AGLI

Recortes de Prensa     Lunes 24 Febrero  2003
Patologías respetables
FLORENCIO DOMÍNGUEZ/ El Correo 24 Febrero 2003

Egunkaria o malas noticias
Iñaki Ezkerra La Razón 24 Febrero 2003

No han cerrado un periódico
Miguel Ángel Rodríguez La Razón 24 Febrero 2003

Ya estamos otra vez
Cartas al Director ABC 24 Febrero 2003

La era Ibarretxe
PABLO MOSQUERA La Voz 24 Febrero 2003

Solidaridad

Cartas al Director El Correo 24 Febrero 2003

El PP acusa a Arzalluz de mentir «para ocultar su degradación democrática»
OLATZ BARRIUSO/BILBAO El Correo 24 Febrero 2003

EH destina dinero municipal para señales que alertan de controles de la Guardia Civil
Redacción - Vitoria.- La Razón 24 Febrero 2003

Rosa Díez critica a su partido por haber ido a la manifestación en favor de «Egunkaria»
Redacción - Bilbao.- La Razón 24 Febrero 2003

Aznar asegura que la ayuda de Bush contra el terrorismo de ETA es «intensa»
Efe - Madrid.- La Razón 24 Febrero 2003
 

Patologías respetables
FLORENCIO DOMÍNGUEZ/ El Correo 24 Febrero 2003

Durante el pasado fin de semana se han celebrado actos conmemorativos del asesinato de dos dirigentes socialistas: Fernando Buesa, muerto hace tres años, y Enrique Casas, hace diecinueve. Los dos fueron víctimas del terrorismo en vísperas de diferentes convocatorias electorales. Estos aniversarios coinciden con la apertura de un debate sobre el grado de libertad existente en la sociedad vasca y la diferencia de oportunidades que tienen las fuerzas políticas a la hora de competir en los comicios.

¿Está en igualdad de condiciones un partido que puede ir con su lehendakari pueblo por pueblo sin especial problema que aquellos otros cuyos actos políticos están declarados 'objetivo militar' por ETA y sus candidatos son dianas andantes? ¿Se puede competir cuando un grupo de alborotadores se concentra a los accesos del lugar elegido para un mitin por un partido constitucionalista, intimidan a los potenciales asistentes, agreden a quienes quieren entrar en el local y encima son absueltos por un juez, como ha ocurrido en Azpeitia?

Es evidente la desigualdad de oportunidades y los efectos perjudiciales que el terrorismo provoca en unos partidos en beneficio de otros. Pero completamente distinto es que de ello se tenga que sacar la conclusión de que no hay que presentarse o de que hay que suspender las elecciones.

Basta Ya ha puesto sobre la mesa una discusión que incomoda a los nacionalistas porque deja en evidencia importantes lagunas que se dan en la democracia vasca, pero hasta Arzalluz ha entrado en ese debate asegurando que el Gobierno está buscando excusas para suspender las elecciones. Esta vez dice que no habla «a humo de pajas», a diferencia de sus últimas ruedas de prensa, cuando anunció que no había posibilidad de acuerdo con EA horas antes de que se cerrara el pacto o cuando aseguró que su partido tenía una estrategia para sacar adelante la reforma electoral en Álava, en víspera de la retirada del proyecto por falta de apoyos.

Alegar que ETA, como el dinosaurio de Augusto Monterroso, siempre ha estado ahí, condicionando todas las elecciones en el pasado, no sirve para justificar la falta de libertad del presente, sino que fuerza a dar respuesta de por qué no han cambiado las cosas desde que fuera asesinado Buesa, desde que lo fuera Enrique Casas o tantos otros.

Una patología social mantenida a lo largo del tiempo no se convierte en una circunstancia respetable con la que haya que convivir. Sigue siendo una anomalía que una sociedad democrática tiene que erradicar. La resignación en este caso es el consejo de quienes se benefician de la patología.

