AGLI

Recortes de Prensa     Domingo 23 Junio  2002
A movilizarse tocan
FERNANDO SAVATER  El Correo 23 Junio 2002

Clima de amenaza y paisaje de destrucción
Impresiones El Mundo 23 Junio 2002

ETA no empaña los logros de la Cumbre
Editorial ABC 23 Junio 2002

Europa: innovación democrática
Luis GONZÁLEZ SEARA La Razón 23 Junio 2002

La lucha contra el terrorismo se incluirá en la nueva política de seguridad y defensa de la UE
EFE Libertad Digital 23 Junio 2002

La banda nutre sus nuevos grupos con 70 jóvenes de «kale borroka»
D. M. / J. P. ABC 23 Junio 2002

ETA continúa su ofensiva con un coche bomba en Santander y un artefacto en Mijas
BEATRIZ BENÉITEZ / LORENA RUIZ ABC 23 Junio 2002

La Generalitat propone que se pague más a los profesores universitarios que enseñan en catalán
Á. MARÍN ABC 23 Junio 2002

Tratan de linchar a dos jóvenes que gritaron Gora ETA tras el ataque
El Correo 23 Junio 2002

Educación intercultural
Alicia Delibes Libertad Digital 23 Junio 2002

ETA recupera a media docena de etarras huidos en México para su nueva campaña
O. B. DE O./BILBAO El Correo 23 Junio 2002


A movilizarse tocan
FERNANDO SAVATER/CATEDRÁTICO DE FILOSOFÍA DE LA UNIVERSIDAD COMPLUTENSE El Correo 23 Junio 2002

Uno de los aspectos más inaguantables de la inaguantable situación que vivimos hoy algunos en el País Vasco es tener que soportar la magnánima preocupación por nuestra triste suerte de quienes afortunadamente no la comparten (a muchos de los cuales pudimos ver el día 15 manifestándose por las calles de Bilbao en compañía de Batasuna y otros cómplices del crimen). Dignos y conmovidos, dicen a todas horas que se sienten solidarios con lo mal que lo pasan los amenazados. Ellos, en cambio, no lo pasan mal, ya tienen buen cuidado: ni siquiera padecen personalmente por ver la libertad política de sus vecinos conculcada, lo que convierte la suya en una farsa o en colaboración con la tiranía. Sienten lo que les pasa a los otros, pero no sacan ninguna conclusión política aprovechable de lo que de rebote les pasa a ellos y de lo que ellos representan en semejante contexto. Ni siquiera parecen comprender la legitimidad que la inicua persecución concede a las ideas de los perseguidos: siguen aceptando el discurso oficial del nacionalismo que tacha las opiniones españolistas de fascistas, franquistas, antivascas y por tanto aún peores que las de quienes matan en nombre de las suyas. Los nacionalistas odian el delito (no ser nacionalista) pero compadecen al delincuente. Y por supuesto comprenden las doctrinas del verdugo, aunque desaprueben sus prácticas. ¡Qué hipocresía tan indecente o qué indecente cinismo!

Los más hábiles se excusan diciendo que ellos están en la trágica pinza de dos maniqueísmos contrapuestos. No son ni pobres ni ricos, son todo lo contrario. Pero resulta que el maniqueísmo nacionalista está muy claro y a la vista, mientras que el otro es un invento para contrapesar el primero. Aquí hay asesinados por no ser nacionalistas, no asesinados por serlo; hay quien quema banderas constitucionales españolas, pero nadie quema ikurriñas; hay quien dice que los vascos sólo deben hablar euskera, no quien dice que sólo deban hablar castellano; faltan curas para oficiar responsos en memoria de Ordóñez o de otras víctimas del terrorismo, nunca para rezar por el eterno descanso de los caídos en la noble tarea de poner una bomba a sus vecinos; hay jerifaltes que declaran no vascos (meros miembros de la CAV ) a quienes no son nacionalistas, pero no al revés; sobre todo, abundan los que rechazan la Constitución por antidemocrática aunque acepten la protección que ofrece a sus derechos civiles, pero nadie, que yo sepa, exige suspenderla para que se vean privados de ellos quienes no matan ni justifican o ayudan a los que matan, cualesquiera que sean sus ideologías. De modo que aquí sólo hay un maniqueísmo de dirección única y obligatoria, no dos: que se inventen otra excusa.

