AGLI

Recortes de Prensa     Viernes 8  Marzo  2002
La enfermedad
F. L. CHIVITE/ El Correo 8 Marzo 2002

Mujer-Política-Constitución
Mª Enriqueta Benito Bengoa La Razón 8 Marzo 2002

ETA, realidad política e identidad terrorista
ANDRÉS MONTERO GÓMEZ/PRESIDENTE DE LA SOCIEDAD ESPAÑOLA DE PSICOLOGÍA DE LA  VIOLENCIA El Correo 8 Marzo 2002

Golpe al entorno de ETA con la detención de once responsables de Segi en el País Vasco y Navarra
BILBAO. AGENCIAS ABC 8 Marzo 2002

El edil del PP en Elorrio tiene que salir del Ayuntamiento protegido por la Ertzaintza
BILBAO. AGENCIAS ABC 8 Marzo 2002

LA INQUIETUD DE ETA
ENRIQUE CURIEL La Voz 8 Marzo 2002

El partido de ayer al cuadrado

Nota del Editor 8 Marzo 2002

 

La enfermedad
F. L. CHIVITE/ El Correo 8 Marzo 2002

Uno siempre cree que las cosas van a ir a mejor. No se trata de esperanza. Es más bien una especie de convencimiento irreductible. Una confianza íntima en que todo avanza hacia algo. Como si hubiera una dirección única en la historia. O como si la Humanidad albergara en su interior algo así como un plan de viaje: una tendencia natural a perfeccionarse. Incluso cuando nos ocurre un mal tratamos de convencernos de que, a la larga, tendrá consecuencias positivas. Nos decimos que saldremos fortalecidos, que lo superaremos y creceremos moralmente. Hasta los especímenes más pesimistas son víctimas de este delirio. Un delirio que, pensándolo bien, no es malo en sí mismo ya que de él surge una básica y nada desdeñable resistencia a la adversidad. Lo malo es que a veces esa resistencia nos hace pasivos: creemos que los problemas acabarán arreglándose por sí mismos y nos resignamos a una larga espera. Y eso es un error. Estoy pensando en la situación social del País Vasco en estos últimos años. Sin tratar de minimizar la importancia del fenómeno terrorista (la extensión de la amenaza a todos los sectores representativos de la sociedad y la descomunal inversión económica y humana que está suponiendo), tengo por otro lado la impresión de que siempre hay algo que queda sin decir. Algo que permanece eclipsado o acallado una y otra vez. Me refiero a la enfermedad depresiva que aqueja al pueblo vasco. Una enfermedad que no es tanto el miedo, ni la inseguridad, ni siquiera el dolor por los atentados, sino algo más profundo de lo que todo lo anterior son síntomas. Una enfermedad que podríamos denominar resignación, o desilusión, o apático consentimiento, no ya a ETA, claro, pero sí a las raíces de ETA, a las falacias arraigadas de las que ETA se nutre y que, en definitiva, consisten en ahogar la libertad individual de los ciudadanos. El gran sufrimiento que soporta el País Vasco no es un buen capital moral porque se rumia en silencio y sólo genera odio y miedo. Hay un verso de Hölderlin que he visto citado en varias ocasiones y que dice más o menos así: «Allí donde crece el mal, crece también lo que nos salva». Es decir: la fuerza necesaria para enfrentarnos a ese mal y vencerlo. No creo que la enfermedad del País Vasco la vayan a curar los políticos con sus apaños calientes. Ni los sociólogos y pensadores con sus más o menos acertados diagnósticos. Ni todos cuantos imparten analgésicos y recetas. Sino el enfermo mismo, con su voluntad de vivir: el pueblo vasco, la gente en sus casas, en el bar, en el trabajo: en cada una de las situaciones en las que se pone en entredicho su derecho a expresar con libertad quién es y cómo quiere vivir.

Mujer-Política-Constitución
Mª Enriqueta Benito Bengoa es secretaria de Organización de Unidad Alavesa y parlamentaria vasca por Álava La Razón 8 Marzo 2002

El día 8 de marzo celebramos el día internacional de la mujer, fecha importante, pero a su vez sólo reivindicativa por un día. Yo pienso y apuesto porque los 365 días del año, las mujeres debemos, cada una desde su ámbito, luchar para que las barreras que aún persisten, las derrumbemos y consigamos de verdad, la plena igualdad. Es importante destacar que este trabajo, no sólo es cosa de mujeres; los hombres y mujeres debemos estar en la misma sintonía y trabajar conjuntamente para que en la sociedad del tercer milenio, estén garantizados todos los derechos de las mujeres. Si hacemos un análisis de la situación en nuestro país, mentiría, si no dijera, que las mujeres vascas y españolas somos privilegiadas, si nos comparamos con mujeres de otros países y otras culturas.

