AGLI

Recortes de Prensa     Martes 25 Febrero  2003
Capellanes
ALFONSO USSÍA ABC 25 Febrero 2003

Victimismo del nacionalismo vasco
Cartas al Director ABC 25 Febrero 2003

El PP denuncia que Basta Ya sufre “violencia de persecución del Gobierno vasco”
Efe Libertad Digital  25 Febrero 2003

El juez exige a las haciendas vascas todos los datos sobre las empresas de Egunkaria
AGENCIAS/MADRID El Correo 25 Febrero 2003

Ibarretxe desafía al juez con una subvención de 1,7 millones de euros a «Egunkaria»
BILBAO / VITORIA. M. ALONSO / J. J. SALDAÑA ABC 25 Febrero 2003

La Fundación Víctimas del Terrorismo y las Asociaciones de la Prensa firman un convenio de colaboración
Madrid. Agencias ABC 25 Febrero 2003

Los colaboradores de ETA detenidos espiaron a ertzainas, ediles y militares
BILBAO EL CORREO 25 Febrero 2003

 

Capellanes
Por ALFONSO USSÍA ABC 25 Febrero 2003

EN la primera mitad del siglo XX, algunas casas tenían su capellán particular. Ya he contado que mi bisabuela paterna, la marquesa de Aldama, además de capellán tenía obispo. Capellán fijo y obispo de recambio, porque se hacían turnos en la Conferencia Episcopal para disfrutar de la generosa hospitalidad de mi antepasada. En el solar que hoy ocupa el Club de Golf de La Moraleja se alzaba un viejo palacete de la agonía del XIX, con muchas habitaciones y pocos cuartos de baño. Las reglas de mi bisabuela para el uso de los cuartos de baño eran claras y severas. En el caso de que un miembro de la familia coincidiera en urgencias fisiológicas con el obispo de turno, el prelado tenía siempre preferencia. Ante tamaña injusticia y como consecuencia de la protesta familiar, terminó por convertir un viejo desván en cuarto de baño para uso exclusivo del clero. A la solemne inauguración del nuevo recinto, presidida por el obispo de Astorga, asistió hasta el alcalde de Alcobendas y fue muy celebrada por los huéspedes, invitados y gorrones seglares.

Durante la Guerra Civil, el palacete de La Moraleja fue ocupado por un piquete cultural del Frente Popular que lo despojó de todas sus obras de arte y objetos de valor, además de alimentar una preciosa hoguera con todos los volúmenes de su biblioteca. Al fin y al cabo, un acto puramente cultural que no merece ser analizado porque ya se sabe que la Cultura es patrimonio de la Izquierda. Paso por encima del suceso con mi habitual discreción.

El hecho es que los tiempos cambiaron y los capellanes particulares perdieron casi todas sus capellanías, hasta desaparecer por completo. Pero siempre se da la excepción. Y esa excepción que confirma la regla la disfruta desde hace unos días la banda terrorista ETA. De todos es conocida la simpatía que por la ETA sienten en las Vascongadas muchos sacerdotes y algún obispo. Pero, salvo aquel arcipreste de Irún que cobijaba etarras en proceso de fuga, se habían limitado hasta la fecha a envenenar a los jóvenes de sus parroquias sin asumir los riesgos de la actividad terrorista. Y los presos etarras se han sentido desamparados en las cárceles y olvidados por quienes desde los púlpitos y las reuniones parroquiales les impulsaron, con la venia de sus superiores, a no detenerse en demasía en el Quinto Mandamiento de la Ley de Dios, que en Vasconia es diferente que en el resto del mundo: «No matarás a nacionalistas». Es decir, que es un Quinto Mandamiento con matices.