A fin de cuentas, a los nacionalistas les dan mucha pena los amenazados, pero aún les resultaría más penoso renunciar a la ventaja política que supone para ellos no estarlo. Por eso la única solución al conflicto que proponen puede leerse así: cuando todos seamos más o menos nacionalistas, nuestros males se acabarán. Entonces Euskadi será una sociedad realmente plural, formada por nacionalistas ardientes, templados y del tiempo. Woody Allen ha dicho que el sexo con amor es lo mejor de todo, pero que el sexo sin amor es lo segundo mejor, inmediatamente después. Los nacionalistas predican que el independentismo (o soberanismo, tanto da) sin tiros ni bombas es lo mejor de todo, pero lo segundo mejor es el independentismo aunque haya tiros y bombas.

Por eso Ibarretxe insiste en mencionar una y otra vez lo de la consulta popular sobre la autodeterminación y Arzalluz llama a movilizarse por la independencia para dentro de dos o tres legislaturas, Dios y monseñor Uriarte mediantes. Ya sabemos lo democrática que sería semejante consulta hecha hoy o el día siguiente a un cese más o menos condicional de la violencia. Tan democrática como ese referéndum convocado por Fidel Castro a favor del socialismo, en la que atreverse a votar negativamente o a no votar es una opción no más cómoda que la de los mártires cristianos que elegían democráticamente los leones en lugar de rendir pleitesía al emperador. Que hagan ese referéndum o que no lo hagan es lo de menos: lo significativo es que les siga pareciendo algo muy aceptable -«¿qué hay de malo en ello?», dice el lehendakari- mientras que en cambio ilegalizar a quienes justifican o encubren la violencia les resulta un absurdo y un abuso que deja sin voz legal a los respetables cómplices de los asesinos.

Que Arzalluz movilice a su clientela me parece muy bien, hasta resulta envidiable. Muchos otros también querríamos movilizarnos: no sólo contra el amparo institucional y pseudodemocrático al terrorismo, sino claramente contra la chaladura independentista y el nacionalismo obligatorio. Pero esta movilización es más difícil, porque va contra el poder que efectivamente opera en el País Vasco, que no es Aznar y el Ejército español, sino Ibarretxe y ETA. ¿Habrá quien se atreva, a pesar de todo? En el momento de acabar este artículo, escucho que un futbolista de nombre y apellido vascos criado en Castellón acaba de marcar el gol que permite a la selección española pasar a cuartos de final. Por la ventana del patio me llegan los gritos del entusiasmo popular. Siento un cierto alivio. Tengo la impresión de que a Otegi y Arzalluz todavía les queda bastante por sufrir. Y mucho por aprender.

Clima de amenaza y paisaje de destrucción
Impresiones El Mundo 23 Junio 2002

ETA quiso dejar su huella de terror también en el último día de la cumbre europea, haciendo estallar ayer un coche bomba cargado con entre 30 y 40 kilos de explosivos en Santander y un paquete en Mijas. Al igual que sucediera el viernes, los terroristas avisaron y no se produjeron víctimas porque la Policía desalojó la zona. Las explosiones de Fuengirola, Marbella, Zaragoza, Mijas y la capital cántabra indican que ETA ha puesto toda su carne en el asador con el fin, como dijo Aznar, de «crear en torno a la Cumbre de Sevilla un clima de amenazas y un paisaje de destrucción».Los atentados han sido obra de dos comandos: el Vizcaya, responsable de las bombas de Zaragoza y Santander, y otro con sede en la Costa del Sol. No cabe duda de que los terroristas han alcanzado el fin de tenebrosa notoriedad que pretendían, puesto que los medios de comunicación europeos han estado pendientes de lo que sucedía en España. Pero, como bien dijo ayer el consejero de Interior vasco, Javier Balza, poniendo bombras ETA sólo logrará «que Europa tome conciencia de que hay que acabar con ella».Las contundentes declaraciones de los dirigentes europeos en Sevilla acreditan que la lucha contra la banda no es sólo un objetivo español, sino común a toda la UE. Sin embargo, la inquietante capacidad etarra para poner coches bomba de Norte a Sur tiene que obligar a las Fuerzas de Seguridad a redoblar sus esfuerzos para descubrirles antes de que puedan actuar.

ETA no empaña los logros de la Cumbre
Editorial ABC 23 Junio 2002

ETA prosiguió con su oleada de atentados -cinco en dos días- «dedicada» a la Cumbre de Sevilla. Ayer fue en Mijas y Santander (con un paquete y un coche bomba, respectivamente) donde los terroristas quisieron aprovechar el foco informativo que representa la reunión de la UE para hacer propaganda con el único método que conocen: sembrando la destrucción. Pero además estos atentados sirvieron para que los líderes comunitarios reafirmaran su compromiso frente al terror, una amenaza respecto a la que se sienten concernidos porque agrede al sistema de valores que han hecho de Europa un espacio libre y democrático, una realidad que muchos vascos no pueden disfrutar. Aznar reiteró al cierre del Consejo que «los terroristas no tienen cabida en Europa, y que Europa los combatirá con toda su energía».