Pero a pesar de todo, hay en aspectos en los que no hemos mejorado sino que vamos a peor. Por ejemplo, ¿cuántas mujeres han sido asesinadas a manos de sus compañeros-maridos durante el año 2001? ¿Cuántas mujeres han sido maltratadas, vejadas y humilladas? ¿Cuántas han sido acosadas en el trabajo? ¿Cuántas han sido despedidas del trabajo sólo por ser mujeres? ¿Cuántas siguen cobrando menos por realizar el mismo trabajo que un hombre? ¿Cuántas ocupan cargos directivos en empresas o en política? ¿Cuántas...? Estas preguntas con sus incógnitas y muchas más, nos indican que a pesar de los avances hay aspectos en los que seguimos estancadas o incluso retrocediendo. ¿Qué pasa en este país para que la violencia, en sus aspectos familiar, social, laboral, etcétera, siga golpeando con dureza a la mujer y su entorno?

Creo que las leyes no están ajustadas y adaptadas a la realidad actual y evidentemente es necesario que la legislación sea clara y nítida para que el agresor sea condenado o sancionado y de esta manera no tenga la oportunidad de reincidir. Pero hoy, quiero desde mi condición de mujer-política-constitucionalista, denunciar la situación que sufrimos las mujeres, con los condicionantes anteriores. Somos muchas las mujeres que estamos en la diana de Eta y que padecemos el vivir en un sistema carcelario diario. Esto quiere decir que vivimos sin libertad y somos prisioneras de Eta y su entorno.

En este caso el jefe/a máximo/a de nuestro régimen carcelario debe ser, una mujer, Soledad Iparraguirre alias «Amboto» que es tan solidaria y buena gente que ha ordenado que las mujeres-políticas-constitucionalistas seamos y vivamos como las mujeres afganas bajo el régimen talibán, es decir ellas llevan el burka que es su cárcel y nosotras vivimos en nuestra cárcel diaria, ya que nuestra libertad está conculcada y no podemos hacer nuestra vida normal y cotidiana como cualquier mujer. Si vamos a la compra, llevamos nuestros ángeles custodios, si vamos al trabajo también, si llevamos los niños de paseo, si vamos a bailar, a cenar, al cine, en definitiva a cualquier sitio. Por lo tanto, nuestros ángeles custodios se convierten en nuestros carceleros, porque allá donde vayamos estaremos vigiladas y cuidadas por si la «camarada asesina Amboto» da la orden de que nos asesinen.

Alguno puede pensar, esta mujer es una sectaria y miope porque hay muchas personas que sufren la violencia de Eta, hombres y mujeres. Pues bien por desgracia en este país hay muchas personas amenazadas, no sólo políticos, sino policías, periodistas, empresarios, etcétera, pero yo me he tomado la licencia de dar mi visión, como mujer, como política y como constitucionalista, en un día tan señalado como el de hoy. Casi siempre somos solidarias, como no podía ser de otra manera, con mujeres de otros países. Pero este año y después del intento de asesinato contra una mujer, concejala y socialista, Esther Cabezudo, me he sentido obligada a dar mi visión y además decir alto y claro, que a pesar de Eta, las mujeres políticas-constitucionalistas seguiremos trabajando en favor de la paz y frente a Eta y que ninguna bomba nos va a detener en la lucha por las libertades. Yo como mujer y política de Unidad Alavesa, quiero lanzar un mensaje. Las mujeres debemos seguir avanzando en la definición de una política global en la que estén presentes los valores, la cultura y el estilo propio de las mujeres, con políticas activas a favor de la igualdad de oportunidades y con cambios legislativos acordes al siglo XXI. Pero también quiero decir alto y claro que en el País Vasco, las mujeres-políticas-constitucionalistas además de lo cotidiano, sufrimos la violencia de Eta y habitualmente las organizaciones de mujeres que el día 8 de marzo, especialmente, salen a la luz pública, nunca hacen declaraciones de condena y a su vez de apoyo a las mujeres que como Esther y otros muchas más, han visto conculcados sus derechos humanos, políticos y sociales. Hoy día 8, mi homenaje y reconocimiento a todas las mujeres y en especial a las compañeras que como yo hacen política se merecen, siempre, de todo corazón, el cariño y el apoyo, pero más aún si cabe el día internacional de la mujer.

