AGLI

Recortes de Prensa     Martes 21 Enero  2003
Tostón
ALFONSO USSÍA ABC 21 Enero 2003

Gente como Basagoiti
Iñaki Ezkerra La Razón 21 Enero 2003

Violencia latente
Cartas al Director ABC 21 Enero 2003

Euskaldunes anglófilos
Bruno Aguilera La Razón 21 Enero 2003

Aznar advierte al nacionalismo vasco de que la tribu no va a derrotar a la sociedad civil
EFE Libertad Digital  21 Enero 2003

Jiménez De Parga rechaza el modelo federalista en España mientras viva la Carta Magna
Madrid. Agencias ABC 21 Enero 2003

Palacio dice en la ONU que miles de personas son «blanco» de ETA en el País Vasco
AGENCIAS/NUEVA YORK El Correo 21 Enero 2003

El párroco de Maruri culpa al PNV del miedo que sienten los no nacionalistas en el País Vasco
Agencias Libertad Digital  21 Enero 2003

El español se sitúa como la segunda lengua en Francia y Alemania
La Voz  21 Enero 2003
 

Tostón
Por ALFONSO USSÍA ABC 21 Enero 2003

NADA me aburre más que escribir de los nacionalistas vascos. En ocasiones resulta imposible librarse del tostón, por motivos de actualidad y escándalo. No es responsable huir del tedio en beneficio del bienestar personal. Algunos lectores me lo sugieren. «Deje usted de escribir de los nacionalistas, que es un coñazo». Y les sobra razón, pero deben meditar que detrás de ese continuo, machacante y nada afectuoso coñazo, existen planes y objetivos que nos afectan a todos los españoles, y especialmente, a esos centenares de miles de vascos no nacionalistas que nos piden una y otra vez que no nos olvidemos de ellos. Pero estoy de acuerdo en que es un rollo macabeo escribir de esa gente tan rara. Porque antes que aldeanos, paletos y adoradores de sus ombligos, son raros. Su facilidad para deformar los hechos y el sentido común ha alcanzado un nivel tan alto, que la palabra conciliadora y la buena fe en sus resultados sólo se mueven en los espacios del ridículo. De ahí mi desconfianza en los ingenuos que aún insisten en recurrir al civilizado diálogo con quienes no tienen el menor deseo de dialogar. Lo que ha dicho Manuel Pimentel es políticamente correcto, impecablemente correcto, y por ello, política e impecablemente necio. Se puede discutir si el Cid murió en la batalla o como consecuencia de una septicemia provocada por un forúnculo en el trasero. Pero no se puede dialogar con quienes han perdido el establecimiento normal del bien y del mal, entendiéndose desde la simpleza más absoluta. El bien son los inocentes que mueren y los ciudadanos que no pueden ser libres, y el mal son los asesinos que matan y los ciudadanos que imponen a los demás sus ideas como requisito fundamental para que puedan vivir sin riesgos en su propia tierra. Elementalidad casi infantil. Pues a pesar de ello, el diálogo es imposible. Para los nacionalistas, el bien y el mal se confunden con sus objetivos, y hasta Dios anda al retortero en sus conciencias deshabitadas. La mentira, fundamentada en la más desconsiderada simpleza, se ha convertido en dogma. El dogma no se discute. Lo indiscutible es sagrado. Quien no sea nacionalista es un hereje, un mal vasco. Y de ahí hacia adelante, que cada palo aguante su vela.

¿Para qué escribir de ellos y sobre ellos? La Historia de España se resume en sus deformaciones en Cánovas y Franco. Como si la local Historia de los vascos dentro de la común española se redujera a Sabino Arana, Arzallus y «Pichichi», que es para el personal el más conocido de los tres. Hay un Premio Sabino Arana que no interesa a nadie y hay otro, el «Pichichi» que todos los lunes se sigue en su evolución mayoritariamente. «Así va el «Pichichi»», rezan los periódicos. Y gusta la sección.

