AGLI

Recortes de Prensa     Viernes 23 Agosto  2002
Expansión del idioma
Editorial ABC 23 Agosto 2002

Niños políglotas
Alicia Delibes Libertad Digital  23 Agosto 2002

Ilegalización de lo ilegal
José María CARRASCAL La Razón 23 Agosto 2002

Se aparece Setién
Jaime CAMPMANY ABC 23 Agosto 2002

Otegui y el «intxertxo»
ABC 23 Agosto 2002

La maldad del PNV
Iñaki EZKERRA La Razón 23 Agosto 2002

Un clavo, dos martillos
Aleix VIDAL-QUADRAS La Razón 23 Agosto 2002

Los terroristas controlan a la coalición pese a su «separación táctica»
N. C. ABC 23 Agosto 2002

El obispo de Bilbao ordena silencio al párroco acosado por el PNV
ABC 23 Agosto 2002

Populares y foralistas exigen la dimisión del director de la ETB por el «chupinazo» de Batasuna
Redacción - Madrid.- La Razón 23 Agosto 2002

La relación entre Batasuna y Chávez, al descubierto en un vídeo de la oposición
Dpa - Caracas.- La Razón 23 Agosto 2002

Garzón informa a Batasuna de la próxima suspensión de sus actividades
Madrid El País 23 Agosto 2002

IU, camino del Grupo Mixto
Ignacio Villa Libertad Digital  23 Agosto 2002

Otegi amenaza por ETA
Lorenzo Contreras La Estrella 23 Agosto 2002

Afloran las contradicciones del nacionalismo
Enrique de Diego Libertad Digital  23 Agosto 2002

ETA intentará boicotear las municipales
SOLEDAD GALLEGO-DÍAZ El País 23 Agosto 2002

En Cataluña somos bilingües
Cartas al Director ABC 23 Agosto 2002

En Cataluña son monolingües
Nota del Editor  23 Agosto 2002

El español, único idioma que gana terreno entre los estudiantes de Secundaria británicos
JOSÉ MANUEL COSTA LONDRES. ABC 23 Agosto 2002

EE UU recupera su tradición literaria en español rescatando 18.000 títulos de escritores hispanos
Olivia P. Tallet - Houston (EE UU).- La Razón 23 Agosto 2002

Un idioma de 400 millones de personas
ABC 23 Agosto 2002

400 millones de razones
LOURDES GÓMEZ | Londres El País  23 Agosto 2002


 

Expansión del idioma
Editorial ABC 23 Agosto 2002

Un estudio publicado por las autoridades educativas británicas revela que en los últimos años se ha producido un espectacular incremento en el número de estudiantes de español en Gran Bretaña. El aumento (un 7 por ciento) es más significativo todavía si se compara con la caída que ha tenido en aquel país la enseñanza de idiomas extranjeros en general (un descenso del 6,6 por ciento en el alemán y del 2,5 por ciento en el francés). Según los expertos, hay causas muy distintas para que se haya producido esta situación. Por una parte, la numerosa cantidad de ofertas en los vuelos a España han animado a los británicos a viajar a nuestro país con un consecuente aumento en el estudio del idioma. También se apunta el propio atractivo del español como uno de los causantes de esa creciente afluencia de estudiantes británicos.

El repentino interés de los británicos por nuestro idioma no se trata de una moda ni es producto de la casualidad. La lengua española no es ya únicamente un tesoro en términos culturales. La extraordinaria expansión del español -en Estados Unidos se calcula que uno de cada cuatro habitantes será hispano en el año 2050, y pronto este país tendrá más hispanohablantes que la propia España- lo ha convertido en la segunda lengua internacional y abre un horizonte lleno de oportunidades tanto desde el punto de vista meramente cultural como en el aspecto económico y comercial. De nuevo con Estados Unidos como ejemplo, el mercado interior en español actualmente roza el medio billón de dólares anuales. Hablar, hoy en día, de lengua española es hablar de un mercado en crecimiento y en expansión. Y no sólo en Iberoamérica y Estados Unidos. El interés por el español en la Unión Europea y en los países del Magreb es cada vez mayor.

España tiene ante sí, por tanto, una extraordinaria oportunidad. La proyección del idioma puede y debe servir como punto de partida para un desarrollo cultural, económico y comercial que ha de ser muy beneficioso para muy distintos sectores. La labor que desarrollan organismos como el Instituto Cervantes o el Instituto de Cooperación Iberoamericana resultan fundamentales para cimentar este progreso, e Iberoamérica cumple en este sentido un papel extraordinariamente importante que hay que tener muy en cuenta. El idioma es un activo esencial para asentar y consolidar la presencia y la influencia españolas en la comunidad internacional.

Niños políglotas
Alicia Delibes Libertad Digital  23 Agosto 2002

Francesc de Carreras Serra es catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad Autónoma de Barcelona y fue miembro del Consejo Consultivo de la Generalidad de Cataluña, del que dimitió a raíz de la Nueva ley de Política lingüística de 1998. Ha sido objeto, en varias ocasiones, de insultos y amenazas por su conocida postura de crítica a los nacionalistas radicales. En una entrevista que le hizo Carmen Leal en mayo del año 2000 y que ahora recoge la última publicación de la modesta editorial “Grupo Unisón”, Entrevista a la enseñanza, Carreras Serra se mostraba partidario de una educación totalmente bilingüe en Cataluña. Según sus propias palabras, “cualquier niño, antes de los 9 o 10 años, puede aprender varias lenguas a la vez. Investigaciones científicas recientes así lo prueban. (...) El bilingüismo, o el trilingüismo, es bueno, es estimulante y es, además, lo más adecuado para el mundo de hoy, quizás como el monolingüismo lo era para el mundo de ayer”.

Con todo el respeto que me inspiran quienes exponen su prestigio personal en su lucha por defender la libertad individual frente a los atropellos nacionalistas, creo que el deseo de que sean bilingües todos los niños escolarizados en Comunidades Autónomas con lengua propia, no es más que una utopía.

Los datos sobre el llamado fracaso escolar indican que entre un 25 y un 30 por ciento de nuestros escolares no consigue el título de Educación Secundaria Obligatoria. Conociendo el bajo nivel de exigencia actual de la enseñanza me atrevería a asegurar que este porcentaje corresponde a alumnos que tienen serias dificultades para leer y escribir y que no saben manejar las más elementales reglas del cálculo aritmético. Creer que estos niños, con este sistema de enseñanza, pueden llegar a ser perfectamente bilingües me parece bienintencionado pero completamente alejado de la realidad.

Cuando se habla de una educación bilingüe habría que estudiar las experiencias que en otros países ya se han realizado. En este sentido, resulta muy interesante el caso de Luxemburgo, cuyo sistema de enseñanza, por casualidades de la vida, conozco muy bien.

Luxemburgo tiene, sin duda, uno de los sistemas escolares más duros de Europa. A los 11 años, los niños, tras realizar un examen bastante difícil, empiezan su enseñanza secundaria en dos tipos de centros diferentes, ya vayan a estudiar bachillerato o a recibir una enseñanza más tecnológica o profesional. La filosofía educativa luxemburguesa que inspira su sistema de enseñanza escalofría a nuestros pedagogos, que se escandalizan de que todavía existan países civilizados en los que los niños de 11 años deban decidir si van a estudiar en uno u otro tipo de centro.

Pues bien, todos los luxemburgueses son perfectamente bilingües (luxemburgués, alemán); casi todos son trilingües (luxemburgués, alemán y francés); y muchos tienen, además, un buen nivel de inglés. Lo han conseguido gracias a un esfuerzo ímprobo en el que todos, administraciones educativas, profesores, padres y alumnos, colaboran. Los niños aprenden luxemburgués en sus casas y en la guarderías. Al llegar al colegio, a los seis años, se alfabetizan en alemán, porque es la lengua de cultura más próxima al luxemburgués que, aunque hablado desde siempre por la totalidad de la población, no ha tenido una gramática escrita hasta los años sesenta del siglo veinte. Cuando ya saben leer y escribir, estudian con textos alemanes, reciben sus clases en alemán y empiezan a estudiar francés a los ocho años. Al empezar la secundaria, pasado el examen de los once años, las lenguas de aprendizaje pasan a ser el francés y el alemán y se introduce la enseñanza de una cuarta lengua, el inglés.

Así pues, con un sistema tan duro y tan concienzudo como el luxemburgués, ciertamente todos los niños podrían ser bilingües y quizás trilingües, como dice Francesc de Carreras Serra, pero desde luego no con un sistema de enseñanza como el que tenemos nosotros, donde cada día hay que discutir si será bueno o no para un niño el que se le obligue a estudiar, el que se le pongan deberes o el que hagan exámenes, y desde luego no con una filosofía pedagógica que rehuye el esfuerzo personal y no responsabiliza al niño de propia formación.

Obsérvese, además, que este enorme esfuerzo para que todos los ciudadanos aprendan francés y alemán se lleva a cabo en un país muy nacionalista y que, paradójicamente, pretende, con ese esfuerzo educativo, proteger su minoritaria lengua, en la que no se estudia nada pero que es la única que dos luxemburgueses utilizarán cuando quieran comunicarse. Es una interesante paradoja sobre la que se podría volver.

