AGLI

Recortes de Prensa     Lunes 31 Diciembre  2001
#El feudalismo asimétrico
Iñaki EZKERRA La Razón 31 Diciembre 2001

#Batasuna colabora con Ibarreche
Editorial La Razón  31 Diciembre 2001

#Entre amigos
Breverías ABC 31 Diciembre 2001

#Mientras Batasuna auxilia al PNV...
Impresiones El Mundo 31 Diciembre 2001

#2001: Sonrisas y lágrimas
José Antonio SÁNCHEZ La Razón 31 Diciembre 2001

#Bienvenido, euro
JUSTINO SINOVA El Mundo 31 Diciembre 2001

#El regalo envenenado de Otegi
CASIMIRO GARCIA-ABADILLO El Mundo 31 Diciembre 2001

#Coherencia de Eta
Antonio GARCÍA TREVIJANO La Razón 31 Diciembre 2001

#El Ejecutivo nacionalista apartará de la enseñanza a mil profesores por no dominar el vascuence
BILBAO. ABC 31 Diciembre 2001

#Rosa Díez: «Pactar con el PNV sería suicida para el PSE»
BILBAO. M. Alonso ABC 31 Diciembre 2001

#Hacienda rechaza la última propuesta «trampa» del PNV sobre el Concierto vasco
C. Morodo - Madrid.- La Razón 31 Diciembre 2001

#CRISTOBAL MONTORO «La sombra de Arzalluz ha entorpecido cada minuto de la negociación del Concierto vasco»
Una entrevista de ESTHER ESTEBAN El Mundo 31 Diciembre 2001

#Desfile de «proetarras»
Cartas al Director ABC 31 Diciembre 2001

El feudalismo asimétrico
Iñaki EZKERRA La Razón 31 Diciembre 2001

No. No es sólo un problema de los socialistas vascos. Es un problema de todo el PSOE. Ese es un partido en el que los ganadores de congresos no son nunca ganadores del todo porque los perdedores tampoco se resignan a serlo. Le han salido voces respondonas a Redondo Terreros con la excusa de una presunta sensibilidad nacionalista dentro del partido como le han salido también voces respondonas a Rodríguez Zapatero con la excusa de su viaje a Marruecos. Y en uno y otro caso son sólo eso: meras excusas. No hay detrás un verdadero argumento político sino un simple afán de desbancar al líder inseguro y gestante, de abortarlo, suplantarlo o refrotarle por las narices, en el mejor de los casos, su propia inseguridad y dependencia de otros apoyos. O de ambas cosas al mismo tiempo.

Ni la vía irlandesa ni la histórico-foralista. Ni el modelo de Quebec ni el federalismo asimétrico. Únicamente el deseo de postularse para el poder o de reivindicar el que se ha obtenido hasta la fecha. Ese es el único secreto de los 193 folios de la «Ponencia Egiguren» y de la guerra que está haciendo Maragall por su cuenta. Aquí el problema no es el del federalismo sino el del feudalismo asimétrico, el de esos personajes a los que se les empezó llamando «barones» de forma irónica y a los que les acabó gustando el titulillo hasta acabar usándolo ellos mismos con una mezcla de ingenuidad y desfachatez que no reparaba en que tal expresión no tenía otro sentido que el de «caciques». Aquí el problema son los imitadores que a su vez tiene esos barones, el de los feudos y subfeudos, el de las minibaronías que rompen la simetría autonómica y la provinciana. Todavía uno sigue sin saber qué ideología hay detrás de eso que se ha llamado el «socialismo guipuzcoano» y por qué se ha llamado así. ¿No es guipuzcoano también Mayor Oreja? ¿Qué simpleza es ésa de hacer pensamiento político con los territorios?

Ciertamente lo de la excursión marroquí de Zapatero ha sido una idiotez, pero también la gran oportunidad para que le tiren de las orejas Chaves y Bono. Son éstos los que le han dado sentido a ese viaje ininteligible. Zapatero ha ido a Marruecos para eso, para que le puedan tirar de las orejas esos dos y le puedan recordar que no las tiene todas consigo. Detrás de esa regañina sólo se atisban caciquismos y malas formas de perder. Bono dijo en su día que aceptaba deportivamente la derrota; que se ponía a disposición del nuevo secretario general del PSOE y jefe de la oposición. Pero para que haya «disposición» y «oposición» tiene que haber antes «posición» y en ese partido no hay verdaderas posiciones ideológicas sino improvisaciones. Un día toca ir a Marruecos y otro apuntarse contra la LOU.

No. Lo de Zapatero tampoco es ideología sino tacticismo simple. Él a su vez no apoya a Redondo porque no tiene cartas para ese tipo de órdagos. Si a él le enmiendan la plana Chaves y Bono, a Redondo se la enmendó el mismo Felipe González reventándole en plena campaña el mitin de Baracaldo y luego hasta Rodríguez Ibarra echándole en cara la derrota del 13-M. A Redondo se ha permitido tirarle de las orejas todo quisqui, y su edad algo ha tenido que ver en esas confianzas que se han tomado con él; porque, además de lo dicho o como una de sus consecuencias, ese partido es fundamentalmente carca y tiene un grave problema generacional. Redondo significaba también el relevo joven en Euskadi y esto ya era demasiado.

No tenía poco con Arzalluz el hombre para que, en lugar de dejarle en paz, de dejarle hacer, le salieran para cuestionar su gestión hasta los zombies de los sepulcros: Benegas, Elorza, Jáuregui... En toda esta crónica de una dimisión anunciada, una de las pocas figuras salvables es Rosa Díez, que supo perder en su día frente a Nicolás Redondo pero trabajar después en lo que podía unirlos, o sea en construir una alternativa al nacionalismo. Rosa Díez, que «data» de la era vasquista de Jáuregui, ha sabido entender que aquella política de la concesión y la confusión termina con el asesinato de Buesa y el pacto de Estella. Rosa Díez ha explicado de forma optimista, bienintencionada y pedagógica que «en el PSE-EE hay dos almas. Una que quiere relevar al nacionalismo y otra nostálgica que sueña con hacer de moderador». Pero, dada la clara apuesta del PNV, acercarse hoy a éste no supone moderarlo sino radicalizarse con éste. De existir todavía alguna esperanza en cumplir tal misión reformadora, alguna buena fe en algunos de los que propugnan ese acercamiento, éstos padecerían el «síndrome de la mujer maltratada» que se obstina en creer que las cosas van a cambiar y pueden volver a ser como antes.

