tramitación y resolución. Pero no debo anticipar, antes de someterlas al Pleno del Tribunal, las sugerencias de organización interna que he meditado.

Redondo asegura que el PNV siempre ha tenido contactos con ETA y que los intensificó tras el 11-S
BILBAO. ABC   18 Noviembre 2001

El secretario general del PSE-EE, Nicolás Redondo, afirmó ayer que «siempre he considerado que ha habido relaciones entre el PNV y ETA, que nunca nos las han explicado, y han tenido muchas más tras los hechos del 11 de septiembre». Calificó de reflexión «muy interesante» la afirmación del presidente del Tribunal Constitucional de que ningún «lendakari de Oklahoma se opone a la medidas antiterroristas de Bush».

Nicolás Redondo, que hizo estas declaraciones en un encuentro con militantes socialistas en la Casa del Pueblo de Ermua (Vizcaya), instó al PNV a que aclare si considera que «se puede ganar a ETA para luego ser generosos o tenemos que negociar para ceder ante una banda terrorista imbatible. Según la contestación -dijo-, sabremos si ha habido relaciones o no» entre PNV y ETA. No obstante, a su juicio, «ha habido relaciones y ha habido muchas más después del 11 de septiembre porque al PNV no le interesa que se ponga la lupa internacional en el País Vasco al creer que saldrán perdiendo».

Redondo señaló que al contrario que el PNV, que, según dijo, aboga por «primero negociar porque no se puede ganar», el PSE-EE apuesta por «primero ganar» a los terroristas y «luego -añadió- seremos generosos y aparecerá lo político». Asimismo, lamentó la falta de «unidad democrática» en contra del terrorismo y consideró que la razón por la que los partidos democráticos no se han reunido desde que desapareció la Mesa de Ajuria Enea es «porque no quiere el PNV». Se preguntó, en este sentido, si el PNV «no quiere porque deja sólo a HB o porque no quiere sentarse con el PP» y consideró que en ambos supuestos es «una mezquindad grande» que ello impida la reunión de los partidos democráticos.

Para Redondo, el PSE-EE «tiene que ser un partido con criterio» y, tras calificar la abstención como una postura política «poco valiente», anunció que va a proponer a su partido la presentación de una enmienda a la totalidad a los presupuestos del Gobierno vasco bajo los argumentos de que los socialistas tienen unos objetivos distintos a los del nacionalismo y que «el Gobierno actual tiene una estrategia soberanista». Indicó que Ibarretxe «sabe» que existen otras posibilidades «en la dirección de la defensa del Estatuto y la libertad» y que en esa línea «ahí nos tiene» a los socialistas para aprobar proyectos. Por el contrario, «en el soberanismo me tendrán enfrente».

ARZALLUZ Y LOS JUECES
El secretario general del PSE-EE, se preguntó sobre el nivel de responsabilidad política que han tenido en el asesinato por parte de ETA del magistrado José María Lidón «esas personas que durante años han deslegitimado a los jueces en el País Vasco». Redondo censuró la «deslegitimación» sufrida por los magistrados e insistió: «¿Cuánta responsabilidad política han tenido -en hechos como el asesinato de Lidón- desde aquella declaración en Pedernales de Arzalluz, diciendo que los jueces que no sepan euskera no son nuestros jueces y se tienen que ir, hasta esa política sectaria de talibán de los han sido consejeros de Justicia en los últimos años?».

El líder de los socialistas vascos señaló que por el cargo que ocupa, el presidente del Tribunal Constitucional, Manuel Jiménez de Parga, «pudo ser inoportuno» cuando dijo que «ningún lendakari de Oklahoma se opone a las medidas antiterroristas de Bush», pero consideró su reflexión «muy interesante». Y, en este sentido, subrayó que «la verdad es la verdad la diga quien la diga».

El acto contó con un sobresalto: un aviso de bomba obligó a la Ertzaintza a desalojar la Casa del Pueblo de Ermua cuando Nicolás Redondo estaba en su interior comiendo. Tras inspeccionar los expertos en desactivación de explosivos el local, se comprobó que era una falsa amenaza.

Ibarretxe en Europa
La Pértiga ABC 18 Noviembre 2001

Es una muestra de cierta ingenuidad pretender que el principal escollo en la negociación del concierto vasco es la presencia en Europa del Gobierno de Ibarretxe. Cataluña tiene esa pretensión desde hace muchos años y no ha supuesto ningún escollo en los múltiples acuerdos alcanzados entre CiU y los sucesivos gobiernos del PSOE y del PP. Más bien se trata de poner palos en las ruedas para contribuir, de ese modo, a la victimización de «Euskal Herria» en el «frente administrativo». Tal vez (y puede que esto también sea una ingenuidad) Ibarretxe y Arzalluz no son conscientes de que su actitud alimenta la táctica abertzale. ¿Alguien se acuerda ahora de las selecciones deportivas?