Ilegalización de lo ilegal
José María CARRASCAL La Razón 23 Agosto 2002

Se puede admitir como argumento contra la ilegalización de Batasuna que la «no condena» de crimen, como ha hecho ella ante los atentados de Eta, no constituye delito en un Estado de Derecho. Yo mismo tengo mis dudas sobre ello. Se puede también dudar que la vía de urgencia que se ha elegido sea la más idónea, dada la enorme carga explosiva que lleva el caso. Se puede argüir incluso que la medida no hará más que alimentar el victimismo congénito del nacionalismo vasco. Lo que no se puede aceptar es que la ilegalización «echará a los batasunos al monte», como proclama, entre la indignación y la amenaza, el PNV. Hacer eso sería tanto como premiar el chantaje y abrir la puerta a todo tipo de extorsiones tanto privadas como públicas. Algo que no puede admitir una sociedad civilizada. Además, Batasuna ya está en el monte. Ya esta en la kale borroka, en las manifestaciones en las que se grita ¿Gora Eta!, en los mítines donde se amenaza a todo el mundo que no siga al pie de la letra sus instrucciones y en los grupos de apoyo a los etarras, cuando no está entre ellos, como demuestra la larga lista de sus miembros detenidos con los comandos terroristas. Donde no está es donde debería estar: en los plenos municipales, en diputaciones y en los parlamentos para los que ha sido elegida, defendiendo a las víctimas de los atentados criminales. Si va allí es justo para lo contrario, para torpedear cualquier medida que se tome contra los asesinos y justificar en lo posible las acciones de estos. Aparte de para cobrar el sueldo. Eso nunca lo olvida. Batasuna se ha colocado así, por voluntad propia, al margen de la legalidad constitucional, en una especia de limbo que la permite gozar de todos los beneficios del Estado de Derecho, pero sin aportar lo más mínimo al mismo. Bien al contrario, no oculta que ni lo reconoce ni lo defenderá nunca. Más bien contribuirá a su demolición en lo que pueda.

Amenazarnos con el lobo de Batasuna en caso de que se le ilegalice es como amenazarnos con lluvia cuando nos está cayendo encima un chaparrón. Batasuna ha tenido tiempo y oportunidades de sobra para demostrar que es un partido democrático, y no ha querido hacerlo. Que Eta esté contra su ilegalización es lógico, pues se le corta su correa de transmisión hacia la sociedad vasca y una importante fuente de financiación. La forma como ha reaccionado, amenazando a todos los que apoyen o se abstengan a la hora de votarlo, es la mejor prueba de que lo directa y dolorosamente que le afecta. Pero que el PNV y ese hermano menor que es EA también se opongan se entiende bastante menos, a no ser que sea cierto que entre el nacionalismo vasco moderado y el radical existan muchas más concomitancias de las que el primero quiere reconocer. No estamos hablando de connivencias secretas ni de contactos clandestinos, que estoy seguro no hay. No hay porque no los necesitan. Las relaciones entre los distintos nacionalismos se deslizan a un nivel muy por debajo del político, como ocurre siempre que el sentimiento desborda a la razón, como es este caso. Es como se reparten los papeles, inconscientemente, de policía bueno y policía malo y como «uno sacude al árbol para que el otro recoja las nueces», frase de Arzallus que no podría describir mejor la realidad. En lo que puede equivocarse Arzallus es en quién va a recoger las nueces. Eta no parece dispuesta a que los meapilas del PNV recojan los frutos de su labor terrorista.

Pero volviendo al tema principal de nuestro artículo, la ilegalización de Batasuna, ¿debe procederse a ella o no? Ya conocen, de otras columnas, mi actitud: debe procederse y de hecho, debería haberse procedido ya. No porque haya dejado de condenar los últimos atentados de Eta, sino porque no es realmente un partido político ni ejerce como tal. Es, como demuestra su proceder desde que saltó a la arena pública, la tapadera de una banda terrorista, a la que presta cobertura legal para que pueda realizar más cómodamente sus actos delictivos y justificarlos luego. No merece, por tanto, las prerrogativas que la Constitución otorga a quienes se organizan para participar en la vida pública. Ilegalizando Batasuna no se está ilegalizando el nacionalismo vasco, ni siquiera el separatismo, que puede defenderse por medios legales. Se está, simplemente, poniendo en su sitio las acciones delictivas. Dicho de otro modo: no se ilegalizan ideas, se ilegalizan crímenes, delitos. Aunque esto suene un tanto redundante, pues el delito es de por sí ilegal y Batasuna no debió haber sido legalizada nunca. Sólo la ingenuidad de la democracia española lo había dejado campear a sus anchas e incluso lo había subvencionado, permitiendo que la tapadera de una mafia dedicada a asesinar, secuestrar, robar y extorsionar recibiera cobertura legal.

En democracias con mucha mas tradición no se han andado con tantas contemplaciones. En bastantes países occidentales los partidos nazis están prohibidos por ley y en Estados Unidos lo estuvo durante mucho tiempo el partido comunista, por contrario a las libertades ciudadanas. Y a nadie se le cayeron los anillos por ello, ni, menos, se le ocurrió decir que no era democrático. Batasuna merece ser ilegalizada por pertenecer a un entramado racista, totalitario y criminal. Si a alguien le parece poco es que tiene unas entendederas más cortas que una día de invierno en Laponia o más afinidades con Eta de las que admite incluso a sí mismo. Pero ése es su problema. El de una sociedad democrática es el de defenderse contra los que de manera tan brutal y arrogante arremeten contra ella.

Se aparece Setién
Por Jaime CAMPMANY ABC 23 Agosto 2002

Hombre, Setién. Ya está ahí Setién. «Nihil sine episcopo», que dirán los batasunos. Setién se ha asomado al balcón de su Santa Elena emérita para anunciar al pueblo catástrofes bíblicas si se ilegaliza a Batasuna y a sus clónicas, Herri Batasuna, Euskal Herritarrok y todo ese tinglado vascoetarra. Mal debe de presentarse el porvenir para el nacionalismo radical y violento, cuando los batasunos amenazan con la guerra, Setién con la cólera de los perseguidos, Arzalluz con la irrupción de la tropa («nos van a echar la tropa encima») y los etarras con ejercer más celosamente su oficio de matar.

Y es que la ilegalización del brazo político de la banda etarra deja al PNV y al llamado «nacionalismo democrático» con la antífona a la intemperie. A ver quién convoca ahora las manifestaciones pro amnistía, los homenajes a los valientes «gudaris» que asesinan por la espalda a personas inermes, y a ver quién expele las declaraciones de apología del terrorismo y muestra el cinismo de descargar la responsabilidad por los atentados sobre las instituciones del Estado y sobre los gobernantes nacionales. A ver qué asesino se sacan ahora de la manga para ponerlo al frente de la Comisión de Derechos Humanos del Parlamento vasco, y a ver qué payasa sientan en el escaño de un Ayuntamiento vasco para que haga chirigotas con las víctimas del terror.

«La diferencia entre su discurso político y el nuestro es que a nosotros nos matan y a ustedes no». Esa es la cuestión. El diputado socialista López Aguilar lo ha dicho así a los del PNV, de esta manera tan sencilla, tan clara, tan dramática. Y ese es el quid de la política peneuvista en el País Vasco. Porque la pregunta más lógica en tal situación cae sobre el tapete político por su propio peso. «¿Y por qué a unos los matan y a otros no?» Se responderá que los nacionalistas y los etarras tienen al fin y al cabo objetivos comunes. Ah, pero no es sólo eso. Es que el nacionalismo vasco gobierna allí desde hace más de dos décadas, y jamás ha tomado ninguna iniciativa ni ha hecho movimientos eficaces para acabar con «Eta», para apresar a los criminales etarras y para aislar políticamente a sus representantes políticos. Más bien todo lo contrario: pide privilegios penales para los cautivos, exquisitez de trato democrático con los detenidos, firma pactos y connivencias con los batasunos y les concede generosas subvenciones y favores gubernamentales.

Que a esa absurda, injusta y terrífica situación se ha llegado con la condescendencia y a veces con la bendición de la parte del clero vasco representada por el obispo Setién es un hecho que ya nadie puede poner en duda sin caer en una torpe ingenuidad. Si para convencernos de ello faltaba alguna prueba, ahí se aparece el emérito Setién para embravecer a los violentos y anunciar nuevos actos de terror, nuevos obstáculos para la paz.

Otegui y el «intxertxo»
ABC 23 Agosto 2002

Cuando está envalentonado se rodea de cachorros del crimen y los manda a hacer el salvaje. Cuando los dídimos le impiden abrocharse el cuello de la camisa, convoca a los más viejos de la nauseabunda Batasuna y ofrece cara y voz al insulto y a la amenaza. En esta ocasión ha acudido rodeado del «Intxertxo» batasuno para advertir al Gobierno, a Ibarreche, a la «Erzaintza» y al último jilguero que da color a las ramas de los nogales de Igueldo, que no van a tolerar la soledad y la ruina. Entre la ley de Partidos y las diligencias de Garzón se va a terminar el aguinaldo, Arnaldo, del asesino respaldo, de la violencia heraldo, sin un puto euro en el saldo, te van a poner a caldo, Arnaldo.

A su lado, Idígoras, Erquicia, Ziluaga y Solabarría, la junta directiva del «Intxertxo» batasuno. Erquicia y Ziluaga no parecían muy convencidos. Solabarría, que tiene perfil de retrato de Vázquez Díaz o de romería de Zuloaga o de pescador de chipirones de Arteta, bastante hacía con sonreír. Solabarría, que también se resume en una acuarela de seminario vasco, es de esos hombres que ofrecen una estética de buena persona y dan la sorpresa. Y estaba Idígoras, el fracasado novillero «Carnicerito de Amorebieta», el pensionista mayor del Reino, el furibundo descerebrado, al que Otegui concedió la palabra no sin antes comprobar su nivel de perfumería. Podía hablar y lo hizo, y llamó al Gobierno y al sistema democrático «fascista» y al juez Baltasar Garzón «mercenario». Lo escribía dos días atrás. Están que se suben por las paredes y amenazan porque se saben en peligro.

