AGLI

Recortes de Prensa     Jueves 10 Octubre  2002
Los empresarios dicen no
Editorial ABC 10 Octubre 2002

Contestación empresarial
Editorial El Correo 10 Octubre 2002

Vaya manera de argumentar
Lorenzo Contreras La Estrella 10 Octubre 2002

«La violencia es el principal problema»
La Razón 10 Octubre 2002

De cada cinco, sólo una
Luis María ANSON La Razón 10 Octubre 2002

Jiménez de Parga afirma que frente al terrorismo «no caben los tibios ni los falsos conversos a la democracia»
MANUEL MARÍN ABC 10 Octubre 2002

El PNV se niega a aplicar las resoluciones sobre los menores de la «kale borroka»
J. Prats / F. Velasco - Madrid.- La Razón 10 Octubre 2002

Santiago González cree que el lenguaje soberanista «tergiversa» la realidad
O. B./BILBAO El Correo 10 Octubre 2002

La Academia Argentina de las Letras estará desde mañana en Internet
Redacción - Madrid.- La Razón 10 Octubre 2002
 

Los empresarios dicen no
Editorial ABC 10 Octubre 2002

EL lendakari Ibarretxe sabe desde ayer que la clase empresarial vasca rechaza su propuesta soberanista. Primero fue el Círculo de Empresarios el que advirtió del riesgo de fractura social que entrañaba dicha propuesta. Y ayer Confebask reiteró este mismo mensaje después de que sus responsables se reunieran con Ibarretxe. El lendakari puede haber calculado muy mal los réditos políticos de su ronda de entrevistas si pensaba convertirla en una galería de fotos amables. Hasta ahora, sólo el sindicato nacionalista ELA-STV ha mostrado una actitud favorable a la propuesta soberanista del Gobierno de Vitoria, pero con un entusiasmo tan comedido que ETA se lo ha reprochado en su último boletín interno, difundido parcialmente ayer por el diario «Gara». La organización terrorista quiere que a través de ELA-STV llegue al lendakari un mensaje de presión, de que hay que subir la apuesta soberanista y ser más explícito en la cuestión de la territorialidad, porque, como dijo Otegi hace unos días, la izquierda abertzale no va a ningún sitio «sin Navarra». Sin embargo, sería un error ver en estos cruces de reproches algo distinto del interés común de todas las familias nacionalistas por alcanzar el más amplio desarrollo al programa de máximos que expuso Ibarretxe en el Parlamento. ETA critica al sindicato ELA-STV para que se entere Ibarretxe de que está vigilando un proceso soberanista que le concierne, porque en él se recogen ideas y objetivos defendidos, con distinto lenguaje, desde la Alternativa Democrática de KAS. La reacción inmediata del PNV será descalificar la opinión de ETA, pero no la echará en saco roto y a medio plazo se notarán los efectos de la presión etarra.

Sin embargo, a Ibarretxe le va a costar mucho más soslayar la oposición de los empresarios vascos a un proyecto que implica un peligro real al nivel de desarrollo económico alcanzado en el País Vasco. Ibarretxe no se puede permitir que esa sociedad civil a la que apela con tonos de caudillaje le dé la espalda de forma tan notoria, salvo que haya descontado los rechazos de los sectores sociales no partidistas y busque únicamente el respaldo emocional de las bases nacionalistas, incluidas las más próximas a ETA. Esto último sería muy poco prudente en quien, como buen nacionalista radical que es Ibarretxe, identifica sus proyectos de partido con el futuro del pueblo, asumiendo la representación no política, sino natural del mismo. Los empresarios le han abierto una grieta profunda en la naturaleza supuestamente popular y representativa del proyecto de nación libre asociada, haciéndole ver que la coartada nacionalista no justifica cualquier propuesta, menos aún la que implique perder o mermar un estatuto económico alcanzado gracias a la generosidad singular del ordenamiento jurídico que el PNV quiere romper. Los costes de la soberanía son excesivos, en términos económicos y sociales.

