AGLI

Recortes de Prensa     Sábado 22 Marzo  2003
Ulula, Mesopotamia
Martín-Miguel Rubio Esteban La Razón 22 Marzo 2003

Contra el terrorismo
Jesús Fonseca La Razón 22 Marzo 2003

El PSOE se apunta a la inestabilidad
Ignacio Villa Libertad Digital  22 Marzo 2003

Los aliados españoles de Sadam
EDITORIAL Libertad Digital  22 Marzo 2003

Aznar y sus medios de incomunicación
Federico Jiménez Losantos Libertad Digital  22 Marzo 2003

El PSE exige al nacionalismo la misma intensidad contra ETA que contra la guerra
JORGE SAINZ/ORIO El Correo 22 Marzo 2003

Detenido en Francia un veterano pistolero de ETA
ABC 22 Marzo 2003

3.- Sadam Husein: Un reactor llamado O´Chirac
César Vidal Libertad Digital  22 Marzo 2003

Profesores para la Democracia exigen a Tugores que revele las subvenciones a grupos violentos
Libertad Digital  22 Marzo 2003

Aznar no está solo
Cartas al Director El Correo 22 Marzo 2003

Era mucho peor
Iñaki Ezkerra/Bilbao Cartas al Director El Correo 22 Marzo 2003

La Fundación para la Libertad convoca el domingo un acto de apoyo a Ibarrola por los ataques
Redacción - Madrid.- Libertad Digital  22 Marzo 2003
 


Ulula, Mesopotamia
Martín-Miguel Rubio Esteban La Razón 22 Marzo 2003

«En cuanto a los caldeos, en lamentaciones se trocarán sus gritos de júbilo» (Isaías, 43, 14).
El actual antiamericanismo montaraz y chato, con un cerebro de encefalograma plano, pretende ver en las acciones americanas de política exterior intenciones turbias, siniestras y oscuras, como si los EE UU, con la CIA, el FBI y las brujas de la Noche de Halloween subidas en escobas voladoras en la Ciudad Grazanido, constituyese el Imperio del Mal por antonomasia, y el sufete Bush II fuese el perverso y retorcido Doctor No. Gran parte de la izquierda se mueve en este tema con una estupidez inabarcable, porque ni EE UU es, ni ha sido nunca, un agujero negro del universo humano, ni sus enemigos tienen como manual de actuación el Sermón de la Montaña.

Como Caius Martius, Bush II podría decir a algunos columnistas antiamericanos de nuestra Prensa: «What s the matter, you dissentious rogues, that, rubbing the poor itch of your opinion, make yourselves scabs?» En efecto, los hechos dan la razón a la acción bélica de los EE UU. Es inaudito que juristas de la talla de Perfecto Andrés Ibáñez critiquen a los EE UU por estar en una situación de «legibus solutus», cuando el gobierno iraquí lleva más de diez años como «legibus absolutus» al no cumplir ninguna de las exigencias que le ordenó la ONU tras la terrible guerra de Kuwait, que Iraq provocó con su insano furor expansionista. En esta crisis el único personaje que ha transgredido hasta lo inconcebible las más básicas normas del derecho internacional se llama Sadam Husein. Es el colmo del despropósito y de trasnochados prejuicios que intelectuales de izquierda, de probada solvencia en tantas ocasiones, califiquen de criminal al gobierno americano, cuando sólo EE UU es el responsable y el artífice a través de su poderío militar de la existencia de la poca democracia auténtica de que goza nuestro mundo.

¿Es que un triunfo soviético sobre América hubiera traído al mundo la libertad política? ¿Es que el triunfo musulmán en el mundo nos hubiera dado a cada uno la posibilidad de vivir según nos plazca, buscando nuestra propia felicidad? ¿Es que todos los rojos estamos condenados a ser unos masoquistas, que le han cogido el gusto a ser brutalmente reprimidos? Yo, por lo menos, prefiero la inocencia americana de «Juan Nadie».

