AGLI

Recortes de Prensa     Viernes 13 Septiembre  2002
Nacionalismo no tan democrático
Julián LAGO La Razón 13 Septiembre 2002

Dos torres en Basque Country
Carlos HERRERA ABC 13 Septiembre 2002

Balza debe obedecer a Garzón
Impresiones El Mundo 13 Septiembre 2002

Confusa
Alfonso USSÍA ABC  13 Septiembre 2002

Exilio forzoso
Cartas al Director ABC 13 Septiembre 2002

La Iglesia no nacionalista rechaza ser «una pieza del soberanismo» y condena a quien ampara a Eta
Redacción - Madrid.- La Razón 13 Septiembre 2002

El juez Garzón insta a Balza a prohibir la manifestación por ser «una actividad de ETA»
CARMEN REMIREZ DE GANUZA El Mundo  13 Septiembre 2002

PABLO MOSQUERA, LÍDER DE UNIDAD ALAVESA : «O el PNV se normaliza o los alaveses cogen la puerta y se van»
J. J. CORCUERA/VITORIA El Correo  13 Septiembre 2002

Savater convoca una manifestación contra Batasuna y el “nacionalismo obligatorio”
Agencias Libertad Digital  13 Septiembre 2002

Nacionalismo no tan democrático
Julián LAGO La Razón 13 Septiembre 2002

De la misma forma que resulta emocional el amor y el desamor, e incluso las pasiones por los colores de un club, los nacionalismos son igualmente un sentimiento y, por tanto, no sujetos a explicaciones de razón. Así uno se siente enamorado o apasionado sin más explicaciones como uno se siente nacionalista sin más explicaciones también. El secretario general de Ezquerra Republicana de Cataluña, Josep Carod-Rovira, nunca ha ocultado su pasión independentista, a lo cual nada hemos de objetar: nadie puede rasgarse las vestiduras porque Carod sea del Barça, republicano o independentista, o todo ello y al mismo tiempo a la vez, que más da.

Lo que no obstante si produce escándalo es que Carod se haya reunido con 0tegui, previamente a la ilegalización de Batasuna, aclarémoslo todo, a fin de que Eta dejara de atentar en Cataluña, y sólo en Cataluña. Parece obvio que tabular las víctimas del terrorismo en función de la geografía, amén de ser una canallada en palabras de Rodríguez Ibarra, evidencia el grado de insolidaridad a que algunos nacionalistas están predispuestos.

Durante los primeros años de la Transición y, si se nos apura, hasta ayer mismo por la tarde, se aplicaba con frecuencia distintas varas de medir en la condena de los atentados de Eta: no era lo mismo asesinar a un guardia civil que a un ingeniero industrial, a un policía que a un empresario, a un militar que un profesor de Universidad. Sólo el tiempo, y la generalización brechtiana del nazismo criminal, ha obligado a corregir tal perversión moral que, sin embargo, el nacionalismo vasco no parece interesado en superar. Su matonismo dialéctico, su desafio al Estado y su desobediencia a los mandatos judiciales, que se pasa por el arco del triunfo, les hace cada día más clónicos de Batasuna, de cuya causa se ha eregido en abogados defensores. Por ejemplo, no estar dispuesto a que los vascos se rompan la cara unos contra otros, tal como ha relativizado Ibarretxe la pasividad de la Ertxaintxa, constituye no sólo una flagrante trasgresión de la ley, impropia de una institución democrática. Constituye sobre todo un ejercicio de cinismo político inadmisible cuando a las víctimas no les rompen la cara sus verdugos sino que sencillamente les matan. Estamos hartos de escuchar a los nacionalistas que ellos no admiten lecciones de democracia de nadie en cuanto se les reprochan determinadas conductas en que prevalecen sentimientos sobre razón. Pues bien, sería conveniente no olvidar que Esquerra Republicana, el partido de Carod, atentó contra la legalidad de la II República al declarar el Estat Catalá al entonces president de la Generalitat Francese Maciá. Ni tampoco cabe ignorar los escritos sectarios y xenófobos del fundador del PNV Sabino Arana, cuya sola lectura sonroja a cualquier demócrata que se precie. O sea, que demócratas, sí, pero no tanto como para ir presumiendo por ahí de impoluto.

