AGLI

Recortes de Prensa     Viernes 17 Enero  2003
Ibarretxe se topa con la Constitución
Editorial ABC 17 Enero 2003

Nulo de pleno derecho
Editorial La Razón 17 Enero 2003

Egibar y las flemas británicas
PABLO PLANAS ABC 17 Enero 2003

Hermanamiento con Gibraltar
CARLOS HERRERA ABC 17 Enero 2003

Monadas
ALFONSO USSÍA ABC 17 Enero 2003

Inconstitucional y nula
Editorial El Correo 17 Enero 2003

No me llames iluso
JOSÉ MARÍA CALLEJA La Voz 17 Enero 2003

Cadena perpetua

Cartas al Director El Correo 17 Enero 2003

El TC pone coto a las «trampas» de Ibarreche al declarar ilegales los Presupuestos vascos de 2002
J. Prats - Madrid.- La Razón 17 Enero 2003

Un juzgado de Vitoria condena a Gara en el juicio contra Libertad Digital
Libertad Digital  17 Enero 2003

Detenidos dos presuntos miembros de ETA armados en el centro de Francia
AGENCIAS / FRANCIA EL Correo 17 Enero 2003

Ibarretxe se topa con la Constitución
Editorial ABC 17 Enero 2003

UNA amplia mayoría de los magistrados del Tribunal Constitucional ha considerado que la ley de presupuestos aprobaba a tercios por el Parlamento de Vitoria para 2002 es contraria a la Constitución y debe ser anulada. La ilegalidad constitucional cometida por el Gobierno de Ibarretxe y por el PNV era flagrante y así fue denunciada por la oposición parlamentaria y expertos constitucionalistas. La aprobación de aquella ley innominada y mutilada fue una trampa de principio a fin, porque empezó con una decisión que vulneraba el Reglamento y la práctica de la Cámara vasca -Atutxa decidió que se votaran separadamente las enmiendas a la totalidad- y terminó con la aprobación de una ley sin presupuestos generales, lo que rompía los principios de unidad y universalidad que exigen la Constitución, el Estatuto y las leyes nacionales y autonómicas.

Como aún no se conocen los textos de la sentencia y de los votos separados -y si éstos son concurrentes o discrepantes-, no se puede todavía evaluar el alcance de la inconstitucionalidad y la eficacia de la decisión como antecedente. No obstante, a corto plazo, la situación se presenta mucho más favorable para el gobierno nacionalista tras la aprobación de la ley de presupuestos para 2003, que, en principio, concede suficiente cobertura a las finanzas públicas vascas frente a la sentencia del Constitucional. La impunidad legal en la que queda el Gobierno de Ibarretxe, a pesar de su evidente responsabilidad, hace aún más lamentables las circunstancias en las que se produjo la aprobación de los presupuestos vascos para este año. Pero diluir la trayectoria del nacionalismo en este asunto para enfocar únicamente los errores de Mayor Oreja y de su grupo parlamentario en el pleno del Parlamento sería aún más lamentable. Desde los presupuestos de 2001, incluidos, Ibarretxe lleva tres años sacando adelante sus leyes presupuestarias a golpe de prórrogas, decisiones inconstitucionales y prácticas parlamentarias ilegítimas. Un partido que se atribuye la condición medular de la sociedad vasca está siendo todo lo contrario, el principal responsable de su inestabilidad política. Aprueba -cuando lo hace- sus presupuestos con artimañas, sabiendo que la mayoría del Parlamento no los quiere. Crispa a la sociedad con un plan de máximos soberanista, en el momento histórico en que hay menos voto y sentimiento nacionalistas. Se descuelga de la lucha antiterrorista oponiéndose a cualquier reforma que fortalezca al Estado, cuando más vulnerable es ETA. Preserva políticamente a Batasuna, blindándola en el Parlamento de Vitoria y en los Ayuntamientos bajo su control y combatiendo la Ley que permitirá su disolución. El contexto actual del nacionalismo vasco es este y no los errores ajenos.

La sentencia del Tribunal Constitucional es todo un síntoma del peligroso camino emprendido por el Partido Nacionalista Vasco, porque el problema no se reduce a una ley inconstitucional, sino a una forma de entender la actividad política, la dirección de un gobierno y la representación de una sociedad. Esa forma soberbia y hegemónica de tratar a los ciudadanos vascos, que se ha trasladado íntegramente al plan soberanista de nación libre asociada. Es posible que los efectos jurídicos inmediatos de la decisión del Constitucional sean escasos o ninguno, pero políticamente el nacionalismo ya tiene en su mano el primer mensaje claro de que con el orden constitucional no se juega, lección que puede ir aplicando a todos los órdenes jurídicos e institucionales que se haya fijado como objetivo de su política de ruptura. La Constitución es el límite.

