AGLI

Recortes de Prensa     Martes 11 Diciembre  2001
#Declaraciones
MARÍA MAIZKURRENA El Correo 11 Diciembre 2001

#TERRORISMO: LA GRAN OPORTUNIDAD DE AZNAR
Editorial El Mundo 11 Diciembre 2001

#Ibarretxe, débil
Editorial ABC 11 Diciembre 2001

#El desconcierto vasco
Editorial La Razón 11 Diciembre 2001

#Ibarretxe juega a mantener viva la polémica del Concierto
Impresiones El Mundo 11 Diciembre 2001

#El órdago de Ibarretxe
Luis Ignacio PARADA ABC 11 Diciembre 2001

#¿Provocador?
FEDERICO JIMENEZ LOSANTOS El Mundo 11 Diciembre 2001

#El centinela
FERNANDO LOPEZ AGUDIN El Mundo 11 Diciembre 2001

#Familiares de presos inventan un «impuesto» y mandan 18.000 cartas a los comerciantes
Servimedia - Madrid.- La Razón 11 Diciembre 2001

#Balza deja sin escoltas a Vidal de Nicolás en la presentación de «Papeles de Ermua»
M. R. I. / M. S. G. - Madrid.- La Razón 11 Diciembre 2001

#El pensamiento Arana / Arzallus
Sabino ARANA La Razón 11 Diciembre 2001

#La UE adopta una legislación específica contra las bandas terroristas
FERNANDO PESCADOR CORRESPONSAL. BRUSELAS El Correo 11 Diciembre 2001

Declaraciones
MARÍA MAIZKURRENA El Correo 11 Diciembre 2001

Arnaldo Otegi tiene miedo de que en la nueva «Europa policial» puedan crearse listas secretas que causen la persecución de miles de ciudadanos «en base a no sabemos qué oscuros criterios». Es loable que Otegi muestre su preocupación por los Derechos Humanos, pues las llamadas ‘democracias formales’ son las únicas que han sabido garantizarlos hasta cierto punto y las únicas que ofrecen las condiciones para avanzar en su cumplimiento, pero siempre es bueno vigilar al vigilante. Al poder se le deja sin control y pasa como en Euskadi, donde tenemos una policía secreta e ilegítima que maneja listas de ciudadanos a los que espía, persigue, detiene, encarcela y ejecuta. Legislador, juez y verdugo, ella es el máximo órgano de expresión y el brazo ejecutor de una dictadura sin Estado que aspira a un Estado propio para meternos en cintura del todo a todos: por eso la policía, que le pone freno, está bajo la amenaza de muerte de esta otra contrapolicía clandestina, que tiene poco de ejército de liberación y mucho de KGB.

Iñaki Anasagasti se ha felicitado porque la Unión Europea no incluirá a Batasuna en la lista pública de organizaciones terroristas. También ha dicho que «nadie pone en duda que muchísima gente de Batasuna es una base operativa de las acciones de ETA». No obstante, Anasagasti opina que no es bueno que paguen justos por pecadores. Batasuna no puede identificarse, sin más, con una estructura de apoyo al terrorismo; respecto a este último punto, ha afirmado que «en Batasuna hay de todo, gente absolutamente enloquecida y gente que es radical independentista y no está de acuerdo». Y estos independentistas radicales que no están de acuerdo con el terrorismo, ¿qué hacen en Batasuna? ¿Es que no se han enterado de que existe Aralar, un grupo independentista radical con un planteamiento democrático irreprochable?

Pero la imagen de conjunto de la situación actual en nuestro pequeño y atribulado País Vasco la daba ayer en este periódico una entrevista con Javier Corcuera, catedrático de Derecho Constitucional de la UPV. Tres son las notas que nos caracterizan en esta coyuntura, si le hacemos caso: la indefinición (que en algunos casos se ha convertido en un peligroso juego de rentabilizar al máximo la indefinición), los efectos del terrorismo sobre la sociedad (una sociedad donde la gente se cree segura mientras no abra la boca, o la abra sólo para decir lo que es debido, o para asegurar que no se mete en política), y la desesperanza y el escepticismo. «Esto es un gran juego», ha dicho Corcuera, «hay demasiado oportunismo». Lo hay. Y los efectos de la destrucción son mucho más devastadores en los estratos invisibles de una sociedad corroída por un cáncer moral que en los bancos, las casas del pueblo o los batzokis atacados el último fin de semana.

