AGLI

Recortes de Prensa     Sábado 23 Noviembre  2002
¿Nacionalismo bueno
Germán Yanke Libertad Digital 23 Noviembre 2002

La Iglesia planta cara a ETA
Editorial La Razón  23 Noviembre 2002

LOS INMENSOS ERRORES Y LA TOLERANCIA
LUIS IGNACIO PARADA ABC 23 Noviembre 2002

EL PLURALISMO SEGÚN EL PNV
Edurne URIARTE ABC 23 Noviembre 2002

Consolador pronóstico
Lorenzo CONTRERAS La Razón 23 Noviembre 2002

El saqueo de Euskadi
Miguel Ángel RODRÍGUEZ La Razón 23 Noviembre 2002

«Euskadi ha pasado del pacto a la deslealtad», dice Mayor
E. C./VITORIA El Correo 23 Noviembre 2002

Rajoy se desdice: “en ningún caso” habrá coalición “a la bávara” entre CiU y PP
EFE Libertad Digital  23 Noviembre 2002

Arenas advierte al PNV que intentar «quitar la condición de alavés a los no nacionalistas roza la limpieza étnica»
Bilbao, agencias ABC 23 Noviembre 2002

El Gobierno vasco, escocido con las TV no nacionalistas
R. L. V. - Madrid.- La Razón 23 Noviembre 2002

Aparece muerto el etarra Gil Ostoaga, recientemente excarcelado por la juez Alonso
BILBAO. AGENCIAS ABC 23 Noviembre 2002

¿Nacionalismo bueno?
Germán Yanke Libertad Digital 23 Noviembre 2002

Asegura Amando de Miguel –y he de reconocer que con razón– que el PP ha puesto en marcha, como lo hizo el PSOE en su momento, la "máquina de perder votos". Si el asunto no se remedia con urgencia, todo es cuestión de tiempo aunque, a diferencia de lo que ocurrió con los socialistas, el artefacto del PP parece más engrasado y rápido.

Tiene que ser esa maquinaria suicida la que ha hecho que el señor Rajoy, nada más y nada menos que vicepresidente primero del Gobierno, asegure, como leo con espanto en la prensa, que su partido hizo una oferta a los nacionalistas catalanes "de enorme calado" y que no es otra que el establecimiento de una coalición similar a la que tienen los partidos alemanes CDU y CSU, es decir, los democristianos de Baviera con los del resto de Alemania. Insiste Rajoy en que el "prólogo" necesario de esta operación política es la participación de CiU en el Gobierno de España, algo en lo que ya se insistió reiteradamente y hasta el ridículo. Pero lo fundamental, desde el punto de vista estratégico y doctrinal, es que, de llevarse a cabo, supondría la desaparición del PP de Cataluña.

Ya se sabe que CiU –representada por Pujol o por Mas– ha desestimado tanto la participación en el Gobierno como esta fórmula que ahora se desvela públicamente y que había sido negada una y otra vez por quien va a ser el candidato de los populares en Cataluña, Josep Piqué. Y se sabe con tanta claridad que llama la atención la reiteración ridícula y acomplejada del PP.

Pero no es lo más importante la estrategia (absurda desde que se retiró del escenario a Vidal-Quadras, sino la doctrina. Lo paradójico es que sea el consejero nacionalista Mas el que tenga que decir que no existe entre CiU y PP la afinidad que hay entre CDU y CSU. ¿Es que cree Rajoy que realmente existe, que sus programas se pueden solapar hasta la desaparición de su partido de la escena política catalana? ¿Es que, tras tanta reafirmación de un supuesto proyecto nacional coherente y cohesionador, el nacionalismo catalán es compatible con los fundamentos del PP? Me resisto a aceptar que el PP pueda seriamente haber ni siquiera considerado esta posibilidad, pero también me resistía a aceptar que la máquina descrita por Amando de Miguel estuviera en marcha. Me pliego, por tanto, y con espanto, a la evidencia. Los populares no tienen cierto riesgo de que los socialistas les retiren del poder, lo que tienen es un riesgo cierto, que, aunque lo parezca, no es lo mismo. Su única arma verdadera, ante el despiste con que abordan últimamente las política concretas, es su proyecto nacional, en el que la incoherencia del PSOE hace aguas una y otra vez. Si aceptan ahora un "nacionalismo bueno" no les quedará ni eso.