Pero algo ha cambiado, y los presos etarras han recibido un premio inesperado. Entre los detenidos por colaborar con la ETA en el panfleto «Egunkaria» figuran un franciscano y un jesuita. El sacerdote jesuita, Chema Auzmendi, fue coautor con otros siete religiosos de la Compañía de Jesús de un escrito publicado en «Gara» en el que denunciaban con dolor la ilegalización de Batasuna. Lucio Aguirre, Koldo Alcíbar, Josema Añón, Manuel Barrenechea, Jon Casado, Koldo Cacho y Javier Irigarai. Todos ellos autorizados por su superior, el padre Echarte, a trabajar, escribir y hablar sin pasar por el tamiz de la obediencia, privilegio que no disfrutan otros jesuitas, como el padre Sagües o el padre Beristain, por poner dos ejemplos lacerantes de injusticia, y que representan a la inmensa mayoría de los padres jesuitas, y a su sacrificio, su trabajo, su lucha por la paz y la libertad y su decencia.

Parece que Auzmendi, además de redactor de escritos para el «Gara» -lo que no supone delito alguno porque la libertad defiende también su libertad-, es también colaborador de los terroristas. Ha sido detenido por algo más que por opinar, y se halla a disposición judicial. Me sentiría feliz si su detención respondiera más a una confusión que a una evidencia. Si se trata de los segundo, y se prueba su posible delito, al fin los etarras tendrán en la cárcel su capellán particular. Nada revolucionario. Como mi bisabuela.

Victimismo del nacionalismo vasco
Cartas al Director ABC 25 Febrero 2003

Ante la clausura del periódico «Egunkaria» el nacionalismo vasco ha sacado a pasear toda su retahíla de victimismos gratuitos. En lugar de atender al fondo de la cuestión, una mera etapa más en la lucha contra ETA, los medios afines al nacionalismo han convertido el asunto en «un ataque a lo vasco por parte del opresor Estado español». No sólo no existe tal opresión, sino que todos los vascos deberíamos estar agradecidos al resto de España por la constante ayuda que nos brinda en la lucha contra nuestro fascismo patrio. Ayuda que nos llega en múltiples maneras (recursos económicos y humanos, apoyo judicial y político, solidaridad con las víctimas, etcétera) y que se materializa en la inmensa labor que la Policía Nacional, la Guardia Civil y la Judicatura española vienen desarrollando en los últimos veinticinco años en pro de las libertades y la democracia en el País Vasco. Porque no nos olvidemos de que la única manera de resolver el problema de ETA es «detener, juzgar, y encarcelar a los etarras». ¿Cuántos asesinos han puesto fuera de la circulación las Fuerzas de Seguridad del Estado en las últimas tres décadas? ¿Tal vez 5.000, 10.000... o me quedo corto? ¿Alguien se imagina cómo sería hoy un País Vasco con alrededor de 5.000 etarras en las calles, actuando a sus anchas? Horrible perspectiva, sin duda, pero que nadie tenga duda que en tal hipótesis los actuales nacionalistas hubiesen ya engrosado las filas de las víctimas. ¿O tal vez por miedo se habrían unido a los victimarios? Por tanto, es mucho lo que los vascos debemos a ese tan denostado «Estado español», vulgar eufemismo de nuestra querida patria, España. Le debemos ni más ni menos que la «Libertad», con mayúsculas.  Ander del Río García.   Matiko (Bilbao).

El PP denuncia que Basta Ya sufre “violencia de persecución del Gobierno vasco”
Efe Libertad Digital  25 Febrero 2003

El secretario general del PP del País Vasco, Carmelo Barrio, ha denunciado que la plataforma Basta Ya "está sufriendo en estos momentos la violencia de persecución del Gobierno Vasco". En un comunicado, el PP se refirió a las afirmaciones de Arzalluz de este pasado fin de semana en las que decía que la citada plataforma está creando "un clima en el que la guerra sucia tendría lógica", así como a las realizadas en los últimos días por otros dirigentes políticos, como el consejero vasco Joseba Azkarraga.