El gobierno nacionalista de Vitoria se encuentra en una posición muy complicada. El PNV no es la excepción a la regla de que la política debe generar confianza, empezando, como corresponde a una económica libre, por el sector empresarial. La pedagogía paternalista que emplea Ibarretxe para defender su propuesta no será suficiente para convencer a una clase empresarial que tradicionalmente aceptó la ubicuidad nacionalista -estar dentro y fuera del Estatuto, dentro y fuera de la Constitución- como el mal menor para la gestión política y la mejor opción para la seguridad económica. Quienes ahora le dicen no a Ibarretxe forman parte de esa sociedad en la que el PNV creía tener ganada la partida por la sumisión y del silencio de los discrepantes, apabullados por el fervor de los propios. Pero es Ibarretxe el que ha destapado las resistencias de la sociedad vasca a su propuesta, forzándola a pronunciarse sobre un futuro en el que la sombra de ETA sigue extendiéndose sobre los que creen que en el País Vasco no hay que construir ninguna nación, sino la paz.

Contestación empresarial
Editorial El Correo 10 Octubre 2002

La declaración institucional hecha pública por Confebask ante la propuesta del lehendakari Ibarretxe refleja la inquietud que dicha iniciativa ha suscitado no sólo entre el empresariado sino en el conjunto de la sociedad vasca. La confederación que representa a los empresarios de Euskadi ha tenido el acierto, además, de hacer público y por escrito la honda preocupación que sus dirigentes tuvieron ocasión de transmitir al propio lehendakari en su encuentro de ayer. El mensaje resulta inequívoco. El hecho de que la propuesta de la primera institución del País Vasco sea formulada «en un momento tan difícil y delicado» y, además, sea «planteada desde la unilateralidad y el sometimiento a un plazo» lleva a los empresarios a vaticinar que contribuirá a «ahondar en la crispación y la división» actuales con el consiguiente riesgo de que desemboque «en la fractura y el enfrentamiento social». Resulta especialmente significativo que Confebask hiciera pública su declaración tras cerca de cuatro horas de reunión en Ajuria-Enea. Ello quiere decir que las explicaciones del lehendakari, lejos de disipar la inquietud de los empresarios, contribuyeron a reafirmar el profundo desacuerdo respecto al Plan Ibarretxe con que habían acudido a la cita.

La contestación empresarial a la iniciativa adoptada por el lehendakari adquiere especial relevancia en una coyuntura en la que las dificultades que atraviesa la economía aconsejan todo menos añadir incertidumbres a la situación. La estabilidad política constituye una condición imprescindible para el crecimiento. Pero los empresarios vascos han llevado su reflexión más allá de lo que pudiera entenderse una defensa estricta de sus intereses inmediatos para advertir que si la economía vasca ha podido soportar hasta ahora el embate terrorista es porque éste no ha logrado quebrar del todo la convivencia ciudadana. A lo que han añadido una consideración de enorme importancia: su posición contraria a que el objetivo de erradicar la violencia termine condicionando «los proyectos políticos de Euskadi, su marco jurídico o su modelo de sociedad». La apuesta de los empresarios vascos por el Estatuto, por su leal cumplimiento por parte del Gobierno central y por parte del Ejecutivo vasco, constituye en vísperas de su 23 aniversario un testimonio de gran valor para que las encrespadas aguas de la política vasca se remansen en un empeño común e inaplazable por acabar con la violencia de ETA y conquistar «la plena libertad para todas las personas y opciones».

Vaya manera de argumentar
Lorenzo Contreras La Estrella 10 Octubre 2002

De vez en cuando hay que trasladarse a la mentalidad de los abertzales para darse cuenta de que resulta extremadamente difícil establecer un principio de entendimiento sobre las graves cuestiones planteadas. Se sabe, por ejemplo, que una serie de redadas policiales van camino de conseguir un profundo debilitamiento de las fuerzas independentistas enfrentadas al sistema democrático-constitucional-estatutario. La detención de diecisiete ciudadanos vascos a manos de la Guardia Civil y de la Ertzaintza, en las últimas horas, ha sido valorada en los medios abertzales como una agresión contra el principio jurídico de la presunción de inocencia. Todo lo que significa el enorme grado de agresión que el mundo no nacionalista está sufriendo desde las posiciones proetarras desborda ese concepto de asalto a los principios democráticos, porque, si hemos de creer a Gara, el periódico sucesor de Egin, las actuaciones policiales representan el uno de "una fuerza desproporcionada", como si la embestida contra el mundo no nacionalista no hubiese sido en el pasado reciente y en el presente inevitable una especie de desmesura digna de la mayor de las condenas democráticas.

