AGLI

Recortes de Prensa     Martes 29  Enero  2002
#La deslealtad de Ibarreche
Editorial La Razón 29 Enero 2002

#Emocionante
Alfonso USSÍA ABC  29 Enero 2002

#Dinámica soberanista
Breverías ABC  29 Enero 2002

#La crisis socialista en el País Vasco
ANDRÉS DE BLAS GUERRERO El País  29 Enero 2002

#La sentencia de la secta
Enrique de Diego Libertad Digital  29 Enero 2002

#Redondo Terreros
Ángel MACÍAS La Razón  29 Enero 2002

#Los profesores españoles no cubren las plazas convocadas para ellos en EE.UU.
NUEVA YORK. Alfonso Armada corresponsal ABC  29 Enero 2002

#Diabólico ingenio de ETA a la búsqueda del máximo daño
Impresiones El Mundo  29 Enero 2002

#EL CENTRALISMO AUTONOMICO, PRINCIPAL ESCOLLO DEL PACTO LOCAL
Editorial El Mundo  29 Enero 2002

#Hallado en Toulouse un fichero con 'información estratégica' de ETA
JORGE A. RODRÍGUEZ  Madrid El País  29 Enero 2002

#Dimite el único concejal del PSE-EE en Lazkao
EFE SAN SEBASTIÁN El Correo  29 Enero 2002

#Lecciones electorales
SANTIAGO GONZÁLEZ El Correo  29 Enero 2002

#Mayor Oreja cree que "hay movimientos" en el País Vasco para anunciar una nueva tregua trampa
EFE Libertad Digital  29 Enero 2002

#EL MODELO DEL TIGRE CELTA
PABLO GONZÁLEZ La Voz  29 Enero 2002

#La estrategia del impacto
FERNANDO LOPEZ AGUDIN El Mundo  29 Enero 2002

La deslealtad de Ibarreche
Editorial La Razón 29 Enero 2002

Juan José Ibarreche es el presidente del gobierno autónomo del País Vasco, el lendakari, y como tal está especialmente obligado a cumplir con lealtad las leyes, desde la Constitución y el Estatuto de Autonomía hasta la última ordenanza o edicto municipal. Y tiene igualmente la obligación y el deber de gobernar para todos los ciudadanos que viven en la región, con independencia de si son o no votantes del PNV, o de si son partidarios del nacionalismo o lo rechazan en absoluto. Es en el cumplimiento de estos deberes, y no en la exclusiva profesión de un partidario credo político, en donde reside la legitimación ética para poder representar a los ciudadanos en la Comunidad y administrar para ellos los recursos públicos del Estado.

El presidente de la autonomía vasca ha sido invitado, en función del cargo que ocupa, al acto público de la botadura de un navío, construido en los astilleros de Sestao, en Vizcaya, por la empresa nacional Izar. Hubiera resultado en extremo descortés, y políticamente incorrecto por parte de una empresa de propiedad estatal, no ofrecer al lendakari la ocasión de apoyar con su presencia un éxito de la industria naval vasca. Por desgracia, Ibarreche ha condicionado la invitación: sólo estará presente en el acto si se altera el protocolo y no se interpreta el himno nacional. De esta forma desafiante, el peneuvista Juan José Ibarreche se declara, de hecho, incompatible con uno de los símbolos, el himno, que identifican a España como Estado y pone un nuevo hito en su marcha soberanista y excluyente.

La actitud de Ibarreche resulta de todo punto inadmisible, por más que sea fácil de adivinar en su actuación el peso que los proetarras tienen en el Parlamento de Vitoria y, por consiguiente, en su Gobierno. El escandaloso proceso de tramitación del proyecto de ley de Presupuestos, junto a la negativa a negociar el Concierto, ha puesto de manifiesto que es Batasuna, el brazo político de Eta, quien manda y ante quien Ibarreche debe plegarse una y otra vez.

Por más que el lendakari trate de ocultarlo, lo cierto es que el PNV no obtuvo el esperado triunfo en las elecciones autonómicas. A pesar de haber unido sus listas con las de EA, no obtuvieron la mayoría suficiente y su grupo ha optado, a pesar de ello, por apoyarse en personajes de la calaña de Otegui y Josu Ternera, antes que por pactar acuerdos de Gobierno con los partidos que defienden la Constitución y la libertad.

Si el hijo político de Javier Arzallus hubiera actuado como un político normal, es decir, mínimamente respetuoso con el marco constitucional, no vería en estos momentos a su gobierno contra las cuerdas y sus manos atadas, pendiente del apoyo puntual de los batasunos. Podría, al menos, demostrar cortesía en lugar de verse obligado a escenificar, en la menor ocasión, el desafío y la deslealtad al Estado del que el País Vasco forma parte por vínculos indisolubles.

Emocionante
Por Alfonso USSÍA ABC  29 Enero 2002

Una noticia inesperada ha desplazado a un segundo lugar en el interés nacional al Congreso del Partido Popular. Se trata de un hallazgo científico que colma las aspiraciones del ámbito vasco de decisión. El descubrimiento y posterior inclusión en el «Catálogo Oficial de Razas Animales de Euskal-Herría» de las dos especies de caballos autóctonos vascos sin mezcla de relinchos ajenos. Se trata del caballo «Pottoka», que se traduce como «regordete o grueso», y del «Euskal Herriko Mendiko Zaldía», o «caballo vasco de monte o montaña». El primero se parece al común percherón y el segundo, por lo de la montaña, a Abraham Olano.

Con este capital descubrimiento, se enriquece el hecho diferencial de la fauna doméstica vasca respecto a la española, que se inició con la aparición imprevista de la gallina «Goli-Gorri», de la vaca «Betizu» (huraña o salvaje) y de la abeja guipuzcoana (Apis melífera arzallucensis), de reconocida miel y peligroso aguijón. Posteriormente, los científicos asesores de «Ajuria-Enea» ampliaron sus conocimientos gallináceos y establecieron un nuevo orden cacareante. Partiendo de la gallina vasca, la «Euskal oiloa», se aceptaron cinco modalidades que cumplían a rajatabla las exigencias avícolas del Pacto de Estella. A saber, la «Beltza» (negra), la «Gorría» (roja), la «Lepasoila» (pescuezo pelado), la «Marraduna» (ruidosa o alborotadora) y la «Zilarra» (plateada). Unos meses después, en un caserío de vocación altozana, los científicos se toparon con una vaca diferente a todas las demás, que inmediatamente mereció ser incluida en el «catálogo de razas vascas». Se trata de la vaca «Monchina» o «Montxina», que no significa nada excepto que fue avistada en un caserío cuyo propietario se llamaba «Monchi» o «Montxi», diminutivo de Ramoncho o Ramontxo, es decir, Ramón. De ahí que a la vaca «Montxina» se la conozca popularmente como la «Ramona», que no es muy científico, pero sí bastante eficaz. La «Ramona» es vaca de grandes tetas y mirada triste, al contrario de la «Betizu», de ubres menguadas, generosa en carnes y muy alegre en el trato personal.

