AGLI

Recortes de Prensa     Viernes 14 Diciembre  2001
#Ideas y terror
FEDERICO JIMENEZ LOSANTOS El Mundo 14 Diciembre 2001

#Subvencionar al enemigo
ANTONIO GALA El Mundo 14 Diciembre 2001

#Las cosas de Maragall
Breverías ABC 14 Diciembre 2001

#El orgullo de ser español
Julián LAGO La Razón 14 Diciembre 2001

#La prueba del crimen
Editorial La Estrella 14 Diciembre 2001

#Tensión terrorista en el mundo
Editorial La Razón 14 Diciembre 2001

#LA «PISTOLA HUMEANTE» DE OSAMA BIN LADEN
Editorial El Mundo 14 Diciembre 2001

#Cuestión de principios
Luis María ANSON La Razón 14 Diciembre 2001

#El PSC se abstiene... ante el terrorismo
César ALONSO DE LOS RÍOS ABC 14 Diciembre 2001

#El quórum vasco
Editorial El País 14 Diciembre 2001

#Solidaridad
Cartas al Director ABC 14 Diciembre 2001

#Bin Laden se confiesa
Editorial El País 14 Diciembre 2001

#El Gobierno frena la representación de las autonomías ante la UE
FERNANDO GAREA El Mundo 14 Diciembre 2001

#Eta, contra el txakurra francés
Juan BRAVO La Razón 14 Diciembre 2001

#Colaboración antiterrorista
Miguel Ángel RODRÍGUEZ La Razón 14 Diciembre 2001

#ETA quiere que vuelva la Francia mezquina
EDITORIAL Libertad Digital 14 Diciembre 2001

#Unos 150 etarras hicieron cursillos y prácticas con los detenidos en Auch
JORGE A. RODRÍGUEZ  Madrid El País 14 Diciembre 2001

#‘Basta ya’ edita una revista para dar voz a quienes viven sin libertad de expresión
BILBAO EL CORREO 14 Diciembre 2001

#Que se suiciden otros
Enrique de Diego Libertad Digital 14 Diciembre 2001

#La vuelta de los estados-nación
Antonio Sánchez-Gijón Libertad Digital 14 Diciembre 2001

#A la trágala
Enrique de Diego Libertad Digital 14 Diciembre 2001

#El pensamiento Arana / Arzallus
Sabino ARANA La Razón  14 Diciembre 2001

Ideas y terror
FEDERICO JIMENEZ LOSANTOS El Mundo 14 Diciembre 2001

El terrorismo se le combate con la policía, basada en un régimen legal que a su vez se sustenta en unos valores esenciales para la organización social. Policía sin ley es mafia, Ley sin valores es dictadura.

Políticos que dirigen policías pero que desconocen las ideas básicas y los valores esenciales sobre los que un régimen constitucional y democrático defiende el imperio de la ley son incompatibles con un cargo de responsabilidad en materia antiterrorista. Odón Elorza puede ser un buen concejal de alcantarillado en San Sebastián.Tengo la impresión de que todo lo referente a cloacas lo dominará bien. Lo que nunca debería ser es alcalde de San Sebastián porque reniega de los valores más sagrados que alientan la lucha cívica y contra la barbarie en esa ciudad.

López Valdivielso podría ser un buen director general de algo, no sé de qué, cualquier cosa con tal de que tenga un buen ministro que mande y que le mande. Lo que no puede ostentar es el cargo de director general de la Guardia Civil cuando perpetra en el Club Siglo XXI un discurso esquizofrénico y cacofónico mezclando la descripción de la lucha contra el terror con la justificación y comprensión de los motivos últimos, ese repertorio real o inventado de agravios históricos o míticos que pretenden justificar la actividad criminal del terrorismo y que toda sociedad normal debe rechazar con tanta fuerza o más que los crímenes atroces en que esas melopeas teóricas desembocan.

Mariano Rajoy podría ser un buen ministro de algo. No lo fue en Administraciones Públicas, lo fue pésimo en Educación pero dicen que es un gran director de campañas electorales y además parece educado, amable y hasta buena persona. Ni lo sé ni me importa. Lo esencial es que ha sucedido a Mayor Oreja en la responsabilidad política más importante del Gobierno, aparte de la Presidencia.Y que acaba de protagonizar uno de los episodios más penosos de la historia reciente en el Ministerio del Interior, clave en la lucha de la democracia contra los liberticidas, al asistir y respaldar el discurso del director general de la Benemérita poniendo en solfa todos los principios básicos de los españoles, funcionarios o simples ciudadanos, para luchar contra el terrorismo. Los diarios de ETA y del PNV jalean regocijados el discurso de Valdivielso. Saben leer. Pero éste es el momento en que ni Rajoy ha dimitido ni ha destituido a Valdivielso. Será que piensa lo mismo que él, o que no piensa.. Pero lo peor es que Aznar no destituye ni a uno ni a otro. Señal de que para él el único principio intangible es el principio de autoridad. ¿Se atreverá a seguir criticando ahora a Odón Elorza, Arzalluz y Madrazo? ¿O es que Aznar piensa que ya sólo debe rendir cuentas ante Dios y ante la Historia?

Subvencionar al enemigo
ANTONIO GALA El Mundo 14 Diciembre 2001

En el 86 se permitió por el Supremo la inscripción de HB como partido político, aunque podría ser disuelto si se revelase contrario a la ley. No se ha integrado en la democracia, y es el brazo más visible de ETA. Que nuestros impuestos financien a su heredera Batasuna es un desorden intolerable. Si no se puede evitar el sarcasmo con leyes en la mano, habrá que hacer otras: para eso están los Parlamentos. No los pactos entre partidos, que es algo diferente. Basta demostrar que aquella esperanzada invitación democrática no dio sus resultados. Y atenerse a los recursos del Supremo. Pero más choteos, no.

Las cosas de Maragall
Breverías ABC 14 Diciembre 2001

Si existen razonables dudas sobre la unidad de acción entre Nicolás Redondo y Rodríguez Zapatero, la discrepancia entre el último y Maragall es de dimensiones colosales. Redondo critica al PNV por paralizar el Cupo y Zapatero apunta que el PSOE se abstendrá en la votación sobre la prórroga. En el entretanto, los senadores de la Entesa (formada, entre otros, por los socialistas catalanes de Maragall) se niegan a votar la cancelación de las subvenciones a Batasuna porque no aprecian en tal medida la necesaria constitucionalidad. Es, como poco, el mundo al revés. Quieren reformar la Constitución, no contrariar a Batasuna y, además, apoyar a Zapatero y a los compañeros vascos.

