AGLI

Recortes de Prensa     Sábado 1 Diciembre  2001
#Ruptura provocada
Editorial ABC  1 Diciembre 2001

#El dinero de los terroristas
Editorial La Razón 1 Diciembre 2001

#EL PNV JUEGA AL VICTIMISMO
Editorial El Mundo  1 Diciembre 2001

#Basto con b y con v
Breverías ABC  1 Diciembre 2001

#Aquellos entierros vergonzantes
Luis María ANSON La Razón  1 Diciembre 2001

#Una norma que puede ser eficaz y debe ser usada con prudencia
Impresiones El Mundo  1 Diciembre 2001

#Sin esperanza
MARTIN PRIETO El Mundo  1 Diciembre 2001

#Gobierno vasco: Gobierno incómodo
Miguel Ángel RODRÍGUEZ La Razón  1 Diciembre 2001

#La Ertzaintza y la «X» de ETA
ISABEL SAN SEBASTIAN El Mundo  1 Diciembre 2001

#La esquizofrenia permanente
Federico Jiménez Losantos Libertad Digital  1 Diciembre 2001

#El final de la impunidad
Carlos María de Urquijo Libertad Digital 1 Diciembre 2001

#Para la Libertad
Javier Rojo Libertad Digital 1 Diciembre 2001

#Anasagasti, condenado a pagar un millón a la AVT
AGUSTIN YANEL El Mundo  1 Diciembre 2001

#El Gobierno podrá bloquear cuentas bancarias hasta seis meses para prevenir actividades terroristas
FERNANDO GAREA El Mundo  1 Diciembre 2001

#ETA se acerca
Carlos Semprún Maura Libertad Digital  1 Diciembre 2001

#Un ex dirigente de Gestoras participó junto a «Susper» en el tiroteo del gendarme en Francia
J. M. Z. / R. L. V. - Madrid.- La Razón  1 Diciembre 2001

#Gestoras-ETA: Una relación documentada por Garzón
MADRID. N. C. ABC  1 Diciembre 2001

Ruptura provocada
Editorial ABC  1 Diciembre 2001

La responsabilidad por la ruptura de las negociaciones sobre la renovación del Concierto Económico entre el Gobierno central, el Ejecutivo de Vitoria y las Diputaciones de los Territorios Históricos está perfectamente definida: corresponde al Gobierno de Ibarretxe. En pocas ocasiones como en ésta ha quedado tan delatada la intención rupturista de la política del PNV, cuyos dirigentes reclaman puentes con el Gobierno central y la oposición, que luego dinamitan antes de que por ellos transite acuerdo alguno. Con la exigencia de que las instituciones vascas debían tener voz en Bruselas, el Gobierno nacionalista de Vitoria buscaba desde el primer momento el fracaso de la negociación, a pesar de que todos los aspectos económicos y jurídicos estaban ya convenidos y dispuestos para la firma. La presencia en Europa es una reclamación exógena al contenido del Concierto, sin la que éste se ha desenvuelto durante veinte años de forma más que satisfactoria para los intereses vascos, con las únicas incidencias que ha provocado el abuso de las competencias fiscales por el Ejecutivo de Vitoria y las Haciendas Forales, como han constatado los Tribunales de Justicia y la Comisión Europea.

El PNV quería convertir el Concierto en un anticipo de soberanía con homologación ante Bruselas y, en caso de no lograrlo, en la excusa de un nuevo agravio de Madrid. La imposibilidad del acuerdo ha tenido como consecuencia la decisión del Consejo de Ministros de prorrogar el Concierto, que caducaba el próximo día 31 de diciembre. La solución es, desde luego, compleja, pero resulta justificada. El Concierto, aprobado por el artículo único de la Ley de 13 de mayo de 1981, fue el resultado de un pacto entre las Administraciones Central y Autonómica y nada permitía suponer que, llegado su vencimiento, no fuera posible su renovación. Por eso no hay cláusula de prórroga unilateral. Pero así ha sido y entre las opciones de crear un vacío jurídico fiscal en el País Vasco a partir de 1 de enero de 2002 o de mantener provisionalmente el actual Concierto, no hay duda de que ésta segunda es la única posible, e incluso exigible desde el punto de vista constitucional, porque otra cosa dañaría la economía nacional y el principio de solidaridad interterritorial. A donde no llegue el acuerdo por interés partidista, debe alcanzar la voluntad del Parlamento por interés general, más aún cuando el Concierto existe en virtud de dos de sus leyes -el Estatuto de Autonomía y la de 1981-.

La reacción de Ibarretxe contra la prórroga retrata la voluntad de su Gobierno: pedir diálogo y hacer obstruccionismo. El discurso del nacionalismo estaba predeterminado para la caducidad del Concierto -sería un despojo por el Estado- y para su prórroga -es una imposición del Estado-. En cualquier caso, el nacionalismo no quería la renovación del Concierto. Como tampoco quería que los socialistas vascos pactaran con los diputados forales la aprobación de los presupuestos de Vizcaya y Guipúzcoa. Alcanzar acuerdos con el Gobierno central o con la oposición socialista son actos de normalidad política muy incongruentes con el estado de conflicto en el que el PNV prepara el ambiente para la autodeterminación. Por eso le resulta más fácil pactar con Batasuna los presupuestos de la televisión pública vasca que con el Ejecutivo central y los partidos democráticos la financiación de las instituciones autonómicas y forales. No obstante, aún es posible la renovación pactada del Concierto en el mes que aún resta hasta final de año. La decisión del Consejo de Ministros, como explicó el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, no impide que Ibarretxe haga efectiva la prioridad del interés de los ciudadanos vascos mediante un acuerdo con el Ministerio de Hacienda y deje para una negociación aparte la discusión sobre Europa. En todo caso, la actitud del nacionalismo, más que sus concretas reivindicaciones, muestra una voluntad de confrontación con el Estado que sólo se explica como medio para alcanzar objetivos de ruptura constitucional, a los que el Estado debe oponerse.

El dinero de los terroristas
Editorial La Razón 1 Diciembre 2001

El Consejo de Ministros aprobó ayer la remisión al Consejo General del Poder Judicial del anteproyecto de la Ley de Prevención y Bloqueo de la Financiación del Terrorismo, un nuevo instrumento que resultará de extraordinaria utilidad en la lucha contra el terrorismo. El texto legal, inspirado en las resoluciones de Naciones Unidas adoptadas después de los atentados de septiembre, tiene para España un valor añadido, pues servirá para cortar las redes de financiación del entramado etarra.