Egunkaria o malas noticias
Iñaki Ezkerra La Razón 24 Febrero 2003

A raíz de la clausura cautelar de Egunkaria se ha repetido mucho estos días eso de que «es una mala noticia que se cierre un periódico», pero a uno se le ocurren once noticias que son incluso peores que ésa ciertamente terrible. A uno le parece una mala noticia que un Gobierno vasco desafíe a la justicia y que los tres partidos presuntamente democráticos que forman ese Gobierno ¬PNV, EA e IU¬ desautoricen alegremente a un juez sin esperar a conocer sus argumentos. A uno le parece una mala noticia, que ese Ejecutivo autonómico vea en ese juez al Gobierno central y una demencial estrategia de destrucción de las libertades y el euskera amparados por la Constitución. A uno le parece una mala noticia que una parte de la Prensa española reaccione diciendo que bajo ningún concepto se debe cerrar un periódico porque hacerlo atenta directamente contra la libertad de expresión. A uno le parece una mala noticia que, por esa lógica, mañana no podrá cerrarse ninguna clínica de liposucción que no reúna las condiciones mínimas de higiene y profesionalidad porque sólo debe actuarse contra las personas y porque cerrar una clínica sería un atentado contra la cirugía estética.

A uno le parece una mala noticia que esos diarios que reaccionaron ante el cierre de Egunkaria poniendo el grito en el cielo tengan que esperar dos días para recular cuando el daño está hecho y ese juez ha sido linchado mediáticamente. A uno le parece una mala noticia que el linchado pertenezca a un colectivo amenazado por ETA al que esos mismos diarios le reprochan frecuente y paradójicamente no actuar de forma rotunda contra ETA. A uno le parece una mala noticia que exista una desconfianza tan generalizada hacia la justicia. A uno le parece una mala noticia que lo políticamente correcto se imponga al tratar un grave problema que ha crecido tanto por tratarlo de un modo demasiado correcto políticamente. A uno le parece una mala noticia que los empleados de Egunkaria usen sospechosamente el mismo lenguaje de Batasuna para defender a ese diario: «¿Esto es un paso de la ofensiva fascista del Gobierno contra Euskal Herria...!». A uno le parece una mala noticia que siempre asocien el euskera a ETA o al nacionalismo no el Gobierno sino el nacionalismo o ETA precisamente y que el constitucionalismo no edite sus propios Egunkarias dejando libre al enemigo ese terreno laboral y no captando a un personal que se hace nacionalista por pura supervivencia económica. Y a uno le parecería una pésima noticia que ese juez se echara atrás contra su criterio y jugara a lo políticamente correcto diciendo para sus adentros: «Que os den morcilla a todos y que arregle el problema de ETA vuestro padre».

No han cerrado un periódico
Miguel Ángel Rodríguez La Razón 24 Febrero 2003

No todo aquello que se publica con periodicidad, aunque sea diaria, para lo que se necesita una planta de impresión y un sistema de distribución, incluso en kioscos, puede ser considerado un «Periódico». Los encartes «periódicos» de Carrefour, no son un «semanal»: son publicidad. No todo lo que aparece impreso es pieza básica para nuestra Libertad de Expresión.

Es decir, la defensa a ultranza de lo que se mueve junto a las plantas de impresión y se da o se vende en los kioscos no garantiza nuestra convivencia consagrada en la Constitución. Un periódico es «La Razón» y otro «El País», y el lector escoge el que le da la gana porque los que escriben ahí dicen lo que quieren y comentan la misma realidad de formas distintas. Pero no puede considerarse un periódico la publicación que provoca que el Ministerio del Interior llame para prevenir de un posible atentado cuando saca la fotografía de quien es contrario a las tesis de Eta. No se trata de si estamos o no de acuerdo con sus textos, sino de si su resultado es delincuencia.

La empresa que han cerrado en el País Vasco edita unos panfletos pagados con dinero público en los que es mejor no salir. Porque si algún no nacionalista vasco es noticia allí, tiene altísimas posibilidades de haber sido señalado por la banda terrorista Eta como objetivo. Dicho de forma más sencilla: que quieren matarlo, como ya ha ocurrido con políticos y periodistas.

La Libertad de Expresión tiene unos cauces muy amplios para circular y consiste en ser independientes para publicar un pensamiento o una información, pero nunca un insulto, ni una falsedad ni, mucho menos, una amenaza de muerte. Atención, pregunta: Si los directivos de esa empresa están acusados de pertenencia a banda armada, su publicación ¿es un periódico o es un arma de Eta?