Nulo de pleno derecho
Editorial La Razón 17 Enero 2003

El Tribunal Constitucional, en una sentencia cuyo fallo se dará a conocer en los próximos días, acaba de confirmar que los Presupuestos Generales del País Vasco para 2002 eran nulos, realmente impresentables, y carecían de valor jurídico alguno. La idea de acudir a una insólita «aprobación por partes» fue recurrida en su día ante el Tribunal por el Partido Popular, que denunció a la Justicia lo que no era más que una argucia, una maniobra de letrado marrullero, que si en un juzgado no tiene lugar, menos lo podía tener en una Asamblea democrática que debe velar por la buena administración del dinero de los impuestos que pagan todos los ciudadanos.

Poco podrá hacer ya la sentencia pues, cuando se publique, hará semanas que se han aprobado ya los presupuestos de 2003, gracias también a otra artimaña, pero aprobados al fin y al cabo. Eso sí, habrá que advertir al PNV para que su Ejecutivo no disponga de partidas restantes del anterior presupuesto y, sobre todo, vigilar que los principios expuestos en la sentencia se apliquen también a la actual ley presupuestaria si es que alguna partida se apoya en principios alejados del orden constitucional.

La sentencia es una prueba más de que el País Vasco está hoy bajo el poder de un nacionalismo-trampa, de un partido y una presidencia de la Cámara que dicen haber ganado por goleada las elecciones autonómica y son luego incapaces de aprobar, de frente y sin trampas, los presupuestos anuales.

El nacionalismo, acostumbrado a practicar el arte de la media verdad, ha tenido también este año que buscar atajos, acudir a estrategias de junta de vecinos, para sorprender a la oposición con la guardia baja y aprovechar un retraso del líder de los populares vascos, Jaime Mayor Oreja, para adelantar la velocidad de los acontecimientos. Así, con engaño, sorprendieron la buena fe de los diputados populares y socialistas y pudieron proceder a una votación que, si es legal, carece de la mínima dignidad democrática.

Es cierto que las trampas se hacen para ganar, pero sólo hasta que se advierte el engaño, como ahora confirma el Tribunal Constitucional. Por eso, por desvirtuar la realidad, por decir una cosa y hacer luego otra, como hablar de autogobierno y referirse a independencia; por decir que hay que acabar con ETA, y oponerse acto seguido a las medidas legales que más daño hacen a la banda y sus cómplices; por llenarse la boca con la palabra democracia y despertar al mismo tiempo el fantasma del nazismo y la limpieza étnica, fueron expulsados del grupo Popular de la UE y hasta el jefe del gobierno títere de Gibraltar se niega a fotografiarse con ellos para no dañar su imagen.

Egibar y las flemas británicas
Por PABLO PLANAS ABC 17 Enero 2003

Es probable que la agenda de las autoridades gibraltareñas estuviera demasiado repleta de encuentros con armadores de prestigio, empresarios a la búsqueda de paraísos fiscales y «lobbystas» de la City como para albergar un encuentro con la delegación del PNV que visitó el Peñón anteayer. Esa sería una explicación plausible para la negativa de Peter Caruana, el primer ministro de la Roca, a recibir a Joseba Egibar, si no fuera porque el propio Caruana -nobleza obliga- ha aclarado que no quiere ninguna clase de vinculación con el nacionalismo vasco porque «perjudica seriamente la causa gibraltareña». Las tesis del Gobierno llanito incluyen el nada desdeñable hecho de que la situación del País Vasco no es equiparable a la de la colonia británica. En su defensa, el entusiasta Egibar puede desplegar las flemáticas declaraciones que un tal Louis Bruzon, a la sazón portavoz del partido laborista (en la oposición), concedió al rotativo «Gibraltar Chronicle»: «La visita ha reforzado lazos entre el País Vasco y Gibraltar», dijo Bruzon, pero en inglés.

