AGLI

Recortes de Prensa     Jueves 31 Octubre  2002
Bono, contra los centrífugos del PSOE
EDITORIAL Libertad Digital 31 Octubre 2002

A vueltas con el diálogo
Pío Moa Libertad Digital  31 Octubre 2002

Bono ofrece, delante de Zapatero, una alianza al PP para eliminar las fisuras en el País Vasco
Agencias Libertad Digital  31 Octubre 2002

81 años contra el fascismo
C. E. C. | Toledo El País 31 Octubre 2002

El partido de Arzalluz CARTAS AL DIRECTOR El Correo 31 Octubre 2002

Bono, contra los centrífugos del PSOE
EDITORIAL Libertad Digital 31 Octubre 2002

La enorme influencia del sector centrífugo dentro del PSOE (Maragall, López, Elorza y Eguiguren) -al que últimamente también se han acercado Chaves (presidente de la Junta de Andalucía y del PSOE), Rodolfo Ares e incluso Javier Rojo con su propuesta de “gobierno de concentración” entre nacionalistas y constitucionalistas- proviene del apoyo que le presta Felipe González a través de la trituradora del grupo Prisa, que con insidias y falsedades -el famoso “seguidismo” del PP- hizo un escarmiento ejemplar en la persona de Nicolás Redondo Terreros -"no te equivoques, Nicolás" le advirtió González en mítin electoral del PSE- con el objeto de silenciar a la inmensa mayoría de cargos del PSOE que no ven con buenos ojos la pérdida de la E de España en las siglas de su partido.

Hasta ahora, Redondo era una de las pocas voces aisladas que se atrevía a discrepar abiertamente de las directrices felipistas en torno a la política vasca. Zapatero, que para ser investido por González candidato del PSOE a La Moncloa ha tenido que renunciar a casi todo el programa que le aupó a la secretaría general, aún continúa buscando la forma de dar marcha atrás sin que se note demasiado -tal y como quieren González y los centrífugos- al Pacto Antiterrorista que firmó con el PP.

Sin embargo, aún quedan voces en el PSOE como la de José Bono, el presidente de Castilla-La Mancha, -y también, a veces, la de Juan Carlos Rodríguez Ibarra, presidente de Extremadura- que se niegan a ser silenciadas en torno a esta cuestión. Consciente de la fuerza que le proporcionan los votos obtenidos en su Comunidad, de su indiscutido liderazgo en la agrupación regional de su partido y de su aceptación entre el conjunto de los militantes del PSOE (perdió por muy poco la secretaría general cuando la disputó con Zapatero), Bono ha aprovechado la ocasión del premio “Abogados de Atocha” que ha concedido su Comunidad al presidente del Foro de Ermua, Vidal de Nicolás, para dejar clara su postura respecto de la política del PSOE en el País Vasco.

Contrariando lo que se empieza a convertir en la “línea oficial” del partido socialista, el presidente castellano-manchego, en presencia de Zapatero, ha calificado de inadmisible un diálogo sereno con los nacionalistas cuando sólo pueden estar tranquilos, sin miedo a la muerte, quienes aceptan “en todo o en parte, el principio de que España es la madrastra de quien deben separarse”, afirmando que en el País vasco no cabe más nacionalismo que el que cupo en España cuando se decidió avanzar hacia la libertad y la democracia y que “un nacionalista no quiere más a su tierra que un castellano-manchego a la suya o un gallego a Galicia”. Por ello, ha ofrecido la alianza de Castilla-La Mancha “a todos aquellos que, sean del partido que sean, propicien una legalidad intransigente, inmisericorde -la Ley de partidos que acordaron PP y PSOE-, contra los asesinos y contra quienes los apoyan”, lo que supone, implícitamente, la demanda de una alianza sin fisuras con el PP, justo lo opuesto a lo que proponen quienes temen o promueven el anatema de “seguidismo del PP”.

Se trata, sin duda, de un premio y unas declaraciones muy oportunas en el momento actual, cuando el PSOE, impulsado por el “espíritu del 82” -o lo que es lo mismo, por el “fantasma de Felipe”- se dispone a cometer los mismos errores que, como denunció recientemente Redondo -para quien la única solución es que los nacionalistas pasen a la oposición mediante una alianza de socialistas y populares-, han propiciado la dictadura nacionalista de “baja intensidad” de los nacionalistas en el País Vasco.

