AGLI

Recortes de Prensa    Miércoles 13  Marzo  2002
Papeles de Ermua III
CHARO ZARZALEJOS ABC 13 Marzo 2002

La cuenta, a Batasuna
EDITORIAL Libertad Digital 13 Marzo 2002

La disgregación
FEDERICO JIMENEZ LOSANTOS El Mundo 13 Marzo 2002

Garzón tiene toda la razón
Enrique de Diego Libertad Digital 13 Marzo 2002

Cancionero pujolista
Aleix VIDAL-QUADRAS La Razón 13 Marzo 2002

García de Cortázar: «Los intelectuales no son lo suficientemente críticos con el nacionalismo»
Susana Jarandilla - Madrid.- La Razón 13 Marzo 2002

ETA, un fenómeno lejano a la razón
M. MARTÍN FERRAND ABC 13 Marzo 2002

Alarma
Luis María ANSON de la Real Academia Española La Razón 13 Marzo 2002

Garzón abre la puerta a la intervención de Batasuna al culparla de la «kale borroka»
F. Velasco - Madrid.- La Razón 13 Marzo 2002

La RAE tacha de «dislate» que España apueste por el inglés en Eurovisión
J. LILLO ABC 13 Marzo 2002

Gobierno y Generalitat firman un acuerdo para traducir los textos legales al catalán
Redacción - Barcelona.- La Razón 13 Marzo 2002

Letra pequeña
Nota del Editor 13 Marzo 2002

Papeles de Ermua III
Por CHARO ZARZALEJOS ABC 13 Marzo 2002

«Vivir atemorizados por el miedo es la forma de lograr esclavos felices», afirmó ayer Carmen Iglesias, presidenta del Centro de Estudios Constitucionales en el transcurso del acto de presentación del número 3 de la revista «Papeles de Ermua».

Esta publicación coge su nombre de la emblemática localidad vizcaína y de la realidad de muchos, muchísimos ciudadanos vascos, llena sus páginas repletas de interés. Entrevistas con Emilio Guevara y Rosa Díez, un esclarecedor reportaje sobre un vídeo no exhibido de Elías Querejeta y un amplio trabajo sobre el derecho de autodeterminación, con firmas como las de Joseba Arregui o Blas Guerrero son algunas de las cuestiones abordadas en este número de una revista realizada a pulso, casi en situación de clandestinidad, por un grupo de personas que en palabras de Paco Llera, del movimiento «Basta ya» y colaborador de la revista «hemos devuelto un rayito de esperanza, no toda, porque no la tenemos ni nosotros».

Primero, Carmen Iglesias; luego, Luisa Fernanda Rudi, así como Vidal de Nicolás y el propio Paco Llera, desgranaron breves discursos con el denominador común de la libertad por encima de la coacción y «la rebelión contra el olvido de la muerte».

Javier Rojo, Miquel Buesa, José Luis Laborda, Luis Martín Mingarro, Íñigo Cavero, Francisco Hernando, Jaime Mayor, Cati Gutiérrez y Gonzalo Quiroga fueron algunos de los asistentes a un encuentro al que por razones familiares de una cierta gravedad no pudo asistir Nicolás Redondo.

Carmen Iglesias advirtió del riesgo de no luchar contra las situaciones que parten de «mentiras delirantes», mientras Vidal de Nicolás dijo que «Papeles de Ermua» era «un baluarte de la libertad desde la trinchera de la palabra escrita».

Satisfacción por el acto. Protesta en forma de carta del Partido Nacionalista Vasco, por haberse celebrado en la sede de la Comisión de Estudios Constitucionales, y todos los vascos asistentes al mismo sabedores de dos verdades: primero, «tenemos trabajo para rato» y, segundo, «nosotros seguiremos».

