AGLI

Recortes de Prensa     Jueves 14 Noviembre  2002
¿Otra vez Jonan
Iñaki Ezkerra La Razón 14 Noviembre 2002

¿No habÍa riesgo de fuga
Editorial La Razón 14 Noviembre 2002

Prófugo y confeso
Editorial ABC 14 Noviembre 2002

Sensación de ridículo
Miguel Ángel RODRÍGUEZ La Razón 14 Noviembre 2002

Zarzalejos: «El terrorismo no es expresión de un conflicto político, es pura delincuencia»
J. PAGOLA ABC 14 Noviembre 2002

El Supremo decretará prisión para «Ternera», que podría haberse integrado ya en la cúpula de ETA
F. V. / J. P. / J. M. Z. - Madrid.- La Razón 14 Noviembre 2002

Ibarreche abrirá cinco «embajadas» vascas en Iberoamérica y Madrid
D. Mazón - Madrid.- La Razón 14 Noviembre 2002

El tribunal francés que juzgará a Iñaki de Rentería no facilitará traductor de euskera porque nació en España
París. Ep ABC 14 Noviembre 2002

Con voluntad de aguantar
LOURDES PÉREZ/BILBAO El Correo 14 Noviembre 2002

La Generalitat da en secreto 20 frecuencias a radios próximas a CiU
Barcelona El País  14 Noviembre 2002

El mitin de Ibarretxe
Cartas al Director El Correo 14 Noviembre 2002

¿Otra vez Jonan?
Iñaki Ezkerra La Razón 14 Noviembre 2002

Hay un detalle que se le ha escapado al PNV y que delata la comedia de los nacionalistas para hacernos creer que forman diferentes grupos y partidos cuando son todos el mismo. Es un detallito que ha quedado al descubierto con la publicación de la famosa lista de «cerebros» que asesoran a Ibarreche. Si entre esos asesores ¬y como uno de los promotores del plan del Libre Estado Asociado¬ se encuentra Jonan Fernández, el dirigente de Elkarri, ¿qué pintaba este buen hombre desfilando luego ante el lendakari junto a las comisiones de diferentes sectores de la sociedad vasca ¬comerciantes, hosteleros, titiriteros...¬ para que a su vez el lendakari le explicara ese mismo plan? ¿A qué viene hacerse de nuevas cuando se es el padre del invento?

Jonan representa el insólito, paradójico y absurdo caso del «asesor asesorado». Y ambas fotos junto al lendakari son incompatibles. Una de las explicaciones que se me ocurren es que Jonan padezca demencia senil. Después de darle la idea a Ibarreche se quedó con la mente en blanco. No recordaba ya quién era y no sentía las piernas. Entonces se puso a la cola para que Ibarreche le explicara con pelos y señales la idea que en persona le había dado. Al verle el lendakari en esa cola que no es la suya, exclama: «¿Cómo otra vez tú por aquí?».

Otra explicación es que el lendakari esté como una cabra auténtica o atravesando una seria crisis de autoestima y no se le pueda contrariar lo más mínimo sino en todo caso seguirle la corriente; que sea uno de esos tipos que se apropian de las ocurrencias ajenas y se arrogan méritos de los otros que después no son reclamados por sus verdaderos propietarios para no herirle y para que no se deprima. Me imagino a Jonan tragando sapos y culebras mientras le dice a Ibarreche: «Me ha quitado usted esa idea de la punta de la lengua». Conozco a más de uno que padece esta divertida forma de la desfachatez, gente capaz de explicarle a Einstein la Teoría de la Relatividad sin cortarse un pelo o de enseñarle a Franklin el mecanismo del pararrayos y pedirle que no se lo cuente a nadie por favor.

Hay una tercera explicación que se me ocurre: el que padece demencia senil es el mismo Ibarreche. Su foto recibiendo a Jonan para explicarle el plan tiene otro significado. Jonan está tomándole la lección. Hay una cuarta explicación: que el nacionalismo haya sufrido una regresión a la infancia y que cuando Ibarreche queda con Jonan en el cuarto de jugar de Ajuria Enea le diga aquello de «ahora tú haces como que eres yo y yo como que soy tú». Hay una quinta explicación: que los actores del nacionalismo sean tan pocos que él mismo tenga varios papeles y olvide quitarse el disfraz del número anterior.