Para liberarse del compañero agresor, una de las grandes batallas que debe librar la mujer que es víctima de malos tratos, aparte de la de su independencia económica, es contra los buenos recuerdos que guarda de aquel, contra la tentación de recordarlo sobrio y amable en determinados momentos de la relación y repetirse lo de «si era encantador en los cumpleaños de los niños». Algo de esa peligrosa nostalgia se observa ciertamente, en algunos socialistas que tratan de borrar, con el recuerdo de fechas aisladas y festividades tan armoniosas como excepcionales (la del discurso del Arriaga, vg.) años de broncas, golpes, faltas de respeto, amenazas y deslealtades.

No. La del PNV y el PSOE no fue nunca una historia feliz por más que se empeñe en presentarla como tal Felipe González. Las cosas que el PNV dice ahora de Aznar las dijo en su día él también. Sí, González es el padre del feudalismo asimétrico, el barón en la sombra que desde que no tiene tierras está dando un espectáculo que empieza a ser inquietante. Cuando no anuncia en la tele aceite, le da por ir a salvar Argentina. Para mí que ese viaje de Zapatero a Marruecos fue idea de él.

Batasuna colabora con Ibarreche
Editorial La Razón  31 Diciembre 2001

El Gobierno de Ibarreche ha sudado tinta durante este mes de diciembre, y su presidente en la Cámara vasca ha tenido que rebajarse al empleo de artificios reglamentarios, de ética más que dudosa, hasta poder respirar tranquilo y ver cómo su proyecto de Presupuestos puede salir adelante. Batasuna ha dejado a Ibarreche cocerse lentamente en el jugo de su minoría mayoritaria hasta que, a punto ya de ahogarse, le ha tendido el cable salvador de anunciar su presencia en la próxima sesión parlamentaria. Con los escaños rellenos de proetarras, Atucha tiene ya quorum para abrir el debate de los Presupuestos elaborados desde el PNV.

Batasuna se ha permitido el lujo de recordar a Ibarreche que no puede gobernar sin ellos y que necesita tenerles en cuenta. Han condescendido los batasunos a premiar a Ibarreche por su actitud ante el Concierto. Ahora la vicelendakari quiere introducir confusión para disimular el apoyo de Batasuna, diciendo que renunciarían a las exigencias europeas.

Cabe pensar que Batasuna habrá pasado factura y que su vuelta a la Cámara, aunque sólo sea para salvar a Ibarreche y al PNV, tendrá su recompensa. Lo que se ignora es si el recibo se pagará en forma de enmiendas presupuestarias con fondos y prebendas para la coalición proetarra, o si los de Otegui han sido más exigentes y quieren recuperar una complicidad al estilo de la de Estella. Y es importante conocer el importe de la factura, aunque sólo sea para que los socialistas del País Vasco sepan, de verdad, con quien está a punto de pactar una nueva vida en común con la excusa de «moderar» un discurso irremediablemente soberanista.

Entre amigos
Breverías ABC 31 Diciembre 2001

Tanto abjurar de los pactos con la izquierda abertzale y repudiar sus votos, y al final Juan José Ibarretxe tendrá quórum en el Pleno de los presupuestos gracias a Batasuna, aunque sea preciso prorrogar los actuales. Este es uno de esos favores entre amigos que se acaban pagando. Por lo pronto, Otegi ya le está cobrando a Ibarretxe, con más peso e influencia en el frente nacionalista, los 80.000 votos que le dieron la presidencia del Gobierno vasco. El lendakari dirá que no, que no han pactado con Batasuna. Tampoco hace falta que lo hagan de forma expresa. Los nacionalistas tienen la ventaja de que, al estar de acuerdo en lo esencial, se coordinan con sobreentendidos.

La euforia de Otegi era justificada. Apurando la frenada ha conseguido recuperar un protagonismo perdido tras el 13-M, demostrar al PNV que sin los siete votos de Batasuna va a tener problemas; y hacer que Ibarretxe tenga que retratarse -él, que tanto amenazaba a PP y PSE con lo de retratarse- sobre una propuesta de Batasuna para resolver el «conflicto». Para dar más valor al gesto, Otegi vistió el anuncio con una proclamación de ruptura, «temporal», de cualquier acuerdo con el tripartito. Romper, lo que se dice romper, no mucho, cuando hoy le hace a Ibarretxe el regalo del quórum.

La consecuencia lógica es que PP y PSE acudirán al Parlamento, como ya habían anunciado si Batasuna decidía ir. Sus portavoces harán lo que es propio de la oposición: denunciar la manipulación reglamentaria perpetrada por un decepcionante Atutxa y pedirle a Ibarretxe que aclare qué ha pactado con Batasuna, o qué está dispuesto a pactar, porque ni él se cree que lo de hoy en Vitoria es gratis total. Batasuna busca hacerse agradable a los ojos del PNV para cerrarle el paso al PSOE. Como siempre, estas componendas entre nacionalistas son útiles para quienes se buscan a sí mismos en los caminos de la política vasca. Es decir, los socialistas, a quienes Otegi les ha dado un buen motivo para pensar sobre el PNV.

Mientras Batasuna auxilia al PNV...
Impresiones El Mundo 31 Diciembre 2001

A la sexta el Gobierno de Juan José Ibarretxe puede conseguir el respaldo necesario para que sus Presupuestos sean aprobados por la Cámara vasca. En cinco ocasiones, la falta de quórum había impedido que el Ejecutivo sacara adelante el proyecto de ley.Juan María Atutxa, presidente del Parlamento, había utilizado una triquiñuela reglamentista en la práctica un fraude de ley , solicitada por Ajuria Enea, consistente en votar por separado cada enmienda en lugar de en bloque, como es habitual, para evitar que los Presupuestos fueran devueltos al Ejecutivo. PP, PSE y Batasuna, que juntos suman 39 escaños la mayoría absoluta está en 38 , pedían que se votara conjuntamente, razón por la cual los parlamentarios de estos tres partidos se habían ausentado de la Cámara. Pero ayer Arnaldo Otegui anunció que hoy Batasuna acudirá al Pleno. ¿Por qué el portavoz de la coalición abertzale echa una mano in extremis al Gobierno vasco? ¿Existe algún misterioso acuerdo que propicie ese cambio? Sería preocupante que las respuestas a las que tiene derecho todo ciudadano vasco a esos interrogantes estuvieran relacionadas con la proclamación de Otegui de presentar una propuesta de «construcción nacional» y con el temor de que el PNV pacte con el PSE, tras la dimisión de Redondo Terreros.¿Permitirá Zapatero que Arzalluz vuelva a poder jugar a dos barajas?