También se aprecian diferencias estimables entre los dos caballos autóctonos vascos. El «Pottoka» o regordete, es fuerte, tranquilo y muy reservado en su manera de ser. Para que un «Pottoka» relinche, tiene que estar de muy mala leche. Al revés que el «Euskal Herriko Mendiko Zaldía» o caballo vasco de montaña, que es ágil, nervudo, de pelo áspero y muy comunicador. Se dice (aunque no se ha demostrado científicamente por ahora) que en las granjas en las que coinciden gallos y gallinas «marradunas» y caballos «Euskal Herriko Mendiko Zaldía», en las mañanas primaverales, mientras las primeras ponen sus huevos y los segundos descansan de sus correrías, cantan al unísono bellos y entonados zorcicos, ejecutando las primeras voces las gallinas y las segundas, los caballos. El «baserritarra» del caserío «Zubimendi», cercano a Oyarzun, asegura que sus «marradunas» y sus «Euskal Herriko Mendiko Zaldías» dominan a la perfección el «Agur Jaunak», el «Chiquito de Arigorri» (fragmento del «Caserío» de Guridi) y el «Boga, Boga, mariñela», si bien, en esta última composición, reconoce que dos o tres gallinas «marradunas» sueltan algún gallo en los agudos. Cuestión de paciencia y más interés durante los ensayos.

En los primeros días de enero de este 2002 que nos ocupa y ampara, el diario «Deia» publicó a doble página otra noticia sensacional. La confirmación de la existencia del cerdo autóctono vasco, el «Euskal herriko txerdi», o «Euskal herriko kutto-kutto». No obstante, aún no han sido incluidos los cerdos autóctonos vascos en el catálogo general por motivos de diferencias de criterio entre los propios científicos, naturalistas y expertos responsables de su elaboración. Para unos, el cerdo autóctono vasco es una realidad incuestionable y sólo puesta en duda por los enemigos del nacionalismo. Para otros -cesados fulminantemente por Josu Jon Imaz-, la clasificación del cerdo autóctono vasco no corresponde a los naturalistas y zoólogos, sino a los sociólogos. Se confía, no obstante, que en la próxima reunión, los tiquismiquis sean superados y los cerdos de raza vasca -cerdos y cerdas, diría el «lehendakari»- puedan ingresar tranquilamente en el «Gotha» de la fauna doméstica vascongada.
Celebremos todos la emocionante y gran noticia.

Dinámica soberanista
Breverías ABC  29 Enero 2002

Aquí de lo que se trata es de impulsar o no impulsar «dinámicas reales encaminadas a acumular fuerzas para superar el actual marco jurídico por la vía del soberanismo». O sea, que dice José Elorrieta, el secretario general de ELA, el sindicato nacionalista vasco, que le decepciona el Gobierno de Ibarretxe porque desaprovecha el tiempo y no desarrolla una actividad «dinamizadora» en la cosa del soberanismo basado en el «respeto a la sociedad vasca». Es decir, que ya están tardando en apañar lo de Estella y no va a quedar más remedio porque lo piden hasta los trabajadores y trabajadoras vascas. Esto es dinámica y si se suma el PNV a ELA, el dúo dinámico.

La crisis socialista en el País Vasco
ANDRÉS DE BLAS GUERRERO El País  29 Enero 2002

Andrés de Blas es catedrático de Teoría del Estado de la UNED.

El desarrollo de la crisis socialista en el País Vasco, concretado en la renuncia a la reelección de Nicolás Redondo, invita a una interpretación de la política puesta en juego en relación con la misma por la dirección socialista. El punto de partida es que se ha tratado de una crisis inducida. En relación a los motivos que han impulsado esta decisión me parece que, en síntesis, se ofrecen tres grandes hipótesis.

La primera, y la más noble de las tres, sería ver en ella el intento del PSOE-PSE de reconstruir su perfil político en el País Vasco, amenazado por el exceso de coincidencia con el Partido Popular. Nada lleva a pensar, sin embargo, que este intento, que puede resultar legítimo y al que quizá pudo dar algún fundamento la anterior campaña electoral vasca, pase por el debilitamiento del pacto antiterrorista y por la aproximación al bloque nacionalista. Es en el terreno de las opciones socialdemócratas donde el PSE puede adquirir su propio perfil en relación con un Partido Popular con el que puede y debe seguir coincidiendo en su posición respecto al terrorismo y la estrategia nacionalista; en definitiva, en su defensa de la democracia, del derecho a la vida y de la libertad. No es en la aproximación al nacionalismo vasco donde los socialistas vascos pueden encontrar su singularidad respecto a los populares. Ello supondría a corto plazo la disolución de una opción socialista vasca de la que será difícil recuperarse. Ya hay experiencias en el pasado inmediato de esta estrategia que no invitan precisamente a su reedición.

Una segunda interpretación para la actual política socialista se fundamentaría en la impaciencia de un sector de la dirección del PSOE en cuanto a la falta de eficacia de su oposición al PP. Este sector de la dirección socialista se equivocaría muy seriamente si eligiera el contencioso nacional-regional español como el terreno en el que buscar el desplazamiento del poder del centro-derecha. Es verdad que, en el pasado, el PSOE recurrió parcialmente a este expediente como modo de vencer a UCD. Pero eran otros tiempos y otros terrenos. Andalucía no es el País Vasco o Cataluña. Y la reacción del electorado, de conformidad con lo ya insinuado en las últimas elecciones legislativas, puede ser la de reforzar su apoyo a un gobierno de centro-derecha que parece tener un claro proyecto de España y de Europa entre sus objetivos políticos. Volver a echar mano de recursos como la vieja dialéctica separadores-separatistas, lejos de ser una ingeniosa ocurrencia política, no pasa de ser un intento de desempolvar una antigualla de nuestra vida política de principios del siglo XX.