El dirigente del PP denunció que esta "plataforma constitucionalista es blanco" de las "descalificaciones" del Gobierno Vasco y está en "la diana nacionalista, que se suma a la que les ha puesto la banda terrorista" ETA. Consideró "vergonzosa e inmoral" la postura de destacados responsables de PNV y EA hacia esta "plataforma constitucionalista" que "lo único que consiguen es poner aún más en la diana a personas que ya sufren el acoso y la amenaza terrorista".

Tras afirmar que es "incomprensible la falta de solidaridad de estos dirigentes nacionalistas hacia las personas de Basta Ya", Barrio afirmó que tras esta "actitud beligerante del nacionalismo hacia esta plataforma sólo esconde la progresiva degradación democrática del PNV y del Gobierno Vasco, más cerca ahora de defender a Batasuna que a las víctimas".

Por último, el secretario de los "populares" vascos sostuvo que "los miembros de Basta Ya son víctimas de una estrategia compartida del mundo nacionalista; por un lado de ETA, con el 'o te vas o te matan', y por otro, la del nacionalismo, que es o te rindes o te callan".

El juez exige a las haciendas vascas todos los datos sobre las empresas de 'Egunkaria'
Ordena el bloqueo de las cuentas de las tres compañías vinculadas al diario y las de los detenidos Del Olmo comienza a tomar declaración a los arrestados
AGENCIAS/MADRID El Correo 25 Febrero 2003

El juez de la Audiencia Nacional Juan del Olmo quiere que las Haciendas forales de Guipúzcoa, Vizcaya y Álava le aporten todos los datos de que dispongan desde enero de 1990 sobre Egunkaria SA, Egunkaria Sortzen y Egunkaria Kultur Elkartea. Al mismo tiempo, reclama a los registradores de la propiedad y a la Dirección General de Tráfico que impidan cualquier transacción o enajenación de los inmuebles o vehículos propiedad de las empresas o de los diez detenidos en la causa abierta contra el único diario vasco que se editaba en euskera.

El titular del juzgado central de instrucción número 6 traslada su requerimiento a las Haciendas vascas en un auto en el que también ordena el bloqueo de todas las cuentas y activos de las tres empresas, así como de las cuentas cuyos titulares son los diez detenidos como miembros del consejo de administración y responsables del periódico 'Egunkaria'.

Del Olmo, que el pasado jueves decretó el cierre del periódico euskaldún, solicita en el mismo auto información de todos los movimientos de las cuentas, activos y pasivos bancarios que hayan poseído estas mismas empresas y personas desde enero de 1990 hasta la actualidad, incluyendo al presidente de honor del periódico Martín Ugalde y los fallecidos José Miguel Zumalabe y José Fermín Jaca.

Finalmente, el magistrado solicita a los servidores de internet que utilizaba esta publicación -Sarenet y Mondragón Conet- que le detallen sus relaciones comerciales y cláusulas contractuales con 'Egunkaria', y ordena que se deje fuera de línea y se impida el acceso a su página web. El juezresalta que estas medidas restrictivas están justificadas por la gravedad del delito que se investiga y reitera la «presunta vinculación de las mercantiles Egunkaria Sortzen, Egunkaria S.A. y el periódico que editan, con la organización terrorista ETA».

El magistrado insiste en que la mercantil y el periódico quedarían encuadrados dentro del entramado delictivo de la banda, «al favorecerse la estrategia terrorista, tanto desde el punto de vista financiero, como de fortalecimiento de uno de sus objetivos terroristas para facilitar el amparo y difusión del ideario terrorista».

Interrogatorios
La difusión del nuevo auto judicial del magistrado de la Audiencia Nacional coincidió ayer con el inicio de los interrogatorios de los detenidos, que se prolongaban al cierre de esta edición. La Guardia Civil comenzó a poner a disposición del juez a los arrestados en torno a las dos de la tarde: la primera fue la apoderada del diario, Inmaculada Gomila.