...Ibarretxe pide un estatus similar al de los lander
Esta noche expira el plazo para la renovación del Concierto Económico vasco, por lo que el Cupo la cantidad anual que Euskadi paga a la Hacienda estatal por los servicios no transferidos queda prorrogado. En los últimos días se ha producido un cruce de cartas y declaraciones entre los Gobiernos central y vasco. Las propuestas de ambos Ejecutivos son antagónicas. El nudo gordiano se halla en la pretensión de Ajuria Enea de crear para el País Vasco un estatus similar al que tienen los lander en países de régimen federal, como es el caso de Alemania. Aunque habría que profundizar más en esta cuestión, se pueden apuntar dos consideraciones.Por un lado, existen ámbitos por ejemplo, en materias relacionadas con la seguridad y la educación en los que el País Vasco goza de mayor techo competencial que los lander. Además, cada land representa ante la UE al país y no los intereses regionales.Resulta llamativo que esa pretensión, inédita hasta hoy, se produzca al mismo tiempo que entra en funcionamiento el euro, coincidiendo con la presidencia española de la Unión Europea, durante el primer semestre de 2002. En una entrevista que hoy publicamos, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, afirma que «la sombra de Arzalluz ha entorpecido cada minuto de la negociación del Concierto vasco».

2001: Sonrisas y lágrimas
José Antonio SÁNCHEZ La Razón 31 Diciembre 2001

El año que hoy acaba ha sido como todos los años: bueno para unos, buenísimo para otros y malo para muchos. O sea, que ha habido acidez y dulzura, sonrisas y lágrimas. En esto, el 2001 no ha sido nada original, aunque hay que admitir que el primer año del nuevo milenio pasará a la historia por el acto terrorista del 11 de septiembre, con miles de muertos y la destrucción de las Torres Gemelas. Y, claro, con estos antecedentes, el año tiene, forzosamente, que acabar poco bien. Que todo un pacifista, como es Yasir Arafat, premio Príncipe de Asturias de la Concordia y Premio Nobel de la Paz (¿tiene que ser pacifista, no?) no pueda asistir a la misa del Gallo en Belén, por prohibición del gobierno de la Sublime Puerta, es todo un síntoma. Y un síntoma malo. A nivel mundial todo sigue igual. El Santo Padre ha vuelto a implorar por la paz en el mundo, «amenazado por nubes tenebrosas», lo que demuestra que en el mundo no hay paz, algo que viene ocurriendo todos los años desde que el mundo es mundo. Lo que no desaparece nunca es la esperanza, ya que casi todo es susceptible de ser mejorado.

A nivel doméstico, pocas novedades ha deparado el año que hoy termina. Los atentados de septiembre han desplazado nuestra atención hacia el exterior, en concreto, hacia el oeste, EE UU, y hacia el este, Afganistán. Y, aprovechando los acontecimientos, hemos conseguido que la Unión Europea declare terrorista al entramado de Eta, pero sin tocar a los batasunos, que aquí gozan del amparo y protección de nuestras leyes. Más de trescientas mil pesetas tendrá que pagar el Estado para indemnizar a un pobre proetarra que fue obligado a dormir en el calabozo con un preso que roncaba. Por lo demás, en este año que ya entra en la historia, hemos seguido consolidando nuestra semántica, implantada hace años.

De nuestro vocabulario hemos sustituido la palabra asesino por violento y atentado terrorista por confrontación. Nuestra nueva semántica es políticamente más correcta que antes. Los trabajadores son células básicas de producción y los sindicatos, tanto los de trabajadores como los de empresarios, son interlocutores sociales. Ya no existe el despido, sino la flexibilidad laboral. Ya no hay soldados, ahora son efectivos. Este nuevo lenguaje es más correcto y, sobre todo, más democrático. La última hazaña emprendida por la semántica moderna consiste en convertir a la extrema izquierda en extrema derecha, a pesar de lo pintoresco que resulta admitir a estas alturas la existencia de este tipo de ideologías desfasadas. Así, se está intentando con ahínco que los ultraizquierdistas de la Eta sean fascistas y, aunque esto es algo que a los etarras les da la risa floja, sirve para marcar distancia y para que no llamen fachas a los que llaman fascistas a los etarras. Bueno, hoy, por ser el último día del primer año del milenio, me tomo la licencia de no elogiar a nadie. Sólo desear a las personas de buena voluntad un ¿¿feliz 2002!!

Bienvenido, euro
JUSTINO SINOVA El Mundo 31 Diciembre 2001

Existe un lógico temor a la picaresca que puede surgir con el uso del euro. Más de un comerciante aprovechará el redondeo en su propio beneficio. Cobrar de pronto un euro por el café de las 150 pesetas no es exactamente el redondeo que hay que hacer con la nueva moneda, sino un atraco que se traduce en un incremento del 11 %. Las autoridades económicas confían en que esto no suceda. Posiblemente lo dicen para no alarmar, pero el consumidor hará bien en vigilar y en cambiar de comercio cuando observe que hacen el agosto en enero a su costa.

Este es uno de los problemas del euro, mayor que el del cálculo mental de la equivalencia, que no será necesario mucho tiempo.Todo lo demás son ventajas. Aunque sea una frase muy manida, hay que decir que la entrada en vigor del euro es una de las noticias del siglo. El euro va a hacer por la integración europea más que todas las demás políticas de la UE. A partir de ahora, el proyecto de Europa va a recibir una ratificación constante, diaria, hasta en los más alejados rincones de doce países, que dan así un paso de gigante para avanzar unidos.

Quizá el uso de una moneda común parezca una cuestión demasiado vulgar como para esperar de ella el brote de la conciencia de adhesión a una entidad supranacional, que hoy cuenta con más de 300 millones de habitantes. Pero la Historia suele avanzar, y de qué manera, apoyada en actos cotidianos, rutinarios, hasta triviales.

En realidad, el proyecto de Europa se basa en detalles prácticos para hacer la vida más fácil a sus ciudadanos, no en grandilocuentes sentimientos, que cada día están más rancios. Se pertenece a una entidad común por razones de Historia y de cultura, pero también por motivos de utilidad. La Historia, la cultura y la utilidad nos unen a Europa. Si los nacionalismos excluyentes se hubieran impuesto, los doce países que empezamos a usar simultáneamente la misma moneda habríamos perdido la oportunidad del futuro.Eso que algunos llaman nacionalismo español es algo que, si existe, que yo no lo sé, es capaz de subordinarse al beneficio que ofrece la unión, la concordia, la conciliación, la cesión. Los nacionalismos habrían impedido la Unión Europea porque son partidarios de la imposición del particularismo.