La Iglesia planta cara a ETA
Editorial La Razón  23 Noviembre 2002

La Conferencia Episcopal española, al final de una larga y áspera negociación, ha aprobado uno de los documentos más importantes y significativos contra el terrorismo etarra y contra la raíz nacionalista excluyente que lo sustenta. No fue posible redactar un documento doctrinal, que hubiera necesitado del voto unánime de todos los obispos. En su lugar se ha elaborado una Instrucción Pastoral, que obliga a la adhesión moral de todos los católicos, incluidos los prelados discrepantes, si bien les ahorra la obligación de hacerla pública en los territorios que gestionan administrativamente. Es un buen acuerdo que evita la intervención del Vaticano y que, al mismo tiempo, no oculta la existencia de ocho votos en contra y cinco abstenciones que, ¿para qué negarlo?, responden claramente al mapa del nacionalismo más arraigado. Aunque el sufragio es secreto, no ha de ser difícil poner nombres, apellidos y diócesis a cada uno de ellos. El tiempo nos dirá hasta qué punto es ancha la brecha abierta en la Conferencia Episcopal, pero, sobre todo, hay que agradecer a monseñor Rouco Varela el esfuerzo y el valor que ha demostrado en esta difícil tarea. Con su actitud ha conseguido que caigan algunas caretas y que la claridad de ideas y comportamientos, una de las virtudes menos elogiadas del cristianismo, prevalezca en todo su esplendor.
El problema planteado en el seno de la iglesia española no era la simple condena del terrorismo, algo en lo que todos estaban de acuerdo, sino en la calificación moral de las raíces que han hecho posible el nacimiento de la violencia terrorista etarra. Estaba, pues, en el punto de mira el nacionalismo excluyente y xenófobo. Con su actitud, algunos prelados han incluido en esta categoría, aunque sea indirectamente, al partido Nacionalista Vasco, organización de larga tradición democrática que, últimamente, parece haber perdido el norte.

Pero la reticencia de unos pocos, por muy homogénea que ésta sea, no debe oscurecer el contenido, en forma y fondo, de un documento de la Iglesia española que ha sido votado por la inmensa mayoría de nuestros obispos y que va directamente al fondo de la cuestión.

Es fundamental, a nuestro juicio, la referencia y la interpretación justa de la doctrina social de la Iglesia Católica en lo que se refiere al derecho de autodeterminación de los pueblos. Afirman nuestros prelados que ese derecho de autodeterminación política sólo se reconoce en el caso de un pueblo colonizado o injustamente invadido, pero nunca en el caso de una secesión.

Pese a todos los intentos del nacionalismo, algunos verdaderamente patéticos, por manipular la Historia y adecuarla a sus intereses, lo cierto es que el País Vasco ni fue ocupado por una potencia extranjera, ni tuvo jamás la consideración de colonia. Sus derechos históricos se conformaron al mismo tiempo, y en sintonía, con los de la nación española de la que forma parte.

Pero, aunque no fuera así, la Iglesia española nos recuerda algo incuestionable: «No es moral cualquier modo de propugnar la independencia o la secesión de un nuevo estado». Por lo tanto, el nacionalismo totalitario de Eta es «gravemente inmoral».Ya lo sabíamos, pero es bueno decirlo.

LOS INMENSOS ERRORES Y LA TOLERANCIA
LUIS IGNACIO PARADA ABC 23 Noviembre 2002

La historia de la humanidad está llena de inmensos errores que hoy nos mueven al horror, a la conmiseración, a la sonrisa. El origen del universo, el geocentrismo, la Tierra plana fueron durante siglos incógnitas, creencias o ignorancias generalizadas que hoy nos parecen inconcebibles. Como nos parecen inaceptables el "ojo por ojo y diente por diente", y el fuego o la muerte como castigo legal del disidente. Nada de lo que hemos avanzado desde que el primer homínido se puso de pie, desde que concibió el lenguaje, descubrió la escritura, inventó el teléfono, construyó el primer ordenador habría sido posible sin inmensas equivocaciones que fueron leyes; sin traumáticas mentiras que se tuvieron por dogmas; sin siglos de enormes tanteos entre la duda y la certeza, la intransigencia y la tolerancia.