La cuenta, a Batasuna
EDITORIAL Libertad Digital 13 Marzo 2002

Los “chicos de la gasolina” se han convertido, por desgracia, en parte integrante del paisaje en las ciudades vascas. Su “violencia de baja intensidad” —denominación desafortunada donde las haya— es como el txirimiri. Poco a poco ha ido calando en la sociedad vasca, empapándola de miedo e impotencia. Los cachorros de la ETA se han ido haciendo dueños de la calle ante la pasividad —no es posible explicarlo de otro modo— de la policía autonómica vasca, que a este respecto obedece “órdenes superiores”.

Si a ello se añade que las escasas veces que se consigue detener a estos vándalos con pretensiones políticas —que practican su “noviciado” para el ingreso en el holding etarra quemando autobuses con conductor dentro e incendiando sucursales bancarias, además de recopilar información para futuros atentados—, sistemáticamente se declaran insolventes para no tener que responder de los daños materiales y morales causados por sus estragos, el círculo de la impunidad se cierra con el escarnio a las víctimas de sus desmanes.

Después de encarcelar a diez presuntos miembros de Segi —organización promotora de los desórdenes callejeros— y de decretar la libertad bajo fianza de otro, el juez Garzón se plantea la posibilidad de exigir responsabilidades civiles a Batasuna (Segi es heredera de Haika, ilegalizada por el mismo Garzón, que a su vez lo fue de Jarrai, las juventudes batasunas) de los daños causados por el terrorismo callejero, tasados en más de dieciocho millones de euros (3.000 millones de pesetas) desde junio pasado (cuando se fundó Segi) ,hasta hoy.

Es sabido que Garzón lleva años investigando las conexiones internas del entramado etarra, intentando reunir las pruebas suficientes para demostrar que la ETA, Batasuna y sus juventudes, el sindicato LAB, Egin-Gara, etc., son una misma cosa. Consecuentemente, es de toda lógica intentar que sea Batasuna, la fachada legal del holding etarra, la que pague los daños causados por la llamada kale borroka.

Aunque esta vez los sumarios del juez Garzón no tendrán que pasar el finísimo tamiz que les aplicaba la tristemente célebre Sección “de puertas abiertas”, el salto cualitativo que supone exigir responsabilidades civiles subsidiarias a una organización por delitos cometidos por sus integrantes exige pruebas claras y contundentes de su implicación directa en la planificación de los delitos. Ojalá las consiga. Sería una gran victoria (material y moral) sobre el entramado etarra el que la justicia pudiera embargar a Batasuna sus bienes y propiedades. Con ello se conseguirían dos objetivos: el primero, indemnizar a los damnificados por la violencia callejera; y el segundo — mientras se debate una nueva normativa sobre partidos políticos que permita ilegalizar a Batasuna sin ningún género de reservas— restar fuelle económico a los proetarras para que no puedan prodigar sus tropelías con tanta asiduidad.

La disgregación
FEDERICO JIMENEZ LOSANTOS El Mundo 13 Marzo 2002

En sus penúltimas elecciones triunfales, Felipe González alertó en una entrevista tipo sábana de El País sobre los peligros que nos acechaban si ganaba las elecciones un partido desorganizado y caótico denominado PP y un líder difuso llamado Aznar. Peligros tremendos, gravísimos, tanto en lo económico, como en lo político y en lo institucional. Pero, siendo todos graves, un peligro sobresalía sobre los demás: lo que González llamaba la «desagregación», «una cierta desagregación de España». Por aquel entonces, elecciones del 89 y del 93, todavía el PSOE se presentaba como garante de la unidad nacional frente a un PP que era la CEDA disfrazada, apenas el aperitivo de una menestra de nacionalismos y una ensaladilla separatista que iban a liquidar por quiebra el Estado Nación definitivamente forjado por los Reyes Católicos tras los muchos siglos de Reconquista. En aquel tiempo, a González no se le caía España de la boca, aunque en su lucha tenaz por desterrar las Humanidades del ibérico solar prescindía ya de cualquier compasión por la gramática: además de «Héctor, nombre bíblico», el presidente del Gobierno decía «desagregación» por «disgregación», que seguramente le parecía vocablo basto, vulgar, indigno de ser emitido como concepto político por el Premio émulo y probable emanación o reencarnación de Carlomagno.

