AGLI

Recortes de Prensa    Martes 19  Marzo  2002
El fantasma de la autodeterminación
JAVIER ARTETA/PERIODISTA El Correo 19 Marzo 2002

Espíritu de Ermua contra Espíritu de Elkarri
Federico Jiménez Losantos Libertad Digital 19 Marzo 2002

La «kale borroka» no debe ser gratis
Editorial La Razón 19 Marzo 2002

Fundación solidaria
Editorial ABC 19 Marzo 2002

La propuesta «nacionalista» de Manuel Fraga
JOSÉ LUIS GONZÁLEZ-BESADA ABC 19 Marzo 2002

Subrayados, expertos y etnias
Nota del Editor 19 Marzo 2002

La Fundación Víctimas del Terrorismo echa andar con la creación de su Patronato
ABC 19 Marzo 2002

El congreso socialista
SANTIAGO GONZÁLEZ/ El Correo 19 Marzo 2002

«En este país hace falta más libertad y más democracia y no más nacionalismo»
CARMEN GURRUCHAGA El Mundo 19 Marzo 2002

La asociación mundial de periódicos denuncia la amenaza del terrorismo
BILBAO EL CORREO 19 Marzo 2002

Los encapuchados incendiaron el autobús de Bilbao con tres pasajeras dentro
BILBAO EL CORREO 19 Marzo 2002

 

El fantasma de la autodeterminación
JAVIER ARTETA/PERIODISTA El Correo 19 Marzo 2002

Por decirlo con el estilo de Marx, hay un fantasma que recorre Euskadi, y es el de la autodeterminación. En su nombre, o en el de sucedáneos como el soberanismo, se alteran y reconstruyen alianzas de gobierno, se quita la vida al semejante (mayormente al disidente político), se arrumban posibilidades de entendimiento, son agredidas las libertades ciudadanas, nos peleamos los unos con los otros y devaluamos nuestras instituciones. No es lo peor, sin embargo, que la autodeterminación sea la fuente de todo desencuentro y la raíz de nuestras peores pesadillas. Lo peor es que nadie sabe a ciencia cierta qué significa, porque el espectro es imprevisible y desconcertante, y más desde que, impregnado de respetabilidad nacionalista, ha entrado sin remedio en la agenda política del país.

Unas veces (ETA mediante) se expresa a tiros; otras (en labios de Otegi, Arzalluz y Egibar), con abundante estrépito de cadenas; y, en ocasiones, con el tono persuasivo de un Ibarretxe, que, entre desplante y desobediencia, clama doliente a los cuatro vientos desde su hornacina de Ajuria Enea: «¿Qué hay de malo en que los vascos decidamos libremente nuestro futuro?» Adaptada a las clientelas más diversas, la autodeterminación sirve lo mismo para reivindicar limpiezas de sangre que para derramar la pretendidamente impura, y hasta para hacer encendidas profesiones de fe en la democracia.

Bueno será, entonces, tirar de la sábana al fantasma, para que nos muestre a las claras su verdadera consistencia. Hora es ya de exponer con luz y taquígrafos ante la confundida ciudadanía vasca el contenido real que encierra ese fetiche verbal que nos da tantos quebraderos de cabeza. Es más, añadiría que la verdadera obligación de cualquier partido con vocación de ser alternativa de Gobierno en el País Vasco debería consistir precisamente en sacar a la autodeterminación de su estado fantasmal, para que aflore al fin una discusión política inteligible sobre el país que unos y otros desean construir.

La izquierda, al menos, debería estar especialmente interesada en impulsar con iniciativa propia este proceso de clarificación, teniendo en cuenta el peso que lo identitario adquiere en Euskadi, como en cualquier país con sentimientos particularistas arraigados; y por la necesidad de discutir al nacionalismo su pretensión totalitaria de erigirse en partido de los vascos y defensor en exclusiva de lo nuestro , lo que convierte en ajenas al país al resto de nuestras fuerzas políticas, con independencia de la representatividad que ostenten.