Cuando la norma entre en vigor, y supere los trámites consultivos y parlamentarios, se creará una Comisión con poder para bloquear cuentas bancarias y otros instrumentos financieros que sirvan a los intereses de los grupos terroristas y de cualquier entidad que ayude o favorezca económicamente a una de estas organizaciones.
Cortar la fuente de dinero de las mafias etarras o de los grupos de extremistas islámicos es, ante todo, apostar por la prevención y por evitar que los terroristas puedan cometer nuevos atentados. Seguir la pista del dinero y cerrar el grifo financiero a los terroristas es tan importante como detener y castigar a los autores de los asesinatos.

Hay que felicitarse por la nueva ley, pero conviene, y cuanto antes, encontrar los mecanismos legales que eviten que el dinero público en forma de subvenciones pueda llegar impunemente hasta las arcas de organizaciones proetarras.

EL PNV JUEGA AL VICTIMISMO
Editorial El Mundo  1 Diciembre 2001

El Consejo de Ministros acordó ayer la prórroga provisional del Concierto Económico vasco durante un año tras la imposibilidad de llegar a un acuerdo con el Gobierno de Vitoria.

Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda, explicó que todavía hay algunas semanas para negociar, ya que el actual Concierto, aprobado en 1981, expira el 31 de diciembre. Pero a nadie se le escapa que el único escollo es de naturaleza política: Ibarretxe exige que el Gobierno vasco esté representado en las instituciones de la UE, una pretensión inaceptable para el Gobierno de Madrid, sea del PP o del PSOE, como atinadamente ha dicho Zapatero.

Madrid y Vitoria llevan negociando el Concierto más de ocho meses, durante las cuales el Gobierno de la nación ha aceptado 68 modificaciones que favorecen, en su mayoría, los intereses vascos. Para evitar que las discrepancias acaben en los tribunales, como ha venido sucediendo hasta ahora, el Ejecutivo que preside Aznar ha aceptado la creación de un mecanismo de arbitraje. Y ha renunciado a modificar la fórmula por la que se calcula el cupo, que es la cantidad que paga el País Vasco por los servicios que recibe del Estado.

La negociación estaba tan avanzada que los propios presidentes de las Diputaciones de Vizcaya y Guipúzcoa viajaron a Madrid anteayer para desbloquear los últimos obstáculos y firmar el acuerdo. Pero la vicelenhedakari decidió no acudir con el pretexto de que tenía una comparecencia parlamentaria en la mañana de ayer.

No le quedaba, pues, otra opción al Consejo de Ministros que acordar la prorroga para evitar un vacío legal. Y esto lo sabían perfectamente Ibarretxe, Arzalluz y los dirigentes del PNV, que no tienen nada que perder con el mantenimiento de un statu quo tan favorable como el que ahora existe, que concede a las diputaciones forales una amplísima soberanía fiscal, casi semejante a la de un Estado.

Si la negociación del Concierto ha fracasado no es por falta de voluntad de Madrid, que ha hecho lo humanamente posible para cerrar el acuerdo. Es por culpa del PNV y de Ibarretxe, que están jugando a un rentable victimismo político con la red de la prórroga.Al actuar así, los líderes nacionalistas se comportan de una manera frívola e irresponsable, que perjudica los intereses de la economía y los ciudadanos vascos.

Basto con b y con v
Breverías ABC  1 Diciembre 2001

Anasagasti, portavoz del PNV en el Congreso, ha de añadir un mérito más en su basto currículum: es el primer diputado condenado por ofender el honor de las víctimas del terrorismo con palabras «vejatorias» e «insultantes», según sentencia judicial. Un millón habrá de pagar, por ello, a la AVT, de quien dijo que se financiaba con fondos reservados. Por poco lustre intelectual que se tenga o por mucho que se padezca una incontenible diarrea declarativa (digna de conmiseración por su gravedad), uno ha de saber que nunca debe jugar con el honor de nadie y, éticamente, menos aún con el de quienes tanto sufren. El basto currículum que adorna a Anasagasti es cada vez más vasto, esta vez con v.

Aquellos entierros vergonzantes
Luis María ANSON La Razón  1 Diciembre 2001
de la Real Academia Española

Los fascistas, los falangistas, los franquistas que en 1976 quisieron maquillarse de demócratas de toda la vida, afirmaban que era necesario dar una solución política, no policial, a la actividad de Eta, pues la «organización» había luchado valerosamente contra Franco y la dictadura. Era de justicia, pues, incorporarla a la nueva democracia.

El Gobierno de UCD hizo tantas concesiones que la dignidad nacional quedó maltrecha. Bajo máscaras pintorescas de amnistías, indultos, extrañamientos y reinserciones, centenares de asesinos fueron liberados. Los centristas se dejaban tomar el pelo por los terroristas, que volvían a las andadas una vez puestos en libertad, mientras la caravana de muertos, sobre todo militares, guardias civiles y policías, ensangrentaba la vida española, situándonos en las fronteras del golpe de Estado. La Guardia Civil tenía orden de disparar con balas de goma, no fueran a hacer daño a los etarras. A los presos se les trataba en las cárceles como a duques; a los asesinados se les enterraba de madrugada porque los entierros a la luz del mediodía y con honores militares podían resultar provocadores para Eta. Ante el PNV, por supuesto, se hacían toda clase de genuflexiones y reverencias. El balance, en fin, de la Transición fue altamente favorable y permitió construir la Monarquía de todos. Pero tuvo errores de bulto, como el tratamiento que se dio al terrorismo de Eta y a la política del PNV. Muchos de los lodos actuales se engendraron en aquellos polvos. La imagen desolada de los entierros vergonzantes permanecerá indefinidamente en la memoria de los familiares de las víctimas del terrorismo.

Se quejan ahora muchos de esos familiares de que se haya encomendado a Adolfo Suárez, líder de la UCD claudicante, la defensa y la representación de las víctimas del terrorismo. Se equivocan los que tal cosa afirman. Suárez ha aprendido en su retiro muchas cosas y estoy seguro de que desempeñará su nuevo papel con serenidad y eficacia. Es verdad que no presidió los entierros vergonzantes de aquellas víctimas del terrorismo. Ojalá que no tenga que asistir a ellos tampoco ahora porque el Gobierno Aznar, con la decidida ayuda internacional, consiga extirpar el tumor etarra.