Dos torres en Basque Country
Por Carlos HERRERA ABC 13 Septiembre 2002

Ayer dediqué buena parte de la tarde a charlar con María Cevallos. Es dominicana, lleva cerca de veinte años en Nueva York y trabajaba en la Torres Gemelas como señora de los lavabos de una importante firma financiera. El día de autos vio morir a cuatro de sus más íntimas amigas y salvó la vida gracias a la acción valiente de uno de los abogados del despacho que tiró de ella entre una salvaje lluvia de cascotes. Hoy María, enferma de depresión y con varias fracturas de difícil arreglo, sobrevive en una densa noche de llantos y desespero. Gloria Cantos, a su vez, es la madre de Yolanda, una joven y prometedora economista que pereció como consecuencia del primer impacto y a causa de su formalísimo sentido de la puntualidad: unos minutos de retraso, simplemente unos minutos, le habrían salvado la vida. Las lágrimas de Gloria, ayer mismo charlando con este cronista en un café del Downtown, no tenían consuelo. Arturo Griffith, ascensorista de la Torre Sur, consiguió salir de la misma dos minutos antes de su derrumbe, y pasó más de treinta horas sin saber de la suerte de su esposa, también empleada de las Gemelas, que finalmente salvó la vida. Tiene una cadera quebrada y quemaduras en el rostro.

Los tres, simples ejemplos de los muchos dramas inherentes a la salvajada del 11 de septiembre, no tienen ni idea de dónde está Berantevilla, y si lo supieran, dudo mucho de que sintieran el más mínimo afecto por una plaza o pueblo que se permite la estupidez, cuando no la cabronada, de anunciar sus fiestas haciendo una gracia sobre la tragedia de Nueva York. El cartel de la «Beranturiko Jaiak» remeda a una avioneta estrellándose, ante la mirada de una bombero, contra las dos torres de su parroquia. A decir de la animal de la alcaldesa (cómo no, del PNV) el cartel debía ser «algo que impactara». Indudablemente, lo ha conseguido, y, siendo fiel a la trayectoria de su partido para con las víctimas del terrorismo, ha logrado también ignorar y mofarse del sufrimiento ajeno para mayor solaz de sus lugareños, los cuales habrán gozado de unas fiestas estupendas mientras que las personas que fueron heridas por la tragedia siguen recomponiendo sus vidas a más de diez mil kilómetros de distancia. No se le puede pedir a obtusos como esta alcaldesa que tengan un mínimo de delicadeza con seres humanos de latitud tan distante si no la tienen con convecinos suyos amenazados por el terror. Milagros, los justos. Ignoro qué pensará el estólido Cenarrussa (si es que se escribe así el nombre del político de Idaho) cuando compruebe que el partido de sus amores aprovecha una desgracia colectiva de esa envergadura para anunciar sus borracheras.

A pocos puede sorprender que sensibilidades tan localizadas en el terruño y tan poco extendidas a causas globales o ajenas cometan canalladas de este estilo. Carod-Rovira, al fin y al cabo, envuelto como buen cobarde en la bandera para defenderse de quienes le acusan, también localizó un mapa del terror que alcanzaba exclusivamente sus predios. A Maragall, su amigo del alma, eso le parece cosa de poca importancia y a Duran Lleida, una forma de ayudar al PP. A los Ibarreches, por lo tanto (y que esta vez no me corrijan y me lo cambien por «tx») y a los Eguíbares les habrá hecho mucha gracia el cartelito. A María, a Gloria y a Arturo, que de haber leído alguna vez las crónica de Emma Daly en el New York Times creerán que aquel es un país incompleto que lucha por sus derechos de supervivencia (despierta, mona, despierta), les sorprenderá mucho saber que hay quien se ríe de su depresión y de su pena. Y lo harán porque se lo pienso contar esta misma mañana.

