AGLI

Recortes de Prensa     Lunes 4 Febrero  2002
Arzalluz, cómplice de sus verdugos
Federico Jiménez Losantos Libertad Digital 4 Febrero 2002

La advertencia de Jaime Mayor
Editorial La Razón 4 Febrero 2002

Sanidad «vigila» a las autonomías
Editorial La Razón 4 Febrero 2002

La lista negra y el tercer frente
Lorenzo Contreras La Estrella 4 Febrero 2002

«La nueva tregua puede ser antes de las municipales para favorecer al nacionalismo»
Inmaculada G. de Molina La Razón 4 Febrero 2002

Eta utiliza las sedes de Gestoras pro Amnistía para captar nuevos terroristas
F. Velasco / J. M. Zuloaga - Madrid.- La Razón 4 Febrero 2002

Sanidad dará amplio poder a la Alta Inspección para mantener a «raya» a las autonomías
Sergio Alonso - Madrid.- La Razón 4 Febrero 2002

UA llama «fariseo» a Arzallus por su doble moral ante Eta
Redacción - Madrid  Bilbao.- La Razón 4 Febrero 2002

LA ENSEÑANZA DE LAS LENGUAS AUTONÓMICAS: La prisa de los nacionalistas por implantar el euskera enfrenta a los educadores vascos
EDUARDO AZUMENDI VITORIA El País 4 Febrero 2002

La cara política del vasco
Nota del Editor 4 Febrero 2002

LA ENSEÑANZA DE LAS LENGUAS AUTONÓMICAS,  GALICIA: El Gobierno del PP exige el gallego para dar algunas materias
XOSÉ HERMIDA SANTIAGO DE COMPOSTELA El País 4 Febrero 2002

El 50% de Palmeira
Nota del Editor  4 Febrero 2002
 

LA ENSEÑANZA DE LAS LENGUAS AUTONÓMICAS CATALUÑA :El catalán se ha impuesto sin problemas como lengua vehicular
MAR PADILLA | BARCELONA El País 4 Febrero 2002

La lengua impropia y la miopía galopante en CCOO
Nota del Editor 4 Febrero 2002

LA ENSEÑANZA DE LAS LENGUAS AUTONÓMICAS COMUNIDAD VALENCIANA:  Paralización en el crecimiento con el PP
NEUS CABALLER VALENCIA El País 4 Febrero 2002

Desigualdad de oportunidades
Nota del Editor  4 Febrero 2002

LA ENSEÑANZA DE LAS LENGUAS AUTONÓMICAS, BALEARES: La inmersión de una población con numerosos inmigrantes
ANDREU MANRESA PALMA DE MALLORCA El País 4 Febrero 2002

Cacao mental
Nota del Editor
4 Febrero 2002

El síntoma Pallerols
Manuel Martín Ferrand La Estrella 4 Febrero 2002
 

Arzalluz, cómplice de sus verdugos
Federico Jiménez Losantos Libertad Digital 4 Febrero 2002

La aparición de la cúpula del PNV entre los objetivos de la banda ETA -aunque el centenar de posibles asesinatos no revistiera, como es natural, carácter inminente- ha dado paso a un nuevo recital de villanía por parte de Xabier Arzalluz. Era previsible que, tras echar del partido a Guevara por defender la legalidad frente a ETA, el caudillo separatista hiciera alguna cabriola compensatoria, pero achacar al Ministerio del Interior una supuesta ocultación de esa lista -se supone que para restar importancia al compromiso antiterrorista de Arzalluz y sus fieles- resulta demasiado incluso para el heredero de Sabino Arana.

En primer lugar, porque sus propios compañeros de partido lo han dejado por embustero: Imaz y hasta Egibar han confirmado que Interior les llamó para comunicarles el tenebroso dato recientemente descubierto en Francia. En segundo lugar, pero más importante, porque si entramos en una valoración política del suceso ¿qué revela esta nueva lista de crímenes posibles sino que Arzalluz ha convertido al PNV en cómplice de sus verdugos?

Que ETA asesine a los dirigentes del PNV -incluso de un PNV tan sumiso y obediente a su estrategia violenta como el de Arzalluz- es absolutamente lógico. Los totalitarios -Lenin, espejo de ETA, lo demuestra- eliminan a los “compañeros de viaje” o “tontos útiles” cuando dejan de servirles. Si pueden, físicamente, mediante el asesinato o el destierro (véase Kerenski). En todo caso, políticamente. En el País Vasco hay una parte del PNV que no comulga con las ruedas de molino de Estella, así que es normal que ETA mantenga su presión sobre el Euzkadi Buru Batzar. El terror es una forma de cohesionar el frente separatista y de mantener la iniciativa y la hegemonía etarras. Así que, aunque menos que a los representantes del PP y del PSOE, es lógico que amenace e incluso que asesine a gente del PNV.

En una estrategia de conquista del Poder por la violencia, ésta debe de ser el único factor indiscutible, hacia dentro y hacia fuera. Los etarras actúan, pues, con toda lógica. El que tiene menos lógica y, por lo visto, verdadero pánico es Arzalluz, que parece querer echarle la culpa a Aznar de que sus socios criminales de Estella no descarten pegarle un tiro en el momento oportuno. A lo mejor se soñaba Moisés. El pobre no pasaría nunca de Von Pappen.

La advertencia de Jaime Mayor
Editorial La Razón 4 Febrero 2002

El líder del Partido Popular en el País Vasco, Jaime Mayor Oreja, es uno de los analistas más brillantes sobre la situación vasca. Por eso hay que tener muy en cuenta sus previsiones sobre el próximo futuro en aquella Comunidad, que hoy relata en entrevista con Inmaculada G. de Molina en LA RAZÓN.

Mayor prevé que antes de las elecciones municipales, el PNV escenificará un gesto de ruptura con el Estado, probablemente aprovechando las conclusiones de la «comisión sobre el autogobierno», montada como excusa para introducir en el debate político la autodeterminación. A ese paso seguirán otros, siempre en el sentido de aproximar el mensaje al mundo de Eta para preparar el terreno para otra tregua-trampa. Y, si en la primera, Eta exigió al PNV lo que obtuvo: soberanismo y distanciamiento del Estado (de la Constitución y del Estatuto), en ésta lograría otro paso adelante: la consulta popular en forma de referéndum, montado contra toda legalidad democrática de España.

Son pasos extremadamente peligrosos para la estabilidad nacional. Pero pueden estar muy cercanos, de forma que los españoles asistamos, como si fueran vasos comunicantes, a una disminución de la operatividad de Eta pero, a la vez, a un aumento de la radicalidad del PNV.

La gran cuestión será el lugar donde se ali- neen (y la firmeza que ofrezcan) las fuerzas constitucionalistas. El PP no abriga dudas, pero hay que conocer cuál será el rumbo del PSOE tras Redondo. Su equidistancia puede ser un arma letal en manos del PNV.

Sanidad «vigila» a las autonomías
Editorial La Razón 4 Febrero 2002

Al Gobierno no le espera una tarea fácil en materia sanitaria. Lejos de empequeñecer, el Ministerio del ramo tiene que cobrar a partir de ahora un mayor protagonismo que antes de las transferencias, para que no se repita con la Sanidad lo mismo que sucedió con la Educación, y el Sistema Nacional de Salud acabe fragmentándose en 17 «islas», con diferentes modelos asistenciales en función de los intereses de los gobernantes autonómicos de turno.

La clave para evitarlo es la Ley de Coordinación, un proyecto que Celia Villalobos llevará al Parlamento este mes. El último borrador emanado del Ministerio, y al que ha tenido acceso LA RAZÓN, aboga por mantener a «raya» a las comunidades que pretendan ir por libre en materia asistencial, otorgando a los funcionarios que ejerzan la Alta Inspección la posibilidad de retocar decisiones arbitrarias que afecten a los pacientes, con el auxilio de las delegaciones del Gobierno.

