AGLI

Recortes de Prensa     Jueves 24  Enero  2002
#Los alumnos aprenden más rápido cuando estudian en castellano que en gallego
La Voz 24 Enero 2002

#Todos con Ibarretxe
Iñaki EZKERRA La Razón 24 Enero 2002

#La verdad persigue a «Ternera»
Editorial La Razón  24 Enero 2002

#IBARRETXE VUELVE A APOYARSE EN BATASUNA PARA GOBERNAR
Editorial El Mundo  24 Enero 2002

#De Zapatero a zapatitos
Julián LAGO La Razón  24 Enero 2002

#¿Qué está pasando?
PATXO UNZUETA El País  24 Enero 2002

#Meter el zapato
ANTONIO GALA El Mundo  24 Enero 2002

#Cuentas descosidas
Editorial El País

#Garzón asegura que la ilegalización de Gestoras conlleva la de Askatasuna
AGENCIAS/MADRID El Correo  24 Enero 2002

#Detenido en Las Landas uno de los etarras más buscados por la Policía española
ÓSCAR B. DE OTÁLORA/BILBAO El Correo  24 Enero 2002

Los alumnos aprenden más rápido cuando estudian en castellano que en gallego
La Voz 24 Enero 2002

Veinte años después de la normalización linguística, una tesis sostiene que los niños asimilan con dificultad información en lengua gallega

A los escolares les cuesta más comprender lo que leen cuando está escrito en gallego. Esta es, al menos, una de las principales conclusiones de un estudio abordado desde la facultad de Ciencias de la Educación del campus de Ourense. Realizado entre una muestra de casi un millar de alumnos, la tesis descubre que, veinte años después de la aprobación de la Ley de Normalización Lingüística, la implantación de la lengua gallega entre los escolares aún no es del todo satisfactoria. El estudio llega incluso a demostrar que los escolares de zonas rurales son, además, los que presentan mayores dificultades en el aprendizaje en gallego.

Uno de los principales objetivos del estudio era ahondar en las habilidades mentales de los escolares que utilizan para su educación material en gallego. Sus resultados son contundentes. Todos los procesos mentales entre los estudiantes de distintos niveles son más rápidos cuando se realizan sobre la base de la lengua castellana. y procesar textos en gallego aún provoca serias dificultades para la gran mayoría de escolares.
Llegar a estas conclusiones supuso un trabajo de varios meses a su autor, el profesor ourensano Camilo Brandín. El comportamiento de casi un millar de escolares, de 3º y 5º de Primaria y primer curso de ESO, de diferentes centros de Ourense, fue estudiado en sucesivas ocasiones. Se trataba de descubrir cómo asimilaban mejor las materias, en gallego o en castellano.

Las conclusiones no dejan lugar a dudas sobre la prevalencia del castellano, pero tampoco lo hacen sobre otro factor quizás aún más preocupante. Se trata del hecho de que son los estudiantes de zonas rurales los que presentan los tiempos más largos de asimilación, sea en gallego -lengua que además utilizan asiduamente- o en castellano.    MARTA VÁZQUEZ (OURENSE)

Todos con Ibarretxe
Iñaki EZKERRA La Razón 24 Enero 2002

Fue el lunes a las doce del mediodía junto al Guggenheim. Acudí a la concentración de protesta ante los paquetes bomba enviados por Eta a los tres periodistas y esperaba encontrar en el centro de ese acto a la comisión convocante y a los representantes de esos medios amenazados. Esperaba la lectura de algún texto por parte de un profesional de la información y una simple ocasión para solidarizarme con los que acababan de ver la muerte cerca, para animarnos mutuamente los que, por tener una relación más o menos directa con un diario, una cadena de radio o televisión, convivimos con el miedo.

Uno iba, en fin, con esa idea y se encontró con la grotesca paradoja de que quienes se colocaban con todo descaro en el centro de la concentración eran los políticos del PNV. EA e IU, como si fueran ellos los amenazados, los supervivientes, los necesitados de solidaridad. En vez de situarse con discreción, allí estaban, controlando la movida, Ibarretxe y su Gobierno de Lizarra 2, los que hablan de la Brunete mediática, los que mantienen el pacto con Batasuna en los ayuntamientos, los que comparan a las víctimas con sus verdugos y a los periodistas perseguidos por Eta con los llamados a prestar declaración bajo la acusación de colaborar con Eta más que ideológicamente.