¿No habÍa riesgo de fuga?
Editorial La Razón 14 Noviembre 2002

No podemos estar completamente de acuerdo con el ministro de Justicia, José María Michavila, cuando afirma que «hay cosas positivas» en la fuga de José Antonio Urruticoechea Bengoechea, alias «Josu Ternera». Es cierto que hemos pasado de una situación aberrante, mil veces denunciada desde LA RAZÓN, como era ver a un ex-jefe etarra sentado en un parlamento democrático ¬y, para más burla, en la Comisión de Derechos Humanos¬, a otra situación más adecuada a su biografía: la de acusado huido de la Justicia. Pero también es cierto, y muy preocupante, el que uno de los antiguos dirigentes de la banda, activo terrorista desde 1973, que volvió a la clandestinidad después de ser amnistiado en 1978 y que ha dirigido ETA en su período más brutal, se encuentre en paradero desconocido.

Una de las cuestiones más sorprendentes de este asunto era la idea arraigada, tanto en el Tribunal como en la Fiscalía e, incluso, en la acusación particular, de que no había «riesgo de fuga» del imputado. Se argumentó el «arraigo institucional» y «social» de Ternera como elementos determinantes a la hora de renunciar a la imposición de medidas cautelares sin, a nuestro juicio, valorar que la apertura del procedimiento penal, y su imputación, había ensombrecido notablemente el horizonte vital del todavía parlamentario batasuno.
Ahora, Interior no sabe dónde está Josu Ternera, pero mucho nos tememos que ETA sí.

Prófugo y confeso
Editorial ABC 14 Noviembre 2002

A pesar de que, tras la primera incomparecencia, el magistrado instructor de la Sala Segunda no apreció riesgo de que Josu Ternera pudiera eludir la acción de la Justicia, la ausencia del ex jefe de ETA en la segunda citación prevista para ayer demuestra que se ha fugado. Ternera ya avisó por escrito y con publicidad en el diario «Gara». No iba a comparecer en lo que calificaba como un «juicio farsa». Además, si se hubiera presentado en el Tribunal habría defraudado a un público abertzale muy exigente con sus principales figuras. José Antonio Urrutikoetxea se justificaba en su carta con la técnica del calamar, reprochando a la Justicia que tuviera ya decidida su condena, a pesar de que el Tribunal que le investiga -la Sala Segunda del Supremo- dio muestra de una recta objetividad cuando archivó una causa abierta contra él por integración en banda armada, al considerar, acertadamente, que ya había sido juzgado y condenado por ese delito en Francia. Ternera podrá decir cuanto quiera contra la imparcialidad de los magistrados del Supremo, pero ni carecieron de tal garantía cuando le exculparon de aquella primera imputación ni son ellos quienes tienen que explicarse, sino él, que está imputado por la inducción a once asesinatos con coche bomba. Por eso, su incomparecencia no es un acto de rebeldía política -salvo para sus palmeros de coalición-, sino una confesión de parte, porque sólo la teme quien la hace. Ternera tiene derecho a no declarar contra sí mismo y a no confesarse culpable, pero su fuga es una conducta que debe tenerse muy en cuenta porque refuerza los indicios aportados por la Fiscalía y la Audiencia Nacional sobre su responsabilidad en el atentado de la casa-cuartel.

La consecuencia inmediata de la fuga de Josu Ternera ha sido la orden dictada por el magistrado instructor de detención internacional del parlamentario batasuno, para su posterior ingreso en prisión. Más vale tarde que nunca. Ahora, las Fuerzas de Seguridad del Estado, incluida la Ertzaintza, deben extremar sus esfuerzos para localizar a Urrutikoetxea y detenerlo. Es preciso que esta burla al Estado sea reparada con una actuación policial rápida y eficaz, que deberá contar, con toda probabilidad, con la colaboración internacional. La prioridad es poner a Ternera a disposición de la Sala Segunda y tramitar su causa con la máxima diligencia posible, porque ya se ha visto lo contraproducente que ha resultado tardar diez meses en acordar su primera declaración y en dispensarle un trato procesal más propio de un sospechoso por hurto que de un imputado por once asesinatos.

Sensación de ridículo
Miguel Ángel RODRÍGUEZ La Razón 14 Noviembre 2002

Esto de que no haya ningún responsable de la desaparición de Ternera es inconcebible. Ni el juez del Supremo que ha esperado amigablemente antes de dar la orden de búsqueda y captura; ni los políticos responsables de la seguridad, ni los mandos policiales autonómicos, nacionales o internacionales...