Antes de padecer este ataque de tostón, hubiese escrito acerca de la extraña visita a Maruri y el singular apoyo a su párroco Jaime Larrinaga del obispo Blázquez, que no es vasco, pero ya está raro. Está raro desde el día que casi pide perdón por ser obispo de Bilbao sin tener en sus ancestros el gozo privilegiado de la vasconia. Y lo cierto es que, probablemente, mi opinión habría sido negativa y contundente. Es más, me veo escribiendo el siguiente párrafo. «Con su habitual cinismo y cobardía, el obispo Blázquez...» y bla, bla, bla. Pero renuncio a la tentación. Con todos mis respetos al sacerdote Jaime Larrinaga, que es un héroe además de un hombre de Dios, me importa un bledo lo que haga o deje de hacer -casi siempre lo segundo- el obispo de Bilbao. En este aspecto reconozco que me he dejado influir por esos lectores que me recomiendan que no escriba de los nacionalistas vascos. Y repito que pueden tener razón. Para que Arzallus y Setién me lean -que lo hacen- no merece la pena tanto esfuerzo. Chimpón.

Gente como Basagoiti
Iñaki Ezkerra La Razón 21 Enero 2003

Tiene gracia la extraña reacción con que algunos medios interesados han acogido la noticia de la presencia de Aznar en la lista electoral de Bilbao para las próximas municipales. En lugar de ver lo que es un buen espaldarazo moral no sólo a Antonio Basagoiti sino a todos los candidatos y concejales vascos del PP, un modo de decir a los amenazados «nos dais igual» y un literal «me tenéis a vuestras órdenes) hay quien anda por ahí intoxicando y haciendo mezquinas interpretaciones de intrusismo que no se ajustan en absoluto a la realidad. Tiene gracia que sea Patxi López quien diga que «lo que importa es patearse la calle» cuando é1 no la pisa y es el más genuino producto de las intrigas y el aire cerrado de los despachillos. Patear la calle es lo que está haciendo en su partido Nico Redondo, que ha demostrado que puede ganarse la vida fuera de la política y que no estaba en esa movida porque no valía para otra cosa. Patearse la calle, los barrios bilbaínos, es lo que lleva haciendo años Basagoiti, como lo han destacado los periódicos de estas últimas semanas.

No puede haber un caso más surgido desde las bases sociológicas, desde el seno de la propia sociedad bilbaína, que este candidato que ha vivido desde niño las amenazas de ETA a su familia y que no ha querido marcharse, dejar Euskadi a los nacionalistas. A Antonio Basagoiti le animó a entrar en el PP Jaime Mayor, quien ahora ve con indudable satisfacción ratificada su apuesta, pero lo que definitivamente le decidió a Basagoiti a dar ese paso a la política fue el asesinato de Gregorio Ordóñez. Hay algo de lo que no se habla y es de la ola de jóvenes que entraron en ese partido tras ese asesinato movidos por un verdadero romanticismo democrático. Hace treinta años los románticos se afiliaban al PC o la CNT. Hoy en Bilbao hay hasta románticos de centro como este que tiene sentido social y quiere dar viviendas a la gente joven y acabar con la corrupción nacionalista. Cosas del laboratorio vasco. No es lo mismo hacerse del PP en Euskadi que en Galicia.

Basagoiti no ha entrado en la política porque no valga para otra cosa. Más bien ha renunciado a otras cosas porque cree que hacer política en el País Vasco vale la pena. Podía estar hoy viviendo en Madrid con un importante puesto en la banca o la empresa privada dados sus contactos y su tradición familiar ligada a la fundación del Central Hispano. Podía estar llevando una existencia cómoda, tranquila, anónima y sin amenazas, pero decidió un día renunciar a todo eso por una vida con escolta y un sueldo de concejal, por quedarse en el País Vasco con su familia para intentar cambiar allí las cosas. A mí me parece que en gente como Basagoiti está la gran esperanza vasca.

