AGLI

Recortes de Prensa     Domingo 12 Mayo  2002
El otro valor de la lengua
Editorial ABC 12 Mayo 2002

La democracia fuerte
EDURNE URIARTE ABC 12 Mayo 2002

El espejismo de Rajoy
CÉSAR ALONSO DE LOS RÍOS ABC 12 Mayo 2002

Antibatasuna
CARLOS DÁVILA ABC 12 Mayo 2002

Interpol elabora una lista con 2.974 terroristas, entre ellos 165 etarras
MADRID. AGENCIAS ABC 12 Mayo 2002

Entrevista con Redondo Terreros: «Arzalluz pidió mi cabeza y algunos se la entregaron»
CHARO ZARZALEJOS ABC 12 Mayo 2002

La Fundación López de Lacalle califica de «cómplices» a los neutrales
JOSE GUINDO El Mundo 12 Mayo 2002

Dos presuntos etarras roban, a punta de pistolas, dos troqueladoras y placas de matrícula
SAN SEBASTIÁN. AGENCIAS ABC 12 Mayo 2002

Aznar: Ninguna democracia puede tolerar que haya emboscados en sus instituciones
EFE Libertad Digital 12 Mayo 2002

Un año desde el 13-M, luces y sombras
J. J. CORCUERA/ ISABEL LÓPEZ/BILBAO El Correo 12 Mayo 2002

Al lehendakari Ibarretxe
Carlos IBÁÑEZ QUINTANA La Razón 12 Mayo 2002

Ibarreche ha favorecido a los medios abertzales con la publicidad institucional en 2000 y 2001
C. Zabalbeitia - Madrid.- La Razón 12 Mayo 2002
 

No se ha podido consultar la edición de La Estrella

El otro valor de la lengua
Editorial ABC 12 Mayo 2002

El idioma, además de ser seña de identidad, comunicación y cultura, tiene un valor económico innegable. Más aún en la llamada sociedad de la información, que basa su esencia en el uso de una lengua como base de su desarrollo. Al turismo idiomático, o al negocio editorial y discográfico, y a otros usos tradicionales del idioma como materia prima de negocios, viene a sumarse con fuerza imparable una potente industria: la ligada a las tecnologías lingüísticas, que en el pasado año facturó más de once mil millones de euros en todo el mundo.

A pesar de estas realidades que otros países han sabido aprovechar con sabiduría, la economía española ha ignorado, salvo honrosas excepciones, las potencialidades que le brinda un idioma, el español, que hablan 400 millones de personas. Su tímida apuesta por el tratamiento tecnológico de la lengua, y el escaso aprovechamiento de las autopistas de la información, nos llevan a cifras que enrojecen. Por eso el español figura en un quinto puesto de los idiomas utilizados en Internet, siete veces menos que el inglés. Con el agravante de que gran parte de estos contenidos en nuestra lengua se generan en otros países.

Esta costosa renuncia a utilizar el idioma también como oportunidad de negocio se traduce en una pérdida evidente de influencia política y económica. Al tiempo que se merman oportunidades y calidad de vida a quienes hablan español, se limitan la movilidad laboral o de ocio y turismo y el apoyo a la imagen de marca de un país, amén de otras muchas ventajas añadidas. Y lo que es más penoso, aunque quizá menos evidente para muchos: el crecimiento y el futuro de un idioma están unidos estrechamente a su aprovechamiento como generador de riqueza. Sus tradicionales virtudes, loables y esenciales, como ser vínculo de comunicación, base cultural o seña de identidad también se verían fortalecidas si se hiciera un uso inteligente del idioma como fuente de riqueza.

En esa labor de aprovechamiento integral de una lengua, tan potente y rica como el español, todos han de unir esfuerzos: empresarios, administraciones, RAE o Instituto Cervantes. Sin olvidos ignorantes o falsos y sublimes distanciamientos. En esa tarea de potenciar el valor económico se incardina el desarrollo del español como lengua y como cultura. Despreciar facetas no explotadas de algo tan valioso es resignarse a limitar su progreso futuro.

La democracia fuerte
Por EDURNE URIARTE ABC 12 Mayo 2002

El politólogo norteamericano Benjamín Barber ha denominado democracia fuerte a aquélla caracterizada por una intensa participación ciudadana. La suya ha sido la concepción dominante en torno a la cualidad más deseable de la buena democracia, y es propia de un siglo XX en el que, a pesar de la participación de las masas en los totalitarismos, se pensaba que los obstáculos principales a la democracia venían de los grandes poderes económicos, militares o políticos que la querían suprimir o utilizar para beneficio propio.

En el inicio del siglo XXI sabemos que hay otros ataques a la democracia que provienen de la misma sociedad civil, de grupos terroristas, de organizaciones políticas y de ciudadanos que persiguen y matan a otros ciudadanos. Por eso la democracia fuerte necesita de algo más que de participación. También debe ser capaz de defender a los ciudadanos de la persecución a la que les someten otros ciudadanos.

Pero como las culturas políticas cambian tan lentamente, sólo recientemente ha comenzado a madurar entre nosotros esta nueva concepción de democracia fuerte. Y aunque no cabe estar más de acuerdo con la reflexión de José María Aznar ayer en Zaragoza de que lo único que cabe lamentar en relación con la reforma de la Ley de Partidos es el no haberla impulsado antes, lo cierto es que la sociedad española, como otras de su entorno, ha necesitado un largo proceso de maduración para entender la auténtica dimensión de los peligros que la acechan desde dentro.

Esta maduración es el mejor homenaje que se puede ofrecer a los asesinados por ETA, entre ellos a Manuel Giménez Abad, o a José Luis López de Lacalle, a los que se ha recordado ayer. Porque la auténtica dimensión histórica de las víctimas del terrorismo vendrá de las lecciones extraídas por nuestra sociedad de esos cientos de crímenes. Lecciones en forma de convicciones y lecciones en forma de nuevas medidas y decisiones.

El espejismo de Rajoy
Por CÉSAR ALONSO DE LOS RÍOS ABC 12 Mayo 2002

El vicepresidente Mariano Rajoy ha interpretado las declaraciones de Artur Mas sobre la ley de Partidos como un alejamiento de las posiciones del PNV simplemente porque ha dicho que su posición en este punto no saldrá de un acuerdo con los nacionalistas vascos, sino a partir de sus propios criterios. Pero ¿significa eso que CiU va a estar a favor de la ilegalización de Batasuna?

Las explicaciones de Ibarretxe y Pujol, a la salida de la reunión en la que analizaron la ley de Partidos, han dejado en evidencia el voluntarismo de Rajoy: ambos coinciden en que la ilegalización de Batasuna, tal como la propone el PP, puede agravar la situación delicada por la que pasan «sus» pueblos, ya que pone en peligro la cohesión interna de éstos.

Es claro que cuando Ibarretxe y Pujol hablan de la cohesión interna de «sus» pueblos no se están refiriendo a las divergencias que pudieran darse entre populares y nacionalistas, ni siquiera entre éstos y los socialistas sino a las brechas entre los que ellos consideran legítimos componentes de los dos pueblos: tan sólo aquellos que asumen como canon la categoría de la nación. Así que lo que les preocupa a los dirigentes del PNV y CiU es la fractura que abriría la ley de Partidos entre los abertzales, entre el PNV y Batasuna. Y en este punto (como no podía ser de otra manera) Pujol y Mas se sienten totalmente identificados con Ibarretxe. Podemos imaginarnos el diálogo: «Amigo Pujol, tú sabes lo que puede significar para nuestro proyecto nacional la ilegalización de Batasuna»; «te entiendo muy bien», le respondería Pujol. CiU y PNV no sólo comparten esta misma filosofía sino que, además, tienen una conciencia clara de que el éxito de sus proyectos pasa por la batalla de ambos a lo que consideran concepción centralista y unificadora. Luego está el día a día.

