AGLI

Recortes de Prensa     Miércoles 5 Febrero  2003
El vaivén electoral del discurso nacionalista
ABC 5 Febrero 2003

La reconquista nacionalista de Álava
Lorenzo Contreras La Estrella  5 Febrero 2003

El PNV y los ingenuos
PABLO PLANAS ABC 5 Febrero 2003

Cuando unos votos pesan más que otros
LUIS IGNACIO PARADA ABC 5 Febrero 2003

Espionaje infame
EDITORIAL Libertad Digital  5 Febrero 2003

Escoltas o espías
Editorial El Ideal Gallego  5 Febrero 2003

El caserío electoral
TONIA ETXARRI/ El Correo 5 Febrero 2003

Vocabulario político vasco
Amando de Miguel Libertad Digital  5 Febrero 2003

Provincia traidora
Román Cendoya La Razón 5 Febrero 2003

La Policía detiene a cinco personas que sustituyeron a los dirigentes de Gestoras
Efe - Madrid.- La Razón 5 Febrero 2003

Mayor Oreja: “El plan de Ibarretxe es conquistar Álava con la trampa”
Agencias Libertad Digital  5 Febrero 2003

Quince escoltas despedidos por negarse a dar información privada de sus protegidos a Balza
Libertad Digital 5 Febrero 2003

Ibarreche se vio en secreto con Otegui horas antes de presentar la «ley-trampa» de Álava
A. García/ D. Mazón - Vitoria/ Madrid.- La Razón 5 Febrero 2003

El «arrepentido» Gamboa revela que Ternera compraba las armas para ETA
J. P. / F. V. - Madrid.- La Razón  5 Febrero 2003

El PP exige por carta a la Universidad vasca que aclare los privilegios a etarras
Redacción - Madrid.- La Razón 5 Febrero 2003

¡Basta ya!
Cartas al Director ABC 5 Febrero 2003
 

El vaivén electoral del discurso nacionalista
ABC 5 Febrero 2003

Un nuevo Estatuto de Autonomia y otra vuelta de tuerca en la normalización lingüística del catalán. Con la proximidad de la cita electoral, los nacionalistas han recuperado su discurso más identificativo, conscientes de que parte de su electorado es proclive a esas tesis autonomistas que CiU utiliza con mayor o menor intensidad, en función de sus necesidades políticas. Ahora que los comicios municipales están cerca, la federación que lidera Jordi Pujol quiere evitar una fuga de votos hacia ERC, mucho más beligerante en cuestión lingüística y especialmente reivindicativa en materia de autogobierno, al tiempo que escenifica un distanciamiento del PP, con el que mantiene un pacto de gobernabilidad. Desde que la Ley de Normalización Lingüística se aprobó en 1998, la Generalitat no ha abierto ningún expediente sancionador. Ahora, el ejecutivo autonómico precipita un paquete de medidas que contempla la obligación de los comercios de rotular en catalán, so pena de privación de licencias y de ayudas. Esta iniciativa, unida a la propuesta de nuevo Estatuto, permite a CiU demostrar su talante más soberanista. Sin embargo, el proyecto de nuevo marco estatutario también está experimentando una serie de vaivenes que van desde el encaje constitucional hasta la reclamación de una nueva Carta Magna en la que se eleve el techo competencial catalán. Los dirigentes de CiU varían su discurso en función de quién les escucha por lo que, si bien en campo contrario «no es necesario reformar la Constitución», en territorio catalán «no cabe más remedio».

La 'reconquista' nacionalista de Álava
Lorenzo Contreras La Estrella  5 Febrero 2003

Ha sido notable el revuelo organizado en torno a la pretensión nacionalista vasca de reformar la ley electoral que regula las elecciones para cubrir los puestos en las Juntas Generales de Álava, Vizcaya y Guipúzcoa. Naturalmente, lo que preocupa desde el punto de vista de los equilibrios de fuerza y poder es la reforma electoral en la medida que afecta a Álava, donde radica la mayor presencia del poder estatal a escala representativa. La "reconquista" que los nacionalistas plantean se dirige esencialmente a la recuperación del control de Vitoria como capital de Euskadi, actualmente en manos del PP, cuyo alcalde, Alfonso Alonso, ha efectuado un llamamiento para movilizarse contra el intento anunciado por la conjunción PNV-EA. La convocatoria podría estar respaldada tanto por el consistorio como por la Diputación alavesa, y a este efecto el PP ha formulado una proposición para que la Cámara foral se pronuncie en tal sentido.

El PP, lógicamemte, cuenta con el apoyo de los socialistas del PSE, el otro partido estatal perjudicado en potencia por el proyecto nacionalista. Las dos formaciones no se contentan con un mero "pronunciamiento" insitucional, sino que apuntan hacia la protesta de ámbito general y callejero. El alcalde de Vitoria ha sido explícito: "No descartamos ninguna acción para parar esta barbaridad". Y el portavoz del PSE, Pachi Lazcoz, ha sido todavía más tajante cuando ha hablado de organizar una "revuelta social y pacífica".

La normativa electoral actual se remonta al año 1986. Vitoria, desde entonces, elige a treinta y nueve de los cincuenta y un junteros alaveses. Los nacionalistas pretenden que Vitoria sólo elija a treinta y cautro, aumentando así la aproximación de las fuerzas comarcales a la capacidad electiva de la capital.

