AGLI

Recortes de Prensa     Martes 29 Octubre  2002
Pero diré más
SANTIAGO GONZÁLEZ El Correo 29 Octubre 2002

Dos tintos y un clarete
José Iribas S. Boado La Razón 29 Octubre 2002

Mobbing a Confebask
Cartas al Director El Correo 29 Octubre 2002

Chaves se suma a las tesis de Elorza y Maragall y pide un acercamiento al PNV
EFE Libertad Digital  29 Octubre 2002

Las víctimas según Chaves
Nota del Editor  29 Octubre 2002

El maketo Barenboim
Bruno AGUILERA La Razón  29 Octubre 200

El último comunicado de ETA hace mella en las listas de PP y PSOE
Redacción - Vitoria.- La Razón  29 Octubre 2002

Pujol invade competencias estatales
Redacción - Barcelona.- La Razón  29 Octubre 2002
 

Pero diré más
SANTIAGO GONZÁLEZ El Correo 29 Octubre 2002

Hace unos cuantos años llegó a mi pueblo un cura moderno, de estos que hacen apostolado a pie de barra los domingos a la hora del vermú, después de la misa mayor. En uno de estos lances se topó con el enterrador, hombre de religiosidad muy matizada por lo crudo de su oficio. «Oye, Víctor», le interpeló el párroco, «no te veo yo a ti mucho por misa». El sepulturero debió de sentirse tocado por el genio de la raza, porque se lo quedó mirando fijamente y replicó: «pues será porque no va usted».

En estos días en que el lehendakari explica por doquier que mienten los medios y los partidos «al decir que la UE ha rechazado mi propuesta» a uno le viene el pronto del enterrador y le asalta la idea de que quizá lo que pasa es que Ibarretxe no se ha leído su propio plan, ni la respuesta de la Comisión Europea a la pregunta de Rosa Díez, pese a su brevedad.

El lehendakari explicó en Radio Euskadi que «(La Unión Europea) lo que dice en su pronunciamiento es: 'oigan ustedes, arréglense entre ustedes, resuelvan entre ustedes los problemas y punto', y eso es lo que estamos pretendiendo hacer». Esto debe de ser una versión libre para la radio, porque el texto exacto de la Comisión fue: «No, el Tratado de la Unión no puede, en ningún caso constituir la base jurídica que ampare la iniciativa presentada por el señor Ibarretxe ante el Parlamento regional vasco el 27 de septiembre pasado».

Parece, en efecto, que ambas frases se parecen como un huevo a una castaña (con perdón), pero es que Juanjo Ibarretxe negó la mayor a la respuesta de la Comisión: «Es obvio que no son las bases jurídicas de la Unión Europea sobre las que se sustenta mi propuesta». Y aquí es donde se fundamenta la sospecha apuntada más arriba. El que suscribe siguió en directo la retransmisión de su discurso parlamentario y se lo leyó un par de veces, porque el documento está colgado en las páginas web de varios periódicos. Y en él leyó dos párrafos inequívocos: «Pero diré más, este modelo de relación basado en la libre asociación y en la soberanía compartida, es utilizado y reconocido en el ámbito europeo y en el concierto internacional. Este modelo está en la base de la propia construcción de Europa e, incluso, ha sido el fundamento de estados europeos y de otros existentes en el mundo occidental».

«Se trata, en definitiva, de una propuesta que utiliza las bases jurídicas y políticas que en Europa Occidental se han utilizado y se están utilizando ». Como no hay dos sin tres, el pasado día cuatro explicaba a varios periodistas que «mi iniciativa está relacionada con 'los instrumentos jurídicos que se están utilizando en la construcción europea'».

En fin, vayan a las fuentes, cotejen, y si encuentran algo mejor, vótenlo.