No ha terminado sabiéndose si la Justicia era o no un cachondeo, pero lo que está bastante claro es que la comparecencia de Ternera ante el juez está siendo más que un cachondeo: es la sensación de ridículo; de que vivimos en un país de chifla. ¿Se puede saber qué calificativo tenemos que emplear para describir a los responsables de este desaguisado? ¿Vale un insulto leve o nos acordamos de su familia? ¿A quién se le ocurrió que un tipo que ha mandado asesinar fuera luego como un corderito a declarar que sí, que lo había hecho él y con mucho gusto?

Si es que la Democracia no es esto. Esto de caminar inocentemente por la vida creyendo que los terroristas están sólo mínimamente desviados del camino pero que, en el fondo, son buenas personas, cumplidores y amantes de su familia no sale ya ni en las películas de Heidi.

Ale, ahora a buscar a Ternera por los rincones hasta que salga en una manifestación en el Sur de Francia y nadie se atreva a detenerle no sea que la gente les abuchee.

Las instituciones están haciendo el ridículo.
Un país fuerte necesita tener la seguridad de que las instituciones funcionan, igual para arreglar una carretera que para detener a un individuo acusado de asesinato. Por cierto, si Ternera manda al juez una caja de bombones, que no la abra. No será un regalo de agradecimiento por su inoperancia: será una bomba.

Zarzalejos: «El terrorismo no es expresión de un conflicto político, es pura delincuencia»
J. PAGOLA ABC 14 Noviembre 2002

El director de ABC aboga por una Prensa «beligerante» contra la barbarie. «Hay que relatar con todo tipo de detalles la brutalidad de las acciones terroristas, sin regatear a los lectores ni un solo dato de esa barbaridad», dijo Zarzalejos

MADRID. El director de ABC, José Antonio Zarzalejos, Javier Pradera, de El País, y Sebastián Rotella, responsable de Los Ángeles Times en París expusieron ayer las claves de lo que, en su opinión, debe ser la actitud de los medios de comunicación ante el terrorismo. El marco fue el debate sobre «Sociedad Civil frente al Terrorismo» organizado por la Fundación Ortega y Gasset, con el patrocinio de la Embajada de Estados Unidos.

El director de ABC se mostró rotundamente partidario de informar sobre los atentados frente a quienes consideran que ello supone hacer propaganda a sus autores. Así, expuso que, «desde un planteamiento deontológico claro y beligerante», «hay que relatar con todo tipo de detalles la brutalidad de las acciones terroristas, sin regatear a los lectores ni un solo dato de esa barbaridad». En su opinión, «no podemos poner eufemismos a una realidad absolutamente injusta e inadmisible.

Desde su punto de vista, es necesario «enseñar la naturaleza perversa» de ese fenómeno, aún admitiendo que «la información tiene efectos secundarios» y que los criminales podrían lograr una cierta propaganda. Pero, insistió, «hay que informar con todo tipo de detalles. Si es preciso, hiriendo la sensibilidad de los lectores». En este punto, precisó que conviene decir a la opinión pública que si le provoca miedo el relato de la barbarie, «la sociedad tiene la obligación de superarlo y participar en la reacción colectiva frente a ese fenómeno». Así, criticó «la opacidad informativa» impuesta por las autoridades rusas tras el trágico desenlace de la toma de rehenes en el Teatro de Moscú.

El director de ABC discrepó «de aquellos medios que plantean fórmulas que debilitan al Estado y desmoralizan a la sociedad civil planteando el terrorismo como un conflicto político» cuando «es químicamente puro un fenómeno delincuencial». «El terrorismo no es la sintomatología de un conflicto político, no es la urticaria de una enfermedad más profunda, no es la fiebre de una infección». Otra cosa, apuntó, es que fuerzas políticas, como el PNV, pretendan convertirlo en la «expresión de un conflicto político».

Jerarquía de valores
En otro momento, Zarzalejos expuso que los medios de comunicación deben disponer de una jerarquía de valores. «Tienen que colaborar con los poderes públicos en la lucha contra el terrorismo desde la absoluta convicción. Y si éso implica que para evitar muertos hay que callarse, el periodista tiene que callar. Jamás pondría en peligro la vida de una potencial víctima para dar una información». Dicho esto, dejó claro que los medios de comunicación «no deben permitir jamás que el Estado, a través de cualquier instrumento de poder, viole los derechos humanos». Si lo hiciera, los periodistas «tienen que decir que no», que no se puede vulnerar la ley para buscar atajos en la lucha antiterrorista.