Aunque en muchas ocasiones las iniciativas políticas de Bono se han adentrado en el terreno del oportunismo y la demagogia (por ejemplo, su reciente propuesta de imponer la cuota del 50% de mujeres en las listas electorales), esta vez es preciso reconocer su tino y su valentía al exponer clara y rotundamente lo que la mayoría de votantes y militantes socialistas piensa sobre la política vasca.

El presidente castellano-manchego es un político avezado y muy astuto, pues no en vano ejerce su cargo ininterrumpidamente desde 1983, después de ganar cinco elecciones autonómicas sin la “ayuda” del PER, con la que cuentan sus colegas de Extremadura y Andalucía, los otros “feudos” electorales del PSOE, para perpetuarse en el poder. Por ello, Zapatero, si es que aún le queda algún margen de maniobra, haría bien tomar buena nota de las palabras de Bono y actuar en consecuencia. La inmensa mayoría de los españoles, sea cual sea su color político, suscriben al cien por cien todo lo dicho por el presidente de Castilla-La Mancha.

A vueltas con el diálogo
Pío Moa Libertad Digital  31 Octubre 2002

La palabra diálogo suena bien, pero en ocasiones, y según como se plantee el diálogo, puede equivaler a colaborar con el crimen. Naturalmente, el vacuo pero malintencionado Rodríguez Zapatero emplea la palabra a troche y moche, en la escuela de Alfonso Guerra. En la práctica, el PSOE usa dos tipos de “diálogo”: con el Gobierno, que persigue al terrorismo con creciente eficacia, muestra áspera intransigencia y le hace mil críticas, a menudo sin base y que podría hacerse a sí mismo con mucho mayor fundamento. En cambio, hacia el PNV multiplica las expresiones comprensivas, y hasta zalameras, le promete una futura luna de miel, y culpa a Aznar de acosar y “echar a la cuneta” a tan democráticos nacionalistas. Como el PNV, a su vez, está empeñado en un diálogo no menos suave y comprensivo con los asesinos, el sentido de toda esa estrategia está claro. El PSOE no sabe cómo hacer para diluir el Pacto Antiterrorista que en un momento de debilidad suscribió.

Pero el terrorismo debe ser rechazado incluso cuando se presenta como defensor de reinvindicaciones justificadas. Así, por ejemplo, es indudable que la población católica en Irlanda del Norte, o la palestina en los territorios ocupados, está oprimida en mayor o menor grado, pero el terrorismo no puede ser aceptado como interlocutor ni como salida a esa situación. Pues bien, ni siquiera en eso hay correspondencia con las Vascongadas, donde el terror no es practicado por los demócratas como una respuesta indeseable a la opresión que sufren, sino por los opresores nacionalistas, que combinan el asesinato con formas mafiosas de ejercer el poder. Si la opresión no ha llegado ya a tiranía abierta, es porque el estado central todavía lo impide.

El terrorismo provoca en España un dilema muy serio: o es vencido en el terreno policial y de la propaganda, o es reconocido, implícitamente, como un método válido de hacer política, lo cual llevaría al abismo al estado de derecho, y a la disgregación del país. El único diálogo admisible sólo puede referirse a la disolución de la banda sin la menor contraprestación política que legitimara de alguna manera a los héroes del tiro en la nuca y a los antidemócratas. Pero no es éste el diálogo en que piensan el PNV o CiU, ambos en extremo comprensivos y dialogantes con aquellos héroes. Mediante un proceso de crecientes concesiones a los violentos, vienen a decir, se podría acabar con el terror. Callan que ese “acabamiento” supone reforzar la opresión y la violencia contra las víctimas del nacionalismo, y que el final sería el “acabamiento” de la nación española. La colaboración del PSOE en tales “diálogos” sólo extrañará a quienes creyeron aquello de los “cien años de honradez”, es decir, a quienes ignoran su historia, y por su parte los terroristas perciben esas ofertas como síntoma de derrota moral, preludio de la derrota política de los demócratas.