La crisis iraquí, lo mismo que la afgana y el movimiento terrorista de Al Qaida, son efectos póstumos residuales del viejo orden instalado en la Guerra Fría ¬dos gendarmes custodiando desde dos sensibilidades distintas la misma mundivisión judeocristiana¬, que mantuvo a la mayor parte del mundo en paz durante un período de tiempo que no se había conocido antes. Tras el estruendoso desplome de la Unión Soviética, imperio romano basado en el territorio, EE UU ha percibido desde sus universidades de Harvard y Princeton que la estabilidad futura en el mundo debe fundarse en un nuevo orden internacional que hoy no existe (hoy nadie controla los conflictos de los países que neutralizaba la URSS desde una perspectiva genuinamente judeocristiana). No se trata de calmar los deseos expansionistas (EE UU, como Cartago, no es una potencia anexionista, sino comercial y plutócrata), sino de establecer un orden ¬necesariamente multipolar, aunque con un liderazgo de los valores «occidentales»¬ que asegure la paz, la prosperidad y la neutralización de conflictos.

Los pueblos mercaderes necesitan más la paz que ningún otro. El veto francés a la guerra es fruto de la inveterada islamofilia que ha sufrido siempre el país vecino. Del mismo modo que Francia nos dejó solos en Lepanto ante el terrible peligro turco, tampoco apoya ahora a EE UU contra Irak. Francia hoy no tiene una suficiente grandeza de espíritu, y sus evidentes intereses nacionales prevalecen sobre los internacionales. Tomemos nota sobre ello. La guerra es el mayor fracaso moral de un hombre definido por la ilustración occidental, pero de esto no puede derivarse que el mayor responsable del espantoso crimen de la guerra sea la parte más poderosa. Tiene razón mi amigo Lorenzo Fernández cuando dice que si el «No a la Guerra» de todas las pancartas pacifistas del mundo se hubiese cambiado por el «No a Sadam», ya hubiéramos acabado con Sadam y la Guerra.

Contra el terrorismo
Jesús Fonseca La Razón 22 Marzo 2003

Nos pagan por razonar. No por dar doctrina. Eso dice el lúcido Albiac. Para eso, hay gente. Y, en los últimos tiempos, en abundancia, a lo que parece. Así que no seré yo quien imparta doctrina. Me basta con hacer alguna sugerencia, con permiso de los camaradas. Lo sensato, desde luego, es que no haya guerras. No seré yo quien argumente a favor de la muerte. Pero no acabo de entender qué tiene que ver cualquier apuesta por la paz, con este encanallamiento y despliegue de banderas rojas y hoces y martillos, en cuyo nombre se han cometido los crímenes más horrendos, en las calles de España. Y aún menos entiendo, en mi cortedad, yo que pocas cosas sé, pero me gusta reparar en lo que veo, ese frenesí de pegatinas y pancartas de «No a la guerra». ¿ Por qué no el mismo entusiasmo a la hora de colocarnos unas en las que ponga no al terrorismo, o no a ETA? Es sólo una pregunta.

El PSOE se apunta a la inestabilidad
Ignacio Villa Libertad Digital  22 Marzo 2003

El Partido Popular, ¡menos mal!, se ha decidido a reaccionar ante algo que ha ido a más estos últimos días: la actitud incendiaria y provocadora de manifestaciones y manifestantes contra la guerra. Una actitud, que, sin duda, ha sido azuzada desde las filas del PSOE e IU.

¡Por fin! Este viernes han decidido salir en tromba, denunciando lo que ya era una realidad desde hace semanas. Aznar desde Bruselas, Rajoy en la rueda posterior al Consejo de Ministros y García Escudero en la calle Génova han entrado en danza dejando las cosas claras: el PSOE, primer partido de la oposición, ha optado definitivamente por la política asamblearia y de trinchera, pero sobre todo por la crispación. El PSOE ha decidido lanzarse a la calle a protestar, pero con un agravante: la estrategia se les ha ido de las manos. Se han puesto al frente de la manifestación, pensando que montando ruido iban a sacar réditos electorales. Pero la realidad ha sido muy diferente.

El PSOE de Zapatero se ha subido, ellos se lo han buscado, en el mismo tren que Izquierda Unida; y además se han cogido de la mano de toda una tribu urbana anarquizante que sólo busca la inestabilidad social. Los socialistas han pasado la frontera de la congruencia y de la coherencia, se han encontrado, gracias a su propio esfuerzo, en el terreno de las formaciones marginales cuyo único objetivo es la "movida callejera".