Cuando llegaron los aplausos que suelen poner fin a estas movilizaciones, uno se encontró ante la ridícula situación de que si se sumaba a éstos iba a aplaudir en realidad a Ibarretxe y su pandilla. Para eso se habían puesto precisamente donde se habían puesto, para provocar ese malentendido, para esa foto trucada: «Todos con Ibarretxe», «¿Ibarretxe, no te rindas!».

Pero alrededor de esa foto estaba la Euskadi real, el redactor que murmuraba «¿tendrán morro!», la corresponsal que exclamaba «¿que se vayan a la mierda!», la analista política que bromeaba «¿ha venido el lindakara, qué chupi!», el enviado especial que susurraba del alcalde Azkuna «mira, el michelín que no se pierde una de Udalbiltza». Estaba el columnista Santiago González contándome con su humor habitual cómo se había permitido darle unas palmadas Koldo San Sebastián, uno que en un artículo del Deia lo había asociado con el GAL por haber colaborado en el diario socialista «Tribuna Vasca» en la era de Damborenea. Estaba la famosa Brunete mediática entre divertida y harta de que le den palmaditas en la espalda quienes son parte del problema. Estaba una vez más recogiendo las declaraciones de esos que son parte del problema. ¿No es hora de que se oiga lo que se decía alrededor de esa foto? ¿Qué fiera Brunete es esta que se amordaza y da el micrófono al enemigo para que se diga que «la solución es más soberanismo»?

La verdad persigue a «Ternera»
Editorial La Razón  24 Enero 2002

La fiscalía ha pedido que el Tribunal Supremo actúe de una vez contra José Antonio Urruticoetxea, «Josu Ternera», como inductor del atentado contra la casa-cuartel de Zaragoza, donde la banda asesinó a doce personas, entre ellas cinco niñas, en 1987. La situación del diputado batasuno, protagonista de homenajes por su actividad criminal y esperpéntico miembro de una comisión de «derechos humanos» de la cámara de Vitoria, puede felizmente trocarse gracias al trabajo de los investigadores y de la Fiscalía de la Audiencia Nacional.

Se trata de una decisión plenamente acertada, llamada a restituir la legalidad y acabar con el actual contrasentido que supone su condición de diputado regional. Han pasado los años, pero la verdad terminará por alcanzar a «Ternera», y ahora se podrá demostrar que fue uno de los dirigentes de la banda en su periodo más sangriento y que por ello debe responder ante la Justicia de los crímenes perpetrados por sus obedientes huestes etarras. «Josu Ternera» debe, en este sentido, seguir los pasos de otros jefes etarras como «Pakito» o «Fitipaldi», extraditados en su día desde Francia y hoy procesados por el asesinato de Zaragoza.

Hay que felicitar a la Fiscalía de la Audiencia Nacional por una decisión que beneficia a la causa de la Justicia y que puede permitir, si los jueces así lo determinan, cerrar uno de los capítulos más vejatorios de nuestra democracia.

IBARRETXE VUELVE A APOYARSE EN BATASUNA PARA GOBERNAR
Editorial El Mundo  24 Enero 2002

El resultado de la votación parlamentaria del proyecto de Ley de Presupuestos del Gobierno vasco, al margen de dar lugar a una situación inédita y sin precedente alguno desde el punto de vista legal, ha vuelto a poner de manifiesto la complicidad de los partidos que sostienen a Ibarretxe, PNV, EA e IU EB, con Batasuna, el sostén político del terrorismo de ETA.

La abstención de los parlamentarios radicales propició ayer la aprobación en la Cámara de Vitoria de los presupuestos de cinco consejerías del Gobierno vasco, las dotadas con mayores partidas, entre las que figuran, claro está, las que subvencionan a organismos fruto del pacto de Estella, como Udalbiltza. De esta forma, Juan José Ibarretxe evita tener que prorrogar el Presupuesto un año más, pero al precio de dar lugar a un disparate jurídico que consiste en que el Gobierno se vea obligado a «llenar de contenido los vacíos» de un presupuesto aprobado sólo en parte.Como dijo ayer Jaime Mayor Oreja, «hace falta un genio en Derecho Constitucional para explicar qué es lo que va a pasar».

Al margen de la inseguridad jurídica creada por el empecinamiento del Gobierno vasco en gobernar como si tuviera la mayoría absoluta, la gravedad de lo que ayer sucedió en la Cámara de Vitoria va más allá de las partidas presupuestarias. Juan José Ibarretxe que al ser elegido lehendakari se comprometió públicamente a no sentarse ni acordar nada con los radicales mientras no condenaran la violencia terrorista podrá gastar al menos la mitad del Presupuesto gracias a los votos de parlamentarios como Josu Ternera, a quien la Fiscalía imputa una participación en el atentado de ETA contra la casa cuartel de la Guardia Civil en Zaragoza, en el que murieron doce personas, entre ellas cinco niñas.