Balza debe obedecer a Garzón
Impresiones El Mundo 13 Septiembre 2002

Tal y como le había solicitado la Fiscalía de la Audiencia Nacional, el juez Garzón pidió ayer al consejero de Interior del Gobierno vasco que prohiba la manifestación de mañana en Bilbao porque está promovida por ETA y Batasuna. A pesar de que el acto ha sido convocado, y a ello se aferra Javier Balza para autorizarla, para protestar «contra el recorte de los derechos de libertad de expresión, reunión y manifestación», el magistrado asegura que, de acuerdo con los informes policiales, detrás de la manifestación están personas «vinculadas con el proyecto ETA-EKIN» y por dos dirigentes que formaron parte de la «comisión dinamizadora» que lideró la conversión de HB en EH y posteriormente en Batasuna.Al margen de que el propio líder radical, Arnaldo Otegi, ha anunciado su asistencia. El consejero de Interior del Gobierno vasco dijo el miércoles que su decisión de permitir el acto cumplía «escrupulosamente» la providencia de Garzón en la que prohibía cualquier tipo de manifestación relacionada con Batasuna. Tal parece que Balza pretende mantener un tira y afloja permanente con Garzón y aprovechar cualquier resquicio legal para que la suspensión de Batasuna no sea efectiva en determinados casos como éste. El consejero no tiene ahora otro camino que obedecer al juez de la Audiencia Nacional. Por lo demás, es preocupante que Aministía Internacional, una organización respetable, se preste a respaldar este tipo de actos que la Justicia española considera convocados por una banda terrorista.

Confusa
Por Alfonso USSÍA ABC  13 Septiembre 2002

No es cosa de herir susceptibilidades ya de por sí propensas a inventarse rasguños, pero resulta obligado reconocer que la celebración de la «Diada» de este año ha sido, como poco, confusa. En la ofrenda floral ante el monumento a Casanova, los representantes del Partido Popular fueron amenazados de muerte, grosería que choca con la civilizada tolerancia de los catalanes. El Muy Honorable Presidente Pujol y su precipitado delfín, Artur Mas, tendrán que reconocer que eso no ha estado bien aunque los atacados hayan sido los cónsules del Partido Popular.

Me recuerda a las declaraciones de un director general de Bellas Artes del régimen anterior comentando la mutilación sufrida por un cuadro de Salvador Dalí: «Se trata de una salvajada, porque todas las obras de arte merecen un respeto, aunque sean de Dalí». Carod-Rovira se organizó su merienda y pidió la independencia. Ignoro si Pilar Rahola estuvo presente o sus compromisos profesionales con las cadenas de televisión «estatales» se lo impidieron. Lo cierto es que Carod-Rovira ofrecía un semblante relajado después de haber obtenido la palabra de honor de la ETA de no cometer atentados en Cataluña, y sobre todo, en La Vilanova y la Geltrú que es donde vive su ahijada Montse. «A la Montse ni os acerquéis». Maragall, con el apoyo siempre indeclinable de los restos de la caduca «Gauche Divine», se mantuvo firme y emocionado durante todo el día como nuevo fundador del Reino de Aragón, que por ahí van sus ambiciones. Y en el «Fossar de les Moreres», habló Jone Goiricelaya, la diputada de Batasuna, que fue muy aplaudida por los nostálgicos de «Terra Lliure». Aunque no tenga nada que ver con la «Diada» es oportuno resaltar que Batasuna se manifestó ese mismo día en Lisboa, lo que ayuda a entender el caos mental que transportan en sus chocholas sus dirigentes.