Comprendí lo que intentaba decir Idígoras porque llevaba tiempo sin echarle un ojo encima y me interesó conocer el alcance de su involución. Pero me sucede en esas ruedas de prensa que convoca Batasuna que no oigo lo que dicen, porque me detengo en la observación de los gestos y en la puesta en escena de sus convocatorias. Destaca la fealdad de todos. Les huele mal el aliento incluso desde las imágenes de la televisión. Escupen. Sólo Solabarría mantiene la engañosa buena apariencia de lo que ellos consideran una raza. El resto es escoria. Jone Goricelaya, que según Jon Juaristi fue bellísima en su juventud, es ahora un adefesio. Y Otegui, que en ocasiones parece de pelo y en otras de pluma, se ha desmoronado físicamente. Puede, en una buena noche, seducir y tumbarse con la payasa de Lasarte, pero no más. Hace años, en las reuniones batasunas, se veían de cuando en cuando mujeres y hombres jóvenes. Lo de ahora es patético. A los jóvenes los usan para el destrozo, pero el destrozo físico y anímico está en ellos. Si Sabino Arana levantara la cabeza -lo de la cabeza es pura figuración-, se llevaría un disgusto de muerte doble. Toda una vida empeñado en demostrar la belleza y superioridad de una raza, y esto es lo que hay.

Viejitos y atemorizados. Se agarran al último clavo, que es el Gobierno Vasco. Pero el Gobierno Vasco, por mucho que se sienta herido por la deslegalización y embargo de Batasuna, tiene que cumplir con la Ley. Y ahora se apercibirán muchos del peligro que han abrazado inconscientemente metiéndose en las cloacas de los asesinos. Que éstos, los del «Intxertxo», pueden apuntar desde ahora a las nucas nacionalistas, y cuando la ceguera del PNV -o de una parte del PNV-, desaparezca, se iniciará en las Vascongadas la transición política que ya es madura y sabia en el resto de España. Para ello sólo es necesario terminar con los asesinos. -Ay, Setién, cómo se te ha visto el plumero-, y colocar fuera de la ley a los que están con ellos. Así de sencillo. Y así de complicado para que lo entiendan muchos.

La maldad del PNV
Iñaki EZKERRA La Razón 23 Agosto 2002

Lo peor que le puede pasar a una novela es que cuando va por la mitad cambie de argumento porque el autor se olvidó de cómo empezaba. En el primer capítulo de «Donde Batasuna te lleve», (novela que tiene poco que ver con «Donde el corazón te lleve», de Susanna Tamaro) el PNV dijo que deslegalizar a esa coalición era un error y justificó de este modo su rechazo a la iniciativa. Su planteamiento quería pasar por bienintencionado, como el de la famosa carta pastoral de los obispos vascos. Más o menos era éste: admitiendo las relaciones de Batasuna con Eta y que hay sobrados motivos para su deslegalización, rechazamos esa medida en previsión de sus malas consecuencias.

Sin embargo, todo lo que el PNV ha hecho después ha desmoronado ese inicial y angelical planteamiento. No se insulta con esa rabia y se reacciona de un modo tan violento contra alguien que moralmente está de tu mismo lado y con quien compartes los mismos objetivos democráticos porque ese alguien cometa una equivocación para alcanzar esos objetivos. Son esa reacción violenta y esos insultos rabiosos los que han desenmascarado al PNV en los últimos meses, los que han desvelado su verdadero rostro y las verdaderas motivaciones para su negativa. A quien se equivoca en el método de obtener un bien que no es sólo para él sino también para ti le tratas con cariño, con paternalismo indulgente y resabiado en el peor de los casos. Lo que no haces es lo que ha hecho el PNV: ensañarte con el equivocado. No convocas una manifestación con el enemigo de la democracia. No te sacas fotos sonriendo de la mano del repugnante Idígoras ni de Otegi, ese narcisista patológico y obsceno que se mira al espejo tras cada asesinato para ver cómo le va a quedar en la rueda de prensa el flequillo o el pendiente. A un amigo que yerra no le comparas con el enemigo como ha hecho sistemáticamente el PNV y hace ahora el propio Setién al poner a la misma altura a Aznar que a Eta.

Del argumento «ese remedio es peor que la enfermedad» el PNV ha pasado a «esa enfermedad es mejor que cualquier remedio». O sea que se le ha visto el plumero por más que ahora recule momentáneamente de cara al voto moderado e Ibarretxe adopte un tardío tono institucional para decirle a Otegi que dirija sus ataques a Eta. Ahora toca hacer de buenos después de demostrar que son más malos que aquellos hermanos Malasombra de mi niñez, que eran malos de verdad.

Se puede ser demócrata y tener dudas sobre la deslegalización de Batasuna, pero esas son las dudas de quien intenta salvar un miembro antes de amputarlo. Esas dudas bienintencionadas no llevan a odiar al cirujano, y menos al elogio de la gangrena.

Un clavo, dos martillos
Aleix VIDAL-QUADRAS La Razón 23 Agosto 2002

La simultaneidad de los procedimientos puestos en marcha por el Congreso de los Diputados y por el juez Baltasar Garzón para ilegalizar a Batasuna merece un análisis político y jurídico cuidadoso en orden a establecer la posible interacción entre ambos. El hecho de que Batasuna forma parte de Eta y actúa en todo momento al dictado de la banda terrorista es una evidencia tan flagrante que sólo es ignorada por cerebros preclaros como los de Javier Madrazo y Gaspar Llamazares, que además de resistirse a aceptar esta verdad siguen creyendo que la economía de mercado es la fuente de todos los males de este mundo. Pero dejando aparte casos irrecuperables, es obvio que una red de organizaciones que financia, protege, promociona, nutre de comandos y obedece a un grupo criminal, forma una unidad indivisible con el mismo.

A partir de aquí, el juez Garzón ha emprendido el camino de la neutralización del brazo institucional de Eta mediante los artículos 129 y 520 del Código Penal, tratando a los integrantes del partido ultranacionalista vasco como lo que son, peligrosos y contumaces delincuentes. Las dos grandes fuerzas políticas nacionales, PP y PSOE, en cambio, han abierto valientemente la vía política elaborando y aprobando una norma específica que exige el respeto a los derechos y libertades fundamentales y la renuncia a la violencia por parte de las siglas que concurren a las elecciones. El tratamiento del problema por la Audiencia Nacional presenta una serie de notables ventajas: no ofrece posibles flancos de inconstitucionalidad, está libre de ruido de fondo político y no deja al Gobierno vasco más salidas que el cumplimiento o la rebelión abierta. En cambio, la aplicación de la Ley de Partidos añade a su eventual lentitud en la operatividad de sus efectos ¬Garzón puede, en su calidad de instructor, ordenar la suspensión de actividades inmediatamente¬ una mayor fragilidad frente a posibles cuestiones de inconstitucionalidad o a decisiones del Supremo en las que prime la voluntad garantista extrema abstraída de cualquier otra circunstancia interpretativa, tal como han señalado autorizados expertos nada sospechosos de connivencias nacionalistas. Por tanto, la utilización paralela de las dos aproximaciones al necesario objetivo final representa un motivo de satisfacción para todos los ciudadanos de bien.

Si existen otros elementos extrajurídicos presentes, determinados por cálculos electorales o por una supuesta rivalidad entre un juez «estrella» y el Gobierno para ver quién consigue antes y de forma más sólida la ilegalización, no son temas que deban preocupar lo más mínimo a la opinión. Lo esencial es que muy pronto Eta se vea privada de los recursos materiales y del aparato de propaganda que hoy sufraga, paradójicamente, el bolsillo de sus potenciales víctimas. Dos martillos para un solo clavo. Ojalá tuviésemos muchos más.

Los terroristas controlan a la coalición pese a su «separación táctica»
N. C. ABC 23 Agosto 2002

MADRID. ETA es quien dirige todo el entramado formado por el Movimiento de Liberación Nacional Vasco (MLNV), en el que se integra la coalición Herri Batasuna / Euskal Herritarrok / Batasuna.
Este «control», sostiene la Fiscalía en el informe que entregará hoy al juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, permite a los dirigentes de ETA «tomar decisiones sobre el futuro penitenciario de algunos de sus cargos electos, supervisan sus listas electorales, se extrañan de que en un ayuntamiento haya prosperado una moción de condena unánime de un atentado terrorista, preguntándose si es que no hay en el mismo concejales de HB/EH/Batasuna, deciden si hay que participar o no en las instituciones, en cuáles de ellas hay que hacerlo, e incluso deciden cómo han de ser las intervenciones en los plenos de las mismas».

«Separación táctica»
Sin embargo, tanto desde ETA como desde Batasuna, se niega públicamente esta dependencia de la segunda respecto de la primera. Se trata, sostiene el fiscal, de una «separación táctica», una «aparente autonomía» que permite al complejo terrorista tener bajo su control una formación política legal, con todos los privilegios que ello comporta.

Así, la «separación táctica» permite «la utilización de importantes recursos de los que sólo puede disponerse actuando dentro de la legalidad o amparados en las lagunas de la misma y, así, es posible que un entramado criminal pueda disponer de vías de financiación legales, de relaciones exteriores desarrolladas a través de pantallas legales, de un «servicio de información» propio y exclusivo que aprovecha los recursos que le brinda una organización política legal, un sindicato legal y un medio de comunicación social para la difusión de sus mensajes, de una escuela de formación para sus dirigentes y una cantera para regenerar su tejido militante, de medios coactivos pretendidamente espontáneos, de mecanismos para recabar datos trascendentes para su supervivencia de los procedimientos penales en los que están incursos sus militantes, de canales de control sobre los colectivos de sus presos y de sus militantes en situación de clandestinidad y sostenimiento económico de los mismos y de capacidad para generar un cuerpo social que sirva de base a su pretendido proyecto político y social».

