AGLI

Recortes de Prensa     Viernes 28 Febrero  2003
La verdad de Pagazaurtundua
Editorial El Ideal Gallego 28 Febrero 2003

Dos cartas sin receptor
FERNANDO ONEGA La Voz 28 Febrero 2003

CiU con el diario de ETA
EDITORIAL Libertad Digital 28 Febrero 2003

Ibarretxe no sabe gramática
ALFONSO DE LA VEGA La Voz 28 Febrero 2003

La incoherencia del PSOE
Francisco Marhuenda La Razón 28 Febrero 2003

Jefes de la Ertzaintza amenazaron a Pagaza con pasar sus datos a ETA a través de HB
BILBAO. M. ALONSO ABC 28 Febrero 2003

«Soy un ex agente de la Ertzaintza. Cada día veo más cerca mi fin a manos de ETA»
Redacción / A. García - San Sebastián / Vitoria.- La Razón 28 Febrero 2003

Un bertsolari llamó «criminales» a los amenazados en un programa de ETB
J. J. CORCUERA/BILBAO El Correo 28 Febrero 2003

Los docentes que denunciaron los privilegios a etarras, «desamparados»
Redacción - Bilbao.- La Razón 28 Febrero 2003

Quinientas veces
Ramón Pi El ideal Gallego 28 Febrero 2003

Subvenciones
Cartas al Director El Correo 28 Febrero 2003

El Senado aprueba por unanimidad de todos los grupos la Ley para la seguridad de los concejales
EP Madrid La Estrella  28 Febrero 2003

Desalojan a los concejales de Batasuna del pleno de Barakaldo tras un cruce de insultos con los ediles del PP
EP Barakaldo (Vizcaya) La Estrella  28 Febrero 2003

La verdad de Pagazaurtundua
Editorial El Ideal Gallego 28 Febrero 2003

La indignación con los responsables del PNV de la familia de la última víctima de ETA estaba más que justificada. Es posible que muchos no entendieran el gesto de impedir a los firmantes del Pacto de Estella la entrada al velatorio de Joseba Pagazaurtundua. Incluso hubo quien criticó dicha actitud por considerarla excesivo. Sin embargo, a la vista de las cartas enviadas por el agente al responsable de Interior vasco, el enojo era más que comprensible. Al fin y al cabo, las misivas colocan al gobierno de Ibarretxe en una preocupante situación de cómplice de una muerte anunciada y, por desgracia, casi esperada. No se puede definir de otro modo a quien, sabiendo que hay una persona amenazada no hace nada por protegerla. Por lo que se expone en los textos, incluso en más de una ocasión, Pagazaurtundua fue amenazado por responsables de la Ertzaintza con filtrar sus datos personales a la banda asesina. Es posible que las cartas fueran fruto de la desesperación y que lo que en ellas se cuenta no sea del todo cierto. De cualquier modo, resultan muy reveladoras porque muestran un mundo hasta ahora desconocido para muchos. Un mundo en el que los etarras y los encargados de luchar contra ellos se relacionan hasta un punto que roza la esquizofrenia. La situación en Euskadi es mucho más grave de lo que se podría pensar. En realidad, semeja ya insalvable.

Dos cartas sin receptor
FERNANDO ONEGA La Voz 28 Febrero 2003

LOS DOCUMENTOS más estremecedores del día son esas cartas que escribió Joseba Pagazaurtundua, el último asesinado de ETA. Son dos cartas dirigidas al consejero vasco de Interior para denunciar que intuía la proximidad de su ejecución. Son cartas escritas, pero que nunca han llegado a su destino. Yo quiero, necesito, creer que nunca fueron enviadas. Quiero, necesito creer al señor Balza cuando asegura que no las ha recibido. Necesito creerlo, porque sería inhumano que el responsable de la seguridad vasca desoyera la petición de auxilio de un ciudadano. Un gobernante puede ser ineficaz, descuidado, distante, torpe, pero nunca puede ser cómplice de una banda de terroristas, aunque sea por omisión.

En todo caso, el descubrimiento y existencia de esas cartas tienen un impresionante valor humano. Muestran a una familia que, al darlas a conocer, expresa toda su capacidad de dolor e indignación. En la busca de una causa última del crimen, no ven sólo a la mano ejecutora, sino todo el entramado de autoría, inspiración y connivencia del complejo mundo vasco. Denuncian lo mismo que había denunciado la hermana del asesinado, cuando dijo el 16 de diciembre que «Batasuna apunta y ETA dispara», con la diferencia de que ahora transfieren la responsabilidad al encargado de la tranquilidad pública. Es un grito en medio de una sociedad atemorizada.

¿Y qué decir de Joseba? Cuando entró en aquel café donde encontró la muerte vil, dio la impresión de ser un hombre tranquilo y confiado, que incluso tenía descuidada su propia seguridad. ¡Qué error! Esos textos contienen todo el miedo de un hombre; un miedo que no confesó a sus compañeros de partido y sólo se atrevió a poner en un papel. Ahí está retratada la angustia de sentirse vigilado. Ahí está la expresión del terror de sentir una pistola en la nuca. Al saber que existe ese testimonio, casi un testamento, sólo cabe una pregunta: ¿cuántos ciudadanos vivirán así? Sabemos los que han muerto, contamos los que han escapado de la limpieza étnica; pero hay muchos, como Joseba, que no pueden ni escapar.