La decisión es oportuna y necesaria, pero el documento deja entrever aún importantes lagunas que podrían convertir a algunos ciudadanos en enfermos de segunda, en función del lugar en el que residan. En efecto, el último texto sustrae al Estado la facultad que le concedían anteriores borradores de penalizar directamente a las autonomías insolidarias. Además, deja sin regular un catálogo de prestaciones único para todo el país, y pasa de puntillas sobre la supervisión de las clínicas privadas, que sigue en manos de cada territorio. De que se subsanen dichas lagunas dependerá en buena medida el futuro de un sistema situado entre los mejores del mundo.

La 'lista negra' y el tercer frente
Lorenzo Contreras La Estrella 4 Febrero 2002

Nada menos que cien dirigentes del PNV en la lista de objetivos de ETA. Cuesta trabajo creerlo, pero no cabe descartarlo por capricho y sin lógica. Hay una lógica por medio. La banda armada está en horas bajas. Le ha fallado el "santuario" francés en los últimos tiempos y ha tropezado con una Ertzaintza menos contemporizadora que antes. Que esto lo experimentaba y lo intuía ETA se deja ver con esa actitud terrorista que incluyó a la gendarmería francesa y a la propia policía autónoma vasca entre sus "dianas" posibles y efectivas.

Cierto que la Ertzaintza ya estaba en la lista negra desde casi sus comienzos como fuerza de seguridad. Pero de manera esporádica. Probablemente fue a partir de la mayor implicación de los policías autónomos en la represión de la kale borroka cuando ETA empezó a verle las orejas al lobo. Y con Francia ocurrió algo de lo mismo. Caían los arsenales etarras en el sur del país vecino, se multiplicaban las detenciones que en otros tiempos apenas se producían y se perfilaba una persecución judicial que se ha ido concretando al amparo de un creciente espacio judicial europeo cuya inicial manifestación es la entrega de activistas como hecho definitivo o para juicio y posterior devolución a las autoridades galas. En cualquier caso, el futuro que se diseña es la aplicación del principio de "busca y entrega" como expresión de una voluntad surgida de los acuerdos formales de la UE.

Pero una cosa es que ETA le tema a España y a Francia en la nueva etapa de mayores acuerdos prácticos entre ambos países y otra que junto al Gobierno español y sus instituciones y representantes locales y parlamentarios figure también como enemigo oficial el PNV y en general los nacionalistas no violentos. Eso es revelador si acaba confirmándose. Porque entonces lo que ETA consigue es abrirse el "tercer frente", precisamente en un momento caracterizado por la entrada de todos los terrorismos en una estrategia de persecuciones combinadas a escala internacional.

Ese tercer frente sería nada menos que el frente interior, el más interior que se podría imaginar, porque afectaría al territorio vasco y significaría por fuerza una mayor colaboración policial entre Madrid y Vitoria. La ocupación de documentos alusivos a esta voluntad de atentar contra los nacionalistas tiene un significado que rebasa la mera cuestión de que el Ministerio del Interior haya informado o dejado de informar a las autoridades vascas y concretamente al PNV sobre la famosa lista negra. Lo importante es que la banda terrorista parezca haberse olvidado de una estrategia de distensión en forma de tregua calculada y, por supuesto, negociada previamente con el PNV.

Eso es lo que cuesta más trabajo creer. Al Gobierno central, lógicamente, le vendría al pelo que el terrorismo etarra se cebase también en los nacionalistas de paisano, los civiles y políticos y no sólo los uniformados de la Ertzaintza. Sería, como se viene indicando líneas arriba, el mayor error de ETA, es decir, la apertura de una beligerancia que podría servir para construir una tenaza instrumentada por poderes igualmente amenazados. Si el final de ETA va a ser el suicidio, ni los más optimistas habrían imaginado este desenlace antes de la llamada "victoria final" del independentismo.

Pero esta situación sigue siendo improbable, con listas negras o sin ellas. Ya es bastante haber cometido la equivocación de disparar contra los gendarmes franceses. Aterrorizar además a los nacionalistas, hacerles probar la amarga medicina que se viene aplicando a los "españoles", sería para la banda una receta contraindicada por la inspiración de sus expertos. Seguir especulando con una nueva tregua etarra, a plazo más o menos inconcreto, es todavía la conjetura más razonable.

«La nueva tregua puede ser antes de las municipales para favorecer al nacionalismo»
JAIME MAYOR OREJA, Vicesecretario general del Partido Popular
El presidente de honor del PP vasco y vicesecretario general del partido no descarta que Eta pueda declarar una tregua antes de las elecciones municipales para favorecer al nacionalismo. Después, cree que podría convocarse una consulta sobre la autodeterminación.
Inmaculada G. de Molina La Razón 4 Febrero 2002

Es un político leal y legal. Certero, según comentan, en sus análisis de la situación. Ahora está obsesionado con el escenario de ruptura que se avecina en el País Vasco y totalmente volcado con sus chicos en estar presentes en el mayor número posible de ayuntamientos vascos en las elecciones municipales de 2003. Ahora bien, haciendo gala de una inusual sinceridad en el PP a la hora de abordar esta cuestión, no dirá que no si le piden ser el sucesor. Más bien, todo lo contrario. Vamos, que está entre los posibles candidatos y lo sabe. Pero, acto seguido, lanza un aviso a navegantes. «No hagamos una carrera, como si fuese una trayectoria personal, obsesionada por estar mejor colocado que otro, sino que cada uno haga las cosas lo mejor que sepa en el sitio donde está. Yo no voy a competir con los otros candidatos». Mayor ya vivió la «casa de la pradera que sufrió Adolfo Suárez. Eso es lo que no puede repetirse nunca. El siguiente tiene que ser una persona que sea capaz de liderar el Gobierno y el partido. Pero, luego, tienen que haber unas personas que le sepan ayudar a afrontar el liderazgo. Ese es el gran reto de la sustitución de José María».

Convergencia con Eta
-¿Durante meses, el PNV ha llamado a la puerta de Eta y la respuesta ha sido matar a ertzainas?
-Eta le dejó muy claro, matando a los ertzainas, que su ruptura a plazos no le gustaba. Tras esos asesinatos, el PNV ha roto las negociaciones de los Conciertos, ha ridiculizado el Parlamento vasco y ha expulsado a Guevara.

-¿Para aproximarse a Eta?
-Son síntomas que confirman la convergencia del PNV hacia el mundo de Eta. Sin pactar nada formalmente con Batasuna, lo que hacen es converger con ella, mediante la deslegitimación diaria del Gobierno español y de la autonomía vasca. Para avanzar en la autodeterminación, hay que hacerlo así.

-¿Pero cómo explica que cien cargos del PNV sean objetivos de Eta?
-Esto hace más inexplicable los esfuerzos de convergencia con Eta que protagoniza el PNV. No es ninguna novedad que Eta tenga las peores intenciones respecto a los demás. Si el PNV está en la ruptura desde las Instituciones, está con Eta.

-¿Hay contactos entre Eta y PNV?
-No tengo dudas de que los acontecimientos se acelerarán. Se confirmará la ecuación: a menos Eta, más frente nacionalista, más convergencia del PNV y Batasuna.

-¿Habrá tregua antes de las municipales de 2003?
-Antes de las municipales habrá una declaración solemne de ruptura en el Parlamento vasco, probablemente, a raíz de las conclusiones de la comisión de autogobierno, en la que se confirmará que la autonomía ya no sirve. Esto será en el segundo semestre de este año. A partir de ese momento, se entraría en la tercera fase de esta estrategia, en la de la desobediencia, mediante un acto del Gobierno vasco, con el que se instale en la ruptura. Para que haya coincidencia con Eta, hay que seguir avanzando en la convergencia en la que hoy están Eta y PNV.