Con ocho votos en contra y cinco abstenciones, la Conferencia Episcopal hizo público ayer un documento ambiguo sobre el terrorismo y el nacionalismo. De 73 prelados, 13 no apoyaron el texto, lo que lo convierte en una simple una instrucción pastoral, y no doctrinal, que hubiera sido de cumplimiento obligatorio. Eso relativiza su importancia, ya que no compromete a aplicarla en sus diócesis a quienes la hayan rechazado. Decía Karl Popper que la paradoja de la tolerancia consiste en que si es ilimitada nos conduce fatalmente a la desaparición de la propia tolerancia, pero que, al mismo tiempo, y en nombre de la tolerancia, hay que reivindicar el derecho a no tolerar la intolerancia. En materia de terrorismo no hay tal paradoja: la tolerancia es un error inmenso. Los obispos han votado amparados en un sistema electrónico que hace imposible saber quiénes se han opuesto o se han abstenido, quiénes son tolerantes y quienes intolerantes. Eso ha provocado, con razón, una tormenta política y el estupor de la buena gente inmersa en el horror, la conmiseración y la sonrisa.

EL PLURALISMO SEGÚN EL PNV
Por Edurne URIARTE ABC 23 Noviembre 2002

EN su magnífica Tercera de ayer, Mikel Azurmendi decía que ETA ha logrado una dislocación completa de las virtudes cívicas en los sectores nacionalistas de la población. Habría que añadir que ETA y el etnicismo excluyente del propio nacionalismo. Es esa dislocación la que explica la incapacidad de los partidos nacionalistas para respetar el pluralismo de la sociedad vasca.

Pero nos hemos acostumbrado tanto a la pérdida de las virtudes cívicas y de las prácticas democráticas en el País Vasco que una especie de anestesia generalizada nos hace asumir episodios que en cualquier otro lugar serían tan escandalosos que obligarían a dimisiones fulminantes.

Y, sin embargo, estoy segura de que el PNV no habrá pensado en pedir la dimisión de su parlamentario José Antonio Rubalcaba, a quien, ante una proposición no de ley del PSOE de exigencia de mayor pluralismo en EITB, se le ocurrió responder que si quieren más pluralismo «que ganen las elecciones» y que «él sería feliz si no existieran TVE, Antena 3 y Telecinco».

Y es que el PNV es incapaz de entender el pluralismo porque ha interiorizado profundamente la idea de que los nacionalistas tienen una superior legitimidad para gobernar el País Vasco. Por eso actúan como si el país les perteneciera, incluida por supuesto la televisión pública. Y cuando se les contradice, ni siquiera conservan el pudor de las apariencias democráticas. Ayer, con EITB. Hace 15 días, con una encuesta a los empresarios que merece pasar a la antología del disparate y de la manipulación sociológicas. Y la semana que viene, ya veremos.

Consolador pronóstico
Lorenzo CONTRERAS La Razón 23 Noviembre 2002

ETA se acaba. Lo ha dicho el director general de la Guardia Civil, como queriendo indicar que la banda se encuentra en fase agónica. La afirmación del señor Valdivielso produce escalofríos. La inmensa mayoría de los españoles desearía que eso ocurriese. Pero la experiencia ha demostrado que ETA no está condicionada por sus eventuales debilidades, sino por el contorno que le da o le quita. Y no parece que esas «huestes» que no hace falta nombrar le vayan a privar de sus asistencias. El alto responsable de la Benemérita probablemente confunde sus deseos, y los de casi todos, con la realidad.

Escalofríos, pues, porque este tipo de anuncios, más o menos rotundos, ya fueron formulados vanamente en otras ocasiones. Contra las cuerdas, como los boxeadores tocados, ya ha estado ETA en diferentes oportunidades sin que llegara el golpe definitivo a su odioso mentón. Ocurrió a la altura de 1970, cuando el proceso de Burgos, pero sonó para ella la campana de la propia debilidad de la dictadura, que sí, efectivamente, se acababa. Se dividió con la sexta asamblea, pero quedó viva y coleando la parte más dura y sólida de la serpiente. La última tregua, la que se asoció con los pactos de Lizarra entre terroristas y nacionalistas, produjo en 1998 el espejismo de un final de la violencia, pero sólo fue eso, delirios al sol del desierto y nada más.

ETA se acabará algún día, como todo se acaba en el mundo. Pero la pregunta más lógica sería si ese final coincide con el cumplimiento del «objeto social» para el que la empresa fue creada. Porque si se disuelve con la victoria separatista en el bolsillo, mal asunto. Parvo consuelo que a partir de ese instante etarras y peneuvistas se dediquen a ajustarse recíprocamente las cuentas. De todos modos, el botín estará en sus manos.

