AGLI

Recortes de Prensa     Lunes 15 Abril  2002
Lengua, enseñanza y sentido común
JAVIER MONTAÑA ALONSO/PROFESOR TITULAR DE DIDÁCTICA DE LA LENGUA DE LA UPV/EHU El Correo 15 Abril 2002

El termómetro de la degradación
CÉSAR ALONSO DE LOS RÍOS ABC 15 Abril 2002

El PP acusa al PNV de imponer Udalbiltza a los no nacionalistas
J.J. SALDAÑA ABC  15 Abril 2002

Víctimas del terrorismo denunciarán en EEUU una conspiración para manipular a los senadores de Idaho
EFE Libertad Digital  15 Abril 2002

Aznar acusa al PNV de pervertir la democracia y dejar que «se camuflen pistolas en los escaños»
C. Morodo - Madrid.- La Razón 15 Abril 2002

Madrazo y la República
JUSTINO SINOVA El Mundo 15 Abril 2002

Lengua, enseñanza y sentido común
JAVIER MONTAÑA ALONSO/PROFESOR TITULAR DE DIDÁCTICA DE LA LENGUA DE LA UPV/EHU El Correo 15 Abril 2002

Los problemas lingüísticos, que si tal modelo no euskalduniza o que si éste lo hace mejor que aquél, han terminado por condicionar toda la política educativa en el País Vasco. Tanto es así, que no parece importar si nuestros escolares saben o no expresarse correctamente por escrito, si tienen unos buenos conocimientos de matemáticas, de historia o de inglés, si están siendo instruidos en hábitos de comportamiento democrático, etcétera; lo importante, sobre todo para las autoridades educativas, es que los alumnos sean bilingües porque el bilingüismo es, para los gobernantes nacionalistas, una especie de vacuna que resuelve per se todos los problemas pedagógicos.

Este objetivo, el del bilingüismo, se asienta, a mi entender, en unas premisas falsas que el nacionalismo intenta hacer pasar como certezas irrefutables. A saber: que somos un país bilingüe y que nuestros alumnos están obligados por ley a serlo. De estas dos creencias se han derivado consecuencias nefastas al imponerse las concepciones educativas del nacionalismo más radical, que ha hecho oídos sordos a cualquier crítica que pusiera en cuestión las consecuencias educativas derivadas de los dogmas lingüísticos del fundamentalismo nacionalista.

Un claro ejemplo de lo que decimos fueron las primeras declaraciones a este periódico, a finales de enero, de la nueva consejera de Educación, Anjeles Iztueta: «En un país bilingüe, todo el profesorado debe ser bilingüe»; y de las posteriores del presidente del Consejo Escolar de Euskadi, Lontxo Oihartzabal: «Si los alumnos están obligados a ser bilingües, los profesores también». Estas manifestaciones, realizadas precisamente en la época de las prematriculaciones, pertenecen a la ceremonia habitual de la confusión en la que los nacionalistas se rasgan las vestiduras con llamativas declaraciones, las más de las veces con caras de sorpresa o de indignación, para que nadie se atreva a contradecirlas.

Ahora bien, si analizamos estos argumentos, su aparente lógica decae. Veamos. ¿Se puede considerar bilingüe a una comunidad en la que el 75% de su población habla únicamente el castellano? O, ¿es la lengua un atributo de la persona o del territorio? Estas preguntas tienen una respuesta verificable: existe un 25% de la población total del País Vasco efectivamente bilingüe pero, sin embargo, el mapa sociolingüístico de nuestra comunidad es abrumadoramente monolingüe castellano: Álava, Bilbao y sus márgenes izquierda y derecha, los núcleos urbanos guipuzcoanos, incluida su capital San Sebastián, etcétera. La realidad es la que es y si no se ajusta a las pretensiones de los dirigentes nacionalistas, serían éstos los que deberían cambiar de política lingüística y no los ciudadanos de lengua, algo además antinatural, por no decir imposible.

