AGLI

Recortes de Prensa     Sábado 25 Mayo  2002
Ser nacionalista es un chollazo
Miguel Ángel RODRÍGUEZ La Razón 25 Mayo 2002

Combatir ideas
JOSÉ MARÍA CALLEJA/ El Correo 25 Mayo 2002

Basta Ya propone que no se celebren las elecciones locales ante «la falta de libertad»
I. LÓPEZ/BILBAO El Correo 25 Mayo 2002

Arzalluz cogió su fusil
Editorial ABC 25 Mayo 2002

Detrás de Batasuna
J. A. MARTÍNEZ-ABARCA ABC 25 Mayo 2002

Oreja: “Arzalluz es el portavoz de la mentira histórica causante de una tragedia en el País Vasco
Agencias Libertad Digital 25 Mayo 2002

El TSJC deja sin efecto la exigencia del catalán a los agentes judiciales
E. BARRERA ABC 25 Mayo 2002

Las Academias del español, en pie de guerra contra los extranjerismos
TRINIDAD DE LEÓN-SOTELO ABC 25 Mayo 2002

No se ha podido consultar la edición de La Estrella

Ser nacionalista es un chollazo
Miguel Ángel RODRÍGUEZ La Razón 25 Mayo 2002

Algún día, la incoherencia se pagará cara. Por el momento, ser nacionalista es un chollazo: si el discurso de apoyo a la enmienda a la totalidad de la reforma de la Ley de Partidos Políticos lo hubiera hecho Izquierda Unida, por ejemplo ¬no digo nada si lo hubiera hecho el PSOE¬, para anunciar después que dará su apoyo la misma Ley que rechaza, las carcajadas se oirían en la Luna. Pero, ah, lo ha hecho CiU, y todo el mundo calladito porque a estos se les permite todo.

Esta veleidad de los nacionalistas, que siempre están al sol que más calienta, que unas veces se sientan para acordar el Pacto de Barcelona al mismo tiempo que quieren ser consultados en las estrategias de desarrollo nacional, tendrá que terminarse en algún momento, aunque no parece que sea pronto.

En los últimos veinticinco años han sido los niños mimados, aquellos con los que es políticamente correcto sentarse a negociar aunque no tengan ni idea de lo que están negociando, pero de lo que siempre sacan tajada. Beneficios, por cierto, que tampoco se critican aunque sean descarados.

Con la reforma de la Ley de Partidos Políticos la gracia ha estado ¬y es increíble que sea noticia- que por fin las minorías nacionalistas no han impuesto su criterio a la mayoría de la Cámara, cosa que ha debido suceder en muy contadas ocasiones. Por fin la mayoría de los diputados se han sentido «libres» de votar contra los nacionalistas sin ser acusados de fascistas.

Ahí les tienen, defendiendo el derecho de Batasuna a seguir apoyando a Eta y con la caradura de decir que son ellos los que defienden la Democracia. Y, para rizar el rizo, en el caso de los catalanistas, luego votarán a favor del Gobierno y habrá que soportar que clamen alguna recompensa por su apoyo institucional: ser nacionalista es un chollazo.

Combatir ideas
JOSÉ MARÍA CALLEJA/ El Correo 25 Mayo 2002

No hay criminales que respondan de sus actos ni mártires que carguen con su sufrimiento, todo sucede como en un estado de ligera anestesia, con una fina y mísera capa de sensibilidad tras el horror objetivo: están cometiéndose asesinatos como si fueran las travesuras de unos chicos malos; la humillación personal y el suicidio ético se aceptan como si se tratara de pequeños incidentes molestos e incluso la muerte física del mártir no provoca más reacción que un simple mala suerte ».

«Terror, fiestas y declamaciones, traición y por último, un colapso colectivo: un ataque de nervios individual y simultáneo que afectó a millones de personas».