El obispo de Bilbao ordena silencio al párroco acosado por el PNV
ABC 23 Agosto 2002

Jaime Larrinaga, el sacerdote acosado por los nacionalistas en su propia parroquia, Maruri (Vizcaya), y que se ve obligado a ir con escolta, ha recibido indicaciones de su obispo, Ricardo Blázquez, para que se abstenga de hacer más declaraciones sobre su caso.

MADRID. Familiares de Larrinaga, también miembro del Foro El Salvador, indicaron a un corresponsal extranjero que no podía concederle entrevista alguna porque había recibido recomendaciones de sus superiores de guardar silencio y alejarse una temporada de su parroquia. El sacerdote se encuentra ahora fuera del País Vasco.

Recientemente, Jaime Larrinaga se vio obligado a pedir escolta ya que se siente amenazado por ETA, después de que el Ayuntamiento de Maruri, gobernado por el PNV, distribuyera entre los vecinos del pueblo una carta en la que le tachaba de «nostálgico del franquismo». Desde hace años, el párroco de Maruri viene plantando cara al ambiente de terror y falta de libertad que impera en el País Vasco. Hace escasas fechas publicaba un artículo en ABC con fuertes críticas al nacionalismo excluyente.

Tras la denuncia del párroco al contenido de la carta del Ayuntamiento, el Gobierno vasco prefirió guardar silencio antes que apoyar al sacerdote. En medio de la polémica, Larrinaga dijo mostrarse decepcionado por la falta de respaldo de su obispo, Ricardo Blázquez, de quien dijo que se encontraba «ausente en un momento en el que más personas necesitan ayuda». Incluso llegó a afirmar que el prelado sufría «el síndrome de Estocolmo» y que estaba «conquistado por la mentalidad nacionalista, porque siente una gran presión dentro del Consejo Presbiteral, por parte del clero nacionalista vasco». Vecinos de Maruri, localidad de 700 habitantes, en cuyo ayuntamiento sólo tienen representación el PNV, EA y Batasuna, mostraron su apoyo al párroco pero la mayoría de ellos de forma anónima.

Populares y foralistas exigen la dimisión del director de la ETB por el «chupinazo» de Batasuna
Redacción - Madrid.- La Razón 23 Agosto 2002

El diputado general de Álava, Ramón Rabanera, acusó ayer al PNV de utilizar la televisión pública vasca ETB «como si fuera su propia televisión». Rabanera se refirió a la polémica surgida después de que ETB no emitiera el chupinazo oficial de inicio de fiestas de Vitoria, el 4 de agosto, y sí emitiera el alternativo de Batasuna. Rabanera criticó la «manipulación» que, a su juicio, ejerció ETB durante el lanzamiento del chupinazo y la posición política del PNV «cada vez más clara y cercana a Batasuna».

Consideró que tras la carta de Fiz que publicó la razón en su edición de ayer «queda claro que ETB manipuló de forma intencionada e interesada las imágenes de ese acto para favorecer a Batasuna y humillar a los vitorianos que mayoritariamente querían participar en paz y alegría en el inicio de las fiestas patronales».

A juicio del diputado general de Álava el culpable directo de esta actuación es el PNV, porque «utiliza la televisión pública, que es de todos los vascos y tiene que estar al servicio de todos los vascos, como si fuera su propia televisión». «Si esto se realiza por unas fiestas, qué no harán los nacionalistas en su objetivo de soberanía nacional; todo vale con tal de llegar a sus objetivos», añadió. Concluyó que la posición política del PNV «está cada vez más clara y cercana a Batasuna y sus objetivos de ruptura, algo que no comparten la mayor parte de la sociedad alavesa».

«Indignación»
Unidad Alavesa anunció ayer que también pedirá en el Parlamento vasco la dimisión o el cese del director general de la radio televisión pública vasca. El portavoz de UA, Ernesto Ladrón de Guevara, declaró a Efe su «indignación» por esa retransmisión y por el uso en la misma, «con una idea torticera», de «un símbolo de los vitorianos como es el atleta Martín Fiz».

Ladrón de Guevara dijo que al inicio del curso parlamentario presentarán una iniciativa para pedir la dimisión o cese de Ortuzar, aunque todavía no han decidido la forma concreta, lo cual deberán consensuar con el Grupo Popular, en el cual está integrada la única parlamentaria de UA, Enriqueta Benito. «Estamos hasta las narices de que ETB trate a los vitorianos como ciudadanos de segunda», aseveró el portavoz de Unidad Alavesa al justificar esa iniciativa parlamentaria.

La relación entre Batasuna y Chávez, al descubierto en un vídeo de la oposición
Piden una investigación sobre las actividades de los proetarras en Caracas
La oposición al régimen chavista puso ayer de relieve la relación existente entre el entramado de Eta, la coalición proetarra Batasuna y las autoridades venezolanas. El diputado Pedro Castillo, del partido Movimiento al Socialismo, hizo ayer público un vídeo en el que aparecen tres personas que se identifican como miembros de HB y que aseguran luchar contra España y Francia y apoyar al «movimiento popular» en Venezuela.
Dpa - Caracas.- La Razón 23 Agosto 2002

Un legislador venezolano de oposición exhibió ayer un vídeo para demostrar la presunta relación que mantendría la organización separatista Eta con el partido de gobierno Movimiento V República (MVR) en Venezuela. El diputado Pedro Castillo, del opositor partido Movimiento al Socialismo, señaló ayer en conferencia de prensa que trece miembros de la agrupación vasca que calificó de «terrorista» se encuentran en el país para apoyar y «compartir experiencias» con el gobierno y los grupos que lo apoyan.

«Este vídeo muestra claramente que el Eta y el MVR (Movimiento V República) mantienen una relación desde hace tiempo, lo que había sido negado por el Gobierno pero aquí está la prueba fehaciente», dijo Castillo.
El diputado añadió que algunos representantes del partido Herri Batasuna se reunieron recientemente con el presidente de la Asamblea Legislativa del Estado Vargas, el oficialista Alexis Toledo.
El vídeo muestra a tres jóvenes que se identifican como miembros de la agrupación política vasca «Herri Batasuna» declarando a una periodista, presuntamente de un medio «comunitario» patrocinado por el Gobierno, sobre su presencia en Venezuela.

Los declarantes afirman en el vídeo que se encuentran por tercera vez en el país donde adelantan un programa para prestar su apoyo al «movimiento popular» con reuniones con la administración y diversos grupos populares venezolanos. Los presuntos militantes vascos indican en la cinta que el grupo está conformado por 13 personas, entre ellas un diputado y cuatro concejales de la coalición proetarra Batasuna, en Caracas, la vecina localidad de Guarenas, la ciudad de La Guaira en el litoral (a 30 kilómetros de la capital) y Barquisimeto, en el centro del país.

Todos contra España
Los declarantes manifiestan además su «identificación» con la «soberanía nacional», «la justicia social», «el movimiento popular como motor de transformación social» y otras consignas del Gobierno del mandatario Hugo Chávez.
«Nosotros compartimos estos postulados porque también luchamos contra España y Francia por nuestra soberanía y nuestro derecho como pueblo a nuestra identidad política, cultural y social», apuntó uno de los entrevistados.
Castillo aseveró que la presencia de los presuntos vascos en La Guaira coincide con la reactivación del grupo armado «Carapaica» que se identifica con el Gobierno y la organización oficialista de izquierda «Coordinadora Simón Bolívar».

Eta-Batasuna
Asimismo, los diputados de la oposición al régimen chavista anunciaron que solicitarán una investigación sobre la actuación política de los miembros de «Batasuna» en el país, a los que consideró «terroristas».
Además, el diputado Castillo puso de manifiesto, más claramente de lo que muchos políticos españoles se atreven a expresar, la relación que existe entre el entramado etarra y la coalición proetarra Batasuna. «Todo el mundo sabe que Batasuna es el brazo político de la Eta y que ese intercambio de experiencias del que hablan es intercambio del terror», expresó Castillo. LA RAZÓN ha puesto de manifiesto en numerosas informaciones las relaciones entre miembros del entramado etarra y el país caribeño.

Garzón informa a Batasuna de la próxima suspensión de sus actividades
Garzón recibe hoy el informe del fiscal, que indica que hay "suficientes indicios" que prueban "la sumisión a ETA" del partido aberzale
Madrid El País 23 Agosto 2002

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón ha recibido en su despacho esta mañana a un representante legal de Batasuna, Jone Goricelaya, miembro de la coalición y abogada habitual de etarras, para comunicarle su intención de suspender las actividades de la formación.

Garzón esperará previsiblemente hasta el lunes para firmar el auto judicial de clausura de los locales de Batasuna y de suspensión de sus actividades hasta un máximo de cinco años, según señala el Código Penal.

Por otro lado, el teniente fiscal de la Audiencia, Jesús Santos, entregará esta mañana al juez Garzón un informe favorable a la suspensión provisional de las actividades de Batasuna y la clausura de sus locales "para prevenir la continuidad de su actividad delictiva y sus efectos", según adelantó anoche la Cadena SER.

El informe, solicitado por Garzón a la fiscalía hace tres días, reseña hasta 62 documentos intervenidos por la policía que, a juicio del fiscal, demuestran que "Herri Batasuna - Euskal Herritarrok - Batasuna forma parte de la organización terrorista ETA como elemento fundamental para aterrorizar a la población y la consecución de sus fines".

A lo largo de 50 folios, el fiscal sostiene que el partido que lidera Arnaldo Otegi forma parte de ETA y le proporciona apoyo logístico y operativo para aterrorizar a la población, por lo que "es imprescindible la suspensión de actividades de Batasuna y la clausura de sus locales" para frenar la comisión de atentados.

El informe asegura que existen "suficientes elementos indiciarios para poner de relieve la sumisión de Batasuna a la organización terrorista ETA", de la que, indica, es el "instrumento" más importante porque aporta recursos materiales, técnicos y humanos. En este punto incluye a las herriko tabernas, fuente de financiación de ETA que, dice el fiscal, "facilita la comisión de atentados como el de Santa Pola".