Arzalluz habrá quedado enterado de que Gibraltar no dispone de un gobernador de Idaho estilo Cenarrusa y, de momento, no está previsto ningún desplazamiento nacionalista a las Malvinas, dada la frialdad inglesa. Acto seguido y tras las pertinentes deliberaciones, el sanedrín (con perdón) de la Fundación Sabino Arana decidió conceder su premio especial -etiqueta negra, cordón azul con friso de oro y gualdrapa de seda, o similar- a la plataforma «Nunca Máis», cuyos méritos son de sobra conocidos. El ingenioso cónclave sabiniano valora además la posibilidad de ampliar los galardones para satisfacer los méritos contraídos por el ex diputado socialista que cogitó a micrófono traidor sobre la incidencia electoral del hundimiento del «Prestige» (el chapapote de oro serie limitada). Un clavo quita otro clavo, pero hay quienes en el PNV comentan con Arzalluz que Chechenia, el Kurdistán (zona iraquí) y determinada plataforma petrolífera del Mar del Norte esperan con fervor a una delegación del PNV y qué mejor embajador que Joseba. Eso, o que vuelva a casa y que explique él lo de Caruana en el intermedio de un partido de la Real Sociedad.

Hermanamiento con Gibraltar
Por CARLOS HERRERA ABC 17 Enero 2003

NO tienen suerte, últimamente. Ahora, el Constitucional dice que los Presupuestos no están en orden. Pero lo mejor es lo del viaje turístico a Gibraltar.

Un puñado de selectos mandarines de la tribu atribulada (Juaristi dixit) ha visitado formalmente la pedanía que los británicos tienen allá donde el sur acaba entre caballas y refinerías. Todo comenzó el día en que ese gran cretino de la política contemporánea llamado Joe Bossano visitó sus predios con el ánimo de impartir una conferencia acerca de los tejemanejes de la autodeterminación y otras majaderías. El impacto intelectual fue tal que no pudieron resistirse a la tentación de conocer sobre el terreno los pormenores de un experimento político de trascendencia tan ejemplar como es una colonia de piratas metida a presión en un territorio hostil. Tomaron sus blocs de notas, se atusaron los rasgos diferenciadores y cruzaron la península en la que, mecachis, quiso el destino colocar a su bravo pueblo de pelotaris y morroskos no sin que antes el hechicero repartiera entre la expedición diversas pócimas de brebaje mágico para sortear inclemencias. Allá que partieron al paso alegre de la paz entre cánticos de despedida y el abrazo de los que confiaban en ver, a su vuelta, la solución definitiva a sus cuitas históricas, a su frustración eterna.

Pero no pudo ser. Mecachis, otra vez. Pudieron establecer las concomitancias entre el destino de ambos pueblos. Pudieron sacudirse unas cuantas cervezas calientes en sus pubs diferenciados. Pudieron sondear el casual odio común por el pueblo español que sienten ambas colectividades. Pero no pudieron hablar con el Gran Druida local porque éste no les recibió y, por lo tanto, no pudieron anotar las claves secretas que amparan el éxito de su resistencia. Eso sí, son tan cenutrios que creyeron ver en el sistema político de la envidiada Roca todo un ejemplo de libertades autonomistas. Esto sí que es autonomía política, se dijeron, y no lo que tenemos nosotros. Pobrecitos.

Los vascos, pues, pueden respirar tranquilos pero sólo a medias. Si el ejemplo a imitar es Gibraltar, o si aquello a lo que aspiran es a gozar de los amplios márgenes de maniobra del Gobierno de la Colonia, va a resultar que el pobre Ibarreche tendrá que ceder más de la mitad de sus poderes a un gobernador que hará y deshará como le venga en gana sin dar la más mínima cuenta a nadie que no sea la Graciosa Autoridad Central. Podrán, eso sí, vivir del cuento de convertirse en un paraíso fiscal y en un refugio de corsarios y contrabandistas, lo cual no sé si es un noble destino pero, al menos, reporta no pocas bicocas.

De vuelta a casa debieron aprovechar para establecer nuevas tomas de contacto. Los mandarines nacionalistas habrán establecido diversas excursiones a realidades tan singulares como la suya y, en función de ello, visitarán próximamente Taiwán, Macao, Timor Oriental y algún que otro territorio con conflicto histórico, tenga o no tenga que ver con España. Todo esfuerzo es poco si con ello se reporta un futuro desahogado a su Comunidad.