Algunos grupos terroristas, como ETA poli-mili, se disolvieron voluntariamente, pero sólo cuando vieron con claridad que jamás lograrían sus objetivos. Ofrecer a los criminales diálogo y negociación significa convencerles de que sus métodos dan frutos: los que desean también los dialogantes recogenueces.

Bono ofrece, delante de Zapatero, una alianza al PP para eliminar las fisuras en el País Vasco
Agencias Libertad Digital  31 Octubre 2002

Durante la entrega del premio “Abogados de Atocha” al presidente del Foro de Ermua, José Bono ha dejado en evidencia a todo su partido por el acercamiento al PNV. Dice el “barón” socialista que la política en el País Vasco no admite fisuras y ofreció una “alianza a aquellos que, sean del partido que sean, propicien una legalidad intransigente” contra ETA y sus apoyos. Es decir, al coautor de la Ley de Partidos, el PP. Zapatero escuchaba.

 La entrega del Premio Internacional “Abogados de Atocha” ha sido tan emotiva como útil. Se ha celebrado en Toledo. Allí estaban el premiado, Vidal de Nicolás (presidente del Foro de Ermua); el secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero; el vicepresidente del Gobierno, Mariano Rajoy; y el juez Garzón, entre otros. Delante de todos -con su secretario general escuchándole- el presidente de Castilla La Mancha, José Bono, ha pronunciado uno de los discursos más claros en torno al País Vasco pronunciado por un líder socialista. Lejos de gobiernos de concentración -propuesta de Javier Rojo- y de ataques al PP vasco en clave electoral -Ares dice que Oreja es un frustrado- Bono ha ofrecido una alianza al más puro estilo de Redondo Terreros. Sin color político y acompañando al único partido con el que se puede dejar en la oposición al nacionalismo, el PP.

”No podemos ser neutrales”
Para Bono, "es inadmisible que los gobernantes vascos pretendan un debate sereno sobre su futuro cuando allí sólo están tranquilos, sin miedo a la muerte, los que aceptan, en todo o en parte, el principio de que España es la madrastra de quien deben separarse". Castilla-La Mancha quiere ser útil ante esta situación, dijo Bono, y "el mejor modo de serlo es hablar claro y ofrecer nuestra alianza a todos aquellos que, sean del partido que sean, propicien una legalidad intransigente, inmisericorde, contra los asesinos y contra quienes los apoyan". "No podemos ser neutrales”. “Al contrario, se precisa la beligerancia de quienes creemos que la vida de las personas no es negociable, de quienes militamos en la creencia de la radical igualdad de todos los seres humanos”.

Zapatero escucha un mensaje demoledor
En ese deseo de “legalidad intransigente e inmisericorde” contra los apoyos del terrorismo, no figura el PNV, que hace gala de lo contrario. La única legalidad que ha golpeado a ETA y a su brazo institucional en nuestra historia democrática ha sido la Ley de Partidos, consensuada por PP y PSOE. Bono lo ha dejado claro sin necesidad de pronunciar las siglas del PP o los nombre de Ibarretxe y Arzalluz. Y Zapatero escuchaba, consciente de las pasadas declaraciones de Maragall, Chaves, Elorza, Zabaleta y, ahora también, Rodolfo Ares. Son la apuesta contraria. El punto débil del Pacto Antiterrorista -también firmado por PP y PSOE-.

Bono criticó la "tibieza" y la "ambigüedad" de algunos en relación al terrorismo y afirmó que en el País Vasco no cabe más nacionalismo que el que cupo en España cuando se decidió avanzar hacia la libertad y la democracia y aseguró que "un nacionalista no quiere más a su tierra que un castellano-manchego a la suya o un gallego a Galicia". El mensaje era demoledor para todo su partido.

Elogios a Vidal de Nicolás y al Foro de Ermua
José Bono dijo que el Premio Internacional "Abogados de Atocha", entregado al presidente del Foro de Ermua, Vidal de Nicolás, es "un homenaje reflexivo, pacífico y justo a todos los que luchan por la libertad".

El presidente de Castilla-La Mancha indicó que desde los asesinatos de los abogados laboralistas de la calle Atocha, hace 25 años, "han cambiado los actores y el escenario, pero la tragedia que se representa en el País Vasco nos plantea similares dilemas" y dijo que "hoy como ayer se enfrentan quienes están dispuestos a matar y quienes se atreven a vivir con dignidad aún a riesgo de su vida".