Un gendarme herido grave cerca de Pau al ser tiroteado por dos presuntos etarras
Los terroristas viajaban en una furgoneta que se saltó un control policial cerca del aeropuerto
El Mundo 18 Noviembre 2001

PAU (FRANCIA). Un agente de la Gendarmería francesa resultó ayer herido grave al ser tiroteado por los ocupantes de una furgoneta que se habían saltado un control cerca de Pau. La policía francesa baraja entre otras hipótesis que los agresores sean miembros de la banda terrorista ETA.

El incidente ocurrió poco después de las 15.30 horas en la localidad de Sauvignon, a unos 15 kilómetros de Pau, donde una patrulla de la Brigada Motorizada de la Gendarmería de Pau se encontraba realizando controles de alcoholemia, informaron a la agencia Vasco Press fuentes policiales.

A la hora indicada, se acercó al punto de control ubicado en la carretera que va de Pau a Burdeos, una furgoneta modelo Expert de color blanco con al menos dos ocupantes en su interior. La furgoneta no obedeció a las indicaciones de los gendarmes y se saltó el control, por lo que dos agentes en moto y un coche patrulla salieron en persecución del vehículo.

Tras recorrer varios kilómetros, la furgoneta se detuvo junto a un camino vecinal, momento en que los gendarmes de las motos le dieron alcance. Uno de los policías todavía se encontraba estacionando su motocicleta, cuando el segundo se acercaba a pie hacia el vehículo. En ese momento, los dos ocupantes de la furgoneta echaron pie a tierra y comenzaron a disparar contra los dos militares. Uno de ellos fue alcanzado en un hombro, en el pecho y en el estómago, con heridas de carácter grave. No se teme por su vida.

La segunda patrulla, que viajaba en un vehículo, llegó instantes después al lugar del atentado e incluso efectuó algunos disparos contra los ocupantes de la furgoneta, pero sin alcanzarlos.

Los agresores lograron darse a la fuga, aunque los diversos cuerpos de seguridad establecieron un amplio dispositivo de búsqueda para localizar a la furgoneta y a sus ocupantes.

Placas falsas
Los datos que la patrulla de la Gendarmería aportó sobre el vehículo fugitivo permitieron comprobar que las placas de matrícula eran falsas y correspondían a otro automóvil. Las placas falsas que llevaba el vehículo corresponden al Departamento de Pirineos Atlánticos, cuyo distintivo numérico es el 64. Ese tipo de actuación es característico de la organización terrorista ETA.

Además, en el lugar donde se produjo el tiroteo se localizaron hasta el momento 10 casquillos del calibre 9 milímetros parabellum, de la marca checa SBP. Se trata de un tipo de munición que ha sido utilizada por ETA en diversas ocasiones.

Fuentes policiales francesas indicaron que las posibilidades de que sea ETA la autora del atentado se encuentran «al 50%» de acuerdo con los datos de que se disponen hasta este momento.

El agente herido fue trasladado a un centro hospitalario de Pau donde fue intervenido quirúrgicamente. Aunque su estado es grave, el pronóstico de los médicos descartó que la vida del policía corra peligro, salvo que se presente complicaciones.

Miembros de ETA han disparado en tres ocasiones contra agentes de la policía francesa para evitar ser detenidos. Una agente de la Policía del Aire y de Fronteras resultó herida como consecuencia de uno de estos tiroteos. Si se confirmara que miembros de ETA son los responsables del tiroteo contra agentes de la Gendarmería cerca de Pau se elevarían a cuatro los enfrentamientos armados en los que se han visto involucrados los etarras.

Salvo en estas ocasiones, los miembros de ETA sorprendidos por la policía en Francia no han utilizado nunca sus armas contra los agentes. Al ser sorprendidos con un arma, los miembros de ETA logran ser juzgados y condenados, evitando de este modo una posible entrega inmediata a la policía española.

El primer episodio de resistencia armada se produjo el 27 de abril de 1988 en Bayona, cuando agentes de la PAF interceptaron el pago de 725 millones de pesetas que correspondían al rescate del secuestro de Emiliano Revilla. El miembro de ETA José Félix Pérez Alonso se resistió a ser detenido y disparó contra la agente Catherine Schalk, que resultó herida en una pierna.

El segundo incidente con disparos se produjo el 18 de junio de 1992, en Burdeos, cuando agentes de los servicios de información franceses detuvieron a José Paulino Pérez Esteban y a Jesús María Beaumont. Uno de los activistas extrajo un arma y efectuó un disparo que no alcanzó a nadie.

El último episodio de estas características tuvo lugar el 26 de mayo del pasado año en Burdeos, donde el presunto miembro de ETA Ander Geresta Azurmendi se enfrentó a tiros a una patrulla de agentes de la policía que pretendían identificarse cuando iba con otro activista de ETA.

El etarra efectuó ocho disparos contra los policías, que tuvieron que parapetarse tras varios vehículos mientras llevaban a cabo una persecución que duró 20 minutos.

Recortes de Prensa   Página Inicial