Dos tintos y un clarete
José Iribas S. Boado, es senador del Partido Popular La Razón 29 Octubre 2002

Vaya día ajetreado llevaba el pobre Arzallus, danzando de aquí para allá; pero todo fuera por la Patria... Finalmente, el nacionalismo vasco había adoptado una estrategia central para combatir el terrorismo etarra y proteger a las víctimas. Y, costase lo que costase, había que ponerla en práctica. Era un plan de gran calado diseñado conjuntamente por los consejeros de Interior y Agricultura, a iniciativa del propio Arzallus. Y había que predicar (perdón por el verbo) con el ejemplo: así que lo menos llevaba visitadas ya siete casas del Pueblo del PSOE (y creo que hasta se dignó a subir a un par de «oficinas» del PP ¬«ésos no tienen sedes ni nada»») a tomarse algún «txikito». Y, oye, el plan funcionaba. ¿Y de qué manera! Por el momento, ni un atentado... Coño, lo que él había dicho..., si no es que hubiera un gran riesgo..., pero como algunos tienen miedo... En fin, que el miedo es libre y no todos van a ser hombres de «raza»...

A lo que vamos: que el Plan antiterrorista del lendakari (denominado «Dos tintos y un clarete») parecía ir viento en popa...
Se disponía a abandonar, en esos momentos, una de las sedes socialistas, donde ¬«serán españoles...»¬ le habían servido un «Ribera de Duero» que, por cierto, le había sabido a gloria bendita (lo que, naturalmente, había disimulado, no fueran a sacar pecho el Aznar y el Zapatero ése... ). Y hete aquí que cuando pretendía salir del local del PSOE, para encaminarse hacia la calle «Gudaris Vascos», el buen Arzallus se topó sorpresivamente con una esbelta doncella de larga y rubia cabellera, vestida la joven de rojos colores, y portando una varita mágica en la mano.

¬«Káixo, Xabier. Soy tu hada madrina, pídeme sólo un deseo y te lo concederé».
¿Un hada madrina!
Arzallus no cabía en sí de gozo. Tampoco es que riera alborozado ¬que nadie eche las campanas al vuelo¬, porque ya se sabe que Arzallus no es precisamente hombre de risas, ni siquiera de sonrisas. Pero cabría decirse que había perdido momentáneamente ese rictus antipático, arisco, de hombre sempiternamente ofendido, enojado, que le caracteriza.

El patriarca nacionalista ni se lo pensó. (O sea, lo que siempre hace). De inmediato expresó al hada su más profundo deseo: «Haz que Euskadi sea un Estado libre». Y como la varita era mágica, dicho y hecho.
Arzallus, exultante, telefoneó a Ajuria-Enea.
¬«Te vas a kaer de kulo, Xabier» ¬fue el saludo del lendakari. ¬«¿Qué crees que ha ocurrido?». Sin darle tiempo a contestar, Ibarretxe prosiguió: «Euskadi ya es un Estado libre».
Antes de que Arzallus pudiera «sacar petxo», el jefe del Ejecutivo vasco añadía: «Pero tenemos un grave problema. No contamos ni con Navarra ni con los Herrialdes del Norte»... «¿Jodo, petaka!». A Don Xabier casi le da un síncope. En su precipitación («¿qué torpeza la suya!») había olvidado especificar a su hada madrina que esa «Euskadi-Estado libre» que él deseaba no era la Euskadi real, sino la anhelada, la soñada, la utópica, la del Zazpiak Bat. La que incluía a las siete provincias de «Euskadi Norte y Sur». La del mapa del tiempo de la ETB, vaya.

Cuando le fue a aclarar el tema al hada ésta fue rotunda: ¬«Xabier, no me seas liante. Te di lo que me pediste. Sólo un deseo podía concederte y lo hice como demandabas. Además, una cosa es que yo tenga una varita mágica y otra... poder convencer a los navarros de que les convenís... Eso son palabras mayores. Lleváis muchos años intentando, a malas y a peores, llevarlos al huerto, y ya sabes que ésos no se dejan. Y, en cuanto a Euskadi Norte, mi varita no tiene cobertura en Francia. Nada puedo hacer más allá de Irún...