Y todavía tuvo la desvergüenza el lehendakari de acusar a PP y PSOE de hacer el juego a Batasuna y de permitir que la votación del pleno se desarrollara como una especie de bingo, cuando fue el PNV el grupo que solicitó la votación separada de los artículos y negoció con los radicales partida a partida.

Lejos de haber superado la dinámica soberanista y excluyente pactada en Estella, PNV y Batasuna han vuelto a sumar, igual que en la pasada legislatura, tácticas y estrategias. Que no se quejen, pues, los nacionalistas vascos cuando se pone en duda su voluntad de combatir el terrorismo y todas sus tramas si eligen como compañeros de viaje a los parlamentarios de Batasuna. Y que tomen nota quienes dentro del PSE EE sostienen que su partido debe ser equidistante tanto del PP como del PNV.

De Zapatero a zapatitos
Julián LAGO La Razón  24 Enero 2002

-¿Se acuerda que, hace un par de semanas, le anuncié que el PSOE apoyaría una reforma constitucional a cambio de que el nacionalismo vasco se desprendiera de su anticonstitucionalismo?
¬Me acuerdo, me acuerdo.
¬Pues ésa es la operación diseñada por González para el socialismo vasco.
¬Yo no sabía que González se dedicara al diseño.
¬Es un decir, González se dedica: o a ir de lobbysta con Solchaga / Pepe Aureliano Recio, que están poniéndose tibios, o a joder a Aznar, que le tiene sicosomatizado.
¬El otro día me crucé con él en el hotel Villamagna, vestido de cuero, muy raro, aunque más raros eran los dos tipos que le acompañaban.
¬No sé, vendría de la finca.
¬¿De qué finca? ¿González se ha comprado una finca?
¬Ya se enterará de qué finca venía. Pero déjeme que le explique la operación. Primera fase: liquidar a Redondo. Segunda fase: proponer, como acaba de hacer Zapatero, listas conjuntas del PSOE con nacionalistas y populares para los municipales.
¬Le habrá dado un aire.
¬No, es para incomodar al PP. A quienes sí les ha dado un aire es a Rosa Díez y a Javier Rojo. No me les imagino del brazo de Arzallus, cuyo partido, no olvidemos, presta sus votos en los ayuntamientos a los proetarras de Batasuna. Ibarretxe, desde luego, está esperando sentarse a hablar con Zapatero.
¬Pero, hablar ¿de qué? ¿De la autodeterminación? ¿Del referéndum? ¿De los electos del PNV asesinados por Eta?
¬Del aparcamiento del pacto antiterrorista. ¿Menuda pirueta! Del pacto antiterrorista al pacto con los soberanistas.
¬O sea, de Zapatero a Zapatitos, como le llaman los suyos para ningunearle.
¬Zapatero, no lo olvide, vive en libertad vigilada. Sólo tiene que leer «El País». ¿No escucha a Gabilondo? Qué fino es el tío, no ha dejado de darle cera desde que empezó a entenderse con el PP.
¬No se signifique, que luego Gabilondo no le cita en sus referencias.
¬Qué quiere que le diga, Gabilondo me parece persona cabal, además yo no digo que le den instrucciones a Iñaki. Al revés, lo que digo es que Prisa es el único grupo editorial que tiene un partido político propio.
¬Ese chiste es viejo.
¬Pregunte a Zapatero sobre el famoso almuerzo, y no me refiero al almuerzo Polanco-González-Arzallus, que nunca existió... Me refiero al almuerzo que sí existió con Zapatero, en el se oían los gritos por los pasillos de «El País».
¬¿No estarían torturándole?
¬Le gritaban, le gritaban... El pobre Zapatitos está condenado a quedarse para vestir santos.
¬Yo pensaba que estaba casado, y bien casado con Sonsoles.
¬Para vestir santos políticamente hablando.
¬¿Ah!

¿Qué está pasando?
PATXO UNZUETA El País  24 Enero 2002

De acuerdo: una enseñanza de las últimas elecciones vascas es que no se puede derrotar a la vez a ETA y al nacionalismo. Es cierto que éste se beneficia del empuje del mundo violento, pero no son lo mismo. Además, ha ocurrido algo no previsto por nadie: el vaciamiento de HB, aparte de permitir al PNV conservar el poder, le ha proporcionado una coartada moral para su deriva soberanista. La de que sirve para arrebatar apoyos sociales al terrorismo, desplegando una política paralela a la de los radicales, pero pacífica.