Podría haber una interpretación más técnica y de menor transcendencia para la opción adoptada: un mero aprovechamiento de las circunstancias para impulsar el relevo en la dirección del socialismo vasco. Constatado que Nicolás Redondo no es el mejor de los líderes posibles, se propiciaría su cambio, dejando inalterada la línea política del PSE. Se trata de una interpretación seguramente injusta para la valía política de Redondo pero, sobre todo, de una interpretación ingenua, que oculta las auténticas consecuencias políticas por todos intuidas, de este relevo. El revuelo ocasionado por la revelación de su entrevista con el presidente Aznar nos ratifica en la idea de que la sustitución de Nicolás Redondo oculta intenciones políticas de mayor alcance.

Las tres hipótesis hacen pensar que el Partido Socialista se equivoca. Utilizar la crisis vasca para incrementar el enfrentamiento con el PP puede llevar al PSOE, más allá de su previsible traición al grueso del electorado vasco, a enfrentarse con un electorado español que no va a entender un alineamiento, por prudente que sea, del centro-izquierda español con la estrategia de los nacionalismos vasco y catalán. Si algo está claro a estas alturas es que la integración de estos nacionalismos en la vida española va a ser imposible sin el previo acuerdo de los dos grandes partidos estatales en su diseño de un terreno que atraiga a esas fuerzas nacionalistas a las reglas de juego de un Estado autonómico democrático. Cambiar esta estrategia por una pinza con los nacionalismos periféricos para desafiar al PP en el poder, además de una empresa irresponsable, resulta un empeño con muy pocas posibilidades de éxito. La hipótesis del relevo técnico en la dirección socialista se enfrenta con el calado político de un acto que encierra para los actores políticos en juego un alto significado.

Desde la perspectiva del PNV, por ejemplo, pocas dudas hay de que entre el cambio de una ponencia y la sustitución de un secretario general, la dirección nacionalista preferirá la segunda.

Parece una exageración ver la sombra del síndrome de Izquierda Unida flotar sobre la dirección del Partido Socialista. Pero quizá no lo sea tanto ver asomar el riesgo de un tacticismo que orille el peso de las convicciones políticas profundas a favor de un juego para el que no están preparados ni el problema vasco ni su repercusión en el conjunto de la vida española. El PSOE se ha equivocado en el pasado en la evaluación del problema nacional-regional de España. Hay circunstancias que disculpan y atenúan el error. Lo que no puede hacer el PSOE ahora es volver a viejas equivocaciones y hacerlo, además, empujado por el deseo de encontrar un atajo en la búsqueda del éxito de su oposición al PP. De la transición al momento actual, el PSOE ha ido asumiendo unas responsabilidades que hacen inviables determinadas estrategias. Es posible que la que acaba de iniciar en el País Vasco sea una de ellas. Corresponde en todo caso al PSE salir del presente atolladero. Hay que confiar en que la democracia interna de ese partido, sin interferencias ajenas, termine encontrando una solución razonable a su presente crisis. El PSE-PSOE es un partido con una fuerte tradición en la vida vasca, que se ha visto obligado a tomar decisiones importantes a lo largo de su dilatada vida política.

No hay motivos para dudar de que también en este momento sabrá manifestar la prudencia política que la ocasión demanda. Hay que confiar en que la gestora nombrada hasta el próximo congreso, presidida por un hombre de la experiencia política y de las buenas maneras de Ramón Jáuregui, facilite un proceso de clarificación del socialismo vasco en que tanto nos jugamos todos. Lo que parece evidente es que la reproducción a escala vasca de un modelo catalán, con independencia del juicio que nos merezca este modelo, no es realista. El nacionalismo vasco marca una deriva en la política vasca que no es el propiciado por el nacionalismo de CiU. Todo hace pensar que una reproducción mimética de la estrategia del PSC no tiene cabida en el País Vasco. Éste es el punto en que deben meditar los enemigos de la línea de Redondo al frente del PSE-PSOE. Y ésta es la cuestión fundamental a la que deberá dar respuesta el próximo congreso de los socialistas vascos.

La sentencia de la secta
Enrique de Diego Libertad Digital  29 Enero 2002

La expulsión de Emilio Guevara del PNV muestra la idea de la democracia que tiene Xabier Arzalluz. Si se añade que el exjesuíta fue el primero en dar la consigna de la conveniencia de que Nicolás Redondo abandonara la vida pública, puede entenderse cuál es su criterio respecto al discrepante, tanto dentro como fuera del partido. Emilio Guevara no va a recurrir la sentencia porque dentro del PNV no hay garantías. Con metáfora poco estética, el presidente del PNV calificó a los que no estaban de acuerdo con él de “michelines”. Por los precedentes, incluso se pensó que los estaba marcando o poco menos. De hecho, ese tipo de rumor es recurrente y siempre se refiere a nacionalistas críticos.

La sentencia es propia de una secta mucho más que de un partido, porque Guevara no decía otra cosa que obviedades y verdades del barquero, respecto a que el fundamentalismo nacionalista –proyección de complejos de culpa religiosos– estaba fragmentando a la sociedad. Eso es muy notorio en Álava, donde Guevara fue presidente de la Diputación, y donde el nacionalismo no ha hecho otra cosa que reducir su presencia electoral, convocatoria tras convocatoria. Si por decir la verdad se expulsa del PNV es que ese partido se ha instalado en la mentira. El caso Guevara es una demostración de que los constitucionalistas son el seguro de la libertad... de todos, incluidos los nacionalistas y que la construcción nacional es un proyecto totalitario para cualquier discrepante en fondo o forma.

Redondo Terreros
Ángel MACÍAS La Razón  29 Enero 2002

Que Nicolás Redondo Terreros no se encontraba a gusto últimamente en el PSE-EE no era desconocido; que tras las elecciones vascas en las que no se logró una mayoría parlamentaria constitucionalista se iban a afilar determinados cuchillos en el socialismo vasco, tampoco; sin embargo, que desde la dirección nacional de su partido se pretendiera cambiar radicalmente de estrategia en el País Vasco es algo que a muchos ha sorprendido y defraudado, no tanto desde un planteamiento de coherencia política, como desde la defensa de la dignidad humana y los valores fundamentales: el derecho a la vida, la libertad de pensamiento y la libertad de expresión de las ideas.

