AGLI

Recortes de Prensa    Domingo 31  Marzo  2002
LOS HUEVOS DE LA SERPIENTE
ROBERTO L. BLANCO VALDÉS La Voz 31 Marzo 2002

Arzallus, Odón y la impunidad
Editorial La Razón 31 Marzo 2002

Arzalluz mide la crisis del PSE
Editorial ABC 31 Marzo 2002

4. Eusko Alkartasuna, ¿la heredera de Batasuna
Enrique de Diego Libertad Digital 31 Marzo 2002

La operación contra el Donosti permite desmantelar un comando que colocó un coche bomba en Getxo
VASCO PRESS/BILBAO El Correo 31 Marzo 2002

«La edad empieza a afectarle a Arzallus. Dice lo que dice porque chochea»
Inmaculada G. de Molina La Razón 31 Marzo 2002

LOS HUEVOS DE LA SERPIENTE
ROBERTO L. BLANCO VALDÉS La Voz 31 Marzo 2002

Tienen razón los que creen que las medidas policiales son insuficientes en la lucha contra ETA. Pues las fuerzas de seguridad pueden lo que pueden, y no más: perseguir y detener a los pistoleros y a quienes les apoyan. De hecho, así vienen haciéndolo, con distintos grados de eficacia, desde hace muchos años. Los datos cantan al respecto: en la última década, no menos de 2.300 personas han sido detenidas por su relación con la banda terrorista: 576 desde el final de la mal llamada tregua, 232 en el 2000, y 297 en 2001.

Esa presión ha determinado un doble efecto, confirmado en todos los estudios sobre ETA (los de Sánchez Cuenca, Domínguez o Reinares, por ejemplo): por un lado, que todos los miembros de la banda terminan en prisión; por el otro, que el tiempo que transcurre entre el ingreso en ETA y la caída es cada vez más reducido. Por eso ETA es más débil cada día y por eso ha de pagar un precio crecientemente insoportable por cada uno de sus crímenes.

Pese a ello, su larga historia demuestra que, en efecto, las medidas policiales son insuficientes por sí solas. Pues esas medidas no pueden evitar que según los etarras van siendo detenidos, vaya habiendo criminales de repuesto. Es cierto: la ruptura de ese círculo vicioso, clave para acabar con ETA de una vez, no depende sólo de la eficacia de las medidas policiales, sino de la de unas medidas políticas que sólo puede asumir la sociedad (los medios, los educadores, las familias) y, sobre todo, quienes tienen la responsabilidad de dirigirla.

Por eso tiene razón el PNV, que controla las instituciones vascas y muchos de los resortes sociales del país desde hace más de veinte años, al afirmar que sin medidas políticas no se podrá acabar con ETA. ¡Vaya si tiene razón! Para acabar con ETA hay que debilitar, hasta quebrarlos, sus canales de reproducción. Y para ello, que deslegitimar de plano a quienes practican la violencia. Y para ello, que impulsar un discurso opuesto al que hoy impulsa el PNV. ¿O es que se puede deslegitimar a ETA reconociendo, como acaba de hacerlo Arzalluz, que la de ETA es una forma de «interpretar la política y de hacerla»; o apoyando, de la mano de HB, iniciativas, como las del Estado de Idaho, que persiguen dar respetabilidad internacional al conflicto provocado por la banda criminal? ¿Se puede evitar que haya jóvenes dispuestos a sustituir a los etarras, permitiendo a la ETB premiar el disco de un grupo heavy proetarra titulado A sangre y fuego , en el que participa la terrorista presa Carmen Guisasola?
Siendo, como es, el símbolo de ETA un hacha sobre la que se enrolla una serpiente, nunca como en este caso habría que decir que el problema al que hoy nos enfrentamos, y del que el PNV no puede ya zafarse por más tiempo, es el de cómo evitar que los huevos de la serpiente lleguen a incubarse.

Arzallus, Odón y la impunidad
Editorial La Razón 31 Marzo 2002

Se equivoca Arzallus al tratar de engañar a la opinión pública y salvar la cara a su entregado aspirante a socio, el alcalde de San Sebastián, Odón Elorza. Dijo ayer el presidente del PNV que los últimos detenidos de Eta habían seguido a miembros de su partido, pero se le olvidó precisar que se trataba de unos individuos que fueron arrestados por la Ertzaintza hace algunos días en Vizcaya, y no los del «comando Donosti».

