AGLI

Recortes de Prensa     Viernes 26 Abril  2002
Terrorismo ruinoso
Editorial ABC 26 Abril 2002

«Vienen aquí a reírse de los ciudadanos»

I. L./VITORIA El Correo 26 Abril 2002

«Tras las bombas y las lágrimas, los jóvenes socialistas vascos seguiremos luchando»

OLATZ BARRIUSO/BILBAO El Correo 26 Abril 2002

Documentos de la Audiencia demuestran que Eta excluye a Elorza como objetivo

J. M. Zuloaga / F. Velasco - Madrid.- La Razón 26 Abril 2002

El PSOE, en tierra de nadie

Ignacio Villa Libertad Digital  26 Abril 2002

El Gobierno vasco mantendrá las subvenciones a grupos de apoyo a presos de ETA
I. L./VITORIA El Correo 26 Abril 2002

Consell no acepta que Filología Catalana sea «requisito lingüístico»
Raquel P. Ejerique - Valencia.- La Razón 26 Abril 2002

Realidad futbolística de nuestra sociedad

Nota del Editor  26 Abril 2002

Terrorismo ruinoso
Editorial ABC 26 Abril 2002

Según el informe de la OCDE sobre «Perspectivas Económicas», el «terrorismo endémico» de ETA provoca en el País Vasco una reducción del Producto Interior Bruto (PIB) del 10 por ciento por habitante, y la tendencia se hace más intensa después de cada oleada de atentados. Se puede decir más alto, pero no más claro. ETA es una ruina para la sociedad vasca. Lo es en lo moral y en lo político. También en lo económico. Baste recordar el repunte del turismo y de la actividad económica general del País Vasco durante la tregua de 1998-1999. Claro que entonces el nacionalismo se preguntaba qué beneficio político le estaba dando la paz. Además, el dato de la OCDE contrasta con la capacidad de asimilación de la amenaza terrorista por la economía mundial, para la que no se prevé «que haya riesgos sustanciales a medio plazo».

Sin necesidad de disponer de análisis tan precisos, la clase empresarial vasca ya ha denunciado que el terrorismo y la estrategia soberanista en la que ETA coparticipa son incompatibles con la estabilidad política y ciudadana que precisa el desarrollo económico. Sin embargo, la perspectiva no permite ningún optimismo. ETA sigue atentando y el nacionalismo mantiene su protectorado sobre Batasuna, rechazando ayer su aislamiento en el Parlamento de Vitoria, tal como pedía el Partido Socialista de Euskadi.

«Vienen aquí a reírse de los ciudadanos»
I. L./VITORIA El Correo 26 Abril 2002

El parlamentario popular Fernando Maura mantuvo ayer un agrio enfrentamiento con Antton Morcillo, de Batasuna, a propósito de la proposición planteada por los radicales para rebajar de 25 a 18 años la edad mínima para percibir la renta básica. Maura acusó a Morcillo de «haber venido, como siempre, a este Parlamento para hacer burla, mofa y escarnio de este país, a reírse de los ciudadanos, a los que ustedes niegan no sólo los derechos sociales sino cualquier derecho humano».

El representante del PP añadió que para disfrutar de un derecho como la renta básica, «lo primero que hay que hacer es vivir, tener derecho a la existencia y que nadie tenga derecho a la prerrogativa de dictar la muerte de otras personas, como ocurre en este país».

Fijando su mirada en los escaños de Batasuna, Fernando Maura preguntó a sus ocupantes sobre derechos concretos de determinadas personas. «¿Hablan ustedes del derecho a una vivienda digna que tendría Miguel Ángel Blanco, enterrado en un nicho del cementerio de Ermua; o del derecho a una atención sanitaria adecuada que pudiera tener Gregorio Ordóñez; o del derecho a la renta básica o a una pensión que podría tener el concejal socialista Juan Priede con la que pagarse el café que no pudo tomarse porque le esperaba otro más que presunto amigo de ustedes?», espetó el parlamentario del PP.

En el turno de réplica de Batasuna, Antton Morcillo aseguró estar «un poco harto de que ustedes (por el PP) vengan a darnos lecciones de nada, porque durante 40 años sostuvieron un régimen que oprimió a la mayoría social de este país».«¿Saben por qué no hay un Le Pen en el Estado español?», preguntó en el hemicilo el parlamentario radical para responderse él mismo a continuación: «Porque son ustedes, porque a su banda derecha no tienen nada».