El orgullo de ser español
Julián LAGO La Razón 14 Diciembre 2001

Para Rainer Maria Rilke la verdadera patria del hombre es la infancia. Para los nacionalismos identitarios la patria constituye el territorio de un irredentismo, una mitología y unos símbolos. Pujol se envolvió en la senyera cuando el affaire de Banca Catalana, de tal forma que hizo de un problema estrictamente personal una ofensa patriótica. También el PNV es un partido cargado de patriotismo reivindicante que rinde honores a sus gudaris muertos cada vez que celebra el Aberri Eguna, que no es sino el Día de la Patria Vasca. Ambos nacionalismos, catalán y vasco, son pues nacionalismos sustantivamente patrióticos a los que nadie, por ello, descalifica en cuanto sentimiento legítimo de unos pueblos. Así, ejercer de nacionalista catalán o vasco se ha convertido en la expresión política de un concepto patriótico diferenciado.

Confesarse español, por el contrario, parece haber estado estigmatizado precisamente y, sobre todo, por parte de los referidos nacionalismos patrióticos. ¿Tienen «lo catalán» y «lo vasco» más derecho que «lo español» a su dosis de orgullo patriótico? En principio, no ha lugar a tal discriminación. El PP ha elaborado para su XIV Congreso de enero una ponencia relativa al «Patriotismo Constitucional» que, presentada por el catalán Josep Piqué y la vasca María San Gil, aboga por una idea de España como nación plural frente a los tópicos del pasado reciente. Sin duda, el Partido Socialista de Zapatero, Bono, Ibarra y Redondo, comparte la misma tesis de un proyecto nacional integrador que colisiona con el federalismo asimétrico de Maragall abiertamente nacionalista y, por ende, a favor de reformar la Constitución y el Estatut.

Cierto es que desde 1898 «lo español» se convirtió en un valor patriótico en almoneda que los afrancesados ya habían empezado a arrumbar al calor de la Ilustración. La pérdida de las últimas colonias de ultramar suscitó una corriente de pesimismo entre los intelectuales de la época: «lo español» pasó entonces a ser un sentimiento de orgullo patriótico herido que, a partir de la guerra civil, se transformó en factor de desidentificación nacional. Luego, el franquismo se encargó de anular los valores nacionales de un proyecto común, tolerante y participativo en beneficio de una patria intransigente, sectaria y militarizada.

Con la Transición aquel patrioterismo faldicorto y cuartelero quedó enterrado en la Constitución, pero no así el complejo vergonzante de lo español en el imaginario popular: ningún partido se atrevió entonces a defender «lo patriótico» para no identificarse con el franquismo. Ya iba, por tanto, siendo hora de que desde la política se reivindicara ser español como factor de orgullo de un pueblo, como no lo es ser francés, estadounidense o británico. Franco, efectivamente, patrimonializó el concepto de una patria excluyente y discriminatoria. Tan excluyente y discriminatoria como la patria que para sí, y sólo para sí, reclaman ahora los nacionalismos soberanistas.

La prueba del crimen
Editorial La Estrella 14 Diciembre 2001

El vídeo difundido por el Gobierno de los Estados Unidos, en el que Ben Laden comenta los atentados terroristas del 11 de septiembre, no deja lugar a dudas sobre la implicación del saudí y de su organización terrorista en los mortíferos ataques aéreos lanzados contra las Torres Gemelas de Nueva York y edificios de Washington, y en los que murieron, víctimas del terror, más de cinco mil personas.

El documento, de baja calidad de imagen y sonido, ha sido traducido por especialistas independientes, además de los traductores oficiales de Washington, y no deja lugar a dudas sobre los detalles que Ben Laden, entre grotescas sonrisas sobre la muerte de miles de inocentes, presume conocer de antemano, dando algunos detalles sobre la organización y la acción de los comandos.

Se trata de una prueba contundente que nadie sabe a ciencia cierta cómo llegó a manos del Gobierno de los Estados Unidos y que pone punto final al debate sobre las misteriosas pruebas que Estados Unidos aportó a Pakistán para justificar y apoyarse en este país para el desarrollo de la guerra.

Estamos, pues, ante un documento sorprendente (por el hecho de su producción y de su presunto abandono en una casa abandonada de Jalalabad), pero también ante una prueba crucial que tiene su valor en el campo militar, de la política y la opinión pública. Pero sobre todo de cara a todo el proceso judicial que puede abrirse dentro y fuera de Estados Unidos si finalmente se captura vivo a Ben Laden y a su estado mayor. Además de estar ante la prueba fría, jocosa y flagrante de un crimen organizado del que se habla entre risas y que concluye con un rezo fanático y fundamentalista de un grupo que anuncia su decisión de ir a mucho más.

Tensión terrorista en el mundo
Editorial La Razón 14 Diciembre 2001

Mientras las fuerzas aliadas liquidan los últimos focos de resistencia de Al Qaida en las montañas afganas de Tora Bora, tras la pista de Ben Laden, la imagen del fanático líder terrorista ha vuelto a las pantallas de televisión de todo el mundo. Su último video no ha sido, como los dos anteriores, emitido por la televisión árabe, sino que fue hallado por las fuerzas antitalibanas en una casa de Jalalabad y difundido por EE.UU. La censura ha cedido ante la evidencia de la actualidad y la oportunidad de ver como Ben Laden se autoinculpa y se ríe de la matanza del 11 de septiembre. Ahora se comprueba que los atentados llevaban la firma del fanático saudí, tal y como evidenciaba la brutalidad con que se perpetraron. Así lo explicaron los Gobiernos de medio mundo antes de lanzar sus tropas sobre el régimen talibán.

La misma o parecida forma de actuar se repite en el atentado de ayer contra el Parlamento hindú en Nueva Delhi: la mezcla de radicales islámicos, convertidos en kamikazes y golpeando allí donde pueden hacer mayor daño, es la clave de un ataque que tiene su clave en Cachemira. Una matanza de parlamentarios y miembros del Gobierno habría sin duda desatado otra crisis bélica en esa zona siempre susceptible de estallar en llamas y enfrentar nuevamente a dos viejos pretendientes, Pakistán e India, hoy miembros de la misma alianza mundial contra el terrorismo. De no haberse declarado la guerra contra los terroristas, el riesgo de conflicto bélico habría sido mucho mayor.

Desestabilizar Cachemira, enfrentar a dos potencias nucleares, es un claro objetivo para los fanáticos de Ben Laden, que expuso ya públicamente su otra gran excusa: la situación de Palestina. No es ocioso recordarlo porque hay un hilo conductor en todo este asunto: son los terroristas de Hamas y Yihad, hermanos ideológicos del fanático saudí, quienes han puesto a Arafat entre la espada y la pared al provocar con sus últimos atentados en Israel la reacción, previsible y brutal, del ejército que dirige Ariel Sharon.