A estas alturas, resulta irónico que Arzallus quiera poner a su partido como objetivo de Eta, porque nunca lo ha sido. Y esperemos que no lo sea. Ni la víctima de Eta es el PNV, ni el principal amenazado es Elorza. La información facilitada el pasado jueves por LA RAZÓN y la agencia Vasco Press, sobre las órdenes que los cabecillas de la banda habían dado al citado «comando» para que no atentaran contra Elorza y, en ningún caso, contra militantes del PNV, procede de una investigación periodística y no forma parte de conspiraciones urdidas por nadie, ni por el Ministerio del Interior ni por la CIA.

Si en el siniestro mundo del terror hay una noticia que es agradable facilitar es que una persona no es objetivo de la cuadrilla de criminales que se agrupan en Eta, aunque, en el País Vasco, este hecho demuestre cosas que pueden abrir muchos ojos. Ojalá que nadie estuviera en el punto de mira de los pistoleros. Pero la reacción ante la noticia aportada por LA RAZÓN y por la Agencia Vasco Press desde el PNV, y, en menor medida desde el PSOE, recuerda demasiado la máxima de «matar al mensajero». No será LA RAZÓN quien acuse a Odón Elorza, ni a nadie, de haberse fabricado un «seguro de vida» gracias a su política de partido y municipal.

De hecho, algunos de los partidarios del acercamiento al PNV han sido asesinados. Pero, de la misma manera, nuestro periódico tampoco ocultará informaciones de interés a sus lectores. Y el que los terroristas del «Donosti» tuvieran instrucciones de no atentar contra Odón Elorza y contra el PNV lo era. Deseamos fervientemente que nada le suceda a Elorza o a cualquier peneuvista. Pero constatamos que, hasta ahora, ha habido sectores que sufren atentados, y otros inmunes a ellos. Y decir eso no es una «campaña sucia», sino la pura realidad. El último que puede quejarse de esto es Arzallus.

Arzalluz mide la crisis del PSE
Editorial ABC 31 Marzo 2002

UNA semana después de la celebración del Congreso extraordinario de los socialistas vascos se ha podido constatar el giro hacia el PNV en un hecho tan estruendoso como la ruptura del pacto de San Sebastián. Ahora, los nacionalistas parecen dispuestos a medir los grados de esa deriva y a demostrar la inutilidad de la peripecia emprendida por el nuevo equipo gestor que encabeza Patxi López. Para ello, el máximo dirigente peneuvista, Javier Arzalluz, aprovechó la víspera del Aberri Eguna y la parte doctrinal del evento (la fiesta campestre será hoy) para lanzar un inequívoco mensaje soberanista, al asegurar que la «españolidad de Aznar hace hoy surgir más fuerte el discurso independentista del PNV». Hasta para reafirmarse en sus propios principios necesita Arzalluz acudir al victimismo y a «la culpa es de otro». Ya esta semana, Arzalluz se había lanzado a ese barro auditor cuando dijo que el tiro en la nuca es una «manera de hacer política» que ETA tendrá que cambiar más pronto o más tarde. De poco podría valer el diálogo entre los partidos democráticos si el líder del PNV parte de esas premisas: una injuria más sobre las víctimas y un error enorme (propio del personaje) en el diagnóstico.

Al socialismo vasco no le faltarán oportunidades de ver, según se vaya acercando a Sabin Etxea, qué es lo que le espera con esa nueva estrategia. En una semana, Arzalluz le ha aclarado que la política es más ancha de lo que ellos creían (al parecer caben las bombas) y que la independencia del País Vasco es para él una prioridad. López ha de tener claro que al PNV no quiere pactar nada con él, sino medir la profundidad de la crisis del PSE y desactivarlo políticamente.

4. Eusko Alkartasuna, ¿la heredera de Batasuna?
Enrique de Diego Libertad Digital 31 Marzo 2002

Carlos Garaicoetxea acaba de publicar un libro con muy serias imputaciones contra Xabier Arzalluz. Desvela, tras su defenestración como lehendakari, una operación casi de Estado a la que se habría plegado Arzalluz. Lo de menos es la denuncia en sí. Lo de más es el hecho de que sobre el libro y sus acusaciones ha caído una estruendosa conspiración de silencio. Desde el partido que él fundara no se ha dado respaldo, ni se ha abierto el debate.