Para esa mentalidad, el "eco mediático" que acompaña a la persecución policial y judicial es "parte consustancial" del "operativo" desencadenado contra el mundo filoetarra, y los que los abertzales llaman "redada" policial no pasa de ser una pesca masiva" con acusaciones despersonalizadas basadas en informaciones logradas a través de un sistema de incomunicación "escandalosamente frecuente". En otras palabras, como esa misma literatura sostiene, el basamento de la actuación no es otro que las "torturas y los malos tratos", una argumentación que, por otra parte, no deja de ser la clásica argucia según la cual no hay responsabilidad que no se logre determinar sino a través de un "periodo de detención" y un sistema de interrogatorios implacables.

Según Gara, en ese mundo "no entran las cámaras ni ocultas ni de ningún otro tipo", de tal manera que se constituye una "zona opaca donde el detenido está absolutamente indefenso ante las posibles arbitrariedades policiales". Pero si se piensa en las situaciones límite en las que se han encontrado los secuestrados de ETA, sometidos a casi inimaginables vejaciones y terceros grados cuando a la banda le ha convenido lograr determinadas informaciones, estas consideraciones escrupulosas del mundo pensante que trata de interpretar a la banda y a sus procedimientos expeditivos no dejan de significar un ejercicio de cinismo atroz y escalofriante.

Las arbitrariedades policiales y el "riesgo de torturas" que tanto afligen a los familiares de los presos y detenidos en nombre de los derechos humanos son aspectos que llaman poderosamente la atención por la insensibilidad que revelan cuando las situaciones se plantean a la inversa. El cinismo ejerciente se manifiesta mediante la apelación a "las instituciones que deberían velar por el respeto a los derechos humanos", según la literalidad de esas opiniones. La referencia al hecho de que en dos años hayan sido detenidas trescientas personas relacionadas con la kale borroka es presentada como una desmesura o un abuso porque "la quema de un cajero se castiga con mayor dureza que apuñalar a un indigente". maravillosa manera de mezclar conceptos, con sentimentales alusiones a "jóvenes que han crecido con la Constitución y el Estatuto". ¿De veras? Pues no se nota.

«La violencia es el principal problema»
Texto íntegro de la declaración de los empresarios vascos ante el plan soberanista de Ibarreche
La Razón 10 Octubre 2002

Confebask, como representante del conjunto de los empresarios vascos con independencia de su tamaño, ideología y adscripción territorial o sectorial, se define por su carácter de organización plural, independiente, institucionalista y comprometida con Euskadi y sus gentes.Tales características hacen que nuestros pronunciamientos respecto a la trascendente dimensión de los acontecimientos e iniciativas que esa situación viene desencadenando, así como la directa afectación que los mismos ejercen o pueden ejercer sobre la esfera económico-empresarial nos obligan, sin embargo, al pronunciamiento público que hoy os trasladamos.

Un pronunciamiento que realizamos ¬y esto quisiéramos recalcarlo¬ desde una reflexión meditada, profunda, internamente compartida y, como es nuestra costumbre, guiada por el respeto y afán constructivo.
Lo venimos diciendo reiteradamente desde hace mucho tiempo. La degradación que soporta la escena política vasca y su traslado a las instituciones , la asintonía de esfuerzos frente a la violencia, el alejamiento que empieza a vivirse entre comunidades y la priorización en muchos casos de los intereses partidistas frente a los generales de la sociedad conforman hoy en Euskadi una dura realidad que corre el riesgo cierto de trasladarse a los ámbitos de convivencia de la sociedad civil.

Incumplimiento del Estatuto
Esa falta de un diálogo sereno y constructivo entre los partidos políticos, junto con la política de hechos consumados y el permanente cuestionamiento del marco jurídico que da soporte a nuestra Autonomía, sea a través de su dilatado incumplimiento o su desbordamiento, están sembrando en la sociedad vasca un importante clima de incertidumbre y preocupación.

Todo ello, además, en un escenario donde la violencia sigue socavando los elementos más esenciales de nuestra democracia, esto es, respeto a la vida, a la libertad y a la pluralidad, y extendiendo la coacción y la amenaza a un creciente número de personas y colectivos de nuestra sociedad, entre ellos ¬queremos recordarlo también¬ el empresarial.