Tradicionalmente, el nacionalismo vasco ha tendido a «internacionalizar el conflicto» y por eso no ha dudado en trasladar a Europa su particular, y ciertamente estrábica, visión sobre el asunto en busca de comprensión. Tras cinco atentados en 48 horas, los jefes de Gobierno de la UE se van sabiendo que se trata de un conflicto yermo de contenido político y que se circunscribe a una siembra indiscriminada del terror, de norte a sur. Y se marchan además con la sensación de que no sólo se trata de un problema español, pues tras el 11-S ya ha sido metabolizado como un problema europeo.

Estos atentados también suponen un contratiempo para las «aspiraciones nacionalistas», que para los Quince tienen ahora la cara de ETA. Esta es, en buena parte, la explicación al aislamiento que las tesis del nacionalismo vasco sufren en la esfera internacional. Y como nuestros socios no digieren el trágala del «conflicto político», la causa soberanista habrá de conformarse con el estrafalario respaldo de personajes como Bonafini, Cenarrusa o Cossiga. Entre este trío y el que forman Chirac, Schröder y Blair, con el acompañamiento del resto de los líderes europeos, no hay comparación posible. Todos ellos han mostrado su compromiso contra el terror en Sevilla.

En otros capítulos tratados en esta Cumbre no hay tanta afinidad. Pese a que la cita terminó ayer con los objetivos cumplidos y el consecuente éxito de la Presidencia española, se están haciendo visibles algunas dudas en el proyecto europeísta por los miedos y actitudes egoístas que maniatan a ciertos líderes, que condicionan su compromiso europeo a los problemas domésticos. Se ha puesto de manifiesto en el Pacto de Estabilidad, adulterado en el último Ecofin por Francia y Alemania por su falta de voluntad política para lograr el superávit presupuestario en 2004.

SE trata de un marco de autodisciplina del que se dotaron los Quince y del que depende la estabilidad del euro y de la política monetaria. París y Berlín se han declarado incapaces de cumplirlo y lo condicionan a lograr un ritmo de crecimiento muy alto. Chirac ha heredado de Jospin un déficit de 40.000 millones de euros y además ha prometido bajar los impuestos y aumentar el gasto en algunas partidas. Schröder no logra atajar el paro e incrementará el gasto público si gana las elecciones de septiembre. Y su rival socialcristiano, Stoiber, favorito en los comicios, considera imposible que Alemania alcance el equilibrio presupuestario. Por tanto, el Pacto de Estabilidad corre el riesgo de que se flexibilice o que se aplacen sus exigencias a 2007 por las urgencias domésticas de los dos grandes, un agravio comparativo para los países que, como España, se han apretado el cinturón durante años hasta alcanzar el déficit cero.

La ampliación ha revelado también que la disputa sobre los costes económicos se está imponiendo a la voluntad política. La actitud española en este asunto ha sido ejemplar -así lo han reconocido los Quince- al imponer al Consejo el compromiso de cumplir el calendario para que diez candidatos sean admitidos en 2004. Pero la intransigencia de Alemania, Holanda, Gran Bretaña y Suecia ha provocado que se cierre en falso la toma de una posición común sobre el capítulo de la agricultura, cuya resolución está en manos de la Presidencia danesa. Los plazos se tirarán por la borda si la financiación agrícola no se arregla antes de noviembre (las negociaciones de adhesión deben terminar antes de fin año), con las elecciones alemanas de por medio y la incógnita de quién gobernará allí. La ampliación es un buen negocio para las dos partes y un deber histórico hacia los países del Este. Y es una pieza indispensable para que una docena de países participen en una Europa cohesionada, democrática y próspera que desterraría los fantasmas del pasado, como ha ocurrido en los Balcanes.

LA Presidencia española ha conseguido que los Quince respondieran con prontitud al problema de la inmigración ilegal. Sevilla ha alumbrado un plan de acción con un calendario que compromete a la UE a pactar antes de dos años una verdadera política de asilo, visados, control de fronteras e inmigración común, asuntos que se han convertido ya en la prioridad de la política exterior europea. El esfuerzo de España para alcanzar este compromiso ha sido encomiable y ha dado sus frutos.

Pese al atasco del eje franco-alemán y ciertos tics euroescépticos, la Cumbre ha culminado de forma más que satisfactoria una Presidencia repleta de obstáculos. España ha aportado ideas audaces y siempre ha llevado la iniciativa con gran energía. El semestre, por tanto, ha sido muy beneficioso para el conjunto de la Unión, ha añadido prestigio a una España dinámica, diligente y moderna y ha confirmado a Aznar como un líder en alza.