Una norma que puede ser eficaz y debe ser usada con prudencia
Impresiones El Mundo  1 Diciembre 2001

Siguiendo las resoluciones dictadas por la ONU para combatir el terrorismo, el Gobierno aprobó ayer un anteproyecto de ley destinado a cortar las fuentes de financiación de los grupos terroristas y de quienes los apoyan. Según el borrador, que aún deberá pasar el trámite legislativo, el Gobierno podrá bloquear cuentas bancarias cuando crea que con ellas se sufragan actividades terroristas.Aunque el ministro de Justicia, Angel Acebes, evitó ayer mencionar nombres propios de organizaciones que podrían verse afectadas por la ley, en la mente de todos figuran desde Batasuna hasta las Gestoras pro Amnistía, ya que incluye a «las entidades en cuyos órganos de [...] gestión participen personas controladas por una organización terrorista». La aplicación del bloqueo de cuentas se podrá tomar no sólo a posteriori, sino también de forma preventiva. Inspirado en la ley de 1993 para prevenir el blanqueo de capitales que delegaba el poder de intervención en el Banco de España el proyecto faculta a la Administración para congelar cuentas corrientes, algo que, en el caso del terrorismo, ahora sólo están autorizados a hacer los jueces.

El proyecto mantiene suficientes garantías como para que el bloqueo de cuentas no se convierta en una potestad discrecional: la posibilidad de interponer recurso o la limitación de seis meses, tras los cuales será imprescindible la orden judicial, son algunas de ellas. Y tiene excelentes cualidades para convertirse en un eficaz instrumento de la lucha antiterrorista sin afectar derechos fundamentales, como otros proyectos de trazo grueso que cunden en países vecinos.No obstante, al otorgar al Estado un extraordinario poder sobre los bienes de las personas, deberá aplicarse con pies de plomo.Si se usara a la ligera, cometiendo errores o arbitrariedades, podría volverse contra el Gobierno en forma de acusación de abuso de poder o recorte de libertades.

Sin esperanza
MARTIN PRIETO El Mundo  1 Diciembre 2001

Un excelente (para Euskadi) Concierto Económico entre Madrid y Vitoria no se ha alcanzado porque el separatismo desarmado vasco quiere figurar junto a España en el Consejo Económico y Financiero de la Unión Europea, única región del continente que gozaría de tan centrífuga extravagancia. Hoy no como, y que se fastidie el sargento.

El ensimismamiento en el secesionismo nubla a la actual dirección del PNV, que hasta abre embajada de Elkarri en Madrid para que los bienpensantes de la Corte cedan territorios por paz siguiendo el dramático ejemplo palestino. No hace falta matar porque ya se encargará España de bajarse los pantalones constitucionales y sólo queda fijar el calendario para la independencia de Euskadi Sur. En Euskadi Norte pensaron que también los franceses son tontos y reclamaron un departamento vasco segregado del de los Pirineos Atlánticos, y Jospin, que no Aznar, se lo ha negado, y por añadidura les ha mandado más funcionarios, no se sabe si para aligerar su administración o para hacer más patente el pétreo centralismo francés.

Un nuevo Estado entre España y Francia no es viable en este siglo, y para el XXII tanto da cómo sea el mapa, aunque se sospecha que no será clemente con los microestados etnicistas paridos con terror. Descabalgados de la antigua internacional demócratacristiana buscan una política exterior yéndose a Praga a vender un paisito modélico el mismo día que los separatistas armados asesinan a dos ertzainas. Como para pedir inversiones. Ibarretxe sí que parece un lehendakari de Oklahoma, alelado entre su triunfo electoral, la realidad sangrante que no puede administrar y la sustitución de la Guerra Fría contra la URSS por la guerra caliente contra el terrorismo de la madre que sea. Si es que reciben al galán, con cejas más circunflejas que Zapatero, debería ir a París, a Londres, Berlín o Washington, para al menos enterarse de los vientos de fronda que están soplando. Agarrados a la descomposición balcánica, al Guadiana de los estados bálticos y hasta a las danesas Islas Feroe estos caballeritos de Azcoitia no quieren ver que la Unión Europea avanza sobre los estados-nación, y que el regionalismo, independentista o no, se subsumirá en aquel concepto. Pareciera que los independentistas armados de terror sí hubieran entendido el nuevo escenario, lo que explicaría el ánimo suicida de tirotear a los gendarmes franceses. Cuanto peor, mejor, siempre ha sido la máxima de ETA cuando detecta su debilidad.Los homicidas no cuentan ni con el tiempo histórico y creen que el terror amilanará a todos los españoles vascos que antes de las visiones de Sabino Arana se jactaban de ser los mejores secretarios de los Reyes de España. Abandonen toda esperanza, incluso los independentistas desarmados.

Gobierno vasco: Gobierno incómodo
Miguel Ángel RODRÍGUEZ La Razón  1 Diciembre 2001

Qué incómodo es para la opinión pública la existencia de un permanente foco de conflicto llamado Gobierno vasco: en la lucha contra los terroristas, siempre tienen algo que decir contrario al sentimiento general; en el sentido autonómico de la España del siglo XXI, siempre argumentan cualquier cosa que no cuadra ni con el diseño de la Unión Europea ni con el caminar de nuestro país; en la vida diaria, o bien se niegan a facilitar a la Dirección General de Tráfico el estado de las carreteras, o bien rompen el consenso económico basado en el «Concierto» porque quieren tener voz propia en Bruselas.

Ya no se trata de abrir debates con distintas visiones de la política, que en eso consiste la política. Es que todo lo maquinan desde la gresca, el portazo, los malos modos, los comunicados insultantes, las declaraciones airadas... No es una incomodidad intelectual, una discusión abierta, un tener tantos encuentros como desencuentros: son el vecino del quinto que siempre se queja.

Llega un momento en que lo que dicen no tiene interés porque ya se sabe que será lo contrario a lo que han pensado los demás. Su administración política es tan absurda que sus policías han tenido que pedir escolta o que sus empresarios o sus periodistas se marchan a vivir otras zonas, pero evitan el debate normal en la administración regional a costa del grito contra el Gobierno.