-¿Cómo se materializará ese acto?
-No me atrevo a decir qué acto de desobediencia habrá, pero lo habrá. Puede ser una consulta popular.

-¿Un referéndum?
-Sí. Una consulta sobre una pregunta, que seguro la tienen trabajada.

-¿Cuándo se hará?
-Udalbiltza adquiriría toda la fortaleza del mundo, si desde las instituciones vascas se ha desalojado antes a los constitucionalistas. Lo lógico es que sea tras las municipales y que estas elecciones sean la prueba de fuego de que los nacionalistas arrasan.

-¿Y la tregua?
-Tengo claro que hay convergencia creciente entre Eta y el PNV. También que la deslegitimación de la autonomía, de las instituciones de autogobierno, de los Conciertos y de personas como Guevara son realidades objetivas. La transcendencia de las municipales para rematar esta operación es indudable.

-¿Qué exigirá Eta al PNV a cambio de un cese indefinido de la violencia?
-El listón estará más alto que en 1998. En esa fecha, le exigió una declaración de soberanismo y de ruptura. La pregunta es: ¿y qué más? Una exigencia de consulta popular.

-Eta y el PNV volverán a pactar una tregua, porque servirá para una consulta popular.
-Eso es.

-¿La tregua será antes de las municipales para que el nacionalismo suba?
-Puede ser. Puede ser que consideren que como tienen hoy bastante neutralizado al PSOE y por los acuerdos del PNV y PSOE en Guipúzcoa y en Vizcaya no haga falta.

-¿La tregua será una trampa?
-Todo lo que nos lleve a la independencia y a la autodeterminación, en complicidad PNV-Eta, llámese como se quiera, pero será una trampa.

-¿Qué ocurriría por reconocer el derecho a la autodeterminación?
-Sería otra España, una catástrofe para lo que la democracia española ha hecho en 25 años y, además, no resolvería el problema terrorista.

-¿Eta se conformaría con este reconocimiento?
-Esto alimentaría en 10 ó 20 años nuevas generaciones de vascos sólo soñando en el siguiente paso a dar. De la autonomía a la autodeterminación y luego a la independencia. La España de las autonomías tiene claramente que saber decir «no» ante el objetivo del nacionalismo vasco.

-¿Eta dejaría el poder al PNV?
-Nos han descalificado por el patriotismo constitucional. Pero la estrategia alternativa nacionalista es el nacionalismo sin ley, sin la de Presupuestos... La ruptura es el poder de los violentos y de Eta. Es el caos.

-¿El PNV por cobardía acepta esa ruptura para no enfrentarse con los que matan y con Arzallus?
-Seguramente. En sus principios, los nacionalistas vascos han tenido la obsesión de la construcción de una nación vasca. Estos acontecimientos confirman que el PNV era lo que nos decían que era y, al final, la convergencia, complicidad, el encuentro entre el mundo de Eta y el del PNV es alta. Para el PNV, se puede usar el término cobardía, imposibilidad... El PNV se atrevería con un terrorismo de la extrema derecha o con un grupo que no tuviese nada que ver con las consecuencias de su doctrina. Pero como lo que es Batasuna es resultado de parte de su doctrina, piensan que el final de Eta también es su final. La derrota de Eta también es la del nacionalismo vasco.

Sinn Fein
-¿En la operación de Eta y PNV juega un papel destacado personajes que
vienen de Irlanda, como jesuitas?
-No tengo ninguna duda de que la aproximación del Sinn Fein a Batasuna tiene un sentido. Su modelo es similar al del IRA y al irlandés

-¿Han detectado en el País Vasco personas procedentes de Irlanda?
-Sin duda.
-¿Qué papel juega ahora San Egidio, que ha abierto sede en Bilbao?
-Tuve alguna conversación antes de la mal llamada tregua, por iniciativa
suya. No se lo que harán. Lo que se es la opinión del Gobierno de España: no negociará con Eta.

-¿Cómo está Eta, sobre todo, después de las detenciones del jueves?
-En unos de sus peores momentos. Hay una eficacia creciente de la cooperación hispano-francesa, como se ha visto. Por eso, si tienes que combatir una organización terrorista, ahora tienes que saber que el frente nacionalista actúa, opera y sustituye al mundo de Eta. Son vasos comunicantes. Hay una organización terrorista a la baja y un frente nacionalista a la alza.

-¿Esta nueva estrategia nacionalista explica el giro dado por el PSE?
-No hay una explicación política vasca. Todo lo que estoy describiendo desaconsejaría el cese de Redondo. Más que nunca, esos dos partidos tienen que ser las garantías de la España de las autonomías y constitucional.

-¿Entonces?
-Hay otras razones relacionadas con un mayor acoso al Gobierno del PP.

-¿Redondo dimite por la estrategia del PSOE de acoso al PP?
-Hay un intento de decir que no haya tantos lazos entre PP y PSOE, ni siquiera en el País Vasco, que eso favorece y estabiliza al Gobierno central. Así, sí se entiende lo de Redondo.

-¿Por esta estrategia del PSOE de acoso al PP pactará con el PNV?
-El objetivo del PNV es que tenga el PP que asumir este Estella bis en solitario y el PSE esté neutralizado, porque comparte Presupuestos en Guipúzcoa y Vizcaya y si comparte puestos institucionales, que sirva para separar al PP del PSOE y dejar al Gobierno en soledad y aislado.

Líder de la rebelión
-¿El pacto antiEta volará por los aires en su objetivo de neutralizar la ofensiva nacionalista?
-En esta batalla hay que ser muy perseverante. Hay personas en el PSE que defenderán unas ideas muy claras en el congreso de marzo. Aún el pacto antiEta es una realidad, que debemos fortalecer. No puedo aceptar
que la izquierda social que fue líder de la rebelión de Érmua desaparezca hoy. No será así.

-¿Prefiere a Rojo o a Patxi López?
-A un PSE constitucional. No daré ni un nombre. Quiero que el PSOE comparta principios con nosotros.

-¿Ahora no lo hace?
-Tengo la sensación de que ha habido quienes han antepuesto tácticas a principios, en ocasiones, hasta un poco mezquinas para doblegar y molestar al Gobierno. No sé que grado de aproximación quiere el PSOE al
PNV, pero quiere separarse del PP.

-¿Cómo afrontará las elecciones municipales vascas? ¿Sería mejor llegar a acuerdos para presentar candidaturas con el PSE?
-Antes de definir una estrategia hay que saber qué sucede en el congreso de marzo del PSE. Estamos abiertos a que aquellos que defendemos los mismos valores podamos encontrar fórmulas que tengan su presencia en las municipales. Esto no significa un acuerdo generalizado para todos los ayuntamientos.

-¿Presentará a Suárez Illana en las listas vascas?
-No lo sé. El esfuerzo que hay que hacer es que vaya gente del País Vasco. Todo lo demás son gestos que se agradecen. Nuestra primera obligación es tener candidatos.

-¿Y los tendrán?
-Habrá muchos problemas. La moral de los concejales del País Vasco es alta y después del congreso del PP más.

-¿Qué le parecen las pretensiones de CiU y PNV de estar presentes en los
Consejos de Ministros europeos?
-No se puede avanzar en la construcción europea desde la autonomía y, al mismo tiempo, defender la autodeterminación.

-¿A Pujol le va bien reactivar la Declaración de Barcelona?
-Tenemos que tener menos obsesión por los nacionalistas y más preocupación por nuestras aportaciones.

-¿Cómo valora la oferta de Aznar a Pujol para que CiU entre en el Gobierno central?
-Es la manera de decir que creemos que la autonomía exige un mayor grado de participación de las comunidades en el Gobierno de España.