Ya estamos otra vez
Cartas al Director ABC 24 Febrero 2003

Se han apresurado los nacionalistas a salir en defensa de «Egunkaria» y, alegando que es un ataque a la libertad de expresión, han tardado tres minutos en presentarse en Andoain para dar muestras de solidaridad con este diario al que tanto habían ayudado con el dinero de todos los vascos. No me consta que hayan dado la misma ayuda a otras publicaciones como Papeles de Ermua, revista de altísima calidad que publica la Fundación del mismo nombre, destinada a defender la libertad y la pluralidad en el País Vasco. Se ve que esto no les hace demasiada gracia, a pesar de que al menos la mitad de los vascos estarían encantos de que se quitaran las subvenciones a revistas por las que pululan terroristas, y los que les apoyan, en favor de otras que apuestan y luchan por el fin del terror y por la llegada de la libertad y la democracia a nuestro país.

Es curioso que haya sido precisamente en Andoain donde se ha perpetrado este atentado contra la libertad de expresión que tanto les preocupa a nuestros dirigentes nacionalistas que, sin embargo, no han tenido ningún inconveniente en seguir allí de la mano de Batasuna, permitiendo que sigan gobernando en dicho Ayuntamiento aquellos que no parecen tener ningún respeto hacia otro derecho que muchos que no pensamos como ellos tenemos amenazado: el derecho a la vida. En cualquier caso, si aquellos que ahora son acusados de terrorismo o connivencia con el terrorismo demuestran su inocencia en un juicio justo y con todas las garantías, el Estado de Derecho pondrá las cosas en su sitio, saldrán en libertad, y su diario se volverá a publicar. Sin embargo hay un ciudadano de Andoain que ya no tiene derecho de apelación a su sentencia, se llama Joseba Pagazaurtundúa y ha sido ejecutado sin juicio previo por los amigos de los socios de los nacionalistas.   Edurne Zarraoa Gabikagogeaskoa. Guecho (Vizcaya).

La era Ibarretxe
PABLO MOSQUERA La Voz 24 Febrero 2003

ALGO SE MUEVE entre las paredes del monolito PNV. La democracia descubrió a la generación del enfrentamiento personal Arzalluz-Garaikoetxea, que habría superado a los Aguirre, Ajuriaguerra y Leizaola. Tras las elecciones de mayo del 2001, se quedó por el camino Ardanza, y comenzó la escalada de los tecnócratas.

Hoy, se está fraguando la llegada de otra generación que pretende superar al propio Arzalluz y a su gente de confianza. Son los partidarios de la soberanía y la territorialidad, pactada y compartida entre los aberzales de Lizarra. Al mismo tiempo, se rompían los viejos y útiles moldes de la política del acuerdo entre nacionalistas y no nacionalistas, en torno al pacto de Ajuria-Enea, para hacer del Estatuto un fin y aislar a los violentos. Así, se construyen mayorías con Batasuna. Quizá por miedo a los atentados de ETA contra gentes como Atutxa. Pero la nómina de los sucesores tienen un perfil preocupante. Menos ilustrados, más radicales, entregados a la causa de la construcción del Estado vasco, asociado a los estados de la UE.

La candidatura a las instituciones alavesas, donde se juegan la territorialidad, no puede ser más significativa. Iturricha y Martínez (con perdón) son dos jóvenes del PNV salidos de las ikastolas; miembros de unas juventudes que se emocionan con la palabra del guía, don Xabier. Hoy, son los candidatos del aparato del partido, que quiere terminar con cualquier posibilismo de acuerdo con Madrid; y que aspira a ocupar el espacio de Batasuna, ilegal y clandestina. Si añadimos el descenso en la calidad de los dirigentes del «otro bando», afectado por el miedo o por el cansancio, tenemos mimbres insuficientes para un cesto donde quepamos todos.

Por fin: ¿ETA no actúa más porque no puede o porque no quiere? Y todo ello, cuando el Gobierno vasco se ha convertido en el mejor instrumento para la confrontación y la autodeterminación.