Violencia latente
Cartas al Director ABC 21 Enero 2003

El día 12 de enero, un grupo de ciudadanos, en defensa de la libertad y en apoyo del párroco de Maruri (Vizcaya), Jaime Larrinaga, realizaron a las puertas de la iglesia del pueblo un acto de solidaridad hacia este valiente sacerdote. Frente a ellos se concentraba otro grupo de vecinos que cada domingo se presenta allí portando una pancarta contra el mencionado sacerdote. La situación fue tensa, muy tensa, casi dramática, puesto que de dramático e increíble se puede calificar el hecho de que en un país democrático se reclame libertad.

Mi intención aquí es denunciar una situación latente que existe en el País Vasco, grave,ya que en cualquier momento puede saltar la «chispa» que encienda la mecha del enfrentamiento físico.

Luego habrá quien se rasgue las vestiduras. La población está enfrentada. Esto es una evidencia clara. No vale engañarse y mirar hacia otro lado. Si no se pone «coto» a la situación habrá que lamentar desgracias. El que quiera oír, que oiga. Y el que tiene que mandar, que mande y se deje de «templar gaitas». Por cierto: ¿Han visto la película «La lista de Schindler»?   Carmen Mora.   Vitoria.

Euskaldunes anglófilos
Bruno Aguilera La Razón 21 Enero 2003

«Mezedes, ¿Caruana Jauná?» ¬«Beg your pardon?» ¬(Joseba, aquí tampoco hablan euskera. Mal asunto porque lo que es mi inglés no da para mucho, pues con el esfuerzo que he tenido que hacer en la ikastola para aprender batúa tengo la neurona tiritando. Oye, a lo mejor estos gibraltareños hablan castellano). ¬«Sorry ¿Do you speak spanish?» ¬Por zupueto. Con azento andalú zerrao pero lo hablamo. ¬Mire, por favor, preguntábamos por el Señor Caruana.

¬¿Y quiene zon ustede, si haze el favó? ¬Somos 14 diputados del PNV presididos por el Señor Eguíbar y veníamos a ver al Sr. ministro Principal para expresarle nuestra solidaridad contra España. ¬Lo ziento pero er zeñó ministro está hoy mú liao y no va a podé rezibirle a ustede. A lo mejó otro día. Les propongo que hoy viziten a los monos de la Roca ¬zin echarle cacahuete, por favó¬. Azí pazan una tarde de lo más entreneía y mañana ze dan otro garbeo por aquí para ver zi hay más zuerte. ¬Hombre, no nos haga esta faena, que hemos venido desde muy lejos. Piense en que hemos tenido que hacer de tripas corazón para atravesar el espacio aéreo español, que no sabe lo que nos ha costado sobrevolar a tanto maketo. La rehostia. ¬No, zi yo lo entiendo. Zobre todo con un aeropuerto tan estresho como el nuestro que cazi no cabe en el Estrecho. Pero zintiéndolo musho tengo que inzistir en que Don Peter no quiere líos con Bossano ni con la opozizión. Porque tiene miedo de que los «spanish» zierren otra vez la verja de Algezira.

 ¬Mire, si nosotros lo único que queríamos era saludar al señor Caruana y de paso decirle lo bien puestos que los tiene por lo del referéndum. ¬Mu amable por zu parte pero hoy no puede zé. ¬Hombre no fastidie, que vamos a quedar en la prensa española a la altura de los caballos. Si lo único que pretendemos es decirle al Sr. Ministro Principal que queremos ser como ustedes, los de Gibraltar. ¬¿Azí que quieren zer ingleze como nozotro? Ya dezía yo que cuando don Zabino Arana ze inspiró en nuestra bandera para lo de la ikurriña llegaría el día en que los abershale querrían pertenecé al «British Empire». Por cierto que lo de zu interé por el «Union Jack» no lo entiendo bien porque es una bandera mú bonita pero mú integrazionista, pues como zabe zon tres banderas en una: Inglaterra, Gales y Escocia. Por ezo pertenezemo al Reino Unío, a diferencia de ustede que lo único que quieren es dezunirse como zea. Ahora bien que zepan que lo de la bandera no les convierte a ustede en zúbdito de zu Grazioza Majestá, que ezo lleva zus trámite porque los del «Foreign office» están urtimamente la mar de puñeteros a la hora de conceder la nazionalidá.