A Arzallus se lo llevaban los demonios. Bueno, a decir verdad, no se lo llevaban, porque en el Infierno ¬creanlo¬ estaban prohibidas determinadas torturas y bastantes castigos soportaban ya los pecadores como para acrecentarlos con la presencia del dirigente abertzale... Además de que Pedro Botero, estaba convencido de que si bajaban a Arzallus, seguro que les montaba alguna reclamación nacionalista. Y el infierno, horroroso era, pero todos unidos como una piña.

Tras constatar su fracaso con el hada («seguro que es maketa», pensó), Arzallus se dirigió hacia el Batzoki. Debía ensayar los gestos ariscos de su próximo discurso en la Campa. El cabreo que llevaba le ayudaría a mantener su habitual nivel de simpatía y afabilidad.
Al llegar a la sede, pidió un zurito y, mientras lo «degustaba» (acordándose con envidia del buen vino de la casa del Pueblo), se puso a ver el TeleAberri.

Las noticias eran aún más preocupantes: Euskadi, sí, era un Estado libre..., pero «alguien» se había olvidado que ¿no podía ser «libre asociado» salvo que a «los otros» les interesara «también» asociarse...! Y la verdad es que «los otros» no parecían estar por la labor... Se habían hartado de que los nacionalistas jugaran a «para mí el melocotón y para ti el hueso».

Con la actuación del hada, España se había visto obligada a desplazar sus puertos marítimos a Cantabria y su costa. Allí fondeaban los grandes buques de carga internacionales, la flota pesquera española, y hasta había espacio para barcos de recreo. España gozaba, ¬desde Galicia¬, de mucho Cantábrico (por cierto, más calmado que nunca). Mientras, los puertos vascos apenas recibían visitas extrañas y se encontraban absolutamente sobredimensionados para su demanda actual en un país, además, sin apenas aguas jurisdiccionales. Ya se sabe, los «sinvergüenzas» de europeos (sobre todo los españoles y franceses) no estaban por la labor de que ese nuevo y pequeño ¬¿pero «grande»!¬ Estado libre formara parte de la Unión Europea. Así que nada. A pesar de las gestiones y «habilidades» diplomáticas del embajador plenipotenziario, Joseba Eguibar, no había tu tía. Y claro, cuéntales a los exportadores o a los arrantzales eso de que más vale honra sin barcos que barcos sin honra... Para colmo, españoles y franceses cobraban aranceles y otras pejigueras a los productos procedentes de Euskadi y la balanza comercial vasca estaba «matxakada». Para pasar de Irún a Hendaya los de la gendarmerie ¿te pedían pasaporte y visado! (toma DNI vasco...).

Los guipuzcoanos decían que vaya peñazo de patria, que hasta para buscar setas en Navarra hacía falta permiso de trabajo y residencia... Y ya sólo podían comerse cogollos de Tudela «de importación»... Las empresas multinacionales instaladas en Euskadi, en fin, estaban valorando más que seriamente su «deslocalización», (o sea, cruzar a Navarra o La Rioja), al verse encerradas en un pequeño mercado y con serias barreras fiscales y comerciales para exportar su producción incluso a Alfaro... Sin ayudas europeas... sin tren de Alta Velocidad... Además, en Euskadi no había ya euros, sino euskos, y eso era otro problema. Las gestiones diplomáticas se iban todas a «pike». Ya se sabe que los nacionalistas nunca han sido buenos interlocutores (por su autismo) y, para colmo, habían decidido imponer como única lengua oficial el batúa (que Ibarretxe había aprendido a toda «letxe»)... Y, si bien todos sabían español, estaba prohibido hablarlo: así no había quien se entendiera ni aclarara...