Claro que el atropello semántico no era nada comparado con aquello de «jóvenes y jóvenas» que Carmen Romero había inventado para galvanizar a las muchedumbres en sus mítines gaditanos, cuando apenas estaba en los comienzos de su fulgurante carrera parlamentaria.Al lado de los invenciones de Doña Carmen, los errores de su marido eran agravios menores a la memoria de Nebrija. Entre las «jóvenas» y la «desagregación» todavía hay una cierta distancia, en lo que a disparate y analfabetismo se refiere.

Pero, entonces como ahora, el separatismo, siempre aliado con el terrorismo, era el principal problema nacional. Y dado que la solidez de las instituciones españolas depende de sus dos grandes partidos políticos, que deberían garantizar turnos de Gobierno y estabilidad al régimen constitucional, González presumía del PSOE como único partido español, asentado en todas y cada una de las comunidades autónomas, con un proyecto político propio y con un sentido claro de lo español. No era exactamente así, pero lo parecía. Y entonces como ahora, esa solidez, esa identificación con la unidad y continuidad de España suponía un valor añadido al programa electoral, cualquiera que fuese. Pues bien, ayer Aznar acusó al PSOE de favorecer la «disgregación» de España.Al margen de que tenga o no razón, ¡cómo pasa el tiempo! ¡Cómo mudan las cosas!

Garzón tiene toda la razón
Enrique de Diego Libertad Digital 13 Marzo 2002

Las democracias han ido desarrollando el concepto de responsabilidad ante los tribunales. Los fumadores llevan a la Justicia a las industrias tabaqueras. El vecino que tropieza en un socavón pide responsabilidad al Ayuntamiento. La mejor medida para cuidar el medio ambiente es dejarse de hipocondrias ecologistas y poner en práctica el principio de que quien contamina, paga.

Ese principio se viene rompiendo de manera sistemática en el caso del terrorismo. Lo primero que hacen los terroristas es declarase insolventes. No pagan nunca a sus víctimas. Cada fin de semana los terroristas de Batasuna, como demuestra hasta la saciedad la experiencia y las detenciones, queman autobuses, cajeros, amedrentan a los ciudadanos más responsables. En ocasiones siguen sus itinerarios para que les peguen un tiro o les pongan una bomba-lapa. Es obvio que la banda terrorista y su aparato político (Batasuna es un pedúnculo de Eta) no son insolventes. Cuando se detiene a alguien, siempre tiene sus buenos fajos de dinero de curso legal. Batasuna tiene sedes. La banda terrorista edita periódicos y revistas, desde donde se señalan objetivos.

Es claro que las familias de las víctimas de Eta están en su derecho de pedir indemnizaciones y responsabilidades a la banda terrorista, o sea a Batasuna. Es claro que las entidades bancarias están en su derecho de pedir indemnizaciones a Batasuna de lo que hacen sus jóvenes. Quien delinque, aterroriza, quema y destruye debe pagar los daños. No hay ninguna duda de que lo hace orgánicamente Batasuna. Pues que empiece a vender las sedes para pagar. O que se las incauten. Aunque cambien de nombre, porque son los mismos perros con distintos collares. Con ese patrimonio, bien pueden hacerse Fundaciones para las víctimas del terrorismo.