¬Insisto en que se confunde, porque nosotros lo que queremos es hacer un referéndum de autodeterminación como el suyo del pasado 7 de noviembre. ¬Perdone pero quienes ze equivocan zon ustede vozotro, porque nozotro no queremo zer independiente, ni autodeterminarno, lo único que dezeamo es zeguí ziendo ingleze, «british citizens», como hazta ahora, que no nos ha ío nada mal. Aunque suz advierto que zi lo que pretendéis es integrar Euskadi como colonia del imperio la coza está shunga shunga, porque ahora que Schröder y Chirac quieren resuzitar el frente franco-alemán lo que menos quiere Blair es enfrentarse a España, por eso Jack Straw nos ha disho que ahora nezesitamo ar zeñó Azná y ar zeñó Berlusconi, porque zi no los gabasho y los teutone nos comen. ¬Vamos a ver si nos entendemos, que nosotros lo que no queremos es ser españoles y punto. -Anden, anden. No me tomen el pelo, porque lo que ustede quieren, como nozotro lo inglese der Zur, es zeguí ziendo un paraízo fiscal, pues creo que ustede los euzkaldune tampoco pagáis demaziado impueto ¿verdad? ¬Pues no se crea porque con la crisis lo del Concierto se ha puesto por un pico. -Miren ustede, yo lo que creo es que esto lo soluzionamo invitándoos a unos güiskis para convenzeros de que zi zeguí dando la vara ze van a cabreá en Bruzela y nos van a quitar el chollo fiscal a ustede y a nozotro. Azí que zi zus estáis quietos a lo mejor negoziamo vueztro ingrezo en la Commonwealth. ¬Oye pues casi que sí porque así nos protegerá la «Home fleet» del chapapote. ¬Entonze: «See you later aligator».¬-Agur.

Aznar advierte al nacionalismo vasco de que "la tribu no va a derrotar a la sociedad civil"
EFE Libertad Digital  21 Enero 2003

El presidente del Gobierno, José María Aznar, ha dicho que no habrá impunidad para los que atenten contra las libertades constitucionales y que en el País Vasco no se va a imponer "ninguna obsesión identitaria, la tribu no va a derrotar a la sociedad civil y el mito étnico no va a prevalecer sobre la razón democrática".

 El presidente del Ejecutivo hizo estas consideraciones en la reunión que mantuvo este martes en la sede nacional del Partido Popular con los cargos públicos de este partido en el Pais Vasco, en la que aprovechó para formalizar su decisión de formar parte de la candidatura de su partido al ayuntamiento de Bilbao.

El jefe del Ejecutivo elogió la labor de los dirigentes del PP en esa Comunidad, a los que animó a "recuperar las calles" para la libertad y subrayó que "se puede apostar con todas las consecuencias" por la alternativa de la libertad. "Sabemos muy bien que frente a las libertades de todos no va a imponerse ninguna obsesión identitaria, la tribu no va a derrotar a la sociedad civil y el mito étnico no va a prevalecer sobre la razón democrática", añadió.

Hay alternativa
Tras calificar de "irreversible" la plenitud del sistema democrático, dijo que se puede aspirar con todas las consecuencias a esa alternativa de la libertad, que dijo que forma parte de la lógica democrática frente al "fracaso político y social que tanto fascina a sus actuales gobernantes autonómicos". "Ni los negros augurios, ni los cantos de sirena, ni la retórica despreciable con las que algunos intentan encubrir propósitos oscuros, van a hacer que cedamos un solo centímetro del terreno ganado por el Estado de Derecho, por la sociedad y los ciudadanos después de años de sufrimiento", subrayó.