A estas alturas todos conocemos muy bien las coincidencias estratégicas de CiU y el PNV y, por supuesto, un político tan inteligente como el vicepresidente Rajoy. De lo contrario, poco tendríamos que hacer frente a esta tediosa y peligrosa cuestión de los nacionalismos y su capacidad para desestabilizar el Estado. ¿Por qué, entonces, Rajoy ha querido ver contradicciones entre CiU y el PNV en relación con la ley de Partidos? Posiblemente ha querido convencerse de que una interpretación positiva de la realidad puede llevar a la modificación de ésta.

CiU depende del apoyo parlamentario del PP. Está condicionada por este hecho y tiene que medir el lenguaje. Por otra parte, CiU debe mantenerse a salvo de las salpicaduras terroristas y, por tanto, tiene que ser muy cuidadosa en su desafección de la ley de Partidos. Esto hace que Artur Mas insista en que su partido llegará a una posición independientemente de las razones que pueda tener el PNV para rechazar la ley de Partidos. Por lo mismo Pujol habla de las muy distintas circunstancias en las que se mueven CiU y el PNV: el contexto «dramático» vasco a partir del cual comprende que el PNV tenga unas razones muy poderosas para rechazar la ley de Partidos. Cataluña es otra cosa, viene a decir Pujol, está a salvo del terrorismo pero comparte con el País Vasco el mismo proyecto nacional cuya realización exige una cohesión muy fuerte de todos los nacionalistas.

Si el vicepresidente Rajoy tuviera razón en sus análisis habría que celebrarlo; estaríamos en una situación radicalmente nueva, pero me temo que se trate de un espejismo, puro wishful thinking, un explicable ataque de voluntarismo.

Antibatasuna
Por CARLOS DÁVILA ABC 12 Mayo 2002

Para todos, la ley de Partidos tiene otro nombre: Antibatasuna. Algunos ven en esta transmutación la primera razón de su inconveniencia: «No se puede hacer -dicen- una ley excepcional y en una sola dirección». El PSOE tiene flaca memoria, porque el PSOE sí que hizo una ley contra uno solo: contra Ruiz-Mateos y su Rumasa del 82. Pero lo que interesa ahora es señalar que, aunque la ley tenga un solo destinatario, es tan procedente como oportuna.

Y esta semana tiene que salir adelante, porque lo suyo sería que el Parlamento la aprobara antes de irse de vacaciones, que quedan dos meses. Al final -lo verán- los nacionalistas catalanes refrendarán la ley, los canarios también, y hasta es posible que algún «mixto» se sume a la mayoría. Todos son bienvenidos, pero son pocos: el PSOE es quien debe decir su «sí» final. En este momento lo único que quiere Zapatero es salvar la cara. En su casa se alberga el enemigo, y no solo González, que se pitorrea de él, sino Maragall y ese personaje tan dócil que se llama Elorza. Todos le insisten en que no firme. A Zapatero le preocupa sobre todo Maragall, que, día a día, se está cobrando el apoyo que le dio al secretario en su lucha con Bono. En Maragall casi todo es un dislate: lo último es la «manita» que le ha echado a ese tal Ibarreche que se ha sentido en Sant Feliu de Guixols como pez en el agua. Maragall celebra la «consulta» vasca y se opone a la deslegalización de Batasuna, o sea, lo contrario o así a lo que predica el partido de Zapatero. Pero esto nunca se sabe.

Y esto no debería ser grave porque los socialistas catalanes son otro partido distinto al PSOE, pero lo que sí es grave es que Zapatero, cada vez que tiene que adoptar una decisión comprometida, marque el «93» de Barcelona. En esto radica el retraso que está padeciendo esta ley. A Zapatero le han convencido de que la deslegalización puede acarrear más sangre. Puede que así sea, pero ¿hay que dejar de hacer lo debido porque el delincuente amenace con «respuestas» contundentes?

ADENDA.-Nada que ver con lo anterior. Se quejan los señores obispos de la «dolorosa ausencia del hecho religioso en los medios audiovisuales». Pues bien, con raras excepciones, cada vez que se les invita a comparecer en los medios, se niegan a hacerlo. Es más; algunos ni tienen la elegancia de responder. ¿Han visto alguna vez a monseñor Rouco en una televisión? ¿Y al obispo de Bilbao, monseñor Blázquez? ¿Y al de San Sebastián, monseñor Uriarte? Nadie les margina; se ocultan ellos.

Interpol elabora una lista con 2.974 terroristas, entre ellos 165 etarras
MADRID. AGENCIAS ABC 12 Mayo 2002

La nueva lista de Vigilancia del Terrorismo de Interpol incorpora a 2.974 terroristas, entre ellos, al menos, 165 etarras entre los que figuran desde dirigentes de la organización hasa colaboradores recientemente identificados pasando por miembros huidos de la "kale borroka", sobre quienes recaen órdenes de busca y captura para su extradición a España, según informaron a Europa Press fuentes policiales.

Los últimos presuntos etarras incluidos en la lista de Interpol son José Ignacio Fernández Nograro, presunto colaborador del "Comando Vizcaya" de ETA, desde que no compareció al juicio en que se enfrentaba a una petición de siete años de cárcel. A su vez, una orden de busca y captura internacional pesa sobre el pamplonés de 28 años, Asier Aranguren Urroz, desde que la Guardia Civil le consideró colaborador del "comando Urbasa" de ETA, que presuntamente integraron Mikel Soto Nolasco, Ainara Gorostiaga Eskubi, Jorge Chocarro Zoco y Aurken Sola Campillo, todos ellos detenidos y en prisión, acusados del asesinato del concejal de UPN de Leiza (Navarra), José Javier Múgica, con una bomba-lapa el 14 de julio de 2001.

El listado de terroristas cuya búsqueda internacional interesa a España por tener causas pendientes en la Audiencia Nacional comprende a los dirigentes etarras Felix Alberto López de La Calle Gauna, alias "Motubu", reincorporado a la cúpula de ETA tras eludir la situación de libertad vigilada que mantenía en Francia en octubre de 2000, Juan Antonio Olarra Guridi, considerado como el sustituto de "Txapote" al frente del aparato militar de la banda terrorista como responsable de los comandos de "liberados" a sueldo, y Ainhoa Múgica Goñi, de los "legales" no fichados.

Interpol también mantiene la "difusión roja" -de máximo interés- de los responsables del "aparato político" de la banda Miguel Albizu "Mikel Antza", así como de Faustino Villanueva "Txapu", Juan Angel Ochoantesana Badiola, "Kirru el Rubio", Fermín Benito Martínez Vergara "Demonio" , María Jesús Elorza y Tomás Elgorriaga considerados actuales encargados del maltrecho "aparato logístico" de la bada tras los reiterados golpes asestados en Francia.