Comparto, por ello, al cien por cien, la reflexión de Maurizio Viroli, oportunamente citada por Fernando Savater en uno de sus últimos artículos. «La izquierda democrática -escribe Viroli- tiene que combatir al nacionalismo en su propio campo; debe tener una respuesta a la necesidad de una identidad nacional, y su respuesta debe ser diferente a la del nacionalismo; no debe abandonar el campo de batalla, pero no debe unirse a las filas del enemigo».

A mi entender, el PSE-EE debería tomarse en serio esta recomendación. Y, para «no abandonar el campo de batalla», tendría que entrar a fondo en el debate autodeterminista, en el que tiene muy poco que perder y, en cambio, mucho que ganar. Es, por el contrario, el PNV el primer interesado en no hablar sobre la autodeterminación, sus implicaciones y consecuencias, porque, de hacerlo, se vería al fin en la obligación de definirse y dar cuenta cabal de su proyecto, ante el país y ante su propia militancia.

Debería explicar, de entrada, con qué legitimidad política, y a partir de que posibilidades efectivas, un Gobierno, que por falta de respaldo parlamentario tiene que hacer malabarismos extraños para aprobar unos Prespuestos, aspira nada menos que a alterar el marco de nuestro autogobierno. Tendría que explicar, igualmente, a dónde nos conduce su estrategia soberanista, por qué hay que superar el Estatuto, con qué otro proyecto de reforma o de superación lo quiere sustituir, cómo lo va a articular, en respuesta a qué necesidades concretas del país, qué pretende someter a consulta popular, con qué garantías democráticas, por qué procedimientos legales, por medio de qué grado de consenso.

Y se vería también en la obligación de ir desenredando esa maraña de eufemismos con que dora la píldora de la autodeterminación, para aclarar, por ejemplo, qué entiende el Gobierno de Ibarretxe por libre decisión de los vascos . ¿Reivindicarla tan insistentemente significa que no hemos podido decidir libremente hasta la fecha por nosotros mismos? ¿Da a entender que la legalidad democrática y la voluntad de los ciudadanos de Euskadi son realidades antagónicas? ¿Quiere decir, por el contrario, que la Constitución y el Estatuto, aprobados por los ciudadanos del País Vasco en sendos referéndum, son la expresión inequívoca de la libre decisión de los vascos? De no ser así, ¿damos por hecho que las elecciones celebradas en Euskadi hasta la fecha carecen de valor democrático alguno? Y en tal caso, el lehendakari Ibarretxe, ¿es un verdadero representante de la voluntad de la sociedad vasca o no pasa de ser el usurpador ilegítimo de un cargo que no le corresponde?

Demasiadas explicaciones, me temo, para un nacionalismo reacio a proporcionarlas y que, lejos de mantener actitudes de transparencia, prefiere ir reblandeciendo a la opinión pública, tomar periódicamente al país su temperatura nacional e ir, así, calculando el momento apropiado para dar el gran salto adelante , imponiendo sus objetivos máximos por la vía de los hechos consumados. Por el contrario, a una verdadera oposición de izquierda le interesa poner sobre la mesa todas estas cuestiones, para detectar y poner de manifiesto las trampas y la mercancía averiada, con el fin de que el ciudadano vasco sea capaz de juzgar con pleno conocimiento de causa acerca de lo que realmente se le está ofreciendo.

Y también para que se ponga en evidencia quién defiende realmente lo nuestro , lo que es de todos los vascos, y quién únicamente lo suyo , lo que es patrimonio exclusivo de un partido. O, lo que es lo mismo, para dejar claro quién defiende hasta el final las verdaderas señas de identidad de un país plural y ofrece salidas razonables a nuestra permanente crisis política. De que esta clarificación se produzca o no, dependerá que exista o no alternativa al nacionalismo.

"Espíritu de Ermua" contra "Espíritu de Elkarri"
Federico Jiménez Losantos Libertad Digital 19 Marzo 2002

La candidatura única que buscaban Jáuregui y Zapatero para vender a la opinión pública como rectificación de todo el PSE en un Congreso lo que no es sino traición a una política ha desembocado en absoluto fracaso. No sólo han sido incapaces de lograr un candidato de consenso sino que, incluso después de traicionarse y descolgarse Javier Rojo, se encuentran con tres: Patxi López, Gemma Zabaleta y, encima, el redondista Totorika. Ahora todo son llamadas a la “unidad”, que es lo que rápidamente han definido los que apoyan a Totorika como “el apaño”. Y el “apaño” no acaba de salir.