Cancionero pujolista
Aleix VIDAL-QUADRAS La Razón 13 Marzo 2002

La Consejera de Educación del Gobierno catalán, Carme Laura Gil, ha fijado el repertorio de canciones que los niños de primaria deben aprender para ir modelando su sentido del patriotismo y sus parámetros estéticos. De entrada, el himno nacional de Cataluña, ese hermoso texto pleno de espíritu de conciliación, paz y armonía entre los pueblos en el que se proclama el golpe de hoz como método ideal de relación dialéctica con el resto de seres humanos. No cabe duda que los tiernos infantes del Principado se acostumbrarán mientras entonan emocionados Els Segadors a ver a sus conciudadanos españoles con el afecto, la comprensión y la simpatía que facilitarán después en su etapa adulta la feliz integración de la rica pluralidad peninsular en un atractivo proyecto común. Por supuesto, no podía faltar, dentro de este propósito de formar futuros ciudadanos responsables y participativos, la legendaria L Estaca, que recreará todas las semanas en nuestras aulas un clima de enfrentamiento con la autoridad dictatorial plenamente actual y en total sintonía con la realidad constitucional de nuestro país. Dado que Els Segadors podría quedarse corto a la hora de encender fervores particularistas, una buena dosis de El cant de la senyera resulta de los más indicado y, para que no falte una simpática nota de humor arqueológico, Monthanes araneses pondrá el toque medieval desde sus cumbres nevadas.

Ahora bien, no podemos olvidar que vivimos en un mundo globalizado y, por consiguiente, aquellos menudos habitantes de Cataluña procedentes de otros continentes y culturas encontrarán en el catálogo de músicas y letras puesto a su disposición por la Generalitat una tonada en árabe, otra en chino y otra popular africana, no sabemos si extraída esta última del rico folklore ugandés, nigeriano o tanzano, pero esto ya son detalles menores. Al fin y al cabo, a un párvulo europeo escolarizado en el Tíbet, por poner un ejemplo adecuado, tampoco le importaría que la canción elegida para su solaz y correcta educación fuese finlandesa, checa o portuguesa. Es curioso como los nacionalismos étnico-lingüísticos recurren al microscopio cuando se trata de distinguir su singularidad y miran el exterior con un telescopio en el momento de reflejar la diversidad ajena. Obviamente, el Estado de las Autonomías y su naturaleza plurinacional quedan representados por una melodía gallega, otra vasca y otra castellana, en perfecta concordancia con el peso demográfico, cultural e institucional de cada una de estas lenguas oficiales o co-oficiales. El problema del pujolismo empieza a dejar de ser político para entrar en el terreno de lo psiquiátrico. El drama es que las pobres criaturas a las que hemos puesto en manos de semejantes pirados no tienen la culpa, aunque sufrirán durante largo tiempo las consecuencias de tales delirios.

García de Cortázar: «Los intelectuales no son lo suficientemente críticos con el nacionalismo»
El historiador publica «Historia de España. De Atapuerca al euro» con afán de divulgación
«La historia nos ha enseñado un camino de mejora y utopía. Ya no somos la España de la derrota y de los problemas, somos la España de la solución que ha demostrado su capacidad de salir adelante». Este es el argumento que defiende Fernando García de Cortázar en «Historia de España. De Atapuerca al euro», libro con el que pretende acercarse al gran público. «No se ha dado un esfuerzo por simplificar la Historia y de llegar e interesar a la gente», asegura el escritor, para quien el nacionalismo excluyente sigue siendo uno de los grandes problemas del país. «Los intelectuales deben ser más críticos», dice.
Susana Jarandilla - Madrid.- La Razón 13 Marzo 2002

Más libre, más ligero y con mayor vocación divulgativa para llegar a todo tipo de lectores. «Historia de España. De Atapuerca al euro» (Planeta), que ayer presentó en Madrid el historiador Fernando García de Cortázar, se aleja de los manuales para expertos y la historiografía clásica para convertirse en una obra «narrativa» que tiene mucho de literario y poético. García de Cortázar ha dejado a un lado los aspectos más árduos de todo lo relacionado con la historia de un país (economía, datos geográficos, cifras, listas interminables de nombres, etc), para, en aras de una mayor divulgación, centrarse en lo verdaderamente importante: el cómo y el porqué de los acontecimientos. «Con este libro me he sentido más libre que con Breve Historia de España . No lo he quitado todo, pero he tratado de dejar sólo lo más interesante», dijo ayer el autor, que, dice, es consciente de que parte del desinterés que hay por la Historia, especialmente en las escuelas, es culpa de los propios historiadores, «que no nos hemos preocupado de simplificar el lenguaje ni el contenido de los libros». También ha dejado a un lado las divisiones «clásicas» y ha separado las distintas etapas de historia española con títulos como la historia en piedra, en acueducto, en un castillo, la historia navegante, ilusionada, en libertad, desorientada o en positivo.