El director de ABC expresó la necesidad de cuidar el lenguaje para referirse al terrorismo como lo que es. En este sentido, pidió, especialmente a los medios de comunicación norteamericanos, que se refieran a ETA como banda terrorista, de la misma forma que en España se hace con Ben Laden.

Por su parte, Javier Pradera subrayó que «la confusión conceptual en torno al terrorismo es cada vez mayor». En su opinión, se avanza poco si se incluyen en el fenómeno terrorista, por ejemplo, los comportamientos al margen de la ley de las Fuerzas de Seguridad, por rechazables que sean. Según Pradera, «tampoco tiene sentido extender el concepto de terrorismo a las acciones bélicas de los Estados». La confusión ha provocado que una banda terrorista sea considerada después un grupo de patriotas, o viceversa. Puso el ejemplo de los talibanes, apoyados antes por EE.UU, y también el de ETA ya que durante el franquismo algunos pensaban que se trataba de «luchadores por la libertad» y, en Democracia, «se ha demostrado que no lo eran».

Pradera lanzó al aire una batería de preguntas: «¿hay que censurar o limitar las noticias sobre el terrorismo?; ¿se deben reproducir los argumentos de los terroristas?; ¿tiene sentido polemizar para mostrar sus incoherencias internas, su inmoralidad?; ¿tiene sentido tratar de hallar un contexto de explicación o analizar su trasfondo histórico?; ¿tiene sentido que los medios de comunicación acojan un debate sobre el diálogo o la negociación con ETA?.

Por último, Sebastián Rotella, encargado de informar sobre Al Qaeda, reconoció las dificultades que hay en EE.UU. para abordar este tema por el desconocimiento del Islam y la rabia generada tras el 11-S. Rotella dijo que los hombres de Ben Laden se están reorganizando y advirtió del creciente fanatismo que se detecta entre los integristas islámicos.

El Supremo decretará prisión para «Ternera», que podría haberse integrado ya en la cúpula de ETA
El juez, que no apreció riesgo de fuga cuando éste no acudió el día 7, no había decretado aún la orden de busca y captura doce horas después de la incomparecencia El diputado tendría «altísima capacidad de decisión» en la banda
El diputado de Batasuna en el Parlamento vasco José Antonio Urruticoechea Bengoechea, «Josu Ternera», volvió ayer a burlase del Tribunal Supremo y se convirtió en un prófugo de la Justicia española al no comparecer, por segunda vez, a la citación, en calidad de imputado, en la que sería interrogado por su presunta vinculación con el atentado contra la Casa Cuartel de Zaragoza en 1987, en el que fallecieron once personas, seis de ellas niños. La Fiscalía y la AVT pidieron prisión para el imputado y que se dicte una orden internacional de detención contra él. Sin embargo, a última hora de ayer el instructor del TS, José Ramón Soriano, aún no había notificado las órdenes pertinentes al Ministerio del Interior.
F. V. / J. P. / J. M. Z. - Madrid.- La Razón 14 Noviembre 2002

José Antonio Urruticoechea, «Josu Ternera», dio ayer por concluido el primer acto de su representación de «tocata y fuga» y no apareció en el Tribunal Supremo para declarar, como imputado, por el atentado contra la casa cuartel de Zaragoza en 1987, en el que murieron 11 personas. «Ternera» ya advirtió en «Gara» el pasado día 6 que no acudiría a la cita judicial, pero el instructor de la causa, el magistrado de la Sala Segunda José Ramón Soriano, que le dio otra semana para presentarse, no se convenció hasta ayer de la evidencia de su marcha. El fiscal Eduardo Torres Dulce y los abogados Pedro Liñán y Amparo de Juan, personados como acusación popular en representación de la AVT, solicitaron el ingreso en prisión incondicional de «Josu Ternera», de acuerdo con lo que establece el artículo 504 de la Ley de Enjuicimiamiento Criminal, tal y como informó ayer este diario. Además, pidieron al juez que remitiese a Interpol y al Ministerio del Interior una orden de busca y captura internacional.