Ahora ya no cabe duda acerca de las intenciones de Sharon: quiere sacar a Arafat del tablero de juego de Oriente Medio y acabar con el incipiente estado que se construía en torno a la Autoridad Nacional Palestina (ANP). Su ministro de Seguridad Interior, Ouzi Landau, ha sido tan diáfano en sus últimas declaraciones, en las que se llega a citar a Túnez como exilio posible de los políticos palestinos, como clara ha sido la actitud del ejército de Tel Aviv en su enésima ofensiva contra las instalaciones de la ANP, en la que se ha silenciado incluso, demoliendo sus estructuras con excavadoras, a la radiotelevisión palestina. Para el entorno de Arafat, la situación es la de un estado de guerra en la que llevan la peor parte: con cada nuevo ataque israelí se reduce el poder de la ANP y crece el de los terroristas de Hamas y Yihad. Si Sharon tiene éxito, Arafat será pronto poco más que un símbolo y otros deberán sustituirle. Ninguno de los posibles sucesores del «rais» poseen su carisma o su historia, pero lo cierto es que existen candidatos, aunque desconocidos entre nosotros. Lo dudoso es que puedan reconducir la situación y hallar la paz donde Arafat fracasó y donde Sharon no parece quererla.

LA «PISTOLA HUMEANTE» DE OSAMA BIN LADEN
Editorial El Mundo 14 Diciembre 2001

Como muchos otros asesinos psicópatas del pasado, Osama bin Laden no ha podido resistirse a la tentación de reivindicar para la posteridad el acto criminal por el que será recordado durante siglos: el atentado contra las Torres Gemelas.

El vídeo emitido ayer por todas las televisiones no sólo supone una confesión rotunda e inequívoca del líder de Al Qaeda, esa «pistola humeante» o prueba que sirve para disipar cualquier duda sobre su implicación en los acontecimientos del 11 de septiembre.Refleja, además, la inmensa magalomanía del personaje, adulado por un entorno servil, que jalea su hazaña de haber matado a miles de inocentes con vívidas descripciones del entusiasmo que suscitaron las imágenes de las Torres en el mundo árabe.

El propio Bin Laden se jacta de haber causado un daño muy superior al que había previsto: «Calculamos que las plantas impactadas serían tres o cuatro. Yo era el más optimista de todos».

Bin Laden explica, a continuación, que el jefe de los comandos era Mohamed Atta, uno de sus lugartenientes, y que, salvo él, ninguno de los hombres que secuestraron los aviones tuvo información de los objetivos hasta hallarse a bordo. El caudillo saudí dice que fue avisado de la fecha por el propio Atta que viajó a España para los preparativos cuatro días antes del 11 de septiembre.

Todo indica que la grabación de este vídeo fue realizada a comienzos de noviembre en Kandahar. Bin Laden, acompañado de su número dos, Al Zawari, acudió a una casa para dar la bienvenida a un jeque árabe que acababa de llegar de Kabul. La conversacion fue registrada con el evidente consentimiento de los presentes. No hay ni el menor indicio que permita sospechar que se trata de un montaje, que hubiera requerido contar con un doble de Bin Laden y otro de Al Zawari.

La emisión del vídeo corrobora que el líder de Al Qaeda es un iluminado dispuesto a destruir el mundo por la causa del Islam y que carece del menor escrúpulo a la hora de derramar la sangre de inocentes. Los que le concedían el beneficio de la duda y descalificaban la «falta de pruebas» de Bush y Blair ya saben a qué atenerse. Y los que creíamos en su culpabilidad quedamos ayer espantados por la crueldad y el mesianismo de este malvado personaje que parece sacado de un cómic, pero utiliza una palanca tan poco digna de risa como el fanatismo religioso.

Cuestión de principios
Luis María ANSON La Razón 14 Diciembre 2001
de la Real Academia Española

No son pocos los socialistas y populares que quieren dar una lección al PNV votando junto a Batasuna contra los presupuestos vascos. A veces los políticos olvidan las razones morales. Ni los votos ni el dinero huelen, dicen algunos, como Vespasiano le explicó a Tito, al que reventaba que se obtuviera dinero a través de los impuestos sobre las letrinas públicas Lucri bonus est, pecunia non olet. Pero los votos sí huelen y algunos apestan. Por eso no estoy de acuerdo con ciertas maniobras en marcha. PSOE y PP están atrapados en el País Vasco, pero no deben votar en ningún caso junto al brazo político del terror. Perderían la autoridad moral. Tal vez puedan ausentarse de la farsa peneuvista en el Parlamento y, si también lo hace Batasuna, se paralizaría la maniobra de Atucha. Pero sumar sus votos a los proetarras, eso no es de recibo.

Claro que el PNV ha hecho lo contrario. En la legislatura anterior gobernó con los votos batasunos hasta que estos le retiraron su apoyo, iniciándose así la subida del lehendakari al monte calvario. Tras las pasadas elecciones, el ayatolá Arzallus y su espiritada marioneta Ibarreche no quisieron más bromas y, demócratas cristianos ellos de toda la vida, decidieron aliarse con los comunistas de IU para garantizarse mayoría en la Cámara frente a PSOE y PP, Batasuna al margen. Si los comunistas no hubieran hincado ambas rodillas ante los nacionalistas, el PNV sólo habría sacado las leyes adelante con el apoyo de los batasunos. Retirados éstos del Parlamento se hubieran quedado en minoría frente a los partidos nacionales.
Trapisonderías, en fin, de partidos y dirigentes que se merecen un agrio correctivo pero no a costa de que las formaciones demócratas sumen en su ábaco los votos proetarras.

El PSC se abstiene... ante el terrorismo
Por César ALONSO DE LOS RÍOS ABC 14 Diciembre 2001

El comportamiento de la Entesa dels Catalans en el Senado el miércoles pasado ha sido revelador: ha venido a demostrar no sólo las relaciones de independencia de los socialistas catalanes respecto al PSOE sino, también, la visión especial que se tiene en Cataluña del terrorismo en el País Vasco.

La Entesa es un grupo formado por senadores del PSC, de Esquerra Republicana y de Izquierda Unida en Cataluña. No es, por tanto, un referente del PSOE, ni sus relaciones orgánicas con el partido dirigido por Zapatero son vinculantes para ellos. Pueden llevar una política propia y de hecho la llevan. El último ejemplo de discrepancia lo dieron, digo, este último miércoles. Y no fue un caso banal. Más bien trascendente. Al menos para los que consideramos que el terrorismo es una cuestión trascendental. Pues bien, en la votación de la que dependía que Batasuna fuera excluida de las subvenciones oficiales, la Entesa votó distinto al PSOE. Se abstuvo. Para el grupo del partido de Zapatero era decisiva esta votación, es decir, el castigo a Batasuna como formación que apoya al terrorismo, que encubre a terroristas, que comparte concejales con ETA, que pasa activistas de sus filas a las de ETA. Porque todo esto se ventilaba tras esa votación en el Senado, el miércoles pasado. Era un suceso político de especial relevancia si tenemos en cuenta que el Parlamento Europeo ha estado debatiendo sobre la posibilidad de incluir a esta formación vasca en la lista de grupos terroristas y vinculados a organizaciones terroristas. Se trataba de una votación significativa en la medida que puede servir de orientación a partidos políticos de otros países europeos.