En esta pugna, los nacionalistas del PNV y EA no han conseguido todavía el apoyo de los abertzales, cuyo voto en el pleno extraordinario del Ayuntamiento de Vitoria fue abstencionista. El portavoz de este grupo, José Enrique Bert, partidario de que todas las "cuadrillas" alavesas estén representadas en las Juntas Genrales, declaró que si los nacionalistas no abertzales quieren algún tipo de acuerdo general, "en el Parlamento nos veremos". Su argumento estuvo apoyado en esta consideración: "Nos han negado hasta la sal", refiriéndose al fracaso de las iniciativas independentistas en las Juntas Generales cuando han planeado cuestiones de este tipo.

No han sido sólo los populares y socialistas quienes han denunciado "intereses electoralistas" en la pretensión del PNV y EA. También los abertzales se han sumado a esta objeción, aunque, por supuesto, lo hagan desde su punto de vista particular. De lo que se trata en este caso es de "vender" o comerciar con el posible respaldo, ya que José Enrique Bert lo ha dicho claro: "La izquierda abertzale no va a vender sus votos a precio de saldo".

O sea, que "intereses elctoralistas", todos los que se quieran, pero compartidos entre todas las formaciones ajenas al Estado. La apelación ha debido hacer mella en los representantes de la iniciativa reformadora, ya que la portavoz del grupo municipal PNV-EA ha negado la existencia de algún acuerdo con Batasuna para hacer prosperar la reforma en el Parlamento de Vitoria. Según María Jesús Aguirre, lo importante es garantizar la representación "adecuada" de todas las "cuadrillas", que serían siete en total y no tres, comarcalmente hablando. Vitoria contra los pueblos. Ésa es la cuestión.

La visión del asunto por parte del PP es muy tajante. Su portavoz en las Juntas Generales de Álava, Santiago Abascal, entiende que el "único interés" de los nacionalistas peneuvistas y alkartasunos es sencillamente "apoyar a Batasuna y ETA y perjudicar a los vascos que nos sentimos españoles". Y Javier Rojo, representante máximo del PSE alavés, ha formulado así el estado de la cuestión: "En Euskadi hay unos que nos matan, otros que nos quieren echar del país y lo que ya es el colmo es que aquellos que nos gobiernan estén cambiando las normas para meternos en este callejón sin salida...". Rojo, de todos modos, fue bastante más allá en su apelación cuando pidió la intervención del Gobierno central contra la reforma.

El PNV y los ingenuos
Por PABLO PLANAS ABC 5 Febrero 2003

Los dirigentes del PNV y Eusko Alkartasuna demuestran a veces una ingenuidad candorosa. El trampantojo de legalidad democrática con el que pretenden dotar a sus iniciativas es francamente encomiable. Deben pensar que todos y todas los ciudadanos y las ciudadanas, los partidos y las partidas van a asumir que la reforma de la ley electoral es una ocurrencia de última hora, ajena a los contactos con Otegi y que pretende reequilibrar un sistema injusto. O sea, que son de una ingenuidad candorosa porque creen que el resto de la humanidad es igual de ingenuo y candoroso que ellos. Sin embargo, el hecho es que les molesta que Álava no sea territorio conquistado y les preocupa que Otegi y el prófugo Ternera se sientan desplazados. Así que hacen todo lo posible para que Álava sea su cortijo y que, como mínimo, Otegi, Ternera y los demás, lo sepan de antemano, si no es que lo han decidido ellos.

Cuando unos votos pesan más que otros
Por LUIS IGNACIO PARADA ABC 5 Febrero 2003

LA grandeza de la democracia consiste en que los votos no se pesan, se cuentan. Pero su miseria está en que los políticos no se resignan a aceptar ese principio. Por eso, han inventado la balanza trucada de los sistemas electorales. En el Sistema Electoral Mayoritario el candidato que recibe la mayoría de votos se declara elegido y punto final. Eso favorece de estabilidad política, pero plantea el problema de que el partido que ha obtenido una mínima mayoría relativa puede alcanzar una gran mayoría parlamentaria y dejar al resto de las fuerzas políticas -que pueden tener en conjunto más votos que la que ganó- en una minoría discapacitada. Es el caso del Reino Unido. El intento de corregir las mayorías simples mediante una segunda vuelta, caso de Francia, aporta alguna ventaja, pero un inconveniente importante: desequilibra la balanza al primar mayorías exiguas y despreciar minorías cualificadas. El Sistema de la Representación Proporcional Completa, como el que se utiliza en Holanda, se basa en que los políticos reciben escaños en proporción a su fuerza electoral. Pero eso obliga a la circunscripción única, requiere la presentación de listas, fragmenta el voto, y convierte a los partidos en maquinarias electoralistas.

En el resto de Europa se utiliza un Sistema de Representación Limitada. Así los partidos locales o más pequeños, mediante un cociente, pueden obtener escaños que no hubieran obtenido de otra forma. La ventaja que buscan el PNV y EA con el cambio de la Ley electoral a las Juntas Generales de Álava -que no incluyeron en su programa- se basa en la proporcionalidad en tres circunscripciones. Al convertirlas en siete, como pretenden los nacionalistas vascos, Vitoria elegiría cinco procuradores menos. De esta forma, los votos de los residentes en las ciudades pesarían menos que los de los núcleos rurales. ¡Qué avance democrático!