CiU con el diario de ETA
EDITORIAL Libertad Digital 28 Febrero 2003

El grupo de CiU en el consistorio de la Ciudad Condal propondrá en el próximo pleno que la ciudad de Barcelona se anuncie en el sustituto de Egunkaria, Egunon, para “apoyar la libertad de expresión y la ley de prensa y mostrar su respaldo al único medio de comunicación escrito íntegramente en vasco”. No cabe duda de que, en otra época, hace treinta años, cuando existían delitos políticos y no había plena libertad de prensa, la actitud de los concejales de CiU hubiera sido laudable, poco menos que heroica.

Sin embargo, en el seno de un Estado democrático y de derecho, la iniciativa de los concejales barceloneses de CiU, muy lejos de ser un gesto noble, no es más que deslealtad institucional de la peor especie –además de poner en duda la independencia del juez, CiU propone colaborar abiertamente en un fraude de ley, como es Egunon, el sustituto de Egunkaria– al servicio de la “causa” nacionalista y de intereses electorales. Las elecciones municipales están cerca, y la codiciada alcaldía de Barcelona bien merece un poco de demagogia que permita sumar algún voto de ERC o incluso del PSC, que gobierna actualmente la Ciudad Condal. Y, por otra parte, siempre que el PNV se mete en algún callejón sin salida –como les ha sucedido a Anasagasti e Ibarreche al hacerse eco de las denuncias de torturas presentadas por los colaboradores de ETA en Egunkaria–, CiU, como beneficiario indirecto de la estrategia separatista de los nacionalistas vascos, corre a echar un capote a sus aliados en la larga lucha por la desmembración y destrucción de España, como sucedió con la “Declaración de Barcelona”.

No es preciso repetir aquí que el diario Egunkaria fue cerrado, con todas las garantías del Estado de Derecho, por orden de un juez, quien se ha apoyado en sólidas pruebas e indicios de que el diario en lengua euskérica obedecía órdenes directas de ETA. El cierre de Egunkaria nada tiene que ver, pues, con la libertad de expresión o con atentados contra la cultura vasca; a no ser que el concepto de libertad de expresión incluya para CiU y el PNV el de apología del terrorismo, claramente tipificado en el Código Penal, o que se identifique a los poco más de 15.000 lectores del clausurado diario como “la cultura vasca”.

La escasa aceptación de la prensa exclusivamente en vasco –Egunkaria era el único diario– o en catalán, aun a pesar de las fuertes subvenciones, no parece desanimar a los nacionalistas vascos o catalanes, quienes poco a poco pretenden imponer el vasco y el catalán como lenguas únicas. Hoy empieza a ser difícil en el País Vasco encontrar centros educativos públicos que impartan enseñanza en castellano, y prácticamente imposible en el caso catalán. En Cataluña el castellano está marginado y la intención de CiU es convertir al catalán en lengua única, pasando por encima de la Constitución. El hecho de que su web sea exclusivamente en catalán –no se aceptan castellano-hablantes– da una idea de la intención monolingüista –totalitaria, cabría decir– de los nacionalistas catalanes, y de que para ellos –y para los nacionalistas vascos– la única cultura digna de tal nombre es la que emplea como vehículo la lengua autonómica. Aunque se trate de apología del asesinato y del terror.

Ibarretxe no sabe gramática
ALFONSO DE LA VEGA La Voz 28 Febrero 2003

EL TONSURADO jefe del gobiernito -como decía don Manuel Azaña- vasco ha tenido la santa desvergüenza de afirmar que «no quiere romper relaciones, quiere mantener y convivir desde el respeto mutuo con España» y eso en presencia del Jefe del Estado español y no el 23-F, sino el 26.

Hasta ahora pensábamos que el PNV era un partido que explotaba la felonía como negocio. Que tal era su constante tradicional, como en el bochornoso pacto de Santoña con los fascistas italianos de Mussolini, o de Estella con los batasunos, etarras y comunistas, los verdaderos, esos sí y no los jueces, «recortadores de libertades de los vascos».

Pero no, estábamos equivocados. Se trata de un problema de gramática. No saben gramática ni silogismos. No se les alcanza en su tonsura neuronal que el todo sea más que las partes. Que, como hace Ibarretxe, (quien representa a una institución española como es la comunidad autónoma vasca), una parte no se puede dirigir al todo como algo ajeno a ese todo del que es elemento.

El Rey ha demostrado una vez más su majestuosa paciencia al permanecer impertérrito cuando el tonsurado ponía en entredicho con tales anacolutos, y en su presencia, su propia entidad de Jefe del Estado de toda España.