Pujol y Mas, después de quitar el «es» de España de su página «web» se mostraban felices, y recibieron toda suerte de parabienes y palabras de ánimo. Una acción tan contundente y de tanta repercusión contra España es siempre motivo de gozo compartido. Pero insisto en la confusión. Cuando aparecieron los dirigentes políticos y demás autoridades en la Plaza de San Jaime, el personal viandante no sabía a qué atenerse. El minuto de silencio en homenaje a las víctimas del atentado terrorista contra el «World Trade Center» fue interpretado por otros como recuerdo respetuoso a Wilfredo el Velloso, Fernando de Aragón, Rafael Casanova, Lluis Companys y Joan Camper, respectivamente. Y eso es lo malo. Que la «Diada» coincide con el aniversario de un acontecimiento internacional que ha cambiado la sensibilidad del mundo occidental, y ha pasado a un segundo plano. A partir de ahora, todos los once de septiembre, la ciudadanía va a tirar más hacia el Consulado de los Estados Unidos en Barcelona que hacia el monumento a Casanova, el palacio de San Jaime o el Camp Nou. Que ahí también se celebró la «Diada», y fiel al espíritu de la jornada, el «Barça» fue eliminado de la Copa del Rey por un equipo de «Segunda B», el Novelda, que, menos mal para Maragall, es club alicantino y por lo tanto inmerso en los territorios de la Corona de Aragón. Y por no romper la armonía de la «Diada», el Español de Barcelona obtuvo similar premio contra el Alicante. Es decir, lágrimas unánimes y respetuosas con la efeméride.

Pero ya no interesa la «Diada» como antaño. Aquello parecía muy local y limitado. El once de septiembre el mundo -y España con Cataluña incluida también-, mira hacia otro lado, y siente más por el futuro que por el pasado, y más se conmueve por las flores depositadas en el inmenso solar de la «Zona Cero» neoyorquina, que por la ofrenda floral al monumento a Casanova, por mucho que sean las flores del comercio de doña Marta Ferrusola. Confusa «Diada».

Exilio forzoso
Cartas al Director ABC 13 Septiembre 2002

Han pasado ya casi dos años desde que mi hermano se tuvo que exiliar a EE.UU. desde Euskal Herria, a pesar de lo que diga Arzalluz: que nadie se tiene que exiliar del País Vasco (ciertamente tiene razón, puedes quedarte y ser vejado, secuestrado, asesinado...). Dos años en los que desgraciadamente mi hermano no ha sido la única gota de este proceso de desecación empresarial y cultural al que ETA con las armas y Batasuna con el punto de mira nos están sometiendo a todos los demócratas. Afortunadamente parece ser que al menos la «farsa legal» de ETA en el Parlamento (Batasuna) va ha ser ilegalizada... Por fin se les planta cara de una forma digna.

Sin embargo, me hace gracia (en realidad me produce ganas de llorar) que haya partidos democráticos que critican este paso hacia adelante contra el terrorismo. ¿Les parece mal, caballeros, que aportando pruebas y con una abrumadora mayoría en el Congreso se dé luz verde a la ilegalización de Batasuna dentro del marco de la lucha antiterrorista? Sí, quizás tengan razón, se tendría que haber hecho un referéndum, de acuerdo, preguntemos sobre si están a favor de la ilegalización de Batasuna a José María Piris Carballo, de 13 años, primer niño de los 22 asesinados por ETA en los últimos 22 años o a Silvia Martínez Santiago, de seis años, y última de esta macabra lista, a Miguel Ángel Blanco, a De la Calle a Ortega Lara a tantos miles y miles de españoles cuyas vidas han sido destruidas por asesinos que han perdido cualquier norte político que alguna vez ETA en su sangrienta y macabra trayectoria hubiera podido tener.    Rafael Portillo Valdés.   Madrid.