A fuer de ser incómodo, el Gobierno vasco cree que así está más cerca de la autodeterminación. La realidad es que cansa tanto tanta queja, tanto codazo y tanto desplante que se está abriendo un hueco social entre los ciudadanos de cualquier región y el País vasco que más pronto que tarde se traducirá en indiferencia, cuando no en repulsa. A lo mejor así se sienten más independientes, pero es tan triste quedarse solo.

La Ertzaintza y la «X» de ETA
ISABEL SAN SEBASTIAN El Mundo  1 Diciembre 2001

Han hecho falta 13 cadáveres para que algunos ciegos se prestaran a abrir los ojos, y aun así sólo la presión sindical ha logrado arrancar de la Consejería vasca de Interior la promesa de que los agentes de la Ertzaintza no serán enviados al matadero, atados de pies y manos, para facilitar la tarea a los pistoleros de ETA. Porque eso exactamente era lo que venía ocurriendo hasta ahora, a pesar de las denuncias reiteradas de quienes desde Erne, CCOO y UGT, alzaban su voz en vano para que a la Policía Autónoma vasca sus mandos políticos les permitieran cumplir con su trabajo de proteger a la sociedad de los ataques terroristas.

Ni proteger, ni protegerse se les permitía. Hasta que los últimos compañeros caídos han hecho saltar todos los diques. En la reunión del pasado martes se abandonaron los eufemismos para llamar a las cosas por su nombre, y los mencionados representantes sindicales, que en una maniobra sin precedentes en la historia democrática española ya habían acudido al Parlamento de Vitoria en 1997 para demandar el respaldo de la Cámara frente a sus propios jefes, se plantaron ante el consejero, Javier Balza, y lo obligaron a retirar el aborrecido Egunsentía; un sistema de trabajo urdido por esos «jefes más preocupados por dar satisfacción a los políticos que por cumplir con la ciudadanía» según declararía el delegado de Comisiones Obreras, Roberto Del Agua, que imponía a los agentes de calle una rutina en muchos casos mortal.

Y es que Egunsentía, al igual que otras muchas pautas de obligado cumplimiento en la Ertzaintza, era el reflejo del espíritu con que nació y todavía funciona, de la mano del PNV gobernante, la policía vasca. Un cuerpo en cuya página de Internet puede leerse que «la misión de esta policía integral y democrática, creada según el modelo inglés y canadiense, es garantizar el libre ejercicio de los derechos y libertades, así como la seguridad ciudadana» sin mencionar la lucha contra los terroristas etarras y uno de cuyos altos responsables, Iñaki Muneta, enviaba en 1994 una circular a todos sus hombres de la Comisaría de San Sebastián, en la que les instaba a «tener claro que no hemos sustituido a la policía del Estado por causa de las pistolas de ETA, sino por la voluntad de los vascos de tener una policía que responda a sus necesidades... Debemos tener en cuenta que una característica fundamental de la Ertzainza es que la seguridad la dan personas con nombre y apellido. Gente del pueblo, ertzainas, personas.»... Frente a policías y guardias civiles alejados del pueblo y representantes de un poder opresor, de acuerdo con el razonamiento implícito.

Y es que en 1994 ETA ya había logrado desde hacía años alejar a los miembros de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado de los ciudadanos vascos, mediante una brutal y sistemática campaña de atentados llevada a cabo a lo largo de toda la década precedente, que produjo centenares de víctimas entre esos colectivos y obligó a sus miembros a reforzar sus cuarteles, patrullar en tanquetas y otros vehículos blindados y sospechar de cualquier viandante que se les acercara, ante el temor de ser asesinados. Ahora la estrategia se repite al milímetro con la Ertzaintza, con idéntico objetivo y un nivel de eficacia elevado, incrementado si cabe por el desamparo en que algunos mandos políticos colocan a los ertzainas de base.

El número uno de ETA en aquellos años de sangre y fuego, ocupa hoy un escaño en el Parlamento de Vitoria en representación de Batasuna, y goza de la inmunidad (impunidad) que le otorga su condición de parlamentario, mientras su compañero, Arnaldo Otegi, pone voz y sonrisa en la tribuna de oradores a la sucursal política de ETA.

LA NOTICIA
Descoordinación policial

Contra el propio tejado. El enfrentamiento entre guardias civiles y etarras del pasado lunes en Pamplona, saldado con la detención de un terrorista y la fuga de otro, fue el resultado de una nueva descoordinación entre policía y Guardia Civil, como la que se produjo hace unos años en Andalucía, cuando unos terroristas que estaban siendo seguidos por agentes de la Benemérita fueron interceptados por policías que sospecharon de ellos en una gasolinera. En este caso sucedió a la inversa: la Guardia Civil entorpeció la operación de la policía.

LA LLAMADA
Toque de atención a los trinitarios

Diferencias. En la parroquia de los Padres Trinitarios de Algorta se recibió hace unos días una llamada de una alta autoridad eclesiástica, descontenta por lo ocurrido con ocasión del funeral por el asesinado juez Lidón, al que no pudo asistir el presidente del Gobierno, José María Aznar, porque se le avisó que no tendría sitio en la iglesia, y que el ministro de Justicia, Angel Acebes, y otros dirigentes populares, tuvieron que seguir desde la calle, mientras los del PNV eran confortablemente acomodados en el interior del templo.

EL PERSONAJE
San Sebastián sin alcalde

Insustituible. El alcalde de San Sebastián, el socialista Odón Elorza, es tan aficionado a viajar como reacio a delegar sus responsabilidades municipales, lo que provoca que la capital guipuzcoana se quede sin responsable con una alarmante frecuencia.El fin de semana pasado, sin ir más lejos, Elorza se desplazó a Barcelona para participar en el homenaje a Ernst Lluch, pero se negó a ceder momentáneamente el bastón de mando a su teniente de alcalde, María San Gil, con lo que la ciudad quedó privada de gobierno hasta el lunes por la mañana.