Aunque al cierre de esta edición el magistrado aún no se había pronunciado, fuentes jurídicas indicaron que Soriano acordaría las medidas demandadas. Los abogados de la defensa, Jone Goiricelaya y Kepa Landa, ni siquiera se dignaron a comparecer en el Supremo y se limitaron a remitir una comunicación alegando que no habían acudido por tener otras vistas en Bilbao, y ante la notoriedad de que Urruticoechea no estaba detenido.
Sin embargo, este escrito llegó al Tribunal tras celebrarse la vista. El fiscal, que hizo constar la citada ausencia para evitar que los letrados puedan alegar en el futuro indefensión, justificó la prisión de «Ternera» en los «indicios» que apuntan a que pueda ser «autor de un delito muy grave», en la línea de lo expuesto por el juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno cuando envió este caso al TS.

Asimismo, Torres Dulce pidió al instructor que incorpore a la causa la carta del imputado publicada en «Gara». Por otra parte, expertos antiterroristas consultados por LA RAZÓN consideran «más que posible» que José Antonio Urruticoechea Bengoechea haya pasado a la clandestinidad. De confirmarse esta hipótesis, este individuo podría incorporarse a la «cúpula de la banda» con una «altísima capacidad de decisión».

«Comité ejecutivo»
No obstante, no se descartan otras hipótesis, como la de que «Ternera» aparezca en algún país que ofrezca dificultades para los trámites de extradición, realice un acto público o rueda de prensa para atacar a España y a sus instituciones y, a continuación, intente desaparecer para pasar definitivamente a la clandestinidad.
En el caso de que se incorpore a la «cúpula» de ETA, las citadas fuentes recuerdan la experiencia de Urruticoechea, que ha ocupado cargos de responsabilidad en el «comité ejecutivo» de la banda, primero en el «aparato internacional» y, a partir de 1984, cuando Eugenio Echeveste, «Antxon», fue deportado a Ecuador, en el «aparato político», con una importante capacidad de decisión, ya que es este «aparato» el que establece la estrategia de atentados que debe seguir la organización criminal y que se ejecuta a través del «aparato militar», del que dependen los «comandos».

Si «Ternera» llega a reincorporarse al «comité ejecutivo», el máximo órgano de decisión de ETA contaría con dos «históricos», ya que, según los referidos expertos, Félix López, «Mobutu», que consiguió fugarse del hotel en el que estaba vigilado por la Policía, también está integrado en el mismo. La banda, en un comunicado, anunció que había vuelto a las actividades criminales. Sobre el papel que podría jugar «Ternera», las mencionadas fuentes señalan que sería determinante en la toma de decisiones por la larga militancia de este individuo en la banda y por el «prestigio» del que goza entre la militancia de ETA y la de las organizaciones de su entorno. Por su parte, Jaime Mayor Oreja aseguró ayer en la «Cadena Cope» que «Josu Ternera» se «coloque al frente de ETA».

Ibarreche abrirá cinco «embajadas» vascas en Iberoamérica y Madrid
El PNV seguirá con su «política ficción» de impulsar una imagen del País Vasco «soberano»
El Gobierno de Juan José Ibarreche anunció ayer la creación de cinco «embajadas» vascas en Argentina, México, Venezuela, Chile y Madrid, con el fin de «impulsar y mejorar la imagen del País Vasco», además de incrementar su presencia política, económica y cultural en dichos países.
D. Mazón - Madrid.- La Razón 14 Noviembre 2002

El área de Acción Exterior del Gobierno Vasco, que en 2003 gastará más de ocho millones y medio de euros, tal y como refleja el proyecto de presupuestos que estos días está siendo presentado por los diferentes consejeros, tiene como objetivos principales «incrementar la presencia política, económica y cultural de Euskadi en el exterior», «mejorar la imagen exterior de Euskadi en el mundo», «afianzar nuestra posición como socio de pleno derecho en las relaciones bilaterales dentro y fuera de la Unión Europea» o «reforzar el papel de Euskadi en el proceso de construcción europea a través de su presencia en los diferentes foros». Con estos objetivos, que vienen recogidos en el programa del departamento, el Gobierno de Juan José Ibarreche anunció ayer que creará cinco delegaciones, que miembros de la oposición han calificado de «embajadas», en Argentina, México, Venezuela, Chile, y además una quinta en Madrid.