Aznar destacó la labor de resistencia de los cargos del PP contra la que se estrella el terrorismo, aunque advirtió de que ni la democracia ni los demócratas están en el País Vasco "para resistir indefinidamente". "Eso se ha acabado. No habrá ni impunidad política, ni social, ni jurídica para los que atenten contra una sola de las libertades que la Constitución reconoce", defendió Aznar frente a quienes intentan "volar" un marco jurídico estable.

Los “dinamiteros” de la Constitución
Destacó que el PP enriquecerá la estabilidad institucional y "nadie va a jugar a desbordar la Constitución ni el Estatuto por la arbitraria y frívola vocación de dinamiteros de los que desprecian las reglas del juego democrático y, además, no soportan la pluralidad". El presidente del Gobierno lamentó la sombra que supone el terrorismo y señaló que frente a la posibilidad de negociar o dejar que reporte ventajas políticas, el Ejecutivo ha optado por derrotarlo utilizando "inequívocamente" todos los instrumentos del Estado de Derecho.

La ley de partidos, el cumplimiento íntegro de las penas, la ley de fortalecimiento del ámbito local y la cooperación internacional fueron algunas de las medidas expuestas para afrontar el terrorismo "como negación mafiosa de los derechos y libertades".

Búsqueda inagotable de modelos de Estado
Consideró que el País Vasco debe situarse en la confianza y en la decisión de derrotar a sus enemigos, "que son los que empuñan las pistolas, de recuperar las calles por la libertad, de vertebrar y dar cohesión y de rechazar la exclusión para ganar la plenitud de la democracia".

El jefe del Ejecutivo subrayó que el PP ha desarrollado políticas que ofrecen soluciones sin enfrentar territorios, aunque dijo que no hay que extrañarse por las críticas que provengan de quienes "no superan sus complejos seculares y se dedican a la búsqueda inagotable y estéril de modelos de estados como si la Constitución fuese o un arreglo transitorio o un borrador sin vigencia ninguna". En esta carrera, el Gobierno Vasco es la figura más destacada. Su última incursión: Gibraltar.

Jiménez De Parga rechaza el modelo federalista en España mientras viva la Carta Magna
Madrid. Agencias ABC 21 Enero 2003

El presidente del Tribunal Constitucional, Manuel Jiménez de Parga, tiene muy claro que, mientras esté vigente la Constitución de 1978 en España, el federalismo no cabe en nuestro sistema de organización sectorial, porque se basa en que todos los componentes de un país tienen poder originario y en España, hoy por hoy, el único poder originario es el de la nación española y la Constitución. El magistrado rechaza también la posibilidad de establecer un federalismo asimétrico, como defiende el candidato socialista a la Presidencia de la Generalitat, Pasqual Maragall.

En el marco del ´Forum Europa´, que organizan Europa Press y Nueva Economía, donde participó hoy como ponente, De Parga ahondó en la cuestión de las autonomías y señaló que ese federalismo asimétrico del que se habla es sólo una manera "poco correcta" de definir el propio federalismo que "no tiene cabida en España, mientras que exista la Carta Magna". "La Constitución es la base y hay que mantener sus reglas generales. Los Estatutos de Autonomía sólo la completan", dijo.

El magistrado aseguró que es "un gran error" diferenciar entre comunidades históricas y las que no lo son, ya que España es una organización de nacionalidades "repleta de historia". "El resto de territorios que no han sido señalados como históricos no pueden verse reducidos a ser segundones frente a tres comunidades que dicen que son distintas, es decir, Cataluña, el País Vasco y Galicia", afirmó Por eso, ironizó diciendo que "en el año 1. 000, cuando Andalucía tenía varias docenas de surtidores de agua, de sabores distintos y olores diversos, en algunas zonas de las comunidades históricas ni siquiera sabían lo que era asearse los fines de semana".