Espionaje infame
EDITORIAL Libertad Digital  5 Febrero 2003

En plena carrera hacia la secesión, los nacionalistas vascos no reparan en medios, maniobras ni añagazas para coaccionar o eliminar de la escena política a la oposición no nacionalista. El martes tuvo lugar el inicio del trámite parlamentario de la reforma de la ley que regula las elecciones a las Juntas Generales de las tres provincias vascas. La propuesta de PNV-EA es que los pueblos tengan más peso electoral que las ciudades; es decir, que las zonas rurales, donde el voto nacionalista supera al no nacionalista gracias al terror y a la dictadura de las pistolas, decidan la composición de las Juntas, especialmente la de Álava, que aún no está bajo su control. Para esta iniciativa tan “democrática”, dada la oposición de PP, PSE e incluso IU, PNV-EA tendrá que “comprar” el voto de los diputados de la suspendida “Batasuna”. Aun a pesar de que el portavoz del Gobierno Vasco, Josu Jon Imaz, aseguró tras conocerse la reunión secreta que mantuvieron Ibarretxe y Otegi el pasado miércoles que “no caben acuerdos legislativos con Batasuna” mientras no condene la violencia, lo cierto es que el brazo político de ETA a través de su portavoz en Vitoria, José Enrique Bert, da por hecho que existirá ese acuerdo, pues advierte de que Batasuna “no va a vender sus votos a precio de saldo”.

Pero tan grave o más que esa reforma de la ley electoral para que el voto nacionalista valga por dos –con la ayuda de Batasuna– es la fundada sospecha de que el PNV podría estar espiando a la oposición no nacionalista a través de sus escoltas. Porque a la felonía de emplear el poder del cargo público para obtener información sobre la vida privada de los adversarios políticos se uniría la circunstancia de que los encargados de proporcionarla son precisamente quienes tienen que velar por la seguridad de aquellos cuya vida está amenazada por los amigos de Otegi. Es decir, el Gobierno Vasco y concretamente Javier Balza, el consejero de Interior, estaría aprovechándose de la terrible situación que viven los amenazados por ETA para obtener so capa de legalidad una información que, de otro modo, no podría conseguir sin violar abiertamente la ley.

Ya han sido despedidos diez guardaespaldas en Navarra y otros cinco en el País Vasco por negarse a facilitar a Javier Balza el nombre de las personas con las que cenan los protegidos, los restaurantes que frecuentan o la identidad de quienes los visitan los fines de semana –algo que, por cierto, también se exige a la policía autónoma vasca. Como señala Vicente de la Cruz, presidente de la Asociación Española de Escoltas, “estos controles sobre la intimidad son impresentables e incomprensibles” y vulneran la Ley de Seguridad Privada, que impide revelar detalles de la vida privada de los protegidos más allá de los horarios y de las novedades importantes.

La comunidad de objetivos entre ETA-Batasuna y el PNV-EA, la habitualidad de sus contactos y la posibilidad –no sería nada nuevo– de que la consejería de Interior y la policía autónoma vasca estén infiltradas por miembros o simpatizantes de ETA añaden aún más motivos de preocupación ante el interés de Javier Balza por averiguar, en contra de la voluntad y la opinión de los profesionales, detalles de la vida privada de sus adversarios políticos que no le conciernen en absoluto pero que sí podrían servir, en las manos inadecuadas, para intensificar el terror y el chantaje al que se ven sometidos quienes no quieren comulgar con el nacionalismo obligatorio.

Esperemos que Balza, cuya comparecencia en el Parlamento Vasco ha solicitado Carlos Urquijo, diputado del PP, pueda explicar de forma convincente su inusitada curiosidad por la vida privada de aquellos a quienes debe proteger en razón de su cargo y por qué ha decidido despedir a quienes se han negado a satisfacerla. La verdad es que lo tiene difícil.

Escoltas o espías
Editorial El Ideal Gallego  5 Febrero 2003

Bastante desgracia supone para cualquier ser humano vivir con un escolta pegado a su sombra como para que encima alguien trate de convertir a los guardaespaldas en el mejor espía al servicio de intereses inconfesables. Quince vigilantes profesionales -diez en Navarra y otros cinco en el País Vasco- acaban de ser despedidos por negarse a facilitar datos de sus protegidos. Detalles tan íntimos como los nombres de las personas con las que se ven a lo largo del día, dónde comen o a qué hora abandonan sus despachos para tomar café. Esta información, cuyo carácter confidencial es indudable, y más cuando se trata de personas amenazadas de muerte, debería presentarse por escrito a la Ertzaintza. No se trata de dudar de la diligencia de la Policía vasca, ni de intentar escudriñar en los oscuros contactos del partido que gobierna y el brazo político de ETA -aunque el hecho de que el PNV siga manteniendo reuniones con la ilegalizada Batasuna dé mucho que pensar-. Simplemente, no es admisible. No se puede consentir que quien está condenado a ser vigilado día y noche encima viva con el desasosiego que produce saber que cada paso que da queda escrito en un papel. La poca sensibilidad que demuestra Javier Balza supone otro argumento para alimentar la duda. ¿Por qué motivo pretende el departamento de Interior convertir a los escoltas en espías? ¿Cuál es el pecado cometido por los despedidos? ¿Quizá hacer bien su trabajo? El País Vasco es un escenario demasiado sensible a este tipo de patinazos. Que nadie olvide que lo que está en juego son vidas.