«Los eternos combatientes, quienes a pesar de todos los horrores encontraron en la realidad de la guerra su forma de vida y siguen haciéndolo aún hoy, y las eternas existencias fracasadas , aquellos que precisamente vivieron y viven el terror y la destrucción causadas por la guerra con júbilo, como una especie de venganza contra una vida que les viene grande».

«El abatimiento de sus propios partidarios, la socavación de su propia postura, la habituación a la falta de libertad, la indefensión ideal frente a la propaganda enemiga, el traspaso de la iniciativa al adversario y, finalmente, el fracaso en el momento en el que todo se agudiza y pasa a consistir en una mera cuestión de poder».

«Ladrones y asesinos que actuaban como policías en pleno ejercicio de la autoridad del Estado tratando a sus víctimas como criminales, objetos de su desprecio y condenados a muerte de antemano».

«Este tipo de terror tenía la ventaja de que, según fuera el caso, uno podía encogerse de hombros compasivamente y hablar de las tristes e inevitables circunstancias inherentes a toda revolución ».

«La razón más sencilla y, con sólo profundizar un poco, la más intrínseca en la mayoría de los casos fue el miedo. Golpear para no pertenecer al grupo de los golpeados».

«A nadie se le escapa que toda esta evolución no deja de ser un proceso natural, es más, en realidad forma parte del funcionamiento psicológico normal y sirve para explicar lo inexplicable casi por completo. Lo único que queda pendiente de aclaración es la ausencia absoluta de eso que tanto en una nación como en una persona se denomina raza : un núcleo sólido, inmune a la presión y a la fuerza de atracción externas, cierto vigor noble, una reserva intrínseca de orgullo, convicciones firmes, seguridad en uno mismo y dignidad, capaz de ser movilizada llegado el momento».

He hecho la prueba de leer alguno de estos párrafos a amigos y compañeros, todos ellos me han dicho que se referían a la situación que se vive hoy en el País Vasco. Es verdad, pero no han sido escritos ahora, fueron escritos por un periodista alemán llamado Sebastian Haffner y se refieren a los años que van desde la Primera Guerra Mundial hasta 1933; es decir, los años en los que se fraguó el auge del nazismo, los años en los que los ciudadanos de un país con fama de culto se encogieron de hombros ante el crecimiento de la bestia, los años de la fascinación provocada por unos criminales que hipnotizaron, que clausuraron como ciudadanos a tantos alemanes. Se pregunta Haffner qué es lo que pasó para que un país, en el que en un principio ningún habitante se hubiera atrevido a pedir fuego por la calle a un sujeto despreciable como Hitler, terminase vitoreándole, votándole, jaleándole en su exterminio industrial de los judíos. Haffner tiene una explicación: la fascinación que produce la bestia, el efecto narcótico que provoca el criminal entronizado.

Se podían haber seleccionado aún más frases, todas ellas del mismo tenor, todas ellas abrumadoramente hirientes, punzantes para demostrar la capacidad inagotable del ser humano de reincidir en el error. Todas ellas están contenidas en un libro insoslayable: Historia de un alemán. Memorias de 1914-1933 , escrito, como digo, por Sebastián Haffner y publicado por la editorial Destino.

En algunos sectores de nuestro país ha cuajado ahora la idea según la cual no se pueden perseguir ideas. La idea que establecía que las mujeres son seres inferiores y, por tanto, no tenían derecho a voto, fue combatida hasta lograr que las mujeres voten; la idea que determina que a ciertas mujeres africanas se les debe rebanar el clítoris debe ser combatida y perseguida hasta su destierro. La idea que establece que los negros, judíos y lo que se quiera añadir deben ser perseguidos y, en su caso, aniquilados, debe ser combatida. La idea, en fin, de que los llamados despectivamente españoles deben ser asesinados, metidos en la clandestinidad o expulsados de su tierra, como de hecho ocurre desde hace treinta años a manos del terrorismo nacionalista en el País Vasco, debe ser combatida, perseguida con todos los instrumentos que ponga a mano el Estado de Derecho y con la fuerza de las convicciones y la dignidad personal de la que habla Haffner y que tanto escaseó cuando Hitler asomaba por el horizonte.