Esto demuestra hasta qué punto el equipo técnico de Zapatero, con “Pepiño” Blanco a la cabeza, es tan poco serio en el terreno de las ideas como incapaz en el terreno de las componendas. Y clamorosamente inútil en el de las imposiciones. Tiene además un problema estructural y es que no se pueden permitir un fracaso en la facturación del sustituto de Redondo Terreros. Y fracaso sería que un candidato que supuestamente debe reflejar el amplio sentir de las bases salga con una mayoría poco abrumadora. Para consumar la traición a la línea del partido hasta ahora y para echarse en brazos del PNV hace falta el “cheque en blanco” de las bases que sólo confiere una mayoría aplastante. Y con tres candidatos en liza, esa votación abrumadora es imposible. Pueden obligar a retirarse a Zabaleta en beneficio de Patxi López, pero sólo a cambio de subrayar aún más el enfeudamiento de la nueva dirección al “espíritu de Elkarri”. Y frente a ellos han levantado los de Redondo el estandarte del “espíritu de Ermua”, con su alcalde al frente.

El resultado es que, de momento, Jáuregui y Zapatero están perdiendo la batalla de la imagen y la legitimidad. Y que de aquí al congreso pueden perder todo lo demás, salvo la vergüenza. De ella prescindieron para emprender esta singladura, que empieza a oler a naufragio.

La «kale borroka» no debe ser gratis
Editorial La Razón 19 Marzo 2002

El «complejo Eta», el conjunto de organizaciones legales, paralegales o directamente clandestinas que componen la trama terrorista etarra, es solidaria- mente responsable de los daños que causa. Sólo una visión miope de la realidad, que aprovecha subterfugios de leguleyos, ha permitido que, hasta ahora, muchas de las acciones criminales de este «complejo» les salgan gratis a sus autores y, sobre todo, a las organizaciones en las que éstos se encuadran.
Es tiempo ya de que esta injusticia se resuelva. El Gobierno quiere hacerlo, según las informaciones a las que ha accedido LA RAZÓN. Y en este sentido hay que interpretar la reacción de PP y PSOE al exigir, por ejemplo, que Batasuna pague por el incendio del último autobús destruido en Bilbao, en tanto que los «borrokas» están integrados, como demuestran múltiples pruebas, en sectores relacionados íntimamente con esta agrupación y con sus juventudes.

Un reciente auto del juez Garzón ha abierto esta posibilidad, al evidenciar las concomitancias entre terrorismo urbano y organizaciones políticas proetarras. Se trata, por tanto, de tomar medidas a nivel legislativo en lo que es un hecho conocido y comprobado.

Con el mundo de Eta no se puede dar un paso atrás, porque los terroristas no lo dan: siguen destruyendo y matando. Por eso es vital el acoso legal y policial, porque está en juego la supervivencia del orden democrático y de muchas personas inocentes.

Fundación solidaria
Editorial ABC 19 Marzo 2002

El Patronato de la Fundación de Víctimas del Terrorismo se constituyó ayer bajo la presidencia del ex presidente de Gobierno Adolfo Suárez, y con los representantes de los diversos grupos y estamentos que lo integran. El acto reflejaba el consenso de la sociedad española frente al terrorismo y lo hacía de manera plural, dando el protagonismo a las fundaciones de víctimas, a personalidades destacadas en la defensa de las libertades, como Francisco Llera y Gorka Landáburu, y a la empresa privada, representada por el Banco Bilbao Vizcaya Argentaria, la Confederación Española de Cajas de Ahorro e Iberdrola. La cualificación de todos los integrantes del Patronato -por sí mismos o por lo que representan- prueba que el acto de ayer no era sólo la ocasión para una fotografía simbólica y que la Fundación no encarna un proyecto efímero.

La Fundación nace con el propósito de encauzar y aprovechar todos las energías de una sociedad que ha demostrado querer iniciativas para amparar a las víctimas y rescatarlas definitivamente de una indiferencia que hacía aún más dolorosas las consecuencias del terror. Esta era un asignatura pendiente de la democracia española que no podía seguir aparcada por más tiempo y que finalmente se ha superado.