«Tras las bombas y las lágrimas, los jóvenes socialistas vascos seguiremos luchando»
«No siento odio, tengo el corazón templado», dice Madina en su primera comparecencia pública tras el atentado
OLATZ BARRIUSO/BILBAO El Correo 26 Abril 2002

Eduardo Madina no pudo contener la emoción en su primera comparecencia pública tras el atentado que sufrió el pasado 19 de febrero, cuando ETA intentó asesinarle con una bomba lapa colocada en los bajos de su coche. El secretario institucional de las Juventudes Socialistas de Euskadi perdió entonces una pierna, pero, más de dos meses después, conserva «intactas» sus ideas políticas y el ánimo para retomar su actividad laboral, sus aficiones y la militancia «en la mejor organización juvenil de este país».

Ayer, arropado por su jefe de filas, Daniel Díez y en medio de una notable expectación, quiso dejarlo claro. «Me encuentro bien y fuerte, tengo el corazón templado y emocionado. No siento odio sino ganas de decir bien alto que, tras las bombas y las lágrimas, los jóvenes socialistas vascos seguiremos luchando». La frase, entrecortada por el llanto, estuvo precedida de numerosos agradecimientos a todos aquellos que, «tras aquella fea mañana de febrero», han contribuido a la visible recuperación del joven, que completa ahora con ejercicios de rehabilitación «para aprender a andar mejor».

Cuando se reponga por completo «en lo físico y en lo no físico», Madina proyecta reincorporarse, «cargado de fuerzas», a su trabajo en el Fondo de Promoción de Trapagaran -a donde se dirigía cuando hizo explosión el artefacto-, y colaborar con la Federación Española de Voléibol, el deporte al que se dedicaba antes de quedar mutilado por la barbarie etarra.

El dirigente socialista recuperó el mensaje hecho público tras el atentado por la organización en la que milita para advertir a ETA de que «todos aquellos a quienes queréis matar y mutilar física e ideológicamente no tememos vuestras amenazas» porque, subrayó, «cada vez que nos atacais golpeais contra un muro: la democracia». Madina tuvo un recuerdo para todas las víctimas del terrorismo y, en especial, para los compañeros de partido que ETA colocó después en su diana: la edil de Portugalete Esther Cabezudo, que pudo salvar la vida, y el concejal de Orio Juan Priede, asesinado a tiros. Ellos y todos los demócratas, dijo, «luchamos en la misma barricada antifascista» y «juntos terminaremos con vuestra esquizofrenia asesina».

Madina prefirió no indagar en el porqué de su inclusión en la lista de objetivos de la banda -«no busques respuestas a lo que no tiene preguntas», subrayó, recordando el consuelo que le brindaba un amigo durante su convalecencia- y consideró que poco tendría que decir a quien quiso asesinarle, porque es inútil hablar con «quienes no ven que nadie se puede convertir en juez de la vida de nadie». No obstante, aventuró, tal vez recomendaría al etarra que colocó la bomba «que viajara y leyera, que pensara en el valor de la vida humana y en cuánto le dolería si le tocara a él».

El espíritu de Ajuria Enea
Madina explicó que sus postulados a favor del diálogo «permanente» entre demócratas «se han reafirmado» tras el atentado, convencido de que la sociedad vasca adolece de «un déficit de comunicación» entre sus representantes políticos. Así, abogó por recuperar la unidad democrática contra el terrorismo y «el espíritu de Ajuria Enea, que tanto bien hizo al país y tanto arrinconó a ETA y su brazo político».

No obstante, Madina no ocultó que considera «un error» la reforma de la Ley de Partidos porque, argumentó, «si alguien tiene que ilegalizar a Batasuna es la sociedad vasca». También se mostró muy crítico con la política de seguridad de Madrid y Vitoria. «Me emocionaría y hasta lloraría si hicieran mucho más por la protección de los amenazados», aseguró Madina, que denunció que haya no nacionalistas «sin escolta y jugándose la vida porque hay una banda que comparte horizontes con quienes nos gestionan en el Gobierno vasco».