Europa: innovación democrática
Luis GONZÁLEZ SEARA La Razón 23 Junio 2002

La cumbre de Sevilla ha propiciado una presencia casi ubicua de Europa y sus problemas en todos los espacios. Se ha debatido mucho y se han adoptado una serie de importantes acuerdos y proyectos de futuro, ampliamente difundidos y urgentemente enjuiciados. Habrá que volver sobre ello, con el sosiego indispensable para evaluar críticamente, al margen de las descalificaciones y las loas de la demagogia partidista, lo que se ha conseguido en Sevilla. Hoy, sin embargo, a la vista de lo ocurrido en ésta y otras cumbres, debe destacarse la mala tradición de mezclar en los debates cuestiones sin duda importantes, como es el caso de la inmigración, que tienen un carácter más coyuntural y específico, con planteamientos de fondo de la estructura y del gobierno de la futura Europa. En esa estructura reside la clave de la actual aventura europea y es preciso dejar las cosas claras antes de proceder a la próxima y necesaria ampliación.

La confusión que reina en torno a la concepción política de Europa es notoria. Hay muchos que siguen hablando de los EE UU de Europa o de la Federación europea, como si estuviese en marcha un proceso para alumbrar un nuevo Estado-nación, que repitiera en la historia el modelo norteamericano.

Pero esta idea ¬que era comprensible que la defendieran en los siglos XIX y XX europeístas como Victor Hugo, Carlos Cattaneo, Coudenhove¬ Kalergi, Madariaga o el propio W. Churchill¬ no tiene hoy vigencia alguna, con el Estado-nación en crisis de soberanía y de capacidad de gestión. Se suele argüir que Norteamérica sigue siendo un Estado-nación que funciona bien en el marco de la globalización. Pero se trata de un Estado-nación que constituye el centro de un sistema imperial, mantenido desde la supremacía militar y de la hegemonía política mundial.

No es pensable una federación europea con pretensiones imperiales, y es absolutamente propio de un catetismo aldeano y miope hablar de una Europa federal de las regiones, que sólo se explica desde una ignorancia enciclopédica de las actuales coordenadas políticas del mundo. Sin embargo, la inviabilidad actual de unos EE UU de Europa con poder militar y político no es excusa para demorar una Europa política, construida mediante un sistema de instituciones democráticas, más allá de la vieja concepción del Estado Nación. Hay que dar plena legitimidad a las decisiones de la UE y hay que superar esa especie de dualismo institucional, donde la Comisión parece erigirse en la defensora de los intereses generales europeos, mientras el Consejo de Ministros estaría más volcado a la defensa de los intereses nacionales de los países miembros. En todo caso, las decisiones que se adoptan hoy por la Comisión y el Consejo suelen padecer un déficit democrático. Ello es una razón más para que se haga un esfuerzo de innovación democrática, que dote a la UE de las instituciones necesarias. Y debe declararse abierta la caza de ideas.

La lucha contra el terrorismo se incluirá en la nueva política de seguridad y defensa de la UE
EFE Libertad Digital 23 Junio 2002

Al término de la Cumbre Europea de Sevilla, los líderes de los países de la UE respaldaron que la lucha contra el terrorismo sea “un puntal” de la política exterior de la Unión y que se incluya en la nueva política de seguridad y defensa.

El documento aprobado por los presidentes y primeros ministros reunidos en Sevilla señala que Política Exterior y de seguridad Común de la UE, incluida la nueva política de defensa, "puede jugar un papel importante" frente al terror. "El Consejo Europeo reafirma que el terrorismo es una amenaza real para Europa y el mundo y supone un peligro para nuestra seguridad y estabilidad", señala el texto. Por ello, los líderes consideran que hay que "acelerar la acción de la Unión contra el terrorismo a través de un enfoque global y coordinado que abarque todas las políticas de la UE, incluida la Política Exterior y de Seguridad Común y haciendo operativa la Política de Seguridad y Defensa".

Destaca que entre los pasos que la Unión se ha planteado adoptar tras los atentados del 11 de septiembre, está "la inclusión de cláusulas antiterroristas en los acuerdos con terceros países". También hará una "re-evaluación de su relación con países terceros en vista de su actitud hacia el terrorismo". Los Quince dan cuenta de que la UE "va a continuar manteniendo una coordinación lo más estrecha posible con Estados Unidos" y buscará una mayor contribución a los esfuerzos internacionales y en sus relaciones con terceros países y con organizaciones como la ONU, la OTAN y la OSCE. La UE cree que su nueva política de defensa común debe concentrarse en "determinar las capacidades militares y civiles que serán necesarias para proteger a las fuerzas desplegadas en operaciones de gestión de crisis de la UE de ataques terroristas".