El libro gira en torno a una idea fundamental: España ha dejado atrás su complejo de inferioridad y mira al futuro en positivo. «España ya no aparece como problema, que es la visión que la historiografía había presentado. Es España como solución -aseguró García de Cortázar-. Esta obra está escrita desde el optimismo histórico que obedece al deseo de romper con la tradición neúrotica y depresiva de España. Ahora este es un país pasión por la vida en el que no cuadran las palabras de los noventayochistas».

Sin embargo, y a pesar del nada disimulado optimismo del autor de «Los pliegues de la Tiara», hay muchos problemas que siguen azotando la estabilidad del país, y uno de los más importantes es el derivado de los nacionalismos. «La idea de nacionalismo que los estados liberales del siglo XIX utilizaron fue para dotarse de una base democrática, y no tienen nada que ver con lo que ahora también llamamos nacionalismos y que se basan en una reivindicación étnica y territorial. Es una actitud que tiene mucho de comunitarismo y en la que se exagera la diferencia, siempre idealizada, para afirmarse como grupo», dijo el escritor bilbaíno.

Impunidad
Y ante este problema, García de Cortázar no dudó en señalar con el dedo a los intelectuales, «que no han sido lo suficientemente críticos con éstos. Los nacionalismos siempre han encontrado el perdón», denunció el historiador, que considera que estos movimientos «siempre han gozado de una gran impunidad» por las características de sus reivindicaciones. «En España se mata alegando al pretendido nombre de la autodeterminación. Imagínense que, por el contrario, se matara en nombre del comunismo, o del nacionalismo español. Las reacciones serían muy diferentes. No habría justificación».

ETA, un fenómeno lejano a la razón
Por M. MARTÍN FERRAND ABC 13 Marzo 2002

Condenar a ETA, y tanto o más a su entorno social y político, puede ser una medida de higiene moral; pero no basta para erradicar una enfermedad tan grave en la convivencia española. En Idaho, donde desbarran en el recuerdo de los pastores vascos que llegaron al lugar, ocurre algo parecido a lo que acontece en Salamanca o en Albacete. No acaban de entender un problema que es, en sí mismo, de improbable inteligencia. Está latente en la sociedad un impulso de protección a la causa de quienes se creen débiles. Es un toque romántico de socorro a las minorías perseguidas; pero, en el caso de ETA, la minoría es la perseguidora y su fruto el asesinato y el chantaje.

Ayer comenzó en los tribunales españoles la vista contra Idoia López Riaño, una guapa y veterana etarra integrante del sanguinario «Comando Madrid», detenida en Francia en 1994 y extraditada a España hace unos meses. Nació en San Sebastián en 1964, cuando se celebraban los muy grandielocuentes «XXV años de paz». Ojos verdes, gestos provocadores, incuestionable atractivo... cuesta trabajo pensar que una mujer de esa arquitectura pueda almacenar tanto mal y tanta saña en su interior. Ni tan siquiera por nación, porque es hija de dos emigrantes salmantinos al País Vasco. Pero ahí está su historia. Desde recién cumplidos los veinte, cuando se la acusa de su primer asesinato, no ha cesado en el fuego y en la sangre. Eso no es fácil de entender. Se corresponde a una patología social muy honda y una perversión personal muy intensa y acelerada. No opera según los móviles clásicos del delito y tampoco puede clasificarse, sin forzar los conceptos, en el territorio de la acción política.