El escenario es, pues, muy complejo y muy difícil.
El pasado día 27 de septiembre el lendakari daba a conocer en el Parlamento vasco su alternativa para salir de esta situación. Hoy hemos tenido la oportunidad de ser directamente informados de los fundamentos, líneas estratégicas y consecuencias de la misma. Por supuesto, también de trasladarle la reflexión que de ella realizamos los empresarios vascos.

Escenario de confrontación
A la hora de valorar la iniciativa que sitúa el lendakari en el debate político y social y sin entrar a juzgar determinadas expresiones o valoraciones concretas, los empresarios vascos pensamos que si la violencia es el principal problema del País Vasco, acabar con ella y sus efectos debe constituir también la primera y más importante prioridad colectiva. En nuestro corto discurso político, ése es el mensaje que reiteradamente hemos venido trasladando: hay que ganar la paz y la normalidad y hay que hacerlo, además, desde la unidad, el respeto y la búsqueda de salidas consensuadas. No resultaría entendible, si ese fuera el caso, que la erradicación de la violencia pudiera en modo alguno condicionar o alentar los proyectos políticos de Euskadi, su marco jurídico o su modelo de sociedad.

Incertidumbre
Por otra parte, los empresarios vascos pensamos que la propuesta del lendakari en un momento tan difícil y delicado como el que hemos descrito, y especialmente cuando es planteada desde la unilateralidad y el sometimiento a un plazo, corre el riesgo de ahondar en la crispación y la división actualmente existentes a nivel político e institucional y coloca a la ciudadanía frente a la necesidad de optar por un determinado modelo de país y de encaje institucional y político que podría desembocar en la fractura y el enfrentamiento social. En un escenario de confrontación de esa naturaleza resultaría difícil mantener un nivel de actividad y desarrollo económicos como los que ha logrado el País Vasco y que si se explican en un escenario de violencia como el que padecemos es, precisamente, porque no ha existido fractura en la convivencia ciudadana.

En cuanto al impacto económico-empresarial concreto de la propuesta efectuada por el lendakari , quisiéramos destacar que lo que se abren con ella son nuevas incertidumbres en una situación donde éstas son ya muchas.
De todos es sabido que la inestabilidad, la división, el mantenimiento de la violencia y el cuestionamiento del marco jurídico, no son, en modo alguno, propicios para el desarrollo de la actividad económica y la creación de empleo.

Una situación así, en un momento económicamente delicado, y más si se prolonga en el tiempo, puede acabar afectando a las decisiones empresariales de inversión, ubicación y compra y a los mercados de destino y consumo de nuestros productos.

No olvidemos, además, que, tal y como corresponde a una economía interdependiente como la vasca, en nuestro tejido empresarial hay empresas de aquí venden sólo en Euskadi, otras que tienen a sus principales clientes en España, la UE o el mundo, empresas españolas con centros de producción y de trabajo en el País Vasco y otras de capital fundamentalmente extranjero.

Quede muy claro también que cuando decimos esto, cuando hacemos nuestra valoración, los empresarios vascos no nos estamos posicionando sobre cuáles han de ser los marcos, límites o formulaciones concretas del autogobierno de Euskadi. Eso sólo corresponde determinarlo a las instituciones y las fuerzas políticas legitimadas para ello.
Lo único que se pide desde el colectivo empresarial es la existencia de los referentes clarificados y normalizados que de forma imprescindible requiere cualquier sociedad y, por supuesto, la actividad económica. Desde este punto de vista, interpretamos que un cuestionamiento unilateral de los marcos jurídicos y de actuación establecidos podría resultar contraproducente.

La estabilidad de nuestro marco jurídico-institucional y el consenso establecido en torno al mismo a lo largo de estos años creemos que ha sido, además de un factor muy importante en nuestro actual nivel de crecimiento, bienestar y progreso. A nuestro juicio, ello exige también la materialización de las transferencias pendientes, una cuestión ésta legal y legítima que, además, proporciona estabilidad al marco institucional. Estabilidad que tampoco tiene que ser quebrada por la petición de un mayor número de competencias.
Debemos ser conscientes de que los marcos de juego han de evolucionar conforme lo hagan las realidades a las que dan respuesta y a nadie deben de asustar los cambios.

Conclusiones
Partiendo de todo lo expresado, los empresarios vascos consideramos que un proceso realizado en las condiciones que indicamos a continuación sería positivo para la paz:

¬ Tener en cuenta que la preocupación y objetivo del actuar político debe ser la erradicación de la violencia de ETA y la consecución de la plena libertad para todas las personas y opciones.