Entre las últimas incorporaciones a la lista de terroristas de Interpol figura Eneko Olagoi Aguirresarobe, desde que fue identificado y huido del grupo de jóvenes acusados de pertenecer a la "kale borroka" que fueron detenidos en Guipúzcoa el 6 de febrero de 2002.

También consta Ismael Berasategui Escudero, de 32 años y natural de Eibar, Guipúzcoa, que fue identificado como miembro del "comando itinerante" de ETA responsable de los atentados con coche bomba de los aeropuertos de Barajas y Málaga, así como del que explotó en el aparcamiento de un hotel de Salou.

Asimismo figura Carmen María Izturi Sanz, identificada como colaboradora "legal" del "comando Nafarroa" de ETA que la Guardia Civil desmanteló el 29 de noviembre de 2001 con la detención de Jorge Olaitz en Pamplona en una operación en la que se dió a la fuga el presunto etarra Vallejo Franco, también en busca y captura internacional.

Además, la operación contra el "comando Nafarroa" permitió identificar como colaboradores del mismo a Mikel Uzkuriaun Lizaur, Aritz Galilea Cia y Leire Soralegui Alvira.

A su vez, el cuartel general de Interpol en Lyon, Francia, difundió a partir del pasado 28 de agosto de 2001 a las delegaciones de sus 178 países miembros los expedientes de los presuntos etarras Ainhoa García Montero, "Laia" y Hodei Galarraga dos de los tres huidos del "comando Burutza" de ETA, desarticulado parcialmente el 22 de agosto. La identidad del tercer fugado de la Justicia, Ion Fernández Iradi, constaba ya en los archivos de la citada organización. desde que la Audiencia Nacional ordenó su detención.

Otros presuntos etarras que Interpol ha tramitado su búsqueda son Daniel Gutiérrez Pérez y Marina Bernadó Bonada, vinculados al movimiento "okupa", que ayudaron escapar a Francia en una motocicleta al etarra Fernando García Jodrá cuando fue desarticulado el anterior "comando" que actuaba en la Ciudad Condal, en enero de 2001.

Otra veintena de nombres que figuran en la lista de Interpol corresponden a miembros del GRAPO y, al menos, otros tres son terroristas islámicos.

La lista de Vigilancia del Terrorismo es de consulta restringida para las policías autorizadas de los 179 países miembros de la organización. El Secretario General de la Organización, Ronald K. Noble, anunció su creación durante la XVII Conferencia Regional Americana de Interpol, celebrada recientemente en Ciudad de México. Comprende una relación exhaustiva de las personas que son objeto de las difusiones publicadas por Interpol para pedir su detención (difusiones rojas), su localización (azules) o información sobre ellas (verdes). Además, contiene información sobre más de cinco mil pasaportes cuyo robo se ha denunciado y que a menudo utilizan los terroristas para circular por el mundo sin ser detectados.

Finalmente, Interpol incluirá en su lista "roja" "on line" las fotografías de 14 líderes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que mantiene en la red de Internet -de consulta restringida- y que encabeza el saudí Osama bin Laden, principal sospechoso de los ataques contra Estados Unidos del 11 de septiembre.

Entrevista con Redondo Terreros: «Arzalluz pidió mi cabeza y algunos se la entregaron»
Por CHARO ZARZALEJOS ABC 12 Mayo 2002

Mañana lunes se cumple un año de la actual legislatura vasca. De aquel 13 de mayo a hoy, han ocurrido muchas cosas y algunos acontecimientos se han precipitado; pero en el tablero vasco siguen estando los que estaban, menos él. Probablemente la dimisión de Nicolás Redondo y la crisis del socialismo vasco ha sido el acontecimiento más tangible, el más evidente y, sin duda, el más polémico. Un año después, el que era líder político ha pasado a ser ciudadano de a pie, cualificado, pero de a pie.

-¿Derrotado?, ¿perdedor?, ¿o las dos cosas a la vez?
-Perdedor de elecciones, no. Deseo y espero que los que me han sucedido logren el mismo número de votos. Obtuvimos más votos, más porcentaje que los que nos precedieron, que los que me han atribuido errores en la estrategia. Derrotado, tampoco. Me he tenido que ir, pero mi derrota es una derrota orgánica, tribal, pero no política. Arzalluz pidió mi cabeza y algunos se la entregaron, pero no soy un derrotado político. Estoy convencido de que lo que he defendido se acabará imponiendo, de manera inevitable, en el País Vasco.

-¿Forma ya parte de eso que se llama exilio interior?
-Exiliado interior y además mudo.

-Mudo ¿por qué?
-Quiero hablar poco para no someter a nadie a ningún estrés.

-Ha pasado un año desde las elecciones ¿qué le sugiere aquel 13 de mayo?
-El 13 de mayo fue lo que fue. Por primera vez el nacionalismo sintió miedo a perder el poder y nosotros luchamos democráticamente contra todo el poder del PNV, que es inmenso. Me sorprendía y me sigue sorprendiendo que aún haya gentes de izquierda de fuera del País Vasco que hayan llegado a pensar que eran los nacionalistas quienes libraban la batalla electoral en situación de desventaja. Quien estaba en situación de desventaja era yo, el PSE en su conjunto y el PP. No pudimos hacer la campaña en igualdad de condiciones, nos mataban a concejales. El nacionalismo tenía, como ha tenido siempre, todos los resortes a su favor, incluso el ánimo de la gente, de su gente. Nosotros sólo teníamos el ánimo de gentes que sabían y saben que les pueden matar por no ser nacionalistas, por no querer hacer seguidismo de los tópicos y lugares comunes a los que nos quiere llevar el nacionalismo.

-Arzalluz ha dicho que los nacionalistas están ahora mejor, más fuertes que hace un año. ¿Comparte este criterio o cree que es puro triunfalismo?
-Es verdad. Los nacionalistas están mejor que hace un año, porque el PNV está gobernando como si tuviera mayoría absoluta. Han ganado legítimamente las elecciones, pero nadie les recuerda que sólo por 25.000 votos . Además, han avanzado en el ámbito del nacionalismo radical.

-Y ustedes, los constitucionalistas, ¿perdiendo terreno?
-Creo que el constitucionalismo en el País Vasco hoy está en peor situación que el 14 de mayo del año pasado y eso se debe en gran parte a la estrategia nacionalista y en gran parte también a aquellos que desde fuera han colaborado con el nacionalismo vasco.

-¿Como quienes?
-Pues toda esa gente que antes de las elecciones reclamaba un gobierno de concentración y que dejó de hacerlo cuando vieron que el PNV ganaba. Entonces se olvidaron de la concentración, de manera que lo único que querían era que el PNV estuviera en el Gobierno, que no perdiera el poder. Y que eso lo deseen los nacionalistas es lógico, pero que lo digan y lo deseen personas muy próximas al Partido Socialista o del propio partido, me parece bastante terrible.

-Quizás lo digan no tanto porque el PNV siga en el poder, sino porque lo que no quieren es que el PNV se aleje, se desenganche demasiado...
-Sí, es la teoría de que hay que integrar al PNV, que hay que cuidar al PNV. Pero, bueno, ¡si el que está mal en el País Vasco soy yo, no Arzalluz; quienes están mal son los no nacionalistas, no los nacionalistas....! Y creo que la izquierda de verdad se tiene que preocupar y cuidar al que está mal y Arzalluz no está mal.