La Iglesia no nacionalista rechaza ser «una pieza del soberanismo» y condena a quien ampara a Eta
El Foro de El Salvador difunde un escrito en el que afirma que la autodeterminación no es un derecho
El Foro de El Salvador, que aglutina a gran parte de los católicos no nacionalistas y que preside el párroco de Maruri, Jaime Larrinaga, hizo público ayer un manifiesto en el que insta a la Iglesia a ir más allá del rechazo a Eta y le pide que profundice, hasta llegar «a su raíz para que la condena sea eficaz». El manifiesto es también una respuesta a la polémica pastoral publicada por los obispos vascos, así como una muestra de apoyo a la Ley de Partidos. En el texto, el Foro señala que «la autodeterminación no es un derecho humano», como tampoco «el acercamiento de presos».
Redacción - Madrid.- La Razón 13 Septiembre 2002

El Foro de El Salvador presentó ayer un documento titulado «Por la convivencia en Euskadi» en el que los católicos no nacionalistas aseguran que «la Iglesia no debe ser una pieza en el engranaje del programa soberanista y excluyente del nacionalismo». En esta línea, el texto afirma que «no basta con que la Iglesia condene los crímenes de Eta. Es preciso ir a su raíz para que la condena sea eficaz, condenar la ideología antidemocrática y anticristiana que los inspira así como a las personas y grupos que promueven o disfrazan esos crímenes y comparten esa ideología».

El manifiesto, que comienza aludiendo al «acoso antidemocrático sufrido por nuestro presidente», en referencia a Jaime Larrinaga, el párroco con escolta de Maruri, cita en su primer apartado el dictamen de autogobierno aprobado el 12 de julio en el Parlamento vasco, al que califica de «mayor reto a la Democracia» lanzado por los nacionalistas.

Más adelante, tras instar a la Iglesia a profundizar más allá de la condena a los crímenes de Eta, los católicos no nacionalistas afirman tajantemente que «la autodeterminación no es un derecho humano como se ha pretendido no pocas veces desde medios eclesiásticos», y añade que «es una recomendación de la ONU ceñida a casos de invasión y colonialismo entre los que no se incluye el vasco, donde no hay una nación ni un estado preexistentes y abolidos por la fuerza».

Respecto a la Ley de Partidos, la misiva asegura que «no debe valorarse ¬como se hizo en esa Pastoral¬ en función de algunas consecuencias sombrías » que «deberían ser evitadas». En este punto, el texto recuerda que «la misión de la Iglesia no es eximir a Caín de la justicia humana sino recordarle que su crimen reclama el juicio del Dios que dijo: La voz de la sangre de tu hermano está clamando a mí desde la tierra ».

La carta asimismo rechaza que el acercamiento de presos de Eta sea un derecho humano, y puntualiza que es «cuestionable según las más contrastadas fuentes del Derecho Internacional». En esta línea, asegura que «acercar a un asesino convicto a una familia que le anima a reafirmarse en el delito no es una opción acorde con la justicia ni con el Evangelio», y concluye que la misión de la Iglesia «es despertar el arrepentimiento en ellos y en esas madres que pasean orgullosas sus fotos por las calles como si fueran héroes».

Por último, el texto denuncia «el chantaje y la burla sangrantes que contenía la alusión del texto a los más débiles, los amenazados fingiendo temer que, con la Ley de Partidos, su seguridad se vuelva, lamentablemente, más precaria ». Asimismo, comparten el dolor de las víctimas porque la Pastoral «no sólo abrió una brecha en la ciudadanía creyente sino que reabrió la herida de las víctimas».

El juez Garzón insta a Balza a prohibir la manifestación por ser «una actividad de ETA»
Los convocantes del acto de mañana en Bilbao están «vinculados» a la ilícita EKIN, afirma en su auto
CARMEN REMIREZ DE GANUZA El Mundo  13 Septiembre 2002

MADRID.- El juez Baltasar Garzón declaró ayer la ilegalidad de la manifestación convocada para mañana en Bilbao bajo el lema Gora Euskal Herria porque «según los informes policiales, es la organización terrorista ETA-EKIN la que está, a través de varios responsables, en la convocatoria y su preparación».