¬ Procurar el máximo consenso (o, al menos, el mismo consenso que los instrumentos de convivencia actualmente existentes) para evitar el riesgo cierto de una fractura irreversible en la ciudadanía y actuaciones política, social y económicamente lesivas para los vascos.

¬ Que todas las partes respeten toda la legalidad vigente

¬ Y por último, la exigencia a los Gobiernos central y vasco y a todas las fuerzas políticas democráticas de que rompan la incomunicación y recuperen la imprescindible interlocución política e institucional».

De cada cinco, sólo una
Luis María ANSON La Razón 10 Octubre 2002
de la Real Academia Española

Tras extender un maquillaje inicial acatando la orden del juez con el cierre de algunas sedes de Batasuna y varias herrikotabernas, el ayatolá Arzallus y su marioneta Ibarreche han hecho lo que era de esperar: dejar las cosas como estaban.

O lo que es peor: el entramado de apoyo al terrorismo continuará intacto pero alertado. Si se ordena cerrar sedes batasunas y herrikotabernas hay que hacerlo de forma completa y concienzuda. Según ha denunciado Iturgaiz corazón de león, sólo una de cada cinco se han precintado. Las demás siguen funcionando y han acogido el material y a los proetarras de las otras.

Arzallus e Ibarreche padecen con Eta el síndrome de Estocolmo, que consiste en identificarse por miedo con aquello que defienden los que amenazan. Los dirigentes nacionalistas están espeluznados, la popa al descubierto para favorecer el trato. Su cobardía no tiene justificación aunque sí explicación. El Gobierno de la nación no puede permitir en ningún caso que se cuartee el Estado de Derecho porque no se cumplan las disposiciones de los jueces. Si hay una orden judicial para que se clausuren todas las sedes de Batasuna y sus herrikotabernas habrá que cumplir esa orden de forma completa. Otra cosa sería quedarnos en fuegos artificiales y en vanas operaciones de imagen. La farsa del bululú se antoja a muchos lo peor que podría ocurrir. Si después de tanta algarabía, cuatro de cada cinco sedes batasunas quedaran funcionando, el proyectil lanzado por el juez Garzón contra los proetarras se convertiría en un bumerán y regresaría para explotar en la misma cabeza del Gobierno de la nación.

Jiménez de Parga afirma que frente al terrorismo «no caben los tibios ni los falsos conversos a la democracia»
MANUEL MARÍN ABC 10 Octubre 2002

MADRID. El Ministerio de Justicia fue escenario ayer de un emotivo homenaje al que fuera fiscal jefe de Andalucía, Luis Portero, asesinado por ETA en Granada hace ahora dos años. El acto, presidido por el titular del Departamento, José María Michavila, congregó a numerosas personalidades del mundo de la Justicia, familiares y amigos de Portero y fue acompañado de la presentación de un libro en recuerdo de su figura.

El ministro, el presidente del Tribunal Constitucional, Manuel Jiménez de Parga, y el fiscal general del Estado, Jesús Cardenal, dedicaron en sus respectivas intervenciones palabras de cariño a la viuda y a la familia de Portero, cuyo hijo Daniel -coautor del libro- mantuvo que «los canallas, incultos y desgraciados asesinos segaron una vida de amor, tranquilidad y sosiego».

Manuel Jiménez de Parga afirmó que frente a los atentados de ETA «no caben los tibios ni los falsos conversos a la democracia». Por ello apeló a la unión de todos los poderes del Estado para defender la democracia «con firmeza y convicción, sin posturas tibias, equívocas o ambivalentes». «Hemos conseguido el milagro de la transición, una convivencia en libertad y la protección de los derechos y las libertades, pero aún nos encontramos a algunos conversos de la democracia, tibios y dudosos que obstaculizan el funcionamiento de la democracia», añadió.

«Grave daño a la convivencia»
En su breve alocución, dijo preferir incluso a quienes defienden «algo tan indefendible como el terrorismo» frente a «quienes no se atreven a pronunciarse en la condena de los terroristas, de sus bandas y de sus organizaciones afines, porque éstos también están haciendo un daño grave a nuestra convivencia».