Para qué hablar de las entidades de ahorro, o de las empresas energéticas. Todas tenían la mayor parte de sus recursos procedentes de inversiones de españoles (o sea, ¿de ¬aaajjj¬ extranjeros!) ¿Podían peligrar?... Los socios y trabajadores de algunos hipermercados o grandes superficies comerciales de origen vasco, que hasta la fecha habían sido acogidos en España sin el menor problema, estaban temblando ante la perspectiva que se les avecinaba. Lo mismo que todos los fabricantes y productores autóctonos, que tenían pavor a la «etiketa» «Made in Euskadi». «¿Menudo sambenito!». Los empresarios estaban cabreados vivos, hablando claro. Además, ETA le había cogido afición ¬vicio¬ a lo del «impuesto revolucionario» y ahora lo cobraban en nombre de ETM (Euskadi ta Marxismoa) a industriales, profesionales y demás gentes «de buen vivir». Los pocos catedráticos y especialistas de economía que habían logrado evitar el exilio coincidían en que «el país» podía abrir una «brecha» de más de veinte años... de «retraso comparativo» con los colindantes. El pueblo, se había empobrecido... Pero no sólo económica, también espiritualmente... En un mundo cada vez más abierto y global, Euskadi se había empeñado en «enroscarse la papela hasta las cejas», conseguir sus fronteras y ¿ahí las tenía!
Las masas empezaban a soliviantarse. Incluso Álava pedía la «autodeterminazioa» con la sana intención de, posteriormente, reincorporarse a España («Araba, Espaina da»)... Y, ante semejante cabreo general ¿cómo distraer al pueblo? Toros no se le podían ofrecer, pues era la «Fiesta Nacional» (de España)... Y fútbol... para qué hablar... La Liga «Nazional» ofrecía todo su atractivo con el mejor partido de la jornada: el Atletik de Bilbao-Portugalete Sur...

«Jó, qué follón» ¬sollozaba Don Xabier a la vista del panorama¬. Y todo esto por hacer las cosas sin pensarlas antes... Y porque los españoles no querían lo del libre... «asociado» (o sea, «lo mío es mío y lo tuyo de los dos»).
Arzallus, viendo la que había montado, se acordó de cuando Sabino Arana, en sus últimos años, se arrepintió y retractó de su nacionalismo y se declaró vascoespañol hasta los tuétanos... Y Don Xabier pensó: «Si siempre he sido sabiniano, ¿por qué no voy a serlo también con respecto a su trayectoria final?».
En estas cavilaciones se hallaba Arzallus ¬mudada la color¬ cuando, abriendo los ojos de par en par, viose rodeado de una masa de gente alborotada («¿Jaungoikoa, Jaungoikoa!») que le sacudía el rostro una y otra vez.
No parecía gente violenta. No era, desde luego, «el enemigo español». No. Se trataba de otra cosa.
Arzallus, tras su dura jornada de «txikiteo antiterrorista « había sufrido un corte de digestión y un pequeño desvanecimiento o lipotimia. Hasta los más encumbrados personajes de la historia ¬y aun de Bilbao¬ flaquean en algún momento... Los afiliados que acompañaban a Don Xabier, tan sólo le daban unas palmadas en la cara, intentando que volviera en sí.
Y vaya que si volvió. Allí estaba, contemplándole, una esbelta ertzaina de larga y rubia cabellera, vestida la joven de rojos colores, y portando una varita... ¬perdón¬ una porra, en la mano.
«¿Joder qué susto!», pensó Arzallus... «Hay que reclamar lo del Estado libre .... pero sin pasarse... ¿No vaya a ser que nos lo den!».

'Mobbing' a Confebask
na de Begoña Azcárraga/Vitoria-Gasteiz Cartas al Director El Correo 29 Octubre 2002

El señor Arzallus, el guía, el conductor del pensamiento de una parte de la ciudadanía vasca va y decide ponerse al día practicando eso tan moderno que se conoce como 'mobbing'.

Así, y para no salirse del manual, desprecia, humilla, difama, provoca, y todo lo que haga falta, considerando, por supuesto, que hace un favor a su pueblo. Claro que sus desprecios, humillaciones, difamaciones y provocaciones tienen poco o ningún efecto en quienes se sienten hastiados de sus comentarios de feria. No obstante, con una perseverancia rayana en lo sublime, el señor Arzalluz persiste en su 'mobbing' de txapela y piedra pómez contra grupos e individuos.