ETA, realidad política e identidad terrorista
ANDRÉS MONTERO GÓMEZ/PRESIDENTE DE LA SOCIEDAD ESPAÑOLA DE PSICOLOGÍA DE LA  VIOLENCIA El Correo 8 Marzo 2002

El modo de procesar la información, de construir la realidad, representa uno de los elementos centrales de la dinámica terrorista. Aunque a menudo resulte incomprensible el grado de barbarie que llegan a alcanzar los atentados terroristas, parece por otra parte asumible la idea de que, evidentemente, no es posible que el terrorista que mata vea la realidad tal como lo hacen las demás personas externas al grupo radical o a su conglomerado de apoyo. Asesinar a ertzaintzas que regulan el tráfico en un control de carreteras, encerrar con propósito indefinido a un ser humano en el zulo oscuro de un garaje, mutilar a un joven por sus ideas o transmutar un carrito de la compra en un instrumento asesino no son obras de seres patológicamente perturbados, sino de personas responsables de sus crímenes pero que no viven, literalmente, en la misma realidad social que sus víctimas.

Un factor que añade complejidad a la lucha contra ETA, contra el terrorismo en general, es que la construcción de la realidad etarra no se nutre únicamente de sus propias ideaciones sobre lo que ocurre en el entorno social que pretendidamente persiguen modificar con la violencia criminal, sino que también se alimenta de las conductas de otros actores en ese entorno. Importancia capital cobran, en este punto, las conductas con tonalidad política, ya sea porque son en sí mismas de naturaleza política o debido a que la mente grupal de ETA las interpreta en clave política. Tal preponderancia de lo político en ETA está relacionada con el modelo mental que cimienta el edificio ideológico del terrorismo etarra, estructurado alrededor de una intencionalidad supuestamente subversiva (modificar el sistema político-social apelando a motivaciones de talante etnonacionalista) para alcanzar fines políticos.

Aunque una de las tesis explicativas sobre el fenómeno de ETA postula que su terrorismo es una conducta irracional que no responde a la consecución de ningún horizonte, sino más bien a la mera supervivencia del grupo terrorista, cualquier valoración en cuanto a la inviabilidad de sus objetivos estratégicos no debería extraer del campo de nuestra atención el factor motivacional de la propia existencia de ETA: la consecución de un cambio político y social. Pues aunque las metas de ETA (su alternativa democrática) sean palpablemente impracticables para la sociedad externa al colectivo terrorista, la clave aquí es que ETA reside en la convicción fanática de que sus propósitos son posibles. Es precisamente el escenario político en el que ETA se autoposiciona lo que determina que la ambigüedad, desestructuración y a veces incoherencia del mensaje que reciben del exterior sea, la mayor parte de las veces, una fuente de reforzamiento de la banda terrorista. Este reforzamiento se apoya tanto en el propio modelo mental de procesamiento grupal de la información en ETA, como en la compleja interacción de los actores en los escenarios político-sociales vasco y español.

Uno de los aspectos que tradicionalmente se han considerado un obstáculo en la lucha integral contra ETA ha sido la falta de unidad de los partidos políticos en cuanto las vías de afrontamiento del terrorismo. Sin embargo, la falta de unidad política no es el elemento central en términos del refuerzo de la realidad paralela de ETA. En lo que respecta al terrorismo, los partidos políticos vascos, concretamente, podrían diverger sin una incidencia significativa en el modelo mental de ETA, incluso en cuanto a las vías para llegar al final del conflicto. Unos podrían hablar de negociación, otros de final policial; unos de acercar presos, otros de alejarlos; unos de aproximarse a Batasuna, otros de ilegalizarla. Ninguna de estas disparidades reforzaría, por sí misma, el modelo mental de la banda terrorista, porque ninguna de ellas toca ninguno de sus pilares identitarios. La identidad de ETA, es decir, el núcleo de su personalidad organizativa y, por tanto, los parámetros estructurales que al final definen el autoconcepto de la banda son la violencia (un medio), la independencia territorial (un fin) y una ideología política (una causa) indiscutible que filtra en la mente de cada militante la información que consume. Por su parte, el respaldo popular marginal del que dispone ETA hace las veces de espacio social dotado de límites que la banda puede utilizar como feudo endogámico e impermeabilizado del exterior (un cuerpo donde fijar la identidad).