El ministro de Justicia recordó que «hace dos años ETA asesinó a una buena persona, a un buen padre y a un buen profesional» y alabó la entereza de la familia, «que es todo un ejemplo para todos aquellos que trabajamos en la justicia». «Sois el testimonio de una sociedad -dijo dirigiéndose a la viuda e hijos de Portero- que ha sabido plantar cara a la lacra del terrorismo, que sabe llamar a las cosas por su nombre y al terrorista le llama terrorista».

José María Muchavila elogió el «coraje, el valor y la serenidad» de la sociedad española frente a ETA, recordó el «espíritu de Ermua» como símbolo de la rebelión ciudadana frente a la banda y sostuvo que «precisamente porque ningún demócrata es indiferente al dolor que causan, hemos decidido sacudirnos los complejos combatiendo, desde la firmeza del Estado de Derecho, a quienes utilizan la política para mantener el terror».

Jesús Cardenal expresó su abatimiento por la desaparición de Portero diciendo que «ha pasado el tiempo y la sinrazón de su muerte aún permanece. Ver en un defensor de la igualdad, de la justicia, de la libertad y del pluralismo político a un enemigo representa la mejor muestra de la inexplicable locura que alimenta el terrorismo».

«Los Estados ya no están solos»
«Confío -añadió el fiscal general del Estado- en que los últimos e importantes acontecimientos nos lleven por el camino del final de una banda fanática y al desenmascaramiento e ilegalización de quienes están a su servicio». Jesús Cardenal se congratuló por el hecho de que la lucha contra el terrorismo «afortunadamente, ha dejado de ser un combate que mantienen los Estados en solitario» y, en este sentido, hizo especial hincapié en la próxima puesta en marcha de la orden europea de detención y entrega, la «euroorden», un instrumento que calificó de «revolucionario» en favor de la justicia y la seguridad.

Según Cardenal, el libro ahora publicado tiende a mantener vivo el recuerdo y la obra intelectual de Portero, «cuya memoria no puede limitarse a la de un nombre incorporado a una interminable lista de víctimas».

El PNV se niega a aplicar las resoluciones sobre los menores de la «kale borroka»
El fiscal pide que la Delegación del Gobierno controle la ejecución de las resoluciones del Juzgado Central
El fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Eduardo Fungairiño, ha puesto en conocimiento del fiscal general del Estado, Jesús Cardenal, que el Gobierno vasco que preside Juan José Ibarreche se ha negado en reiteradas ocasiones a ejecutar y velar por el cumplimiento de las medidas de rehabilitación acordadas por el Juzgado Central de Menores para jóvenes vinculados a la «kale borroka» (violencia callejera). Aunque el Ejecutivo vasco tiene competencias para ello, el departamento que dirige Joseba Azcárraga (EA) alega que, al igual que el internamiento, la rehabilitación depende «de Madrid».
J. Prats / F. Velasco - Madrid.- La Razón 10 Octubre 2002

En un nuevo enfrentamiento con la Justicia en general y la Audiencia Nacional en particular, el Gobierno vasco se niega ahora a ejecutar y velar por el cumplimiento de las medidas de rehabilitación acordadas por el Juzgado Central de Menores para jóvenes vinculados a la «kale borroka». Según informaron a LA RAZÓN fuentes de este tribunal, la dirección de Bienestar Social del departamento de Justicia vasco ha hecho oídos sordos hasta en siete ocasiones a los requerimientos del juez de menores alegando que el Ejecutivo de Ibarreche no es competente para encargarse de las medidas de rehabilitación de los menores, a pesar de que todas las comunidades autónomas tienen transferida dicha función.

El Juzgado Central de Menores acordó para varios menores que habían realizado pintadas amenazantes en las calles de San Sebastián que estuviesen más de cien horas en el servicio de limpieza municipal.

Para un joven acusado de quemar un autobús con sus pasajeros en el interior, a quien los psicólogos apreciaron «poca reacción al dolor ajeno», el juez ordenó que realizase trabajos de asistencia en un centro de niños con minusvalías psíquicas y físicas. Para otro de los menores afectados, que estaba casi sin escolarizar, el magistrado decidió que acudiese a un centro educativo para completar sus estudios.

Ante la negativa del Gobierno vasco a acatar las órdenes judiciales, el juez de menores hizo un requerimiento al departamento correspondiente pero obtuvo la misma respuesta: si el internamiento depende de Madrid, las medidas de rehabilitación también.