Ahora el espejismo de la extinción de la hidra vuelve porque algunos expectantes interpretan que la banda se ha tomado una vacación, y que esa vacación es casi definitiva. Demasiado optimismo. Ahí están los obispos vascos a la greña con los obispos no nacionalistas, porque aquéllos no quieren, y siguen sin querer, una condena explícita y tajante del terrorismo. Y ha tenido que hablar Arnaldo Otegui, el portavoz abertzale, para desmentir que la nueva tregua exista. Cierto que el pasado 25 de marzo, cinco organizaciones o grupos independentistas, extraparlamentarios menos el PNV, y firmantes todos de los pactos o acuerdos de Lizarra, pidieron a ETA un alto el fuego de carácter inmediato e indefinido. Pero siguió lloviendo terror.

De momento, Garzón la emprende contra la antigua dirección de Batasuna, incluido Otegui. Quiere empapelarlos y encerrarlos a todos, igual que desactivó La Casa. Pero casa con dos puertas, y ésta tiene más de dos, mala es de guardar. Lo dijo el clásico.

El saqueo de Euskadi
Miguel Ángel RODRÍGUEZ La Razón 23 Noviembre 2002

José Díaz Herrera e Isabel Durán forman un matrimonio que se dedica a escribir libros y se aguantan. No se sabe si se aguantan porque la mala uva la sueltan en el teclado del ordenador o porque mientras investigan hacen como que no se ven. Sea cual fuere la razón, escriben con bastante fuerza y sus investigaciones son tan espectaculares como las que publican en su último libro «Eta: el saqueo de Euskadi»
.
Si una vez publicado el libro no están en la cárcel por falsedad, hace bien el juez Garzón en inculpar a la cúpula de Batasuna por pertenencia a Eta, y quizás tendría que ir pensando en interrogar a algunos miembros del PNV y de la Iglesia Católica porque las páginas de Díaz Herrera y Durán son espeluznantes.

Ellos son conscientes. Antes de que el libro saliera a la luz, a la pregunta de «¿qué tal os ha quedado?» la respuesta al unísono (¿un matrimonio que dice algo a la vez!) era «un poco fuerte». La realidad: con pelos y señales dan pruebas de que lo que está pasando en el País Vasco con los dineros públicos que manejan el PNV y Batasuna es una barbaridad. No es «un poco» fuerte; es muy fuerte.

Una vez leído el libro, la noticia de Garzón suena lógica ¿Cómo no va a inculpar a los financiadores y financiados de y por los asesinos! A pesar de ello, aunque esté tan claro, reconozcamos que Garzón le está echando un par de pelotas a la lucha contra ETA mientras muchos de sus compañeros se dedican a bailarles el agua.

Pero los de Batasuna pueden estar tranquilos: ahí está Ruth, enorme profesional. Y ahí está Ibarretxe, el gran geoestadista. Y si no funcionan éstos, se confiesan en la Iglesia (las iglesias yanquis andan prohibiendo un todoterreno porque dicen que ese coche nunca lo conduciría Jesús: ¿si vieran a los obispos vascos!).

«Euskadi ha pasado del pacto a la deslealtad», dice Mayor
Ediles y presidentes de diputaciones gobernadas por el PP firman en Vitoria un manifiesto por la libertad en Euskadi
E. C./VITORIA El Correo 23 Noviembre 2002

El vicesecretario general del PP Jaime Mayor Oreja manifestó ayer en Vitoria que en el País Vasco se ha pasado de la cultura del «pacto a la deslealtad, a la búsqueda a plazos de la independencia» por parte de los nacionalistas. Mayor Oreja clausuró la reunión que la Unión Intermunicipal del PP mantuvo a lo largo del día en la capital alavesa y en la que se aprobó un documento de los concejales, alcaldes y presidentes de diputaciones gobernadas por el PP en favor de la libertad en Euskadi.

El presidente del Grupo Popular en el Parlamento Vasco explicó que «la degeneración del desarrollo de la autonomía preside el comportamiento del nacionalismo, que es el gran contrapunto de lo que nosotros entendemos por un auténtico desarrollo de la autonomía». Mayor Oreja insistió en el valor de la «segunda descentralización en España» que, a su juicio, tiene su motor en el diálogo entre las comunidades autónomas y los ayuntamientos. Tras afirmar que «el desarrollo autonómico sigue siendo el gran objetivo» de su partido, sostuvo que la autonomía «no termina en las comunidades autónomas, sino en el bienestar de los españoles».