Estamos ante una nueva derrota de la coherencia por la pragmática. ¿O deberíamos decir de la democracia a manos de la partidocracia? porque a Nicolás Redondo no le han dado la espalda los ciudadanos, tampoco según parece los militantes de su partido, ni están agotados sus planteamientos políticos, ni caducas sus ideas.

A Nicolás Redondo lo apartan desde la oscuridad vergonzante con un único objetivo: acercarse al precio que sea a las fuentes del poder, al nacionalismo ¬cada vez menos moderado¬ del PNV. El poder político se configura así como un fin en sí mismo y no como un medio para transformar la sociedad. ¿Será verdad que los partidos sólo deben ser «máquinas para ganar las elecciones»? Pocas voces quedan para alabar comportamientos tan rectos como el de Rosa Díez o denunciar la operación articulada en una extraña conjunción de los intereses del ¿nuevo socialismo? de Rodríguez Zapatero y de la nostalgia del poder por el poder en los rescoldos del felipismo y, sin embargo, los que se dedican a la política desde el compromiso con unas ideas pierden con su marcha una referencia intachable, hoy están más huérfanos que ayer y ayer lo estaban demasiado.

Hace poco desde las filas socialistas se aseguraba que en el País Vasco sólo había dos bandos, el de los que matan y el de los que mueren. Hoy quienes convivieron con el GAL sólo tienen una obsesión, desvincularse del PP y de Mayor Oreja, y condenan al ostracismo a quienes con Redondo a la cabeza han sabido estar al lado de las víctimas y no de los asesinos. Olvidan que las víctimas no tienen dueño, no son del PP ni del PSOE, son de la Democracia y para honrarlos no basta la palabra hueca, es necesario el compromiso.
«Sólo hay dos fuerzas que mueven el mundo, el sable y el espíritu. A la larga, el sable siempre cede ante el espíritu». La máxima, atribuida a Napoleón, nos da la seguridad del resultado final, si bien la marcha de Redondo y el nuevo planteamiento socialista influirán.

Los profesores españoles no cubren las plazas convocadas para ellos en EE.UU.
NUEVA YORK. Alfonso Armada corresponsal ABC  29 Enero 2002

La oportunidad de experimentar durante tres años el «estilo de vida americano» no parece ser incentivo suficiente para que muchos docentes se animen a solicitar las plazas de profesor de español que cada año ofrece este país. Los atentados del 11-S y el contagio del miedo a volar son algunas de las razones que los diplomáticos apuntan para que, este año, muchas de las plazas se queden sin cubrir.

La demanda es creciente, como la llegada de inmigrantes hispanos a Estados Unidos, donde ya son 35 millones. Si cada año se convocan 600 plazas de profesores de español para desembarcar en 23 Estados de un país de proporciones continentales, este año serán 700 los puestos de trabajo desde Nueva York a Kentucky, pasando por San Francisco y Nueva Orleáns para quienes se atrevan a dar el salto a la otra orilla del Atlántico. Pero algunos diplomáticos, que tratan de atraer a los docentes con la oportunidad de experimentar durante tres años la «American way of life» en comunidades rurales o en grandes metrópolis, temen que muchas plazas se quedarán sin cubrir.

Es todavía pronto para saberlo, pero entre el desconocimiento de la convocatoria y el miedo podría oscilar el arco de razones para que esas 700 aulas tengan su profesor de español el curso que viene. Los atentados del 11 de septiembre y el contagio del miedo a volar, en algunos casos, podrían citarse entre las razones que algunos diplomáticos creen que podría influir a la hora de cubrir toda la demanda. Hasta los meses de abril y mayo una embajada de encuestadores procedente de 23 Estados norteamericanos desembarcará en un hotel de Madrid para seleccionar a los candidatos.

PLAZAS SIN CUBRIR
El proceso de inscripción todavía está abierto, pero el agregado de Educación del consulado de España en Nueva York, Gustavo Martínez, tiene la impresión, ya demostrada el año pasado, que numerosas plazas se quedarán vacías. Martínez, que disfrutó de lo lindo como profesor de español en California antes de convertirse él mismo, entre otras tareas asignadas a su agregaduría frente al Empire State, en el corazón de Manhattan, en diplomático y ahora mismo animador de viajeros con equipaje de maestro. «Las condiciones son buenas. Pueden permanecer por espacio de tres años. La experiencia que atesoren les será preciosa para cuando regresen a España, con el valor añadido de que la diversidad cultural que se encontrarán en las aulas estadounidenses les vendrá de perlas ahora que en nuestro país se empieza a difuminar la homogeneidad merced a la llegada creciente de inmigrantes. Los sueldos rondan entre los 30.000 y los 63.000 dólares, en función de la experiencia y el destino. De lo que no cabe duda es de que se trata de una formidable oportunidad de enriquecerse, aunque también tiene su parte dura», asegura Gustavo Martínez tratando de lanzar el anzuelo desde Nueva York hasta el otro lado del mar para que maestros y maestras se dejen atrapar por una «aventura vital extraordinaria».

El año pasado se presentaron 1.200 candidatos para un total de 1.000 plazas, y tras las entrevistas pertinentes sólo fueron seleccionados 514. «Una cifra baja de aspirantes, teniendo en cuenta las anulaciones y los descartes, del propio comité seleccionador, como por ejemplo a causa de un pobre conocimiento del inglés», comenta Martínez. Los alumnos pertenecen a Primaria y Secundaria y no son únicamente, ni mucho menos, sólo hispanos.

En la actualidad son 1.400 los profesores de español dispersos por todo Estados Unidos gracias a este programa, desde el neoyorquino barrio del Bronx -que ya no es tan fiero como lo pintaban- a un recóndito enclave minero de los Apalaches, en Kentucky, donde hasta que llegó Socorro López junto a otros compatriotas no habían oído una palabra de español, o Nueva Orleáns, donde, como relata Jesús Cruz, consejero de Educación y Ciencia de la Embajada en Washington, David Hervás no deja de descubrir, aprender y compartir nuevas facetas de la cultura afroamericana y «canjun» en su escuela de mayoría negra, que le ha llevado hasta tomar parte en las emocionantes ceremonias religiosas de la parroquia bautista a la que le invitó la madre de un alumno.