El ejemplo más reciente es el que concierne al presidente de Confebask, don Román Knörr. Entre otras lindezas, el guía le reprocha la venta de la empresa familiar a los americanos, olvidando o desconociendo que la tal empresa fue una de las naves almirantes del empresariado vasco a lo largo de, más o menos, un siglo. Pero claro, el señor Arzalluz no se detiene en cuestiones irrelevantes y prefiere transmitir a sus incondicionables su guión de teleserie mediocre.

Dejando a un lado la manifiesta ignorancia, causa de una bien probada osadía y soberbia por parte del grabador de ideas en cuanto a KAS se refiere, me indigna la notable obcecación con que él y algunos de los suyos (entre el nacionalismo vasco todavía hay clases y muy destacables) tratan de convertirnos en una especie de sucursal aldeana mal provista de historia, cultura y economía.

Sería de agradecer, ya que no podemos librarnos del 'mobbing' político-social, que Arzalluz and Company no se erigieran en portavoces de todos los vascos, porque no lo son. Que hablen en nombre de esos vascos cuya máxima ilusión estriba, al parecer, en crear un Euskadistan aislado.

Por todo ello, cuando alguien como Román Knörr, desde una larga trayectoria de decencia, trabajo, honorabilidad y proyección en el exterior, habla claro y expresa lo que muchos piensan, levanta ampollas. Entonces, ni escuchan, ni entienden, ni argumentan los que ni saben ni se atreven a hacerlo; porque lo suyo es dar rienda suelta a la verborrea monocorde del recetario habitual.

Chaves se suma a las tesis de Elorza y Maragall y pide un acercamiento al PNV
EFE Libertad Digital  29 Octubre 2002

El presidente del PSOE también quiere que el partido se mueva hacia el PNV y marque distancias con el PP. Chaves insiste en que la propuesta soberanista de Ibarretxe es “inconstitucional e inaceptable”, pero no lo ve como impedimento para que se profundice en el diálogo con los nacionalistas vascos. Anuncia que Zapatero ya tiene un plan.

Aunque con más tibieza que lo expresado semanas atrás por Pasqual Maragall y Odón Elorza, el presidente andaluz y presidente también del PSOE ha cuestionado, en declaraciones a TVE, la política común de PSOE y PP en el País Vasco. Sostiene que si el PNV ganó en las últimas elecciones autonómicas vascas fue “porque se atacó a su factor identitario”, un error que coloca a los nacionalistas “en una situación de víctimas” y ante el que el PSOE debe distanciarse.

Con Zapatero en La Moncloa, habrá diálogo PSOE-PNV
Por eso dice que cuando su partido llegue al Gobierno establecerá “cauces de diálogo” con el PNV. Y adelanta que Rodríguez Zapatero “tiene un plan para el País Vasco”, aunque precisa que “lo tendrá que presentar él cuando crea oportuno”. Un elemento añadido para propiciar esa aproximación a los nacionalistas puede ser la aritmética electoral. En caso de ganar las elecciones, el PSOE podría necesitar el apoyo de los nacionalistas para formar Gobierno. El vicepresidente Rajoy ya ha recordado al PSOE que tiene comprometido un pacto antiterrorista con el Gobierno y el PP. Chaves ha acusado al Ejecutivo y al PP de no dar solución al conflicto porque ahora, dice, la situación en el País Vasco “está peor que nunca desde la transición”. Y reprocha que “algo se ha tenido que hacer mal desde el Gobierno para haber llegado a este situación”. Ante esta interpretación, Chaves apuesta por marcar distancias con el PP desde el diálogo con los nacionalistas vascos como ya hiciera la pasada semana Pasqual Maragall.