Tras recordar la trayectoria de Vidal de Nicolás en defensa de las libertades y la convivencia, Bono afirmó que "somos solidarios con quienes, con decisión y sacrificio, incitan y estimulan con su ejemplo" y añadió que el presidente del Foro de Ermua "es, entre otras muchas cosas, un poeta que sobrevivió a una Guerra Civil, a un exilio, a una dictadura y a sus cárceles. Y, hoy, con ochenta años, ha de seguir combatiendo contra estos otros profetas de la nada y oráculos del miedo". "A Vidal de Nicolás no le aniquilaron las circunstancias pasadas de su vida, ni le intimidan las que hoy está viviendo", dijo, y eso es "lo que apoyamos, celebramos y todos los demócratas reconocemos con agradecimiento".

81 años contra el fascismo
Vidal de Nicolás, presidente del Foro Ermua, acusa al PNV de 'complicidad' con ETA al recibir el galardón Abogados de Atocha
C. E. C. | Toledo El País 31 Octubre 2002

Fue perseguido durante la Guerra Civil, sufrió los rigores de un campo de concentración en Francia y luego, en los años 60, las cárceles del franquismo. Vidal de Nicolás, poeta, sigue, a sus 81 años, amenazado y perseguido por sus ideas. Pero ahora es la banda terrorista ETA quien pretende acabar con su vida por ser el presidente del Foro Ermua, una organización que surgió tras el asesinato del concejal del PP Miguel Ángel Blanco, en 1997. Este histórico antifranquista recibió ayer el premio Abogados de Atocha, instaurado por el Gobierno de Castilla-La Mancha, que preside el socialista José Bono, para honrar a las personas que se distinguen por su lucha "por los derechos humanos y la libertad".

Vidal de Nicolás estuvo acompañado al recibir el premio en Toledo por los máximos representantes de casi todas las instituciones. Como se encargó de destacar el presidente Bono, allí estaban el vicepresidente primero del Gobierno, Mariano Rajoy, y el jefe de la oposición, José Luis Rodríguez Zapatero. Y los presidentes del Tribunal Supremo, Francisco José Hernando, y del Tribunal Constitucional, Manuel Jiménez de Parga, además del juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón. También estaba el secretario general del UGT, Cándido Méndez, y el ex secretario general de CC OO, Antonio Gutiérrez.

El presidente del Foro Ermua hizo un discurso de denuncia sin tapujos de lo que él considera "complicidad" del nacionalismo vasco con los terroristas. Primero sostuvo que fueron los nacionalistas quienes trataron de asimilar ETA a la izquierda marxista "para ocultar que en realidad coincidían en los fines aunque no en los medios".

La acusación fue directa: "El PNV vio pronto la utilidad de ETA para sus fines nacionalistas. Como dijo Arzalluz, 'ellos sacuden el árbol y nosotros recogemos las nueces". También acusó a la izquierda vasca de haber "colaborado" con los nacionalistas en la construcción de esa "sociedad enferma" que es el País Vasco. Allí, según De Nicolás, los no nacionalistas sufren "un régimen político excluyente y fanático" que además, en complicidad con los terroristas, maneja los medios de comunicación y la educación y los utiliza para formar a los jóvenes en la "mentira histórica" que ha creado.

Entre los asistentes estaban algunos de los socialistas que más se han destacado por oponerse a los pactos con el PNV: el ex secretario general del PSE, Nicolás Redondo, junto a su padre, el ex secretario general de UGT; la eurodiputada Rosa Díez, o el alcalde de Ermua, Carlos Totorika.

Bono: 'España no es un acuerdo provisional que haya que revisar ante cualquier ayatolá'
Todo el acto estuvo cargado de referencias a la lucha antifranquista, que los presentes trataron de igualar a la batalla social contra el terrorismo de ETA que se libra hoy en Euskadi. De hecho, el premio se ha establecido en memoria de las cinco personas que murieron en enero de 1977 a manos de terroristas de extrema derecha, que entraron en un despacho de abogados laboralistas en la madrileña calle de Atocha y acribillaron a todo el que allí había. Algunos de los supervivientes de esa tragedia, que sacó a la calle a 100.000 personas en un sobrecogedor silencio, estaban ayer en Toledo. De Nicolás, presente en todas estas batallas, prometió ayer seguir, "mientras tenga vida, en el empeño de agitar conciencias críticas, promover espacios de libertad y foros democráticos y no olvidar a las víctimas del odio y del fanatismo".