El respaldo político ha sido determinante para la creación de la Fundación y para la acertada definición de su Patronato. La Fundación es consecuencia directa del Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo firmado por el PP y el PSOE. En ella coinciden, por tanto, el consenso de la sociedad española y el consenso de su clase política para aunar esfuerzos contra la violencia terrorista, en el marco de un acuerdo de Estado en el que conviven discrepancias sobre la respuesta que ha de darse a la política nacionalista, junto a grandes coincidencias generadas gracias exclusivamente a ese Pacto, y que han dado frutos muy importantes con forma de iniciativas parlamentarias, reformas legales, política exterior y, ahora, amparo a las víctimas.

De la misma manera que aquellas discrepancias alertan sobre los riesgos de sumir al pacto en una crisis, ahora es justo reconocer que la Fundación prueba lo contrario, es decir, la existencia de una voluntad firme de seguir desarrollando el Acuerdo por las Libertades en aspectos solidarios e institucionales que vertebren y consoliden la reacción ciudadana contra el terrorismo.

La propuesta «nacionalista» de Manuel Fraga
Por JOSÉ LUIS GONZÁLEZ-BESADA ABC 19 Marzo 2002

EL presidente de la Xunta de Galicia, Manuel Fraga, reiteró ayer después de reunirse en Santiago de Compostela con el conseller en cap de la Generalitat, Artur Mas, que el futuro del galleguismo pasa por la participación de las Autonomías en los órganos de la Unión Europea. «El único problema -dijo- es el grado y el nivel», y explicó que lo que propone Galicia es que se pueda participar en delegaciones presididas, naturalemente por el Estado, para litigar: «Pero si se habla de naranjas puede haber un delegado valenciano, y si se habla de pesca, puede haber un gallego».

La propuesta de Fraga es razonable si no se saca de contexto. Lo extraño es que el presidente fundador del PP se haya empeñado en hacer bandera de ello. Sobre todo porque la propuesta, como él sabe muy bien, viene como agua de mayo para los nacionalistas, vascos y catalanes, que aprovechan la situación para abrir un melón que poco o nada tiene que ver con los argumentos manejados por el líder gallego. Por si hubiera alguna duda, el propio Fraga se apresuró a matizar ayer que «hay quien habla de federalismos asimétricos y hay quien mata, en el País Vasco, y quien colabora con los que matan, y si se quita todo eso -concluyó- no habrá problemas de ninguna clase».

Es posible que Fraga haya equivocado los tiempos de su propuesta. Es posible que el presidente del Gobierno, José María Aznar, no haya estado fino en la desautorización, realizada hace unos días, del presidente fundador de su partido. Y es posible que los nacionalistas estén consiguiendo un cierto rendimiento de su estrategia de meter sus iniciativas y las del líder popular en el mismo saco y confundir a la opinión pública. Lo que no parece probable es que Fraga se haya vuelto loco, rebasando a CiU y PNV en la carrera nacionalista.

Subrayados, expertos y etnias
Nota del Editor 19 Marzo 2002

Me he tomado la libertad de resaltar y subrayar las palabras que de otros idiomas nos coloca el autor de este articulito y que los nacionalistas se preocupan mucho de propagar, con la excepción de Sao Yago do Campo da Estrela que no lo quieren galleguizar a saber porqué.

Lo mismo que cuando dicen "delegado valenciano" y "gallego" en vez de hablar de experto  en explotación de la naranja y experto en  explotación pesquera.

Ambos ejemplos consagran la intoxicación nacionalista en la sociedad, sin que nos percatemos de la exclusión que implica, pero aquí estamos para dejar constancia de que no están locos, que lo tienen todo muy bien estudiado y que el poder es lo único que les motiva.

La Fundación Víctimas del Terrorismo echa andar con la creación de su Patronato
ABC 19 Marzo 2002

MADRID. La Fundación de Víctimas del Terrorismo, fruto del Pacto Antiterrorista suscrito por el PP y el PSOE, dio ayer el paso definitivo para su puesta en funcionamiento con la creación de su Patronato. El acto de constitución contó con la asistencia de todos sus miembros bajo la presidencia del ex jefe del Gobierno Adolfo Suárez.