Matías Antolín, el autor del imprescindible Agur, ETA, ha dado a la luz otro lúcido libro, Mujeres de ETA. Piel de serpiente (Temas de Hoy). Acudí a él para tratar de vislumbrar los móviles de Idoia López Riaño, «La Tigresa», a la que dedica el primero de los capítulos de este ensayo analítico y bien documentado sobre el gineceo asesino. Se reproduce en el capítulo, cuajado de sucesos espeluznantes y circunstancias reveladoras, un manifiesto publicado por la etarra, en mayo de 1999, en el diario Gara. Es un texto para el análisis. La misma persona que ha participado en asesinatos horribles se siente víctima. Sobrevuela sobre la sangre derramada y se duele y lamenta de la persecución de que es objeto y de estar «emparedada» en una cárcel francesa pendiente, sólo, de su extradición. ¿Cómo van a entender en Idaho lo que aquí, sumergidos en el dolor, no podemos llegar a comprender? ETA es un fenómeno que cursa muy lejos de la razón. Irrazonable.

Alarma
Luis María ANSON de la Real Academia Española La Razón 13 Marzo 2002

Al Qaida, la organización terrorista del fundamentalismo islámico, tenía preparado un atentado contra el presidente Bush durante la pasada cumbre del G-8 en Génova. Es una cuestión de hecho, reconocida por el ministro italiano del Interior, Claudio Scajola.

Entre los alborotadores antiglobalización se habían infiltrado terroristas del fundamentalismo, miembros de la organización de Ben Laden. Los servicios de inteligencia italianos detectaron la operación y pudieron segarla a tiempo. El presidente de Egipto, Hosni Mubarak, fue quien dio la voz de alerta. «Se prepara un atentado contra Bush en Génova», comunicó formalmente a las autoridades italianas.

A la cumbre de Barcelona no acude Bush pero sí Blair, aliado del presidente imperial en todos los frentes, Afganistán incluido. La reunión en la Ciudad Condal es objetivo claro del terrorismo de Al Qaida. El atentado se puede producir por tierra, mar o aire. La tarea para nuestro ministro diez, Mariano Rajoy, es ingente. Maragall ha tensado el arco de Batasuna y Barcelona, entre el socialismo democrático descarriado y el terrorismo doméstico bien conocido, puede ser testigo de una acción imaginativa y a gran escala de Al Qaida. Dar la voz de alarma a la opinión pública no es un ejercicio especulativo. Constituye el deber de los periodistas responsables.

Garzón abre la puerta a la intervención de Batasuna al culparla de la «kale borroka»
La violencia callejera ha supuesto unas pérdidas de 18 millones
La posible vinculación de Batasuna con Segi, incluida por la UE en la lista de organizaciones terroristas, puede costarle muy caro, en principio en términos económicos. El juez Garzón entiende que la coalición radical da «cobertura y apoyo logístico» a Segi, a quien vincula directamente con la violencia callejero. Ello puede llevar a que decrete la responsabilidad civil subsidiaria de Batasuna por los daños causados. En total, algo más de 18 millones de euros.
F. Velasco - Madrid.- La Razón 13 Marzo 2002

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón podría actuar contra Batasuna si del informe que realice la Unidad Central de Investigación de la Policía Nacional se desprendiese una responsabilidad civil subsidiaria de la coalición radical abertzale respecto a los 46 actos de terrorismo callejero cometidos desde la constitución de Segi.
En el auto en el que decreta la prisión provisional incondicional para once de los doce presuntos responsables de Segi, a quienes imputa los delitos de pertenencia a banda armada e inductores de esas acciones de «kale borroka», Garzón afirma que «la cobertura y apoyo logístico a Segi por Batasuna, que se detecta en esta investigación, deberá valorarse aparte», es decir, en otra resolución.

Por esa presunta vinculación, ha encargado a la UCI que elabore un informe respecto a la «eventual responsabilidad civil subsidiaria de Batasuna sobre los 18.227.637,70 euros (3.000 millones de pesetas) ¬valor en que se estiman los daños causados por las 46 acciones de terrorismo callejero¬, dada su labor de apoyo y cobertura prestada».
La presunta vinculación de la coalición liderada por Arnaldo Otegui y Segi también es puesta de relieve por Garzón cuando afirma que la «Herri Embaxada» de Batasuna en Bruselas dio apoyo a Segi en todos los preparativos de la manifestación convocada en protesta por la inclusión de esa organización en la lista de asociaciones terroristas. Este acto «demuestra su vinculación» con Segi, por parte de Batasuna.