Desestabilización del Estado
La formación política aberzale, según este informe, se emplea en la desestabilización y la deslegitimación del Estado y permite a ETA, entre otras cosas, supervisar las listas electorales o decidir si se debe participar en los plenos de los ayuntamientos.

La Fiscalía recurre hasta a 62 documentos intervenidos por la Policía que avalarían esos indicios, incluyendo actas de reuniones, boletines internos, encuentros clandestinos y relaciones de acciones violentas contra empresas de trabajo temporal.

El fiscal admite que la suspensión de actividades de Batasuna que persigue Garzón es "trascendental y grave" ya que afectará a varios derechos y libertades garantizados por la Constitución, como la libertad ideológica o el derecho de asociación, pero considera que es pertinente "la aplicación del artículo 520 en relación con el artículo 129 del Código Penal [que no menciona expresamente a los partidos políticos, pero sí el término "asociación"] para ordenar la suspensión de sus actividades y clausura de sus locales para prevenir la continuidad de su actividad delictiva y sus efectos".

Por otro lado, a mediodía, en Bilbao, arrancará una marcha convocada por Batasuna en contra de su ilegalización. La Consejería de Interior del Gobierno vasco ha autorizado la manifestación porque "cumple los requisitos que marca la ley.

IU, camino del Grupo Mixto
Ignacio Villa Libertad Digital  23 Agosto 2002

La trayectoria política que está manteniendo Izquierda Unida en la presente legislatura está convirtiendo a esta coalición en una fuerza parlamentaria marginal. Ha perdido todo el peso específico que mantenía en otros momentos no muy lejanos. En muy poco tiempo, Gaspar Llamazares, el actual Coordinador General, ha permitido dilapidar toda la herencia recibida de Julio Anguita quien, en circunstancias muy complicadas para la izquierda, supo mantener siempre un proyecto con coherencia y constancia.

Durante años desde Izquierda Unida –con mejores o peores resultados– siempre se mantuvo una línea de actuación parlamentaria. Con Julio Anguita como Coordinador General, la coalición pudo mantener estrategias más o menos acertadas, pero siempre con una actitud permanente de respeto y de sentido común en las grandes cuestiones de Estado. Pero, por encima de todo, con Anguita se mantuvieron siempre las ideas claras en la lucha contra el terrorismo. Nunca se vivieron capítulos de complicidad encubierta con Batasuna. Y mucho menos se rompió con unos principios de actuación a cambio de conseguir un confortable sillón de una Conserjería autonómica.

Pero, en estas, llegó Gaspar Llamazares y con él llegó el desastre. La falta de autoridad del nuevo Coordinador le ha llevado a mantener en el País Vasco una política sin principios y de concesión con los suyos y con los demás. Incomprensiblemente ha dejado la iniciativa a Javier Madrazo que ha vendido la marca política de la coalición por un coche oficial, demostrando una buena dosis de mezquindad. Madrazo, que ha descubierto los vapores del poder, no quiere abandonar ahora su Conserjería en el Gobierno vasco. Una presencia difícilmente explicable desde ningún punto de vista y que está dilapidando la trayectoria de años de Izquierda Unida en todo el territorio nacional. ¿Quién puede explicar, por ejemplo, a un militante comunista de Córdoba, que sus camaradas del País Vasco han pactado con un partido de derechas y nacionalista, y que además ofrece cobertura política a Batasuna? Sinceramente, nadie lo puede explicar, y nadie lo puede entender.

En este desbarajuste ideológico y de principios se enmarca la decisión de abstenerse que Izquierda Unida ha anunciado para el próximo lunes en el Pleno extraordinario del Congreso de los Diputados en el que se va a pedir al Gobierno que inste la ilegalización de Batasuna. Es una prueba más del camino emprendido por Izquierda Unida de la mano de Gaspar Llamazares. Un camino que muchos predicen que acabará, como mucho, en el Grupo Mixto del Congreso en la próxima legislatura. Ahora Izquierda Unida es un formación marginal pero en poco tiempo se puede convertir en una formación exclusivamente testimonial. Incluso hay quién dice que no habrá que esperar a las próximas elecciones generales para que esto ocurra. Si en las próximas municipales Izquierda Unida pierde la alcaldía de Córdoba, su único referente nacional, la desintegración de la Coalición se podría precipitar.

Izquierda Unida, a la que Llamazares está colocando en el borde del precipicio, se encuentra en fase de descomposición interna. Un proceso que desde dentro se está fomentando con las actitudes contradictorias e inexplicables que están manteniendo en el País Vasco. Izquierda Unida desorientada, sin programa y sin objetivos, vive una triste agonía, agravada por su comportamiento al aceptar y mantener una Conserjería en el Gobierno Vasco. Era difícil pensar que Llamazares, en tan poco tiempo, consiguiera machacar la herencia política de Julio Anguita. Una auténtica pena.

Otegi amenaza por ETA
Lorenzo Contreras La Estrella 23 Agosto 2002

Es inevitable mantener enfocada la atención hacia la política central en lo que afecta al País Vasco. El auto de Baltasar Garzón confirma su repercusión sobre la línea seguida por el Gobierno y su Ley de Partidos. Una ley que es rigurosamente suya aunque haya procurado involucrar en su respaldo a la oposición parlamentaria principal.

La repercusión de la iniciativa garzoniana de deslegalizar las actividades de Batasuna ha tenido su primera manifestación alarmante cuando el líder de la coalición abertzale, adelantándose a los acontecimientos, ha advertido al lehendakari Ibarretxe de que "no se le pase por la cabeza" obedecer o respetar el auto judicial. Más que advertencia, las palabras de Otegi han revestido la forma de amenaza. Ese aviso de que, en caso contrario, se crearía "un escenario no deseado" rebasa el aspecto de previsión. Ya se han producido, por otra parte, protestas madrugadoras de los radicales vascos ante locales del PNV, con agresiones incluidas. Es probablemente el primer gran síntoma de desunión entre nacionalistas de una y otra tendencia desde que hicieron crisis los pactos de Lizarra. Tal vez se esté asistiendo a partir de este momento a la siempre preconizada división del independentismo vasco.

Para Ibaretxe la situación es complicada. Como jefe del Gobierno autonómico, en cuanto parte del Estado, no puede desentenderse de la legalidad global, y en tal sentido ha replicado a la insolencia de Otegi diciéndole que cumplirá con lo establecido, él y las instituciones vascas. Lo que la dirección de Batasuna le exige es que opte por la desobediencia civil y se vincule definitivamente con el proyecto separatista diseñado en Lizarra.

Se ha demostrado que el efecto del auto de Garzón es más fulminante que la todavía relativamente lejana aplicación de la Ley de Partidos, si no la desautorizan el Tribunal Supremo, el Tribunal Constitucional o el Tribunal de Estrasburgo. Fulminante por inmediato. En tres días, Garzón conseguirá el aval del fiscal desde que el auto fue dictado. Y a partir de ese instante, la resolución tendrá que ser aplicada, según el propio lehendakari tiene ya asumido. Lo especialmente sugestivo del caso es que Ibarretxe ha hecho pública su convicción de que Batasuna no es ya un bloque compacto, sino una "familia" dividida en la que muchos no comparten los métodos de ETA ni las actitudes seguidistas de la dirección que Otegi comanda. Una referencia que no se ciñe a la obviedad de que el grupo Aralar de Zabaleta marcha por sus propios caminos pacifistas, sino que más bien apunta hacia divergencias entre quienes hasta ahora no han mostrado esa propensión.

Nunca como ahora, o pocas veces como en este momento, habrá tenido el PNV una oportunidad tan propicia de deshacerse de la nefasta compañía, por no decir vigilancia, de ETA y su entramado político. En su mano se hallan las fuerzas de seguridad autonómicas, la mayoría abrumadora del electorado nacionalista y la simpatía y adhesión de quienes, sin ser nacionalistas, recibirán con alivio y con el voto dispuesto una opción tajante del Ejecutivo de Vitoria. Pero es difícil tanta resolución. Como también es difícil que ETA y sus incondicionales declaren la guerra al PNV. Lo probable es que la banda decida golpear en Madrid con una crueldad incrementada.

Afloran las contradicciones del nacionalismo
Enrique de Diego Libertad Digital  23 Agosto 2002

No es noticia que Batasuna amenace. Ese es su estilo. Nunca ha hecho otra cosa. Pero sí es noticia que lo haga al PNV, su hermano mayor. El presunto delincuente Arnaldo Otegi –a quien se supone en trance de ingresar en prisión por abundantes méritos propios– ha apelado a la “responsabilidad nacional y el sentido común” de Ibarretxe y del PNV, porque en otro caso se encontrarían en “un escenario no deseado”. Esto, en el argot eufemístico de la banda de la que es miembro Otegi, es el aviso de los mafiosos: el PNV pasaría a estar entre los objetivos de ETA. Esto es una novedad en el tiempo, porque dentro del proceso de depuración –la socialización del dolor– a los peneuvistas les llegaría su momento de exterminio en la “construcción nacional”. Esta aceleración de los plazos se produce al margen de la dialéctica del proceso y en la estela de la gruesa piedra en el camino de la ilegalización penal de Batasuna.

La ruptura de la unidad de acción sí es una noticia. Lo que está pidiendo Otegi es que Ibarretxe se eche al monte, dilapide los últimos restos de legitimidad que le quedan y se batasunice. La hipocresía del nacionalismo de Arzalluz no da para tanto. El PNV se ha beneficiado del terrorismo y del amedrentamiento de Batasuna a los constitucionalistas, pero tiene un lógico temor reverencial ante la perspectiva de abandonar por completo la legalidad. El acuerdo secesionista del Parlamento vasco, por ahora, parece un brindis al sol. El PNV no puede permitirse el lujo de pasar a la clandestinidad.