-Pero Arzalluz sí debe estar incómodo, porque el otro día recordó que eran indomables.
-Pero ¿de quiénes habla Arzalluz? Habla de empresarios públicos, de gentes bien situadas, que viven bien, que están muy tranquilas. ¿Esos son los indomables? Me molesta no que el PNV diga estas y otras cosas; me molesta y me preocupa que sectores de la izquierda del resto de España sigan pensando que quien está mal, que el injustamente tratado, es Arzalluz y no los no nacionalistas.

Me preocupa que algunos de mi partido ayuden más a Ibarretxe que a los que no son nacionalistas y me parece grave, muy grave, que algunos no entiendan los motivos por los que luchamos. Fíjese si se entendió poco que, reitero, Arzalluz pidió mi cabeza y algunos se la entregaron.

-Probablemente los motivos sí se entendían, pero no les gustaba tanta coincidencia con el PP.
-Lo que ha pasado en Francia con Le Pen es algo que nos debería llevar a la reflexión porque ante el riesgo todos los demócratas, con más o menos gusto, se han unido para defender determinados valores que Le Pen cuestiona y pone en riesgo. A nadie se le ha ocurrido una estrategia más eficaz, ni nadie ha criticado que no la haya, porque lo que estaba en riesgo era la libertad misma. Sin embargo, hay que ver aquí la que se ha organizado porque PP y PSE, cada cual con sus siglas, con su programa, coincidiéramos en la defensa de la libertad en un país en el que nos asesinan. Ojalá el PNV hubiera hecho de la defensa de la libertad el eje de su discurso. Sobre esa base, ni tuve complejos ni me avergüenzo de haber dado la mano a Jaime Mayor. Ojalá la de Arzalluz hubiera estado entre las nuestras.

-Eso que usted ve tan claro es donde otros sitúan su gran error estratégico.
-¿Error? ¿Qué error? Fueron unos muy buenos resultados y los 250.000 votos que fueron a las urnas socialistas no se equivocaron con las papeletas del PP. Fueron papeletas para el PSE, no para Mayor Oreja. El acto del Kursal no fue una coalición política, no hubo entreguismo ni seguidismo. Aquello fue una coalición de sacrificio, de dolor, de falta de libertad. Fue la coalición que provoca el miedo a salir de casa.

-De todos modos, sí convendrá que la foto del Kursal con Sabater y Mayor Oreja pudo ser una foto que superara la capacidad de asombro de muchos.
-El asombro en todo caso debería ser por la satisfacción. Aquello fue impulsado por gentes de izquierda. Quienes acudieron, en su inmensa mayoria, eran gentes de izquierda, gentes dispuestas a ayudar al partido, porque ofrecíamos un proyecto creíble. Y estuvieron con nosotros gentes del PP y Mayor Oreja fue recibido con aplausos y yo le di la mano sin complejos, sin vergüenza y haría lo mismo con Arzalluz si Arzalluz quisiera. Lo mejor del País Vasco está en toda esa gente que defiende la libertad de manera radical, que defiende la Constitución. Y dentro de esa gente hay intelectuales y hay muchos ciudadanos anónimos y hay, sobre todo, gentes de izquierda. El problema es que se nos vayan y hay algunos que a veces hacen tantos esfuerzos para que no estén, que no lo entiendo.

-¿No cree que aquella experiencia que denomina coalición de sacrificio es irreproducible, que es un cartucho ya quemado?
-No sé lo que pueda quedar de ello. Eso lo tienen que decir los dirigentes de los partidos políticos, pero si tuviera que hacer un pronóstico diría que aquello volverá a reeditarse y me gustaría que fuera con el PNV. Hace un año no quiso entrar y ni hoy quiere estar.

-A su juicio ¿qué quiere el PNV?
-El PNV tiene un proyecto soberanista y una estrategia definida en sus compromisos electorales y ello pasa por una consulta que tendrá que ser en esta legislatura. Ante ello, yo sostengo que esta estrategia divide a la sociedad y fortalece a ETA y frente a ella la izquierda debe actuar sin complejos, con claridad de posiciones desde ahora mismo, sin miedo a las coincidencias. Los cálculos basados en el complejo, en el sí pero no, son fatales para la izquierda, no para la derecha.

-¿Existen los redondistas?
-No, al menos en el sentido que creo usted lo plantea.

-La verdad es que desde que se celebró el Congreso es como si hubieran desaparecido...
-En lo que a mí respecta, soy coherente con lo que dije. Dije que me iba y me he ido y dije que no sería un obstáculo para los que han ganado y no lo voy a ser. Quiero que tiren del carro con ligereza. Yo sé lo que es tirar del carro llevando encima a gente que estaba en contra. Ni quiero intervenir, ni voy a estar revoloteando por encima de nadie.

-O sea que Patxi López puede estar tranquilo...
-En lo que a mi respecta, desde luego, y él lo sabe. Soy incapaz de confabular contra nadie ni diez minutos. No quiero para Patxi López lo que otros quisieron y lograron de mí. Ha ganado el Congreso y ahora le toca a él tirar del carro.

«El nacionalismo está más enfadado ante la ilegalización de Batasuna que ante algunos atentados de ETA»
-Los nacionalistas afirman que es la ley de Partidos lo que va a dividir a la sociedad vasca.
-La democracia tiene la obligación de defenderse de quienes se burlan de ella. Lo que me sorprende es ver al nacionalismo más enfadado ante la posible ilegalización de Batasuna que ante algunos atentados de ETA. Nunca he visto a Arzalluz tan enfadado. Esa exhibición de mayor enfado con Garzón que con lo que ocurre, me asombra; pero lo que me parece más terrible es que desde la izquierda se produzca tanta complacencia, tanto cuidado con el nacionalismo gobernante, que además de nacionalista es más que de derechas.

-Sostienen que la ilegalización de Batasuna puede empeorar las cosas...
-No para Fernando Buesa, ni para los que saben que pueden ser asesinados. Que estas cosas las diga Arzalluz es comprensible. Lo terrible es que lo digan otras situadas en órbitas políticas bien distintas. Ese complejo de inferioridad ante el nacionalismo es patético y es ese complejo el que necesita un no rotundo.

-Así ¿adónde se va?
-El PNV sabe a dónde va; el problema es ver a dónde quieren ir los demás. Creo que desde la izquierda debemos obviar, no entrar en el debate que proponen los nacionalistas. A estas alturas de la historia, la izquierda no debe entrar en determinadas ziabogas y sí establecer posiciones claras, muy claras. Y si no lo hace tendrá muchas dificultades para ganar a la derecha.

-Esto que dice puede estresar a algunos...
-Puede que moleste que haga de adivino. A mí me molestaría acertar y acertaré si seguimos así.

La Fundación López de Lacalle califica de «cómplices» a los neutrales
JOSE GUINDO El Mundo 12 Mayo 2002

SAN SEBASTIAN. «Los neutrales son cómplices». Los integrantes de la Fundación José Luis López de Lacalle se mostraron ayer dispuestos a seguir luchando, frente a la adversidad de una sociedad que «mira para otro lado», con el objetivo de hacer patente que la defensa de las víctimas de la violencia de ETA está por encima de cualquier otro planteamiento político. Llamaron a superar el «deleznable síndrome de Estocolmo que padece Euskadi», compuesto por una sociedad «cautiva» por el miedo.