Documentos de la Audiencia demuestran que Eta excluye a Elorza como objetivo
El alcalde de San Sebastián acusó a LA RAZÓN de mentir tras haber publicado la información
El presunto miembro de Eta Unai Bilbao Solaeche, «Ander», perteneciente al «comando Bakartxo», que perpetró el asesinato del concejal socialista de la localidad de Orio Juan Priede, manifestó el pasado 27 de marzo ante la Guardia Civil, en presencia de un abogado, que el cabecilla de la banda Juan Antonio Olarra Guridi les dio «instrucciones sobre los objetivos que teníamos que actuar, como son los concejales del PP, policías y concejales del PSOE exceptuando a Odón Elorza, alcalde de Donostia». Unai Bilbao reconoció además que era miembro «liberado» de la banda asesina.
J. M. Zuloaga / F. Velasco - Madrid.- La Razón 26 Abril 2002

Esta información, difundida por LA RAZÓN y la agencia de noticias Vasco Press, fue puesta en cuestión por el propio alcalde de San Sebastián, Odón Elorza, y por algunos dirigentes del PNV. La declaración de Bilbao Solaeche ante la Benemérita, a la que ha tenido acceso este periódico, no puede ser más explícita y confirma la información en todos sus términos. Elorza llegó incluso a calificar de «cuadrilla de irresponsables» a los periodistas que habían difundido la noticia.

En sus declaraciones a la Guardia Civil, Unai Bilbao reconoció además que pertenecía a Eta y que era miembro «liberado» (a sueldo) de la banda asesina.

Su integración en esta organización criminal se produjo en octubre de 2001 a través de un individuo de la localidad vizcaína de Ortuella que le entregó una nota en la que se le marcaba una cita en una localidad del sur de Francia.

Cursillo
También en suelo galo Unai Bilbao recibió el cursillo sobre el manejo de armas y explosivos, que le fue impartido por «Jokin» y «Peio» (Carasatorre y Lete Alberdi, recientemente detenidos).

Durante su estancia en Francia, los cabecillas de Eta le indicaron que iba a ser miembro «liberado» de la banda para «trabajar» en Guipúzcoa. Unai y el otro pistolero del «comando», Ignacio Bilbao, «Batxu», decidieron que el nombre de este grupo criminal sería el de «Bakartxo» en homenaje a la primera mujer etarra muerta en enfrentamiento con la Guardia Civil.

La infraestructura del «comando» estaba integrada por otros grupos, según un informe de la Guardia Civil aportado a la Audiencia Nacional: el «Piperrak», el «Zuzen» y el «Tupi». El primero de estos tres grupos, el «Piperrak», estaba constituido por Ekaitz Aramendi Urteaga y Eider Ijurco Ruiz. La misión de ambos era servir de infraestructura en la localidad de Ibarra y preparar informaciones para atentados. El segundo, el «Zuzen», estaba integrado por su parte por tres miembros: Aritz Saez Insausti, Eneko Aguirresarobe Olagoy y Xangari Recondo Serrano. En su caso, su misión era realizar informaciones y servir de apoyo. Por último, el tercer grupo, el denominado «Tupi», estaba integrado por Pedro Cano Hernández y Asier Ezeiza Aterra.

Se trataba, como ha sido tradicional en el «complejo Donosti» de la banda terrorista de una organización en «estrella», con un «comando» central del que dependían otras células.

El PSOE, en tierra de nadie
Ignacio Villa Libertad Digital  26 Abril 2002

Con la reforma de la ley de los partidos políticos nos encontramos, una vez más, ante la estrategia habitual que utiliza el PSOE en las grandes cuestiones de Estado. Primero pactaron un texto, luego, como siempre, han recogido velas; y ahora comienza el amago de recuperar el terreno perdido para terminar recomponiendo la postura. El resultado es explosivo: a medio camino entre la esquizofrenia política y la desorientación estratégica. Son los socialistas los que entran y salen de los jardines que ellos mismos se fabrican. Imprevisibles en sus actitudes. Desconcertantes en sus razonamientos. Ambigüos en sus planteamientos. EL PSOE, cuando habla de grandes cuestiones de Estado, se está quedando en tierra de nadie, y eso es muy peligroso.