-¿Y la reacción de CiU?
-No es la que nos gustaría. Me gustaría que la autenticidad de un proyecto común entre unos y otros tuviese su traducción en un gobierno.

-¿Los electores lo entenderán?
-Sí. La España de las autonomías nos exige a todos un esfuerzo permanente. La participación de CiU sería ambición y audacia.

-¿Qué le parece la ola que hay en su partido de irse con Aznar?
-José María nos ha puesto un listón alto. Los demás tenemos que estar a
la altura de las circunstancias. Y tenemos ni que irnos ni dejar de irnos, sino hacer las cosas que interesen al conjunto del proyecto del PP. Habrá algunos que tengamos que irnos y otros que tengan que quedarse porque conviene al partido.

Irse a tiempo
-¿No me diga que se va?
-No. He expuesto hipótesis posibles.

-¿Qué opina de que Cascos se vaya y pida que los demás lo imiten?
-Tiene parte de razón. Está diciendo que hay una generación de políticos, con aéreas importantes de responsabilidad, que tenemos que saber irnos a tiempo. No hay que esperar a los 70 años para hacerlo. Pero, ojo, irse a tiempo no significa precipitadamente. Es una reflexión muy personal.

-¿Sabrá irse a tiempo?
-Yo ya he sabido hacerlo en 1986.

-¿Ahora su momento no ha llegado?
-No, no ha llegado.

-¿Aznar lo hace a tiempo?
-Es un ejemplo ético y de acierto político.

-¿En el congreso del PP han dado una salida honrosa a Cascos?
-Ha tenido una presencia activa y el partido una posición dialogante.

-¿Cómo interpreta los discursos en el congreso de Rato, Rajoy y Arenas, con alusiones a la sucesión?
-Cada uno hizo el que era mejor para el partido. Yo tenía uno muy centrado en la España de las autonomías. El éxito de las intervenciones de Rodrigo y Mariano es indudable. Sin duda, el juego del orden de los vicesecretarios fue el titular.

-¿El sucesor saldrá de Rato, Rajoy, Mayor o Arenas?
-En política, un año y medio es una eternidad. Para decidir el sucesor, habrá que determinar primero los perfiles de los problemas de España. Habrá que saber escoger a un sucesor con un determinado perfil para resolver un determinado problema.

-¿Entonces, tiene muchas papeletas?
-No tiene por qué. Está el tipo de perfil de persona que se necesita para afrontar un problema. Lamentablemente, yo levanto muchas pasiones encontradas y, a veces, negativas. Dentro del nacionalismo, es evidente, que no soy la persona más grata.

Ni picar ni competir
-¿Luego?
-Lo importante es que quienes podemos estar no piquemos. Es decir, que no hagamos una carrera, como si fuese una trayectoria personal,obsesionada por estar mejor colocado que otro, sino que cada uno haga las cosas lo mejor que sepa en el sitio donde está. Yo no voy a competir con los otros candidatos. Trataré de hacer las cosas lo mejor que se en el País Vasco. Rato deberá hacer lo mejor que sepa en la política económica y Rajoy al frente de Interior. Eso es cumplir con nuestra obligación y no competir con los demás. Al año, cuando tenga el partido que tomar esa decisión habrá que ver el perfil y si hay discusión habrá que saber ordenarla. Aznar tendrá muchísimo papel en esa decisión. Lo que es seguro es que algunos no vamos a picar en lo que es esa supuesta carrera sucesoria.

-Sinceramente, ¿si el PP y Aznar lo eligen como sucesor dirá «sí»?
-Yo diré siempre que sí a todas las decisiones del PP, incluida la mía.

-Hay un poco de hipocresía. Todos dicen «no, yo, no» No pasa nada por decir «sí»...
-Yo no digo que no. Quien sea no podrá afrontar todo el peso y liderazgo
que Aznar ha ejercitado. Tendrá que ser un líder y luego un equipo de personas, que estén a la altura de las circunstancias. Tan importante será el papel del líder como el de los demás. Yo he vivido en UCD y se lo que fue la «casa de la pradera» que le hicieron al pobre Adolfo Suárez. Eso es lo que no puede repetirse nunca. El siguiente tiene que ser una persona que sea capaz de liderar el Gobierno y el partido. Pero, luego, tiene que haber unas personas que le sepan ayudar a afrontar el liderazgo. Ese es el gran reto de la sustitución de José María.

-¿La sociedad está preparada para una sucesora?
-No lo descartaría. El partido y la sociedad están preparados. Es más, sería una excelente noticia.

-¿Qué le parece la entrada por la puerta grande de Suárez en el PP?
-Un acierto. Hay un factor simbólico importante. En el mismo congreso se ovacionó a Fraga y a Suárez. Es el fin de una transición entre dos grandes partidos.

-¿Se recompensará a San Gil e Iturgaiz con una salida madrileña después de las elecciones municipales?
-Me gustaría que le recompensaran a María San Gil haciéndola alcaldesa de San Sebastián. Ahora nos toca estar en el País Vasco. Si las cosas salen muy bien ya veremos.

Eta utiliza las sedes de Gestoras pro Amnistía para captar nuevos terroristas
La banda intenta aparentar que se desvincula de las organizaciones de su entramado
La estrategia de Eta para intentar que las organizaciones que forman parte de su entramado aparezcan como desvinculadas de la banda, pese a la vinculación de las mismas con el terrorismo, acreditada en distintas resoluciones de la Audiencia Nacional, se pone de manifiesto en las declaraciones que dos individuos, detenidos en enero por su supuesta vinculación con el «comando Basurde», realizaron ante la Guardia Civil. Ambos reconocieron que trabajaban para las llamadas Gestoras pro-Amnistía.
F. Velasco / J. M. Zuloaga - Madrid.- La Razón 4 Febrero 2002

Juan Antonio Cortés de Luis y Susana Achaerandio, arrestados el pasado mes de enero, trabajaban para Gestoras pro-Amnistía, en concreto como camareros en bares de esta organización. De hecho, la captación de Cortés para Eta, la realizó José María Novoa Arróniz, en el bar Herrikoia, de Gestoras. Este individuo era uno de los conductores de la «caravana de la muerte», que pretendía traer hasta Madrid dos furgonetas, cargadas con más de 1.700 kilos de explosivos, para colocarlas en el complejo Azca.

Cortés, que colaboró en el asesinato en Vitoria del subteniente Alfonso Parada ¬su misión era tener preparada una vía de salida para el «comando»¬ dijo ante la Guardia Civil que, si no tenía una participación más activa en los atentados era porque trabajaba en el citado bar y porque militaba en Gestoras, circunstancia por la que, además, era muy conocido.

En cualquier caso, las detenciones de Cortés y de Achaerandio vuelven a poner de relieve la estrecha vinculación entre Gestoras pro Amnistía y la banda terrorista. Los dos habían estado integrados en Gestoras e incluso, en el domicilio de Achaerandio, se incautó abundante documentación de esa organización, que ocultaba, por orden de la responsable de Gestoras en Álava, ante el temor de que se ordenara un registro en su sede.

La declaración de Cortés ha permitido saber que, en febrero de 1998, la cabecilla etarra Soledad Iparraguirre Guenechea, alias «Anboto», de la que no se tienen datos fiables últimamente ¬incluso se ha dicho que está fuera de Franciase encontraba en una casa, cerca de la localidad francesa de Dax, en la que se impartían cursillos a los nuevos terroristas. Cortés explicó que Asier Oyarzábal (ya detenido) recogió a los miembros del «comando» ¬Alicia Sáez de la Cuesta, Igor Martínez de Osaba, José María Novoa y a él mismoy les llevó con los ojos vendados hasta la citada casa. Asimismo, declaró que en la vivienda había otro hombre y una mujer, que es a la que identifica como «Anboto».