El escritor Raúl Guerra Garrido, el ex parlamentario socialista Ignacio Latierro y el presidente de la fundación, Xabier Agirrezabala, plantearon este discurso en el acto de entrega del II Premio José Luis López de Lacalle al ex consejero de cultura Joseba Arregi (PNV), que tuvo lugar ayer en la casa de cultura Ernest Lluch, de San Sebastián.

«Cuando la mitad de una población vive el día a día con el temor de que puede ser el último, plantear iniciativas como una consulta sobre una declaración de soberanía es negar el derecho a la vida», expuso Agirrezabala. Amigo y compañero militante en el sindicato CCOO del periodista de EL MUNDO asesinado por ETA hace dos años, Agirrezabala consideró que López de Lacalle es una más de las víctimas que, al expresarse desde el punto de vista de la población no nacionalista, fueron y son «conscientes de que se colocan en la lista de futuros objetivos».

«No es casualidad que estemos avanzando en el reconocimiento a las víctimas y hablando de ellas con relativa tranquilidad.Es la idea de proximidad, que nos hace percibir que muchos podemos estar en esa lista, la que nos hace pensar diferente», afirmó.Según él, el creciente apoyo a los amenazados es un mínimo elemento positivo en un camino sumido en la oscuridad, donde convencer al «nacionalismo gobernante» de la «deslegitimación de ETA y todo el entramado que la envuelve» supone todavía una «enorme tarea».

Guerra Garrido se mostró «hastiado» de que el debate predominante se centre en «hablar de lo obvio». «Hemos desmontado dialécticamente el horror del terrorismo y el nacionalismo llamado democrático por activa y por pasiva, y seguimos sumidos en un pozo», explicó.

Dos presuntos etarras roban, a punta de pistolas, dos troqueladoras y placas de matrícula
SAN SEBASTIÁN. AGENCIAS ABC 12 Mayo 2002

Dos individuos encapuchados y armados con pistolas que se identificaron como miembros de ETA se apoderaron anoche de dos
troqueladoras y 250 placas de matrícula en una empresa de Usurbil, cuyo propietario fue maniatado por los asaltantes, según ha informado la
Ertzaintza. El robo tuvo lugar a las nueve de la noche en una empresa de la localidad guipuzcoana de Usurbil. A esa hora, dos individuos con la cara cubierta por capuchas y armados con pistolas penetraron en el local y amenazaron al dueño ante el que se identificaron como miembros de ETA.

Tras atar al propietario del negocio, los miembros de ETA se apoderaron de dos máquinas de troquelar matrículas, una nueva y otra vieja, así como de 250 placas vírgenes. El material robado fue introducido en un vehículo propiedad de la empresa asaltada con el que los encapuchados se dieron a la fuga.

El asalto se conoció a las doce de la noche, cuando el hijo del propietario, alertado por la tardanza de su padre, se acercó a la empresa para ver si había ocurrido algo. Tras ser alertada la Ertzaintza, efectivos de este cuerpo policial se desplazaron al lugar para iniciar las investigaciones.

También acudió una ambulancia para asistir al empresario, ya que se encontraba muy nervioso.

Miembros liberados de ETA
La Policía cree que los dos individuos encapuchados son miembros "legales" -no fichados de la banda ETA- según informaron a Europa Press fuentes de la lucha antiterrorista.

Asimismo, consideran que los autores del robo han podido trasladar a Francia gran parte del material robado para restablecer de material el maltrecho "aparato logístico" de la banda, tras los recientes golpes asestados por la policía gala que permitieron,  además de la incautación de armas, explosivos y abundante documentación, el hallazgo de cuatro troqueladoras ocultas en vehículos y pisos alquilados por los terroristas que fueron
registrados en los últimos meses.

Entre los pasados meses de enero y febrero las fuerzas antiterroristas galas golperaron la logística de ETA con el hallazgo en distintas localidades el sur de Francia de hasta cuatro máquinas troqueladoras.

Dos troqueladoras en poder de ETA fueron descubierta por efectivos de la Gendarmería gala el pasado 26 de enero en un chalet de la  localidad de Serres Castet, cerca de Pau, donde los terroristas habían acumulado un polvorín con más de una tonelada de explosivos.

A su vez, la Policía Judicial francesa localizó una lonja en Billere, en las cercanías de Pau, en la que la banda guardaba una furgoneta y una troqueladora para falsificar matrículas.

Además, el pasado 14 de enero, un vehículo de ETA localizado a unos 40 kilómetros de Burdeos contenía en su maletero otra máquina troqueladora, se trátó de un Peugeot robado el 8 de enero de este año en Las Landas.

Por lo tanto, las mismas fuentes estiman que el robo de ayer obedece a las necesidades logísticas de la banda y además, estiman que los etarras han tenido tiempo suficiente para trasladar al otro lado de la frontera el material desde que cometieron el robo, a las nueve y media de la noche de ayer, tras acceder al interior de las instalaciones y maniatar al dueño de la empresa para darse a la fuga con el material en su poder a bordo de un vehículo de la empresa.

Aznar: "Ninguna democracia puede tolerar que haya emboscados en sus instituciones"
EFE Libertad Digital 12 Mayo 2002

El presidente del Gobierno, José María Aznar, prevé que Batasuna pueda ser ilegalizada a partir del próximo mes de junio, una vez que la ley de partidos políticos, que desea tenga el mayor consenso posible, entre en vigor en este período de sesiones.

En una entrevista que este domingo publicó el diario La Razón, Aznar considera que dentro del Estado de Derecho hay que adoptar "todas las medidas necesarias para salvaguardar nuestra democracia" y tras aclarar que "Batasuna y Eta son lo mismo" señala que "la democracia no puede aceptar santuarios institucionales que se aprovechan de las facilidades del Estado de Derecho para acabar con él". "Ninguna democracia en el mundo puede tolerar que haya emboscados en sus instituciones, grupos dedicados fundamentalmente a destruir la democracia", añade.

En referencia a la Ley de Extranjería, vigente desde hace un año, Aznar comenta que "el Gobierno está estudiando si procede a realizar reformas" en la misma y cree que "en el futuro será necesario una nueva ley sobre inmigración", al tiempo que confirma que "es cierto que el 89 por ciento de las personas que han ingresado en prisión en los tres primeros meses de 2002 eran extranjeros". Sobre la posibilidad de que se esté originando un problema de fondo en Ceuta y Melilla, Aznar señala que "el Gobierno de Marruecos tiene que poner todo su esfuerzo para que esa situación se termine cuanto antes", aunque aclara que el Ejecutivo va a cumplir "todas las obligaciones con relación a los niños marroquíes que se encuentran en Melilla".

Respecto a la inseguridad ciudadana, Aznar rechaza que "exista un problema de fondo" en este sentido, aunque sí reconoce que "existen factores como, por ejemplo, el incremento de población", por lo que asegura que el Gobierno "prepara un plan para atender esta preocupación de los ciudadanos", que contempla el aumento de las plantillas de Policía y el establecimiento de juicios rápidos.