Anasagasti, para completar la faena, dice que en España se tortura. Debe ser que al fin se ha dignado hablar con Ortega Lara o con la familia del último socialista asesinado. Llueven las inversiones sobre el País Vasco. Esperemos que no sean para engordar la gusanera sediciosa. Hay días que uno no tiene la neurona para nada, sobre todo si está calcificada.

La incoherencia del PSOE
Francisco Marhuenda La Razón 28 Febrero 2003

Es cierto que el PSOE hace mucho tiempo que ha abandonado la coherencia y tiene en el socialismo catalán un buen ejemplo de ese pragmatismo zigzagueante e irresponsable. Mientras Zapatero quiere capitalizar el evidente descontento que existe en la calle contra el Gobierno, tanto por la incomprensible política de comunicación como por la sorprendente capacidad de dilapidar la imagen de eficacia en poco tiempo, el PSC de Maragall se desmarca del pacto antiterrorista y vota en el Parlament de Cataluña contra el aumento de penas a los etarras. No sé si Aznar espera mucho de los arribistas, que si el PP pierde las elecciones resultará que en realidad eran probos e independientes funcionarios de toda la vida, o de los corifeos que le veían todas las virtudes y ahora le critican, con mayor o menor dureza hasta el más nimio error.

En política se produce este tipo de mutaciones y no es difícil ver tránsitos ideológicos realmente curiosos, porque no hay nada peor que los conversos. La situación está complicada para el PP, porque desde el propio PP se ha instalado una resignada melancolía que contrasta con la euforia socialista. Es cierto que las manifestaciones han sido un éxito, pero no hay que olvidar que los asistentes ni son ni han sido votantes populares. Han servido para que la izquierda sociológica haya salido de su letargo, sin que pretenda minimizar el fuerte rechazo que provoca en todos nosotros un conflicto con Irak, que no se ha sabido explicar o por lo menos, debo reconocerlo, no entiendo cuando el mundo está lleno de dictadores indeseables como Sadam Hussein.

En África se producen masacres con una regularidad espeluznante y asistimos a genocidios culturales en numerosos puntos del planeta, pero la izquierda sociológica los contempla con una cierta indiferencia y el objetivo de las manifestaciones es ir contra el PP. Ahora está de moda culpar a Aznar y presentarlo como un botones de Bush que anda por el mundo entregando sus mensajes. Es la vieja táctica de dividir el mundo en buenos y malos. ¿Está a tiempo Aznar de cambiar el curso de los acontecimientos? No basta que sea su primera prioridad, porque desde la izquierda hasta CiU están dedicados a desgastar al Gobierno. Le faltan algunos golpes de efecto y mejorar la comunicación.

Jefes de la Ertzaintza amenazaron a Pagaza con pasar sus datos a ETA a través de HB
BILBAO. M. ALONSO ABC 28 Febrero 2003

Joseba Pagazaurtundua denunció en su día, en una de las dos cartas dirigidas al consejero del Interior, Javier Balza, que «personas a sus órdenes me amenazaron en instalaciones de la Ertzaintza», en la plaza Easo, de San Sebastián, «con pasar información a ETA a través de HB sobre mi condición de colaborador de las Fuerzas de Seguridad del Estado».

La familia hizo públicas ayer ambas misivas, en las que Joseba pedía ayuda a Balza ante su convicción de que ETA pretendía asesinarle. Casi tres semanas después de su muerte, las cartas constituyen la crónica de una muerte anunciada y, también, denuncia póstuma de la mezquindad de quienes siendo responsables de la seguridad de los ciudadanos vascos, no evitaron el trágico desenlace.

Dolor en el rostro de tres mujeres
Ayer, con el dolor aún en su rostro, habló Maite, la hermana de la víctima, para comentar que las cartas son «el testimonio de un hombre que está desamparado por su Gobierno», aunque desconoce si finalmente llegaron al Departamento del Interior. Habló también, compartiendo el mismo dolor, Estíbaliz Garmendia, la viuda. Y lo hizo para desmentir al presidente del Parlamento vasco, Juan María Atutxa, quien, en una carta enviada a José Luis Rodríguez Zapatero, Patxi López y Ramón Jáuregui, negó que en 1999, siendo él consejero del Interior, la Ertzaintza obligara a Pagazaurtundua a abandonar la comisaría de la Policía Autónoma en la localidad alavesa de Laguardia, donde había sido destinado en 1995 en comisión de servicios, y a reincorporarse a su puesto como jefe de la Policía local de Andoain. «No nos dieron opción a nada», explicó Estíbaliz Garmendia. Es más, «encima tuvimos que dar las gracias cuando rogamos que nos dejaran permanecer unos meses más en Laguardia para que los niños no perdieran el curso escolar». Y, con el mismo profundo dolor, habló la madre, Pilar Ruiz, para denunciar que no sólo su hijo sabía «que le perseguían», sino que también lo sabía el Departamento del Interior. Así, aseguró que Joseba regresó a Andoain «obligado y muy disgustado».