Constituida formalmente el 19 de diciembre del año pasado, la Fundación tiene por objeto promover y divulgar los valores democráticos, la libertad y la defensa de los valores humanos, así como fomentar una mayor comprensión de la situación en que se encuentran las víctimas del terrorismo. Otros objetivos serán «prestar la ayuda necesaria en su vertiente asistencial a las víctimas y a sus familias; impulsar becas y promover intercambios culturales y crear un fondo cultural de carácter permanente en memoria de las víctimas». La Fundación contará con un presupuesto de partida de alrededor de 50 millones de pesetas (300.000 euros) y en sus estatutos se establece que su financiación será mixta, la mitad del Estado y la otra mitad de una serie de entidades privadas, fundamentalmente grandes empresas que cotizan en el índice IBEX.

Además de por Adolfo Suárez, presidente de la Fundación, el Patronato está formado por Ana María Vidal Abarca, como vicepresidenta, y su director gerente es el ex secretario general técnico del Ministerio del Interior, Fernando Benzo. Igualmente, cuenta con catorce vocales, designados por los fundadores de la Administración General del Estado, por las asociaciones y fundaciones de víctimas y por la junta de mecenazgo. Estos vocales son la subsecretaria del Ministerio del Interior, Ana María Pastor; el subsecretario de Educación, Mariano Zabía; el subsecretario del Ministerio de Hacienda, Rafael Catalá; y el ex ministro de Asuntos Exteriores Abel Matutes.

Del Patronato forman también parte María del Mar Blanco como representante de la Fundación Miguel Ángel Blanco; el director gerente de la Asociación Víctimas del Terrorismo, Juan Antonio Corredor, y José María Jiménez de la Iglesia, por la Fundación Manuel Broseta. Mientras, las plazas designadas por la junta de mecenazgo han recaído en el presidente del BBVA, Francisco González; el presidente de Iberdrola, Iñigo de Oriol Ybarra, y el vicepresidente de Endesa, Manuel Pizarro. Completan el patronato el catedrático Francisco Llera; el ex Defensor del Pueblo Vasco, Xabier Markiegui; el periodista Gorka Landáburu; y la directora general de Formación Profesional, Dolores de la Fuente.

En el acto de constitución del Patronato también estuvieron, aunque no asistieron a la reunión, el diputado socialista Alfredo Pérez Rubalcaba y el secretario general de la Presidencia, Javier Zarzalejos.

La Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT) contaba con una fundación con el mismo nombre, constituida en noviembre de 1990, por lo que en octubre del año pasado decidió ceder la nominación y adoptar la de Fundación Dignidad y Justicia.

El congreso socialista
SANTIAGO GONZÁLEZ/ El Correo 19 Marzo 2002

La presentación de la candidatura de Carlos Totorika a la secretaría general del PSE ha cerrado un proceso que culminará el próximo fin de semana en San Sebastián con un congreso del que saldrá la nueva ejecutiva. Una novedad organizativa del mismo es que el primer acto va a ser la elección del secretario general y el segundo, la aprobación del documento político, justo al revés de cómo venía sucediendo hasta ahora. Con una idea ortodoxa del protocolo, las cosas quizá estarían más ordenadas como antes: primero se discuten las ideas y, una vez que se ha aprobado el documento, se elige al dirigente capaz de materializarlo.

Este criterio, irreprochable sobre el papel, es reversible en la práctica . En parte, porque de un tiempo a esta parte se lleva mucho el todo terreno, y no sólo en materia de coches. Hay dos frases soberbias que se atribuyen a Pío Cabanillas, (padre, claro), en tesituras como éstas y que son aplicables a los dos criterios. Si se opta primero por dilucidar las ideas, a los candidatos aún les queda margen de maniobra para una discreta ciaboga : «Creíamos que íbamos a ganar los cristianos y hemos ganado los liberales». Si se elige primero a los dirigentes, puede aplicarse la segunda frase: «Hemos ganado, aunque todavía no sabemos quiénes».