Hace algún tiempo que los socialistas están trabajándose este "jardín". Comenzó con la entrega de los Goya, ha seguido con las manifestaciones contra Aznar y ahora se centran en las manifestaciones de estudiantes que están llenando de insultos, pintadas y pedradas las calles de media España. Pero no acaba ahí todo, puesto que ahora ya hemos entrado en una dinámica muy peligrosa de la intransigencia y del dogmatismo. El asalto a Instituciones del Estado como el Congreso de los Diputados, el ataque a distintas sedes del PP y los actos de boicot a las comparecencias públicas de los candidatos populares son gestos de una gravedad extrema. EL PSOE parece dispuesto a romper la baraja. Lo que los socialistas no hicieron en los años de la UCD, parecen dispuestos a hacerlo ahora. Su único escenario, la calle; su única obsesión, la revuelta; su único objetivo, la pancarta.

El PSOE ha entrado en una dinámica incomprensible para un partido que quiere gobernar España. Y el PP, aunque algo tarde, ha reaccionado. Lo que está haciendo el Partido Socialista es jugar con fuego. Y ya ha comenzado a quemarse.

Los aliados españoles de Sadam
EDITORIAL Libertad Digital  22 Marzo 2003

Quizá uno de los grandes méritos atribuibles a José María Aznar es que, en España, la extrema derecha es puramente testimonial. Un partido con la fortaleza del Frente Nacional de Le Pen en Francia es hoy impensable en nuestro país, ya se halle el PP en el Gobierno o en la Oposición. Y hasta hace bien poco, mientras el PSOE disfrutó del poder y mientras creyó tarea más o menos fácil el recuperarlo a corto plazo, la extrema izquierda, representada por IU, llevaba camino de convertirse en una fuerza extraparlamentaria.

Llamazares ha convertido su partido en la sucursal española de esa nueva Komintern constituida por el Foro Social Mundial, que, al igual que la de los años 30, se encarga de la fabricación en serie de la propaganda y de las mistificaciones antiliberales, así como de la organización de las campañas de agitación destinadas a presionar y socavar por medios antidemocráticos –también hoy con la excusa de la paz, de la libertad y del humanitarismo– a los gobiernos legítimos que no se pliegan a sus deseos. Izquierda Unida jamás ha ocultado su fobia por todo lo que significan los EEUU, pues su máxima aspiración política es implantar en España el “modelo referencial” castrista.

Por ello, es imposible acusar a Llamazares de incoherencia cuando insta desde sus terminales de agitación y propaganda –extendidos sobre todo por el mundo de la educación pública y de la cultura subvencionada– a una rebelión abierta contra el gobierno legítimo del PP con la excusa de la guerra contra Irak. La destrucción o el apedreamiento de las sedes del partido del Gobierno; el acoso, la negación de la palabra y el insulto a sus líderes y candidatos; el anunciado boicot –el próximo día 27– a los servidores de Internet del PP; incluso la infamia de llamar a Bush, Blair y Aznar “asesinos” coreando al mismo tiempo “Sadam te quiero, Sadam yo te adoro...”; todo vale con tal de desacreditar a Aznar y crear una sensación de “espontáneo estallido social” en contra del Gobierno. Al fin y al cabo, como todo partido antisistema, Izquierda Unida no aspira a gobernar en una democracia liberal, sino a sustituirla por otro tipo de “democracia”.

Sin embargo, José Luis Rodríguez Zapatero, impaciente por alcanzar la cima del poder, se ha embarcado en una peligrosa deriva antisistema a la sombra de Izquierda Unida, dando alas y legitimidad a los planteamientos antidemocráticos de una extrema izquierda moribunda hace sólo unos pocos meses. Que el PSOE, el único partido que está en condiciones de ofrecer una alternativa democrática al PP en el marco de la Constitución, diga por boca de Zapatero que “defenderá cuantas iniciativas se promuevan en todos los ámbitos e instituciones a favor del cese de las hostilidades en el menos tiempo posible”, ofreciéndose como correa de transmisión y altavoz de IU y de la nueva Komintern, es motivo de grave preocupación. Sobre todo cuando en su acercamiento a la extrema izquierda internacional, Zapatero olvida deliberadamente cuál fue la política de su partido en el gobierno.

Acusar a Aznar de desautorizar al Consejo de Seguridad de la ONU (“la única expresión hasta ahora de la democracia mundial”) y al mismo tiempo intentar ocultar que el PSOE, en la crisis de Kosovo, se congratuló de arrumbarlo –entonces con razón, cuando Javier Solana era secretario general de la OTAN– como una reliquia de tiempos pasados sin que entonces importasen tanto las víctimas de la guerra emprendida para detener el genocidio de los kosovares, es una muestra de incoherencia imperdonable en un dirigente político que aspira a gobernar España.