Si dolor ha dejado en la familia de Joseba su asesinato, indignación ha provocado la actitud de buena parte de los dirigentes del PNV. Pilar Ruiz se quejó de que, además de esa «mentira» de Juan María Atutxa, la familia había tenido que aguantar «los insultos de Xabier Arzalluz, José Juan González de Txabarri, Juan María Juaristi y Emilio Olabarría». «No tienen piedad, ni vergüenza», concluyó.

Mentira obscena
Maite, la hermana que antes denunció a los «políticos con corazón de hielo» y a las «plañideras», se mostró ayer especialmente dolida con la actitud de Atutxa, a quien reprochó que «se preste a esta mentira de fondo tan obscenamente». En efecto, llamó a Atutxa porque «había confiado en él», «asustada, espantada», una vez que se obligó a Joseba a regresar a Andoain. Pero «Juan María Atutxa se lavó las manos con frialdad democrática», señaló, convencida de que, una vez que colgó el teléfono, «no volvió a pensar ni un momento más en la tragedia de Joseba ni en nuestra angustia».

Maite Pagazaurtundua consideró que el Ejecutivo vasco «es el máximo responsable de la degeneración a la que se ha llegado y de la brutalidad de algunos mandos políticos de la Ertzaintza, que actúan como aparatchicks».

Por otra parte, la familia se muestra dispuesta a «someter a peritaje caligráfico» las cartas «para que no haya ninguna duda sobre su autenticidad». La primera de ellas está fechada en Andoain, el 14 de septiembre de 2001, y en ella Joseba explica al consejero que llevaba diez años sufriendo la persecución de ETA y sus grupos apéndices, tanto en la calle, como en el Ayuntamiento de Andoain, que para entonces ya tenía alcalde de Batasuna. «La información que acabe con mi vida puede salir del mismo Ayuntamiento», escribía Joseba, quizá recordando que cinco años antes, un edil de HB, Juan José Petricorena, fue detenido por ayudar a los pistoleros del «comando Donosti». «Tengo sobrados motivos para pensar que ETA puede andar tras mis pasos», decía. En la segunda carta, sin fechar, advertía a Balza que «cada día veo más cerca mi fin a manos de ETA».

La Consejería del Interior contestó ayer a la familia de Pazagaurtundua que no pone en duda la existencia de esos escritos, aunque aseguró que nunca llegaron a su destino.

«Soy un ex agente de la Ertzaintza. Cada día veo más cerca mi fin a manos de ETA»
La familia Pagazaurtundua revela dos cartas de auxilio que dirigió a Balza
Redacción / A. García - San Sebastián / Vitoria.- La Razón 28 Febrero 2003

La familia de la última víctima de ETA, Joseba Pagazaurtundua, afirmó ayer que éste escribió dos cartas ¬que desconocen si llegó a enviarse a su destinatario, el consejero de Interior, Javier Balza¬, en las que denunciaba que no se había comunicado su presencia en papeles incautados al Comando Buruntza, desarticulado en agosto de 2001. Además, señalaba a Balza que «personas a sus órdenes» le amenazaron con «pasar información a ETA, a través de HB, sobre mi condición de colaborador de las Fuerzas de Seguridad del Estado».

La madre, viuda y hermana de Pagazaurtundua, Pilar Ruiz, Estíbaliz Garmendia y Maite, aseguraron en una comparecencia en San Sebastián, que «la verdad» es que el fallecido no quería volver a Andoain, después de se le destinara en comisión de servicios en la comisaría de a Ertzaintza de Laguardia, al conocerse que era objetivo de ETA.

A continuación, reproducimos íntegra la segunda carta escrita por Joseba Pagazaurtundua:

«Soy Joseba Pagazaurtundua Ruiz, ex agente 00201 de la Ertzaintza. Cada día veo más cerca mi fin a manos de ETA. Soy consciente de mi PRESENCIA no comunicada en papeles del comando Buruntza . Y soy, asimismo, consciente de otros datos relativos a un familiar próximo del mismo comando y tampoco han sido comunicados. Me la trae floja que usted y sus secuaces, los que me maltrataron y amenazaron con pasar información al respecto de mi persona a ETA, me hagan caso.

Ojo, tal vez usted no sepa que personas a sus órdenes me amenazaron en instalaciones de la Ertzaintza, en la plaza Easo de Donostia, con pasar información a ETA a través de HB sobre mi condición de colaborador de las Fuerzas de Seguridad del Estado.

Tal vez usted no haya oído las cintas amenazadoras ni sepa más de mi condición de colaborador de cualquiera que esté contra ETA. Le sugiero que consulte mi historial. Me he jugado el pellejo contra ETA colaborando con la Ertzaintza hasta límites tales como ceder mi casa para no se qué cosas en Hernani.

Pero que nadie pensara, y lo he manifestado siempre, que yo colaboraría con otros cuerpos policiales contra ETA. Es más, estando en la Ertzaintza, como suboficial y asumiendo mi responsabilidad por encima de la media, no he engañado a nadie sobre mis ideas, al contrario que muchos traidores y tiralevitas de su partido».