El líder del PSC, una vez más, señaló que “vamos a pedir mucho al PSOE, como una actitud diferente del PP respecto al País Vasco” aunque reconoció que los socialistas no pueden tener ahora “iniciativa propia” debido a su “lealtad” al Gobierno del PP plasmada en el Pacto Antiterrorista. Odón Elorza es otra de las fuguras del PSOE que apuesta por ese giro en la política vasca del partido. En su defensa constante del PNV va más lejos y cuestiona incluso el Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo suscrito conjuntamente por PP y PSOE.

Rojo acerca el PSE a un "gobierno de futuro"
El vicepresidente del Senado y secretario general de los socialistas alaveses, Javier Rojo, abogó por un "gobierno de futuro" para Euskadi que "rompa la dicotomía entre nacionalismo y no nacionalismo", un Ejecutivo "de amplio espectro" y de "carácter incluyente en el que quepan todos los demócratas". Así lo destacó en la conferencia "Euskadi: una ciudadanía de lealtades múltiples". Para Rojo, el PP creció "en el antinacionalismo y han rentabilizado un discurso duro, mientras que nosotros construíamos con los nacionalistas la pluralidad y la unidad contra ETA".

Las víctimas según Chaves
Nota del Editor  29 Octubre 2002

Es muy improbable que en los próximos decenios vuelva a votar al PSOE (pido disculpas por haberlos votado en 1982). Su único interés consiste en estar cerca de la vaca-estado para chupar del bote. Su posicionamiento ético es un infinito negativo. Su visión es un cajón virtual generado únicamente por sus ansias de poder.

Que Chaves diga que los nacionalistas están "en una situación de víctimas” cuando son los otros los que necesitan escolta, los asesinados, los que no pueden expresar libremente sus ideas políticas, los que no pueden participar en actividades sociales, los que saben que si aparecen votos contrarios a los nacionalistas en las urnas de su pueblo, les quemarán cosechas y propiedades, es una infinita perversidad.

Y cuando dice que se ataca "su factor identitario", debe referirse al factor de la estación que pide el DNI  y el carnet de familia numerosa, porque así, en singular, no se me ocurre otra cosa.

El maketo Barenboim
Bruno AGUILERA La Razón  29 Octubre 2002

Egunon, ¿Hitz egin al dezaket Honorablearekin? ¬¿Digui? ¬(¿Hay que joderse, Patxi, en la Plaza de San Jaime siguen sin hablar Euskera!). Buenos días ¿sería tan amable de pasarme al honorable Pujol? Llamamos de la Lehendakaritza. Es que Don Juan José quería hablar con Don Jorge, perdón quería decir Don Jordi. A propósito, ¿quién está al teléfono? ¬Soy Marta, Marta Ferrusola. ¬Encantado Señora Pujol. El lendakari querría hablar un momento con su marido si fuese posible. ¬Mire, precisamente acaba de desayunar y está aquí a mi lado leyendo «La Vanguardia». ¬Jordi, que Ibarreche te llama desde Vitoria. Sí, ya sé que es domingo pero por lo visto es urgente. ¬Ahora se pone.

 ¬Buenas, ¿Juanjo?, aquí Jordi. ¿Qué se te ofrece? ¬Pues que «aita» Arzallus quiere saber lo que os parece la última ofensiva mediática españolista. Me refiero a los premios Felipe de Borbón. ¬«Osti tú», querrás decir los Premios Príncipe de Asturias, que Don Felipe va a heredar el título de conde Barcelona, majo. ¬Bueno perdona, me refiero a que han tenido la desfachatez de traerse a Woody Allen y a Arthur Miller para chupar cámara y dejarnos otra vez en un segundo plano. Son unos auténticos «zerriak». ¬¿Cómo dices? Juanjo ¬Que son unos cerdos. ¬Ah. Desde luego es una guarrada. ¿Si al menos se hubiesen pasado por el Guggenheim! Con lo bien que os había salido lo del Estado libre adosado. ¬Adosado no, Jordi, asociado. ¬Bueno, eso. ¬El caso es que a vosotros también os han hecho polvo, porque no me negarás que lo de Artur Mas va a menos. ¬Desgraciadamente tienes toda la razón Juanjo.