El Ejecutivo nacionalista ya tiene abierta una delegación en Bruselas, para la que tiene destinados, según el proyecto de presupuestos, 713.220 euros, algo más de 116 millones de pesetas.
Una de las principales líneas de actuación del Ejecutivo de Ibarreche en su acción exterior es la potenciación de las relaciones con las colectividades vascas existentes en el extranjero, a cuya dirección irán destinados casi dos millones y medio de euros. En este sentido, según señala el programa, la principal línea de acción se centra en «potenciar las relaciones con las colectividades y los centros vascos en el extranjero, especialmente en Latinoamérica», además de la publicación de la colección Urazandi sobre la diáspora vasca, la celebración del Congreso Mundial de las colectividades vascas y las semanas vascas que se celebran en diferentes países, como Argentina. Como segunda acción a desarrollar en esta línea, el Gobierno vasco propone «apoyar y dotar de medios a las colectividades vascas para reforzar todo tipo de relaciones sociales, culturales y económicas con los países en las que estén asentadas».

Desde la oposición, la apertura de estas nuevas cinco «embajadas» en diferentes puntos del mundo supone «un gasto excesivo para un sólo año», además de considerar que tiene poco sentido abrir una delegación política en un país como Argentina. Según estas fuentes, «ya hemos gastado muchos millones en los centros vascos» que hay repartidos por el mundo, especialmente en Iberoamérica, como para «añadir el gasto de estas delegaciones», que tomando como referencia la delegación existente en Bruselas, supera los cien millones de pesetas anuales.
Además, dentro del programa de Acción Exterior previsto para el año 2003, el Gobierno de Juan José Ibarreche, hace especial hincapié en impulsar la presencia del País Vasco en la Unión Europea. De hecho, el primer punto del programa tiene como objetivo «promover la participación activa y directa del País Vasco en el entramado europeo y en el debate sobre el futuro de la Unión». Como acciones más importantes, el programa señala la defensa de «los intereses del País Vasco en los procesos decisorios de las Comunidades Europeas», el impulso de la «presencia del País Vasco en el Consejo de Europa» y de la «imagen en Europa» de la Comunidad Autónoma Vasca.

Dentro de la creación de estas nuevas delegaciones exteriores, se impulsa la mejora de «la imagen del País Vasco» en los países con delegaciones, las «actuaciones ante otros países y sus instituciones» y el «establecimiento de políticas de colaboración en aquellos países en que existan delegaciones», donde buscarán «contratos institucionales y económicos».

El tribunal francés que juzgará a Iñaki de Rentería no facilitará traductor de euskera porque nació en España
París. Ep ABC 14 Noviembre 2002

La sala número 13 del Tribunal Correccional de París ha fijado para los días 9 y 10 de enero de 2003 el juicio contra Ignacio Gracia Arregui, alias "Iñaki de Rentería", supuesto número uno de ETA en el momento de su detención, en septiembre de 2000 en Bidart (sur de Francia), su compañera sentimental Fabienne Tapia, detenida ese mismo día, y otros siete presuntos miembros de la banda terrorista que serán juzgados en rebeldía.

La abogada de "Iñaki de Rentería" solicitó un traductor de euskera, ante lo que la presidenta de la Sala puntualizó que el acusado "habla y comprende perfectamente el francés, y ha nacido en España", por lo que, en su caso, advirtió, tendrá a su disposición "un traductor español" Gracia Arregui, de 47 años, y Fabienne Tapia, de 37 años, están acusados de asociación de malhechores con fines terroristas, tenencia de armas, explosivos y posesión de falsa documentación.

Los otros siete presuntos integrantes de ETA que serán juzgados en rebeldía, y contra los que pesa ya una orden de busca y captura, son José Antonio Olarra Guridi, José Carlos Recarte Gutiérrez, Mikel Otegui Unanue, Tomás Elgorriaga Kunze, Asier Aginako Echenagusia,  Aitziber Coello-Onaindia y María Soledad Iparraguirre Guenechea.

"Iñaki de Rentería" fue ya condenado por la Justicia francesa, el 18 de diciembre de 2000, a cinco años de prisión por asociación de malhechores con fines terroristas, en la instrucción del juicio contra José Javier Arizkuren Ruiz, "Kantauri". Y en rebeldía, previamente, a otros cinco años de cárcel, en 1997, y a seis, en febrero de 2000.

La abogada de Gracia Arregui y Tapia, Yolanda García, pidió la libertad provisional para "Iñaki de Rentería" y el fin del control judicial para Fabienne Tapia hasta el momento del juicio. Ambas solicitudes fueron denegadas por la presidenta de la sala Chantal Charruault a petición del fiscal Meurant.