¿Y qué hizo la Entesa el miércoles? ¿Cómo se comportaron los senadores catalanes? Se abstuvieron que es tanto como decir a alemanes o franceses que ellos no consideran perseguible a Batasuna, que ni apoya, ni colabora, ni encubre a activistas terroristas, que, en definitiva, nada tiene que ver con ETA.

Pero yo no voy a referirme a los senadores de ERC ni a los de Izquierda Unida que ya sabemos qué dan de sí los Madrazo. Me preocupan los socialistas catalanes, los compañeros de Nicolás Redondo, los que dicen compartir los criterios generales de Zapatero. Es preocupante que los socialistas «de» Maragall no hayan querido compartir la política de sus compañeros del «resto» de España en este punto delicadísimo, crucial, no precisamente en una materia menor o en una cuestión que por su naturaleza moral pudiera dejarse a la libertad de conciencia de los senadores ni tampoco en un tema «territorial» sino, nada menos, que en un asunto relacionado directísimamente con el terrorismo.

A partir del comportamiento de la Entesa dels Catalans el miércoles ya sabemos lo que puede esperarse de los socialistas catalanes. Pero sobre todo debería saberlo Zapatero.

¿Habrá justificado éste lo que puede ser calificado de comportamiento no sólo desleal para el Partido Socialista sino de una gravísima irresponsabilidad tanto por lo que se refiere a la política antiterrorista española como por lo que tiene de «ejemplar» hacia Europa? Pero si no me sorprende la «independencia» de los senadores del PSC respecto al PSOE, sí me espanta este distanciamiento con el que los senadores catalanes, los socialistas, ven, contemplan y juzgan el terrorismo.

Desde el punto de vista personal -que también cuenta en la política, en el periodismo y en la moral- me duele que la Entesa esté dirigida por alguien al que estimo. Isidro Molas es, además de catedrático de Derecho Constitucional, un ensayista fino y un historiador al que debemos el mejor estudio sobre la Lliga Catalana. Es un poeta al que su hermano Joaquín debería meter en una antología de poesía catalana... si es que no lo ha hecho ya. Es un viejo amigo. Me duele, por eso, en el alma estar tan alejado de personas así en cuestiones de vida o muerte.

El quórum vasco
Editorial El País 14 Diciembre 2001

Si la oposición mantiene su intención de no participar en el pleno del Parlamento vasco convocado para hoy, su presidente, Juan María Atutxa, se verá obligado a suspender la sesión por falta de quórum. Atutxa se había prestado a forzar el reglamento para evitar una segura derrota del Gobierno de Ibarretxe en la votación de los presupuestos de 2002. Se trató de algo más que una cacicada, pero la respuesta de socialistas y populares de boicotear la celebración del pleno, al tiempo que lo hace Batasuna, se convierte en una práctica cercana al filibusterismo.

La interpretación de Atutxa obligaría, contra lo que establece el reglamento y ha sido norma hasta ahora, a votar por separado las enmiendas a la totalidad del PSE, PP y Batasuna. El objetivo obvio era desactivar la coincidencia de socialistas y populares con el brazo político de ETA para derrotar los presupuestos del Gobierno. Gracias a esa triquiñuela reglamentaria, el Ejecutivo de Ibarretxe pretendía seguir la tramitación de su proyecto, pese a tener en contra a 39 de los 75 miembros del Parlamento.

Atutxa ha justificado su decisión por la conveniencia de 'aclarar' las motivaciones divergentes de los tres partidos, que sólo coinciden en su voluntad de 'derrotar' al Gobierno, objetivo lógico de cualquier grupo de oposición. Sin embargo, esa medida de clarificación oculta también que el Ejecutivo de Ibarretxe está en minoría en el Parlamento y pretende actuar como si tuviera mayoría absoluta. Ibarretxe prometió diálogo 'hasta el amanecer', pero no lo ha utilizado para buscar los apoyos parlamentarios que precisa. Y el Reglamento de la Cámara vasca es taxativo. Lo que se somete a votación tras el debate de las enmiendas de totalidad es 'la devolución o no del proyecto al Gobierno'. Y su sentido político es aclarar si la iniciativa gubernamental cuenta con el suficiente respaldo como para superar el posterior trámite parlamentario.

En ningún sitio está escrito que la oposición tenga que facilitar la labor del Ejecutivo. Pero más allá de cuestiones de reglamento, a los partidos democráticos vascos cabe exigirles lo que era un clamor en vísperas de las últimas elecciones: que se comprometan a hacer posible la gobernación de Euskadi sin contar con Batasuna a efectos de configurar mayorías parlamentarias. El reproche que los partidos constitucionalistas han lanzado tantas veces contra el PNV por utilizar en beneficio propio las ausencias o los votos de Batasuna puede volverse en su contra si llevan su rechazo a los presupuestos al extremo de boicotear el Parlamento. En una situación como la que vive Euskadi, el respeto a las instituciones es decisivo.

Solidaridad
Cartas al Director ABC 14 Diciembre 2001

A día de hoy son diez los miembros de la Policía autónoma vasca que han sido asesinados por la banda terrorista ETA. El primer asesinato se produjo el 16-10-88. Desde ese mismo día han sido asesinados 70 miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (Guardia Civil y Policía).

Los sindicatos de la Policía autónoma exigen -ahora- mayores medidas de seguridad y, sobre todo, el abandono de la política de «tibieza» y ese «mirar para otro lado» practicado por el Gobierno vasco del que, según recientes informaciones, hay pruebas concluyentes.

De las diez víctimas habidas en la Ertzaintza, tres corresponden a este mismo año y una al año pasado, con ocasión del asesinato de Fernando Buesa; es decir, casi la mitad del total. De ahí las prisas y esa nueva energía combativa. El sindicato de la Policía autónoma vasca sólo ha abierto la boca cuando las víctimas son de su propia policía. ¡Viva la solidaridad! Mientras caían de forma impenitente guardias civiles y miembros del Cuerpo Nacional de Policía, no exigió abandonar esa «política de tibiezas». Roberto Aparicio Martín. Madrid.

Bin Laden se confiesa
Editorial El País 14 Diciembre 2001

La afición de Osama Bin Laden por grabarse en vídeo ha convertido una conversación con algunos notables correligionarios en la confirmación de su responsabilidad directa en los atentados del 11-S. Si las pruebas acumuladas y algunos testimonios anteriores dejaban pocas dudas sobre este hecho, la cinta divulgada ayer por el Pentágono, que sus tropas consiguieron en Jalalabad en noviembre, parece corroborarlo y arroja además una luz cegadora sobre el carácter psicopático de unos personajes que contemplan con naturalidad el holocausto de aquella fecha como la apoteosis de la guerra santa a la mayor gloria de Alá.

'Dios' es la palabra más citada en la relajada charla de Bin Laden y sus huéspedes, aparentemente en una gruta afgana. Los contertulios felicitan al jeque saudí por la grandeza de lo conseguido y hablan de los miles de muertos como un éxito sin precedentes de la verdadera yihad. Quienes perecieron en las Torres Gemelas, en el Pentágono y en los aviones secuestrados, concluyen, 'no eran inocentes'.