¬Aunque lo peor es lo de Barenboim. ¬¿Qué pasa con él, Juanjo? ¿Es que les ha dado un concierto a los del Foro de Ermua a beneficio de «Basta ya»? ¬No hombre no, me refiero a que ha pedido la nacionalidad española y el espabila de Michavila se la ha concedido. Vamos que se ha hecho maketo. ¬Jo qué putada. ¬Sí, una verdadera cabronada. Porque tu me dirás ahora cómo convencemos a la opinión internacional de que ser español es chungo, chungo. ¬No sé chico, por eso te llamaba, a ver si se te ocurría algo. ¬¿Has hablado con los del Benegá? ¬Sí, anoche llamé a Beiras. ¬¿Y qué te dijo? ¬Pues me cantó aquello de «ondiñas venen e van». ¬Así que como siempre no se moja. ¬Pues no. ¬En resumidas cuentas, que una vez más nos toca a nosotros dar la cara para recuperar la iniciativa. ¬Pues sí, y no te olvides de que las elecciones están a la vuelta de la esquina. ¬Ya, ya lo sé.

Y debo decirte que estoy francamente preocupado porque Artur lo tiene bastante crudo frente al oportunista de Maragall. ¬No te quejes, que aquí las cosas no están mucho mejor pues «aita» Arzallus ayer se tomó unos chacolís con los del burubatzar y ahora dice que mas que referéndum lo que quiere son unas elecciones anticipadas. ¬No jodas. ¬Como lo oyes. ¬Pues chico, la verdad es que tampoco lo tenéis fácil. ¬Ya te lo decía yo. ¬Oye ¿y si sacamos a relucir que Barenboim es judío y lo relacionamos con Sharon? ¬Ahí pinchas en hueso Jordi. ¬¿Por qué Juanjo? ¬Por lo del concierto ése que les dio a los palestinos y porque no le importa nada interpretar a Wagner. Además tiene casa en Málaga, como Ardanza, y está empeñado en sacar adelante el proyecto ese del «West Eastern Divan». ¬¿Y eso qué es? ¬Sí hombre sí, lo de la orquesta mixta esa palestino-israelí. ¬¿Qué promiscuidad! ¬Y por si fuera poco ha compartido el premio de la Concordia con el intelectual palestino Edward Said.

 ¬¿Habéis pensado en darle el premio Sabino Arana? ¬Ya se nos había ocurrido, pero por lo visto no tiene RH negativo. Además, como es de origen argentino, es capaz de tocarnos una milonga con la misma facilidad con la que interpreta las variaciones Diabelli de Beethoven, por cierto divinamente. ¬Chico, que puesto estás en música clásica. ¬Es que me eduqué en un colegio de «apaisas». ¬¿De qué? ¬De curas hijo, concretamente fui a los jesuitas. ¬¿Te dió clase Arzallus? ¬No, ya había colgado los hábitos. ¬Bueno, pues ya que el hábito no hace al monje voy a darme una vuelta por Las ramblas. A ver si se me ocurre algo. Luego te llamo. En cualquier caso «moltes gracies» por la llamada.
¬«Eskarrik asko y agur», Jordi.

El último comunicado de ETA hace mella en las listas de PP y PSOE
Redacción - Vitoria.- La Razón  29 Octubre 2002

El portavoz del PP de las Juntas Generales (JJ GG) de Álava, Santiago Abascal, y el del PSE-EE, Charli Prieto, reconocieron ayer que el último comunicado de ETA del pasado 29 de septiembre trae «consecuencias negativas» para conformar listas electorales para las próximas elecciones municipales y forales de 2003.
En este sentido, Abascal señaló ante los medios de comunicación durante un receso en el Pleno de JJ GG que tres personas del Valle de Ayala que se iban a incorporar a sus listas «se lo están pensando» porque, según lamentó, «tienen que aguantar la presión de ETA y la presión de su familia».