 

TERRORISMO: LA GRAN OPORTUNIDAD DE AZNAR
Editorial El Mundo 11 Diciembre 2001

Aznar compareció ayer en el Congreso para explicar las prioridades de la presidencia española de la UE, que comienza dentro de veinte días. El presidente de Gobierno habló de seis objetivos, pero situó la cooperación europea en materia antiterrorista como el principal eje de su mandato de seis meses.

No podía ser de otra manera y no tanto porque ETA siga asesinando, como lleva haciéndolo desde hace más de 30 años, sino porque los sucesos del 11 de septiembre en EEUU y el clima de inseguridad internacional hacían obligada esta apuesta de Aznar.

En estos tres últimos meses, la UE ha avanzado más en la lucha contra el terrorismo que en toda la década de los años 90. Y ello ha sido posible porque los Quince se han dado cuenta de que el terrorismo es una amenaza contra todos los ciudadados europeos, que debe ser combatido con medios políticos, policiales, económicos y jurídicos.

Que los 15 socios de la UE estén de acuerdo en reformar sus códigos penales para adoptar una definición común del delito de terrorismo y que 14 países estén dispuestos a aprobar la orden europea de detención y entrega inmediata es un avance enorme. Inimaginable hace cuatro meses.

Pero lo que falta por hacer es tan importante como lo que ya se ha conseguido. Falta, como dijo ayer Aznar, impulsar una verdadera colaboración policial europea, falta que los servicios secretos intercambien información sin recelos, falta cortar las fuentes de financiación a las organizaciones terroristas y falta concretar los niveles de cooperación con EEUU, que, por primera vez es consciente de la magnitud del problema.

Por suerte, la presidencia española es dentro de tres semanas y no dentro de tres años, Aznar tiene una oportunidad histórica para que los acuerdos que se van a adoptar en la próxima cumbre comunitaria de Laeken se lleven pronto a la práctica y se complementen con iniciativas como las que hemos enunciado.

Un claro signo de los nuevos vientos que soplan en Europa, que van a dejar en la cruda intemperie a quienes pretenden lograr por las armas lo que no logran por las vías políticas, es la histórica decisión del Gobierno francés de entregar a Kantauri, un criminal con un largo historial de horrores, durante cuatro meses para que sea juzgado en España. ETA se ha quedado sin santuarios... y sin careta.

Ibarretxe, débil
Editorial ABC 11 Diciembre 2001

Ibarretxe sigue midiendo mal la verdadera fuerza política de su Gobierno, como resultado de una lectura triunfalista de la victoria electoral del 13-M. Su expectativa inmediata es la de un doble fracaso, por debilidad política y precariedad parlamentaria, en los dos objetivos más importantes del Ejecutivo que preside: la renovación del Concierto y la aprobación de los Presupuestos del País Vasco. El lendakari y su partido han querido aumentar su capacidad de negociación mediante la estrategia de hipotecar con argumentos torpes las decisiones de sus interlocutores. Al Gobierno central, con la amenaza de presentarlo como responsable de la no renovación del Concierto. A la oposición no nacionalista de Vitoria, especialmente el PSE, afeando su voto coincidente con Batasuna -aunque por razones antagónicas- contra el proyecto de Presupuestos. Pero ni el Gobierno ni los socialistas vascos se han dejado atrapar por la estrategia del PNV, dando a sus decisiones el curso y el contenido que les corresponde por su responsabilidad: el primero, proponiendo al Parlamento la prórroga del Concierto; los segundos, manteniendo su criterio como oposición y demostrando a Ibarretxe que es suyo el problema de quedarse en minoría. En este contexto, la amenaza del lendakari de no pagar la partida de 40.000 millones prevista en los Presupuestos Generales del Estado como parte pendiente del Cupo es una provocación más para justificar la ruptura con un Gobierno que le ha demostrado una capacidad de negociación muy superior a la suya.

El desconcierto vasco
Editorial La Razón 11 Diciembre 2001

La interminable ansia reivindicativa del Gobierno del PNV en el País Vasco hace que cualquier negociación con el Gobierno de la Nación sólo pueda pasar de una situación mala a otra peor. Por eso, ayer, el presidente autonómico, Juan José Ibarreche, añadió a su beligerante actitud sobre el nuevo Concierto otra nueva vuelta de tuerca: asegura que no pagará parte del Cupo que corresponde abonar a las Diputaciones forales vascas por los servicios prestados por el Estado, según se recoge en el proyecto de Presupuestos del Estado para el año 2002.