La complejidad de la toma de declaración a los imputados, apoyada mediante la utilización de ingente material documental, provocó que al filo de las nueve de la noche sólo tres de ellos hubieran pasado por el despacho del juez. A esa hora, el magistrado abandonó el juzgado y se trasladó con la fiscal Olga Sánchez al hospital Gregorio Marañón para tomar declaración, legalizar la situación y levantar la incomunicación al primer director del periódico, Peio Zubiria, que, según se supo ayer, intentó ahorcarse el domingo.

Después de tomar declaración al hospitalizado, juez y fiscal regresaron al juzgado para continuar con la toma de declaraciones del resto de los detenidos, que comparecían incomunicados y asistidos por abogados de oficio. Por este motivo, Iñigo Iruin, que representa a cinco de los arrestados, entre ellos Martxelo Otamendi, director del diario clausurado, presentó una queja en el juzgado. Los otros abogados que ejercen la defensa son Iñaki Esnaola, que representa a dos de los detenidos, y Carmen Lamarca, que patrocina a otros dos. El otro arrestado, el consejero Txema Auzmendi, contará con un abogado designado por la Compañía de Jesús.

El juez, que investiga un sumario que ocupa más de 50 tomos sobre las finanzas de ETA, les atribuye un delito de colaboración o pertenencia a banda armada. Además de Otamendi y Auzmendi, los acusados son Xabier Oleaga, ex subdirector; Peio Zubiria, primer director del diario; Iñaki Uría, consejero delegado; Juan María Torrealday, presidente del consejo de administración; Fermín Lazkano, gerente; Inmaculada Gomila, apoderada; Luis Goya, socio fundador, y Xabier Alegría, ex dirigente de KAS y de EKIN. Este último actuaría, según el Ministerio del Interior, de «enlace» entre el diario y ETA.

Ibarretxe desafía al juez con una subvención de 1,7 millones de euros a «Egunkaria»
BILBAO / VITORIA. M. ALONSO / J. J. SALDAÑA ABC 25 Febrero 2003

El diario «Egunkaria», clausurado por el juez Luis del Olmo por su presunta relación con ETA, recibió durante el año 2002 1.712.238,29 euros de los contribuyentes vascos y la consejera vasca de Cultura, Miren Azcárate, se mostró ayer dispuesta a que el diario «Egunero», que durante estos días, está sustituyendo a «Egunkaria», perciba también ayudas públicas. «Si en la convocatoria de ayudas de este año para medios de comunicación en euskera se presentara «Egunero» también se tendrá en cuenta esa solicitud», anunció.

El Boletín Oficial del País Vasco publicó ayer la concesión de una ayuda aprobada por el Gobierno vasco el pasado 30 de diciembre a «Egunkaria» por un total de 1.712.283,29 euros en concepto de subvención durante el ejercicio 2002 por la contribución del diario a la consolidación y afianzamiento del uso del euskera en los medios de comunicación y con el objetivo de facilitar la viabilidad de los proyectos de los medios de comunicación en lengua vasca.

«Egunkaria» percibió dos tipos de ayudas públicas; por un lado 1.652.783,29 euros de los fondos destinados a «prensa escrita que distribuye el 25 por ciento o más de su tirada fuera de la provincia en la que se edita» y, por otro, 59.500 euros, por programas dirigidos a la consolidación de grupos multimedia o a la promoción de nuevas tecnologías en los medios de comunicación en euskera. Estas asignaciones se suman a los más de 7,8 millones de euros (casi 1.300 millones de pesetas) que el diario ha recibido del Gobierno vasco desde 1994.

La consejera insistió en la defensa del diario, cuyo cierre calificó como «una medida de excepción en un sistema democrático» y reclamó a los responsables de la investigación los datos sobre «lo que han encontrado y sus imputaciones».