Para Abascal, esto demuestra que en el País Vasco «vivimos en una democracia prostituida» ya que, según denunció, no hay libertad «mientras no estemos en las mismas condiciones que los partidos no nacionalistas para podernos presentar en unas elecciones».
Asimismo, Prieto afirmó que el último comunicado de la banda terrorista ETA «no alienta ni ayuda a formar candidaturas» y lo consideró un «problema preocupante». Por este motivo, recordó que su partido «está llamando la atención sobre este asunto pidiendo la máxima solidaridad de las instituciones, la máxima intervención de los gobiernos y las máximas medidas de protección».

Además, dijo que el objetivo de los socialistas es presentar listas «en todos los pueblos y circunscripciones electorales» y anunció que lo van a conseguir «con todas las dificultades que entraña vivir en un país sin libertad y donde los cargos públicos y candidatos pueden ser amenazados por defender su planteamiento político».
Por ello, Prieto precisó que su partido «está abierto a nuevos sectores de la sociedad que quieran ayudar desde una perspectiva democrática y progresista a formar las listas». En cuanto a que el antiguo representante del Partido Nacionalista Vasco, Emilio Guevara, decida incorporarse en las listas del PSE-EE, dijo que «será él quien diga si se presenta o no».

Pujol invade competencias estatales
Mas anuncia la apertura de una oficina de contratación de inmigrantes en Polonia antes de contar con el beneplácito del Gobierno
Redacción - Barcelona.- La Razón  29 Octubre 2002

El «conseller en cap», Artur Mas, anunció ayer en su primer día de viaje a Hungría la apertura el próximo 6 de noviembre en Varsovia (Polonia) de la primera oficina de orientación laboral para inmigrantes en el extranjero de la Generalitat, sin contar con el beneplácito del Gobierno. La medida fue respondida por el secretario de Estado para la Extranjería y la Inmigración, Ignacio González, que recordó al ejecutivo catalán que este tipo de contratación en origen es una competencia estatal. Sin embargo, valoró la iniciativa del Govern y se mostró dispuesto a buscar fórmulas de colaboración para que las oficinas abiertas sean viables, reiterando que el Gobierno es favorable «a todas aquellas iniciativas de interés para facilitar el control de los flujos migratorios».
Mas había hecho pública su decisión en el primer día de su visita a Budapest, confirmando así que lleva a la práctica su determinación de «tirar por el camino de en medio» en aquellas cuestiones que los nacionalistas catalanes creen que son de «urgente» resolución, pese a no contar con el apoyo del Gobierno, que tiene las competencias exclusivas en política exterior. Reconoció que no se ha informado al Ejecutivo de la apertura de esta oficina en el extranjero, pero al mismo tiempo reclamó la colaboración del Gobierno y de la red consular del Estado, que es la que tramita todos los permisos de trabajo y residencia de los extranjeros que quieren vivir y trabajar en España.

El «conseller en cap» aseguró que «nosotros vamos con un talante positivo y no queremos invadir las competencias de nadie, pero la inmigración también nos afecta a nosotros porque tenemos todas las competencias en materia de integración de los inmigrantes» y apuntó que Cataluña debería participar también en el proceso de selección de la población extranjera que recibe. Mas se mostró convencido de que «con el tiempo la colaboración con el Gobierno será un hecho, porque nadie debe tener celos».
Por su parte, el secretario de Estado para la Extranjería, que se reunió en Barcelona con el presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, aseguró que «estamos seguros de que la apertura de este tipo de oficinas servirá como vías de colaboración, dentro del régimen general para conseguir la selección de los mejores trabajadores para ocupar los puestos de trabajo que sean demandados por nuestros empresarios». Además, Gonzalez insistió en la necesidad de «estudiar fórmulas de colaboración» para la gestión de los flujos migratorios que permitan emprender iniciativas que «sean útiles para conseguir el mismo objetivo».

Recortes de Prensa   Página Inicial