Lo que tiene de positivo la incorporación de Carlos Totorika a la lucha por la secretaría general, es que si gana, sí vamos a saber quiénes han ganado y cuál es la política que se va a desarrollar desde la nueva ejecutiva de los socialistas vascos. La ventaja comparativa del alcalde de Ermua en términos políticos es su incompatibilidad con la incertidumbre; todos los delegados que voten por él, van a estar seguros de las ideas que va a defender. Totorika fue una revelación durante aquellos terribles días de julio en que vivimos la pasión y muerte de Miguel Ángel Blanco. Él encarnó lo mejor del espíritu de Ermua al encauzar la rebelión de sus vecinos contra el crimen por una vereda estrictamente democrática, al encabezar la manifestación de sus airados ciudadanos y llevarla a desembocar en Eibar o al ser el primero en acudir con un extintor para apagar el incipiente incendio que algunos iracundos vecinos habían provocado en la sede de HB.

Nunca un congreso del PSE había tenido tanta trascendencia como éste. Se podría parafrasear a Churchill para decir que nunca tantos dependieron de tan pocos. De su resultado depende en buena medida el porvenir del constitucionalismo en Euskadi para el futuro inmediato, depende el futuro del propio Partido Socialista de Euskadi y, aunque Zapatero no lo sepa todavía, del propio Partido Socialista Obrero Español.

CONGRESO DEL PSE-EE / LA ENTREVISTA / CARLOS TOTORICA. Candidato a la Secretaría General del PSE
«En este país hace falta más libertad y más democracia y no más nacionalismo»
CARMEN GURRUCHAGA El Mundo 19 Marzo 2002

Alcalde de Ermua, se dio a conocer en julio de 1997 tras el asesinato del concejal popular de su ayuntamiento, Miguel Angel Blanco.En la actual crisis del PSE-EE podía haber sido el hombre del consenso querido por Ferraz, pero finalmente representa la herencia redondista.

Pregunta. ¿Por qué ha decidido presentarse?
Respuesta. Porque quiero defender unas ideas y porque amigos y gente muy próxima con la que tengo una gran confianza y que tienen un gran crédito para mí como Mario Onaindia o Rosa Díez, así como personas del ámbito universitario me han animado.

P. Pero la pelea se ve dura.
R. Sí, porque estamos debatiendo en un momento muy difícil para la sociedad vasca y para el Partido Socialista.

P. ¿Uno de los caminos puede ser la unidad de todos los partidos contra el terrorismo?
R. Sin duda, sería deseable, pero desde el punto de vista práctico no es posible, porque si el PNV no está por la labor, ¿qué hacemos, nos quedamos quietos esperando que el PNV participe de esta unidad de acción contra ETA? Yo creo que mientras esto no se produzca, está el Pacto por las Libertades, que es una magnífica herramienta para la defensa de la libertad en Euskadi.

P. Su contrincante en esta contienda, Patxi López, dice que la diferencia entre ambos es que él quiere tender algunos puentes y usted ninguno.
R. Yo creo que ésa no es la cuestión. Para mí, lo mas importante es tener claro cuáles son los criterios para acabar con ETA y tener claro un proyecto de partido: autónomo y de izquierdas.A partir de ahí, en el día a día, ya veremos con quién sumamos, pero en esta dirección. Mi problema no es tener mayor o menor distancia del PP o del PNV, sino comprobar si comparten o no una estrategia para acabar con ETA.

P. Autónomo, ¿pero también del PP? Porque les acusan de hacer seguidismo.
R. Quien afirma esto tiene un problema de complejo y, además, hace un flaco favor al PSOE. Primero, porque me parece inadmisible que a estas alturas del siglo XXI y después de 100 años de historia defendiendo la libertad, alguien tenga dudas de que ésta es una de nuestras marcas de identidad. A mí no me acompleja coincidir con ningún partido democrático en la defensa de la libertad.Estoy encantado de que el PP defienda esa postura y ojalá la defendiera el PNV.

P. ¿Qué tendría que hacer el PNV para que usted llegara a algún acuerdo con él en algún punto?
R. Lo que tendríamos que hacer es compartir el diagnóstico y la solución sobre el problema.