«Aparcar diferencias»
En el acto de clausura del encuentro, la alcaldesa de Valencia y presidenta de la Federación Española de Municipios y Provincias, Rita Barberá, hizo público un manifiesto del comité de alcaldes y presidentes de diputaciones del PP «para la garantía de la democracia en los ayuntamientos y la seguridad de los concejales». El documento plantea un compromiso «con la libertad» de todos los cargos del PP vascos, porque «defendiendo su libertad garantizamos las libertades de todos los vascos».

Los populares extienden su compromiso hacia los representantes municipales de otras formaciones que «sufren los embates del terrorismo, la presión del nacionalismo excluyente y el silencio de los insolidarios». Asimismo, en el texto se reafirma que ETA «tiene que ser derrotada por el Estado de derecho para que quienes sufren el terrorismo puedan ejercer sus derechos y la sociedad vasca se libere de la coacción que padece». Durante la presentación del manifiesto que se llevó a cabo por la mañana, la candidata popular a la alcaldía de San Sebastián, María San Gil, explicó que en ese texto la formación conservadora se compromete a «aparcar las naturales diferencias ideológicas» con el resto de partidos democráticos, en favor de «la defensa de la libertad y los derechos individuales».

En el mismo escenario, el presidente del PP vasco, Carlos Iturgaiz, anunció que su partido presentará 51 candidaturas en Álava, lo que significa que optará al Gobierno en «el cien por cien» de los municipios alaveses. «Y si en 1999, en 36 de los 51 municipios hubo presencia del Partido Popular, la previsión para el 2003 es que aumentemos sustancialmente dicha presencia y, por ende, la de los ayuntamientos en los que el PP forma parte del equipo de Gobierno», agregó.

Rajoy se desdice: “en ningún caso” habrá coalición “a la bávara” entre CiU y PP
EFE Libertad Digital  23 Noviembre 2002

El vicepresidente primero del Gobierno, Mariano Rajoy, dice que en Cataluña "en ningún caso se va a llevar a cabo, ni por supuesto antes de las elecciones" una coalición entre el PP y CiU similar a la que existe en Alemania entre la CDU-CSU, y reconoció que no debió hacer "esa reflexión".

Rajoy respondía así, en la conferencia de prensa posterior al Consejo de Ministros, al ser preguntado por unas declaraciones que hizo el jueves en Barcelona en las que reiteró su apuesta por la fórmula alemana, que ha permitido que el jefe del Gobierno Bávaro y líder de la Unión Socialcristiana de Baviera (CSU), Edmund Stoiber, fuera el candidato conservador a la cancillería en coalición con la Unión Cristianodemócrata (CDU). "Yo realmente no plantee una coalición a la bávara, sino que hice una reflexión, que evidentemente no debí hacerla porque las reflexiones, aunque sea en el marco de una conferencia académica, luego tienen su trascendencia pública", señaló el portavoz del Ejecutivo.

Mariano Rajoy dice que trató de explicar "la tesis de que los partidos nacionalistas en España de cara al futuro tienen tres posibles planteamientos, una vez que el estado autonómico se ha desarrollado como lo ha hecho". Entre esas tres posibilidades señaló la de "seguir el mismo discurso que en 1978, aunque ya queda poco por reclamar"; la opción "disparatada por la que se ha ido el PNV"; y una tercera "mucho más razonable, que es la de reconocer que las peticiones de Estatuto de Autonomía de 1978 ya se han cumplido".

En esta tercera opción se enmarcaría, según Rajoy, el ofrecimiento que en su día le realizó el presidente del Gobierno, José María Aznar, a CiU para entrar en el Gobierno, al considerar que "tenemos temas muy importantes de qué ocuparnos", entre los que citó los relacionados con Europa, las políticas de Interior, Justicia, Seguridad, la OTAN o la ampliación.

"En ese sentido iba la oferta que en su día hizo Aznar a CiU", indicó el portavoz del Gobierno, quien añadió que la misma se asentaba sobre la base "de que todos tenemos un modelo de Estado que es el constitucional, llevamos veinticuatro años desarrollándolo y para que no estemos de por vida en reclamación sobre el modelo territorial".