El portavoz del PP vasco, Leopoldo Barreda, estuvo oportuno al recordar al «lendakari» que el dinero del Cupo no lo paga él, como pregona, sino que lo hacen las citadas Diputaciones. Sírvale de aviso a navegantes, no vaya a ser que con esta propuesta de insumisión fiscal vasca frente al Estado se encuentra Ibarreche con la insumisión fiscal de alguna de sus Diputaciones, como la de Álava, que son las verdaderas titulares de los derechos fiscales. Pero, en todo caso, es obvio que el problema de Ibarreche no es el económico: su caballo de batalla sigue siendo la representación de la Comunidad vasca en la Unión Europea. Una relación que forma parte de su proyecto soberanista, aunque esté camuflada en la defensa de intereses regionales. Porque si sólo se tratara de un deseo de mejor gestión, Ibarreche no lo plantearía como «condición» en las negociaciones del Concierto. Al hacerlo, lo convierte en un pulso de poder, con visos ciertos de chantaje, que convierte en inaceptable esa propuesta.

Ibarretxe juega a mantener viva la polémica del Concierto
Impresiones El Mundo 11 Diciembre 2001

Ibarretxe amenazó ayer con dejar de pagar el año que viene parte del Cupo, ya que, según sus palabras, no está de acuerdo con la cifra consignada por el Gobierno en el proyecto de Presupuestos.Ibarretxe considera que el Gobierno de Vitoria debería pagar decenas de miles de millones menos de lo que figura en el proyecto de los Presupuestos. Pero el lehendakari cometió ayer un error, ya que una parte de la suma presupuestada corresponde a atrasos.Cristóbal Montoro explicó que, en cualquier caso, el Cupo se ajustará a lo que acuerden las dos Administraciones en el marco del nuevo Concierto. Hasta hace pocos días, el Gobierno vasco se negaba a cerrar un pacto sobre el Concierto porque Ibarretxe exigía una representación directa en las instituciones de Bruselas.Dado que el Gobierno de Madrid ha dejado claro que no va a ceder en esta cuestión, Ibarretxe se saca ahora de la manga la factura del Cupo para mantener viva la polémica y justificar su negativa a firmar un acuerdo que estaba prácticamente cerrado. Pero Ibarretxe está haciendo demagogia, ya que. antes de romperse las negociaciones, las diferencias entre Madrid y Vitoria sobre el Cupo eran mínimas.El propio Montoro ofreció una solución para zanjar esas diferencias, pero el Gobierno vasco se escudó en el asunto de la representación ante la UE para no firmar. Ahora Ibarretxe dice que el problema es el dinero. ¿En qué quedamos? Todo indica que la estrategia del Gobierno de Vitoria y de los nacionalistas vascos ha sido jugar la baza de un rentable victimismo, sin arriesgar nada a cambio, ya que la prorroga del Concierto estaba garantizada.Ibarretxe ha optado por anteponer los intereses de su partido a los de todos los vascos, a los que tendrá que explicar por qué el Gobierno de Vitoria no hace más que poner obstáculos a un acuerdo que consagra la soberanía fiscal vasca.

El órdago de Ibarretxe
Por Luis Ignacio PARADA ABC 11 Diciembre 2001

El presidente del Gobierno vasco ha asegurado ayer que no pagará «de ninguna manera» los 40.000 millones de pesetas más en concepto de Cupo que se reflejan en los Presupuestos del Estado. Dice que «no es una cantidad pactada». No es cierto. El Concierto, que se remonta a la llamada Ley Paccionada de 1841, está regulado por la Ley Orgánica de diciembre de 1979 y por los artículos 40 a 43 del Estatuto de Guernica. Gracias a él la Comunidad Autónoma Vasca puede recaudar todos los impuestos -salvo los que se integran en la Renta de Aduanas y los que se recaudan a través de Monopolios Fiscales- y, a cambio, debe aportar al Estado cada año esa cantidad, conocida como Cupo, que es la compensación por los servicios que sigue prestando la Administración central, tales como Defensa, Correos, Asuntos Exteriores, etcétera.

Desde 1997, el índice de imputación para determinar la renta relativa de los Territorios Históricos es el 6,24 por ciento. Es el peso que tenía el País Vasco en el conjunto de la economía española en 1981. Y se ha quedado desfasado. Aquel índice fue acordado con el Gobierno de UCD, y era prorrogable por periodos de cinco años mientras no se negociara uno distinto. En 1987, el cupo fue de 130.000 millones. En 1995 había bajado a 17.000. Pese al crecimiento económico hubo años en que estuvo a punto de ser negativo. Lo que podía suponer que el Estado, además de prestar servicios al País Vasco, debería pagar por ellos.