Esa anécdota adquiere caracteres de categoría respecto a la sumisión en la que hoy vive EA respecto al PNV. Conviene recordar que las últimas elecciones del 13 de mayo de 2001 no significaron un avance del nacionalismo, sino un retroceso. El nacionalismo como tal, en la votación con mayor participación de la historia de los comicios, descendió dos puntos. La apariencia de victoria se estableció sobre un acierto estratégico: la concurrencia en listas únicas de PNV y EA, algo que ya se había ensayado en las elecciones municipales de 1999.

Pero la lógica de ese proceso o es la unión de nuevo de los dos partidos o el intento de EA de justificar su existencia como heredera de Batasuna, mostrando que el trasvase de votos en el 2001 fue a través de su puente. La firma de una propuesta para solicitar a Eta una nueva tregua, relanzando Estella, con los grupos escindidos de Batasuna, va en la segunda dirección.

La primera tiene el inconveniente de que lo que es activo en una negociación de listas conjuntas –sumar– puede convertirse en pasivo en un acuerdo de fusión, porque estaríamos ante una especie de absorción, en la que el PNV tendería a eliminar un competidor sin permitirle su supervivencia –mucho más peligrosa– en el interior.

EA parece dispuesta a tender a radicalizar su mensaje, situándose en la posición de motor del independentismo y detentadora de las esencias autodeterminadoras. Mas ese intento de buscar su propio perfil conduce más bien a la lógica de un distanciamiento del PNV, por lo menos en lo que se refiere a concurrir en solitario a la cita electoral de las municipales.

Por su parte, el PNV se encuentra en la cómoda posición de quien, teniendo una posición parlamentaria inestable que hubiera llevado a un importante desgaste, de pronto se encuentra con el partido que pidió el voto para la alternativa –el PSE– se ofrece como sostén de la gobernabilidad.

La operación contra el Donosti permite desmantelar un comando que colocó un coche bomba en Getxo
El joven de Trapagaran y Unai Bilbao, uno de los presuntos asesinos del edil de Orio, integraban el Bolueta La Guardia Civil arresta en Ibarra a Jokin Aranalde, dirigente de Batasuna en Guipúzcoa
VASCO PRESS/BILBAO El Correo 31 Marzo 2002

La operación iniciada esta semana por la Guardia Civil contra el comando Donosti ha permitido identificar en Vizcaya a los presuntos miembros del comando Bolueta , al que se considera responsable de un atentado con coche bomba perpetrado en el barrio getxotarra de Neguri en enero de 2001. Dos de los tres integrantes de este grupo ya han sido detenidos, mientras que el tercero se encuentra huido desde hace meses.

El nombre del comando Bolueta aparecía en la agenda del que fuera dirigente de ETA Francisco Javier García Gaztelu, Txapote , detenido el 22 de febrero del pasado año en Francia, pero hasta el momento se desconocía quiénes componían este grupo y ni siquiera se sabía en qué provincia actuaba. En el listado de García Gaztelu figuraban una veintena de nombres de grupos armados , entre los que se encuentran algunos de los desarticulados a lo largo del último año como es el caso del Ttotto , el Soxua , el Amaiur y el Ekaitza . También aparecía el nombre de Zartako , que, al parecer, corresponde al comando Buruntza , desarticulado por la Ertzaintza en agosto del pasado año. La relación de Txapote incluye otros nombres que todavía no han sido identificados, como los de Argala , Lasai, Haitza , Urbasa , Akelarre , Txipiroi , Xixtera y Kalakari .

La localización del comando Bolueta ha sido posible gracias a la detención de Unai Bilbao Solaetxe, presunto asesino del concejal socialista de Orio, quien hasta finales del pasado año era uno de los tres integrantes del Bolueta . La Guardia Civil acusa al vecino de Trapagaran Óscar Calabozo Casado, de 28 años, detenido el jueves, de ser otro de los integrantes de esta célula. La identidad del tercer integrante no ha trascendido. Este comando tomó el nombre del barrio bilbaíno en el que, en agosto de 2000, murieron cuatro miembros de ETA al estallar la bomba que manipulaban.

El grupo debió formarse en el segundo semestre del año 2000. La única acción que se le imputa es la colocación de un coche bomba, el 22 de enero de 2001, frente al número 22 de la calle Paseo del Puerto, del barrio getxotarra de Neguri, que fue desactivado por la Ertzaintza. El vehículo, robado en Deba un mes antes, estaba cargado con 60 kilos de dinamita. Se ignora si el comando Bolueta ha intervenido en otros atentados.