El caserío electoral
TONIA ETXARRI/ El Correo 5 Febrero 2003

Si Vitoria y Bilbao estuvieran plagados de caseríos, con el abuelito de Heidi, sus establos, sus 'metas' y su canesú, seguramente el 'cambiazo' de norma electoral que pretenden imponer los nacionalistas del Gobierno vasco no hubiera producido tanto escándalo. Porque se hubiera seguido respetando el sistema de proporcionalidad de 'un votante (vasco y vasca) un voto'. Pero como Euskadi ha cambiado tanto, se ha hecho tan próspera, es una comunidad tan avanzada en tecnología y en la industria moderna, resulta que las ciudades se han convertido en grandes núcleos de población en los que hay mayor libertad, por cierto, gracias al anonimato. Y es ahí donde se ha ido demostrando, a fuerza de urnas, que esta comunidad es más plural de lo que creían algunos. Queda para la memoria la reacción airada de Arzalluz cuando vio cómo IU, emergía de la nada para colocarse, por primera vez, como grupo propio en el hemiciclo vasco y dijo que el Parlamento iba a parecer un circo. Demasiados grupos, demasiada pluralidad que podría entorpecer los planes nacionalistas.

Ahora la izquierda asimilada de Madrazo ha dejado de ser una pesadilla. Total, después de advertir a sus socios de gobierno que la reforma electoral que pretende primar a las zonas rurales en detrimento de las urbanas «dañará la convivencia», se opone tan sólo a su trámite de urgencia. Poco más podía hacer teniendo en cuenta, como le recordó la jelkide Ariztondo, que IU fue la más beneficiada, en el Parlamento vasco, del último 'cambiazo' que rebajó del 5 al 3% la representación necesaria para obtener un escaño. A la oposición le cuesta asimilar lo que llama un 'atropello'. Que, a estas alturas, se le dé más importancia a las zonas rurales que a los núcleos urbanos, les parece que es hacer una política a medida. Eso no lo pone en duda ni Otegi que, a pesar de haberse entrevistado con Ibarretxe con secretismo y alevosía (¿hablarían de la cantante Ainhoa?), dice que no apoyará el 'cambiazo'. Ya veremos.

Las sospechas de que la obsesión del PNV y EA es recuperar el 'palacio de invierno' (es decir, la Diputación alavesa) para que este territorio no suponga un obstáculo a la hora de apoyar el plan del lehendakari, parecen fundadas.Vitoria es una zona de 'alto riesgo' donde los nacionalistas se estancaron en 1990, pero como quedaron por encima del PP en territorio alavés en los últimos comicios, van a intentar mimar a las zonas rurales, tan nacionalistas como despobladas. Este concepto recuerda la organización de Udalbiltza: un alcalde, un voto. Qué más da que represente a 5 o 50.000. Con esta reforma, dice Barreda, el PNV distribuye así su escala de valores: «un hombre; un voto. Una hectárea; dos votos. Un nacionalista; tres». Comienza el baile mientras hay quien se pregunta por qué no afectará el 'cambiazo' a Guipuzcoa. ¿ Por qué será?

Vocabulario político vasco
Amando de Miguel Libertad Digital  5 Febrero 2003

En esta seccioncilla me detengo a veces a comentar la aparición de algún libro de interés relacionado con los usos del lenguaje. Es el caso de Vocabulario democrático del lenguaje político vasco 2002 que publica la asociación Ciudadanía y Libertad. El título es un poco complicado. Aunque se trate de un vocabulario, los términos que explica no vienen ordenados alfabéticamente. Con todo, su interés es notorio, así como la claridad y pertinencia del texto. Básicamente, se trata de distinguir el distinto –y hasta opuesto– significado que tienen algunos términos políticos usuales para los nacionalistas vascos y para el resto de los vascos. La terminología nacionalista resulta confusa y cambiante. Por ejemplo, la palabra Euskadi (Estado vasco) ha quedado superada por Euskal Herría (la suma de Euskadi más Navarra y el País Vascofrancés), todo ello gobernado por los nacionalistas. Otro ejemplo, la democracia vasca es la que excluye a los no nacionalistas, que vienen a ser la mitad de la población.

Provincia traidora
Román Cendoya La Razón 5 Febrero 2003

El Régimen Nazionalista (con z) ha decidido dar a los alaveses el tratamiento de provincia traidora, siguiendo la peor tradición de regímenes anteriores. Las acciones que está ejecutando el nazionalismo (con z) demuestran que están mal. Se les acaba el tiempo ¬operatividad de ETA¬ y democráticamente no consiguen apoyos suficientes. Para intentar ganar, no les es suficiente con privar a los ciudadanos de poder elegir entre modelos sociales diferentes, compareciendo en coalición desde la extrema derecha hasta la extrema izquierda todos los nazionalistas juntos, sino que además, tienen que hacer trampas y falsear la realidad. La modificación electoral que propone el nazionalismo (con z) es una muestra de su talante democrático. Son étnico-fascistas primando el voto propio, el voto «nazi», frente al diferente. La pregunta es: ¿es posible parar esto? Sí. Por un lado los propios alaveses, a pesar de las trampas, tienen en su voto el instrumento para seguir derrotando a los nazionalistas. Por otro, los poderes del Estado, con la Constitución en la mano, tienen que estar atentos y ser diligentes para, sin complejos, actuar de forma rápida y eficaz contra esta nueva trampa nazionalista (con z). Después de esto ¿seguirá habiendo acomplejados que al hablar del PNV sigan denominándolo como «nacionalismo democrático»? Lamentablemente sí. País.

La Policía detiene a cinco personas que sustituyeron a los dirigentes de Gestoras
Efe - Madrid.- La Razón 5 Febrero 2003

La Policía Nacional ha detenido en el País Vasco a cinco personas, que sustituyeron a los antiguos dirigentes de Gestoras pro Amnistía, en la operación desarrollada esta madrugada en varias localidades vascas por orden del juez Baltasar Garzón, informaron fuentes de la investigación. Los detenidos en Vizcaya son Joseba Iñaki Reta Frutos y Asier Virumbrales; en Alava fue arrestado Iñaki Leizaga, y en Guipúzcoa Ixone Urzelai y Sabin Juaristi.
Durante la operación, ordenada por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, se han registrado varias sedes de la organización Askatasuna (sucesora de Gestoras Pro Amnistía).