Pero que Zapatero apoye –directa o indirectamente, con la esperanza de acelerar su llegada al poder – a un psicópata criminal como Sadam Hussein –quien ya ha demostrado que ocultaba abundancia de armas prohibidas por la ONU (que jamás hubieran encontrado los inspectores) lanzándolas sobre Kuwait– exigiendo al Gobierno la retirada de su apoyo a la coalición internacional (que ya integran cuarenta países) sin otro argumento más sólido que el de las víctimas inocentes de los bombardeos –los crímenes de Sadam no cuentan– le descalifica completamente como futuro gobernante, rebajándolo al nivel de un vulgar agitador antisistema.

Aznar y sus medios de incomunicación
Federico Jiménez Losantos Libertad Digital  22 Marzo 2003

Nunca un Gobierno legítimo de España –desde luego, ninguno en democracia- ha tenido una posición más sólida en un conflicto internacional y ha estado, sin embargo, tan radicalmente desasistido de los medios de comunicación como éste del PP. Tanto en los medios llamados públicos –radio y televisión– como en los privados, la oposición al Gobierno es abrumadoramente mayoritaria y esa oposición no se basa en criterios morales, por mucho que se exhiban, ni en argumentos políticos, de los que la oposición a Aznar se ha mostrado, debate tras debate parlamentario, pavorosamente deficitaria. Al revés: esta enemiga generalizada al Gobierno del PP se basa, precisamente, en la conciencia de su debilidad y aislamiento ante la opinión pública y se refuerza por la convicción de que, aunque Aznar tuviera más razón de la que tiene, para cualquier medio y casi cualquier periodista es mucho más rentable atacarlo que defenderlo.

Estamos ante la primera cosecha mediática de lo que Aznar ha sembrado concienzudamente durante los tres últimos años. Tenemos ante nuestros ojos la prueba de la luctuosa soledad y la patética fragilidad del liberalismo español para convencer a la opinión pública en favor de sus principios y en favor de un Gobierno seriamente liberal-conservador, por mal nombre centrista. Y si bien es harto improbable que el Faraón monclovita reconozca como suyos los amargos frutos de su dimisión intelectual y moral, es inevitable que en su partido no se observen los pavorosos resultados de una política de medios de comunicación que, desde 1989 (como denunciamos en los ensayos Aznar y el poder y Aznar y los medios de comunicación, publicados en La Ilustración Liberal y recogidos en el libro Con Aznar y contra Aznar) ha utilizado todos los resortes del Poder para combatir a los que desde medios privados e independientes defienden una idea liberal de España en todo coincidente con el programa del PP pero no sujeta a la obediencia perruna que Aznar exige a los medios y a los empresarios del gremio o asimilados para favorecerlos o, al menos, respetarlos.

Los hechos hablan por sí mismos: sólo ABC en la prensa de papel, la COPE parcialmente en radio y Libertad Digital en Internet defienden sistemática y argumentadamente la causa de los aliados y, por ende, la posición del Gobierno en la guerra de Irak. Casualmente, tres medios distinguidos por la inquina y la persecución de Aznar y su Gobierno, aunque sean los favoritos de sus votantes o acaso por eso mismo. En cambio, el empresario privado más favorecido, Jesús de Polanco, al que Aznar ha concedido el “monopolio perfecto” de la televisión de pago para una década, compite con el medio al que más fondos públicos dedica su Gobierno, las televisiones públicas, en el linchamiento de su postura y el respaldo a la oposición radical y demagógica del PSOE, Izquierda Unida y los nacionalistas. En cuanto a las dos cadenas privadas de televisión, Tele 5, propiedad de Berlusconi, ataca con ecuánime ferocidad la postura de los Gobiernos italiano y español. Y Antena 3 (con Onda Cero) está en venta, suponiéndose que Telefónica la deja en manos de amigos mediáticos del Gobierno, es decir, que puede seguir como hasta ahora: entre la indiferencia hostil y la calculada hostilidad. Es lógico: el Gobierno sólo aprecia mediáticamente a quienes lo desprecian.