La concentración había sido recientemente autorizada por el responsable de Interior del Ejecutivo de Vitoria, Javier Balza. Distintos dirigentes de la suspendida formación política Batasuna habían anunciado su asistencia, entre ellos, Arnaldo Otegi.

El magistrado de la Audiencia Nacional disponía «comunicar a la Consejería de Interior del Gobierno vasco» una resolución razonada «a fin de que tome las medidas que considere oportunas para prevenir la legalidad y el cumplimiento de las resoluciones judiciales firmes, en el ámbito de sus competencias».

Con este eufemismo procesal, Garzón advertía a Balza de su responsabilidad y de su consiguiente deber de impedir la celebración de dicha manifestación, a la vista de los datos contenidos en la resolución y que, a su vez, le fueron remitidos por la policía con un informe jurídico de la Fiscalía en el mismo sentido.

«Por el contenido del lema de la manifestación, así como por las personas que públicamente han hecho de portavoces de la misma, incluso por la vinculación de los propios convocantes formales a proyectos propios de ETA-EKIN», razona el auto, «se acredita que no se trata de una manifestación para discrepar o criticar las resoluciones judiciales, ni para protestar por la falta de libertad de expresión, reunión y manifestación, o cualquier actividad lícita».

Al contrario, dice claramente la resolución, «se trata de una clara actividad orgánica de la organización terrorista, a través o con la cobertura de otras personas físicas aquiescentes vinculadas a la propia estructura investigada».

Así, Garzón informa que los «peticionarios» del acto, Ana Rosa Sisniega García y José Manuel García Ruiz, «están vinculados al proyecto ETA.EKIN-JOXEMI ZUMALABE, el organismo de desobediencia civil que se investiga en el sumario 18/98». Las actividades de EKIN, sucesora de KAS como aparato político de ETA, están declaradas ilícitas por auto de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional desde marzo, cinco meses antes de que fuera suspendida cautelarmente, en agosto, Batasuna.

Asimismo, según el auto, los portavoces de la manifestación, Javier Cruz Amuriza y Amparo Lasheras, están vinculados al citado partido. El primero es «promotor de Euskal Herritarrok» y la segunda, «integrante de la Comisión» que dirigió «el tránsito desde HB-EH hacia Batasuna».

PABLO MOSQUERA, LÍDER DE UNIDAD ALAVESA : «O el PNV se normaliza o los alaveses cogen la puerta y se van»
Mosquera asegura que UA vuelve a tener un espacio propio que denomina «emancipación alavesa»: «Los ciudadanos de este territorio no quieren vivir en la Euskadi de Arzalluz» «El País Vasco necesita una nueva generación de dirigentes políticos, capaces de llegar a acuerdos en lo fundamental»
J. J. CORCUERA/VITORIA El Correo  13 Septiembre 2002

Promete que no va a montar, por el momento, ningún partido -Unidad Lucense, por ejemplo- que revolucione la política en su Galicia natal. Pablo Mosquera se incorporará el próximo martes a la dirección de un hospital de Lugo, aunque admite que no se ha desenganchado de sus casi veinte años de político en activo en Euskadi. «Es una adicción». Provocador, pasional y vehemente, como siempre, el fundador de UA cree que el futuro de su partido está en lo que llama «emancipación alavesa». «Si sigue la imposición de los nacionalistas -asegura- la salida de Álava de Euskadi está garantizada».

-Se marcha de Euskadi en uno de los momentos de mayor efervescencia política.
-Es un momento muy complicado, aunque a lo mejor hay que retroceder para avanzar. Perdimos el Pacto de Ajuria Enea, la fractura social es mayor que nunca y las relaciones entre las instituciones vascas, excepto Álava, con los tres poderes del Estado jamás han sido peores. ¿Dónde se ha visto que un consejero de Justicia ponga en tela de juicio el modelo democrático? Es gravísimo. Menos mal que la gente está más preocupada con Ronaldo que con lo que decimos los políticos.