Atentado contra Madina
Junto a ello, alude a un «panfleto» intervenido en una «herriko taberna» de Bilbao, en el que se vertían graves acusaciones contra las organizaciones juveniles del PP y del PSE, las cuales «guardan relación con el intento de asesinato del militante de las Juventudes Socialistas Eduardo Madina Muñoz», el pasado 19 de febrero. Esta acción terrorista, afirma el juez, fue tratada por Segi en su publicación, la cual fue intervenida en el registro de su sede de Pamplona. En esa publicación se señala, en relación con ese atentado, que «ellos son los verdugos y los que niegan los derechos de Euskal Herria y de la juventud vasca».

Por otro lado, el magistrado señala en su resolución que Segi, como ocurría con anterioridad con Jarrai y Haika sigue «las directrices de Eta-Ekin» y que sus actividades han ido dirigidas «específicamente» a subvertir el orden constitucional y/o alterar gravemente la paz pública». Los objetivos de Segi, concluye el juez, «son los mismos que que los asignados por la organización terrorista Eta-Ekin para el resto de las organizaciones que forman el Mlnv».

La RAE tacha de «dislate» que España apueste por el inglés en Eurovisión
J. LILLO ABC 13 Marzo 2002

MADRID. De «lamentable», «grotesco» y «barbaridad» calificó ayer el vicedirector de la Real Academia Española, Gregorio Salvador, el hecho de que la canción que representará a España en Eurovisión lleve un título inglés. «Europe´s Living A Celebration» comienza su carrera hacia la final de Tallín rodeada de polémica.

Los padres de Rosa López, la representante española en el Festival de Eurovisión se han metido de lleno en la harina de la crítica musical para manifestar que «Europe´s Living A Celebration», «es la ideal» para el festival por ser muy «eurovisiva», aunque quizás no la más apropiada para la joven. Mientras el pueblo granadino de Armilla se prepara, encabezado por el alcalde de la localidad, para arropar en Tallín a su paisana, otras autoridades han comenzado a mostrar su rechazo ante la invasión lingüística que supone para el idioma español el título de la canción elegida el pasado lunes.

La era de la música sin letras
«Desde el punto de vista de la integridad de la conciencia nacional, me parece un dislate la elección de una canción titulada en inglés», comenta Gregorio Salvador. «Si habláramos de una lengua incomprensible y de escasa presencia en el exterior, tendría un pase, pero estamos hablando de la segunda lengua del mundo, la otra lengua de Estados Unidos, una lengua románica, inteligible para muchos ciudadanos de Europa», añade el académico.

Salvador reconoce con cierta tristeza que «el inglés se ha señoreado del mundo de la canción, pero tampoco hay que olvidar que esto es una forma de evasión, de ruptura con el esquema clásico de las composiciones: la música se ha convertido ya en un territorio sin letras», añade el vicedirector de la RAE, quien manifiesta que la elección «por plebiscito popular» de «Europe´s Living A Celebration» va contra los intereses del español, «que no es ninguna broma, sino la lengua real, no oficial, de 20 naciones; cantar en español en Eurovisión era la manera de cantarle a la otra América, no a la de arriba».

En cuanto a la construcción gramatical del título de la canción elegida el pasado lunes, Paloma Cebrián, de Newsclips, agencia especializada en traducciones, muestra sus reservas hacia el título «Europe´s Living A Celebration».

«Suena raro»
«Suena raro, en inglés y en español, pero la construcción es correcta», asegura Cebrián, que añade que «se nota que la canción no la ha escrito un inglés, sino que es la traducción lineal de una idea, como suele suceder con las instrucciones de los cosméticos; un inglés hubiera escrito «Celebration Time In Europe»».