La entrada en vigor del euro es también una derrota de los nacionalismos, que avanzan en una dirección que no lleva al progreso, al futuro.

El regalo envenenado de Otegi
CASIMIRO GARCIA-ABADILLO El Mundo 31 Diciembre 2001

La decisión anunciada ayer por Arnaldo Otegi de que Batasuna acudirá hoy al pleno donde se someterá a votación el presupuesto de la comunidad autónoma para el 2002, supone un inesperado balón de oxigeno para el Gobierno de Ibarretxe. Sacar adelante los presupuestos, aunque sea después de haber retorcido hasta el límite la normativa parlamentaria, representa un relativo éxito.

Al final, los lazos ideológicos y estratégicos que dieron lugar al Pacto de Lizarra han vuelto a funcionar. No en vano, son los mismos grupos (PNV, EA, IU y, ahora facilitando el quórum, Batasuna) los que hicieron posible aquella aventura soberanista a la que ETA condicionó su tregua trampa.

No hay que desdeñar la importancia del gesto de Otegi. Es un claro mensaje al PNV. Primero, un premio a la contumacia mostrada en la negociación para la renovación del Concierto. En segundo lugar, un recordatorio: Batasuna siempre podrá sacar de un aprieto al PNV.

En ese escenario, la brecha abierta en el PSE tras la dimisión de Nicolás Redondo cobra aún si cabe mayor relevancia. Ibarretxe había propuesto al líder de los socialistas vascos un gran pacto para marginar a Batasuna y al PP justo un día antes de que aquel dejase con la boca abierta a los miembros de la Ejecutiva de su partido.

El lehendakari había sondeado ya al presidente del partido en Euskadi, Txiqui Benegas. Se trataba de reeditar Lizarra pero cambiando a Batasuna por el PSE. Un pacto de demócratas en el que se ponía al mismo nivel a los que aplauden a ETA que a los que reciben sus disparos. Con su dimisión, Redondo le ha facilitado las cosas a la dirección del PSOE. Ahora será más fácil encontrar una Ejecutiva en el PSE menos seguidista del PP, más proclive a pactar con el PNV. No hay más que echar una ojeada a las declaraciones de destacados dirigentes socialistas para darse cuenta de que Redondo no volverá a ser secretario general.

Y cuando el lehendakari comenzaba a frotarse las manos ante los nuevos aires del socialismo vasco, Otegi ha venido a complicarle la vida. Batasuna le ha recordado a Ibarretxe que los abertzales siempre pueden llegar a entenderse.

Es curioso como se mueven las cosas en el País Vasco. Cuando la ofensiva contra ETA está dando frutos, cuando una parte importante de la población ha dado la espalda a los planteamientos radicales, el PNV mueve sus hilos para que, a la postre, el problema fundamental de la política vasca sea aislar al PP.

Coherencia de Eta
Antonio GARCÍA TREVIJANO La Razón 31 Diciembre 2001

El crimen sangriento atrae la curiosidad sobre sus móviles personales y sus causas sociales o congénitas. Médicos y abogados iniciaron en el XVIII la reflexión que ha conducido a la ciencia de la criminología. Y nadie piensa que los criminólogos sean los apologetas del delito. No sucede igual con el crimen terrorista. Cualquier intento de comprenderlo intelectualmente corre el gran riesgo de ser tomado por apología política del terrorismo. Se pueden contar con los dedos de una mano los pensadores europeos que se atrevieron a unir sus nombres al conocimiento racional de las causas de violencia política en tiempos de paz. Y ninguno de ellos se ha separado, en el análisis del terrorismo, de la senda trazada por la propia filosofía de la violencia: la del ingeniero Sorel para el sindicalismo, la de Corradini para el nacionalismo fascista y la del joven psiquiatra Fanon para el nacionalismo de liberación colonial. Mis reflexiones se apartan de este camino porque la violencia política, una forma de coacción propia del Estado y de la acción directa de variados tipos de oposición (desde los piquetes a los encierros o acampadas), no comprende ni explica al terrorismo nacionalista de un grupo organizado. Violencia y terror son, además, cosas bien distintas.

Califico a Eta de coherente, en el sentido lógico de esta palabra biensonante, para llamar la atención sobre el hecho de que su doctrina nacionalista, no su acción, es la única que está exenta de contradicciones y resiste la prueba de la consistencia. Prescindiendo de los dos elementos comunes a todas las teorías nacionalistas ¬el concepto orgánico de nación como proyecto y la necesidad de darle una identidad estatal¬, solamente Eta responde de modo coherente, aunque no sea consciente de ello, a las tres contradicciones doctrinales que no pueden, ni saben, resolver los demás nacionalismos operantes hoy en España. Me refiero, claro está, al derecho de autodeterminación; a la no distinción entre Independencia y Secesión; y a la coincidencia de las fronteras del Estado y las de la Nación española.

En primer lugar, Eta piensa con acertado realismo que la autodeterminación vasca no es un derecho previo que exista en la conciencia universal, sino un hecho que sólo puede imponerse por la fuerza. Dicho de otro modo: el derecho sólo podrá ejercerse si la acción del terror continuado lo impone.

En segundo lugar, Eta ha dejado claro que su objetivo es la Independencia de la nación vasca concebida como un todo, y no la mera Secesión de la parte sometida al Estado español. Así, evita la incoherencia de defender el derecho a la Secesión, como hacen todos los que hablan de la autodeterminación como derecho. Pues esto implicaría, necesariamente, el reconocimiento de que lo que se quiere secesionar tiene la condición existencial de parte; que esta parte está integrada en un todo español; y que ese todo está en cada una de sus partes. De otro modo la nación no sería algo orgánico. Lo que es inadmisible para un nacionalista.
En tercer lugar, y esto es lo decisivo, la reivindicación nacionalista de un Estado propio exige que la nacionalidad (un concepto ambiguo que se utiliza como eufemismo de nación y cuyo significado personalista precisaré en otro artículo) desborde las fronteras de un solo Estado.

Pues, en caso contrario, como sucede en la comunidad lingüística catalana, la autonomía cultural y las libertades públicas dejan sin motor sentimental al movimiento por la Secesión. Cuando Eta incluye en la nacionalidad vasca a dos provincias francesas no lo hace por un sueño utópico, ni por un ánimo de grandeza imperial, sino para reunir, al menos en teoría, los requisitos exigidos por una nacionalidad para constituirse en nación aspirante a un Estado propio mediante la Independencia.