Por causas que se desconocen, dos de los supuestos integrantes de la célula, Unai Bilbao Soloetxe y otro activista, se dieron a la fuga a finales del pasado año. Bilbao sólo permaneció en territorio francés durante unas semanas, ya que a principios de enero pasó de nuevo la frontera como integrante del comando Donosti , junto con Ignacio Bilbao Goikoetxea. Ambos están acusados de haber cometido el asesinato del concejal Juan Priede.

Herriko de Tolosa
Por otra parte, el dirigente de Batasuna en Guipúzcoa Jokin Aranalde Olaondo fue detenido el viernes por la Guardia Civil por su presunta relación con el comando Donosti , según señalaron ayer fuentes de la investigación. El arresto de Aranalde es el decimotercero que se produce dentro de las investigaciones abiertas tras la desarticulación del comando que operaban en Guipúzcoa.

Aranalde, de 56 años, fue capturado en su domicilio de Ibarra, dentro de un dispositivo policial en el que también se registró la herriko taberna de Tolosa. El detenido fue de número uno en la lista por Guipúzcoa de Askatasuna, la organización que EH creó en los pasados comicios autonómicas para disponer de una plataforma electoral ante una hipotética ilegalización de su formación. Posteriormente, tras la sustitución de EH por Batasuna, Aranalde se incorporó a la Mesa de este partido en Guipúzcoa. En la actualidad trabaja como bedel de una ikastola. El dirigente de HB Joseba Permach vinculó ayer el arresto de Aranalde con los intentos de ilegalizar Batasuna.

«La edad empieza a afectarle a Arzallus. Dice lo que dice porque chochea»
MARÍA SAN GIL, Ex teniente de alcalde de San Sebastián
María San Gil, hasta ahora teniente de alcalde del Ayuntamiento de San Sebastián, cree que Arzallus «está muy mayor y nos está haciendo mucho daño. La edad le empieza a afectar. Sólo puedo atribuir las cosas que dice a un chocheo. Está senil. ¿Por favor! que lo quiten»
Inmaculada G. de Molina La Razón 31 Marzo 2002

No hace trampas en el solitario. Ella sabe que es muy difícil que el PP llegue a gobernar el Ayuntamiento de San Sebastián en 2003, fecha cuando tocan las elecciones municipales. No obstante, si su partido se lo pide y el cuerpo le aguanta, se presentará como candidata de los populares a la Alcaldía. Considera que los donostiarras están muy cansados de un alcalde, que «ha perdido firmeza frente a los violentos. Necesitamos aire nuevo». Después de esta cita electoral, se ve en la Alcaldía de San Sebastián. A ella le gusta su tierra, pese a que no pueda dar ni medio paso sin su corte de escoltas. No oculta los varapalos que ha sufrido desde que se metió en política, tras la muerte de Gregorio Ordóñez. Uno de los más importantes, que Mayor Oreja no se convirtiera en lendakari. Una vez que concluyó la jornada de los comicios vascos, el 13-M de 2001, no podía dar crédito al resultado. «No me podía creer que la sociedad vasca no quisiera ser valiente y solidaria. En cuanto a personas y actitudes políticas, los desengaños son muy cotidianos en esta sociedad. Con algunos de mis paisanos me siento defraudada». Pero reconoce que el miedo es libre. «Aquí los varapalos son cotidianos y te tienes que recuperar rápido».

Ferraz sobrevuela
¬¿La victoria de Patxi López ha sido teledirigida desde Ferraz?
¬Ferraz ha sobrevolado muy por encima de este congreso. Ha controlado lo que pasaba. Aunque certeza absoluta no tengo, la intuición me dice que nunca gana un candidato que no quiere la sede central.

¬¿Por qué los dirigentes del PSOE estaban tan empeñados en que ganara Patxi López?
¬Apoyar a Totorica era más complicado. Era seguir poniéndose enfrente de los nacionalistas y haciendo un bloque democrático. Me da la sensación de que han reculado uno o dos pasos.

¬¿Qué supondrá la retirada de Redondo de la escena política vasca?
¬Con el tiempo, nos daremos cuenta de lo que aportó al socialismo vasco, de lo importante de su figura, de lo valiente y arriesgado que fue, junto con nosotros, al entender que teníamos que ser la alternativa a un nacionalismo que ya dura mucho tiempo. Esto pasa desapercibido, pero Redondo dejará una huella importante en la historia de la política vasca.