También el consejero de Justicia, Joseba Azkárraga, exigió la «apertura inmediata» de «Egunkaria». «El PP y el PSOE nos van a encontrar siempre en frente de cualquier actitud que consideremos antidemocrática, porque no estamos en la vida política para mirar hacia otro lado cuando entendemos que se pisotean derechos y libertades en este país», señaló.

El apoyo a «Egunkaria» proviene de todos los ámbitos del nacionalismo vasco, incluido el alcalde de Bilbao, Iñaki Azkuna, quien ha convocado una Junta de Portavoces para mañana miércoles instando a la reapertura del periódico, actitud criticada duramente por el portavoz del PP en el Ayuntamiento bilbaíno, Antonio Basagoiti, quien reprochó al alcalde que no hubiera tenido el detalle de convocar a la Junta de portavoces después de atentados de ETA.

Al apoyo se sumó el presidente del Parlamento vasco, Juan María Atutxa, quien rechazó que la Mesa de la Cámara, a petición del PP y del PSE, sancionara a los parlamentarios de la suspendida Batasuna que el pasado viernes interrumpieron el pleno para denunciar el cierre de «Egunkaria». Ante la negativa de la Mesa a abrir un expediente disciplinario, populares y socialistas denunciaron su «desamparo» ante esta nueva «cacicada» de Atutxa y la instrumentalización de este órgano parlamentario por el PNV.

El vicepresidente segundo del Parlamento vasco, Carmelo Barrio, calificó la decisión de la Mesa como «un atropello parlamentario», y afirmó que la actitud de Atutxa supone de hecho «sancionar a los grupos que fueron agredidos y amenazados», y dejar impune, una vez más, a los parlamentarios batasunos en un «nuevo ejemplo de actitud antidemocrática». El socialista Manuel Huertas también acusó al presidente de la Cámara de «negligencia», y de provocar, al no sancionar adecuadamente estos desórdenes, «que el Parlamento se convierta en un zafarrancho de combate».

La Fundación Víctimas del Terrorismo y las Asociaciones de la Prensa firman un convenio de colaboración
Madrid. Agencias ABC 25 Febrero 2003

Adolfo Suárez, como presidente de la Fundación Víctimas del Terrorismo, y Alejandro Fernández Pombo, en calidad de presidente de la Federación de Asociaciones de la Prensa (FAPE), han firmado un convenio de colaboración para la formación y sensibilización de los informadores hacia las consecuencias de la violencia terrorista. El acuerdo establece inicialmente la elaboración conjunta de un Libro Blanco y la celebración de unas jornadas en las que también participarán periodistas extranjeros.

Tanto la Fundación como la Federación de Asociaciones de la Prensa (FAPE) han firmado este Convenio ante el convencimiento de que los valores de la tolerancia, la democracia y la libertad son pilares fundamentales de una sociedad que, como la española, está decidida a la convivencia pacífica.

La Fundación Víctimas del Terrorismo considera imprescindible contar con la colaboración y apoyo de los profesionales de la información, mientras la FAPE, como máxima institución nacional representante de los intereses de los periodistas españoles, está convencida de la necesidad de proteger, fomentar y defender, siempre desde las máximas fundamentales y básicas de la objetividad y de la libertad de expresión, la dignidad, el respecto y la protección mediática de las víctimas del
terrorismo.

Sentadas las bases de esta colaboración, se ha llegado al acuerdo de elaborar conjuntamente un Libro Blanco sobre el tratamiento de las noticias relacionadas con el terrorismo, especialmente desde el punto de vista de las víctimas. Para ello se realizarán unas jornadas en las que editores, directores y demás profesionales de Prensa, Radio y Televisión
traten en profundidad, junto con las víctimas del terrorismo, el contenido de la información sobre terrorismo y víctimas del terrorismo. El contenido de esas jornadas servirá de base para el citado Libro Blanco, cuya aparición está prevista para principios del verano próximo.