A ese tenor, los mensajes políticos o sociales que mayor impacto tienen en el fortalecimiento o debilitamiento de ETA son aquellos que engarzan directamente con algún pilar de su identidad. La falta de acuerdo de los partidos políticos sobre cómo normalizar la situación en Euskadi es significativa porque proyecta ante ETA, que funciona con códigos de fuerza (violencia), un mensaje de debilidad en una eventual contraparte negociadora (porque ETA, no lo olvidemos, está contra todos). Sin embargo, lo más relevante de la división política de Euskadi es que, de algún modo, incluya proyectos divergentes, alguno de los cuales es capaz, por su contenido, de activar uno de los pilares de la identidad de ETA. Tal es el caso de cualquier propuesta de tono soberanista o independentista. La sola adjudicación de mínimos de posibilidad a un horizonte de autodeterminación o independencia en Euskadi, por muy legítimamente expresada que sea en términos políticos, fortalece a ETA de manera directa y positiva. De hecho, la precaria y anacrónica subsistencia de ETA está anclada en la esperanza de que la independencia sea posible: anúlese esa posibilidad, aunque sólo sea en la esfera de su consideración hasta que ETA desaparezca (pactando políticamente su no reivindicación), y se introducirá un cortocircuito en la dinámica de expectativas de ETA, quebrando su círculo vicioso y paralelo de interpretación de la realidad vasca.

La combinación del extinto Pacto de Ajuria Enea (mensaje unificado frente al fin perseguido por ETA), de acciones policiales como la desarticulación de la cúpula terrorista en Bidart (afrontamiento legal del instrumento de ETA, su violencia) y del germen de lo que es hoy la voz popular contra ETA (claridad de mensaje contra la violencia) a punto estuvo de acabar con la banda entre 1992 y 1994. El Pacto de Estella, aparentemente congelado, tuvo la virtud de hacer aflorar, de visibilizar, el objeto identitario y estratégico de ETA, la independencia. La idea de aproximar a la entonces EH a un proyecto político alejado de la violencia tenía algún viso de inteligencia, pero fracasó porque se realizó evaluando erróneamente que el frente político de ETA tiene ascendiente sobre el frente militar, y no es subsidiario respecto a éste como en realidad es. Actualmente, la viabilización de la idea del soberanismo, corporeizada en instituciones como Udalbiltza, es el activador más importante de ETA. El horizonte del soberanismo y la consiguiente implementación de la independencia podrían sustantivamente contribuir a acabar con la violencia de ETA en dos supuestos: que se negara completamente su posibilidad hasta que ETA desapareciera; o bien que se concediera totalmente sin restricciones, opción que la Constitución no permite. Cualquier tibia posición en el continuo entre esos dos polos refuerza la identidad de ETA y, por tanto, energiza el terrorismo.

Golpe al entorno de ETA con la detención de once responsables de Segi en el País Vasco y Navarra
BILBAO. AGENCIAS ABC 8 Marzo 2002

Agentes del Cuerpo Nacional de la Policía han desarrollado esta madrugada una operación policial en las tres provincias vascas y Navarra que, alrededor de las seis de la mañana había supuesto la detención de 11 responsables de Segi, organización heredera de las ilegalizadas Jarrai y Haika, según informaron fuentes del Ministerio del Interior.

Los detenidos están acusados de diversos delitos por relación con la organización terrorista ETA, así como de daños a bienes públicos y privados y amenazas a ediles y otros cargos públicos. A lo largo de la madrugada el vicepresidentre primero del Gobierno y ministro del Interior, Mariano Rajoy, ha estado constantemente informado de los pormenores de la operación, al igual que el secretario de Estado para la Seguridad, Pedro Morenés, que dio comienzo aproximadamente a las 23:30 horas de ayer jueves con un fuerte despliegue policial en Alava, Vizcaya, Guipúzcoa y Navarra.

Además de las detenciones la operación coordinada judicialmente por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, y el director de la Policía Nacional, Juan Cotino, se ha producido un importante número de registros en domicilios de los detenidos, sedes de Segi así como en herriko tabernas.

Identificados
Entre los detenidos está Aitziber Pérez Blanco, detenida en Pamplona en su domicilio del barrio pamplonés de la Rochapea. Los agentes se incautaron en el registro de un ordenador. También fue registrada en el mismo barrio pamplonés la vivienda de Zigor Ruiz Jaso, quien no se encontraba en el domicilio.