El Gobierno del PP quiere revisar el Cupo dentro del plazo previsto porque cree que sobrefinancia al País Vasco. Se basa en que en 1996 el PNV revalidó la investidura de Aznar a cambio de que fuera transferida la recaudación de los Impuestos Especiales. El Gobierno vasco ganó poder, pero el Cupo podía seguir siendo positivo. El índice de imputación se quedó como estaba y la metodología para calcularlo se revalidó hasta 2002. El pacto, por tanto, sí existe.

¿Provocador?
FEDERICO JIMENEZ LOSANTOS El Mundo 11 Diciembre 2001

Pocas cosas me resultan más irritantes que la interiorización de la culpa por parte de quienes no tienen culpa alguna, salvo la debilidad de espíritu que les lleva a asumir como razones propias los argumentos de sus agresores.

Me horroriza cuando una mujer maltratada trata de excusar a medias el comportamiento de su marido y verdugo. Me asquea cuando las víctimas del terrorismo tienen que explicar sus responsabilidades por haber resultado molestas a quienes les han destruido la vida.Me repugna que en el terreno intelectual la defensa de las libertades individuales sea algo siempre bajo sospecha, que cualquier totalitarismo tenga bula en el medio literario, como en los tiempos de Stalin, y que los pocos escritores o intelectuales que se atreven a llamar a las cosas por su nombre, al menos a las cosas y gentes que agreden a la libertad, deban llevar encima, a modo de sambenito o ceniza ritual, el estigma de la provocación.

En la España actual, no ser nacionalista ni de izquierdas constituye la provocación intelectual por excelencia. Todavía un antinacionalista de izquierdas puede pasar, en recuerdo de los viejos tiempos de la III Internacional. Pero rechazar el nacionalismo y el socialismo desde la derecha liberal constituye una provocación intolerable que se suele pagar cara. Eso, en lo nacional. En lo internacional, no salimos de los años 30.

Toda la maquinaria de propaganda sigue como en los tiempos de Willi Münzenberg, servida por los comisarios de lo políticamente correcto, ayer camaradas, hoy ejecutivos multimedia. La identificación intelectual=comunismo=antifascismo sigue como en 1937, cuando el Congreso de Intelectuales Antifascistas de Valencia condenó a Gide por criticar a la URSS. ¿Y cómo llamaban a Gide los Neruda, Alberti, Koltsov? «Provocador».

Bueno, pues ahora el provocador es Naipaul, ese escritor que va perdiendo vocales al mismo tiempo que se convierte en piedra de escándalo porque no le gusta el islam y además lo explica.¡Intolerable provocación que le den el Nobel!, clama Rafael Conte.¡Intolerable! corean las momias leninistas .

¡Afrenta al islam! ¡Oh! ¡Uh! ¡Ah!. ¡Qué provocación! ¡Uh! ¡Ah! ¡Oh! Pero veamos, ¿qué dice Naipaul? Dice que el islam es una religión violenta y liberticida, que Arabia Saudí debería pagar por los crímenes del fundamentalismo islámico que financia y promueve desde hace muchos años, que el 11 de Septiembre es una prueba más del odio islámico contra la libertad occidental. ¿Y no es eso verdad? En lo fundamental, sí. Entonces, ¿dónde está la provocación? ¿En los que ayer querían matar a Rushdie y hoy querrían linchar a Naipaul? No. En que la víctima no se resigna a darle la razón a su verdugo. ¡Acabáramos! ¡Bendito provocador!

El centinela
FERNANDO LOPEZ AGUDIN El Mundo 11 Diciembre 2001

Aznar lo tiene claro. No se pierde en abstracciones, gusta de concreciones y como buen castellano llama al pan, pan y al vino, vino. Desdeñando retóricas al uso y ocurrencias picoteadas, apenas carece de dudas sobre el contenido prioritario de su inminente Presidencia de la Unión Europea. Ayer lo dejó bien claro en su intervención en el Congreso de los Diputados. De la media docena de prioridades fijadas en su agenda, sólo un par de ellas podrán ser evaluadas al final de su semestre presidencial.

Con excepción del euro y de la euroorden, el resto no pasa de ser un catálogo de buenos propósitos que escapan tanto de su espacio como de su tiempo. Su principal aportación a la construcción de la unidad europea será de orden policial a través de la armonización de las políticas represivas y judiciales de los países que componen la Comunidad. Su «más Europa» se traducirá, si la testarudez de la realidad no descompone lo que se propone, tanto en una orden de detención común como en una común moneda. Aprovechando la estremecedora sombra del «benladenismo» sobre las principales capitales europeas, se ofrece como el centinela de la Unión con 30 años de experiencia.