Sin embargo, no está claro cómo conseguir asociar al nacionalismo al frente contra ETA sin que el precio sea avalar su política de ruptura del consenso estatutario. Ya no se plantea, como en el pacto con ETA, la exclusión, en tanto que enemigos de Euskal Herria, de los 575.000 votantes de PP y PSOE. Sino sólo la de los 325.000 del PP. El nacionalismo de Arzalluz necesita un buen enemigo. Le serviría el PSOE, pero prefiere al PP. La acusación de que Redondo se había entregado a La Moncloa fue un lugar común en la prensa nacionalista antes de ser incorporada al discurso de los que le hacían la cama. Lo que divide a los socialistas vascos no es la conveniencia de intentar recomponer la unidad con los nacionalistas frente a ETA -que nadie discute- sino si es aceptable esa condición implícita del PNV-EA (aislar al PP, convirtiéndolo en enemigo principal) para alcanzar acuerdos políticos.

Hay un cierto voluntarismo en quienes sostienen que los nacionalistas han roto ya con la lógica de Lizarra o que hay que restablecer los pactos con ellos para ayudarles a romper definitivamente. El mismo día que se conocía la retirada de Redondo, el portavoz del PNV declaraba la vigencia de Udalbiltza: la asamblea de municipios de Euskadi, Navarra y País vasco-francés ideada por ETA/HB como alternativa al Parlamento vasco. Tras la ruptura de la tregua, PNV y EA expulsaron de esa asamblea a los representantes de HB, que creó la suya, pero la mantienen activa porque, dice Egibar, 'dentro de año y medio tenemos elecciones municipales' y 'la apuesta sigue vigente'. Ayer, el Parlamento vasco aprobó, gracias al respaldo de Batasuna, subvencionarla con 75 millones.

El nuevo presidente del PNV en Álava, Iñaki Gerenaberrena, declaraba el lunes a Gara que la única solución es 'un escenario al estilo de Lizarra', aunque ampliado con 'un partido español'. Un partido como el PSOE, que haga menos inverosímil, por ejemplo, la incorporación de Navarra, donde el voto nacionalista no llega al 20%. Y que sirva de coartada pluralista a un proyecto excluyente. Por eso, más importante que lo que digan las ponencias es el mensaje que la retirada de Redondo transmite al nacionalismo: el de una disposición a relativizar las condiciones y a eliminar los obstáculos para el entendimiento. Sin reparar en gastos: el juego sucio utilizado al final hace sospechar que no sólo había paranoia en la impresión de acoso de que habló Redondo. Es cierto que ha cometido errores, pero sería hipócrita ignorar que antes le habían abandonado aquellos de los que parecía lógico esperar apoyo. Los cuales no parecen considerar relevante el dato de que la política que acabó encarnando (diferente a la anterior) ha sido respaldada por 253.000 votantes, cifra nunca antes alcanzada en unas autonómicas. Se repite lo que le hicieron a Garaikoetxea tras las elecciones de 1984.

¿Qué está pasando? El lunes, tras la Ejecutiva Federal reunida en Barcelona, Zapatero dijo que Maragall le abriría las puertas de La Moncloa. Es cierto que para triunfar en las generales el PSOE necesitaría ganar credibilidad venciendo antes en las autonómicas catalanas. Algo que sólo puede conseguir, hoy por hoy, con un candidato como Maragall y un mensaje filonacionalista. Pero la encuesta del CIS confirmó ayer que la mayoría de los españoles considera prioridad máxima el problema de ETA. Para vencer a Aznar en toda España, el PSOE no puede hacer en Euskadi una política muy diferente a la que encarnaba Redondo. Esos dos vectores contradictorios siembran la duda en la Ejecutiva, y esa duda ha creado el conflicto que ha dividido a los socialistas vascos. Eso está pasando.

Meter el zapato
ANTONIO GALA El Mundo  24 Enero 2002

Zapatero, el pobre, ha perdido hasta los zapatos. Da una en el clavo y cien en la propia herradura. Convoca, para presentarse a las elecciones vascas en listas conjuntas, a todos menos a los batasunos. ¿Y qué es el PNV? ¿Y EA? ¿Con quién quiere quedar bien el falso líder? ¿Quiere encubrir la enemistad democrática con los nacionalismos próximos a ETA? ¿Se brinda a pactar con los mismos que están dejando en cuadro los ayuntamientos por vías laterales y no rectas? ¿Con los que están, con su torpeza, despoblando el país? ¿Busca ese punto central, que Redondo demostró que no existe? A Zapatero lo han mandado de excursión a Euskadi.Pero para que no vuelva.