Ante las amenazas, Ibarretxe ha mostrado un resto de cordura que no se le conocía cuando las coacciones iban sólo contra PP y PSOE: lo que tiene que hacer Batasuna es plantarse ante ETA y decirle que deje de matar, ha venido a decir. Pero los etarras que han dicho eso están en el cementerio. Otegi ha de considerar que es mejor la cárcel que la tumba. Remember Yoyes.

La ilegalización de Batasuna –la vía de Garzón es más interesante porque evita la agonía procesal– está mostrando las contradicciones internas del nacionalismo, que son abrumadoras. Sólo Madrazo, en su patetismo, es capaz de intentar igualarlas. No lo logra, pues lleva demasiado lastre de servilismo.

JAIME MAYOR OREJA, PRESIDENTE DEL GRUPO POPULAR EN EL PARLAMENTO VASCO
"ETA intentará boicotear las municipales"
SOLEDAD GALLEGO-DÍAZ El País 23 Agosto 2002

Jaime Mayor Oreja (San Sebastián, 1951) ha sido uno de los principales defensores de la necesidad de arbitrar medios legales que permitan la ilegalización de Batasuna. Las circunstancias han hecho que no sea ahora un actor directo de ese proceso, ni desde el Gobierno ni desde el Congreso de los Diputados. No oculta, sin embargo, que como jefe de la oposición en el País Vasco sigue ejerciendo una gran influencia en el diseño de la política antiterrorista del Gobierno.

Jaime Mayor Oreja está convencido de que éste va a ser un año muy difícil en el País Vasco y que la campaña de las elecciones municipales de primavera de 2003 marcará un momento de especial crudeza. Pero parece seguro de que la ilegalización de Batasuna, que instará el próximo lunes el pleno del Congreso de los Diputados, es un requisito para luchar contra ETA. En la playa gaditana donde pasa sus vacaciones desde hace años sigue con atención los últimos pasos.

Pregunta. ¿No es extraño que existan dos procesos simultáneos para ilegalizar Batasuna?
Respuesta. No, no lo es. Lo lógico, lo democrático cuando una organización hace del terror su instrumento, es que los jueces, con el Código Penal en la mano, y los partidos, el Parlamento y el Gobierno, con la Ley de Partidos en la mano, converjan en defensa de las libertades. El paso del juez Garzón me merece el mayor de los respetos.

P. ¿La ilegalización de Batasuna marcará un nueva etapa en el País Vasco?
'ETA y PNV no sólo se diferenciaban en la violencia, sino también en el valor de la ruptura'
R. Marcará una nueva etapa en España. Es como Ermua, que no marcó sólo un hito en el País Vasco, sino en toda España. La Ley de Partidos y la futura ilegalización de Batasuna van a marcar un hito en la manera de comprender y defender la democracia en España. Es atreverse a dar un paso que antes no habíamos sido capaces de dar, probablemente porque no había que haberlo dado antes.

P. ¿En algún momento pensó que Batasuna podía ayudar a dar una salida a ETA?
R. Creo que no lo han podido hacer nunca, por el poderío de ETA. En el nacionalismo vasco hay dos expresiones: una, el PNV, es la búsqueda de la nación vasca desde la ambigüedad, y otra, ETA, que es la búsqueda de la nación vasca por la ruptura y la fractura. Dentro del nacionalismo ha habido estas dos realidades. Todo lo demás son grupos alrededor de ambas. La realidad son ETA y PNV. EA es un apéndice del PNV, y Batasuna, un apéndice de ETA. Pero las dos maneras de buscar su objetivo político se llaman PNV y ETA.

P. Pero lo que importa es la manera de buscar ese objetivo, ¿no?
R. Claro. Por eso el error histórico del nacionalismo del PNV, en mi opinión, es que asume el contravalor de la ruptura, que ha sido el dato peculiar que diferenciaba a ETA del resto del nacionalismo. Lo que diferenciaba a ETA del PNV no sólo era la violencia, sino ese valor de la ruptura. Es lo que significa ETA cuando se separa de las juventudes del PNV, en 1959: la utilidad, la eficacia de la ruptura.

P. ¿Qué es lo que usted llama ruptura?
R. El contagio del miedo. Cuando no confías en tus propias convicciones necesitas dotarte de un instrumento diferente de los demás. ETA, desde el primer momento, decidió que no le bastaba defender sus ideas, había que asustar a los demás. La ruptura estaba vinculada al miedo. Y el PNV se ha contagiado del miedo de ETA.

P. ¿Cuándo se realiza ese cambio, según usted?
R. Cuando vio que en Ermua se producía un movimiento social que no controlaba. Porque vio que con la autonomía el nacionalismo se estancaba. En su ortodoxia estaba que la autonomía no es un fin, es un medio. Había que llevarlo a la práctica. Desde su estancamiento y frente a un movimiento social que no controlaba, el PNV se contagia del miedo de ETA y se dice que hay que avanzar en la ruptura.

P. ¿La ruptura que busca el PNV es la ruptura con las instituciones del Estado español?
R. La ruptura es la independencia, el sueño del nacionalismo. Lo que pasa es que siempre han creído que la ambigüedad era una fórmula en la que podían sobrevivir sin dejar el dogma. Ése era el anhelo, el instrumento era la ambigüedad. Pero en un momento determinado piensan que necesitan otra etapa, no ya instalados en la autonomía, sino en algo que no es la independencia, pero sí un proceso de autodeterminación, soberanista. No es que se vaya a echar al monte. Está en el monte.

P. Pero ¿no es legítimo pretender ese proceso de independencia? Si no existiera ETA, ¿estaríamos hablando de lo mismo?
R. Legítimo, sí. Pero si no existiera ETA, nosotros también tendríamos la tranquilidad de defender nuestras ideas sin tener que protegernos y que escoltar a todos nuestros concejales. En nuestra Constitución en modo alguno vetamos ni impedimos que alguien pueda defender las ideas independentistas que crea convenientes. En España hemos tenido un especial cuidado de que se puedan defender esas ideas. Somos nosotros los que estamos amenazados por defender las nuestras, no ellos.

'Lo que importa es acabar con ETA. No podemos equivocarnos en el diagnóstico'
P. ¿Lo más importante ahora es saber qué va a hacer el PNV cuando se ilegalice a Batasuna?
R. Lo más importante es saber qué hará la mayoría social de los españoles en los próximos meses y años. Es nuestra capacidad de no desistir. Dependemos de nosotros mismos. Haga lo que haga el PNV y haga lo que haga ETA. Es la clave de la situación. Si entendemos lo que hemos estado haciendo estos 25 años, si valoramos lo que se hizo en el pacto de Ajuria Enea en 1988, si valoramos lo que el juez Garzón y la Audiencia Nacional han hecho contra el terrorismo, si valoramos la Ley de Partidos y la hipotética decisión del Tribunal Supremo de ilegalizar Batasuna, si seguimos apreciando lo que hacemos... Eso será lo importante. Habrá momentos de dificultad, de crueldad, porque ETA tendrá que hacer de la crueldad su característica esencial al final de su vida. Pero si sabemos a qué nos enfrentamos la clave estará en lo que hagamos los que mayoritariamente, en España, y en buena medida en el País Vasco, seguimos apostando por la Constitución, el Estatuto y la legalidad.

P. ¿No es posible hablar con el PNV en estos términos?
R. El PNV, en mi opinión, lamentablemente para todos, ha dejado la ambigüedad. El escalofrío de Ermua, la tentación permanente de ETA, el complejo frente a ETA, han hecho que imite la agenda de la radicalidad. El día que baje del monte será bienvenido, pero está en el monte.

P. Pero el PNV no ha hecho ningún gesto que suponga la ruptura con la legalidad.
R. No hay todavía una ejecución de esa estrategia, pero en sus declaraciones ya está esa ruptura. El PNV va a seguir caminando en esa senda, salvo que haya una batalla intestina dentro del nacionalismo o que ETA, en un momento determinado, decidiera actuar sobre el PNV. Eso provocaría otra dinámica. Pero ahora el PNV ya se ha echado al monte en el terreno de la declaraciones.

P. Usted dibuja una situación francamente mala. El nacionalismo vasco da un paso, el Gobierno de Madrid reacciona..., ellos responden a esa reacción, lo que a su vez exige otra respuesta... Por ese camino se puede llegar a una situación incontrolable para todo el mundo.
R. Es verdad que tenemos más riesgos de equivocarnos que nunca. Y no podemos equivocarnos ni en el diagnóstico ni en el tratamiento. Nosotros, el Gobierno y los partidos constitucionales españoles, debemos ser conscientes de que lo primero es desarticular ETA, para devolver el margen de libertad que no tiene una buena parte de los vascos. Y luego habrá que dar una respuesta proporcional, inteligente, a cada una de las medidas de desbordamiento del marco político e institucional que haga el PNV. Pero sin que nos equivoquemos; la iniciativa consiste en la desarticulación de ETA. El asunto no es hoy el Estado de derecho frente a la iniciativa del PNV. El asunto es destruir, derrotar y desarticular una organización terrorista, que es ETA.

P. Decir que el PNV se ha echado al monte, ¿no puede llevar a los ciudadanos a identificar equivocadamente PNV y ETA?
R. Nadie ha dicho que el PNV sea ETA. Acabo de explicar que hay dos realidades, dos interpretaciones diferentes del nacionalismo, que son ETA y el PNV. Lo que pasa es que uno se mete en la senda del otro; el PNV se contagia de la ruptura del otro. Desde Estella, son dos cosas distintas en convergencia, dos proyectos en convergencia. No puedo responsabilizarme de que haya gente que no matiza, como lo hago yo, entre ETA y PNV.