Se debe asimismo explorar "cómo podrían utilizarse capacidades militares y civiles para proteger a la población civil de tales ataques". Con el fin de alcanzar esos objetivos, los líderes encomiendan a la Presidencia de la UE, al secretario general-alto representante de la Política Exterior, Javier Solana, y a la Comisión Europea que aceleren sus esfuerzos en esas prioridades y una coordinación con otras relevantes organizaciones internacionales como la OTAN y la ONU. La declaración sobre la contribución de la Política Exterior y la Política de Defensa de la UE en la lucha contra el terrorismo ha sido preparada por los ministerios españoles de Defensa y Exteriores, en el marco de la Presidencia de turno española.

La banda nutre sus nuevos grupos con 70 jóvenes de «kale borroka»
D. M. / J. P. ABC 23 Junio 2002

Interior estima que ETA dispone de unos 70 activistas encuadrados en los «taldes de reserva» o distribuidos ya en «comandos» procedentes de la «kale borroka» a los que habría que añadir pistoleros más veteranos o aquellos otros que se han reincorporado tras un tiempo replegados en América.

MADRID. Desde que ETA rompió la tregua trampa, en diciembre de 1999, las Fuerzas de Seguridad del Estado tienen constancia de que algo más de setenta jóvenes, que tenían antecedentes en la «kale borroka», faltan de sus domicilios. Con toda probabilidad, huyeron a Francia y se encuadraron en los «taldes de reserva». Algunos de ellos se han ido incorporando a diferentes «comandos». De éstos, varios han sido detenidos en sucesivas operaciones antiterroristas, pero otros permanecen en libertad.

Sin embargo, la Policía está convencida de que hay otros jóvenes que han seguido los mismos pasos, aunque de momento no se tiene constancia de ello y, por tanto, aún no están fichados. De ahí que los expertos calculen que se mantiene en torno a los setenta el número de nuevos pistoleros.

El hecho de que la cúpula etarra emplee un fin de semana para adiestrar a estos jóvenes en el manejo de armas y explosivos y que los envíe al destino elegido para cometer atentados sin disponer de infraestructura previa, explica la relativa facilidad que tiene la banda en la actualidad para enviar «comandos» a España. Eso sí, su precipitación e inexperiencia favorece también el record de caídas, como ha ocurrido en lo que se lleva de año.

Pero, según apuntan los expertos, ETA parece dispuesta a asumir el coste porque, «hoy por hoy tiene el relevo asegurado entre los simpatizantes que practicaban el terrorismo callejero». Los mismos medios insisten en que la banda se juega mucho en estos momentos, «va contrarreloj porque se estrecha el cerco internacional contra los terroristas y por ello está echando el resto».

El hecho de que prácticamente todos los «comandos» se nutran de elementos jóvenes recién salidos de la «kale borroka» permite a ETA reservar a los más veteranos, incluso a aquellos que «repesca» de la retaguardia en América, a labores relacionadas con los distintos «aparatos» de la dirección en Francia.

Ofensiva fuera del País Vasco
Por otra parte, Interior ya sospechaba que la ofensiva que ha lanzado ETA coincidiendo con la celebración de la Cumbre de Sevilla se iba a desplegar en su totalidad fuera del País Vasco y Navarra. Los terroristas han pretendido llamar la atención de la UE y «saben que sus acciones fuera del País Vasco y Navarra tienen más resonancia que si se circunscriben a Guipúzcoa o Vizcaya», entre otras razones porque «emplean con más comodidad el coche bomba», precisan los expertos.

ETA continúa su ofensiva con un coche bomba en Santander y un artefacto en Mijas
BEATRIZ BENÉITEZ / LORENA RUIZ ABC 23 Junio 2002

ETA siguió ayer en su empeño de aparentar, ante la Cumbre de Sevilla, capacidad operativa. Si por la mañana quiso sembrar el pánico en la localidad malagueña de Mijas, con la explosión de un paquete bomba, a primeras horas de la tarde hacía estallar un coche bomba en Santander, con el balance de tres heridos leves.

SANTANDER / MÁLAGA. «ETA está echando el resto», insisten los expertos antiterroristas ante la actual ofensiva que ha coincidido con la Cumbre europea de Sevilla. Así, subrayan que si para el atentado perpetrado el sábado en Zaragoza la dirección de la banda envió un «comando» con base en Guipúzcoa o en Navarra, para el cometido ayer en Santander utilizó un «talde» del «complejo Vizcaya».