Mariano Rajoy indicó que "eso es lo que pasa por ejemplo en Alemania, dónde ya no es el tema el modelo territorial sino que lo territorial es lo de Europa, es decir, que le ha quitado competencias a los estados voluntariamente; lo territorial es la política monetaria y todos estos temas de defensa común o de política de interior hacia los que se avanza". Aseguró que "ese es el sentido de mi planteamiento; no hay ninguna oferta de ninguna coalición y mucho menos para ahora", y estimó que los partidos nacionalistas se verán obligados a "hacer una reflexión" en ese sentido.

Arenas advierte al PNV que intentar «quitar la condición de alavés a los no nacionalistas roza la limpieza étnica»
Bilbao, agencias ABC 23 Noviembre 2002

El ministro de Administraciones Públicas y secretario general del PP, Javier Arenas, afirmó hoy que el PNV quiere "burlar la voluntad" de los alaveses modificando la ley electoral para ampliar las circunscripciones y fortalecer el voto rural. Según Arenas, los nacionalistas, desde su "autoritarismo", pretenden evitar que Álava
se oponga a la propuesta de libre adhesión de Juan José Ibarretxe, y, al tiempo, "quitar la condición de alavés" a los que no sean nacionalistas, algo que está "muy cerquita de la limpieza étnica".

El «número dos» de los populares dijo haber escuchado declaraciones de dirigentes del PNV que le han causado "escalofríos",  ya que afirmaban públicamente que "no podían consentir que Álava y Vitoria quedasen fuera del plan de Ibarretxe". "¿Y eso es democracia?  --preguntó de forma retórica--. Eso es autoritarismo».

Durante su intervención en la Convención electoral que los populares celebraron en el Teatro Arriaga de Bilbao, Arenas subrayó que los peneuvistas han acusado a los alaveses de adoptar "posiciones tales" que, actualmente, "no parecen alaveses". "Y si uno opina de forma contraria, *le van a quitar la condición de alavés? . . . Pues eso y la limpieza étnica están muy muy cerquita", sentenció el ministro.

LA HORA DE «LA ALTERNATIVA»
Arenas subrayó ante sus compañeros de partido que el PP seguirá buscando, esta vez desde los ayuntamientos, "la alternativa por la libertad" en las próximas elecciones municipales vascas. Así, animó a los populares de Euskadi a explicar sus proyectos "claros" frente a las "ocurrencias" e "intentos de evasión" de los nacionalistas.

En este contexto, incidió en que el lehendakari Juan José Ibarretxe ha roto su promesa de evitar el diálogo con Batasuna, y que "ha asumido" las tesis independentistas de ETA a través del plan de libre adhesión, que exponen como una supuesta solución al conflicto "que ellos alimentan diariamente".

Además, apuntó que el plan Ibarretxe no servirá para conseguir competencias "con contenido", aunque "suponga gasto público" por un montante superior a 168 millones de euros. "Y el plan dificulta el diálogo con el Gobierno de España y con los no nacionalistas",  señaló.

Por todo ello, instó al PP del País Vasco a continuar con "su obsesión" de construir "una alternativa" y, "frente a lo viejo" que representa, a su juicio, el nacionalismo, defiendan "la novedad" de llevar a Euskadi el "autogobierno constitucional".

También intervinieron en el acto el alcalde de Vitoria, Alfonso Alonso, y el candidato popular al consistorio de Bilbao, Antonio Basagoiti, que afirmaron que la convención del PP en el teatro bilbaíno supone el nacimiento de "la alternativa de Arriaga".

Basagoiti recordó que, en ese mismo teatro, el presidente del PNV, Xabier Arzalluz, hizo hace años "autocrítica" para abogar por la diferenciación entre ser nacionalista y ser vasco. "Pero poco le duró al presidente del PNV el ´Espíritu de Arriaga´, porque volvió a la idea de la construcción nacional", remachó.

El candidato popular a la alcaldía de Bilbao subrayó que, si gana las elecciones de 2003, "moralizará" la vida de la ciudad y "no habrá independencia posible". "Con un Bilbao popular, no habrá independencia que valga", sentenció. Por su lado, el alcalde de Vitoria, Alfonso Alonso, apostó por terminar "con la degeneración democrática" de aquellos que piensan que "una autonomía es un coto cerrado para favorecer a su clientela", e impulsar la "España de las ciudades".