Preguntado por la amenaza de los sindicatos de convocar una huelga general ante la posibilidad de que el Ejecutivo apruebe una ley sobre la contratación laboral, Aznar cree que no está "fundamentada ninguna reacción radical" como la llamada a una huelga general ya que asegura que "no se va a reducir una sola prestación" al desempleado y se trata de estudiar "una serie de medidas para incentivar al desempleado a que acepte el empleo". En este sentido, comenta que "el subsidio de desempleo lo tiene que recibir quien queriendo trabajar no puede, pero no quien pudiendo trabajar no quiere" y hace hincapié en que en Andalucía y Extremadura la población agraria ha bajado y el número de receptores del subsidio agrario ha aumentado y afirma que "el objetivo tiene que ser el pleno empleo".

Sobre el nombre del candidato para sucederle en las próximas elecciones generales, el líder del Ejecutivo dice que "no hay nadie descartado para ser candidato. El nombre elegido dependerá de las circunstancias del momento" y niega que tenga una idea prefigurada sobre que va a hacer a partir de ese momento".

Un año desde el 13-M, luces y sombras
La minoría del Gobierno de Ibarretxe y el empeoramiento de relaciones con el Ejecutivo de Aznar marcan el primer año de la VII Legislatura La seguridad de los ediles y la ilegalización de Batasuna centran el debate
J. J. CORCUERA/ ISABEL LÓPEZ/BILBAO El Correo 12 Mayo 2002

«El Gobierno no ha tenido iniciativa, ha administrado la prórroga del Pacto de Estella, buscando la herencia de Batasuna y ha practicado la política del humo y la apariencia». «El Gobierno vasco ha sido ajeno a los avances en la lucha contra el terrorismo. Sigue sin deslegitimar a ETA y sin dar prioridad a la falta de libertad de miles de ciudadanos».«En empleo la política es de déficit cero; el balance de diálogo social es cero y la política de relaciones laborales es sectaria, con ejemplos como la presidencia de Hobetuz».«El Gobierno vasco no ha avanzado nada en temas sociolaborales. Se han sucedido tres consejeros de Trabajo y ninguno ha hecho propuestas en políticas de empleo».«Siguen bloqueadas cuestiones como la violencia y la ausencia de una convivencia integrada. Pero estamos mejor. Hay menos crispación, igual desconfianza y algo más de comunicación».

«Seguimos sufriendo las secuelas de la operación de Estella. Han cambiado algunas formas, pero el Gobierno tiene un pie en la legalidad y otro en el disparate político». «Este Gobierno, que busca más la unidad nacionalista que estabilizar al país, ha desaprovechado un año. Y los avances en la unidad han sido por el impulso de la oposición».«El Gobierno, en circunstancias difíciles y con el acoso inmisericorde de Aznar, ha tratado de cumplir sus compromisos abriendo vías de diálogo y rebajando el clima de crispación».«La situación no ha cambiado. Los factores estructurales de Euskal Herria siguen invariables ante la negativa del PP y PSOE a encauzar salidas estables y democráticas».

«Los vascos dijimos no a ETA y a la intransigencia. Pero ETA y Batasuna continúan apostando por el asesinato y PP y PSOE hacen oídos sordos a quienes apelamos al diálogo». «Ha sido un año de tránsito entre una situación caracterizada por la crispación, la tensión y la ausencia de cualquier compromiso y la situación actual, caracterizada por un incipiente periodo de distensión y de no confrontación, que está haciendo posible la cooperación política entre los partidos y los acuerdos, como la moción en el seno de la Asociación de Municipios Vascos (Eudel). En estos meses, a pesar de las dificultades, hemos cumplido los tres compromisos que adquirí en la campaña electoral: la defensa del derecho a la vida, la apuesta por el diálogo y el respeto a la pluralidad vasca. El acuerdo con el Gobierno central sobre el Concierto Económico ha sido un aspecto positivo, a diferencia de la reforma de la Ley de Partidos emprendida por el Ejecutivo de Aznar o del reciente recurso a nuestros Presupuestos interpuesto al Tribunal Constitucional, que forman parte de la política de desestabilización que practica el Partido Popular». Dos fuerzas políticas no han asumido aún los dos mensajes del 13-M: el no a ETA de los vascos y el sí al diálogo abierto sobre el marco político y la posibilidad de cambiarlo. «Aunque hay avances, sigue preocupando la división entre los partidos, si bien se observan una mayor estabilidad institucional y esfuerzos por recomponer consensos».

Un año más
Mañana hará un año desde que la coalición PNV-EA ganara las elecciones autonómicas más disputadas de la democracia con el mejor resultado de su historia. El triunfo fue holgado -casi 600.000 votos, el 42,6%, y 33 escaños en el Parlamento vasco-, aunque inesperado por muchos dirigentes nacionalistas, que apreciaron, por primera vez, cómo el bloque constitucionalista PP-PSE se perfilaba como una alternativa creíble y con posibilidades de vencer. El tándem PNV-EA sólo superó en 20.000 sufragios y en un escaño a la suma de los dos partidos no nacionalistas.

Juan José Ibarretxe venía tocado de su anterior legislatura inacabada, un auténtico bienio negro marcado por el fracaso de Lizarra, la ruptura de la tregua de ETA y un asfixiante clima de enfrentamiento e incomunicación entre las fuerzas políticas. Los resultados electorales, con una participación superior al 80%, encumbraron a Ibarretxe como líder indiscutible del nacionalismo democrático, hasta el punto de que el centro de decisión político se ha desplazado este último año desde Sabin Etxea, sede principal del PNV, a Ajuria Enea.

Aguas remansadas
Dirigentes de todas las tendencias admitieron que las elecciones habían actuado como un «bálsamo», y las aguas de la política bajaron más remansadas durante una temporada. Pero la desconfianza y la incertidumbre sobre los verdaderos planes de los ganadores se han intensificado con el tiempo. Pese a lo abultado del triunfo electoral, el PNV nunca ha realizado la más leve autocrítica oficial sobre la etapa anterior: la experiencia de Estella, el pacto con ETA, el acuerdo de legislatura con EH y su escalada de radicalización; lo que Joseba Egibar ha definido como el «cambio de rumbo» de su partido desde el autonomismo al soberanismo.

«¿Para qué vamos a cambiar nuestro discurso y nuestra estrategia si nos beneficia?», se cuestiona un dirigente del PNV. Lo cierto es que con esa mezcla calculada de ambigüedad y radicalidad el partido de Arzalluz no sólo ganó las elecciones; también consiguió arañar más de 80.000 votos y quitar siete escaños a Batasuna; desdibujar la imagen de EA en el Gobierno vasco, llevar al redil de Lakua a los comunistas de Madrazo, provocar una crisis de identidad y de liderazgo en los socialistas vascos y dejar en una situación de mayor soledad al PP de Mayor Oreja.

La victoria electoral y la posterior incorporación de IU al Gabinete Ibarretxe no sirvieron, sin embargo, para dotar al nuevo Gobierno de una mayoría parlamentaria suficiente -el tripartito suma 36 escaños, frente a un total de 75-. La incapacidad del lehendakari para forjar una mayoría firme, como ocurrió hasta 1998, ha sido precisamente la fuente de los mayores problemas y contradicciones con los que se ha topado el Ejecutivo, y no ha evitado que algunas decisiones relevantes hayan dependido, de forma directa o indirecta, de la izquierda radical.

Pese a que Ibarretxe bautizó su segundo mandato como la «legislatura del diálogo», lo cierto es que en los primeros meses su Gobierno no consiguió acordar nada destacable. Cuestiones tan sensibles como los plenos monográficos sobre pacificación (28 de septiembre) y autogobierno (25 de octubre) resultaron un diálogo de sordos, al no estar precedidos de ningún contacto previo entre los partidos.