Por su parte, Susana Achaerandio reconoció que también había pertenecido a Gestoras, que trabajaba en un bar de esa organización y que la responsable, a nivel provincial de Álava, era Maite Díaz de Heredia. En su domicilio de Zuazo se encontró abundante documentación de Gestoras porque «Maite Díaz de Heredia, que es amiga, me pidió que si podía guardar allí unos papeles de Gestoras, previendo un posible registro de dicha sede». El bar de Gestoras daba importantes beneficios, según Achaerandio: «El dinero se ingresaba en una cuenta, ignoro a nombre de quién estaba, en la entidad bancaria Caja Laboral de la calle Francia; se hacían dos ingresos semanales, en viernes y lunes, y los ingresos semanales eran de unas trescientas mil pesetas».

Sanidad dará amplio poder a la Alta Inspección para mantener a «raya» a las autonomías
Sus funcionarios podrán obligarlas a retocar decisiones con la ayuda de los delegados del Gobierno
Sanidad ha decidido levantar la mano que había situado sobre las autonomías en sus primeros borradores de la Ley de Coordinación, al suprimir de ellos toda alusión a la posibilidad de penalizarlas cuando presten atención deficiente a enfermos de otras regiones. Como contrapartida, el último borrador ¬elaborado hace escasos días¬ concede un amplio poder a los funcionarios que ejerzan la Alta Inspección, otorgándoles la facultad de obligar a las comunidades a rectificar actuaciones irregulares en materia sanitaria, pudiendo incluso pedir el auxilio de las delegaciones del Gobierno.
Sergio Alonso - Madrid.- La Razón 4 Febrero 2002

El Ministerio de Sanidad no se fía demasiado de que las autonomías vayan a cumplir todas sus obligaciones sanitarias con las transferencias. Por ello, tiene previsto potenciar al máximo la Alta Inspección en materia de asistencia, con el fin de que los funcionarios que ejerzan este papel puedan incluso obligar a los responsables de Sanidad de algunas comunidades a retocar las decisiones que bordeen la legalidad o atenten contra la equidad del Sistema Nacional de Salud.

Así figura al menos en el último borrador del anteproyecto de ley de Coordinación, un texto que en realidad se llamará «Anteproyecto de Ley por el que se establecen acciones integradas en materia sanitaria». El texto, elaborado hace escasos días en las «cocinas» de la Subsecretaría de Sanidad, incorpora modificaciones sustanciales con relación a los borradores iniciales que aparecieron en diciembre, limando en parte el papel dominante que el propio Ministerio pretendía atribuirse sobre las autonomías en un entorno de sanidad transferida, aunque otorgándole en cambio otros poderes.

Así, el departamento de Villalobos renuncia a penalizar directamente a las comunidades que presten una atención deficiente a los enfermos procedentes de otras regiones, sustituyendo esta disposición por otra más diplomática, pero que encrespará también los ánimos de algunos territorios.

En concreto, el nuevo anteproyecto subraya que «las funciones de la Alta Inspección se ejercerán por los órganos del Estado competentes en materia de Sanidad», añadiendo a continuación, dentro del artículo 24.4, que «los funcionarios de la Administración del Estado que ejerzan la Alta Inspección gozarán de la consideración de autoridad pública a todos los efectos, y en sus actuaciones podrán recabar de las autoridades del Estado y de los órganos de las comunidades autónomas y demás administraciones públicas la colaboración necesaria para el cumplimiento de las funciones que les están legalmente encomendadas».

Impugnación de decisiones
El texto remarca que cuando dichos funcionarios «comprueben incumplimientos por parte de la comunidad autónoma, las autoridades sanitarias del Estado advertirán de esta circunstancia a la misma a través del delegado del Gobierno».

Si aún así no se corrigiera la actuación, el anteproyecto faculta al Gobierno «para que requiera formalmente al órgano competente de la comunidad autónoma para que adopte las medidas precisas», pudiendo incluso «impugnar las disposiciones y resoluciones adoptadas por los órganos autonómicos», según reza el artículo 24.6

La ley faculta también al Gobierno central para «adoptar la regulación de las medidas precisas cuando por razones de urgencia y necesidad, a la vista de los resultados de las actuaciones de la Alta Inspección, sea precisa la adopción de medidas para corregir las disfunciones que pongan en riesgo grave la salud, las condiciones básicas de igualdad o la coherencia e integridad del SNS».

Consejo Interterritorial
El poder que Sanidad pretende otorgar a los funcionarios que ejerzan la Alta Inspección contrasta con el bajo perfil que, en principio, concede el documento al Consejo Interterritorial, el órgano que, en principio, estaba llamado a coordinar el sistema sanitario una vez transferidas todas las competencias en esta materia. Aunque el proyecto dedica todo el capítulo sexto a dicho órgano, sus preceptos se limitan a recordar gran parte de las funciones que ya realiza, remitiendo a un reglamento posterior, aún no elaborado, la regulación de su régimen de funcionamiento.

El texto asegura que el Consejo estará formado por el ministro de Sanidad, que lo presidirá, y por los consejeros responsables en materia de Sanidad de las comunidades autónomas y de las ciudades con estatuto de autonomía. Nada dice de la presencia de representantes de otras adminitraciones.

Planes que rechazó Romay
Por otro lado, el anteproyecto se proponer recuperar de una forma «sui generis» un proyecto consignado en la Ley General de Sanidad de 1986, que el antecesor de Celia Villalobos en el cargo, José Manuel Romay Beccaría, rechazó poner en práctica, dada su presunta futilidad: el de la elaboración de los planes integrales de salud.

Dichos documentos fijarán «los estándares mínimos y los modelos básicos de atención para la prevención, detección precoz, el tratamiento y la rehabilitación de grupos de enfermedades». El documento que presentará la ministra al Parlamento a finales de mes añade que «los criterios establecidos en los planes coordinarán la forma de organizar los servicios para atender las patologías de manera integral y semejante en el SNS». El artículo 14 subraya en este sentido que su elaboración «se efectuará a instancias del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, en cuyo seno se establecerá el orden de prioridades, plazos y metodología de trabajo; en su elaboración serán oídas las sociedades científicas correspondientes, en función del plan».

UA llama «fariseo» a Arzallus por su doble moral ante Eta
Redacción - Madrid  Bilbao.- La Razón 4 Febrero 2002

El portavoz de Unidad Alavesa, Ernesto Ladrón de Guevara, calificó ayer de «farisaica» la actitud del presidente del PNV, Javier Arzallus, ante las amenazas de Eta a miembros de su partido.
«Una vez más», dijo Ladrón de Guevara, Arzallus «parece que contradice a sus compañeros, a los nacionalistas del Gobierno vasco», porque el señor Josu Jon Imaz ha desmentido que el Ejecutivo del País Vasco no haya tenido información detallada de las intenciones de Eta.

«No sabemos muy bien a que responde ese empeño de Arzallus de dejar patente que los nacionalistas también están entre los objetivos de la banda, porque durante muchísimo tiempo el presidente del PNV ha estado estigmatizando a gente en sus comparecencias públicas, y, no sé si de forma intencionada o no, marcando objetivos para Eta», dijo el portavoz de UA.

«Nos parece una actitud farisaica», dijo Ladrón de Guevara antes de señalar que «lo que tenía que hacer Arzallus es, de una vez por todas, ponerse al lado de los demócratas y combatir a Eta, y no jugar a la doble moral de, por una parte, decir que compañeros suyos están en las listas y, por otra parte, estar echando constantemente salvavidas a la banda para que no se hunda».

En referencia a la citada información en la que se daba a conocer que entre los objetivos de Eta hay más de cien cargos peneuvistas, el portavoz de Batasuna, Arnaldo Otegui, manifestó ayer que la noticia «es una filtración que proviene del Ministerio de Interior español», y aseguró que «le corresponde al PNV decir porqué le da credibilidad».