La presidenta de la Sala tomó nota de la petición de un traductor de euskera, hecha por Gracia Arregui, pero declaró que el acusado "habla y comprende perfectamente el francés, y ha nacido en España",
por lo que, en su caso, tendrá a su disposición "un traductor español". El juicio quedó pues fijado para los próximos 9 y 10 de enero, en la sala 14 a las 13. 30 horas.

Con voluntad de aguantar
Cuarenta y cinco presidentes de audiencias españolas celebran por primera vez en Euskadi su reunión de trabajo anual para solidarizarse con los jueces vascos
LOURDES PÉREZ/BILBAO El Correo 14 Noviembre 2002

En los últimos tres días, 45 presidentes de audiencias españolas han mantenido, a caballo entre San Sebastián y Bilbao, su reunión de trabajo anual, que nunca antes se había celebrado en Euskadi. Como ocurrió hace apenas una semana con los responsables de los principales tribunales de la Unión Europea, las jornadas han acabado convirtiéndose en un espaldarazo a los compañeros vascos, necesitados del calor y la comprensión de sus colegas tras el asesinato de José María Lidón. Sin embargo, a diferencia de la relevancia pública que adquirió el cónclave de los responsables europeos, los presidentes de las audiencias han intercambiado experiencias y analizado su labor cotidiana de puertas adentro, lejos de la curiosidad periodística, casi en la intimidad.

Es ahí donde los cuarenta invitados han podido conocer, de primera mano, lo que supone ejercer en una comunidad con un contraste difícil de asimilar: Euskadi disfruta de la Administración judicial más moderna y ágil del Estado y, al tiempo, es la única en la que sus 270 jueces y fiscales viven continuamente protegidos por guardaespaldas. «Eso es un trauma, sobre todo para los compañeros que acaban de salir de la Escuela Judicial y que, con 25 años, tienen que llevar escolta», constata el presidente de la Audiencia de Burgos, Miguel Carreras, un magistrado curtido en Vitoria al comienzo de los 90, cuando el miedo no resultaba aún tan palpable como para generalizar las medidas de seguridad.

Carreras, que recuerda aquella etapa como una de las más «enriquecedoras» de su trayectoria profesional, era uno de los que pedía ayer al Poder Judicial que dé a conocer visitas como ésta, destinadas a «reconfortar» a quienes se juegan la vida como garantes del Estado de Derecho. «Pues yo, la verdad, casi prefiero que estas jornadas no hayan tenido publicidad o que, si las van a tener, sea cuando ya nos hayamos marchado», confiesa un presidente de audiencia que, preocupado sobre todo por la seguridad de su familia, prefiere guarecerse en el anonimato. Este magistrado, que dictó sentencias en Barakaldo antes de encontrar destino en su tierra natal, ha hallado a sus antiguos compañeros entre inquietos y «resignados», pero con voluntad de «resistir» pese a la presión de la violencia.

«¿Que cómo les vemos desde fuera? Pues como jueces con una valentía enorme, con un ejercicio de la potestad jurisdiccional distinto al nuestro. Es más, creo que estas jornadas han hecho evidente el contraste con nuestra situación», reflexiona este responsable judicial, que ha podido combinar en estos días, como el resto de sus colegas, el trabajo con el disfrute de la cultura y la gastronomía vascas. La realidad paralela de Euskadi.

«Calidad de medios»
Los asistentes a la reunión se llevaron, de hecho, una grata impresión de la «calidad de medios» con que cuenta la Administración judicial autónoma y alguno, como el responsable de la Audiencia de Ávila, recordó incluso, con un deje de nostalgia, «el alto nivel de exigencia» que plantea la sociedad a los profesionales destinados en esta comunidad. En los tormentosos 80, Emilio Villalain trabajó codo con codo con Juan Alberto Belloch y el grupo de jueces que permanecieron en Euskadi para ayudar a apuntalar la Administración de Justicia.

Mientras aguardaba ayer el reencuentro con la 'vieja guardia', Villalain percibió en sus colegas «la misma» capacidad de trabajo y «una independencia superior». «No sé si es por la voluntad de aguantar, pero sí están muy integrados en esta sociedad y dispuestos a continuar aquí», confía. Para Miguel Carreras, en Euskadi «ya no cabe otro camino: aquí no puede haber colores y todos tenemos que estar con nuestros compañeros».