Fue el rocambolesco debate de los Presupuestos vascos el que dejó en evidencia la debilidad del Ejecutivo. La decisión personal del presidente de la Cámara vasca, Juan María Atutxa, de modificar el reglamento parlamentario para intentar salvar las cuentas públicas obtuvo como respuesta un boicot de la oposición en pleno, PP, PSE y Batasuna. Nacionalistas e IU acusaron a populares y socialistas de utilizar los votos de los radicales, pero poco después no pudieron impedir que la abstención interesada del partido de Otegi dejara al Gobierno con unos Presupuestos mutilados. El tripartito tampoco hizo ascos al apoyo de Batasuna a las cuentas de EITB ni al respaldo de una iniciativa del Estado de Idaho favorable a la autodeterminación.

Ararteko rana
La producción legislativa en este primer año ha sido casi nula. La designación del nuevo Ararteko, el abogado Joaquín Oquiñena, resultó rana y la reforma del Reglamento para que los parlamentarios pudieran cobrar el máximo de la pensión fue suspendida poco después de ser aprobada por su impopularidad.

Las relaciones con el Gobierno central tampoco han sido buenas, desde la gélida y única reunión entre Ibarretxe y Aznar en La Moncloa el 30 de julio. El País Vasco casi se queda sin Concierto Económico, acuerdo que sólo fue posible cuando la vicelehendakari Zenarruzabeitia cedió en su pretensión de negociar la participación vasca en los órganos de la UE. La presentación esta semana por parte de Aznar de un recurso contra los Presupuestos ante el Tribunal Constitucional abre, además, un nuevo frente jurídico con el Gobierno vasco.

Frente a las sombras, algunas luces. Las relaciones del consejero de Interior, Javier Balza, con el ministro Mariano Rajoy son excelentes, y las fuerzas democráticas admiten que se ha notado una mayor implicación del Gobierno vasco contra ETA y en favor de las víctimas. La convocatoria del lehendakari del 22 de febrero para buscar soluciones a los concejales del PSE y del PP amenazados y garantizar el máximo de democracia en las municipales de 2003 supuso un cierto rayo de luz en el túnel. Los partidos aprobaron por unanimidad una moción de Eudel contra la violencia de ETA que persigue no llegar a acuerdos con Batasuna si esta formación no la suscribe en los ayuntamientos, y en una serie de reuniones técnicas de las que se ha descolgado el PP.

Desde principios de año, la actualidad política ha girado en torno a la posible ilegalización de Batasuna, una iniciativa que ha enrarecido las relaciones entre el PP y el PSOE y que ha sido duramente criticada por el Gobierno vasco y por los nacionalistas. De llevarse a efecto podría suponer un duro varapalo para los intereses electorales del PNV y de los grupos escindidos de Batasuna, fundamentalmente Aralar. El PNV observa con preocupación, además, el posible desmarque de EA de la coalición electoral que mantienen, para crear una tercera vía con los grupos desgajados de Batasuna.

Las críticas de empresarios, intelectuales y de distintos grupos políticos y sociales sobre la «incertidumbre» que genera la falta de definición del PNV y de Ibarretxe sobre el futuro se van dilucidando con cuentagotas. El lehendakari acaba de anunciar que habrá una consulta popular, aunque sin precisar cuándo y sobre qué. En un reciente artículo Joseba Egibar se muestra más explícito: el actual Estatuto no sirve y la autodeterminación y la territorialidad son las «claves para superar el conflicto». La sombra de las municipales de 2003 planea ya sobre el horizonte político de un país sumido de forma casi permanente en una interminable campaña electoral.

Al lehendakari Ibarretxe
Carlos IBÁÑEZ QUINTANA La Razón 12 Mayo 2002

No me ha extrañado nada leer en la prensa que Vd. ha agradecido al Congreso de Idaho su petición de que se reconozca el derecho de autodeterminación al Pueblo Vasco. Si Vds. quieren la independencia, ¿por qué hablan de autodeterminación? Eran mucho más claros aquellos jóvenes nacionalistas que hace setenta años cantaban: Somos los mendigoixales / los que por el monte andamos, buscando la independencia / que España nos ha robado.
La farsa estaba muy bien preparada. Muchos obsequios a Pete Cenarrusa (que ha renegado del apellido vasco de Cenarruzabeitia) para que consiga de sus correligionarios de Idaho la petición de marras. Luego Vds., como si fueran totalmente ajenos al asunto, lo agradecen.

¿Quién es Pete Cenarrusa? Es un descendiente de vascos. Pero no es vasco; es yanki. Por eso no ha dudado en cambiar de apellido para adecuarlo a la fonética de aquel país. Actúa como yanki creyéndose con derecho a decidir cómo debe ir el mundo en el siglo XXI. Y por eso pide la independencia (dejémonos de eufemismos) para quienes no la queremos. Se inmiscuye así en los asuntos internos de un país que no es el suyo. Pero eso no le importa, porque él es americano. No me cuesta nada conocer la mentalidad de Pete Cenarrusa después de haber tratado a una muestra de americanos suficientemente significativa. Son los amos del mundo. Se creen que su país es el más perfecto. Que sus leyes son las más justas. Y por eso todo el mundo debe bailar al son que ellos marcan. Si Pete Cenarrusa conservase de vasco algo más que su medio apellido, no habría osado formular tan peregrina petición. Sería más humilde.

Por lo dicho, le puedo asegurar, Sr. Ibarretxe, que parte de la culpa de ese complejo de mesianismo, la tenemos nosotros por el papanatismo con que les admiramos. A mi fábrica, que no era mía pero yo trabajaba en ella, vinieron unos asesores americanos. Le preguntaron a uno de ellos por las dimensiones que se habían de dar a los conductores de alimentación eléctrica: «Cuanto más grandes, mejor». Fue la respuesta del «sabio» extranjero. Respuesta que se merecieron los papanatas que esperaban del mismo una ciencia que no tenía por qué poseer. De ese complejo viene padeciendo el nacionalismo vasco desde su fundación. Ya Sabino de Arana envió un telegrama de felicitación al presidente Theodore Roosevelt por haber concedido la independencia a la Cuba que nos habían robado. Acertó plenamente. Del género de independencia que los americanos concedieron tan generosamente a la Perla de las Antillas da idea la facilidad con que los cubanos cayeron en las garras del comunismo al tratar de huir del encubierto colonialismo yanki.

Cuando concluía la I Guerra Mundial, los diputados y senadores nacionalistas vascos enviaron otro telegrama de felicitación al presidente Wilson, por su decisión de dar la independencia a las naciones centroeuropeas. Acertaron también: todas ellas terminaron poco después sometidas al imperio de Stalin y de sus sucesores. Curiosamente fue el dictador georgiano el primero en mencionar la palabra autodeterminación.

Como elemento de la campaña de afiliación publicaron Vds. un pasquín animando a los vascos a inscribirse en su partido. Todo muy bien y natural si no fuera porque dicho pasquín era una imitación del que en América se emplea para reclutar soldados. En el original aparece el tío Sam con sus barbas y chistera, apuntando al espectador con el dedo índice de su mano derecha y la inscripción: «América te necesita». Para el pasquín que los suyos publicaron le quitaron las barbas, le cambiaron la chistera por una txapela y en la inscripción «América» por «Euskadi».