Pero además de documento probatorio, la videotertulia difundida tres meses después de unos acontecimientos que han cambiado las reglas del juego internacional, cuando el soporte ideológico y militar de Bin Laden en Afganistán se desploma, es un inquietante manual sobre el peligro cierto que representan en el albor del siglo XXI unos fanáticos influyentes, con medios materiales y la determinación suficiente.

Quizá lo menos significativo de la cinta sea la sorpresa del jefe de Al Qaeda por la devastación causada por sus pilotos suicidas o el hecho de que calculase que sólo algunas plantas de las Torres Gemelas se derrumbarían por el impacto de las aeronaves, y que, en consecuencia, se incrementara enormemente el número de muertos y el resultado fuera, así, 'mucho más optimista'.

Más relevante para el conjunto de lo que hemos dado en llamar civilización resulta el hecho de que un grupo de individuos extraviados -a cuya convocatoria han acudido miles de jóvenes de países musulmanes y cuya doctrina y procedimientos son vistos con simpatía por otros muchos en todo el mundo- concluyan, entre continuas letanías de 'bendito sea Dios', que quienes perpetraron la aniquilación del 11 de septiembre son los auténticos seguidores de Mahoma. En este maridaje entre vesania y seudoteología, en la vinculación absoluta entre terrorismo y 'verdadero islamismo' reside el mensaje más letal de la histórica tertulia.

El Gobierno frena la representación de las autonomías ante la UE
FERNANDO GAREA El Mundo 14 Diciembre 2001

MADRID. El Gobierno comunicó ayer directamente a todas las comunidades autónomas su decisión irrevocable de oponerse a que tengan cualquier tipo de representación directa ante la Unión Europea.

Lo hizo en el seno de la Conferencia sobre Asuntos Relacionados con las Comunidades Europeas (CARCE), en la que están representadas todas las comunidades y que preside el ministro de Administraciones Públicas, Jesús Posada, y el secretario de Estado de Organización Territorial, Gabriel Elorriaga.

Este último es el autor junto a Pilar del Castillo de una de las ponencias del congreso del PP de enero que contiene, precisamente, la negativa del Gobierno a aceptar la interlocución de las comunidades ante la UE. El argumento principal es la competencia exclusiva del Estado en las relaciones exteriores.

Según la tesis expuesta ayer por el Ejecutivo a los consejeros de todas las comunidades, a lo más que está dispuesto es a mejorar lo que llama «mecanismos de participación interna». Es decir, reforzar la coordinación del Gobierno con las comunidades antes de las reuniones de las instituciones de la UE, pero, en todo caso, es el Ejecutivo central quien acude a las reuniones.

En la conferencia de ayer hubo tres posiciones iniciales sobre el tema: La citada del Gobierno, la de máximos del Ejecutivo vasco y una intermedia del PSOE, formulada a través de la Junta de Extremadura. La del Gobierno vasco pretende que las comunidades estén físicamente presentes en consejos europeos o reuniones de ministros como el Ecofin cuando se discutan asuntos que les afecten, casi como un miembro más. Esta posición la comparte CiU. La de los socialistas propone que las comunidades afectadas por los asuntos que se traten puedan formar parte de las delegaciones de España que participen en la reunión.

Además de la propuesta extremeña, hay otra de Andalucía que se acerca a la vasca y propone el estudio de la representación directa de las regiones europeas. La propuesta andaluza está incluida en un borrador, rechazado ayer por el Gobierno y el PP, que pretendía unificar la posición de todas las comunidades de cara a la conferencia intergubernamental de la UE de 2004.

Ayer mismo, el Parlamento andaluz aprobó, con la oposición del PP, pedir al Gobierno central un «impulso a la participación y representación activa y efectiva de las comunidades en el sistema institucional de la UE», presentando un proyecto de ley.

El Gobierno dejó claro ayer su rechazo, dentro de un amplio y duro debate con los representantes de las dos comunidades gobernadas por nacionalistas -País Vasco y Cataluña- y cinco socialistas -Asturias, Baleares, Aragón, Castilla-La Mancha y Extremadura-.

Los responsables de Administraciones Públicas rechazaron tajantemente estas posiciones y sólo se comprometieron a presentar a principios de año en el Senado un informe que sirva de base para la futura Ley de Cooperación Autonómica, con el objetivo de reforzar los mecanismos de coordinación.

Esta coordinación se produce ahora en las comisiones mixtas y en las sectoriales. En el caso de los asuntos de la UE, hay también comisiones bilaterales para asuntos europeos con Canarias, País Vasco, Cataluña y Navarra.

El Gobierno también expuso ayer su opinión contraria a una reforma constitucional del Senado, limitando a cambios en el Reglamento las modificaciones en el funcionamiento de la Cámara.

Esta posición está también contenida de forma expresa en la ponencia de Pilar del Castillo y Elorriaga para el congreso del PP.

Eta, contra el txakurra francés
Juan BRAVO La Razón 14 Diciembre 2001

Eta ha empezado a darse cuenta de los riesgos de tener el gatillo fácil en Francia. Por eso, Iñaqui Lizundia, un terrorista detenido después de utilizar su arma contra los gendarmes franceses, se ha apresurado a declarar que él realmente no quería, que sólo disparó al perro que intentaba morderle. No entiende, por tanto, el etarra, que los franceses utilizaran sus armas contra él, tal vez porque no recuerde que otro compañero suyo en Eta ha dejado en coma con siete tiros en el cuerpo a un policía galo hace bien poco. Lizundia ha debido verle las orejas al lobo, porque Francia se toma muy en serio esto de disparar a los gendarmes. Ahí hay cadena perpetua, según ha debido recordar Lizundia a marchas forzadas. Pero no tiene mucha suerte este etarra. Mientras él insiste en decir que iba contra el perro francés, («txakurra», en vascuence, palabra utilizada para insultar a las fuerzas de seguridad), sus jefes escribían en un comunicado que los policías franceses, como los españoles, atacan la libertad de los vascos. Vamos, todos igual de «txakurras», como el perro de Lizundia.

Colaboración antiterrorista
Miguel Ángel RODRÍGUEZ La Razón 14 Diciembre 2001

El mejor aliado en la lucha contra Eta debería ser Francia. Durante muchos años, los franceses han mirado para otro lado, pero ahora parece que les duele haber enterrado a sus muertos y están reaccionando.
Por su parte, los terroristas han salido corriendo a pedirles perdón porque, según dicen, los atentados cometidos en Francia han sido producto de una especie de equívocos. Ojalá que los franceses no les crean. Pero el segundo apoyo importante es Estados Unidos, que ha permanecido al margen de nuestro problema porque, seguramente, no tenían ni idea de qué era eso de ir de entierro.

Ben Laden les llevó más de tres mil féretros, y parece que ahora lo ven de otra manera. Ha sido significativa la reacción de «The Wall Street Journal» en el número con el que inauguraban la edición europea en España.
Ha sido importantísima la entrevista de Aznar con Bush, y es especialmente subrayable la rueda de prensa conjunta de Rajoy con el fiscal general norteamericano, Ashcroft.