La Generalitat da en secreto 20 frecuencias a radios próximas a CiU
Barcelona El País  14 Noviembre 2002

La Generalitat ha autorizado en secreto a cuatro empresas radiofónicas catalanas el uso de una veintena de frecuencias de FM que estaban libres, sin que exista el preceptivo plan técnico del Ministerio de Ciencia y Tecnología, ni se haya producido concurrencia alguna. Algunos de los principales beneficiados en el reparto son empresas de comunicación próximas a CiU.

Radio Tele Taxi y RM Radio -propiedad de Justo Molinero, militante de Convergència- han ocupado, con permiso explícito de la Generalitat, siete frecuencias; Flaix y Flaix Back -propiedad de los periodistas Miquel Calzada, Mikimoto, y Carles Cuní-, cuatro, y Ona Catalana -cuyo socio mayoritario es el empresario Josep Manuel Lanza-, una. En la órbita de los grupos consolidados, RAC 1 y RAC 105 -del Grupo Godó-, obtuvieron seis.

El Gobierno de Jordi Pujol ha llevado a cabo este proceso de distribución de frecuencias a espaldas no sólo del Gobierno central -titular del espectro radioeléctrico-, sino también de una gran parte del sector de la radio y del Consejo Audiovisual de Cataluña (CAC) -autoridad en la materia cuyo informe es preceptivo en todo concurso de adjudicación de licencias-, que, según confirmaron fuentes del mismo, desconocía tales autorizaciones.

La Generalitat, por su parte, restó importancia al hecho de que se hubiera ocultado este trámite con el argumento de que no se trata de ninguna adjudicación de licencias sino 'simplemente de una prueba piloto para completar la cobertura de las radios privadas'. Fuentes del Departamento de Presidencia explicaron que la medida, que aseguraron tiene sólo seis meses de duración, tiene como objetivo 'consolidar la estructura de la frecuencia modulada para cuando se produzca el salto a la radio digital' y que, una vez culminada, se solicitará al Ministerio el plan técnico y autorización para convocar el correspondiente concurso.

Las mismas fuentes señalaron que en el reparto se ha optado por beneficiar a las empresas que en el último concurso público, en mayo de 1999, resultaron menos agraciadas. Esta premisa contrasta con las cifras, ya que el Grupo Godó obtuvo 12 de las 23 licencias otorgadas y Ona Catalana, siete.

Las empresas que han ocupado las frecuencias explicaron que habían sido invitadas a hacerlo por el propio Departamento de la Presidencia, con el que firmaron un 'convenio para la realización de pruebas piloto'. Un portavoz de Radio Tele Taxi aseguró que la emisora había aceptado encantada usar los nuevos canales, porque significaba 'la consolidación' de su marca con vistas al apagón analógico, previsto como máximo en 2012. El Grupo Godó, el entramado empresarial más profesional de todos los beneficiarios, prefirió no hacer comentarios. Miquel Calzada y Carles Cuní consideraron justo obtener el uso de cuatro frecuencias, pues en el último concurso sólo lograron una. Josep Puigbò, de Ona Catalana, precisó que la única frecuencia recibida emite hacia Francia.

El mitin de Ibarretxe
Cartas al Director El Correo 14 Noviembre 2002
Ana Isabel Salazar Aguayo/Vitoria-Gasteiz

El otro día me llegó un panfleto del Gobierno vasco en el que se convocaba a los vitorianos al mitin que Ibarretxe celebró el domingo en Mendizorroza para explicar su famoso plan. Personalmente estoy en absoluto desacuerdo con un plan que trata de excluir a la mitad de los vascos que opinamos diferente a la doctrina nacionalista, que pretende sacarnos de la UE y llevarnos a la independencia. Pero aún me parece peor que los mítines y la campaña partidista de Ibarretxe se sufraguen con dinero de todos. El dinero público está para carreteras o servicios sociales, no para financiar actos partidistas. Es triste que el Gobierno vasco sea tan tacaño con Álava y venga sólo a nuestro territorio a dar mítines con ese dinero público que tanto necesitamos y siempre se nos niega. ¿Desde cuándo un gobierno da mítines? Los mítines los dan los partidos. Si Ibarretxe quiere movilizar a sus militantes que los vuelva a convocar en Salburua o donde quiera, pero que lo pague con dinero de su partido.

Recortes de Prensa   Página Inicial