Tras comprobar la actitud reiterada del Gobierno de Juan José Ibarreche, el fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Eduardo Fungairiño, ha puesto los hechos en conocimiento del fiscal general del Estado, Jesús Cardenal, a los efectos oportunos, ya que podría tratarse de un supuesto delito de desobediencia. En ese caso, sería la Fiscalía del Tribunal de Justicia Vasco quien tramitaría la correspondiente querella. Además, Eduardo Fungairiño ha pedido al juez de menores que sea la Delegación del Gobierno en el País Vasco quien garantice la ejecución y el cumplimiento de las medidas acordadas.

Por otra parte, los últimos «comandos» desarticulados en España y Francia disponían de datos de los detenidos en la operación contra el terrorismo urbano que desarrolló la Guardia Civil el martes en Guipúzcoa y que se saldó con nueve arrestos. Además, entre la documentación intervenida, figura una relación de objetivos genéricos, así como el reparto de áreas urbanas y tareas asignadas a los arrestados, según informaron a Ep fuentes de la lucha antiterrorista. Así, la génesis de la operación del Instituto Armado en Guipúzcoa se sitúa en el análisis de la documentación intervenida recientemente a los dos «comandos» del denominado «complejo Donosti» desarticulados a finales del pasado mes de septiembre. Documentación con datos de los detenidos por «kale borroka», como sus identidades y algunos de sus domicilios, fue intervenida a raíz de la captura de Oihane Bakedano, que se declaró ante el juez, miembro «liberada» ¬a sueldo¬ de la organización terrorista ETA, y de una presunta colaboradora que también fue enviada a prisión, así como del «comando» de «legales» ¬no fichados por las Fuerzas de Seguridad¬ Jokin Errazti y Oihana Lizaso, arrestados en la localidad guipuzcoana de Usurbil, un día después.

Santiago González cree que el lenguaje soberanista «tergiversa» la realidad
O. B./BILBAO El Correo 10 Octubre 2002

El periodista y columnista de EL CORREO Santiago González aseguró ayer que el lenguaje empleado por los partidos nacionalistas tras la «deriva soberanista» emprendida con la firma del Pacto de Estella no pretende «explicar» la realidad de lo que sucede en Euskadi sino más bien «tergiversarla». En una conferencia organizada por la Sociedad El Sitio en un hotel bilbaíno bajo el título 'La parla de Lizarra. El lenguaje impreciso del soberanismo', González desgranó, en tono no exento de humor e ironía, los múltiples ejemplos que, a su entender, demuestran el carácter «victimista, sobreabundante, perifrástico e impreciso» del discurso formal de PNV, EA y Batasuna.

González articuló su charla a partir de un párrafo de 'Alicia en el país de las maravillas': «'Lo importante es saber qué quieren decir las palabras. 'No: lo importante es saber quién manda'». Insistió en que los líderes nacionalistas utilizan el lenguaje «de forma reversible, como si fuera una gabardina de entretiempo». «Hay ejemplos recientes, como cuando Ibarretxe dice que su propuesta no habla de un Estado libre asociado sino de un estatus de libre asociación con España pero después explica que el pacto debe concretarse de igual a igual, es decir, de Estado a Estado. O cuando Arzalluz insta al Gobierno a acoger el pacto para salvaguardar la unidad de España y después les dice a los jóvenes del partido que ellos sí verán la independencia».

González -a cuya charla asistieron, entre otros Nicolás Redondo, Manuel Montero y Enrique Villar-, subrayó también la capacidad de los nacionalistas para «camuflar una canallada o una simple tontería bajo un lenguaje aparentemente democrático». «Pensé titular la conferencia 'Por la boca muere el pez', pero en un país donde la libertad de expresión está tan tasada es mejor no mentar a la bicha», concluyó.

La Academia Argentina de las Letras estará desde mañana en Internet
Redacción - Madrid.- La Razón 10 Octubre 2002

Mañana se inaugura el portal de la Biblioteca de la Academia Argentina de Letras dentro de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes (htpp://cervantesvirtual.com). En el anuncio del inminente lanzamiento, celebrado el pasado día 8 en Buenos Aires, estuvieron presentes el presidente de la Academia Argentina de Letras, el doctor Pedro Luis Barcia, y el director de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes, el doctor Emilio Laparra.
La Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes fue creada durante el mes de julio de 1999 por la Universidad de Alicante con la colaboración del Grupo Santander y la Fundación Marcelino Botín.