Sobre las dos y diez de la tarde, un comunicante que dijo hablar en nombre de ETA advertía, en sendas llamadas al periódico «Gara» y a la DYA de Vizcaya, de que a las tres de la tarde haría explosión un coche bomba en la calle Vargas de Santander. La Policía, una vez alertada, acordonó la zona y desalojó a los vecinos de los edificios más próximos en tan sólo quince minutos. Los agentes detectaron de inmediato un Renault Clío, con matrícula «doblada» de Santander, que había sido sustraído el pasado 20 de junio en la localidad vizcaína de Basauri. Se encontraba estacionado en zona prohibida, junto a un edificio que acoge oficinas del Gobierno y de la Administración autonómica, aunque ayer se encontraba vacías por ser sábado. Todo indica que llevaba aparcado poco tiempo, ya que en caso contrario hubiera podido llamar la atención de la Policía Municipal por infracción.

A las tres de la tarde hizo explosión el coche bomba, compuesto por unos 30 kilos de explosivo, que provocó heridas leves a un agente, por corte de cristales, y a dos transeúntes, con afección en los tímpanos. Los tres fueron atendidos en el Hospital Nacional Marqués de Valdecilla.

La explosión causó, además, importantes daños en vehículos y edificios cercanos. El inmueble más afectado fue el que alberga las instalaciones del Ejecutivo autonómico. El atentado provocó una profunda indignación en la capital cántabra.

Fuentes de la lucha antiterrorista consultadas por ABC se inclinan porque el atentado fue obra de un «talde» del «comando Vizcaya». El hecho de que el vehículo fuera robado en Basauri avala esta hipótesis. Además, hay precedentes de atentados cometidos por ese grupo en Santander. Sin embargo, la acción más sangrienta registrada en la capital cántabra, el 19 de febrero de 1992, fue obra del «comando Mugarre» que tenía infraestructura estable en esa Comunidad autónoma.

Escasos daños en Mijas
Horas antes, la Costa del Sol se había visto azotada de nuevo por el terrorismo. Pasada la una de la tarde, un paquete-bomba compuesto por dos kilos de cloratita estalló en la localidad malagueña de Mijas, sin que se produjeran importantes daños materiales. El artefacto se encontraba oculto en una bolsa de deportes y había sido escondido entre dos coches que estaban estacionados en el aparcamiento al aire libre del hotel Tamisa Golf.

Alrededor de las 12,25 horas de la mañana, la DYA de San Sebastián recibió una llamada en la que se advertía de la colocación del artefacto. Avisada la Guardia Civil, procedió al inmediato desalojo, tanto del Hotel Tamisa Golf como del Mijas Golf Real Estate, y a acordonar la zona.

La explosión del artefacto provocó únicamente daños en un muro y en la marquesina de entrada del hotel Tamisa Golf, que ayer sólo tenía ocupadas nueve habitaciones de las 24 con las que cuenta. La mayoría de los clientes se encontraba a esa hora en la playa.

Por otra parte, el ciudadano británico Mario Gauriel, el más afectado por el atentado de Fuengirola, permanecía ayer estable dentro de su gravedad; La mujer de nacionalidad española, I.R.R., de 44 años, que también tuvo que ser operada por una fractura abierta en la pierna derecha, evoluciona de forma favorable.

La rápida actuación de la Policía a la hora de acordonar las zonas en los atentados de Málaga, Zaragoza y Santander evitó desgracias mayores. Precisamente el único herido grave, el ciudadano británico, lo fue porque intentó eludir el control policial cuando se produjo la explosión.

La Generalitat propone que se pague más a los profesores universitarios que enseñan en catalán
Á. MARÍN ABC 23 Junio 2002

BARCELONA. El PP y las asociaciones a favor del bilingüismo arremetieron ayer contra la intención del gobierno de CiU de potenciar el uso del catalán en las universidades a través de retribuciones e incentivos económicos a los profesores. Los populares anuncian enmiendas a la ley y las entidades que la recurrirán.

El anteproyecto de la Ley de Universidades, que el gobierno de la Generalitat presentará el próximo mes de julio en el Parlamento autonómico establece, por primera vez, que «la docencia en catalán podrá ser considerada un mérito docente a efectos de retribuciones e incentivos». Es decir, que los profesores universitarios que den clases en catalán cobrarán más que los docentes que utilicen el castellano. Esta propuesta de potenciar económicamente el uso de la lengua catalana entre los docentes universitarios es una de las más destacada del texto inicial de la futura ley de Universidades, consensuada con los rectores catalanes dentro del marco del Consejo Interuniversitario de Cataluña.

El coportavoz del grupo del PP en el Parlamento autonómico, Daniel Sirera, aseguró ayer que su partido presentará, casi con toda seguridad, enmiendas contra el texto de esta ley «para potenciar el uso del catalán en las universidades sin la necesidad de penalizar económicamente a los docentes que utilizan el castellano, que también es un idoma oficial en Cataluña». Para el diputado popular, el Gobierno de CiU está «obsesionado» porque en todos los centros docentes sólo se utilice la lengua catalana. En este sentido, señaló que pagar más a los docentes que den clases en catalán «no es la fórmula más adecuada, ya que lo que debería de primar es la eficacia o el concimiento de los profesores y no si lo hacen en catalán o en castellano».