¬¿Las intromisiones del PP en el congreso del PSE benefician a la unidad de los no nacionalistas?
¬No creo que haya habido. Es muy legítimo opinar sobre otro partido. Lo estamos haciendo siempre, porque nos afecta. A los populares vascos nos afecta la nueva ejecutiva socialista, porque lo que hace tres meses valía, ahora ya no. Cuando juntos intentamos no aprobar el Presupuesto del Gobierno vasco, ahora el PSE defiende que esas cuentas salgan adelante. Las Diputaciones de Vizcaya y Guipúzcoa tienen sus Presupuestos aprobados gracias al PSE. Esto nos afecta. De ser dos partidos alternativa al PNV, parece que nos estamos quedando solos.

¬¿Fue interesada la inclusión tardía en la encuesta del CIS de una pregunta sobre la dimisión de Redondo?
¬No creo. Su dimisión nos ha afectado a los vascos. Las reacciones que se han producido demuestran que alguien tiene miedo de las respuestas.

¬¿Cómo valora que el PSOE pida, entonces, la dimisión del director general del CIS?
¬Es desorbitado. Me hace sospechar que temen las respuestas más que la pregunta. Las preguntas no suelen ser dañinas, las respuestas sí.

¬¿El PP tiene las puertas abiertas para los líderes socialistas contrarios a la estrategia de Patxi López?
¬Más que el PP lo que existe es una corriente de sentido común. Somos la alternativa al nacionalismo, un referente claro contra la violencia y el bastión de las libertades. Es un frente amplio, grande, cultural, donde cabemos todos. Eso lo sabe todo aquel que quiere formar parte del mismo.

¬¿López es la prolongación del PNV?
¬No me atrevería a decir tanto. Pero Redondo era contrario al PNV. Me gustaría decir lo mismo de López. Por ahora no puedo. No contrario al nacionalismo, sino al PNV de ahora, que tiene una estrategia clara hacia la independencia, que no sólo no ven muchos ciudadanos, sino también algunos políticos.

¬¿López pactará con el PNV e incluso entrará en el Gobierno vasco?
¬Para no herir sensibilidades, prefiero esperar a ver qué pasa. Los acontecimientos van tan rápidos, que no tendremos tiempo de aburrirnos.

¬¿En qué lugar dejaría este pacto con el PNV a Zapatero? ¿Supondría el final del pacto anti-Eta?
¬En ningún sitio está escrito que el País Vasco lo tenga que gobernar los nacionalistas. Tenemos que, de una vez por todas, sacudirnos los complejos y asumir que el País Vasco lo pueden gobernar los nacionalistas y los no nacionalistas. Es como antes, que en España se pensaban que siempre tendrían que gobernar los socialistas. Llegó el PP y se gobierna mucho mejor. A ver si la gente se mete ya en la cabeza que no tenemos que estar siempre rindiendo cuentas al PNV, haciéndole la ola y agradeciéndole que nos gobierne.

¬¿Pero una alianza PSE-PNV sería el final del pacto anti-Eta?
¬El prólogo de este pacto dice que los nacionalistas tienen que abandonar Lizarra. El PNV no ha cambiado. Quien quiera ver lo contrario se está engañando. A Zapatero le obliga el pacto por las libertades que ha firmado. Tendrá que ver qué quiere seguir aportando al mismo. Por tanto, entiendo que no puede pactar con los nacionalistas.

¬¿Y si lo hace?
¬Esperemos a ese momento.

¬¿Este acuerdo beneficiaría electoralmente al PP?
¬A los populares vascos nos haría muchísimo daño, porque nos dejaría como única alternativa al nacionalismo. Si el PSE termina pactando con el PNV, nos hará mucho daño. Pero también es verdad que nos reafirmará en nuestros principios y nos cargará de razones para seguir siendo la alternativa al nacionalismo. Nos será más duro lograr el cambio de gobierno en este país, pero, al final, lo terminaremos consiguiendo.

¬¿Hoy por hoy, el PP es la única alternativa en el País Vasco?
¬Seguiremos contando con el PSE. No echamos a nadie de nuestro lado, al revés. Muchas veces decimos: «¿qué pena! no poder contar con los nacionalistas para hacer todo lo que queremos hacer». Por tanto, claro que contamos con el PSE. Tendrá que ser el PSE el que se marche de nuestro lado para acercarse al PNV.