-Lleva en la política vasca casi veinte años. ¿Cree que este país tiene arreglo?
-Sí lo tiene, otra cosa es que avancemos hacia él. El País Vasco es un magnífico barco con un patrón horrible.

-¿Y quién es el patrón?
-La clase política. Creo que este país necesita otra generación de dirigentes, de obispos y posiblemente de profesores universitarios. Cuando los dirigentes no son capaces de ponerse de acuerdo en algo tan fundamental como qué son prioritarios, los derechos individuales o los colectivos, no se puede esperar nada bueno. Es un choque de trenes.

-¿Con el triunfo de las fuerzas no nacionalistas en Álava finalizó la razón de existir de UA?
-No. El éxito de UA fue que sus ideas, políticamente incorrectas a principios de los noventa, conectaron con la gente. Ahora los grandes partidos juegan en ese espacio y se han hecho alavesistas y foralistas. Pero volvemos a tener un espacio propio que es la emancipación alavesa: los alaveses no quieren vivir en la Euskadi del señor Arzalluz, que es el que manda. Si siguen las imposiciones nacionalistas, la salida de Álava de Euskadi está garantizada. Esto es como los países árabes, sólo que en vez de a Alá tenemos a Sabino y en vez de a Mahoma tenemos a Xabier. Aquí no ha habido revolución cultural, y eso se nota.

-Es curioso que Egibar hable de emancipación nacional y usted de emancipación alavesa.
-Es que sólo hay dos caminos: o los nacionalistas se vuelven normalicos, tolerantes y respetuosos, o los alavesicos agarran el portante y se van. En Navarra, aquí al lado, funciona perfectamente.

Álava sin fronteras
-Pues parecen estar ustedes muy cómodos en el regazo del PP.
-No, hombre. Lo que pasa es que nadie nos hubiera perdonado que por mantener nuestras diferencias partidarias no hubiéramos contribuido a hacer lo que predicábamos: sentar a los nacionalistas en la oposición y dar a los alaveses un gobierno constitucionalista.

-¿Cree que el PP revalidará su triunfo en Álava en los próximos comicios municipales?
-Creo que sí. Estos cuatro años han servido para aproximar a Álava al resto de España. Los ciudadanos prefieren una Álava abierta que levantar fronteras y, lo que es más grave, que se siga discutiendo todavía quién es ciudadano y quién no.

-Es usted más optimista que el PP, que no las tiene todas consigo.
-Me juego una comida con quien sea a que aquí va a haber más votos no nacionalistas que nacionalistas, porque ese es el sentir de Álava. Han visto que este es un gobierno tranquilo, que el señor Rabanera es un paisano normal y accesible y que aquí a nadie se le ha negado el pan y la sal. Cuantos más errores cometan los nacionalistas con los alaveses, más razones tendrán para dar un portazo y para tomar el timón de su futuro. Y si en ese momento no existe UA, habrá que inventarla.

-Los pueblos alaveses han votado en los últimos años nacionalista. ¿Cree que conseguirán cambiar esta tendencia?
-Eso es clientelismo no es ideología. He visto a pueblos de la Rioja Alavesa permitir que se construyeran grandes ikastolas, a cambio de que les arreglaran el subsuelo en el que están las bodegas, de ayudas para el vino y de mejoras en las carreteras. Pero eso ha cambiado. Ahora hay una esperanza. Han visto que esto va en serio. En Álava, como en casi todos los pueblos de España hay poca ideología y muchas necesidades.

-¿Cree posible ver algún día al PNV en los bancos de la oposición del Parlamento vasco?
-Seguro que sí. Es sólo cuestión de tiempo. El PNV es una empresa vieja y caduca que está agotada. O cambia o se acaba. La única evolución que le queda es a peor: captar los votos de Batasuna a costa de convertirse en Batasuna. Eso tiene un futuro terrible en Europa. Y no les veo con propósito de enmienda, sino con un dogmatismo preocupante.