Pero no hay que engañarse. Aznar puede tener muchas virtudes sin que entre ellas figure, precisamente, la de ser un altruista o la de ser un apasionado europeo. Su oferta como vigía de Europa va esencialmente dirigida al mercado nacional más que al comunitario.Sólo España, entre los estados del Viejo Continente, padece un grave problema terrorista, mientras que para los restantes países el terrorismo no es más que un problema potencial derivado de conflictos externos. ETA está tan presente como ausente el IRA o el Frente de Liberación Nacional de Córcega. En este contexto, sería la singularidad española la que se beneficiaría de esa construcción policial de la unidad europea que propone Aznar.

Pese a contratiempos, como el fracasado intento de incluir a Batasuna en una lista que los europeos han considerado que no le correspondía figurar, tiene decidido aprovechar la Presidencia europea para tratar de dar un impulso policial que acabaría rentabilizando él mismo por habitar en La Moncloa y carecer de oposición. Porque Zapatero se encuentra a años luz de distancia de la política aplicada por el laborista Blair y el socialista Jospin en relación con el pasado terrorismo irlandés y corso.

Toda la estrategia de Aznar va claramente en esa dirección y, en consecuencia, el balance de este próximo semestre presidencial dependerá de la ejecución de lo que él mismo ha definido como la prioridad de sus prioridades. Europa es ya una moneda en capilla, pero no es aún una orden de detención y entrega. Veremos si lo será. Decía Napoleón que cualquier apuesta estratégica estaba «basada tanto en el empleo del espacio como del tiempo, pero que si el espacio es recuperable no ocurre nunca lo mismo con el tiempo perdido». Ese es el gran problema de todo vigía y ese podría acabar siendo también el del centinela Aznar.

Familiares de presos inventan un «impuesto» y mandan 18.000 cartas a los comerciantes
El PP aseguró que esta iniciativa tiene un «planteamiento de extorsión»
Los familiares de presos de Eta enviarán estas Navidades 18.000 cartas a comerciantes vascos para pedirles que contribuyan a financiar su nueva asociación, Etxerat, surgida de la fusión de Senideak y su homóloga francesa, Gureak. El PP vasco aludió a la similitud con la anterior campaña de Gestoras, y afirmó que «lo que haría falta es que esta vez el Gobierno vasco fuera capaz de implicarse», como no hizo en ocasiones anteriores.
Servimedia - Madrid.- La Razón 11 Diciembre 2001

Según ha anunciado el portavoz de Etxerat, Tomás Karrera, en una entrevista que ayer publicaba el diario «Deia», estas cartas serán remitidas a comerciantes de Euskal Herria, denominación en la que los nacionalistas incluyen el País Vasco, Navarra y el País Vasco francés.

Karrera ha explicado que sólo de trata de una «ayuda voluntaria» y en ningún caso una amenaza, como asegura se dijo cuando Senideak instó en abril a los familiares de presos de Eta a pedir a sus médicos respaldo para su causa.

Asimismo, la nueva campaña de Etxerat para pedir dinero a los comerciantes vascos es similar a la puesta en marcha hace unos meses por Gestoras pro Amnistía, en la que también se solitaron donativos a los dueños de distintos establecimientos.

En este sentido, el portavoz del PP en el Parlamento vasco, Leopoldo Barreda, aseguró ayer que la iniciativa de Etxerat tiene un «planteamiento de extorsión», ya que se produce en una situación de falta de libertad.
Barreda aludió a la similitud con la anterior campaña de Gestoras, y afirmó que «lo que haría falta es que esta vez el Gobierno vasco fuera capaz de implicarse», como no hizo en ocasiones anteriores. El portavoz popular añadió que «todos podemos intuir cómo se desarrollan estas campañas, cuanta libertad hay o no para pagar», y el temor que existe a que luego aparezcan listas sobre los que no han contribuido.

Balza deja sin escoltas a Vidal de Nicolás en la presentación de «Papeles de Ermua»
M. R. I. / M. S. G. - Madrid.- La Razón 11 Diciembre 2001

Vidal de Nicolás, presidente del foro Ermua, tiene previsto presentar hoy la revista de su colectivo, «Papeles de Ermua» en el madrileño Club siglo XXI. Tendrá que hacerlo sin la protección oficial de la que goza en el País Vasco.