Gobierno y Generalitat firman un acuerdo para traducir los textos legales al catalán
Pujol se congratuló de que se expidan documentos de identidad en versión bilingüe
El Gobierno y la Generalitat firmaron ayer un acuerdo en Barcelona por el que ambas administraciones se comprometen a traducir al catalán un centenar de textos legales anteriores a abril de 1998. En un acto en el Palau de la Generalitat, el ministro de la Presidencia, Juan José Lucas, y el presidente catalán, Jordi Pujol, sellaron el protocolo, que incluye la traducción a esta lengua de la colección legislativa «Textos legales» del Boletín Oficial del Estado (BOE). Pujol fue más allá y también pidió de forma distendida a Lucas, pasaportes y permisos de residencia bilingües.
Redacción - Barcelona.- La Razón 13 Marzo 2002

El presidente de la Generalitat, Jordi Pujol se mostró ayer «satisfecho» con la firma del acuerdo, pero opinó que el progreso en estas cuestiones es «lento y dificultoso». Por su parte el minsitro de la Presidencia, Juan José Lucas comentó que el acuerdo supone una «profundización en la cooficialidad lingüística».

Al respecto, Lucas dijo que el acuerdo abona el terreno para un «uso normal y oficial de las dos lenguas oficiales de Catalunya». Asimismo, dijo que la información que se intercambia en la Sociedad del Conocimiento «no debe ser uniformista». «Las lenguas son realidades vivas y dinámicas y, sin lugar a dudas, el apoyo legal es imprescindible», agregó.

Gracias al acuerdo la Administración central facilitará los textos en castellano de la edición revisada de cada título y la Generalitat se responsabilizará de la traducción de los mismos.

Pasaportes y residencia
El acuerdo suscrito ayer completa el convenio de colaboración formalizado en abril de 1998, por el que el BOE empezó a publicar en catalán a partir de esa fecha las normas del Estado con rango de ley, real decreto ley y reales decretos legislativos, así como disposiciones de carácter general.

Así las cosas el presidente de la Generalitat valoró positivamente la aparición en catalán de un primer volumen de la colección «Textos legales» que edita el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Jordi Pujol pidió ayer al ministro de la Presidencia, de forma distendida, que el Gobierno edite también en catalán documentos oficiales como los «pasaportes y los permisos de residencia» para que «los marroquíes y los ecuatorianos sepan que en Catalunya se habla otra lengua además del castellano». Pujol hizo extensivo este deseo a Lucas tras la firma ayer en el Palau de la Generalitat del acuerdo para la edición en catalán de textos legales.
De la misma forma aprovechó el acto con Juan José Lucas para reclamar al Gobierno el «bilingüismo» de los documentos oficiales porque los inmigrantes, según dijo, «no saben que en Catalunya hay dos lenguas». Y se congratuló el dirigente catalán de que ya se expidan documentos nacionales de identidad en versión bilingüe.

Letra pequeña
Nota del Editor 13 Marzo 2002

La letra pequeña dice "Gracias al acuerdo la Administración central facilitará los textos en castellano de la edición revisada de cada título y la Generalitat se responsabilizará de la traducción de los mismos". Como es lógico, con su dinero pueden hacer lo que les dé la republicana gana, lo malo es que ellos creen que es su dinero, y desgraciadamente es el dinero de todos, especialmente de muchos hispanohablantes que trabajan en Cataluña y sufren la imposición del catalán.

A ver cuando viene por aquí el ministro de la Presidencia, y firmamos un acuerdo para  que el Estado, puesto que es su idioma oficial, se responsabilice de traducir todo el tinglado que sólo en gallego ha montado  la Junta de Galicia, desde las recetas, ITV, hacienda regional, universidades, etc. Y de paso a ver si les dan aluna clase de español para que no nos metan palabras gallegas al denominar las instituciones y cargos aunonosuyos.

 

 

Recortes de Prensa   Página Inicial