Solidaridad
Gonzalo Zorrilla-Lequerica/Bilbao Cartas al Director El Correo 24 Febrero 2003

Cuanta solidaridad tienen los nacionalistas entre ellos. El último ejemplo lo hemos podido ver en el pleno del Parlamento vasco el 21 de febrero. Qué imagen más bonita y solidaria el ver a todos los parlamentarios y parlamentarias del PNV y EA comprando y leyendo, si es que todos saben euskera, 'Egunero', sustituto de 'Egunkaria'. Ahora a parte de dar ayudas morales a Batasuna, dan ayudas morales y económicas a medios de comunicación, cuanto menos afines a Batasuna. No había más que ver al alcalde de Andoain en las concentraciones tras el cierre de 'Egunkaria', el mismo alcalde que ni se acercó donde ETA asesinó a Joseba Pagazaurtundua. Lo que sí hubiera sido de agradecer es que los miembros del PNV y EA hubieran ido al Parlamento vasco con ediciones de 'El Diario Vasco' cuando ETA asesinó a su director financiero, Santiago Oleaga, o 'El Mundo' cuando ETA asesinó a un articulista suyo, como José Luis López de Lacalle, o cuando ha habido amenazas y terrorismo callejero a otros medios de comunicación. Me preguntó por qué no lo hicieron, pero me temo que no me van a contestar, porque el diálogo nacionalista no incluye el contestar a las preguntas de los ciudadanos.

El PP acusa a Arzalluz de mentir «para ocultar su degradación democrática»
Los populares niegan tajantemente que el Gobierno central esté maniobrando para suspender las elecciones en Euskadi, como aseguró el líder nacionalista El PSE recuerda al PNV la «desventaja» de los constitucionalistas en los comicios
OLATZ BARRIUSO/BILBAO El Correo 24 Febrero 2003

El PP vasco negó ayer tajantemente que el Gobierno central esté buscando fórmulas para suspender las elecciones municipales en Euskadi y desmintió así a Xabier Arzalluz, que el sábado vinculó el cierre de 'Egunkaria' con una supuesta maniobra de los «'fontaneros de Moncloa'» para que no se celebren los comicios. El portavoz popular en el Parlamento vasco, Leopoldo Barreda, acusó al presidente del PNV de pretender «ocultar con una invención la degradación democrática» de su partido y del Ejecutivo de Vitoria.

De hecho, Barreda consideró que las declaraciones de Arzalluz no son sino una «cortina de humo» para tapar, por ejemplo, «el apoyo del Gobierno vasco a ETA-Batasuna» al acudir a las manifestaciones «con Otegi» y lamentó el «bochornoso espectáculo» que, a su juicio, dio el Gabinete Ibarretxe al enviar a varios de sus consejeros a la marcha celebrada en San Sebastián para protestar por la operación judicial contra 'Egunkaria', en la que también participó la coalición radical.

Así, Barreda reprochó al nacionalismo gobernante que «ni una sola vez» haya respaldado las actuaciones políticas o judiciales encaminadas a luchar contra ETA y lanzó una durísima acusación. «Desde hace ya demasiados años, el Gobierno vasco es una rémora que sólo contribuye al dolor y al sufrimiento que ETA y Batasuna provocan en este país».

Por ello, anunció que el PP interpelará en el Parlamento al lehendakari sobre el 'caso Egunkaria', para que aclare por qué critica ahora las medidas adoptadas contra el diario, cuando «hace diez años» el entonces consejero de Interior, Juan María Atutxa, «fue el primero en vincular al periódico intervenido con ETA-Batasuna».

Los socialistas, por su parte, aspiran a que populares y peneuvistas «les dejen en paz» para confeccionar sus candidaturas. Así lo aseguró ayer Jesús Eguiguren tras participar en el homenaje al senador Enrique Casas. Para el presidente del PSE-EE, el PNV debería preocuparse más por la situación de «desventaja» en la que las formaciones constitucionalistas deberán afrontar los comicios de mayo. Y aprovechó la ocasión para lanzar un contundente mensaje también al PP. «Los socialistas estamos acostumbrados a ir en desventaja y vamos a ir a las elecciones sin alianzas y sin coaliciones. Que nos dejen en paz de una vez el PNV y el PP, que bastantes problemas tenemos para estar todo el día respondiéndoles».