LA ENSEÑANZA DE LAS LENGUAS AUTONÓMICAS: La prisa de los nacionalistas por implantar el euskera enfrenta a los educadores vascos
La demanda de esta lengua es masiva en primaria, pero no en bachillerato y FP
EDUARDO AZUMENDI VITORIA El País 4 Febrero 2002

Sólo uno de cada 10 niños de tres años que comienzan a ir al colegio estudia en castellano

La 'euskaldunización' plena del profesorado es la llave para cambiar los modelos lingüísticos

La obligación de que los profesores tengan que saber euskera para opositar en el País Vasco ha reabierto el debate sobre el 'uso político' de este idioma en Euskadi. Este es un repaso a la situación del aprendizaje de sus lenguas propias en las cinco comunidades bilingües.

El empeño por extender al mayor ritmo posible el uso del euskera en el País Vasco ha desatado la polémica sobre los problemas que sufre una parte del profesorado del sistema educativo vasco que no ha logrado aprender el idioma y que paulatinamente se ve desplazado de los puestos de docencia. Una nueva medida adoptada por el Departamento de Educación del Gobierno autónomo impide a los profesores que no sepan euskera apuntarse a las oposiciones. Esta iniciativa y las recientes declaraciones de la consejera de Educación, Anjeles Iztueta (EA), en las que proponía buscar una salida 'digna' fuera de la enseñanza a los profesores que no hayan logrado euskaldunizarse, han contribuido a encrespar los ánimos de la parte de la comunidad educativa no nacionalista.

Con la nueva medida se exige que todos los profesores estén en posesión del perfil lingüístico 1 (conocimiento básico de la lengua vasca para mantener una conversación) o del 2 (permite dar clases de euskera o en euskera) para presentarse a las oposiciones que ha convocado el Gobierno vasco y cuyos exámenes se celebrarán en julio. Sólo se hace una excepción con los interinos que no tienen perfil, pero que estuvieran trabajando en los colegios públicos antes de 1993.

Aunque en Euskadi ningún partido político ni sindicato discute los beneficios del bilingüismo, del que se declaran abiertamente partidarios, el ritmo y los acelerones que los partidos nacionalistas en el Gobierno tratan de imponer al proceso (sobre todo en la Educación) es motivo de constante enfrentamiento entre el Departamento de Educación y los partidos de la oposición PP y PSE y los sindicatos no nacionalistas. Estos acelerones encuentran su justificación en las primeras etapas educativas, como la infantil y la primaria, donde la demanda social para que los niños aprendan en euskera es masiva. Sin embargo, en el bachillerato y, sobre todo, en la FP los estudiantes optan mayoritariamente por aprender en castellano.

Por eso, los partidos no nacionalistas denuncian el 'uso político' que el departamento hace del euskera, al tratar de imponerlo a profesores que no tienen una necesidad inmimente de aprenderlo para poder seguir en activo dentro del sistema. Sin embargo, algunos sindicatos nacionalistas del sector educativo, como LAB (afín a Batasuna) reclaman medidas drásticas para lograr la euskaldunización del profesorado.

El bilingüismo es la principal característica del sistema educativo en Euskadi, donde el castellano y el euskera son las dos lenguas oficiales. El nivel de aprendizaje del euskera entre el profesorado de los colegios públicos ha crecido de manera espectacular en los últimos años, pasando del 5% que conocía el idioma a mediados de la década de los ochenta al 75% actual que es capaz de dar clases de cualquier asignatura en la lengua vasca. Por el contrario, en la red privada concertada sólo la mitad conoce la lengua vasca. El 52% de los alumnos del País Vasco van a centros concertados.

El progreso del euskera en el sistema educativo ha supuesto una importante contribución al aumento de la población euskaldún. Mientras que en 1981 sólo un 20% de los niños entre 5 y 9 años conocían el euskera, ahora ese porcentaje supera el 70%. En la franja de edad de 10 a 14 años se ha pasado de un 19% a un 60% y en la de 15 a 19 años de un 18 a un 43%. En la franja comprendida de los 40 a 59 años los porcentajes de conocimiento del euskera se mantienen respecto a 1981 en torno a un 22%.

La presión por saber el idioma para impartir docencia en la red pública ha desembocado en que exista un colectivo cercano a los mil profesores que no ha logrado aprenderlo (por lo que han perdido su plaza de docencia directa). En muchos casos, la gestión de comedores, del transporte escolar o la dirección de las bibliotecas es su única manera de seguir impartiendo la enseñanza.

La euskaldunización plena del profesorado es la llave para que el departamento abra algunas puertas, entre ellas la de modificar o suprimir los actuales modelos lingüísticos en los que estudian los escolares en el País Vasco. La existencia de dos idiomas oficiales llevó a estructurar la enseñanza en tres modelos: el A (todas las materias se imparten en castellano con el euskera como asignatura), el B (es bilingüe, la mitad de materias se dan en euskera y la otra mitad en castellano) y el D (toda es en euskera, menos la asignatura de lengua española). La constatación de que los alumnos de modelo A acaban sus estudios sin saber euskera obliga a buscar una fórmula más flexible para distribuir la docencia en los dos idiomas.

La demanda social de los modelos B y D ha ido creciendo de manera imparable desde finales de los años ochenta. Así, desde el curso 1994-95 hasta el 1999-2000 se ha producido una reducción del 55% al 39% del alumnado que cursa sus estudios en modelo A, según un informe del Consejo Escolar de Euskadi (un organismo que estudia la evolución del sistema e informa al Gobierno de sus debilidades). El alumnado del modelo B ha pasado del 17% al 21%, pero el mayor aumento se ha producido entre los escolares matriculados en el D: del 28% al 40%.

El progreso de la enseñanza íntegramente en euskera se ha realizado, básicamente, en detrimento del modelo A. Sobre todo, en lo que se refiere a la etapa infantil, donde la educación en euskera y en bilingüe alcanza al 90% de los inscritos. Mientras, el 35% de estudiantes de Secundaria elige el A, por el 25% del B y el 40% del D. En el bachillerato, el modelo A es dominante con el 60% de los alumnos por el 40% del D y en Formación Profesional la enseñanza en euskera es residual: sólo el 10% de estudiantes elige esta opción.

Al hacer un análisis detallado por redes se puede apreciar que el peso de la enseñanza en castellano es muy desigual en ambas. En la pública sólo un 30% de los estudiantes elige el modeloA en el conjunto de las enseñanzas no universitarias, mientras que en la privada concertada este porcentaje asciende hasta el 44%.

La situación en la Universidad del País Vasco es diferente. Los profesores no tienen obligación de aprender euskera al pertenecer a un cuerpo docente regulado a nivel nacional, aunque desde el rectorado de la Universidad del País Vasco (UPV) se está haciendo un esfuerzo por introducir nuevas plazas de profesores bilingües y por ampliar el número de asignaturas que se imparten en euskera. Un 30% de las asignaturas se puede cursar actualmente en lengua vasca y castellano y el resto sólo en castellano. El objetivo es extender la enseñanza en euskera al 80% de las materias no optativas en 2004.

La cara política del vasco
Nota del Editor 4 Febrero 2002

Los lectores de estas páginas, recordarán que el modelo A (toda la enseñanza en español y el vasco como asignatura) ha sido prácticamente eliminado de las zonas urbanas por lo que las ciudadanos no tienen más remedio que acidir a los centros concertados o hacer tragar los otros modelos de inmersión a sus jóvenes hijos, los mayores, no se dejan. Tampoco hay que olvidar el lado del grupo que hace las estadísticas (tanto por financiación como por intereses).
 