Ha sido una pena que Eguibar, con su natural agrado, no haya podido departir con Caruana. Pero que sepa que esa negativa a recibirle no ha sido, ni mucho menos, un ejercicio de responsabilidad europeísta y transnacional del alcalde de la Roca ni un agravio voluntario al noble pueblo vasco. Caruana no les ha recibido porque el autobús del PNV venía de la mano de Bossano (que rima y tiene premio) y todo lo que venga de su hirsuto rival será siempre deshechado. A Caruana no le importa molestar con sus cosas al Gobierno español (antes al contrario, si pudiera le hubiera dado un beso en los morros al apuesto Rubalcaba), pero de ahí a engranarse en maniobras relacionadas con Joe, ni hablar.  Así que otra vez será.   cherrera@andalucia.net

Monadas
Por ALFONSO USSÍA ABC 17 Enero 2003

EL «Bobby» agitanado que hace guardia junto al peñón de Gibraltar y que conoce a todas y cada una de las monas que viven en la gran roca, notó en ellas un nerviosismo no habitual. La mona «Rose Marie», por ejemplo, que es una primate con un carácter encantador, intentó arrebatar el gorro a un turista mientras le hacía una fotografía. El turista a punto estuvo de despeñarse. El mono «Charly», quizá el más pausado y benevolente de los machos en activo -«Tommy» es el más viejo de todos pero lleva tres años sin probar hembra-, agarró un pedrusco con la mano derecha y lo lanzó violentamente contra una pareja de recién casados procedentes de Birmingham. La piedra pasó como una bala entre la nariz de ella y los labios de él, que se disponía a besar a su joven esposa en la punta de la napia. Entonces el «Bobby» regañó con energía a «Charly», y este, en lugar de aceptar la reprimenda, le dedicó un grosero corte de mangas con butifarra incluida. El «Bobby» llegó a una fácil conclusión en pocos minutos. «Algo raro sucede en Gibraltar para que los monos estén tan de los nervios».

En Gibraltar las noticias vuelan con la misma rapidez que las golondrinas de mar. Y cundió el pánico, cuando no el desaliento. «Los monos se han vuelto locos». En Gibraltar, a que se vuelva loco un narcotraficante, o un lavador de dinero negro, o un banquero inglés apellidado González, no se le concede excesiva importancia. Pero si un mono tose, se constipa toda la colonia, con Caruana a la cabeza. Los rumores empeoraban la situación. «La mona «Missy» se ha suicidado tirándose al vacío por el precipicio sureste». Una mona menos y declaración gubernamental de luto oficial. La bandera británica, la «Unión Jack» a media asta, como con Diana Spencer. En efecto, el cadáver de «Missy» apareció en el fondo de una barranquilla hecho un guiñapo. «Missy» ha sido de siempre, una de las monas más queridas y retratadas de Gibraltar. Con su carácter, pero de buen corazón y estupendas costumbres. Lo que se dice una mona ejemplar.

En una localidad pequeña, el pánico cunde con más facilidad que en una gran ciudad. La rebelión de los simios tenía atemorizados a todos los llanitos, y algunos iniciaron por su cuenta las pertinentes pesquisas con el fin de averiguar el motivo de la catástrofe. Finalmente, el vendedor de postales Johnathan Pérez-Ciruelo dio con la solución. Con su acento de Algeciras comentó sus sospecha. «Me he enterado de algo gravísimo. Eguíbar está en Gibraltar. Ha venido a firmar un pacto de adhesión entre el País Vasco y Gibraltar. Caruana lo ha mandado a paseo, pero Bossano le ha recibido. Una de las monas le vio ayer por la noche y por eso se han vuelto locas».

¿Eguíbar en Gibraltar? Todo es posible, aunque resulte inimaginable. La confirmación no se hizo esperar mucho. «Está con Bossano elaborando un proyecto común de libre adhesión. Gibraltar se adhiere libremente a las Vascongadas, y conjuntamente ingresan en la Comunidad Europea como Estado soberano. Ahora se encuentran discutiendo cuál va a ser el idioma oficial. Eguíbar impone como condición no sujeta a debate que el vascuence. Bossano que el inglés, y la mujer de Bossano que no sabe inglés, prefiere el español. El tono ha subido y Eguíbar ha exigido la presencia de Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón, Federico Mayor Zaragoza, Margarita Robles y Pilar Urbano. En ese aspecto, Bossano está de acuerdo».

Eguíbar ya está en Vitoria informando a Ibarreche y Arzallus. La gran máquina se ha puesto en marcha, aunque Caruana no ha recibido todavía a Bossano. En Madrid se ha unido al comité redactor María Antonia Iglesias. Aznar y Zapatero, en Babia. En el Peñón, las monas mucho más tranquilas. Más que tranquilas, encantadas de la vida.