P. ¿En la práctica, con qué medidas lo creería?
R. No exigiendo que se haga más nacionalismo y que la solución pase por ceder nuestra libertad a cambio de la paz. Esa es la clave y la diferencia entre la posición que mantenemos los socialistas y la que mantiene el PNV. Se nos propone paz a cambio de libertad.No se nos puede decir que lleguemos al consenso renunciando a nuestras ideas.

P. El otro sector del PSE transmite que la crisis de su partido no es por el deseo de acercarse al PNV sino de alejarse del PP.
R. Nicolás [Redondo Terreros]utiliza una frase muy apropiado para explicar esto: en política, la distancia no se mide por los metros que nos separan o si, en la práctica, un día estás con unos y otro día con otros, sino por la coincidencia básica en la solución de los problemas. Yo creo que en este punto hay más coincidencia con quienes están defendiendo que los ciudadanos somos los que tenemos que construir un país en el que la convivencia y la pluralidad sea el objetivo, en vez de un país en el que los nacionalistas estén cómodos.

P. ¿La ponencia que alumbró la Gestora está maquillada?
R. Yo creo que está bien como documento básico. Se deben introducir modificaciones para fijar con mayor claridad las posturas que pudiéramos tomar para acabar con ETA. También hay que analizar con mayor precisión cuál es el problema que hemos tenido durante este periodo. Hay temas que hay que aclarar, porque yo no creo que esto haya sido un periodo sólo de reflexión. Ha sido y es un periodo de crisis política porque no está definido el proyecto.

P. ¿Todos se han olvidado de que la crisis se produce porque hay dos documentos antagónicos que describen dos posturas irreconciliables?
R. Yo creo que hay dos claves para actuar. Unos creemos que es perfectamente posible acabar con ETA, porque tenemos razones para pensar que lo estamos haciendo ya, y otros adoptan la postura del desistimiento, porque tienen la sensación de que, como el mundo nacionalista y ETA son tan poderosos, lo mejor es tratar de sobrevivir y capear el temporal de la forma más tranquila posible.

P.- El sector de Patxi López ha hecho creer que todos los votos vizcaínos son suyos y los guipuzcoanos también. ¿Usted, de dónde va a sacar los votos?
R. Eso es absolutamente falso, porque estamos en empate técnico.Vizcaya está dividida a partes iguales, Alava nos va a apoyar mayoritariamente y en Guipúzcoa tienen ellos mayor peso. Las claves orgánicas van a hacer que la minoría guipuzcoana ideológicamente y orgánicamente minoritarias van a hacer que si ganara Patxi López sería la que impondría sus tesis al PSE y también al PSOE.

P. Gane quien gane el próximo fin de semana, ¿el resto del PSE debe ponerse tras de él como una sola persona?
R. La unidad es imprescindible. Sólo ganará el partido y será una herramienta de cambio en la sociedad vasca si de este congreso salimos unidos. Si no, no ganará nadie. Aquí no sobra nadie.

P. ¿Cómo se integra a quien ha sido casi enemigo hasta una hora antes de saber el resultado?
R. En lo que a mí concierne, apoyaré la integración de todas las sensibilidades porque todas enriquecen y fortalecen el partido.Como todos saben, no tengo pacto orgánico previo y puedo y quiero integrar a todos. Además, las bases del pacto más trasversal están en mi candidatura, porque la apoyan desde el socialismo histórico de la margen izquierda hasta compañeros de los tres territorios históricos y gentes procedentes de EE, PCE y PTE.

La asociación mundial de periódicos denuncia la amenaza del terrorismo
España figura entre los 22 países donde el año pasado fueron asesinados 59 trabajadores de medios de comunicación
BILBAO EL CORREO 19 Marzo 2002

La Asociación Mundial de Periódicos (WAN) y el Foro Mundial de Directores quiere aprovechar el Día Mundial de la Libertad de Prensa, que se celebra el 3 de mayo, para denunciar la amenaza que el terrorismo supone a la libertad de expresión, según informa Vasco Press .

Durante el pasado año, un total de 59 periodistas de 29 países fueron asesinados, según los datos de la WAN. Uno de estos países fue España, donde se produjo el asesinato del director financiero de El Diario Vasco , Santiago Oleaga, muerto el 24 de mayo de 2001 tras recibir siete disparos por la espalda efectuados por pistoleros de ETA.