La esquizofrenia permanente
Federico Jiménez Losantos Libertad Digital  1 Diciembre 2001

Una de las peores tradiciones del PSOE es la de poner sus intereses de partido por encima de los de España, bien identificando las necesidades de la nación con su caprichos, bien sometiéndola a sus ocurrencias, apocalípticas y siniestras. Desde la fundación de la UGT y el PSOE a finales del siglo XIX como organizaciones de clase, marxistas y revolucionarias, no ha habido década en la historia española sin sobresaltos promovidos por los socialistas. Lo mismo protegían a criminales como Ferrer Guardia que amenazaban de muerte al Jefe del Gobierno legítimo, como hizo Pablo Iglesias en las Cortes con Antonio Maura. Lo mismo promovían la Huelga General Revolucionaria del 17 al estilo de Lenin que colaboraban con la dictadura de Primo de Rivera, al estilo Mussolini, como hizo Largo Caballero. Lo cual no impidió que el mismo Largo Caballero, tras formar parte del Gobierno Provisional de la II República en 1931 en hábito reformista, encabezase el viraje bochevique contra la II República que se tradujo en el fallido golpe de estado revolucionario del 34 y la guerra civil iniciada entonces y generalizada en 1936, momento en que, otra vez Largo Caballero, con la complicidad de Prieto, puso el oro del Banco de España y la suerte de la República en manos de Stalin.

Por cierto, que hay una carta de Stalin aconsejándole a Largo que conserve, siquiera en apariencia, las “instituciones burguesas”, con Azaña como mascarón de proa, y una respuesta del entonces Jefe del Gobierno socialista, don Francisco Largo, explicándole a Stalin el desprestigio del parlamentarismo en sus filas, que no tiene desperdicio. Podría ponerla Peces Barba como texto de referencia en su universidad particular, la Carlos III.

Con la democracia, podría suponerse curada la tentación esquizofrénica del PSOE, pero no. Se dijeron partidarios de la monarquía constitucional, pero defendieron y votaron la república como forma de Estado en 1978. Tras su pacto con el PCUS, González, Guerra y compañía negaron la legitimidad del Parlamento para votar la entrada de España en la OTAN, anunciaron un referéndum para enmendarle la plana y acabaron haciéndolo para quedarnos dentro pero “fuera de la estructura militar”. Y la tradición esquizofrénica no acabó con González, quizás porque González tampoco ha acabado. En estos momentos hay una parte del PSOE –González, Lequina, Odón Elorza, Maragall– a favor del PNV y la negociación con ETA, y otra parte totalmente en contra de Arzallus y la sumisión al terrorismo. Zapatero critica la subida del impuesto de la gasolina, mientras Ibarra crea el impuesto contra los bancos y Antich mantiene la ecotasa.

En fin, tras proclamar la necesidad de una reforma de la Universidad, víctima del sectarismo socialista en los 80, el mismo Zapatero se pone al frente de una manifestación rectoral y estudiantil contra esa reforma, fletando incluso autobuses para engrosar una convocatoria más de funcionarios socialistas que de estudiantes universitarios. No hay un solo asunto importante de la política nacional en la que el PSOE no esté simultáneamente a favor y en contra. Y además, con entusiasmo. Probablemente eso es lo peor: además de esquizofrénicos, entusiastas. ¡Qué cruz!

El final de la impunidad
Carlos María de Urquijo Libertad Digital 1 Diciembre 2001

El conjunto del Nacionalismo, el democrático y el totalitario, pretendían de nuevo este viernes sumir en el descrédito más absoluto al Parlamento Vasco. Si la semana pasada las Gestoras ponían en evidencia la complicidad de unos y la pasividad de otros con respecto a la violencia, ahora rivalizaban por ver quien quedaba primero en separar al País Vasco de la dirección que las democracias europeas y occidentales han tomado en la lucha contra el terrorismo.

Como es de todos conocido el Parlamento Europeo aprobó el jueves el informe Watson, informe que propone al Consejo de Ministros de Justicia e Interior de la Unión adoptar una serie de medidas para la erradicación del terrorismo. Dicho informe, aprobado con la ausencia del representante del PNV y con el voto en contra de los verdes, Grupo en el que ha encontrado refugio el nacionalismo vasco, pretende terminar no sólo con la impunidad de quienes aprietan el gatillo sino también con los cómplices de aquellos.

De esta manera quienes proporcionen información para la comisión de atentados, blanqueen el dinero obtenido de la extorsión o financien a las organizaciones terroristas, correrán la misma suerte que los que matan, secuestran y extorsionan. Pues bien cuando esto es lo que aprueban por mayoría arrasadora en Bruselas las democracias europeas, Batasuna y el PNV pretenden situarnos a los vascos, que sabemos de primera mano lo que es padecer el terrorismo, en la posición de disculpa y complacencia con quienes practican el terror.

Resumiendo el debate conviene recordar que la Sra. Goiricelaya, en nombre de Batasuna, pretendía que el Parlamento rechazara el informe Watson. Lo hacía porque, probablemente, no le ilusiona que los Quince coloquen a su partido donde debe estar, junto a ETA, y para ello de forma vergonzante en lugar de reconocer su complicidad con los terroristas se ha atrevido a decir que Batasuna se dedica a “realizar una labor política”.

Ante esta falsedad, en mi turno de réplica le he preguntado si cree que ordenar y ejecutar asesinatos y secuestros y colaborar con quienes esto practican es una labor política. Se lo he preguntado porque en los escaños de su derecha se encontraban sentados Otegui y Urrutikoetxea, el primero condenado por intento de asesinato y secuestro y el segundo Jefe de ETA entre los años 82 y 89. Pero es que además a la izquierda de la portavoz de Batasuna se sentaban dos miembros de la Mesa Nacional de HB encarcelada hace unos años por colaboración con banda armada. Cuando le he exigido que asintiera o negara con la cabeza si considera lo anterior “labor política” no he obtenido respuesta.

El PNV por su parte, con el acompañamiento de Eusko Alkartasuna e Izquierda Unida, ha presentado una enmienda de totalidad. En la enmienda decían que no pueden condenar la actividad de un partido que, habiéndose presentado a unas elecciones democráticas ha obtenido una representación, y no ha sido ilegalizado por los Jueces. El Portavoz nacionalista me preguntaba de qué sirve su convencimiento moral sobre Batasuna que ellos necesitan evidencias para pronunciarse con claridad, ¡Como si los parlamentarios en vez de políticos fuéramos Magistrados! ¿Qué mas evidencias quiere el PNV de lo que realmente es Batasuna cuando más de 200 cargos públicos de este partido han sido encarcelados por pertenencia o colaboración con banda armada?