Basta Ya propone que no se celebren las elecciones locales ante «la falta de libertad»
Pedirá la presencia de observadores europeos y promoverá movilizaciones
I. LÓPEZ/BILBAO El Correo 25 Mayo 2002

La iniciativa ciudadana Basta Ya considera que la falta de libertad impuesta por ETA no permite celebrar unas elecciones municipales democráticas en Euskadi, por lo que plantea que los comicios no se celebren hasta que no se garantice a todos los partidos políticos la posibilidad de presentar listas en los pueblos donde deseen concurrir. «Sabemos que este pronunciamiento es testimonial, que no tendrá efectos, pero debemos decirlo», declaró ayer a este periódico el portavoz del colectivo, Carlos Martínez Gorriarán.

Unas 300 personas se reunieron ayer en San Sebastián para reflexionar sobre el posicionamiento de Basta Ya ante cuestiones como las elecciones municipales, la ilegalización de Batasuna o el anuncio del lehendakari de convocar una consulta popular sobre el derecho de autodeterminación.

Los asistentes, que apoyan la ilegalización de la formación radical, se hicieron eco de los problemas que tendrán PP y PSE-EE en el País Vasco para completar o incluso elaborar candidaturas de cara a las elecciones municipales del próximo año, sobre todo en los pueblos pequeños. «Que un partido no pueda presentar una lista o que tenga que hacerlo con personas que no son del pueblo, que no conocen a los votantes, por la falta de libertad, porque ETA asesina a concejales, refleja que aquí no se dan las condiciones para celebrar unas elecciones», explicó Gorriarán.

De persistir esa coyuntura, Basta Ya defiende que no haya comicios, una postura que transmitirán a los partidos políticos en las próximas semanas. Además, proyectan promover movilizaciones ciudadanas y pedir la presencia en Euskadi de observadores de instituciones europeas para que comprueben los efectos del terrorismo de ETA.

No a la consulta popular
En cuanto a un posible referéndum, la plataforma considera «intolerable» que Juan José Ibarretxe «siquiera lo plantee». «Es incomprensible que un lehendakari promueva esa cuestión cuando la defensa de una de las posiciones implica que los ciudadanos se jueguen la vida. Por eso, la consulta no debe celebrarse», precisó el portavoz.

Basta Ya volverá a reunirse en unas semanas para concretar sus futuras actuaciones, entre ellas la celebración de una manifestación, posiblemente a finales del verano, que conjugue en su lema el rechazo «al nacionalismo étnico y los proyectos excluyentes» y la defensa de la libertad. «Reivindicamos la figura de la ciudadanía en el combate por la falta de libertad y democracia en este país», declaró Carlos Martínez Gorriarán.

Arzalluz cogió su fusil
Editorial ABC 25 Mayo 2002

DE no ser porque las consecuencias de sus amenazas pueden acarrear secuelas muy peligrosas, las últimas palabras de Xabier Arzalluz en las que ha decidido declarar «la guerra» al PP y al Gobierno, habría que incluirlas en cualquier enciclopedia médica, y más concretamente en el tomo en el que se traten los trastornos psiquiátricos agudos. Pero además de para comprobar que la nueva ley de Partidos es un acierto rotundo que mella y hiere al nacionalismo independentista, el análisis de esta nueva soflama ha de superar necesariamente el componente de costumbre con el que la sociedad acoge ese lenguaje de pendencia tabernaria que exhibe a diario el presidente del PNV. Es muy grave que Arzalluz se pronuncie en esos términos y que afirme que los nacionalistas «responderán con la guerra al PP». Más aún cuando la inconsciente (o quizás consciente) bravata proviene de un personaje que se ha erigido en abogado defensor de Batasuna, «comando político» de una banda terrorista con casi un millar de asesinatos a la espalda. ¿Cómo ha de acoger un etarra este mensaje bélico?