En cuanto a la obligación de conocer el euskera, la respuesta desde la legalidad es meridianamente clara: no. La Constitución española de 1978 permitió la oficialidad, junto con el castellano, de otras lenguas españolas -catalán, gallego y vascuence- en sus respectivas comunidades de acuerdo con sus estatutos de autonomía. No obstante, la única lengua que todos los españoles tienen el deber de conocer y el derecho a usar es el castellano (artículo 3). El Estatuto de Guernica, como no podía ser de otra manera al ser una consecuencia de la Constitución, habla del derecho a conocer y a usar el castellano y el euskera (artículo 6), pero en ningún momento se refiere a la obligación, al deber de los habitantes de la comunidad autónoma vasca de hablar el vascuence (otra cosa, que nadie pone en duda, es el derecho de enseñarlo o de aprenderlo).

Por eso es una falacia la afirmación que hizo a este periódico el 11 de febrero Lontxo Ohiartzabal: «Los alumnos por ley están obligados a ser bilingües cuando acaban sus estudios». ¿Por qué? Porque los objetivos educativos -que los alumnos adquieran el hábito de la lectura, un determinado nivel de matemáticas o un conocimiento práctico suficiente de las dos lenguas oficiales, castellano y euskera, y de una lengua extranjera, etcétera- no son metas a las que hay que llegar, sino orientaciones sobre el camino a seguir que tienen muy diversas ramificaciones o estadios terminales para cada uno de los alumnos. Pero, en cualquier caso, es evidente que estos objetivos nunca se pueden equiparar a las leyes. De lo contrario, ¿qué sanción o castigo tienen los escolares que los incumplen? Además, en cuanto al aprendizaje de lenguas, ¿el incumplimiento sistemático de los objetivos, que los alumnos al terminar su escolaridad dominen oralmente y por escrito el euskera y el castellano, no es acaso una prueba palpable de su arbitrariedad? (Hay que tener en cuenta que los objetivos determinan los contenidos, metodología y evaluación de la enseñanza).

Una cuestión diferente, aunque relacionada con todo lo anterior, es el hecho de que muchos padres escolaricen a sus hijos en una lengua distinta de la materna, en los llamados modelos de inmersión . En todo el mundo, a no ser por falta de medios humanos o materiales, los niños son escolarizados en su lengua materna: los alemanes en alemán, los ingleses en inglés, etcétera. La misma lógica o sentido común aplican la gran mayoría de vascoparlantes que escolarizan a sus hijos en euskera, en el modelo D, haciendo caso omiso de las bondades de los modelos de inmersión que les debería llevar en este caso a educarlos en castellano, en el modelo A (total, el euskera ya lo aprenden en casa...). ¿Significa esto que los padres castellanoparlantes que escolarizan a sus hijos en euskera carecen de sentido común? No, en absoluto. Quizás prefieran el porvenir de la lengua al porvenir de sus hijos y no les importe que puedan tener un cierto retraso en matemáticas o en otras materias o, al contrario, quizás piensen que no existirán retrasos sino ventajas o, y no en último lugar, quizás lo hagan por miedo a que sus hijos tengan dificultades para encontrar trabajo en la tierra que les ha visto nacer o miedo a que no sean considerados buenos vascos , etcétera.

El caso es que, si se empobrece el lenguaje, se empobrece el pensamiento, ya que un buen dominio del idioma es la base de todo aprendizaje: gran parte de los fallos en matemáticas, por ejemplo, se deben a que los alumnos son incapaces de descifrar correctamente los enunciados de los problemas. No en vano, pues, la UNESCO se pronunció así en 1953 sobre la utilización de las lenguas en la enseñanza: «Que la lengua materna es el mejor medio en el que enseñar a un niño es algo axiomático. Psicológicamente es el sistema de signos con significado que funciona de un modo automático en su mente a la hora de expresarse y de comprender. Sociológicamente, es un medio de identificación entre los medios de la comunidad a la que pertenece. Educativamente, el niño aprende en su lengua materna más rápidamente que con un medio lingüístico no familiar».