No hay peor ciego que el que no quiere ver. Por desgracia el Nacionalismo Vasco sigue siendo fiel al lema de no molestar a ETA. Mientras no se den cuenta de que para derrotar a ETA hay que terminar también con cualquier sombra de complicidad con su brazo político, nos seguirá quedando mucho trecho por recorrer para conseguir la paz y la libertad definitiva en el País vasco y en toda España.
Carlos María de Urquijo es parlamentario vasco del PP

Para la Libertad
Javier Rojo Libertad Digital 1 Diciembre 2001

En Euskadi, desde nuestra amarga experiencia y como ciudadanos de pleno derecho de la Unión Europea, tenemos que exigir que se tomen todas las medidas posibles, para erradicar el terrorismo en todas sus vertientes. Ninguna formación política que no esté implicada ni directa ni indirectamente, tiene que temer absolutamente nada con respecto a su actividad política.

Solamente aquellos que, sin querer reconocerlo, ven cómo su comportamiento cada día repugna más a la sociedad civilizada, pueden albergar temor a las iniciativas de los gobiernos democráticos europeos. Iniciativas, que no van más allá de la aplicación de las garantías del Estado de Derecho.

Es por ello que, ante el terrorismo necesitamos un mayor reforzamiento del Estado de Derecho para garantizar las libertades en el interior y afianzar la posición en la política exterior y, en concreto, en la Unión Europea.

Quienes defienden la violencia como arma política, debieran darse cuenta de que el terrorismo es rechazado de forma frontal por las sociedades democráticas civilizadas. No sólo porque envilece, deslegitima y no da solución a ninguno de los problemas que tiene la sociedad; sino porque sólo contribuye a enconarlos. Batasuna debiera saber que ellos son su propio problema. Y como algunos influyen en la política con la fuerza que da el plomo, cuando esta se les acaba, ¿qué representan? Sin ella, ¿dónde les queda el valor de la palabra?

Difícilmente se puede entender que unos trasnochados independentistas que quieren construir microestados decimonónicos en la Europa del siglo XXI, sean capaces de comprender que Europa es un espacio judicial único. Sólo desde esa mentalidad, los torturadores reales pueden pensar que Europa puede aceptar la tortura. En Batasuna, nunca hay una palabra contra la violencia que les avale; nunca hay una muestra de solidaridad con las víctimas; siempre violencia y desprecio. Por eso, precisamente, el 13 de mayo la sociedad vasca les dijo no a su proyecto político. Porque siempre estuvo en contra del fascismo.
Javier Rojo es secretario general del PSE-EE de Álava.

Anasagasti, condenado a pagar un millón a la AVT
AGUSTIN YANEL El Mundo  1 Diciembre 2001

MADRID. Iñaki Anasagasti, portavoz del PNV en el Congreso, ha sido condenado por un juez de Madrid a pagar un millón de pesetas a la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT), por haber atentado contra el honor de este colectivo al insinuar que se financia con dinero de los fondos reservados de Interior.

El pasado 22 de mayo, durante un viaje que realizó a México, Iñaki Anasagasti realizó unas declaraciones en las que insinuó que los numerosos colectivos pacifistas que han surgido «como setas» en el País Vasco se financiaban con subvenciones del PP y con fondos reservados.

Respecto a la AVT, el diputado peneuvista manifestó: «Cuando surge la Asociación Víctimas del Terrorismo, que nosotros consideramos que tienen que hablar de lo que les compete, que es cómo subsanar de alguna manera su dolor y económicamente resarcirles de lo que ha supuesto, pero que se convierten en arietes en contra del nacionalismo, eso obedece a una estrategia».

Según la sentencia dictada por el Juzgado de Primera Instancia número 54 de Madrid, las declaraciones de Anasagasti acusando a la AVT de alejarse de sus fines de defensa de las víctimas para convertirse en un ariete contra el nacionalismo vasco «son manifiestamente vejatorias e insultantes».

Anasagasti justificó esas declaraciones en su derecho a la libertad de expresión y en el principio constitucional del pluralismo político, que permite a cada ciudadano defender sus propias ideas políticas.

El juez ha considerado que Anasagasti no puede pretender que la Constitución le ampare cuando podía obtener una información de primera mano, por ser miembro de la Comisión de Secretos Oficiales del Congreso, y en cambio ha difundido «sospechas malintencionadas» poniendo en duda el origen de los ingresos que obtiene la AVT.


El anteproyecto de ley atribuye a una comisión de la Administración la facultad que sólo tenían los jueces / Cabrá la posibilidad de que sus decisiones sean recurridas ante lo Contencioso de la Audiencia Nacional
El Gobierno podrá bloquear cuentas bancarias hasta seis meses para prevenir actividades terroristas
FERNANDO GAREA El Mundo  1 Diciembre 2001

MADRID.- El Gobierno podrá bloquear cuentas y operaciones financieras cuando considere que puede servir para prevenir actividades terroristas.

Esta es la utilidad básica del anteproyecto de Ley de Prevención y Bloqueo de la Financiación del Terrorismo aprobado ayer por el Consejo de Ministros para su tramitación. El primer paso será la petición de informes no vinculantes sobre la ley al Consejo General del Poder Judicial y al Consejo de Estado y, posteriormente, será tramitado el proyecto de ley en el Congreso y en el Senado.

La nueva ley se inscribe en la actuación del Gobierno, en distintos ámbitos, para acosar no sólo a los grupos terroristas, sino también a quienes les apoyan o ayudan. Ahora sólo los jueces pueden de forma preventiva bloquear cuentas y, además, lo hacen a posteriori si creen que han servido para financiar actos terroristas.

Con la nueva ley podrá hacerlo el Gobierno para prevenir actuaciones futuras que puedan ser delictivas. Es decir, no a posteriori sino a priori.

Competencia cedida
Esta es la primera competencia que el Gobierno quita a los jueces para prevenir el terrorismo en España, desde que se produjeron los sucesos del 11 de Septiembre.

En este caso, no obstante, las decisiones de la Administración estarán sometidas a control judicial, ya que podrán ser recurridas ante la Sala de lo Contencioso de la Audiencia Nacional.

La ley creará una Comisión de Vigilancia de Actividades de Financiación del Terrorismo que es la que tomará las decisiones de bloqueo y en la que habrá abrumadora mayoría de representantes del Gobierno.En concreto, habrá un fiscal y representantes de los ministerios de Economía, Hacienda, Interior y Defensa.

El modelo, según explicó el ministro Angel Acebes, es la Comisión contra el Blanqueo de Capitales que depende del Ministerio de Economía y tiene atribuciones semejantes. En ese caso también hay una actuación de la Administración, al margen de los jueces.