El balance es –o debería ser– aterrador para alguien menos poseído de sí mismo que Aznar y para un partido menos poseído por Aznar que este PP de la guerra de Irak. A lo único que aspiran uno y otro es a que la guerra termine antes de las elecciones y a que la gente olvide en diez días la propaganda anti-Aznar de diez semanas. Pero, al margen de que la guerra contra el terrorismo durará muchos años, si éste o cualquier otro gobierno no es capaz de defender su postura durante una guerra, ¿cómo suponer que podrá hacerlo cuando termine? ¿Y dónde? ¿Desde qué prensa, desde qué radio, desde qué televisión? La abrumadora mayoría mediática en contra del Gobierno español y, hasta extremos racistas y abiertamente totalitarios, en contra del norteamericano, ha convertido ya al primer partido de España, el PP, en un apestado político, cuyas sedes se asaltan y cuyos dirigentes son públicamente llamados “asesinos” sin que reaccionen y sin que los medios supuestamente “afines” se movilicen y lo movilicen en su propia defensa.

Los medios de comunicación de Aznar lo son de su clamorosa incomunicación. Y lo que él personalmente se ha ganado de sobras, ni lo merece su partido ni lo merece España. Mucho menos la libertad de opinión y la opinión liberal, tan humilladas por Aznar que, en su patética debilidad, constituyen a un tiempo su ruina y su venganza.

El PSE exige al nacionalismo la misma intensidad contra ETA que contra la guerra
Los socialistas rinden homenaje en Orio al concejal Juan Priede al cumplirse un año de su asesinato
JORGE SAINZ/ORIO El Correo 22 Marzo 2003

El PSE-EE pidió ayer al nacionalismo y a la sociedad vasca que se movilicen contra ETA «con la misma o mayor intensidad» con la que se manifiestan en rechazo a la guerra de Irak. Los líderes socialistas vasco y guipuzcoano, Patxi López y Manuel Huertas, respectivamente, coincidieron en esta demanda en el homenaje tributado al concejal de Orio, Juan Priede Pérez, al cumplirse un año de su asesinato a tiros por la organización terrorista en un bar de la localidad costera.

Huertas fue el encargado de glosar la figura de Priede, en presencia de sus tres hijos, Juan Carlos, Ana y Javier. El líder del PSE de Guipúzcoa recordó que «la derrota de ETA es una causa antifascista» que debe «movilizar a la sociedad vasca», porque «no hace falta irse a Irak para descubrir la guerra». Huertas denunció que en Euskadi «se está viviendo otra guerra, la que ha declarado unilateralmente ETA a los no nacionalistas, una guerra civil interna más parecida a la de Kosovo, porque es de limpieza ideológica y étnica».

El dirigente socialista lamentó que «la peor guerra que puede vivir un país es aquélla en la que quien te vigila puede ser tu propio vecino». Por ello, denunció la «cobardía de los miserables verdugos» de Priede y «la infamia y la perversidad de quien vigilaba sus movimientos para dar la información a los pistoleros».

Huertas recordó también que el escaño de Priede, único edil no nacionalista del Ayuntamiento de Orio, gobernado por el PNV, todavía no ha sido cubierto, aunque aseguró que «pronto será ocupado» por otro socialista.

«Con el mismo ardor»
Patxi López criticó que los nacionalistas estén «más dispuestos a manifestarse cuando el terror se produce fuera de nuestras fronteras que cuando sucede en casa». Como Huertas, pidió también al lehendakari que «defienda» a las víctimas del terrorismo «con el mismo ardor, entusiasmo y recursos que emplea hoy defendiendo a Batasuna ante su ilegalización».

Los dirigentes socialistas arroparon a los familiares de Priede en el acto de recuerdo celebrado ante su tumba en el cementerio de Orio. Varios ramos de flores y los sones del 'Asturias patria querida' sirvieron para homenajear al edil, nacido en esa comunidad autónoma y que en el momento de su asesinato tenía 69 años. Los hijos, hermanos y otros familiares del concejal, en su mayoría llegados desde Asturias, no pudieron reprimir las lágrimas durante la interpretación del gaitero.

Al homenaje asistieron cargos socialistas como el presidente del PSE, Jesús Eguiguren, el alcalde de San Sebastián, Odón Elorza, o la alcaldesa de Lasarte-Oria, Ana Urchueguía. También acudió Tomasi Peláez, viuda del edil del PSE de Lasarte-Oria Froilán Elespe, homenajeado 24 horas antes en el segundo aniversario de su asesinato a manos de ETA.