No es tontería que los Estados Unidos se pongan de esta parte del río en la batalla. Poco a poco, el PNV es un partido cada día más aislado internacionalmente, y así ha de ser hasta que claramente tome posición contra Eta, más allá de los comunicados de prensa mal leídos por parte del lehendakari («vascos y vascas»). Cuando se terminen las subvenciones raras, cuando la policía vasca tenga órdenes tajantes de luchar contra los terroristas y cuando el nacionalismo «democrático» deje de amagar encuentros con los asesinos, llegará el tiempo en que el Partido Nacionalista Vasco sea tan creíble en su rechazo a la violencia como lo es el Partido Popular. Estados Unidos.era una pieza que no contaba en este puzzle hasta hace tres meses. El Gobierno está sabiendo aprovechar la ocasión. Esperemos resultados.

ETA quiere que vuelva la Francia mezquina
EDITORIAL Libertad Digital 14 Diciembre 2001

Los tres tiroteos entre la policía francesa y militantes de ETA en el último mes habían llevado a muchos a la conclusión de que la banda terrorista había cambiado de estrategia y había decidido extender sus campañas criminales en el país vecino. ETA, es cierto, siempre ha dejado patente que no sólo aspira a someter a sus designios a la actual Comunidad Autónoma Vasca sino que, fiel al delirio político aranista, también incluye en ellos a Navarra y al País Vasco francés.

No obstante, los terroristas se han cuidado siempre muy mucho de ampliar sus atentados a territorio galo. Atentar allí suponía tener abierto “dos frentes” y tener que renunciar al cómodo santuario que los terroristas han estado disfrutando durante tantos años en el país vecino. Como es bien sabido, durante décadas la mezquina actitud de las autoridades francesas consideraba a los etarras poco menos que refugiados políticos y hacía prácticamente imposible cualquier extradición. Una actitud que, poco a poco y con muchos altibajos, se había corregido desde la desaparición de Mitterrand y que prácticamente se está dando por olvidada en los últimos meses.

Con los recientes tiroteos en el sur de Francia se podría pensar que ETA habría decidido “castigar” ese compromiso de cooperación. De ellos, sin embargo, no necesariamente se deduce ese cambio de estrategia por parte de ETA. Los terroristas respondieron a tiros al intento de detención de los gendarmes, y eso no implica una predeterminada intención de extender sus campañas criminales a territorio galo.

Para despejar las dudas, los dirigentes de ETA se han apresurado a enviar una nota de prensa a sus diarios de cabecera (GARA y Euskaldunon Egunkaria) para negar que hayan abierto “un nuevo frente” en Francia y para dejar claro que los tiroteos fueron “enfrentamientos fortuitos” calificados de “contrarios a la voluntad de ETA”.

Ciertamente no tenemos porqué dudar de su palabra. ETA mata mucho pero suele mentir poco. Los terroristas saben lo mucho que van a perder si Francia es fiel al compromiso adquirido con España y saben que los atentados, lejos de disuadir a Francia, fortalecerían esa cooperación. La suerte, sin embargo, parece echada: Aunque Francia no padezca en carnes propias los zarpazos de ETA y aunque en esas circunstancias en el pasado haya incumplido compromisos morales y políticos con España, es muy improbable que, tras los sucesos del Once de Septiembre y la aprobación de la euroorden, vuelva a las andadas.

Sin dauda es reciente y bochornosa -y quizá ETA se aferra a eso- la pasividad de las autoridades galas en el caso Olano: no lo detuvieron -pese a lo acordado- hasta que se supo que un subordinado del dirigente de Gestoras pro Amnistia había participado en uno de los tiroteos con los gendarmes. Francia ha respondido desde entonces con nuevas arrestos como los del miércoles, cuando detuvieron a uno de los asesinos de Gregorio Ordóñez.

Esperemos que ETA pierda toda esperanza también respecto a Francia y vaya definitivamente despidiéndose del que hasta ahora ha sido su principal refugio. El país vecino no puede volver a ser santuario de terroristas, aunque estos insistan -por ahora- en que sólo quieren dejar víctimas a este lado de la muga.

Unos 150 etarras hicieron cursillos y prácticas con los detenidos en Auch
Hallado en la casa un arsenal de entrenamiento
JORGE A. RODRÍGUEZ  Madrid El País 14 Diciembre 2001

Los responsables de la escuela de terroristas de ETA, detenidos el miércoles en Auch (Francia), han impartido durante los últimos cinco años cursillos de manejo de armas y explosivos a más de 150 etarras, según fuentes policiales. Los cursos, de entre cuatro y siete días de duración, incluían prácticas en la calle, como las que hicieron en octubre de 2000 Nerea Garro y Ainara Esterán, detenidas en Madrid al mes siguiente sin llegar a actuar. Ambas practicaron en un aparcamiento público el robo de cuatro marcas de coches.

El registro efectuado en la vivienda de Auch que estaban a punto de abandonar los cuatro detenidos, la Policía Judicial francesa ha hallado un muestrario de armas de diferentes modelos y calibres, bombas lapas en distintas fases de confección y varios manuales para el manejo de ingenios explosivos, robo de vehículos y otras técnicas. Igualmente se ha encontrado abundante información sobre las actividades de docentes de José Ramón Karasatorre Alday, supuesto coautor del asesinato de Gregorio Ordóñez, y Juan Ramón Lete Alberdi. Los papeles estaban perfectamente empaquetados para la mudanza que iban a efectuar ese mismo miércoles.

La casa de Auch había sido alquilada hace algo más de un mes y los terroristas ya no la consideraban segura. Las fuentes consultadas indicaron que los jefes del aparato de cursillos trasladaban su residencia y la escuela cada pocos meses debido a su obsesión por la seguridad. Estas precauciones habían permitido que el grupo no fuera localizado en los últimos cinco años, en los que junto a Karasatorre y Lete también había estado integrado hasta su detención Jon Bienzobas.

El aparato de adiestramiento había dado durante esos cinco años cursos de armas y explosivos a más de 150 etarras, según fuentes policiales. El grueso de los cursillos fue impartido desde el inicio de la tregua hasta ahora a los nuevos terroristas reclutados de la kale borroka por el ex jefe etarra Francisco Javier García Gaztelu, Txapote. La policía tiene constancia de al menos seis cursillos entre el verano de 1999 y agosto de 2001.

Los cursos eran de entre cuatro y siete días e incluían prácticas en la calle. Por ejemplo, Ainara Esterán y Nerea Garro, dos activistas detenidas en Madrid en noviembre de 2000 tras intentar refugiarse en la Embajada de Cuba, dieron dos cursillos en agosto y en octubre de 2000, poco antes de entrar a España, impartidos por Karasatorre y Lete. En el primero se adiestraron en el manejo de dos armas de fuego diferentes, en la fabricación de artefactos y en el uso de dinamita.