El Ejecutivo nacionalista apartará de la enseñanza a mil profesores por no dominar el vascuence
BILBAO. ABC 31 Diciembre 2001

La consejera de Educación del Gobierno Vasco, Anjeles Iztueta, confirmó los planes del Ejecutivo nacionalista de apartar de la enseñanza a unos mil profesores por el hecho de no saber vascuence. En declaraciones a «El Correo» dijo que «para ser docente en esta Comunidad hay que ser bilingüe, y hay un colectivo de ese profesorado que, por muchísimas razones, no se ha podido euskaldunizar». En su opinión, «es un tema que está por encima del sistema educativo y lo tiene que solucionar este país y este Gobierno». Iztueta considera que «hay diferentes salidas, como las jubilaciones anticipadas» o «una readecuación hacia otras áreas del sector servicios», entre las que cita «todo lo que sea Tercera Edad y servicios sociales, atención a los desfavorecidos, orientación profesional...», ya que «en estas áreas no es tan preciso el bilingüismo y se necesita personal cualificado».

La titular de Educación añade que el número de profesores afectados se sitúa en «cerca de mil personas. Muchos tienen más de 55 años». «El sistema de servicios sociales -añade para justificar sus propuestas- es un sistema que está creciendo. Hacen falta profesionales que orienten, que canalicen la demanda».

La consejera nacionalista considera que hay que «ver sus edades, ver dónde están y, dentro del sistema público, buscar soluciones. No podemos empeñarnos en que se euskaldunicen, porque es una vía agotada. No se puede estar con los ojos cerrados, porque hay gente que lo está pasando mal. Hay que aprovechar el potencial de esas personas». A la pregunta de si «¿es imprescindible saber euskera para impartir Educación Física o Música?», responde: «En un país bilingüe, todo el profesorado tiene que ser bilingüe. Da lo mismo que dé Educación Física, Música o Inglés».

Rosa Díez: «Pactar con el PNV sería suicida para el PSE»
BILBAO. M. Alonso ABC 31 Diciembre 2001

Rosa Díez vuelve a ser una referencia en el socialismo vasco en un momento en el que el PSE tiene que optar entre mantener la estrategia con la que, con Nicolás Redondo al frente, se presentó a las últimas elecciones, o volver a los acuerdos con el PNV, de los que Rosa Díez, que fue consejera de los gobiernos de coalición, extrajo como conclusión que «el nacionalismo vasco es insaciable».

El secretario de Organización del PSOE, José Blanco, tras la constitución de la gestora del socialismo vasco, habló de adecuar su estrategia a la nueva situación derivada de los resultados de las últimas elecciones autonómicas.

-¿Qué ha cambiado en el País Vasco desde mayo?
-Lamentablemente, creo que no ha cambiado nada. El Gobierno vasco se empeña en seguir planteando como cuestión fundamental la consecución del soberanismo desde el marco institucional y los socialistas vascos seguimos pensando que el problema de este país es la falta de libertad y la existencia de ETA.

-¿Qué opina de que el presidente de la gestora, Ramón Jáuregui, haya apostado por el entendimiento con los nacionalistas?
-Los socialistas vascos tenemos un proyecto autónomo y una posición política con la aspiración de que sea mayoritaria. Si el PNV abraza mañana la Constitución, estará más cerca de nosotros y no por eso nos tendremos que marchar de esa posición para alejarnos de ellos. El objetivo fundamental es acabar con ETA y recuperar las libertades. Si el Gobierno Vasco llega a esa conclusión mañana, estaremos con ellos y será porque PNV, EA e IU habrán cambiado radicalmente.

LLEVAR AL PNV A LA OPOSICIÓN
-Jáuregui gobernó durante muchos años con el PNV y parece que la ejecutiva federal del PSOE apuesta porque se vuelva a esa estrategia...
-Los socialistas vascos, durante mucho tiempo y por razones de Estado, creímos que moderar al nacionalismo y acercarle al marco constitucional y a una posición de consenso y de respeto a la pluralidad era nuestra tarea. Ahora, la sociedad vasca y la sociedad española, y también el PNV, han cambiado mucho. La democracia está consolidada y eso hace que nosotros podamos aspirar a ganar al PNV.

-Hay quien piensa que no puede formarse gobierno en el País Vasco sin la participación de los nacionalistas.
-Tenemos la obligación de aspirar a ganarles y, además, podemos hacerlo. El PNV durante veinte años ha tenido todas las posibilidades de resolver los problemas del País Vasco y nosotros le hemos ayudado todo lo habido y por haber. Lo que ha hecho, sin embargo, ha sido traicionar al PSE y a las instituciones democráticas marchándose con ETA. El PNV no tiene como máximo objetivo terminar con ETA, sino cambiar el marco constitucional y estatutario. Nosotros no creemos que esos son los problemas del país y hemos llegado al convencimiento de que mientras gobierne el PNV será mucho más difícil terminar con los terroristas y recobrar la convivencia en términos de libertad y de igualdad en el País Vasco. Hoy resulta que para conseguir los mismos objetivos de pluralidad, libertad y terminar con el terrorismo, hemos llegado a la conclusión de que sería mucho más fácil hacerlo con el PNV en la oposición. Naturalmente, eso no significa que no queramos contar con los nacionalistas, pero creemos que no tienen que estar siempre en el gobierno.

APRENDER DE LA HISTORIA
-Entonces, el PSE tendría que gobernar con el PP...
-Nosotros ahora no estamos en con quién tenemos que gobernar, sino en volver a definir nuestro proyecto político, con la aspiración de que sea mayoritario. Después veremos lo que dicen los ciudadanos en las urnas. Naturalmente, sólo gobernaremos con alguien que plantee como objetivo máximo terminar con ETA y es evidente que en estos momentos el PNV no está en eso.

-En su partido hay quien defiende, de todas formas, un acuerdo con el PNV.
-Este es un país muy plural, nadie tiene mayoría absoluta y hay que entenderse, pero no de acuerdo con los principios del nacionalismo. Nosotros tenemos los nuestros y creemos que los problemas del país no se resuelven con el nacionalismo. La historia nos ha demostrado eso. Moderamos durante mucho tiempo al nacionalismo y se constituyeron gobiernos plurales, pero esos acuerdos también tuvieron otras consecuencias y, entre otras, la de comprobar que el nacionalismo vasco es insaciable y que no juega con las mismas reglas que nosotros. Hoy el PNV remarca sus perfiles soberanistas de una manera más nítida que nunca y no plantea terminar con ETA como su principal objetivo, sino que la misión de su Gobierno es conseguir la ruptura del marco de convivencia y del marco institucional.

-¿Se opone usted de forma tajante a un pacto con el actual PNV?
-Sería verdaderamente suicida y además irresponsable para los ciudadanos que han votado en las últimas elecciones a los socialistas vascos por nuestro proyecto autonomista, de izquierdas y para la convivencia en Euskadi.