La FAPE y la Fundación también han acordado organizar cursos y seminarios para la formación de periodistas que habitualmente realizan informaciones sobre el terrorismo y sus consecuencias. En este sentido, a principios del otoño próximo está previsto convocar un seminario con periodistas extranjeros acreditados en nuestro país.

Los colaboradores de ETA detenidos espiaron a ertzainas, ediles y militares
El magistrado Baltasar Garzón afirma que entregaban los datos sobre objetivos en la sede de Segi en Bayona Uno de ellos aceptó ayudar a la banda si no tenía que matar
BILBAO EL CORREO 25 Febrero 2003

Las doce personas encarceladas el pasado domingo acusadas de colaborar con ETA formaban parte de una red dedicada a reunir datos sobre objetivos de la banda y a captar a otros miembros 'legales' -no fichados- con los que reconstruir las tramas de la organización terrorista en el País Vasco y Navarra. Según el auto de prisión dictado por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, su relación con la banda se encontraba en diversos grados de apoyo, y algunos de ellos habían recibido la orden de abandonar toda actividad, como su participación en la 'kale borroka', para centrarse en la vigilancia de futuras víctimas.

El juez afirma que los arrestados, cada uno en su territorio, habían reunido información sobre distintos objetivos. En Vizcaya, el detenido Josu Lezama había vigilado la subdelegación de Defensa, donde anotó las matrículas de los coches que accedían al recinto. Otro arrestado -Mikel Jauregi- seleccionó nombres de posibles candidatos a ingresar en la banda. En Álava, por su parte, la arrestada Aiala Manrique recopiló información sobre dos miembros de la Ertzaintza, una concejala del PSE, un policía municipal y una joven que trabaja en el Ayuntamiento de Vitoria. La colaboradora realizó estos seguimientos desde octubre de 2002 y todos los datos que consiguió los entregó en la sede de la ilegalizada Segi en Bayona a un joven apodado 'Asier'. Esta persona no ha podido aún ser identificada.

Robo de DNI
El segundo detenido en la capital alavesa, Asier Ortiz de Guinea, aceptó colaborar con la banda si no tenía que matar ni poner coches bomba. Por ello le encargaron robar documentos de identidad y ocultar a etarras en su domicilio.

En Navarra, los detenidos Unai Redín, Tomás Insausti y Mikel Pardo recibieron la orden de centrarse en la vigilancia de concejales y policías, lo que implicaba que debían abandonar toda actividad política, la asistencia a manifestaciones y su participación en acciones de 'kale borroka'. Obedeciendo esta consigna vigilaron a un edil de UPN que es vecino de Insausti, a otro concejal del mismo partido en Lizaso y a un subinspector del Cuerpo Nacional de Policía. Insausti y Pardo, por otra parte, están acusados de haber quemado dos cajeros de Caja Navarra.

La imputación contra los dos detenidos en Guipúzcoa, los dirigentes de la ilegalizada Haika Arkaitz Rodríguez Torres y Aiora Epelde, está pendiente de la realización de varias pruebas caligráficas a partir de documentos encontrados en poder del dirigente etarra Ibón Fernández Iradi, 'Susper'. No obstante, ambos se negaron a hacer una prueba de escritura para compararla con los manuscritos incautados al jefe etarra.

En su auto de prisión, el juez afirma que la banda dispone de una estructura dedicada al reclutamiento de etarras denominada 'Arrantza' y de otra cuya función es recopilar información, llamada 'pianista'. El magistrado agrega que dentro de 'Arrantza' exige la figura del 'banantzaile' o 'distribuidor', quien, una vez captado, se dedica a buscar a otros candidatos que puedan acceder a la banda. Esta persona es la que hace llegar las cartas de ETA en las que se propone a una persona entrar en la organización. En el caso de los 'pianistas', toda su información se centraliza en la dirección de la organización en Francia.

Recortes de Prensa   Página Inicial