Son los padres, evidentemente, los que tienen el derecho a elegir la educación de sus hijos; pero también es cierto que para que esta elección sea realmente libre tienen que tener la mejor información y la libertad de elegir y esto, creemos, ha sido y es, desgraciadamente, cada vez más difícil en nuestra comunidad. Sin embargo, para el Gobierno vasco nuestro sistema educativo no necesita rectificaciones ya que marcha maravillosamente en el más maravilloso lugar del mundo. ¿Sería por eso que el anuncio de una simple reválida le pareciese a nuestra flamante consejera de Educación, que sigue en su puesto, nada más y nada menos que «terrorismo institucional»?

El termómetro de la degradación
Por CÉSAR ALONSO DE LOS RÍOS ABC 15 Abril 2002

DE aquí a las municipales vascas el bloque abertzale va a ir calentando motores para la autodeterminación. Vamos a asistir a una escalada de acciones y declaraciones que podríamos tomar como una competición del disparate si no hubiera asesinatos. Porque la reivindicación de ETA es y va a ser central en el discurso nacionalista. Jon Salaberría superó la provocación que había hecho Otegi en territorio francés al explicar que lo específico de ETA no es el terrorismo sino la consecución de unos objetivos políticos. Estas palabras del diputado son una demostración de la incapacidad de los nacionalistas para distinguir entre formas democráticas y métodos terroristas: el mejor indicador de la degradación moral e ideológica del mundo abertzale. Y es que para ellos ha llegado la hora definitiva, la necesidad de trabar todas sus fuerzas en esta legislatura. Hace unos días Otegi ofreció los votos de Batasuna al PNV para la causa de la autodeterminación si no cedía en la ilegalización de aquélla.

Y en estas llega Madrazo, el okupa de la vieja casa comunista y, a modo de celebración del republicano 14 de abril y en homenaje a la Pasionaria, pide la renuncia a la Monarquía. Un brindis al sol de los que ven en la Monarquía española la representación de todas sus frustraciones, nacionales e internacionales, desde su propia marginalidad parlamentaria a la derrota del socialismo real y la desaparición de la URSS. Este frente ideológico que va de Ibarretxe a Otegi pasando por Cuba y Llamazares está preparando las condiciones para la cosecha autodeterminista con el apoyo del terror.

¿Y los demás? ¿Y los constitucionalistas? Ayer salió al paso de esta escalada José María Aznar. Su «Basta ya» fue una denuncia de todas las formas de convivencia contra el terrorismo que están utilizando los nacionalistas y ante las que no pueden dejar de dar una batalla total los constitucionalistas.

El PP acusa al PNV de imponer Udalbiltza a los no nacionalistas
J.J. SALDAÑA ABC  15 Abril 2002

VITORIA. El portavoz del PP vasco, Leopoldo Barreda, acusó al PNV de pretender imponer con la asamblea de electos nacionalistas (Udalbiltza) la independencia «a la sociedad vasca menos nacionalista de la historia», y criticó el millón de euros puestos a su disposición para una finalidad «contraria a la voluntad mayoritaria de la sociedad vasca».

Para Barreda, los más de un millón de euros con los que contará esta plataforma nacionalista, provenientes, en su mayoría, de las arcas de algunos ayuntamientos supone que los electos nacionalistas «están metiendo la mano en la caja de fondos públicos» para financiar «un proyecto político partidista». En una nota de prensa, puntualizó que los alcaldes «no tienen un mandato para romper el marco constitucional, ni pueden poner el presupuesto municipal al servicio del logro de la independencia».

Víctimas del terrorismo denunciarán en EEUU una conspiración para manipular a los senadores de Idaho
EFE Libertad Digital  15 Abril 2002

Víctimas del terrorismo denunciarán ante el Departamento de Justicia de EEUU los indicios de una conspiración “para desorientar, manipular y engañar” a los “senadores del estado de Idaho” para que aprobasen una moción que reclamaba un proceso de paz en el País Vasco y respaldaba “el derecho de autodeterminación de los vascos”.

Los denunciantes, según fuentes del colectivo basta Ya, exigen a las Cámaras legislativas de Idaho que revoquen su resolución y anuncian que, en caso contrario, promoverán una querella colectiva contra ese estado por “negligencia y frivolidad”. Según los denunciantes se incurrió en esas actuaciones al no solicitarse el asesoramiento de expertos que pudieran dictaminar sobre la veracidad o falsedad de los “considerandos” antes de votarse la moción, como es preceptivo al tramitar este tipo de iniciativas.