Además de estas dos viviendas, la Policía Nacional registró la sede de Segi en Pamplona, situada en la calle Nueva, en la misma dirección que utilizaban las organizaciones precedentes de esta. En este caso, los agentes se incautaron de otro ordenador y de diversa documentación.
|
|
Asimismo, Batasuna confirmó hoy que uno de los detenidos en Bilbao es David Lizarralde. Éste fue detenido en el puente de San Antón de la capital vizcaína, después de que los agentes procedieran al registro de la Herriko Taberna -sede social de Batasuna- en el Casco Viejo.

La formación abertzale señaló que, además, han sido detenidas otras dos personas en Bilbao, en el barrio de Irala. El cuarto joven detenido en Bizkaia fue arrestado en Erandio.
|
Al igual que ha ocurrido en otras operaciones dirigidas por el juez Garzón contra el denominado entorno de la banda terrorista ETA también en esta ocasión se ha producido un importante despliegue policial con más de 200 agentes del Cuerpo Nacional de Policía, que han actuado simultáneamente en las cuatro provincias citadas para practicar las detenciones y los registros. A las seis de la madrugada la operación aún continuaba abierta.

El ministro del Interior, Mariano Rajoy, comparecerá a las doce y media de la mañana en la sede de su Departamento para explicar los detalles sobre esta operación policial.

El edil del PP en Elorrio tiene que salir del Ayuntamiento protegido por la Ertzaintza
Tomó posesión del cargo entre los insultos y amenazas de medio centenar de radicales
E. D./ELORRIO El Correo 8 Marzo 2002

El nuevo concejal del PP en la localidad vizcaína de Elorrio, Eduardo Andrés Ricoy, tuvo que abandonar ayer el Ayuntamiento protegido por una veintena de agentes de la Brigada Móvil de la Ertzaintza, tras tomar posesión de su cargo en el transcurso de un pleno municipal al que acudieron medio centenar de jóvenes radicales que le increparon e insultaron.

El edil, que ocupaba el segundo lugar en la lista de los populares en las pasadas municipales, sustituye a Rodrigo Beraza, quien dimitió por motivos personales. La incorporación de Eduardo Andrés se desarrolló bajo una gran tensión por la presencia en el pleno de medio centenar de jóvenes que portaban carteles en los que le acusaban de «carcelero» y «represor», términos que hicieron extensivos a los corporativos de PNV y PSE-EE. Los radicales mostraron su malestar por las últimas detenciones de integrantes de la kale borroka .

En el momento en que se procedía a la investidura, los asistentes incrementaron sus acusaciones e insultos contra el nuevo corporativo, lo que obligó al alcalde -Niko Moreno, de Batasuna- a pedir calma y respeto a los presentes en el salón de plenos. Al termino de la sesión, el máximo mandatario y otro edil de su grupo acompañaron a Andrés Ricoy hasta la Alcaldía, mientras los radicales continuaban profiriendo insultos en el exterior de la Casa Consistorial.

Ante el temor de que se produjesen incidentes o agresiones cuando el concejal popular abandonase el Ayuntamiento, los agentes de seguridad que le acompañaban solicitaron refuerzos. La presencia de varias dotaciones de la Brigada Móvil de la Ertzaintza, que dispersó a los concentrados, permitió a Andrés Ricoy salir poco después del Consistorio.

«A disposición del pueblo»
Tras la toma de posesión, el nuevo corporativo -vecino de Bilbao y esposo de la también edil popular Cristina Ibarrola, que ocupa la plaza del durangués Jesús María Pedrosa, asesinado por ETA en junio del 2000- aseguró estar «a disposición del pueblo» y anunció su intención de «acudir a cuantas reuniones se celebren», aunque reconoció a continuación que tendrá serios problemas por tratarse del único representante del PP en Elorrio.

El alcalde aprovechó el pleno para leer una nota del equipo de gobierno, en la que se critican las últimas detenciones en la localidad y en el Duranguesado. Los ediles de Batasuna, que cuentan con cuatro ediles de un total de trece, reiteraron, además, su petición de derogación de la Ley Antiterrorista, «porque no se garantizan los derechos de los detenidos».

LA INQUIETUD DE ETA
ENRIQUE CURIEL La Voz 8 Marzo 2002

La cúpula de ETA percibe que algo está cambiando en el panorama político de Euskadi. Y lo que ve, no le gusta. Están inquietos y se expresan a través del único sistema que no requiere reflexión: el coche-bomba y el asesinato.