El mismo discurso abiertamente crítico con los nacionalistas fue retomado por Bono. Esos ataques los dirigió también a los que él llamó "tibios", esto es, a los que no se manifiestan claramente contra el "nacionalismo excluyente". "Suponen un enemigo más terrible que las pistolas", insistió. "Son los que miran para otro lado, los que permiten esa ambigüedad que ha corrompido la democracia. Es más cómodo ser ambiguo que solidarizarse con las víctimas. Es más fácil hablar con los lobos que perseguirlos. El País Vasco es el único territorio sin libertad de toda Europa", clamó el presidente de Castilla-La Mancha.

La propuesta del lehendakari, Juan José Ibarretxe, para superar el Estatuto vasco, estaba en el trasfondo del discurso de Bono. "No caben soberanías compartidas. España no es un acuerdo provisional que haya que revisar ante el discurso de cualquier ayatolá. Es inadmisible pretender un debate sereno sobre el futuro del País Vasco cuando allí sólo están tranquilos y sin miedo a la muerte quienes comparten la idea de que España es el enemigo".

El vicepresidente Rajoy, a quien Bono ofreció un apoyo "sin fisuras contra ETA", destacó también la contribución de Vidal de Nicolás a la lucha por la libertad, ya que preside una organización que hace reaccionar a los ciudadanos y sirve para "aislar a los violentos". De Nicolás, dijo Rajoy, "ha hecho de su propia vida un oficio en que la defensa de la libertad es el objetivo y la palabra la única arma".

Rajoy concluyó con una llamada de esperanza: movimientos como el Foro Ermua, dijo, deben servir para "recordar a todas las víctimas de la intolerancia", como José Luis López de Lacalle, fundador del grupo y asesinado por ETA en mayo de 2000, y debe además ser el impulso que lleve "a mantener viva la esperanza de que la paz es hoy posible en España".

A la salida del acto, algunos de los presentes, como Totorika, se mostraron relativamente optimistas: "La ilegalización de Batasuna ha hecho que se venga abajo la idea de que son intocables". El juez Garzón también alabó la figura del homenajeado porque "ha defendido los valores democráticos a lo largo de toda su vida".

El partido de Arzalluz
Aurelio Saenz de Buruaga/Vitoria-Gasteiz CARTAS AL DIRECTOR El Correo 31 Octubre 2002

El señor Arzalluz y sus incondicionales están forzando con su política algo así como un partido de fútbol contra los autonomistas vascos. Pero con un árbitro independentista y violento, que en vez de usar el pito utiliza una pistola, de forma que el miedo en el equipo contrario sea tal, que pierda por goleada. Ahora bien, el equipo autonomista no es tan ingenuo como para ceder al miedo y propone un aplazamiento hasta que se den las condiciones adecuadas para jugar el encuentro, hasta que cada cada jugador pueda mostrar sus dotes en plena libertad, con un árbitro neutral que no le asesine.

No, señor Arzalluz. No pretenda que el árbitro le entregue el partido en bandeja, ni llenar de nueces sus alforjas aprovechándose de que otros agitan el árbol, ni que el equipo rival juegue de rodillas. Cuando tengamos campo y árbitro neutral, y dos o tres años para formar las selecciones, saltaremos al campo y jugaremos el encuentro para disputar el trofeo de la libertad, pero respetando las reglas de juego ya aprobadas. Disputemos el encuentro en el campo de la democracia, campo que hoy no existe en Euskadi. Señor lehendakari, la mayoría de los vascos (y posiblemente también de los nacionalistas vascos), le piden a gritos que suspenda el encuentro y que no siga un camino que puede llevarnos al precipicio. Las prioridades para Euskadi son hoy otras. No se pueden correr ciertos riesgos para que el PNV logre unos cientos o unos miles de votos batasunos.

Recortes de Prensa   Página Inicial