Por su parte, el Departamento de Interior del Gobierno Vasco aseguró ayer que «en ningún momento» recibió ninguna carta de la última víctima de ETA y aclaró que, pese a no haber recibido esas cartas, «no pone en duda la existencia de esos escritos porque es la palabra de un familiar de una persona asesinada por ETA». También dijo que ningún miembro del PSE mostró «nunca inquietud alguna» por su situación.

«Puede que lo expuesto se la traiga floja»
La primera de las cartas enviadas por Pagazaurtundua a Balza, con fechada en Andoain el 14 de septiembre de 2002 es la siguente:

«Señor consejero de Interior. Soy José Luis Pagazaurtundua, jefe de la Policía Municipal de Andoain. Por si mi nombre no le dice nada, voy a darle unos cuanto datos. Hace diez años, tras haberme pinchado las cuatro ruedas del coche me quemaron el vehículo. A finales de 1994 me informan que desde la dirección de ETA ordenan preparar un atentado contra mi persona. En marzo de 1995, me incorporo a la Ertzaintza en la comisaría de Laguardia en comisión de servicios. A finales de 1998 se me comunica la finalización de la comisión de servicios y la vuelta a mi plaza en la jefatura de la Policía Municipal de Andoain. ETA está en tregua. En 1999 me incorporo a mi trabajo en el Ayuntamiento de Andoain. Coincide esta reincorporación con la entrada en la Alcaldía de Andoain de EH.

Trabajo unos meses, y entre amenazas y agresiones verbales cojo la baja laboral casi a finales de 1999. En mayo de 2000 asesinan en Andoain a un íntimo amigo (José Luis López de Lacalle). Alterno períodos de baja laboral con breves períodos de trabajo. La información que acabe con mi vida puede salir del mismo Ayuntamiento. En marzo de 2001 atacan mi domicilio con cócteles molotov. La reivindicación es harto elocuente: chivato de los txakurras, represor, etc. En septiembre de 2001 queman mi coche. Las anteriormente citadas breves notas no son más que una somera semblanza de la situación que vivo.

Por otra parte, tengo sobrados motivos para pensar que ETA puede andar tras mis pasos y me extraña que tras la caída del Comando Donostia no haya salido nada referente a mi persona o entorno (por lo menos ustedes no me lo han notificado). Puede que lo expuesto en la presente se la traiga floja. Quizá crea que usted tiene sobrados motivos para ignorar lo que me pasa. Pero este ciudadano vasco cree que la Consejería de Interior de su gobierno tendría que ocuparse y preocuparse por su situación. Por favor, no me conteste lo que algunos mandos de la Ertzaintza ya me han espetado en algunas ocasiones: no te dejes ver tanto, en alusión a mi militancia ante ETA. Lo que espero es algún tipo de solución práctica. Por lo menos que me digan lo que saben sobre los riesgos que puedo correr. Que me participen lo que ustedes saben a través de los materiales capturados al Comando Donosti. Señor Balza, en definitiva, lo que solicito es que sea legal en lo concerniente a mi persona por parte de su departamento, que parece que me temen como a un nublado. Espero que lea esta epístola de forma sosegada, que se informe y me aporte alguna solución a los problemas que con tanta gravedad y urgencia me rondan».

Un bertsolari llamó «criminales» a los amenazados en un programa de ETB
El PSE pide que el director general del ente público dé explicaciones en el Parlamento vasco
J. J. CORCUERA/BILBAO El Correo 28 Febrero 2003

El Grupo Socialista ha solicitado la comparecencia urgente del director general de EITB, Andoni Ortuzar, en el Parlamento vasco para preguntarle sobre la retransmisión en ETB-1, el pasado 26 de enero, del programa 'Bertso Eguna'. Según el PSE, en el espacio se vertieron «consideraciones sumamente injuriosas» contra las personas amenazadas por ETA y sus escoltas, a quienes se llegó a tratar de «criminales».

El presentador del acto, o 'gai-jartzaile', propuso a Xabier Amuriza improvisar unos 'bertsos' sobre esta cuestión, pero no directamente sino con una parodia. Entre risas, se colocó detrás de Amuriza, muy pegado a él, mientras otro bertsolari explicaba la escena, aludiendo a los escoltas con estas palabras: «Esta situación se produce frecuentemente aquí. Espalda detrás de otra espalda, detrás de otra espalda».

Los dos últimos bertsos de la intervención de Amuriza, traducidos para este periódico por varios expertos en Filología Vasca, dicen lo siguiente: «¿Qué es lo que estoy pensando? Controla lo que sientes, porque aquí parece que se está hablando de seguridad. Parecen demasiados escoltas. Unas veces uno. Otras veces dos. A mí no me sucede esto, pero sí veo mucha policía. / Debería enfadarme por esta broma de mal gusto. A ti escolta, que está ahí detrás, te preguntaría: Ya sabéis quienes somos. Y tú sabrás también cuánto te pagan por proteger a unos criminales».