Cuentas descosidas
Editorial El País

El debate de los Presupuestos del País Vasco para este año, que arrancó con aires de sainete, concluyó provisionalmente ayer en farsa. El Gobierno tripartito considera que dispone ya de un marco legal para funcionar, pese a los 'vacíos' e 'inconcreciones' abiertos en la tramitación parlamentaria. Pero lo cierto es que esas palabras describen mal el desaguisado presupuestario resultante, cuya principal responsabilidad no puede endosar Ibarretxe a una coincidencia antinatural de la oposición (PP, PSE y Batasuna). La tarea prioritaria de un Ejecutivo es asegurarse la gobernabilidad, es decir, la mayoría parlamentaria suficiente para poder sacar adelante sus proyectos. Aferrándose a una lectura errada de su victoria en las elecciones de mayo, Ibarretxe no ha querido hacerlo. Prefirió completar su Gobierno (PNV-EA) con el añadido insuficiente de IU -los tres partidos suman 36 escaños sobre 75- y confiar en que populares y socialistas se aplicaran la restricción de no acordar nada con Batasuna. Por eso presentó el proyecto de Presupuestos sin haber intentado una negociación seria con alguno de los grupos, obviando que si en algún punto cabe una coincidencia técnica entre fuerzas antagónicas es en oponerse a unas cuentas que no les satisfacen por motivos diametralmente opuestos.

Para evitar su rechazo en la votación de las enmiendas de totalidad, los partidos del Gobierno empujaron al presidente de la Cámara, Juan María Atutxa, a una interpretación del reglamento contraria a la costumbre y a la ley, lo que a su vez condujo a otro dislate: que, en protesta por esa cacicada, populares y socialistas bloquearan el Parlamento junto con una fuerza antisistema como Batasuna. El nuevo acto de ayer pone el colofón a la sucesión de desatinos. Convertido en árbitro de la situación, el brazo político de ETA condicionó la aprobación parcial y selectiva de unos presupuestos descosidos y caóticos, que en su integridad no han llegado a ser votados nunca por el pleno de la Cámara y cuya validez legal está en duda. El lehendakari ha cargado las tintas sobre la coincidencia anómala de PP y PSE con Batasuna, pero su empecinamiento en gobernar como si dispusiera de mayoría absoluta es lo que ha activado la capacidad distorsionadora del grupo de Otegi. Ibarretxe ha evitado una nueva prórroga presupuestaria, pero ha sido al precio de aumentar la crispación política e institucional que se vive en Euskadi y de negar en la práctica el diálogo que predica.

Garzón asegura que la ilegalización de Gestoras conlleva la de Askatasuna
AGENCIAS/MADRID El Correo  24 Enero 2002

La ilegalización de las actividades de Gestoras pro Amnistía «supone también la de las sucesivas organizaciones que sustituyan a Gestoras, mantengan sus postulados y actividades y que fraudulentamente quieran desconocer esta resolución judicial, como se acredita con la entidad Askatasuna».

Así lo afirma el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón en el auto en el que rechaza el recurso interpuesto contra la resolución en la que, el pasado 19 de diciembre, declaró la ilicitud de las actividades de Gestoras como parte integrante de la organización terrorista ETA-KAS-EKIN.

El magistrado afirma que «las actividades descritas en la resolución impugnada», entre las que incluyó la captación de militantes para la estructura operativa de ETA y la promoción y coordinación de actividades de «presión social» (violencia callejera), «tienen claro contenido delictivo, con lo que ineludiblemente deben declararse ilícitas».

«Sería un contrasentido insalvable investigar por delito de integración en organización terrorista y permitir la continuidad de la actividad sin expresar el contenido ilícito de la misma», añade.

Según el auto de Baltasar Garzón, de la investigación se desprende que los imputados «integran, sustentan y desarrollan una estructura -Gestoras pro Amnistía- sin existencia legal y que ahora se ha sustituido por Askatasuna».