Mientras tanto, Batasuna intuye que el desastre que sufrió el 13 de mayo puede ser un magnífico resultado en comparación con las previsiones de las futuras elecciones locales. Es el precio que deberán pagar a los vascos por su dependencia política de ETA y por su clamoroso y estruendoso silencio sobre la muerta violenta de ciudadanos condenados por su forma de pensar. La inquietud de ETA tiene una doble motivación. Por una parte, el resultado de la reunión de todas las fuerzas democráticas celebrada en Vitoria a finales de febrero, en la que se percibió el aroma del pacto de Ajuria Enea. Y, por otra parte, las posibles conclusiones del próximo Congreso del PSE-EE, que pueden significar un giro estratégico a la hora de buscar una salida del laberinto vasco. Los intentos fallidos de acabar con la vida de Eduardo Madina, nuestro Ernest Lluch , como afirman sus compañeros de las Juventudes Socialistas, de Esther Cabezudo, teniente de alcalde socialista de Portugalete, y de su escolta, Iñaki Torres, así como la mafiosa advertencia a Nicolás Redondo Urbieta, pretenden influir en la importante asamblea de los socialistas vascos, para que prevalezcan las ideas de confrontación global con el nacionalismo democrático.

ETA quiere atar de pies y manos al PSE-EE para que mantenga la estrategia de los frentes : nacionalistas contra no nacionalistas. Desea que la nueva dirección que resulte elegida permanezca adosada al poste de inmovilismo que tantos réditos políticos y electorales proporcionan a los que desean el choque de trenes de dentro y fuera de Euskadi. Quieren petrificar a los socialistas vascos para que renuncien a la voluntad de diseñar una política transversal para impulsar medidas de unidad democrática para aislar a los violentos. Si consiguen congelar la política socialista y mantener el statu quo haciendo que el PSE-EE dependa de Aznar y de Mayor Oreja, habrán conseguido situar también al PNV en unas condiciones de precariedad para que, a continuación, Batasuna pueda estrujar y retorcer parlamentariamente al lehendakari.

Es decir, dos objetivos por el precio de uno: disuadir a los socialistas y mantener al PNV y EA cogidos por el cuello. Las inteligentes propuestas de Jesús Eguiguren pueden abrir una nueva coyuntura política que ETA no está dispuesta a permitir porque significarían su soledad y la confirmación del progresivo desvanecimiento electoral de Batasuna. Pero la renovación de la política socialista no implica mantener una actitud atentista con respecto al PNV y EA. Los nacionalistas tienen que asumir compromisos ineludibles en relación con el aislamiento de Batasuna. Y, entre todos, no cometer el grave error de apoyar su ilegalización, que sólo serviría para cerrar filas en torno a los más duros de la organización. Esa es la cuestión.

El partido de ayer, al cuadrado
Nota del Editor 8 Marzo 2002

Hoy se nota el efecto desertizador del partido (de football) de ayer y en este panfleto se nota que tanto el PC como el PS son partidos de ayer que no se salvan ni con una refundación. Hay que ser malvadamente perverso para escribir "ETA quiere atar de piés y manos al PSE-EE ...." cuando la realidad es que está asesinando.

Calificar de inmovilismo al partido del gobierno porque intenta con más o menos éxito cortar el independentismo (incluído el plastilínico Fraga), no es que sea un dislate, muestra la malignidad de los que defienden los reinos de taifas para que unos pocos puedan volver a tener derecho de pernada.

Ya estamos acostumbrados a que La Voz, que se declara neutral a esfectos editoriales, dé cancha a ciertos sujetos que tratan de intoxicar al personal inculcándole poco a poco las mentiras del poder, utilizando los medios públicos, que pagamos algunos, y los seudoprivados que reciben de las generosas ubres de la Junta de Galicia por seguir sus directrices, entre las que destaca el silenciar a los que defendemos los derechos constitucionales, y el progresivo linchamiento del idioma español, mediante todo tipo de trucos. Ayer aparecía la noticia de que el Congreso había aprobado el bilingüismo en las licencias estatales, y aquí en Galicia sólo tenemos que acercarnos a cualquier oficina relacionada con la Junta de Galicia para ver que el español está prohibido: recetas del Servicio de Salud, trámites en la hacienda regional, ITV, oficinas de desempleo, lo que Vd. quiera. Así que el plastilínico Fraga, por aquello de que se moldeó en todo tiempo y lugar, fuese dictadura o dictablanda, también está interesado en potenciar su feudo.

 

Recortes de Prensa   Página Inicial