Detenido en Francia un veterano pistolero de ETA
ABC 22 Marzo 2003

El etarra José Domingo Aizpurua, «Pitxas», de 51 años, fue detenido ayer en un control rutinario de la localidad vasco francesa de Mauleon por agentes de la Gendarmería que le confiscaron una pistola. Se trata de un veterano dirigente de ETA que, tras ser detenido en tres ocasiones por la Policía francesa, en 1994 fue entregado a España, donde ingresó en prisión aunque poco después fue puesto en libertad provisional. Los tribunales franceses le juzgaron de nuevo en rebeldía en septiembre de 1995 y le condenaron a un año de cárcel por el delito de asociación de malhechores. En otra sentencia dictada por otro tribunal de París, en diciembre de 1995, se anuló la orden de expulsión que había permitido su entrega a las autoridades españolas. Los expertos antiterroristas tenían sospechas de que «Pitxas» se había reincorporado a la dirección de ETA, coincidiendo con la ruptura de la tregua trampa y atendiendo a las consignas de los dirigentes.

Precisamente ayer, la Policía Judicial registró en Burdeos un piso que había sido utilizada por un hombre y una mujer de ETA y en cuyo interior se encontraron dos pistolas y material informático. El hallazgo fue posible después de que el propietario presentara una denuncia ya que los inquilinos habían desaparecido sin abonarle el alquiler de los últimos dos meses. Al parecer, los etarras se marcharon a mediados de enero. El abandono de las pistolas y del material informático hace sospechar que los etarras se marcharon precipitadamente, tal vez al sospechar que podían estar siendo vigilados.

3.- Sadam Husein: Un reactor llamado "O´Chirac"
César Vidal Libertad Digital  22 Marzo 2003

La URSS había dado muestras de que no tenía especial interés en convertir a Irak en una potencia y se negó a seguir apoyando al programa nuclear de Sadam. Entonces vino en su ayuda su aliado preferente: Francia. A esas alturas de su avance hacia el poder, Sadam Husein había trabado una enorme amistad con Jacques Chirac, el primer ministro francés.

Su entendimiento venía desde 1975, cuando Irak había comprado los Mirage F-1 a Francia. En el curso de aquella visita, Chirac, muy astutamente, había llevado a Sadam a visitar Provenza y de manera difícilmente casual le acercó a la central de investigación nuclear de Cadarache, situada al norte de Marsella. El Comisariado de Energía Atómica (CEA) acababa de instalar un reactor experimental de reproducción rápida que tenía el sonoro nombre de Rapsodie. El artefacto tenía un enorme interés porque permitía transformar el uranio en plutonio, susceptible de utilizarse para armamento nuclear. Sadam quedó encantado con la visita y los franceses se ofrecieron a venderle un reactor experimental (Osiris) y un modelo a escala (Isis). Los dos podían producir plutonio destinado a la fabricación de armamento nuclear. La oferta era tentadora y Sadam estuvo dispuesto a aceptarla si además Francia se comprometía a hacerle entrega, en el momento de la puesta en marcha, del combustible para que el reactor pudiera funcionar durante un año. Chirac aceptó a cambio de que Irak realizara nuevas concesiones petrolíferas, importara automóviles galos y siguiera comprando armas francesas.

De esa manera, el futuro presidente francés contribuía de manera decisiva a convertir un punto especialmente caliente del globo en un volcán a punto de entrar en erupción. El reactor fue bautizado inicialmente con el nombre de Osirak pero, a petición del primer ministro galo, se le cambió el nombre, ya que en Francia lo denominaban burlonamente O´Chirac. Los ahora llamados Tammuz I y Tammuz II debían aportar a Sadam la posibilidad de construir varias bombas atómicas como las que destruyeron Hiroshima.

Chirac — “monsieur Irak”, como le denominaba la comunidad financiera gala— iba a convertirse en aquellos tiempos en el factótum de una serie de acuerdos con Bagdad que incluían, además de las armas, plantas petroquímicas y de desalinización, un aeropuerto e incluso el metro de la capital. El texto del tratado de cooperación nuclear con Francia no se hizo público hasta ocho meses después de su firma, en noviembre de 1975. En una de sus cláusulas se estipulaba que ningún judío —lo fuera racial o religiosamente— podía participar en el programa. Se trataba, sin duda, de una violación de la ley francesa, pero no parece que la cuestión inquietara especialmente a Chirac. Como es fácil suponer, cuando la comunidad internacional conoció la noticia llovieron las críticas —lamentablemente sólo las críticas— sobre Francia. En previsión de posibles problemas, en 1979 Sadam concluyó un tratado de cooperación nuclear por diez años con Brasil y negoció la compra de cuatro laboratorios nucleares con Italia.