Inconstitucional y nula
Editorial El Correo 17 Enero 2003

La decisión del Tribunal Constitucional de considerar 'inconstitucional y nula' la ley de contenido presupuestario aprobada por el Parlamento vasco el 23 de enero del pasado año, la que ha regido el ejercicio económico 2002, certifica la irregularidad de uno de los procesos más deplorables de la historia de la autonomía de Euskadi. El debate de aquel 'presupuesto' que, como parece haber entendido el Alto Tribunal, nunca fue aprobado de conformidad a la ley, mostró hasta qué punto el Gobierno tripartito PNV-EA-IU estaba dispuesto a retorcer reglamentos y forzar procedimientos con tal de superar una realidad inapelable: su incapacidad para formar una mayoría suficiente en la Cámara. El Ejecutivo de Ibarretxe ha entrado en una dinámica perversa, y aquellas sesiones parlamentarias del pasado año fueron una muestra palpable, por la que su proyecto político parece prevalecer por encima de pautas y mecanismos institucionalizados. Una anomalía que le lleva una y otra vez a recargar sobre la oposición la aprobación presupuestaria, como si en su responsabilidad no estuviera, precisamente, conciliar a todos los partidos hasta hacer posible una norma para todo el país y todos sus ciudadanos. Las primeras declaraciones de representantes nacionalistas ayer, una vez conocido el fallo, dudando de la ecuanimidad del Tribunal Constitucional, esgrimiendo la, en su opinión, «escasa» aplicación práctica de la sentencia sobre un 'presupuesto' «ya ejecutado» y refugiándose en la existencia de un ley económica para el presente ejercicio aprobada por los métodos convencionales, confirman esta visión oportunista de las instituciones.

El nacionalismo gobernante no pude aducir en este caso que la decisión del Alto Tribunal esté afectada por discrepancias de naturaleza ideológica, porque a lo que se refiere, y así se planteaba en el recurso presentado por parte del presidente del Gobierno, José María Aznar, es a fundamentos comunes a cualquier democracia parlamentaria. Los acuerdos legislativos se toman por mayorías reales, no ficticias, y jamás una norma puede ser aprobada a retazos. En aquellas sesiones de principios de 2002, la anormalidad condicionó una vez más la política vasca, y el Ejecutivo presidido por Ibarretxe no tuvo reparos en rebajar la calidad de la ley más importante de cada ejercicio, la norma presupuestaria, ni en sumir al país en un clima de inseguridad jurídica con tal de mantener a flote su proyecto. El resultado, una ley inconstitucional y nula, y un desprestigio institucional sin parangón en la moderna historia democrática española.

No me llames iluso
JOSÉ MARÍA CALLEJA La Voz 17 Enero 2003

«NO ME LLAMES iluso, porque tenga una ilusión...», la música del grupo La cabra mecánica nos tiene ídem a la mitad del país, que no paramos de tararearla. Una canción euforizante, pegada a los afanes de salir de la rutina propios tanto de los optimistas como de los que no están a gusto con su vida, y que los publicistas de la ONCE, con gran vista y mejor tacto, han enganchado como melodía para su último anuncio. Aparte de la eficacia pegadiza de la canción en cuestión, lo cierto es que el éxito de la letra se debe quizá a que sin ilusión sería metafísicamente imposible, por ejemplo, enfrentarse a la pesadilla del chapapote, tan incrustado ya en nuestras rutinas. No podríamos tampoco sin ilusión luchar contra ese otro chapapote, sangriento y xenófobo, que es el terrorismo.

Pero en estas estamos cuando desde el Gobierno de España se ha agarrado a la agenda por las solapas y después de varias sacudidas se ha decidido dar satisfacción a urgencias aplazadas: el castigo carcelario a los terroristas, la persecución de la delincuencia, el ataque a la parte mafiosa que explota la inmigración; todos ellos asuntos que afectan, como los otros, a la vida diaria de millones de españoles y que ofrecen quizá una perspectiva más fácil de solución.

La percepción ciudadana parece que había establecido de forma contundente el carácter insoportable del hecho cierto de que decenas de terroristas salieran a la calle antes de su reinserción, sangrantemente pronto y, desde luego, en mejores condiciones que sus víctimas, entendiendo por víctimas no solamente a los asesinados, obviamente, sino también a los heridos, a los lisiados y a los familiares de los que perdieron la vida. No es literatura, por ejemplo, la imagen de Pilar Elías, única concejal del PP en el Ayuntamiento de Azkoitia, que regularmente se cruza con el asesino de su marido, de contradictorio nombre Cándido, hasta el punto de que lo tiene viviendo en el piso de enfrente.

En el argot carcelario, los propios presos suelen utilizar un verbo que resulta bastante expresivo: pagar. Se dice, «yo pagué doce años por un atraco»; es decir, los propios presos entienden, por la vía irrevocable de las palabras, que hay que pagar cuando se comete algún delito. De manera que no parece mal que los que hayan cometidos delitos de consecuencias tan irreversibles como el asesinato, paguen por ellos.