-¿Le crea incertidumbre la ilegalización de Batasuna?
-Ninguna. Al contrario, vamos a ver cuantos de ellos, tan bravos y tan gudaris, soportan el frío y el hambre, porque en la clandestinidad, me ha dicho algún amigo mío del PCE, se pasa mucho frío y mucha hambre

-Usted, que se postula como amigo del lehendakari, ¿sabe cuáles son sus planes sobre el futuro de Euskadi?
-No los conozco y, si lo supiera, no utilizaría conversaciones de amigo... Juanjo es un tipo normal que, quizá, está muy encerrado en su campana de cristal, que es la propia estructura de su partido.

-¿Le ha llamado Ibarretxe para despedirse?
-Le he llamado yo y me he despedido.

«Soy más progresista»
-¿No fue contradictorio que gobernaran con el PNV de Cuerda en Vitoria durante la anterior legislatura?
-Creo que fue un grave error y que los ciudadanos no lo entendieron.

-¿Cree que tendrá posibilidades de hacer carrera en el PP en Galicia?
-No voy con la intención de dedicarme a la política sino a hacer asistencia sanitaria, aunque admito que no me he desenganchado, es una adicción. Nunca digo que de este agua no beberé. Además no sé si encajaría en el PP. Con los años, aunque parezca paradójico, me he vuelto más progresista.

-Se marcha sin ver cumplido su sueño de ser diputado general de Álava.
-Hombre, pero he sido diputado foral. Mire, como diputado de Juventud y Deporte he visto al Alavés en Primera División, llegar a la final de la Copa de la Uefa... Ahora el equipo más simpático del País Vasco no es el Athletic, es el Alavés, un equipo en el que puede jugar cualquiera, gente maja, con poquico dinero, humilde... He visto un gobierno sin nacionalistas. Era necesario que la gente viera que se podía hacer país sin la tutela del PNV.

-Dijo que las amenazas de ETA no tienen nada que ver con su marcha. Su nombre ha sido constante en las listas de ETA y se supone que habrá recibido presiones de su entorno familiar o más próximo.
-He tenido siempre ofertas de trabajo, tengo cuatro oposiciones y muchos no entienden por qué sigo aquí. He pasado momentos complicadísimos y he tenido presiones. Pero también le digo que me voy de aquí porque me da la gana, y donde quiera que esté seguiré luchando por esto. Que no se crean los de ETA que se han quitado de encima a Pablo Mosquera.

Savater convoca una manifestación contra Batasuna y el “nacionalismo obligatorio”
Agencias Libertad Digital  13 Septiembre 2002

El filósofo y escritor Fernando Savater, portavoz de la organización “Basta Ya”, llamó a los "200.000 exiliados del país Vasco" a manifestarse el 19 de octubre en San Sebastián contra Batasuna y la violencia. Pedirá la vuelta de todos los exiliados forzosos por culpa del nacionalismo radical de ETA.

 En una entrevista que publica este viernes el semanario de Bayona “La Semana del País Vasco”, Savater explica que “Basta Ya” organizará su manifestación en torno al tema: "contra el nacionalismo obligatorio y por la ciudadanía constitucional", y que su ambición es "hacer que vuelvan por un día al País Vasco, todos los que forman parte de él"."Hubo más de 800 muertos. Miles de personas viven con custodia. El 10 por ciento de la población, es decir 200.000 personas, lo abandonaron estos últimos doce años" por la violencia de ETA y el ambiente nacionalista.

Según informa AFP, el filósofo evocó su experiencia personal de profesor en la Universidad de San Sebastián durante diez años: "los últimos tres años, la universidad fue cubierta con inscripciones contra mí (...) Cuando salgo, siempre sin protección, algunos me insultan y me dicen que saben dónde vivo". Este llamamiento será difundido a principios de octubre en vasco, en español y en francés. Para Savater, no hay que "esperar a Aznar o Garzón, sino que más bien hay que movilizar a la población antes que se vaya, antes de que continúe el éxodo".

Recortes de Prensa   Página Inicial