Además, en Vitoria fue registrada una sede de la asociación de familiares de presos de ETA Etxerat, según indicaron fuentes de este colectivo, que agregaron que algunos de los detenidos pertenecen a esta organización.
Los detenidos estaban vinculadas a Gestoras pro Amnistía y Askatasuna y su arresto se ha producido al seguir actuando en actividades relacionadas con estas organizaciones cuya suspensión fue decretada por el magistrado.
Según informaron fuentes jurídicas, tras la suspensión de actividades de estas organizaciones, el MLNV controlado por ETA a través de EKIN, puso en marcha su reestructuración y atribuyó al ciudadano francés Jean Francois Lefort, «Lof», su portavocía.

La reanudación de actividades de Gestoras y Askatasuna, que fueron suspendidas en noviembre de 2001 y febrero de 2002, respectivamente, se puso de manifiesto en, al menos, siete actos, el primero de ellos la celebración de unas jornadas conmemorativas del llamado movimiento pro amnistía denominado «Askatasun Taupadak» (Latidos de libertad). No obstante, el grueso de estas actividades se desarrolla esencialmente, según las fuentes, a raíz de la muerte de Egoitz Gurrutxaga y Hodei Galarraga cuando manipulaban un artefacto explosivo en el interior de un coche en el barrio bilbaíno de Basurto el 23 de septiembre de 2002.

Algunos de los detenidos hoy -Joseba Iñaki Reta Frutos, Asier Virumbrales, Iñaki Leizaga, Ixone Urzelai y Sabin Juaristi- participaron supuestamente en un homenaje a los dos etarras fallecidos y posteriormente, el 1 y 9 de noviembre pasados, organizaron unas marchas a las que denominaron «Askatasunaren Urratsak» desde distintas localidades para manifestar su solidaridad con los huidos de ETA y el derecho de los refugiados a vivir en Euskal Herria.

Uno de los arrestados, Reta Frutos, se encontraba en libertad bajo fianza de 10.000 euros tras ser procesado en noviembre de 2001 por el magistrado Baltasar Garzón por su vinculación a Gestoras. Las detenciones de hoy se basan también en las declaraciones que hizo el 10 de octubre pasado un implicado en actos de violencia callejera, Ibon Aranalde Ijurco, quien afirmó que Askatasuna había sustituido a Gestoras tras su ilegalización para proseguir con sus actividades.

Las evidencias de la continuación de estas actividades tienen también su sustento, según las mismas fuentes, en las declaraciones que hizo Jean Francois Lefort como representante de Askatasuna, tras el suicidio del etarra Felix Ramón Gil Ostoaga el pasado 23 de noviembre, así como en conversaciones telefónicas intervenidas a Reta, Urzelai y Leizaga. Para ordenar los arrestos, el juez ha tenido asimismo en cuenta la convocatoria, el pasado 4 de enero, de actos coordinados por responsables de EKIN, entre ellos una manifestación organizada por Askatasuna en San Sebastián que continuó con un acto convocado en el Polideportivo Joxean Gaska por la Plataforma por la Desobediencia Bai Euskal Herriarik, vinculada a EKIN.

En la operación policial de hoy se han practicado registros en sedes de la organización Etxera, de apoyo a presos y que sustituyó a Senideak, y del sindicato LAB, ya que los arrestados utilizaban la cobertura de otras organizaciones que se encuentran fuera de las investigaciones de Garzón, por lo que «no están quemadas».
Las fuentes consultadas señalaron que los cinco detenidos podrían comparecer mañana ante Garzón al basarse las acusaciones en las investigaciones a las que han sido sometidos desde hace unos seis meses y en los documentos que les han sido intervenidos.

Mayor Oreja: “El plan de Ibarretxe es conquistar Álava con la trampa”
Agencias Libertad Digital  5 Febrero 2003

Cuando faltan cuatro meses para las elecciones municipales, Ibarretxe sigue adelante con su plan separatista. Ahora, la estrategia también incluye poner a sus servicio la ley para ganar donde siempre pierde. Jaime Mayor Oreja ha destacado que el lehendakari lo que quiere es “conquistar Álava con la trampa para que ganen los nacionalistas”.

 El portavoz del PP en el Parlamento vasco, Jaime Mayor Oreja, se ha referido durante una entrevista concedida a Tele 5 y recogida por Europa Press, a la propuesta de PNV y EA de modificar la ley electoral en Álava y ha afirmado que "el plan Ibarretxe es fundamentalmente, la inexistencia de reglas, es conquistar Álava con la trampa, modificando la fórmula electoral semanas antes de las elecciones para que ganen los nacionalistas".

El vicesecretario general del PP ha explicado que para el PNV y EA es muy importante que esa "trampa" sea presentada como una "realidad" que además servirá para dirigir el voto de Batasuna hacia estos dos partidos y conquistar Álava. Mayor Oreja ha destacado "la posición determinante de ETA o Batasuna, ya que si da el visto bueno a la reforma, ésta saldría adelante desde el Parlamento vasco"."Esa trampa sería mortífera para el País Vasco y por eso es tan importante que demos una batalla desde la ley, desde el Gobierno y desde el Tribunal Constitucional, para evitar que su propuesta se cumpla".