El asunto saltó a la palestra el pasado martes, en el consejo de administración de EITB, y después de que el propio Ortuzar leyera un comunicado de condena por el cierre del diario 'Egunkaria'. En el turno de ruegos y preguntas, el representante del PSE-EE Juan Carlos Alonso preguntó al director del ente si tenía conocimiento de lo ocurrido en el 'Bertso Eguna'. Ante su respuesta afirmativa, le sugirió la posibilidad de redactar otra nota «en solidaridad con los que nos matan y, encima, nos llaman criminales».

«Cultura vasca»
Ortuzar, según las fuentes del consejo consultadas, respondió que ETB se limitó a retransmitir el acto y que no estaba en sus manos censurar una muestra de la cultura vasca». También aseguró que, en su calidad de euskaldunberri, había consultado con expertos en la lengua vasca y que las palabras de Amuriza podrían tener distintas interpretaciones, entre ellas, que el propio bertsolari podría haberse inculpado como criminal. En cualquier caso, la reunión del consejo finalizó sin que fuera redactado un comunicado sobre el 'Bertso Eguna'. Un portavoz de la dirección de EITB indicó que Ortuzar sólo dará las «explicaciones oportunas» en el Parlamento.

Manuel Huertas, presidente del PSE-EE de Guipúzcoa e impulsor de la pregunta en la Cámara vasca, calificó ayer de «absolutamente intolerable» que en una televisión pública puedan expresarse «tales aberraciones, para humillar e injuriar a quienes son perseguidos por el acoso criminal de ETA y a quienes protegen su seguridad y su vida». El parlamentario socialista añadió que su partido «no va a consentir que se haga apología del terrorismo» a través de la televisión pública vasca. «El director general de ETB tendría que ser el primer interesado en que esto no ocurra», subrayó.

Los docentes que denunciaron los privilegios a etarras, «desamparados»
Redacción - Bilbao.- La Razón 28 Febrero 2003

La portavoz de la Plataforma Profesores por la Libertad, Gotzone Mora, aseguró ayer que los profesores de la citada plataforma y los alumnos universitarios que están en la misma alternativa que la portavoz de Educación del PSE en el Parlamento vasco se sintieron ayer «totalmente desamparados» por la postura matenida por Isabel Celaá en la Comisión de Educación de la Cámara vasca, ya que dijo desconocer que hubiera privilegios para los alumnos de ETA presos.

Mora explicó, en declaraciones a Ep, que los Profesores por la Libertad quieren que «no se siga mirando para otra parte» en este asunto y que «se investigue lo que está pasando». En este sentido, matizó que considerarían positivo que esta investigación fuera apoyada por Isabel Celaá, como miembro del PSE. La portavoz de la Plataforma de profesores aseguró que los integrantes de la misma se quedaron ayer «perplejos» por las declaraciones de Celaá y aseguró, al respecto, que «evidenciar estas irregularidades nunca es crispar sino buscar la objetividad y defender los derechos y libertades que es lo que no se hace en el País Vasco». Añadió que si esta parlamentaria socialista quiere tener alguna información respecto a ese tema, puede obtebnerla de la citada plataforma.

Quinientas veces
Ramón Pi El ideal Gallego 28 Febrero 2003

Me imagino la escena: el detenido, sudoroso, repite quinientas veces, mientras un rudo policía va contando: “España se extiende desde Irún a Almería, desde Gerona a Huelva”, o expresión parecida. Un ingenuo podría pensar que también podría haber sido “desde Finisterre a Aguadulce, desde Creus a La Rábida”, o también “desde Rosas a El Hierro, desde Melilla a Ribadeo”. Pero, no. La crueldad de la tortura reside precisamente en hacerle decir al detenido que España se extiende “desde Irún” a donde sea. Lo de Irún, lo de Irún es lo verdaderamente torturante.

Los torturadores, sin embargo, podrían haber refinado su acción, haciendo repetir al detenido que España se extiende “desde Fuenterrabía” a otro lugar cualquiera. Nada de “Hondarribia”: Fuenterrabía, con todas las letras. Y quinientas veces. Pero ya irán perfeccionando la técnica; y si llegase ese momento temible de hacer decir al detenido “Fuenterrabía”, entonces el Tribunal de Estrasburgo ya no tendría dudas de la crueldad del caso. Y total, porque unos jóvenes patriotas, algo desviados, eso sí, llevan ya en sus conciencias casi mil muertos, y mantienen a multitud de vascos en situación de miedo permanente a un asesinato, un secuestro, un chantaje, que puede producirse en cualquier momento, y los tienen callados, sin poder decir en voz alta lo que piensan porque se exponen a lo peor.