Resulta desolador que quien ocupa la dirección de un partido con responsabilidad gobernante sea, sin duda, el dirigente más irresponsable de todo el panorama político y quien, desde la legalidad, más erosiona la ya maltrecha convivencia en el País Vasco. A la voz del Parlamento, Arzalluz responde con palabras de guerra. Hace tiempo que entabló batalla contra el sentido común; ahora parece que quiere ampliar al oponente político sus «hazañas bélicas».

Detrás de Batasuna
Por J. A. MARTÍNEZ-ABARCA ABC 25 Mayo 2002

Hay no pocos tibios que oponen para no ilegalizar Batasuna el que no sólo se coloca fuera de la ley su parentesco con el Terror, sino sus ideas políticas, y que es empeño antidemocrático querer ilegalizar unas ideas. Falso. Las mismas ideas abertzales de batasuna las defienden los demás partidos nacionalistas, y las marxistas-leninistas y nostálgicamente albanesas, los remanentes más rupestres de Ezker Batua. Así, las ideas batasunas (las no criminales, o mejor, las menos criminales) siguen quedando reconocidas y amparadas no sólo por el estatuto, sino por la Constitución. Sólo se aísla y combate el otro elemento que compone Batasuna: a lo que llevan esas ideas una vez unidas con el tercer ingrediente, la acción.

Una democracia tiene que permitir todas las ideologías, incluso aquellas que buscan su destrucción por las armas, siempre que se queden como ideologías. Pero esto es, siempre, una falacia. Quienes buscan la destrucción sangrienta del Sistema nunca se quedan en el terreno de la ideología y la tranquila domesticidad. Es una contradicción en los términos. Carecen de sentido sin la acción directa. En los escaños, en la oposición, en las comisiones los totalitarios y violentos se marchitan de tedio. En algunos países están prohibidos los neonazis, pero porque en sí mismos no se conforman con emitir sus repugnantes proclamas: quieren además aplicarlas, y lo hacen en cuanto tienen oportunidad. No son indignantes teóricos. Son vulgares delincuentes comunes. No tiene sentido que se ilegalice Batasuna si continúan campantes los múltiples hechos en que ésta se ha venido manifestando habitualmente, desde herrikotabernas donde no se hace otra cosa que apología del terrorismo acompañado de vino ácido a fiestas con globitos para la infancia donde la payasa es asesina.

Va a haber que pensar si ciertos tipos de música que directamente ensalzan el asesinato de policías (parte del rock radikal vasco) o las nociones fétidas de historia de España que mueven sin tonterías al enfrentamiento van también por necesidad en el mismo saco y quedan, lógicamente, fuera de la ley. No sólo es música y no sólo es docencia. Son llamadas urgentísimas a la acción, esto es, al delito. Con la ley de Partidos, no sólo se tiene que quedar la cosa en quitarles la paga parlamentaria a los batasunos por hacer el vago o por dedicarles títulos de hijos adoptivos a facinerosos convictos

Oreja: “Arzalluz es el portavoz de la mentira histórica causante de una tragedia en el País Vasco"
Agencias Libertad Digital 25 Mayo 2002

El presidente del Grupo popular en el Parlamento vasco, Jaime Mayor Oreja, se ha referido a las declaraciones del presidente del PNV, Xabier Arzalluz, sobre la “declaración de guerra” que el Gobierno de Madrid le estaría haciendo a Vitoria si aprueba la Ley de partidos. Para Mayor Oreja, esas guerras que se inventa Arzalluz son el reflejo de la “mentira histórica” que ha causado “una tragedia en el País Vasco”.

El presidente del PNV, Xabier Arzalluz, dijo días atrás que el PP está "en guerra" con su partido y que "a la guerra política se le responde con guerra política, que es lo que tenemos que hacer nosotros". Se refería a la aprobación de la Ley de partidos políticos, que facilitará la ilegalización de Batasuna. Por su parte, Jaime Mayor Oreja ha dicho en Radio Nacional que “una mentira histórica es lo que ha provocado la tragedia en el País Vasco y Arzalluz fue ayer (por este viernes) el portavoz de la mentira, de lo que no es la ley de partidos, de lo que no es el PP, ni el Gobierno, y es el retrato de la mentira histórica que tanto daño ha producido en el País Vasco".