La democracia española, la sociedad española, ha sido de una generosidad sin límites cuando otro grupo terrorista distinto del vigente decidió abandonar el terrorismo. Sus militantes escondidos en Francia volvieron a España, se hizo la vista gorda con sujetos que tenían hasta ocho sumarios pendientes, con sangre en más de un caso, e, incluso, se buscó trabajo a aquéllos que antes pegaban tiros. Conozco el caso de una víctima de ETA p-m que salvó la vida por suerte y que luego buscó trabajo a los que habían intentado asesinarle.

Hoy la paciencia se ha agotado, la gente ha sobrepasado hace tiempo los límites de la contemplación y son una mayoría los que creen que a los criminales no les puede salir ni gratis ni barato su asesinato.

No sé, quizá algún día haya que hacer un gigantesco homenaje a los cientos y cientos de víctimas del terrorismo que durante treinta años no se han tomado la justicia por su mano, en ningún caso. Quizá a ese guardia civil de la Casa Cuartel de Zaragoza, que perdió a sus dos hijas gemelas, dos niñitas de cinco años, y que no desenfundó después su arma fuera de la legalidad democrática. Cito también un solo ejemplo para dejar claro que gracias a ese sublime ejercicio de autocontrol, gracias a ese pulcro ejercicio de la democracia y de cumplimiento de las leyes, las víctimas han contribuido decisivamente a que la sangre del terrorismo no haya derivado en enfrentamiento civil o en guerra.

No se puede llamar iluso al que confía en el Estado de Derecho y está dispuesto a ser generoso si el criminal reconoce sus delitos y pide perdón públicamente por ellos.

Cadena perpetua
Joseba Urizar Aldecoa/Bilbao Cartas al Director El Correo 17 Enero 2003

Se queja Joseba Azkarraga de que les digan a él y a sus colegas nacionalistas que están en connivencia con los terroristas, y, sin embargo, si no lo están, hacen muy poco por disimularlo. Sea el endurecimiento de las penas, la ilegalización de Batasuna, la dispersión de los presos, sea el poner nombres de asesinos a calles y plazas del País Vasco, o el compartir la Comisión de Derechos Humanos del Parlamento de Vitoria con José Antonio Urrutikoetxea... Da igual de qué se trate, que si la cosa perjudica a los asesinos y sus mariachis el nacionalismo mal llamado democrático se olvida rápidamente de la democracia para acudir en auxilio de aquellos que tienen a medio pueblo vasco con la pistola en la sien. Dice Iñaki Anasagasti que el endurecimiento de las penas podría acabar en la cadena perpetua y en la pena de muerte. Pero resulta que nuestra privación de libertad por no comulgar con las ideas del padre Arzalluz sí que es una cadena perpetua, y la pena de muerte la hemos sufrido aquí toda la vida. Y, si no, pregunte usted a las familias de los mil 'ejecutados' a ver qué opinan de la pena de muerte y de lo bien que se llevan ustedes con los verdugos. Señores nacionalistas, ¿hasta cuándo sus fines justificaran los medios?

El TC pone coto a las «trampas» de Ibarreche al declarar ilegales los Presupuestos vascos de 2002
El Pleno advierte al Ejecutivo vasco que es inconstitucional aprobar parcialmente las Cuentas anuales, ardid que utilizó el PNV para salvar la situación El Tribunal dirá si son nulas las partidas con vigencia más allá de 2002
El Pleno del Tribunal Constitucional acordó ayer estimar el recurso de inconstitucionalidad promovido por el presidente del Gobierno, José María Aznar, contra la Ley del Parlamento vasco 1/2002 de 23 de enero, por la que se aprobaron parcialmente los Presupuestos del País Vasco para 2002 gracias en parte a los votos de Batasuna y la abstención del Partido Socialista, y en consecuencia declaró inconstitucional y nula dicha Ley. El Alto Tribunal, que notificará la sentencia en los próximos días, establecerá los efectos de la resolución para las partidas aprobadas con vigencia más allá del año 2002, como contratos o subvenciones cuya tramitación o pago se estableciese, por ejemplo, a medio plazo.
J. Prats - Madrid.- La Razón 17 Enero 2003

El Tribunal Constitucional puso ayer de manifiesto la ilegalidad con la que actuó el partido de Juan José Ibarreche y Javier Arzallus en la aprobación de la Ley del Parlamento vasco 1/2002 de 23 de enero, por la que se aprobaron parcialmente los Presupuestos del País Vasco para el año 2002.