BUENAS RELACIONES
El programa arrancó en 1986, fruto de acuerdos de cooperación establecidos directamente con 23 Estados, que en ese aspecto cuentan con total autonomía del Gobierno federal, de ahí que las condiciones de contratación y exigencias difieren en algunos casos. Por lo general, los recién llegados son alojados en un hotel a expensas del propio Estado mientras buscan alojamiento, para lo que suelen contar con la ayuda de los pioneros o de sus nuevos compañeros de sala de profesores. La demanda de una segunda lengua es una marejada incesante, y el español se lleva la palma en cuanto a las preferencias. California es el primer Estado en cuanto a número de peticiones, 150, pero Chicago, con pizarras para 90 profesores dispuestos a hablar y enseñar español junto a los vientos del lago Michigan, no se queda corto.

Diabólico ingenio de ETA a la búsqueda del máximo daño
Impresiones El Mundo  29 Enero 2002

La policía francesa ya ha acuñado un nombre para la vivienda de las afueras de Pau donde ha encontrado uno de los mayores arsenales de ETA que se recuerdan. «La Cueva de Ali Babá» no sólo escondía más de mil kilos de explosivo. Entre sus paredes, expertos de la organización terrorista ultimaban sofisticados artilugios para matar a distancia, para asesinar con seguridad sin poner en riesgo a sus diezmados comandos. Señales de tráfico, reposacabezas de automóviles, bolsas de equipaje para bicicletas, maceteros...toda una variada gama de objetos y utensilios de uso común preparados para ocultar las bombas dirigidas a su cada vez más amplia nómina de objetivos potenciales. Al menos un ingeniero de telecomunicaciones se ocupaba de poner los últimos avances tecnológicos al servicio de la dirección de ETA dirigiendo este «taller de la muerte».

El macabro hallazgo, no sólo inquieta, sino que pone de manifiesto cuáles son las verdaderas intenciones de la banda. Su mayor preocupación radica en agudizar el ingenio para sortear las medidas de protección que rodean a quienes ETA desea convertir en víctimas. Todo parece apuntar a que, si bien se ha visto obligada a renunciar a una acción continuada por su actual debilidad operativa, cuenta con recursos para preparar atentados con máximo impacto. De ahí que sus esfuerzos se centren en afinar su máquina de terror por medio de métodos que, hasta el hallazgo de este arsenal de nuevos ingenios, habrían sorprendido a los servicios de seguridad mejor preparados. Ni que decir tiene que una señal de tráfico-bomba en el itinerario de una personalidad no hubiese sido fácilmente detectable por los medios tradicionales de protección. Mejor no imaginarse el efecto de un reposacabezas que estalla tras la inspección rutinaria de los bajos de un vehículo. Toda una vacuna contra el exceso de confianza.

EL CENTRALISMO AUTONOMICO, PRINCIPAL ESCOLLO DEL PACTO LOCAL
Editorial El Mundo  29 Enero 2002

El gran avance que se ha producido en la descentralización del Estado en favor de las comunidades autónomas ha tenido como convidados de piedra a los ayuntamientos, que son la administración más cercana a los ciudadanos y que hacen frente a un sinnúmero de demandas sociales que no pueden atender. La oferta realizada por el presidente del Gobierno al PSOE para alcanzar durante este año un Pacto Local amplio tiene como objetivo lograr una segunda descentralización que de conseguirse tendrá una incidencia notable en la vida diaria de los ciudadanos.

De momento, con matices, las fuerzas políticas en particular el PSOE han acogido de buen grado la iniciativa de Aznar, por más que sus términos estén aún por concretar. El acuerdo tiene su instrumento principal en el pacto de financiación local, ya que los representantes municipales consideran que de nada servirán nuevas leyes para descentralizar las competencias si éstas no vienen acompañadas de los recursos suficientes para que los ayuntamientos puedan prestar los servicios que se les demandan. Actualmente, el reparto de los recursos para la gestión de los servicios públicos es, aproximadamente, de un 40% para la Administración central, otro tanto para las comunidades autónomas y entre un 12% y un 15% para los municipios. Lo cual no se corresponde, en particular en las grandes ciudades, con los problemas a los que han de hacer frente los alcaldes en materia de transporte urbano, de gestión del suelo o del resto de los servicios públicos de seguridad y asistenciales derivados, por ejemplo, del crecimiento de la inmigración, legal e ilegal.

En principio, el PP quiere suprimir el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) y en una de las ponencias aprobada en su Congreso propone sustituirlo por una tasa municipal sobre las antenas de telefonía que. evidentemente repercutiría al alza sobre las tarifas que paga el usuario. A lo que los socialistas han respondido que no firmarán ningún pacto que suponga una subida de impuestos.

Sin embargo, el principal escollo al que se enfrenta el acuerdo local no es la rivalidad entre los dos partidos mayoritarios, sino la resistencia de las comunidades autónomas a ceder parte de sus competencias en favor de los ayuntamientos. Poco a poco ha ido surgiendo un nuevo tipo de centralismo que ya no tiene su sede en Madrid, sino en las capitales autonómicas. Un centralismo que no se justifica de ningún modo. Por lo tanto el Pacto Local depende más de la negociación que se pueda establecer con los presidentes autonómicos que entre las direcciones de PP y PSOE.

Hallado en Toulouse un fichero con 'información estratégica' de ETA
JORGE A. RODRÍGUEZ  Madrid El País  29 Enero 2002

La policía francesa ha localizado en un piso de Toulouse un 'gran fichero' con 'información estratégica' de ETA, que incluye tarjetas 'de cientos de objetivos'. La importancia de la información localizada ha llevado a las autoridades francesas a decidir el inmediato traslado de todos los datos a la Audiencia Nacional y al Ministerio del Interior para que se avise a los amenazados. Mientras, los ingenieros de ETA tenían ya fabricados en el polvorín hallado en un chalé de Serres Castet, cerca de Pau, una maleta lanzagranadas y un reposacabezas de coche listo para ser convertido en bomba.

Los policías franceses que registraron el piso de Toulouse, localizado el jueves tras una intensa búsqueda, se sorprendieron al comprobar la abundante y variada documentación que había en su interior. La vivienda había sido alquilada hace unos meses por la ciudadana vascofrancesa Laurentza Beyrie, detenida el 12 de diciembre en Auch, junto a los responsables del aparato de cursillos de la banda: Juan Ramón Karasatorre, Zapata, y José Ramón Lete Alberdi, Mikel.