El presidente del grupo parlamentario popular vasco recordó que el próximo día 31 acudirá a la reunión convocada por el lehendakari, aunque, dijo, "no sé qué significado tiene la guerra para Arzalluz y al mismo tiempo ésta convocatoria de reunión de Ibarretxe", y manifestó que su partido asistirá a ese encuentro "con el ánimo de decir lo que pensamos, no nos vamos a callar en lo que son convicciones muy profundas". "Defenderemos la ley de partidos e insistiremos en el error histórico que está cometiendo el nacionalismo vasco de aislarse por no saber romper suficientemente con el mundo que rodea a ETA, como si le necesitase", añadió Mayor Oreja.

En cuanto a la ilegalización de Batasuna que podría promoverse tras la aprobación de la Ley de partidos, Mayor Oreja dijo que ETA "tiene la oportunidad histórica para demostrarnos a todos" que la nueva Ley "no ilegaliza a la izquierda abertzale". "Teóricamente, lo que hace (la ley) es ilegalizar conductas de aproximación al terrorismo, pero si ETA dejase de matar no hay ley ni tribunal que haría nada para la ilegalización de nadie", aseguró. Para el dirigente del PP, "toda la presión social en estos momentos, tras el conocimiento de esta ley, debería centrarse en ETA. Ni la ley, ni los partidos, ni el Gobierno deben ser objeto de presión, sino ETA, porque la pelota está en el tejado de los violentos".

El TSJC deja sin efecto la exigencia del catalán a los agentes judiciales
E. BARRERA ABC 25 Mayo 2002

Dos sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) recuerdan a la Generalitat que «la discriminación positiva de la lengua no puede mermar ni lesionar los derechos individuales de los ciudadanos» y cancelan por tanto dos apartados de un decreto de la Generalitat por el que se exigía acreditar un conocimiento catalán medio al escalafón interior de Justicia.

BARCELONA. El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha vuelto a dar un revés a la política lingüística de la Generalitat después de dejar sin efecto parte de un decreto aprobado por el gobierno catalán que exigía los auxiliares y agentes judiciales interinos un conocimiento del catalán medio para acceder a la plaza. En sendos fallos judiciales, que estiman parcialmente recursos presentados por el sindicato UGT, el Alto Tribunal catalán hace referencia a la «quiebra del principio de proporcionalidad necesariamente exigible» al marcar determinados baremos a los funcionarios que parten con las mismas opciones.

Asimismo, recuerda que «la discriminación positiva de la lengua catalana, en razón a ser la débil e históricamente perjudicada en el ámbito territorial de la Comunidad Catalana, ha de llevarse a cabo en términos de racionalidad que no lesione o merme derechos individuales de los ciudadanos». En este mismo sentido, las resoluciones judiciales hacen referencia a normativa anterior del Tribunal Constitucional en la que se aboga por «no utilizar la exigencia del conocimiento del catalán de manera irrazonable y desproporcionada en las convocatorias y concursos de funcionarios».

El decreto objeto de polémica, que exigía el certificado B de catalán (conocimientos elementales de la lengua) y el C (medios) a los escalafones inferiores de la Administración de Justicia y que fue promulgado en febrero de 2001, fue objeto inmediato de críticas que desembocaron en la presentación de numerosos recursos por parte de las agrupaciones de trabajadores que criticaron trato discriminatorio. En sucesivas sentencias, el TSJC estimó los recursos y eliminó por «excluyente y excesivo» el apartado de la normativa del Govern que exigía un nivel alto de catalán y la obligación de empadronarse en la comunidad para acceder a una plaza.