Por la misma época transformaron la conocidísima fotografía de los «marines» plantando su bandera en Okinawa, sustituyendo las barras y estrellas por la «ikurriña» y dotando de txapelas a los soldados. A un amigo nacionalista le comenté, a la vista de ambos carteles: «¿Muy original!». Y es que el nacionalismo vasco, de auténticamente vasco no tiene más que el nombre y la decoración. ¿Esperan Vds. que les venga la independencia de la mano de EE UU, como a Cuba?.¿Y no teme terminar en manos de un Fidel Castro, como en Cuba? Porque la huestes de Sierra Maestra ya están actuando y en las filas del MNLV hay abundancia de hijos de inmigrantes gallegos dispuestos a representar aquí, el mismo papel que el dictador comunista de La Habana.

Ibarreche ha favorecido a los medios abertzales con la publicidad institucional en 2000 y 2001
Un estudio de LA RAZÓN demuestra que el PNV ha premiado a «Egunkaria» y «Gara» En algún caso la diferencia ha sido de 51.160 euros con idénticas tiradas que las cabeceras «españolistas»
El Ejecutivo vasco ha ejercido trato de favor hacia la prensa escrita de la izquierda abertzale. Según datos del Parlamento vasco, el periódico «Egunkaria», con 33.000 lectores, recibió 168.057,8 euros por publicidad institucional en 2000 y 2001, mientras que la edición vasca de «El País», también con 33.000 lectores, obtuvo 116.897,5 euros. El «Gara», por su parte, recaudó 266.632,7 euros frente a los 429.702,7 de «El Correo Español». Sin embargo, el primero tiene un número de lectores cuatro veces inferior al segundo diario, una diferencia que no se corresponde con las distintas cantidades recibidas.
C. Zabalbeitia - Madrid.- La Razón 12 Mayo 2002

Durante los ejercicios de 2000 y 2001, el Gobierno de Juan José Ibarreche favoreció de manera muy significativa a los medios de comunicación escritos de la izquierda abertzale a través de la inserción de anuncios publicitarios sobre distintas campañas institucionales de la Comunidad Autónoma vasca. Así se desprende de los datos de que dispone el Parlamento de Vitoria sobre la contratación y adjudicación de las campañas de publicidad durante los años 2000 y 2001 de todos los departamentos del Gobierno vasco, incluida la Presidencia, a excepción de Educación, Universidades e Investigación, y de Transportes y Obras Públicas.

Los datos se obtuvieron a partir de la batería de preguntas que formuló el parlamentario del PP Carlos Urquijo sobre este asunto. Todas las consejerías respondieron a las preguntas sobre la inversión publicitaria que realizaron a lo largo de esos dos años en cada uno de los medios de comunicación vascos, a excepción de las dos citadas, Educación y Transportes. LA RAZÓN ha comprobado con estos datos que el periódico nacionalista «Euskaldunon Egunkaria» y el diario «El País» en su edición del País Vasco, ambos con 33.000 lectores según cifras del Eustat (Instituto Vasco de Estadística), han recibido un trato muy distinto del Ejecutivo vasco en lo que a inversión publicitaria se refiere.

Así, mientras el periódico «Egunkaria» recibió 168.057,8 euros (27.962.475 pesetas) por publicidad a lo largo de 2000 y 2001 de todos los departamentos del Gobierno, sin contar Educación y Transportes, la edición vasca de «El País» obtuvo sólo 116.897,5 euros (19.450.118 pesetas) en esos dos ejercicios. Es decir, «Egunkaria», con los mismos lectores que la edición vasca del diario «El País», recibió 51.160,3 euros (8.512.357 pesetas) más durante esos dos ejercicios.

El trato dado por los consejeros de Juan José Ibarreche al diario abertzale «Gara» también es muy favorable si se compara con las cifras de lectores y de ingresos por publicidad de los diarios «El Correo Español» y «El Diario Vasco».

Según los últimos datos del Eustat de 19 de febrero de 2001 ¬que cita como fuentes la Oficina de Justificación de la Difusión y el Estudio de Audiencia de Medios de la Comunidad Autónoma vasca¬, «El Correo Español» tiene 475.000 lectores, «El Diario Vasco» 309.000 y el «Gara» 109.000 lectores. Sin embargo, mientras el primero recibió en concepto de publicidad institucional 429.702,7 euros (71.496.517 pesetas) del Gobierno vasco y el segundo 368.925,9 euros (61.384.116 pesetas), el Gara obtuvo 266.632,7 euros (44.363.957 pesetas) por el mismo concepto, cuando este diario tiene un número de lectores cuatro veces inferior a «El Correo Español» y tres veces inferior a «El Diario Vasco». Es decir, que el diario proetarra se lee cuatro veces menos que el «El Correo Español» pero recibió entre el año 2000 y el año 2001 mucho más que esa proporción en concepto de publicidad institucional del Ejecutivo de Vitoria.

Por otra parte, el pasado 13 de febrero Carlos Urquijo presentó una pregunta al consejero de Vivienda y Asuntos Sociales, Javier Madrazo, de IU, con la siguiente justificación: «En respuesta remitida a este parlamentario con fecha 7 de febrero [de 2002] en relación con las campañas de publicidad de su Departamento, se adjunta una información sobre la difusión del nuevo teléfono del servicio Etxebide. Llama la atención el hecho de que, a la hora de distribuir el presupuesto entre los diferentes medios, en prensa escrita se lleva la mayor parte «Egunkaria» y en radios «Eusko Irratia». Es decir, los medios exclusivamente en euskera son, en opinión del consejero, según parece, los que mejor pueden contribuir a la difusión del nuevo teléfono de Etxebide. Hasta la fecha, salvo que el consejero disponga de algún nuevo estudio sociolingüístico, el conocimiento de euskera en nuestra Comunidad no es, ni mucho menos, mayoritario, por lo que destinar la mayor parte de un presupuesto publicitario a medios exclusivamente en euskera parece, cuando menos, un derroche. ¿Considera que gastar la mayor parte del presupuesto publicitario del teléfono Etxebide en medios que utilizan el euskera en exclusiva contribuye a una mayor difusión del número, además de suponer una administración correcta de los recursos públicos?»

Contratación directa
En la pregunta del 13 de febrero, Urquijo también le pidió explicaciones a Madrazo sobre la fórmula de contratación de la campaña de Etxebide. Urquijo le planteó: «Mientras que otros Departamentos se remiten al concurso público Publicidad Hedatu , el Departamento del Sr. Madrazo vuelve a ser el más original y contrata de manera directa mediante la fórmula de contratos menores de consultoría, asistencia y servicios y pago directo de facturas menores a 3.000 euros . ¿Considera ajustado a derecho dividir facturas y utilizar la fórmula del pago directo a facturas menores de 3.000 euros, para eludir la contratación mediante concurso público?» El 14 de marzo Madrazo contestó a ésta y a la anterior pregunta señalando que la campaña «se realizó, tal y como consta en respuestas previas ya remitidas al interesado, con anterioridad al nombramiento del actual consejero de Vivienda, razón por la cual, en esta ocasión, no corresponde a este Departamento emitir juicios de valor al respecto; sí es competencia suya, en cambio, ofrecer toda la información existente sobre esta materia, y así se ha hecho».

Recortes de Prensa   Página Inicial