Desde la fecha de su fundación, se ha dedicado a la edición electrónica de textos completos de literatura y ciencia escritos en nuestro idioma. El principal objetivo de la Biblioteca es el de acrecentar la presencia de la lengua española en Internet. Desde el primer momento y haciendo gala de una clara vocación panhispánica, convocó a todos los países hispanoamericanos a sumarse al proyecto en el cual trabajan más de un centenar de personas en el Campus Universitario de Alicante. La Academia Argentina de Letras se sumó a esta ambiciosa iniciativa desde un primer momento, de modo que ya en marzo del pasado año, inauguró su subportal temático de Literatura Gauchesca.
Tras la firma de un convenio entre la Biblioteca Virtual y la Academia Argentina de Letras, a principios de 2001, se empezó a elaborar el portal institucional, cuya apertura se concretará mañana. En este nuevo Portal se ofrecerá una selección de las colecciones que componen sus valiosos fondos a través de ediciones digitales y facsímiles.
El portal de la Biblioteca de la Academia Argentina de Letras, dentro de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes, estará compuesto de ocho secciones diferentes.

La sección dedicada a la literatura gauchesca está integrada por los autores clásicos de esta temática, tales como Juan Baltasar Maciel, Bartolomé Hidalgo, Luis Pérez, Hilario Ascasubi, Estanislao del Campo, Antonio Lussich y José Hernández.

En el apartado dedicado a la literatura nativista (de temática regional), los internautas podrán encontrar obras de Esteban Echeverría, Rafael Obligado, José Álvarez, Godofredo Daireaux y Roberto Payró, entre otros autores.
Obras de José Mármol, Miguel Cané, Eugenio Cambaceres, Eduardo Gutiérrez, Lucio V. Mansilla y Ricardo Güiraldes integran la sección destinada a los clásicos de la literatura argentina.

La sección «Colección Pedro de Angelis» recoge la colección más importante de documentos relativos al Río de la Plata, editada en el siglo XIX, hoy considerada una auténtica joya bibliográfica.
En lo relativo a viajes y viajeros, los interesados tendrán a su disposición una perfecta selección del rico acervo de los libros de viaje que posee la biblioteca de la Academia y en el apartado destinado a las revistas culturales argentinas, se incluirán los primeros números de «Nosotros» y «Sur», dos de las más importantes revistas literarias argentinas.

El Boletín de la Academia Argentina de Letras recoge a partir del tomo LXV, correspondiente a los números 225y 226. Además, se incluirán números sucesivos.
Mientras que el apartado destinado al epistolario aglutina una selección de cartas de los archivos de Manuel Gálvez, Roberto F. Giusti y Victoria Ocampo.

La Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes presenta una triple vertiente. Por un lado es una colección de materiales digitalizados de todo tipo. Por otro, constituye un Centro de Investigación sobre la aplicación de las herramientas que proporcionan las nuevas tecnologías a la investigación humanística, a la edición digital y al desarrollo de las bibliotecas digitales.

En tercer lugar, representa un vehículo para propiciar la extensión de las culturas hispánicas en el mundo y un instrumento para facilitar la comunicación y la divulgación sin fronteras de la producción cultural y científica de habla hispana. También son tres las bases temáticas de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes: la literatura española e iberoamericana, la hemeroteca y el contexto histórico interpretativo de las obras literarias y sus referencias críticas. Entre sus fondos destacan las 39 bibliotecas de autores clásicos y contemporáneos entre los que se hallan desde Miguel de Cervantes, Leopoldo Alas «Clarín» y Calderón de la Barca, hasta Mario Benedetti, Bryce Echenique o Nicolás Guillén, entre otros muchos.

Una sección de Investigación con tesis doctorales, archivos, un catálogo de prensa, una Biblioteca de Historia, otra de Signos, una Fonoteca, una Videoteca con más de 800 vídeos de producción propia y de materiales de archivo y una decena de ediciones multimedia, además del Portal Primera Vista, donde se puede accedecer a fragmentos de obras recién publicas de más de 44 editoriales, completan un catálogo de más de 8.000 títulos. Foros de debate, tertulias virtuales, un escaparate de obras, trueques y hasta un concurso, el «Entretelibros», constituyen un completo servicio al internauta con la figura del Bibliotecario a la cabeza.

Recortes de Prensa   Página Inicial