En el informe se asegura que el director del diario Egunkaria, Martxelo Otamendi, viajó a Idaho y se alojó en el domicilio particular de David Bieter, uno de los promotores de la iniciativa. Recuerdan respecto a Otamendi que está imputado por delito de exaltación del terrorismo, amenazas, colaboración con banda armada e inducción al asesinato del concejal de UPN José Javier Múgica al entrevistar en su diario a dos encapuchados de ETA. Consideran que el director del diario abertzale pudo participar activamente en la redacción del documento y piden a las autoridades norteamericanas que apliquen una cláusula de código norteamericano, que reconoce el derecho a la extraterritorialidad en la persecución del “apoyo material a organizaciones terroristas extranjeras designadas”.

Esa cláusula permitiría, según los demandantes, que los jueces norteamericanos convocaran como testigos o imputados a los ciudadanos españoles que tuvieron que ver con la gestación de la moción. Los denunciantes recuerdan que entre ellos se encuentran, según dijo el propio secretario de Estado de Idaho, Peter Cenarrusa, el lehendakari, Juan José Ibarretxe, y el presidente del PNV, Xabier Arzalluz.

Aznar acusa al PNV de pervertir la democracia y dejar que «se camuflen pistolas en los escaños»
Dice que Zapatero se «arruga» ante la Ley de Partidos sólo porque es una medida del PP .Anuncia que el «pacto local» será la base del programa electoral para 2003
C. Morodo - Madrid.- La Razón 15 Abril 2002

El presidente del Gobierno, José María Aznar, llamó ayer a los vascos a reflexionar «dos minutos» sobre algunas de las «perversiones democráticas» del PNV, como plantear recurrir en Europa la deslegalización de Batasuna. Atribuyó a «razones tácticas» la oposición nacionalista a esta medida, mientras que al PSOE le acusó de «arrugarse» ante la Ley de Partidos sólo porque es una iniciativa «que viene del PP». Dejó claro a unos y a otros que «basta ya de camuflar pistolas bajo los escaños en el Parlamento o en los ayuntamientos» y que ha llegado la hora de acabar con todas las «máscaras».

Aznar aprovechó ayer un acto organizado por el PP con el título «España avanza» para sentar los ejes de las cuatro grandes prioridades de su acción de gobierno tras el XIV Congreso Nacional del pasado enero: Ley de Partidos Políticos, educación, «segunda descentralización» y reforma fiscal.

Especial atención dedicó a la primera cuestión, desde un argumentado rechazo a las «cosas raras» planteadas al respecto por nacionalistas vascos y por el propio PSOE. La excusa de «inoportunidad» usada por el PNV la atribuyó a «razones tácticas», llegando a denunciar que «están en contra de esa medida porque les conviene». Aznar habló de «perversiones democráticas» como las manifestaciones del presidente peneuvista, Javier Arzallus, en las que abogaba por llevar al Tribunal Europeo de Derechos Humanos la deslegalización de Batasuna, y llamó a todos los vascos a dedicar al menos dos minutos a pensar «cómo es posible que ocurran esas cosas».

Duro fue también al referirse a la posición del PSOE ante la Ley de Partidos Políticos, dando a entender que puede caer en la tentación de ponerse en contra, de «arrugarse», sólo porque es una iniciativa del PP. «Antes tuertos que darles la razón», dijo para simbolizar la actitud de los socialistas, a los que advirtió de que, si no respetan lo pactado, no pretendan imputar además a otros la responsabilidad de ese «injustificado cambio de opinión».
Ante esto, el jefe del Ejecutivo destacó el derecho, y el deber de la democracia, de «defenderse» de los que la utilizan para intentar destruirla, apuntando que la iniciativa contra Batasuna tiene tal dimensión que no puede valorarse en función de intereses «electorales» o como una «operación a corto plazo».