Pero a las autoridades les parece, por lo visto, que lo peor es hacer repetir al detenido lo de Irún. Eso es que sobrepasa todo límite. Ya lo advirtieron los Monty Python, en “La vida de Brian”: el judío subversivo que pintaba “Romans, go home” fue obligado a llenar la muralla de Jerusalén con “Romani, ite domum”. En latín, la lengua del imperio. Tortura intolerable.    ramon.pi@sistelcom.com

Subvenciones
Enrique Zubiaga/Getxo-Vizcaya Cartas al Director El Correo 28 Febrero 2003

Lehendakari, veo que se ha apresurado usted a dar una subvención de 1,7 millones de euros al diario 'Egunkaria' a raíz de que un juez haya decidido perseguirlo con la ley en la mano. Y en total parece que al citado diario le ha caído una 'pedrea' de unos 1.100 millones de las antiguas pesetas. Espero que si el tufo a ETA que despide 'Egunkaria' se confirma tenga usted el detalle, antes de dimitir, de explicarnos a los vascos que hemos pagado la factura el motivo de tanta generosidad. Y, puestos a ser generosos, me preguntaba si no podía usted rascarse el bolsillo para subvencionar al Foro de Ermua y a Basta Ya, que, aunque mucho más pobres, somos como mínimo igual de vascos que los de 'Egunkaria'. Y si lo de la persecución es un requisito, tenemos la ventaja de que, aunque no nos persigue ningún juez, nos persiguen los nacionalistas, que son muchos, nos tienen mucha manía, y no vea usted cómo se les va la mano a veces con nosotros, a pesar de que no acostumbramos a amenazar, perseguir, extorsionar y ni mucho menos matar a nadie. Así que, si es por sentirse perseguido, creo que tenemos muchos más puntos que los de 'Egunkaria'.

El Senado aprueba por unanimidad de todos los grupos la Ley para la seguridad de los concejales
El PSOE retira su enmienda sobre personalizar asignaciones y las presentadas por Grupo Mixto, PNV y CiU son rechazadas
EP Madrid La Estrella  28 Febrero 2003

El Pleno del Senado dio ayer luz verde al texto de la proposición de Ley Orgánica para la garantía de la democracia en los Ayuntamientos y la seguridad de los Concejales por 181 votos a favor, ninguno en contra y una abstención al término del debate de totalidad. Todos los Grupos Políticos, a excepción del PNV que mantuvo sus discrepacias, optaron por mantener el texto en los mismos términos que se aprobó en el Congreso.

El debate se prolongó durante tres horas sobre un texto que contiene reformas que pueden entrar en vigor antes de las próximas elecciones municipales del 25 de mayo, entre las que destacan; endurecer el castigo a quienes amenazan a ediles y perturban el normal funcionamiento de los plenos, y establece la posibilidad de retirar la financiación pública a formaciones políticas que apoyan el terrorismo.

El Grupo de Senadores Vascos, CiU, y el Grupo Mixto (IU), salvo la Entesa, que retiró sus enmiendas, a pesar de coincidir con el espíritu de la norma, mantuvieron sus discrepancias relativas a la privación de financiación pública a determinados partidos y a la posibilidad de disolver corporaciones locales.

El senador del Grupo Parlamentario Popular, Gonzalo Quiroga, que inició el debate, centró su intervención en el rechazo a "vivir con miedo", situación que aseguró, afecta a ediles no nacionalistas y especialmente a sus hijos, que se preguntan "por qué son tan callados los amigos de "ma" (madre)", en alusión a los escoltas que velan por su seguridad permanentemente. Frente a ello y ante la actitud de "los dirigentes nacionalistas que no se mojan", instó a "la rebelión a vivir y crecer con miedo".

'Mesa de Arkaute'
Por el Grupo Mixto, la senadora de EA, Inmaculada de Boneta se mostró a favor del texto, salvo en lo que afecta al funcionamiento de los partidos políticos y la Ley Electoral, pidió la incorporación de planteamientos de la 'Mesa de Arkaute', en concreto, defendió la amplicación de la Ertzaintza en 200 agentes. Además, consideró que las medidas que contempla la ley algunas son de "excesiva excepcionalidad".

El portavoz del PNV, Joseba Andoni Aurrekoetxea, mantuvo sus discrepancias en cuanto al régimen de financiación de los partidos, reiteró la solicitud de sus enmiendas para suprimir este aspecto de la Ley que regula la privación de financiación a partidos, y expresó sus dudas sobre la aplicación de la ley cuyo origen fundamentó en "una voluntad política predeterminada". Además, denunció que las medidas suponen un "recorte de libertades", y mostró su rechazo a la atribución que confiere la norma a un juez previa petición del Gobierno a disolver ayuntamientos.

CiU centró su intervención en los aspectos relativos a las competencias de las comunidades autónomas, tras subrayar su apoyo a "lo sustancial de la Ley". Así, el portavoz Carles Enric Florensa, indicó que, en los supuestos de disolución, la decisión debería partir de la comunidad autónoma.

Destinos de las asignaciones
Por el Grupo Socialista, el senador Antonio García Miralles defendió la necesidad de incorporar al texto la enmienda destinada a aclarar plenamente los posibles destinos de las asignaciones para la seguridad. Además, hizo alusión al contenido del vídeo sobre las sedes socialistas en Euskadi mostrado por su formación política a los firmantes del Pacto Antiterrorista, y resaltó la importancia de esta ley de la que "no existe" parangón en todo "el contiente Europeo".