Como garantías se establece que el plazo máximo de bloqueo sea de seis meses y la resolución deberá ser fundamentada y no discreccional.Si excede de ese plazo, deberá ser autorizada por el juez y, en el caso de que haya un proceso judicial será la justicia penal la encargada de resolver el recurso si lo hubiera.

La ley contiene criterios amplios. Así, se asegura que entre los principales «está el que una resolución judicial, disposición o resolución adoptada por un órgano competente de la Unión Europea o por una organización internacional de la que España sea parte declare la citada vinculación. Asimismo, se incluye a quienes actúen por interés, en nombre, por cuenta o como administradores de hecho o de derecho de cualquier persona o entidad controlados o integrados por grupos terroristas».

Igualmente, se citan a «las entidades en cuyos órganos de administración o gestión participen personas o entidades controladas por una organización terrorista y se extiende a las personas o entidades interpuestas que formen una unidad de decisión con organizaciones terroristas, las que coadyuven o favorezcan económicamente a las mismas».

Ni el vicepresidente y ministro del Interior, Mariano Rajoy, ni el responsable de Justicia, Angel Acebes, quisieron precisar si la ley puede aplicarse a organizaciones concretas como Batasuna o Gestoras pro Amnistía.

Sin embargo, de la lectura de los criterios parece deducirse que si el Gobierno logra que Batasuna entre en una lista de la UE sobre «organizaciones vinculadas a grupos terroristas», podrá aplicarla para congelar sus cuentas y parar sus movimientos mercantiles.

O si considera que un grupo de apoyo a los presos ayuda al intercambio de información podrá también aplicarle dichos criterios.

Apoyo del PSOE
Rajoy explicó que ha tenido dos conversaciones genéricas con dirigentes del PSOE, incluido el propio Zapatero, y, en principio, «han mostrado disposición favorable». Tanto Rajoy como Acebes aseguraron que el origen del anteproyecto es la traslación de las resoluciones de la ONU que, tras el 11 de Septiembre, «obligan a reprimir y prevenir» los movimientos de cuentas de grupos vinculados al terrorismo.

El anteproyecto obliga también a las entidades financieras a comunicar las sospechas de que una cuenta pueda tener relación con actividades terroristas.

Además, el Consejo de Ministros presidido por Rajoy, por ausencia de Aznar, aprobó un acuerdo para ejecutar las resoluciones de la ONU contra el terrorismo islámico.

También se aplicará el reglamento del Consejo de la UE que impone «a los Estados miembros la congelación de los fondos y activos de personas y organizaciones relacionadas con el terrorismo islámico».

ETA se acerca
Carlos Semprún Maura Libertad Digital  1 Diciembre 2001

Por primera vez en la historia de la televisión francesa, y aunque fuera en una cadena confidencial, La 5, presencié anoche una mesa redonda en la que todos los participantes estaban contra ETA. Por lo general, en este tipo de emisiones, ocurría que la mayoría estaba a su favor, y se denunciaba “la tortura, la situación colonial, la terrible represión”, y el terrorismo era presentado como la única arma posible de los oprimidos y explotados. La retahíla de siempre. Anoche ocurrió exactamente lo contrario, se condenó el terrorismo, se recordaron sus sangrientos atentados, se insistió en la amplia autonomía y las libertades de las que goza el País Vasco, y el peligro de muerte que supone ETA para la democracia. Sin tener, espontáneamente, la menor admiración por los policías, me llamó la atención la inteligencia y el conocimiento preciso de ETA, de un comisario –me temo que jubilado–, encargado de la lucha antiterrorista, Joel Cathala. La única nota involuntariamente cómica, fue cuando una historiadora, con pinta de hermana mayor de Marguerite Duras, y sombrero masculino, que no se quitó, tartamudeó que... “también había que tener en cuenta la miseria en el País Vasco”. Los demás hicieron como que no la habían oído.

¿Por qué este cambio tan radical? Sencillamente porque los etarras han disparado y herido gravemente a dos gendarmes, estos días. Antes, cuando esas cosas ocurrían en África, como decía Juan Goytisolo, al afirmar que Europa terminaba en los Pirineos, podían hasta aplaudir sus “proezas”, y manifestarles sus solidaridad concreta en el terrorismo francés. Pero si empiezan a disparar contra gendarmes franceses, eso ya no. Lo cierto es que, habiéndose producido arrestos en Francia, algunos importantes, y aunque Olano siga bailando en Bayona, los etarras deben sentirse nerviosos, temer su detención y extraditación a España y prefieren disparar. En todo caso, el cambio de actitud de unos y otros, es notable. Este viernes 30, toda la prensa consagraba sus titulares en primera plana a ETA, que se atreve a disparar en Francia. Puede que esto tenga efectos positivos y que las autoridades decidan un refuerzo de la caza y captura de etarras, pero también puede que se rajen, y que pacten en secreto: no disparéis más y no os detendremos. Con este Gobierno, todo es posible.

Los periódicos, dije, han titulado a la une sobre ETA, pero Le Figaro, que también lo hace, dedica este viernes su principal titular a “La nueva inquietud de los judíos de Francia”, y consagra dos páginas y pico a encuestas y declaraciones de asociaciones civiles y religiosas hebreas, francesas, denunciando el considerable aumento de agresiones contra sinagogas, escuelas, comercios y simples peatones, sobre todo por parte de la emigración magrebí, mientras que las autoridades no sólo no hacen nada, sino que lo silencian al máximo. Dichas asociaciones critican así mismo la parcialidad de los medios informativos, que sistemáticamente dan la razón a los palestinos y tan sistemáticamente condenan siempre a Israel. Esto es muy cierto, pero no ocurre sólo en Francia, pero, tranquilos, todo está bajo control: Daniel Vaillant, ministro de Interior, ha prometido a sus policías un chaleco antibalas y un pirulí por Navidades.