El programa de armamento nuclear de Sadam fracasó gracias a la intervención de Israel —un tema que trataremos en un próximo Enigma— pero no resulta difícil imaginar las consecuencias trágicas que se hubieran derivado de su éxito y más cuando, por ejemplo, durante el verano de 1978, la mano de Sadam estuvo detrás de atentados terroristas que se cometían prácticamente cada semana. En el curso de la década siguiente, Sadam Husein se convirtió además en un generoso financiador de grupos terroristas. En primer lugar, por supuesto, estaban los palestinos. A la vez que invitaba a Arafat a formar parte del Gobierno iraquí como ministro para Asuntos Palestinos, Sadam financiaba a Abu Nidal y a Wadi Haddad. A continuación iban el PKK kurdo, los Hermanos musulmanes de Siria e incluso el ayatollah Jomeini, todavía en el exilio. Este último personaje iba a tener un papel especial y paradójico en la vida de Sadam Husein. En 1978, a petición del shah, Sadam expulsó a Jomeini del sur de Irak, donde había vivido varios años como exiliado. Lo hizo en el peor momento porque en febrero de 1979, el ayatollah entraba triunfante en Irán ya no como desterrado agradecido sino como enemigo resentido. Sadam Husein decidió dar entonces un paso decisivo. Presionó al número uno del régimen, Ahmad Asan Al-Bakr, para que abandonara el poder. Bakr cedió y en la víspera de la celebración anual de la revolución del 17 de julio designó a un Sadam Husein, de cuarenta y dos años, como su sucesor y nuevo presidente de Irak.

El largo camino hacia el poder había concluido. En él no habían intervenido ni la CIA, ni los Estados Unidos —que no reanudarían relaciones diplomáticas con Irak hasta 1984— ni Gran Bretaña. Había sido durante los primeros años una consecuencia de la peculiar política iraquí, del apoyo de Bakr y de la astucia de Sadam Husein pero luego había contado con dos valedores que no iban a abandonarlo en los siguientes años: la URSS y Francia, una Francia en la que disponía del apoyo valiosísimo de Jacques Chirac.

"Profesores para la Democracia" exigen a Tugores que revele las subvenciones a grupos violentos
Libertad Digital  22 Marzo 2003

Tugores ha tratado de rectificar en una nota en la que vuelve a poner a las víctimas como agresores. El veto a Gotzone Mora para pronunciar una conferencia en la Universidad de Barcelona está destapando datos sorprendentes. Entre ellos, posibles subvenciones de la UB a grupos violentos catalanes.

Por medio de un comunicado entregado a la agencia de noticias Europa Press, la plataforma aclara que "la invitación a Gotzone Mora para participar en unas jornadas sobre La universidad por la paz no es un cambio en la actitud del rector, sino resultado de una nueva petición cursada por Profesores para la Democracia el 17 de marzo pasado".

Añaden que "el contenido calumnioso de la nota, al presentar a los agredidos como agresores, no significa otra cosa que el encubrimiento de las responsabilidades de los verdaderos grupos violentos (CEPC, Alternativa Estel) a los que la Universidad de Barcelona subvenciona generosamente, y constituye la evidencia definitiva de la complicidad de Tugores con estos grupos a los que proporciona total impunidad".

Además anuncian recursos: "con el fin de impedir que el rector Tugores siga presentando a las víctimas como verdugos, Profesores para la Democracia, además de la presentación de un recurso contencioso-administrativo contra la resolución del rector Tugores por la que prohibió la conferencia de Gotzone Mora, presentará una denuncia por las agresiones sufridas por el profesor Fernando Savater para que el rector Tugores, cumpliendo con las obligaciones de su cargo, cese en su actitud de conceder la impunidad a los integrantes de estos grupos violentos y no pueda zafarse de la obligación de exigir las responsabilidades de los que horas antes de su agresión a Fernando Savater estuvieron negociando con el propio Tugores el grado de violencia que emplearían".

Subvenciones a grupos violentos
Profesores para la Democracia "emplaza públicamente al Rector Tugores para que revele a la comunidad universitaria y a la ciudadanía la cifra a la que ascienden las subvenciones otorgadas por la Universidad de Barcelona a esos grupos violentos (BEI, CEPC, Alternativa Estel) durante los últimos cinco años; exigiéndole explicaciones acerca de su autorización días después de la prohibición de la conferencia de Gotzone Mora de un acto en la Facultad de Filología organizado por los agresores de Fernando Savater (la llamada coordinadora de Estudiantes de los Países Catalanes) y en la que participaron diversos profesores de la UB".