El ardid parlamentario de los nacionalistas de aprobar diversas partidas presupuestarias por separado ha sido declarado inconstitucional y nulo por el TC, lo que supone una seria advertencia para las actuaciones del Ejecutivo vasco en el futuro. Aunque el artículo 40.1 de la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional establece que «las sentencias declaratorias de la inconstitucionalidad de Leyes, disposiciones o actos con fuerza de Ley no permitirán revisar procesos fenecidos mediante sentencia con fuerza de cosa juzgada en los que se haya hecho aplicación de las Leyes, disposiciones o actos inconstitucionales», fuentes del Alto Tribunal subrayaron que la sentencia, que se notificará cuando el magistrado ponente, Eugenio Gay, concluya su redacción, precisará si son nulas las partidas referidas a contratos o subvenciones aprobadas para un periodo que fuese más allá del ejercicio de 2002.

Recurso del Gobierno
En el recurso presentado en mayo, el Gobierno estimaba que estos Presupuestos vulneraban varios principios constitucionales. El Ejecutivo consideró que se violaba el principio de seguridad jurídica que consagra el artículo 9.3 de la Constitución, ya que «incide en el ordenamiento jurídico creando una situación objetivamente confusa y dificultando la precisión de cuál es el derecho aplicable y las normas vigentes». Para el Gobierno, esa ley vulneraba además la Ley de Financiación de las CCAA (LOFCA), que establece que los Presupuestos de las autonomías «incluirán la totalidad de los gastos e ingresos de organismos y entidades integrantes de la misma».
Según el Ejecutivo, también se incumplían disposiciones del propio Estatuto de Autonomía y jurisprudencia del Tribunal Constitucional.

Respecto a este fallo, el ex magistrado del Constitucional y del Supremo Rafael de Mendizábal, que ahora es socio del bufete Cremades & Calvo Sotelo, destacó que la idea por la que se deben regir los Presupuestos es la de la unidad.
«Cuando se hace de otro modo, se convierte en un instrumento anárquico que se contrapone a la planificación y racionalización» que deben primar en las Cuentas anuales, subrayó a LA RAZÓN.
El fallo, que en principio no tendrá consecuencias prácticas sobre unos Presupuestos ya ejecutados, supone para Mendizábal «un aviso para futuras actuaciones y un triunfo jurídico, constitucional y moral», aunque, según matizó, sí tendrá consecuencias políticas, «o bien en el Parlamento vasco o bien en las elecciones», ya que «en democracia, es el elector quien tiene que sancionar» las actuaciones de sus representantes.

Errores del TC
El primer presidente de la Audiencia Nacional afirmó también que la relativa aplicación del fallo responde a una «situación defectuosa por la falta de programación de los asuntos» en el TC, ya que, a su juicio, hay motivos de urgencia que, como en este caso, deberían haberle movido a resolver este caso «hace diez meses». A este respecto, Mendizábal aventuró que esto es «producto del agobio del TC, que tiene más papel que el que puede resolver»
Por su parte, el ex magistrado de lo contencioso-administrativo de la Audiencia Nacional y abogado Santiago Milans del Bosch hizo también hincapié en la eficacia doctrinal del fallo «para el Gobierno vasco y para todos los poderes públicos», aunque quiso recordar que fue la «actitud omisiva del PSOE» la que permitió que se aprobasen los Presupuestos para el ejercicio de 2002.
Por último, José Luis Requero, magistrado de lo contencioso-administrativo de la Audiencia Nacional y vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), otorgó al fallo una eficacia «puramente declarativa», ya que, a su juicio, aplicar la nulidad a todos los actos jurídicos derivados de la ley sería «imposible».

Un juzgado de Vitoria condena a "Gara" en el juicio contra Libertad Digital
Libertad Digital  17 Enero 2003

El juzgado de Vitoria que instruía la querella contra Libertad Digital interpuesta por Gara ha condenado a la editora del altavoz proetarra a pagar las costas del juicio. Baigorri Argitaletxe, S.A. inició las acciones legales contra este periódico por la publicación de un detallado informe de los hijos de Luis Portero, asesinado por ETA, sobre la publicidad en ese medio.

 Tras la publicación de la noticia titulada “Gara, el altavoz proetarra, sobrevive gracias a la publicidad pagada por grandes marcas”, con la opinión adjunta de los hijos del fiscal jefe de Granada asesinado por ETA, Luis Portero, en la que se detallaba las empresas que colaboraban en la publicidad de este medio, el director de “Gara” exigió su derecho a rectificación, que le fue concedido por Libertad Digital.