Para el portavoz de la Asociación de Profesores para el Bilingüismo, Eusebio Murillo, «estamos ante una nueva arbitrariedad del nacionalismo de Convergència que intenta imponer el catalán como sea en todos los ámbitos, aunque sea pagando». Anunció que su asociación recurrirá la ley si «se mantiene la voluntad del Gobierno de CiU de menoscabar, una vez más, el uso del castellano en los centros docentes de Cataluña».

Tratan de linchar a dos jóvenes que gritaron Gora ETA tras el ataque
El Correo 23 Junio 2002

La tensión en la calle Vargas de Santander era palpable. Instantes después de la explosión del coche bomba y a sólo 200 metros del lugar del violento estallido, en el interior de un bar, una multitud trataba de linchar a dos jóvenes, uno de ellos de origen vasco, que, según informó después la Policía, habían aplaudido la acción terrorista y lanzado un Gora ETA ante la indignación generalizada de los clientes del establecimiento.

Las Fuerzas de Seguridad tuvieron que intervenir para sacarles del local y evitar que fueran agredidos. La muchedumbre, tal y como se aprecia en la fotografía, les persiguió hasta el furgón policial entre escenas de gran tensión. Los dos simpatizantes de ETA fueron finalmente detenidos, aunque su arresto no guarda relación alguna con el atentado. El alcalde de la ciudad, Gonzalo Piñeiro, les calificó de «energúmenos» e «impresentables».

Educación intercultural
Alicia Delibes Libertad Digital 23 Junio 2002

La semana pasada se celebró en Madrid un congreso sobre “Inmigración y Sistemas Educativos”. Por él pasaron algunos expertos internacionales que aportaron datos que pueden resultar de interés para conocer cuáles son las dificultades con las que nos vamos a tener que enfrentar en los próximos años.
Cuando se oye hablar de pedagogía, y en general de educación, es preciso un gran esfuerzo para reconocer argumentos y sacar ideas del retorcido discurso de los conferenciantes ya que la claridad en los argumentos y la precisión de las propuestas no son muy habituales. De todo lo que en este congreso se dijo se podría, no obstante, sacar algunas conclusiones.

En primer lugar, todo el mundo parece tener bastante claro que la lengua es la mayor dificultad que tienen los hijos de inmigrantes para adaptarse al sistema educativo del país que les acoge. Cuando no dominan el idioma, les cuesta mucho adaptarse a las costumbres del país, fracasan en sus estudios, abandonan el sistema escolar demasiado pronto y tienen después serias dificultades para encontrar un buen empleo. Esto podría decirlo cualquier persona con sentido común sin necesidad de asistir a congreso alguno y también parecería sensato que, para afrontar estos problemas, se intensificara la enseñanza de la lengua del país de acogida y se ofreciera a los jóvenes inmigrantes una iniciación profesional que les capacitara para ganarse la vida.

Pues bien, las cosas no son tan fáciles. En primer lugar porque a la progresía le ha dado por el multiculturalismo y el multilingüismo y ve con muy malos ojos que los inmigrantes, por querer aprender la lengua de los “autóctonos”, olviden la suya y, por hacerse a las costumbres de los nativos, pierdan las suyas. Pero es que, además, como esa misma progresía es fanática defensora de la escuela “comprehensiva”, cuida muy mucho de que la educación sea homogénea e igualitaria hasta los 16 años, lo que dificulta enormemente la formación de grupos con programas educativos especiales.

Como era de imaginar, la internacional progresista de la pedagogía tiene su propia estrategia para hacer frente a estos problemas y, así, ha creado un movimiento renovador que critica las clásicas políticas de integración y que apuesta por lo que llama “Educación intercultural”. Por supuesto, tiene su propia jerga. Los considerados “educadores interculturales” no quieren llamar extranjeros a los extranjeros y ni siquiera les gusta que se utilice el término inmigrante. Ellos hablan siempre de individuos pertenecientes a minorías étnicas o a diferente grupo étnico cultural y los hijos de inmigrantes son, para estos educadores, niños de trasfondo cultural distinto.