Los socialistas, con su secretario general al frente, tendrán que aceptar de una vez por todas que no se puede tener una actitud en el País Vasco de cercanía al nacionalismo, mientras que en Cataluña ofrece la cara de la comprensión y en el resto de España se mantienen los bandazos habituales. El PSOE de Rodríguez Zapatero, que en un momento dio la impresión de asimiliar una actitud constructiva e institucional, se ha desmoronado con todo el equipo y mantiene un extraño posicionamiento, difícil de interpretar, en una cuestión capital como es la ilegalización de Batasuna. Por un lado, el PSOE parece que es consciente de su necesidad -así se lo reclaman muchos de sus militantes y muchos de sus cargos electos en el País Vasco. Por otro lado, ofrece una imagen timorata que esconde el miedo ante un posible enfado del nacionalismo político. En todo caso, en la recta final ya de la negociación sobre la reforma de la ley de los partidos políticos, no estaría de más que el PSOE actue con un mínimo de madurez política. En esta ocasión no es necesario hacer ningún paripé. El PSOE tiene que actuar con seguridad y con coherencia. Estamos ante una cuestión que afecta a todos los ciudadanos, y que la mayoría de la sociedad española apoya. Desde luego, la ilegalización de Batasuna no será una solución mágica para acabar con el terrorismo, pero sí va a servir para cerrar el cerco de una forma muy determinante a los terroristas.

La ilegalización de Batasuna se va a convertir en una reafirmación de los principios de una sociedad democrática. El PSOE ha de salir de su doble juego permanente, aquí no hay margen para el "jugeteo". Por lo tanto, por el bien de todos, pero especialmente por el bien de los socialistas, cuando se habla de defender la democracia de sus enemigos no es necesario interpretar ningún papel, simplemente hay que ser consecuente con los principios. ¡Y todo arreglado!

El Gobierno vasco mantendrá las subvenciones a grupos de apoyo a presos de ETA
El Parlamento rechaza con los votos del tripartito y Batasuna una propuesta del PP para excluir de las ayudas públicas a la asociación Etxeatz, la antigua Senideak
I. L./VITORIA El Correo 26 Abril 2002

Por 39 votos a favor (del tripartito y Batasuna) y 29 en contra (PP y PSE-EE), el Parlamento vasco rechazó ayer una moción de los populares para que el Departamento de Justicia excluya de sus convocatorias de subvenciones a personas y asociaciones que tengan como objeto «amparar, apoyar, solidarizarse o respaldar» a condenados por pertenecer o colaborar con ETA.

El PP planteó la propuesta con la mirada puesta en la organización de familiares de etarras encarcelados Etxeatz (hasta hace poco Senideak), que ha obtenido algo más de quince millones de pesetas del Departamento de Justicia en dos años, según datos facilitados por los populares. «No queremos que se destine ningún euro público más a una organización que forma parte del entramado de ETA», argumentó Carlos Urquijo. «Nos parece una vergüenza que un Gobierno que gasta miles de millones en proteger a personas amenazadas, financie a la vez a una asociación que apoya a quienes hacen necesaria esa protección», denunció el parlamentario del PP.

La interpelación sólo contó con el apoyo de los socialistas. «Están pasando demasiadas cosas en este país como para admitir alegremente que desde los poderes públicos se subvencionen a organismos que públicamente apoyan las actividades de ETA y la jalean en nuestras calles», defendió Jesús Loza. El PSE no se niega a la concesión de ayudas individuales a familiares de presos, ni tampoco a asociaciones como Etxeatz, si cumplen dos condiciones: «que deje constancia pública de que sus objetivos son específicamente humanitarios y que, además, rechace de plano la violencia terrorista en cualquiera de sus manifestaciones».

Desde los grupos que apoyan al tripartito, Oskar Matute (IU) rechazó la propuesta porque, dijo, los familiares de los presos de ETA son «inocentes». Emilio Olabarria (PNV) advirtió de que «los derechos constitucionales de esas personas no están limitados», mientras Rafael Larreina (EA) consideró que la iniciativa del PP «no aporta nada al esfuerzo de humanización que debemos hacer en esta sociedad». Además, los portavoces de los tres partidos del tripartito y de Batasuna conminaron a populares y socialistas a que acudan a los tribunales si consideran que Etxeatz «forma parte del entramado de ETA».