Detenido en Las Landas uno de los etarras más buscados por la Policía española
El arrestado es Alberto Rey, acusado de pertenecer a los comandos Donosti y Madrid. Un segundo activista consiguió huir con un coche robado tras encañonar a los gendarmes.
ÓSCAR B. DE OTÁLORA/BILBAO El Correo  24 Enero 2002

ETARRA DETENIDO Nombre: Alberto Rey Domerck, alias Beto. Edad: 32 años. Detenciones: El activista fue detenido en 1988 en Bilbao por pegar carteles de Jarrai, aunque quedó en libertad a las pocas horas. En 1992 fue arrestado y encarcelado por prestar ayuda a un joven de Barakaldo que resultó herido al estallar un artefacto que manipulaba. Fuga: En marzo de 1997 Beto participó en los preparativos para asesinar en San Sebastián al funcionario de prisiones Francisco Javier Gómez Elosegi. Después de que fuera detenido el etarra que mató al trabajador, Rey huyó. Atentados: La Policía cree que Alberto Rey pudo participar en los cuatro atentados cometidos por el comando Madrid entre 1999 y 2000. En esas acciones fallecieron cinco personas.

Una patrulla de la Gendarmería detuvo ayer en Las Landas a Alberto Rey Domerck, uno de los etarras más buscados desde hace dos años, mientras que un segundo activista cuya identidad se desconoce consiguió huir. Rey Domerck estaba considerado por el Ministerio de Interior como un terrorista «armado y muy peligroso» y desde junio de 2001 su inconfundible imagen -un rostro redondo, con la cabeza rapada, gafas y un pendiente en la oreja izquierda- destacaba en los carteles distribuidos por la Policía en aduanas, aeropuertos y centros oficiales.

El arresto de Alberto Rey se produjo en las inmediaciones de la localidad vascofrancesa de Tartas, próxima a Dax. Hasta la sede de la Gendarmería de esta última localidad habían llegado rumores sobre la celebración en la zona de una fiesta ilegal, por lo que se ordenaron una serie de servicios de vigilancia rutinaria por el extrarradio. Alrededor de las diez de la mañana, una patrulla compuesta por dos agentes descubrió un Peugeot 306 rojo aparcado cerca de una gravera, en las inmediaciones del río Adour. El vehículo intrigó a los agentes, que se acercaron para identificar a las dos personas que se encontraban en su interior y les pidieron que descendieran.

Desde el suelo

Los policías escucharon a los sospechosos hablar en castellano, por lo que desenfundaron sus pistolas ante la sospecha de que fueran miembros de ETA. En ese momento, los activistas esgrimieron sus armas. Al parecer, uno de ellos se lanzó al suelo sin dejar de encañonar a los gendarmes, momento en el que su acompañante subió al turismo y huyó a toda velocidad. Rey arrojó su pistola y fue detenido por los Policías. Las fuerzas de seguridad galas pusieron en marcha inmediatamente el plan Epervier, un dispositivo especial de seguridad, para intentar capturar al huido. A última hora de la noche, el coche todavía no había sido localizado.

El arrestado se identificó desde un primer momento como miembro de ETA, aunque ofreció una identidad falsa, la de Txomin Comin Núñez. Posteriormente, los agentes comprobaron que se trataba realmente de Alberto Rey Domerck, Beto.

El etarra, de 32 años y nacido en Bilbao, fue miembro de Jarrai y de KAS. En 1992 fue detenido por prestar ayuda a un miembro de un grupo Y de Barakaldo herido al estallar el artefacto que manipulaba. La Audiencia Nacional ordenó su encarcelamiento y en 1993 salió en libertad. Cuatro años más tarde su rastro reapareció en el comando Donosti , que en esas fechas lideraba Francisco Javier García Gaztelu Txapote, quien llegó a jefe militar de ETA. Beto , junto con otros tres activistas, recibió la orden de asesinar en San Sebastián al psicólogo de la cárcel de Martutene Francisco Javier Gómez Elosegi, aunque finalmente no participó en ese atentado. El asesinato del funcionario fue cometido por Fernando Elejalde, a quien se detuvo tras el atentado. A consecuencia del arresto, Rey huyó.

En esa fecha se perdió su pista. En el año 2000, en medio de la brutal ofensiva iniciada por ETA, el Ministerio de Interior difundió mas de 250.000 carteles en los que su fotografía aparecía como la de uno de los miembros de la banda encuadrados en los comandos operativos de la organización. Entre 1999 y 2000, Alberto Rey formó parte del comando Madrid , junto con la ex edil de HB Ana Belén Egüés, detenida en noviembre del año pasado. Según la agencia Vasco Press, Beto decidió abandonar este comando por sus discrepancias con la concejal radical.

Recortes de Prensa   Página Inicial