LA ENSEÑANZA DE LAS LENGUAS AUTONÓMICAS GALICIA: El Gobierno del PP exige el gallego para dar algunas materias
XOSÉ HERMIDA SANTIAGO DE COMPOSTELA El País 4 Febrero 2002

La obligación de que los profesores tengan que saber euskera para opositar en el País Vasco ha reabierto el debate sobre el 'uso político' de este idioma en Euskadi. Este es un repaso a la situación del aprendizaje de sus lenguas propias en las cinco comunidades bilingües.

También el Gobierno del PP en Galicia exige el conocimiento de la lengua de la comunidad para impartir algunas materias en educación primaria y secundaria. La prueba de gallego tiene carácter eliminatorio en las oposiciones para docentes de educación infantil (de tres a seis años), educación especial y el área de música. No obstante, están eximidos de realizar el examen quienes ya dispongan del título de perfeccionamiento de gallego, que se puede obtener en los numerosos cursillos que organiza cada año la Administración.

En el resto de materias, el gallego no es una condición indispensable para acceder a una plaza de profesor en la escuela pública. Pero, si la logran sin saber gallego, deben superar el curso de perfeccionamiento en dos años.

El presidente de la Xunta, Manuel Fraga, suele ufanarse de la paz lingüística que reina en Galicia. Los grupos nacionalistas -con fuerte apoyo en el profesorado- presionan, sin embargo, en favor de una política más volcada con el gallego. Los sindicatos y agrupaciones pedagógicas nacionalistas reclaman que el gallego tengan carácter eliminatorio en todas las oposiciones docentes, y se quejan del incumplimiento de las reglas actuales sobre la presencia del gallego en la escuela.

La decisión final
El modelo lingüístico elegido en Galicia propicia que, en la práctica, la decisión final dependa en buena medida de lo que acuerde el consejo escolar de cada centro. Según las normas de la Xunta, es obligatorio impartir en gallego un mínimo de dos asignaturas y un máximo del 50% del plan de estudios anual. En infantil se establece que los niños han de iniciarse en la lengua que hayan usado más.

En las zonas rurales suele ser el gallego, y en las urbanas, el castellano.

Según una encuesta que realizó la Xunta en 1998, en el 38,6% de los centros más de los 80% de los niños usa el gallego como lengua habitual al llegar a la escuela. En el 30% de los colegios se produce la situación inversa en favor del castellano. El mismo informe reveló que, en infantil, casi un 40% de las aulas imparte menos de cinco horas lectivas en gallego a la semana, pero otro 40%, da más de 15. En secundaria, el 45% de los profesores admitió que en sus centros no se imparte el mínimo establecido para el gallego. Aunque el informe no lo dice, los sindicatos coinciden en que los centros privados son los que menos cumplen las normas.

El 50% de Palmeira
Nota del Editor  4 Febrero 2002

Los lectores también recordarán a los laminados padres del colegio de Palmeira donde el 50% se convirtió en el 100% de gallego.

Pero aquí seguimos sin desfallecer, esperando que el Tribunal Supremo dicte sentencia, y la Unión Europea se decida a hacer algo positivo.

LA ENSEÑANZA DE LAS LENGUAS AUTONÓMICAS CATALUÑA :El catalán se ha impuesto sin problemas como lengua vehicular
MAR PADILLA | BARCELONA El País 4 Febrero 2002

Educación

El supuesto oasis catalán también podría aplicarse al apartado lingüístico. El catalán es la lengua vehicular, es decir, a través de la cual se imparte la enseñanza, según reza la ley. En 1983, el Parlamento de Cataluña aprobó la Ley de Normalización Lingüística que, en su artículo 14.1, establece el catalán como lengua propia de la enseñanza en todos los niveles educativos. Dos décadas más tarde, según un informe del servicio de Política Lingüística de la Generalitat, el 98,5% del profesorado de primaria y el 81% del de secundaría tiene acreditado el nivel de conocimiento del catalán. Un decreto de 1991 establece que los profesores que opten a una plaza en los centros públicos de enseñanza obligatoria no universitaria deben presentar una acreditación de catalán de nivel C, considerado de 'suficiencia', el inmediatamente superior al grado intermedio.

Pero lo oficial, como siempre, casi nunca se ajusta a lo real, y las aulas, como la calle, son eminentemente bilingües. 'Podemos considerarnos razonablemente satisfechos con el proceso de normalización lingüística, pero siempre es mejorable el uso de la lengua por parte del profesorado y tratar de suprimir esa diferencia de porcentaje que aún da las clases en castellano', razona Pere Solà, director general de Ordenación e Innovación Educativa de la Generalitat. Según Solà, a pesar de la implantación del catalán en las aulas 'se nota un cierto relajo en el empuje inicial de la normalización'. En su opinión, 'algunos profesores, más por cuestión de comodidad, utilizan el castellano en función de la lengua habitual de uso de los alumnos'. Pero el auténtico reto es impulsar el catalán como el idioma de uso también entre los inmigrantes de otros países.

Un estudio del Departamento de Educación del curso 1999-2000 revela que el 89% de los centros de primaria imparten todas las asignaturas en catalán, a excepción de la lengua y literatura castellana y la lengua extranjera. En secundaria, este porcentaje se reduce al 51%. 'La normalización lingüística del catalán se ha llevado con tino', reconoce Luz Jabardo, de CC OO, 'pero no sólo por la voluntad política del Gobierno autónomo, si no sobre todo por el grado de implicación y compromiso de todos los agentes sociales y de la ciudadanía en general'. Según Jabardo, el profesorado ha recibido facilidades para alcanzar el nivel de catalán exigido para dar clases de múltiples formas, y el proceso se ha elaborado con tiempo. Jabardo apunta al fondo de la cuestión: 'Además, el catalán no es una lengua difícil para un castellanohablante'.

En la universidad, según la ley de política lingüística de 1998, 'el profesorado y el alumnado tienen derecho a expresarse, en cada caso, oralmente o por escrito, en la lengua oficial que prefieran'. Y esto es exactamente lo que sucede, al menos en el campo de la docencia. Otra cosa es el ámbito administrativo o de servicios, así como la rotulación, que el catalán ocupa casi en exclusiva.

La lengua impropia y la miopía galopante en CCOO
Nota del Editor 4 Febrero 2002

El español es la lengua impropia, así que ver al PP sucumbir ante los nacionalistas catalanes causa pavor. La normalización lingüística ha sido y es un atropello a los más elementales derechos civiles, pero con nuestros impuestos, los políticos pueden hacer a su antojo con los medios de comunicación para silenciarnos, pero aquí seguimos.
 

LA ENSEÑANZA DE LAS LENGUAS AUTONÓMICAS COMUNIDAD VALENCIANA:
Paralización en el crecimiento con el PP
NEUS CABALLER VALENCIA El País 4 Febrero 2002

Educación

La política educativa de la Generalitat en lo referente a la enseñanza del valenciano experimenta una paralización en el ritmo de crecimiento de los últimos años. Ésta es la principal conclusión que se extrae del exhaustivo informe sobre la implantación del valenciano en las escuelas, realizado por el profesor Vicent Esteve -y avalado por plataformas de organizaciones sociales y partidos de la oposición de la comunidad- con motivo de la celebración en octubre pasado del 18º aniversario del Estatuto de Autonomía. Pese a este escenario de pesimismo, en los colegios e institutos públicos y concertados valencianos, 106.000 alumnos de primaria (de un total de 370.000) y 34.000 de secundaria (de 309.000) estudia íntegramente en la lengua autóctona cooficial.

El retraso en la normalización del bilingüismo -consagrado en 1982 con el Estatuto- ha sido reconocido por la Administración del PP: la Consejería de Educación admitió de manera pública y oficial al inicio de curso que, pese a la implantación de 655 líneas de enseñanza totalmente en valenciano en primaria (en 1995, último año de gestión socialista ya había 511), existe una obvia 'falta de continuidad' en la implantación en los niveles siguientes. Así, esos 655 grupos en valenciano se reducen a sólo 230 en ESO.