Mayor Oreja ha asegurado que "en estos momentos es evidente que Ibarretxe lo único que quiere es buscar la complicidad y el acuerdo con ETA sin que nadie se de cuenta", ya que si ETA o Batasuna, dan el visto bueno a la reforma, ésta saldría adelante desde el Parlamento vasco. "Por eso, además de la ley, necesitamos que los alaveses se movilicen y que el diputado general y el alcalde sigan desarrollando su labor y que sean tenaces en la movilización de Álava".

Una referencia a Irak, con argumentos
Mayor Oreja ha recordado que "una de las razones de por qué yo he padecido, padezco y padecemos todos más de mil muertos de terrorismo en España es por la debilidad de la política exterior de nuestro país, la falta de fortaleza democrática de España entre sus aliados, por falta de alianza y de presencia de sus amigos, por indiferencia y por neutralidad". "Por eso" ha dicho "en el caso de Irak, hay que pensar en los intereses de los españoles, en su cercanía y en sus problemas".

Quince escoltas despedidos por negarse a dar información privada de sus protegidos a Balza
Libertad Digital 5 Febrero 2003

Quince guardaespaldas han sido despedidos, diez en Navarra y cinco en el País Vasco. La causa se debe a que no desvelaron información privada de sus protegidos, según les solicitó el Departamento vasco de Interior, dirigido por Javier Balza. Querían saber hasta quién les visita en sus domicilios.

Según publica la agencia Servimedia, diez guardaespaldas han sido despedidos en Navarra y otros cinco en el País Vasco por negarse a facilitar al Departamento de Interior del Gobierno vasco, que dirige Javier Balza, datos sobre sus protegidos que podrían violar la intimidad de éstos. Según ha denunciado el presidente de la Asociación Española de Escoltas (ASES), Vicente de la Cruz, desde hace dos meses, Javier Balza está pidiendo a las empresas de seguridad contratadas una mayor información en los partes de cada servicio "hasta límites inimaginables".

Entre otros datos, Interior del Gobierno vasco quiere saber, por ejemplo, el nombre de las personas con las que cena el protegido, incluso el restaurante si la cena se celebra fuera de casa, o el nombre de las personas a las que va a visitar cada protegido durante el fin de semana. "Estos controles sobre la intimidad son impresentables e incomprensibles", señala De la Cruz, para añadir que los escoltas "somos contratados para velar por la seguridad, pero no para contar la vida de los protegidos a nadie".

Según ASES, que representa al 60% de los escoltas privados en el País Vasco, debido a que muchos de estos trabajadores se están negando a aportar datos confidenciales respecto a su trabajo, "han comenzado a producirse los despidos en cadena, 10 en Navarra (en Tafalla y en Olite) y otros 5 en el País Vasco", además de incrementarse el número de sanciones. De la Cruz añadió que la Ley de Seguridad Privada impide aportar más detalles de la vida de los protegidos que los estrictamente necesarios, como los horarios y las novedades importantes acaecidas.

Ibarreche se vio en secreto con Otegui horas antes de presentar la «ley-trampa» de Álava
La oposición cree que sentó las bases del futuro apoyo abertzale a la medida Los proetarras sacan los colores al «lendakari» y revelan que sólo busca los votos del PP
Ibarreche se reunió la pasada semana con el líder de la formación proetarra Batasuna, Arnaldo Otegui, tal y como confirmaron la propia formación y el Gobierno vasco. Aunque ambas partes nieguan que se hablara del apoyo abertzale a la propuesta del Ejecutivo vasco para cambiar la Ley Electoral en Álava, PP y PSOE creen que Ibarreche buscaba el apoyo de Otegui para poder sacar adelante la modificación. El portavoz vasco, Josu Jon Imaz, afirmó que se trata de un encuentro habitual, algo que niega HB.
A. García/ D. Mazón - Vitoria/ Madrid.- La Razón 5 Febrero 2003

El portavoz del Gobierno vasco, Josu Jon Imaz, fue el encargado del Gobierno Vasco de confirmar que el «lendakari», Juan José Ibarreche, mantuvo un encuentro con Arnaldo Otegui, portavoz de Batasuna, el miércoles de la pasada semana, dos días antes de que el Ejecutivo vasco presentara en el Parlamento su proposición de cambiar la Ley Electoral en Álava y Vizcaya con el fin de restarle fuerza a ambas capitales. Imaz enmarcó este encuentro dentro de las reuniones que está manteniendo el «lendakari» con «todos los grupos parlamentarios, y como el lendakari hizo después de las elecciones del 13 de mayo». Imaz reiteró el compromiso de su gobierno de no pactar con Batasuna mientras no se desligue de la violencia. Por su parte, Sozialista Abertzaleak (antigua Batasuna) confirmó la reunión en Ajuria Enea, aunque no desvelaron el contenido de la misma. La formación abertzale dejó claro que no se trata de un contacto habitual, ya que Ibarreche no suele citar a Otegui a mantener entrevistas, declaración que contradice lo expuesto por el portavoz del Ejecutivo vasco que lo calificó como tal.

Aunque el Gobierno de Ibarreche negó que en el encuentro se tratara de buscar el apoyo de la formación proetarra para sacar adelante su proposición de Ley, tanto Partido Popular como PSOE creen que ése fue uno de los puntos de la reunión. El secretario general de los populares vascos, Carmelo Barrio, declaró a LA RAZÓN que «la reunión de Otegui e Ibarreche dará sus frutos», y señaló que ambos líderes nacionalistas «se reunieron para esto» en referencia al apoyo de Batasuna a la propuesta del Ejecutivo «y para más cosas». Además, el líder popular concluyó que «este hecho nos confirma que el único propósito del presidente del Gobierno vasco es mantener todas las vías abiertas con Batasuna y ETA», y criticó a Ibarreche por su «bajeza moral» y su «desvergüenza».