Hacienda rechaza la última propuesta «trampa» del PNV sobre el Concierto vasco
Zenarruzabeitia ofrecía retirar ahora su pretensión de estar en la UE si Montoro prometía «asumirla» en seis meses. El Ejecutivo vasco ha vuelto a excluir a Álava de su iniciativa
El Gobierno vasco anunció ayer su disposición a retirar de la negociación del Concierto su pretensión de representación en la UE, a cambio de que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, se comprometiese a «asumir y desarrollar» esta aspiración en el plazo de seis meses en la comisión mixta del Cupo. El Ejecutivo central dio por no recibida la propuesta por considerar que, hoy, o en seis meses, es «inconstitucional». A su juicio, la fórmula planteada respecto a la presencia en Europa supone no renunciar a nada, al contrario, «hace inviable e imposible la renovación del Concierto».
C. Morodo - Madrid.- La Razón 31 Diciembre 2001

El Gobierno vasco hizo ayer una nueva maniobra en su estrategia de usar la negociación del Concierto para desarrollar sus planes soberanistas. Envió al Ministerio de Hacienda otra propuesta en la que se aceptaba que se excluyese del texto de la Ley del Concierto Económico el «escollo» de la presencia vasca en la Unión Europea. Pero, a cambio, se exigía al Ejecutivo central el compromiso de «asumir y desarrollar» esa aspiración en la comisión mixta del Cupo en el plazo cerrado de seis meses.
El Departamento que dirige el ministro Cristóbal Montoro no dio por recibida la nueva propuesta, llegada a mediodía de ayer. Fuentes de Hacienda indicaron que el planteamiento respecto a la representación en las instituciones europeas no puede ser admitido «porque lo que hoy es inconstitucional también lo será dentro de seis meses». Alegaron que el hecho de que Vitoria pretenda desarrollar su presencia en la UE en el seno de la citada comisión mixta es totalmente inviable ya que ésta tiene un «carácter bilateral» y la cuestión de la representación vasca no disfruta de esa característica.

«Marcha atrás»
Hacienda destacó asimismo que el último texto remitido, de ocho folios, supone un «paso atrás» sobre lo ya negociado en la última reunión celebrada en Madrid, el pasado jueves, y en la que se llegó a un acuerdo unánime en todos los puntos excepto en la citada cuestión de la presencia vasca en la UE. Asunto que, además, corresponde ser tratado en el acuerdo general de representación para todas las comunidades, todavía pendiente de desarrollar.

Por último, desde el Departamento dirigido por Montoro se criticó que dicha iniciativa no haya sido consultada a las Diputaciones Forales, punto que fue negado por los diputados generales de Vizcaya y de Guipúzcoa, Josu Bergara y Román Sudupe, respectivamente. Al tanto no estaba, sin embargo, la Diputación Foral de Álava, según informó Ramón Rabanera al Ministerio de Hacienda.

Desde el Gobierno vasco, la vicelendakari, Idoia Zenarruzabeitia, situó su propuesta como la «prueba del algodón», informa Efe. En rueda de prensa en Vitoria, en la que presentó su iniciativa, dijo que «si el único escollo era la representación en la Unión Europea, el Gobierno central deberá aceptar su último texto de acuerdo global, y hacer suyo el compromiso de que, en seis meses, se consensúen vías de representación en Europa».

Precisó que en la reunión del pasado jueves se dejaron asuntos sin cerrar como la «financiación de la Ertzaintza, del servicio vasco de salud o de los grupos de sociedades».

Por último, el propio Montoro calificó la propuesta de Zenarruzabeitia de «representación teatral» ya que no retira de la negociación la pretensión de Vitoria de estar representada en la UE; y desmintió que se dejaran sin cerrar las cuestiones citadas por la vicelendakari, como la financiación de la Ertzaintza.
«Tendremos que hacer ahora las reuniones con grabadoras y taquígrafos», indicó.

CRISTOBAL MONTORO
«La sombra de Arzalluz ha entorpecido cada minuto de la negociación del Concierto vasco»
Una entrevista de ESTHER ESTEBAN El Mundo 31 Diciembre 2001

HA ADELGAZADO UNOS CUANTOS KILOS Y SUS OJERAS DELATAN, INEVITABLEMENTE, LA ENORME TENSION NEGOCIADORA QUE LE HA TOCADO VIVIR EN LOS ULTIMOS DIAS. NO EN VANO, LAS REUNIONES EN EL MINISTERIO QUE DIRIGE QUEDARAN PARA LOS ANALES DE LA HISTORIA EN...

... cuanto a horas de duración. Las cuestiones a tratar lo requerían pero su resultado ha sido desigual. Primero, le ha tocado lidiar el complicado asunto de las transferencias de Sanidad para las comunidades autonomas que se ha zanjado, contra todo pronóstico, a gusto de todos y días después -sin apenas darse un respiroel polémico Concierto vasco que ha terminado en desacuerdo y dejando en Cristóbal Montoro un amargo sabor que apenas se esfuerza en ocultar.

Al ministro de Hacienda no se le cae de la boca la palabra irresponsabilidad y la pronuncia una y otra vez acusando al Ejecutivo de Euskadi de torpedear la renovación del Concierto, intentando colar por la puerta falsa y, bajo cualquier excusa, planteamientos soberanistas.En defensa de sus argumentos y del Gobierno al que representa enarbola una y otra vez la bandera de la Constitucion y entona el ¡no pasarán! ante la mínima insinuación que haga referencia a la actual configuración del Estado.

Sigue teniendo, eso sí, el aspecto de hombre dedicado a la docencia que siempre fue. Es metódico hasta la exasperación en los planteamientos, racionalista en los análisis y pragmático y pedagógico en su especialidad que también es su pasión: la Hacienda pública.Ha cambiado, eso sí , su discurso sosegado de antaño y reacciona rápido y con gran contundencia a la hora de atacar a sus adversarios políticos. Dice, sin pelos en la lengua, que Zapatero carece de liderazgo, que sus barones le dan a diario lecciones de política y que su oposición sólo sabe de sonrisas. Pone la mano en el fuego al asegurar que en primavera se producirá la cacareada bajada del IRPF. Aunque no lo aparenta, es genio y figura.