El fichero contenía 'un listado de cientos de objetivos de la banda', especialmente de cargos públicos del PP y el PSOE, agentes de varios cuerpos de seguridad, jueces y periodistas, según indicaron las fuentes consultadas, que agregaron que durante el día de ayer el Ministerio del Interior dio aviso de la amenaza a las personas sobre las que había más información. Además, entre los documentos había 'información estratégica de ETA' sobre futuras campañas de la banda y su justificación. Algunas de las personas e instalaciones que se encontraban en el fichero ya han sido objeto de atentados, pero otras no habían aparecido en ninguno de los listados incautados a la banda durante las últimas operaciones policiales.

La llave del piso estaba en poder de Beyrie, quien desde que fue detenida se había negado a facilitar la dirección del apartamento. Esta mujer participó en los preparativos del atentado con coche bomba que costó la vida en Roses (Girona) al mosso d'esquadra Santos Santamaría, el pasado 17 de marzo. Los miembros del comando Sugoi, que cometió el asesinato, confesaron al ser detenidos que Beyrie había estado presente en la reunión en la que Ainhoa Mugika Goñi, corresponsable del aparato militar etarra, ordenó el atentado.

Karasatorre, por su parte, también llevaba encima un juego de llaves que se correspondía con las cerraduras del chalé de Serres Castet e, igualmente, se había negado a dar su dirección, intentando convencer a los agentes de que la única vivienda de la que disponían era la de Auch en la que fue capturado. Éste y Aguirre Lete eran los ocupantes del chalé, calificado de 'base logística etarra' junto a otras dos personas aún sin identificar.

Los más de 1.000 kilos de explosivos localizados en el interior del taller y polvorín localizados el sábado fueron trasladados ayer a una base militar en Burdeos. La vivienda había sido alquilada por un hombre y una mujer en septiembre de 2000 y fue abandonada precipitadamente a mediados de noviembre por sus ocupantes, que se dejaron en los armarios la mayor parte de su ropa (de hombre y de mujer), documentación de importancia y, sobre todo, prototipos de nuevos inventos mortales de la banda.

Nuevos artefactos
Estos artefactos han sido ideados, según fuentes de la lucha antiterrorista, por Tomás Elgorriaga Kuntze, de quien no se han encontrado huellas en el chalé. Este ingeniero industrial, ex concejal de HB en Hondarribia (Guipúzcoa), supuestamente habría sustituido al frente del aparato logístico -subdividido y blindado para evitar caídas en cadena- al ya detenido Asier Oyarzabal. El lugarteniente de Elgorriaga sería Eneko Gogeaskoetxea, cuyo nombre figura en la lista europea de los 21 etarras más buscados.

La policía francesa ha hallado en el chalé una maleta con tres granadas y con un dispositivo para poder lanzarlas sin sacarlas; una señal de tráfico preparada para ser cargada de explosivos; diferentes modelos de paquete bomba así como un novedoso sistema para colocar explosivos en el interior de coches: un reposacabezas con un hueco listo para ser cebado de dinamita. Además, se han encontrado datos sobre el intento de atentado contra la sede de la Seguridad Social en Sevilla y del intento de asesinato en Bilbao de dos ertzainas con una pancarta bomba, el 21 de noviembre en Bilbao.

Los servicios de información españoles han subrayado la importancia de la captura de Karasatorre, que ha supuesto el desmantelamiento de la escuela de ETA, de su principal almacén de explosivos cercano a Pau (falta por hallar el zulo principal de armas) y el piso donde se guardaba uno de los principales ficheros 'estratégicos y militares de ETA'. No obstante, las fuentes consultadas creen que el sistema de compartimentos estancos de la banda impedirá la localización de nuevos escondites relacionados con Karasatorre.

Dimite el único concejal del PSE-EE en Lazkao
Es la tercera renuncia de un edil socialista en las últimas dos semanas
EFE SAN SEBASTIÁN El Correo  29 Enero 2002

El único concejal del PSE/EE en la localidad guipuzcoana de Lazkao, José Antonio Dopazo Martín, ha presentado su dimisión por "motivos personales", en los que figura la obligatoriedad de llevar escolta.

Dopazo presentó su dimisión en el Ayuntamiento el pasado viernes y el próximo jueves el pleno de esta localidad guipuzcoana, gobernada por la coalición PNV-EA, ratificará su renuncia.

Las fuentes citadas informaron de que Dopazo será sustituido de forma inmediata por el número dos de la lista que los socialistas presentaron en Lazkao en las elecciones municipales de 1999.

Dopazo ha alegado "motivos personales" para abandonar su cargo y ha admitido que la obligatoriedad de llevar escolta permanente "ha pesado" en su decisión, según fuentes del PSE/EE. La renuncia de este edil socialista es la tercera que se registra en el País Vasco en los últimos días, ya que la semana pasada formalizaron sus dimisiones la concejal socialista en Rentería (Guipúzcoa) Gemma Artola y el edil del PSE/EE en Iurreta (Vizcaya) Aitor Lamas.
Mayor Oreja cree que "hay movimientos" en el País Vasco para anunciar una nueva tregua trampa

El vicesecretario general del PP coincide con Aznar en que “hay movimientos” en el País Vasco que están forjando una “nueva tregua trampa” de ETA. Mayor Oreja “tiene la seguridad” de que algo se está moviendo, aprovechando la situación que atraviesa el PSE, casi neutralizado políticamente desde que Redondo presentara su dimisión.

Lecciones electorales
SANTIAGO GONZÁLEZ El Correo  29 Enero 2002

Uno de los latiguillos que con más frecuencia se ha venido usando desde el 13-M por los políticos de la situación consiste en acusar a los partidos de la oposición, PP y PSE, de no haber entendido el mensaje de la sociedad vasca. El lenguaje político tiende a la hipérbole, no hay razón para escandalizarse, incluso cuando el intrépido mocetón que pastorea a los diputados del partido-guía en la cámara de Vitoria exagera sobre la exageración al interpretarlo: «la sociedad vasca les ha dicho que no les quiere». Es evidente que este desprejuiciado chicarrón opera estrictamente con conceptos binarios: sí o no, cero o uno, blanco o negro y no ha oído hablar de la matemática borrosa, que admite el quizás y la escala de grises. Si fuera un poco más riguroso, habría dicho: «la sociedad vasca nos quiere a nosotros 25.000 unidades afectivas más que a ustedes».

Todo el mundo entendió aquella noche lo más obvio, que Ibarretxe había ganado las elecciones. Pero ni Egibar ni Ibarretxe han entendido que el amor de la ciudadanía no llegaba a la mayoría absoluta, que el PNV y EA habían recibido 25.000 votos, 25.000 muestras de afecto más que populares y socialistas, un parlamentario más. Pero eso era todo. Lo de Javi Madrazo estuvo bien; fue un golpe de efecto pluralista, pero inocuo. A Juanjo Ibarretxe le siguen faltando dos para la mayoría absoluta.