¬¿Es decir, de momento el PP no es la única alternativa, como dice Aznar?
¬Si el PSE está con nosotros, seremos alternativa juntos y, si se va con el PNV, seremos la única.

Maniobra política
¬¿Por qué Elorza rompió con el PP el 25 de marzo y no antes cuando las relaciones estaban ya muy deterioradas?
¬A nivel personal, como no había diálogo, es imposible saber si nos llevábamos bien o mal. Rompió el día 25, porque ya había pasado el congreso del PSE. Esperó a una Ejecutiva en la que él puede marcar más las pautas políticas, que antes cuando no tenía respaldo. El 25, Elorza se sintió fuerte y logró hacer la primera maniobra política importante de la nueva Ejecutiva socialista.

¬¿Ha tenido algo que ver en la ruptura la proximidad de la siguiente cita electoral para la que son rivales?
¬Eso se sabía desde un principio. Elorza sabía que no podría seguir gobernando con nosotros, cuando sus políticas son de claro acercamiento al nacionalismo y de distanciamiento del PP. Pero no se sentía fuerte dentro de la Ejecutiva como para hacer este gesto. Siempre ha mantenido posturas más tibias con el nacionalismo y tiende puentes al PNV. Es un hombre que habla de diálogo, aunque con el PP no ha dialogado jamás. Ahora se ha sentido fuerte y ha marcado la que será la nueva política de la Ejecutiva de Patxi López. Les ha puesto entre la espada y la pared. Una vez que los hechos se han consumado y nos ha expulsado, ¿qué puede decir Patxi López? Elorza lo justifica todo, al decir que es un tema municipal.

Enmendar la plana
¬¿Le sorprende que desde Ferraz apoyen esa ruptura?
¬¿Y qué van a hacer? Elorza les ha cogido con el pie cambiado. No pueden hacer otra cosa que apoyarle o echarle. He oído a dirigentes socialistas, como Cuesta, decir que es un tema municipal. Para nada lo es.

¬¿Por qué no lo es?
¬Porque hemos puesto en entredicho que el alcalde quisiera meter en una sociedad a dos de HB. Todo el mundo ha hecho ver que no oía lo que decíamos.

¬¿Cómo se explica que Elorza apoye la entrada de Batasuna en la Sociedad de la Vivienda, mientras Zapatero pacta ilegalizarla?
¬Si el alcalde de Vitoria ha tenido la gallardía de decir que la semana que viene echará a Batasuna de todos los órganos que pueda, ¿por qué el de San Sebastián no?¿Y, sobre todo, por qué nadie le dice que lo haga? Eso es lo que me choca: que sus dirigentes no le enmienden la plana y digan: «¿cómo que dejas las dependencias municipales para que familiares de etarras den ruedas de prensa?» Internamente, dicen que es un díscolo. Pero, es un díscolo socialista. Creo que Zapatero y López le tendrán que llamar y decir que lo que está haciendo va en desprestigio de todos, porque es socialista y como tal no puede atraerse a Batasuna, ni tener contubernios de este tipo.

¬¿Pero cómo explica la contradicción de Zapatero?
¬Que cada cual asuma su responsabilidad. Es muy bonito elaborar una Ley, pero si los que tenemos capacidad para ponerla en práctica no lo hacemos no vale para nada. Ya está bien de hablar y vamos a hacer cosas. Veremos qué pasa en el Ayuntamiento de San Sebastián. En 2000, propusimos expulsar a todos los de Batasuna. Elorza dijo que no entendía cuál era el beneficio de esta postura.

¬¿Le indignó que dijeran que el PP se había unido a Batasuna en la votación de la vivienda?
¬No. Tengo la conciencia tranquila. Que digan que hemos votado con Batasuna, me parece tan pueril. He propuesto que los votos de Batasuna no cuenten. Lo malo es usar sus votos, cosa que no hemos hecho jamás. El alcalde permite que Batasuna le vote para ser presidente de una sociedad y no le duelen prendas.

¬¿Tal vez, a cambio el comando Donosti no le incluye en sus listas?
¬Prefiero no responder.

¬¿Cómo valora que este comando diera orden de atentar contra todos los líderes del PP y PSE, salvo Elorza y los del PNV?
¬Prefiero no opinar.

¬¿Demuestra que Elorza podría militar en las filas del PNV?
¬Es más nacionalista que socialista. Es un socialista un poco raro. Está hablando continuamente de tender puentes al nacionalismo. Hace lo mismo que otros nacionalistas: poner en un lado a HB, como malos y en otro al PP, también como malos.