PREGUNTA. El plazo para la negociación del Concierto económico vasco se ha agotado sin acuerdo. ¿De quién ha sido la culpa?
RESPUESTA. El plazo del Cupo está prorrogado, en tanto que el 1 de enero entra en vigor la nueva ley que prorroga el actual Concierto. Por tanto, tenemos todo 2002 para promover la renovación del Concierto. Hasta ahora no ha sido posible por una sola razón: porque el Gobierno vasco está empecinado en promover la representación de las instituciones vascas en la Unión Europea. Y esa fórmula es inadmisible en la España de las autonomías. Este gobierno ha alcanzado acuerdos con todas las comunidades autónomas, sobre el modelo de financiación autonómica y la Sanidad dándoles más competencias fiscales, con lo que el resto de autonomías se aproximan a los sistemas forales del País Vasco. Sin embargo, con el Ejecutivo vasco ha sido imposible por un asunto que nada tiene que ver con el Concierto.

P. ¿Cómo valora las condiciones planteadas ayer por la vicelehendakari, Idoia Zenarruzabeitia, para llegar a un acuerdo para la renovación del Concierto?
R. Lo que ha hecho el Ejecutivo del PNV es puro teatro porque lejos de renunciar al objetivo de tener presencia en Europa lo que hacen es ponerlo como condición expresa para renovar todo el Concierto. Están emplazando al Gobierno en que en seis meses asuma y desarrolle esta presencia de Euskadi en una negociación bilateral en la comisión mixta y eso lo rechazamos de plano desde el principio de la negociación y sabían que lo íbamos a rechazar.Su nueva posición es un endurecimiento y una marcha atrás.

P. El PNV dice que ustedes tienen una actitud inmovilista.¿Es verdad que el Gobierno estaba dispuesto a aceptar la cifra de los 181.000 millones de pesetas que ellos pedían?
R. Estábamos de acuerdo en las cifras propuestas por la delegación vasca en cuanto a que la actualización de la cifra del Cupo fuera desde 173.000 millones de pesetas a 181.000, y no a 188.000, como pretendía el Gobierno inicialmente; estábamos de acuerdo en toda la revisión jurídico- fiscal, que es muy importante, y queríamos que el Concierto tuviera carácter indefinido. Teníamos la oportunidad de dar unos pasos decisivos a la hora de configurar esta relación que han sido rechazados por parte del Gobierno vasco, que ha pretendido un objetivo político diferente: la representación directa ante la UE.

P. ¿Esa sería una fórmula para intentar colar el soberanismo por la puerta falsa?
R. Pedir la representación en Europa del País Vasco es una irresponsabilidad.Es no entender que Euskadi es parte de España, y eso es ir contra la esencia misma del Estado de las autonomías. Mezclar un objetivo político con el Concierto es un ejercicio de irresponsabilidad sin precedentes. Creo que ahí hay posturas políticas, como las de determinados dirigentes nacionalistas, que han buscado el vacío jurídico-fiscal de las instituciones vascas para promover otro tipo de instituciones y remover la esencia misma del Estado de las autonomías.

P. Eso es soberanismo, ¿no?
R. El soberanismo no tiene cabida en la Constitución, en el Estado de las autonomías y en la España integrada en la UE. Eso lo tenemos que tener todos muy claro. Si alguien lo pretende, está fuera de nuestro ordenamiento jurídico, y el Gobierno está para garantizar la aplicación de nuestro ordenamiento jurídico. El Gobierno no tiene intención de promover o de facilitar posiciones políticas de otros grupos que puedan pretender el soberanismo, un nacionalismo radical o una independencia de algún territorio de España.

P. ¿El Gobierno se está planteando negociar directamente con las diputaciones forales, aislando al Ejecutivo de Euskadi?
R. Estamos estudiando, dentro de la capacidad que nos da nuestro ordenamiento jurídico, qué podemos hacer en esta nueva situación.Lo que estamos explorando es volver a la esencia misma del Concierto, que ha sido, en primer lugar ,el reconocimiento de la soberanía fiscal de los territorios históricos y la relación entre esos territorios con la Hacienda del Estado. Estamos buscando una fórmula que nos lleve a negociar directamente con las diputaciones.Y no sólo negociar ahora, sino que quede articulada la relación del Concierto entre haciendas forales y Hacienda del Estado.

P. ¿Qué ocurriría si tampoco se llegara a un acuerdo en 2002?
R. Euskadi nunca va a dejar de tener el Concierto. Ese escenario no es planteable. Los ciudadanos vascos tienen que tener la seguridad de que no van a ver alterada o modificada la esencia misma de su autogobierno en materia fiscal y tributaria. El Concierto no va a dejar de existir, por mucho que se empecine la otra parte.Ahora hay una prórroga por un año, y si no hay acuerdo en ese año, se abren dos escenarios: una nueva prórroga, que no hay que descartarlo, o que habilitemos un Concierto con las haciendas forales, que tampoco es descartable.

P. ¿Y el Gobierno estaría dispuesto a negociar con una sola diputación, por ejemplo la de Alava, que es favorable al acuerdo?
R. Negociaremos con las tres haciendas y las tres diputaciones que representan a los territorios históricos. Pero como en cualquier negociación o intento bilateral, hay que plantearse la posibilidad de que el resultado de las negociaciones no sea aceptado por todos.

P. ¿La sombra de Arzalluz ha estado presente en la negociación?
R. La sombra de Arzalluz ha estado presente cada minuto en la negociación del Concierto, pero para entorpecerla. Cada día que teníamos un encuentro, Arzalluz lanzaba un mensaje que era contrario a un resultado positivo de la negociación. Ha hecho todo lo posible para que el tema saltara en mil pedazos.

P. Cambiando de asunto. ¿Cuánto le ha costado al Estado de más que todas las autonomías asuman la competencia de Sanidad?
R. La transferencia de Sanidad ha supuesto algo más de 1,6 billones de pesetas del año 99, que, actualizados al 2002 no llega a los dos billones de pesetas. Eso es lo previsto en el modelo de financiación autonómica que acordamos en julio. Por tanto, el debate de las cifras que se ha planteado es absurdo, como absurda ha sido la postura del PSOE. Tanto frente al nuevo modelo de financiación autonómica como con la transferencia de Sanidad. El PSOE ha demostrado que no tiene liderazgo y no tiene una orientación política determinada.Han sido sus representantes autonómicos quienes han sacado los colores a Rodríguez Zapatero.