Se puede gobernar con mayoría simple. Suárez lo hizo; también González en sus dos últimas legislaturas y Aznar, en la primera. Los tres se obligaron a lo que hacen todos los gobernantes demócratas: negociar los apoyos necesarios en las ocasiones importantes. Cuando al líder del PSOE le retiraron los votos sus socios catalanes, disolvió las Cortes y convocó elecciones.

El lamentable asunto de los presupuestos 2002 es un tristísimo episodio cuya responsabilidad incumbe casi completamente a unos gobernantes que creen que el Parlamento es una institución nacida para que los gobiernos controlen a la oposición, que se atribuyen a sí mismos la posición in medio virtus y descalifican al mismo tiempo a las víctimas por coincidir con Josu Ternera y a Josu Ternera por coincidir con españoles.

¿Qué necesidad tenía Juanjo Ibarretxe de moverse o negociar? A él debería bastarle estarse quieto para que le votaran los presupuestos por aclamación: los españoles para no dejarle en manos de Batasuna y los batasunos porque éste es un gobierno abertzale. ¿Quiénes venimos? ¿De dónde va mos? ¿Adónde somos? Las cuestiones identitarias siempre son un lío, pero es aún más preocupante el lío que tienen en la cabeza nuestros gobernantes con conceptos muy elementales de la democracia representativa.

Mayor Oreja cree que "hay movimientos" en el País Vasco para anunciar una nueva tregua trampa
El vicesecretario general del PP coincide con Aznar en que “hay movimientos” en el País Vasco que están forjando una “nueva tregua trampa” de ETA. Mayor Oreja “tiene la seguridad” de que algo se está moviendo, aprovechando la situación que atraviesa el PSE, casi neutralizado políticamente desde que Redondo presentara su dimisión.
EFE Libertad Digital  29 Enero 2002

En declaraciones a Antena 3, Mayor Oreja ha destacado que la actitud actual de los socialistas vascos “está precipitando este deseo” de alto el fuego que “no sé cuándo ni cómo tendrá su fruto”. Por ello, ha pedido al PSOE que enmiende las decisiones tomadas tras las dimisión de Nicolás Redondo Terreros como secretario de los socialistas vascos. A este respecto, el líder de los populares vascos ha recordado que su partido sigue dispuesto a estudiar las distintas fórmulas para hacer frente al nacionalismo y al terror con vistas a las próximas elecciones municipales.

El portavoz del PP en el Parlamento vasco ha insistido en la importancia de la colaboración policial francesa en la lucha contra ETA, que ha permitido desmantelar un importante arsenal. Aún así, sostiene Mayor Oreja, “tienen que avanzar en muchos terrenos”. Sobre las nuevas bombas trampa que preparaba la banda terrorista en reposacabezas y en señales de tráfico, el ex ministro del Interior ha señalado que ETA usa todos los métodos necesarios para causar miedo, que es en lo que está sustentada la actividad de la banda.

Aznar ya anticipó otra tregua trampa
La tesis de Mayor Oreja sobre el posible anuncio de otra tregua trampa de ETA coinciden con el anuncio que el pasado 20 de enero hizo el presidente del Gobierno. En una entrevista concedida al diario ABC, Aznar aseguraba que el PNV busca reeditar el Pacto de Estella en dos fases: “una es la neutralización política del PSE”, algo que ya está consiguiendo con la ayuda del grupo PRISA, y luego “las conversaciones con ETA para conseguir una nueva declaraciones digamos que de cese de actividades”.

Aznar sostenía que el nacionalismo vasco tratará de avanzar en su “estrategia rupturista”, promoviendo un referéndum de autodeterminación. Y concluía: “Estella II está en marcha”.

EL MODELO DEL TIGRE CELTA
Las ventajas de la lengua del imperio
PABLO GONZÁLEZ La Voz  29 Enero 2002

Irlanda recibe de países angloparlantes el 85% de su inversión extranjera directa
Irlanda lleva ocho siglos hablando inglés. O mejor, «adaptándolo a su propia cultura y al sustrato lingüístico gaélico», afirma la filóloga Loreto Todd. El resultado es el Hiberno-english, una variedad dialectal cargada de la riqueza metafórica e imaginativa del gaélico, pero que cumple la función de lengua franca tan útil para los negocios.

En su obra Traducciones, el escritor irlandés Brian Friel reconoce que el inglés es la lengua ideal para el comercio. Pero confiere al gaélico un papel más espiritual. «Está plagado de mitologías, de fantasía y esperanza (...) es nuestra respuesta a las cabañas de adobe y una dieta basada en las patatas», escribió. De alguna forma, las dos lenguas de Irlanda representan la dualidad entre la vieja economía y la nueva orientación del país hacia el comercio exterior.
«Para los norteamericanos, el factor lingüístico es fundamental», asegura John Dillon, director de Inversiones de Shannon Development y, por tanto uno de los hombres que mejor conocen cuáles son los cebos para atraer al capital extranjero. Quizás por su escasa propensión a estudiar otras lenguas, los estadounidenses se inclinan a decidir su instalación en países angloparlantes, siempre y cuando haya también otras ventajas fiscales y laborales.

El inglés como fórmula de negocio directa
Irlanda no sólo se ha beneficiado del inglés para la atracción del capital extranjero. También es una fuente directa de ingresos. En los últimos cinco años se ha duplicado el número de estudiantes que eligen Irlanda para aprender inglés durante sus vacaciones y ya son más de 150.000 los que acuden allí cada año. Eire se ha convertido en un destino más atractivo que otros países angloparlantes -especialmente para italianos y españoles- por el carácter abierto de los irlandeses y su habitual interés en intentar que los alumnos menos aventajados se sientan entendidos. Como la mayoría son conscientes de la dificultad de aprender una segunda lengua -el gaélico-, son bastante comprensivos.

Enseñanza de lenguas, pero aplicadas al mundo real
Otros especialistas en la captación de capital foráneo como Liam McElligott, presidente de Shannon Development, u Orla Kelly, directora de márketing del Parque Tecnológico Nacional, aconsejan que comunidades como Galicia deberían dar prioridad a la enseñanza del inglés para fomentar la inversión foránea. Como en otras muchas facetas del sistema educativo de Eire, la enseñanza de las lenguas extranjeras se orienta hacia el mundo real. En la Universidad de Dublín -uno de los dos campus además del Trinity College-, hay una facultad de Lenguas Aplicadas donde se enseña traducción e interpretación especializada en ciencias, tecnología y negocios.