Para revertir esta situación que impide la 'consolidación' del bilingüísmo, el cuarto consejero de Educación del Gobierno de Eduardo Zaplana, manuel Tarancón, anunció en mayo pasado en las Cortes valencianas que 'se exigirá el conocimiento del nivel medio de valenciano en la convocatoria de 2.800 plazas docentes', que tendrá lugar en junio próximo. Para garantizar que los maestros y profesores aspirantes puedan 'acreditar el nivel medio exigido', Tarancón, precisó que 'la Administración ha diseñado un Plan de Formación Lingüístico Técnico', complementario a los cursos de formación que ya venía realizando anualmente la Junta Qualificadora de Coneiximents, con dos convocatorias extraordinarias de exámenes, además de las ordinarias. El objetivo del plan es que 'en el plazo de un año, los nuevos aspirantes puedan optar en igualdad de condiciones a una plaza'.

Desigualdad de oportunidades
Nota del Editor  4 Febrero 2002

Luego vienen hablando del distrito único, deben querer decir aldeíta única. Los que levantan el estandarte del bilingüísmo, sabemos porqué lo hacen: por intereses económicos, ya que así excluyen a una buena parte de la ciudadanía que no puede competir con ellos en algo que no debería tener valor alguno: el conocimiento de la lengua autóctona.

LA ENSEÑANZA DE LAS LENGUAS AUTONÓMICAS, BALEARES: La inmersión de una población con numerosos inmigrantes
ANDREU MANRESA PALMA DE MALLORCA El País 4 Febrero 2002

Educación

En la turística y diversa comunidad de Baleares se experimenta, sin colisiones ni excesivos traumas entre escolares, familias y docentes, un modelo educativo de normalización de la lengua catalana, la propia y oficial de estas islas junto al castellano. En este marco legal todas las plazas de profesorado están catalogadas como bilingües y ello ha supuesto que los educadores -10.300, de los que 7.200 trabajan en centros públicos- se han capacitado o se han reciclado de manera obligatoria para ejercer en infantil, primaria y secundaria.

El Gobierno de coalición de socialistas, nacionalistas y ecologistas desarrolla en las escuelas e institutos la normativa básica que se aprobó en la época de hegemonía del PP (1983-1999), que indica que 'la lengua catalana es la vehicular y de enseñanza-aprendizaje'. Los objetivos actuales son de 'mínimos', que en general supone impartir en catalán el área de Ciencias Sociales y de la Naturaleza y otras materias, hasta alcanzar el 50% del horario lectivo del alumno.

Cada centro puede reflejar en su proyecto lingüístico un programa de 'máximos', con clases sólo en catalán, pero con la asignatura de lengua castellana. El director general de Administración Educativa, Jaume Morey, asegura que 'la competencia bilingüe del alumno en todo el trayecto es correcta, sin mermas'.

Pero el aterrizaje de población procedente de otros países de la UE, que se inició en los años sesenta, pone en riesgo la supervivencia del uso social del catalán. Existen colegios en los que el 70% del alumnado no tiene como lengua propia el catalán, o mallorquín o ibicenco, como se denomina popularmente. Con el criterio Una lengua nos une, la Consejería de Educación programa 'la inmersión lingüística con eficacia y respeto a las identidades de origen', según el director general de Normalización Lingüística, Joan Melià.

Cacao mental
Nota del Editor 4 Febrero 2002

Como se merienda eso de que hay dos lenguas propias y oficiales y la lengua catalana es la vehicular y de enseñanza-aprendizaje ? Y el programa de máximos, todo en catalán ?. Menos mal que los inmigrantes les frotan todos los días por la cara el hecho de que la diferencia nos une.

El síntoma Pallerols
Manuel Martín Ferrand La Estrella 4 Febrero 2002

¿Para qué sirve el poder? Visto el uso que de él hacen quienes lo tienen, sirve para casi todo; pero, muy especialmente, para tapar los excesos del poder. Así es, y con descaro, en los sistemas totalitarios. También, con disimulo, en los democráticos. Por no irse demasiado lejos, ni en el tiempo ni en el espacio, basta con echar una mirada a los últimos veinticinco años de la vida española y comprobar cómo corrupciones y corruptelas emanan de todos los poderes -nacionales, locales y locales- y generan a continuación un inmenso, y en ocasiones eficaz, trabajo de encubrimiento y maquillaje.

Un buen ejemplo de lo que apunto lo tenemos en el muy silenciado “caso Pallerols”. Según la jueza instructora de tan alambicada como dilatada historia, un porcentaje de las subvenciones del Departamento de Trabajo de la Generalitat que recibió el empresario andorrano Fidel Pallerols para la formación de parados -entre 1994 y 1998- fue aplicado a la ayuda de Unió Democrática de Catalunya, la UDC de Antoni Durán.

Nuestros partidos políticos, elefantiásicos y a rebosar de liberados, funcionarios y paniaguados de toda condición, no se conforman con vivir de las partidas previstas en el Presupuesto -tendrían que hacerlo de las cuotas de sus militantes y adeptos- y refuerzan sus ingresos con distintas chapuzas. Cualquiera de ellas, de protagonizarlas un particular, le llevarían directamente a la cárcel; pero, como apuntábamos más arriba, ya se encarga el poder de encubrirse a sí mismo, de tejer pretextos y dilaciones hasta que el tiempo consiga borrar sus huellas.

Esas tramas, densas y entrecruzadas las unas con las otras, son el esqueleto de la corrupción que preside nuestros días y que amenaza con terminar rompiendo el equilibrio de una convivencia civilizada. De hecho, nos convierte a los ciudadanos en meros contribuyentes que asistimos, entre la desesperanza y la indignación, al lamentable espectáculo del reparto del botín entre las distintas “bandas” que operan en el territorio.

El “caso Pallerols” no es ni más, ni menos, grave de los habituales; pero es el que ahora “toca”, por usar la terminología aznariana. La justicia sigue su curso y -¿en un siglo próximo?- los tribunales nos darán razón de los entresijos y las responsabilidades que concurren en tan feo asunto. Un suponer. Lo escandaloso es que, al margen de la Justicia, ni tan siquiera se pretenda eficazmente la depuración política de esas responsabilidades.

Lluís Franco, consejero de Trabajo de la Generalitat y, casualmente, dirigente de la UDC, ha dicho que la investigación judicial demostrará -no aclara cuándo- que “no se produjo una financiación irregular” de su partido con fondos públicos, aunque sí de “personas aisladas”. Y ¿qué? Aquí habría que decir lo que Zorrilla escribió para don Luis Mejía:

“Imposible la hais dejado
dejado para vos y para mí”.

Don Luis se lo decía a don Juan Tenorio en referencia a doña Ana de Pantoja, pero nosotros podríamos repetir el verso, con toda propiedad, para decirle a muchos de nuestros líderes políticos -revestidos casi siempre de prescriptores morales- cómo nos están dejando, en bragas, la política democrática.

El “caso Pallerols” es, antes que un asunto judicial, todo un síntoma de la salud moral de buena parte de eso que llamamos clase política. No hace mucho tiempo que Artur Mas, el hereu, defendía tan oscura pirueta calificándola de tema privado. ¿Cómo puede ser privado lo que se hace con nuestro dinero? Están imputados dos altos cargos de la Generalitat y se cita como testigos a cuatro militantes de UDC -¿los receptores?-, pero eso no le impide al muy democristiano Antoni Duran Lleida sacar pecho y, si surge la ocasión, darnos un sermón sobre la ética política.

Recortes de Prensa   Página Inicial