Victimismo
En cualquier caso, Eguiguren sí quiso dejar constancia del «increíble victimismo» del Gobierno vasco al achacar el cierre de 'Egunkaria' a una campaña contra el euskera y lamentó que «ese arrojo en la defensa de las libertades» no se haga extensivo al acoso que padecen los constitucionalistas.

No fueron las únicas respuestas a Arzalluz, que ayer redobló sus críticas a Basta Ya y acusó a la plataforma de crear un clima «en el que la guerra sucia tendría lógica». El portavoz del colectivo, Carlos Martínez Gorriarán, acusó a Arzalluz de equipararles con ETA e «ignorar la monstruosidad» de los atentados terroristas.

EH destina dinero municipal para señales que alertan de controles de la Guardia Civil
Redacción - Vitoria.- La Razón 24 Febrero 2003

Ayuntamientos gobernados por Batasuna están aprobando en los últimos meses partidas destinadas a un colectivo de su entorno que, entre otras acciones, promueve la instalación de señales de tráfico simuladas que alertan de la presencia de controles de la Guardia Civil. Fuentes municipales informaron de que este colectivo, que lleva por nombre Eudima (Mancomunidad de Municipios Vascos Insumisos), recibirá ayudas de, al menos, los consistorios guipuzcoanos de Mondragón y Usúrbil, gobernados ambos por la formación «abertzale». En concreto, las fuentes consultadas aseguraron que hace unas semanas los responsables de Mondragón, donde Batasuna gobierna en minoría, aprobaron en Comisión de Gobierno y por vía de urgencia destinar 5.409,1 euros a Eudima. Además, el Ayuntamiento de Usúrbil, donde el partido de Otegi cuenta con mayoría absoluta, incluyó la partida para la Mancomunidad de Municipios Vascos Insumisos dentro de sus Presupuestos para 2003. Tanto Mondragón como Usúrbil han aprobado estas ayudas para Eudima pese a que la Delegación del Gobierno en el País Vasco llevó el pasado año a los tribunales la decisión de otro consistorio, Oiartzun (Guipúzcoa), que permitió una iniciativa de la Mancomunidad de Municipios Insumisos para alertar sobre la presencia de controles de la Guardia Civil. En concreto, el Gobierno denunció que los ediles de Batasuna en Oiartzun aprobaran una resolución por la que se permitía a Eudima colocar en el pueblo una señal similar a las de tráfico, con objeto de alertar de la presencia de controles de agentes del instituto armado. La señal simulada contenía las palabras «Cuidado, Control», junto a un gran signo de admiración, y pretendía alertar a los conductores sobre la presencia de los guardias civiles.

Rosa Díez critica a su partido por haber ido a la manifestación en favor de «Egunkaria»
Redacción - Bilbao.- La Razón 24 Febrero 2003

La responsable del PSOE en el Parlamento europeo, Rosa Díez, calificó ayer de «inexplicable» que miembros de su partido en el País Vasco, como la parlamentaria autonómica Gemma Zabaleta y concejales del Ayuntamiento de Bilbao, acudieran este sábado a la manifestación de San Sebastián contra el cierre del diario «Egunkaria».

En declaraciones a Servimedia, Díez aseguró que probablemente sus compañeros se manifestaron «con muy buena intención», pero su asistencia resultó «manipulada por parte de quienes tenían otra intencionalidad con la marcha». La dirigente socialista dijo que la «solidaridad» que estos miembros del PSE querían mostrar a los trabajadores del diario clausurado se vio «desbordada» por quienes convocaban el acto de protesta, cuyo fin, a su juicio, «no era otro que politizar y otra vez defender lo indefendible».

La eurodiputada expresó su deseo de que el procedimiento judicial sea «rápido» y «clarificador» para desmentir muchas «patrañas» que se están diciendo contra esta operación, y destacó que por parte de los socialistas que se manifestaron hubo «al menos ingenuidad» al secundar esta convocatoria.

Díez argumentó que los promotores de esta iniciativa pretendían «mezclar las actuaciones judiciales con las actuaciones gubernamentales o de los partidos políticos», al tiempo que negaban la objetividad que se debe presuponer a una correcta actuación judicial.