El presidente del Alto Tribunal recordó que el término de "nacionalidades históricas" se comenzó a utilizar "en los días fundacionales del régimen" y esa denominación se ha mantenido hasta hoy como lo "políticamente correcto". "Eso es, dicho con todo el respeto, un gran error", afirmó y criticó el sistema educativo de estas comunidades donde no se enseña historia de España.

Jiménez de Parga reiteró que es la Constitución la que recoge la organización territorial de España, quien a su vez ostenta "el poder originario" y confiere "poderes derivados", que son los Estatutos de Autonomía. "Esta distinción es necesaria para replicar la pretensión de dar cabida en el texto constitucional a un Estado federal. Aunque aumentasen mucho más las competencias nunca sería en virtud de un poder originario o de un estado federal", dijo.

Precisamente, y aprovechando que este año se cumple el 25 aniversario de la Carta Magna, el juez habló de su posible reforma. "La Constitución hay que tocarla rara vez y con manos temblorosas", dijo, eso sí, abogando por "adaptarla a las nuevas exigencias" como son Internet o la telefonía móvil. "La Carta no es un dogma, se modifica al intepretarse y al adaptarse a los tiempos que corren", explicó.

Asimismo, subrayó que la Constitución, en países "donde la conciencia nacional no está suficientemente arraigada, como es España", es un elemento de cohesión. "Es un texto que se debe presentar no como intocable pero con dificultades para su modificación, porque no puede ser como una ley de arrendamientos urbanos o como el Código Penal, que lo modifica cada ministro que pasa por ahí. La Constitución tiene que tener una permanencia para que genere el sentimiento constitucional, lo necesitamos como elemento de cohesión", indicó.

Por eso, deseó que todas las fuerzas políticas defendieran la Constitución por encima de todo, incluso anteponiéndola a la consecución de votos, y se unieran para la celebración de los actos de su aniversario junto a las fuerzas culturales, religiosas, o económicas. De Parga insitió en la importancia de lo que el llama una norma "jurídico-política" que es el origen de todas las demás, fundamento de los Estatutos de Autonomías, y que el Tribunal Constitucional interpreta "sin politización ninguna pese a las consecuencias políticas que de esta interpretación se derivan".

Palacio dice en la ONU que miles de personas son «blanco» de ETA en el País Vasco
AGENCIAS/NUEVA YORK El Correo 21 Enero 2003

La ministra de Asuntos Exteriores, Ana Palacio, afirmó ayer, durante su intervención en la reunión ministerial del Consejo de Seguridad de la ONU sobre terrorismo, que millones de personas en el mundo, «de los que miles viven en una parte de España, el País Vasco, no pueden salir a la calle sin tener en cuenta que son blanco de atentados terroristas».

Palacio manifestó que el fin último del terrorismo es socavar los valores básicos de la convivencia: «la democracia, la libertad y el imperio de la ley». «En España -agregó- hemos tenido una conciencia muy temprana de que el terrorismo» es «un problema de la comunidad internacional».

La jefa de la diplomacia española abogó por lograr una noción común de terrorismo, suprimir sus vías de financiación, y ser «implacables» con los regímenes que amparen, alienten o protejan a los terroristas.

El párroco de Maruri culpa al PNV del miedo que sienten los no nacionalistas en el País Vasco
Agencias Libertad Digital  21 Enero 2003

Jaime Larrinaga, el párroco de Maruri (Vizcaya), afirma estar "totalmente convencido" de que el PNV está detrás de las concentraciones que se organizan en su contra y culpa a los nacionalistas de generar un ambiente de odio que causa miedo a quienes no piensan como ellos, algo "inconcebible en el siglo XXI".

 El párroco de Maruri (Vizcaya), Jaime Larrinaga, habla muy claro sobre la situación actual en el País Vasco. Precisamente por eso tiene que llevar escolta desde agosto pasado y tiene que soportar que un grupo de vecinos se manifieste en su contra todos los domingos frente a la parroquia. Sin embargo, tantas coacciones no amedrentan a Larrinaga, que sigue hablando con claridad: “No hay nadie que no sea nacionalista y que no tenga miedo. Los que no somos nacionalistas y destacamos en alguna faceta, efectivamente tenemos que tener miedo para vivir, lo cual es triste en plena Europa, que gente que no piensa como los que están en el poder tenga que andar con escolta”, ha declarado. Esta situación, según el sacerdote, es “una cosa kafkiana e inconcebible en el siglo XXI”.