Este movimiento de nueva creación considera que el inmigrante debe ser “portador, productor y reproductor de su cultura”. Por lo tanto, aunque quiera, no le va a estar permitido perder su identidad, su lengua, sus hábitos alimenticios y, muchísimo menos, su religión. El “educador intercultural” hablará de integración y se manifestará contrario a lo que considera “asimilación”. El objetivo es que ningún niño “autóctono” pueda llegar a pensar que su civilización, su cultura o su religión es superior a la de los otros. Estamos, pues, ante una nueva y peligrosa utopía, la creación de “un hombre nuevo”: el hombre intercultural.

En España, el mayor número de expertos en esta nueva ciencia está en la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía. El Parlamento andaluz aprobó en diciembre de 1999 la llamada Ley de Solidaridad en la Educación que tiene como principal objetivo el de ”potenciar el valor de la interculturalidad”. Ahora la Consejería ha puesto en marcha un plan especial llamado de “Atención Educativa del Alumnado Inmigrante” y en él se resalta “la necesidad de superar la perspectiva asimilacionista (sic) que pretende la mera acomodación a la cultura dominante por un enfoque multicultural que respete la diversidad cultural” y su gran reto es “convertir el multiculturalismo en interculturalismo”.

El mundo de la educación se ha convertido en el feudo de la izquierda más dogmática. Es comprensible que oponerse a toda esa pedagogía progresista que ha impuesto sus normas y su lenguaje resulte muy difícil. Sin embargo este asunto de la inmigración es demasiado serio como para que los gobiernos, llamados de derechas, permitan que la izquierda imponga sus principios. No se debe ignorar que tras expresiones tan ridículas como esa de que hay que “superar la perspectiva asimilacionista” se puede esconder el deseo de que en las sociedades occidentales se formen grupos marginados que puedan, llegado el momento, ser utilizados como fuerza revolucionaria y desestabilizadora del sistema capitalista.

ETA recupera a media docena de etarras huidos en México para su nueva campaña
Las fuerzas de seguridad sospechan que la ofensiva ha sido minuciosamente preparada en los últimos meses
Creen que la cúpula coordina los atentados desde Francia
O. B. DE O./BILBAO El Correo 23 Junio 2002

La campaña de atentados emprendida por ETA el viernes con el doble objetivo de ensombrecer la cumbre de la UE y ahuyentar el turismo de la costa tiene detrás una larga preparación por parte de la banda, que ha volcado todos sus esfuerzos en esta operación, según responsables de las fuerzas de seguridad. En este minucioso plan, resulta clave la presencia de activistas entrenados para cometer atentados; sobre todo, por la desconfianza que existe hacia los nuevos etarras incorporados tras su paso por la kale borroka : son indisciplinados y cometen continuos errores.

Fuentes de la lucha antiterrorista han asegurado a este periódico que al menos media docena de etarras procedentes de México han sido detectados en los últimos meses en el Sur de Francia dentro de la estructura de ETA, por lo que no descartan que hayan participado activamente en los ataques de los últimos días. Según las mismas fuentes, estos veteranos etarras podrían haber viajado de México a Europa a través de Cuba, con el fin de facilitar su paso por los controles fronterizos. De la recuperación de terroristas huidos en Sudamérica se tiene constancia desde abril, cuando la Policía francesa detuvo en Ciboure Josetxo Zaldua, un etarra de 53 años acusado de haber participado en dieciséis asesinatos en los años 80 y que había pasado dos décadas oculto en Uruguay. Posteriormente, la desarticulación del comando Madrid reveló que dos de sus componentes habían regresado el año pasado de México para participar activamente en ETA.

La Policía también cree que la banda no ha dejado nada al azar para llevar a cabo la última oleada de atentados y en los meses previos ha llevado a cabo un intenso trabajo de información sobre sus objetivos para poder medir el efecto de sus acciones. Este control trata de lograr el mayor eco propagandístico de las explosiones sin causar la muerte indiscriminada de civiles. Para ello, la organización ha aumentado el tiempo que transcurre entre la llamada de aviso y la explosión, lo que garantiza la evacuación de las zonas amenazadas.

Piso de La Rochelle
Algunas de estas vigilancias ya fueron detectadas por las fuerzas de seguridad tras la detención, el 2 de mayo en Niort, del dirigente de ETA Javier Abaunza junto con cuatro activistas: debían formar dos comandos para actuar de forma combinada en la costa Mediterránea. En un piso de La Rochelle utilizado por Abaunza los agentes galos encontraron abundante información sobre intereses turísticos de Levante, así como la dirección de un piso de Benidorm que iba a servir de base para desarrollar la campaña contra el turismo.

La operación de Niort reveló, por otra parte, que iban a entrar en España dos comandos que actuarían de forma coordinada en función de las circunstancias. En este sentido, las fuerzas de seguridad tienen la sospecha de que la cúpula de ETA está controlando al milímetro, desde Francia, la campaña de verano.

Recortes de Prensa   Página Inicial