P. Si el PNV está ya en esa senda de ruptura, significaría que una buena parte de la población vasca comparte ese camino.
R. Nunca se sabe, cuando unos representantes adoptan un camino, hasta qué punto tienen el apoyo social sostenido para hacerlo. Es un partido que había acostumbrado mucho a la sociedad a la ambigüedad; a lo mejor gran parte de la sociedad no termina de creerse la senda de la ruptura. Por eso es tan importante defender el respeto a las reglas y la configuración de una alternativa. En el País Vasco, más que nunca, los partidos de ámbito constitucional deben trabajar por una alternativa democrática. No estar obsesionados con lo que haga el PNV, sino ofrecer una alternativa democrática, por si hay quien tiene dudas respecto a lo que va a hacer el PNV.

P. ¿Por eso son tan importantes las elecciones municipales?
R. Creo que ETA va a tratar de boicotearlas. Si son ilegalizados, van a tratar de hacerlas imposibles. Van a tratar de arrastrar al resto de la sociedad al boicoteo. Un boicoteo activo. No sé cómo lo harán, porque posiblemente tampoco lo sepan ellos todavía. Pero la intuición me lleva a pensar que tratarán de no aceptar el resultado electoral.

P. En eso no existe, desde luego, convergencia con el PNV, porque el lehendakari quiere que se celebren las elecciones.
R. Sí, en ese camino no hay convergencia. El PNV quiere romper, pero quiere mantener el poder, quiere una ruptura desde el concierto económico, desde las instituciones vascas; una ruptura administrando un billón y medio de pesetas... Ése es el contrasentido del PNV. Batasuna quiere romper destruyendo las instituciones; el PNV quiere romper administrando el poder.

P. ¿Hay un acuerdo de los partidos democráticos para celebrar las municipales al margen de cuál sea la amenaza de ETA?
R. Nadie puede decir lo que va a suceder de aquí a un año, pero creo que el PP y el PSOE haremos todo para que esas elecciones se celebren. Otra cosa son los intelectuales, que dicen, y es muy legítimo, que no hay condiciones para celebrar las elecciones. Es un debate muy abierto. Pero yo creo que el PP debe intentar conseguir el mayor número de representantes posibles, tener los mejores resultados y facilitar una municipalización de la alternativa. Pero sin duda va a ser un año muy difícil para poder defender las ideas constitucionales.

P. ¿Se ha recompuesto el entendimiento entre el PP y el PSOE, como antes de las elecciones autonómicas?
R. Más allá de las dificultades, de las desavenencias que, sin duda, se produjeron a raíz de la caída de Nicolás Redondo, las circunstancias van a impulsar más ese encuentro. Algunos decíamos que el PNV estaba en una Estella bis, a cámara lenta, y hubo un desencuentro en ese diagnóstico. Pero es verdad que ahora, tanto en la Ley de Partidos como en el propio debate que celebramos en el Parlamento vasco el pasado 12 de julio, la esencia, los principios en el discurso, han coincidido en el PP y en el PSOE. Sólo una rectificación del PNV podría modificar las relaciones entre el PP y el PSOE, y eso sería el fruto de una buena noticia. Pero no es lo que vislumbro en estos momentos.

P. ¿El nuevo equipo del PSE comparte más ahora su análisis?
R. No lo sé. Yo no he hablado con ellos. No tenemos una relación tan fluida. Antes del 12 de julio llamé a Patxi López porque era consciente de lo que iba a defender el PNV en el Parlamento. Le ofrecí cualquier fórmula que visualizara un mayor entendimiento; se quedó para hacerlo después. No se consideró oportuno por su parte hacerlo antes. No están rotos los puentes, no; es verdad que yo tengo un respeto especial hacia Carlos Totorica o Nicolás Redondo, o hacia las personas que han encarnado determinadas posiciones en el Partido Socialista, pero eso no significa que no haya que hacer lo que haya que hacer con López y su equipo.

P. El PNV afirma que siempre ha intentado atraer el voto de Batasuna y que ésa es la manera de acabar con ella.
R. Es jugar con fuego. Lo puede hacer, pero que sepa que está en el terreno del otro. La única pregunta que uno tiene que hacerse es por qué una organización como ETA, derrotada política y socialmente en el País Vasco, puede arrastrar a un partido como el PNV por la senda de la ruptura, que al final es la senda de la derrota. Por miedo. Creen que hay que romper, hacer algo, porque si no, el nacionalismo no sobrevive.

P. ¿No puede ser que tengan miedo a un renacimiento del nacionalismo español?
R. Ermua no tiene nada que ver con el nacionalismo español. Tiene que ver con un grito que es ¡basta ya! Es una razón moral, ética, de toda España. No es nacionalismo. El PNV reacciona ante lo que cree que es un estancamiento del nacionalismo vasco; le entra pánico y se dice, 'tenemos que acortar los plazos previstos, precipitar los acontecimientos'. La clave es su reacción ante los movimientos sociales y frente a una realidad que intuye, más que frente a la radicalización de nuestras posiciones o a que crea que somos unos peligrosísimos nacionalistas españoles.

'Nadie puede decir lo que sucederá en un año, pero PP y PSOE queremos elecciones'
P. Arzalluz dice que no va a romper con la legalidad del Estado español.
R. Miente. El problema del País Vasco es una gran mentira sobre nuestra historia, como si el problema fuera un litigio entre vascos y españoles durante 200 años. Pero para mantener una mentira histórica necesitas cómplices en el presente; los cómplices son el crimen y la mentira. Una organización para matar y otra para mentir. Es la única forma de mantener una mentira histórica. ETA es la expresión del crimen, pero, por incongruente que parezca, en sus comunicados dice la verdad. El PNV ni mata ni asesina, pero miente casi siempre. Su fuerza es la mentira y cree que para conseguir sus objetivos hay que mentir. Es mi opinión, con todos los matices que se quiera.

P. Al margen de todo, hay un Gobierno de la nación y un Gobierno del País Vasco. ¿No es posible encontrar la forma de que las dos instituciones se relacionen?
R. En 2002 se ha producido el acuerdo de mayor entidad entre los dos, el concierto económico. Y, además, de duración indefinida. Nadie niega que es una relación difícil, pero que debe existir. Lo que pasa es que entre instituciones hace falta lealtad. La pregunta es: ¿cabe recuperar la lealtad en el marco de la autonomía? Espero que sí, pero el PNV tendría que hacer una rectificación.

P. Y si la respuesta fuera no, ¿qué pasaría?
R. Si el proceso sigue como va, la alternativa democrática al nacionalismo será una necesidad que no sólo será vista por cientos de miles de vascos -que ya la vieron en las elecciones de 2001-, sino por muchos más. Si el PNV continúa en la ruptura, la alternativa llegará antes. En la sociedad vasca se imponen la moderación y la sensatez. Hay gente que cree que hoy eso es votar al PNV y no ha sido suficiente el sufrimiento de las víctimas para hacerle cambiar de opinión, pero eso no significa que esa gente no sea moderada o que no tenga sentido común. Votan al PNV porque les da más seguridad y más tranquilidad, pero si este proceso de ruptura continúa traerá una gran inseguridad.

P. Incluso aunque existiera una ruptura por parte del nacionalismo vasco, ¿cree que nunca debería implicar una ruptura del modelo autonómico por parte del Estado español?
R. El modelo autonómico es muy amplio. Autonomía es ya España. Nosotros no tenemos que desenfocar la cuestión. El Gobierno de España tiene una prioridad, que es terminar con ETA. Y luego tendremos que dar una respuesta proporcional, inteligente y adecuada a cada uno de los desbordamientos del marco político que haga el PNV. Nuestra fortaleza es la Constitución y el Estatuto. Yo no entro en política ficción. De momento, nosotros estamos para acabar con ETA. No nos equivoquemos desenfocando cual es la iniciativa de España.

En Cataluña somos bilingües
Cartas al Director ABC 23 Agosto 2002

En una carta, Francisco Javier Aranda se quejaba de que, en Cataluña, en algunas carreteras la rotulación fuera en catalán, ya que no lo entendía, opinando además que si los catalanes salimos de Cataluña no podríamos entendernos con nadie por el hecho de hablar sólo catalán. Bien, señor Aranda, para salir al extranjero (Andorra, por caso) como mínimo hay que saber un poco del idioma nativo; lo que le hubiera sido a usted fantástico al entrar en Cataluña; sepa señor Aranda que los catalanes somos bilingües por naturaleza, y otros trilingües (inglés); y cuando salimos de vacaciones, ya sea por España o fuera de ella hablamos con la gente con la mayor naturalidad, y además en su propia lengua. Es la diferencia entre «unos» y «otros».   Jordi Mas.   Barcelona.

En Cataluña son monolingües
Nota del Editor  23 Agosto 2002

Al utilizar únicamente el catalán en todas las instituciones públicas catalanas, está claro que son monolingües. Hay algunos catalanes que piensan que Cataluña es el extranjero para el resto de los españoles, que su idioma nativo es el catalán, y además pretenden que sepamos un poco del mismo para poder viajar por allí. En otros sitios son mas espabilados y nos atienden en español, inglés, etc., y no se preocupan de las diferencias entre unos y otros, tampoco entre la mano derecha y la izquierda.

El español, único idioma que gana terreno entre los estudiantes de Secundaria británicos
JOSÉ MANUEL COSTA LONDRES. ABC 23 Agosto 2002

El español goza de buena salud y una prueba más de ello es el resultado de un estudio realizado en el Reino Unido que demuestra que nuestro idioma es el único que gana terreno entre los estudiantes de Secundaria británicos. La razón que se da al fenómeno es la proliferación de vuelos baratos a España.