«Se trata definitivamente de acabar con las máscaras. Basta ya de camuflar pistolas bajo los escaños, en los Parlamentos o en los ayuntamientos. Basta ya de señalar a las víctimas sentado cómodamente en el sillón municipal y, encima, recibiendo subvenciones. Basta ya de acompañar los programas electorales con cartas bomba. Basta ya de pasamontañas políticos y basta ya de cualquier santuario político e institucional. Debemos terminar con esto con el apoyo de todos los demócratas españoles», subrayó, para emplazar a continuación al PNV a dejar de tolerar que ocurra eso si quiere que sea creíble que ha cambiado de actitud respecto a Estella. Al margen del asunto vasco, Aznar se detuvo en las reformas educativas impulsadas por su gobierno para mejorar la calidad de la enseñanza frente a las propuestas socialistas que parecen hechas para un «país de cuento». Las descalificaciones a las alternativas planteadas por el principal partido de la oposición las extendió también al ámbito fiscal donde, frente a su plan de segunda rebaja de impuestos, «algunos vienen con propuestas que costarían 24.000 millones de euros».

Zapatero, «alterado»
En suma, lamentó el estilo de «oposición alterada» del PSOE, que dificulta que se «maduren» los proyectos alternativos, y demandó a este partido un mayor sosiego recordándole que el PP estuvo en la oposición catorce años y ellos sólo llevan seis. Por último, anunció que el «pacto local» será «base» del programa electoral para las autonómicas y municipales de 2003, y criticó a los «nuevos centralistas», en alusión a algunas comunidades, que «dicen que si se les toca una de sus competencias en favor de los municipios se hunde el mundo». «Algunos sólo quieren desarrollar ellos sus competencias con independencia de cómo se prestan los servicios a los ciudadanos», concluyó.

Madrazo y la República
JUSTINO SINOVA El Mundo 15 Abril 2002

El PCE ha hecho coincidir la fiesta del vigésimo quinto aniversario de su legalización (el 9 de abril) con el aniversario de la II República (el 14). Ha querido mostrar así su predilección por la forma republicana de Estado, pese a que en 1977 hizo su entrada en sociedad tras su largo exilio con plena aceptación de la Monarquía encarnada por Don Juan Carlos de Borbón.

Veinticinco años después, el PCE reivindica su tradición, a lo que tiene pleno derecho y para lo que encontrará en España la protección de la ley. España es una Monarquía parlamentaria, cuya Constitución acepta todas las ideas defendidas de modo democrático que en esencia se condensa en el respeto a los demás , de manera que es posible pretender la reforma constitucional para la consagración de lo contrario de lo que está establecido: la República mediante la reforma del artículo 1.3, o, por ejemplo, la independencia de una parte del territorio mediante la reforma del artículo 2.

Por eso es gravemente disparatado el discurso con que ha castigado a sus oyentes el coordinador de Izquierda Unida en el País Vasco, Javier Madrazo, quien ha sostenido que se juega su ilegalización por defender la República y rechazar la Monarquía. Madrazo, consejero en el Gobierno Ibarretxe, estrecho colaborador del PNV y camarada útil de Batasuna, ha construido su argumento extravagante al modo como lo hizo Xavier Arzalluz tres días antes, cuando comparó la ilegalización de Batasuna con la posible ilegalización posterior del PCE.

Lejos de ofenderse Madrazo, como comunista, por la injuriosa semejanza, insiste en ello, por lo que parece que, más que la reivindicación de la República, lo que persigue es la defensa de Batasuna, como Arzalluz. Pero agradar al brazo político de ETA no es fácil. Madrazo da un salto en el vacío que ofende el sentido común y la razón democrática. Se podrá estar o no con la idea republicana, pero es una pretensión defendible, que la ley española protege, aunque Madrazo no lo sepa. Pero no se puede estar con la agresión, la violación de los derechos humanos y el asesinato, que es lo que practica ETA y lo que asumen quienes la defienden. La ilegalización de los que buscan la destrucción de la democracia y no se paran siquiera ante la destrucción de la vida es no sólo una defensa necesaria sino un acto de razón.Madrazo, queriendo jugar a más democrático y más víctima que nadie, se ha expresado, en el fondo, como un intolerante. Y no, claro, por su defensa de la República.

 

Recortes de Prensa   Página Inicial