Por su parte, el portavoz parlamentario del PSOE en la Cámara vasca, Rodolfo Ares, señaló que es cuando menos sorprendente que la reunión se produjera dos días antes de presentar la propuesta. Pero más sorprenden, continuó, que se reúna con carácter habitual con Otegui «si no quiere llegar a ningún acuerdo con él».
Por otro lado, la secretaria general de Unidad Alavesa, Enriqueta Benito, manifestó ayer que no cree que el encuentro sea «algo puntual», sino que, «forma parte de una comunicación abierta» porque «no han roto las ataduras con Batasuna», y concluyó que «Lizarra sigue en pie».

Retroceder hasta el S. XIX
Unidad Alavesa denunció ayer que el País Vasco volvería al siglo XIX si se lleva a cabo la reforma de la ley, y que pretende dar más peso al voto de las zonas rurales frente al de las ciudades, lo que perjudicaría de manera especial a Vitoria.

El portavoz de UA, Ernesto Ladrón de Guevara, dijo a Servimedia que el cambio que pretenden los nacionalistas sería similar a las «correcciones matemáticas» que se hacían en el siglo XIX en las elecciones para beneficiar a las oligarquías y destacó que en Álava el 80 por ciento de la población reside en Vitoria.

Mientras, el diputado general de Álava, Ramón Rabanera, advirtió al PNV y EA de que «no intenten dividir» a la sociedad alavesa con la reforma de la Ley electoral «intentando enfrentar» a la zona rural como, según denunció, ya «han dividido a los sindicatos, a las opciones políticas y a los territorios».

Rabanera acusó a las dos formaciones nacionalistas de querer recuperar Álava para que «el Proyecto de Ibarreche se lleve a cabo» ya que, a su juicio, el PNV y EA «saben que si Álava dice que no, el Plan del lendakari está acabado».

El «arrepentido» Gamboa revela que Ternera compraba las armas para ETA
Ratifica la vinculación del batasuno con el atentado de la casa cuartel de Zaragoza
El etarra «arrepentido» Juan Manuel Soares Gamboa aseguró ayer ante el magistrado del Tribunal Supremo José Ramón Soriano que el diputado batasuno José Antonio Urruticoechea, Josu Ternera, se encargó cuando estaba al frente ETA de mantener los contactos necesarios en el extranjero para abastecer a la banda terrorista de armas y explosivos para cometer atentados, según informó ayer el abogado de la AVT Pedro Liñán.
J. P. / F. V. - Madrid.- La Razón  5 Febrero 2003

El etarra «arrepentido» Juan Manuel Soares Gamboa declaró ayer ante el magistrado del Supremo José Ramón Soriano, instructor de la causa contra Josu Ternera por su presunta implicación en el atentado contra la casa cuartel de Zaragoza de 1987, que el diputado batasuno fue el encargado, como miembro de la cúpula de ETA, de mantener los contactos necesarios en el extranjero para abastecer de armas y explosivos a los «comandos» que actuaban en España, según informó tras la declaración Pedro Liñán, letrado personado en la causa en nombre de la Asociación Víctimas del Terrorismo.

Soares Gamboa, que fue conducido a declarar desde la cárcel de Soto del Real (Madrid), donde fue trasladado procedente de la prisión de Logroño, en la que cumple condena, estaba citado como testigo para que ratificase las manifestaciones que ya había realizado sobre la presunta implicación de Josu Ternera en el atentado cometido por ETA en 1987 contra la casa cuartel de Zaragoza, en el que murieron 11 personas, cinco de ellas niños.
Sin embargo, el etarra «arrepentido» ofreció más detalles sobre su relación con el entonces jefe de la banda terrorista.

Según informó Pedro Liñán, Soares Gamboa relató al magistrado instructor que conoció a Urruticoechea Bengoechea en 1981, cuando le consiguió un pasaporte falso para hacer un cursillo de armas, y le volvió a ver en Argel en 1987, momento en el que Josu Ternera, como jefe del aparato político-internacional de la banda, tenía la tarea de continuar las relaciones con el FLN argelino tras la muerte del dirigente histórico Domingo Iturbe Abasolo, alias «Txomin».

A este respecto, Soares destacó que Josu Ternera fue el encargado de comprar armas y explosivos para el «aparato logístico» y de estrechar lazos con las autoridades de países afines a la ideología etarra con el objeto de mantener bases seguras para los etarras huidos de la Justicia. Respecto a la presunta vinculación de Ternera con el atentado contra la casa cuartel de Zaragoza, el «arrepentido» ratificó que aquél formaba parte del Comité Ejecutivo de ETA en diciembre de 1987, cuando se produjo la masacre.

En este sentido, Soares añadió que una acción de las dimensiones de la matanza perpetrada en la capital aragonesa, que tuvo además la importancia cualitativa de ser el primer atentado contra casas-cuarteles de la Guardia Civil habitados por mujeres y niños, tuvo que ser ordenada necesariamente por la dirección de la banda terrorista, en la que se integraba Ternera.

A pesar de ello, en cuanto a la posible autoría del diputado batasuno huido de la reivindicación del atentado de Zaragoza, Soares Gamboa afirmó únicamente que en 1981, en una reunión entre componentes de «comandos» de ETA y miembros de la dirección de la banda, Urruticoechea defendió que se reivindicasen todas las acciones terroristas que se realizaran, incluidas las que saliesen mal.