Los resultados de los exámenes finales de la Enseñanza Secundaria británica han vuelto a conocerse, y con ellos una serie de estadísticas sumamente interesantes. Una de ellas afecta a nuestro idioma, el único que sigue creciendo entre los estudiantes británicos mientras otros mucho más clásicos, como el francés o el alemán, no hacen más que retroceder. Por otra parte, es oficial, también las chicas inglesas son más listas que los chicos, y de los británicos (excepto Escocia, que tiene un sistema diferente), los más aplicados son los sufridos escolares de Irlanda del Norte y los menos sus compañeros ingleses.

Los números respecto al español son de una rotundidad impresionante. Aunque los estudiantes británicos estudian cada vez menos idiomas (-2,6 por ciento en general y -11,9 por ciento a la hora de incluirlos como asignaturas donde lograr los niveles A, los que permiten un acceso a la Universidad), el estudio del español ha crecido un 6,7 por ciento en los estudios generales e incluso un 1 por ciento en los exámenes de grado A. Al contrario, el alemán bajó un 6,6 por ciento y un 17 por ciento, respectivamente, y el francés un 2,5 por ciento y un 13 por ciento. La primera explicación que se ofrece a este fenómeno tiene que ver con otro, al menos en apariencia, poco relacionado: la extensión masiva de los vuelos baratos.

Por su cuenta
Según esta tesis, una parte cada vez mayor de los 12 millones de turistas británicos que nos visitan cada año lo hacen utilizando las nuevas líneas de vuelos baratos. Esto implica que cuando llegan a una de los múltiples ciudades españolas a las que vuelan esas compañías, no lo hacen en un vuelo chárter con hotel incluido donde, por lo habitual, permanecen en una burbuja de anglicismo en la cual no precisan hablar una palabra de castellano. Los nuevos turistas irían más por su cuenta y tendrían que buscarse la vida con unos nativos que en absoluto dominan el inglés como lo hacen los de Tenerife o Mallorca. Eso provoca, lógicamente, que necesiten tener algunos conocimientos de español.

Otra explicación que no se puede descartar es que el español tiene bastante más atractivo demográfico que el alemán o el francés. Es posible que la mayoría de los alumnos británicos escoja nuestro idioma pensando en sus vacaciones, pero también es probable que lo haga teniendo en cuenta la extensión mundial del español y en sus posibilidades profesionales de futuro.

Las mujeres, mejores
En otro orden de cosas, es curioso reseñar cómo también en este país las mujeres cosechan bastante mejores notas que los hombres, una tendencia que también se puede ver en España. Un 62,4 por ciento de las chicas lograron grados entre A y C, que en principio les permiten continuar estudios superiores, mientras que sólo un 53,4 por ciento de los chicos pudieron hacerlo. Lo que es peor, no se trata de una ocurrencia única, sino de resultados que llevan repitiéndose varios años.

Las causas de esta situación tienen muy preocupados a los educadores y a las autoridades británicas que buscan explicaciones. Hay quien achaca el desequilibrio a la fórmula de calificación introducida en 1988. Desde entonces las diferencias no han parado de crecer. Otros piensan lisa y llanamente que entre los chicos no parece tan adecuado dedicarse a hincar los codos, mientras que las chicas ven cada vez con más escepticismo la posibilidad de poder dedicarse a labores domésticas cuando lleguen a la maternidad, en primer lugar porque tal vez hayan preferido criar a sus hijos en solitario. En el único apartado donde los muchachos adelantaron a las mujeres es en lo que se conoce como «Advanced Extension Awards», porque exige a los alumnos trabajar con conceptos nuevos y adoptar algunos riesgos, algo en lo que supuestamente serían mejores los hombres.

Irlanda del Norte
Las diferencias también se aprecian en lo geográfico. Sólo un 57,4 por ciento de los alumnos ingleses lograron notas entre A y C. Sus compañeros galeses fueron algo mejores, un 59,7 por ciento, pero los ganadores por goleada resultaron los irlandeses del Norte, con un 68,4 por ciento. No parece complicado entender las razones de esta situación: la continua crisis del Ulster ha sumido a las provincias en una profunda postración económica. Pero en los últimos tiempos se ve una luz al final del túnel y los jóvenes norirlandeses, parece, desean empezar a construir un futuro mejor.

EE UU recupera su tradición literaria en español rescatando 18.000 títulos de escritores hispanos
Olivia P. Tallet - Houston (EE UU).- La Razón 23 Agosto 2002

Más de 18.000 libros escritos por hispanos en EE UU, que datan desde el siglo XIX hasta 1960, han sido rescatados como parte de un ambicioso proyecto nacional de recopilación y conservación de la literatura en español. El esfuerzo forma parte del proyecto «Rescate de la Herencia Literaria Hispana en EE UU», dirigido por Nicolás Kanellos, presidente de la editorial Arte Público Press, con sede en la Universidad de Houston, pero en el que participan estudiosos de todo Estados Unidos, México, Puerto Rico, Cuba y España. «Estamos apenas en el principio del trabajo. Se trata de una empresa laboriosa que implica la localización, recolección y copia de todo el material para crear una base de datos accesible al público», afirmó Kanellos a Efe, quien aseguró que ya se han copiado electrónicamente cerca de 300 libros completos de los 700 que fueron seleccionados para integrar una base de datos por internet, que estará disponible al público a partir del próximo año.

Desde siempre
Adicionalmente, todos los materiales rescatados, algunos de los cuales han sido publicados en forma de antologías y colecciones por Arte Público Press y otras editoriales, están siendo copiados en microfilmes para integrar archivos bibliotecarios. «Queremos llegar al usuario final; a todas las personas interesadas en el conocimiento de nuestra herencia literaria en EE UU, y demostrar que aquí se ha estado escribiendo en español desde siempre», enfatizó. «Tanto es así, que de los libros recuperados hasta el momento de autores hispanos, el 99 por ciento fueron escritos y publicados en español», y abarcan «desde ficción hasta temas tan variados como medicina, cocina, gramática, religión o política», declaró Kanellos, quien explicó que otra parte del proyecto consiste en «encontrar todos los periódicos creados por hispanos en EE UU. Y ya tenemos control bibliográfico de 1.700». El especialista, profesor del departamento de Lenguajes Clásicos y Modernos de la Universidad de Houston, explicó que hasta ahora han logrado copiar electrónicamente más de 250.000 artículos de 900 periódicos, enviados desde todo el país.

Un idioma de 400 millones de personas
ABC 23 Agosto 2002

MADRID. Pese a la inconsistencia del concepto de superioridad en el ámbito de las lenguas, lo cierto es que las cifras autorizan la apología del español como idioma que se extiende hoy por todo el planeta. Se trata de la segunda lengua más importante del mundo y la tercera más hablada, con 400 millones de hablantes nativos. El castellano, tal como hoy lo conocemos, es fruto de un proceso de decantación de más de un milenio, a lo largo del cual las diversas lenguas de la Península Ibérica se fueron modificando bajo la influencia de las sucesivas invasiones de romanos, godos y árabes. En la actualidad, el español ha desbordado las fornteras de nuestro país. Lo hablan 91 millones de mexicanos; cerca de 400.000 guineanos; unos 200.000 saharauis en sus campamentos de refugiados; más de 25 millones de personas en Estados Unidos, donde florece el mercado de los periódicos y revistas en español. Y es que hace ya tiempo que EE.UU. ha dejado de ser un país blanco y anglosajón. Así, el grupo de población estadounidense que experimenta un crecimiento más rápido es el de los inmigrantes hispanohablantes. El peso de la cultura española en EE.UU. es cada vez más evidente, mientras el inglés renace con acentos y vocablos españoles.

400 millones de razones
El castellano es la única lengua cuyo uso crece entre los escolares británicos
LOURDES GÓMEZ | Londres El País  23 Agosto 2002

Los colegios británicos están perdiendo alumnos en lenguas modernas, excepto en castellano. Los resultados de los exámenes de secundaria, que los adolescentes de entre 14 y 16 años recibieron ayer, indican un descenso global del 2,6% en estudio de idiomas respecto al año anterior, frente a un incremento del 7% en los alumnos que optaron por el castellano. Es el tercer año consecutivo de interés creciente por la lengua de Cervantes. 57.983 alumnos aprobaron la asignatura en el último curso.

El bajón en los estudios de lengua extranjera afecta sobre todo al alemán, que baja un 6,6%, y al francés, con un 2,5% menos de aspirantes. Pero el francés sigue siendo el idioma más extendido en los colegios británicos y 338.468 alumnos lo incluyeron en los exámenes de secundaria, frente a 126.216 que se examinaron de alemán.

El auge del castellano se aprecia en todos los niveles y edades. El Instituto Cervantes registró una subida cercana al 100% en las matrículas para los cursos de castellano en su sede central de Londres. En los últimos dos años, los alumnos pasaron de 1.800 a 3.500.

Gian Franco Biglino, administrador del Instituto Cervantes, relaciona el creciente interés por el castellano con el aumento de los viajes a España. A las tradicionales vacaciones de los británicos hay que añadir las visitas de negocios y las motivadas por la compra de una vivienda en España. 'Los británicos se han despertado al hecho de que hay 400 millones de hispanoparlantes. Se aprecia mucho interés por la lengua y cultura hispanas', afirma.

El cine también contribuye a cambiar la imagen de España y Latinoamérica. Los filmes de Almodóvar se proyectan en versión original. Dos filmes mexicanos, Amores Perros e Y tu mamá también, contribuyeron en los dos últimos años a extender el aprecio por el castellano.

La pérdida generalizada de estudiantes de lenguas modernas en el Reino Unido podría agudizarse más. La reforma educativa emprendida por el Gobierno de Tony Blair eliminará el idioma extranjero entre las asignaturas obligatorias de la secundaria y fomentará su estudio voluntario a partir de los siete años.

Recortes de Prensa   Página Inicial