Un ex dirigente de Gestoras participó junto a «Susper» en el tiroteo del gendarme en Francia
Olaiz Rodríguez, detenido en Pamplona, fue reclutado por Beaumont y quería atentar contra el «Diario de Navarra» Las últimas detenciones impiden reconstruir el «comando Nafarroa»
El individuo que, el pasado miércoles, mantenía una cita, en las proximidades de Pau, con el pistolero etarra Ibon Fernández Iradi, alias «Susper», perteneció a una de las organizaciones del entramado de la banda, en concreto a Gestoras pro Amnistía, según informaron a LA RAZÓN fuentes antiterroristas galas. Se trata de Agustín Figal Arranz, que consiguió huir de una operación que el juez Baltasar Garzón desarrolló contra dicho entramado. Por otra parte, Interior considera desmantelada con las últimas detenciones la infraestructura que iba a usar el nuevo «comando Nafarroa».
J. M. Z. / R. L. V. - Madrid.- La Razón  1 Diciembre 2001

Figal había conseguido establecer una cita con Eta en Francia, (lo que demuestra, una vez más, según las citadas fuentes, la relación entre estos dos grupos), con el fin de organizar su estancia en la clandestinidad en el país galo. Es habitual que los etarras o colaboradores de la banda que logran eludir una operación policial que se ha desarrollado en España establezcan, en el plazo más breve posible, contacto con los cabecillas que se esconden en suelo galo, para explicarles las circunstancias de su huida y para que les faciliten un piso en el poder permanecer ocultos. Figal entregó su documento nacional de identidad a los dos gendarmes, documento que quedó en poder de los agentes.

Gestoras
La Policía francesa difundió, a última hora de la tarde de ayer, de manera oficial, la identidad de Figal y la de Fernández Iradi, así como sus fotografías, como los autores de los disparos que hirieron de extrema gravedad al gendarme Gerard Larroude. Figal, de 29 años, vecino de Santurce, fue militante de Jarrai y posteriormente actuó como coordinador de las Gestoras pro Amnistía de Vizcaya durante 1998 y 1999, al tiempo que formaba parte de Senideak, la asociación de familiares de presos de Eta. Como dirigente de estos organismos, es una persona conocida, ya que ha intervenido públicamente en numerosas ruedas de prensa. Figal está acusado de un delito de coacciones a la que fuera portavoz del PP en el ayuntamiento de Bilbao, Ascensión Pastor. Figal, al frente de un grupo de proetarras, entregó un escrito firmado por Senideak en el que acusaban a la edil popular de tener «responsabilidad política y humana» en la dispersión de presos, informa Vasco Press. El fiscal de la Audiencia Nacional solicitó el pasado mes de julio al juez Garzón que tomara declaración como imputado a Figal porque, junto a otras personas, «asistieron a las reuniones orgánicas de Ekin en las que estuvieron presentes los parlamentarios de Euskal Herritarrok José Antonio Urruticoechea, «Josu Ternera», y Jon Salaberria».

Por otra parte, la Guardia Civil mantiene abierta la operación que ha impedido la reconstitución del «comando Nafarroa» después de las detenciones la noche del jueves de Aitor Sola Esteban y de Leyre Marquina, a los que las Fuerzas de Seguridad consideran miembros «legales» de la banda y cuyos arrestos están relacionados con el de Jorge Olaiz el día 26. Según informó Interior, Sola y Marquina están acusados de colaborar el año pasado en la huida de Olaiz después de que éste consiguiera escapar tras un atentado contra el ex concejal de UPN Ruiz de Langarica.

Como consecuencia de estas tres detenciones, ayer se efectuaron siete registros, seis en domicilios particu- lares y uno en la sociedad recreativa cultural «El Bullicio Pamplonés». En ellos la Guardia Civil se incautó de diversa documentación, un ordenador y casi tres kilos de hachís. La operación de la Guardia Civil ha permitido desmantelar la infraestructura de Olaiz que, según Interior, fue utilizada en su huida en noviembre del pasado año tras la desarticulación del «comando Amaiur» y que iba a ser utilizada para reconstituir el nuevo «comando Nafarroa». Los dos miembros «legales» de la banda detenidos ayer estaban realizando tareas de obtención de informaciones sobre potenciales objetivos. Entre esos objetivos, según admitió ayer el etarra Olaiz, estaría la alcaldesa de la capital foral, Yolanda Barcina, de Unión del Pueblo Navarro (UPN), y otros dos concejales pamploneses, uno de la misma formación y otro del Partido Socialista de Navarra (PSN),
Mientras, el juez Guillermo Ruiz Polanco decretó anoche prisión incondicional para Jorge Olaiz por haber intentado presuntamente atentar contra el ex concejal de UPN Miguel Angel Ruiz de Langarica y haber realizado informaciones sobre la alcaldesa de Pamplona, Yolanda Barcina, dos concejales y guardias civiles. También dijo que en su intento de huida se deshizo de una bolsa con 800.000 pesetas y una lista de objetivos de Eta, entre los que figuraban empresarios del Diario de Navarra.

Detenido con dos matrículas
Asimismo, el juez dejó ayer en libertad bajo una fianza de 100.000 pesetas a Kepa Aguirre, hijo de Ignacio Aguirre Sainz, condenado en Francia a siete años de prisión por intervenir en el cobro del rescate de Emiliano Revilla. El detenido es técnico de sonido de un grupo musical que el miércoles iba a actuar en una sala madrileña. Los agentes que le arrestaron encontraron en su cartera un papel con dos matrículas anotadas que se corresponden a dos vehículos de la Benemérita. Aguirre aseguró que las matrículas se las había pasado el dirigente de Eta Asier Oyarzábal, «Baltza», recientemente detenido.

Gestoras-ETA: Una relación documentada por Garzón
MADRID. N. C. ABC  1 Diciembre 2001

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón ha confirmado la legalidad de los registros efectuados en las sedes de Gestoras pro Amnistía, organización a la que considera «parte sustancial dentro de todo el entramado, teniendo en cuenta la dependencia política, organizativa, económica y funcional que tiene de la propia estructura directiva de dicho entramado criminal, es decir de ETA».

Los registros, durante los que fueron intervenidos varios ordenadores, fueron recurridos por diez abogados. Estos sostienen que las oficinas registradas son sus despachos profesionales y que la documentación requisada afecta a los derechos fundamentales de sus clientes, en gran parte miembros de ETA.

Garzón asegura que los locales figuran a nombre de Gestoras, así como las líneas telefónicas, y que allí «los integrantes de dicha estructura desarrollan su actividad delictiva». No obstante, reconoce la posibilidad de que también sean utilizados por los abogados.

Pero este hecho no afecta a la legalidad de los registros, sobre todo si se tiene en cuenta que «del análisis de la primera documentación intervenida en las sedes de Gestoras, donde también trabajaban los letrados, se observa que el registro se realizó sobre los locales y personas que correspondía según la instrucción y que desvelan la vinculación de Gestoras con la actividad criminal investigada».

Recortes de Prensa   Página Inicial