Intervinieron también en la Convención en Secretario de Estado de Organización Territorial, Gabriel Elorriaga, el ex ministro de Trabajo y candidato a la Alcaldía de Burgos, Juan Carlos Aparicio, la presidenta de la FEMP y alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, el alcalde de Santander, Gonzalo Piñeiro, la candidata a Pontevedra,
Teresa Pedrosa, el representante de Nuevas Generaciones y candidato Pedro Antonio Sánchez.

El Gobierno vasco, escocido con las TV no nacionalistas
R. L. V. - Madrid.- La Razón 23 Noviembre 2002

Al PNV le molesta la presencia de medios de comunicación no afines a su causa en el País Vasco. Ayer lo dejó bien claro el que fuese su portavoz en la Cámara de Vitoria y que ahora es sólo diputado en el Parlamento vasco Juan Antonio Rubalcaba, quien declaró que se sentiría más cómodo sin la presencia de los profesionales de la información de Antena 3 Televisión, Tele 5 y Televisión Española.

Tan desafortunada declaración se produjo durante el debate de una proposición no de Ley presentada por el PSE.

Los socialistas solicitaban, a través de la misma, que tanto su partido como el PP tuviesen las mismas posibilidades que había tenido el «lendakari», Juan José Ibarreche, en ETB 2 ¬el segundo canal de la Televisión Autonómica Vasca¬ de exponer su posición al respecto de la propuesta del jefe del Ejecutivo de Vitoria de hacer del País Vasco un «Estado libre asociado» a España.

Durante su intervención, Rubalcaba mostró su disconformidad con la presencia de los medios de comunicación citados, lo que le valió la reprimenda del diputado popular Carlos Urquijo. El representante del PP manifestó que «la condición de demócrata se demuestra con las actitudes diarias» y que las manifestaciones del peneuvista no eran, precisamente, un ejemplo de tolerancia. Urquijo añadió que, seguramente, al presentante nacionalista le gustaría que no sólo no hubiese representantes de Antena 3, Tele 5 y Televisión Española en el País Vasco, sino que también desearía que desapareciesen del mapa los representantes de IU, PSOE, PP y todos aquellos que no comulgan con el nacionalismo, por lo que le pidió una disculpa.

Rubalcaba, lejos de recular, se limitó a apuntar que lo único que había querido decir es que sería «diferente» si los empleados de las citadas televisiones fuesen ciudadanos vascos.

Aparece muerto el etarra Gil Ostoaga, recientemente excarcelado por la juez Alonso
BILBAO. AGENCIAS ABC 23 Noviembre 2002

La Ertzaintza ha localizado esta madrugada en Legazpia (Guipúzcoa) el cuerpo sin vida del etarra Ramón Gil Ostoaga, recientemente excarcelado por la juez de Vigilancia Penitenciaria de Bilbao, Ruth Alonso, cuya decisión de concederle la libertad condicional originó una fuerte polémica, informó esta policía.

El cadáver presentada un disparo en el pecho y junto al cuerpo había una escopeta, al parecer, propiedad de su hermano. La policía autónoma no descarta que haya sido un suicido, ya que el etarra intentó quitarse la vida dos veces en la cárcel tras su separación matrimonial.

La misma fuente indica que sobre la una de la madrugada una persona llamó por teléfono a la Policía Autónoma para comunicar el hallazgo de un cadáver en un paraje cercano al barrio de Urtatza, en el municipio guipuzcoano de Legazpia.

Una patrulla se dirigió al lugar y encontró el cuerpo, ya frío, en un claro de un bosque próximo al camino de acceso al citado barrio junto a unos troncos apilados.

Tras las primeras investigaciones, la Ertzaintza averiguó la identidad de esta persona. Se trata de Ramón Gil Ostoaga, miembro de ETA condenado a cerca de trescientos años y que quedó recientemente en libertad condicional por decisión de la juez de Vigilancia Penitencia de Bilbao, Ruth Alonso.

Esta resolución judicial originó una fuerte polémica en ámbitos políticos y jurídicos, que se zanjó cuando el Consejo General del Poder Judicial resolvió que la magistrada había actuado correctamente y conforme a la legislación vigente.

El cadáver de Gil Ostoaga, quien residía en Legazpia, fue trasladado a la dependencia anatómico forense del juzgado de San Sebastián donde se encuentra en estos momentos a la espera de que le sea practicada la autopsia.

La Ertzaintza, en calidad de policía judicial, ha abierto la correspondiente investigación para delimitar las circunstancias en las que se produjo el fallecimiento.

Recortes de Prensa   Página Inicial