Un milagro económico para salvar lo más celta del tigre
El Gobierno irlandés relanza las inversiones en las zonas de habla gaélica

EN un pub de las islas de Arán, los pescadores reconvertidos en guías turísticos cambian el gaélico por el inglés cuando llegan los forasteros. Hace más de diez años, Grainne ni Criotháin cruzó el umbral de ese bar para poner en orden su pelo, atormentado por el viento más cruel del finisterre irlandés, y se sorprendió de ese extraño complejo que atenaza a quienes hablan lenguas moribundas.

La situación del gaélico no ha cambiado mucho desde entonces. Y si cambió fue para peor. La última estadística refiere que un 30 por ciento de los irlandeses lo conocen. Pero no llegan a 80.000 los que lo utilizan a diario, arrinconados en las zonas de habla gaélica. El mítico Gaeltacht.

Los ingleses nunca supieron pronunciar el nombre gaélico de Gráinne. La llamaban Gloria. O Grein. Y ella se enfurecía un poco como Maureen O''Hara cuando John Wayne no le hacía caso en El hombre tranquilo. Gráinne tiene ahora 30 años y dice que ha olvidado mucho su gaélico. «El método con el que nos enseñaban era muy anticuado; ahora parece que ha cambiado. Yo estudié de memoria los mismos poemas que mi padre», comenta. Recuerda sus veranos en Clare, en unos campamentos de inmersión lingüística para aprender el idioma. Tres palabras en inglés significaba quedarse sin verano. Y sin Clare.

Puestos de trabajo
Pero el Gobierno irlandés no quiere quedarse sin lo más celta del tigre, la lengua que habló el chieftain Brian Boru. Dar trabajo a los jóvenes del Gaeltaght es la estrategia. El organismo Údarás na Gaeltachta incentiva inversiones empresariales en estas zonas para que la lengua de Eire no desaparezca con la muerte de la envejecida población que la habla. El año pasado ya eran más de 8.000 los que habían consequido trabajo gracias a esta extraña alianza entre la filología y la economía.

El destino del gaélico no es peor que otras lenguas célticas indoeuropeas, como el bretón o el galés. En los setenta y los ochenta estaba de moda practicarlo. En Dublín, los hablantes de irlandés llevaban un pequeño pin para identificarse. El fainné. Ahora depende de que los flujos económicos se acuerden del lejano oeste. De esos pubs de las islas de Arán donde los antiguos pescadores se pasan al inglés cuando un forastero pide su primera pinta de guinness.

El «boom» de los centros de atención al cliente
Hay una decena de estudios didácticos que tratan de explicar por qué los irlandeses son tan buenos en el aprendizaje de lenguas. Mucho mejores, por ejemplo, que sus vecinos ingleses. Casi todos coinciden en que las clases obligatorias de gaélico desde los cuatro a los 18 años tienen mucho que ver con esa capacidad. La dificultad de esta lengua céltica hace que cualquier otro idioma más evolucionado sea de fácil asimilación. Este hecho explica que la mayoría de los centros de atención al cliente de las principales multinacionales -call centers- estén radicados en Irlanda.

Los teleservicios
IBM, Hertz, Compaq, Dell y otras muchas empresas han elegido irlanda para sus teleservicios por las ventajas fiscales y el bajo coste de la mano de obra, pero también por la facilidad para encontrar trabajadores plurilingües. Más de 6.000 personas trabajan en Eire para los call centers. Desde allí atienden consultas y pedidos de todas las partes del mundo.

La estrategia del impacto
FERNANDO LOPEZ AGUDIN El Mundo  29 Enero 2002

Aznar no da puntada política sin hilo electoral. Incluso en un momento emotivo, como el anuncio de su retirada, supo escaparse del culto a la personalidad para ofrecer a Zapatero un pacto local y un acuerdo gubernamental a Pujol.

Con un partido marcial, blindado con votaciones unánimes, se apresta, una vez más, a intentar quebrar su propio techo electoral adentrándose con sus prietas columnas en territorio centrista aún ocupado por el socialismo o el nacionalismo catalán. Basta comprobar la patente incomodidad con la que le han sido recibidas las ofertas, entre un no que podría ser un sí de la plaza de San Jaume y un sí que pudiera ser un no de Ferraz, para comprender que ha vuelto a acertar de lleno.

Coherente con su rentable estrategia de pactos, sus dos nuevas propuestas han logrado ya un apreciable impacto en las bases sociales de los invitados a pactar. Si lo aceptan, porque lo aceptan y si no lo firman, porque no lo firman, todo son dividendos.Consolida su buena imagen, reforzada por su anunciada retirada, a la vez que enlaza con los sectores socialistas o nacionalistas proclives a la rúbrica de estos acuerdos. Formulados al mismo tiempo, además, entrañan no pocos problemas potenciales para los convocados a firmar. No son pocos para Zapatero, justo cuando plantea una reforma del Senado que dote de mayor peso político a las autonomías, ni para Pujol, con una inexorable cita en las urnas frente a esa irresistible ascensión protagonizada por Maragall.

Porque, la vista como la vista, busca incrementar las competencias municipales en detrimento de las autonómicas. No es sólo una cuestión de financiación sino política. Ya la expresó Antonio Maura, municipalismo versus autonomismo, y ahora la expresa Aznar.Opción que si, lógicamente, apenas suscita alguna diferencia interna en Génova, genera muchas e intensas en Ferraz y casi todas en la plaza de San Jaume.
A la vista de los acuerdos precedentes, no será Pujol, desde luego, quien lo firme y en cuanto a Zapatero parece mucho más probable que se corte la mano antes de que se la corten con un nuevo pacto. Pero ambos pueden estar seguros de que van a tener que sudar la tinta que no estampen. Pese a que Aznar se marcha, no va a cejar en su denodado esfuerzo por articular en torno a su liderazgo todo el sentimiento nacional español proyectado en una de las dos concepciones existentes de España. Ese es, ha sido y será su objetivo político. Antes, durante y después de la Moncloa. Y en ese proyecto se ajusta como el guante a la mano la estrategia del impacto.

Recortes de Prensa   Página Inicial