Añaden que "con sus últimas declaraciones el Rector Tugores no hace sino imitar la acostumbrada y miserable estrategia utilizada por el nacionalismo vasco de equiparar, tras silenciarnos, a los que defendemos los valores constitucionales y mostramos nuestra solidaridad con las víctimas de la barbarie, procurando que su voz sea oída en la universidad".

Aznar no está solo
Mª Concepción Monsó Pons/Mungia-Vizcaya Cartas al Director El Correo 22 Marzo 2003

Ya está bien. Aznar no está solo, ni mucho menos. Y hasta Chirac dice ahora que Francia participará militarmente si Irak utiliza armas químicas. Los alemanes también permiten su territorio como base a las fuerzas militares americanas y Bélgica ya nos dirá. Solos están Llamazares y Zapatero y los actores que cobran sus sueldazos de nuestros impuestos y por unos votos intentan vendernos una seguridad ilusoria. Pues libres de actos terroristas no estamos ni estaríamos por mucho que se hiciera lo que piden ellos, ya que Sadam es sólo amigo de sí mismo. Por cierto, una idea para el señor Madrazo, PNV, EA y Odón Elorza: ¿por qué no ofrecen a Sadam asilo político? El señor Madrazo le podría facilitar una vivienda de protección oficial y el Gobierno vasco, escoltas para su protección. ¡Ah!, y los obispados vascos los podrían escuchar y ayudar por ser unas pobres víctimas perseguidas por gente inhumana.

Era mucho peor
Iñaki Ezkerra/Bilbao Cartas al Director El Correo 22 Marzo 2003

Cuando escribimos sobre las víctimas del terrorismo siempre hay quien nos acusa de dramatizar y a veces interiorizamos ese reproche. Nos quedamos cortos por miedo a excedernos de dramáticos. En mi artículo del lunes, dedicado a Domingo Durán, traté de imaginar cómo había sido la vida de ese policía nacional tras el atentado que lo dejó tetrapléjico. Ese mismo lunes este diario publicaba una desgarradora entrevista con su viuda por la que supe que, en efecto, me había quedado corto una vez más. Yo imaginaba a Domingo Durán en una silla de ruedas y mirando al horizonte, pero al leer esa entrevista supe que pasó esos ocho años postrado y que ni siquiera se pudo permitir ese pequeño alivio. Supe que había sido mucho peor que como yo lo imaginaba y pensé que no era peor por casualidad sino porque siempre es mucho peor la realidad de las víctimas de lo que podemos imaginar. Creo que es muy importante que nuestra prensa publique entrevistas como aquélla sobre una tortura -la de un hombre inmóvil- que fue tan real como inimaginable. Porque ya se publican demasiadas fotos de Otamendi haciendo flexiones en el Parlamento vasco.

La Fundación para la Libertad convoca el domingo un acto de apoyo a Ibarrola por los ataques
Redacción - Madrid.- Libertad Digital  22 Marzo 2003

El Gobierno Vasco manifestó ayer «su más rotunda condena y su repulsa» por las nuevas amenazas de muerte que ha recibido el pintor Agustín Ibarrola y los ataques que de nuevo se han perpetrado contra el bosque de Oma. «Quienes han asaltado el bosque de Oma nuevamente y quienes han insultado y señalado a Agustín Ibarrola como un objetivo para que ETA cometa un atentado están socavando los principios más elementales de la convivencia de un pueblo», manifestó el Ejecutivo vasco en un comunicado. Asimismo, instó a defender «la repulsa contra la intolerancia y la violencia de forma permanente».

En esta línea, todos los grupos parlamentarios vascos, a excepción de Batasuna y encabezados por el presidente de la Cámara de Vitoria, Juan María Atucha, suscribieron un comunicado en el que muestran su condena y repulsa al ataque. Las muestras de solidaridad con el artista vasco también llegaron de la Fundación para la Libertad, que ha preparado para el domingo un encuentro en el municipio vizcaíno donde se ubica el famoso bosque pintado de Ibarrola en el que aparecieron mensajes como «Ibarrola español, ETA mátalo».

Recortes de Prensa   Página Inicial