El portavoz del PP, González Pons, aseguró "compartir plenamente" la enmienda socialista, señaló que "ya está recogida en el texto", y destacó su idoneidad para que las ayudas económicas se utilicen al sostenimiento de los partidos, así como de las personas que "pasan extraordinaria necesidad" . También se refirió a una enmienda de CiU que anunció no incluirá el dictamen de la Cámara, dado que su contenido, explicó "es procedimental y técnico", por lo que avanzó que tendrá su desarrollo en el correspondiente reglamento de la Ley.

El portavoz popular ensalzó durante su intervención la "vocación de servicio a los ciudadanos y a la democracia de los ediles del País Vasco y Navarra, que calificó como "extraordinaria", reconoció que la Ley es "atípica" por regular "una situación especial que es distinta a cualquier otra en Europa", y puntualizó que el espíritu de la ley es garantizar la democracia en los Consistorios, además de ir destinada a la seguridad de los concejales.

"Eufemismos" del PNV
Por otra parte, González Pons pidió al portavoz del PNV "retirar eufemismos" de su discurso que consideró tendente a "disfrazar una realidad terrible hasta cambiarla en soportable", y preguntó por la auténtica posición de la formación nacionalista vasca cuando se opone a que se financie un partido que humilla a las víctimas. "¿De quién están siendo abogados?", espetó, y recordó que subvencionar partidos políticos no es una obligación, sino una medida aplicable sólo a aquellos que promueven la democracia. Asimismo, subrayó que "en las próximas elecciones municipales en el País Vasco los partidos que deseamos presentarnos no estamos en igualdad de condiciones", y agregó que "cuando no hay igualdad no hay democracia".

Por su parte, Joaquín Jesús Galán del Grupo Socialista, recordó la voluntad del legislador en consensuar un texto integrador, anunció la retirada de la enmienda de su Grupo para no entorpecer la entrada en vigor de la Ley ante las próximas elecciones muncipales, y pidió a los senadores del PNV "abandondar la ambigüedad, y dejar de ser jugadores de ventaja".

Desalojan a los concejales de Batasuna del pleno de Barakaldo tras un cruce de insultos con los ediles del PP
El PP critica la "débil actuación" del alcalde durante el incidente debido a su "alianza con los nacionalistas"
EP Barakaldo (Vizcaya) La Estrella  28 Febrero 2003

Los tres concejales del grupo municipal de Batasuna de Baracaldo fueron desalojados ayer del pleno del Ayuntamiento vizcaíno tras mantener un cruce de insultos y acusaciones con los ediles del PP. Posteriormente, los populares denunciaron la "débil actuación" del alcalde, Carlos Pera, que, en su opinión, responde a "su alianza con los nacionalistas". El altercado se registró durante el debate de una moción sobre el desarrollo de un programa municipal para fomentar conductas cívicas, en la que el PP solicitaba la inclusión en este plan de la "violencia callejera y de persecución que buena parte de Barakaldo sufre" y de la violencia de género.

En su intervención en el debate, el portavoz de la izquierda abertzale, Koldo Castaños, recordó la alusión de la propuesta del PP a la existencia de "comportamientos fascistas por parte de determinados colectivos" y relacionó esta mención con la "política del PP que ha convertido el Estado de derecho en un Estado de excepción".

El edil vizcaíno censuró, entre otros aspectos, el cierre del periódico Egunkaria y se refirió a las denuncias de torturas realizadas por algunos de los miembros del diario detenidos, momento en que los concejales del grupo municipal mostraron ejemplares de la publicación Egunero y comenzaron a gritar "Zuek faszistak zarete terroristak". Los cuatro ediles del PP presentes en la sesión plenaria respondieron con gritos de "asesinos" y "terroristas".

Finalmente, después de apercibir a los concejales en varias ocasiones, el alcalde, el socialista Carlos Pera, ordenó a la Policía Municipal que desalojara a los concejales abertzales de la sala y pidió a los ediles del PP que ocuparan sus asientos en silencio. Tras el incidente, el concejal de EA Iñaki Galdós decidió abandonar el pleno.

"Pacto cobarde", según el PP
Posteriormente, el portavoz del PP de Barakaldo, Rafael Carriegas, mostró en una rueda de presa su "enorme tristeza" por la "débil actuación del alcalde ante los insultos y amenazas" de los corporativos. Según criticó, "su alianza con los nacionalistas hace que le tiemble la mano a la hora de echar a los concejales de Batasuna".

A juicio del PP, este suceso ha puesto de manifiesto que la moción propuesta "tiene sentido" ya que "hay ciudadanos que no tienen respeto por la convivencia".

La propuesta fue finalmente rechazada ya que sólo contó con el apoyo del PP, por lo que su portavoz realizó un llamamiento a los vecinos de la localidad para que no se adhieran al manifiesto "Barakaldo por el civismo", promovido dentro del programa cívico, porque "es un pacto cobarde que sólo permite ver la cobardía del PSE, que con su voto ha evitado que se incluya la violencia de persecución y de género".

Recortes de Prensa   Página Inicial