En octubre hicieron otro de perfeccionamiento en el uso de armas y explosivos y en el robo de coches. Según confesaron tras su detención, una noche hicieron prácticas en un aparcamiento público de Francia sobre cómo pueden abrirse y puentearse coches de las marcas Fiat y Peugeot, así como los modelos Ford Courrier y Renault 11. Otros terroristas recientemente entrenados por este grupo fueron Asier Carrera, Asier Urretavizcaya y Gracia Morcillo Torres.

Karasatotre y Lete tenían contacto directo, según fuentes policiales, con dos de los responsables del aparato militar, Juan Antonio Olarra Guridi y Anhinoa Múgica Goñi. De hecho, la vigilancia sostenida en la casa de Auch se mantenía con la esperanza de que los ahora detenidos condujeran a aquéllos. La policía no descarta que en las próximas horas se produzcan nuevos registros (se cree que la vivienda no era la sede de la escuela de terroristas) en el sur de Francia así como nuevas detenciones.

‘Basta ya’ edita una revista para dar voz a quienes viven sin libertad de expresión
La publicación servirá como canal para defender los valores constitucionales La plataforma ciudadana explica que el boletín carece de publicidad, porque los posibles anunciantes «serían inmediatamente objeto de ataques»
BILBAO EL CORREO 14 Diciembre 2001

La iniciativa ciudadana ‘Basta ya’ presentó ayer el primer número de su «boletín oficial» denominado ‘Hasta aquí’, publicación que ha editado con vocación de ser «un altavoz de todos los que vemos limitada nuestra libertad de expresión» en el País Vasco. La revista, que tendrá periodicidad bimensual, servirá también como canal para abogar por la defensa de los valores constitucionales.

Al acto de presentación, celebrado en Bilbao, acudieron los profesores de universidad Edurne Uriarte, que fue objetivo de un atentado fallido de ETA, junto a sus compañeros Carlos Martínez Gorriarán e Ignacio Martínez Churiaque, el filósofo Fernando Savater, la representante del PSE-EE Maite Pagazaurtundua y el alcalde de Ermua, el también socialista Carlos Totorika.

Martínez Gorriarán subrayó que «vivimos en un país donde la libertad de expresión es una ficción». En este contexto, precisó, la revista tratará de «crear una opinión pública orientada a la asunción sin completos de valores constitucionalistas», así como «dar una mayor comunicación a la red social de personas que apoyan a ‘Basta Ya’».

Sin anunciantes
El profesor universitario destacó que el nuevo boletín interno de ‘Basta ya’ contrasta con ‘Kale Gorria’, la publicación que sustituyó a ‘Ardi Beltza’, «donde se señalan a colectivos de grupos pacifistas y se expone su visión sobre lo que denominan el conflicto vasco, con absoluta impunidad». ‘Kale Gorria’, añadió, cuenta con abundante publicidad, mientras que ‘Hasta aquí’ no puede proponer a comerciantes, empresarios o bares que se anuncien en sus páginas porque «serían inmediatamente objeto de ataques». En este sentido explicó que «ha costado más de un año y medio conseguir los medios necesarios» para poner en marcha la nueva revista y que su costo «está al límite de nuestras posibilidades», al carecer de publicidad.

Por su parte, Edurne Uriarte aseguró que en el País Vasco «no tenemos libertad de expresión en la práctica, porque ejercerla desde una serie de ideas políticas conlleva la amenaza de muerte» y esto hace surgir «un miedo terrible en la población».

Con esta iniciativa, insistió Uriarte, «pretendemos ser la voz de los que viven sumidos en el silencio y animar a todos los ciudadanos a que alcen la voz, que sean activos y no se dejen vencer por ese miedo». La profesora de la UPV advirtió al respecto de que «no podemos acabar con ETA sólo con las acciones de los políticos y del Estado, sino que es preciso el rechazo claro y alto a ETA por parte de todos los ciudadanos y ante todos los procesos de intimidación del entorno de la banda terrorista».

El primer número recoge una entrevista al secretario general del PSE, Nicolás Redondo Terreros, un artículo sobre los textos educativos en Euskadi y un testimonio de un representante de ‘Basta Ya’ sobre la supuesta relación de ETA con los grupos antiglobalización, entre otros. Todos estos artículos aparecerán sin firma en este primer número.

Que se suiciden otros
Enrique de Diego Libertad Digital 14 Diciembre 2001

En contra de los siempre equivocados augurios de nuestros nunca demasiado bien ponderados progres y comunistas vergonzantes (el colectivo de resentidos contra Occidente), Osama ben Laden y sus secuaces, talibanes incluidos, no han mostrado la más mínima valentía personal. La lógica de su discurso es que Ben Laden y el mulá tuerto son quienes deberían de haberse inmolado en las Torres Gemelas, en vez de enviar a los descerebrados de turno, bastantes de los cuales, al parecer, ni tan siquiera sabían que iban a morir, con el regocijo del señor de la cueva por el engaño.

Tampoco envió a ninguno de sus hijos, de los que dice haber perdido la cuenta. En todo esto, dicho sea nada de paso, hay bastante de traumas infantiles por costumbres aberrantes como la poligamia.

El antiamericanismo políticamente correcto produce en redacciones y enviados especiales la desinformación casi absoluta. Así, durante las últimas semanas se nos está amenazando machaconamente con la guerra civil, también tras la toma de Kandahar. Otro mensaje tan falso como recurrente ha sido el de calificar a los talibanes y a los terroristas de Al Qaeda como las victoriosas huestes que combatieron contra los soviéticos, cuando fueron los mujaidines de la Alianza del Norte y el héroe Masud.

Ben Laden es un malvado, desde luego, pero en términos de valentía no pasa de ser un niño rico, con sueños califales, que paga a una corte de esbirros asesinos. No llega a señor de la guerra, es un ocioso dedicado a jugar con la vida de otros merced a la herencia recibida por la abrumadora cultura del pelotazo de la corrupta monarquía saudí.

Una tras otra, hemos visto rápidas rendiciones y abandonos tácticos en los que él y sus servidores han superado la velocidad mítica de los italianos en Guadalajara. El mismo atentado de las Torres Gemelas fue, como dijimos algunos, una diabólica chapuza, debida no tanto a la estricta planificación sino a la tolerancia y la buena fe, y también al deterioro del sentido común, de las sociedades abiertas, básicamente occidentales. ¡Si se formaron como pilotos en Miami! Junto a la infinita cobardía inherente al terrorismo, en combate, talibanes y benladistas pueden pasar a la historia como la gente más dispuesta a rendirse. Los más cobardes entre los cobardes. A todos supera Ben Laden con su máxima de rico sin escrúpulos: que se suiciden otros, los pardillos.