Derechos fundamentales
El Departamento de Justicia de Cataluña, que dirige Josep Guàrdia, restó ayer importancia al último fallo en contra, ya que el decreto ya no está vigente, no es necesario el empadronamiento y a los agentes judiciales no se les exige acreditar conocimientos del catalán, mientras que a los auxiliares y a los oficiales se pide el certificado B. Sin embargo, fuentes judiciales dotaron de importancia las sentencias, ya que proceden de una instancia, la Sala Segunda de lo Contencioso-Administrativo que falla sobre aspectos relacionados con los derechos fundamentales de las personas.Desde la Conselleria también se subrayó la importancia de un voto particular emitido por una magistrada del TSJC, que discrepa con la sentencia y concluye que la exigencia de conocimientos medios de catalán «no quebranta el principio de proporcionalidad»

Las Academias del español, en pie de guerra contra los extranjerismos
TRINIDAD DE LEÓN-SOTELO ABC 25 Mayo 2002

MADRID. Durante los últimos cinco días se ha trabajado intensamente en la Real Academia Española. ¿Motivo? El Diccionario Panhispánico de Dudas, que se espera que esté publicado para 2004. A las reuniones han acudido representantes de la RAE y de las Academias del español en América.

Víctor García de la Concha, director de la Española, explicaba ayer -con una satisfacción que puede hacerse extensiva a todos los que han participado en las jornadas-, que se trata de un proyecto muy ambicioso que, en un principio, a muchos no les parecía viable, cuando «no sólo resulta que lo es, sino además con facilidad».

Falsos comentarios
Uno de los puntos más destacados entre los tratados durante el importante encuentro de académicos es el que hace referencia a los extranjerismos que se van colando entre las palabras españolas y se usan como algo normal. La decisión tomada es drástica: se restringirán al máximo mediante una serie de procedimientos. Algo que lleva a don Víctor a salir al paso de comentarios que siguieron a la aparición de la última edición del Diccionario de la Academia, según los cuales se había abierto la mano a los extranjerismos: «Se han registrado en cursiva 222 términos de entre 85.000 entradas, y de esa cifra hay que restar las nomenclaturas internacionales técnicas o los términos de las lenguas indígenas americanas, de modo que la cifra se reduce a unas 150 como máximo».

Así pues, no existe cambio de actitud o contradiciones que valgan. García de la Concha habla de que «todos los idiomas en todos los tiempos han usado préstamos lingüísticos y así, en el español hay miles de galicismos o de términos procedentes del italiano o el alemán, aunque ahora lo que abunda son los ingleses». Pero que suceda no quiere decir que haya que aceptarlo sin más ni más, porque, como informa el director de la RAE, el préstamo es innecesario, porque en español existe una palabra que dice exactamente lo mismo. Estos casos se abolirán sin más ni más, pero hay, en su opinión, un segundo grupo de extranjerismos «que pueden tener una adaptación gráfica o fonética», y cita los casos del antiguo «foot-ball» hoy transformado en «fútbol» o de «meeting» convertido en «mitin». Se refiere aún a un tercer grupo constituido por los casos en los que haya que buscar un término equivalente. Estos problemas van a solucionarse en el Diccionario Panhispánico de Dudas que, como queda dicho, va a adoptar una posición beligerante en lo que se refiere a los extranjerismos, siguiendo esa norma académica de «limpia, fija y da esplendor», porque, como explica don Víctor, es necesario defender la pureza del idioma.

Dilemas lingüísticos
La importante obra aparecerá en dos versiones, una para quienes deseen resolver los dilemas lingüísticos de modo más detallado y otra para aquéllos que busquen una solución corta y rápida. Hay ya 2.000 registros dispuestos y otros tantos preparados para discutir desde ahora y hasta finales de 2003. Se han estudiado 200 extranjerismos, a los que seguirán otros 200. El Diccionario contará con unas 7.000 entradas con decenas de casuísticas y dando ejemplos tomados de los autores más importantes de nuestro idioma, algo que permite decir al director de la RAE que está basado en un habla contrastada.

Recortes de Prensa   Página Inicial