¬¿Si el PNV no está en estas listas es porque tiene contactos con Eta?
¬Lo único que demuestra es que Eta nos tiene más inquina y ganas a los populares que a los nacionalistas.

¿Qué asusta a Zapatero?
¬¿Con la ilegalización de Batasuna se estrecha el cerco sobre Eta?
¬No tengo ninguna duda. Además, se reforzará la democracia. Por fin, la sociedad vasca verá que sus dirigentes políticos hacemos cosas con peso para aislar a los violentos.

¬¿Cómo explica la marcha atrás que ha dado ya el PSOE sobre la futura Ley de Partidos?
¬Será Zapatero quien tenga que explicar a la sociedad vasca y española las razones por las que después de tomar hace dos semanas una decisión ahora toma la contraria. ¿Qué es lo que le asusta? ¿A cambio de qué da marcha atrás?

¬¿Qué opina de que Arzallus diga que esta Ley equivale a aplicar el estado de excepción en el País Vasco?
¬La edad de Arzallus le empieza a afectar de forma importante. Sólo puedo atribuir las cosas que dice a un chocheo. Está senil. ¿Por favor! que lo quiten. Está muy mayor y nos está haciendo mucho daño. ¿Le contamos cómo vivimos los populares? Le mande una carta en la que le decía que me dejara ir a los batzokis para explicar cómo vivimos los cargos populares. No me ha contestado. No le debe importar. A Arzallus no le importa ni un pito que la mitad de la población viva escoltada y asustada. Sólo le importa lo que pase con los de Batasuna. ¿Ya está bien!

¬¿Arzallus es el principal responsable de la situación actual?
¬Que tiene culpa lo sabe todo el mundo. Nunca se ha sometido a las urnas y dirige desde hace año, en la sombra, la política del País Vasco. Tiene mucha culpa de lo que pasa.

¬¿Qué le parece que Arzallus quiera pasar a la historia como el líder que acabó con Eta?
¬¿Cómo acabará con Eta? Con la autodeterminación. Será de los personajes nefastos de la historia del País Vasco. Ya lo está siendo. Dentro de muchos años, veremos si los herederos nacionalistas de Arzallus se tienen que avergonzar o sentirse orgullosos. Nadie se atreve a decir nada en contra de Arzallus. Esto será como en la época nazi. Después nadie fue nazi. Cuando la gente se decida a quitarse los complejos y los miedos nadie preguntará qué fue de Arzallus, porque será una vergüenza.

¬¿En el PNV se actúa como nazis?
¬Ibarreche no me da ninguna respuesta a la situación de los concejales vascos populares y socialistas. No hay un pleno monográfico sobre las medidas a tomar para mejorar la vida de la gente amenazada y aislar a los violentos. No ha hecho nada. Hacer un pleno de autogobierno.

¬¿Cómo superará el PP los problemas que tendrá para elaborar las listas para las municipales vascas?
¬Que no tengamos capacidad para llenar nuestras listas será una prueba más de la falta de democracia y libertad. Esto al lendakari le debería remover la conciencia.

Patente de Corso
¬¿Qué ocurrirá en las localidades donde no haya candidatos del PP ni del PSE?
¬Los demás partidos, entre ellos PNV y EA, deberían decir que no quieren esas elecciones.

¬¿El PSE, con el giro que ha dado, tendrá menos problemas para elaborar las listas sin rompe con el PP?
¬Romper con nosotros puede ser una estrategia política, pero no le dará más gente para ir en las listas. El estar más cerca del PNV tampoco es una patente de corso.

¬¿Facilitará el transcurso de las municipales el que los interventores no sean residentes en el País Vasco?
¬Sí. Podríamos tener más colegios electorales cubiertos.

¬¿Será la candidata a la Alcaldía de San Sebastián?
¬Si mi partido quiere y el cuerpo aguanta, sí.

¬¿Tiene posibilidades de ganar?
¬Será muy difícil. Los donostiarras están cansados de un alcalde que ha perdido frescura y, sobre todo, firmeza frente a los violentos. En estos momentos, hay una cierta saturación de Odón Elorza. En esta ciudad, necesitamos aire nuevos.

¬¿Dónde se ve después de las municipales de 2003?
¬En la Alcaldía de San Sebastián.

Recortes de Prensa   Página Inicial