P. ¿En qué sentido le han sacado los colores?
R. Pues en que, mientras la dirección del PSOE ha hecho el ridículo más espantoso a la hora de tomar posición en un asunto tan serio como la financiación autonómica, con esa abstención esperpéntica y bochornosa en el Congreso y la gran transferencia de la Sanidad, otros líderes regionales socialistas sí han tenido esa visión, no ya sólo de defensa de los intereses de sus ciudadanos, sino de la vertebración del Estado de las autonomías que estaba detrás de esa transferencia de Sanidad. Los barones del PSOE le han dado a Zapatero una lección de liderazgo y de sentido de Estado que él no ha tenido; le han dado un baño de política a la nueva dirección del PSOE, que no es que sea joven o imberbe, es que no tiene un sentido de Estado, no sabe dónde está ni lo que está defendiendo, y tiene tantos discursos como sea necesario en cada momento. Me parece muy grave que estén llegando a cuestionar lo que es el auténtico modelo de Estado de España.

P. Otro asunto polémico es la tasa sobre las gasolinas para financiar la Sanidad. ¿No es anacrónico?
R. Es que la Sanidad la financiamos con lo que todos pagamos en materia de impuestos sobre la renta y sobre el patrimonio, el IVA... Hemos creado un nuevo impuesto que en sí mismo no equivale a actualizar los que ya tenemos sobre los carburantes, y que está afecto a la sanidad. Sirve para financiar la Sanidad, que está en manos de las comunidades autónomas.

P. Pero ese impuesto es insolidario. Un ejemplo: yo uso mi coche para hacer 100 kilómetros al día si quiero ir al trabajo, y usted va en coche oficial... Yo no pago lo mismo que el ministro de Hacienda.
R. El ministro de Hacienda también utiliza su coche los fines de semana, y entre semana no lo hago porque estoy secuestrado.La oposición ha hecho ese planteamiento, pero la demagogia tiene un límite. Ir en un coche oficial no es una prebenda, es una obligación. Créame, ir en coche oficial y blindado no me produce especial satisfacción, sino muchos inconvenientes.

P. ¿Y cuándo bajará el IRPF?
R. En la primavera tendremos una nueva ley de bajada del IRPF.Volveremos a bajar el impuesto para todos los contribuyentes, especialmente a los de rentas más bajas, los que tienen cargas familiares, las mujeres que tienen renta e hijos menores a su cargo, y para los contribuyentes que tienen personas con discapacidad o mayores a su cargo.

P. ¿Y de cuánto será la bajada?
R. Falta todavía por definir de cuánto va a ser esa bajada, pero la bajada es segura. Está garantizada. Y, además, quiero insistir en que se añade a la que promovimos en el año 99. Estamos bajando los impuestos en España. Esa es la labor que ha hecho el Gobierno, de la que, además, el Ejecutivo se siente muy orgulloso. Y yo, como ministro de Hacienda, pues me siento especialmente orgulloso de ello, porque hemos abierto una vía en este país muy importante.España era un país en el que hasta hace muy pocos años se decía que era imposible bajar los impuestos, que para ser europeos teníamos que subirlos. Hoy hemos demostrado que con menores impuestos se financia mejor el Estado, se crea más empleo, nuestras empresas son cada vez más competitivas, somos cada vez más europeos y cada vez más internacionales. Esa es la conclusión de una estrategia política como la bajada de los impuestos.

P. ¿El apetito devorador de Hacienda va a continuar con más cargas en impuestos especiales al alcohol, al tabaco, etcétera?
R. El futuro es que el alcohol y el tabaco tengan mayores impuestos, pero ese futuro será gradual. Hay determinados consumos en la sociedad que hay que penalizarlos fiscalmente. Esos impuestos especiales, progresivamente y gradualmente, irán subiendo en el futuro.

P. ¿Gescartera es ya historia?
R. Sí, Gescartera es historia. Ha dejado huella, en el sentido de que hay que aprender de eso. Ha sido un asunto desgraciado que ocurre cuando estás en la política y que no cabe duda de que hay una frustración personal detrás de ello.

P. ¿Y ha dejado huella en Aznar, que desoyó las peticiones de la oposición para que le cesara?
R. Entiendo que Aznar ha hecho lo que tenía que hacer. No había fundamento para pedir mi dimisión, fuera de la normal petición por parte de la oposición. La oposición siempre busca el desgaste del Gobierno. Lo lamentable no es hacer política, sino hacer política sucia, que es lo que ha hecho la oposición con este asunto.

P. Por fin estamos en el año del euro. ¿Ha aflorado tanto dinero negro como se pensaba inicialmente?
R. Desde hace años está aflorando la economía sumergida. Eso explica la creación de empleo, la buena evolución económica del país y la bajada del circulante físico, los billetes y monedas que están en circulación. En los últimos años ha habido una recuperación económica que ha ayudado a aflorar la economía sumergida, y también una política activa por parte del Gobierno en materia de persecución del fraude fiscal, que ha sido eficaz a la hora de regularizar situaciones que antes estaban ocultas.

P. Sin embargo, según los últimos datos del CIS, los ciudadanos vuelven a estar preocupados por la situación económica del país.¿Hay motivos para ello?
R. Estamos viviendo una situación económica internacional muy difícil, la más complicada de los últimos 30 años. España está teniendo un comportamiento positivo por primera vez en nuestra historia, porque antes, cuando la economía mundial bajaba, España no es que bajara, es que desaparecía su crecimiento económico.

Desfile de «proetarras»
Cartas al Director ABC 31 Diciembre 2001

El sábado 29 al mediodía, en Irún, grupos de jóvenes «del entorno de ETA» llenaron nuestras calles de cartelones «de la causa». Algunos llevaban la firma de «Segi», organización incluida en la lista europea de grupos terroristas y, por lo tanto, prohibida. La Ertzaintza no fue avisada y la Policía Municipal se inhibió (comportamiento usual). Esa tarde, los «radicales» ejercitaron por la ciudad una «fiaccolata», esto es, una marcha con antorchas de esas que en los 30 inventó Mussolini. Serían un par de cientos. Tras recorrer la ciudad se plantaron en la calle principal para dar cuenta de que siguen siendo los amos. Daban gritos y más de una vez entorpecieron el tráfico sin que nadie hiciese nada. La Policía Municipal seguía desaparecida (no precisamente en combate), y la Ertzaintza estaba representada por un pobre vehículo que no hubiera podido defenderse en caso de apuro. Si comparo la libertad de estos sujetos totalitarios y chulescos que, por puro giro lingüístico llamamos «del entorno de ETA», con la falta de dicha libertad en que viven los concejales populares de Irún, simplemente por defender la Constitución, no puedo dejar de pensar que todo eso de las listas europeas de terroristas y de «euroordenes» no serán más que papeles y mientras, los proetarras harán lo que se les antoje ante la inhibición de las fuerzas locales y autonómicas.  Aitor Hernández Franco. Hondarribia-Fuenterrabía.

Recortes de Prensa   Página Inicial