Además, en su campaña de denuncia de los atentados terroristas contra la prensa, la WAN ha organizado una conferencia en Bogotá que se desarrollará a partir de mañana bajo el título Los medios informativos en peligro . La elección de la capital colombiana se debe al hecho de que durante el pasado año nueve periodistas fueron asesinados en este país. Desde 1997, treinta profesionales de los medios de comunicación colombianos han sido asesinados, otros muchos han sido secuestrados y un centenar ha tenido que exiliarse.

Esta conferencia es similar a la que celebró la WAN en Bilbao el 14 de septiembre del pasado año, bajo el lema El terrorismo contra los medios informativos , y en respuesta a una iniciativa del director de EL CORREO, Ángel Arnedo.

Según recuerda ahora la Asociación Mundial de Periódicos, aquellas jornadas reunieron «en el corazón del País Vasco, donde los periodistas y los medios informativos son constantemente objeto de ataques por parte del grupo terrorista ETA», a 260 periodistas y editores procedentes de 25 países.

Con motivo del Día Mundial de la Libertad de Prensa, la Asociación Mundial de Periódicos apelará a dieciocho mil diarios de 156 países para que pongan su atención sobre los atentados contra el derecho a la libertad de expresión y lancen «campañas contra el asesinato y el encarcelamiento de periodistas».

Los encapuchados incendiaron el autobús de Bilbao con tres pasajeras dentro
El conductor logró rescatarlas por la puerta trasera cuando el vehículo ya estaba en llamas PP y PSE piden que Batasuna pague los daños por kale borroka en el transporte público
BILBAO EL CORREO 19 Marzo 2002

Los tres encapuchados que calcinaron el domingo por la noche un autobús urbano en Bilbao arrojaron los cócteles molotov cuando el vehículo se encontraba ocupado por tres pasajeras, según confirmaron ayer fuentes de la compañía propietaria, Transportes Colectivos (TCSA). Aunque las primeras versiones apuntaban a que los radicales procedieron como es habitual en este tipo de sabotajes -obligan a los viajeros a descender del vehículo antes de prenderle fuego-, el relato del chófer revela que, en esta ocasión, los violentos fueron un paso más allá e incendiaron el autobús con tres personas dentro.

El ataque ocurrió a las diez y cuarto de la noche del domingo en la parada de Sarrikue del barrio de Arabella, donde el autobús -un vehículo marca Man de doce años de antigüedad- se encontraba vacío y aparcado a la espera de comenzar el trayecto correspondiente a la línea 26. El conductor abrió las puertas del vehículo para que entraran tres mujeres que hacían cola. Según las citadas fuentes, como aún faltaban algunos minutos para la hora de inicio del servicio, el chófer cobró el viaje a las usuarias, cerró las puertas y se dirigió a un bar cercano.

En ese intervalo, los encapuchados se aproximaron al autocar, abrieron las puertas presionando un botón exterior y arrojaron varios artefactos incendiarios al interior. La parte delantera del habitáculo comenzó a arder inmediatamente y las mujeres se vieron atrapadas, ya que el acceso trasero estaba cerrado. Finalmente, el conductor pudo abrir las puertas y rescatar a las viajeras del vehículo en llamas, que quedó completamente calcinado. La Ertzaintza explicó que se encontraba a la espera de tomar declaración al chófer para poder ofrecer la versión definitiva de los hechos.

«Amparar» la violencia
El del pasado domingo es el tercer autobús incendiado por los grupos de la kale borroka en Bilbao en lo que va de año y el séptimo desde enero de 2000. Ayer, PP y PSE coincidieron en pedir que Batasuna pague los daños que la violencia callejera origina en el transporte público -cada vehículo supone unos 160.000 euros (más de 25 millones de pesetas) en pérdidas-, al ser quienes «amparan» este tipo de acciones. Por su parte, el alcalde de la ciudad, Iñaki Azkuna, anunció ayer que exigirá a los concejales radicales en el Ayuntamiento bilbaíno «una postura absolutamente clara» respecto a la quema de autobuses y a los trastornos que genera en el servicio. «Todavía no les he oído decir nada y no voy a andar con chiquitas», subrayó.

Recortes de Prensa   Página Inicial