En declaraciones a Onda Cero, Larrinaga se ha referido a la visita que le hizo este domingo el obispo de Bilbao, Ricardo Blázquez, quien leyó un comunicado de apoyo al sacerdote cuando concluyó la misa dominical. En esa nota, Blázquez mostró su afecto por Jaime Larrinaga, pero le pidió que no se meta en política porque ese territorio corresponde a los “seglares”. Por su parte, el cura ha agradecido la visita de monseñor Blázquez, pero ha puntualizado que hay “algunas cosas que no me convencen”. El sacerdote ha añadido que va a seguir luchando “por los más débiles, que en este caso son las víctimas del terrorismo, y por los derechos humanos. Esto yo creo que no es política, es plenamente Evangelio”.

Sobre si piensa que detrás de las concentraciones que se organizan contra él está el PNV, Larrinaga afirma estar “totalmente convencido”, y agrega que, “además, se ha extendido no sólo a Maruri, sino que todo el nacionalismo (...) veo que es hostil a mí y me reconocen en cualquier sitio”. “Y no es que yo haya dicho unas mentiras contra el pueblo de Maruri, que es totalmente falso; es porque he hincado el diente donde había que hincarlo, diciendo la gran responsabilidad que tiene el nacionalismo vasco en la situación en la que vivimos hoy en día y que padecemos muchos”, añadió. Según Larrínaga "una población en la que la mayoría de la gente tiene que vivir sin libertad es una situación muy triste y eso tenía que salir todos los días en la prensa y lo quieren ocultar diciendo que mejor que aquí no se vive en ningún sitio".

El párroco de Maruri concluyó sus declaraciones diciendo que "en la Iglesia ha habido una hegemonía total nacionalista en el País Vasco: ser vasco, nacionalista y religioso. Había una convivencia total".

El español se sitúa como la segunda lengua en Francia y Alemania
La Voz  21 Enero 2003

El estudio del español como segunda lengua extranjera ha desbancado en Francia y Alemania el aprendizaje del alemán y francés, respectivamente, pese a que una de las aspiraciones del Tratado del Elíseo, que selló la reconciliación entre ambas naciones, era fomentar el idioma del país vecino.

El 22 de enero de 1963, el entonces presidente francés Charles de Gaulle y el canciller alemán Konrad Adenauer acordaron «abrir una nueva era de colaboración sin precedentes entre nuestros dos países», en la que también se incluía propulsar el aprendizaje mutuo de las dos lenguas. Según estadísticas sobre preferencias en cuanto a idiomas extranjeros, un 14% de los alemanes se decantaban el pasado año por el estudio del español, frente al 10,2% que lo hacía por el francés.

Razones de trabajo y ocio
Los franceses también parecían dejar un poco al lado al menos uno de los objetivos de tan famoso acuerdo y acaparaban en el 2002 un seis por ciento de los estudiantes europeos de castellano. Los motivos argüidos para el estudio del español son diferentes: mientras en Francia lo hacen por razones prácticas, sobre todo de tipo laboral, en Alemania la imagen del español está más vinculada al ocio y al turismo, según se desprende del Anuario 2002 del Instituto Cervantes. Este organismo cuenta actualmente con tres centros en Alemania -en Bremen, Múnich y Berlín, este último el mayor de su red en el extranjero- y con cuatro en Francia: París, Toulouse, Burdeos y, próximamente, Lyon.

Mañana, miércoles, tendrá lugar en el palacio de Versalles de París la conmemoración de la firma del 40 aniversario del Tratado del Elíseo.                (efe | berlín)

Recortes de Prensa   Página Inicial