Consell no acepta que Filología Catalana sea «requisito lingüístico»
El equipo rectoral de la Universidad de Valencia muestra su «sorpresa»
Los profesores que quieran acceder a la docencia pública no universitaria tendrán que contar en su currículum con la acreditación de que saben valenciano, según lo aprobado ayer en el Pleno del Consell. Sin embargo, la licenciatura de Filología Catalana, que se imparte en la Universidad de Valencia (UV), no será requisito suficiente y estos titulados tendrán que acreditar otro tipo de documentos. Los títulos anteriores a 1995 ¬expedidos con el nombre Filología Valenciana¬ sí que se consideran válidos.
Raquel P. Ejerique - Valencia.- La Razón 26 Abril 2002

El pleno del Consell aprobó ayer el llamado «requisito lingüístico», que establece que para ser profesor de enseñanzas no universitarias en la función pública ¬este año se ofrecen 1.674 plazas¬ será necesario acreditar el conocimiento del valenciano.

Sin embargo, no se va a considerar como válido el título de Filología Catalana, carrera que se imparte en la Universidad de Valencia. El conseller de Educación y Cultura, Manuel Tarancón, especificó que sí servirá la licenciatura de Filología Valenciana, que dejó de existir en 1995, cuando una orden ministerial autorizó el cambio del adjetivo «valenciana» por «catalana». De este modo sí serán válidos los títulos anteriores a ese año.

«No tendrán problemas»
Tarancón mostró su confianza y seguridad en que «los licenciados en Filología Catalana no tendrán ningún problema en superar cualquiera de los requisitos que hemos puesto». Estos son: Ser titulados Maestros de Valenciano, tener certificado de grado «mitjà» de la Junta Qualificadora, haber cursado la asignatura de valenciano en la antigua E.G.B. y en Bachillerato, tener superado el segundo nivel de valenciano del Plan de Formación Lingüístico-Técnica, contar con un certificado equivalente de la Escuela Oficial de Idiomas o ser licenciado en Filología Valenciana.

El conseller recordó que la titulación «cambió de nombre por una iniciativa de la Universidad dentro de su autonomía» y que «de todos modos estoy seguro de que prácticamente todos los que han cursado esos estudios tienen el grado mitjà».

Por su parte, fuentes de la Universidad de Valencia señalaron que algunos de los miembros del equipo rectoral «han mostrado su sorpresa por esta decisión, ya que la licenciatura que está reconocida oficialmente por el Ministerio de Educación es la de Filología Catalana, y la otra no existe». Apuntaron que hoy comunicarán su postura de forma pública sobre la exclusión de esta carrera de los requisitos.

El conseller dijo en la rueda de prensa que habrá facilidades para todos los que se presenten a las oposiciones, ya que «se podrán examinar de valenciano el 8 de junio, antes de que tenga lugar la prueba. Además ha habido dos exámenes extraordinarios de la Junta Qualificadora en enero y marzo».

También declaró que el «requisito» es fruto de «una apuesta por la calidad en la política educativa y el uso social de la lengua, una apuesta de Zaplana, que es compatible con la realidad plural y bilingüe de nuestra sociedad».

Realidad futbolística de nuestra sociedad
Nota del Editor  26 Abril 2002

Los políticos autonosuyos siguen aplicando la exclusión de la ciudadanía hispanoparlante y aquí no pasa nada. Como el gobierno también hace oídos sordos a este tema, lo mimo que el Parlamento europeo, pues a ver que podemos hacer, si no lamentarnos por la desgracia de políticos-basura que nos toca financiar.

Cuando un político autonosuyo, para excluir a todos los hispanohablantes que no tenemos interés alguno en conocer las lenguas "propias" de sus autonosuyas, pues tenemos otras preocupaciones e intereses más generales entre los que destaca nuestro deseo de no excluir a nadie, se basa, según dice, en "la realidad plural y bilingüe de nuestra sociedad", pues sólo hace falta echar un vistazo alrededor para ver que el interés real de la sociedad española, no es otro que el fútbol.

Y como la sociedad española es realmente futbolística, me temo que habrá que reclamar que todos los funcionarios autonosuyos tengan un buen conocimiento de este adormecedor social que el gobierno considera de interés público.

Así que autonosuyos en general, pueden estar seguros de que no competiré en ninguno de sus concursos-oposiciones-enchufes porque seguiré sin pasar por el aro de las lenguas autonosuyas y seguiré pasando "olímpicamente" del fútbol, o sea football. Que a Vds se les indigeste todo lo que me obligan a financiar en contra de la Constitución y del sentido común.

Recortes de Prensa   Página Inicial