Al mismo tiempo, la dirigente socialista destacó cómo los miembros de Batasuna, de los que dijo fueron una parte sustancial de la manifestación de San Sebastián, «insultaron grave y peligrosamente» a PP y PSOE el viernes durante el Pleno.

Aznar asegura que la ayuda de Bush contra el terrorismo de ETA es «intensa»
Liga la crisis de Irak con Oriente Medio y anuncia «acciones» como la creación de un Estado palestino La resolución de la ONU podría prever, explícitamente, el uso de la fuerza
El presidente del Gobierno definió ayer como «intensa» la cooperación recíproca entre EE UU y España en materia de lucha contra el terrorismo, algo que defendió porque «yo no quiero que mi país siga viviendo la opresión terrorista». Tras su estancia de dos días en el rancho de George W. Bush, el jefe del Ejecutivo apoyó, en una entrevista a la agencia Efe, un acuerdo en el Consejo de Seguridad de la ONU, como el de la UE y la OTAN acerca del régimen iraquí, y añadió que la fuerza es un último recurso que no se puede descartar.
Efe - Madrid.- La Razón 24 Febrero 2003

«España es un país que, desgraciadamente, lleva mucho tiempo arrastrando ataques terroristas y sabe lo que es el terrorismo. Nadie nos lo tiene que explicar. Yo no quiero que mi país siga viviendo la opresión terrorista. Hoy la cooperación internacional es muy fuerte y los Estados Unidos cooperan con España de un modo intenso, como España lo hace con Estados Unidos». Así se manifestó ayer el presidente del Gobierno, José María Aznar, en una entrevista concedida a la agencia Efe. Ése, según Aznar, es uno de los tres aspectos de la colaboración entre España y EE UU en materia de lucha contra el terrorismo, junto a la relevancia de España en la comunidad internacional y su obligación de que la legalidad internacional se respete, y el hecho de estar bajo una amenaza muy clara, pues es el régimen iraquí el que tiene armas de destrucción masiva y tiene y ha tenido vinculaciones graves con grupos terroristas. Y eso, según Aznar, hay que frenarlo.

Tal como manifestó el pasado fin de semana en el rancho texano de George W. Bush el jefe del Ejecutivo, los objetivos ahora son una nueva resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre la crisis de Irak, «con el mayor consenso posible», y abordar todos los problemas de Oriente Medio, en particular el conflicto israelo-palestino. Sobre la resolución, confió en que Francia forme parte también del acuerdo.

«Extraordinaria firmeza»
Aznar precisó que en el caso de Irak se actuará con «extraordinaria firmeza» y un «incremento muy fuerte de la presión», para conseguir una resolución pacífica de la crisis, pero sin que puedan descartarse medidas de fuerza si Sadam Husein continúa sin cooperar de forma plena con la ONU.

El presidente del Gobierno admitió que la fecha probable para una reunión del Consejo de Seguridad se sitúa en el 10 de marzo. «Queremos un marco amplio de resolución», indicó Aznar, quien confió en que sea posible alcanzar un acuerdo, similar al que lograron durante los últimos días la UE y la OTAN. «Si España, como ha sido en la UE o en la Alianza Atlántica, añadió, puede ser un motor activo no solamente en la promoción sino en la autoría de la resolución nueva y de la búsqueda del consenso, creo que estaremos prestando un buen servicio a la legalidad internacional y a los anhelos de las ansias de paz de todos los ciudadanos».

En referencia a la posibilidad de que la nueva resolución prevea explícitamente el uso de la fuerza en el caso de que el régimen de Husein no cumpla la legalidad internacional, Aznar recordó que «desde el momento en que todas estas resoluciones forman parte del Capítulo VII de la ONU, es una cuestión que no está excluida». «La propia UE ha establecido que el de la fuerza es el último recurso, pero no se puede descartar».

Respecto al conflicto israelo-palestino, afirmó que «estamos preparados para acciones fuertes y urgentes» y que hay «planes para ponerlas en marcha» que se conocerán en los próximos días, y adelantó que incluyen la constitución de un Estado palestino, con líderes renovados, en un marco de paz general que garantice unas fronteras seguras a Israel.

Recortes de Prensa   Página Inicial