Hace diez días, el dirigente del colectivo pacifista solicitó el permiso al Gobierno vasco, del que dependen los escoltas que le protegen habitualmente, para que éstos pudiesen acompañarle durante su viaje, ya que los escoltas oficiales no pueden prestar sus servicios fuera del País Vasco sin la debida autorización de la Comunidad Autónoma

Ayer, a las 19:00 horas de la tarde, el equipo de Gobierno de Ibarreche informó al representante del Foro Ermua de que no permitía a sus escoltas abandonar el País Vasco, por lo que Vidal de Nicolás tan sólo viajará protegido por su servicio de seguridad hasta la los límites del País Vasco con Burgos.

Es obligatorio que en cada desplazamiento de una persona protegida por los escoltas que dependen del Gobierno de Ibarreche, éste pida la autorización oficial al Ejecutivo para que los escoltas se desplacen con él, ya que la ley indica que éstos no pueden ejercer su profesión fuera del territorio sin el permiso previo de la Consejería de Interior que dirige Javier Balza.

Tanto el vicepresidente primero del Gobierno y ministro de Interior, Mariano Rajoy como el ministro de Justicia, Ángel Acebes tienen previsto arropar la presentación de la revista «Papeles de Ermua» que hoy tendrá lugar en el Club Siglo XXI.

El pensamiento Arana / Arzallus
Sabino ARANA La Razón 11 Diciembre 2001

«El roce de nuestro pueblo con el español causa inmediata y necesariamente en nuestra raza ignorancia y extravío de inteligencia, debilidad y corrupción de corazón, apartamiento total, en una palabra, del fin de toda humana sociedad. Y muerto y descompuesto así el carácter moral de nuestro pueblo, ¿qué le importa ya de sus caracteres físicos y políticos? (...)
Ya hemos indicado, por otra parte, que el favorecer la irrupción de los maketos es fomentar la inmoralidad en nuestro país; porque si es cierto que las costumbres de nuestro Pueblo han degenerado notablemente en esta época, débese sin duda alguna a la espantosa invasión de los maketos, que traen consigo la blasfemia y la inmoralidad».

La UE adopta una legislación específica contra las bandas terroristas
FERNANDO PESCADOR CORRESPONSAL. BRUSELAS El Correo 11 Diciembre 2001

La Unión Europea continuó ayer avanzando en la adopción de medidas contra el terrorismo, dentro de la dinámica desatada por los atentados del pasado 11 de septiembre y acordó una serie de disposiciones legislativas que tienen por objeto el establecimiento de una lista pública de personas y organizaciones terroristas, una iniciativa esta que ha contado con un impulso decidido por parte del Gobierno español, y que ha obtenido un refrendo decidido en el Parlamento Europeo.

Los ministros de Asuntos Exteriores de los Quince adoptaron dos Posiciones Comunes (pendientes de codecisión con la Eurocámara), y un proyecto de Reglamento, destinados a establecer una relación pública de organizaciones y sujetos terroristas, contra los que los Estados miembros actuarán económica, administrativa y judicialmente.

La iniciativa, resultado de un mandato del Consejo Europeo, adopta la definición del delito de terrorismo aprobada la semana pasada por los ministros de Justicia e Interior, y establece actuaciones específicas contra quienes lo practiquen a título individual, y contra las organizaciones que promuevan este género de delitos, o los amparen.

Las actuaciones comprenden desde la congelación de fondos y otros activos financieros hasta el establecimiento de un mecanismo de alerta temprana, destinado a advertir a los Estados miembros de las acciones terroristas potenciales que los Servicios de Seguridad hayan podido detectar, pasando por la denegación de refugio y asilo, el enjuiciamiento de quienes participen «en la financiación, planificación, preparación o comisión de actos de terrorismo, o preste su apoyo a dichos actos».

La lista
La UE, además, hará lo posible para impedir la circulación de terroristas por su territorio y adoptará las medidas a que haya lugar para «intensificar y agilizar el intercambio de información operacional». Todas estas actuaciones se ejecutarán sobre una lista pública de personas y entidades terroristas, que acompañará al Reglamento y a una de las dos Posiciones Comunes.

No está aún claro quiénes, y quiénes no, figurarán en esa lista, que comenzará a ser discutida mañana y que deberá ser aprobada antes de que concluya el mes. Según el ministro español de Exteriores, Josep Piqué, ETA y el GRAPO figurarán en la relación.

Recortes de Prensa   Página Inicial