No obstante, el testigo dijo que no sabía si Urruticoechea fue el autor de la reivindicación de este atentado concreto.

Nuevas citaciones
Por otra parte, José Ramón Soriano ha fijado nuevas diligencias. Para el próximo día 11, ha citado a Elena Beloki, que se encuentra en libertad bajo fianza de un millón de pesetas desde noviembre de 2000, como presunta integrante del aparato internacional de ETA, conocido como «Xaki», según Ep.
Además, el juez ha llamado a declarar el 12 de febrero a los dos guardias civiles que interrogaron a la presunta terrorista.

El PP exige por carta a la Universidad vasca que aclare los privilegios a etarras
Reclama al rector de la UPV que informe si hay «tratos de favor»
El portavoz del PP en materia de Educación en el Parlamento vasco, Iñaki Ortega, ha remitido una carta al rector de la Universidad del País Vasco, Manuel Montero, en la que le pide que aclare las subvenciones a los presos de ETA y el proceso de evaluación de estos internos matriculados en la UPV. El parlamentario recuerda a Montero los «supuestos tratos de favor a presos de ETA» surgidos en los últimos meses.
Redacción - Madrid.- La Razón 5 Febrero 2003

El portavoz del Partido Popular en materia de Educación en el Parlamento vasco, Iñaki Ortega, ha remitido una carta al rector de la Universidad del País Vasco, Manuel Montero, en la que le pide que aclare las subvenciones otorgadas a los presos de ETA y el proceso de evaluación de estos internos matriculados en la UPV.
Según la carta, a la que ha tenido acceso Europa Press, el parlamentario popular recuerda en la misiva a Montero que en los últimos meses se han trasladado a la opinión pública vasca y española «supuestos tratos de favor a presos de ETA» que estudian en la UPV.

Alarma social
Por ello, le transmite una «honda preocupación ante este tipo de noticias» que, asegura Iñaki Ortega, «generan alarma social y desasosiego en nuestra sociedad» y que, añade, «incluso pueden llegar a poner en cuestión el prestigio de la más importante institución educativa del País Vasco».
Ortega recuerda que el rectorado ha desmentido estos hechos desde el primer momento y que también ha manifestado su disposición a facilitar la información que se le requiriese para «zanjar las dudas y salvaguardar el buen nombre de la UPV».

En este sentido y, «atendiendo a su ofrecimiento público», el parlamentario del PP, «con ánimo de aclarar estos penosos hechos», solicita una serie de informaciones «siempre y cuando la legislación vigente lo permita».
Entre ellas, pide al rector que explique de forma detallada el proceso de matriculación, con las diferencias entre un alumno recluso y otro que no lo es.

También reclama los datos sobre las subvenciones que reciben los presos de la banda terrorista ETA alumnos de la UPV, «ya sean económicas o materiales», así como el organismo que las concede, las cuantías, el motivo de la concesión y las diferencias entre centros o campus universitarios.
Otro de los aspectos sobre el que solicita información es el organigrama del personal de la UPV ¬profesores, tutores o becarios¬ dedicados a facilitar o coordinar la enseñanza a este tipo de alumnos, así como la selección de los mismos.

Control del fraude
Además, el parlamentario popular reclama un resumen del proceso de evaluación, detallando paso a paso cada una de las fases del proceso evaluatorio de este tipo de alumnos y especificando los controles que garantizan la ausencia de fraudes, así como la comparación con el sistema de la UNED.
Finalmente, Iñaki Ortega pide datos sobre el tratamiento académico de estos alumnos, tratamiento de listados y actas, proceso de asignación de alumnos y profesores, y hace preguntas sobre si «¿puede objetar un profesor negándose a corregir a alumnos presos de ETA?», y otras cuestiones como si se publican los resultados académicos, quién firma las actas o si aparecen en los listados del resto de los alumnos.
En el marco de los supuestos «tratos de favor» figura también, tal y como informó ayer este diario, el hecho de que los etarras pagan un 99 por ciento menos de matrícula universitaria que el resto de los alumnos de la UPV.

¡Basta ya!
Cartas al Director ABC 5 Febrero 2003
 

Me levanté el otro día y lo primero que escuché en la radio fueron las declaraciones de Otegi contra Ainhoa, participante y ganadora del concurso «Operación Triunfo». Dichas declaraciones hacían alusión a que el concurso nombrado anteriormente ha sido amañado para conseguir que ganara una vasca y así todo su pueblo «se sentara alrededor de la televisión para apoyar a los españolitos».

También dijo que querían conseguir que se convirtiera en la Ainhoa de España, al igual que lo hizo Rosa el año anterior, y que eso no se podía permitir. Yo sólo tengo 16 años y de política no entiendo mucho, sólo sé que hay muchísimos vascos que temen y que no se les da ni siquiera la libertad de poder ganar un concurso o simplemente sentarse a verlo frente al televisor sin ser juzgados.

Yo pregunto, ¿hasta cuándo? ¿Tendrán y tendremos que estar así para siempre? ¿Con miedo?

A pesar de mi edad, y aunque sólo sea por medio de la prensa, animo a todo el mundo, y yo la primera, a levantarse contra estas injusticias que está viviendo el pueblo vasco y que continuarán aguantando sin solución sino hacemos algo y nos revelamos ya.

Sólo lucho por algo tan digno y necesario como la libertad, derecho de toda persona, y que sin embargo está siendo negado a tanta gente. ¡Basta ya!    María Reyes Romero.    Madrid.

Recortes de Prensa   Página Inicial