A pesar de ello, los representantes de Baigorri Argitaletxe (perteneciente como "Gara" a la promotora EKHE.S.A.) interpusieron una querella contra Libertad Digital en los juzgados de Vitoria. Ahora, casi tres meses después de la publicación de la noticia, la magistrada ha decidido condenar a pagar las costas del juicio a la empresa vasca, representada ante los tribunales por el tradicional abogado de ETA, Kepa Landa.

Hay que recordar que tanto la editora como el periódico pertenecen a la promotora EKHE S.A., cuyo primer objetivo tras su constitución fue la fundación de un periódico que sustituyera al cerrado "EGIN", es decir, "Gara", que nació el 30 de agosto de 1999. Los fundadores fueron: Maribe Prieto, Jon Idigoras, Kepa Anabitarte, Joselu Cereceda y Josu Txapartegi. La empresa Euskal Komunikabideen Hedapenerako Elkartea (EKHE S.A.) contó, según explican en sus webs, con más de 9.000 accionistas, según las solicitudes para suscribir acciones registradas por esta empresa, método de suscripción popular típico de ETA. Sin embargo, según consta en el registro, el total de las acciones pertenecen a los fundadores, con un 20 por ciento cada uno.

EKHE, S.A. pertenece a la fundación Baietz, dedicada a la creación de medios de comunicación vascos, “a trabajar a favor de la libertad de expresión en Euskal Herria y en contra de la monopolización política, económica y cultural de los medios de comunicación....”, según explican en su página web. Esta fundación se encuentra radicada en el registro de fundaciones de Navarra (beneficios fiscales aparte), tras ser denegada su inclusión en el registro de fundaciones del País Vasco. Dos de los accionistas de la empresa son bien conocidos por la Justicia: Jon Idígoras, procesado por Garzón, antiguo miembro de LAB y de la mesa nacional de Herri Batasuna, y José Luis Cereceda, miembro de LAB y candidato en algunas elecciones de EH. Además, uno de los terroristas detenido en Francia el pasado viernes, Carlos Sáez de Eguilaz, tesorero de Xaki, aparato de relaciones internacionales de ETA, aparece como uno de los administradores de EKHE, la promotora de "Gara, según consta en el registro mercantil con fecha 19.04.99.

Detenidos dos presuntos miembros de ETA armados en el centro de Francia
Los activistas fueron sorprendidos por la Policía urbana cuando se disponían a robar un coche en la localidad de Bourges
AGENCIAS / FRANCIA EL Correo 17 Enero 2003

La policía francesa ha detenido durante la pasada madrugada a dos presuntos miembros de ETA que fueron sorprendidos cuando se disponían a robar un coche en la localidad de Bourges, según fuentes relacionadas con la investigación. Los dos etarras iban armados con sendas pistolas y llevaban documentación falsa.

Las detenciones se han producido poco antes de las cinco de la pasada madrugada en Bourges, localidad del Departamento de Chers situada a unos 240 kilómetros al sur de París.

El arresto fue realizado por agentes de una patrulla de la Policía urbana que consideraron sospechoso la forma en que los dos individuos merodeaban en torno a unos vehículos. Los policías acudieron a identificar a los dos hombres y procedieron a su detención al descubrir que iban armados.

En las cercanías del lugar donde se ha producido el arresto se ha localizado un vehículo robado que, supuestamente, había sido utilizado por los dos etarras para trasladarse hasta la ciudad.

La documentación que llevaban los dos detenidos estaba falsificada, según ha comprobado la policía. Se sospecha que los dos individuos pudieran estar encargados de la sustracción de automóviles para el funcionamiento de la organización terrorista, según fuentes antiterroristas francesas.

Quinto arresto en 2003
Los arrestados fueron conducidos a dependencias policiales donde se han iniciado las gestiones necesarias para proceder a su identificación. Los servicios policiales franceses se han puesto en contacto con los españoles para intercambiar información sobre el caso.

Con estos arrestos son ya cinco los presuntos miembros de la organización terrorista arrestados en Francia desde que se iniciara el año 2003. El pasado día 10 fueron capturados en Dax Carlos Sáenz de Eguilaz Murgoitio, Cristina Goirizelaia González y Ana María Alberdi Zubirrementería, acusados de pertenecer al 'aparato político' de ETA. Ayer se localizó en Dax el piso en el que se alojaban estos tres arrestados.

Recortes de Prensa   Página Inicial