La vuelta de los estados-nación
Antonio Sánchez-Gijón Libertad Digital 14 Diciembre 2001

Las implicaciones mundiales de la guerra de Afganistán confirman que el estado-nación sigue siendo la espina dorsal del sistema internacional. Éstas son malas noticias para la corriente de pensamiento que postula la derogación de las leyes de los estados en favor de una legislación universal, emanada de un organismo supranacional como las Naciones Unidas, y la desaparición del principio de soberanía nacional en favor de una constitución, también universal, basada en las declaraciones pertinentes de derechos humanos, sociales, económicos y políticos, proclamados por aquel organismo internacional.

No hay ninguna virtualidad transformadora de la realidad mundial en los postulados adoptados por los universalistas anti-nacionales, como demuestra la guerra de Afganistán. Su filosofía política es una vía rápida a la anarquía, que los terroristas acaban por explotar. El gobierno talibán ha podido ser derribado con tanta facilidad precisamente por haber abdicado de todos los atributos de un estado-nación cuando se entregó a la guía espiritual y política de un aventurero como ben Laden. Y ha sido derribado por la acción militar del estado-nación más genuino del mundo: los Estados Unidos.

La salvaguarda militar de los primeros pasos para la normalización y reconstrucción de Afganistán se ha encomendado a una coalición de estados-nación bien reconocidos (Francia, Alemania, Italia, Turquía, España, etc.), bajo el liderezgo militar del estado-nación europeo más claro: el Reino Unido de la Gran Bretaña.

Parte de los países que han dado apoyo a la coalición internacional antitalibán lo han hecho con la esperanza de obtener a su vez apoyo de Occidente a sus naufragantes intentos de construir estados (Uzbekistán, Tayikistán, Kazakstán), en contra de los intentos islamistas, de tipo universalista, de construir una umma islámica, basada en su primera fase en la coacción, la subversión y el terror. En sentido simétrico, las concesiones hechas por Pakistán antes del 11-S al universalismo terrorista-islamista han producido graves quebrantos a los intereses del estado, obligado después de esa fecha a un giro de 180 grados en su política exterior bajo extrema presión por parte de Washington, algo no muy bueno para el ego nacional. La opinión pública más educada de Pakistán está de acuerdo en que la política pro-talibán, pro-islámica y contestaria de la estabilidad inernacional adoptada por Islamabad ha tenido como consecuencia su aislamiento internacional. La mejor esperanza de Pakistán reside ahora en las posibilidades que tenga el general-presidente Pervez Musharraf y una nueva generación de jefes militares, y las pocas fuerzas políticas democráticas, de llevar a cabo un programa nacional inspirado en su admirado Kemal Ataturk, destructor de un anárquico imperio multinacional y constructor de un estado-nación.

La lucha contra el terrorismo internacional no tiene forma de conducirse más que tocando a la puerta de ciertos estados-nación reconocidos. Los Estados Unidos han advertido a los gobiernos de Iraq, Corea del Norte, Yemen, Sudán, Siria y otros, perfectamente formados y reconocidos como tales estados, que pueden ser los próximos en la lista de ataque si dan cobijo o ayudan a redes terroristas. Allí donde no se puede tocar a la puerta del estado porque no lo hay, como en Somalia, se ha pasado la misma información a las fuerzas políticas que pudieran estar tentadas de ayudar a los terroristas, y se les ha hecho saber que se ha pedido la colaboración de estados-nación perfectamente reconocibles, como Etiopía, para neutralizar cualquier veleidad.

El objetivo de la coalición internacional para Afganistán post-talibán no puede ser otro que la formación, por las fuerzas internas vencedoras, de un estado-nación. No hay otra forma de resistir el fraccionalismo de sus grupos étnicos y los hábitos facciosos de sus fuerzas políticas que moverlas por el incentivo o la coacción a dotarse de instituciones que puedan hablar en nombre de una nación y de un estado. Ese fraccionalismo ha tenido ya, como nefasta consecuencia, la marcha libre de los prisioneros talibanes y voluntarios extranjeros, una vez que se hubieron rendido. No construir un estado-nación en Afganistán, o por la misma razón otros en el inmenso vacío de Asia Central, supone invitar a esos grupos a que se organicen otra vez, para actuar libremente contra el único sistema de organización que ha dado la poca o mucha estabilidad de que el mundo puede gozar: el que se basa en estados, formados sobre las bases de una comunidad nacional legítimamente constituída y reconocida.

A la trágala
Enrique de Diego Libertad Digital 14 Diciembre 2001

El Reglamento de una Cámara está previsto para establecer reglas del juego objetivas. El de la Cámara vasca no. En este caso, se trata de adecuar las reglas a las necesidades y conveniencias del PNV y el ejecutivo vasco. En términos normales, estos no pueden aprobar los Presupuestos. La situación es de elecciones anticipadas. Demuestra que Ibarretxe va desnudo, que van igualmente los corifeos madrileños a sueldo del nacionalismo y va en pelota política picada Javier Madrazo. En este caso, se trató de una compra lisa y llana para dar lustre, sin relación alguna con la estabilidad (no aporta nada), ni con la ruptura del frentismo, pues nunca se ha hablado más de independencia que con Madrazo de comparsa, compañero de viaje y bufón de la corte nacionalista.

Lo grave de este debate es que demuestra el carácter instrumental de la democracia para el nacionalismo, y su tendencia doble, mística y cutre, totalitaria y prebendaria. El mínimo de estabilidad no la puede dar el PNV salvo a través de la trapisonda, el enredo y la trágala. Por fin está quedando claro que el 13 de mayo el nacionalismo empezó a perder y no a ganar. Lo contrario de lo que se intentó imponer irresponsablemente a la opinión pública.

El pensamiento Arana / Arzallus
Sabino ARANA La Razón  14 Diciembre 2001

«Les aterra el oir que a los maestros maketos se les debe despachar de los pueblos a pedradas. ¿Ah la gente amiga de la paz...! Es la más digna del odio de los patriotas. (...) Hijos de Bizkaya, vedla ya en el siglo XVIII, intoxicada por el virus españolista, anémica y sin fuerzas para oponerse a un contrafuero, y por último en este nuestro siglo despedazada por la furia extranjera, y espirante (sic), que no muerta lo cual fuera preferible, sino humillada, pisoteada y escarnecida por España, por esa nación enteca y miserable. (...) En Cataluña todo elemento procedente del resto de España lo catalanizan, y les place a sus naturales que hasta los municipales aragoneses y castellanos de Barcelona hablen catalán; aquí padecemos muy mucho cuando vemos la firma de un Pérez al pie de unos versos euzkéricos, oímos hablar nuestra lengua a un cochero riojano, a un liencero pasiego o a un gitano, o cuando al leer la lista de marineros náufragos de Bizkaya tropezamos con un apellido maketo. (...) Al cabo, este pueblo noble y viril, temido y admirado, había de decaer y degenerar en tanto grado que viniese en este siglo a ofrecerse de esclavo al pueblo español... ¿al pueblo español... menospreciado en esta época por todos los pueblos y objeto de befa para toda nación civilizada!».

Recortes de Prensa   Página Inicial